www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5408453
Para todos los públicos Para todos La 2 - 12/10/19 - ver ahora
Transcripción completa

¿Qué tal?

Sábado de actualidad social para todos,

queremos encontrar respuestas a preguntas

como por ejemplo para qué sirven realmente las ONG.

El analista político David Rieff nos dará su opinión.

¿De qué forma las personas ciegas pueden interpretar una pintura?

Otra pregunta, nos lo contarán dos inventores aquí en plató.

¿Cómo se puede innovar para ayudar a las personas trans?

Lo explicará Antonella Broglia en su sección,

y si eso nos sobrecoge, quizás la última pregunta es:

¿vivimos en un mundo en constante alarma social?

Lo responderá Jorge de los Santos al final del programa.

Ahora empezamos, el papel de las ONG en el mundo,

¿es cambiarlo y hacerlo mejor o solo paliar el sufrimiento?

Es algo que se cuestiona con una visión muy crítica

el escritor, analista político y periodista

David Rieff en su último libro, "Una cama por una noche".

Rieff asegura que el humanitarismo ha traicionado su esencia original,

en 'Para todos La 2', estuvimos con él.

Nuestros antepasados llamaban caridad

a lo que ahora denominamos humanitarismo.

Rousseau lo clasificó entre los sentimientos naturales.

En la tradición occidental,

el concepto de caridad forma parte del imperativo moral

que los cristianos conocen con el nombre de servicio.

"En 'Una cama por una noche', David Rieff cuestiona

el papel actual de las organizaciones humanitarias.

Su error, sostiene,

es querer cambiar el mundo en lugar de limitarse

a aliviar el sufrimiento.

Para Rieff las ONG entraron en crisis al abandonar

la neutralidad e involucrarse en política.

Al sustituir las labores de alivio por las de desarrollo,

al asociarse a los movimientos pro-derechos humanos."

Es un error, ¿por qué?

Porque la acción humanitaria es por definición

un hacer compromisos,

sobre todo, compromisos con verdugos.

Con señores de guerra, etc.

Y al contrario,

la acción de militantes por los derechos humanos,

tiene que ser absolutista,

no puedes hacer compromisos con tus principios.

"Igual de contundente es al considerar quién debe ocuparse

del desarrollo de las sociedades y los países".

El humanitarismo, por ejemplo,

no tiene respuestas a la natura de la guerra

o al cambio climático,

porque el trabajo de desarrollo, finalmente es un asunto de Estado.

No vamos a escuchar un médico especializado en urgencias

sobre temas del cambio climático,

y no debemos escuchar a un experto

en el cambio climático sobre la cólera en el Congo.

"Sin embargo, Rieff,

no ve contradicción en el uso simultáneo de los términos

intervención militar humanitaria."

No soy pacifista, creo que hay guerras justas.

Yo hubiera querido una intervención militar en Ruanda

en 1994 durante el genocidio en este país.

"Pero es muy escéptico sobre las supuestas razones humanitarias

con las que se justifican las guerras."

La gran mayoría de casos,

hablar de una intervención humanitaria

es más manera de ocultar la verdad,

que es normalmente una intervención

por razones totalmente

antihumanitarias.

George W. Bush, durante la guerra de Afganistán

habló de feminismo,

defendió su guerra

por razones de no sé, de emancipación

de las mujeres de Afganistán.

Es una tontería y una justificación

y una mentira absoluta.

"Partidario de que las ONG no suplan el papel de los Estados,

Rieff apuesta por sociedades democráticas

y gobiernos comprometidos con el bienestar de los ciudadanos."

Esos cambios fundamentales

vienen de la sociedad civil,

del debate democrático,

de cómo organizar la economía,

de cómo organizar la solidaridad

y no de médicos...

especializados en urgencias.

"Por eso deplora lo que califica de filantrocapitalismo,

la caridad discrecional y selectiva de las multinacionales

que practican fundaciones privadas como la de Bill Gates."

Bueno, es como un Estado, pero nadie eligió al señor Gates.

Y si hubiera pagado un puesto justo,

tal vez no debía depender sobre su benevolencia,

porque no hay una falta

de democracia en esta situación absolutamente,

para mí, imperdonable...

Si Gates mañana decide:

"No me interesa la salud pública, me interesa el béisbol".

Puede hacerlo, nadie podría pararlo.

Es su decisión,

es como una decisión de un rehén en el siglo XVI.

"En el fondo, el libro aboga por la vuelta

al viejo modelo humanitario de los misioneros,

que no aspiraban a cambiar el mundo pero sí a aliviar el sufrimiento,

como en el poema de Bertolt Brecht, que le da título."

Un hombre en New York, en los 20, en los 30,

que dio a personas sin techo,

sin dinero para una cama en alojamiento...

Brecht dice:

"Bueno, este acto no va a cambiar el mundo, pero por una noche,

una persona, que iba a dormir en la calle

va a tener un techo...".

"Desde su pesimismo afirma que el optimismo es la esperanza,

pero..."

Honestamente, no veo un futuro muy agradable para el ser humano.

Pero por supuesto espero ser equivocado.

(RÍEN)

-Yo también.

Les presentamos ahora una nueva forma de ver el arte,

y en concreto, la pintura, porque,

¿cómo puede contemplar y disfrutar un cuadro una persona si es ciega?

Intentando responder a esta pregunta, dos hermanos,

Cristóbal y Ake Mora, se pusieron manos a la obra,

y nunca mejor dicho,

porque idearon un sistema para poder tocar ese arte.

Les damos la bienvenida al programa.

Hola, ¿qué tal?

Si bien es cierto que ya existen sistemas

para que personas ciegas puedan percibir el arte, como son,

por ejemplo, las audiodescripciones,

vosotros quisisteis ir más allá

y creasteis "Twin Force" por aquello de ser gemelos.

Cristóbal.

Sí, bueno, nosotros trabajamos en grandes empresas los dos,

pensamos que queríamos hacer

nuestra propia aportación a la sociedad,

y tener nuestra propia empresa, entonces nos juntamos

y creamos esta empresa que llamamos "Twin Force"

porque juntos somos más de dos.

Y el objetivo de nuestros proyectos,

siempre es cubrir un objetivo social, o sea,

una necesidad social,

siempre queremos que sea algo más que un retorno económico.

Claro, siempre dicen que la tecnología llega hasta aquí,

o de momento, la tecnología solo puede hacer eso,

pero vosotros intentasteis ir más lejos, ¿no?

¿O qué, qué hicisteis?

Bueno, la tecnología no deja de ser

una simple herramienta,

una herramienta sin manos para utilizarla.

Hay una cabeza detrás con una creatividad para producir

o crear cosas interesantes, no sirve para nada.

Como una de mis pasiones es el arte y su pasión es la tecnología,

decidimos, un día se nos ocurrió

que juntando esas dos pasiones podríamos crear

algo socialmente útil

y aportar algo a la sociedad que normalmente

las mayoría de las empresas no suelen preocuparse.

La idea está muy bien y querer ser útil y servir

a la sociedad, también,

de hecho, es uno de los lemas del programa.

Pero, ¿cómo conseguisteis llevar eso al campo del arte,

cómo conseguiste darle volumen?

La idea originariamente fue de mi hermano

que estudió Bellas Artes,

y nosotros nos dedicamos a tecnologías inversivas,

y con el contenido que generamos, siempre es en 3D,

un día, bueno,

todos los días tenemos 10 o 15 ideas,

pero un día tuvimos una idea de:

"Oye, ¿y si cogemos una pintura y la esculpimos digitalmente,

la elevamos, le damos volumen y luego con una impresora 3D,

que también nos dedicamos a esto,

creamos ese volumen y hacemos el cuadro para que la gente,

los ciegos puedan tocarlo?".

Verlo con los dedos.

Y Eureka.

-Bueno, básicamente la gente se cree que pones el cuadro en el ordenador,

le das a un botón y eso aparece solo,

pero en realidad detrás hay un proceso,

el mismo que a la hora de hacer una escultura,

pero utilizas el ordenador.

Son artistas 3D, expertos en modelaje,

que modelan la figura y después la imprimimos en 3D,

con esa impresión en 3D hacemos los moldes

para, al tamaño que queramos, reproducir esa escultura.

Esa escultura, la que estamos viendo,

corresponde al retrato de Giovanna Tornabuoni,

de Domenico Ghirlandaio.

Ahí tenemos el cuadro original, como si dijéramos,

a la hora de tocarlo, hay gente que ya lo ha probado,

hay personas con discapacidad visual que lo han probado,

¿qué es lo que os explican?

Que es una experiencia inusual,

este proyecto no es del todo original,

ha habido otras formas de intentar conseguir

que la pintura sea accesible para los ciegos,

pero que no habían experimentado nunca nada similar

con el nivel de detalle y de percepción que esto les daba.

Y estaban asombrados.

-Una de las personas que testeó la escultura,

su primera reacción o comentario fue:

"Ha sido un placer, ha sido...".

Bueno, no dijo "orgásmico", pero,

le produjo placer poder tocar una pintura convertida en escultura.

A la hora de llevar a la realidad o al 3D, podríamos decir,

a la realidad virtual real esas esculturas,

¿qué otros proyectos tenéis?

Porque dices:

"Si uno tiene una impresora 3D en casa puede hacer eso". No.

Bueno, uno de los objetivos finales del proyecto

es que nosotros queremos liberar y compartir

todos los modelos que creemos para que cualquier persona ciega

o cualquier organización que esté en cualquier parte del mundo

pueda imprimirlas y dar acceso a ese arte a cualquier ciego,

lo que pasa es que la tecnología de impresión 3D

todavía no está lo suficientemente extendida

como para que cualquier persona lo pueda hacer en su casa,

pero sí que nos gustaría que sucediese.

Os habéis adelantado a vuestro tiempo,

os habéis adelantado a esa idea

de que la gente pueda tocar cualquier cuadro,

¿creéis que eso es posible?

Porque en vuestra página web

sí que hay ejemplos de distintas pinturas muy famosas,

la idea es ir a por ellas.

Sí, investigamos un poco el ranking de las obras más importantes

de la historia del arte,

ignorando algunas, que, como tengo criterio propio,

decidí escoger un poco las que más nos gustaban.

Yo recuerdo alguna ahora "El grito".

Ahora justamente estamos trabajando en convertir "El grito"

en una pictoescultura.

Pero la verdad es que es un proceso lento,

conlleva mucho trabajo,

la próxima obra que hagamos será "El grito" de Munch.

¿Y la financiación? Capítulo financiación.

Maravillosa, maravillosa. -Absolutamente propia.

Hasta el momento nos hemos financiado,

nosotros también tenemos clientes

les ofrecemos nuestros servicios, y cuando nos sobra dinero

lo invertimos en nuestros propios proyectos,

hasta el momento lo hemos invertido en este aparte de otros,

pero ya tenemos el prototipo hecho,

pero conseguir realizar el proyecto entero,

que son 20 obras,

hasta ese punto, no llegamos, entonces necesitamos financiación,

lo estamos intentando conseguir para organizar la exposición

y convertirlo en una exposición itinerante por toda España

y si es posible después, por todo el mundo.

¿Alguna organización,

algún museo se ha interesado por vuestro trabajo?

No, de momento no.

Pero de aquí les invitamos a que nos llamen

para ayudarnos con este proyecto.

-Hemos intentado contactos con organizaciones y museos,

por ahora no han sido muy fructíferos,

pero nos quedan muchos museos y organizaciones que probar.

Vosotros, a seguir intentándolo,

muchísimas gracias a Ake y Cristóbal

por estar hoy aquí con vuestra "Twin Force".

Muchas gracias por invitarnos.

Después de este amor al arte que nos han traído

estos hermanos, la innovación social, ya lo ven,

es una de nuestras señas de identidad, sobre ello,

precisamente, innovación e identidad, en este caso, sexual,

va la sección del día de hoy de Antonella Broglia.

(Música)

En "Transen", lo que creemos es que las personas

que vienen a vernos,

pues hay un montón de identidades diversas,

montón de necesidades diversas que, de hecho,

es una relación de experto a experto,

ellos son expertos en su identidad,

y nosotros seríamos expertas en acompañarles en estos procesos

y, un poco,

darles estrategias para que su camino sea

un poquito más fácil.

Acabamos de ver y escuchar a Rosa Admirall,

una ginecóloga de Barcelona que trabaja

con protocolos especiales para personas trans.

Antonella, ¿por qué quieres destacar

el trabajo de Rosa Admirall?

Porque Rosa es una innovadora social,

que ha cambiado por completo la manera de ver la transexualidad

y cómo la clase médica,

el profesional médico debe relacionarse

con la persona trans.

¿Sabes que hasta hace un año la transexualidad era identificada

como una enfermedad en los catálogos

de la Organización Mundial de la Salud?

Y a pesar de que ahora ya no está ahí,

para muchos médicos sí que sigue siendo

un trastorno mental.

Y, la persona trans tiene que pasar por esos cuestionarios obsoletos,

humillantes, y conversaciones con psicólogos y psiquiatras

que son los que toman la decisión por él o por ella.

Rosa dice: "No". Y lo rompe todo.

En primer lugar, dice: "Quitemos esta idea del trastorno".

La persona trans no es un enfermo,

es una persona que simplemente no se reconoce con el género

que se le asignó al nacer

y quiere ser otra cosa, eso no es una enfermedad,

es un derecho a la identidad.

Y lo primero que ella, digamos, establece,

es que la relación médico-paciente es paritaria,

el médico no es alguien que tiene el poder,

eso es una manera para perpetuar la vieja manera de considerar

solamente los géneros sanos

y aceptables, no, el paciente está fiel al centro,

o la persona trans, no es un enfermo,

está en el centro de este proceso de tratamiento,

decide él o ella lo que quiere hacer

y el médico es un mentor, un consultor, un apoyo,

son dos individuos iguales que están en el mismo nivel

y aprenden el uno del otro.

Por eso Rosa dice que falta preparación

en la clase médica también.

El médico no sabe a veces hacer eso,

eso es importantísimo,

porque la persona trans va al médico y muchas veces está

esa sutil ironía, falta de empatía,

a veces abuso o maltrato, por tanto, ese cambio es fundamental.

El otro, es que Rosa trabaja en el sistema público de salud

de Cataluña, ese es un centro público,

gratuito y abierto a todos.

Es verdaderamente extraordinario el cambio que le ha aportado,

tiene dos divisiones, una específica para, digamos,

el tratamiento médico, la otra para la asistencia psicológica,

que no es una manera de curar, sino que es una manera de crecer,

el paciente decide que quiere el tratamiento psicológico,

pero como algo que le haga entender mucho más

quién es y a dónde quiere ir.

El paciente define los pasos,

defiende lo que quiere hacer cada vez,

el médico le explica cuáles son las implicaciones

de los tratamientos hormonales, de la cirugía

y de lo que sea necesario en este proceso.

En este momento, tiene un prestigio extraordinario,

la comunidad trans realmente la aprecia extraordinariamente,

desde fuera de Cataluña la llaman y ella,

por teléfono, por mail y de la manera que puede

ofrece apoyo.

-Hay muchas personas trans que se trasladan a Cataluña

para ser tratadas por el sistema de Rosa Admirall.

-También, también, es un ejemplo realmente único,

ojalá no lo fuera,

ojalá no hiciera falta un día tener un sitio específico,

pero por ahora, ella representa estos grandes logros,

2500 personas están monitorizando entre 2 y 75 años en este centro,

cada semana se añaden entre 10 y 15 personas nuevas.

Rosa nació en una ciudad tranquila, de provincia,

pero tenía un alma cuestionadora.

Cuando llega a Barcelona a los 16 años para estudiar,

encuentra todas las batallas que le interesan,

el racismo, la pobreza, la igualdad...

Y es feminista, y por supuesto reivindica

las grandes causas feministas.

Derecho a la educación sexual, derecho a la contracepción...

-Ella dice que por ser feminista se hizo ginecóloga.

Claro, porque en la consulta de la ginecóloga,

suceden muchas cosas, violencia, discriminación,

falta de información, marginación...

Desde el ángulo de la ginecología

se puede marcar verdaderamente una diferencia.

Luego, entra en contacto de una forma bastante casual

con la problemática transexual,

ve que algunos colegas suyos niegan el tratamiento

a las personas transexuales, se empieza a cuestionar

por qué el transexual no va a su consulta.

Tira del hilo, empieza a investigar,

se da cuenta de que hablar de una forma específica,

y convence a sus jefes para una vez a la semana,

abrir unos horas el centro fuera de las horas tradicionales

para ofrecer a las personas trans este tipo de soporte.

Y naturalmente eso es un éxito inmediato,

desde entonces ella no hace otra cosa,

esta es su gran prioridad,

que cada uno pueda ser quien quiera ser.

Pues gracias, Antonella.

Hay que decir que en España hay 10.000 personas transexuales

de las cuales 700 son niños.

Que sepamos.

Gracias Antonella por esta iniciativa.

A vosotras.

(Música)

En la red de esta semana nos hemos fijado en este monstruo

de más de 21.000 toneladas de peso

y una tripulación de 69 personas, es el Akademik Lomonosov,

la primera central nuclear rusa flotante del mundo,

llegó hace unos días a su destino después de recorrer aproximadamente

4700 km de distancia

que son los que separan el puerto de Murmansk de Pevek,

en la región autónoma de Chukotka.

Una vez se pongan en marcha los dos reactores que contiene,

generará energía nuclear para satisfacer

las necesidades de una población

que se calcula que es de unas 100.000 personas,

la empresa estatal de energía nuclear Rosatom.

Ha tardado 10 años en construir esta central nuclear flotante

con un coste de unos 570 millones de dólares,

aproximadamente unos 522 millones de euros

que es más de tres veces lo previsto.

Rosatom asegura que redefinirá las posibilidades de abastecer

aquellos lugares del mundo con difícil acceso

a esta tecnología,

algo de lo que por supuesto abominan organizaciones

en defensa del medio ambiente como son Greenpeace,

que lo han calificado de un auténtico Chernóbil flotante.

(Música)

Saludamos ahora a Jorge de los Santos, ¿qué tal?

Buenos días.

Oye, Jorge, ¿te has enterado, no?

Bueno, sí, supongo que sí.

No te lo vas a creer, pero es tremendo, es el colmo,

así podríamos empezar medio en serio medio en broma

esta sección, lo que queremos hacer es realmente,

destacar que en las conversaciones

se puede empezar con una serie de escalada de sucesos,

empezar así y seguir que si esto, que si lo otro...

Y ponernos en esta especie de alarma social constante.

Jorge, ¿tú qué crees, la constante alarma social

que se puede destacar en el ámbito laboral,

en el ámbito sanitario, en el ámbito político...?

¿Es así?

Sí, en el ámbito climático, en muchos ámbitos,

en muchísimos ámbitos, es constante,

es verdad como tú dices, y es perpetua.

Y además está instalada en las conversaciones en las redes,

los medios de comunicación social y los noticiarios.

Si ves noticiarios, las noticias son ansiógenas, o sea,

son elementos que te generan, te inducen a la alarma,

a la preocupación constante.

O sea, que así, así está.

Estoy viendo, Marta, aquí, Jordi, nuestro organizador, muy acertado.

El chiste de El Roto este.

"Por su propia seguridad permanezcan asustados".

Hay otro,

"Por su propia tranquilidad permanezcan asustados".

Se ve que hizo una serie de chistes.

Lo condensa todo.

Quizás le faltaría posiblemente el decir:

"Por su propia felicidad permanezcan asustados".

Yo creo que hay,

el ser feliz, entendido como euforizarse a toda costa

y perpetuamente, genera muchísima angustia.

Esto no hay que olvidarlo,

por eso yo creo que ese estado que tú anunciabas al principio,

ese estado de perpetua alarma social, o sea,

de perpetuo individuo acojonado continuamente,

las 24 horas al día, es fundamentalmente un negocio.

Es un negocio que se fundamenta, que se basa, que se apoya,

digamos en esta industria de la felicidad

y del bienestar básicamente, ese es un primer motivo,

digamos de la funcionalidad de esa alarma perpetua.

Y es algo, en segundo lugar, un mecanismo de control,

algo muy conocido, muy antiguo, muy probado, muy eficaz como es el:

"Si quieres tener el poder para someter al control

a la ciudadanía, genera el problema y preséntate como la salvación".

Eso es algo que ya ha hecho la mafia, es muy antiguo,

las iglesias del cristianismo,

lo ha hecho, por ejemplo, sin problema,

tú quieres controlar a alguien,

tú le presentas un constante problema,

un constante pecado,

una falta de eficacia en sus responsabilidades

y te presentas como el salvador, como el que va a solucionarlo,

como el que va a afrontarlo.

O sea, sobrecogidos versus sobreprotegidos.

Sí, sobrecogidos, sobreprotegidos, y luego,

ya te digo, el interés que hay en que eso funcione.

Si además tú consigues que no solo esa alarma,

esa problemática y devenir del salvador,

sino que además todo el mundo e irradie ese estado de miedo,

entonces tendrás un éxito completo, o sea, la maniobra será perfecta.

Eso no hay que olvidarlo.

No hay que olvidar esa función de mecanismo de control, el miedo,

Marta, así, brevemente, un resumen muy escueto,

el miedo podríamos hacer una pequeña reflexión

sobre el miedo.

El miedo, ante todo es un juicio, es una conclusión,

una conclusión que genera una lógica, la lógica de lo peor,

o sea, si yo ahora estoy preocupado por no sé,

algún tipo de cosa y tú haces un gesto tal,

yo ese gesto lo interpretaré como dando razón

a esa catástrofe inminente que va a suceder.

Pero a veces el miedo es necesario cuando es un juicio, digamos,

real sobre un acontecimiento real, o sea tú te vas a navegar,

por ejemplo, hay tormenta y un rayo arte el mástil del barco.

Ahí tienes que tener miedo.

Porque hay una evidencia.

El juicio que tú haces es que me ha partido el mástil,

y hay un hecho real que es que te lo ha partido.

Es esa evidencia que tú dices.

En ocasiones es un juicio predictivo

sobre un acontecimiento real.

O sea estoy navegando, hay tormenta,

verás tú que me va a partir el mástil,

pero la inmensa mayoría de las ocasiones

y la que hoy en día nos genera más niveles de ansiedad

y más niveles de preocupación es el juicio proyectivo

sobre el acontecimiento proyectivo.

"Si salgo a navegar, verás tú que va a haber tormenta,

y como haya tormenta me va a partir el puñetero mástil".

O sea, eso que Proust,

en "En la búsqueda del tiempo perdido"

sintetizaba muy bien, cuando decía:

"El problema no es solo pensar que Albertina me ha dejado,

es que me ha dejado".

O sea, ¿cuántas veces ha pensado el pobre Proust

que Albertina lo iba a dejar?

¿Cuántas veces has sentido miedo por algo

que no está sucediendo en ese momento

pero ya ha generado ese juicio de miedo predictivo?

Y ese juicio representa

que cuando se convierte en realidad,

esa expectativa negativa es: "¿Lo ves?".

Te reafirma, entonces. ¿Eso es sentirse bien?

No, no.

Pero aquí pasa una cosa que yo creo que es importante

con relación a lo que hablamos hoy,

todos estos miedos se activan de manera exponencial

cuando tú tienes la obligación de cumplir,

por eso te hablaba yo de la felicidad,

o sea cuando tú tienes la obligación de la felicidad,

la ocupación, el hábito, tu forma, "tienes que adelgazar",

"tienes que tener estos hábitos diarios"...

Cuando los requerimientos son extraordinarios

y la responsabilidad cae, recae,

son requerimientos extraordinarios nunca cumplibles,

nunca los vas a solucionar del todo,

igual que nunca ibas a estar libre de pecado

por mucho que te fueras al confesionario.

La solución, prestaban una ayuda, pero la solución definitiva,

decir: "Oye, ya está,

ya estás en plena forma, no te toques más",

eso es imposible.

O: "Ya tienes la felicidad completa".

Cuando esa exigencia es brutal,

inmediatamente se dispara la ansiedad,

cuando es brutal y además no es cumplible, o sea,

cuando la responsabilidad es tuya,

tú acuérdate de cuántas veces hemos hablado aquí del auto,

la autoayuda, la autosuperación, la "tú puedes",

"todo depende de ti",

"si tú quieres", "si tú lo consigues"...

Cuando la responsabilidad es exclusivamente tuya

y hay una incapacidad real de acción,

porque tú te puedes concienciar sobre la crisis climática

y todo lo que quieras, pero, ¿qué puñetas más vas a hacer?

¿Qué puedes hacer tú en cuanto, Marta, por estas cuestiones?

Entonces genera esa paradoja

de que mientras más le pides al otro que se comporte bien,

que sea feliz, que lo pase en grande,

más ansiedad, más incertidumbre, más inquietud,

menos "securitas" en el sentido latino,

menos serenidad le estás proporcionando.

Justo lo contrario.

Jorge de los Santos,

gracias por reflexionar en qué mundo vivimos.

Gracias a ti, espero que no hayamos alarmado a nadie.

No se alarmen, es lo que iba a decir,

en siete días, si todo va bien y lo desean,

volvemos a estar aquí, en La2, para todos.

Saludos y disfruten del fin de semana. Adiós.

(Música)

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Para todos La 2 - 12/10/19

Para todos La 2 - 12/10/19

12 oct 2019

Solidaridad. El papel de las oenegés en el mundo. ¿Es cambiarlo y hacerlo mejor? ¿O solo paliar el sufrimiento? Es algo que se cuestiona con una visión muy crítica el escritor, analista político y periodista David Rieff en su último libro "Una cama por una noche". Rieff asegura que el humanitarismo ha traicionado su esencia original. Reportaje.

Innovación. Facilitar la accesibilidad de las personas ciegas al arte y en concreto a la pintura. Este es el objetivo de los hermanos Cristóbal y Ake Mora. Han ideado un sistema para poder tocar ese arte. Entrevista.

Emprendedores sociales. La ginecóloga Rosa Almirall ofrece servicio de salud público y gratuito a las personas trans y a sus familias. Antonella Broglia nos presenta la iniciativa de Rosa Almirall.

En qué mundo vivimos. Jorge de los Santos se plantea si vivimos en una constante alarma social. ¿Estamos en permanente estado de alarma y crispación?

ver más sobre "Para todos La 2 - 12/10/19" ver menos sobre "Para todos La 2 - 12/10/19"
Programas completos (1260)
Clips

Los últimos 8.028 programas de Para todos La 2

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios