www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4136455
Para todos los públicos Mi familia en la mochila. Family Run - La Paz- Rurreenaque - ver ahora
Transcripción completa

(Silbido)

Planifico la ruta.

Soy la cámara-woman.

Lo mío son los animales.

Me molan los videojuegos.

Y elijo dónde comer y dormir.

Me encantan las redes sociales.

Grabo vídeo-diarios.

Como de todo. (SE RELAME)

Y además...

(TODOS) ¡...nos encanta viajar en familia!

(Graznido)

Y es que tenemos una cita con la capital de Bolivia, La Paz,

ciudad donde comprobaremos los efectos de las magias ancestrales,

curiosearemos en el mercado más grande de Latinoamérica

y bajaremos a toda velocidad por "La carretera de la muerte".

Nos trasladaremos a la selva amazónica de Rurrenabaque

para convivir con caimanes, alligators, capibaras

y nos jugaremos la vida con las anacondas.

Pescaremos pirañas, nos las comeremos

y nos bañaremos con los delfines rosas.

A mi padre

se le ocurrió bajar desde el piso 14

y no precisamente en ascensor. ¿Qué más se puede pedir?

¡"Mi familia en la mochila" continúa su aventura!

Tres, dos, uno, ¡comenzamos!

(EN BROMA) ¡Vamos a morir!

Y comenzamos esta ruta cruzando el estrecho de Tiquina,

que separa las dos masas de agua que conforman el lago Titicaca.

A pesar de la corriente, en las competiciones nacionales de natación

cruzan a nado los 800 metros que tiene el estrecho.

Si hay que nadar, se nada; pero mejor en barca, creo yo.

Bueno, mientras nuestro autobús cruza el estrecho de Tiquina

en ese pedazo de barco o barca,

nosotros lo hacemos en esta barquita pequeña.

Bueno, ya hemos desembarcado en la Paz.

Nos han dicho que la avenida Montes, donde está nuestro alojamiento,

el que hemos reservado por Internet,

está muy cerquita de aquí.

Así que vamos a ir andando

cuatro cuadras hasta llegar allá.

Estamos en nuestro "palacio", lo que va a ser nuestro albergue

durante estos días, estos cuatro días aquí en La Paz,

y, como veis, es una cosa muy sencilla: cuatro catres,

un baño con un "tigre"...

Estamos más que a gustito.

(Claxon)

Y bueno, como veis, vengo con la bolsita

de la lavandería.

Vamos a buscar una lavandería que nos cueste barata,

entre ocho

y diez bolivianos, que son entre 80 céntimos

y 1 euro el kilo.

Bueno, sigo mi camino.

Dejamos nuestra ropa, sacamos dinero y nos apuntamos a un tour gratuito

que nos lleva por todo el centro de la capital.

No hay una tarifa, se basan en propinas.

Según te guste, así colaboras.

Es una forma "low cost" de conocer las ciudades de una manera diferente

y de la mano de gente local.

Nuestros dos guías sabían un montón de curiosidades

y lo pasamos muy bien recorriendo La Paz con ellos.

Amigos,

a 2,67 bolivianos

el litro de gasolina. Eso son como unos...

30 céntimos de euro el litro de gasolina.

Yo firmo esto para España.

En La Paz la gente no es amiga de las grandes superficies

y todo el mundo hace su compra en estos mercados al aire libre.

A la tendera la llamas tu casera.

Aquí hacen ofrendas a la Pachamama

matando o cogiendo

de la llama bebés

que tiene dentro de la barriga.

En Bolivia conviven sin problemas las creencias ancestrales

relacionadas con la naturaleza, la magia

y la fe cristiana.

Tanto los hechiceros como la gente de a pie

hacen rituales para buscar la fortuna, el amor o el trabajo.

Nuestro ritual salió muy bien.

Mirad lo que nos hemos encontrado.

Y también esto.

Estos rituales necesitan objetos para llevarlos a cabo

y es precisamente este mercado

el más indicado para hacerse con los amuletos y recetas.

Bueno, aquí tenemos una tienda donde venden polvos mágicos

y cada uno tiene una función. Por ejemplo, este de "Sígueme",

te lo pones en la mano y lo soplas

en la nuca de la persona que quieres que te siga y se enamorará de ti.

¿Lo veis?

Tenemos otro muy curioso que se llama "Lengua de perro",

que te lo untas en la mano, le das la mano

a la persona que quieres que vaya detrás de ti, que te ame,

y va a ir detrás de ti lamiéndote como un perro.

Yo creo que me voy a llevar éste. ¿A ver qué color tiene?

Antonio. (RÍE)

¡Ven!

(IMITA A UN PERRO)

La Paz es una ciudad alegre. De hecho, está catalogada

entre las diez ciudades más fiesteras, divertidas

y con mejor vida nocturna del planeta.

Creo que la Movida madrileña se ha venido a Bolivia.

Mami, llevo una hora con cacahuetes en la mano

y no hay ninguna papelera en La Paz.

(Efecto de chasco)

Nuestro tour finaliza con una actividad sólo apta

para amantes de las emociones fuertes. Se llama "urban rush".

Consiste en lanzarse por una pared de un edificio

a lo Tom Cruise en "Misión imposible",

sujetos sólo con un arnés.

Estamos ya en el piso 15 para hacer una de las actividades

más terroríficas de toda esta Ruta del Cóndor: el "urban rush".

(ASUSTADA) Da mucho miedo, está muy alto, pero...

por lo menos hay una colchoneta abajo.

Con esto ya queda firmado el contrato.

¿Y para el salto?

Estoy "cagado", o sea, ahora mismo, el que se ponga detrás de mí

puede morir del tufo.

(Música de guitarra eléctrica)

¡Vas muy bien!

¡Eres nuestro héroe!

(GRITA ENTUSIASMADO)

¡Muy bien!

Todos los domingos aquí, en el centro de la Paz,

tiene lugar esta feria con talleres y actividades para niños.

Están financiados por el gobierno y la universidad,

y tratan de concienciar a la población

sobre el respeto al medio ambiente y hábitos de vida saludable,

y así evitar problemas como la diabetes, hipertensión,

obesidad, alcoholismo, etcétera.

Nos ha regalado

por jugar a un juego de sanidad

una manzana a mí

y a él le han regalado un kiwi.

Bueno, estamos ya en el transporte más moderno de la ciudad de la Paz:

el teleférico del que se enorgullece

el señor Juan Evo Morales,

pues es el precursor máximo de este medio de transporte

que piensa ser

como el metro en las ciudades de Occidente.

Debido a la orografía del terreno aquí en La Paz,

es imposible tener un metro, así que va a hacer un sistema

de teleféricos que van a unir las distintas partes de la ciudad.

Ésta es la primera línea que une el centro con El Alto,

el punto más alto de la ciudad de La Paz.

Estamos en el mercado más grande de La Paz.

Se llama El Alto

y tiene lugar los jueves y los domingos.

Es un mercado que tiene 1.600 manzanas.

Es tremendo, enorme,

Es como un Rastro madrileño, pero a lo bestia.

Ropa militar, de montaña, repuestos de coches,

piezas de electrodomésticos, fustas de cuero, antigüedades...

De todo. Abunda la ropa de segunda mano.

Dos llaveritos que, bueno...

Son de cuero de vaca y dicen que es de vaca...

soltera, porque si fuera casada, serían más caros, dicen.

Por tener que aguantar al toro tanto tiempo.

Es fresa con chocolate.

Se calcula que 8.000 toneladas de ropa usada

entran en Bolivia cada año,

la mayoría proveniente de Estados Unidos.

Ésta no va, ¿no?

¿Puedo ir al baño?

Toma un boliviano.

Para que te alivies.

Pues con los niños ya se sabe,

"pan y cebolla" todos los días,

cada media hora: "¡Ay, papá, quiero hacer un pis!".

Y a boliviano el pis, pues llevamos ya 14 bolivianos...

gastados en "meódromos" de este tipo.

¿Os habéis quedado aliviaos?

AMBOS: Sí.

Bueno, iniciamos ya nuestra experiencia extrema,

una excursión en bicicleta por la "Death Road",

"La carretera de la muerte": un desnivel de 2.500 metros

y una bajada de cinco horas aproximadamente.

Los niños, por supuesto, no van a montar en bici.

Esta experiencia es exclusivamente para Sonia y para mí.

Acantilados...

de chorretón de sudor mientras los pasas. Vamos para allá.

El nombre de "La carretera de la muerte" no es casualidad

y refleja la historia de una carretera

que se ha cobrado cientos de vidas. En el año 1983

fue protagonista del mayor accidente vial de Bolivia:

un autobús cayó al vacío dejando mas de cien víctimas.

Bueno, se nota la altura,

la respiración es un poco más dificultosa aquí a 4.700 metros.

Lo más importante es respetar las normas y no ir "de Fitipaldi".

Prohibido hacer fotos en marcha.

El último accidente lo tuvo una chica haciéndose un "selfie".

Se despeñó.

En esta carretera, al igual que en el resto de carreteras de Bolivia,

existe la costumbre de colocar una cruz

en el lugar donde ha habido un accidente mortal.

Se cree que el alma del difunto queda donde tuvo su último aliento.

A veces se piensa que, como el alma está atrapada allí,

puede querer más vidas, así que todos los familiares

van donde está la cruz y celebran un rito

para invitarla a irse al cielo.

Nos esperan 35 kilómetros

de pura piedra, camino y descenso.

(EN BROMA) ¡Vamos a morir!

¡Hola!

Yendo a toda caña con la bici me ha saltado un pedrolo

y me ha pegado aquí en la pierna. Mirad el bollo que me ha hecho.

Lo que más miedo me ha dado es que se circula en sentido contrario,

tienes que ir siempre por la izquierda, pegado al precipicio.

Se hace para que los conductores de los autobuses y los coches

puedan ver exactamente la distancia entre la rueda y el vacío.

Me ha encantado.

En destinos remotos, viajando con niños, es muy importante

saber de antemano los centros de atención médica más cercanos

y averiguar cómo debes actuar con tu seguro en caso de accidente.

A lo mejor tienes que mandar un email

o llamar a un teléfono de asistencia internacional,

o rellenar un parte.

¿Lo fundamental? Mantener la calma.

Son las 5:25 de la mañana

y nos hemos tenido que meter este madrugón

porque tenemos que estar a las 6 en el aeropuerto,

ya que nos vamos a Rurrenabaque,

a la selva, a la jungla,

a una excursión

de tres días y dos noches,

donde vamos a ver caimanes, anacondas, capibaras...,

bueno, de todo.

Para el trayecto a Rurrenabaque os aconsejo que toméis el avión.

Son 40 minutos en un vuelo de mareo, sobre todo para niños,

pero os merecerá la pena,

ya que en autobús son unas 16 horitas nada menos.

¡Qué calor!

Me mareo.

"Welcome to the jungle!"

El viaje hacia nuestro hotel tiene su encanto.

Si os gusta la sensación de que algo diferente y bueno va a pasar,

esto es Rurrenabaque.

Éste es un perezoso pequeñito.

Mira qué pedazo de caracolas me he encontrado.

Llegamos al campamento "Tortugas"

con capacidad para treinta personas.

Nuestro bungalow es precioso

y las vistas junto al río Yacuma son de peli.

Ya estamos deseando recorrer el río.

Y no esperamos mucho para hacerlo. Esa misma tarde...

...nos fuimos de aventura por el río.

Sí, creo que allí hay una.

(Música)

Me acuerdo de una peli que vi.

Era un grupo de excursionistas. Se les hunde un bote

y son víctimas de alligators.

LOS NIÑOS: ¡Mama!

Llegamos a la pescadería de esta zona.

¡Hala, a pescar para cenar!

Un trocito de ternera,

un anzuelo y al agua,

a ver si pican las pirañas.

Hoy va a ser nuestro menú de la cena.

Esto... es un pez gato,

pero pequeñito. Lo tendré que soltar.

Bueno, mi primera piraña.

Es gordilla, ¿eh?

"Gordi".

Tiene unos buenos "piños", tengo que decir.

Las pirañas, aquí en las pampas de Yacuma,

ellas, con una sola "tocada",

ellas muerden y sacan el pedazo.

¡Toma, he pescado otro!

Éste es un pez gato. Como veis, mirad los bigotes que tiene,

sobre todo las púas de arriba, unas espinas muy puntiagudas.

Pero yo no he pescado ninguna piraña,

sólo el pez gato, que ya tenía aquí cuatro agujeros.

(Música relajada de piano)

Esto, amigos míos, es una piraña de aquí,

del río. Esto lo ha pescado Candelita

con cebo de pez que le hemos hecho

y, bueno, tiene unos dientes impresionantes. Y fijaos,

la reacción de la piraña es seguir mordiendo.

Fijaos en los dientes de la "amiga".

Voy a probar un trocito de la piraña que han pescado hoy Candela y Mateo.

Parece que lleva bastante espina, se ha quedado en nada.

Parecía gordísima.

Un poco parecido... a la pescadilla.

A pescado.

Es salada y no tiene mucho sabor.

El gusto de la piraña es suave. Como es muy fina y no tiene grasa,

su sabor desaparece muy rápido.

(Frenazo y motor antiguo)

¡Adiós!

Bueno, todas las semanas en Rurrenabaque

tiene lugar el mercado dominical a orillas del río Beni.

Vamos para allá a investigar,

ya sabéis que nos encantan los mercados.

La idea ha sido mía.

Quiero comprar un aceite que dicen es para evitar la caída del cabello.

Es típico de aquí y lo llaman tuyu tuyu o motacú.

Y es que los años se van notando.

Bueno, no hemos encontrado aceite tuyu tuyu,

pero si de motacú,

que es la planta donde pone los huevos el tuyu tuyu

y huele como a coco.

Es buenísimo para el pelo,

para la regeneración capilar

y para ponerlo duro duro y de color muy negro.

Yo voy a llevarme un botecito que vale quince bolivianos,

es decir, un euro y medio,

y espero que me dure hasta que me crezca el pelo de la calva.

Bueno, en toda esta sección

es donde hay puestos de la gente indígena de la selva

que viene y vende sus remedios naturales,

pues cortezas de árbol para tumores, cáncer,

problemas de diabetes, dolores de estómago...

No les gusta que se grabe, pero están todas por aquí.

Bueno,

nos hemos comprado una salchicha rellena de arroz con carne

que se llama...

Relleno de tripa.

Relleno de tripa. Bueno para la tripa.

Relleno de tripa.

Me llevo un cuaderno para escribir mi diario de viajes.

Apunto qué hemos hecho,

qué cosas raras hemos visto y que gente he conocido.

Luego, en casa, pego las fotos. Es superdivertido.

Y éste es el mío.

(Suena el móvil)

(CARIÑOSA) Candelita...

¿Qué tal has dormido?

Bien.

No, me he movido cantidad.

(Motor fueraborda)

Bueno, hoy nos dirigimos, segundo día en la pampa boliviana,

a la laguna del Arrocillo, donde vamos a intentar

ver anacondas.

A ver si tenemos suerte, porque los últimos dos grupos

no han visto nada.

Así que cruzamos los dedos.

(IMITA CHIMPANCÉ)

Llevan dos semanas trayendo grupos y se han ido sin verlas.

Esto no es como un zoo. Si están, las ves;

si se hunden en el barro y no las encuentras, te vas sin verlas.

Pero si no las vemos, tampoco pasa nada, ¿eh?

Llegamos hasta la zona donde suelen vivir las anacondas,

una especie de ciénaga.

La verdad es que se hace complicado andar por aquí

por la cantidad de barro que hay.

¡Anaconda, anaconda!

(ASUSTADA) ¡Ay, ay, ay, ay! ¡Ay, por favor!

No quiero que me pase cerca de los pies. ¡Ay, que me viene!

¡Que la tengo en la piern...!

Graba.

¡Ay, no!

La tengo justo... Se ha movido desde ahí como una loca

y tengo la cabeza ahora mismo en el pie,

y noto el cuerpo encima de la bota.

¡Sal! La tengo en los pies.

Mírala.

¡Ay, mírala cómo la tengo enroscada!

GUÍA: No te va a hacer nada.

¡Ay, qué horror! No me quiero mover por si la piso.

¡Ay, ay, ay! ¡Mírala, mírala, que la tengo en los pies!

Tranquila, tranquila.

Qué susto.

Las anacondas atacan a sus presas enroscándose alrededor de su cuerpo.

De esta manera, las asfixian y rompen sus huesos

para luego tragarlas por completo.

La verdad es que ya me veía siendo digerida por este hermoso animal.

Mejor largarse por si se arrepiente.

Bueno, estamos delante de un ejemplar de anaconda

de aproximadamente un metro y medio.

Ahora la veis arrugadita y no se ve todo el largo,

pero os prometo que es un metro y medio.

Aun así, estos reptiles

pueden alcanzar los doce metros de longitud

con unos diámetros lo suficientemente grandes

como para poder ingerir un ternerito

o un pequeño gamo.

GUÍA: En esta laguna hemos podido encontrar una anaconda

tragándose a un ternero.

Tardó como tres horas en tragarla y...

duró como dos semanas en digerirla.

Como el zapato me viene grande,

se me ha hincado el zapato.

He sacado el pie con el calcetín, lo he metido

y se me ha empapado.

Me he reído cuando mi madre tenía miedo porque estaba en su pie.

Un caimán negro.

Mide aproximadamente cuatro metros.

Son animales muy, muy, muy tímidos.

Enseguida que ven al ser humano, tratan de huir y esconderse.

Lo que tengo aquí detrás es una capibara, quizás...

el roedor más grande del mundo.

El mono chichilo

utiliza frecuentemente las orillas de los bosques

y sobrevive en zonas aisladas como consecuencia de la deforestación.

Se alimentan de frutas, bayas, nueces, flores, hojas,

arácnidos y de pequeños vertebrados;

y, como veis, también de los turistas.

La globalidad también les llega a ellos.

La principal amenaza a la especie es la degradación del hábitat

y la captura indiscriminada e ilegal.

Como Mateo echa todos...

Después de disfrutar con estos simpáticos animalitos,

ha llegado otro de los momentos más tensos y peligrosos

de este capítulo:

bañarnos en el río plagado de pirañas y caimanes

para estar al lado de los delfines rosas.

Mami, estoy un poco nervioso por ir a lo de...

los delfines, porque...

yo creo que van a hacer así, nos van a coger con la punta,

nos hacen así, no nos sueltan,

y entonces nos morimos.

Me da un poco de miedo porque hay pirañas,

pero... los delfines

también me dan un poquito de miedo

porque te cogen y te tiran para abajo.

Pero creo que va a ser muy divertido.

Yo me voy a bañar con los delfines rosas

en estas aguas, pese...

a este número de animales salvajes que hay aquí.

¿Me acompañáis?

¡Allá voy! El primero, el papá, como siempre, de la familia.

¡Vamos, chavales!

Yo no me hubiera atrevido.

Ni yo.

¡Que me voy muy lejos!

Yo estaba tranquilo. El guía dijo que los alligators y caimanes

tenían bastante comida y estaban saciados,

por eso me decidí a hacerme el machito dentro del agua.

Voy a intentar no pensar

en todo lo que he visto a orillas de este lago,

me voy a concentrar sólo en los delfines.

¡Fíjate!

¿Ha salido?

Entre las especies de delfines de río,

los delfines rosados del Amazonas son considerados

los más inteligentes.

(ENTUSIASMAD0) ¡Reto conseguido!

Estamos aquí, con los delfines rosas,

dándonos un pedazo de baño.

Ni rastro de alligators ni de pirañas, ¿verdad, Mateo?

Sí.

(PARA ASUSTARLA) ¡Uy!

Por su llamativo tiente rosado,...

Pues a mí no me parecen muy rosas.

...desgraciadamente es una de las especies más valoradas en acuarios.

Es difícil de entrenar

y con una mortalidad alta en cautividad.

No quiero ver nunca a este animal en un acuario. ¡No es justo!

Adiós, delfines rosas.

Os quiero. ¡Mua!

Me ha gustado bañarme con los delfines rosas,

aunque tenía un poco de miedo por si me comían las pirañas.

Escojo el descenso por "La carretera de la muerte" en bici,

es adrenalina a tope.

Me lo pasé genial pescando pirañas.

¿A que no sabéis quién pescó la más grande?

Me ha impresionado mucho el mercado de brujos de la Paz,

con todos los remedios naturales que venden y esos fetos de llamas.

(Graznido)

¡Qué guapa!

Los cazadores matan a la madre,

arrancan a las crías y las comercializan.

¡Ay!

Estas huellas son de una tortuga gigante con pinchos.

Vamos a la caverna de Umajalanta.

Lo máximo que ha llegado el hombre a penetrar ha sido 7 kilómetros.

Nosotros en total vamos a andar como unas dos horas.

Esto es caca de murciélago.

Vale, vas bien. Agárrate bien a la cuerda.

¿Y papá?

Estoy un poquillo nervioso porque sufro de claustrofobia.

¡Sacadme de aquí!

(ATERRORIZADO EN BROMA) ¡Sacadme de aquí!

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • La Paz- Rurreenaque

Mi familia en la mochila. Family Run - La Paz- Rurreenaque

02 nov 2018

Un autobús lleva a toda la familia a la capital de Bolivia, La Paz, donde aprovechan para descubrir la ciudad de una manera original y low cost: uniéndose a un Tour Gratuito por el centro. Pasan varios días en este destino alternando actividades: suben en teleférico a 4.000 metros de altura, donde se encuentra el mercado de El Alto. Los días en la Paz concluyen con el descenso, en bicicletas de montaña, por la impresionante Carretera de la Muerte. En una aerolínea local los makuteros vuelan al norte, a Rurrenabaque, una preciosa zona de selva y pampa.

Histórico de emisiones:
22/11/2015

ver más sobre "Mi familia en la mochila. Family Run - La Paz- Rurreenaque" ver menos sobre "Mi familia en la mochila. Family Run - La Paz- Rurreenaque"
Programas completos (37)

Los últimos 44 programas de Mi Familia En La Mochila - Family Run

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios