www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
3868439
Para todos los públicos Mi familia en la mochila - El chuletón gigante - ver ahora
Transcripción completa

la Ruta 66.

En el capítulo anterior, iniciamos la ruta más famosa del mundo:

la Ruta 66.

Donde conocimos a unos gigantes enormes.

Convivimos con una familia amish.

En este capítulo, conoceremos la tienda de Little Rojo,

el conejo más famoso de la ruta.

Cruzaremos un puente muy auténtico.

Vendréis con nosotros al "súper".

Nos subiremos en el primer "monster truck" del mundo.

Y en los coches de la película "Cars".

Nos quedaremos sin "sopa" en pleno desierto de Texas.

Y concursaremos en el reto más indigesto del mundo.

¡Echa gasolina en tu caravana!

¡Que la nuestra ya está a tope!

(Silbido)

Planifico la ruta.

Soy la "cámara-woman".

Lo mío son los animales.

Me molan los videojuegos.

Y elijo dónde comer y dormir.

Me encantan las redes sociales.

Grabo vídeo-diarios.

Como de todo. (SE RELAME)

Y además...

(TODOS) ¡...nos encanta viajar en familia!

(Ladrido)

(Graznido y frenazo)

"En este capítulo, viajaremos desde Springfield, Missouri,

hasta Amarillo, en pleno desierto de Texas.

(LASTIMERA) ¿Alguien quiere un perro en adopción?

Abstenerse 'makuteros', por favor."

Tenemos que llegar hasta San Luis, que ya es cambio de estado.

Es una ciudad

que es la capital del estado de Missouri.

Vamos a tocar ya el río Misisipi.

Es importante llevar

un cinturón de seguridad

bien apretadito

porque esta furgoneta, sin duda, "tiene" un montón de baches.

Entonces, con cada bache,

pues tú puedes salir volando,

darte con el techo o darte con la mesa.

Cuando viajas,

no te creas que siempre estás ahí divirtiéndote

y haciendo cosas divertidas. Nada de eso.

También te llevas tus deberes,

tu agenda, tu libro de lectura...,

y vas haciéndolos durante el viaje.

Así, cuando llegues al colegio,

también has estudiado, pero sin ir al colegio.

(Canción country)

Como los niños se están portando, vamos a un lugar que les gustará:

el Henry Rabbit Ranch.

(SONIA EN INGLÉS)

(DEPENDIENTE)

(SONIA)

(DEPENDIENTE)

(SONIA)

(DEPENDIENTE)

Aquí estoy con Little Rojo,

el conejo más famoso de Henry

y, como veis,

busca la atención de la gente,

cuando están sin hacerle mucho caso, para que le rasquen...

y se pone a dos patitas.

Hola, Little Rojo, ¿qué tal?

¿Habéis visto esta zona que tiene aquí un cementerio

de los conejitos que se han ido a mejor vida?

Mira, tiene todas las lápidas puestas. Qué fuerte.

Tiene puestos todos los nombres.

(Música de guitarra)

¿Y ahora qué hacemos? Con este doble cartel, yo...

aquí sí que no tengo ni idea de adónde tirar.

Pone para adelante o para la derecha

y que ambos van a los dos puntos.

No sé, voy a mirar. A ver.

Al final, lo echamos a suertes y tiramos para la derecha.

Seguro que era de frente.

Buscamos un antiguo puente de la Ruta 66.

Mira ya sé. Hay que cruzar el puente éste largo

y, justo donde vamos, está debajo.

Hemos dado con el puente de suerte.

Este puente mide dos kilómetros, Cande,

y era de la antigua Ruta 66.

El paso ahora ya sólo lo han dejado vía peatonal y de bicis.

¿Y sabes cómo se llama el río que tenemos debajo?

¿El Misisipi?

Muy bien, el río Misisipi.

Los norteños y sureños aquí tuvieron sus grandes batallas

para controlar este gran río, ya que era

la línea de transporte

natural de mercancías entre el norte y sur.

Dejamos atrás el estado de Illinois y cruzamos al estado de Missouri.

Su nombre hace honor a la tribu siouan.

Su capital es Jefferson City y entre sus ciudades más importantes

se encuentran San Luis, Kansas City,

Springfield y Columbia.

(Claxon)

Entramos en San Luis, denominada "La puerta del Oeste",

porque desde aquí partían las caravanas

para colonizar los territorios que habían sido españoles.

A partir de ahora, dejamos de bajar al sur

para seguir dirección oeste.

¿A ver quién es el primero que toca el agua?

¡Yo "primer"!

Parece bastante sucia el agua del río Misisipi, ¿no?

Según cuenta la leyenda, en San Luis

se escondió el famoso forajido Jesse James.

Oficialmente, murió tiroteado por su primo

en 1882,

pero, según algunas versiones, murió tranquilamente en su casa.

Parece un tobogán gigante, me dan ganas de tirarme.

Pues mejor no, Mateo. Es un consejo.

Estamos en The Gateway Arch,

el monumento representativo de San Luis,

la ciudad más grande que vamos a cruzar

durante esta Ruta 66.

Se construyó para conmemorar

la conquista de los americanos hacia el Oeste

y es el monumento más alto de acero inoxidable del mundo.

Hemos venido a una gran cadena de supermercados

muy famosa aquí en Estados Unidos

y os vamos a enseñar cómo se hace aquí la compra.

Como veis, aquí te puedes mover con el carro tradicional

o con un carrito automatizado, que está para gente con poca movilidad

o gente con exceso de peso, porque recordemos que un problema

muy grande que hay en Estados Unidos es precisamente eso,

el sobrepeso.

Ésta es la compra que hemos hecho para toda la semana,

un carro de cien dólares y, como veis,

los productos son casi todos tamaño familiar, como nosotros.

Unas cebollas como las de casa,

papas fritas originales con sal,

salsa "pesto" para unos espaguetis,

sirope de chocolate... ¡Toma, Candela!

Esto es un galón de leche. Aquí la leche no se vende por litros,

sino que se vende por galones, que es una medida bastante mayor que

un litro, tiene casi...,

de hecho, son 3,78 litros.

Platanitos, importante; espaguetis,

champú, fruta

y gel, para la duchita;

fresitas, más bien ricas; las nubes.

Éstas vienen de... Huelva.

Mmm, qué bien huelen.

Tortitas, chicles, pan.

¡Nos vamos!

(Música de banjo)

Y con la compra realizada, sólo nos queda buscar un lugar donde aparcar

y pasar la noche.

¡Mañana más!

(Claxon)

Mateo,

¿a que Estados Unidos es un país guay para viajar con la caravana?

Ya te digo, en "RV", como dicen ellos.

Siempre encontrarás campings bien equipados...

...donde cargar la batería, donde rellenar el agua...

¡Y tienen wifi!

Además, en muchas gasolineras

podrás recargar agua gratis.

Hoy me he despertado a tope: paseo a "Pipa",

recojo sus bolitas, friego los cacharros,

saco a mis hijos al parque, izo la bandera del camping

y a conducir. Hay que aprovechar al día, amigos.

Y es que la primera visita del día va de velocidad, monstruosa,

como el pedazo de "bicho" que vamos a ver ahora.

Y es que Antonio y Mateo están...

...emocionados, porque vamos a conocer a "Bigfoot",

el primer "big truck" que se construyó aquí en América.

¡"Bigfoot"!

Ellos tenían, inicialmente, una tienda

de repuestos de automóviles y, para promocionarla,

lo que se inventaron fue este gran "truck"...

con el que grabaron un vídeo en que pasaban por encima

de unos coches

hechos chatarra.

Y de esa manera, bueno, pues querían promocionar

su tienda de recambios, de repuestos... En fin,

no existía YouTube, y este vídeo,

hasta que no lo vio un comerciante y lo fue llevando de sitio en sitio,

no se empezó a hacer famoso. Luego le propusieron

montar un gran evento con este "supermonster truck".

Y a partir de ahí, todas las marcas vieron el potencial

de este tipo de carros

y montaron una liga y, bueno, es lo ahora lo que son los Monster Truck,

que una cosa gigante aquí en Estados Unidos.

Estamos delante del original, de "Bigfoot".

(GRITA) ¡Family "Bigfoot"!

Nos dirigimos a Galena, Kansas,

pero primero pasamos por Joplin, Missouri,

un pueblo que tuvo gran auge económico por la minería

y popular por ser el refugio de los famosos delincuentes

"Bonnie and Clyde".

Entramos en Kansas. Es el estado con menos recorrido en esta ruta,

sólo 20 kilómetros.

Hay que fijarse bien en las señales porque, a pesar de ser pocos km,

es bastante caótico seguir la ruta:

aparece, desaparece, cruces, desvíos...

Kansas significa en sioux "pueblo del viento del sur".

Estas tierras habían estado pobladas por diversas tribus nativas,

formaban parte de Luisiana

y fue comprada por Estados Unidos a Francia.

En Galena, nos detenemos

en una antigua gasolinera llamada "Cars on the route".

Pero no paramos aquí a echar gasolina. ¡No, señor!

¡Qué guay, los coches de "Cars"!

¡Es verdad!

Pues sí, amigos, aquí tienen algunos vehículos

que inspiraron la película "Cars".

Éste es Red, el bombero de la Ruta 66.

Como veis en las películas o no lo veis vosotros,

pues sale que Red, cuando hay algún fuego

como de chorra, pues algunas veces hacen que se quema

una llamita así de planta y él lo apaga.

(IMITA UN MOTOR)

Y luego, aquí tenemos a Mate.

¡Eh, Red!

Que es el que siempre se inventa las historias

en algunos capítulos,

pero que... no son verdaderas.

Y aquí, en sólo algunas películas,

sale éste, que es el abuelo de Mate.

A esta antigua gasolinera se la llamó "Four women on the road"

porque fue reconvertida por cuatro mujeres del pueblo de Galena

en bar y tienda de regalos, negocio que se conserva actualmente.

A mí, el que más me gusta es éste de las paletillas. ¡Eh, Mate!

AMBOS: ¡Eh, Mate!

(SONIA RÍE)

Y, a toda marcha, como Rayo MacQueen,

continuamos nuestra ruta.

Dejamos el estado de Kansas y entramos en Oklahoma.

Pasamos por Miami, primera ciudad ocupada por los colonos

en territorio indio, concretamente de la tribu de los cherokees.

El hijo de un misionero llegó a esta zona

y, loco por hacerse con un trozo de tierra fértil,

se fue a Washington para solicitar la titularidad de las tierras.

Le autorizaron el rancho y así Miami pasó a ser

la primera población registrada en territorio indio.

(ACENTO CUBANO) Ahora mismo, "brother", estamos cruzando Miami,

pero no Miami de allá, de Florida. Ése no vale.

Éste es el auténtico, el Miami cherokee,

el Miami de Oklahoma City, hermano.

Una de las cosas que más me llama la atención

es que estos pueblos no están pensados para andar.

Hay una "main street", una calle principal,

que es un poco el eje de la población,

y ya, alrededor de eso, se esparcen las casas.

Y no hay prácticamente aceras, todo el mundo va de un sitio a otro

en coche siempre.

Son ya casi las 5 de la tarde.

Prácticamente, a las 6 cierran todas las recepciones de los campings,

así que voy a llamar para reservar

y ver dónde dormimos hoy.

(HABLA EN INGLÉS)

Ok.

Vale, listo.

Tenemos que parar en la parcela número 10

y mañana a las 9 nos hace el "check-in" y nos cobra.

(Claxon)

Buenos días, amigos, nuevo día, a finiquitar los quehaceres rutinarios

y arreando.

Pasamos por Verdigris y llegamos a Catoosa,

donde tenemos la Catoosa Blue Whale,

una ballena azul de cemento de 28 metros de largo

donde puedes entrar por la boca y recorrer su cuerpo junto al río.

Fue construida en 1972 por un hombre, como regalo a su mujer,

que coleccionaba figuritas de ballenas.

Es un poco horterilla y poco tiene que ver con la Ruta 66,

pero los peques se lo pasan genial.

Y los no tan peques también.

Chicos,

venga, que es la hora de ponerse a hacer los deberes.

Jo, más que la Ruta del Cowboy,

la podíamos haber llamado academia "La caravana".

No paramos de estudiar.

En Estados Unidos, las distancias muchas veces a recorrer

son enormes.

Esto hace que haya que pegarse algún madrugón que otro

y que los niños estén un poco más cansados.

Pero bueno, ya haremos

momentos de más relax

más adelante en la ruta.

(Cataclismo)

Si por algo es conocido Oklahoma, es por dos cosas:

por su herencia cherokee

y por todos los pozos de petróleo que inundan el paisaje,

aunque los primeros en extraerlo en todo el mundo fueron los chinos.

¡Bueno, me voy que me empapo!

Mira, papi, a uno le han parado.

Seguro que por saltarse el límite de velocidad.

Ten en cuenta que el límite de velocidad está entre 88

y 110 kilómetros por hora, dependiendo del estado.

¡No te lo saltes!

¿Qué hacer si te paran? No te bajes del coche,

manos al volante y darle la documentación si te la piden.

A nosotros nos paró un agente en la Ruta 66,

pero parecía que tenía más ganas de hablar que de otra cosa.

Ese policía era enrollado, ¡pero ojo!,

a lo mejor hay otros que no lo son tanto.

Nuestro consejo: conocer las normas, atender a lo que nos pidan

y, sobre todo, estar relajados.

Seguimos dirección a Amarillo.

Nos han hablado de un lugar donde tienen todo tipo de artículos

de indios cherokee, ¡incluido un bisonte que esta vivo!

Es una pena tener que ver a estos animales aquí así, ¿eh?

Imaginaos, chavales, antes,

todo esto sin vallas, sin nada,

y todo lleno de estos hermosos animales

y los cherokees, que una vez al año, cuando llegaba la primavera,

bajaban de las montañas y cazaban exclusivamente

los que necesitaban.

Consumían su carne y utilizaban

sus pieles para abrigarse.

Es una pena

tener que verlos así, desde una valla,

cuando antes en Estados Unidos

había más de cien millones de bisontes americanos,

de búfalos.

¿Y por qué ahora tienen que estar en la valla?

Porque los han matado prácticamente a todos.

Sólo quedan como 350.000 ejemplares en todo el país

y lo usan para carne o para algún parque nacional,

que hay algún bisonte, pero prácticamente los han exterminado.

Hemos venido a una tienda india

para ver qué tenían los indios

y para cotillear un poco.

Aquí hay un colgante que es como de piedra,

que tiene un dibujo de búfalo.

Y suelen poner mucho los dibujos de búfalos

o cosas con búfalos

porque son animales muy queridos

y solían ser

de mucha utilidad a los indios.

Mirad, aquí tenéis los gorros

que utilizaban los indios.

Son así como hechos de plumas,

de pelo... Están guays.

Antes, como creían mucho en los dioses,

pues hacían montañas súper grandes de cosas.

Cogían un colgante, se lo creaban...

y así es como creían en los dioses.

¡Indio a la carga!

Pero vamos a dejar de "hacer el indio" porque esto es...

AMBOS: ¡La Ruta del Cowboy!

(COMO SI AZUZARA A UN CABALLO)

En una de estas praderas tuvo lugar una carrera de caballos

para adjudicarse tierras expropiadas a los indios.

Participaron 60.000 personas,

pagaron 14 dólares por la inscripción

y tenían que correr con sus caballos como locos

para plantar una bandera

y adjudicarse así

64 hectáreas de terreno.

Hay una peli que se llama "Un horizonte muy lejano",

protagonizada por Nicole Kidman y Tom Cruise,

que cuenta muy bien esta odisea que pasó aquí.

Hacemos una paradita para visitar una tienda muy especial

que se llama Sand Hills Curiosity Shop.

Lo curioso es que los dueños no venden nada,

disfrutan dando hospitalidad

y que podamos contemplarla como un museo.

Mala suerte, está cerrada.

Estamos aquí, en la tienda de Rockshow,

que es una tienda mítica de señales

y de carteles y de hitos

que había durante toda la Ruta 66.

Además, el hombre tocaba junto a su mujer la guitarra

y hacían unos shows impresionantes

y la gente se lo pasaba "chachi".

Una señora nos invita a conocer su casa.

Vende cientos y cientos de trastos,

desde bañeras, letreros, bicis,

botellas vacías, indicadores de dirección...

¡Hasta un botijo!

Y diréis: "¿Qué botijo?". Éste.

Abandonamos Oklahoma y damos la bienvenida al estado de Texas.

Por cierto, se nota que conduzco yo, hasta la caravana está más alegre.

Aunque con tanta alegría, a mami

se le está olvidando un pequeño detallito.

Estoy un poco atacado porque estamos con el depósito sin gasolina

y aquí la amiga está "tirando" a ver si encuentra

alguna "sopera", pero yo... lo dudo mucho.

¡Aquí, aquí, te la pasas! Te la pasas seguro.

Dios, una auténtica gasolinera.

Hacia el otro lado. Aquí... Ahí, ahí, ahí.

Salvados "in extremis",

depósito prácticamente a cero y hemos encontrado esta gasolinera.

¡Menos mal! Venga, voy a poner "sopa".

Esta mujer no quiere parar en ningún lado.

Aquí en Texas las distancias son tan grandes

que, prácticamente,

entre una gasolinera y otra hay casi un depósito.

Bueno, vamos a probar en este pueblo a ver si podemos encontrar algo.

La única gasolinera que hay en no sé cuántos kilómetros a la redonda

y está cerrada. ¿Qué hacemos, tío, estamos sin "sopa"?

He preguntado a unos tíos ahí y nos van a llevar a una que hay cerca...

Mira, está ahí. Estábamos al lado, macho, estábamos al lado.

Sí, claro.

Al ladito.

Menos mal que este buen hombre, un buen samaritano del pueblo,

nos está escoltando hasta la gasolinera. Pero estaba

a una milla y media, o sea, como dos o tres kilómetros de la otra.

Sí, sí, espérate que nos quedemos tirados antes de entrar.

"Thanks."

"Thank you, thank you very much."

Éste se ha quedado tirado, éste se ha quedado tirado.

Sí, se ha quedado tirado, como nosotros. Debe ser...

Menos mal que no está arrastrando una caravana, me veo como éste.

Pero con una caravana, me pega..., ¡me da un síncope!

Esto debe ser bastante habitual, lo de quedarte sin "sopa" en Texas.

¿Esto no lo hacía el "gasolinero"?

En las pelis americanas siempre salía

el tío de la caseta

a limpiarte el cristal, macho.

La caravana ya ha comido su "sopa".

Y hablando de comida... Mateo,

¿quién es capaz de zamparse dos kilos de chuletón

sólo por ahorrarse la comida?

Papá.

Llevo todo el día sin comer, ¿por qué?

Porque estoy aquí para el gran reto,

para el reto de "Free 72 on steak".

¡Que no muera!

¡Un chuletón de dos kilos!

Vamos, Antonio.

Sólo aquí, en The Big Texan.

¡Te están llamando!

(GRITA ALEGRE)

Venga, vamos para adentro.

(EN INGLÉS)

(CAMARERA)

Ok.

(ANTONIO)

Son unas reglas bastante básicas: una vez que empiece,

nadie puede tocar nada de mi plato:

yo solo contra ese pedazo de filete de dos kilos.

Tengo que pagar la cuenta antes de comenzar el reto

y, si lo gano, me lo devuelven.

Y no me puedo levantar de la mesa, eso es importante,

por que si me entran ganas de hacer pis, no puedo levantarme.

Antonio está totalmente como una cabra

porque sólo 120 personas en la historia de este restaurante

han conseguido superar el reto.

El último fue una señora que lo hizo

en tan sólo diez minutos.

Creo que le va a dar algo, de verdad, porque mucha gente

acaba de verdad en el hospital.

(ACENTO VASCO) ¡Ay, pa! Yo sangre vasca

y eso para mí es una pulguita.

Voy por ello. ¡Ahí va!

(IMPLORANTE) ¡No quiero que mueras, papi!

MUJER: "...three, two, one... Go!"

Ok.

¡Venga, Antonio, vamos!

(Entusiasmo en la sala)

(Música country de violines)

Venga, papá, corre.

¿Cómo que corre? Que le va a dar algo. Déjalo que mastique.

Ánimo, Antonio.

Voy a renunciar, ahora que entra uno nuevo y que...

va a tener todo el foco de atención. Voy a salir por debajo de la mesa

y voy a meterme esto...

Pon la salsa.

(RESIGNADO) Y esto para mañana a mediodía.

Eso para "Pipa".

¿Y el postre? ¿No me traen el postre o qué?

Muy bien, Antoñito.

(HACE COMO QUE LLORA) Lo he intentado, lo he intentado.

Hijos, lo he intentado.

Dame el brazo.

(MORIBUNDO) Llevarme, llevarme...

Estos diez Cadillacs aquí enterrados

con el culo al aire, como quien dice,

son la obra excéntrica de un multimillonario.

Hemos venido a Roswell porque este pueblo

se hizo muy famoso hace sesenta años

cuando calló aquí un ovni en un rancho.

Estamos en White Sands, el parque de arena blancas

elegido por los viajeros

como uno de los mejores parques este año

en todo Estados Unidos.

El puente sobre el río Grande

en una de sus gargantas mas profundas.

The Breaking Bad,

una serie que causó furor en su momento,

pero vamos a ir a visitar, porque se rodó aquí en Alburquerque...

Los espacios más interesantes son los puntos míticos

donde se rodó esta serie impresionante.

Vamos alquilar unas bicis y nos vamos a poner en marcha.

¡Se ha movido la caravana! ¿Lo habéis visto?

¡Mira, se está moviendo! ¡Se está moviendo!

(Sintonía final)

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • El chuletón gigante

Mi familia en la mochila - El chuletón gigante

26 nov 2018

Una familia de 4 miembros y su perro recorren EE.UU. de costa a costa. En la ruta conocerán a Henry, propietario de un rancho de conejos. Nos enseñarán como se hace una compra en el súper al más puro estilo americano. Descubriremos los" monster truck", y los "trading post indios".

Histórico de emisiones:
15/01/2017

ver más sobre "Mi familia en la mochila - El chuletón gigante" ver menos sobre "Mi familia en la mochila - El chuletón gigante"
Programas completos (37)

Los últimos 44 programas de Mi Familia En La Mochila - Family Run

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios