Presentado por: Marta Càceres Dirigido por: Quim Cuixart

Magacine semanal centrado en temas sociales y de participación ciudadana y presentado por Marta Cáceres. El espacio tiene como objetivo dar voz a entidades públicas o privadas, asociaciones, ONG's, fundaciones y a las iniciativas ciudadanas que trabajan para mejorar el día a día.

Contará con varias secciones fijas a cargo de Antonella Broglia (Emprendimiento social), Maite Larrauri (Filosofía para profanos), el pensador Jorge de los Santos (¿En qué mundo vivimos?) y la actriz Blanca Marsillach (Comprometidos).

Contacto

Escriba al programa Para todos La 2: http://www.rtve.es/participacion/para-todos-la-2/

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4833839
Para todos los públicos Para todos La 2 - 10/11/18 - ver ahora
Transcripción completa

¿Qué tal?

Bienvenidos, la robótica ha entrado en nuestras vidas, y de qué manera.

Lo vamos a comprobar en unos minutos

aquí con la visita de un prototipo muy especial.

También, en nuestra sección de innovación ciudadana

descubriremos cómo en algunos lugares del mundo

se plantean ritos funerarios menos contaminantes

y más beneficiosos para el medio ambiente.

Terminaremos reflexionando en torno al afán

por darse relevancia en el mundo actual.

Antes, "No llores que vas a ser feliz".

No, no es el inicio de un cuento ni de una canción,

es el título de un libro que aborda uno de los temas más tristes

y oscuros de la historia de España, el de los bebés robados.

Su autora, Neus Roig,

asegura que lo que empezó en las cárceles franquistas,

se convirtió en un negocio que duró hasta no hace tanto.

De hecho, hace tan solo unos días,

la mesa del Congreso ha aceptado a trámite una proposición de ley

sobre bebés robados en España.

"Neus Roig es una doctora en ciencias humanas y sociales

que lleva años investigando el tráfico de bebés en España

rurante los oscuros años del franquismo,

e incluso en plena democracia.

Es la presidenta del Observatorio

de las Desapariciones Forzadas de Menores.

En 2016 leyó su tesis doctoral

y ahora ha publicado una versión divulgativa.

'No llores que vas a ser feliz. El tráfico de bebés en España,

de la represión al negocio.'

Ha estudiado en profundidad 476 casos."

Hay hijos que están como adoptados de dudosa adopción.

Hay hijos que están como biológicos de madres

que no los parieron.

Hay madres que se les comunicó la muerte

y que su bebé no consta en ningún lado.

Hay madres que sí tienen toda la documentación,

pero cuando llegamos a la exhumación del cuerpo,

el cuerpo se volatilizado.

Son diferentes tipologías.

No hemos entrado a describir

el caso como caso.

Porque de eso se tienen que encargar,

de desgranar y buscar todo,

la policía judicial, los fiscales y los jueces.

"La sustracción de bebés empieza en las cárceles franquistas

contra las madres republicanas.

Los niños morían de hambre, frío y enfermedades,

y las autoridades optaron por la eugenesia positiva,

ideada por el psiquiatra Antonio Vallejo Nájera

e inspirada en la Alemania nazi."

Ahí se deja que los niños sobrevivan en las cárceles

y sean retirados de sus madres antes de los tres años.

El gen rojo no se lo vamos a poder eliminar

porque lo llevan en la sangre,

pero con la educación sí lo podemos convertir en un buen patriota.

-El cristiano hogar de Franco es símbolo

y modelo de la familia española.

"El régimen considera descarriadas a las madres solteras,

y macetas sin flores a los matrimonios sin hijos.

Estamos a finales de los 50."

-A partir de ahí es cuando empieza el negocio.

Cuando ciertas instituciones de acogida a madres solteras,

se dan cuenta de que un bebé tiene un precio.

Niños listos para estar adoptados sabían,

pero no querían un niño de seis meses o de un año.

Querían un bebé.

Y empiezan a trapichear con una embarazada

que en paralelo hay otra señora

que lleva un embarazo con cojines,

y a partir de ahí, la identidad de la madre biológica

queda protegida,

y ese bebé se registra como hijo biológico

de la señora embarazada de cojines.

Un precio de un bebé en Barcelona, en el año 68,

era de 2 millones de pesetas.

¿Cuándo surge el problema? ¿Cuándo empiezan los robos?

Cuando teníamos una embarazada

que iba en paralelo con una señora embarazada de cojines,

llegamos el embarazo de cojines a los nueve meses

y nos falla este embarazo por el motivo que sea,

porque se moría realmente el bebé,

porque la madre no quería renunciar o recibía ayuda familiar

y decide que este bebé no está.

Aquí tenemos un embarazo de dinero,

que teníamos que parir algo, y por lo tanto,

cualquier mujer española que entraba en un hospital o en una clínica

a parir podía ser víctima de robo de bebé.

"Según las investigaciones de Roig

y otros expertos y las denuncias de las asociaciones de víctimas,

el modus operandi consistiría en decir a esa madre

que su hijo había nacido muerto.

Se le consideraba feto.

Y amparándose en el código civil de 1958, impedían que lo vieran.

En el registro civil se cerraría el círculo alegando

que la madre se había acogido al parto anónimo."

-Hasta 1990 no se secularizan los hospitales españoles.

Por lo tanto, la monja decidía.

Es así, el hecho de que una monja se fuera

al registro civil con una partida de nacimiento

y dijera: "Este bebé, su madre se ha acogido al parto anónimo",

ese bebé iba identificado sin el nombre de la madre.

Estaban implicados, según qué ginecólogos, no todos,

no podemos decir la profesión médica, no es verdad.

Eran unos médicos determinados en unos hospitales determinados.

Y unas órdenes religiosas que dirigían ciertas instituciones.

Y dentro de esas instituciones,

aún podríamos decir que no la institución en general,

sino una monja en particular.

Lo que pasa es que la institución miraba hacia otro lado.

"Hasta ahora solo ha llegado a juicio

la denuncia de Inés Madrigal

contra el doctor Vela por haberla sustraído en 1968.

La sentencia lo considera culpable de varios delitos

pero lo absuelve por prescripción de los mismos.

El resto de denuncias se han archivado por lo mismo

o por falta de pruebas.

-Cuando tenemos un bebé que no está enterrado,

como el caso de Ángeles,

que explico en el libro.

Ese bebé, estamos hablando de un bebé del año 93.

Se entierra en nicho privado, cuando se abre la caja, no hay bebé.

El juez archiva porque dice que se ha podido desintegrar.

Si ahora mismo, con estos de Cádiz,

espero que todo esto abra esta burbuja

y se vea la realidad de lo que pasó.

En el cementerio de San José de Cádiz

se están exhumando las tumbas de 46 bebés,

supuestamente fallecidos al nacer y enterrados en este camposanto.

De momento,

cuatro ataúdes han aparecido vacíos y otros cuatro no se han encontrado.

El director principal de la tesis doctoral de Neus Roig es ahora

el director de Memoria Democrática de España, Fernando Martínez López."

-Él conoce en profundidad el tema.

Que murió Franco,

pero esos médicos y esas monjas siguieron sentados en la misma silla

y haciendo las mismos trapicheos que hacían el día anterior.

Por lo tanto,

no cambia hasta que se empiezan a cambiar leyes.

A esos chicos

que están registrados como biológicos,

que están buscando su madre quién es,

y a esas madres que tienen tumbas vacías,

hay que procurar que se encuentren.

Y eso, yo confío en que Fernando puede hacerlo.

"¿Se puede mirar hacia otro lado y hacer oídos sordos?,

se preguntan las víctimas.

Su voz se ha escuchado en las Cortes,

pero piden más que buenas palabras.

Valoran como paso positivo que se haya registrado

en el Congreso una proposición de ley de reparación y justicia.

Y esperan que sus señorías estén a la altura."

Seguimos, vamos a hablar del futuro inmediato,

o mejor del presente continuo

que es la revolución tecnológica en la que estamos inmersos.

Nuestro invitado, Ángel Bonet es consultor y presidente

de la Fundación UnLtd Spain.

Qué tal, bienvenido. Muchas gracias.

Le acompaña un prototipo que responde al nombre de Pepper,

con el que intentaremos establecer después una comunicación.

Nos referimos ahora a Ángel.

Ángel le ha puesto un título a un libro que ha publicado

que es "El tsunami tecnológico".

En este libro explica cómo surfearlo.

De entrada, para surfear, ¿dónde está la tabla?

¿Cuál es la tabla de salvación?

Es un título, evidentemente,

para excitar las mentes, y provocar la inquietud.

Yo te diría que la clave es entender

lo que va a ocurrir en las dos próximas décadas.

Lo que pretende el libro es, en clave no técnica,

que es lo más complejo,

explicar qué va a ocurrir, y sobre todo, para un padre de familia,

asesorarle de qué tiene que estudiar su hijo, o a un autónomo,

como adaptar su negocio y poder surfear esta ola.

Entender, ahí es nada.

Porque utilizas, te puedo tutear... Por favor.

Utilizas el concepto de disrupción tecnológica.

Ya estamos en esa disrupción tecnológica.

Esto que vamos a ver es una disrupción tecnológica.

Justo.

Es muy bonito ver este tipo de demostraciones en directo,

en programas,

porque muchas veces cuando leemos estas cosas o nos explican,

parece ciencia ficción.

Y no, ya están aquí.

Todas las tecnologías que explico en el libro ya existen y funcionan.

A veces el problema es que son caras,

inaccesibles o no hay legislación.

Pero ya están aquí.

Tarde o temprano las vamos a disfrutar o a sufrir.

¿No nos damos cuenta,

no queremos dar ese paso hasta que no nos obliguen quizá?

El ser humano, en general, suele ser resistente a los cambios,

incluso diría temeroso a los cambios.

Y más cuando no conoce o no entiende.

Cuando hablamos de robótica, de inteligencia artificial,

o Internet de las cosas, uno lo que hace es irse para atrás

y decir "yo ya estoy bien como estoy".

Lo que ya te digo es que lo que viene es para mejor,

de hecho, este libro está hecho en clave muy positiva,

porque yo creo que lo que nos encontraremos

en dos décadas es un mundo sin duda mejor.

Ángel, ¿quién es Pepper?

Voy a verle. Pepper es un humanoide,

quizás el más sofisticado del mercado japonés.

Humanoide, ya estamos con la palabra.

(RÍEN)

Atiende un poco a hacer un robot de compañía,

tanto para gente mayor o niños.

Entonces yo ahora le saludo.

Voy a hacer así.

Hola, ¿qué tal, Pepper? ¿Cómo estás?

Estamos encantados de que estés aquí con nosotros.

(ROBOT) El placer es mío.

Qué ilusión.

¡Yuju!

Está contento.

Lo cierto es que aunque actúo todos los días

para el público en directo,

no estoy muy acostumbrado a las cámaras y los focos.

No te preocupes, por eso estamos aquí.

Pepper, muy contentos.

Sabes que el futuro espera mucho de ti.

¿Tú qué sabes hacer?

Siempre le digo a nuestro público

en el Museo del Robot que sé hacer muchas cosas.

Por ejemplo,

saber si estáis alegres o tristes y actuar en consecuencia.

Interesante. Puedo expresar emociones.

(GRUÑE) Ay, que se enfada.

No, está contento.

¡Yuju!

Emociones.

Y hablar diferentes idiomas.

También puedo conectarme a diferentes dispositivos

y servicios web.

Además soy muy divertido, y últimamente he aprendido a bailar.

(Música)

Lleva la música incorporada.

Mira qué bien.

Ya está.

Eso es todo, ¿sí?

¿Pepper?

Encantados de que estés con nosotros.

Adiós, amigos de la 2, nos vemos en su casa.

De acuerdo.

Ahora intentaré apagar este dispositivo,

si me deja, ¿verdad?

A ver, esta manita aquí.

Le doy aquí dos clics.

Se lo ha tomado bien.

Esta interacción parece un poco artificial,

pero hay que ir acostumbrándose

a tener esa relación con estas máquinas.

Además es muy curioso,

porque estamos en la versión 0.0 de esta tecnología.

Primero qué pasa,

que el hombre no está acostumbrado a interactuar con un robot,

y lo que tenemos en mente viene de la ciencia ficción.

Pero a la que vas tomando presencia, hablas con él,

te entiende, interactúa, tiene inteligencia artificial,

se va generando algo increíble,

un sentimiento, una relación.

Y esto que en nuestra cultura occidental puede parecer imposible,

en culturas como la asiática,

en Japón, por ejemplo,

está totalmente asentado y es algo natural.

Es como cuando nos costaba dejar mensajes en un contestador

y ahora ya te sueltas un poco más.

Detrás de estos aparatos o humanoides,

hay mucha tecnología, muchos algoritmos.

Esos algoritmos van a entender de sentimientos,

pero también de situaciones complicadas, relativas a la salud,

al peligro que tengamos en casa

o que tengamos las personas en un futuro.

Eso es más serio.

Piensa que hay una ley

que se llama Ley de Moore, que dice que cada año se duplica

la capacidad de procesamiento de un ordenador.

En cuatro años,

un ordenador tendrá la misma capacidad de procesar

que el cerebro humano.

¿Eso significa que se van a doblar las posibilidades

de que la gente pierda su trabajo?

¿De que eso ocupe lugares de trabajo?

Eso inquieta mucho a los humanos.

No a los humanoides, a los humanos.

Absolutamente.

Es uno de los puntos de la robótica que más me preocupa, como a ti.

La respuesta es sí, sin duda.

Se robotizarán muchos puestos de trabajo.

Sí, porque es más eficiente, más rápido, mejor.

Tenemos que ser todos inteligentes y tener altura de miras.

Mientras no se regula el mercado laboral

y se crean nuevos puestos técnicos, habrá un gap,

y habrá gente que se quede fuera del sistema.

Creo que debemos tener un debate inteligente

y humano de ver qué hacemos con esta gente,

cómo la reciclamos y cómo hacemos que aprendan nuevos oficios.

Y mientras tanto,

que haya algún tipo de renta que sustente

que cuando una compañía tenga un robot,

pueda acompañar a esta persona

hasta que se reincorpore al mercado laboral.

Y entender el Internet de las cosas.

Cuando estamos con el móvil, castigando las cervicales,

eso ya es el Internet de las cosas.

Es buscarle un Internet a todo, para terminar.

El Internet de las cosas,

por finalizar y por no asustar mucho a los telespectadores,

es que todo estará conectado a Internet.

Esto que suena a terror,

yo siempre digo que tenemos que arropar la tecnología

como algo positivo, porque nos va a facilitar

tener cosas muy sencillas solo hablando.

Eso nos va a ganar tiempo,

y el ser humano con tiempo puede hacer cosas maravillosas.

Y salvar vidas, quizás.

Muchísimas gracias, Ángel Bonet,

por traernos este tsunami tecnológico, con este ejemplar,

que se ha portado muy bien y ahora está en reposo.

Nosotros seguimos.

Muchísimas gracias.

Innovar y pensar en el futuro se puede hacer con cualquier tema.

Y si no, vean lo que nos cuenta hoy Antonella Broglia

con una iniciativa ciudadana,

solidaria, cuanto menos sorprendente.

(Música)

La muerte sigue siendo un tema tabú.

Hablar de la muerte aún da miedo y cierto temor.

Hoy en nuestra sección de emprendedores sociales,

nos quieres hablar de una emprendedora social

que trabaja el tema de la muerte

relacionándolo con el medio ambiente,

la contaminación y el entorno.

-Sí, se trata de Katrina Spade,

que quiere cambiar de forma estructural la industria funeraria.

No solo para hacerla más sostenible

desde el punto de vista ambiental,

sino para hacerla más humana y recuperar el rol de la familia,

la cercanía de la familia y el muerto.

En el ritual en el que los dos se separan.

¿Qué sucede hoy en día

en la industria funeraria norteamericana?

Primero, es un negocio enorme

que mueve 20.000 millones de dólares al año.

Verdaderamente depende de la industria funeraria.

La persona querida ha muerto, tú,

como familiar estás en un estado de gran vulnerabilidad,

y pierdes el control sobre ese momento que es crucial.

La muerte es de las cosas más importantes

que nos pasan en esta vida.

-Emocionalmente, pierdes un poco...

-Exacto, se te separa del procedimiento,

del tratamiento del cuerpo.

Y la industria funeraria hace un poco lo que quiere.

Por ejemplo,

esa transición que últimamente está sucediendo en Estados Unidos

y en todo el mundo, el sistema de enterrar un ataúd

a la cremación,

es algo que creemos que como cliente lo estamos eligiendo,

pero no es así.

Es algo que ha sido la propia industria funenaria

que ha ido haciendo una presión para que se hiciera así.

Porque es más barato y más fácil de hacer.

¿Sabes que en Estados Unidos en 1960 solo el 3% de cuerpos se cremaban?

El 50% este año,

y se espera que el 75% de los cuerpos se cremen en 2030.

Bajo una falsa percepción,

desde un punto de vista medioambiental tiene menos impacto.

No, fíjate que son

270 millones de kilos de CO2

que este sistema de la cremación emite en la atmósfera.

Sin hablar de las partículas del mercurio,

altamente contaminantes.

-Un dato es que en Estados Unidos cada año mueren 2.700.000 personas.

-Estamos hablando de una industria grande y muy significativa.

Ese es un aspecto, el medioambiental,

pero Katrina dice otras cosas.

Hay un rol de esta manera de deshacerse del cadáver

que empeora esta separación,

que nosotros hoy en día en el mundo occidental tenemos con la muerte.

Pero esa separación es absurda.

La psicología demuestra

que cuando una persona querida se va de nuestra vida,

ese vacío no se puede volver a rellenar.

Tenemos que aceptarlo.

-No se puede ni hay que intentarlo, dicen.

-No tiene sentido.

¿Por qué deshacerse a toda velocidad?

¿Por qué tomar en un minuto decisiones sobre flores y ataúdes?

No, ella dice que esto hay que reconcebirlo.

Hay mucha gente que está trabajando en esto.

Para que la industria funeraria sea más humana y sostenible.

Para luchar para una transparencia mejor de los precios, por ejemplo.

Tú estás en un estado de tremenda alteración emocional

y no te cuestionas lo que está sucediendo

con el coste de estos servicios.

Esta es una parte,

pero lo que ella hace es más profundo.

Reconcibamos todo,

ella es arquitecta y piensa en términos de sistemas,

que por eso es tan interesante este trabajo.

Ella dice, primero, hay que volver al ritual.

Tiene que haber algo que te sana y que te ayuda a seguir adelante

como familia.

Tenemos que reconstruir esa relación entre la familia

y el cuerpo, que ahora estamos rompiendo.

Es el punto número uno.

Punto número dos, la naturaleza

es la mejor fuerza para descomponer

un cuerpo de una forma natural

y volverlo a entregar a la tierra de donde ha venido.

¿Por qué no usamos estos sistemas?

Después de una serie de experimentos con varias unidades americanas,

sobre todo la Universidad de Washington,

y algunos cuerpos donados por algunos donantes,

ha creado un sistema en el que, en un espacio diseñado aposta,

que es mitad templo, mitad computadora, mitad parque,

la familia llega con el cuerpo,

lo envuelve en una sábana

y cubre el cuerpo con virutas de madera,

que aceleran o ponen en marcha un sistema de descomposición.

Durante algunas semanas se produce hasta que el cuerpo baja.

Estamos viendo en una animación cómo este mecanismo sucede.

Hasta que ese material vuelve a la tierra

y puede generar nueva vida.

Se puede plantar un árbol aquí.

Ese es el mecanismo que cada vez se está haciendo más popular,

porque las personas buscan más ese tipo de rituales

más significativos, además de más limpios.

Está trabajando en todo el mundo con su discurso activista.

Tiene mucha gente diferente en su equipo,

tiene gente experta en la parte biológico-química.

Tiene medio ambientalistas, personas mayores, abogados,

los necesita a todos.

Se trata de cambiar desde la raíz un sistema que está muy asentado.

-El sistema y la mentalidad de los familiares.

-Claro, pero hace 150 años no era así.

Hace 150 años,

los familiares se hacían cargo emocionalmente y físicamente.

La operación se llama "recompose",

y la verdad es que ella es muy efectiva

y muy interesante en su argumento porque lo toca todo.

-Le da una utilidad al cadáver. -Exacto.

Es medio ambiente,

es una unión espiritual más clara,

es recuperar el significado de la muerte

en lugar de separarse de ella, porque es inútil.

Es parte de nuestra vida y lo tenemos que entender.

-Antes te decía que en Estados Unidos

mueren cada año 2.700.000 personas.

En España, cada año mueren 420.000 personas.

Y la muerte es inevitable.

-Claro, impactos emocionales grandes,

medio ambientales y económicos.

Tenemos que pensar en ello y no queremos,

tenemos que pensar en ello.

-Gracias por esta iniciativa.

-Gracias a vosotros.

Mientras no nos llegue la hora,

en "Para todos La 2" queremos reflexionar sobre el mundo

en que vivimos, por lo que damos la bienvenida

a nuestro hombre crítico Jorge De Los Santos. ¿Qué tal?

Buenos días, Marta.

Hoy pones el dardo en unos perfiles concretos.

Consideras que están demasiado en auge, que son unas personas

bueno, el arribista, el advenedizo, el ventajista,

la gente que tiene un afán de protagonismo.

¿O cómo los definirías tú?

Sí, yo creo que básicamente en toda esta fauna, digamos,

que conformamos y que nos conforta en la que estamos todos metidos

y que formamos parte de ella,

hay esa figura que tú sintetizas muy bien con esos epígrafe.

El buscador de ventajas, el oportunista...

Que van aflorando, que van saliendo, haciéndose visible,

ocupando puestos de cierta relevancia

y todo eso pues se va notando.

Yo creo que básicamente lo característico es aquel tipo

o aquella persona que se dedica a saber venderse.

Así te lo sintetizaría un poco.

Lo hace continuamente,

en todas las oportunidades que tiene.

Todas en las que interacciona con los demás restos humanos.

Mercantilista a los demás,

en el sentido de que entiende que los demás son herramientas

que se tienen que someter a un balance contable de pérdidas

y ganancias, de lo que me puede aportar y de lo que no.

Se mercantiliza a él mismo.

Es un sujeto vendible, que se convierte en objeto

para los demás.

Tú dices que esta fauna, estos sujetos,

nos ameniza su existencia,

nos entretiene.

¿Son los bufones del siglo XXI o son los trepas de toda la vida?

Sí, son los trepas de toda la vida.

A mí no me hacen gracia ninguna.

A mí son figuras que me resultan bastante incómodas.

Estos de: "He venido a hablar de mi libro".

En cualquier circunstancia siempre se tienen que poner en valor.

Tienen tener siempre esas habilidades a flor de piel,

sobre el saber colocarse a los demás,

como si fueran un producto o un kilo de patatas.

Ahí hay una cosa,

encajan dentro de la estructura de un individualismo mercantilizado,

dentro de las estructuras psíquicas

de los perfiles psicológicos de este tipo.

Encajan ahí muy bien y olvidan una cosa fundamental.

Cualquier catarsis, cualquier acontecimiento de dotación

de sentido se produce a través de la comunión.

Es decir, a través de los que comparten

cargos y obligaciones, en la comunidad.

Lo importante no es saber venderse sino saber comprar a los demás.

Esto es algo que no nos cabe en la puñetera pelota todavía.

-Saber comprar a los demás.

-Lo verdaderamente importante

es saber lo que está diciendo el otro.

Lo que vamos a conformar en conjunto.

La revelación, la costa catártica no está en tu puñetero librito,

que has escrito siguiendo las líneas de 35 más que están como tú.

Está en otro sitio, está en lo colectivo, lo común.

Es un perfil, Marta, que tiene una génesis muy curiosa.

Arranca en eso que la teoría neoclásica económica

llama el "homo economicus",

que es una manera de explicar cómo el homo sapiens

encaja en el marco de la economía.

O sea, cómo se cree que el hombre es un tipo racional

que va a actuar por impulsos racionales,

persiguiendo unos propósitos concretos

y que va a intentar obtener siempre el máximo beneficio.

Lo ve todo en esos términos.

Lo ve todo en esos términos.

Esa definición de ese sujeto ya explica mucho el tipo de mundo,

el tipo de paisaje, el tipo de arboleda,

que continuamente nos está...

Que es esta economización.

Pero otra persona también te puede decir:

Pero otra persona también te puede decir:

"Es que el mundo es así, porque no estamos en una fauna,

estamos en una selva".

El mundo será así siempre que no desplacemos los ejes.

Pero la supervivencia se puede enfocar en muchos ámbitos.

Aquí lo que hay es una empresarialización

de la existencia de los sentidos.

Estamos hablando de vender y comprar.

Todo esto forma parte del léxico,

igual que muchas veces también entendemos el mundo como una guerra.

Por eso quizá sobreviven ciertas caracterizaciones

que no serían del todo recomendables.

Por ejemplo, ese tema que abordamos de la virilidad, es decir,

es que todavía hace falta gente que arregle las cosas a lo trampa,

a aguantazos... O que mienta en sus currículums.

En sus currículums y todas estas cosas.

Esa optimización, ese cálculo, es decir,

el "homo economicus" es un tipo que calcula,

un tipo que siempre tiene esa cosa contable de decir:

"¿Cuál es el beneficio que me va a aportar?

¿Cuál es la pérdida que puedo asumir metiéndome en ese territorio?".

Antes de esa definición, es un poco lo que decía Adam Smith,

es que el cervecero, el panadero,

te suministran alimento y bebida no por altruismo

sino por interés propio.

Esa es la caracterización de lo que da toda una serie

luego de elementos en esta fauna,

entre las que está el saber venderse.

El que se autopromociona continuamente.

Eso arranca y es apasionante muchísimo antes.

Eso en Sócrates, digamos,

ya por ejemplo Nietzsche ya le pone en cuestión eso.

Cuando Nietzsche dice que las tragedias de Esquilo

no contemplan lo dionisíaco

y que entran en esas cuestiones

el que no hay algo que te sobrepasa,

algo que se conforma en lo colectivo,

que entre todos tenemos que apuntar,

sino que cuando al héroe trágico le pasa algo

es porque ha cometido un error de cálculo.

Porque ha habido algo.

"Yo no esperaba que esto fuera por ahí".

Esa excesiva racionalización.

Yo recuerdo... No sé, ¿acabamos ya? Perfecto.

Nuestra obsolescencia está programada, cronometrada,

diría yo, Jorge. Es la pequeña tragedia.

La asumimos con alegría.

En cualquier caso, te agradecemos tus reflexiones y ahí quedan.

Cerramos otro programa para todos. Muchísimas gracias.

Gracias a ti, Marta.

A ustedes les esperamos en siete días.

Hasta entonces, feliz semana. Adiós.

Para todos La 2 - 10/11/18

10 nov 2018

Programas completos (1221)
Clips

Los últimos 7.817 programas de Para todos La 2

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios