www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.10.1/js
3918873
Para todos los públicos Para todos La 2 - 18/02/17 - ver ahora
Transcripción completa

¿Qué tal? Saludos cordiales y bienvenidos a este espacio

que dedicamos a la actualidad social en La 2.

Hoy vamos a empezar hablando de racismo.

Recordaremos el asesinato del joven negro Michael Brown

tras los disparos de un policía que, hace ahora tres años,

volvió a encender la llama de los enfrentamientos raciales

en Estados Unidos.

Conoceremos el trabajo de algunos emprendedores sociales

para acabar con esta lacra.

Más cosas. Perder la vista a causa de una enfermedad

requiere todo un proceso de adaptación.

Que el paciente acepte la ceguera, supere el sufrimiento de la pérdida

y asuma que tiene otras capacidades, requiere, en la mayoría de casos,

ayuda psicológica. Hablaremos de ello.

Y también hablaremos del dolor crónico.

Se estima que una de cada cinco personas

sufre algún tipo de dolor crónico. A menudo van de médico en médico

hasta conseguir, si tienen suerte, un alivio a sus males.

El neurólogo Jordi Montero recoge en un libro divulgativo

lo que sabe la ciencia sobre ese gran desconocido

que todavía es el dolor crónico. Empezamos.

En los países desarrollados

la mayoría de cegueras y discapacidades visuales

se deben a las enfermedades relacionadas

con la degeneración de la retina.

Muchas de ellas están asociadas a la edad avanzada,

pero también hay personas muy jóvenes.

Adaptarse a perder la vista requiere todo un proceso.

Para facilitarlo, el doctor Jordi Monés,

del Instituto de la Mácula de Barcelona,

decidió ofrecer a sus pacientes, además de asistencia médica,

ayuda psicológica.

En el mundo hay 300 millones de personas

con alguna discapacidad visual,

de los cuales, 40 millones son ciegas.

Jordi Nicolau es una de ellas.

Perdió la vista hace siete años a causa de glaucoma.

Asumirlo no fue fácil.

Nos hundimos en un pozo, en una depresión, en una tristeza

porque nos arrebatan la vida en sí, nuestra vida. Todo.

El trabajo, los hobbies, todo.

Y una vez hemos podido metabolizar, asumir, esta pérdida fundamental

hemos de entrar en la tercera fase que es levantarnos,

empezar a caminar, reinventar la vida, rehabilitarnos.

En tres meses Jordi se quedó con un escaso 3 % de visión.

A partir de entonces, durante año y medio,

acudió al Instituto de la Mácula de Barcelona

para recibir también ayuda psicológica.

El dolor, a veces, no lo podemos aligerar.

Es la enfermedad y a veces no tiene curación.

Pero el sufrimiento, que es cómo se vive emocionalmente el dolor,

la enfermedad, esto sí que es gestionable o tratable.

Hay un patrón muy general en cómo reaccionamos ante el dolor

y el sufrimiento y los miedos y el futuro.

Nos olvidamos del presente para tener miedo en el futuro,

con lo cual, no vivimos.

Hay pacientes que hacen heroicidades

pensando que están haciendo una superación,

pero, al final, están haciendo una negación.

Cuando una persona no tiene capacidades para ciertas cosas

es mejor optar por otras.

Hay que intentar buscar tareas

en donde la visión no sea tan importante

y la vida es más fácil.

Porque, al final, hacer estas cosas, se pueden hacer,

pero a costa de un sufrimiento inmenso.

Felipe Yagüe entendió este mensaje.

Perdió el 90 % de la visión cuando tenía 20 años.

Después de 24 meses buscando soluciones médicas y mágicas

comprendió que debía adaptarse a sus nuevas capacidades.

Cambió los estudios y decidió hacer de su preocupación personal

su ocupación profesional.

Ahora suma 12 años de experiencia acompañando psicológicamente

a varios centenares de pacientes que, como él, han perdido la vista.

Con ellos, lo primero que abordan es el estrés que genera

el cambio de vida no deseado.

El estrés es la vivencia que nos puede llevar, secundariamente,

a momentos o a respuestas depresivas o de ansiedad.

Lo que buscamos es situarte y abrirte

a lo que estás viviendo en ese momento.

Algo que no apetece, algo que rechazas, pero algo que conviene.

Esta adaptación emocional va unida a otras.

Emocional, hay otra funcional, que tiene que ver con la movilidad,

con el acceso a la cultura, al ocio, a lo académico, lo laboral...

y otra muy importante que es la social.

Cambia la manera de relacionarte porque...

porque hay una comunicación no verbal, por ejemplo, que se escapa

y un montón de cosas.

En la adaptación funcional juega un papel destacado la nueva tecnología,

pero también la más clásica.

También nos identifica en el barrido con un arco,

como si fuera un arco visual, porque nosotros no tenemos vista

pero tenemos este barrido que nos indica qué tenemos delante.

La adaptación social ya no depende tan solo de uno mismo.

Un primer círculo implica familia y amigos

y en un segundo está la sociedad y el entorno físico,

urbano tal vez, diseñado para personas con visión.

Un medio que puede ser hostil.

Una discapacidad visual, en este caso,

es la que surge de la interacción, o de la ecuación,

entre persona con déficit visual y el entorno en el que vive.

De modo que, si yo cojo un metro,

y tengo información sonora de las estaciones,

no hay discapacidad.

Si ese metro no informa sonoramente, sí hay discapacidad.

La persona tiene la misma visión.

La clave es no detenerse, vivir cada día de cada día

retroalimentándose uno mismo paso a paso.

Lo que necesitamos es seguir caminando.

La primera respuesta es inactivarse, e incluso aislarse,

hay que seguir caminando para que, con la experiencia,

haya esa adaptación que necesitamos y vayan bajando

los momentos depresivos o de ansiedad con la propia vida.

"Permiso para quejarse". ¿Qué tal, doctor?

Muy buenas. ¿Por qué ha titulado así este libro?

¿Por qué le ha puesto este título?

Este es un libro que intenta hacer llegar al público general

los conceptos actuales sobre dolor y, sobre todo,

me he referido mucho al dolor crónico.

Y las personas que sufren dolor crónico,

dolor durante años, muchas veces,

a veces son tildados de cuentistas,

de que no tienen nada, y de que se quejan porque sí,

pero los conocimientos de la neurociencia actual

han permitido reconocer en estos pacientes, estas personas,

los cambios cerebrales que tienen,

que son idénticos a los del dolor agudo,

y, por consiguiente, certifica que, realmente, tienen toda la razón

y tienen todo el permiso para quejarse

y que tenemos que respetarles e intentar ayudarles.

Antes de proseguir, les explico. El doctor Jordi Montero

es una eminencia en el tema que nos ocupa.

Es neurólogo y neurofisiólogo

con 40 años de experiencia en la sanidad pública,

concretamente en el Hospital de Bellvitge

y también en diversos centros privados.

Además, es profesor en la Universidad de Barcelona.

Nos hablaba del cerebro,

y el cerebro es todavía un gran misterio para la ciencia,

pero ¿se puede afirmar que un dolor emocional

puede dejar una huella en el cerebro

y ser el causante de un dolor crónico?

Realmente, está usted dando vueltas a una gran verdad.

Nuestro cerebro es fundamentalmente emocional.

Estamos cansados de decir durante todo el siglo XX

que en el cerebro está la razón, el raciocinio, la cognición,

y es cierto, pero los conocimientos modernos, el siglo XXI,

nos están demostrando que el cerebro es fundamentalmente emocional.

Nosotros nos comportamos por emociones.

Usted vota por emociones. Escoge pareja por emociones.

Decide la comida en un restaurante por emociones.

Y el vestido también.

Y sus amigos los regulan las emociones.

Y la razón es su servidor.

El dolor también está, fundamentalmente,

centrado en nuestras emociones.

Habrá que definirlas muy bien en el siglo XXI,

lo que son las emociones,

porque nuestra cultura les ha dado un cariz

demasiado cercano a las ideas monoteístas.

Usted está en ello.

Y en su libro habla, por ejemplo, de casos reales.

Habla de experiencias, de personas, de cosas que les ocurren,

sobre todo a mujeres. ¿Es esa también una pauta?

-En los ejemplos salen,

evidentemente, muchos ejemplos femeninos,

pero el hecho de que el dolor afecta más, el dolor crónico,

afecta más a las mujeres, es un poco un mito.

Es cierto que el dolor pélvico, el dolor pélvico crónico,

extraordinariamente frecuente, una de las causas más frecuentes

de dolor crónico es, obviamente, fundamentalmente, en mujeres.

Pero, por ejemplo, el dolor de espalda, se produce,

estadísticamente, más en varones.

Y el dolor de cabeza no tiene diferencias.

Emocionalmente sí somos distintos varones y mujeres en nuestra cultura.

¿Y en la percepción del dolor también?

La percepción del dolor...

Ese es otro tema. Este tema es muy largo.

La percepción del dolor,

la evaluación que nosotros hacemos del dolor,

es absolutamente subjetiva y emocional.

Cuando existen emociones alteradas, o situaciones emocionales especiales,

el dolor queda amplificado. O a la inversa.

Todo va a depender de la atención, de la vigilancia que nosotros ponemos

sobre nuestros síntomas. Mire, le pondré un ejemplo bien sencillo.

Usted puede estar jugando con un niño pequeño

y jugando y riendo le da un bofetón y todos se ríen. Este mismo bofetón

se lo da riñéndole y el niño llora porque le has hecho daño.

El dolor no es más que una evaluación cognitiva

que nosotros hacemos de una sensación y va a depender del momento.

Pero estamos hablando de dolor crónico diagnosticado

o estamos hablando de dolor crónico que tiene distintas posibilidades

o un abanico de posibilidades que desconocemos

o que mucha gente no tiene ni idea, incluso que los sufre.

Sí, para eso he escrito un libro, para que se pueda entender.

El dolor agudo es un sistema de defensa

que tenemos todos los animales y que nos permite huir

de aquello que es peligroso para nuestro cuerpo.

Algo que quema, un pinchazo, una herida, etc., y huimos de esto.

Todos los animales tenemos dolor agudo

y el dolor agudo es necesario y es maravilloso

porque permite que sobrevivamos.

Una persona que nazca sin sensación de daño no puede sobrevivir.

Existe una rara enfermedad en que sucede esto

y los pobres críos que tienen este problema

mueren cuando tienen dientes y se autodevoran

porque no tienen sensación de daño. El dolor es necesario.

Como el miedo también es necesario. Como el asco también es necesario.

Porque todo esto nos permite sobrevivir.

El problema del dolor es el dolor crónico.

Claro, porque eso son circunstancias puntuales,

pero cuando se alarga en el espacio y el tiempo

ya no se trata de la capacidad de sufrimiento.

El dolor crónico es otro problema.

Es absolutamente distinto al dolor agudo.

Las personas actuales sabemos que el dolor agudo se puede tratar

y los analgésicos son potentes, eficaces, somos la tercera generación

en la historia de los seres vivos que se puede tratar el dolor agudo

y no lo sufrimos y exigimos que nos lo traten en las unidades de dolor.

Ante un traumatismo, un cáncer, o lo que sea.

El problema del dolor crónico

es que es un dolor que dura más de seis meses,

y muchísimos años a veces, y en el que no hay daño.

Es un dolor sin daño.

Cuando vamos buscando dónde está produciéndose la lesión,

la lesión, a lo mejor, se produjo hace mucho tiempo

y ya no hay daño y, en cambio, hay dolor.

Por eso a estos pacientes pobres la medicina convencional

les ha catalogado de cuentistas o de imaginativos o de funcionales.

Muchos nombres raros.

Pero hay también, iba a decir nombres raros, pero no.

Son tipos de dolor crónico.

Es la neuralgia del trigémino, la cefalea en racimos...

Sí. Aquí vamos a especificar este dolor crónico.

Sin daño.

Por un lado están todos los problemas de dolor agudo

que, a través de una serie de circunstancias emocionales,

han grabado este dolor. Aquí intervienen mucho las emociones.

Y estas personas tienen lo que los alemanes llaman una memoria de dolor.

Y lo manifiestan cada día durante años.

Y esto es muy frecuente.

Cuando nosotros hacemos resonancia funcional,

resonancia magnética funcional, o tomografía por emisión de positrones,

vemos que estos pacientes

tienen exactamente lo mismo que un dolor agudo.

O sea, se ve. ¿Dónde se ve? Se ve.

Se observa a través de las técnicas de lo que llamamos imagen funcional.

Disculpe, pero me refiero, ¿se ve en el cerebro?

¿Se ve en alguna área del cerebro?

Porque, claro, el diagnóstico es complejo.

El dolor produce actividades en determinadas áreas.

Con la resonancia funcional usted puede... y el PET, usted puede...

pues, no sé, cómo una persona que está moviendo la mano,

que está hablando, que está observando,

que está pensando, que está orinando,

y, por las áreas cerebrales que se activan,

nosotros podemos deducir qué es lo que está haciendo aquel cerebro.

Es así de sofisticado pero también es muy complicado

encontrar un remedio.

Muy brevemente, para terminar, ¿cómo está esa parte?

Eso está bien explicitado en el libro.

No existe un tratamiento para el dolor crónico específico,

como pasa con el dolor agudo, que es lo que espera un paciente,

que le trates como un dolor agudo.

Para el dolor crónico no tenemos medicamentos.

Al contrario, muchas veces, cuanta más actuación médica,

peor va a funcionar este dolor y más se va a quejar

porque estamos como tocando la llaga.

El futuro de un tratamiento de dolor crónico tiene que ir

por ir a buscar su verdadera causa en estas memorias que están alteradas.

A través de, o bien fármacos que van a aparecer

y que actúan directamente sobre redes neuronales, sobre receptores,

o a través de la estimulación repetitiva,

la estimulación con ritmos eléctricos o de campos magnéticos repetitivos

o con estimulación de corriente continua. El futuro vendrá por aquí.

Otro aspecto es, que usted lo comentaba hace un momento,

lo que llamamos el dolor neuropático,

el dolor debido a una lesión del sistema nervioso,

como sucede en la neuralgia del trigémino, etc.,

ese es un tipo diferente de dolor.

Bueno, en cualquier caso, muchísimas gracias,

doctor Jordi Montero, por esta información que nos ha traído

y ese "Permiso para quejarse" en el caso del dolor crónico.

Gracias y enhorabuena por su labor. Muchas gracias a ustedes.

En nuestra sección de innovación social

hoy vamos a conocer algunas iniciativas ciudadanas

para evitar los enfrentamientos raciales en Estados Unidos,

pero antes vamos a conocer el origen de los hechos.

La muerte de Michael Brown se produjo el 9 de agosto de 2014

en Ferguson, en la periferia de San Luis, en Estados Unidos.

Brown, de 18 años, murió tras ser abatido

por los disparos de un agente de policía, Darren Wilson.

El fiscal general de Estados Unidos investigó los hechos

por si hubo discriminación racial o fuerza excesiva.

Finalmente, el agente no fue imputado.

El incidente desencadenó manifestaciones, protestas

y enfrentamientos violentos de la población negra con la Policía.

El gobernador de Missouri declaró el estado de emergencia

y se estableció el toque de queda. Estos fueron los hechos.

Ahora nosotros queremos conocer algunas iniciativas ciudadanas

para evitar los enfrentamientos raciales.

Antonella Broglia, buenos días. ¿Qué tal? Buenos días.

¿Por cuál empezamos, Antonella?

Yo empezaría por una emprendedora social en serie

que se Molly Barker que había hecho una iniciativa para chicas,

"Girls on the run", para que las adolescentes

se dieran cuenta de que esos patrones estéticos

inventados por los medios de comunicación

era algo impuesto y que ellas tenían que buscar su propia vida

y su propia identidad. Ahora, después de todo lo que está sucediendo

en términos de enfrentamiento racial, ha creado un proyecto nuevo,

que se llama "The Red Boot Coalition",

"la coalición de los botines rojos",

porque se refiere a unos botines rojos

que ella realmente lleva como una señal de identidad

y de disconformidad con los valores corrientes.

Hace un viaje de Charlotte a Las Vegas en coche

con una serie de personas para hablar con las comunidades

y darse cuenta de que estamos todos, que todo el mundo no puede más,

de nosotros versus ellos y estas separaciones

que rompen las comunidades por el medio

y crea una serie de encuentros personales en los barrios,

en las comunidades, por todo Estados Unidos de América,

que entran en contacto a través de una metodología de 11 pasos

y conversaciones entre personas para ir poco a poco entendiendo uno mismo,

el otro, la posición del otro, a qué se debe la posición del otro

y cómo encontrar terrenos comunes

en lugar de seguir confrontándonos desde el yo versus tú.

Está basado en aprender a conversar desde la apreciación de la diferencia

en lugar que desde el enfrentamiento y el insulto,

que es como estamos viendo que es la tónica generalizada últimamente.

Perfecto. Y ahora conocemos un centro que ayuda a personas

que han sufrido algún abuso policial.

Sí, esta fue la primera organización legal en absoluto en Estados Unidos

que se creó para defender a las personas

que habían tenido abuso policial, mayoría de las cuales serán negras.

La fundación se llamaba, y se llama, Ella Barker Centre.

Ella Barker fue una activista negra de la época de los derechos civiles,

por tanto la fundación tiene su nombre para celebrar aquel valor...

Ella Josephine Baker. Sí.

Para celebrar la ella, lo que ella significó, y un teléfono,

un centro, para que quien cree que ha sufrido un abuso

por parte de la policía lo pueda denunciar.

Naturalmente, eso les proporciona ellos un ángulo visual aventajado

para darse cuenta de algunos fenómenos y poderlos perseguir.

Cuando siempre son los mismos policías los que son denunciados,

o siempre son las mismas circunstancias,

o las mismas cárceles donde suceden los abusos,

poco a poco se va pudiendo hacer un mapa y se va a poder, realmente,

perseguir a quien está, constantemente,

perpetrando ofensas a los derechos civiles.

También está organización lucha

contra la encarcelación exagerada de los negros.

Ya hemos hablado de esto en el programa.

Hay una desproporción en el uso de la cárcel

como instrumento represivo y racial. Todo esto lo ha creado Van Jones,

que en Estados Unidos es muy conocido.

También hace varias apariciones televisivas

y debates a favor de la causa negra

y también a favor de la recuperación de comunidades negras

de muy pocos ingresos a través de un relanzamiento de la economía verde.

Es decir, que trabaja la marginación

desde muchos puntos de vista,

raciales y también económicos. Van Jones.

Y acabamos con una manera curiosa

de acabar con los enfrentamientos raciales,

que es tratarlos como si fuera una enfermedad infecciosa.

Esta es la filosofía de Geri Slatkin, un emprendedor social de Chicago

que era médico, pero él no sabía que era un emprendedor social.

Era un médico que iba a África, estudiaba una serie de enfermedades

que, como él bien observaba, se propagaban en base a una serie

de mecanismos porque eran infecciosas y veía de qué manera la infección

diseñaba su expansión. Se ha dado cuenta que la irrupción

de la violencia en un barrio,

como todos estos enfrentamientos raciales

a los que estamos asistiendo tristemente,

tienen que ver con un mismo diseño de desarrollo.

Es decir, hay un epicentro y luego hay sistemas de propagación.

Si tú eres capaz de controlar el epicentro

y de crear unos interruptores a esta violencia,

la violencia se puede combatir. Y precisamente ha creado esto.

Ha hecho un montón de investigaciones profundas durante décadas

y ha creado unos equipos de voluntarios,

de patrullas de interruptores de violencia que fueron, a su vez,

perpetradores de crímenes violentos y ahora han pasado al otro lado

y son grandes predicadores, es más, los mayores predicadores del desarme.

Educan a comunidades de los horrores que son consecuencia de la violencia.

Por tanto, en este caso, la cosa interesante es cómo se aplican

los conocimientos del entorno médico a un entorno de intervención social.

Pues gracias, Antonella, por esas tres iniciativas ciudadanas.

Gracias a vosotros.

Momento ahora para la reflexión con Jorge de los Santos.

¿Qué tal, Jorge? Bienvenido. Muy bien, bien hallada.

Hoy nos preguntamos en qué mundo vivimos,

porque hay quien ve el mundo como una empresa gigantesca,

y también hay quien ve a todo el mundo

como un potencial empresario. Jorge has escogido algunos titulares

para reforzar esta idea. Aquí lo tenemos.

"Tips para atraer capitales a un emprendimiento".

"Consejos para emprendedores". "Se busca científico emprendedor".

"El Estado tiene que apostar por el emprendimiento".

"Las claves del emprendedor exitoso".

"PayPal saluda al espíritu emprendedor", etc.

Impulso, emprendedor... Esa es una serie de vocabulario,

de nomenclátor del que tú discrepas un poco, ¿no?

¿Qué ocurre? ¿Por qué a ese afán crees

por convertirnos a todos en empresarios y emprendedores?

Más que una discrepancia, Marta, lo que hay es una constatación,

estas son unas noticias de prensa de un día o dos días,

en fin, es algo... Es nuevamente un alud, digamos,

de un sugerimiento impositivo hacia el emprendimiento.

Entonces, es algo... Si de repente estas noticias,

por ejemplo, no fueran sobre emprendimiento,

fueran sobre alpinismo, por ejemplo, todos nos preguntaríamos:

"Oye, ¿y este interés por hacernos a todos alpinistas?".

Y eso condicionaría, necesitaría unas explicaciones

y condicionaría nuestra relación como seres humanos en cuanto

que nos convertimos en alpinistas y digamos, todo el entorno social.

Eso llevado un poco al extremo, pero claro, se entiende que quizá

si venimos de una crisis o de una época de crisis

en el que hay ese decaimiento, hay esa hecatombe,

uno necesita esa motivación o realmente emprender

nuevas actividades o a buscar un poco más el sentido

a lo que estás haciendo y a tu trabajo, claro.

Sí, esto que apuntas es interesante porque, ¿en qué marco surge esto?

¿Qué demuestra socialmente? Afecta, digamos, al marco

en el que estamos y acerca de cómo nos construimos

también como sujetos en ese marco. De dónde venimos, ¿no?

En ese "de dónde venimos", lo que hay es ese emprendimiento.

Hablamos del emprendimiento comercial, especialmente,

no hablamos del emprendimiento social y cultural,

siempre que el emprendimiento social y cultural no sea para comerciar

con la cultura o con lo social, ¿no? Pero lo que marca fundamentalmente,

es desarticular, es desarmar el estado de bienestar.

Es causa y efecto desarticular ese prodigioso mecanismo

de que nos hemos dotado, al menos en Europa,

de no dejar en la manada a que ninguno se quede detrás

por viejo, por enfermo, por lo que fuera.

Es algo que hemos conseguido hacer después de mucho sufrimiento

en Europa, y que hoy en día, los sistemas de protección social

se han venido abajo. Eso causa inmediatamente

el caer en políticas sociales y económicas de decir:

"Sálvese quien pueda". Es decir, el más listo

es el que va por su tiempo y olvídese usted de la manada.

Eso en primer lugar. También refleja un fracaso absoluto

de las políticas especialmente neoliberales,

a partir de Margaret Thatcher, de empleo.

Las políticas de empleo no funcionan cuando te tienen que decir:

"Oye, Marta, búscate la vida",

y te tienen que dar toda una serie de claves, toda una serie de ánimos

para que tú solita, te busques la vida, ¿no?

Y este fracaso de las políticas de empleo

presentarlo como una oportunidad. Esa cosa tan cínica y cruel

de decirte: "Mira, te hemos partido

la pierna derecha, pero no te preocupes

porque vas a muscular la izquierda de la leche".

¿Eso en qué afecta a las relaciones personales?

Esa empresarialización de la existencia.

Yo creo, sí, es muy oportuno lo que dices,

porque como apuntábamos, afecta enormemente a dos cuestiones;

al individuo, los procesos de subjetivación del individuo,

cómo nos hacemos nosotros mismos

o cómo la ideología nos construye a nosotros mismos,

y por supuesto, cómo una vez construidos así,

nos vamos a relacionar entre nosotros.

En cuanto a la construcción del individuo, es la puesta en alto,

la subida a la palestra del homo economicus, es decir,

del buscador de ventaja, del racionalista de medios,

el que busca, el espabilado, el listillo,

el que busca a toda costa, el utilitarista.

Además, un utilitarista a corto plazo, el que valora

lo que tiene delante, el mundo lo valora para ordeñarlo

sin pensar a largo plazo. Porque yo, por ejemplo,

podría ser un utilitarista y decir: "Ahora, Marta, no me sirve para nada,

pero coño, a lo mejor dentro de tres años...

Voy a cuidarle porque a lo mejor dentro de tres años

me proporciona algo, ¿no?". Es un tipo de utilitarista

este racionalista, digamos, de los medios al que no le encuentra,

por ejemplo, provecho a un abedul, un árbol, si no tiene un aserradero,

si no ha montado una empresa, si él no hace su empresa.

Eso con relación a las relaciones, con relación al propio individuo.

Entonces, estás diciendo que es la economía

la ciencia que ordena al mundo. La economía se está posicionando

como el mecanismo de comprensión y construcción de lo humano,

sustituyendo a posiciones más humanistas,

como podría ser la filosofía, la sociología...

En fin, todo aquello que tiende al humanismo.

Ahora, el mundo, y solo hay que ver un telediario

o ver prensa o lo que sea, la economía es la gran protagonista

de todo, parece que todo se puede explicar, cosa lógica,

naturalmente, si nos han convertido en empresas

todo se puede explicar a través de la economía, ¿no?

Y luego convierte al comercio como el principal factor.

Nadie tiene nada en contra del comercio, vuelvo al principio,

tenemos dudas sobre esta magnificación,

este reforzamiento muscular del emprendimiento.

Convierte al comercio en la primera causa

de interrelación humana sustituyendo a la ética y claro,

si tú eres una empresa, la ética queda detrás de otros valores

como por ejemplo el beneficio, obtener un beneficio.

Y eso, ¿a dónde nos lleva? Porque también se interpreta

a la sociedad o también se interpreta, incluso,

a los distintos países en función del número de empresas,

de los beneficios que tiene,

de si es competitivo o no es competitivo.

Todo se reduce un poco a eso, ¿no? Todo se reduce a eso.

Eso acucia, es acuciante. Sí, es acuciante.

Por eso estamos hablando hoy de ello.

Esto es algo que verdaderamente es sorprendente,

es algo que no huele bien, para nada.

Este convertirte a ti mismo en tu empresa

y además, presentarte todas las ventajas,

cuando sabemos que la inmensa mayoría...

Primero, que la inmensa mayoría de todos nosotros

no estamos preparados para ser empresarios,

pero no preparados en conocimientos, intelectualmente,

si no preparados éticamente, nosotros ponemos otras prioridades.

Eso es lo primero. No avisa del enorme porcentaje de fracaso

de estas iniciativas de emprendimiento,

de las heridas profundas que dejan de por vida.

Porque claro, tienes a los bancos... Pero hay otro discurso,

que se aprende a base de fracasos, también.

Sí, bueno, esto es como decir:

"Uno se hace humano a base de partirse la cara".

Bueno, si puede evitarse partirse la cara...

Además, hay fracasos, te vuelvo a decir, en este caso

son fracasos muy dolorosos, que dejan cicatrices.

Quien se mete en un crédito... Los bancos, por ejemplo,

son los grandes promotores del emprendimiento,

porque en su afán de hacernos a todos deudores,

en prestarnos dinero entre comillas. Ahora que dices, los bancos

también utilizan muchos eufemismos para vender los productos.

¿Qué pasaría, por ejemplo, si en lugar de decir o aconsejarnos

que nos convirtiéramos en empresarios nos dijeran

que tenemos que convertirnos en poetas?

Pues sería... Para terminar.

No va a suceder, es algo que no va suceder,

pero claro, sería también absolutamente estúpido.

El poeta, digamos, por ejemplo el poeta no se entiende que emprenda.

Tú inicias una tesis sobre Feuerbach, por decirte algo,

y ahí no estás haciendo emprendimiento.

El emprender parece que se ha resignificado el concepto

igual que el de creación; parece que solo creas

si eres capaz de montar una startup de no sé que coño, lo que sea, ¿no?

Cuando por ejemplo, esa resignificación del concepto

de creación, lo que está haciendo posiblemente,

es anular los elementos que nos hacían

a los humanos creativos, porque creación y utilidad

no es algo que se suela llevar muy bien.

Bueno, querido Jorge, si te parece nosotros emprendemos la marcha.

Emprendemos la marcha. Dejamos sobre la mesa...

Departimos, que se dice. De partir, sí, de irnos ya.

Dejamos sobre la mesa las reflexiones

para nuestros espectadores.

Ya saben, saludos desde plató numero 3 de Sant Cugat del Vallés.

Nos vemos el sábado que viene con más actualidad social.

(Música créditos)

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Para todos La 2 - 18/02/17

Para todos La 2 - 18/02/17

18 feb 2017

Para Todos La 2 se centra en temas sociales y quiere dar voz a las entidades, asociaciones, ongs, fundaciones y a las iniciativas ciudadanas que trabajan para mejorar el día a día de los demás.

ver más sobre "Para todos La 2 - 18/02/17 " ver menos sobre "Para todos La 2 - 18/02/17 "

Los últimos 7.561 programas de Para todos La 2

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
Recomendaciones de usuarios