www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4576430
Para todos los públicos Para todos La 2 - 21/04/18 - ver ahora
Transcripción completa

¿Qué tal? Hoy tenemos para todos una actualidad social variada.

Empezaremos con la labor que realiza el colectivo 5W.

Descubriremos qué hacen comunidades indígenas de EE. UU.

para recuperar identidad y dignidad.

Después reflexionaremos sobre si hay que tener miedo a la tecnología.

Para terminar, plantaremos cara a la adversidad recordando

qué es la resiliencia y cómo entrenarla.

¿Estamos todos? Pues empezamos.

(Música)

Uno de los grandes descubrimientos contemporáneos, el plástico,

se está convirtiendo en uno de los grandes problemas.

Vertederos de todo el planeta acumulan millones de toneladas.

Existen continentes de este material sumergidos en los océanos.

La naturaleza es muy sabia y, al parecer, tiene la solución.

Un equipo de científicos británicos ha creado una enzima

que se come el plástico más básico. Ahí va otro descubrimiento:

un gusano que se alimenta de basura sintética.

Hoy no podríamos entender el mundo sin plásticos.

El problema surge cuando hay que desecharlos.

La bióloga Federica Bertocchini atisba una solución

a la gestión de residuos plásticos gracias a sus colmenas de Cantabria.

El acero y los plásticos tienen mucho que ver.

Hemos descubierto que los gusanos de la sierra pueden biodegradar

el polietileno: el plástico de los envases o bolsas de basura.

Si ponemos 100 gusanos en una bolsa de plástico por una noche, 12 horas,

pueden degradar hasta no más de 2 mg de polietileno.

El descubrimiento fue casual. Soy apicultora.

Al limpiar las colmenas me encontré con esos gusanos.

Los puse en una bolsa de plástico y en un rato la bolsa de plástico

estaba llena de agujeros y los gusanos, fuera de la bolsa.

Desde ahí decidimos empezar una línea de investigación.

-La cera y el polietileno son... se puede decir esquemáticamente

que son básicamente la misma estructura,

pero el tamaño de la molécula de la cera es mucho más pequeñito.

-Tiene sentido que el gusano haya desarrollado, evolucionado

un mecanismo para romper un legame químico de polietileno.

-La cera, como otros materiales que son biobasados, tienen

estructuras similares a los plásticos tradicionales

como pueden ser el polietileno o algunos otros plásticos.

La ventaja que tiene, que hemos encontrado,

se han encontrado hace tiempo que tienen esta similitud,

es que se pueden dar aplicaciones

de estos materiales biopoliméricos o biobasados,

a aplicaciones que en la actualidad damos a los plásticos tradicionales

como el polietileno.

-En general están compuestos de átomos de carbono,

hidrógeno y oxígeno, básicamente.

Hay otros átomos, por ejemplo el policloruro de vinilo tiene

átomos de cloro. -Están compuestos de macromoléculas.

Estas macromoléculas se unen unas con otras como un collar de perlas

y forman una... forman una estructura muy grande,

lo que llamamos polímeros, más conocidos como plásticos.

Estos plásticos, generalmente, derivan del petróleo.

-Solo se utiliza un 4 % de la producción de petróleo

para fabricación de plásticos. Incluso este 4 %

no es petróleo, sino el subproducto de las refinerías petrolíferas.

Se puede decir que el primer paso de fabricación de plásticos

es una reutilización y reciclado de residuos de otras fábricas.

El polietileno, desde el punto de vista de su degradación, es

uno de los que más tardan en degradarse.

No es biodegradable. Se puede decir que son

alrededor de 300, 300 y pico millones de toneladas métricas

en el mundo, al año.

-El polietileno es una molécula muy resistente

que no se degrada con facilidad en la naturaleza.

Nosotros hemos descubierto un mecanismo para la degradación

justamente en la naturaleza.

Toneladas de plásticos para eliminar con millones de gusanos,

lo que podría suponer una plaga y una cantidad de residuos

aún más contaminantes. La solución está en el estómago de los insectos.

Los mecanismos moleculares no los conocemos.

Pero sabemos que la cera a una estructura molecular que no es

muy diferente de la del polietileno. Queríamos...

aislar la molécula y producirla a escala industrial.

La naturaleza nos brinda una solución.

Aunque se abre una nueva puerta al tratamiento de residuos plásticos

todo será insuficiente si no nos concienciamos

de que de su gestión depende

que el planeta no se llene de basura.

Hablemos de personas y de periodismo;

en concreto de esta revista: "5W".

A menudo, los reporteros de este medio nos trasladan

situaciones conflictivas, violación de derechos humanos,

catástrofes, injusticias. Esta vez, sus escritores y fotoperiodistas

han querido mostrar otra realidad más amable y menos cruel:

cómo disfruta la gente a pesar de contextos tan difíciles.

Anna Surinyach, editora gráfica,

y Maribel Izcue, una de las periodistas de la revista.

¿Qué tal? Bienvenidas. (AMBAS) Hola.

Haciendo honor a vuestro nombre os voy a hacer cinco preguntas,

cinco w. Empezamos por la primera, que es el qué.

Como decíamos, la diversión.

¿Por qué es el tema de un número que, por otra parte, es anual?

Hemos... El número, en papel, es siempre anual.

Los dos anteriores, es el tercero, habíamos escogido

temas como presentabas al principio, enfocados en el conflicto,

en las leyes. Esta vez queríamos como dar una vuelta de tuerca

a la información internacional. Creímos que hacerlo

bajo el paraguas de diversión era una manera.

La diversión, al final, es una necesidad de todo el mundo,

independientemente del contexto en el que se encuentre.

Creíamos que hablando de los contextos en que viajamos,

que normalmente son contextos con crisis humanitaria o conflicto,

pero hablando de estos contextos a través de la diversión hacíamos...

humanizábamos a la gente y le dábamos otra vuelta.

Tendemos a ver a esta gente como víctimas

y queríamos mostrarlos como humanos.

Las imágenes de los conflictos son muy duras, hablan por sí solas.

También darle la vuelta, como decía Anna, y buscar

esa imagen que lo cuente todo o que lo cuente casi todo

también es difícil. No tienes suficiente con contar

cosas muy áridas, muy tristes que después piensas:

"A ver cómo voy a contar yo eso". Efectivamente.

La diversión es algo tan universal...

Haciendo este número nos dimos cuenta de que la puedes encontrar

en los contextos más variados y es algo que compartimos todos.

Lo utilizamos como una vía para contar cómo se vive

y qué cosas están pasando en sitios más o menos conocidos

desde una perspectiva diferente, cambiando lo que habíamos hecho.

Como decías, los primeros números tocan temas más duros

como qué pasa después de la guerra o las leyes del mundo.

En este tercero quisimos darle una perspectiva más lúdica.

Otra pregunta: ¿cuándo? La revista la edita un colectivo ambulante

con ganas de escribir y fotografiar el mundo.

¿Cuándo surge o cuándo, realmente, podéis formar este colectivo?

El proyecto llevaba muchos años gestándose.

Desde que hablas de un proyecto hasta que se hace realidad

pasaron muchos años, pero el nacimiento fue en 2015.

Nos juntamos ocho periodistas y un programador web,

muy importante el programador web, para montar este medio.

Lo que queríamos era simplemente contar esas historias

que queríamos meter en medio si veíamos que no tenían

el espacio necesario para contarlas bien;

pues montar un medio donde lo podíamos contar.

Aquello que, cuando llegas, siempre cuentas a los más cercanos:

pues esto, pasa esto. Y te dan el espacio suficiente para contar

el contexto y entender más allá de los titulares.

Por eso salió este medio. Vamos con el quién, ¿de acuerdo?

En el caso de Maribel, publicas "Equipo cementerio".

Es el titular. Detrás hay un ejemplo de diversión entre la muerte.

Sí, es... Bueno, esta fue una historia

que no teníamos en mente hacer. Yo estaba en Manila

con el fotoperiodista Santi Palacios y estábamos cubriendo

la guerra contra las drogas que está llevando a cabo

el presidente filipino Rodrigo Duterte.

Es brutal. Van 10 000 muertos en dos años. Estábamos

muy cerca de familias que habían tenido a víctimas.

Un domingo por la tarde estábamos en un cementerio

en uno de los barrios más pobres de Manila.

Fueron entierros de personas asesinadas en este contexto duro,

uno detrás de otro. Cuando se fue todo el mundo, las comitivas,

nos quedamos un rato más, Santi sacando fotos; y de repente oímos

gente gritando, riéndose y dijimos: "Esto ¿qué es?"

Era un grupo de chicos que montaron una red de voleibol

entre nicho y nicho. Son bloques de nichos allí en mal estado.

La habían extendido y jugaban con un... Realmente se les veía

divirtiéndose y dijimos: "Pero esto ¿qué es?"

Entonces empezamos a hablar con ellos y nos contaron

que son gente que vive en el cementerio,

familias muy pobres que como no tienen donde vivir

han levantado sus chabolas en el terreno del cementerio.

Decidieron formar un equipo de voleibol. Como no tienen

campo de entrenamiento entrenan allí todos los días.

Es un ejemplo de diversión en este contexto tan duro.

Ahí me respondes también a dónde. ¿Dónde se pueden encontrar

estas maneras diferentes de ver el mundo? En un cementerio.

Otra pregunta: ¿por qué? Aprovecho una cita de Plàcid García-Planas,

de un periodista, que cuenta lo siguiente: "La guerra contiene

una inconfesable dosis de diversión para los corresponsales".

Ahí es dónde os pregunto por qué. ¿Es cierto eso?

(RÍE) Interpretar a Plàcid es difícil, pero yo creo

que sí tiene cierta razón. El texto de Plàcid es interesante leerlo.

"Dolor y gozada" se llama. Se llama "Dolor y gozada" y habla

de esto, de esta diversión que no se habla,

que te produce ira en contextos de esto como profesional.

No se habla de esto porque no queda bien hablar de esto.

Sí es verdad, yo no sé si llamarle diversión, pero algo te engancha

y necesitas volver al sitio. No creo...

Para alguna gente es adrenalina. Yo no creo, para mi caso particular,

que sea solo la adrenalina, pero sí esa necesidad de conocer más,

de conocer más gente, de estar con ellos y estar permanentemente

en contextos de estos. Creo que sí que hay algo,

en mucha parte del periodismo internacional,

que es esta necesidad de ir y volver y volver.

Eso me lleva a preguntaros cómo. Le añado una sexta, es la última.

¿Cómo se puede hacer eso? ¿Cómo os financiáis?

Esa es una gran pregunta. Hacemos periodismo internacional,

que es el más caro. Nos financiamos a través de suscriptores.

Los suscriptores nos permiten hacer este trabajo y ser independientes;

no depender ni de publicidad ni de grandes corporaciones ni nada.

Tenemos unos 2300 suscriptores, gente que paga

por el acceso a la web y por recibir la revista

y otra publicación que hacemos anualmente.

Son nuestra principal y gran vía de financiación.

Vuestros "business angels", vuestros ángeles.

Sí. De hecho... Siempre dicen que la teoría...

El nombre de la revista sale de las cinco w del periodismo,

que son estas cinco preguntas que nos has hecho,

y el cómo siempre queda como la sexta w.

Ahora hemos lanzado un proyecto, esta semana lo hemos lanzado,

que es la sexta w: el "how". Es una plataforma de crowdfunding

con la que pretendemos financiar coberturas internacionales.

La gente vota cuál es la que prefiere.

Hemos puesto 15. La gente vota una. Ahora votan por zonas, luego una.

Luego pediremos que se financie esa cobertura. A ver qué tal va.

Muchísimas gracias a Anna Surinyach y a Maribel Izcue

por esta labor que hacéis, que ha recibido

el Premio Ciutat de Barcelona por ayudar a entender

esta sinrazón que son los conflictos y las guerras en el mundo.

Gracias. (AMBAS) Gracias.

Seguimos. Ahora es turno para la innovación ciudadana

con Antonella Broglia.

(Música)

En la sección de Innovación Social hablaremos de derechos y bienestar

de los pueblos indios en EE. UU. Empezaremos hablando

del pueblo navajo. Antonella, ¿qué nos cuentas?

Es una iniciativa que se origina en Nuevo México.

Es una mujer al mando: Denisa Livingston.

Denisa es consciente de lo que le pasa a su pueblo.

Es obesidad y diabetes a causa de una pobreza,

de falta de disponibilidad de comida fresca y sana

y una disponibilidad excesiva de comida basura.

Lo que hace es una iniciativa única en la historia. Los navajos,

por su sistema de gobernanza, tienen la posibilidad de proponer leyes.

Ella propone, y consigue que se proclame por primera vez,

una ley para aplicar un impuesto sobre la comida basura.

Es una cosa histórica.

Permite visibilizar esta cuestión.

La comida mala está disponible para todos de una forma muy fácil

en los supermercados, los bares... Y es barata.

Mientras que la comida sana estaba penalizada

con un impuesto del 5 %. Ellas hacen una ley novedosa a nivel mundial

que es impuesto sobre la comida basura para que sea más cara.

Dos: consigue quitar el impuesto del 5 % sobre la comida sana.

Tres: lo que hace con este dinero recogido en estos impuestos

crea iniciativas para activar la producción de sistemas

para cultivar o para crear comida fresca.

Por tanto consigue visibilizar todas estas cuestiones

a nivel mediático. Lo que hace es muy novedoso.

Su abuelo la influye extraordinariamente en su activismo.

El abuelo había muerto en una de estas minas de uranio

donde los indios tenían que trabajar durante la Guerra Fría.

Le había enseñado a su familia la importancia de reivindicar

y hacer respetar los derechos de esas comunidades.

El pueblo navajo es importante en EE. UU. porque es

la comunidad indígena mayoritaria. Casi 300 000 personas la forman.

Seguimos hablando del bienestar de los indios en EE. UU.,

del pueblo, la nación india; concretamente de un proyecto

de Nick Tilsen; ¿no, Antonella? Sí, en Dakota del Sur.

Es muy interesante porque Nick intenta ir a las causas

que generan el desempleo, el alcoholismo,

la falta de implicación con las cuestiones públicas

y el desencanto de los jóvenes de la población india.

¿Cómo reactivar a estas personas para hacerlas responsables

de su propio futuro y sus trabajos, de su propio empleo?

Crea una comunidad, una corporación, una comunidad en Thunder Valley,

en Dakota del Sur, donde intenta reactivar a estos jóvenes

haciéndolos responsables de su propio futuro.

Una de las grandes actividades es volver al principio, es decir

conocer y reconocer la tradición profundamente espiritual y sagrada

de poblaciones indias de EE. UU., recuperar esos valores profundos

de grandísima dignidad, de heroísmo y de valor.

A partir de ahí darse cuenta de que esto los jóvenes de ahora,

tan desencantados, son los herederos de una cultura potentísima.

¿Qué puede ser un ejemplo de valores incluso para fuera del entorno?

Las relaciones intergeneracionales. Esto es muy importante.

Este es uno de los grandes retos que él afronta.

Consigue que los ancianos le apoyen, que es igual de excepcional.

