Ochéntame otra vez La 1

Ochéntame otra vez

Jueves a las 00:00 horas

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4775258
No recomendado para menores de 7 años Ochéntame otra vez - Mallorca: la joya de la corona - ver ahora
Transcripción completa

(Música)

El turismo facilitó que en dos generaciones,

pasásemos de la Edad Media al siglo XXI.

Creo que la isla ha comprendido

que el fenómeno del turismo enriquece los bolsillos.

Yo me propuse integrarme.

Y así acabé casándome con un mallorquín.

# Cual divino tesoro # yo a ella la añoro...

Lady Di fue para mí el personaje más mediático

que ha pasado por Mallorca.

# Yo la siento...

Es difícil encontrar paisajes naturales

tan potentes como los que hay en la isla de Mallorca.

# Ay, ay, ay, ay, ay.

# Qué bonita y hermosa mi tierra.

# Cual divino tesoro # yo a ella la añoro

# dejándole mi corazón. #

El yate Deo Yuvante II,

a bordo del cual pasan su luna de miel los príncipes de Mónaco,

se haya fondeado en la bahía de Formentor.

Desembarcan los príncipes y son recibidos

por el presidente del Club Náutico,

que les acompaña por estos parajes

donde escogen el lugar para la residencia

que aquí piensan construir.

Cuando llegué a Mallorca, a mí se me quedó prendada la mirada

porque tuve la suerte todavía de pescar

el final de ese paraíso enriquecido

por la mano del hombre donde no había nada feo.

# Cada día es fiesta en Mallorca.

# Cada noche brilla # el sol y el mar.

Hicimos un...

Mi mujer había venido un poco más que yo,

pero hicimos un paseo, le dimos una vuelta flotando.

En un velero dimos una vuelta a la isla.

Y de repente, nos detuvimos en la Cala de Deyá.

Una cala que hay al norte de la isla.

O al oeste de la isla.

Y entonces yo miré así y vi un trozo de pino

y una arboleda y un encinar y unas rocas.

Y dije: "Yo quiero vivir aquí".

Mallorca hasta entonces era el paraíso del amor.

Había fiesta en Mallorca, el sol brilla, las playas,

las señoras, las suecas, las tal y cual.

Pero gente famosa,

de Pascuas a Ramos sí caía alguien.

Incluso han venido lunas de mieles famosas.

Por ejemplo, Rainiero y Grace Kelly.

Pero el pepinazo lo pegó el rey.

# Viviendo aquí en Mallorca.

# Paraíso...

Durante estos días, se rompe el protocolo,

y la vida familiar de los reyes de España

es completamente distinta.

El contacto entre padres e hijos es constante.

Especialmente, cuando en verano comparten

en el Palacio de Marivent en Mallorca.

# Cada día es fiesta en Mallorca.

# Cada noche...

Y cuando le empezamos a ver por Jaime III,

una vez le vimos pantalón corto con bermudas.

Si el rey se pone bermudas, pues todos pongámonos bermudas.

Yo con pantalón corto asistía a un acto cercano

aquí a la Plaza de Cort.

A continuación, con mi relación profesional,

he venido siguiendo todos los veranos de presencia,

de estancia veraniega de los reyes de España en Marivent.

El rey convirtió esta casa en la casa de veraneo,

una capital de verano.

Porque aquí se firmaba el Boletín Oficial del Estado.

Cada año venía el presidente del Gobierno a visitarle

y personalidades internacionales

acudían a Mallorca a visitar al rey.

Él sabía que esto iba bien para la isla.

Iba bien para los periodistas, iba bien para él.

Él traía a gente aquí.

Los emperadores de Japón, Akihito y Michiko

han llegado esta tarde a Palma de Mallorca,

donde permanecerán el fin de semana como invitados

de los reyes don Juan Carlos y doña Sofía.

A las 16:15 de esta tarde,

el enorme avión oficial donde viajan los emperadores de Japón,

ha llegado a la pista de la base militar

de Son Sant Joan de Palma de Mallorca.

Al pie de la escalerilla, don Juan Carlos y doña Sofía,

han dado la bienvenida a la pareja Akihito y Michiko

con los que han intercambiado un largo y afectuoso saludo.

Trajo una vez a los emperadores de Japón.

En visita oficial.

Y no se le ocurrió otra cosa que darles una vuelta

por el casco antiguo de Palma con una calesa.

Vinieron cantidad de fotógrafos y cámaras japoneses.

O sea, salían por todas partes.

Al pasar delante de la iglesia San Francisco,

se dio cuenta que en la puerta había una boda.

Andando para la calesa, se acercó a los novios y les dijo:

"Buenos días, soy el rey Juan Carlos y estos los emperadores de Japón".

Se los presentó y se hicieron una fotografía todos juntos.

# Mallorca.

# Mallorca. #

En rey ha sido el gran gancho de atracción

de figuras políticas y de figuras de la realeza,

pero básicamente, figuras institucionales a Mallorca.

Durante 40 años largos realmente.

Don Juan Carlos, siempre al timón del Fortuna,

inicia cada mañana idéntica maniobra.

Sobre cubierta, el príncipe, las infantas

y los hijos del rey Constantino y Ana María de Grecia,

que pasan sus vacaciones en el Palacio de Marivent.

No hay rumbo fijo.

El fortuna suele fondear en algunas de las numerosas calas

diseminadas por la costa de la isla.

El rey, a través de una persona, nos invitó a subir a bordo.

Nos estuvo enseñando el Fortuna.

Ahí metió al duque de Luxemburgo,

a Hussein de Jordania, a Lady Di y a Carlos.

Personajes de primera línea,

no te digo ya a nivel de revistas del corazón,

sino a nivel de prensa en general.

(Música)

El acto oficial fue presidido

por los reyes don Juan Carlos y doña Sofía,

que saludaron a su llegada a un gran número de representantes

del mundo artístico y cultural de Mallorca.

Cuando uno de estos personajes de venía a Mallorca,

arrastraba mogollón de periodistas, cámaras.

Y esto repercutía a que el nombre de Mallorca salía en todo el mundo.

Detrás del rey, vinieron muchos a hacerse la foto con él.

Pero era gente efímera.

Después sí ha habido gente que al descubrir el encanto,

la posibilidad de estar en dos minutos

en cualquier parte en barca.

Estar en un lugar recóndito,

sí que ha habido mucha gente que compró

posesiones, casas, fincas.

El rey sí ha sido un imán y un gancho

digamos periodístico informativo.

(Música)

La piel de Mallorca,

entendiendo por piel lo que es el territorio,

yo creo que es algo absolutamente excepcional.

El otro día nos subimos al monasterio de Randa,

que veíamos casi toda la isla desde allí,

y veías Cabrera a lo lejos,

y decías: "Dios del cielo, qué cosa más bella".

Es difícil encontrar paisajes naturales

tan potentes como los que hay en la isla de Mallorca.

La piedra caliza deja filtrar el agua

y hay grandes bolsas de agua bajo tierra.

De modo que esto permite

esta fertilidad controlada de la superficie.

Solo hay cuatro tipos de árboles,

prácticamente mayores, que son los pinos, las encinas,

y luego están los algarrobos y los olivos en zonas cultivadas.

(Continúa la música)

Y el paisaje de Mallorca ya le influyó de pequeño.

Sí, pequeño, me influenció mucho,

sobre todo la luz y esas transparencias del agua.

Recuerdo que veía los peces allí nadando

a través de las aguas.

Tenemos por un lado, una sierra bastante grande.

Muy bonita.

Luego tenemos un "planer" que no hay ni una montaña.

Y luego además encima tenemos mar por todos lados.

Luego tiene otra cosa Mallorca

que la convierte para mí

en uno de los sitios mágicos del mundo.

Y es que este paraíso original,

el hombre dejó huellas ahí, dejó cicatrices,

que lo que hicieron durante más de 2.000 años

fue mejorar este paraíso.

Es decir, hasta mitad del siglo XX,

todo lo que había hecho el hombre; bancales de piedra, cultivos,

casas, iglesias, caminos,

todo mejoraba el paisaje natural.

Esto es algo insólito que creo que no ocurre en ningún otro sitio.

O en pocos sitios ocurre.

María del Mar Bonet ha sabido recoger

mucha de esa música tradicional

que tenía una impronta árabe fuertísima.

Es decir, si yo digo "margarita",

esta "margarita" en el norte de África

son vocales que suenan perfectamente,

lo puedes ver oyendo precisamente las canciones

de los "muyahidines" de las mezquitas.

Ahí están esas vocales.

Y en la música popular

también están muy presentes las tonadas árabes.

Tonadas.

Y eso lo aprovechó muy bien María del Mar Bonet.

Ha tenido la habilidad de recoger la belleza de la música profunda

y tradicional de esta isla.

Una voz emocionante.

Y una permanencia en la estética y en el estilo

más allá de la edad y las modas.

Un compromiso cívico importante.

Desde 1956 el artista vivió el Mallorca,

la tierra de su mujer.

Mientras en el extranjero se la reconocía

como uno de los grandes artistas del siglo, allí fue durante años

el esposo de doña Pilar Juncosa.

Miró era hijo de una mallorquina

que venía de niño a Mallorca a esta zona a pintar.

Hizo sus primeros dibujos de molinos,

que creo que aún se ve alguno.

Y en los últimos 35 años vivió en Mallorca.

(Música)

El impacto de Miró es clave para entender la cultura

de esos 80 y la cultura contemporánea

y la vida social cultural de Mallorca.

Y se deja usted llevar por una mancha.

-Por una huella. -Por una mancha, sí.

Si llevo las manos sucias

por una mancha que se cae superficial.

A tela o papel, eso se está formando

hasta llegar a una cosa más definitiva.

Me parece un artista maravilloso.

El que tengo, un gran amigo, porque hay que ser muy amigo,

me regaló hace años

lo que los pintores llaman "beau papier",

un trozo de papel pintarrajeado por Miró.

Barceló es el joven pintor contestatario.

Entonces nació en el 57, ahora tiene más de 60 años.

Y empieza a triunfar como expresión

de la nueva cultura contemporánea en España o Europa.

Los escarceos vanguardistas de Miquel Barceló

coinciden con la etapa en que abandonó Bellas Artes

por reacción contra el academicismo.

Se integró en el grupo "Neón de Suro"

y sorprendió a todo el mundo con sus intervenciones subversivas.

Cuando se casó Miró,

le regalaron una obra de Miquel Barceló.

Había digamos la relación del joven pintor

y el pintor digamos en Mallorca ejerció discretamente,

sin pretensiones sociales ni relaciones políticas,

un trabajo de sedimento cultural importante.

Es que Miró durante años

no era un pintor que me interesara especialmente.

Solo más tarde llegó realmente a interesarme mucho,

incluso recientemente, hace unas semanas,

estuve cerca de Bruselas solo por ver una exposición de Miró.

Es fuerte, es de una fortaleza y de una agresión...

No hay más que ver la catedral y la capilla que ha hecho.

Es un espectáculo.

Es pasión total.

Y esa capacidad que él tiene de irse

a tierras lejanas, a Amalia, donde sea,

y hacer cuadernos de dibujos y dibujos, gente y esas cosas.

Es bueno, es el grande, el grande del siglo XXI.

No hay nada que decir, un tipo estupendo.

Ya me gustaría tener un cuadro de él, pero no lo tengo.

A mí antes me gustaba casi hacer de todo.

Películas, música, hubiera hecho cualquier cosa,

pero me encontré que no hacía más que pintar, y con eso me quedé.

Barceló es un ciudadano que instaló su relación cívica, no política

en defensa del territorio de la Gomera,

participó en manifestaciones,

hizo pósteres y pancartas y manifiestos

a favor de la defensa del territorio.

No se acomodó en su estatus de pintor de corte,

ni de pintor rico y famoso.

Tiene su compromiso estético en su taller

y cívico cuando se compromete

en defensa del territorio

y en contra de la masificación de Mallorca.

(Música)

Hemos visto en nuestra infancia, en los años 60,

gente que iba con un carro y un mulo

a lugares a pasar las vacaciones al lado del mar

donde no había llegado la luz,

que se duchaban con una alcachofa y un cubo de agua.

Era una isla preciosa.

Con unos paisajes preciosos.

Y todavía una infraestructura relativamente poco desarrollada.

De hecho las carreteras eran pequeñas, estrechas

para llegar a los distintos lugares de la isla

y por supuesto, que tenía un encanto especial.

Las columnas forman una innumerable

y variada gama de arbitrarios estilos.

Muchas, parecen desarrolladas como un organismo vivo

en diversos anillos de crecimiento.

Lo mismo que las palmeras.

(Música)

Tú estás viviendo en un paraíso en el que eres más o menos pobre.

Pero vives en un paraíso.

Lo cual es un lujo incalculable

y difícil de medir y valorar.

Mallorca también era una isla muy pobre.

Es decir, aquí se vivía de un poco de agricultura.

La industria de la piel con los zapatos

evidentemente había ido bastante hacia atrás.

En el interior de Mallorca, al pie de la Sierra de Tramontana,

se encuentra Inca,

floreciente ciudad de las Islas Baleares

con una larga tradición en la industria del calzado.

Fíjate que aquí en esta isla

al hermano más torpe de la familia le daban la costa.

Y al más listo le daban las piedras para labrar.

¿Y qué pasó? Que cuando estaba el turismo,

el más listo estaba ahí labrando de sol a sol

mientras el menos listo, vendía los terrenos y se hacía millonario.

La revolución social tecnológica ya es la unificación del ocio.

Se concreta en el turismo y en el desarrollo que facilita.

Esto ha sido el inicio para mucha creación de trabajo.

"La isla es florida y llena de encanto por todas partes",

dijo de ella Rubén Darío.

Los alemanes que querían prosperar

en su línea de negocio

y por supuesto que los hoteleros mallorquines

querían lo mismo.

Y la tez adquiere el matiz bronceado junto a la taza de te

y la esponjosa ensaimada.

(Música)

Aquí han contribuido mucho los "forasters"

que vinieron aquí a trabajar, a hacer las carreteras,

a construir hoteles.

Haber vivido ese tránsito a la modernidad,

ha sido posible gracias al turismo.

También gracias al esfuerzo, la inteligencia,

la suerte, la intuición de los pioneros,

los trabajadores que se han dejado la piel en esta historia.

No olvidando tampoco el tema del clima

y lo bien económicamente que resultaba para un extranjero

venir aquí y salir fuera,

tomarse un par de docenas de gambas a la plancha y un buen vinito.

(Música)

Robert Graves fue un personaje

con un enorme peso en la cultura europea,

española también.

Y en Mallorca ejerció un peso, era como un tótem.

Escribió 150 libros y convirtió la literatura en una terapia

después de someterse a una cura psicoanalítica.

Vino al Mediterráneo como Byron,

a buscar las fuentes de la mitología y de la cultura antigua.

Apenas hablaba catalán ni español,

pero era un tótem muy respetado

y fue una especie de destinatario de migraciones culturales,

es un imán que atrajo y colocó Deyá en el mundo.

Vine aquí en el año 29.

700 años después de conquistarla el emperador Jaime.

Me gustó.

Y me quedé a vivir entre los bellos árboles milenarios.

Deyá, que puede ser caricaturizado como un pueblo belén.

Pero a través de Robert Graves,

tuvo a Richard Brason, a Kevin Ayers, a Mike Oldfield.

Es decir, músicos

y empresarios industriales y culturales,

pero también a Julio Cortázar, a García Márquez,

Vargas Llosa, Chester Himes.

El viejo Graves tenía una especie de teatrillo escavado en roca,

en donde se representaban fundamentalmente sus poemas

que eran maravillosos, claro.

Era un tipo estupendo.

Él era muy callado, muy simpático al mismo tiempo.

Él ayudó a la protección

de Deyá, de la Sierra de Tramontana, de que hubiera luz eléctrica,

de que nos hicieran demasiado desastre

y ahí está su casa museo y sus escritos.

De ahí hay una frase

que es la que le dijo John Torstein a Robert Graves,

él pensaba trasladarse a vivir a Mallorca,

¿que qué opinaba John Torstein.

Y John Torstein le contestó la famosa frase:

"Hazlo si eres capaz de soportar el paraíso".

(Música)

Esto es Deyá, un pueblecito de Mallorca

como a 40 kilómetros de Palma.

Un pueblecito donde cantidad de británicos

tienen instalada su vida.

Entre ellos está Kevin Ayers.

Kevin, tú viniste a Mallorca por primera vez hace 17 años.

Casi, sí.

-¿Por qué viniste? -No sé si más.

-Más. -No recuerdo.

¿Por qué viniste y en qué plan viniste?

No sé, vine aquí... Ah, sí.

Hay una razón, porque tengo un amigo aquí.

Se llama Robert Wyatt.

-Y empezasteis aquí a trabajar. -Sí.

-¿Con mucho dinero o con poco? -Sin nada.

-Sin un duro. -Sin un duro.

(CANTA EN INGLÉS)

En nuestro siglo, los mismos caracteres

de apaciguado retroceso,

atrajeron a una numerosa colonia de artistas

de todas las nacionalidades.

Bohemios, ricos sin ideas e inasimilables.

Hubo un momento que los que trabajábamos en verano,

a causa del ritmo que imprimía este verano,

tuvimos que ser paparazis.

Yo he sido toda mi vida plumilla.

Pero no me queda más remedio que comprarme una máquina de fotos

para hacer fotos,

porque no siempre donde yo estaba, estaba el fotógrafo.

(Música)

El salto en el periodismo social y contemporáneo

en Mallorca y en España fue la llegada de Lady Di

en los 80 a Mallorca con el entonces príncipe Carlos,

que era su esposo.

Invitados por el rey.

Lady Di fue para mí

el personaje más mediático que ha pasado por Mallorca.

Y sabemos que la visita,

levantó una gran expectación en el Reino Unido.

Dos o tres días antes de que viniera Lady Di,

ya había periodistas ingleses en Mallorca.

Y en aquellos momentos, parece ser

que la cosa matrimonial estaba entre Pinto y Valdemoro.

O sea, que había dos alicientes.

Aquí tenemos a Lady Di y a Charles,

y a ver qué pasa con Lady Di y Charles.

Yo recuerdo que no coincidían.

Solamente en el barco, pero daba la sensación

que iban a su bola.

Ella se cogía a los niños, se iba a la playa.

Y él cogía un caballete y se iba a pintar.

Y en días posteriores habrá

excursiones marítimas acostumbradas a bordo del Fortuna

especialmente con destino a Cabrera,

lugar del que gusta Lady Di.

Qué cosa más absurda venirte aquí con tu mujer, con tus hijos,

y él irse a pintar y ella irse por ahí.

Entonces había este doble seguimiento.

Mañana las familias reales tendrán

un primer y prácticamente único contacto

con la prensa española y británica destacada en la isla.

En la primera foto oficial que se hizo,

a lo mejor seríamos 200.

Los ingleses casi todos llevaban escalera.

Yo decía: "¿Para qué la querrán?

Querían una escalera para ponerse

a una altura superior a la nuestra.

La avalancha, el método y estilo

de los paparazis ingleses y el mercado que se generó

fue rápidamente emulado o imitado

por periodistas locales españoles.

Lo que aprendimos mucho fue de los periodistas ingleses.

Ellos utilizaban los escáneres.

A través del escáner ellos oían

las conversaciones entre los escoltas

de la familia real inglesa.

Y al día siguiente, los que no tenemos escáner,

alucinamos viendo el superreportaje que les habían hecho en Cabrera

basándose, tirándose del barco, soleándose y tal.

Quien más quien menos se compró un escáner.

Con el final de agosto, las vacaciones llegan a su término.

Pero la gente de aquí sabe que se trata solo de un hasta luego.

Con orgullo no disimulado, recuerdan las palabras de don juan Carlos

cuando hace 15 años aceptaba Marivent como residencia estival.

(Música)

En el colegio siempre nos decían:

"En España los primeros pobladores eran los iberos y los celtas".

Mentira porque en Mallorca no había ni íberos ni celtas.

Estaba la cultura talayótica,

que resistió digamos como la única cultura

en la isla hasta la conquista romana.

Lo que sí era importante era el talayot.

Que a mi modo de ver es

una estructura arquitectónica muy interesante,

porque yo entiendo que es una torre de defensa sin más.

Es decir, los talayóticos eran listos en tirar piedras con onda.

Manejaban la onda,

que además eran contratados tanto por los romanos

como por los cartagineses.

Para mí era de alguna manera una metáfora

del carácter mallorquín.

En el sentido de que es una torre de una solidez extraordinaria.

Pequeño tamaño relativamente,

pero si calculas los habitantes que había en un poblado,

cabían todos en la torre en caso de tener

que meterse para defenderse.

(Música)

Hasta mediados del siglo XX,

muy poca gente había salido de Mallorca.

Es decir, que el mundo parecía que era la isla.

Incluso recuerdo un payés, preguntó una vez:

"¿Qué es más grande Mallorca o fuera de Mallorca?"

Mallorca es un centro.

Es el centro del mundo.

Hay una broma que dice,

te voy a decir que es una broma, pero yo la he oído

con cierta seriedad a un amigo:

"El mundo se divide en Mallorca,

fuera de Mallorca y tierra de moros, punto".

Mallorca es una tierra

donde los nativos de ocho apellidos son pocos.

Como buena gente isleña, es desconfiada.

Luego hay tres grupos externos, que son:

los "estranyes", que son los extranjeros,

los "forasters" que son los españoles no catalanes,

y luego los catalanes.

"Forasters" es una denominación antigua, arcaica

que quiere decir: "el de fuera".

Cualquiera que no haya nacido o haya adoptado

como residencia esta isla, es un "foraster",

pero en el sentido no peyorativo, sino descriptivo.

Que a mí me venga un tío de 40 años y me llame "foraster",

cuando yo me he pasado toda la vida aquí.

Mis padres enterrados aquí.

Todos mis hijos han nacido aquí.

Mis nietos han nacido aquí.

E incluso personas que son amigas nuestras,

que están casadas con mallorquines, son forasteros hasta la muerte.

Estaba un mallorquín en un restaurante en Madrid

y el camarero se le acercó: "¿Qué va a tomar el señor?"

Y él contestó:

"De primero unas sopas y de segundo un 'frit'"

Entonces el camarero dijo:

"Perdón, ¿el señor es forastero?"

Y el mallorquín contestó:

"¿Forastero? Yo soy bien mallorquín, usted es el forastero".

# De día viviré pensando # en tu sonrisa.

# De noche las estrellas # me acompañarán.

# Serás como una luz # que alumbre mi camino.

# Me voy pero te juro # que mañana volveré.

# Al partir, un beso y una flor.

# Un te quiero, # una caricia y un adiós.

# Es ligero equipaje,

# para tan largo viaje.

# Las penas pesan en el corazón.

# Más allá del mar habrá un lugar

# donde el sol # cada mañana brille más.

# Forjarán mi destino... #

El turismo masivo lo que trajo de bueno es dinero.

El resto de cosas que trajo el turismo, por desgracia,

no fueron tan buenas.

Trajo un poquito esa libertad.

"Vamos a divertirnos, hay chicas guapas".

No olvidemos el "latin lover"

que evidentemente, también hizo lo suyo.

(GRITAN)

(Música)

Solamente tenemos que mirar

ahora la cantidad de matrimonios mixtos que hay

con mallorquines y alemanes, o ingleses también.

El turismo permitió la llegada

de millones de personas al aeropuerto de Palma,

progresivamente cuatro, cinco, siete.

E internacionalizar una sociedad que era aún rural

o posindustrial mínimamente.

Las urbanizaciones como esta se multiplican.

Calas de Mallorca, en Granadas de almendros y olivos.

Instaladas en el corazón del mar, las calas

seducen al corazón más rebelde con el prestigio de su placidez.

su belleza clásica, su suavidad y su dulzura.

(Música)

La intromisión de pronto de un cambio de escala brutal

como fue multiplicar por cuatro, por cinco, por diez

el número de habitantes en un momento dado de la isla,

tuvo un impacto tremendo,

no solo desde el punto de vista del paisaje

del campo y las ciudades, sino también de las personas.

Hay zonas de la isla en donde el turismo es lo más bajo,

lo más sucio, lo más borracho, lo más hortera.

Y ahí, los mallorquines que lo acogen,

van directamente a ganar dinero.

Aquí lo que hay es una cantidad...

La palabra es un poco fuerte, pero casi yo diría buitres.

Están dando vueltas continuamente por si uno vende.

Y a ver si pillan un alemán que le interese

y ganarse una buena cantidad de dinero de una forma fácil.

El turismo facilitó que en dos generaciones,

pasásemos de la Edad Media al siglo XXI.

Que pequeños hoteleros locales,

en dos generaciones y en menos,

se convirtieran en propietarios multinacionales

de cadenas hoteleras del turismo extendidas en todo el mundo.

Yo creo que la isla ha comprendido

que el fenómeno del turismo es un fenómeno inevitable

y es un fenómeno que enriquece los bolsillos.

Las primeras agencias de viaje,

en colaboración con el fomento del turismo,

organizan excursiones en autocar a diversos puntos de la isla.

Diariamente Valldemosa, Deyá, Sóller, 11 pesetas.

Lunes y miércoles, Cuevas del Drach; con concierto y gran iluminación,

y cuevas dels Hams, 11 pesetas.

Ese gran esplendor que el turismo y el desarrollo inmobiliario llevó,

convirtió la agricultura en un paisaje.

En el tránsito entre el turismo de masas

hasta el siglo XX,

el campo perdió su potencial y la tierra fue

el valor que tuvo de su uso inmobiliario

para construir urbanizaciones, segundas residencias,

chalets y hoteles al lado del mar.

¿Qué le parece a usted lo que le han hecho alrededor?

-Que se lo han llenado todo. -Ah, sí.

-El asesinato del paisaje. -(RÍE)

Vienen a solamente los intereses particulares del señor tal:

"Si invierto aquí tantos millones, se va a amortizar".

-Le han rodeado. -Me han rodeado de cosas infectas.

Asesinando el paisaje y mirando simplemente los intereses personales

de los señores "X".

# ¡Ah, ah, ah!

Éramos una isla dentro de una isla.

Porque nosotros vivíamos en un gueto.

Y rara vez salíamos del barrio.

El mundo que había fuera del barrio no nos interesaba

salvo para cometer algún delito.

# Que lo haces con todos.

Y llegué más o menos en el año 70.

Era un barrio obrero, humilde, como muchos otros.

Había una cierta prostitución.

Era una prostitución de la época.

Señoras que en aquel momento se les llamaba señoras de la vida.

Señoras de la calle.

Nosotros cuando íbamos a las playas,

cuando íbamos a pescar pulpos o lo que fuese,

no éramos muy conscientes, por lo menos yo, de lo del turismo.

Quizá en el tema mujeres, sí,

porque evidentemente eran diferentes, rubias, no sé.

Pero no teníamos contacto.

# Yo lo siento por ti.

# Sufro por ti.

En general, la gente que vivía en ese barrio

trabajaba en la construcción o trabajaba en otro tipo de cosas.

Pero no recuerdo que nadie trabajara en la hostelería,

o por lo menos en mi casa no fue así.

Me hizo entender los dos estratos diferenciados

que había en Mallorca y en todas partes,

pero creo que aquí más.

La gente con mucho dinero y con nada de dinero.

Se ponía la música de aquella época,

evidentemente la que llegaba de la península, Madrid o Barcelona.

Loquillo, Radio Futura, etc.

Y había aquí algunos grupos como Peor Imposible,

del cual surgió Rosi de Palma, la actriz.

Catalizaron un poco este pequeño movimiento

de ciudad pequeña, de provincia.

# Por eso siempre serás tú, # el mono, tú.

# El coco y tú, # las lentillas, tú.

# Nadie más que tú, # el mono y tú.

# El ascensor y tú, # las lentillas, tú.

# Nadie más que tú. #

A finales de los 70 y principios de los 80,

hay una entrada de una droga mucho más potente

que las de entonces, la heroína, el caballo.

Y eso ha empezado a afectar a muchísimas familias,

jóvenes de los que vivimos allí.

Hay que entender que fuimos la primera generación

que no habíamos visto yonquis.

De manera que no éramos conscientes de las consecuencias

que tenía reales y muy rápidas la heroína.

Hay biografías y sagas importantes de Mallorca laceradas

por la muerte víctima del abuso de la droga.

Y el sida.

Yo perdí a casi todos mis amigos.

Tuve una hermana que también estuvo enganchada.

Por suerte ya salió.

Pero la mayor parte de mis amigos,

yo diría que un 90 % de ellos, no llegaron a cumplir 30 años.

Palma, tuvo un espíritu burlón y festivo en sus barrios.

Su enorme crecimiento la ha hecho más ceñuda e insolidaria.

Recuerdo que fue una época de contraste,

porque pasé de estar viviendo en el barrio chino

en unas condiciones digamos de clase baja, de pobreza,

a de pronto, por una serie de circunstancias que se dieron,

relacionarme con gente de mucho dinero.

Recuerdo haber asistido a fiestas, y era como muy extraño para mí,

no estaba educado para eso.

Entonces supongo que más de una vez metí la pata

porque yo llegaba allí como un exdelincuente

y de pronto me encontraba con unas fiestas fastuosas

en casas maravillosas en la sierra, por ejemplo.

Y para mí fue un "shock".

# Palma, Palma, Palma de Mallorca.

El nacimiento del turismo es

cuando la República Federal Alemana decreta el pago a las vacaciones

y en otras partes de Europa, nacen los "touroperadores".

Los "touroperadores" son los que trasladan

a los turistas al lugar de destino.

Necesitan tener una oferta hotelera suficiente,

financian la construcción de hoteles

y hacen contratos de alquiler o de uso de hoteles.

Ese flujo del mercado alemán se ha mantenido desde los años 60

hasta la segunda década del siglo XXI.

Los jubilados tenían

unos ingresos superiores a los españoles.

Se mantenían unos precios bajísimos donde el hotelero no ganaba

pero sí mantenía el hotel abierto dando así trabajo a sus empleados.

Repetían en este hotel.

Ya conocían su "barman", su camarero,

incluso muchos dejaban su maleta aquí de un año para otro.

Solo dos horas y cuarto de vuelo separan

Berlín, Frankfurt o Hamburgo de Mallorca.

Un paraíso cercano para más de tres millones de alemanes

que desembarcarán este año en el aeropuerto de Palma.

En el terreno de la arquitectura, que es el que más conozco yo,

empieza a aparecer una arquitectura llamada mallorquina,

llena de balaustres, arcos, tejadillos,

que no tenía absolutamente nada que ver

con la arquitectura mallorquina de verdad tradicional.

A finales de los 80 y principios de los 90,

los alemanes hicieron una gran inversión inmobiliaria

comprando casas y propiedades en Mallorca

y grandes extensiones de fincas.

El 80 % de los clientes de "Kühn & Partner",

la inmobiliaria más importante de Mallorca, son alemanes.

El marco alemán frente a la peseta, ofrecía francamente una compra

de viviendas o de terrenos a unos precios muy asequibles.

Cuando vine a Mallorca hace 30 años,

era una amistad total.

Hoy no hay amistad, porque yo veo

muchos pensamientos, temas nacionalistas.

Son propietarios del 20 % del territorio mallorquín.

Datos de un estudio

de la Universidad de las Islas Baleares

sobre los que ya hay quien habla de germanización de Mallorca.

Cada vez que se habla de los alemanes

hablan mal, hablan de la venta de la isla,

de la germanización de la isla y todo esto.

# Palma, Palma, Palma de Mallorca.

# Palma... #

(CANTA EN ALEMÁN)

Un funcionario de Hacienda

que se dedicó a analizar un poco las características

del mallorquín y también de los alemanes,

ha creado aquí un teatro.

Tiene su personaje .que se llama Klaus Kartoffel

Cuando vamos ahí a ese café

nos tronchamos de risa todos y todos cobramos;

los alemanes, los mallorquines, los políticos.

Todos cobramos.

Pero lo hace divinamente y acierta muy bien en su análisis.

Hay algunas cosas de Mallorca que no comprendo.

El sistema para pagar.

Por ejemplo, en Alemania a la hora de pagar,

cada uno dice: "Zahlen, bitte".

Yo diría: "La cuenta, por favor".

Cada uno paga exactamente qué ha bebido.

Nadie pagará nunca nada a nadie en Alemania.

Por eso tienen dinero.

(Risas)

Los alemanes ya estaban enamorados de Mallorca.

(Música)

Ellos son muy respetuosos con la isla.

Tú ves lugares que han comprado, casas que han comprado,

que han restaurado con cuidado.

Por la historia, por el equilibrio, por la belleza.

Tienes que decir forzosamente: "Esta gente es estupenda".

Son cultos los que conozco,

el que no ha hecho un esfuerzo por aprender castellano,

ellos conversan en eso, con un acento espantoso

de una forma muy cordial y muy próxima.

Los ingleses eran mucho más discretos en la propiedad.

Y más excesivos en la expresión lúdica

del turismo de ida y vuelta.

Por ejemplo, el Arenal de Palma es turismo alemán.

El turismo inglés está, por ejemplo, en Magaluf.

En grandes concentraciones,

a unos les interesa estar en las discotecas, en los "pub",

y otros tienen más tendencia a la exhibición playera.

En el avión que llega a Mallorca,

nos encontramos con un rostro conocido del cine,

el actor Douglas Fairbanks que viene a pasar

sus vacaciones en la isla.

Llegan a Palma los príncipes de Mónaco.

Como es sabido, desde su viaje de boda,

realizan frecuentes visitas a la isla.

Actúan de anfitriones,

y he aquí algunos de sus invitados, entre los cuales se encuentra

la Maharani de Baroda y su hijo el príncipe,

Onassis y María Callas.

Entre las personalidades conocidas que allí veranean figura Chaplin,

al que aquí vemos en compañía de su esposa Oona O'Neill

hija del famoso dramaturgo.

Huéspedes egregios de la isla

son los príncipes de Lieja Alberto y Paola,

que aquí pasan su luna de miel.

Esta es Miss Naciones Unidas, Susan Holmquist,

de Dinamarca, 18 años, 54 kilos y 1,75 de estatura.

Y estas son Miss Inglaterra y Miss Alemania.

Michael Douglas, que se enamoró

de una chica de Deyá que se llama Diandra,

compró "s'Estaca" que era la casa de la amante

de su personaje simbólico

en defensa de sierra de Tramontana porque compró

en el siglo XIX, principios del XX fincas y posesiones.

Michael Douglas fue un personaje que al principio

entró mal, bueno, le entramos mal.

Y al final todo el mundo le aprecia,

todo el mundo le admira y todo el mundo le quiere.

Claro, este hombre venía con la mentalidad norteamericana.

De la noche a la mañana se encuentra toda la casa rodeada de periodistas

que le intentábamos hacer fotos como sea.

Y él se niega.

Y yo le dije que diera ciertas facilidades,

no que hiciera un posado, pero que dijera:

"Hoy voy por aquí, me hacéis cuatro fotos y me dejáis en paz".

Y así lo hicimos.

Es un hombre que se ha paseado por pueblos a comer pan con tomate,

pan con sobrasada, hace vino.

Un día le digo: "Y estos asnos que tienes, ¿para qué son?"

Dice: "Esto son herbicidas, me han dicho que es bueno

que en las fincas tengas asnos que coman las malas hierbas".

Un robado pactado es aquel robado

que el personaje te dice claramente:

"Haces como si me pillas, vamos a pasar por ahí".

Entonces da la sensación de que te han robado las fotos.

Pero sacan fotos preciosas.

Por decirlo de alguna manera, somos cazadores.

Somos un poquitín como los "sniper", como los tiradores.

Uno marca la distancia, le da la temperatura,

le dice: "¿Te puedes mover un centímetro a la derecha?"

Y dispara.

Yo recuerdo que se inauguró Puerto Portals.

Se hizo una fiesta.

Un nuevo puerto, un puerto muy bonito, un puerto muy elegante.

Pensábamos que íbamos a pillar en él a Mario Conde

porque se decía, que un bar, El capricho, era suyo.

Y cuando estábamos con el jabugo, las copas y el champán,

alguien dijo: "Ojo, que llega el Fortuna".

Y dejamos a Mario Conde y a toda su gente

ahí plantados y nos fuimos a por el Fortuna.

Entró el Fortuna en el puerto, ancló, vimos a la familia real.

Foto va, foto viene.

Al día siguiente, todos los periódicos,

todas las televisiones lo dieron.

Y esto tuvo una repercusión mundial, y a partir de entonces,

Puerto Portals fue un puerto famoso a nivel mundial.

Hasta el extremo de que el rey Juan Carlos...

Puso algún freno:

"Un momento, que no puedo ni ir al baño",

creo que dijo una vez.

Siempre decimos que los paparazis, los que hacemos veranos,

somos un poquitín como los perros.

Los perros van olisqueando

en los cubos de la basura por si pillan cacho.

Nosotros vamos olisqueando en los puertos, las residencias,

en las zonas residenciales.

(Música)

Y el mallorquín yo creo que por un lado es muy brusco,

como las montañas,

por otro lado puede ser muy tranquilo como el Pla.

Muy "bueno, ya lo iremos haciendo esto."

Aquí tenemos muchas frases para cuando tienes que quedar:

"Sí, bueno, ya nos veremos".

Eso puede significar que sí o que no.

Aquí las palabras casi nunca se interpretan

con el significado denotado que el diccionario nos da.

Hay otras interpretaciones.

Y hay que fijarse mucho en las entonaciones,

en la mirada, en los gestos.

Yo me propuse integrarme.

Y así acabé casándome con un mallorquín.

Pero si el español tiene su grado de hándicap,

el mallorquín mucho más.

El mallorquín es un idioma que apenas abre los labios

y eso para los extranjeros no es tan fácil de aprender.

Las personas aquí de alguna manera

están muy dispuestas a recoger información.

Pero no están tan dispuestas a darlas.

La persiana mallorquina es un filtro.

El filtro consiste en que deja entrar información,

porque tú ves desde dentro de la casa,

pero no deja salir información, a ti no te ve nadie desde fuera.

Yo recuerdo precisamente en la década de los 80,

hacer giras por Alemania

con "touroperadores" para hacer presentaciones

y también llevar grupos folclóricos

para que sepan algo de nuestra cultura.

Curiosamente, a los alemanes

les gusta más que a los españoles su propia cultura.

Siempre ha sido así.

Aquí hemos vivido gracias a Miró, a Robert Graves,

a la eclosión de Barceló, una circunstancia de privilegio

en el corazón del Mediterráneo, en el corazón de Europa.

Yo vine a Mallorca hace ya 18 años a pasar una semana.

Pero no dije qué semana iba a ser.

Y aquí sigo.

En Mallorca encontré la paz suficiente para trabajar.

(Música)

Recuerdo viajar con mallorquines

a Alemania que no habían salido nunca de Mallorca.

No habían volado.

Cuando estábamos en el avión,

sacaban su paquete de galletas de Inca y sobrasada

y decían: "Es que no sabíamos qué nos iban a dar".

(Continúa la música)

Me gusta mucho el mar, diría el mar, un lugar muy concreto,

pero si lo digo ya no podré ir.

No, es una cala muy pequeña que está al lado de mi pueblo.

El último guion que estoy escribiendo

va de escritores norteamericanos.

Uno de ellos vive aquí.

Y hay un pequeño nexo de unión con Robert Graves.

Pero no sé cuál me gustaría escribir.

Alguno que vendiera

cientos de miles de ejemplares, se hicieran películas,

me hiciera rico y pudiera comprarme una casa en la sierra.

Y ser como los alemanes que tienen dinero y pueden permitirse eso.

He tenido suerte de recorrer mundo, pero cada vez que llego a Mallorca

digo: "Llegué a casa".

Y no hay nada como el día que tú te despiertas

y miras por la ventana a ver qué día hace,

y de repente está la luz azul, esplendorosa.

Y de repente, se cuela un rayo de sol que nace,

y lo tiñe de naranja.

Yo no creo que haya...

Un profusión, una paleta de colores de tanta belleza como aquí.

Este ovni que sobrevuela

el refugio de Salvador Dalí, en Portlligat,

es una prueba de que su fama es cósmica y sideral.

Es evidente que existen otros mundos.

Eso, seguro.

Pero como he dicho muchas veces,

esos otros mundos están en el nuestro.

Él soñaba con ser una especie de divinidad,

de ser un Dios, de ser inmortal.

Y a él le daba pánico la muerte.

Saber ser un personaje.

Prepararse para ser importante.

Me parece que Dalí era como un niño perdido.

Había perdido su alma.

Pero en siete años, que me parece que debían ser

como siete siglos para él.

Los últimos años fueron muy dramáticos y muy tristes.

Pero el tío aguantó el tipo.

(Música)

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Mallorca: la joya de la corona

Ochéntame otra vez - Mallorca: la joya de la corona

04 oct 2018

Con la llegada de la familia real al palacio de Marivent en verano, la isla se convirtió en un epicentro mundial. Situó a Mallorca en el mapa.

ver más sobre "Ochéntame otra vez - Mallorca: la joya de la corona" ver menos sobre "Ochéntame otra vez - Mallorca: la joya de la corona"
Clips

Los últimos 194 programas de Ochéntame otra vez

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

Añadir comentario ↓

  1. Luis Berni

    Si no se puede estar in situ, no viene nada mal conocer otros lugares del mundo por la pantalla chica. Una isla que creció recibiendo turistas de muchos lugares y de gente que allí encontró su lugar en el mundo. Y es conocido también el dato que los alemanes, a la hora del verano, eligen España como destino de sus vacaciones, así como muchos eligieron dicho lugar para vivir. Muy buena investigación. Gracias y hasta la próxima.

    08 oct 2018