Música, baile, naturaleza y literatura, museos...Desde Hemingway a Antonio Gades, pasando por el Guggenheim o el Palau de les Arts de València. Aquí podrás disfrutar de los mejores documentales.

4350259 www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.14.0/js
Para todos los públicos Otros documentales - El espíritu de la democracia (30 años de la Constitución de 1978)
Transcripción completa

(Música cabecera)

(CARLOS ALCÁNTARA) "En diciembre de 1976,

por fin sonó sobre nuestras cabezas un gran despertador.

Después de un año elucubrando, imaginando, soñando con el futuro,

los españoles volvíamos a ser soberanos.

Y tras cuatro décadas de sequía democrática,

acudimos en masa a las urnas para dar un respaldo abrumador

a la Ley para la Reforma Política impulsada por Adolfo Suárez.

Un cambio en el rumbo de nuestras vidas

que las gentes de San Genaro protagonizaríamos

de manera muy especial, porque hasta nuestro barrio

iba a llegar un equipo de televisión de 'Informe Semanal'.

Nuestras ilusiones, temores y esperanzas compartidas

por casi todos, importaban".

¿Estás rodando? -Claqueta.

-Hola, buenos días. -Hola. Buenos días.

-¿Cómo está viviendo este cambio político?

-Pues muy ilusionada. Con muchas ganas de poder decir lo que pensamos.

¿Esto cuando sale? -El sábado en "Informe Semanal".

-Hasta luego. -Gracias.

Mira, tenemos ahí una pareja. ¿Vamos para allá?

-Venga, vamos. -Sigue, sigue rodando, sigue rodando.

-Hola, buenos días. Mire, somos de "Informe Semanal"

y estamos haciendo un reportaje sobre la reforma política.

¿Podríamos hacerles unas preguntas? -¿A ella?

-A los dos, a los dos. -Eh... Sí.

-Sí, claro. -A nosotros.

-¿Cómo se llama? -Mercedes. Mercedes Alcántara.

-¿Y usted cómo se llama? -Antonio Alcántara. Antonio.

-Mercedes, ¿cómo está viviendo este momento de cambio político?

-Eh... Bueno... Pues muy intensamente.

-La verdad es que yo creo que hay que votar sí. Sí.

Que la democracia nos va a venir muy bien a las mujeres...

y a mí me parece que Adolfo Suárez es un hombre que...

No sé, que parece un buen hombre

y que puede hacer las cosas muy bien.

Además, mi marido se parece a él. Mira. Los dos muy guapos.

(RÍE) -No, son tonterías.

-Y usted, Antonio, ¿cómo está viviendo este momento?

-Yo estoy... eh... muy...

Al contrario que mucha gente, yo estoy con mucha ilusión.

Creo que el joven nuevo presidente es un hombre valiente

y, además, hay que confiar en que podamos parecernos a países

como Francia o como Alemania, que también tienen elecciones

y son democracias y no pasa nada.

-He oído que le han llamado a usted Ramón.

-Sí, soy Ramón. -Ramón es contrario.

-¿Es contrario, Ramón? -¿Quiere que le diga la verdad?

Es que no vamos a ningún sitio. No vamos a ningún sitio

porque esto es tirar por tierra el trabajo de 40 años del Caudillo,

que gracias a él podemos beber agua, gracias a los pantanos que hizo,

gracias al Plan Badajoz. Y esto, ahora, al terminar,

para que venga el Partido Comunista y esté aquí, pues me parece que esto

no nos lleva a ningún sitio. -Eso no tiene que ver, Ramón,

porque si no están todos los partidos ahora y no votas,

al final no hay democracia y volvemos a la dictadura otra vez.

Siempre estamos con lo mismo. -Mi hijo también es periodista.

-Su hijo es periodista. O sea que mirará el futuro

de una manera muy especial. -Bueno, es abogado.

-En realidad es abogado, eso digo yo, pero se ha querido...

dedicar al periodismo. -Bueno, él dirige "Dosier 76".

-"Dosier 76"... Es una revista muy interesante. Está muy bien.

Y usted como Mercedes, ¿cómo ve el futuro?

-Hombre, yo creo que...

Como decía antes, la democracia, para las mujeres,

nos va a abrir muchas puertas y muchos caminos, ¿no, Antonio?

-Pues claro. -Lo que sí, creo que todo ese cambio

se tiene que hacer tranquilamente.

Que se haga con mucha responsabilidad.

-Cabeza. Lo que hay que hacer las cosas es con cabeza.

A trabajar juntos y a mejorar la vida.

-Que no se confunda la libertad con el libertinaje.

-Sí, pero eso lo decimos todos.

-Eso pasa ahora, que hay mucho libertinaje.

-Nadie dice lo contrario. Te empeñas en discutir.

-No tiene que haber crispación.

-Si somos amigos y llevamos viviendo en el barrio mucho tiempo,

pero es el empecinamiento con discutir. Yo no quiero discutir.

-Yo tampoco, Antonio. No discuto... Doy mi opinión.

-Yo tengo una peluquería. Y espero que esto...

-¿Esto cuando sale? -El sábado en "Informe Semanal".

-Ah, el sábado. Lo veremos. Gracias.

-Hasta luego, muchísimas gracias a ustedes. Gracias.

"Aquel día a las gentes de San Genaro no se podían ni imaginar

que, al igual que el resto de los españoles,

apenas acababan de empezar a volar por sí solos

sin doctrinas ni tutelas. Que a esa España que soñábamos,

dentro de muy poco no la iba a conocer ni su madre.

Seis meses después, el 15 de junio de 1977, el 15 J,

iríamos de nuevo a las urnas.

Esta vez para elegir nuestras primeras Cortes Democráticas.

Habíamos recuperado la palabra y había llegado la hora

de que escribiésemos nuestra Constitución".

La corona desea, y cree interpretar las aspiraciones de las Cortes,

una Constitución que dé cabida

a todas las peculiaridades de nuestro pueblo

y que garantice sus derechos históricos y actuales.

Y nada dignificará más a quienes estamos obligados

a resolver en común nuestro destino

que la aceptación de las normas que estas Cámaras van elaborar.

(Aplausos)

"Esta vez, las cosas tenían que salir bien".

(Música)

Manuel Fraga, 87 años, senador.

El hombre al que, según dijera en una ocasión Felipe González,

"le cabe el Estado en la cabeza", es el único político en activo

que desempeñó cargos públicos relevantes durante el franquismo.

Miquel Roca, 68 años, abogado.

Se autodefine como un jubilado de la política,

pero durante muchos años fue,

además de uno de los políticos más influyentes,

la cara visible del nacionalismo catalán en Madrid.

Gregorio Peces-Barba, 70 años, político, socialista, jurista

y ahora, sobre todo, profesor en la Universidad de Madrid

que ayudó a crear, la Carlos III.

Presume de haber sido el único presidente del Congreso

elegido sin ningún voto en contra.

Son tres de los llamados padres de la Constitución.

De los siete ponentes a los que se encargó elaborar el borrador.

Los tres coinciden en que las amistades creadas

por esa Constitución son muy difíciles de romper...

y es lo primero que se nota en su relación

cuando bromean con don Gregorio por su pasión por el Real Madrid,

o felicitan a don Miquel por el Barça,

porque Fraga, reconoce, nunca fue aficionado al fútbol,

aunque sí presidió el equipo de su pueblo, el Racing Villalbés.

Estoy supermaquillado. (RÍEN)

Esto no lo grabéis. Serán cabrones...

(RÍEN) Esto... corte.

El tío ha pasado 10 semanas sin decirme nada porque...

Vamos bien y, entonces, cuando empata, ahí dice...

El primer encuentro de la ponencia se celebró el 22 de agosto de 1977,

No muy lejos de donde hoy les hemos reunido.

Encima. -En la sala María Pineda.

-Ahí, delante de... encima del despacho del presidente.

Estábamos nosotros y el señor presidente de la Comisión.

-Don Emilio Attard. -Don Emilio Attard...

Que nos costó muchísimo decirle que no era conveniente que siguiera.

-Un buen amigo valenciano, dicho sea de paso.

-Una persona encantadora, pero...

-Que luego presidió, además, magníficamente la Comisión.

-Y creo que pudo presidir muy bien la Comisión,

precisamente en la medida en la que en aquel momento

los ponentes recabamos que queríamos hacer... Estar solos...

porque nos parecía...

que cualquier aspecto de tutela o de vigilancia

hubiera quitado lo que, de hecho, fue un gran éxito de la ponencia,

que fue su libertad de formas,

la flexibilidad con la que operábamos.

Había método, pero si un día quedabas muy atascado en un tema,

lo aparcábamos y cogíamos otro tema. O sea, aquí era muy importante

que la ponencia...

Primero, llegase a intimar como lo pudimos hacer,

y, segundo, llegase a establecer sus propias normas.

-La primera expresión de esa intimidad y de esa amistad

fue una cena con queimada que organizó, el primero...

Manolo, don Manuel, que nos hizo personalmente la queimada.

Esa fue la primera. Pero ya en las relaciones,

aunque había momentos de tensión, evidentemente...

-Cuando se formó la ponencia,

hubo un intento del gobierno de Calvo-Sotelo

de que fueran solamente dos partidos. -No, Suárez, el gobierno de Suárez.

-¿El gobierno Suárez? -Sí.

-Pero Calvo-Sotelo fue el que habló conmigo de este asunto.

Y yo le dije que, desde luego, o estábamos todos o no valía la cosa

y pudimos convencer... a, digamos, su superioridad,

pero lo cierto es que aquel fue un momento de tensión muy serio.

-El inicial, porque estábamos solamente PSOE y UCD.

-Tú renunciaste a tener dos. -Exactamente.

Y entonces, entré yo y los otros, Solé Tura.

-Y tú, los tres, porque eran tres. La idea inicial eran tres de PSOE...

No, tres de UCD y dos de PSOE. Cinco. -Y aquello se amplió a siete.

-Se amplió. Aquello no cubría.

Y como UCD no quiso ceder ninguno de sus tres, pues nosotros cedimos,

cedimos los dos y fue Alfonso Guerra el que estaba previsto y se retiró

y entonces pudo entrar, que era evidente que tenía que entrar,

el grupo que representaba don Manuel, el que presentaba Miquel Roca

y el Partido Comunista

que representaba en aquel momento Jordi Solé Tura.

-Con quien, por cierto, yo me entendí muy bien.

(RÍE) Y algunos artículos fueron la propuesta de los dos.

-Se formaban, anecdóticamente, se formaban, diríamos...,

acuerdos curiosos en la ponencia,

porque a veces uno se encontraba

muy interpretado por este ponente o por aquel otro,

y se formaban acuerdos que, a veces,

no obedecían a una raíz ideológica,

sino a una raíz académica de sentido común, de posicionamiento,

casi... de normalidad. De: "Mira, ¿por qué no lo hacemos así?".

Tenían que diseñar todo:

la forma del Estado, la organización territorial,

los derechos y libertades de los ciudadanos,

el modelo de enseñanza, la pena de muerte, el divorcio,

la no confesionalidad del Estado...

Una enumeración que da idea de la distancia

que podría separar a unos partidos de otros.

El tema que más nos dividió fue el tema de las autonomías

y ese tema sigue vivo hoy.

-El tema de los Autonomías, como ha dicho don Manuel,

pues era el más complicado,

y, por consiguiente, siguen todavía flecos

que se irán, espero, con normalidad,

con o sin la ayuda del Tribunal Constitucional, resolviendo,

pero yo creo que es muy importante,

en el sentido de lo que estábamos diciendo,

que el tema clave que suele ser en las constituciones,

la organización de los poderes, el funcionamiento del Parlamento,

las elecciones, mayorías y mayorías, gobiernos estables,

está Constitución ha dado una estabilidad a los gobiernos...

extraordinaria. Aquí ha gobernado UCD, PSOE y PP

y todos han gobernado con una estabilidad grande.

-Yo recuerdo que una vez, en Barcelona,

me paseaba por la noche y se me acerca un ciudadano,

en la época en que hacíamos la Constitución y me dice:

"Roca, ¿me permite la interrupción?". "Sí, sí, encantado".

"Oiga, solo una cosa, esta vez, esto tiene que salir bien".

Era un encargo muy difícil. Muy difícil. Si me hubiera dicho...

-No, no, no, hombre, era muy serio.

-Si me hubiera dicho "que el artículo 25 diga tal cosa"..., tomo nota...,

"Esto tiene que salir bien"... El "esto" era todo.

Y el "salir bien" tenía que durar. Él sabía lo difícil que era.

Yo creo que esto, la gente más joven de ahora, lo tiene que entender.

En aquel momento, sus padres querían que esto saliera bien.

No pedían nada más.

La memoria de la Transición de Marisa Flórez

se plasma en blanco y negro.

Son muchas las horas que esta fotógrafa ha pasado

entre las paredes del Congreso para congelar con su cámara

el espíritu de aquel momento.

Bueno, este salón que vemos,

que se llama hoy el vestíbulo de Isabel II,

y que es espectacular,

en aquel momento era la cafetería del Congreso.

Donde, bueno, estaba en aquel frente la barra.

Todo lo demás estaba rodeado de mesas y sillones.

Creo recordar todavía que eran de cuero verde.

Las mesas de madera.

Creo que entre esta cafetería y lo que llamamos la M-30,

que es el pasillo que rodea el hemiciclo,

aquí se... bueno, por lo menos se pactaron, se habló

y llegaron a un acuerdo de muchísimas leyes de los primeros años.

Dice Marisa Flórez que mirar por el ojo de la cámara

entonces era fantástico. Que vistos desde hoy,

esos gestos robados al olvido

conservan la inocencia de los comienzos

y mana también la complicidad y el ambiente de diálogo

que había entre los políticos.

El consenso, yo creo, la palabra consenso y el consenso,

no era el comienzo. Yo creo que fue el punto final.

Y, para eso, pues había muchas horas

de hablar, de dialogar,

de tener complicidad unos con otros...

Fotografías de rivales políticos

compartiendo risas, confidencias, tabaco...

porque entonces estaba permitido fumar incluso dentro del hemiciclo.

Hicimos unas fotos de Santiago Carrillo y Fraga.

Claro, en aquel momento eran fotos que te parecían impensables,

pero, bueno, pues, porque, lógicamente, no estabas acostumbrado

a ver que la derecha y la izquierda,

que se tenía aquella idea de derechas e izquierdas muy claramente,

se pudieran juntar, hablar y...

y comentar todo tipo de cosas que ocurrieran

y esas imágenes siempre recuerdo...

Decíamos: "Lo que hemos conseguido, por favor.

Esta imagen mañana puede ser primera del periódico".

Y, además, a la sociedad le llegaba también

y era una manera de que empezaran a ver que todo eso era normal.

Eso formaba parte de, un poco, la normalidad

y eso ha ido calando poco a poco.

El Palace es el lugar elegido para entrevistar a Santiago Carrillo.

En este hotel, junto al Congreso,

se han fraguado muchos de los pactos constitucionales.

Don Santiago, que en enero cumplirá 94 años,

recuerda, como periodista que fue,

los duros enfrentamientos de las constituyentes de la República

y dice que todavía le sorprende la seriedad y cortesía de las Cortes

que elaboraron la del 78.

Estas constituyentes fueron las constituyentes

que vienen después de una guerra civil

y de 40 años de dictadura

cuando todos somos conscientes

de que es una oportunidad

de abrir la vía a un sistema democrático,

una oportunidad que tiene límites muy concretos.

Si sobrepasas esos límites, todo puede venirse abajo

y eso hace que... la izquierda

sea una izquierda que se expresa

en sus intervenciones con mucha corrección

y que ese partido que ha surgido

de una manera espontánea, casi,

de las fuerzas conservadoras,

pero bajo la influencia del rey y de Suárez,

es un partido, realmente, reformista,

también tiene en cuenta esa situación.

El entendimiento inmediato entre Adolfo Suárez y Carrillo

fue clave para el acuerdo.

El comunismo español se enfrentaba al reto de facilitar la transición

y el sentido común se impuso desde el primer momento en el Congreso.

Un ambiente de consenso, recuerda don Santiago en sus memorias,

que contrastaba con la tensión en la calle.

Crisis económica con una inflación del 20 % y un millón de parados.

Huelgas, terrorismo...

El día que ETA mata a un general,

o dos guardias civiles, o...

Ese día el ruido de sables se siente muy cerca

y hay en el Congreso una brisa fría

que impresiona a los diputados.

Fuera del Congreso hay una situación

en la que el Congreso consigue,

de todas maneras, ir apaciguando un poco, ir serenando un poco,

con el ejemplo de su propia serenidad y de su propia seriedad,

pero la contradicción real es esa, que mientras entonces,

en las constituyentes, la moderación estaba en las Cortes

y el conflicto aparecía mucho más claro en la sociedad,

hoy el conflicto está más en las Cortes que en la sociedad.

El peso real del Partido Comunista en aquel momento era mucho mayor

que los 19 escaños obtenidos en las elecciones generales

Y el grupo consigue que uno de sus diputados,

Jordi Solé Tura, le represente en la ponencia.

Nuestro grupo

era un grupo de obreros, sobre todo.

Algunos intelectuales,

pero creo que el único abogado, constitucionalista, además,

que teníamos era Jordi Solé Tura.

En aquel momento Solé Tura fue un elemento muy importante

en la ponencia y era un hombre de buen juicio.

Es un hombre de buen juicio.

Digo era, porque ahora el pobre se encuentra enfermo

y no recuerda esas cosas.

Pero es un hombre

muy inteligente, muy culto y muy sensato.

¡Arriba, parias de la Tierra!

El alzheimer ha ido borrando la memoria de Jordi Solé Tura.

Sus recuerdos hoy son los de otros.

Se me escapa.

(CANTURREA "LA INTERNACIONAL")

-Bueno, buscando entre los papeles, tal como pedisteis,

he localizado un pequeño tesoro.

La verdad es que lo teníamos un poco perdido.

Pero son las notas manuscritas de mi padre

durante los trabajos previos y la previa ponencia constitucional

y la verdad es que me ha hecho pensar que ese sería el punto de partida

para la segunda parte de las memorias inacabadas de mi padre

que, como sabéis, solo pudo publicar la primera parte

y que justamente terminó en la redacción de la Constitución.

Bueno, entonces, lo que he visto en estas notas...

son todos los debates de la propia ponencia,

las discusiones...,

aquellos puntos donde se engancharon...

Aquí pone, en las notas manuscritas de mi padre:

"Debate sobre la pena de muerte. Roca, abolición. Yo, abolición.

Fraga, no abolición. UCD, no abolición".

Con lo cual, a partir de aquí, es donde empezaba la negociación.

Al final, se llegó, como se sabe, a una abolición de la pena de muerte,

salvo en casos de tribunales de guerra...

-Esa soberanía, sea susceptible de ejercitarse...

También son de otros los recuerdos de Gabriel Cisneros,

representante en la ponencia por UCD,

fallecido hace un año.

(Música)

Gabi tenía un papel fundamental en un punto, además.

Ya no es ningún secreto. Lógicamente, la UCD, en aquel momento,

es sus representantes en la ponencia, era una representación...

-De todas las tendencias. -Heterogénea.

Gabi era un hombre que buscaba, entre ellos, el acuerdo.

Lo cual, para nosotros, era un elemento que nos lo facilitaba

mucho. Él era una persona que buscaba, entre sus compañeros,

la manera de hacer una aportación, diríamos, muy unívoca.

Fue un hombre que nos aportó mucho desde lo humano y desde lo político.

-Gabi era una persona magnífica. -Menudo susto nos dio

cuando estuvo a punto de matarlo la ETA.

-No creo, es seguro, porque me lo dijo él

y su médico también, que su cáncer, el que le mató finalmente,

tuvo que ver con aquella herida en el vientre tan tremenda.

-Éramos personas que procedíamos de escenarios ideológicos,

para entendernos, distintos. Geográficos y con orígenes

y trayectorias muy distintas. Yo siempre agradeceré

que aprendí lo que era convivir políticamente...

Aprendí a convivir políticamente en la ponencia.

La ponencia terminó el primer borrador

de la Constitución en enero de 1978. Los grupos parlamentarios

presentaron más de 3000 enmiendas y los ponentes comenzaron

una segunda lectura del texto.

Empieza también, en ese momento, el juego de las alianzas partidistas

y estalla la tensión política.

El 7 de marzo, Gregorio Peces-Barba abandonó la ponencia

al considerar su partido, el PSOE, que se habían incumplido

las condiciones que mantenían el consenso.

Finalmente, el 10 de abril, todos los ponentes firmaron

el anteproyecto y, en mayo, entró en la Comisión Constitucional.

A partir de ese momento, los debates serían públicos,

pero las negociaciones y acuerdos se llevaban en secreto.

Un mes después, el 17 de mayo, el PSOE volvía a plantarse.

Su entonces secretario general, Felipe González,

aseguraba que el consenso se había roto definitivamente.

Los muy jóvenes...

no son conscientes, no pueden serlo, de la pasión por la libertad

que vivíamos en aquel momento. Porque ellos han nacido

en la libertad que le dan menos importancia.

Y no pueden ser conscientes de la dificultad

que tuvo el tránsito. Hoy día, algunos dicen que aquello fue fácil.

Fue muy difícil, muy complicado. Había dos fuerzas,

dos entendimientos, dos formas de entender

a la sociedad y el futuro que no encajaban.

Empezamos a hacer la Constitución y la Comisión Constitucional

por la mitad de la Cámara. Se aprobaron muchos artículos

por la mitad de la Cámara hasta que, el día 17 de mayo del 78,

pues empezamos a ponernos de acuerdo. Y se logró una Constitución

que, a mi juicio, tiene larga vida. El ahora presidente

de la Comisión Constitucional nos recibe en su despacho del Congreso.

Es el único diputado que queda de aquellas constituyentes.

La política también tiene sus regulaciones de empleo,

pero a él esta voracidad no le parece buena.

Alfonso Guerra se ríe cuando le comentamos

que la Constitución tiene siete padres oficiales

y dos putativos.

Él mismo y el entonces vicepresidente del Gobierno,

Abril-Martorell.

Ambos entran en escena ese 17 de mayo con la misión

de recuperar el consenso y acelerar el debate constitucional.

Comienza lo que entonces se llamaron los Pactos del Mantel,

las negociaciones paralelas a la Comisión en restaurantes,

despachos, casas particulares...

No es que tengamos mucho mérito, pero sí trabajamos y trabajamos,

sobre todo, de día y noche. De día, trabajábamos en la Comisión

y, de noche, en los despachos para ponernos de acuerdo

en lo que no habíamos logrado el acuerdo durante el día

en la Comisión. O sea, que fueron unos meses

verdaderamente activos y apasionantes.

Gracias a ese empujón, a principios de junio,

la Constitución entró en la recta final.

(VOZ EN OFF) "La Comisión Constitucional

del Congreso de Diputados, en un nuevo esprint,

atravesó el martes la barrera de los 100 artículos

del texto de la Constitución. Los debates, una vez más,

comenzaron con retraso. Emilio Attard Alonso,

presidente de la Comisión, volvió a advertirlo

a los señores diputados. 'Iniciamos el debate

con la impuntualidad habitual'. Eran las once de la mañana

del martes, día 6 de junio. Media hora antes,

Los 36 miembros de la Comisión comenzaron a llegar

al Palacio de las Cortes. Por esta puerta

de la calle de Fernanflor, penetraron en el recinto.

Es la puerta habitual de acceso al edificio.

Allí, sobre la pared, testifica que el inmueble se encuentra

a 645,9 m sobre el nivel del mar, tomando como referencia

la ciudad de Alicante y, por supuesto, el Mediterráneo.

-Pues en las constitucionales estaba por allí.

Durante 17 años, el Congreso de los Diputados

fue la segunda casa de Miguel Herrero y Rodríguez de Miñón,

padre de la Constitución, en representación de UCD.

Recuerda don Miguel donde estuvo cada uno de los escaños ocupó.

Detrás del Gobierno, en tiempos de Suárez,

como portavoz. En la oposición, con Alianza Popular y, después,

con el Partido Popular. Y después estuve en ese escaño

que hay en la tercera fila. Banco azul, primera, segunda...

En la segunda, en el extremo.

Se le nota en la emoción de regresar a un lugar en el que tanta pasión

e ironía dejó.

Y estos chicos son de visita, claro.

No son los nuevos diputados, ¿no? Su trabajo

en la ponencia constitucional fue clave.

Pero, en las negociaciones paralelas en busca del acuerdo entre todos,

le iba a tocar desempeñar un papel que podría haber cambiado

muchas cosas, intentar convencer a su partido

de la importancia de que los nacionalistas vascos

respaldasen el texto. Sin embargo, el PSOE,

escribe Miguel Herrero en sus "Memorias del estío",

"convenció a la UCD de que nacionalismo vasco

carecía de futuro político". Para redactar la Constitución,

se salvaron escollos como el de la enseñanza,

el divorcio, la propiedad privada, la abolición de la pena de muerte,

la aceptación de la monarquía parlamentaria,

la inclusión del término "nacionalidades"...

Pero quedó una asignatura pendiente,

ese apoyo del nacionalismo vasco. 30 años después la pregunta

es qué hubiera ocurrido si un diputado del PNV

hubiera formado parte de la ponencia como propugnó Miguel Herrero.

Yo creo que hubiera sido muy positivo.

Fue una lástima que no estuviera. Y no estuvo porque no se quiso

que estuviera.

No tanto directamente, sino porque no se quería

que estuviera en PSP de don Enrique Tierno.

Que, al final, fue absorbido por el propio Partido Socialista.

Pero para que no entrara el PSP terminara no entrando PNV,

yo creo que fue un tremendo error. Y eso dificultó

que en las reivindicaciones vascas se tuvieran en cuenta

desde el primer momento de la elaboración de la ponencia.

Y dificultó, aunque no debiera haber imposibilitado,

pero dificultó que fueran asimiladas con una fórmula feliz al final.

Durante los primeros meses de la ponencia,

Miquel Roca representó, además de a los nacionalistas catalanes,

al PNV, que también participó en las negociaciones

de los Pactos del Mantel.

Eso cuando entramos en el título VIII, es decir,

el tema de las autonomías.

Ahí es cuando nos invitan el café. Hasta entonces,

nunca contaron con nosotros. Alfonso Guerra...

con Abril-Martorell fueron los que hicieron la Constitución.

Nosotros nos enterábamos de lo que nos quería contar Roca, ¿no?

Mira, el consenso...

Uno lo puede aceptar, según hasta donde llegue.

Hay cosas que, por consenso, un demócrata no puede aceptar.

Si, efectivamente, va en contra del mínimo...

Tú puedes, si eres socialista o nacionalista vasco o lo que sea,

tú puedes ceder muchas cosas. Puedes ceder hasta aquello

que, si cedes, ya no eres lo que eres, ¿verdad?

Claro, entonces, lo que hay que buscar

es la fórmula que, de alguna manera, permita que todos sean lo que son;

pero... dejando parte del bagaje ideológico o práctico de cada uno.

No, el consenso por el consenso porque uno se pone duro

o se pone borde y, entonces, los demás tenemos que ir cediendo

hasta que este quiera, eso no es un consenso, es un "dictat".

Y eso fue un "dictat".

Hasta el último minuto, se intentó conseguir el respaldo

del PNV a la Constitución. Hay, incluso, un momento

en el que los nacionalistas vascos firman el texto tras incluirse

una disposición adicional con la que estaban de acuerdo.

Aquello fue de circo.

Porque estábamos...

Era una disposición adicional que habíamos presentado nosotros.

Entonces, claro, tal y como estaba no la quería aceptar UCD.

No me acuerdo si el PSOE la quería,

pero UCD, que era el que cortaba el bacalao, no la quería aceptar.

Entonces, estuvimos una mañana allí, en lo que se llama sala de ministros,

en el Congreso, supongo que existirá todavía.

A un lado, el lado más de trabajo, estaba UCD.

Al otro lado, un pasillo, donde había dos baños,

estábamos nosotros. Una salita con mucho damasco y mucha cosa.

Alfonso Guerra y Benegas, con él, hacían de alcahuetas

entre unos y otros para ver si llegábamos en ese tema.

Consenso, vamos.

Bueno, en un momento dado...

Una propuesta que nos habían hecho desde el otro lado, los de UCD,

pues... Cuerda, el alcalde de Vitoria, me dijo:

"Acéptalo. Es igual".

Nos propusieron cuatro fórmulas

para que eligiéramos la que quisiéramos.

Y esa que eligiéramos iba a misa y la aceptaban.

Las escriben ellos, de puño y letra de alguien,

y nos viene Alfonso con el papel.

Yo me lío la manta a la cabeza...

Pasa muchas veces en este tipo de negociaciones

y le digo: "Bueno, esta".

Y la acepté por aceptar. Porque me dijo Cuerda:

"Venga, de una vez... Vamos a...".

Y la acepté y la escribí de mi puño y letra.

Y Alfonso Guerra cogió mi papel y fue al otro lado.

Y empezaron a firmar, estaba Abril-Martorell...

Y Abril-Martorell medio firmó. No firmó entero,

pero le cortaron en el camino de la firma, fíjate.

Son casi milésimas de segundo.

Si hubiéramos firmado, hubiéramos tenido que decir "sí"

a la Constitución...

por la palabra que dábamos en aquel momento.

Tal vez con un... esfuerzo un poco mayor por todos,

por la parte de todos, se podía haber conseguido

una fórmula mejor.

Pero... soy más partidario de mirar al futuro que al pasado

y lo que me gustaría es que... la fórmula que salió adelante,

la adicional primera, contribuyera decisivamente al encaje...

del problema político que, sin duda, tiene el País Vasco

y que yo sigo concibiendo que encuentre su encaje

en la Constitución.

En la votación final del texto constitucional,

el PNV se abstuvo. Su intervención fue

la única abucheada en aquel pleno. Con claridad y con moderación.

Nada más, señoras y señores diputados.

Muchas gracias.

(VOZ LEJANA) ¡Mal, muy mal!

Ruego a su señoría se abstenga de realizar estas manifestaciones.

-Tal como estaba, nosotros no entrábamos en esa Constitución,

pero también teníamos un sentido práctico

y no podíamos decir que no porque eso hubiera sido...

No sé, yo pienso que pasar del franquismo

a la actual Constitución, aunque no acepte

este constitucionalismo, es un trecho largo.

Por tanto, tampoco puedes aparecer como diciendo: "De esto, nada".

De esto nada, no. Esto es un gran avance,

pero a nosotros no nos dejáis sitio. -Antes de comenzar la sesión,

esta sesión trascendental en la vida del parlamentarismo español,

en la vida de la democracia, tengo que comunicarles,

aunque pienso que la mayoría de sus señorías,

por no decir la totalidad, ya lo conocen,

que esta mañana han sido asesinados

el excelentísimo señor don Juan Manuel Sánchez-Ramos Izquierdo,

general del ejército, y su ayudante,

el teniente coronel Pérez Rodríguez, saliendo del domicilio del primero.

"Coinciden todos en la condena del terrorismo

y en el respeto a las fuerzas armadas y a la Constitución.

Hubo un minuto de silencio, emocionante en el clima

del hemiciclo, por las dos personalidades asesinadas.

La ofensiva terrorista de ETA en 1978 fue escalofriante.

65 muertos frente a los 10 del año anterior.

Que el Señor sea misericordioso con nuestros hermanos...

-Hay una cosa que no hay que olvidar. A cada paso que dábamos,

había un atentado terrible de ETA. Es decir, que hoy ETA,

pues que todavía sigue coleando, pero aquello era terrible.

Me acuerdo el día que votamos en el pleno el texto,

del texto del Congreso, que estaban a las once de la mañana,

estaban todavía en las aceras de Madrid el gobernador militar

y 2-3 oficiales que habían sido asesinados ese día.

Claro, eso era durísimo, ¿eh? Era durísimo, era terrible.

Porque yo sí que estoy convencido que otro de los valores

de esta Constitución es que estas gentes sabían

que una constitución estable en España era su final.

Creo que es uno de los elementos que va a contribuir a su final,

naturalmente, con la lucha policial y otras cosas.

El saber que había unas reglas de juego,

que estábamos de acuerdo en lo esencial...

Yo creo que eso, para ellos, era imprescindible dinamitarlo.

Dinamitar, incluso, un intento de diálogo

por parte del Gobierno de Suárez.

El 28 de junio, ETA disparó a bocajarro,

cuando salía de su casa, en Portugalete,

a José María Portell, director de "La hoja del lunes"

de Bilbao y redactor-jefe de "La gaceta del norte".

El primer periodista asesinado por ETA, como advertencia,

señalaba el comunicado asumiendo el atentado,

a los medios de comunicación que hacían política en su contra.

De repente, oyes unos disparos. Curiosamente, fueron tres.

No se me olvidará nunca, claro.

Y los disparos de verdad suenan como los de los niños,

los pistones, es un ruido...

que espero que no oigáis nunca.

Entonces, lo primero que pensé es que le había pasado algo.

Estaba en camisón, me puse un vestido encima

y bajé corriendo. Es cuando te das cuenta

que el ascensor va lento.

Y llegué y ya...

tenía un tiro en el corazón.

Yo no sabía que ya estaba prácticamente muerto.

No sé, son sensaciones que es muy difícil que se te olviden.

Muy duro.

Carmen decidió, en ese momento, que ella nunca sería víctima

y decidió ejercer el periodismo que había estudiado y aprendido

junto a su marido. Le había acompañado muchas veces

al otro lado de la frontera, a Francia,

y había sido testigo de sus encuentros

con históricos de ETA, como Pertur o Juan José Etxabe.

Dados los contactos que tenía, Portell se había ofrecido

como intermediario para sentar en la mesa al Gobierno

y a ETA militar. Siempre se ha negociado,

lo que pasa es que... nunca se ha dicho que se negociaba.

Entonces, cuando Martín Villa le pidió a José Mari

una posible negociación a cambio de una serie de cosas,

entonces, yo fui con él a Madrid. No estuve en la entrevista,

lo que pasó es que a José Mari le mataron... A Juanjo Etxabe,

que era el que por el otro lado hacía de camino,

pues fueron a matarle al día siguiente.

Y mataron a su mujer porque se puso delante.

Entonces, en un periodo de 3-4 días, una cosa así,

nos quedamos los dos viudos.

Y... recuerdo que...

a los pocos días, vino Martín Villa a Bilbao.

Un periodista, compañero mío, le preguntó que si conocía

a Portell, que qué pensaba de él.

¿Y sabes qué contestó?

Que a ese señor no le conocía de nada.

Pues... ¿qué quieres que te diga?

Eso es real.

El asesinato contra Etxabe lo asumió la Triple A.

Los atentados cometidos tanto por este grupo ultraderechista

como por el Batallón Vasco Español, sumados a los del GRAPO

y a los de la propia ETA, elevaron a un centenar

las víctimas del terrorismo en 1978.

Pero también hubo muertos, más de 20 en apenas dos años,

en la represión policial de manifestaciones,

sobre todo de jóvenes, que pedían amnistía y autonomía.

Violencia acompañada por el ruido de sables,

un runrún que se intentó hacer realidad

con un golpe de Estado que frenase el proceso constitucional.

La llamada Operación Galaxia, en la que estaban implicados

un teniente coronel de la Guardia Civil, Antonio Tejero,

y un capitán de la Policía Armada, Ricardo Sáenz de Ynestrillas.

El complot se detuvo gracias a la información facilitada

por dos testigos de lo que entonces se describió como "charlas de café".

Los dos implicados, que fueron condenados

a penas inferiores a siete meses y ni siquiera perdieron el rango,

protagonizarían menos de tres años después

la intentona del 23F.

(Tiros)

Lo del 23F, que se anunció después, ya lo vivíamos entonces, ¿eh?

Había algunos militares,

como el teniente general Gutiérrez Mellado,

que sufría muchísimo en los entierros porque los asesinatos tenían,

luego, el entierro, los insultos de algunos

al presidente del Gobierno...

Y si iba alguien de la oposición, no digamos...

O sea, que eso era muy delicado y muy molesto también.

En ese contexto, estábamos haciendo todas las cosas.

-Señoras y señores diputados,

el resultado de la votación es el siguiente:

Votos emitidos, 345.

Favorables al dictamen, 326. En contra, 6.

Abstenciones, 13. En consecuencia, queda aprobado el dictamen

de la Comisión Mixta Congreso-Senado sobre el proyecto de la Constitución

que comprende el texto completo de la Constitución.

(Aplausos)

El 31 de octubre, en sesiones plenarias simultáneas,

el Congreso y el Senado dan su aprobación final

a la constitución del consenso.

Antes de levantar la sesión, el presidente de la Cámara

debe proceder a rectificar el cómputo de votos

que se ha producido y que se ha dado lectura,

precisamente, porque existió un error en el cómputo de votos.

No afecta, por supuesto, al resultado final, pero...

(Murmullo)

Pero... en vez de ser 13 las abstenciones, han sido 14.

Por consiguiente, vamos a proclamar como resultado definitivo

de la Cámara que los votos emitidos han sido 345 con 5 ausencias.

Favorables, 325, en lugar de 326.

En contra, 6. Y 14 abstenciones.

Se levanta la sesión. Los parlamentarios constituyentes

terminan de escribir así uno de los capítulos mejor resueltos

de nuestra historia. Un consenso que ahora

debían refrendar los ciudadanos.

(Música)

(TV) "El 6 de diciembre, Día de la Constitución,

cumple tu deber ciudadano. Tu derecho es votar.

Vota libremente".

-Oye, ¿te has encontrado? -Yo no me encuentro.

-Está allí. -Pues yo he ido.

El 6 de diciembre de 1978 era miércoles, un día lluvioso.

Más de 26 millones de españoles estaban llamados a las urnas.

¿Ha leído la Constitución o no? -Yo no he leído nada, la verdad.

-Por favor, señorita, ¿AB dónde está? -¿Quién?

-La mesa AB 36. -Esta es la B. Sección 23, mesa B.

Yo no sé nada. -¿Qué le parece la Constitución?

-Hombre, es un paso hacia delante para que el pueblo español

pueda vivir mejor. -¿La ha leído?

Algunas cositas, sí. -¿Qué es lo que más te gusta?

¿Qué significa para usted realmente? -Hombre, yo creo...

que son cosas buenas para el pueblo y, sobre eso, pues...

¿Cómo diría?

-O sea que ha votado que sí, claro. -Sí.

-¿Y a usted qué le parece la Constitución?

-¿Vale ya? -Sí, sí, vale.

¿Y a usted qué le parece la Constitución?

-Que está muy bien. -¿Qué es lo que más le gusta?

-Es lo que más me gusta, sí.

-No, ¿pero qué parte de la Constitución es lo que más le gusta?

-Pues me gusta todo. -¿Nada en concreto?

-Nada, no...

-¿Qué piensa de la Constitución? ¿Qué cree que significa?

-Hombre, yo creo, creo, para mi concepto,

de que vamos a mejorar, no vamos a estar peor, claro, por supuesto,

Yo espero que sí, que lo que ponen y eso sea correcto.

Que hay mucho paro, muchas cosas malas, en fin,

que hay que levantar España, pero trabajando todos.

Por real decreto, la mayoría de edad que permitía el voto

se había rebajado un mes antes, de los 21 años a los 18.

Lo que permitía a 2 millones y medio de jóvenes acudir a las urnas.

Lo que más ilusión me ha hecho es la mayoría de edad a los 18 años.

-¿Qué impresión te ha causado votar?

-Pues una responsabilidad pero muy grande, muy grande, o sea...

Pero grandísima, de verdad, estoy emocionado en cierta forma

de tener que llegar a votar. -¿Qué te parece la Constitución?

-Pues bien, tiene algunos fallos, pero es normal.

No vamos a estar todos a gusto, ¿no?

-¿La Constitución qué te parece?

-Pues la Constitución es para mí un cambio en la vida,

no permanecer aquí estancados, sino un cambio

y seguir para delante, no estar aquí estancados con las ideas antiguas.

Para el referéndum se dispuso de un, en aquel entonces, potente ordenador

capaz de almacenar 1500 millones de datos.

Aunque hasta tres días después

no se conocería el resultado definitivo,

la madrugada del jueves, el ministro del Interior,

Rodolfo Martín Villa, hacía público el triunfo del siglo.

Los votos afirmativos

suponen el 87,16% del total de los votos.

Habían votado casi 18 millones de españoles,

16 millones respaldaban el texto constitucional.

1,4 millones dijeron que no.

La abstención fue de casi el 33%.

(CANTA EN CATALÁN)

Es que miro para atrás y me asombra lo que hemos aprendido,

de lo jovencitos que éramos mentalmente,

no solo ya de edad y de lo ignorantes,

porque yo, yo me abstuve,

porque había un conflicto entonces.

Se decía que la Constitución, que era la reforma o la ruptura,

y que la Constitución entonces era como ser demasiado...

...convencional y que había que romper más,

y que empujar más y que no había...

Y entonces, para mi vergüenza, para mi vergüenza

debo decir que yo me abstuve y no voté esta Constitución,

que ahora me parece, no maravillosa en sí la Constitución,

siempre se puede cambiar, si no maravillosa históricamente.

Rosa Montero escribió aquel 78 su primera novela,

"Crónica del desamor", protagonizada por una periodista como ella.

Para las mujeres, ese año fue revolucionario.

Se despenalizaron el adulterio y la píldora, que aunque ilegal,

la consumían 2 millones de españolas.

Carmen Conde fue elegida primera académica de la lengua.

Desde la infancia, tan lejos como vaya mi recuerdo,

he buscado siempre lo que no cambia, he deseado lo eterno.

También en la universidad

se disparaba el número de licenciadas.

Pero si algo refleja la realidad de las mujeres en aquel momento,

es que en las primeras elecciones, solo consiguieron escaño

veintiuna diputadas y seis senadoras.

Realmente las leyes eran muy discriminatorias.

Y luego, incluso cuando las leyes ya se hicieron

no discriminatorias y tal, luego estaba la realidad,

o sea, el impulso, digamos,

la inercia de una sociedad tremendamente machista,

tremendamente sexista, que hubo que empujar mucho

para cambiarla, pero que se ha cambiado.

Realmente, yo creo que España en los últimos 30 años

ha hecho una evolución que otros países

han hecho en dos siglos.

Y en el terreno de la mujer, ha sido espectacular.

Fue el año en el que se condenó a una multa de 6 millones de pesetas

a Carmen Franco, la hija del dictador,

por tratar de llevarse a Suiza

medallas e insignias de oro y brillantes,

que se le intervinieron en la aduana de Barajas.

(Música)

A nuestras pantallas llegó, seis años después de su estreno,

"El último tango en París" y las librerías

se llenaron de títulos, hasta ese momento, prohibidos.

Fueron tiempos de intentar devorarlo todo.

La vida estaba por hacer, el mundo estaba por hacer.

Se partía desde cero prácticamente.

Y esa ilusión, evidentemente,

estaba en la calle y en cada uno de nosotros.

Y fueron, bueno, evidentemente,

fueron tiempos de dificultades económicas,

con una crisis muy potente, pero, sin embargo,

esas ganas por crear la historia, por inventarse la historia,

por inventarse el mundo, fueron tan grandes,

que compensaban el desastre económico.

Aute recuerda que en aquel entonces,

la música iba esposada a cualquier reivindicación política.

Queremos una tierra con libertad.

Aunque nadie lo grabó, fue el año en el que él mismo,

empujado por los amigos y el entusiasmo,

salió a cantar por primera vez en serio sobre un escenario.

A por el mar, a por el mar.

Yo recuerdo que voté la Constitución

sin mucha fe, más bien, con poca fe, pero en fin,

había que apostar por ese...

Por esa posibilidad de cambiar el rumbo histórico del país.

Bueno, parece que funciona.

Con esa Constitución nos hemos movido unos y otros,

hemos sobrevivido a temporales muy fuertes y vertiginosos,

y está viva, está viva.

Nadie duda de que ese éxito de la Constitución

se cimenta sobre el decálogo de renuncias

que supone el consenso.

Este diccionario de la Real Academia Española de la Lengua, el del 1869,

es el primero en el que se recoge esa palabra.

La define como: 'asenso, asentimiento,

el consentimiento de todas las personas

que componen una corporación'.

La palabra se documenta ya en castellano

a fines de la Edad Media, en el siglo XV,

y con ese sentido de asentimiento,

y después se incorpora este otro sentido de consentimiento,

es decir, de dos partes cuyos sentimientos se van aproximando.

Esto es lo que más se...

De manera más exacta, define el término "consenso"

en la etapa de la Transición.

Es decir, distintos miembros, los padres de la Constitución,

que representan distintas tendencias políticas,

o distintos partidos políticos, van aproximando sus posiciones

hasta lograr ese consentimiento, ese sentir común.

La lengua fue fiel compañera de viaje de aquel cambio.

A la luz de la Constitución, nacían nuevas palabras

o adquirían nuevo sentido.

La Transición, objetivamente, es el paso,

pero "transición" en España significaba el paso de una página

y abrir un camino nuevo, un camino de mayor libertad,

de mayor posibilidad de realización individual.

El diccionario de la Real Academia vivió así su propia transición.

Un equipo de juristas, dirigido por el profesor García de Enterría,

se ocupó de adaptar los términos políticos y legales,

pero la transformación de nuestra sociedad

obligó también a poner al día muchas otras definiciones.

Por ejemplo, en la igualdad de hombre y mujer,

la presencia cada vez más ancha y más firme de la mujer

en todos los ámbitos de la vida y de las profesiones, etc.

Y todo eso, el mismo cambio de la estructura familiar,

el mismo cambio de las costumbres, de la libertad de las costumbres,

y todo eso va reflejándose en el habla cotidiana.

Y es amplísimo. Nosotros hemos tenido que hacer

una revisión, a raíz del cambio de régimen,

una revisión de muchas palabras

que se utilizaban y que caían en desuso,

o de términos que estaban referidos casi siempre al varón

y que pasan a estar referidos al varón o a la mujer indistintamente.

(VOZ EN OFF) "Se va a proceder a la firma del documento constitucional.

En estos momentos, firma el documento

el presidente del Congreso de los Diputados..."

El 27 de diciembre, 15 meses después de que comenzase su elaboración,

el rey sanciona la Constitución.

"Lo firma ahora el presidente de las Cortes,

don Antonio Hernández Gil".

Los micrófonos captan las palabras del presidente a don Juan Carlos.

Por primera vez, me ha temblado el pulso.

Por primera vez en mi vida.

-"Son firmas para la historia en un documento histórico".

"El documento es firmado en estos momentos

por su majestad el rey".

(Aplausos)

"Diputados y senadores puestos en pie rubrican con su firma

la sanción de la Constitución Española".

En el Congreso de los Diputados se conserva, como un tesoro,

ese documento firmado por el rey, los presidentes de las cámaras

y los legisladores de aquellas Cortes constituyentes.

Desde la de Cádiz, de 1812,

en nuestro país ha habido nueve constituciones,

alguna, incluso no promulgada.

Todas ellas, elaboradas para servir

a la mitad de la población, bien progresista, bien conservadora,

sin tener en cuenta a la otra media.

En este momento se ha puesto de moda, en algunos sectores políticos,

periodísticos, intelectuales, en algunos,

se ha puesto de moda disparar contra la Transición y la Constitución.

Y yo creo que tienen derecho a hacerlo,

pero también creo que no saben de lo que hablan.

Que en dos siglos de enfrentamientos en España

entre lo que los poetas declaman "las dos Españas",

dos siglos de eso, que en el año 78 se llegue por fin

a enterrar ese hacha vengadora entre las dos Españas,

es algo que históricamente tiene una trascendencia extraordinaria.

Y claro que yo podría decir "esto me gusta más y esto me gusta menos

y esto no me gusta nada de la Constitución",

pero es que está hecha entre todos.

-Nadie está dispuesto a morir hoy por la Constitución.

En general, nadie está dispuesto hoy a morir por nada.

Quizá, afortunadamente.

Pero es verdad que todos podemos vivir en ese marco,

que la Constitución nos ofrece.

La derecha, el centro, la izquierda...

Todos podemos desenvolvernos

y un gobierno de derechas, con esa Constitución

puede gobernar, pero un gobierno de izquierdas también.

-La Constitución es una herramienta, y como toda herramienta,

tiene que saberse que no es perfecta

y tiene que juzgarse por su utilidad.

Y hasta ahora, la Constitución como herramienta, ha funcionado bien.

Y no se debe por supuesto sacralizar y decir "es imposible reformarla".

Es posible técnicamente reformarla y algún día se reformará.

Pero es un error también sacralizar la reforma

y creer que reformando la Constitución

hay una serie de problemas que se van a resolver.

La Constitución no resuelve los problemas,

sino que da la posibilidad de resolverlos,

pero quien tiene que resolverlos son los políticos

y las fuerzas sociales.

La preferencia del varón sobre la mujer

en la sucesión al trono,

el Senado como cámara de representación territorial

y las autonomías, son tres de las reformas

que 30 años después constitucionalistas y políticos

reclaman a la Constitución.

Pero no es tarea fácil.

Para blindar la monarquía, los constituyentes

introdujeron un método de reforma agravada,

que incluso obliga a la disolución de las cámaras,

nuevas elecciones y un referéndum.

Y que exige, de nuevo, el consenso.

Yo sigo siendo fiel a esta constitución,

pero lo que no puedo hacer es sacralizarla en el sentido

de decir "ya nadie la podrá cambiar".

No, yo creo que esta es una buena constitución,

y solo deseo una cosa, que el día que la cambien,

lo hagan con el mismo consenso que nosotros fuimos capaces.

Obtuvimos la fortuna de poder disfrutar.

-Pero yo creo que hay que cambiar cosas que pueden ser secundarias

o que pueden ser... Pero yo creo que digamos, el núcleo,

el núcleo de lo que supone un pacto social como ese,

a mí me parece que es imposible de ser mejorado.

-Dejemos que sean los de ahora los que vayan diciendo cómo se vive.

Les hemos prestado, no nosotros, sino nuestra generación,

un gran servicio.

Hicimos una transición, hoy a veces criticada,

y yo digo ejemplar. -Yo también.

Yo digo ejemplar, hoy criticada, yo digo ejemplar,

hicimos una constitución hoy criticada

y yo digo que ha prestado unos servicios al país extraordinarios,

y hemos dejado unas bases en las que la discusión

y las discrepancias siguen vivas.

¿Y hasta dónde deberán conducir esta discrepancias?

Y yo deseo solo una cosa: que se resuelvan en el marco

de la libertad, de la democracia y del respeto.

-Yo creo que esa idea de que les corresponde a ellos, no.

Mientras estemos vivos, tenemos la obligación de dar nuestra opinión,

es decir, "ojo, no vayáis por este camino"

o "estupendo, id por este camino". Pero eso sí que lo debemos decir.

-Y que sea por muchos años. -Sí, señor, sí, señor.

-Que sea por muchos años, pero ya digo una cosa:

acudo hoy a la conmemoración de los 30 años

muy satisfecho de lo que hicimos. -Hombre, yo también.

-Pero, con toda sinceridad, reivindico

para aquellos que les corresponde administrar un momento presente,

su derecho a decir: "mire, ahora lo vamos a hacer así o 'asá'".

Y a veces estaré conforme, a veces no,

pero seré muy cicatero en manifestarlo,

porque esto huele, diríamos, aquello de decir:

"que no me toquen lo mío". No, esto no es mío, es nuestro,

y por tanto, que cada uno administre como quiera.

-Hicimos lo que pudimos. -Que fue mucho, Manolo, fue mucho.

-Y que Dios nos perdone porque no lo hayamos hecho perfecto.

-Esta es la sede del Congreso de los Diputados.

La Constitución es parada obligada

en la visita al Congreso de los Diputados.

Este es un ejemplar muy bonito, es un ejemplar original,

hecho por pendolista, pero en realidad el original

de la Constitución del 78 es un mazo de folios mecanografiados

y firmados por los portavoces de los grupos parlamentarios.

Luego sí que se hizo una versión, una edición mucho más solemne,

porque el caso, por supuesto, lo merece.

Aquí está expuesta en uno de los escritorios

más bonitos que hay aquí en el Palacio del Congreso.

Ninguno de estos estudiantes, futuros periodistas,

abogados, licenciados en políticas,

habían nacido en el año en el que se votó la Constitución.

Imaginaos que vosotros estáis pasando de un régimen

a un régimen democrático y que tenéis que firmar

un documento tan importante, que va a regir toda la vida

de todo un país, de los ciudadanos, de sus instituciones...

Yo creo que tuvo que ser emocionante.

-Yo creo que lo valoran más los que dieron ese paso,

que no vivieron en un régimen constitucional.

Nosotros yo creo que lo saboreamos menos

porque hemos nacido ya en democracia.

-Hombre, pero siempre están las abuelas, los tíos,

que te cuentan las penalidades que tuvieron que pasar

durante la dictadura y la falta de libertades

y la represión, que tuvieron muchos de ellos que sufrir.

-¿Tenéis alguna pregunta más?

Pues entonces acompañadme, que vamos a seguir viendo

las dependencias del Palacio. Por aquí.

(Música)

Claro, explicar a personas...

...jóvenes, que no han vivido...

...en su vida...

...una cultura democrática,

explicarles qué es una constitución y para qué sirve,

pues claro, es complicado.

El ejemplo es que una constitución

en un estado democrático,

es algo que está ahí siempre,

es inaprensible, invisible,

pero en realidad es el aire que respira la libertad.

Eso es lo que es una constitución.

Antonio Fraguas, "Forges",

ha escogido las patas de los leones del Congreso

para dibujar su constitución treintañera.

El humor de este dibujante

ha madurado a la sombra de la Transición.

Claro, personas que no sabían lo que era aquello ni lo han vivido,

no se han dado cuenta de lo que es estar en un momento determinado

sin algo tan importante como es la libertad

y el aire que supone, en este caso,

la constitución con su oxígeno

de libertades,

su nitrógeno de derechos

y también, lamentablemente,

casi siempre se nos olvida, sus gases nobles de deberes.

Que eso es muy importante también.

-Antonio, no lo hicimos mal, ¿verdad? -No.

¿Por qué? Lo hicimos fenomenal.

Hombre, lo que pasa es que nos tenemos que dar cuenta

que muchas veces nos creemos que somos peores de lo que somos.

Bajo el rotulador de Forges, la Constitución toma forma

de una mujer feliz, entrada en carnes,

y solo dos notas de color, rojo y amarillo,

para algo que él considera que es lo más importante

que hemos hecho entre todos.

Y aquí tenemos a la "Consti", que ha quedado perfectamente clara,

que es el aire que se respira siempre

en un estado democrático.

Que aunque no la veamos,

allí nos la vamos a encontrar.

Su firma es un buen epílogo para este cumpleaños.

"Hop".

(Música créditos)

Otros documentales - El espíritu de la democracia (30 años de la Constitución de 1978)

01:06:05 05 dic 2017

El espíritu de la democracia se emitió en 'Informe semanal' en el 30 aniversario de la Constitución para repasar esas tres décadas junto a sus protagonistas, políticos, periodistas y otros testigos de este momento. Reunió a algunos de los Padres de la Constitución, Peces Barba, Miquel Roca, Manuel Fraga y Miguel Herrero y Rodríguez de Miñón, y a diputados constituyentes, como Santiago Carrillo o Alfonso Guerra, en una pieza que desgrana cómo se gestó la Carta Magna y lo que supuso para la España. El reportaje se completa con testimonios de quienes vivieron aquella época y arranca con un guiño a la serie de TVE "Cuéntame cómo pasó" el reportaje parte del barrio de San Genaro, al que llega un equipo de'Informe Semanal' para ver cómo se vivió entre los vecinos de esta ficción la llegada de la Constitución.

El espíritu de la democracia se emitió en 'Informe semanal' en el 30 aniversario de la Constitución para repasar esas tres décadas junto a sus protagonistas, políticos, periodistas y otros testigos de este momento. Reunió a algunos de los Padres de la Constitución, Peces Barba, Miquel Roca, Manuel Fraga y Miguel Herrero y Rodríguez de Miñón, y a diputados constituyentes, como Santiago Carrillo o Alfonso Guerra, en una pieza que desgrana cómo se gestó la Carta Magna y lo que supuso para la España. El reportaje se completa con testimonios de quienes vivieron aquella época y arranca con un guiño a la serie de TVE "Cuéntame cómo pasó" el reportaje parte del barrio de San Genaro, al que llega un equipo de'Informe Semanal' para ver cómo se vivió entre los vecinos de esta ficción la llegada de la Constitución.

ver más sobre "Otros documentales - El espíritu de la democracia (30 años de la Constitución de 1978)" ver menos sobre "Otros documentales - El espíritu de la democracia (30 años de la Constitución de 1978)"

Los últimos 72 documentales de Otros documentales

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • 25:29 hoy En su restaurante de Tulum, en Méjico, Eric Werner aprovecha todos los productos que le ofrece la asombrosa biodiversidad de la región del Yucatán. Eric intenta rescatar sabores olvidados de la cultura maya y nos invita a acompañarle en un viaje por la jungla y por las orillas del mar Caribe. Contenido disponible hasta el 26 de junio de 2018. Histórico de emisiones: 16/12/2017

  • 52:47 ayer Biografía de Thomas Alva Edison, el hombre que, gracias a su curiosidad, ambición e inventiva cambió la vida de la humanidad; autodidacta, inventor de la luz incandescente, de la grabación del sonido e impulsor de la industria cinematográfica, el mundo no sería el mismo sin sus inventos. Contenido disponible hasta el 25 de junio de 2018. Histórico de emisiones: 06/06/2016 27/11/2017

  • 49:09 ayer Nos dirigimos a Bauges, cerca del lago de Annecy, Le Bourget o Chartreuse. Podremos descubrir el pueblo de Aillon-le-Jeune. Se harán tres recetas típicas de la zona de Saboya: "los gourres", parecido a los buñuelos dulces, los "matafans" parecido a los crepes y los "diots" salchichas con sarmiento. Contenido disponible hasta el 25 de junio de 2018. Histórico de emisiones: 05/10/2017

  • 25:31 ayer Pilar Cabrera es una de los grandes chefs que ha ayudado a redescubrir la cocina de Méjico. En su restaurante de Oaxaca, La Olla, solo sirve productos de primera calidad cultivados por personas a las que ella conoce. Contenido disponible hasta el 25 de junio de 2018. Histórico de emisiones: 09/12/2017

  • 22:00 pasado domingo En este último programa, Ishai nos descubrirá sus diez ciudades gastronómicas favoritas, aunque desate una auténtica batalla en el mundo gastronómico. En su elección destacará restaurantes, chefs, platos únicos, joyas ocultas, lugares espectaculares, sitios de moda y por supuesto, buenos clásicos. Contenido disponible hasta el 24 de junio de 2018. Histórico de emisiones: 19/08/2017

  • Escuela de animales: Canguros

    Escuela de animales: Canguros

    51:40 pasado sábado

    51:40 pasado sábado Para sobrevivir en pleno desierto de Australia, un canguro huérfano necesita ayuda. Este es el caso del pequeño Titche, cuya madre ha sido atropellada en la carretera que cruza el desierto. Por suerte, el cangurito acaba en el refugio de Brolga, que cuidará de él hasta que pueda volver a su hábitat. Contenido disponible hasta el 23 de junio de 2018.

  • 25:23 pasado viernes Leonor Espinosa, con su restaurante en Bogotá, es uno de los chefs más reconocidos de Sudamérica. Leonor ha redescubierto para sus comensales la cocina colombiana tan rica en contrastes, mezclando con éxito los sabores y los colores de los altiplanos andinos y las costas del Caribe. Contenido disponible hasta el 22 de junio de 2018. Histórico de emisiones: 09/12/2017

  • The Basque Hotel

    The Basque Hotel

    58:19 pasado jueves

    58:19 pasado jueves Basque Hotel es una road movie por Estados Unidos, un documento visual y de testimonios en el que se entrelazan historias hasta crear una visión global de la emigración vasca a esta parte del mundo. Transita por las extensiones del viejo oeste americano (Nevada, Idaho y California) y llega a las calles de Nueva York, la ciudad donde todo nace y se mezcla. Robert Laxalt, Bernardo Atxaga, Asun Garikano, Joseba Zulaika y Kirmen Uribe tejen una red de espacios reales y ficticios a través de un diálogo, historia y vivencias de la comunidad vasca en Estados Unidos. Durante este recorrido literario se escuchan en voz en off los fragmentos de las diferentes novelas de estos escritores. Los testimonios de estos protagonistas y sus escritos nos reconstruyen su visión y sus experiencias americanas, dibujando un espectacular viaje del País Vasco a Estados Unidos; y del Basque Hotel al Museo Guggenheim Bilbao. Contenido disponible hasta el 29 de junio de 2018.

  • 55:59 pasado jueves El documental analiza la trayectoria profesional de Robert Capa y la repercusión histórica del tratamiento visual que llegó a realizar de un acontecimiento bélico como la guerra civil española, incluido el éxodo a Francia. Contenido disponible hasta el 29 de junio de 2018.

  • 51:44 pasado jueves En el parque regional de Périgord-Limousin hablaremos de castañas, pavos y trufas. El auténtico símbolo de la zona del Périgord. Haremos "Gallina de lujo con col rellena", el "Nontronnais" o "pastel de castañas", y el "Cibet de pavo" o "pavo guisado a la Varaignes". Contenido disponible hasta el 21 de junio de 2018. Histórico de emisiones: 04/10/2017

  • 25:29 pasado jueves Rodolfo Guzmán es un chef que, desde su restaurante en Santiago de Chile, explora los productos autóctonos de Chile, en un país en el que durante años la alta cocina era sinónimo de productos caros e importados de Europa. Su talento lo ha convertido en una estrella de la cocina internacional. Contenido disponible hasta el 21 de junio de 2018. Histórico de emisiones: 02/12/2017

  • 52:18 pasado miércoles Julie va al Libourne. Limitada al sur por el valle de la Dordoña, reúne una serie de zonas de viñedos: País de Saint-Emilion, Castillon, Coutras, Guîtres y Cubzac. Julie aprenderá a hacer "lamprea bordelesa", "Tarta San Émilion" y "Pato relleno". Todo esto regado con buenos vinos. Contenido disponible hasta el 20 de junio de 2018. Histórico de emisiones: 03/10/2017

  • 25:17 pasado miércoles En Montreal, el chef Charles Antoine Crête nos invita conocer su cocina basada en el máximo aprovechamiento de los productos naturales. Antoine defiende una cocina en la gente disfrute de la comida y se sienta feliz. Contenido disponible hasta el 20 de junio de 2018. Histórico de emisiones: 02/12/2017

  • 56:11 10 jun 2018 Más de veinte mil maoríes neozelandeses llevan sangre española y un apodo familiar que lo recuerda: se llaman a sí mismos “Panioras”, que significa “españoles” en lengua maorí. Descienden de un segoviano, Manuel José de Frutos, que emigró a Nueva Zelanda en la década de 1830. Este documental sigue el rastro que dejó, y acude al encuentro con sus descendientes, quienes se sienten muy orgullosos de su herencia española.

  • Cambio de sentido

    Cambio de sentido

    55:06 07 jun 2018

    55:06 07 jun 2018 En 1908 Henry Ford soñaba con un mundo donde pudieran tener un automóvil aparcado en su garaje. Hoy ese sueño es una realidad. Más de 800 millones de unidades circulan por el planeta cada día. Es más que un medio de transporte, es un estilo de vida, un símbolo de estatus, una necesidad, una adicción. Contenido disponible hasta el 22 de junio de 2018.

  • 52:47 07 jun 2018 Documental que analiza la posible programación de los objetos para que tengan un tiempo medio de vida. Contenido disponible hasta el 22 de junio de 2018.

  • La pasión del Prado

    La pasión del Prado

    58:20 18 may 2018

    58:20 18 may 2018 Documental sobre El Museo del Prado. Histórico de emisiones: 21/05/2017

  • ¿Verdadero o falso?

    ¿Verdadero o falso?

    54:34 19 abr 2018

    54:34 19 abr 2018 Alicia Esteve, Enric Marco, Bartolín, o Luis, ex marido de Celia Romero, tienen dos cosas en común montaron sus vidas en torno a una gran mentira, fueron descubiertos.

  • 55:15 12 abr 2018 Cinco personajes se enfrentan a un supuesto fin del mundo en Bugarach, un pequeño pueblo del sur de Francia y único lugar en la tierra que resistirá las llamas del apocalipsis. Una fábula en forma de comedia existencialista sobre la crisis espiritual de Occidente. Histórico de emisiones: 18/12/2016.

  • 51:08 12 mar 2018 El mercado de Ballarò, situado en el popular barrio de la Albergheria, es el mayor de los tres mercados de comestibles de Palermo. La comida callejera es imprescindible y acompañaremos a un guía especializado en estos puestos. Además realizaremos un viaje nocturno en busca de sardinas. Contenido disponible hasta el 19 de marzo de 2018.

Mostrando 1 de 4 Ver más