www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5161696
Para todos los públicos Página Dos - Pierre Lemaitre - ver ahora
Transcripción completa

(Música)

"El hecho de que su hijo hubiera saltado desde una ventana,

seguía atormentándola.

No podía evitar relacionarlo con la muerte de su hermano Eduard.

Uno se había arrojado bajo las ruedas del coche de su padre,

el otro, sobre el ataúd de su abuelo.

El señor Péricourt,

era el punto geométrico

en el que toda la familia acababa estrellándose.

Madeleine, decidió investigar."

(Música)

Tansy E. Hoskins es periodista freelance

y hace documentales,

no estrictamente relacionados con el mundo de la moda.

Cosa que es interesante

porque tiene una visión periférica de la industria de la moda

y creo que gracias a eso se atreve a decir cosas

que quizás si fuese una periodista

de una revista de moda no podría decir.

(Música)

A Patrícia Soley-Beltran,

fue modelo y muy pronto se fue a Escocia a estudiar

e hizo un doctorado en Sociología de la Moda

y del Cuerpo en la Universidad de Edimburgo.

Gilles Lipovetsky, es un autor francés, sociólogo,

ha escrito muchos libros, no solo "El imperio de lo efímero",

enseñó a ver la moda desde otro punto de vista.

"El manual anticapitalista de la moda"

es como su nombre indica,

un manual que explica el mundo de la moda

desde un punto de vista anticapitalista,

lo cual es absolutamente rupturista en el siglo XXI,

los lectores que cojan el libro tendrán la posibilidad

de reflexionar sobre temas

como si la moda es racista, es misógina, es gordófoba,

es clasista.

Todos son temas que quizás hemos percibido,

pero sobre los que no nos hemos sentado a reflexionar

y eso me parece que es muy interesante.

(Música)

"¡Divinas! Modelos, poder y mentiras"

es un ensayo y explica la evolución de su protagonista

que es la propia autora,

desde que fue modelo hasta los 24 años en que dejó de ser modelo,

y se dedicó a estudiar qué proceso había sufrido,

qué significan las modelos en la sociedad actual

y por qué la moda se considera frívola y en cambio,

se contrapone a la inteligencia digamos de la academia.

(Música)

Cuando habla de "El imperio de lo efímero",

de alguna manera está diciendo o delatando

que algo está pasando en la sociedad contemporánea,

hablamos del año 90 que es cuando se edita

casi la moda es la mejor metáfora

de lo que se ha convertido el capitalismo tardío.

Esa especie de auto fagocitación de prácticamente todo,

unos valores de seducción,

unos valores de una estetificación del mundo,

un poco de ir hacia un pensamiento blando.

Y la moda ahí juega un papel muy interesante.

-Si cada vez hay más libros interesantes

que reflexionan sobre el mundo de la moda

es porque el mundo en general se está yendo al garete,

tened en cuenta que la industria de la moda

es la segunda más contaminante del mundo

solo después de la petrolera,

creo que a partir de esta realidad

de la que todos más o menos empezamos a ser conscientes,

se crea toda una serie de manuales que reflexionan

sobre esto y sobre todo, que tratan de dar pistas, ideas, soluciones,

para que, bueno,

desde un punto de vista individual empecemos a revertir la situación.

-¿Por qué es tan importante la moda?

Porque nuestra apariencia se define con los modelos,

con las prendas que llevamos encima, con los complementos,

accesorios,

realmente nosotros queremos transmitir una apariencia

que nos da identidad de clase, de género, de edad,

de cualquier tipo de atributos humanos,

y por eso es tan importante, porque es un reflejo de la sociedad.

Es una expresión humana y, por lo tanto,

explica mucho de lo que es la condición humana.

Hay un montón de información que te puede dar

si le haces las preguntas correctas

a través del punto de vista correcto.

(Música)

Señor Lamaitre,

nos reencontramos de nuevo en París después de cinco años,

le entrevisté por la primera novela de este ciclo suyo

narrativo de entreguerras,

"Nos vemos ahí arriba",

y ahora publica usted de la segunda "Los colores del incendio".

Y aunque es verdad que usted recupera

algún personaje de la otra novela,

son dos historias absolutamente independientes, ¿verdad?

Son las reglas del juego,

por un lado hay que hacer que el lector

que ha leído el primer libro recupere algo del placer

que quizá sintió al leerlo, por otro,

hay que hacer que el lector que descubre

el nuevo libro sin haber leído el primero, pueda disfrutarlo.

Se trata de una especie de gimnasia para conseguir

que los libros estén al mismo tiempo conectados unos con otros

y sean independientes.

Tengo una curiosidad,

porque yo no sé si usted tenía

ya en la cabeza todo este ciclo narrativo,

es decir, si tiene claro cuántas novelas se van a publicar,

o sencillamente ha escrito esta segunda novela porque se lo pasó

muy bien con la primera y además funcionó fantásticamente bien.

Tengo dos respuestas, una es mentira y la otra verdad.

Para TVE escojo la verdad.

No tenía en absoluto esa idea,

había disfrutado tanto la escritura del primer libro,

que en el epilogo abría algunas puertas

que me permitieran darle una continuación,

a pesar de que no tenía la más mínima idea de en qué consistiría.

Cuando empecé a escribir "Los colores del incendio",

me pregunté:

"De acuerdo, si vamos a darle una continuación,

¿cuál será esa continuación?".

Fue entonces cuando tuve la idea de escribir una trilogía

que abarcase el período de entreguerras.

Le voy a pedir ahora que me ayude con el argumento,

en la anterior novela veíamos al final

cómo moría Eduard Péricourt,

el hijo del famoso banquero Marcel Péricourt,

en esta justamente empezamos con la muerte del padre de Marcel.

Están a punto de sacar el féretro de la casa, y de repente,

Paul, su nieto, cae desde una ventana justo encima del féretro.

Y a partir de ahí, ¿qué más podemos contar?

Acaba de contar la primera sorpresa de la novela.

Sí, la primera únicamente.

Porque espero que haya muchas más a lo largo del libro, en efecto,

le hago un guiño al lector, tiene razón.

El primer libro se acababa con un salto

hacia la muerte de un personaje.

Y el libro siguiente empieza con el salto de otro personaje.

Me gusta escribir historias independientes,

pero en las que el lector que haya leído el primer volumen,

pueda entender los guiños que le han dirigidos.

Hay una especie de afinidad amistosa

que se crea entre un lector y un escritor.

Y yo intento mantener esa amistad mediante gestos como este.

Alguna cosa deberemos explicar por eso, por ejemplo,

podemos decir que Madeleine es la gran protagonista de esta novela,

ella es la hija y heredera de Marcel Péricourt,

ella es la madre de Paul,

y vamos a ver cómo a partir de una,

no sé si decir una gran traición

de varios personajes muy cercanos a ella,

ella ejecuta la terrible venganza,

pero ¿sabe lo que me llama la atención?

Madeleine, en el fondo es buena persona,

lo único que pasa es que,

es capaz de cualquier cosa para poder conseguir sus objetivos

y eso es muy característico en sus personajes, ¿no le parece?

En algunos de mis libros hay personajes

que son intrínsecamente malos,

lo que llamamos unos cabrones integrales.

Es el caso por ejemplo de Pradell, en "Nos vemos ahí arriba",

un cabrón absoluto.

Pero aquí estamos a un personaje bastante diferente.

Alguien bastante cercano a lo que todos somos.

Capaces de lo mejor y de lo peor.

A menudo, depende de las circunstancias.

Uno puede revelarse como un héroe

o un cabrón en función de las circunstancias.

Y la vida puede hacernos pasar rápidamente de un extremo al otro.

El personaje experimenta ante nuestros ojos ese mismo hecho,

todos tenemos en nuestro interior lo mejor y lo peor.

Madeleine toda la novela vive con la obsesión de saber

por qué su hijo cayó de la ventana,

no vamos a contarlo, evidentemente,

pero ella necesita saber si saltó, o si lo tiraron.

Se trata en efecto del primer misterio.

Tiene razón en no desvelar nada más

para darle al lector español el placer de descubrirlo.

Es algo que nos pasa a todos con nuestros propios hijos.

Hay muchas cosas que no entendemos,

y sobre las cuales podemos cuestionarnos durante mucho tiempo.

Un acto de alguien cercano,

cuando escapa nuestro entendimiento,

es quizá la peor de las perdiciones.

En el fondo, queremos entender totalmente a los seres que amamos,

por eso cuando aparece una sombra, algo que no comprendemos,

tenemos la sensación de que esas personas nos dejan.

Y nos convertimos en enamorados decepcionados.

(Música)

"Me muero."

A ver, corrígeme,

pero ¿hemos tenido alguna vez alguna adaptación de manga?

Porque a mí no me suena.

Yo creo que tuvimos, pero fíjate hace ya 10 años,

la adaptación de "Astro Boy".

Y aparte de que hace muchísimo tiempo,

era una propuesta completamente distinta a la de hoy.

Creo que un poco la razón de elegir esta película

para las sección es que no se estrenan muchas películas

de este tipo y es interesante porque tiene muchos espectadores,

público joven muy interesante, yo creo que valía la pena.

¿Qué tenemos hoy?

Tenemos "Quiero comerme tu páncreas",

es la adaptación de una novela que se publicó en 2015

pero que ya un año después conoció una versión manga,

escrita por la misma autora

y es la historia trágica de una chica joven,

una adolescente que tiene una enfermedad terminal,

una enfermedad de páncreas y entabla amistad con un chico,

con un compañero de clase.

La particularidad es que son dos caracteres completamente opuestos,

ella es una chica

que a pesar de que le queda poco tiempo de vida,

es muy vitalista, muy enérgica, muy optimista,

y él es todo lo contrario.

Es un chico que le cuesta mucho relacionarse con la gente,

y esta amistad entre ellos les ayuda un poco a entenderse

y a cambiar.

¿Qué diferencias has visto?

Una diferencia es meramente visual,

el anime está realizado por otro dibujante,

no por el mismo que hizo el manga, entonces al final,

eso quieras o no cambia.

Sobre todo,

cuando estás familiarizado con el dibujo del manga.

Mi sensación, sin ser para nada experta en manga ni en anime,

es que el dibujo del manga me transmite,

me rebaja un poco la edad de los personajes,

me parece que son más infantiles que en la película,

que sí que tengo la sensación

de que me acerco a personajes más adolescentes, adultos.

¿Te ha gustado?

Pues me parece interesante,

me gusta por esta escritura de los personajes,

por cómo mostrar una forma de abordar...

Varias formas de abordar la adolescencia,

desde con una actitud vital

a pesar de lo que le sucede a la protagonista, o todo lo contrario.

"Quiero comerme tu páncreas".

¿Cuál es tu recomendación de hoy?

Mira, hoy te traigo "Vestidas de azul,

análisis social y cinematográfico de la mujer transexual

en los años de la transición española".

Subtítulo corto. Exacto.

Este título de "Vestidas de azul",

me suena a una película de hace años.

No era "Vestidas de azul", era "Vestida de azul",

y fue un documental dirigido por Antonio Jiménez Rico en los 80,

un documental muy de culto,

sobre un grupo de mujeres transexuales en la época.

¿De qué va el ensayo?

La periodista Valeria Vegas hace un trabajo muy interesante

porque además de analizar esa película

y un poco preguntarse qué fue de sus protagonistas,

lo que hace es utilizarla un poco como punto de partida

para analizar y para reflexionar cómo ha cambiado

la percepción social de la transexualidad

y cómo se ha ido mostrando a nivel mediático

y a nivel cinematográfico.

Tiene condición de ensayo cinematográfico,

pero también casi de ensayo sociológico.

(Música)

Aquí junto al Palais Brongniart,

antigua sede de la Bolsa en París por donde el banquero Péricourt

se mueve como pez en el agua,

aquí es donde os quiero recomendar "La frontera" de Don Winslow,

novela con la que cierra su trilogía "Cártel".

Nos encontramos con Keller ya jefe de la DEA,

que se las ve con el capo del cártel de Sinaloa.

drogas, frontera y dinero, menuda combinación.

Abandonamos por unos minutos París, pero no Francia,

ya que viajamos hasta el sur del país galo

porque ahí transcurre la acción de esta estupenda novela policiaca,

"El doble secreto de la familia Lessage".

La historia arranca con la desaparición de dos niños,

30 años después desaparecen más niños en el pueblo

y la policía deberá investigar un caso que no se cerró

y otro que acaba de abrirse.

Un thriller en estado puro.

Me estoy imaginando a los protagonistas de

"Los colores del incendio" paseando por aquí,

cerca del Louvre y de los famosos Jardines de las Tullerías,

un lugar ideal para recomendaros "Vida en el jardín",

esta es una obra que se mueve entre la autobiografía

y las reflexiones filosóficas,

la autora nos habla de los jardines que ha visitado

pero también de otros más literarios

como el de "Alicia en el país de las maravillas"

o el de Virginia Woolf, arte, jardinería y literatura.

Qué gran experiencia.

(Música)

Hoy os voy a hablar de "Pepi Gal, andanzas de una niña curiosa".

Hoy os quiero hablar de "Ernest Schackleton".

Pepi Gal es una niña que vive en una isla

que se va de viaje a descubrir mundo,

luego vuelve a su isla casada y con un hijo

y cuando lo deja a su marido y a su hijo en la isla,

se va a descubrir más islas y ponerlas en los mapas.

Este libro cuenta la historia de Ernest Schackleton,

un explorador que viajó hasta el polo sur.

La parte que más me ha gustado ha sido en el capítulo 7,

porque conoce a un astrónomo.

Y consigue una estrella caída en el desierto.

En uno de sus viajes, el barco de Ernest naufragó,

y él y sus compañeros tuvieron que esperar

a que vinieran a salvarlos.

Yo le recomendaría el libro a personas que les gusta descubrir

y conocer aventuras.

Este libro es para los niños

de 6 a 9 años porque las ilustraciones

están muy bien y la historia está bien explicada.

(Música)

"El retrato de una dama", de Henry James,

he intentado muchas veces leer a Henry James

porque sigo pensando que debería gustarme su obra,

pero por alguna razón nunca acabo sus libros

y tiendo a abandonarlos debajo de la cama

mientras empiezo otra lectura.

"El extranjero" de Albert Camus en inglés,

se lo di a mi hijo porque estaba un poco aburrido

de sus lecturas, tiene 15 años.

Pensé que necesitaría algo excitante,

creo que es un libro brillante en muchos niveles.

Fue mi libro favorito cuando era adolescente.

Estaba de vacaciones cuando perdí "Trampa 22" de Joseph Heller,

tendría 20 y pocos años y estaba en India, empecé a leerlo,

estaba a media lectura disfrutándolo muchísimo,

y lo dejé en un tren.

Tardé un año o dos en conseguir otra copia

y volverlo a leer, pero es fantástico.

Todavía es uno de mis libros favoritos.

Todavía echo de menos aquel ejemplar que perdí,

espero que alguien lo encontrara y que lo disfrutara.

"Jane Eyre", de Charlotte Brontë.

La primera vez que lo leí tendría 13 años,

no sabía nada de ella,

no sabía qué me iba a encontrar, me pareció alucinante.

Lo releo cada dos años, lo estudio en la universidad.

Creo que es interesante porque mi perspectiva cambia

mientras me voy haciendo mayor.

Cada vez que la leo veo algo diferente.

Mi último libro son unas memorias,

en inglés se titula:

"Yo soy, yo soy, yo soy, 17 encontronazos con la muerte",

es la historia de una vida a través de la narración

de experiencias cercanas a la muerte.

(Música)

Es verdad que hemos hablado de traición, de venganza,

hemos hablado de dolor, de sufrimiento pero,

hay que decir que esta novela también es muy divertida.

En esta novela hay mucho humor,

incluso a la hora de describir ciertos momentos muy trágicos,

no sé si usted, las cuestiones trágicas de la vida

se las toma, precisamente, con este humor.

Me he preguntado mucho acerca del papel de la comedia

en la tragedia, yo mismo me he sorprendido.

¿Cómo es que no puedo evitar reírme de una situación

aun cuando es terriblemente trágica?

Ya desde el principio de la novela,

se va a producir el entierro, y como no encuentran una sábana,

cubren el catafalco con una especie de toalla.

Es bastante ridículo.

Me parece que el humor actúa como una especie de contra fuego

de la situación trágica.

Si esta novela fuera únicamente trágica, seria ilegible,

insoportable.

Daría la impresión de que todo va mal.

De que todo es negro.

Sería como estar leyendo en una especie de túnel sin luz.

Para compensar los momentos más duros, al margen del humor,

en esta novela que para mí es una auténtica tragicomedia,

hay una subtrama que me parece muy importante en el libro

y que conforman tres personajes esenciales,

por un lado tenemos a Paul, el hijo,

que es un gran amante de la ópera, es un niño pequeño;

tenemos a Vladi, que es la persona que lo cuida,

que es una chica polaca

y luego tenemos a una soprano italiana,

a Solange Gallinato,

que es un personaje absolutamente fascinante

porque aquí la ópera hay que decir que tiene un papel esencial,

¿no le parece?

Con total franqueza, si me permite confesarle una cosa,

no me gusta la ópera.

Me aburre mucho.

Pero necesitaba que el pequeño Paul,

encontrara el gusto por la vida, así que probé varias soluciones.

Probé con el ajedrez y otras cosas,

preguntándome cuál sería la disciplina capaz de ayudar

a este niño a recuperar el gusto por la vida.

La casualidad me llevó a escuchar a Maria Callas,

y debo decir que a pesar de que no me gusta la ópera,

me conmovió tanto que dije: "Esta es la solución".

Me imaginé la escena en la que el niño se ve tocado por la ópera

como quien se ve tocado por la gracia.

La verdad es que parece un momento muy bonito del libro,

y con cuya escritura disfruté mucho.

No es una novela histórica aunque esté ambientada en los años 20, 30,

pero es verdad que el contexto histórico

es importante.

Se habla de corrupción política, de manipulación informativa,

de tráfico de influencias, de avaricia desmesurada,

de un amor por el dinero

a través de varios de los personajes que aparecen.

Tenía la sensación de que estaba hablando del momento actual.

Hay que tener cuidado a la hora de hacer comparaciones históricas,

si alguien escribe una novela que tiene lugar en la Antigua China,

hace 25.000 años, habrá quien diga que es como hoy.

Que le hace pensar en el mundo contemporáneo,

es inevitable esa concordancia de tiempos.

En lo que sí que tiene razón, no obstante,

es en que cuando se trabaja con los años 20 y 30

no dejan de ser sorprendentes las resonancias

que tienen en nuestra época,

unas veces inquietantes, otras cómicas.

Por ejemplo, en ese periodo es cuando se inventaron

los números de cuenta en Suiza,

lo cual no deja de tener cierta gracia.

Ideas menos divertidas son el ascenso de los extremismos,

el auge del fascismo, o los nacionalismos exacerbados.

Pero creo que hay que enfocarlo con humildad,

y no pensar que los años 30 y nuestra época son iguales.

Aunque quizá el lector pueda sacar algún beneficio

de ver el presente con los ojos de ayer.

El postpremio Goncourt que recibió por "Nos vemos allá arriba",

¿fue especialmente duro?

Lo digo porque como tuvo tantísimo éxito,

generalmente eso genera mucha presión

a la hora de escribir la siguiente novela,

¿cómo lo vivió?

Tiene razón, es un premio impresionante.

Uno luego siempre tiene la impresión de escribir

bajo la mirada de sus lectores.

Efectivamente, es un poco angustiante,

pero es algo que prescribe, el premio ya es antiguo,

tiene unos cuantos años,

se me ha perdonado el éxito y yo me he perdonado el Goncourt.

Así que ahora soy un escritor más sereno y tranquilo.

Tengo una curiosidad,

yo he leído alguna entrevista suya del pasado,

donde usted manifestaba sus convicciones políticas,

comisiones de izquierdas, de una persona muy progresista,

¿de qué manera el éxito, el dinero ponen en peligro esas convicciones?

El éxito no pone en absoluto en peligro

mis convicciones políticas,

se puede estar socialmente satisfecho

y políticamente enfadado.

De hecho, soy un hombre políticamente enfadado.

Pago mi contribución,

cuando se presenta la ocasión de hablar, hablo.

Soy embajador de una gran ONG, Secours populaire

que se ocupa de las personas más desfavorecidas,

digamos que aprovecho que he subido más alto

para intentar gritar más fuerte.

(Música)

No me cuesta nada imaginarme a Madeleine Péricourt

bajando por estas fantásticas escaleras

mientras planea su terrible venganza,

y como es un personaje de Pierre Lamaitre,

no me cuesta nada imaginaros a todos vosotros

saboreando esa venganza literaria

pero eso sí, con una sonrisa en los labios.

(Aplausos)

"Sollange no salió al escenario,

estaba allí cuando se abrió el telón.

El público aplaudía, pero la diva no se movió.

No sonrió, no hizo el menor gesto.

El primer fragmento que la mitad de la sala

se preparaba a silbar y abuchear,

era la introducción de "gloria mundi",

ópera infausto recuerdo que tenía la particularidad

de contar únicamente con acompañamiento de piano."

(CANTA)

"Esta vez, ni siquiera hubo piano.

La Gallinato la interpretó a capela, era inaudito.

Pero aún lo fue más que la sala se quedara

como hipnotizada desde los primeros instantes

por la voz trágica de Sollange,

expresando la pasión, la añoranza y la soledad.

Cualquiera que alguna vez se hubiera sentido enamorado,

celoso o abandonado,

tenía que rendirse ante aquella voz."

(CANTA)

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Pierre Lemaitre

Página Dos - Pierre Lemaitre

23 abr 2019

En Página Dos viajamos a París para que Pierre Lemaitre nos hable de "Los colores del incendio", continuación de su exitosa "Nos vemos allá arriba". Destacamos tres importantes ensayos sobre moda. En cine analizamos el anime "Quiero comerme tu páncreas". YMaggie O'Farrell responde al cuestionario.

ver más sobre "Página Dos - Pierre Lemaitre " ver menos sobre "Página Dos - Pierre Lemaitre "
Programas completos (449)
Clips

Los últimos 1.642 programas de Página Dos

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios