Ochéntame otra vez La 1

Ochéntame otra vez

Jueves a las 00:00 horas

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5191939
No recomendado para menores de 7 años Ochéntame otra vez - Que canten los niños - ver ahora
Transcripción completa

Y no, éramos niños, niños.

Bueno, yo estaba enamorada del de Parchís; me encantaba.

# A las tres.

# A la una, a las dos.

Cuando subía un escenario, era maravilloso.

# Vamos a cantar muchas canciones.

Aunque se estuvieran divirtiendo,

es posible que a muchos les hiciera daño.

# Tienes # que dar palmas con nosotros.

Mucha gente se quiso enriquecer a costa de estos intérpretes.

# Nos podremos divertir.

Estafar a un niño, no.

# Canta, canta con nosotros.

# Canta.

# Canta, con una sonrisa, canta.

# Canta.

Y vamos muy rápidamente a presentarles a un hombre

que hoy no tiene ni siquiera apellido, diría yo.

Por lo menos artísticamente.

Se llama Enrique, así por las buenas.

Pero es un bonito intento.

Por lo menos eso tratamos de que sea, bonito intento

de que hoy, este que, digámoslo así,

no es nadie en el mundo del espectáculo,

lo sea todo ojalá que después de esta actuación.

El "boom" surge precisamente una noche de septiembre

del año 1977 con Enrique y Ana.

# Mi corazón comenzó a sonreír.

# Al encontrar # con quien compartir su despertar.

Enrique iba a presentar su sencillo de presentación

en el programa "Esta noche fiesta" de José María Íñigo,

y para hacer más vistosa la actuación,

se buscó a una niña que bailase con él

la clave de su sencillo, el tema "Esto es amor".

# Mi oscuridad # en el calor de sus ojos

# y en su claridad.

Y se hizo un casting y una actriz

que trabajaba en Radio Nacional de España escuchó la propuesta

y presentó a su hija, una niña que iba a cumplir los ocho años,

que se llamaba Ana Anguita.

Enrique y Ana debutaron esa noche de fiesta

y aquello causó un "boom" que la propia compañía no esperaba.

Y el resto de discográficas acabaron lanzando

a nuevos niños cantantes para tratar de competir con ellos.

Yo luego quise ser presentadora a raíz

de verlos a ellos en la tele.

Realmente me causaron tanta magia,

que dije: "¿Qué es esto?".

Había un público muy importante que era la infancia, los niños,

y que no había nada para ellos.

¿Cómo están ustedes?

Los precursores yo creo que fueron los payasos de la tele.

# -Hola, don Pepito. # -Hola, don José.

Vieron que los niños tarareaban las canciones,

y aquello era un filón.

# -A su abuela yo la vi.

# -Adiós, don Pepito. # -Adiós, don José.

La compañías de discos pensaron:

"Esto, si cogemos a niños pequeños, va a ser un bombazo".

# Te quiero mucho más # de lo que tú te crees.

# En la vieja factoría, ia, ia, o.

# Si guardas silencio, te escucho.

# Si cierras los ojos, me ves.

# Parchís, chis, chis. # Parchís, chis, chis.

Se trataba de buscar a niños que tuvieran muy buena imagen.

La mayoría de estos intérpretes procedían

del mundo de la publicidad.

Debían cantar bien, pero no siempre era indispensable.

# Ay, qué idea más sana

# que tú cantes con Diana.

# Eran uno, dos # y tres los famosos mosqueperros.

# El pequeño D'Artacán # siempre va con ellos.

# Bien, estás de enhorabuena.

# Hay aire en Buenos aires,

# por eso yo me marcho de excursión.

# Spiderman, el hombre araña.

# Spiderman, que teje la red.

Supongo que todos son necesidades del mercado.

Y bueno, era el momento propicio para que surgieran

este tipo de grupos, este tipo de música.

A los niños entonces les gustaba que los niños les cantasen.

Y bueno, a la vista está el éxito que tuvimos todos.

# Capitán, capitán, # capitán de madera.

Yo considero al grupo La pandilla, que surgió en el año 1970,

como el precedente de estos grupos infantiles.

Diría que La pandilla, con ese célebre "Capitán de madera",

de Juan Pardo, fue el primer grupo

que traspasó nuestra frontera y tuvieron mucho éxito.

# Capitán sin bandera

# por la noche al regresar.

Marta Minguella es una pedagoga y profesora de música

que tenía un estudio de música en Barcelona.

Entonces, allá es donde se formó el grupo Nins.

Todos los niños íbamos a estudiar allá.

Por ejemplo, yo estudiaba solfeo y piano en el estudio de Marta,

un buen día me dijo:

"Oye, mira, que me gustaría hacerte una prueba para entrar en los Nins".

Me hicieron la prueba y entré en el grupo.

Nuestro debut en televisión fue una cosa bastante sorprendente.

(CANTA EN INGLÉS)

En aquella época había un señor que se llamaba "el conseguidor".

"El conseguidor" era un actor, que era Julio Riscal.

Los niños escribían cartas al "conseguidor"

para pedir alguna cosa.

Un día pidieron que fuera un grupo infantil a cantar.

Entonces, fuimos nosotros.

Voy a presentar un grupo de niños muy bonito,

maravilloso, que canta y además baila.

Ante vosotros, el grupo Nins.

La formación estaba formada por Manuel y Agustín,

que eran los mayores, y luego cuatro niñas,

que por casualidad yo era la única morena,

que siempre preguntan si es por alguna cosa especial,

que había solo una morena, y no; fue una cosa al azar.

La canción de "Grease" fue muy graciosa,

porque no sabíamos inglés;

la letra nos la escribieron tal como se pronunciaba.

Y es verdad, la verdad es que no se entiende nada.

# Fui a ver a un brujo, # le conté de tu amor.

# Le dije al brujo # cuál era mi dolor.

Nosotros empezamos a cantar desde cuatro o cinco añitos.

Siempre estábamos que si íbamos a la piscina,

con nuestro micro y nuestro radiocasete pequeñito.

Luego empezamos a cantar en casa también, en la terraza de casa.

Todos los vecinos nos miraban: "Estos chicos, qué bien cantan".

Otros decían: "Qué locos están".

# Le conté de tu amor.

# Le dije al brujo # cuál era mi dolor.

La primera prueba fue con Juan Pardo, nos dijeron:

"Tenéis que venir tal fecha a casa de Juan Pardo",

que era en ese momento una estrella muy importante.

Y nosotros no dábamos crédito.

# Bravo por la música,

# que nos hace mágicos.

Y nos presentamos ahí en su casa, nos hizo una prueba;

él al piano y nosotros cantando lo que él nos decía.

Y después, a esperar el veredicto.

Son dos chavalines que son así,

que tienen diez y once años respectivamente.

Y que van a contar "rock and roll". Son Botones.

¿Dónde están Botones? Aquí están.

El LP "Baby Rock", que se grabó en Londres,

eran jornadas maratonianas.

Es decir, para dos chavales de 10 y 11 añitos,

que entrábamos ahí al estudio

a lo mejor a las 10:00 de la mañana y salíamos a las 22:00 de la noche.

Os vamos a dejar en esta página con el dúo Botones.

El nombre de Botones pues fue un poquito

porque la discográfica decía:

"¿Qué se puede asemejar que sea un nombre divertido?".

Y como vieron que éramos dos niños pequeñitos,

para nuestra edad éramos muy bajitos.

Y lo seguimos siendo, de hecho.

# Nada de matracas.

# Nada de problemas.

Hoy hemos venido a la "Página infantil" de "Aplauso",

para haceros pasar un rato agradable.

Somos Parchís y lo pasamos bomba cantando y bailando.

# Nada de matracas.

Parchís surge en 1979.

En verano, la compañía de discos catalana Belter

pone un anuncio en prensa donde buscan a unos niños

para formar un grupo y este grupo era Parchís.

¿De quién fue la idea de juntaros, de hacer este grupo?

Bueno, pues la idea fue de la casa de discos.

Ellos querían formar este grupo, como ha dicho David,

y lo consiguieron.

# Son cinco jóvenes y su robot.

Se gestó simplemente para estar un año interpretando

"Las 25 canciones de los peques", que fue su primer trabajo.

# Las galaxias...

Pero fue tal el éxito,

que se prolongó su carrera a lo largo de varios años.

Fueron los que se llevaron la palma

y los que más veces saltaron el charco,

ya que Parchís llegó a tener más éxito en América Latina

que en España.

# Comando G, Comando G.

Parchís era el ejemplo a seguir de cómo hacer yo creo.

-Muy profesionales. -Coreografías buenas.

Con canciones muy buenas.

Belter quiso hacer un grupo muy colorido, muy pop.

Y para ello contaron

con la psicopedagoga musical Marta Minguella.

# Ahora dime qué eres tú.

Ella lo rechazó, pero no sin antes aportar el nombre.

# La amarilla queda atrás.

Ya que le dijeron:

"Mira, vamos a hacer un grupo

donde los niños van vestidos de colores".

Y dijo: "Ah, pues como el parchís".

Y Parchís se quedó.

# Parchís, chis, chis, # Parchís, chis, chis.

# Es el juego de colores # que cantamos para ti.

Si hubiera sido hija de un farmacéutico,

a lo mejor hubiera sido farmacéutica, no lo sé.

Posiblemente. Yo creo que sí.

Me he criado entre las bambalinas de los teatros,

en las sillas de rodaje.

Y desde muy pequeñita, he querido ser lo que he sido.

Me gustaba muchísimo ser actriz.

Debuté muy joven, con 14 años.

-Perdona. -¿Por qué?

Yo la quiero tal como es.

También ella estuvo en Rusia.

Y luego tuve la inmensa fortuna de formarme

como actriz en Televisión Española,

que ha sido mi verdadera escuela, en los Estudios 1, en las novelas.

-Sé decir una cosa en ruso. -¿De verdad?

Te reirás. Es lo que sabe todo el mundo.

-Di. -(HABLA EN RUSO)

Yo recuerdo aquella época de Televisión Española

con muchísimo amor.

# Napoleón, Napoleón.

# Napoleón, Napoleón.

# Eras bueno # y te volviste muy gruñón.

La verdad es que hubo muchos detractores, porque decían:

"¿Cómo vas a dejar de ser actriz

y te vas a dedicar a cantar para niños?".

Hubo mucha gente que no lo entendió.

Pero fue casual.

Entonces, yo pensé muy seriamente en hallar la solución.

Teresa Rabal ha sido la intérprete, la mujer,

que más disco para niños ha vendido en nuestro país.

Eduardo Rodrigo, mi marido, es el autor de todas estas canciones.

# Preparados, listos, ya.

# Palmitas con palmitas, # palmitas con palmitas.

# Dar una vuelta entera # y volvamos a empezar.

El éxito mío infantil no se me debe a mí solo,

sino que se debe a las canciones.

Yo siempre digo, y él repetía,

que es muy importante el cantante que lo canta,

y cómo lo interprete.

Un cantante con una mala canción no puede hacer nada.

# La vuelta entera # y volvamos a empezar.

Eduardo componía canciones para que los niños aprendieran,

pudieran pensar.

No solamente letras que pasaran sin pena ni gloria.

# Preparados, listos, ya.

A nosotros nos gusta emplear temas o juegos tradicionales de niño

con una gran participación del crío,

como también unos ejercicios así en plan un poco experimental

que van produciendo una serie de fantasías

y de psicologías nuevas dentro del comportamiento

de la criatura.

# De oca a oca, de oca a oca.

# Y tiro porque me toca.

Me propuso grabar un disco para mayores

con poemas de poetisas españolas o un disco para niños.

Y sin pensar, le dije: "Un disco para niños".

Fue lo primero que me salió.

Dije: "No, prepárame un disco para niños, es lo que me apetece".

Y fue cuando nació "Una cigarra llamada Teresa".

Después vino el disco "Veo, veo", que fue el bombazo de los bombazos.

# -Veo, veo. # -¿Qué ves?

# -Una cosita. # -¿Y qué cosita es?

Y se convirtió en lo más importante,

no tenía tiempo de dedicarme a otra cosa

más que a espectáculos infantiles que hacíamos.

Y a grabar discos, y a cantar y a hacer galas.

# No, no, no es así.

Estábamos ya en estudio, y habíamos grabado

prácticamente todas las canciones, faltaba una.

Llegamos a casa después de la grabación,

y me dijo Eduardo: "¿Qué escribo? ¿Se te ocurre alguna idea?".

Y le dije: "Hombre, pues mira, hay un juego

que yo jugaba desde pequeñita, que decía:

"Veo, veo, ¿qué ves? Una cosita".

Y fue, esa noche la hizo sin pensar

que esa canción iba a ser el éxito de mi vida.

¡Ombligo!

# Veo, veo.

# ¿Qué ves?

# Una cosita.

# ¿Y qué cosita es?

# Empieza con la "F".

No solamente es un éxito aquí, sino que se ha grabado

en muchos países en el extranjero.

O sea, que es una canción que se ha convertido en un clásico.

# -Veo, veo. # -¿Qué ves?

# -Una cosita. # -¿Y qué cosita es?

Del repertorio de Teresa Rabal, cantábamos nosotros el "Veo, veo".

Es una canción muy chula y que hoy en día

se la pones a un niño y le gusta.

Yo me llamo Eduardo y tengo 11 años.

Soy Eva, tengo 12 años.

Yo me llamo Jaime y tengo 11 años.

Yo Astrid y tengo 11 años.

Bien, pues les presento a ustedes al grupo Regaliz.

Regaliz nació a raíz del gran éxito de Parchís.

# Somos los proscritos, # somos una banda.

# Guillermo el travieso # es el capitán.

La casa de disco, que era la Belter,

buscaba niños para hacer otro grupo infantil,

porque el éxito de Parchís ya sobrepasaba fronteras.

# Que les van detrás.

O sea, crear como la competencia en su propia casa.

# Y siempre con Guillermo, # mil trastadas inventarán.

Cuando nos dijeron que íbamos a ir a "Aplauso", qué pasada.

# Y a su paso todo arrasarán.

El nombre de Regaliz fue la discográfica la que lo eligió.

# Vacilar...

Querían elegir el nombre de una golosina,

y habían elegido Regaliz.

Y a mí, personalmente, nunca me ha gustado el regaliz,

y pensé: "Uf".

Luis Miguel es todo un ídolo en México

donde vende millones de discos.

Ahora ha estado por estas tierras para darse a conocer.

Luis Miguel, ¿no te ves demasiado guapo?

Pues no.

Era tan guapo, tan atractivo.

-Pero eres guapo. -Gracias.

O sea, era para comértelo, vamos.

¿Ser cantante es lo que más te gusta?

Sí, bastante.

Eso es lo que he elegido, y desde muy pequeñito,

más pequeñito de lo que soy, siempre me ha gustado cantar.

# Éramos dos, dos enamorados.

# Y un amor...

Me acuerdo que coincidimos con él en México una vez en el mismo avión.

Lo vimos subir delante nuestra,

que entonces él cantaba la de "somos dos enamorados".

# Somos dos, dos enamorados.

Él era superfamoso. Bueno, era y es.

# Todo...

Las canciones de Luis Miguel no estaban muy indicadas

para el público infantil.

Pero aquí en España pudimos escuchar aquel popular "Decídete".

# Decídete, yo sé bien # que es la primera vez.

Bueno, yo empecé con Luis Miguel.

Lo conocí porque hicimos un casting,

y entonces me cogieron para hacer coros

cuando estaba el programa "Tocata".

# Decimos la verdad.

# Y estamos hartos de esperar.

Ahí fue donde a mí me cogieron para hacer la gira con Luis Miguel.

Toda la gira por Sudamérica.

Yo ahí todavía no era artista.

Y entonces, me acuerdo que cuando le dije a mi madre

que me habían cogido para la gira de Sudamérica,

me dijo que no, que ni hablar.

Que si estaba loca. Que no.

Debí estar un mes entero llorando.

Y entonces, a raíz de eso le dije:

"Que sepas que por no haberme dejado ir

ahora de corista a la gira de Luis Miguel,

ahora voy a ser yo artista".

Oye, dicho y hecho.

# En la ciudad...

Me hubiera gustado seguir siendo como él,

continuar una carrera artística como él en el tiempo...

No me considero una persona envidiosa,

pero sí un ejemplo a seguir.

# Súbete a mi moto.

# Ella guardará el secreto # de dos, de los dos.

Menudo, eran muy buenos Menudo.

# Nunca has conocido # un amor tan veloz.

Ellos eran mayores que nosotros, tenían muchísimas fans.

Y recuerdo que claro, la media de edad era mucho mayor

que en esta caso, la gente que iba a vernos a nosotros,

prácticamente niños.

Y entonces, a nosotros, las chicas que eran megafans,

se dirigían a nosotros ya prácticamente

como si fuéramos adultos.

Y nosotros no estábamos preparados para esos tinglados.

# Súbete a mi moto.

Eran tremendamente famosos, pero gente muy sencilla.

(CANTA EN INGLÉS)

Nikka Costa fue una niña

que interpretó canciones que no estaban destinadas

al público infantil.

Gracias a su padre, Don Costa,

versionó una canción que se había convertido en éxito

en todo el mundo de la mano de Irene Cara.

Nikka Costa, por ejemplo, cantaba como un ángel.

Una voz prodigiosa.

Como era una canción tan romántica,

madre mía lo que he bailado yo lento con esa canción.

Esa época de los primeros bailes agarrados,

que si se pegaba demasiado, o no se pegaba demasiado,

le ponías el codo para que se quitara.

# Cierto día que al mirar # por mi ventana...

En 1980, Marta Minguella,

con una canción que se llama "Baila claqué",

hicimos una prueba, enviamos la canción para ir a Eurovisión.

Pero dicen que quedó la segunda.

# Me cantaba su canción...

Hubiera sido una cosa chula ir a Eurovisión con aquella canción.

Y los vestidos, la verdad es que eran una marca nuestra,

de que iban con vestidos muy monos, con calcetines cortos,

con zapatitos.

Y bueno, la verdad es que los escogíamos nosotros.

# Tienes un amigo más, se llama...

Pusimos la voz a "Fútbol en acción: Naranjito".

# Que está intentando arreglar # las cosas del mundial.

# Redondo como un balón, # alegre chaparrito.

# Aventurero en acción, # estrella del fútbol.

# Que no te metan un gol.

A mí me encanta el fútbol. Me gustaba y me encanta.

Lo vivo mucho y lo disfruto.

Y si puedo, voy al campo.

Don Quijote, Sancho Panza.

# Sancho, Quijote.

# Quijote, Sancho.

Ha sido todo para nosotros,

porque "Quijote y Sancho" fue disco de oro.

Ha sido la canción con la que más éxito hemos tenido.

# Sancho el escudero, # bonachón y gordinflón.

# Pisa bien el suelo # que dirige su señor.

Yo siempre he ido muy con la personalidad de don Quijote;

muy soñador, muy independiente, muy creativo.

Y José siempre ha sido mi freno, de mano o de seguridad,

o de lo que sea.

Hemos sido muy complementarios en eso.

# Aquí jamás se ha acostado el sol.

# Y el tiempo da marcha atrás.

# Viviendo en...

Nos dicen: "Hay que ir a grabar a Londres". Nos vamos a Londres.

Pero bueno, fue salir del aeropuerto

y los dos niños pequeños: "Mira qué coche, mira qué limosina".

Y claro, cuando van y nos abren la puerta a nosotros,

parecíamos estrellas del "rock".

-Efectivamente, sí. -Fue increíble.

# Los trenes vuelan # como los pájaros.

Nos dimos la vuelta, miramos a mi madre,

miramos a Juan Pardo y le dijimos:

"Nos están abriendo la puerta de esta limosina y tal".

"Sí, es para nosotros".

Y claro, nosotros que salíamos de un barrio superhumilde,

nos abrían una limosina, decíamos:

"Espera, esto que me lo expliquen".

# Quédate aquí, serás feliz

# en Xanadú.

De hecho, ya luego incluso volver de las actuaciones al barrio,

eran contrastes muy fuertes.

Sobre todo, para asimilarlos con esa edad, ¿no, José?

Había que tener mucha cabeza para poder llevar eso a buen puerto.

Pero bueno, creo que no hemos ido mal.

-No hemos ido mal. -No.

Yo tenía 14 años y yo nunca había visto

un niño enfermo de cáncer.

O sea, es que creía que eso no existía.

Fuimos a un concierto benéfico en Santiago de Compostela,

y bueno, cuando fuimos a la planta de oncología,

fue horrible lo que vimos ahí.

Pues todos los niños enfermos, con unas ganas de vivir,

de ser felices, emocionados de vernos.

Y entonces, estaba Javier en una silla de ruedas

y para él éramos sus ídolos.

Y estaba tan contento de vernos, estuvimos un rato hablando con él.

Después del concierto, fuimos a saludar otra vez a Javier

y nos dijo que le había encantado, estaba muy contento,

que lo habíamos hecho muy feliz.

Cuando estaba a punto de morir,

su último deseo era vernos.

Y fuimos a verle.

Nada, a las pocas horas nos llamaron que había muerto, y...

Pero al menos, había muerto feliz de vernos.

# De mil colores.

Pero fue muy duro, muy duro.

Yo, la verdad que me impresionó mucho y lo pasé muy mal.

Nosotros no nos esperábamos vivir un episodio así,

pero bueno, nos tocó vivirlo y eso te enseña muchas cosas.

Y yo creo que todo es para bien.

A valorar lo que tienes que valorar en la vida.

Y a disfrutar la vida a tope.

Y eso lo aprendí muy joven.

¿Qué cantantes infantiles conocen los niños y jóvenes españoles?

Vamos a verlo.

Regaliz.

Botones, Parchís, Regaliz.

-Enrique y Ana. -Y Botones.

Parchís.

A mí Teresa Rabal, Enrique y Ana, Nins, Parchís.

# Me pongo de pie, me pongo de pie.

# Me vuelvo a sentar, # me vuelvo a sentar.

Es importante que las canciones digan algo

y hagan algo, que tengan juegos.

# Porque a los oficios # vamos a jugar.

Hicimos un espectáculo muy bonito donde los muñecos hablaban.

Eran muñecos gigantes, interactuaban, bailaban, cantaban.

# Me pongo de pie, me pongo de pie.

# Me vuelvo a sentar, # me vuelvo a sentar.

El teatro se hizo pequeño y ya hacíamos pabellones de deporte,

plazas de toro; habíamos hecho de todo.

Hasta que Eduardo dijo: "Vamos a hacer un circo".

# Vamos que vamos todos # porque el circo ya llegó.

Dijimos: "Hacer un circo infantil en España y tal".

Y fue como nació el circo de Teresa Rabal.

# Ya llegó, vamos que vamos todos, # porque el circo ya llegó.

El circo, estuvimos muchos años con muchísimo éxito.

Muchos años, demasiados.

Yo diría que demasiado, porque es un trabajo muy cansado,

muy sacrificado, no es nada fácil llevar un circo.

Nosotros hemos llegado a tener 100 y pico personas en el circo.

# Vamos que vamos todos # porque el circo ya llegó.

# Vamos que vamos todos # porque el circo ya llegó.

Vivíamos en una caravana en aquella época.

Una vida dura, muy dura.

# Mañana llega el circo, # con él viene un payaso

# que cambia una sonrisa # tan solo por amor.

Fue una época hermosa.

Me permitió criar a mis hijos conmigo,

que eso también es muy importante.

Luis Eduardo, ¿sabes alguna canción de mamá?

(CANTA)

Pero yo, por ejemplo, si me dices:

"Vuelve al circo", te diría: "No".

# Pedalear, pedalear, pedalear.

# Pedalear, pedalear, pedalear.

Con Parchís, bueno, es que teníamos la misma edad,

y hacíamos muchas cosas juntos.

No había rivalidad, porque éramos superamigos.

# Mi bici es curiosa, # sube cualquier cosa.

# Nunca se me pincha es fenomenal.

Rivalidad entre grupos, cero.

Curiosamente. Me lo preguntan mucho.

# Aún me corre más.

A veces nos llamábamos, íbamos al cine, íbamos a pasear.

Lo que pasa que en aquella época, cuando nos veían juntos,

ir por la calle era, bueno, imposible.

Porque la gente nos conocía, decían:

"Mira, los de Parchís. Los de Nins. Y tal".

La verdad es que era chulo.

Pero claro, es que con Parchís compartimos gira en México también.

Eran como hermanos.

Bueno, eran y son, porque seguimos en contacto.

Se hicieron muy famosos y ya era otro estilo

y otra dimensión.

De Parchís, por ejemplo, me gusta la canción

que todos cantamos en el cumpleaños feliz.

# Venimos para alegrarte.

# Para hacerte muy feliz.

Es como un himno que se ha quedado para la posteridad.

Bueno, esa la he oído y la sigo oyendo.

La sigo oyendo un montón de veces.

# A jugar...

Hicimos un programa en México que se llamaba "La hora menuda",

que hicimos un especial Parchís y Regaliz,

y al final cantábamos los dos grupos juntos

el "Cumpleaños feliz".

# Cumpleaños feliz, # cumpleaños feliz,

# te desean tus amigos de Parchís.

# Cumpleaños feliz, # cumpleaños feliz,

# te desean tus amigos de Parchís.

Bueno, yo estaba enamorada del de Parchís, me encantaba.

# Volar por el espacio # como Superman.

# Saber mover # la espada como D'Artagnan.

Tino iba todo de rojo y yo lo veía en la tele y decía:

"Bueno, es el amor de mi vida, vamos".

Soñaba con él todas las noches.

También me ponía un poco celosilla de la chica del grupo de Parchís,

porque siempre pensaba: "Seguro que son novios".

Claro, como yo estaba enamorada de Tino,

siempre pensaba: "Seguro que son novios".

Y me ponía a morir.

# Muy divertidas, son entretenidas.

# Nuestras locuras son así.

A mí me gustaba más Enrique que Ana.

# Ruido, ruido, ruido, ruido, # ruido, ruido, ruido, ruido.

# Ruido, ruido, ruido, ruido.

Porque a Ana la veía un poco repollo.

Pero sin embargo, a Enrique lo veía muy atractivo, muy guaperas.

# Ruido, ruido, ruido, ruido, # ruido, ruido, ruido, ruido.

De Enrique y Ana, me hace mucha gracia,

porque mi nieta pequeña canta la canción de "Mi amigo Félix".

# Amigo Félix,

# cuando llegues al cielo.

# Amigo Félix,

# hazme solo un favor.

Esa puede ser una de las mejores canciones

que tuvieran ellos.

Y nuevamente, es un gran éxito de la pareja.

"Mi amigo Félix" fue un himno.

# Con el osito

# de la Osa Mayor.

# Baila con el "hula-hoop", # baila con el "hula-hoop".

# Baila con el "hula-hoop". (TARAREA)

# Si te quieres divertir, # ven conmigo y ya verás.

# Tengo un juego para ti, # yo sé que te gustará.

A mí se me quedó una cinturita así de bailar con el "hula-hoop".

Si hoy en día bailáramos con el "hula-hoop", vamos.

No tendríamos ni que ir al gimnasio.

Se nos quedaría una cinturita de avispa.

# Te lo quiero presentar, # es un aro de color.

Desde luego, vamos, en dos minutos estaba sudando como un pollo.

O sea, es un ejercicio impresionante.

# ...lo pasarás con el aro de color.

Todas, yo y todas mis amigas bailábamos con el "hula-hoop".

Aquello era... Además, no solo eso,

siempre hacíamos concursos de a ver quién ganaba y quién duraba más.

Y la verdad es que casi siempre ganaba yo.

# Baila con el "hula-hoop".

Enrique y Ana popularizaron un par de juegos

que se hicieron muy populares entre los más pequeños.

El "hula-hoop" y el disco chino.

# ¿Qué es lo que reluce # en lo alto de un palillo?

# ¿Es un pájaro? ¿Un avión? # ¿Un satélite? ¿Un platillo?

Detrás de las canciones infantiles, se esconden grandes compositores.

José Luis Perales está detrás de "Baila con el 'hula-hoop'

de Enrique y Ana, y otros éxitos de esta pareja.

Y junto a su hermana Marisol compuso

el popular "Érase una vez el hombre" de la serie de televisión.

# Érase una vez # un planeta triste y oscuro.

La he cantado millones de veces.

# Descubrió # un bonito mundo de color.

El grupo Caramelo interpretó la cabecera

de la serie "Érase una vez el hombre".

Y seguidamente, fueron al festival de Eurovisión.

Yo recuerdo que la vi en la tele, la canción

de: "Si todo el mundo quisiera esta canción".

Me acuerdo muchísimo.

# Si todo el mundo # quisiera una canción

# que hable de paz, # que hable de amor.

Yo lloré porque digo: "Si tenía que haber ganado".

Yo desde mi casa llorando porque no ganó.

Quedaron segundos.

# Con ilusión.

Cuando fuimos a Montecarlo, estábamos en un hotel

y en la misma planta estaba Betty Missiego.

Entonces, ella siempre llevaba un postizo, todo rizado.

Y una tarde, los dos chicos, que eran muy traviesos,

de repente se metieron, no sé cómo, se metieron en su habitación.

Debía estar abierta y aparecen los dos chicos

con la peluca de Betty Missiego.

La verdad es que fue... Bueno, nos petábamos de risa

porque eran muy traviesos.

# ...vamos de etiqueta.

Montábamos unos pollos por el hotel, pero unos pollos interesantes.

Claro, éramos muy niños.

# Soy tu burla, me van a botar...

Sacando todos las almohadas, pegándonos almohadazos

por los pasillos.

# Todos los abrazos # de hombres ilustres.

# Ni apretada, ni consentida.

# Te llamo presumida.

Miguel Ángel Valero y Miguel Joven, Piraña y Tito

en la popular serie de "Verano azul",

también saltaron al mundo del disco con un LP

que tenía como tema estrella el popular "Comer, comer".

# Comer, comer, comer, comer.

# Comer, comer, comer, comer, comer.

Uy, "Comer, comer". Pues fue también una experiencia maravillosa.

Yo no sé a quién se le ocurrió contratarnos

a Miguel Joven y a mí, Tito y Piraña,

para hacer El dúo de los pirañas y hacer "Comer, comer".

Pero de repente, me vi envuelto en el mundo de la música.

# Me pongo rojo, se me hinchan # los ojos, me tiemblan las piernas

# de tanto sufrir.

Me llaman para hacer un disco, LP con diez canciones.

"Comer, comer" era como el "hit".

De hecho, nos dieron el disco ese

de no me acuerdo si era de oro, platino o lo que fuera.

Así que fue una experiencia muy bonita.

# Y un buen balacao, miau, miau.

"Sopa de arroz", ¿no?

-De amor. -De amor, eso.

Madre mía, lo que hacen los años.

# Un beso en agua de anís.

A mí me encantó esa canción.

Me encantó, me volvía loca.

Porque estaban tan monos ellos dos mirándose

cuando cantaban:

"Sopa de amor". (TARAREA)

No llegaron a romper barreras.

Tuvieron un cierto éxito,

entre otras cosas, eran los hijos de Rocío y Junior.

Yo los recuerdo, eso, como una pareja muy bonita.

# Sopa de amor, señor, sopa de amor.

Me acuerdo mucho. Eran monísimos, me encantaban.

# Pero sopa de amor, # señor, sopa de amor.

Rocío Dúrcal vio que sus hijos no iban a tener tiempo

para seguir sus estudios,

y decidió parar su carrera en pleno éxito.

Oye, Ana, ¿tú dejaste entonces de ir al cole o no?

No, yo sigo yendo al colegio.

Cuando estoy en España, voy al colegio.

Y cuando salgo fuera de viaje, me llevo una profesora particular.

# 9x3, 27, # si no estudio soy zoquete.

# Amo todo y nada mato, # soy un poeta barato.

# Mi querida señora maestra,

# le ruego que disculpe usted.

Compatibilizar los estudios con la vida artística

era complicado, muy complicado.

Cierto es que teníamos apoyo en el colegio de los profesores

que entendían que era un tema puntual.

Me hice maestra.

Sí, yo creo que mi vocación vino cuando yo estuve en el grupo.

Yo pienso hacer la carrera de Medicina para ser buena cirujano,

porque me gusta muchísimo operar a la gente o curarlos.

Trabajo en un colegio en Barcelona y estoy con niños

de siete, ocho, nueve años.

Y la verdad es que me encanta.

# Tenemos que poner más atención.

# Que suene claramente la vocal.

No perdíamos nunca colegio.

Íbamos al colegio de lunes a viernes,

el viernes ensayábamos en el estudio de Marta,

y el fin de semana era cuando actuábamos.

Y las vacaciones de julio y agosto, hacíamos giras por España,

hacíamos actuaciones.

pero una cosa que teníamos muy clara es que si había un suspenso,

nuestros padres ya no nos dejaban continuar.

Entonces, esto era como una manera de decir:

"Hemos de estudiar muchísimo".

De hecho, a todas las actuaciones íbamos con los libros

Los libros iban con nosotros a todas partes.

# Con la "e". Con la "i", "o", "a", # "e", "i", "o", "u".

# Con el "twist" de mi colegio.

# "Twist", "twist", "twist".

# "Twist", "twist", "twist".

Parchís pasaba grandes temporadas del año en Latinoamérica.

Ellos no iban al colegio

porque allí tenían muchísimas actuaciones,

grababan películas.

Y tenían que acompañados de profesores particulares

y a algunos no les quedó más remedio que repetir curso.

# Todos los alumnos # de mi curso bailan "twist",

# enloquecidos # en los ratos de recreo.

Era complicado, porque para nosotros,

teníamos que estar en una emisora de radio a las 24:00 de la noche

haciendo una entrevista.

-Y el día siguiente... -Y a las 3:00 de la madrugada

en discotecas siguiendo con la promoción.

-Exactamente. -Sí.

Era complicado.

Y luego, al día siguiente, teníamos que estar en el colegio.

# Con esta canción de multiplicar,

# cantar y contar, jugar y estudiar.

Era brutal, brutal.

Tres días en semana teníamos, por ejemplo, conservatorio.

Otros dos o tres teníamos profesor de canto por las tardes.

# Cojo va el ciempiés.

# 3x2, 6, miel con pan coméis.

Profesor de música en casa sábados, domingos.

Bueno, este era guitarra; también hacíamos piano los domingos.

En fin, era duro.

Era duro.

# El lunes, ¡sí! Comienza la semana.

# Qué gusto estar en cama, # no vamos a estudiar.

La primera vez que se puso un colegio del circo,

puesto por el Ministerio de Cultura, lo hicimos nosotros.

Que además, en el Ministerio reza

como Colegio número 1, Circo Teresa Rabal.

Y esa es una de las cosas hermosas que yo recuerdo

de haber estado en el circo.

Va a comenzar la clase.

Preparados todos para la primera clase del día.

-¿Queréis estudiar? -(TODOS) ¡No!

¿Cómo funciona una escuela en un circo?

Creo que lo más sencillo es decir que es escuela unitaria de un pueblo

pero complicada,

en el sentido de que hay niños de muchas lenguas,

de diferentes culturas.

Haber dejado la miguita para que existan los colegios

para los niños del circo.

# En un país multicolor...

Era todo como un juego, de hecho, Marta Minguella,

uno de los méritos que tiene es que todo lo enfocaba como un juego.

Los ensayos, estábamos tres horas, cuatro,

cantando, bailando, y nunca nos quejábamos.

Porque lo hacíamos como un juego.

O los viajes que hacíamos en coche o en avión,

siempre buscaba alguna manera de que nos divirtiéramos

o cantando, o jugando a algún juego, o explicando chistes.

# Esta bella, dulce abeja Maya.

Los niños no deben trabajar.

Esto lo he pensado siempre, el niño, si tiene dotes como cantante,

como bailarín, como actor, puede hacer cosas puntuales.

Pero no como un trabajo continuo, como una obligación.

El niño tiene que vivir su infancia, bajo mi punto de vista, como niño,

y el día de mañana decidir qué quiere ser.

# Maya, ven y háblanos de ti.

Es primordial.

No somos los adultos quién para quitarles ese momento.

# Nació un Chihuahua, el 906.

Para mí no era un trabajo.

Para mí no. Yo, hablo por mí,

yo cuando subía a un escenario,

era maravilloso.

# A los cuatro años sabía montar, # la carabina sabía usar.

Esa vida tan intensa que hemos vivido,

al final nos ha ayudado en muchas cosas

de las que hacemos nosotros ahora a diario.

# Valiente como un león.

A veces la gente se piensa que éramos como niños adultos.

Y no, éramos niños, niños.

Solo te digo que en todos los viajes íbamos con las muñecas.

Y cuando teníamos un momento, sacábamos las muñecas y jugábamos.

Cuando no actuábamos, jugábamos, leíamos,

estudiábamos, íbamos al cine, íbamos al zoo o hablábamos.

No teníamos una vida de adultos.

Qué va, al contrario, éramos muy niños.

Nosotros hemos vivido cosas en esa etapa,

que éramos pequeñitos, impresionantes,

que una persona a lo mejor no vive en toda su vida.

Y ha quedado una experiencia brutal.

# ...en su pipa.

Recuerdo en una emisora de radio en Monterrey, en México,

una multitud ahí, bueno, avalancha total.

Nosotros alucinados pero a la vez un poco asustados,

porque claro, no estábamos acostumbrados a eso.

# Te llevan bailando # a favor del viento.

# Y vaya mentira, vaya mentira.

El éxito es muy peligroso, es muy peligroso para un adulto,

cuanto más para un niño, que todavía no está formado.

# Los elefantes...

El éxito sube, baja, y la gran suerte que puedes tener

es que se mantenga durante muchos años.

Pero hay muchos casos que baja y baja y se acaba.

# Y vaya mentira, vaya mentira.

Para un niño, es mucho más difícil de entender

que para una persona que está formada ya.

Entonces, aunque se estuvieran divirtiendo,

es posible que a muchos les hiciera daño.

Yo, personalmente, lo llevaba bien.

Si cantas y además a la gente le gusta y te lo demuestran,

pues no puede haber nada más bonito que eso.

# Vaya mentira, vaya mentira.

# Y vaya mentira, vaya mentira, # mentira, mentira es.

# Vaya mentira, # mentira, mentira es.

Lo único negativo es la parte económica.

# En la ratonera ha caído un ratón.

Es algo que queda en la consciencia de las personas,

que les quitan el dinero

a unos niños que sí, lo hacíamos con nuestra ilusión,

pero era un trabajo.

Estafar a un niño, no.

Eso está muy mal.

# ...grandes los pies.

# El ratón va...

Yo me pregunté, a lo largo de años, por qué una discográfica

que tenía grupos tan importantes como Parchís o Regaliz,

podía quebrar.

Pero hubo una mala gestión.

Mucha gente se quiso enriquecer a costa de estos intérpretes,

y la compañía quebró.

Es como: "¿Dónde está mi dinero?".

"Ah, no es que la casa de discos ha quebrado. Es que tal".

# Y aunque me hables inglés, # no te dejaré salir.

Llevo muchos años trabajando para los niños.

Continúo todavía, de vez en cuando, hago galas, galas muy puntuales,

galas que me apetece hacer.

# Amor y paz.

Pero es que antes he llegado a tener callos del micrófono.

O sea, yo trabajaba prácticamente todos los días.

Y ha habido veces, en la época sobre todo del circo,

de tres y cuatro funciones, una barbaridad.

Pero los niños me cuesta mucho dejarlos,

porque me gustan mucho.

Me gusta mucho trabajar para ellos.

# Venid a mi guitarra, # trepad mi libertad.

El niño es muy sincero.

Y cuando dice sí, te da su vida, su alma

y todo lo que pueda.

Es un público maravilloso.

# ...en el mundo queremos tener.

Y yo, ahora con mi edad, hago espectáculos para niños,

me llama mucho la atención,

porque siguen reaccionando los mismos sitios

que reaccionaban los niños de antes.

Luego, quiere decir que siguen siendo puros,

que están ávidos de espectáculo para ellos.

Y me encanta ver cómo juegan con sus padres

y los padres se saben mejor las canciones que los niños.

¿Sabes que se comenta muchísimo eso de...?

Que se rumorea, se dice, se comenta,

-se habla. -Muchísimo.

Enrique y Ana son de los pocos intérpretes infantiles

que no quieren saber nada con esta época dorada

de la música infantil.

-Que se separan. -Claro, pero ¿quién?

-José Luis y Perales. -No, hombre.

Ah, no, me he equivocado, perdona. Bertín y Osborne.

Tampoco.

Ellos no terminaron bien.

Hubo roces dentro de la pareja.

Entonces, los únicos que pueden ser son Enrique y Ana.

Mira, ¿sabes cómo lo podemos saber del todo?

-O sea, ¿seguro? -Pero nosotros

-y todos los niños. -Próximo viernes en Dabadabadá.

¿Lo van a decir ahí si se separan o no se separan?

-Claro. -¿Y tú quién eres?

-Yo soy Ana, ¿y tú? -Yo Enrique.

Recuerdo ese mítico Dabadabadá,

donde se despedían Enrique y Ana con Sonia Martínez.

Es que he oído por ahí lo de la faena,

que os vais a separar o no os vais a separar.

¿Qué va a pasar aquí?

Pues sí nos vamos a separar.

-¿Os vais a separar? -Sí, nos separamos ya.

Hemos trabajado juntos, Enrique y Ana, ocho años.

Empezamos en un programa de televisión, precisamente.

Y queremos despedirnos en un programa de televisión.

¿Y qué cosa mejor que un programa para niños?

Sin duda fueron celos, totalmente.

Yo creo que Ana era bastante complicada,

más que Enrique, a la hora de trabajar.

¿De verdad discutís de vez en cuando?

-Claro -Muchas veces discutimos.

¿Hay algún orden jerárquico en vuestra unión o no?

Quiero decir, ¿manda alguien aquí entre los dos?

Si tengo que ser sincero, lleva los pantalones Ana.

¿Qué dices?

No lleva pantalones hoy puestos.

-Ana, ¿va de verdad? ¿Mandas aquí? -Un poquito.

Entonces, hay un tema de celos

que estaban ellos peleándose todo el día.

# Llegado ya el momento

# de la separación.

Fue un palo para los niños de la época.

Con ellos se acababa,

se empezaba a terminar este "boom" de la canción infantil.

# El tiempo y la distancia...

Botones se terminó,

pero no es que se terminara de una manera radical.

Fue una cosa de que según íbamos creciendo,

la voz nos iba cambiando.

Y fue una cosa que se fue perdiendo,

se fue perdiendo hasta que se desinfló como un globo.

Los niños crecen y dejan de querer ser cantantes,

o no hacen tanta gracia.

# Que cuando muera el día...

Cuando acabó Regaliz yo tenía 15 años, casi 16.

Entonces, a mí no me apetecía seguir cantando

este tipo de música.

# ...como yo.

No éramos conscientes de lo que hacíamos,

porque no éramos divos, incluso nuestros padres

siempre nos inculcaban el hecho

de que éramos niños que habíamos tenido la suerte

de poder cantar y poder hacer felices a otros niños,

y que no se nos subiera a la cabeza.

Yo, personalmente, no lo viví de una manera traumática,

sino todo lo contrario.

# ...lleve el viento.

Los gustos musicales de la gente también estaban cambiando.

Pasó de ser todo como música más modosita,

a un cambio generacional

que buscaba, por ejemplo, canciones tecno.

Y ahí ya es cuando se fue acabando todo.

# La felicidad.

Las modas son pasajeras. La moda de la música infantil

estaba ya en declive.

Estaba pasando.

De estar en un momento en lo más alto,

ser lo más famoso, el más conocido, y luego volver a la realidad.

# También a mí.

Cuando se lo explico a mis hijos, se ponen a reír.

Dicen: "¿Cómo puede ser que niños te pidieran autógrafos?".

Digo: "Porque en aquella época, lo que todo el mundo veía era esto".

Fue un ciclo que acabó. La vida son ciclos

y todo empieza y todo acaba.

Siempre. Inevitablemente.

# Nos vamos a encontrar.

Yo me considero un niño feliz

gracias a estos intérpretes que pude ver en programas de televisión.

# ...entre tú y yo.

Es una pena que se haya perdido el tema de grupos infantiles

de esta manera, porque los niños siguen existiendo.

Ellos formaron parte de mi infancia.

¿Qué queda de aquella niña? Todo.

Que yo no quiero perder mi niña nunca, la niña que hay en mí.

Me da mucha pena,

porque a veces das con niños de siete, ocho años,

y cuando dicen: "Pon canciones que nos gusten".

Entonces, les pongo canciones, por ejemplo, de mi época,

y: "Hala, ¿qué es esto? Qué rollo. No nos gusta".

Pienso que si ahora hubiera un grupo de niños, no tendría éxito,

porque no están acostumbrados.

Les gusta otro tipo de música, otro tipo de gente,

otro tipo de canciones.

Los niños deberían tener esas referencias

que ahora se han perdido.

# Que no se pierda...

Inolvidable.

Yo reconozco que he vivido una época inolvidable

y maravillosa.

Y que todos esos grupos formarán parte de mi vida

toda la vida, hasta que me muera.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Que canten los niños

Ochéntame otra vez - Que canten los niños

10 may 2019

El programa recuerda la proliferación de grupos musicales infantiles que surgieron en España a finales de los 70 y principios de los 80 con especial atención a Enrique y Ana, Parchís, Regaliz, Botones y Nins.

ver más sobre "Ochéntame otra vez - Que canten los niños " ver menos sobre "Ochéntame otra vez - Que canten los niños "
Clips

Los últimos 194 programas de Ochéntame otra vez

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

Añadir comentario ↓

  1. Luis Berni

    Titulado igual que la canción de José Luis Perales del año 1986, con la dupla brasileña Jarizinho & Simony. Recuerdo mucho la situación: si bien ya no atraían mi atención por la edad (era adolescente y ya estaba en otra cosa), en Argentina, país desde donde escribo, ésto fue casi una pequeña invasión: Parchís fue el más exitoso de todos, con muchas ventas e incluso hicieron dos películas y tuvieron una aparición en otra con varios artistas musicales. El resto de los que aparecen (Enrique y Ana, Regaliz, Grupo Nins, Botones, Antonio y Carmen), tuvieron al menos la edición de algún disco. De Teresa Rabal también se editó algo. Con el antecedente que Gaby, Fofó y Miliki, alegraron mucho mi infancia y estuvieron radicados en el dicha nación, tuvieron un programa de televisión e hicieron dos películas. Y de La Pandilla, también se editó algo. Éste furor no duró la década entera. Es más: ni siquiera llegó a la mitad. Quizá en su momento no me gustaran, pero a la distancia, veo que no estaban nada mal. Hoy casi ni hay música infantil que valga la pena. Felicitaciones por todo el trabajo y hasta la próxima.

    11 may 2019