www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4981018
No recomendado para menores de 16 años Metrópolis - Bienal de Shanghái 2018 (I) - ver ahora
Transcripción completa

(Música)

"Shanghái, histórico centro comercial

y cultural de China,

ha experimentado desde los años 90

espectacular crecimiento económico, arquitectónico y artístico.

En 1996, se convirtió en sede de una bienal de arte contemporáneo

que desde 2012 se celebra en el Power Station of Art,

una antigua central eléctrica convertida en museo.

El comisario jefe de la presente edición,

Cuauhtémoc Medina, se ha inspirado en el término 'prorregreso',

del poeta E. E. Cummings,

para reflejar la situación sociopolítica mundial

a través del arte,

En el primer programa que 'Metrópolis' dedica

a la Bienal de Shanghái 2018,

presenta las líneas de investigación y aportaciones

de sus cocomisarias Weiwei Wang, Yukie Kamiya y María Belén Sáez."

Si bien los comisarios trabajamos de una manera colaborativa

y tomando decisiones de conjunto,

el proyecto tiene, al mismo tiempo,

una serie de relatos grandes,

sobre todo en las áreas más públicas de Power Station of Arts,

que en muchos responden a comentar

la argumentación general de la muestra.

Y cuatro minirelatos

que cada uno de los comisarios tomó a su cargo

de una manera individual.

(Alarma)

Weiwei Wang se ocupó de una sección que estaba enfocada a examinar

la tensiones entre emancipación

y opresión y dominación en la sociedad contemporánea.

La manera en que muchos artistas están trabajando

en relación a esa temática de muchas maneras.

Soy una comisaria radicada en Shanghái.

Pero me interesan mucho los artistas asiáticos

y en particular, del este de Asia.

Dado el trasfondo histórico y cultural tan complicado

que tiene este continente,

creo que es importante investigar, estudiar y seguir

a los creadores asiáticos.

Y nos puede ayudar a entender mejor la historia y la cultura asiática.

Y fomentar el intercambio entre los pueblos asiáticos.

En mi investigación

y en mi trabajo de estos últimos años

me centré en desarrollar proyectos con jóvenes artistas asiáticos

viendo cómo expresaban su ADN cultural

a la vez que se posicionaban en el contexto global

y en el mundo del arte internacional.

Mi trabajo es una reacción a diferentes situaciones.

A veces hago instalaciones y otras uso la imagen y el sonido.

Dos de las obras tienen que ver con mi situación sentimental.

En una de ellas, titulada "Rincón de pensar para chicas",

practico una frase.

Es una frase muy neutra

que quiere decir "¿A que sí?" en chino.

Yo dije esa frase y de repente mi exnovio se enfadó.

Y eso precipitó nuestra ruptura.

Eso me dio que pensar en el tono.

Porque se trata de una frase muy neutra.

Pero que, según el tono,

puede expresar sentimientos totalmente diferentes.

Hay otra en la que estoy en un campo nevado

y miro hacia atrás.

Hay una voz que dice: "Mira hacia delante".

Tiene que ver también con esa ruptura.

Porque una de las razones de la ruptura

fue que mi exnovio dijo: "No vas a madurar nunca".

También tiene que ver con lo que hago.

Porque al arte no es una actividad bien vista.

Está marginado en la sociedad.

Y me dijo: "Mira hacia delante".

Y pensé en cómo la sociedad nos exige que miremos hacia delante.

Por eso, decidí mirar mil veces hacia atrás.

Creo que la perspectiva política

o las cuestiones de género o la memoria cultural

son indisociables.

No soy capaz de separar una cosa de otra en mi trabajo.

Pero creo que son cuestiones muy presentes

en la manera de pensar de los jóvenes asiáticos.

(CANTA EN COREANO)

Por ejemplo, hay una artista coreana,

Sire Eun Young Jung.

En sus creaciones, combina un formato tradicional

de la cultura asiática.

Se trata de las famosas ocho vistas

en la pintura china, japonesa y coreana.

Y ella las combina con imágenes de la mujer en Asia.

Propone una reflexión

sobre la manera en que nuestra cultura tradicional

nos proporciona cierta emancipación

para repensar la imagen de la mujer.

Para reposicionar la mujer asiática en la sociedad actual.

Hay otra artista china llamada Lu Yang,

que combina una profunda filosofía budista

con el "pop art".

O sea, que intenta transformar

esas ideas tan tradicionales en algo muy moderno

para llamar la atención de las nuevas generaciones.

(Música)

También contamos con un artista chino

muy reconocido y talentoso,

Yang Fudong, de Shanghái,

que de unos años a esta parte,

ha estado desarrollando su proyecto de cine museo.

Su idea es transformar el espacio del museo en un formato diferente.

Ha construido una escalera en el Power Station of Arts.

Y ha creado algo así como una visión de un espacio en movimiento.

En la inauguración organizó una gran "performance"

para la que colaboró con 500 estudiantes.

(HABLA EN CHINO)

Los 500 estudiantes bajaron las escaleras

y crearon una atmósfera muy potente.

Es una manera de cuestionar la forma que tiene la sociedad de moverse,

el desarrollo de nuestra sociedad.

Yukie Kamiya elaboró una selección

en torno a la confusión y prevalencia

de una mezcla de conflicto y paz, de guerra y armonía

con una característica muy ominosa de este momento histórico

que ve a veces situaciones

donde conviven la mayor violencia

y la funcionalidad del aparato económico y social.

El término que acuñamos "prorregreso" de progreso y regreso,

fue propuesto por el comisario jefe, Cuauhtémoc.

Es un término muy inspirador que nos permite describir

el estado actual de la sociedad y el mundo.

A mí me dio pie a reflexionar sobre la paz y la guerra;

sobre los conflictos, pero también sobre la paz.

Hoy en día, a raíz de la globalización,

todo el mundo está conectado y comunicándose.

Pero a la vez hay impulsos regresivos

con gente que se obsesiona por los territorios y las fronteras.

Algunas de las contribuciones de los artistas son fascinantes.

Por ejemplo, a la entrada se pueden ver unos coches volcados

que son obra de un artista japonés, Yuken Teruya.

Es de Okinawa, una isla del sur de Japón

marcada por la presencia de una base militar estadounidense.

Siempre ha habido conflictos entre lugareños y la base militar.

En los 60 y 70 hubo muchas revueltas

y la gente volcaba los coches de la policía en las calles.

Naturalmente, la memoria de aquello está desapareciendo.

¿Cómo se puede recordar esa historia para no olvidarla en el futuro?

El artista ha creado un nuevo deporte reuniendo a gente

y organizando una especie de competición

para volcar coches lo más rápido y elegantemente posible.

Así la gente se divierte, pasan un rato juntos y compiten.

Pero en el fondo, cuenta la historia del lugar.

Tenemos a un artista de Chicago, de Estados Unidos, Michael Rakowitz,

que habla de la invasión de Irak en 2003

y que produjo muchos desastres, entre otras cosas,

en el Museo Nacional de Bagdad,

que perdió muchísimas piezas por culpa de la invasión.

Fueron destruidas, robadas; desaparecieron.

Él descubrió en la biblioteca de la Universidad de Chicago

todo un archivo.

Y empezó un proyecto que sigue en curso

de recrear las piezas destruidas y robadas

con papel de periódico o papel de embalar.

O sea, materiales de la vida cotidiana.

Y en sus talleres se recrean esos objetos desaparecidos.

El artista británico Simon Starling

tiene una práctica artística muy atrevida.

Pero también es investigador.

Y descubrió una iniciativa científica

para crear magnesio a partir de agua de mar.

Con esa técnica fabricaron una bicicleta muy ligera

en Inglaterra, en los años 80.

Y él la ha usado para fabricar una canoa con agua del Mar Muerto.

El Mar Muerto está en el centro de muchas disputas políticas.

Él no ha usado nada del otro mundo, solo agua de mar,

algo que estaba allí ya,

con la idea de usarla como medio de comunicación.

A lo largo de mi carrera he tomado temas de la pintura,

temas tradicionales de la pintura occidental,

tratándolos de adoptar

a intereses y perspectivas del arte contemporáneo.

En esta serie última que desarrollé,

me enfrento a un problema

más específico de la memoria y la historia.

En particular, de cómo se representa algo

tan irrepresentable como el Holocausto.

Me encontré con un fenómeno

que en algunas de las cámaras de gas nazis

se produjeron manchas azules sobre las paredes

a través del tiempo.

Estas manchas azules siguen siendo visibles

en algunas de las cámaras de gas que aún existen.

Y son de un azul intenso muy impactante.

Bajo análisis químico, estas manchas, sucede, son idénticas

a un pigmento cuyo nombre curiosamente es "azul de Prusia".

Y este pigmento, yo creo, me permite tomar o asumirlo como un ancla,

digamos, de la historia del mundo real,

de algo que no es metafórico ni poético ni subjetivo

para enfrentar y articular

el hecho del Holocausto en pintura.

Tendemos a olvidarnos de la pérdida y la devastación.

Pero el arte tiene la capacidad de devolvernos todos esos recuerdos.

María Belén Sáez,

de acuerdo a la vocación de su propio programa en Colombia,

nos ayudó a armar una sección que responde

a la pregunta de la intromisión entre naturaleza y civilización.

La confusión hasta jurídica

que existe entre lo que hace el ser humano y las demás especies.

Estoy trabajando hace años en un programa de investigación

que se llama "Selva Cosmopolítica".

Ahí estamos indagando preguntas fundamentales

en la era del cambio climático que nos surgen.

Cómo actuar para imaginar una nueva forma de estar en común.

Y eso nos compele a darnos cuenta

de que palabras como "finanzas",

como "desarrollo", como "progreso",

son palabras naturalizadas que hemos tomado por dadas.

Pero que, en ese momento, hace que pensemos nuestra sociedad,

construyamos nuestra sociedad sobre las bases del corto plazo

y de la mirada corta.

Estamos viendo el cosmos.

(Pájaros)

¿Qué implica ese cosmos?

Reconocer que hay una cantidad de seres

que van más allá de lo que podemos ver.

Son entidades muy importantes de la vida,

que quizá eso sea lo sagrado, es la misma fuerza de la vida

que por el amor de sí misma persevera en sí misma.

Y ese conjunto de entidades físicas y no físicas,

visibles y no visibles,

forman ese inmenso cosmos de tiempo paralelo

y de realidades paralelas.

Incluso de espacios paralelos.

Entonces, es volver como a una idea de la multiespecie.

Y, sobre todo, reconocer otras epistemologías,

otras formas de conocer.

Porque nuestra mirada colonialista,

tanto nosotros los latinoamericanos, que hemos sido colonias,

como todo el mundo,

estamos ejerciendo la dinámica en la colonia

sobre la vida misma

y estamos siempre conquistando y usurpando.

Y a través de la violencia, explotando desesperadamente zonas

que hoy en día quizá son nuestra única esperanza.

Como por ejemplo, la gran selva del Amazonia.

Es un lugar donde podemos enfriar rápidamente

el planeta si lo cuidamos.

Yo soy un artista conceptual.

Parto de ideas, utilizo medios

de acuerdo a las soluciones que sean convenientes

para expresar esas ideas.

En este caso, en la obra que tengo aquí,

son dos grandes murales,

y son en cierto sentido experimentos dentro de medios convencionales

pero con materiales que son simbólicos reales

y que refuerzan la idea crítica que tiene la obra.

Uno de esos murales

está basado en un mapa satelital del río

con sus afluentes, sus humedales, y expresadas en hojilla de oro.

Y el resto está expresado en esta serigrafía

que tiene esa experimentación con material vegetal

de la hoja de coca.

El otro mural

es como una consecuencia de esa devastación

y son unas tormentas que están hechas en lodo,

porque la minería tala primero.

Esa madera seguramente se va a países del primer mundo.

Y luego se sigue la destrucción lavando en superficie oro con agua.

Esta agua llega a los ríos.

Los ríos son ríos de lodo.

Por supuesto que todo el ecosistema se destruye.

El mundo en sí mismo tiene una cantidad de seres

que son más inteligentes incluso que nosotros,

que el bosque mismo, esa selva, está llena de inteligencia

que alberga unas cantidades, formas de producir el futuro,

que incluso nosotros no estamos mirando.

El mundo durante los últimos 200 años

de vida industrial,

lo que ha hecho es ver la naturaleza como proveedora de recursos.

Pero sin respetarla.

Y hay que entender que la naturaleza viva.

Por eso es que nos da alimento.

Por eso es que reacciona.

Por eso es que se detiene.

Estamos mostrando "La ley del bosque",

una pieza para la que colaboré

con el arquitecto brasileño Paulo Tavares.

Fuimos juntos al Amazonas ecuatoriano

para entrevistar a unos indígenas especialmente amenazados

por las influencias extranjeras,

como las compañías petroleras, las compañías mineras, etc.

Nos interesaba especialmente Ecuador como país

porque tiene una nueva Constitución

en la que constan los derechos de la naturaleza.

Los bosques, los ríos, el mar, etc, tienen derechos legales.

Son sujetos jurídicos ante la ley.

Nos interesaba estudiar una serie de juicios revolucionarios

que se han estado celebrando en torno al Amazonas.

Fue importante dentro del caso para hacer entender a la Corte

cómo se está entretejiendo

la vida del pueblo de Sarayacu

con las montañas, con las lagunas, con los árboles,

con el Amazanga.

Con todos los espacios naturales.

Y eso tiene otros seres que no son visibles.

Que son los protectores.

Que son los que regulan el sistema.

Entonces, ellos tienen un derecho fundamental,

mucho más que nosotros, porque son los que protegen.

Esta monetización y esta corporación alrededor de lo viviente.

Y retornar a inventar nuevamente, porque no es volver al pasado,

sino entender esas otras formas de conocer

para de ahí construir quizá una sociedad reinventada.

Y va a ser necesario porque necesariamente es innegable

que la sociedad está en una transformación radical.

Todo el artista que trabaja desde hace unos 25 años

en videoinstalación, espacio, sonido, interactividad,

atravesando problemas que hemos vivido en Colombia.

Mi pieza concretamente está trabajada

sobre un par de ríos, ejes, en el país de Colombia,

donde recorrí los distintos accidentes

y problemas que tenemos de tala de árboles

y de intervenciones con hidroeléctricas.

Y la pieza fundamentalmente está situada

en el gesto que el río ejerce como cuerpo

que indica no dejarse tocar y no dejarse intervenir.

Entonces, es una lucha

entre la naturaleza y lo humano inscrito en la pieza.

Espero atrapar al espectador en una experiencia que conmueva

nuestras relaciones con lo natural.

(Alarma)

A la hora de repartir temas entre los comisarios,

yo me tuve que asignar una tarea de investigación concreta.

Aunque estaba a cargo del control del argumento en general.

Creo que me tocaba el tratar de elaborar un pequeño ensayo

sobre la situación de qué le pasa a la cultura y al arte hoy.

De qué manera la ambivalencia que permea

a la sociedad contemporánea

es también tanto la característica como el lugar de resguardo

y de potencial del campo artístico.

Entonces, de un modo muy amplio y a grandes pinceladas,

traté de elaborar sobre obras

que están siempre introduciendo

una especie de otredad o un momento de barbarie

en el campo artístico.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Bienal de Shanghái 2018 (I)

Metrópolis - Bienal de Shanghái 2018 (I)

11 feb 2019

Metrópolis dedica dos capítulos a la Bienal de Shanghái 2018, dirigida en esta 12ª edición por Cuauhtémoc Medina, y que está abierta al público hasta el 10 de marzo en el Power Station of Art. El primer programa se centra en las líneas de investigación y aportaciones de las tres co-comisarias Weiwei Wang, Yukie Kamiya y María Belén Sáez de Ibarra.

Shanghái, histórico centro comercial y cultural de China, ha experimentado, desde los años 90, un espectacular crecimiento económico, arquitectónico y artístico. En 1996 se convirtió en sede de una bienal de arte contemporáneo que, desde 2012, se celebra en el Power Station of Art, una antigua central eléctrica convertida en museo. El comisario jefe de la presente edición, Cuauhtémoc Medina, se ha inspirado en la palabra PRORREGRESO acuñada por el poeta estadounidense e.e.cummings, para proponer una reflexión sobre la actual situación sociopolítica mundial a través del arte. Para el crítico de arte y comisario de exposiciones mexicano, el término es buen reflejo de la complejidad y ambivalencia de un presente caracterizado por la constante pugna entre avances y retrocesos en los ámbitos político, social y cultural.

Dentro de este marco temático y conceptual general, Cuauhtémoc Medina y las tres co-comisarias Weiwei Wang, Yukie Kamiya y María Belén Sáez de Ibarra han incorporado a la bienal una serie de trabajos que reflejan sus líneas de investigación personales.

ver más sobre "Metrópolis - Bienal de Shanghái 2018 (I) " ver menos sobre "Metrópolis - Bienal de Shanghái 2018 (I) "
Programas completos (410)

Los últimos 427 programas de Metrópolis

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios