www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5394891
Para todos los públicos Página dos - Arturo Pérez-Reverte - ver ahora
Transcripción completa

Comprendían los moros al fin

y se postraban

echándose bajo el caballo de Rui Diez

voceando en su algarabía,

Sidi, Sidi, -clamaban-.

Reía Diego Ordoñez, satisfecho.

Brutal,

quitándose la sangre de la cara

con el dorso de una mano.

Te llaman señor, Rui. ¿Los oyes?

Te llaman señor.

Yo siempre me recuerdo

con un libro en las manos desde muy pequeñita.

En mi casa siempre se has leído muchísimo,

mi madre es una lectora voraz,

mi abuela lo era,

para mi fue muy importante ver

cómo ellas,

cuando querían tener un rato libre de tranquilidad,

cogían un libro y se ponían a leer.

Fui a este colegio que tenemos aquí detrás,

un colegio público,

tuve una profesora que se llamaba Pepita

que nos daba lengua y literatura.

Era una apasionada que lo transmitía fenomenal.

Cuando eres niño cala mucho.

Había una biblioteca

que al principio fue pequeñita y fueron ampliándola,

yo fui la responsable durante un tiempo

empecé ahí mi vínculo con los libros ...

Cuando montaron la librería

fue un amigo nuestro Félix Romeo, escritor, ya fallecido,

íntimo amigo nuestro

que entró allí un día

vio que eran gente muy interesante,

con mucha formación, con cultura,

y le pareció que podía ser una librería interesante,

nos lo dijo a los amigos y empezamos a ir allí.

Me quedé muy triste,

porque pensamos que si una cuidad como Zaragoza,

la quinta ciudad de España,

una librería independiente como esta

no podía mantenerse,

estando muy bien gestionada, pues qué nos queda ya ...

Entonces la tristeza fue enorme.

Fue un sock

porque nadie lo esperaba

y de hecho,

ha sido una librería

que mediáticamente ha tenido una repercusión

que yo creo que no ha tenido ninguna en España,

daba la impresión de que ...

de que marchaba la cosa ...

muy bien, muy bien,

porque no paraban dehacer actividades,

lógicamente la economía interna

va por otros cauces.

Nos entristeció muchísimo

no solo perdían ellos sus clientes, sus lectores ...

sino también el resto de librerías.

Queríamos una cristalera muy diáfana

que se viera desde la calle lo que había dentro

y las cosas que pasaban dentro,

teníamos una idea del tipo de libro que nos gustaba,

queríamos que fuera una selección literaria,

muy de autor,

también eso fue cambiando con el tiempo

y con los años,

porque eso también lo hacen tus clientes,

según las cosas que te van pidiendo

y según las cosas que tu sabes que les gustan,

vas haciendo tu propia selección.

Cuando cierras un negocio como una librería,

en realidad no es solo un negocio

sino que es un poco una forma de vida

estábamos seis días a la semana, mañana y tarde,

muy implicados

y al ser pareja

cuando veníamos a casa seguíamos hablando de lo mismo,

era como vivir en esto, no solamente trabajar.

Cuando cierras una cosa así, pasas un duelo, claro.

Es algo que ya no tienes,

no porque tú lo hayas elegido

sino porque la vida lo ha impuesto

y se pasa una fase de duelo.

Pero siempre tratamos de quedarnos con la parte buena,

con todo lo bueno que nos había dado la librería

porque cuando abrimos hace catorece años

no podíamos imaginar que nuestra vida iba a ser así.

No me imagino una vida sin libros,

llevo muchos años vinculada al sector,

como librera y ahora haciendo otras cosas,

no me imagino la vida ajena a los libros,

nunca la he tenido

y seguiré vinculada.

Estamos en la Biblioteca de la Academia Española de la Lengua

que también es tu casa,

para hablar precisamente

de tu último libro,

vamos a hablar de tu último libro

cuando todavía tenemos

el recuerdo reciente de la última entrega

de la serie falcoi

el último libro que has publicado,

una historia de España ...

¿Estás viviendo tu época más productiva?

No, la historia de España

es una recopilación de capítulos que publiqué por entregas

durante muchos años,

no ha habido mucho trabajo más que una supervisión.

Novelas cortas, novelas de espionaje

cortas, más secas, más descarnadas, más rápidas,

no me ha llevado demasiado tiempo.

En esta novela

he pasado muchos años trabajándola

antes de ponerme a escribirla.

Este es el resultado de toda una vida.

En esta nueva novela, SIDI,

nos trasladas al siglo XI

con este personaje que es una leyenda,

mucha gente no sabrá quién es SIDI.

Para eso tendrán que leer la novela.

Digamos nuestro lejano oeste,

nuestra frontera peligrosa,

era la frontera del Duero en el siglo XI,

por abajo estaban los moros musulmanes

y por arriba los reinos cristianos.

Y una tierra de nadie muy interesante,

donde había de todo,

aventureros, pioneros que se instalaban allí,

monjes en sus monasterios,

gente que huía

y esa zona sin ley muy peligrosa

era un territorio muy interesante.

Me apetecía contar una historia

¿Cómo había movido John Ford a sus personajes

por un territorio como esa frontera del Duero,

y de ahí surgió digamos

el eje principal de la novela.

Nos hablas de Rui Díaz de Vivar, El Cid,

me llama la atención

que en el libro

el Cid, este apelativo no aparece.

Se le denomina SIDI.

Si porque Cid viene de SIDI,

Cid es una castellanización posterior del término.

La palabra SIDI que significa "señor"

así lo llaman en la novela.

Aunque la novela nos regla flash back de la vida del Cid

te centras en la época de destierro,

cuando con sus huestes

van en busca de un señor que les contrate.

¿Por qué has elegido esta época en concreto?

Cuento los seis primeros meses del destierro del Cid,

me interesa ese momento.

Es cuando se fragua la leyenda, cuando nace el héroe.

Mi pregunta era

¿cómo alguien consigue

que los hombres lo sigan de esa manera,

que una mesnada los siga en el destierro,

cómo consigue sobrevivir en un territorio hostil

como fue la frontera del Duero entre reyes y reinos,

y cómo se convierte en leyenda.

¿Cómo se crea un líder?

Una especie de libro de autoayuda.

Incluso válido ahora.

¿Cómo nace un líder?

¿Cómo manejas a los hombres,

con qué inteligencia, con qué medios,

con qué talento, con qué valor,

con qué coraje ...

¿Cuáles son los ingredientes que forman un líder

y una leyenda de ese líder.

Y esa fue la idea.

Esta novela nos habla de cómo se forja esta leyenda

pero también

es una novela sobre un tema que ya has tocado

que aquí también tiene una gran relevancia,

es el tema de la lealtad,

porque hablamos de un soldado

que tiene una lealtad profunda a su rey,

a pesar de los pesares,

pero también hablas

de la lealtad de sus huestes cara a él ...

que le siguen a donde él les pida.

En todas mis novelas, digamos.

En mis novelas siempre existen unas reglas básicas,

pueden ser asesinos, mercenarios, delincuentes,

gente sin Dios, ni amo y sin patria,

pero siempre necesitan unos códigos para manejarse en el mundo.

La lealtad es fundamental.

Lealtad sobre todo entre los marginales.

Una cosa que aprendí en lugares peligrosos

es que los marginales

necesitan más códigos de lealtad que la gente "normal"

porque para ellos

la destrucción del núcleo marginal significa aniquilación.

¿Qué tiene tu Cid

que no tengan los otros que hemos podido leer hasta ahora?

Para mí eso es importante

porque si yo no creyera que tenía algo diferente

no lo hubiera escrito.

EL franquismo hizo un Cid paladín de la cristiandad,

martillo de musulmanes,

reconquistador de España.

Eso es inexacto.

La contrahistoria

nos ofrece un Cid mercenario, sin escrúpulos,

asesino de culturas musulmanas, contrario a la convivencia ...

Pero no es cierto.

El Cid era un personaje de frontera -como todos ellos-

con sus contradicciones, sus partes oscuras y luminosas.

Cuando tú y yo nos conocimos

ya me había rendido.

Y mi cuerpo no anhelaba nada

porque mi cuerpo ya no pertenecía a ningún sitio.

Hay casas que son salas de espera

y ciudades que solo albergan pasajeros.

Mi mayor derrota fue

intentar hacer hogar de aquello

cuando ni siquiera mi cuerpo podía sostenerme.

Mi carne no era tierra habitada ...

Sin embargo,

tú conocías la palabra hogar y avanzabas en sintonía.

Había seguridad en tu condición de visitante,

sabías que había un lugar para volver.

Cuando tú y yo nos conocimos,

ya me había rendido a una ciudad de cadáveres

y salas de espera.

Recogiste a la mujer que dormía en la carne fría

y habitaste en mí.

Me llamaste hogar, me llamaste tierra.

Pero ...

¿cómo habríamos de mantenernos en pie en un terreno tan inestable?

La ciudad era un reducto de arenas movedizas.

Si me quedé

me hubiera muerto atrapada de haberme movido.

Me quedé.

Me quedé porque yo ya me había rendido.

No entendí el error.

Mi huída me había llevado al mismo sitio.

Seguía atrapada y me había rendido

y tú no viniste a salvarme, no, viniste a abrirme el camino.

Abriste la tierra,

me llamaste hogar.

Volví.

Mi cuerpo despertó

y entendí

que volver me llevaría a un lugar nuevo.

Cuando tú y yo nos conocimos, amor,

se hizo todo posible, de repente.

¡Por los perdedores!

Lo juramos.

Que si eso no está muerto.

Que si vuelve alguna vez, nosotros también volveremos.

No acabamos con eso.

El payaso.

Estoy contento Jesi. Imagino por qué.

Porque tener a Stephen King

uno de mis escritores favoritos, aquí,

además con IT 2.

Es la segunda parte

de una adaptación de la novela

la primera parte que se centraba, la primera mitad del libro

y se estrenó hace un par de años

y ahora se estrena esta segunda mitad.

Es un libro muy famoso

pero siempre está bien recordar el argumento

para nuevas generaciones,

que entren en el universo de Stephen King

y la primera parte giraba en torno a la historia de un grupo de niños

de una localidad muy pequeñita de la zona,

que tenían que hacer frente

a una entidad maligna, diabólica,

que cogía la forma de un payaso.

En esta segunda parte,

en el capítulo 2

se centra en estos personajes cuando ya son adultos,

27 años después,

que tienen que volver

porque esta entidad ha vuelto a manifestarse.

¿Y sigue siendo una adaptación fiel?

La verdad es que es una adaptación muy fiel

tanto en la primera película como en la segunda,

a sido muy fiel a la novela

pero evidentemente siempre encontramos diferencias.

Unas primera diferencia ya estaba en la primera película

y tiene que ver con los tiempos.

La novela sucede en la infancia de los cincuenta,

la edad adulta en los ochenta,

en la película

la infancia es en los ochenta

y cuando los personajes son adultos

sucede en la actualidad.

Para mí hay una diferencia que es interesante

que tiene que ver con el epílogo de la película

el epílogo de la película gira en torno a una carta

que escribe uno de los personajes.

Esta carta no aparece en la novela

y yo creo que la película

es una aportación interesante

porque ayuda mucho a cerrar un personaje

y también a cerrar la historia

y todos los temas que plantea la novela

y que plantea la película.

¿Te ha gustado?

A mi me resulta un poco caótica,

sobre todo,

por una cuestión de narrativa,

porque creo que

en una parte de la película

sigue una estructura demasiado episódica,

que puede funcionar en la novela

pero que en cambio en la película no acaba de funcionar.

Siempre agradezco

cuando aparecen películas de terror de este tipo,

que retan un poco al espectador,

que no son convencionales,

que proponen cosas nuevas

y que en ningún caso son películas típicas

o películas a las que estemos habituados.

Viendo la portada del libro que nos vas a recomendar

me estaba acordando

de cuando Margaret estuvo en el programa

hace ya un montón de años ...

Hoy te traigo

"El cuento de la criada"

que es una colección de ensayos

sobre uno de los fenómenos televisivos de los últimos años

que es la serie de HDO

inspirada en la novela homónima

que si recuerdas

es una historia ambientada en el futuro,

una fantasía distópica,

que sucede en una sociedad totalitaria

en la que las mujeres son tratadas como esclavas

y se considera que son propiedad del estado.

En estos ensayos

se abordan muchísimos aspectos distintos de la serie,

desde cuestiones de puesta en escena,

hasta todo su colchón temático,

hasta la actualidad sociopolítica,

yo creo que es una ocasión interesante

a efectos de nuestro programa,

es interesante

por el diálogo que establece

entre el texto en sí mismo y su adaptación a la televisión.

Hoy os contaré todo lo que se del miedo.

Hoy os voy a recomendar

la vida secreta de los mocos.

Al protagonista le da miedo dormir solo.

Cuenta cosas sobre los mocos.

Y cuenta cómo son.

A su padre le dan miedo las cartas del banco.

Y a su madre le dan miedo las películas de miedo

pero todavía las sigue viendo.

¿De qué están formados?

¿De qué color son?

Coge un peluche y lo abraza

para que no tenga miedo se deja la luz encendida.

He aprendido

que los animales también tienen mocos

y por ejemplo

las jirafas se los comen con la lengua.

A mi me da miedo

yo dormir con la luz apagada.

Como podéis ver en SIDI

no muy lejos

de este precioso castillo de Claramunt

concretamente en Lérida luchó el Cid

pero no en Barcelona,

que es precisamente el escenario

de la nueva novela de Javier Calvo.

Aquí tenemos a dos adolescentes

un chico de catorce años que es un grandísimo lector

y que es expulsado del colegio.

Pasará por la consulta de un psiquiatra

donde conocerá a una chica muy inteligente

y seguidora del poeta Cirlot.

Cuando ella desaparezca,

el intentará encontrarla

entrando en una espiral de alucinaciones, libros y drogas.

En la novela de Pérez Reverte,

se recrea un gran territorio fronterizo,

el que separa a moros y cristianos.

En la novela de Balsano también hay una frontera,

en un pequeño pueblo del Tirol,

donde sus habitantes hablan y piensan en alemán

hasta que llega Mussolini y les impone el italiano,

además el dictador quiere construir una presa

que dejará al pueblo bajo las aguas.

Es otro siglo, es otra frontera.

Pero aquí también hay grandes luchadores.

"Enchile quintro" significa perro callejero,

pues bien,

las protagonistas de estos cuentos

son adolescentes que también viven en la calle

y que se van a enfrentar

al gran momento de convertirse en mujeres.

Ellas saben que va a ser duro.

Pero la escritora chilena las enaltece con su escritura

donde la brutalidad y la ternura viajan de la mano.

Y qué bien te lo pasas con las escenas de batalla.

Bien o mal.

Son batallas, batallas de verdad.

Es que las batallas son muy sucias.

Ni siquiera el cine

nos acerca a la realidad de lo que es una batalla de verdad.

Y sobre todo, después de la batalla,

cuando ves lo que ha quedado después.

Yo se cómo son las batallas, las he vivido.

Se cómo huelen, se cómo se siente uno ...

esa gris incertidumbre incluso aunque haya sol.

Llevo mi experiencia personal

para contar esas batallas,

hay una batalla al final

pero son combates o son escaramuzas de frontera.

La idea original era eso.

Era:

El Cid está desterrado,

hay una partida a Mora

que ha entrado a recorrer la zona cristiana de la frontera

y al fin le pagan

para que vaya a aniquilarla.

Es la persecución de ese grupo moro

y después ya ...

Lo vimos también en las entregas de Falcó,

y aparece aquí.

El hecho de que en los dos bandos se hacían salvajadas.

Es igual que fueran cristianos o que fueran moros.

A la hora de matar, de asesinar, de robar ...

todos estaban al mismo nivel.

Eran los usos de la época,

eso es fundamental,

es imposible juzgar a Hernán Cortés,

o juzgar a los almorávades, o juzgar al Cid,

con la vida del siglo XXI,

eso no funciona.

Ninguna mirada "oenegeizada"

resiste el horror de la realidad.

Pero es que la realidad era esa,

era un mundo muy duro,

a los hombres se les mataba,

a las mujeres y a los niños se les esclavizaba,

a un hombre vigoroso se le respetaba para venderlo,

se saqueaba, se robaba,

la guerra de reconquista que llamamos,

fue en realidad, en buena parte,

una serie de incursiones de ambos bandos,

en distintas zonas,

robando, quemando, saqueando, violando y matando.

Es que eso era la guerra. Eso era el mundo de la época.

Y mientras estabas ...

perfilando la figura del Cid, escribiendo sobre él,

¿no te aparecía a ratos la figura,

aunque no tenga nada que ver,

pero sí que tienen elementos en común

de Alatriste?

Esa figura del mercenario

en una época totalmente distinta

pero que tienen elementos que los unen?

Es que yo siempre cuento la misma novela.

Cambia la época ...

Eres el escritor que escribe siempre el mismo libro

Yo soy muy coherente en ese sentido

y tú lo sabes

nos conocemos hace muchísimos años.

A mí me interesa un tipo de héroe.

No tiene ya una patria, no tiene ya una bandera,

no tiene un fe especial

pero lo que sí tiene son unas reglas

que le permiten mantenerse y luchar con la cabeza erguida.

Todos mis personajes -hombres ó mujeres-

luchan con la cabeza erguida.

El Cid es uno de mis personajes.

Siempre estás contento de las novelas que has escrito.

¿de esta especialmente?

Ni contento ni no contento.

Son muchas novelas que están ahí acumuladas, ¿no?

No es esta o aquella

es un conjunto,

es un mundo que llevo conmigo,

es un mundo de imaginación, de aventura, de personajes,

de mujeres interesantes, de hombres interesantes,

vivo con él,

y cuando muera pues el mundo morirá conmigo.

Y los lectores lo comparten con los libros.

Yo me he amueblado el mundo con mis novelas

y soy un escritor feliz.

Para mí no hay ninguna angustia creativa, al contrario,

escribir para mí es felicidad.

Es seguir jugando como cuando era niño.

Y eso es un privilegio maravilloso.

¿Con el cajón lleno de historias?

Muchas nunca verán la luz,

muchas morirán conmigo.

No tengo vida suficiente para escribirlas.

Pero tengo un montón de historias por contar todavía.

Eso es lo grave, lo triste,

hay que elegir, ¿no? hay que elegir.

Hay que decir a ver cuál muere y cuál vive,

cuál contaré y cuál no contaré,

cuál morirá conmigo y nunca se conocerá

y cuál los lectores podrán leerla, ¿no?

Y es duro

cuando ya sabes que ya te queda,

cuando tienes más pasado que futuro, ¿no?

Cuando sabes que a lo mejor no sabes cuánto me quedará

cinco, seis novelas, tres, dos, una ...

No se cuánto voy a vivir.

Tener que elegir "esta"

y "esa" descartarla para siempre ...

no te creas que eso es fácil.

A los que ya tenemos una edad

en el colegio nos enseñaron

que el Cid campeador era un guerrero implacable,

muy de su familia,

justo, honesto, patriota,

y encima tenía la cara deCharlton Heston.

Bueno pues, leed SIDI y veréis.

Sentí a Rui Díaz, próximo y cálido,

el aliento húmedo de los ollares.

Acarició complacido la crin corta,

la piel bien cepillada,

donde afloraban abundantes vasos sanguíneos,

adecuados para la buena circulación de la sangre

y el refresco del animal.

Palpó los músculos y el fuerte dorso recto,

capaz de acomodar la silla gallega

el equipo y el peso de un jinete armado.

Estudió la boca,

la alineación de las patas

y tocó los cascos duros y grandes, todavía sin herrar.

Después miró hacia la valla

donde aguardaban expectantes,

antes de acercar otra vez la boca a una oreja del caballo.

Te llamaré Babieca, dijo.

Subtitulado por: María Victoria CEREZO OLIVARES.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Arturo Pérez-Reverte

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

Página dos - Arturo Pérez-Reverte

24 sep 2019

En Página Dos, Arturo Pérez-Reverte nos habla de "Sidi", la novela que ha escrito sobre el Cid mercenario. Conocemos una nueva "Historia de libro", con una veterana librera de Zaragoza. Adriana Bañares recita un poema propio. Y analizamos el capítulo 2 de "It", basado en la novela de Stephen King.

ver más sobre "Página dos - Arturo Pérez-Reverte " ver menos sobre "Página dos - Arturo Pérez-Reverte "
Programas completos (471)
Clips

Los últimos 1.702 programas de Página Dos

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios