Música, baile, naturaleza y literatura, museos...Desde Hemingway a Antonio Gades, pasando por el Guggenheim o el Palau de les Arts de València. Aquí podrás disfrutar de los mejores documentales.

4685121 www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
Para todos los públicos
Transcripción completa

"En la lejana noche de la Prehistoria

arribaron a las costas del Nuevo Mundo hombres blancos

de longas barbas. Se unieron a los indios

y les enseñaron la ciencia, la técnica

y las sabias leyes de su avanzada civilización.

Y los que llegaron por mar...

se convirtieron en los dioses blancos

de aquellos imperios.

Esos dioses blancos llegaron el este,

en la más remota antigüedad, en buques extraños y enormes,

que al acercarse a la costa... resplandecían por ambos lados

como serpientes gigantes.

De aquellas naves descendieron hombres forasteros rubios,

de piel blanca y ojos azules.

Sus vestiduras eran de paño burdo, negro;

abiertas por delante,

con escote alrededor del cuello, y mangas cortas y anchas.

Era... el Tiqui Viracocha.

El dios blanco creó el Sol y las estrellas

para ahuyentar de la Tierra a las tinieblas.

Convirtió grandes piedras en hombres y animales,

y dio un rey al género humano.

Pero los hombres se revelaron,

y el dios blanco hubo de guerrear.

Logró escapar; descendió del lago a la costa

en el Pacífico; ganó el mar

y, se alejó sobre un manto mágico mecido por las olas,...

hacia el oeste.

No sin antes prometer que volvería".

Por todos los rincones de los antiguos imperios indios

del Nuevo Mundo, tiene curso la misma leyenda.

Los científicos modernos ponen en duda esta historia.

Según ellos, los hombres primitivos no disponían de embarcaciones

capacitadas para largos viajes,

por lo que era imposible que ningún hombre blanco barbado

hubiese llegado, como cuenta la leyenda, por mar.

Pero coincide justamente que el lugar donde Viracocha

embarcó para iniciar su legendario viaje,

es donde comienza la fuerte corriente oceánica

que empieza en el Perú, y que junto con los vientos alisios

llevan directamente a la Polinesia.

Y allí, en las lejanas islas de los Mares del Sur,

apareció entre los polinesios negroides

un grupo racial diferente, de piel blanca, barbados

y ojos azules, a los que los mismos nativos

trataron de extranjeros y llamaban "gurukel".

Hombres barbados y blancos

que alargaban los lóbulos de sus orejas,

fue lo que encontraron los primeros maoríes al pisar Nueva Zelanda,

en su viaje migratorio de la lejana tierra de Hawái.

En Polinesia, existen también elementos extra polinésicos

como la calabaza, el perro y la patata.

Esta última denominada "kumara";

nombre idéntico con el que se conoce la misma planta en el Perú.

Estos tres elementos no pueden viajar

sin la ayuda del hombre y, el único lugar donde se encontraban

es hacia el este; esto es, en Sudamérica.

Parece ilógico aceptar la idea de que unos hombres

que son considerados como primitivos,

fuesen capaces de construir y navegar

con grandes balsas de totora. Pero por esa regla,

sería aún más incoherente creer que esas mismas personas primitivas

fueran capaces de construir templos como el solar de Tiahuanaco

si solo hubiésemos conocido su existencia a través

de testimonios escritos, y no pudiéramos ver hoy en día,

con nuestros propios ojos, hechos de piedras y ladrillos.

¿Es justo negarles las dotes marineras

a hombres que fueron capaces de dar forma

a enormes bloques de piedra que desarrollaron

un sistema de calendario perfecto, e incluso hicieron

complicadas operaciones de trepanación craneana?

¿Serían incapaces de construir naves resistentes

para viajes a largas distancias estos hombres...

que llegaron a tan altos niveles de cultura?

La mayoría de los científicos modernos dicen que no;

la leyenda... que sí.

Nos encontramos en el Pacífico, en una balsa de totora construida...

por los indios Aimara del lago Titicaca.

Este es un experimento para demostrar que los hombres

de las antiguas culturas preincaicas fueron capaces de navegar

hasta la lejana Polinesia. Teniendo en cuenta las teorías que afirman

que los hombres primitivos no disponían ni de capacidad marinera

ni de balsas para navegar a grandes distancias,

solo tenemos a nuestro favor los vientos, las corrientes

y nuestra balsa. Elementos suficientes para demostrar

que sí fueron capaces de cruzar el Pacífico en grandes viajes.

El hombre comenzó a tener contactos culturales por mar

mucho antes de lo que se piensa.

En los albores de la historia de la humanidad

los hombres empezaron a recorrer el mundo.

(Canto de pájaros)

Buscando alimento o refugio o huyendo del peligro,

se fueron alejando cada vez más de su tierra de origen.

Generaciones de hombres prehistóricos

vagaron por grandes masas de agua a través de Asia,

África y América, internándose en tierras desconocidas,

descendiendo peligrosos ríos en troncos vacíos,

y así, los hombres de la Edad de Piedra

fueron los primeros exploradores del mundo.

Por ello, fue necesario encontrar... algo;

un tronco, un árbol, una balsa,

que eliminara obstáculos para facilitar el progreso humano.

ese algo fue hallado un día, no sabemos por quién,

y en ese momento empezó a crearse

la historia de la navegación.

Con tales barcos de altamar, los océanos y mares

unieron a los pueblos del mundo en lugar de separarlos.

Cuando los españoles descubrieron América

la navegación de altamar ya existía,

y se practicaba mucho en las costas del Pacífico y del Atlántico.

Aunque los indios americanos conocían perfectamente las canoas,

las naves que usaban de altamar eran almadías de troncos de madera,

y las balsas naviformes construidas hacia arriba.

Esto demuestra que los aborígenes ya tenían

una larga experiencia marinera, adquirida a lo largo de los años,

antes del descubrimiento.

La única manera de demostrar la teoría

según la cual los hombres de aquella cultura preincaica

navegaron hasta la lejana Polinesia era...

construyendo una balsa idéntica a las que ellos utilizaron.

Para que el experimento fuese científicamente válido,

tuve que viajar por toda esta zona en busca de modelos de cerámica

e ilustraciones de la época.

De ellas, sacaría los detalles de la nave.

(Música étnica)

El hecho de que las naves de juncos y las balsas de troncos de altura

son tan antiguas como la propia civilización

entre los aborígenes de América, está demostrado por los modelos

e ilustraciones que figuran en la cerámica

y en las tallas de madera, descubiertas en grandes cantidades,

en las tumbas más antiguas del desierto,

desde el norte del Perú hasta Chile.

Su cultura preincaica tuvo su asentamiento

a lo largo de las costas del Perú, llegando tan al norte como a Ecuador.

La Isla de Pascua, en medio del Pacífico,

es uno de los lugares con mayores paralelismos

con la cultura Tiahuanaco. Esto ha sido

uno de los potentes motivos que inducen a pensar

en una migración del este en balsas primitivas.

(Música de tambores)

Entre la larga lista de paralelos culturales

están las balsas de totora,

construidas con los juncos que crecen

en los lagos de los cráteres.

En las cuevas familiares se han encontrado

numerosas reproducciones de balsas, en lava,

de uno, dos y hasta tres mástiles.

Decidí que el tamaño de nuestra balsa así como los mástiles,

vendrían indicado por una ilustración realizada...

en el pecho de uno de los numerosos moais situados en la isla.

Teniendo ya los detalles y el tamaño de la nave,

el siguiente paso era encontrar unos artesanos

que mantuviesen aún viva la tradición de trabajar

las balsas de juncos.

En el Perú, existieron grandes embarcaciones de juncos.

Estas enormes naves de totora no perduraron,

pero sí lo han hecho las pequeñas embarcaciones

de los campesinos aimaras y urus del lago Titicaca,

así como los caballitos de totora de Trujillo, en el norte del Perú.

Las dimensiones de la nave solo depende de la cantidad de material,

mano de obra y tiempo, ya que la artesanal técnica

es la misma.

A gran altura, sobre las densas selvas amazónicas,

un cinturón de picos andinos rodea el altiplano

y el lago Titicaca.

Este inhóspito territorio ha sido escenario

de dos espléndidas civilizaciones. La primera,

entre los años 300 y 900 después de Cristo,

tuvo su base en la ciudad de Tiahuanaco;

y la segunda, más reciente, la de los Incas,

duró unos 400 años.

El único vestigio de estas culturas

son las naves de totora que navegan por el lago

como fantasmas del pasado.

Estas naves de tipo clásico, con los haces fuertemente ligados,

es sin ningún género de duda el tipo de embarcación más segura

inventado por los constructores navales.

Ligera, y flotante como el corcho,

corta la superficie del agua, cuando esta está tranquila,

y resiste las tormentas sin ningún peligro

gracias a su construcción compleja,

que no teme a que el casco se llene de agua

porque no tiene un casco que pueda llenarse.

En cuanto a la estabilidad y capacidad de carga,

excede a cualquier casco de madera del mismo tamaño.

(Música étnica)

Viajé hasta el Titicaca a buscar a estos artesanos.

Los indios Aimara de la isla Suriqui, en medio del lago,

serían por su gran experiencia, los constructores de la gran balsa.

(Música étnica)

Durante un tiempo conviví con ellos en sus casas de adobe,

similares a la de la época preincaica.

Navegué con ellos por el lago en sus totoras

aprendiendo todo lo posible de estas primitivas embarcaciones

y, ganando su confianza.

Pude convencerles para venir conmigo a la costa

a construir una nave del pasado, de 20 metros de eslora,

en la que un grupo de hombres navegaría durante meses

por el gran lago, el mar.

Aceptaron la idea de participar en el proyecto.

Había que poner manos a la obra.

Volé de nuevo a España

para buscar la financiación de la expedición.

(Cláxones)

La vela funciona con los vientos, que van amarrados...

Durante mucho tiempo busqué e intenté convencer

a empresas que entendieran el proyecto.

Mientras, los indios del altiplano,

recolectarían los 2800 amarros de totora

que hacían falta para construir la balsa.

La maqueta es para hacernos una idea de cómo es la balsa...

Por fin, encontré el apoyo necesario.

Imaginar cómo va a ser en realidad, porque es de 20 metros.

La totora, una vez cortada,

debe dejarse expuesta al sol durante 15 o 20 días

para que se seque y así poder utilizarla.

Los indios Aimara fueron fieles a su palabra,

y llegaron puntuales para comenzar la construcción.

Antes de comenzar la balsa, Paulino Esteban,

el experto artesano, bautizó los juncos

con un gran respeto ancestral, ceremonia de bendición indígena

transmitida de generación en generación,

desde tiempos remotos.

El sistema de construcción de los indios del altiplano

es laborioso y complicado. Primero,...

seleccionan los mejores tallos de totora

entre los 2800 amarros.

Para dar forma al gran casco deberían de construir

tres grandes y largos cilindros de totora,

uno de ellos fino en comparación con los otros dos,

mucho más gruesos.

(Hablan en su idioma)

Cada día se elaboraban tres largos cilindros.

El sol agobiante del verano peruano

afectaba a los indios, acostumbrados al clima del altiplano,

pero estos seguían trabajando a un ritmo sorprendente.

Los rollos irían envueltos en una especie de funda de totora

llamada "antaco".

Esta funda ese también cuidadosamente entretejida,

pues será la parte externa del casco que estará en contacto con el agua.

Varias de estas fundas, que cubrirán la balsa en tu totalidad,

fueron elaboradas minuciosamente por los indios.

(Sonido de las olas)

Los días pasaban... en el verano limeño,

y los rollos estaban listos.

(Música étnica)

Los indios seguían tejiendo más rollos

que iban colocando en el andamio. La embarcación...

iba cogiendo volumen poco a poco.

(Música étnica)

Con ayuda de vigas de madera en el centro

separaban los dos grupos de rollos de totora

dividiendo la balsa en dos grandes lados.

En el centro iría el corazón; rollos más finos

que servirían de unión a las dos partes del cuerpo de la nave,

la cual tendría la forma de un enorme catamarán.

Con largas cuerdas de cientos de metros

se unieron ambos lados apretando con tal fuerza,

que el rollo central se vio aplastado por los exteriores.

Adelante.

Con la funda o "antaco", toda la armadilla

quedó... compacta y fuertemente envuelta.

Conforme la balsa fue cogiendo forma,

las agencias de prensa internacionales

distribuían la noticia por todo el mundo.

Así, el mundialmente conocido etnólogo y expedicionario noruego,

Thor Heyerdahl, supo del experimento y fue a Lima

a visitar el campamento.

Thor Heyerdahl, dirigió en 1947 la expedición Kon-Tiki;

una balsa de troncos con la cual cruzó el Pacífico

para probar los posibles contactos de las civilizaciones preincaicas

con la Polinesia. Su arriesgada expedición

fue de gran valor y utilidad para la ciencia.

Ahora se interesaba por el experimento de Kitín Muñoz,

pues las balsas de juncos de totora eran el otro tipo de embarcación

con las cuales pudieron realizar sus viajes

los antiguos peruanos a la Polinesia; y esto,...

completaría la teoría de la influencia de América

en el Pacífico. Yo creo que es un...

experimento muy válido, Kitín, que tú tienes en...

en la idea de viajar con este tipo de embarcación,

de la costa del Perú hasta... Polinesia,

hasta Nueva Zelanda.

Porque los antiguos en Perú...

una vez...

terminaban un viaje de este tipo. Tenemos...

pruebas no solo en la...

en la costumbre, pero también en la biología como...

el "cumara", la batata dulce, la calabaza,...

que es típicamente peruana,

o americana del sur.

Las últimas excavaciones en la costa norte de Chile

demuestra que son dos plantas cultivadas

en América del Sur 1600 años antes de Cristo.

Eso es mucho antes que el primer maorí

arribaba a Nueva Zelanda con estas mismas dos plantas.

-Y doctor, ¿usted piensa que es totalmente...?

-Podría haber sido un viaje accidental 100 %.

Una vez yo creo que estaba accidental,

pero más yo conozco este problema...

más conozco también la embarcación de esta época,

como balsa de madera de balsa

en balsa de totora. Más seguros son que...

en esta época la civilización es preincaica,

no es incaica, pero los preincaica eran grandes marineros.

Donde estabas con dudas en expediciones...

con muchas embarcaciones para...

buscar tierra en el océano abierto.

Para terminar los trabajos de construcción,

la balsa fue trasladada al SIMA, los astilleros de la Marina peruana

en el puerto del Callao.

Algunos de los expedicionarios que viajarían en la balsa

habían llegado ya a Perú, y ellos mismos,

ayudados por los marinos, se encargarían de fabricar la cabaña

y arboladura de la nave.

Todos trabajaban duramente y con gran interés,

para conocer con detalle cada pieza de la balsa,

ya que durante muchos meses viajarían en ella,

y cualquier error en la construcción podría ser fatal.

La cabaña que serviría de refugio a los cinco hombres

sería de bambú de la selva peruana.

La madera de los mástiles y timones de pino,

y con roja y dura caoba se construiría

el castillete de mando y las orzas.

Los carpinteros del SIMA confeccionaban los timones

y mástiles siguiendo las indicaciones

del director de la expedición.

Todo tenía que se exacto y nada podía fallar.

Ni un solo clavo se colocó en la Uru.

Todo estaba hecho con cuerdas de cáñamo,

bambú, madera y juncos de totora bien amarrados.

Incluso la gran vela sería cosida a mano

en un pequeño taller del Callao, con lona de algodón peruano,

idéntico al que usaban hace 2000 años.

Los materiales naturales

tenían que proteger a los expedicionarios

contra la humedad, el viento y el fuerte sol del Ecuador.

La lluvia, serviría para inflar los cabos

y, así los nudos serían más consistentes

con el paso del tiempo.

En los comienzos de la historia de la navegación,

los mástiles que se utilizaban eran bípodes,

y el paso a un solo palo fue tardío.

Los mástiles de la Uru fueron por lo tanto construidos

con dos palos, unidos con travesaños,

a modo de escalera.

El tipo de vela usado por aquellos primeros exploradores

era de forma cuadrada; más estrecha en su parte inferior.

En la superior iban aparejadas con una gran verga

de fuerte y ligero bambú.

Las antiguas civilizaciones daban un sentido místico

a casi todos los actos de su existencia;

incluso sus embarcaciones iban adornadas con motivos

que representaban a seres supremos, o a sus dioses.

Por ello, la balsa Uru, fue cuidadosamente decorada.

El artista peruano, José Salazar,

experto estudioso de la cultura preincaica de sus antepasados,

dibujó con pinturas naturales, hechas de tierra y plantas,

al gran dios Viracocha, creador del universo,

que tuvo que huir hace 1500 años con su séquito,

en una flotilla de balsas en pos del Sol.

El tiempo se echaba encima para estos navegantes,

que pensaban demostrar que aquel viaje legendario

fue posible. Ya llevaban dos meses de retraso

con respecto a la época ideal para zarpar,

y el riesgo de encontrar ciclones en el otro lado del Pacífico

aumentaría con cada día perdido en tierra.

Todos los hombres de la carpintería general del SIMA

y los expedicionarios, trabajaban juntos con rapidez

y, la gran balsa iba tomando forma.

La cabaña, los timones, las orzas,

los dos mástiles, y todo lo que componía la balsa,

estaba fielmente copiado de diseños antiguos.

Las velas, también eran exactas.

El experimento sería justo;

la balsa... estaba lista para su botadura.

(Música étnica)

La balsa fue sacada del hangar

y vio de nuevo la luz de sol que se reflejaba...

en sus dorados juncos.

Un guacamayo del interior de la selva, mascota de expedición,

participaba como observador de la operación.

Con la ayuda de una poderosa grúa se subiría la nave sobre un camión

para su traslado al club náutico del Callao,

donde se llevaría a cabo la botadura.

Se aprovechó el momento para conocer el peso aproximado

que no llegó a las diez toneladas.

El trabajo se realiza con sumo cuidado

para evitar cualquier accidente que pudiese dañar

tan artesanal y laborioso trabajo.

Una vez ajustada sobre el camión,

este se dirigió hacia el puerto deportivo.

(Música étnica)

Una vez la balsa salió de los astilleros navales

de la Marina peruana, comenzó a recorrer las calles del Callao,

en Lima.

(Ladridos)

Era la primera vez que la gente la podía ver con sus propios ojos.

Conociendo ya el proyecto, los peruanos acompañaron a la balsa

en su recorrido, aclamando a los expedicionarios.

(Música étnica)

(Claxon)

La ciudad de Lima apoyaba la expedición

y admiraba la balsa en su desfile hacia el océano.

Los hombres de la Uru saludaban y agradecían a los limeños

su apoyo.

La mañana de la botadura, había mucha expectación

y emoción a la vez.

Ayudada por una grúa, la balsa avanzaba despacio y silenciosamente

hacia su destino.

El jefe de la expedición, Kitín Muñoz,

dio un último toque de ánimo a su balsa

antes de que esta tocara el agua.

Cuando la balsa empezó a bajar y tocó por primera vez el agua

se produjo un profundo y respetuoso silencio.

Ante tan gran expectación,

se dio el último empujón a la nave que, lentamente,

fue deslizándose por el agua.

Flotaba tanto o más como los expertos constructores

habían pronosticado.

El Uru estaba allí,

como extraído del pasado, con su majestuosa elegancia.

Después de las felicitaciones, de la alegría

y de la euforia inicial, había que pasar rápidamente a la acción.

Todo parecía urgente.

Se retiró la plataforma que había servido hasta ahora

de base a la balsa, para asegurar que esta

no ayudaba a su flotabilidad.

La Uru aparecía dorada con sus esbeltas curvas,

como extraída del pasado,

para realizar una importante misión;

demostrar al mundo moderno de lo que fueron capaces

los antiguos navegantes.

Subtitulación realizada por Yolanda Fernández Gaitán.

Otros documentales - La expedición Uru

50:32 04 ago 2018

En la lejana noche de la prehistoria arribaron a las costas del nuevo mundo , hombres blancos de longas barbas, se unieron a los indios y les enseñaron la ciencia y la técnica de su avanzada civilización y los que llegaron por mar se convirtieron en los dioses de aquellos imperios.

En la lejana noche de la prehistoria arribaron a las costas del nuevo mundo , hombres blancos de longas barbas, se unieron a los indios y les enseñaron la ciencia y la técnica de su avanzada civilización y los que llegaron por mar se convirtieron en los dioses de aquellos imperios.

ver más sobre "Otros documentales - La expedición Uru" ver menos sobre "Otros documentales - La expedición Uru"

Los últimos 82 documentales de Otros documentales

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • 52:26 ayer Este tercer capítulo cuenta el día después a la rebelión y la huella que ésta dejó en el alma de los irlandeses. Los líderes de la insurrección fueron ejecutados, y 3.500 personas fueron detenidas. En 1923, tras dos años de guerra civil, se proclama el Estado Libre Irlandés. Contenido disponible hasta el 22 de noviembre de 2018. Histórico de emisiones: 27/04/2016

  • 56:10 ayer El documental aborda el proceso vital y profesional de Jorge Loring hasta su muerte a manos de anarquistas; pionero de la aviación civil y considerado uno de nuestros grandes inventores, tuvo una enorme influencia en el mundo de la aviación. Contenido disponible hasta el 30 de noviembre de 2018. Histórico de emisiones: 26/03/2018

  • 23:14 ayer Jimmy viaja a Holanda, donde los insectos se crían para consumo humano. Kate explora el mito de que beber una taza de leche tibia antes de acostarse, ayuda a dormir. Y Matt descubre la sorprendente verdad sobre cuánta trufa hay en el aceite de trufa. Contenido disponible hasta el 22 de noviembre de 2018. Histórico de emisiones: 22/01/2018

  • 22:55 pasado miércoles Jimmy investiga sobre las fuentes de Omega 3. Kate viaja al paraíso de los cerdos en España para investigar por qué el jamón ibérico es tan caro. Y Matt investiga cómo se puede hacer el chocolate blanco a partir de un grano de cacao marrón. Contenido disponible hasta el 21 de noviembre de 2018. Histórico de emisiones: 22/01/2018

  • 23:05 pasado miércoles Jimmy investigará en Letonia sobre la comida más popular en los pubs: la morralla. Kate viaja a Estados Unidos para comprobar si lo que comen las reses influye en el sabor de su carne. Y Matt descubre por qué el chocolate puede ser mortal para el mejor amigo del hombre. Contenido disponible hasta el 21 de noviembre de 2018. Histórico de emisiones: 19/01/2018

  • 1916. Episodio 2: La insurrección

    1916. Episodio 2: La insurrección

    51:55 pasado miércoles

    51:55 pasado miércoles Este segundo capítulo narra los acontecimientos que se sucedieron durante los cinco días de rebelión. Dos mil voluntarios irlandeses respondieron a la llamada de sublevación. Contenido disponible hasta el 21 de noviembre de 2018. Histórico de emisiones: 26/04/2016

  • 52:13 pasado martes Lunes de Pascua de 1916. Profesores, artistas y trabajadores proclaman, en un manifiesto, el nacimiento de la República Irlandesa Independiente tras setecientos años de dominio británico. El levantamiento fracasó, pero se pusieron las bases de la futura independencia. Contenido disponible hasta el 20 de noviembre de 2018. Histórico de emisiones: 25/04/2016

  • 22:47 pasado martes Jimmy viajará esta vez hasta Grecia para entender el lado oscuro del yogur griego. Kate irá esta vez a Marruecos en busca de azafrán y descubrir por qué es la especia más cara del mundo. Y Matt averiguará los peligros que esconden las alubias. Contenido disponible hasta el 20 de noviembre de 2018. Histórico de emisiones: 19/01/2018

  • 23:00 pasado lunes Jimmy viajará a Italia para descubrir por qué los piñones son tan caros. Kate viaja a las profundidades de la selva amazónica en Brasil para descubrir el ingrediente que le da color al humilde queso rojo de Leicester. Y Matt irá hasta España, donde aprenderá cómo se hacen las cerezas en almíbar. Contenido disponible hasta el 19 de noviembre de 2018. Histórico de emisiones: 18/01/2018

  • 22:40 pasado lunes Jimmy descubrirá el riesgo de algunas de las llamadas meriendas saludables dirigidas a los niños. Kate irá a Rumanía y aprenderá cosas sobre el vino barato que exportan a Inglaterra. Y Matt se dedicará a los olores, a investigar por qué el buen ajo da tan mal aliento. Contenido disponible hasta el 19 de noviembre de 2018. Histórico de emisiones: 18/01/2018

  • 27:41 pasado domingo Uno de los bosques más extraordinarios del mundo crece en conos volcánicos, entre rocas y cenizas. Se trata de los pinares canarios, capaces de crecer después de los incendios. Sus adaptaciones les permiten colonizar algunos de los ecosistemas más duros del planeta. Contenido disponible hasta el 26 de noviembre de 2018.

  • Arte al agua: Episodio 1

    Arte al agua: Episodio 1

    50:46 pasado domingo

    50:46 pasado domingo Un retrato íntimo de las adversidades y sufrimientos de los últimos pescadores que faenaron en Terranova, sus sueños y aspiraciones. Una historia para conocer lo que vivieron durante esos años excepcionales a bordo de los barcos pesqueros y descubrir qué salió mal y porqué. Contenido disponible hasta el 26 de noviembre de 2018.

  • 23:51 pasado sábado La lucha por mejorar marcas y aumentar el rendimiento de los deportistas ha llevado a la utilización de drogas en casi todos los deportes. Los primeros controles antidopaje que marcan el inicio de la guerra contra las drogas en el deporte tuvieron lugar en los Juegos Olímpicos de Grenoble en 1968. Contenido disponible hasta el 17 de noviembre de 2018. Histórico de emisiones: 09/09/2017

  • Pesca Imposible 2 - Nepal

    Pesca Imposible 2 - Nepal

    48:07 pasado sábado

    48:07 pasado sábado Charlie y sus amigos se dirigen a Nepal con la intención de pescar el mítico mahseer dorado o salmón indio, el premio definitivo para los pescadores de caña de todo el mundo. Es un pez misterioso, hipersensible y muy esquivo, por lo que pescar uno es muy difícil. Contenido disponible hasta el 17 de noviembre de 2018.

  • 22:47 pasado viernes Esta vez Jimmy viajará a Bulgaria para descubrir cómo acaba la esencia de rosas en nuestra comida y bebida. Kate averiguará por qué comer carne de cerdo rosa podría ser grave. Y Matt se cuestionará si una sencilla bolsa de plástico puede evitar la propagación de una bacteria mortal. Contenido disponible hasta el 16 de noviembre de 2018. Histórico de emisiones: 17/01/2018

  • 40:40 pasado viernes Jimmy descubre cómo las influencias culinarias de Europa y Asia se han combinado con ingredientes autóctonos para crear una cocina única en el mundo. A partir de la Segunda Guerra Mundial, Australia abrió la puerta a la inmigración europea y asiática que catapultó su gastronomía a lo más alto. Contenido disponible hasta el 16 de noviembre de 2018. Histórico de emisiones: 17/04/2018

  • 27:10 04 nov 2018 La península de Florida acapara una inmensa riqueza forestal adaptada a los humedales y pantanales. Allí crecen los cipreses calvos y multitud de especies arbóreas que conforman el hogar anfibio de los ciervos, los caimanes, las cigüeñas, multitud de serpientes e infinidad de aves... Contenido disponible hasta el 19 de noviembre de 2018.

  • 59:22 04 nov 2018 Documental sobre el 500 aniversario de Lutero en España. Contenido disponible hasta el 19 de noviembre de 2018. Histórico de emisiones: 26/10/2017

  • 52:20 14 oct 2018 Este documental nos cuenta quiénes eran los moriscos, cuál era su organización, las zonas en las que estaban asentados, costumbres y hábitos; y cómo fue posible realizar una expulsión de cerca de 300 mil personas a diferentes puntos del Magreb. Histórico de emisiones: 10/12/2013 11/09/2014 02/05/2017

  • 50:26 07 oct 2018 Una ambiciosa producción que dará a conocer la singular cultura de los castros gallegos, abordaremos la historia del noroeste de la península ibérica desde la época megalítica hasta la romanización de la cultura castreña. Contenido disponible hasta el 30 de junio de 2021. Histórico de emisiones: 08/02/2013 01/05/2014 30/06/2014 07/01/2016 30/03/2018

Mostrando 1 de 5 Ver más