Música, baile, naturaleza y literatura, museos...Desde Hemingway a Antonio Gades, pasando por el Guggenheim o el Palau de les Arts de València. Aquí podrás disfrutar de los mejores documentales.

4698140 www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
Para todos los públicos Otros documentales - La expedición Uru: En los mares del Sur - ver ahora
Transcripción completa

(HOMBRE) Pero la balsa navega perfectamente

y yo creo que vamos a llegar en dos días

o en dos días y medio a Marquesas.

El problema, repito, es la entrada a puerto. Cambio.

(HOMBRE) "'Okay', en las Islas Marquesas...

no hay nada.

Desde el punto de vista marino, no hay nada.

No hay absolutamente nada".

Después de 53 días de navegación,

la Uru se encuentra por fin ante las Islas Marquesas.

El jefe de la expedición Kitín Muñoz

intenta desesperadamente contactar por radio con las Marquesas

y lo hace por medio de un radioaficionado de Tahití.

La isla elegida es Nuku Hiva,

pero tienen que entrar por el norte de Ua Huka

para evitar las fuertes corrientes

que los pueden lanzar contra las rocas

de los altos acantilados de las islas.

Por eso no hay problema.

(Interferencias)

Las horas pasan rápidamente en la balsa

y la tripulación vive uno de los momentos más emocionantes

de todo el viaje esperando ver la costa.

(KITÍN, OFF) Por fin, el 21 de agosto vimos tierra.

Era el primer atardecer viendo ocultarse el sol

detrás de una isla y nos preguntábamos

qué pasaría en las siguientes horas.

Durante toda la noche

navegamos con la constelación de Orión encima de la isla,

la Cruz del Sur a estribor y la Casiopea por proa

a babor.

A las 8 de la mañana, vimos Nuku Hiva.

Los enlaces con tierra fueron inútiles

y observábamos la costa estudiando sus acantilados.

Teníamos que entrar en una gran bahía

conocida con el nombre de Taiohae.

Mandé a dos hombres a buscar ayuda a tierra.

(Motor fueraborda)

Era la primera vez que la tripulación de la Uru se separaba.

Si los dos hombres de la zódiac no conseguían llegar a tiempo,

antes de que la balsa sobrepasara la bahía,

los tres hombres que quedaban a bordo tendrían que continuar

el viaje dejando a sus compañeros en tierra.

(Música de suspense)

La balsa

navegaba a cuatro nudos.

Pasó una hora y no había rastros de la zódiac.

Cuando se encontraban tan solo a media milla de los rompientes,

apareció la zódiac con solo un hombre.

¡Uh, capitán, viene un barco!

(KITÍN) Acércate. -Voy.

Un barco les venía a buscar

con el otro tripulante del Uru a bordo

para ayudarles a entrar en la bahía.

Los expedicionarios se preparan para la maniobra.

Bajan la vela mayor

y se quedan a la deriva, esperando la llegada del barco.

Cuando el barco está cerca,

saludan a los primeros hombres que ven después de dos meses.

Son polinesios.

La maniobra no resulta complicada.

Atan un cabo de proa a la popa del Toake

y comienzan a ser remolcados lentamente para no dañar la balsa.

La entrada en la bahía duró una hora.

La balsa iba desproporcionadamente escorada a estribor

y el timón,

que había resistido hasta allí, descansaba ya del duro esfuerzo.

Pero, a pesar de la fatiga, lo habíamos logrado.

Estábamos en la Polinesia.

La balsa Uru descansa en las tranquilas aguas

de la bahía de Taiohae

después de haber cumplido su misión como un presente americano

en Polinesia.

Con su presencia allí,

vuelve a despertar la inquietud histórica

de los habitantes de la isla sobre sus orígenes.

¿De dónde

han venido?

La llegada de la balsa desde el Perú

ha perturbado sus tranquilas y apacibles vidas

y ahora ayudan a los blancos y extraños hombres

que llegan en ella a sacarla del agua a la playa

para repararla.

Con ayuda de unos troncos y tablones de madera,

fabrican con asombrosa rapidez una plataforma

sobre la que descansará la Uru.

Mientras, los expedicionarios descargan todas las provisiones

y el peso extra para hacer más fácil la maniobra.

Las cajas con toda la comida

y útiles son llevadas a la playa.

El concepto occidental de la prisa

no existe en Polinesia

y los nativos aprovechan para entretener su tiempo

observando curiosos la maniobra.

El agua de los bidones se tira, pues ya tiene sabor

y un extraño color verdoso.

Unki, un viejo artesano conocedor

de las más antiguas tradiciones de las Islas Marquesas,

planea y dirige con Kitín Muñoz

toda la operación.

Con la ayuda de los nativos

y quizá la fuerza animal, será suficiente para llevar la balsa

hacia la playa.

La Luna llena trae la marea alta que ayudará a sacar

más afuera la nave.

Con cuerdas se atará a los árboles

y, cuando el agua descienda con la marea baja, la balsa

quedará apoyada en la plataforma sobre la arena de la playa.

Se necesita la ayuda de muchos nativos

para introducir la plataforma de madera debajo de la embarcación.

Los habitantes de las islas de la Polinesia

tienen fama por su hospitalidad

y la forma cordial de recibir a los extranjeros.

Con nosotros lo estaban demostrando trabajando con gran interés

para sacar la balsa.

Acostumbrados a pasar sus vidas en continuo contacto con el mar,

la maniobra la realizaban con extraordinaria habilidad

heredada de sus antepasados, que fueron magníficos navegantes.

Poco a poco, la balsa fue ganando terreno

y solo quedaba esperar

a que el agua se retirase con la marea baja.

(Música triunfal)

(Relinchos)

Las Islas Marquesas fueron descubiertas en 1595

por el explorador español Álvarez de Mendaña,

primer europeo en llegar a la Polinesia y Melanesia.

Estas islas se encuentran

a 800 millas náuticas al noreste de Tahití

y tienen una situación solitaria en el Pacífico central.

Su geografía es salvaje.

En el centro de la isla

de Nuku Hiva, hay montañas con una altura de 1200 a 1000 metros,

donde enormes cascadas de agua corren hasta perderse

en el mar a través de profundos valles

con inmensos palmerales y frondosas selvas.

A lo largo de las costas,

las corrientes frías

han impedido la formación de arrecifes de coral.

Su fauna es muy rica y los nativos pueden disfrutar

de una gran variedad de pesca

compartiéndola con el gran depredador

de los océanos, el tiburón.

También viven de la extracción de la pulpa del coco,

con el que fabrican la copra, aceite que atrajo

la codicia de muchos aventureros europeos a estas islas.

El explorador Álvarez de Mendaña

fue recibido en Nuku Hiva

por los nativos que se acercaron en sus piraguas

a los barcos.

En el primer estudio etnológico que se hizo

sobre un pueblo polinesio, los informadores españoles constataron

con extrañeza que la piel de los nativos

en su estado natural era blanco, pero, a causa de la costumbre

que tenían de tatuarse todo el cuerpo

y embadurnarlo de aceite, parecían negroides.

Al llegar a la edad viril,

los marquesinos se tatúan todo el cuerpo

con una perfección que en lugar alguno alcanza tan alto grado.

Los nativos explicaron a los españoles

los motivos de los tatuajes,

pero a la pregunta de por qué algunos hombres

de la isla tenían la piel blanca y de dónde habían venido

los primeros marquesinos no supieron responder con claridad.

Solo dijeron que los más antiguos mitos y tradiciones

contaban que un hombre dios había llevado

a los colonizadores más antiguos a su hábitat natural.

(Cántico tradicional en marquesano)

(Cántico tradicional en marquesano)

Ese Dios era conocido como Tiki, el de las grandes orejas,

y su pueblo, de extrañas costumbres,

labraba en piedra por toda la isla

enigmáticas estatuas que aún entonces todavía existían.

(Música de suspense)

Estas extrañas y enormes estatuas,

de asombroso parecido con algunas que existen en Colombia,

Ecuador y Perú, me fascinaron cuando las vi dibujadas

en los libros estudiando los paralelismos

entre América y Polinesia

antes de comenzar la expedición.

Ahora, podría verlas al natural.

Organicé una expedición a la selva en el interior de la isla.

Las estatuas se encontraban en el valle de Taipivai,

pero también había extrañas construcciones en piedra

en el otro lado de la isla, en la bahía de Atiheu.

El clima en las Marquesas es húmedo y caluroso.

Los molestos mosquitos y los terribles nonos,

un minúsculo insecto que produce picaduras

con gravísimas consecuencias, dificultan el camino por la selva.

(Música andina)

Después de una larga marcha,

llegan al paepae de Meke,

lugar sagrado donde enormes terrazas

en piedra tallada son mostradas

por el profesor francés Gilbert Banville

al jefe de la expedición Kitín Muñoz.

El templo aparece destrozado

y levantado por las raíces de los árboles

que parecen como querer ocultarlo.

Para los nativos de la isla,

aquel lugar es motivo de superstición

y no todos se atreven a llegar hasta él,

pero los tikis están en otro valle.

En una pequeña aldea,

preguntan a los nativos cómo llegar hasta las estatuas.

Sigue la excursión

y por fin llegan frente a las esculturas en piedra.

Allí estaban

las misteriosas estatuas con forma de hombres

desproporcionadamente corpulentos, con voluminosos estómagos

y piernas cortas ligeramente flexionadas.

Las cabezas eran grandes y redondas

con rasgos diabólicos en bajorrelieve.

Pero ¿en qué se inspiraban aquellas extrañas formas?

¿En qué otro lugar del mundo había algo parecido?

En el lago Titicaca, en Perú y Bolivia, las estatuas

del barbudo Viracocha en Tiahuanaco

no tenían piernas y estaban truncadas por el abdomen.

Curiosamente, ese dios era conocido también

con el nombre de Tiki

y la leyenda cuenta cómo un día desapareció

con su séquito por el mar hacia el oeste.

¿Tendrían algo que ver el Dios Tiki americano con el Tiki polinésico?

La balsa Uru reposa en la playa

formando parte de la bahía de Taiohae.

Los nativos, acostumbrados a su presencia,

hacen sus vidas normales

y conviven con los expedicionarios,

que han sido admitidos por la gente en la isla.

Es la primera vez que una balsa de juncos se saca a la playa

para probar si es posible este sistema de reparación.

Las paredes han sido retiradas para sustituirlas

por plataformas trenzadas de bambú mucho más pesadas.

Para hacer las nuevas paredes,

Juan Ginés ha viajado a la selva con Pier, un artesano de la isla.

Pero los trabajos sobre la nave

hay que hacerlos rápido para salir cuanto antes al mar

y evitar así la temporada de los ciclones.

Esta desventaja no la habían tenido los antiguos navegantes.

Para una flotilla de balsas de colonizadores

llegados desde el lejano Perú,

estar ya en las islas de la Polinesia era una garantía.

El tiempo les sobraba y podían pasar incluso todo un año

reparando sus balsas en la playa, recolectando batata, calabaza

y otros productos traídos de su tierra de origen,

y, cuando la buena estación trajera los vientos apropiados,

podrían seguir su viaje

recorriendo así toda la Polinesia.

En otro lado,

los nativos tejen los paneles de bambú para la cabaña.

Al mismo tiempo, en un taller al aire libre,

el profesor Gilbert y Simón, un carpintero especialista

en la talla de madera, fabrican los dos nuevos timones

en madera local, muy resistente, llamada autera.

Cuando la estructura de la cabaña

está enderezada y reforzada,

son llevados los paneles de bambú ya terminados para su colocación.

La balsa empieza a tomar forma de nuevo.

Las semanas transcurren en la bahía de Taiohae

y los expedicionarios disfrutan de la vida

en la isla mientras continúan sus trabajos.

Otros antes que ellos disfrutaron de las maravillas

que ofrecen estas islas.

Hacia 1840, Herman Melville, autor de "Moby Dick",

desertó de un ballenero en Nuku Hiva

y se refugió en el valle de Taipivai,

donde fue adoptado por la tribu de los taipi.

(HABLA EN MARQUESANO)

A levantar el brazo

de estribor, que hace las veces de barandilla el soporte,

llamado sahui por los constructores indios,

la balsa quedará reparada del todo.

Con ayuda de algún nativo, levantarán el castillete.

En el taller de carpintería, Simón el artesano y el profesor Gilbert

han hecho un magnífico trabajo a mano.

Todo está listo para sacar de nuevo la nave a flote.

Solo hay que esperar a la Luna llena.

(Timbales)

(Cántico tradicional en marquesano)

Los isleños de la bahía de Taiohae

organizaron varios kaikai invitando al equipo de la Uru

para darles la despedida ante su inminente partida.

Los niños, familiarizados ya

después de vivir más de un mes jugando con la balsa,

aprovechan los últimos días divirtiéndose

con los miembros de la tripulación.

El Uru ya es parte de la isla.

A Kitín Muñoz se le ocurre intentar echar la nave al agua

con la ayuda de todos,

únicamente con la fuerza humana

como hacían las antiguas civilizaciones.

Al principio, todos están un poco remolones,

pero la música y los excesos de la fiesta

animan a la gente, que no domina muy bien sus esfuerzos.

(Cántico tradicional en marquesano)

La balsa no se mueve ni un centímetro

y, entre cantos y risas, la gente se va retirando

para descansar en la playa del esfuerzo inesperado.

No se ha conseguido nada,

pero se ha intentado.

La próxima vez

habrá que hacerlo antes de la fiesta.

La Luna llena ha llegado y, con ella, la marea alta.

El Toake, que ayudó al Uru a entrar en la bahía,

ayudará ahora a sacarlo de nuevo al mar.

Ante la mirada de muchos curiosos que vinieron a ver el espectáculo,

los marinos y los expedicionarios preparan las amarras.

Hay bastantes dudas por parte de la población

de que la embarcación volverá al mar,

pues la ven muy pesada,

pero la balsa no ha llegado desde Perú

para quedarse varada en una playa.

Hay que cruzar

los dedos.

La gente ayuda empujando desde la orilla

y la balsa comienza a moverse.

De nuevo, la aventura ha comenzado.

(Música triunfal)

Una tradición polinesia tiene por costumbre colgar

una corona de flores a los visitantes de las islas

al llegar a estas o al abandonarlas.

La balsa Uru no fue una excepción

y una gran corona de flores adornó el mascarón de proa.

Otra tradición dice que, antes de abandonar las islas,

hay que tirar los collares al agua.

Si estos vuelven a la playa,

significa que la persona volverá.

Nadie tiró el collar de la balsa

pues saben que esta

jamás regresará.

(Canción tradicional polinesia)

El equipo pasa a la acción. Después de un mes y medio,

la balsa navega de nuevo.

Los timones recién construidos dirigen bien la embarcación.

El timón antiguo se quedó en el museo de la isla

como recuerdo del paso de la expedición.

Muchos barcos acompañan a la balsa en la salida.

(Música andina)

Cuando están fuera de la bahía,

el Toake vira de regreso a Taiohae.

El Uru se queda de nuevo solo.

(Música andina)

Otros documentales - La expedición Uru: En los mares del Sur

45:03 18 ago 2018

Después de 53 días de navegación se encuentran ante las Islas Marquesas. Kitin Muñoz, jefe de la expedición, intentará desesperadamente por radio contactar con las islas.

Después de 53 días de navegación se encuentran ante las Islas Marquesas. Kitin Muñoz, jefe de la expedición, intentará desesperadamente por radio contactar con las islas.

ver más sobre "Otros documentales - La expedición Uru: En los mares del Sur" ver menos sobre "Otros documentales - La expedición Uru: En los mares del Sur"

Los últimos 88 documentales de Otros documentales

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • 1:11:23 ayer El documental narra la trayectoria vital de uno de los arquitectos más emblemáticos del siglo XXI y su inquebrantable pasión por mejorar la calidad de vida a través del diseño, junto con el estudio de la influencia de éste en los cambios sociales que se avecinan. Contenido disponible hasta el 2 de abril de 2019.

  • 53:09 ayer Esta serie recrea una misión interestelar que busca responder la pregunta más antigua de la Humanidad: ¿estamos solos? Basándose en conceptos y diseños desarrollados en colaboración con los científicos más destacados, se realiza un viaje a un planeta más allá de nuestro sistema solar en busca de vida. Contenido disponible hasta el 25 de marzo de 2019. Histórico de emisiones: 14/10/2018

  • 49:09 ayer Nos dirigimos a Bauges, cerca del lago de Annecy, Le Bourget o Chartreuse. Podremos descubrir el pueblo de Aillon-le-Jeune. Se harán tres recetas típicas de la zona de Saboya: "los gourres", parecido a los buñuelos dulces, los "matafans" parecido a los crepes y los "diots" salchichas con sarmiento. Contenido disponible hasta el 25 de marzo de 2019. Histórico de emisiones: 05/10/2017 18/06/2018

  • 48:42 pasado sábado La extinción de los neandertales no se debió a que fueran inferiores intelectualmente, más bien, como apuntan las investigaciones recientes, estuvo relacionada con la erupción de un súper volcán en su territorio de expansión. Contenido disponible hasta el 23 de marzo de 2019. Histórico de emisiones: 30/12/2016 29/12/2017

  • 25:04 pasado sábado Hoy haremos un rápido recorrido por los principales monumentos conmemorativos de Washington D.C.: el Cementerio Nacional de Arlington, los monumentos a Lincoln, a la Guerra de Corea y a la de Vietnam, a Washington, a Jefferson, a Roosevelt y a Martin Luther King, Jr. Contenido disponible hasta el 23 de marzo de 2019.

  • 51:44 pasado viernes En el parque regional de Périgord-Limousin hablaremos de castañas, pavos y trufas. El auténtico símbolo de la zona del Périgord. Haremos "Gallina de lujo con col rellena", el "Nontronnais" o "pastel de castañas", y el "Cibet de pavo" o "pavo guisado a la Varaignes". Contenido disponible hasta el 22 de marzo de 2019. Histórico de emisiones: 04/10/2017 14/06/2018

  • 25:02 pasado jueves Como sabemos, el sol es una fuente de vida y energía que nos aporta luz y calor. En Francia conoceremos la casa Aire y Luz, una construcción sostenible y bioclimática, 100% autosuficiente (paneles fotovoltaicos). En Alemania, en la ciudad de Friburgo, hay multitud de proyectos ecológicos. Contenido disponible hasta el 21 de marzo de 2019.

  • 52:18 pasado jueves Julie va al Libourne. Limitada al sur por el valle de la Dordoña, reúne una serie de zonas de viñedos: País de Saint-Emilion, Castillon, Coutras, Guîtres y Cubzac. Julie aprenderá a hacer "lamprea bordelesa", "Tarta San Émilion" y "Pato relleno". ". Todo esto regado con buenos vinos. Contenido disponible hasta el 21 de marzo de 2019. Histórico de emisiones: 03/10/2017 13/06/2018

  • 25:05 pasado miércoles El sol es una fuente increíble de vida y energía que nos aporta luz y calor. En Guatemala veremos un hotel construido con muros de adobe, en una filosofía ecológica (eco turismo), aprovechando la energía solar, captando el agua de la lluvia … Contenido disponible hasta el 20 de marzo de 2019.

  • 51:42 pasado miércoles Julie Andrieu nos conduce por las carreteras nevadas de la Alta Saboya, en el Aravis, La Clusaz, Grand-Bornand, Manigod y Saint-Jean-de-Sixt . Estos pueblos de montaña han conservado su arquitectura tradicional y haremos la Tartiflette, el Facement, y un Risol relleno de pera. Contenido disponible hasta el 20 de marzo de 2019. Histórico de emisiones: 02/10/2017 12/06/2018

  • Planeta Azul 2: Costas

    Planeta Azul 2: Costas

    57:18 pasado martes

    57:18 pasado martes Una tortuga bastarda descansa frente al litoral de Costa Rica. Tiene que poner los huevos en tierra firme. Vuelve donde ella nació hace diez años. Va muy cargada y está en juego el futuro de la próxima generación de su especie. Cientos de miles de madres tortugas emergen del océano. Es la Costa. Contenido disponible hasta el 19 de marzo de 2019.

  • 52:18 pasado martes Julie Andrieu ofrece un programa especial desde el corazón de París, donde se descubre la propia tradición culinaria en la ciudad, y conoce a los artesanos y productores que perpetúan tradiciones. Las recetas: Solomillo al cordel - sopa de cebolla gratinada - tarta de peras Bourdaloue. Contenido disponible hasta el 19 de marzo de 2019. Histórico de emisiones: 29/09/2017 11/06/2018

  • 25:46 pasado martes La tierra es un material de construcción increíble, siendo perfecto para la arquitectura sostenible. En Marruecos veremos un hotel sostenible y tradicional, construido mayoritariamente con tierra. La vegetación será otro desafío ecológico en un hábitat extremo, pues son poco intervencionistas. Contenido disponible hasta el 19 de marzo de 2019.

  • Flores de Luna

    Flores de Luna

    1:57:20 11 mar 2019

    1:57:20 11 mar 2019 Desde una chabola del Pozo del Tío Raimundo, aquella barriada construida vertiginosamente en los años 50 con "casas" de barro y lata que crecían como "flores de luna" levantadas durante la noche, el Padre Llanos insufló a los inmigrantes su ilusión utópica en busca de la justicia y l Contenido disponible hasta el 27 de marzo de 2019.

  • 55:02 04 mar 2019 Documental que relata la historia de una colonia de canarios en los EE.UU. Contenido disponible hasta el 19 de marzo de 2019.

  • Proteger bajo el fuego

    Proteger bajo el fuego

    52:00 22 feb 2019

    52:00 22 feb 2019 Declarado "Patrimonio de la Bioesfera por la UNESCO" el "Parque Nacional de Garamba" es uno de los muchos de los lugares silvestres africanos en peligro por la caza furtiva o por las numerosas guerras. Histórico de emisiones: 05/07/2018

  • La batalla desconocida

    La batalla desconocida

    52:25 12 feb 2019

    52:25 12 feb 2019 Documental sobre la explotación del wolframio en la Galicia de los años 40. Histórico de emisiones: 25/01/2018

  • La nave de los sueños

    La nave de los sueños

    50:25 10 feb 2019

    50:25 10 feb 2019 Programa que desvela los secretos del innovador espacio gastronómico de los hermanos Torres en Barcelona.

  • 57:20 13 ene 2019 El documental analiza a través de quienes compartieron su vida y su obra, la biografía y el legado de un hombre dedicado a los más débiles en la India. Histórico de emisiones: 09/01/2014 03/08/2014 25/03/2016

  • Cartas a María

    Cartas a María

    1:24:24 05 ene 2019

    1:24:24 05 ene 2019 A raíz de la enfermedad de Alzheimer de su padre, Maite emprende un viaje para desvelar y reconstruir, a veces desde la imaginación, la historia de su abuelo. Pedro fue un exiliado republicano que, para sobrevivir, trabajó para el gobierno francés y el ejército nazi. Contenido disponible hasta el 29 de enero de 2025.

Mostrando 1 de 5 Ver más