Él consigue que estos jóvenes vean que su dependencia económica

depende de ellos y que el emprendimiento es

más importante que el asistencialismo

y les ayuda a crear empresas. Crea la primera empresa, corporación,

donde es una tribu que la lleva y que es dueña de esa corporación.

Y consigue de verdad que estos mayores,

que los ancianos de las comunidades aprueben a estos jóvenes.

La desorientación y las reacciones polémicas...

Y que apoyen a estos jóvenes. Claro. El problema a la resistencia

él no lo encuentra solo en las agencias federales;

las encuentra en su propia comunidad,

sobrepasar ciertas tradiciones. O sea que la tradición no rechace

al emprendedor. Sí, precisamente.

Para que estos jóvenes puedan tener un apoyo para empezar

dentro de sus comunidades.

Es muy interesante lo que hace porque él todo esto

lo empieza a preparar cuando hace un gran viaje por EE. UU.

para escuchar las historias de las poblaciones indias por ellos,

no mediatizadas por los medios, la política o la ideología.

Se da cuenta de la base cultural que hay para rescatar.

Es muy reconocido. Obama, en varias ocasiones, reconoció

su extraordinaria labor. Su historia es muy buena.

Sus abuelos y sus padres fueron activistas importantes

en estas comunidades. Sus padres fueron los primeros en lanzar

una radio, por primera vez en la historia, dirigida

por una comunidad india.

Y habían luchado contra injusticias que este pueblo sufría,

el encarcelamiento excesivo de los indios.

Él tenía una tradición en la casa, en su familia, que lo había ayudado.

Lo que hace es esta Thunder Valley Community

que es magnífica por cómo puede ayudar a los jóvenes a creer

que ellos son los líderes. Los derechos y el bienestar

de la población india de EE. UU. Gracias, Antonella,

por estas dos iniciativas. A vosotros.

Millones de mensajes por segundo. Otro tanto de fotografías,

consultas, interacciones. La tecnología está aquí,

entre nosotros, nos rodea. Pobre del que no recuerde, por ejemplo,

alguna contraseña. Jorge de los Santos, bienvenido.

Bien hallada, Marta. ¿Hay que temer

a esta indefectible invasión?

Qué pregunta: "¿Hay que temerla?" Siempre la hemos temido.

La tecnología es inherente a nosotros

y es algo inherente, el miedo a ella, que hemos tenido siempre.

Es lógico que la temamos porque condiciona el orden moral.

Nuestra manera de relacionarnos moralmente entre nosotros

no es algo que venga dado; viene subsidiario a la tecnología.

Cuando se inventa, por ejemplo, la capacidad tecnológica

de clonar a un ser vivo, la moral se tiene que adaptar a ello.

Eso da miedo, pero... Eso da miedo porque se trastoca.

Pasa no solo con la clonación. Pasa cuando se inventa el fuego

o la rueda. También hay ese trastoque, esa reorientación.

Luego también nos asusta en cuanto a que se establecen

relaciones de dominio, que podrían ponerse mucho en cuestión:

¿quién domina a quién?, ¿quién depende de quién?

¿El smartphone depende de ti o tú no vives sin tu smartphone?

Seguro. Esa dependencia es lo que da miedo

o es lo que tenemos que cuestionar. Es una de las cosas que da miedo

y una de las cosas que tenemos que cuestionar,

especialmente cuando esa visión utópica de los años 70...

Me acuerdo de cuando era un chiquillo que uno imaginaba,

veías esos anuncios del ama de casa, en ese momento la mujer estaba

en donde estaba, y la veías que nada más llegaba a casa,

tocaba un botoncito, la cocina vacía toda ella, ella se podía dedicar

a sus hijos, a sus lecturas, a sus ocupaciones.

Teníamos esa visión utópica, que la tecnología iba a ponerse

a nuestro servicio, o sea iba a ser un proceso

que no iba a entrar en caos, que iba a ser racional

y se iba a poner a nuestro servicio. Eso vemos que no está sucediendo.

La tecnología ha servido para liberar, en este ejemplo,

a la mujer, para dar paso a muchísimas otras cosas.

Ahora esa liberación del siglo XXI, esa es la que cuestionas tú.

(BALBUCEA) Sí, porque ha habido un cambio.

Esto, y no es algo que se me ocurra a mí... Esto ya a Heidegger,

que hace incidencia en dos momentos distintos.

En "El ser y el tiempo" hace incidencia

de esa necesidad ontológica que tenemos de la técnica;

cuando hace referencia, por ejemplo, el tener a la mano.

El ser humano no llega a un sitio y hay cosas que le rodean.

Establece un conjunto, lo que él llama el mundo,

un conjunto de relaciones significantes

que se hacen significantes al ser humano por la practicidad,

por la utilidad técnica que tienen para el ser humano.

Esa es la mundaneidad del mundo; que el mundo no es un objeto,

es algo que se desarrolla en cuanto a relaciones.

Es decir para ser humano o sea es condición ontológica,

es un existenciario, es estar en el mundo para Heidegger.

Hay gente que no puede vivir sin ella, hay gente que vive

en el mundo de la tecnología. Exactamente. Por eso hablar

de relaciones de dominio o no dominio es extraño

porque ya somos en las redes, estamos siendo en las redes.

Entonces ¿podemos vivir sin tecnología?

No, en absoluto. Ya no.

Ni ahora ni nunca. Nunca hemos podido vivir

sin esa capacidad técnica por lo que te decía.

Lo que sí es verdad, y Heidegger eso más adelante lo analiza,

es que ha habido un cambio. Lo que debemos temer no es

la tecnología, es el pensamiento que impulsa esa tecnología.

Eso que Heidegger caracteriza con el término de "Gestell",

es decir de lo dispuesto;

es decir la concepción de que todo a nuestro alrededor es

algo que está a nuestra disposición para satisfacer nuestra necesidad.

La manera en que se presenta... La manera en la que se genera

la tecnología, la manera en la que vemos el mundo,

ese mundo que decíamos que tiene que tener significación,

en la manera en que lo vemos de forma que creamos

que todo está a nuestra disposición. Tú ves una vaca, por ejemplo.

Esa vaca, hoy en día, lo único que conseguimos ver de ella es

carne, piel y leche. Eso supone la destrucción de la vaca:

despellejarla, descuartizarla y ordeñarla.

En temas de consumo, sí. Sí, sí. Naturalmente.

Pero no hay otra forma... Los griegos tenían un término

que era "téchnē", que significaba técnica y arte.

¿Qué se suponía que hacía el ser humano? El ser humano

desvelaba, hacía... Aleteia es como se llamaba la verdad en griego.

Desvelaba las cosas. Para eso necesitaba no solo encontrar

su practicidad, su funcionalidad sino también lo que le suponía,

el sentido que tenía. Había una función estética en la "téchnē".

Ahora hemos llegado a tal punto que, volviendo a la persona,

en según qué circunstancias tienes que demostrar

que no eres un robot, ¿verdad?, en redes.

Ese ejemplo es significativo. Cuando entiendes que todo lo que hay

en el mundo es algo de lo que tienes que extraer,

entiendes que el conocimiento es la manipulación de esa cosa

para tu propio uso, eso no es solo un problema ecológico,

decir: "Vais a destruir el mundo". Tú misma te has convertido,

te entiendes a ti como un útil, como algo que tiene que ser visto

no estéticamente, no sentimentalmente sino como algo

que tiene que devenir práctico. Debe ser una materia tecnificable

para los demás y para el mundo.

Eso no va a parar, un poco para terminar, Jorge.

¿A qué nos va a llevar? Existen las monedas virtuales,

los ciberataques. ¿Cómo nos podemos blindar para seguir diciendo:

"No soy un robot. Soy una persona"? Tecnológicamente...

El tema es ese: no preocuparse. La tecnología es un bien de consumo.

Por eso se ha potenciado brutalmente en los últimos tiempos.

La protección es la protección frente a la tecnología,

a ese impulso, a ese pensamiento, a ese pensamiento ideológico

que impulsa ese tipo de tecnología. Ver el mundo de otra forma.

Muchas gracias. Reflexionaremos sobre lo que has dicho.

Yo también, yo también. Intentaré. Ahora vamos con Patricia Ramírez.

Ella utiliza mucho las tecnologías, pero por una buena causa:

que sus consejos nos lleguen a todos lo antes posible.

Vean lo que nos cuenta hoy sobre la resiliencia.

(Música suave)

La resiliencia es la capacidad de sobreponernos a los baches

y las desgracias de la vida. No es un concepto innato.

Es algo que podemos aprender y en lo que formarnos.

Todos podemos tener esperanza para superar una situación adversa.

Martin Seligman, el psicólogo estadounidense

padre de la indefensión aprendida y que tuvo estudios superrelevantes

en la psicología positiva, dice que hay tres claves que torpedean

el ser resiliente. La primera clave es personalizar

así que el consejo es no personalices.

Personalizar significa echarse la culpa de todo.

Imagínate que te has divorciado y piensas que no has sido

una buena esposa o un buen marido, que es culpa tuya.

Cuando personalizas es más difícil salir de la situación.

La segunda clave es generalizar.

Supone que eso que está torpedeando ahora tu vida

también puede torpedearla el resto, que si no soy buena esposa o marido

también pueda ser mala madre o mala amiga y pierda a mis amigos.

La tercera clave es pensar que algo va a durar para siempre.

Si pensamos que durará para siempre, y el dolor también,

si ahora es horrible y pensamos que siempre será horrible

será mucho más difícil tener esperanza.

Cuando algo es horrible, a pesar de que no se pueda volver atrás,

siempre podemos pensar que el dolor sí va a ser pasajero.

Todos podemos ser resilientes si sabemos cómo.

Hay millones de personas sufriendo y millones de personas

queriendo no quedarse en el camino. Te dejo las tres claves

para convertirte en una persona resiliente.

Aquí las tienen, en nuestra pantalla.

Aquí hemos estado para todos y contentos de hacerles compañía.

Como siempre, les invitamos a repetir.

Nos vemos en La 2 o en nuestros perfiles

en las redes sociales, como quieran.

Hasta el próximo programa. Feliz semana.

(Música créditos)

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Para todos La 2 - 21/04/18

Para todos La 2 - 21/04/18

21 abr 2018

En qué mundo vivimos. Jorge de los Santos analiza si debemos temer a la tecnología. Si la tecnología nos ha deshumanizado.

Psicología. La resiliencia es la capacidad humana de adaptación a situaciones adversas. La psicóloga Patricia Ramírez ofrece tres consejos para ser más resilientes.

Medio ambiente. Científicos han descubierto que un gusano tiene la capacidad de biodegradar el polietileno, uno de los plásticos más utilizados en nuestra sociedad. Una de las científicas, Federica Bertocchini, colocó los gusanos temporalmente en una bolsa de plástico y esta quedó llena de agujeros en pocas horas. Reportaje.

Cooperación. La revista 5W se centra en su última edición en mostrar otra realidad más amable y menos cruel. Cuenta cómo disfruta la gente, a pesar de contextos difíciles, tanto de conflictos como de pobreza

Entrevista a Anna Surinyach, editora gráfica, y a Maribel Izcue, periodista.

Emprendedores sociales. Antonella Broglia nos presenta a dos innovadores que trabajan para dar a conocer y recuperar las tradiciones y la cultura del pueblo indio de Estados Unidos.

ver más sobre "Para todos La 2 - 21/04/18 " ver menos sobre "Para todos La 2 - 21/04/18 "
Programas completos (1213)
Clips

Los últimos 7.771 programas de Para todos La 2

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios