Presentado por: Marta Càceres Dirigido por: Quim Cuixart

Magacine semanal centrado en temas sociales y de participación ciudadana y presentado por Marta Cáceres. El espacio tiene como objetivo dar voz a entidades públicas o privadas, asociaciones, ONG's, fundaciones y a las iniciativas ciudadanas que trabajan para mejorar el día a día.

Contará con varias secciones fijas a cargo de Antonella Broglia (Emprendimiento social), Maite Larrauri (Filosofía para profanos), el pensador Jorge de los Santos (¿En qué mundo vivimos?) y la actriz Blanca Marsillach (Comprometidos).

Contacto

Escriba al programa Para todos La 2: http://www.rtve.es/participacion/para-todos-la-2/

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.8.0/js
3956581
Para todos los públicos Para todos La 2 - 25/03/17 - ver ahora
Transcripción completa

¿Qué tal? ¿Cómo llevan este primer sábado de primavera?

¿Bien, mal, regular?

En cualquier caso, bienvenidos a "Para todos La 2",

Su espacio de actualidad social.

En los próximos minutos vamos a tratar los siguientes temas.

La emprendeduría social pone el foco

en el drama de los refugiados de guerra.

Hoy conoceremos con Antonella Broglia

diferentes iniciativas que luchan para evitar

que haya más muertes en el mar.

Es el caso, por ejemplo, de un ciudadano americano

que vive en Malta

y quiere profesionalizar las misiones de rescate.

En Europa, más del 30 % de los científicos son mujeres

y sin embargo solo en 16 ocasiones han recibido un Premio Nobel

en este apartado.

Con el libro "Sabía es la cara oculta de la ciencia",

la catedrática Adela Muñoz Páez rescata del olvido

a científicas de todos los tiempos.

Hacerle entender a un hijo que el hermano que acaba de nacer

tiene una discapacidad y no será cómo él cree

lleva tiempo y un proceso.

Cómo explicarle que va a ser alguien diferente.

en unos minutos conoceremos el proyecto

"¿Qué le pasa a tu hermano?". Empezamos.

(Música)

"Ser o no ser (un cuerpo)"

es el título del último ensayo de Santiago Alba Rico.

El filósofo y ensayista reflexiona sobre la huida permanente del cuerpo

y sobre cómo Internet parece haberse convertido en un órgano más

de nuestra anatomía.

Nuestro compañero Miguel Ángel Castro Uceda

mantuvo una especial conversación con Santiago Alba Rico

con la presencia muy activa por cierto de dos bailarines,

Azucena Moreno y Jaime Caballero.

Este fue el resultado.

Yo defino el cuerpo como una fuga,

como una fuga de sí mismo.

Un cuerpo es un cuerpo que huye de sí mismo

y lo hace a través de distintos vectores.

La danza, el lenguaje, la tecnología

son formas de huir del cuerpo

que al mismo tiempo lo construyen y los constituyen.

A partir de un presupuesto, en todo caso.

Es el de eso que llamamos cuerpo

tiene una continuidad biológica muy grande.

Y existe desde hace 40 000 años al menos

sin apenas variaciones y por lo tanto el cuerpo

que hoy se sienta en un tren de alta velocidad

es el mismo o es muy parecido

al que se sentaba en torno a una hoguera en las cavernas

para hacer pinturas rupestres en Altamira.

Si hasta ahora a lo largo de la historia humana

todo giraba en torno al cuerpo y a sus alrededores,

las cosas nos ocurrían en el cuerpo y en los alrededores del cuerpo.

Ahora ya no solo no ocurre eso,

no solo se ha desplazado el eje antropológico

lejos de los cuerpos,

sino que el propio cuerpo se vive como un residuo,

como un resto e incluso a veces como un obstáculo.

Y en consecuencia, con culpabilidad.

La distancia entre el lugar donde vivimos

y donde se decide nuestra vida se ha ido ampliando cada vez más

y la otra es que en términos antropológicos

nuestros cuerpos están muy amenazados sin que nosotros lo sepamos.

Están tan amenazados que en un contexto tecnológico

como este en el que vivimos,

dominado por las tecnologías de la comunicación

y por las redes,

el cuerpo y sus alrededores han quedado apagados.

Se han apagado y los ilumina el móvil que se fija en el árbol

para hacerle una fotografía.

Digamos que el cuerpo y sus alrededores

es como si se hubieran extinguido como centros irradiadores

tanto de los acontecimientos como de los vínculos humanos.

-¿Internet forma parte de nuestro cuerpo actualmente?

-En algún sentido es la prolongación y la negación de nuestro cuerpo.

Es la prolongación, yo siempre lo digo,

en el sentido de que se ha convertido en una extensión orgánica del cuerpo

o aun más, se ha convertido en una intensión orgánica.

Una de las cosas que ocurre con Internet singulares

es que pone en cuestión las categorías espaciales

y por lo tanto corporales

que han gobernado el universo humano durante miles de años.

Es decir, las categorías público y privado,

pero también las categorías dentro y fuera, delante, detrás,

antes y después

quedan completamente alteradas en el mundo de Internet.

Es como si nos hubiéramos despojado del cráneo

y nuestros pensamientos, nuestros impulsos,

nuestras ganas de matar, nuestras ganas de besar,

de pronto estuvieran por delante y no por detrás

como están en las conversaciones físicas.

Bueno, pues eso entraña el peligro, en efecto,

de que ese órgano desnudo sin cuerpo

se convierta en la realidad misma.

Y por lo tanto frente a las redes

la única decisión real que se puede tomar,

la única libertad que se puede afirmar,

es justamente la de desconectarse.

Y eso ya tiene algo biológicamente traumático y violento.

Es como desconectar la respiración asistida

y practicar la eutanasia a un pariente

o como suicidarse en algún sentido.

-Desconectarse. Ahora mismo, curiosamente,

Azucena y Jaime, que son los dos bailarines,

están en este momento unidos, conectados,

sintiéndose con atención plena.

Tú y yo, por el contrario, tenemos una atención plena,

pero una atención verbal y son discursos totalmente distintos.

¿Desconectarse hacia dónde?

-No creo que sean dos discursos tan distintos.

El lenguaje, en la medida en que sirve para elaborar discursos,

análisis, para hacer filosofía, para hacer poesía,

el lenguaje es discursivo y no simultáneo.

Lo mismo pasa con la danza.

La danza es también un relato.

Pertenece al tiempo del relato y no al tiempo de la digestión.

Por lo tanto hay que desconectarse del tiempo de la digestión

que es en definitiva el tiempo del consumo,

que en latín quiere decir destrucción por el fuego

y frente a eso,

los tiempos del relato.

Y los relatos pueden ser verbales o pueden ser cinético-corporales

como los de la danza.

El espectador va a ver, va a vernos a nosotros,

va a ver a los bailarines,

va a integrar un discurso con una sensación,

con un concepto de la belleza.

¿Cómo crees que se asimilará esto desde una pantalla de televisión

o desde Internet cuando otro cuerpo de repente

capte o visualice todo lo que está ocurriendo?

-Las pantallas precisamente se han convertido

en la máxima aparición y la máxima negación de los cuerpos.

La pantalla tiene ese efecto neutralizador.

En todo caso no hay que abandonar las pantallas,

sobre todo no hay que dejar de intentar

introducir en las pantallas el espacio físico.

Creo que es muy necesario romper con la lógica de la pantalla

dentro de la pantalla

y eso significa también detener los flujos.

Introducir disciplinas corporales,

que por la pantalla no pasen solamente a toda velocidad

sucesivas mercancías aunque las llamemos noticias.

(Música)

Estamos en los túneles subterráneos

de la antigua fábrica de tabacos de Madrid.

Y hemos venido hasta aquí para hablar con Antonella Broglia

de emprendedores sociales.

Antonella, buenos días. ¿Qué tal? Buenos días.

Vamos a hablar hoy de emprendedores sociales

que trabajan para los refugiados. ¿Por cuál empezamos?

En este caso es un proyecto para rescatar

a los refugiados que se escapan por mar

y evitar las muertes del Mediterráneo

que ha sido una noticia trágicamente presente en los últimos meses.

Él es un emprendedor de negocios norteamericano,

Christopher Catrambone, afincado en Malta,

que tiene diferentes negocios.

Navega con su familia y ve los restos de las personas

que han perdido allí la vida

y decide que con sus conocimientos, sus capacidades y sus medios,

es capaz de montar un sistema de rescate eficaz

que puede evitar que esta gente que está escapando muera en el mar.

Entonces tiene un gran barco y luego tiene un sistema de drones

para identificar dónde están las personas que necesitan ayuda.

Y su mecanismo, que se ha demostrado muy eficiente y eficaz,

porque ha salvado 33 000 vidas humanas

lo está instalando poco a poco, lo está compartiendo con otras ONGs,

organizaciones que trabajan también en el Mediterráneo,

y también

con las organizaciones públicas estatales italianas

que están trabajando ahí.

Y ahora trabajan para desarrollar un sistema de helicópteros

para hacer un transporte que no pase por mar sino por aire,

para intentar ofrecer a esta gente que escapa

una vía legal y una vía segura

para llegar a tierra firme.

Ahora nos quieres hablar de otro proyecto

que es con civiles voluntarios en la ciudad de Alepo.

Sí, son los famosos "white helmets",

los cascos blancos,

que se llaman así por lo que es el equipamiento,

lo que ellos necesitaban para cubrirse

y coincidió que lo que encontraron era blanco.

Esa es la pequeña historia de su nombre,

pero en realidad son civiles que ayer eran panaderos, profesores

o bomberos

que deciden ayudar a las personas en peligro

bajo las bombas de Alepo.

Niños que todavía viven por debajo de un edificio

que se ha caído por las bombas

o intentar llevar el mayor número posible de heridos

a las ambulancias y a los hospitales.

Son 3000 voluntarios

que han sido capaces de salvar a 60 000 personas

durante los diferentes años de actividad.

Y esa es la cosa extraordinaria,

que se transforman de un día para otro

en civiles que ayudan.

Obviamente no lo hacen solos,

tienen un sistema de formación, tienen un equipamiento.

Ellos no llevan armas.

Pero estudian para hacer un auxilio que sea efectivo.

Tú y yo podríamos querer ayudar, pero no sabríamos cómo hacerlo

y perderíamos la vida en cinco minutos.

En cambio, ellos lo hacen pero porque se han preparado,

han hecho una formación

que les permite hacer esto eficazmente.

Algunos de los que estaban en la guerrilla se han unido.

Algunos de los que estaban en la guerrilla siria se han unido.

Por tanto digamos que hay un número creciente de voluntarios.

También mujeres.

Tiene una especie de líder,

porque es una organización totalmente horizontal,

que se llama Raed Saleh que ha hecho varias intervenciones

en los medios internacionales,

pero a él le representa muchísima más gente anónima

que está haciendo este gran trabajo.

Y el tercer proyecto que nos quieres destacar también

es para trabajar en la formación de civiles

para que puedan ser voluntarios.

Es eso precisamente. Es Mayday Rescue.

Es una organización inglesa

de un exmilitar que se llama James Le Mesurier,

que precisamente está formando a los cascos blancos,

pero no es la única comunidad en la que quiere intervenir.

Y él dice que quiere crear mecanismos

habilitar a las comunidades locales

para que ellas solas puedan responder

no solo a situaciones de conflicto,

sino a situaciones de desastres naturales.

Crear comunidades elásticas, responsivas y formadas

para poder ellas solas responder a las cosas que les pasan,

a las crisis que les pasan,

y poder tener capacidad de recuperación mucho mayor.

Entonces precisamente tiene ese plan, que es un plan a largo plazo,

hacer lo que han aprendido con los cascos blancos,

un formato que se puede extender a cualquier comunidad en el mundo.

Por tanto, emergencias de todo tipo, cuestiones de guerra, guerrilla

o también desastres naturales...

Estos voluntarios también necesitan una preparación psicológica.

Claro. Es preparación psicológica, física,

preparación tecnológica, uso de los medios digitales,

pero nunca armas. Siempre sin armas.

Gracias, Antonella. A vosotros.

Marginadas del espacio público,

vetadas en las universidades y en los centros del saber.

Durante milenios, las mujeres no tuvieron derecho

ni al voto ni al estudio.

Y sin embargo un buen puñado de ellas

destacaron por sus conocimientos.

Es poco conocida su aportación al mundo científico,

pero el trabajo de Adela Muñoz Páez,

que acaba de publicar "Sabias, la cara oculta de la ciencia",

saca a relucir la ingente labor de muchas de ellas.

Adela Muñoz es catedrática de Química Inorgánica

de la universidad de Sevilla

y experta usuaria en fuentes de radiación Sincrotrón.

¿Qué tal? Bienvenida. Hola, encantada.

¿Cómo consiguieron o cómo cree que consiguieron

seguir su vocación, investigar, descubrir

y llegar a hacer lo que hicieron?

Bueno, eran mujeres con mucha personalidad.

Con gran inteligencia y con mucha decisión.

Eran unas mujeres fascinantes

y por eso escribir sobre ellas es tan fácil

y son tan atractivas para leer.

Ahora vamos a descubrirlas poquito a poco.

Este libro arranca con una de ellas

que es Enheduannam, que fue astrónoma

y vivió en el 2300 a. C.

y acaba también con la Premio Nobel italiana Rita Levi-Montalcini.

Sin olvidar naturalmente a la Premio Nobel Marie Curie.

En todos estos siglos, ¿cuál ha sido, grosso modo,

la época con más luces y la época con más sombras

para las mujeres científicas?

Las épocas en general con más luces han sido las épocas de cambio.

Y las épocas con más sombras

han sido las épocas posteriores a los cambios

donde se han asentado instituciones como universidades, academias...

Y una de las primeras cosas que han hecho

ha sido cerrar las puertas a las mujeres,

muchas de las cuales estuvieron en su génesis.

En general también en los campos nuevos de la ciencia,

donde el triunfo era incierto, entraron muchas mujeres.

Es el caso por ejemplo de Marie Curie o el caso de Rita Levi-Montalcini.

Es el caso de otra cristalógrafa como Rosalind Franklin.

Campos nuevos que podían no salir bien

y entonces ahí pudieron entrar mujeres.

Y campos difíciles también, ¿no?

Bueno, en general, lo atractivo de la ciencia,

lo que todas estas mujeres hicieron fue adentrarse en unos campos

que eran desconocidos, que no se entendían para nada.

Marie Curie, por ejemplo, no quiso seguir la estela

donde estaba trabajando Pierre,

sino entrar en un campo que era tan poco entendido,

que su descubridor, Becquerel, había abandonado.

Entonces ella quiso entender eso.

En la ciencia siempre hay ir un poco más allá

en los campos más complejos.

Volvemos un poco hacia atrás. Ponemos la mirada atrás.

Por ejemplo, un gran freno a las aspiraciones de las mujeres

fue ni más ni menos que el gran filósofo Aristóteles.

¿Por qué, Adela?

Bueno, Aristóteles, en cierto modo lo que hizo

fue recoger la idea misógina que había en la Grecia de la época

que consideraba a las mujeres,

no como ciudadanos de segunda, sino como no ciudadanas.

No podían votar, no tenían acceso para nada a la política,

no podían tener propiedades.

Entonces la idea de las mujeres,

la vida de las mujeres es lo que Aristóteles recogió.

El problema es que Aristóteles creo que ha sido la persona

con más autoridad moral a lo largo de la historia

y su idea sobre las mujeres y sobre otras muchas cosas

ha prevalecido durante 2300 años. Ni más ni menos.

Y a pesar de él, ha seguido habiendo científicas,

ha seguido habiendo mujeres que destacaran o no destacaran

seguían con su labor.

De todas las que usted ha retratado en este libro,

alguien puede pensar que podría ser un poco más grueso.

Pero de todas las que ha retratado,

¿cuál le ha causado más sensación?

Hay muchas, pero quizá para terminar,

con la que me quedaría sería con Rita Levi-Montalcini.

Por su lucha contra los nazis.

A pesar de ser agnóstica, ella era de familia judía

y entonces su vida estuvo amenazada a lo largo de la II Guerra Mundial,

a pesar de lo cual ella siguió investigando

en esas condiciones tan difíciles.

Y luego, por otro lado, ella estaba muy comprometida con las mujeres.

Entonces hasta el final de sus días estuvo ayudando

a las niñas de los países musulmanes

que eran los que ella pensaba que tenían más difícil

acceder a una vida digna.

Entonces tuvo esa doble vertiente

de trabajar y ser fiel a la ciencia en cualquier circunstancia

y de ayudar a las mujeres en las posiciones más débiles

como son las niñas de los países musulmanes.

Las que consiguieron despegar, que fueron un buen puñado,

están muy mal vistas.

Hay pasajes de este libro que los lees

y se te ponen los pelos como escarpias

de lo que les llegaban a decir.

En general tuvieron bastantes problemas

para abrirse camino, pero como digo, las que están ahí,

pudo haber muchísimas otras que no lo consiguieron,

tuvieron la inteligencia, teniendo todas esas cosas en contra,

para conseguir superarlo y cumplir su sueño de estudiar.

Creo que los dos mayores enemigos son por un lado,

el escarnio, el ridículo,

las cultas latiniparlas.

O sea, el pensar que una mujer

que quería estudiar era algo ridículo.

Bueno, yo creo que esa idea sigue existiendo en bastantes ambientes.

Y hasta hace muy poco era bastante generalizada.

Luego hay otra idea que muchos años fue bastante dura,

que fue considerar que las mujeres que pensaban

eran algo así como unos marimachos, como una especie de tercer sexo.

El filósofo Immanuel Kant

decía que una mujer que fuera geómetra,

él estaba pensando en la marquesa de Chatêlet,

bien podría salirle barba.

Por decir algo. Por decir alguna cosa.

Centrándonos en España, por ejemplo.

Hubo épocas del pasado positivas, aunque breves también,

como las de la Institución Libre de Enseñanza,

la residencia de señoritas,

en general también en la II República.

La parte de...

La etapa inmediatamente anterior a la II República

fue una época extraordinaria en muchísimos aspectos,

también en la ciencia, para las mujeres.

Uno de los hitos fue la creación de la Junta de Ampliación de Estudios

y el hecho de que su secretario, José Castillejo,

fuera un firme defensor de la importancia de las mujeres

en todos los ámbitos, incluida la ciencia.

Entonces hubo pensionadas, jóvenes investigadoras,

en distintos laboratorios extranjeros europeos, norteamericanos.

Y desafortunadamente todo eso fue barrido y parado

con la Guerra Civil.

¿Actualmente la situación ha mejorado ostensiblemente

podemos decir, Adela?

Sí, en España el 40 % de las científicas,

de los científicos del país, son mujeres.

Esta es una media superior a la de la Comunidad Europea.

Lo que no es tan bueno es que en los niveles superiores,

catedráticas solo somos el 20 %,

que también es una media superior a la europea.

Entonces hemos mejorado enormemente después del gran parón

y marcha atrás durante la dictadura.

Hemos avanzado mucho durante la democracia,

pero todavía queda mucho por hacer.

Adela Muñoz Páez, gracias por estar con nosotros.

Por cierto, usted es científica,

catedrática de Química Inorgánica de la universidad de Sevilla.

¿Exactamente eso qué es?

La química inorgánica estudia todas las sustancias

que no son orgánicas.

Nuestro cuerpo está hecho de sustancias orgánicas

e inorgánicos son las estructuras de los edificios, los coches,

muchísimos materiales, todo el hardware de los ordenadores.

Y yo he estado estudiando todas esas sustancias.

Y además, la cara oculta de la ciencia de las mujeres.

Adela, muchas gracias. A vosotros. Encantada.

Seguimos. Vamos con otras cuestiones.

Vamos ahora con otra mujer sabia.

Ella es sabia y por suerte para todos

su conocimiento no está oculto, es del dominio público

y además lo comparte con nosotros.

Hablamos de la filósofa Maite Larrauri

que llega para glosar una cita del filósofo Baruch Spinoza.

(Música)

Hoy en "Filosofía para profanos" queremos viajar hasta el siglo XVII

para hablar de un filósofo holandés, concretamente, Baruch Spinoza.

Y de él queremos destacar una frase concreta

que dice lo siguiente:

"Nadie sabe lo que puede un cuerpo".

Maite Larrauri, buenos días. Hola, buenos días.

¿Qué quería decir exactamente Baruch Spinoza con la frase

"Nadie sabe lo que puede un cuerpo"?

Pues se refería a un cuerpo vivo

y al cuerpo vivo de un ser humano.

Claro, uno se puede preguntar

que por qué no dijo una cosa más sencilla

como "nadie sabe lo que puede una persona", ¿no?

Y lo hizo aposta.

No quería decir persona, quería decir cuerpo

para que de esa manera se pensara inmediatamente

que el ser humano es un cuerpo vivo

y por tanto hay que analizarlo desde un punto de vista más material,

más materialista.

Eso no quiere decir que el cuerpo vivo de un ser humano

sea idéntico al cuerpo vivo de una planta o de un animal.

Un ser vivo tiene capacidades mentales

que no tienen otros seres vivos.

Pero el modelo es el de un cuerpo vivo natural

que por tanto necesita desarrollar su propia vida,

necesita llegar a una especie de plenitud de crecimiento

y para eso le servía decir "nadie sabe lo que puede un cuerpo".

Además, si pensamos en un cuerpo,

inmediatamente llegamos a la conclusión

de que los cuerpos son diferentes.

Tu cuerpo no es mi cuerpo.

Del cámara que está tomando en estos momentos

la toma de esto.

Eso es así.

Por lo tanto, cuando se dice "nadie sabe lo que puede un cuerpo"

lo que se está diciendo

es que no sabemos a priori cuál es el grado de desarrollo vital

que puede tener ese cuerpo para llegar a una plenitud.

O sea, no sabemos

cuál es la forma de vida más conveniente para este cuerpo.

O si seguimos traduciendo.

No se sabe, nadie sabe

lo que puedes tú

en tanto ser vivo, en tanto cuerpo vivo,

y cuál es la forma de vida que más te conviene.

Esta es la traducción paulatina

que podríamos hacer de esta frase.

En ese momento está claro

que la frase tiene una carga crítica muy grande.

Porque hay quien pretende saberlo.

Hay quien pretende

establecer que existen formas de vida buenas

o formas de vida adecuadas, convenientes, y otras que no lo son.

Y por lo tanto establecer una especie de moral.

Así que la frase sería una crítica

a quien defiende que existe una moral universal

y que existe algo que está bien

para todos los cuerpos vivos

y algo que está mal para todos los cuerpos vivos.

Entonces la frase tiene esa carga crítica.

Hasta ahí bien.

Inmediatamente si pudiéramos entrar en diálogo con alguien

que se alarmara por esto que acabo de decir

esta persona podría criticar y decir

que para todo hay límites.

Lo que no puede ser es que nos establezcan esos límites.

No todo lo puede un cuerpo vivo

y entonces por eso la moral establece unos límites

y dice hasta dónde.

Es un poquito más difícil lo que voy a decir ahora,

pero me voy a servir de un ejemplo, de una comparación

que algún intérprete de Spinoza ha utilizado.

Imagínate que cada cuerpo vivo, cada ser humano fuera una esfera.

Y que todos nosotros fuéramos esferas de la misma medida.

Pero hechas con distinto material.

Entonces tú serías una esfera de mármol,

yo soy una esfera de papel,

otra persona es una esfera de madera.

Tú eres azul, yo soy rojo, etc.

Existirían unos límites geométricos que serían los mismos

para ti, para mí y para cualquiera,

que indicarían, por ejemplo,

pues que seguramente si bebemos lejía nos sentará mal y nos moriremos.

Y eso es un límite. No lo podemos todo.

O no podemos tener una memoria como la de un ordenador

y eso también es un límite.

Son límites iguales para todos. Para todos, claro. Efectivamente.

Pero al mismo tiempo resultaría

que el material del que estamos hechos al ser diferente

emitiría una luz en el espacio

u ocuparía el espacio de una manera diferente.

Claro, geométricamente idéntica.

Tú pones un sofá aquí que es un sofá azul

y pones un sofá blanco y tienen la misma medida.

Pero no ocupan el espacio de la misma manera.

Y la percepción es distinta. Lo saben perfectamente los artistas.

La luz que se extiende es diferente.

Bien, los límites geométricos son estos de la moral universal,

de todos lo mismo,

y los límites de los que habla Spinoza,

porque sí que habla de límites, son dinámicos.

Entonces no todo se puede,

pero habría que ir experimentando, comprobando, hasta dónde se puede.

Y observando que entonces los seres vivos

no tienen por qué tener exteriormente una norma que les diga

que esa es la vida que les conviene.

Sino que la vida más conveniente para cada cual

es aquella que iluminara con una luz más amplia hasta donde llegue su luz.

Que no es infinita claro está,

pero que es diferente según el color, el material y todas estas cosas.

Spinoza también decía que el hombre es cuerpo y mente.

Lo diferenciaba claramente.

Sí, pero al decir esto,

digamos que asimilaba la mente al cuerpo.

Utilizaba el cuerpo no solo como modelo,

sino también como elemento

que da incluso razón de la mente.

Por eso es un filósofo muy materialista.

Claro, esto que está diciendo tiene sus ventajas y sus inconvenientes.

La ventaja de quien defiende un modelo de moral universal

es que puede estar segura de lo que tiene que hacer.

La desventaja es que a lo mejor no alcanza nunca la plenitud.

¿Y por todas estas teorías

que me cuentas que dijo Spinoza en el siglo XVII

fue la razón por la cual fue excomulgado?

Sí, por esta y más gordas.

Fue excomulgado, pero muy muy joven,

antes incluso de que las publicara. Cuando las decía ya sonaban mal.

E incluso intentaron asesinarlo a la salida de la sinagoga.

Y después lo expulsaron de la sinagoga.

Y fue un excomulgado.

Gracias, Maite por estas reflexiones sobre Baruch Spinoza

y su frase que dice: "Nadie sabe lo que puede un cuerpo".

Recibir un nuevo hijo con algún tipo de discapacidad

conlleva dedicarle más atenciones al recién llegado

y menos tiempo lógicamente a sus hermanos o hermanas.

Hoy nos planteamos llegado el caso

cuál es la clave para ayudar a crecer

a los otros hijos cuando el que llega,

además de ocupar un lugar, tiene alguna discapacidad.

Para hablar del tema abrimos página, y nunca mejor dicho,

con esta propuesta. "¿Qué le pasa a tu hermano?" Vean.

¿Cómo se le explica a un niño que tiene un hermano especial,

diferente, que no es como los hermanos de sus amigos?

Esa es la pregunta que se hizo Yolanda

cuando a su hijo menor le diagnosticaron una discapacidad

a los pocos meses de nacer.

Aunque la respuesta no era fácil, la encontró en un libro como este.

En él se orienta a los padres

para que ayuden a sus hijos a comprender

que tienen un hermano con algún tipo de discapacidad.

¿Los niños a los que se refiere este libro se sienten diferentes?

-Los padres son padres

que tienden a proteger muchísimo al más débil

y claro, poco a poco se van sintiendo solos.

Por lo tanto, la soledad es uno de los problemas que pueden tener

y hay que enseñarles a que todos los problemas

los tienen que explicar.

-La idea surgió de la demanda de muchas familias,

de muchas madres y padres que me planteaban

que no sabían muy bien cómo orientar al otro niño.

Está pensado mucho para ser un instrumento

para que los padres puedan ubicar dónde está el niño.

Pero también para los niños.

Los hermanos también corren el riesgo de sentirse solos.

-Esto de ser páginas como muy resumidas con una historia,

con un niño con una discapacidad en concreto, muy individualizada.

Es muy simple: empiezas y acabas en seguida la historia.

En este momento hemos ganado algo de autonomía.

Entiende más cuando le dices que se espere.

Antes no lo entendía.

No existía el "espérate" para él y tenía que ser sí y ahora.

-Mi hermana mediana se llama Laura y tiene 16 años.

Y tiene una enfermedad que se llama síndrome de Wolf-Hirchhom.

Y es una enfermedad genética.

Cuando yo era pequeña me sentía un poco sola.

Ves a los otros hermanos que juegan con ellos,

hablan con ellos, discuten, se tiran juguetes entre ellos.

Mi hermana no podía hacer nada de esto.

Mis padres me decían que le podía dar un juguete y jugar con ella.

Pero yo me aburría.

-Este libro les ayuda a normalizar sus emociones.

Que es normal que se sientan tristes,

es normal que sientan rabia, es normal que sientan celos.

Y no que es el único niño al que le pasa esto.

Hay otros niños.

Por eso en el libro hay muchos ejemplos.

Los niños pueden identificarse con la historia de Marcos

que siente celos.

El niño va comprendiendo la discapacidad

a medida que va madurando.

Y en las diferentes etapas evolutivas

quizás predominan más unas emociones u otras.

-¿Cómo se gestionan estas emociones a tan corta edad?

-Es un libro muy dinámico.

Es interactivo.

Los niños pueden dibujar sus emociones.

Si no lo hacen con palabras lo pueden hacer por escrito.

Sus dibujos demuestran si están contentos, si están tristes,

si sienten celos de los otros respecto a sus padres.

Y el hermano tiene que comprender a través de lo que es la discapacidad

que tiene cosas muy distintas pero también tiene que aprender

que tiene cosas muy aceptables

y tiene que valorarlas, porque no todo es negativo.

-Como madre te hace sufrir.

No por el niño de la discapacidad,

porque él ha convivido siempre con la discapacidad y es feliz,

al menos por el momento,

pero sí por el hermano que entiende más las limitaciones

que tiene su hermano y que él no las tiene

y que ve que disfruta de cosas que el otro no las podrá disfrutar.

y que ve que disfruta de cosas que el otro no las podrá disfrutar.

-Y esto es un proceso que tiene que ir madurando.

Quiero decir que yo siempre he vivido con esta normalidad, entre comillas,

para mí esto es normal.

(Música)

Animados y con ganas de volver a verles despedimos este espacio

para la actualidad social hasta el sábado que viene.

Si lo desean, ya lo saben. Aquí estamos en La 2 para todos.

Pasen buena tarde. Adiós.

(Música créditos)

Para todos La 2 - 25/03/17

25 mar 2017

Los últimos 7.494 programas de Para todos La 2

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios