Presentado por: Marta Càceres Dirigido por: Quim Cuixart

Magacine semanal centrado en temas sociales y de participación ciudadana y presentado por Marta Cáceres. El espacio tiene como objetivo dar voz a entidades públicas o privadas, asociaciones, ONG's, fundaciones y a las iniciativas ciudadanas que trabajan para mejorar el día a día.

Contará con varias secciones fijas a cargo de Antonella Broglia (Emprendimiento social), Maite Larrauri (Filosofía para profanos), el pensador Jorge de los Santos (¿En qué mundo vivimos?) y la actriz Blanca Marsillach (Comprometidos).

Contacto

Escriba al programa Para todos La 2: http://www.rtve.es/participacion/para-todos-la-2/

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.11.0/js
4238938
Para todos los públicos Para todos La 2 - 23/09/17 - ver ahora
Transcripción completa

(Música cabecera)

¿Qué tal? Bienvenidos a una nueva temporada,

a una nueva entrega total de la mejor actualidad social.

Qué ganas teníamos de compartir con todos ustedes los contenidos

que hemos preparado para hoy, sábado 23 de septiembre.

Hace poco más de un mes

de los atentados de Barcelona y Cambrils.

Parece una eternidad. Aun así queremos reflexionar

sobre su alcance y repercusiones, porque las sigue teniendo.

Lo haremos con el psiquiatra y doctor Joseba Achotegui en plató.

En la sección de Emprendedores conoceremos iniciativas

que trabajan para dar a conocer la realidad social

de personas con algún trastorno mental

en lugares como Nepal, Corea o España.

Antonella Broglia nos mostrará ejemplos esperanzadores.

En Navarra, la empresa de integración sociolaboral Josenea

nos mostrará cómo cultiva un sinfín de plantas medicinales

para elaborar infusiones ecológicas de alta calidad. Venga, empezamos.

(Música)

Hace poco más de un mes de estas imágenes.

Son las muestras de apoyo y solidaridad de personas

en Las Ramblas de Barcelona tras el atentado el 17 de agosto,

en Las Ramblas de Barcelona tras el atentado el 17 de agosto,

donde el terrorismo yihadista golpeaba Barcelona y Cambrils.

Además de los 16 fallecidos y las cuatro personas aún ingresadas

en la memoria se mantienen interrogantes y desafíos

en torno a los autores del atentado sobre los que queremos reflexionar.

Lo vamos a hacer con un psiquiatra que ha dedicado

gran parte de su vida profesional a intentar comprender y explicar

procesos de integración y desafección de los inmigrantes.

Joseba Achotegui, buenas tardes y bienvenido.

Buenas tardes, Marta.

Una vez identificados y abatidos pasamos de preguntarnos "por qué"

a preguntarnos "por qué ellos". ¿Cuál sería la primera respuesta

a esta primera pregunta, profesor?

Desde una perspectiva más psicológica, más psicosocial

pensaríamos que hay una especie de factores de riesgo

que son como elementos de un caldo de cultivo

que pueden favorecer que se den determinadas conductas

como estas que estamos comentando, como estas de los atentados.

Entre estos factores de riesgo, yo señalaría, por ejemplo,

el que estos chicos o estos chicos que se encuentran en esta situación

muchas veces tienen una identidad poco clara,

una identidad más complicada que la que tiene un autóctono

porque combinan la identidad que traen de su propia cultura

con la del país de acogida.

Podemos decir que tienen una identidad ampliada,

más difícil de integrar, gestionar. En un contexto de precariedad,

en un contexto en el que hay situaciones sociales complicadas

como las que tenemos ahora, por ejemplo los jóvenes

viven un contexto económico difícil.

Sabemos especialmente que los inmigrantes y sus hijos

tienen todavía más dificultades que los propios autóctonos

en esta situación de crisis. Este tipo de elementos,

junto con otros que iremos comentando,

serían como los elementos de ese caldo de cultivo

que pueden favorecer que aparezcan estas conductas tan terribles.

Una pregunta que nos hacemos: estos chicos de los que hablamos

estaban aparentemente integrados, o quitamos lo de "aparente".

Estaban escolarizados, habían conseguido sus trabajos.

Entonces ¿tan fácil es radicalizar a unos jóvenes

que están en estas circunstancias que nos comentaba?

Aquí tendríamos que plantearnos hasta qué punto estaban integrados

o qué entendemos por integración. Evidentemente hablaban la lengua,

participaban en actividades del pueblo,

pero ¿hasta qué punto se sentían ciudadanos,

se sentían partícipes de la sociedad de acogida?

Es aquí donde yo creo que tenemos que reflexionar

si lo estamos haciendo bien con estos chicos,

si realmente les estamos dando un lugar

igual que el que tienen los autóctonos.

Yo me pregunto ¿por qué ninguno iba a la universidad?

Muchos chicos autóctonos de esa edad van a la universidad.

¿Por qué ninguno de estos chicos tenía una pareja autóctona?

Tenemos que reflexionar sobre esta integración;

hasta qué punto es profunda, radical y estos chicos tienen

igual de oportunidades que un chico autóctono

para llegar a ser..., no sé, director de un instituto o ministro;

y hasta qué punto estamos haciendo una integración más superficial.

Yo creo que nos interpela todo lo que ha pasado

para trabajar mejor en hacer que estos chicos

se conviertan realmente en ciudadanos de pleno derecho.

Tampoco todo el mundo puede ir a la universidad o puede ser ese

el caso de solucionar un aspecto tan amplio con tantos factores,

pero ¿qué consiguió radicalizarles tan rápido?

Esto que planteas es verdad, que no todos van a la universidad,

pero si muchos chicos inmigrantes no van

y muchos autóctonos van, o la desproporción es grande,

es que algo no está funcionando bien en la integración.

Debería haber oportunidades para que todos los chicos

que tienen capacidad de estudiar lo hagan.

Yo creo que son preguntas, más que consideraciones,

lo que planteo, pero tenemos que hacérnoslas ante esta situación.

Continuando con lo que me planteas creo que hay otros factores

que influyen en que estos chicos no se sientan bien integrados.

En nuestra sociedad hay un cierto racismo,

menor, seguramente, que en otros países europeos,

pero racismo latente que se expresa en pequeñas conductas,

en actitudes de rechazo, en no tener igualdad de oportunidades.

Creo que vivimos un modelo de sociedad

muy basado en la emoción, muy narcisista

y, en ese sentido, es más fácil manipular a los chicos.

Si tuviéramos una cultura con unos fundamentos más sólidos

en el que todos fuéramos educados en la crítica, en el análisis

y no en la intuición, la emoción, el selfi...,

pues seguramente sería más difícil el adoctrinar rápidamente a alguien.

Hay muchos factores y es importante que nos paremos a analizarlos

para dar una solución a todo esto, a todo el conjunto de la sociedad.

El duelo, la tristeza, la rabia, la impotencia son sentimientos

que nos asaltan como colectivo. Decíamos al empezar:

"hace poco más de un mes que ocurrió todo".

Después de la acción-reacción, esa impronta de decir

que tanto duele, ¿qué se puede hacer o qué se debe hacer?

Insisto: yo creo que, primero, repensar en lo que hacemos,

ser críticos también como sociedad, con cómo estamos haciendo las cosas

y hay que hacer un esfuerzo para acercarse

a estas personas, a estos grupos para entender mejor

qué están sintiendo, planteando.

Yo no sé si hemos tapado un poco la situación,

la problemática. Hemos hecho un poco de paños calientes

y no hemos ido al fondo a entender qué puede llevar a unos chicos

a hacer cosas tan terribles.

Si no somos radicales en esto seguramente no lo resolveremos.

Entonces ¿cómo podemos ayudarles, cómo podemos blindarles?

Usted acaba de sacar el libro "La inteligencia migratoria".

Quizá la cosa va por ahí.

Sí. Yo creo que tenemos que, como sociedad, entender

que la migración es un fenómeno complejo, lo que intento explicar,

y es un fenómeno ligado a muchas emociones, sentimientos

que tenemos que saber manejar. En ese sentido, yo creo

que, si todos hacemos ese proceso de ponernos en el lugar del otro

y trabajar para la integración, las cosas podrán ir bien.

Las comunidades de inmigrantes han de hacer un esfuerzo de integración.

Creo que la sociedad española ha hecho bastante esfuerzo,

pero nos queda mucho trabajo por hacer

y esto es lo que intento plantear en el libro:

qué elementos son fundamentales desde la salud mental y migración.

Más de una generación o dos o tres generaciones

son necesarias para, un poco, erradicar o superar

ese Síndrome de Ulises, concepto del que es autor.

Sí. Yo creo que el propio Síndrome de Ulises,

para poder ser elaborado, requiere unas buenas condiciones sociales,

una buena acogida. Si podemos poner en marcha una sociedad

realmente comprensiva con los sentimientos,

con las emociones de los inmigrantes y de estos hijos de inmigrantes,

el propio Síndrome de Ulises se puede resolver muy bien.

Profesor Joseba Achotegui, muchísimas gracias

por ayudarnos a buscar respuestas para todo.

Gracias. Gracias a vosotros.

(Música suave)

Estamos en el zoo de Madrid, en el espacio de los lémures

que son los primates más pequeños que existen

y están en grave peligro de extinción.

En estos momentos, los que apreciamos

están tomando lo que podríamos decir su aperitivo de media mañana.

Para conocer más detalles sobre los lémures, su reproducción

hemos hablado con una bióloga y cuidadora de primates del zoo,

con Maica Espinosa.

En instituciones zoológicas colaboramos en diferentes programas

de cría en cautividad, lo que a nivel europeo se llama EEP.

Hay EEP para diferentes especies. Nosotros colaboramos

en EEP de distintas especies, entre ellas las de los lémures.

Son programas coordinados por una persona

que tiene conocimiento de la población de esa especie

en cautividad, dentro de los grupos zoológicos que pertenecemos a EAZA,

y es la que va a determinar qué animales conforman cada grupo,

cuándo se van a reproducir, quién interesa que se reproduzca

para mantener un reservorio genético de la mayor calidad

a la hora de plantearnos una reintroducción en libertad

y para mantener una población de la especie en concreto,

una población genéticamente sana y estable.

Los lémures, todas las especies están en peligro de extinción

por la principal amenaza que le supone el ser humano:

la pérdida de hábitat. Cada vez tienen menos espacio

donde realizar sus actividades y cuesta mucho

que las poblaciones se mantengan o, incluso, mejoren

el número de individuos en libertad.

Es una especie a la que no le cuesta reproducirse

siempre y cuando tenga todo lo que necesita

para mantenerse en condiciones.

Hemos venido aquí con Antonella Broglia.

Buenos días. Buenos días.

¿Qué te parecen los lémures? Son muy majos y muy buenos.

Los anillados. El de la cola anillada son muy bonitos.

Hemos venido para hablar de emprendedores sociales.

Nos vamos a centrar en la innovación en salud mental.

Empezamos hablando de una iniciativa en Nepal.

Sí, una iniciativa importantísima en un país

en el que la discapacidad intelectual está estigmatizada,

es un tema del que nadie sabe nada porque no se quiere hablar.

Este emprendedor social, Matrika Devkota,

con su organización Koshish hace varias cosas.

Una: reivindicar que este tipo de discapacidad debe ser contemplada

dentro de lo que la Seguridad Social debe atender.

Dos: este tipo de personas deben conocerse y verse,

y hace con ellos manifestaciones como las que estamos viendo,

por lo que la población puede entrar en contacto con la realidad.

Y tiene centros donde cuida de ellos

e intenta devolverles una dignidad, una capacidad de volver en sociedad

y donde es posible una reinserción profesional.

Es una referencia en su país y hace un trabajo extraordinario:

Matrika Devkota.

Vemos con la segunda iniciativa que nos quieres destacar.

Es en Corea del Sur y es gente que trabaja

con personas que huyen de Corea del Norte

y tienen problemas mentales para adaptarse a su nueva vida.

Sí. Es muy interesante este fenómeno.

Hay refugiados del norte, un país con una dictadura,

que van al sur a intentar recrear una vida.

Los traumas que ellos han vivido en su país de origen

no les permiten integrarse y, por tanto, fracaso escolar,

aislamiento, falta de dinero, de profesión y suicidio.

Esta emprendedora social, educadora,

que se llama Myung-Sook Cho ha creado una escuela

que se llama La Escuela del Amanecer, "The Dawn School",

donde hace un programa adaptado por estos chicos y chicas.

Vemos unas imágenes de ellos explicando sus realidades.

No es solamente intentar que se repacifiquen consigo mismos

sino también hacerles ver cómo pueden vivir

en una sociedad tan competitiva desde el punto de vista económico

como la de Corea del Sur, cuando en el Norte no había

una economía de mercado, y su contacto con la realidad...

Es un problema de adaptación grave. Totalmente.

Por tanto cómo adaptarse, cómo ser agente de cambios a su vez

y superar sus traumas y poder vivir en Corea del Sur.

En distintas condiciones. En muy distintas condiciones.

Vamos con la tercera iniciativa, española. Se llama Lectura Fácil.

Una iniciativa que conocimos hace unos meses en un reportaje

en "Para todos La 2", pero nos quieres volver a hablar.

Sí, porque es innovación social pero, además, grupal, colectiva.

La Lectura Fácil es cómo ayudar con una forma de escribir,

de maquetar y de ilustrar la escritura

a personas con problemas de comprensión lectora.

No son solo personas con discapacidad intelectual;

también personas con dislexia y otro tipo de personas.

Uno sobre cuatro en España tiene este problema.

Es un diccionario interactivo. Es muy interesante porque no es

como el diccionario típico que coges un diccionario y traduces términos.

En este diccionario solo ponen palabras que son un problema

para las personas con este tipo de dificultad,

de comprensión lectora. Ellos dicen "tengo un problema con esta palabra,

no la entiendo bien, hay demasiados significados, no sé cuál elegir".

El traductor, el adaptador solo trabaja

sobre las palabras donde están los problemas.

Las ponen en una especie de intranet

y personas con discapacidad intelectual formadas para esto

hacen una verificación constante y se publica.

Digamos que se hace a medida de los problemas de lectura,

una adaptación especializada y una revisión

por parte del que será el usuario final.

Por tanto es innovador desde todos los puntos de vista.

Todo el mundo lo puede ver y se llama diccionariofacil.org

y se ha creado por Plena Inclusión en Madrid.

Y el trabajo de los validadores,

de las personas que dan la opción de las palabras es importante.

Sí, porque ellos, a su vez, encuentran aquí un trabajo.

Están adquiriendo una competencia. Como decías, son usuarios

y revisores a la vez, y esto es muy innovador.

Gracias, Antonella, por estas iniciativas sociales

que trabajan para la salud mental. Muchísimas gracias a vosotros.

Seguimos en este primer sábado "Para todos" de la nueva temporada.

Lo declamábamos la temporada pasada, y lo vamos a seguir haciendo,

acompañados de nuestro artista y pensador Jorge de los Santos.

¿Qué tal? Bienvenido de nuevo. Bien hallada, tesoro. Un placer.

¿En qué mundo vivimos? Volvemos a hacer la misma pregunta.

Así es. Vamos a seguir intentando mantener esa pregunta

y darle continuidad, a ver qué pasa. Entonces, cuéntanos.

Siguiendo con ese juego de palabras de "hay que ver para creer",

aunque si uno cree demasiado, sobre todo en uno, ¿qué ocurre?

Ocurren muchas cosas. Yo, como hemos hecho este intervalo,

me gustaría hacer una breve introducción

sobre lo que nos ocupamos en esta sección,

sobre esto de "¿en qué mundo vivimos?"

Aquí lo que hacemos es poner bajo sospecha las insistencias,

las cuestiones, los lemas, las soflamas proselitistas

que se repiten en exceso. Yo, por ejemplo,

o sea cuando existía la formación del Espíritu Nacional,

cuando existía dentro de este ambiente ideológico

la Sección Femenina, había algo que nos puede sonar extraño,

pero que está cercano: los libritos, la guía de la buena esposa.

Ahí se entraba en los procesos de subjetivación de lo femenino,

de decir qué es la categoría femenina y cómo una mujer

se conforma en lo femenino. Ahí había cuestiones, lemas,

reiteraciones del equipo... Estás hablando del siglo pasado.

No te estoy hablando de tan lejos. Verás cómo lo traemos para acá.

Venga, tráelo. Del tipo "sé la esposa que soñó",

o sea "sé la esposa". Luego te acababan diciendo,

y esto se encuentra en internet fácilmente si se ponen estos datos,

acababan diciendo cosas como "cuidar de su comodidad", de la del marido,

"te brindará una enorme satisfacción personal".

Esto que te recomendamos lo hacemos por tu bien,

no hay nada ideológico detrás, lo hacemos por tu bien.

Esto es cómo se consigue, digamos, un proceso hegemónico;

cómo un determinado grupo impone una determinada visión del mundo

y una determinada forma de vida;

a través de estas repeticiones, que es lo que nos llama la atención.

Cuando hablábamos de decir no es tanto el lema,

es ser una buena esposa. Eso, en sí, no es nada pernicioso.

Es todo lo que arrastra eso cuando se convierte en proselitista.

Pero hablemos de creencias. Hablando, insisto, de creer en uno.

¿Qué pasa, que estamos cambiando las creencias,

que creemos demasiado en nosotros por no creer en lo que nos rodea?

Marta, eso es un poco. El lema en sí está muy bien, o sea creer en uno,

ganar autoconfianza y dices "ya está bien, ya está bien".

Es recomendable. Si me lo dices a mí yo digo "tienes razón, Marta".

Pero... Pero cuando se hace, digamos,

cuando se entronca, se entroniza como uno de esos lemas repetitivos

lo que tenemos que sospechar es que hay una ideología detrás,

igual que en el caso que contábamos de la Sección Femenina.

Hay algo detrás que está imponiendo ese lema.

¿Qué sucede en el caso concreto del lema "cree en ti mismo"?

"Creer en ti mismo" lo que está, posiblemente, reflejando

es que no creemos en nada.

Nuestro descreimiento, ese fenómeno apasionante y sorprendente

que se produce y viene en llamarse nihilismo,

es decir la pérdida del fundamento, eso que Nietzsche categoriza

como la muerte de Dios, aunque Hegel antes lo había abordado;

eso produce una ruptura del sentimiento universal y absoluto

con referencia a algo. No es tanto el Dios religioso

como se puede entender dentro de un planteamiento religioso

sino el sustrato, donde nos apoyamos:

cambia a Dios por la verdad, la pérdida de la verdad.

Eso hace, ese desconcierto hace que uno se agarre a sí mismo;

o sea que el único punto de sujeción sea y empiece a ser uno mismo.

Entonces lo de "no creas en Dios, no creas en nada más que en ti",

¿eso nos está perjudicando? Más que perjudicar,

que es un juicio moral, yo diría que está conformando

una situación particular. ¿Y no nos lleva, por ejemplo, a...?

Es buena base lo de creer en uno, es decir yo creo lo que digo,

creo y tengo mis creencias. Eso ayuda a tener una ética,

a tener unos principios.

Yo creo que no. El agarre, la sustentación, el fundamento

deviene uno mismo y no deviene un sentido absoluto

que, por absoluto, es comunitario. Por ejemplo la imagen de Dios,

la cosa de Dios, perdemos esa precisa capacidad comunitaria

y nos fundamentamos... ¿Por qué sale ese lema?

Sale porque intenta contrarrestar una de las mayores pandemias

que vivimos hoy que es la melancolía.

Somos individuos que nos encontramos por esa falta de fundamento, solos.

Nos encontramos aislados, sin más posibilidad de realización

que la hueca que ofrece esa hegemonía ideológica

que te está ofreciendo, que intenta, de alguna manera,

que seamos artificialmente sobreestimulados

no para poner en cuestión ese marco sino para rendir pleitesía

al sujeto patógeno, a lo que nos está enfermando.

El que se insista mucho en "cree en ti mismo",

o sea "cree en ti mismo, crea usted en sí mismo" es síntoma

de que estamos, por un lado, descreídos de eso que decíamos.

Decía Chesterton, que era un tanto, un tanto...

católico, por decirlo de alguna manera, que lo malo

de cuando dejábamos de creer en Dios es que creíamos en cualquier bobada.

Eso es así, se refleja, y se refleja sobre todo en dos cuestiones.

Actuar de manera... lo que Nietzsche llamaba el nihilismo reactivo.

Como no tenemos ese fundamento, porque lo hemos perdido,

nos creamos un fundamento en el que nos aferramos

como este "tú mismo" o consignas como el nacionalismo, el feminismo,

pero de una manera radicalizada y con poca capacidad crítica.

Volvemos hacia atrás. Por eso era el nihilismo reactivo:

en lugar de crear un fundamento común en el que creer

lo que hacemos es coger una historia antigua,

por eso empezábamos con ese inicio del Espíritu Nacional,

y la volvemos a traer para fanatizarnos en ella.

Eso además nos hace completamente crédulos.

Manejables. Manejables, naturalmente.

Nos hace manejables, nos hace manejables en el sentido

de que como no creemos en nada, creemos en todo,

lo que comentaba Chesterton. Eso, la credulidad,

es la mejor herramienta del marketing

y de los procesos ideológicos de convencerte

de que esa forma de vida que tienes es la que tú quieres

y esa forma de realización es la que tú has elegido.

Jorge. ¿Dime, cielo?

¿Te apetece tomar un té? Llegados a este punto, ¿te apetece un té?

¿Una infusión? Casi mejor una trasfusión después del estreno.

Muchas gracias, Jorge. Te lo digo porque, aunque sea virtual,

vamos a ofrecerles ese té en un reportaje. Vamos a Navarra.

Si la naturaleza es terapéutica, en los campos de la empresa Josenea

lo es por partida doble.

Es una empresa social dedicada al cultivo y comercialización

de plantas medicinales para infusiones.

La mitad de su plantilla, de 34 trabajadores,

está formada por personas en proceso de inserción sociolaboral.

Josenea levantó el vuelo en 2002 con ganas de volar alto.

Desde el minuto uno dijimos que haríamos la mejor empresa.

En el sector en el que nos fuéramos a ubicar íbamos a ser los mejores.

Por dos razones. Una, porque empresarialmente

nos parece lógico que cuando generes una empresa hagas la mejor.

Y demostrar que esos trabajadores

no eran trabajadores que no podían estar en el mercado

sino que con ellos, que nadie quería, hacer la mejor empresa.

Está ubicada en Lumbier, Navarra.

Dispone de 13 hectáreas de cultivo ecológico.

Entre plantas y árboles medicinales, unas 60 plantas,

aunque no simultáneamente. La calidad viene dada

por el cuidado que les damos. No le damos productos fitosanitarios.

Junto con otras plantas las limpiamos a mano;

les damos el tratamiento que hay que darles; las cosechamos,

cada una en el momento en el que tiene que ser cosechada.

Esto es menta chocolate. Muy aromática

y es una de las más espectaculares. Un aroma impresionante.

Abre los bronquios. Perfectamente.

Esto es hierbabuena. Es un tipo de menta

totalmente distinta a la menta chocolate que hemos visto

y el aroma es totalmente distinto.

Es un tema... Para digestivo es muy agradable.

Esto es Equinacea purpurea. Lo que utilizamos es la raíz.

Sus propiedades son el refuerzo del sistema inmunológico.

Juan Mari Goñi, delineante de profesión,

se quedó en paro a los 56 años y decidió estudiar jardinería.

Dije "de lo que yo sé, más, a esta edad, no voy a aprender.

Voy a aprender algo nuevo". Me puse a estudiar.

Lo cogí con mucha ilusión. Estudiando por las mañanas,

en internet por las tardes, complementando.

Bueno, la verdad es que el que se empeña,

como dice el dicho "el que se empeña, se casa".

Al final conseguí lo que quería. No pensaba que podía recalar aquí,

pero estoy en el mejor sitio que puedo estar con mis 60 años.

Me han dado la oportunidad a ver qué tal como encargado.

Te puedo decir que ni yo me lo creo.

-Aquí ha llegado gente de todo tipo, desde gente que no sabía

ni leer ni escribir hasta licenciados universitarios.

He tenido de todo. A veces nos pensamos que la vida

va a ser normal. A veces sí y a veces, no.

Nos pasan cosas y esto es muy habitual.

En una crisis como la que hemos tenido,

quedarte fuera del mercado laboral ha caído a un 20 % de la población.

El medio ayuda a tener un buen clima de trabajo.

La naturaleza se toca, se respira, se huele.

Trabajar aquí, bien ¿no? En la naturaleza.

Una gozada.

-El mundo de las plantas medicinales me ha interesado desde siempre.

Eso, a lo que más prioridad le doy es a eso,

al estar a gusto y estar haciendo un trabajo que me gusta.

-Estamos quitan..., sepa..., quitando las hierbas que no queremos

para meter la hierba que queremos en el secadero.

Cuando se seque la meteremos en cubos

para llevar a embolsar.

-El proceso de cosechado, procesado, metido en bandejas y secadero

se realiza en menos de una hora, con lo cual el producto no pierde

ningún tipo de calidad por deterioro o fermentación,

por luz, que también hace que la planta pierda vistosidad.

Por eso nuestro producto es de gran calidad

y con un color y una vistosidad que también es importante.

-Hay montón de cosas que intervienen en que hagas las cosas bien.

Hay que pensar que en las empresas no solamente el que está al frente

es el que da la nota, sino que son todas las personas de alrededor

los que hacen el trabajo. Eso ha sido muy importante;

sobre todo conseguir que ese clima fuese el clima adecuado

para producirse la inserción, la calidad, las buenas plantas.

Eso me ha tocado hacer a mí: intentar que ese clima

fuese el más propicio. Pero yo soy uno más, un instrumento más.

El clima, clima y el clima humano. Exactamente, sí, sí.

Josenea es un camino, una transición para los trabajadores

que se encuentran en proceso de inserción laboral.

Aquí están de seis meses a tres años y un 80 % de ellos

consigue, después, un empleo en una empresa ordinaria.

Respiramos hondo. Como aquel que dice acabamos de llegar

y nos vamos. El próximo sábado, si lo desean, nos encontrarán

en La 2 dispuestos a ofrecerles una selección

de la mejor actualidad social para todos.

Lo dicho, buen finde y resto de semana.

(Música créditos)

Para todos La 2 - 23/09/17

23 sep 2017

Programas completos (1177)
Clips

Los últimos 7.566 programas de Para todos La 2

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios