www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.14.0/js
4559920
Para todos los públicos Página Dos - Kiko Amat - ver ahora
Transcripción completa

(Música cabecera)

(Música)

"Quizás lo anormal sea la cordura

después de todo, ¿no crees?

Es un mundo regido por la aleatoriedad.

Rodeado de vacío.

Crueldad y violencia.

Donde nada significa nada y los inocentes son aplastados.

En un mundo así, solo puedes beber y enloquecer.

Yo hice lo primero y, luego, cuando eso ya no bastaba,

lo segundo".

(Pájaros)

(BSO: "La guerra de las galaxias")

Yo conocía la saga... Bueno, la saga no.

De hecho, la película. Porque solo era una película

cuando yo la conocí antes de que se estrenara.

El verano de ese año, el verano del 77,

ya se hablaba de ella, incluso en las noticias.

Es decir, se hablaba como un fenómeno...

Quizá tengo magnificado el recuerdo, pero sí que sé que yo sabía

que esa película se estrenaba. En noviembre del 77, la vi.

La vi en el cine de estreno. En un cine de mi barrio enorme,

en una gran pantalla. Ya, desde ese momento,

ya participamos en el evento para siempre.

(Música)

La primera película que conocemos como la primera, episodio IV,

es una película muy sencilla. No busca más que la diversión.

Es un wéstern en el espacio, pero, claro,

chupa de diferentes momentos de la historia, de la mitología,

de la historia, del resto del cine, de Kurosawa... No sé...

Es tan increíble lo que hay metido en una película de dos horas

como "Star Wars", que definirla es muy difícil.

-"Star Wars", aunque se estrenó en el 77

y sigue vigente a día de hoy, creo que es porque...

este éxito que tiene desde hace tantas décadas se debe,

sobre todo, a que ha impactado en momentos muy concretos.

En los años 70, primero. Luego, al principio de los 2000.

Ahora, en 2015 en adelante con la nueva.

Y ha tocado a tres generaciones distintas.

(Continúa la música)

Lo que ocurrió es que la novela fue la táctica de marketing de Lucas.

Ocurrió con la novela y ocurrió con los cómics, ¿no?

En Norteamérica, aquí ya no ocurrió esa forma,

la novela y los cómics se editaron con mucha más antelación

del estreno de la película. Cuando la película empezó

a promocionarse, la gente que quería ir a verla

quería ver lo que había leído en la novela o lo que había visto

en los tebeos.

(Música)

Planeta empezó a publicar "Star Wars" en el año 99 con los cómics.

Simplemente, de hecho, empezó con el episodio I

en aquel momento. Y desde 99 hasta hoy,

hemos seguido publicando "Star Wars" ininterrumpidamente.

Cuando Disney compra "Star Wars" en 2012,

desde luego, nos cambia todos los parámetros.

Porque nada más comprarlo, ya casi anuncian

que habrá una nueva trilogía de películas,

que van a cambiar todo el "publishing".

Que todo lo que había antes de 2011 pasa a ser

como una historia alternativa, un qué hubiera pasado,

pero no es canon. Entonces, eso obliga

a que todo lo previo lo cataloguen como leyendas...

Y su intención, creo que muy acertadamente

en cuanto a contenido, fue un solo necesitamos

que hayas visto las películas para enterarte de lo que pasa

en los cómics o en las novelas. Lo que ocurría antes

con todo el universo expandido era que había llegado a tal nivel,

a veces, de complejidad que era difícil para un público nuevo

entrar o saber ni siquiera por dónde entrar.

-Los que hemos leído los cómics de "Star Wars", claro,

conocemos cosas del universo "Star Wars" que, de repente,

resulta que ya no suceden, que ya no son canon.

Que se ha tenido que resetear todo porque, si no, se les iba

de las manos. Todo lo que ocurre en los cómics y en las novelas

está muy bien haberlo leído, pero a saber

de lo que nos ha servido.

(Música)

Yo he utilizado "Star Wars", por ejemplo, la primera,

para mis clases de Estructuras Narrativas Básicas

o mis clases, digamos, incluso de Semiótica Profunda

del Discurso Narrativo porque es un modelo de narración

absolutamente canónico. -Ahora, tienes "Star Wars"

hasta en la sopa. Vas a un supermercado

y tienes galletas de "Star Wars". Vas a una tienda Disney

y es "Star Wars" todo el año. Y eso antes no ocurría.

-El futuro de la saga, ahora mismo, yo creo que pasa

por seguir estrenando, obviamente, las últimas películas que le quedan

de las anunciadas por parte de "Star Wars",

ya estaban incluso mencionando que iban a hacer

una serie de televisión también. Y más películas

que quedan por delante... Entonces, no creo que Disney

deje morir la gallina de los huevos de oro en este caso ni mucho menos.

Entonces, creemos que tenemos "Star Wars"

para mucho, mucho tiempo.

(Música)

(Música animada)

Kiko, estamos en los territorios de Curro,

el protagonista de tu nueva novela, de "Antes del huracán".

Es el territorio de Curro, de su infancia,

es el territorio de sus amigos, de su familia...

estamos en Sant Boi de Llobregat. Sí. Es Sant Boi de Llobregat,

pero es un territorio de periferia típicamente...

típicamente ibérica y urbana. Aparte, este solar, como tal,

está preservado exactamente igual a como estaba en los 80,

en mi infancia y en la infancia del protagonista.

O sea, que esto podría ser 1982 con los cascotes, las torres,

el cuartel del Ejército... Está igual, vamos.

Exactamente igual, sí. Es una novela que se mueve

en dos líneas argumentales a través del tiempo.

Estamos a principios de los 80 con un Curro protagonista,

que es un niño; luego, más en la actualidad

con Curro ingresado en un centro psiquiátrico aquí,

en Sant Boi de Llobregat. Vayamos a la primera.

Porque estamos en los 80 con Curro que pertenece

a una familia muy especial. Sí, la familia ha entrado

en un punto de cambio. A mí me interesaba contar

el punto en que nos volvemos otra persona.

Hay un punto de nuestra vida donde somos otro.

Algo ha pasado. Y en la vida de Curro son determinadas cosas

que pasan en su familia, con su padre, su madre,

su entorno directo... que le convierten en otro fulano,

no el que estaba destinado a ser. Pero Curro, cuando es un niño,

quiere ser un niño normal. Claro...

Pero es un niño diferente. Porque es un niño

que se huele las manos, los dedos, constantemente,

que recoge papeles del suelo, que le gusta pisar

las líneas blancas de los pasos de cebra...

Claro... Es decir, él quiere ser normal,

pero no lo es. Pero no lo es. Cierto.

Lo que pasa es que... Sí, yo concurro

con los antigeneticistas en este sentido

en que por muy raro que seas y por muchas fobias que tengas,

si te trasplantan a un ambiente centrado,

donde todo el mundo es normal, yo creo que tienes una esperanza

de convertirte en un tío... en un tío más o menos estable

y normal. A Curro, lo que le sucede es que no solo tiene

todas esas filias, fobias, tics... Es claramente raro de nacimiento,

como dice el libro repetidamente; pero, encima, su entorno potencia

su rareza y le convierte en un tío aún más extraño y más dañado

y con un potencial y un futuro mucho más ominoso del que tendría.

Vamos ahora a esa segunda línea argumental.

Además, no desvelamos nada. Ya lo sabemos desde el principio

que Curro, ya mayor, como consecuencia

de ese devastador huracán acabará también en un manicomio aquí,

en Sant Boi. Además, allí comparte vida con un personaje muy especial.

Que es Plácido, un mayordomo devoto de Churchill.

Y la relación que mantienen ellos es increíble, vamos.

Esto es una tradición. Es una tradición que yo solo

soy otro eslabón de esta tradición, que es la historia

del caballero con su paje, con su paje demente,

igual de demente que él, pero más lúcido, más capaz

y que le saca las castañas del fuego al amo.

Esto... muchos autores ingleses y españoles clásicos lo han hecho.

Para mí, era crucial que la parte del manicomio tuviera esta dinámica.

Porque, además, es una dinámica dulce.

No solo es la parte cómica y humorística de la relación

de un caballero con su mayordomo. Caballero imaginario,

porque él lo que es... es un loco. Sino que aparte hay una dulzura

de gente que se ayuda en circunstancias terribles, ¿no?

Un sitio donde apoyarte. Para mí, esta parte de romántica también

de tener un hombro donde apoyarte me parecía capital para el libro.

La novela nos regala constantemente reflexiones

sobre el tema de la cordura. Hay frases a lo largo

de todo el libro. Yo he extraído algunas.

"Quizás lo no anormal sea la cordura. En un mundo desquiciado,

los locos no son raros. Los normales son los de dentro del manicomio,

que son los que se niegan a aceptar la realidad".

Mi infancia transcurrió entre locos. O sea, este libro es ficción,

por supuesto, me lo he inventado todo, como pone en la primera página.

Me inventado todo esto. Pero me infancia transcurrió

entre locos. Mi madre trabajaba en el manicomio de auxiliar

y me llevaba de niño a... Cosa que, terapéuticamente,

no sé hasta qué punto era válida, porque lo que hizo fue traumarme

pero supongo que quería enseñarme tipo de vida que llevaba y tal.

Y vi a muchos locos. Y no diría que de muy niño,

pero desde siempre empecé a pensar dónde era el punto,

¿en qué punto te rompes? Porque los puntos de ruptura

pueden ser muchos. ¿Y por qué alguna gente se rompe y otra no?

Por qué alguna gente aguanta cosas auténticamente espeluznantes

sin romperse, conservando la cordura, y otra gente tiene ya...

Es como un diente de leche que baila. A la mínima que le sucede algo

en la vida, el diente se parte, ¿no? Y yo creo que esto es algo

que toda la vida me había intrigado y creo que la novela es un intento

de entender ese punto de quiebra completamente, cuándo enloqueces.

(Música)

Un universo virtual completo.

(Música)

(VOZ EN OFF) Me llamo Wade Watts. Mi padre me puso ese nombre

porque sonaba a identidad secreta de superhéroe

y... he acabado aquí. No hay ningún sitio al que ir.

Ninguno...,

excepto Oasis.

Desi, ¿habíamos Spielberg como adaptador?

Sí, en 10 años de programa lo hemos tenido varias veces.

Yo creo que la última vez fue con "Mi amigo el gigante".

Recuerdo, como mínimo, con Tintín, con su adaptación de Tintín

y también creo que sacamos "War Horse".

(ASIENTE) ¿Y hoy tenemos...?

Tenemos "Ready Player One", que es una de las pelis importantes

de esta temporada, de las pelis de entretenimiento.

Es la novela de Ernest Cline. Exacto, sí.

Es una historia futurista en la que se describe un mundo

en el que, debido a una crisis energética,

parte de la sociedad vive en una situación de máxima miseria.

Entonces, lo que hacen para evadirse de esta realidad

es conectarse a un juego de realidad virtual, que se llama Oasis,

donde llevan una vida mucho más excitante.

El creador de este juego, que se llama Oasis,

a su muerte dejó un mensaje, un vídeo de en el que decía

que la persona que encontrara en esta realidad virtual

escondido un huevo de Pascua heredaría Oasis,

heredaría esta realidad paralela. Entonces, hay como una competición

por conseguirlo. Y uno de sus jugadores es Wade,

que es el protagonista de esta historia,

que es un chaval, un adolescente.

-Encontradlo. -Esto no es un simple juego.

-Es nada menos que una guerra por el control del futuro.

¿Hay muchas diferencias? Hay algunas.

No hay muchísimas, pero yo creo que las que hay son importantes.

Para empezar, yo creo que hay una que tiene que ver con la trama

y con los personajes. Las pruebas que tienen que seguir los personajes

para conseguir este Oasis son distintas en la película

y en la novela. Y, luego, los personajes,

aunque la versión del personaje con la que más tiempo pasamos

es el avatar, en la película, se hace un esfuerzo por dotarles

de una entidad, que sean personajes más elaborados,

más complejos que la película. Otra diferencia importante

tiene que ver con la utilización de las referencias.

Es una película que es un absoluto homenaje a la cultura popular,

sobre todo de los 80, literaria, cinematográfica, musical,

del mundo de los videojuegos... Mi sensación es que, en la novela,

todas estas referencias aparecen de una forma casi más caprichosa,

como una serie de referencias simplemente.

Yo creo que en la película, lo que hace Spielberg

es integrarlas muy bien. Hacer que cada vez que aparecen

activen algún elemento interesante en la trama.

Yo creo que hace un ejercicio muy interesante en ese sentido.

Bueno, ¿te ha gustado? Mucho.

La verdad es que sí me daba miedo que fuera, pues esto,

simplemente como un festival de referencias

y quedara ahí la cosa. Y la verdad es que no.

Porque como festival de referencias es alucinante;

pero, luego, como película de entretenimiento

funciona superbién. Tiene mucho ritmo,

es muy espectacular visualmente. Tiene sus clímax,

tiene un desenlace fabuloso y, luego, tiene

una de las secuencias más increíbles que he visto en el cine

en mucho tiempo. Y que yo creo que ya solo por eso,

todo el mundo tiene que ir de cabeza a verla.

Es un homenaje a "El resplandor", de Kubrick,

que es de no dar crédito de lo increíble que es.

Por mí está superrecomendada.

(Música)

Desi, este no es el típico libro que sueles traer como recomendación

porque no es ningún ensayo. Qué va...

De hecho, yo creo que es uno de los libros más especiales

que hemos tenido en la sección.

Es "Matamoscas", de Dashiell Hammett y de Hans Hillmann.

Sí... Bueno, Hammett es el... Bueno, yo creo...

Iba a decir el padre, no, es uno de los padres

de la novela policiaca. El creador de Sam Spade,

autor de libros como "Cosecha roja", como "El halcón maltés"...

¿Y Hillmann? Hillmann es uno de los cartelistas

más importantes de la historia del cine,

autor de carteles de películas de Bresson, de Buñuel, de Kurosawa,

de Antonioni... No está mal.

Vamos, prácticamente, de todos los maestros

y con un estilo muy particular. Entonces, el trabajo que ha hecho

es muy interesante. A partir de un relato de Hammett...

¿Sí? Lo ha ido ilustrando.

Estuvo siete años trabajando en ello y, la verdad,

es que el resultado es alucinante. Son unas ilustraciones increíbles

y un poco la sensación de que más que leer un libro

o una novela gráfica, prácticamente estas viendo como una película...

Es tal cual, ¿eh? Exacto, cine negro puro.

Pues son como secuencias. Exacto. Y es maravilloso,

es una preciosidad de libro.

(Música)

Estamos en el campo de rugby de la Santboiana

porque el rugby también aparece en un momento dado

en la novela de Kiko Amat, cuando los residentes del manicomio

planean una fuga a lo "Evasión o victoria",

aprovechando un partido de rugby. Desde luego, nada de deporte aparece

en nuestra primera recomendación de hoy, "El corzo", de Magda Szabó.

De hecho, el escenario principal es un teatro.

Porque aquí tenemos a una actriz que, en un estupendo monólogo,

reflexiona sobre el odio y el resentimiento que siente

hacia una antigua compañera de colegio.

Es pura vida, es puro teatro.

(Continúa la música)

En su nueva novela, Kiko Amat nos sumerge en su Sant Boi natal

y nos muestra sus miserias y sus contrastes,

algo parecido hace Eduardo Halfon en relación a Guatemala.

Y es que aquí reúne seis crónicas literarias y personales

donde nos habla de su país, del lenguaje

y, de una manera especial, de los libros.

El oficio de escritor y el oficio de vivir perfectamente unidos.

Uno de los ejes centrales de "Antes del huracán"

es el conflicto familiar, como también lo es de los desterrados.

Aquí tenemos a una joven musulmana británica

que viaja a los Estados Unidos para estudiar e independizarse

de su familia, pero cómo lo va a hacer si su padre es condenado

por terrorismo y, además, muere durante el trayecto a Guantánamo.

Y su hermano se implica en una organización yihadista.

Es una novela muy del momento que os va a atrapar.

(Música)

(Murmullo)

(Música)

(HABLA EN INGLÉS)

(Continúa la música)

(Música animada)

He vuelto a Valira, el mundo creado por Laia Soler.

En "Tú y yo después del invierno", Erin sigue con su novio, Bruno,

pero su corazón se mantiene helado. Sin embargo, algo ocurrirá

que conseguirá que su corazón se derrita.

Pues eso, una historia de amor auténtica.

-Pues la mía es una historia de hermanos

que viven sin sus padres y cuentan lo ocurrido en el último verano.

Su protagonista se llama... Bueno, ella tiene muchos nombres

porque ella es la fabuladora, un gran cuentista.

Sí, léete libro y veréis la de historias que se inventa.

(Música)

Esta localidad de Sant Boi de Llobregat

es conocida en Cataluña, entre otros cosas,

porque, precisamente aquí, estaba el manicomio

y es muy famosa por eso. Tú eres de aquí.

Parecías casi predestinado a que una novela así

la tenías que escribir tú. Sí.

Este tipo de infancia... solo la puedes describir

si has estado aquí. Es un paisaje muy particular,

es un tipo de gente muy particular... Es un mundo extraño

que se multiplica por mil. De nuevo, todos los mundos lo son.

Otro pueblo tendrá un vertedero, otro pueblo tendrá otra razón de...

de... otro motivo de rareza. Pero mi pueblo, en particular,

tiene el manicomio, tiene el equipo de rugby,

que no aparece tanto en el libro, pero también tiene su papel.

Y aparte, me di cuenta, si puedo añadir esto,

me di cuenta de que... Esta es mi quinta novela.

Cuando escribía y me alejaba de aquí, perdía fuerza claramente

todo lo que escribía. Es una tragicomedia tu libro.

Lo digo porque hay momentos muy emotivos,

hay momentos tristes, pero hay momentos desternillantes.

Sí, bueno, hay un peligro...

Realmente, es una tragicomedia. Y lo es por muchas razones.

Es una novela muy, muy triste,

pero... pero si lees novelas, te das cuenta de que explicar

la tristeza y la tragedia es muy complicado.

Y siempre está el peligro de ser afectado y pomposo.

Es natural, porque estás contando algo que es tan triste

y, por definición, tiene tanta profundidad...

El dolor y las cosas que te suceden y el daño que causas o te causan.

A la mínima, ya está siendo cursi. O sea, es inevitable.

Es cierto. Y el único antídoto,

me he dado cuenta escribiendo, pero leyendo también,

el único antídoto contra la cursilería es el humor.

Pero el lector no va a poder evitar pensar...

El autor de este libro se llama Kiko Amat,

el protagonista del libro se llama Curro Abat,

dos nombres bastante parecidos. ¿Hay más similitudes?

(RÍE) La verdad es que me hace gracia el trasunto

muchos de mis autores favoritos, como Fante, padre e hijo,

lo utilizan todo el día... Pero en este caso concreto

el personaje es realmente una invención.

De nuevo, como te contaba, para poder contar bien algunos tics

y algunas fobias del personaje, tuve que recurrir a los míos,

pero lo suyos son otros. No, no.

No soy para nada Curro, pero sí que para explicar sus manías,

tuve que pensar en las mías. Esto creo que le sucede,

lo admitan o no, a muchos escritores. Algunos hacen ver que no lo hacen,

pero creo que es así. Creo que rebuscas en tus miserias

y en tus intestinos y, de allí, sacas la verdad emocional

que transformas para que aquello sea real.

Pero no, Curro no soy para nada yo, por fortuna.

Kiko, ¿no tienes la impresión de que esta novela va a ser

un punto de inflexión en tu carrera, como diciendo que aquí hay

ciertos temas que has abordado en libros anteriores

y que ya no vas a tocar y que esta novela

te exige tocar otros temas en un futuro?

Claro. Bueno, creo que no es una decisión consciente ni nada,

pero creo que también por edad te sucede.

Y les sucede a los civiles, a la gente que no son escritores

también le sucede. Hay un punto en el que has hablado

demasiado de algo o no es que deje de interesarte,

pero deja de interesarte lo suficiente

como para contarlo en novelas. Y yo creo también que la obligación

de una autor es... cambiar. O sea, tenemos que cambiar.

Los autores que respeto, me gustan y sigo,

son autores cuya ambición supera sus posibilidades

en algún momento de su trayectoria. Quieren hacer algo

que, quizá en el momento en que empiezan,

no están preparados para hacer. Yo creo que "Antes del huracán"

quería ser una novela mucho más amplia y mucho más honda

que las anteriores. Aparte, ya no me interesaba contar

las cosas que ya he contado. Como autor, si lo has contado una vez...

Yo ya he hablado de subcultura... Que "Antes del huracán"

aparezca en la colección Narrativas Hispánicas de Anagrama,

¿quiere decir que has dejado de ser un escritor joven y transgresor?

Yo fui muy feliz en Contraseñas. Estaba rodeado

de todos los frikis que me gustan, de Bukowski, Colin MacInnes...

Y, para mí, publicar en Contraseñas, que había sido mi escuela,

mi escuela narrativa, no puedo decirlo de otra manera...

Aparte, no hablaba inglés y de allí salían

todas las traducciones que me interesaban... Era crucial.

Pero..., bueno, ahora tengo este tono gris un poco...

de la vejez. Te has hecho mayor.

Me he hecho mayor, pero creo que quizá estoy más dañado,

pero no me he hecho más serio. El libro...

es un libro de gente magullada, pero que se resiste a ser...

seria y a ser normal. Yo creo que, de nuevo,

lo había hecho con otras cosas y esto vuelve a ser, aunque distinto,

un canto a la normalidad.

(Música)

(Murmullo)

Leyendo la novela de Kiko Amat uno confirma que la línea que separa

la cordura de la locura es algo difusa.

Como dice Sara, la coordinadora del programa,

lo de ser o no normal es más que discutible.

Y cualquiera se lo discute.

(Pájaros)

(Música animada)

"Priu y yo bajamos al trote la escalinata de la ermita,

cruzamos el pequeño patio delantero y pegamos las barrigas

a un muro de medio metro que delimita la ermita

y al que llaman mirador.

Un viento muy suave nos acaricia la cara.

Viene del Mediterráneo.

Lleva romero, mimosa y humo de hierbajos quemados.

La ermita vigila el Baix Llobregat, toda la zona,

el delta entero hasta el mar.

Bloques de edificios, fábricas, pueblos adheridos a la tierra

como costras resecas, huertos famélicos y polvorientos...

Las vías de los ferrocarriles catalanes sobre el terreno

son como el entramado de venas de un cuerpo despellejado.

Imagino sueltas humanas en los tubos gigantescos, simétricos,

de la gran fábrica de cemento.

Se distinguen hogueras pequeñas aquí y allá.

Hasta donde alcanza la vista.

Mi padre dice que esta montaña tiene la vista más bonita del delta.

Yo siempre sigo su dedo, intentando atisbar

esa belleza de la que habla, pero nunca lo logro.

Debemos estar hablando de cosas distintas".

(Continúa la música)

(Música créditos)

  • Kiko Amat

Página Dos - Kiko Amat

10 abr 2018

El programa se traslada hasta Sant Boi del Llobregat para hablar con Kiko Amat de 'Antes del huracán', cuya acción transcurre en esta población catalana donde se crio el autor. Narra la historia de Curro, un hombre encerrado en un pabellón psiquiátrico. A través de este personaje el autor rememora un año, 1982, en el que empezó sufrir de niño problemas en casa: con un padre obsesionado por el footing y por marcharse de casa, y una madre que languidece a pasos agigantados. Una novela de humor al mismo tiempo que un brillante texto sobre la locura.

A continuación, 'Página Dos' analiza la saga 'Star Wars' y todos los libros que ha generado; y en la sección de cine, la última película de Steven Spielberg, 'Ready Player One'.

El programa finaliza su emisión con un poema de Sylvia Plath.

ver más sobre "Página Dos - Kiko Amat" ver menos sobre "Página Dos - Kiko Amat"
Programas completos (403)
Clips

Los últimos 1.421 programas de Página Dos

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios