Medina en TVE La 2

Medina en TVE

Domingos a las 9:45 horas

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4977809
Para todos los públicos Medina en TVE - Medina, Islamismo y Yihad - ver ahora
Transcripción completa

En su día Voltaire, el escritor, filósofo, historiador,

abogado francés del siglo XVII,

señaló que la intolerancia era la enfermedad del catolicismo,

y en estos primeros compases del siglo XXI se ha hecho evidente

que el integrismo es la enfermedad del islam.

Nuestro invitado de hoy, Carlos Echevarría,

Jesús, trata de establecer la genealogía de esta infección,

los agentes que la contienen, que transmiten,

y las condiciones que, históricamente, la han favorecido.

Para no quedarse en la cómoda diagnosis del mal,

aventura una terapia.

Señoras y señores, muy buenos días,

la gran ventaja del análisis expuesto,

sin tapujos por nuestro invitado de hoy

es que en ninguna de sus fases el discurso está simplificado,

sustituyendo el conocimiento por la ignorancia arrogante

o el pensamiento por las consignas de consumo rápido,

para entendernos,

eso que siempre en los días posteriores

a despreciables atentados,

a todos estos acontecimientos ocurridos en los países árabes,

han circulado profusamente falsos mitos por las redes,

incluso ha llegado a contagiar a los medios

y el discurso político.

Existen fantasiosas formulaciones y expresiones aún más burdas

sobre el término Yihad

y es sin duda el concepto de la tradición islámica

más manipulado en las últimas décadas.

Por un lado,

la palabra árabe Yihad es sistemáticamente traducida

como guerra santa.

Con el fin mostrar que el islam es una religión

esencialmente violenta.

Así pues, el Yihad no es una guerra santa

para convertir infieles,

ni el islam busca imponerse a los no musulmanes

como se pretende divulgar masivamente.

El Corán presenta la diversidad de pueblos,

religiones y comunidades como algo querido por Dios,

y combina a los miembros de las diversas comunidades

a conocerse mutuamente.

Carlos Echevarría Jesús es profesor de relaciones internacionales

de la facultad de ciencias políticas

y sociología de la Universidad Nacional

de educación a distancia

y profesor del Instituto Universitario

General Gutiérrez Mellado de la UNED.

También fue profesor de derecho internacional público

entre 1992 y 1994.

Entre 2015 y 2018, vicedecano de investigación

y doctorado de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociología,

colabora con el Centro Superior

de Estudios de la Defensa Nacional desde 1987.

Sus áreas de especialización son

las cuestiones de seguridad y defensa.

Con particular atención a marcos regionales: Mediterráneo

y Oriente Medio, África subsahariana y Asia central.

Temática: islam e islamismo. Bienvenido, Carlos.

Un placer y muchas gracias por tu invitación.

Carlos, lo que ha acabado siendo el integrismo islamista,

la violencia y el terror tiene una génesis perfectamente tratable,

¿es verdad?

Indudablemente, los que abrazan esa ideología,

porque estamos hablando de una ideología,

hacen una selección en el seno del islam,

como doctrina y en la historia del islam.

Y hacen una interpretación

y con esa interpretación, siguen adelante

elaborando, como digo, una ideología que mancilla

a una religión, a una cultura y a una comunidad.

Es importante partir de esa realidad, manipulación y daño.

¿Qué es la Yihad?

La Yihad es... El término en árabe en singular,

el "yihad" es el esfuerzo,

pero en el mundo occidental, estamos muy acostumbrados

a interpretar siempre la Yihad como la guerra santa.

Es decir, un término que está relacionado con la violencia,

con el conflicto.

Es, por tanto, importante hacer esa pedagogía,

porque el esfuerzo de un creyente en el islam es algo bueno,

es para ser mejor persona, mejor creyente,

y para hacer cosas buenas y llevar acciones positivas.

Cuando lo interpretamos como lo hacen los yihadistas,

basándonos en esa perversión del islam que ellos elaboran

y lo hacen además con ahínco y con cierto éxito,

tienen ya, digamos, una praxis,

y por tanto, el Yihad es el combate,

el esfuerzo que se refleja en acciones terroristas,

en acciones de violencia extrema muchas veces.

¿Cómo explicaría la diferencia entre islamismo y yihadismo?

islamismo lo podemos relacionar con todos los demás ismos,

estamos hablando de una ideología. Sí.

Bien es verdad que, en el islam, religión y política

están muy unidas,

o al menos,

podemos situar esa unión con más claridad

que en otras religiones.

Pero la elaboración de la ideología,

del islamismo que se hace a lo largo de los siglos,

no es como otras ideologías que nacen en el siglo XIX.

Es una ideología que se basa en fuentes muy pretéritas del islam

y que van seleccionando

aquello que les es útil a la hora de elaborar eso, una ideología.

Del islamismo al yihadimo podemos encontrar varios matices,

la ideología como tal es rica, amplia,

el yihadismo y, en concreto, el yihadismo salafista,

a mí me gusta calificarlo con una sublimación,

de un reforzamiento dentro de esa ideología

para hacerla más coherente

y más útil para el combate y para ese esfuerzo violento.

Alguien dijo que los musulmanes no son parte del problema,

sino parte de la solución.

¿Cree que es así? Eso es lo esencial.

A fin de cuentas, no olvidemos que tanto la ideología como tal,

la valoremos como queremos cada uno,

pero sobre todo, esa perversión que lleva esa ideología yihadista,

a quien daña, en términos de violencia,

pero también de dañar la imagen es a los propios musulmanes.

Es decir, que la catarsis

que se tiene que realizar tiene que ser ante todo musulmana

y por supuesto, se está haciendo, afortunadamente,

en el seno del islam.

Los musulmanes de bien lo que hacen es tratar de separar,

de destruir, en términos ideológico-teológicos,

los argumentos de quienes mancillan a la religión

y a la imagen de los creyentes.

Existen hoy en día doctrinas consideradas

como la munición que hoy nutre Al Qaeda,

y al Estado Islámico, lo que queda del Estado Islámico.

¿Cuál es su opinión sobre estas doctrinas?

Hay doctrinas que, efectivamente, podemos relacionar

en ocasiones con estados, podemos relacionar con procesos

de elaboración a lo largo de la historia

y que, a fin de cuentas, son asideros en los que beben

y a los que se sujetan los que elaboran

a día de hoy, en términos de futuro, esa propaganda

que, además, llega a los confines.

Hablamos del Estado Islámico

en términos poco menos que de pasado.

Pero sigue siendo una realidad.

En términos terroristas, en algunas latitudes asiáticas,

y su ideología,

que es lo que nos importa, sigue ahí,

por tanto, es muy importante neutralizar desde el seno del islam

y el resto de la humanidad indudablemente,

estamos haciendo pedagogía unos y otros

para que esas corrientes que podemos calificar de rigoristas,

podemos calificar de corrientes que dificultan mucho la vida,

de aquellas personas que quieren convivir con las corrientes

del mundo actual como buenos musulmanes

y como buenos creyentes en el islam.

Donde hay que buscar los orígenes del yihadismo,

varias doctrinas propusieron una lectura del Corán

apegada a su literalidad

para reducir las querellas abiertas.

Y siguen abiertas.

Indudablemente, eso es un trabajo fundamental,

como decía antes, e insisto en ello,

la solución está dentro del islam.

No van a ser actores no musulmanes,

sean poderosos estados,

organizaciones internacionales las que van a aportar las respuestas

y sobre todo, la elaboración teórica.

La elaboración teórica está en la palabra revelada,

en la tradición del islam,

está en quienes nos precedieron

y precedieron a los musulmanes a lo largo de la historia,

y ahí hay que encontrar ese elemento auténtico,

real y evitar las desviaciones que tanto daño han hecho y hacen.

En términos de seguridad,

¿cómo valoraría usted la situación del mar Mediterráneo

hoy en día?

El Mediterráneo es una zona extremadamente compleja

y lo va a seguir siendo.

Antes de hablar de religión o incluso de política,

o incluso de violencia,

no olvidemos que es un gran foso en términos de diferencia económica.

Por tanto,

es un escenario en el que hay que volcarse en términos de trabajo

y de interacción entre todas las orillas.

Es, por tanto, un escenario que nos invita.

A algunos les lleva, en cierta medida, al pesimismo,

pero no nos podemos permitir tal cosa.

Es un escenario en el que hay mucho trabajo por hacer.

Es también la cuna de las tres religiones monoteístas.

Hay una aportación en términos de espiritualidad

aparte de todos los demás factores de las relaciones internacionales.

Eso hay que verlo en términos positivos,

aunque asumimos que dificultades no faltan.

Ni van a faltar.

Pero hay que hacerlo desde ese espíritu abierto

e interactivo con el conocimiento mutuo

y sobre todo, con el pulido

de todos los verdaderos conceptos para alejarlos

o limpiarlos de las alteraciones.

Y en los focos de estos conflictos,

en la región del Sahel,

en Libia y varios puntos del sur del Mediterráneo,

¿cómo se puede apreciar, a partir de España,

amenaza a España, no amenaza, por qué?

Indudablemente que amenaza y es un término

que muchos prefieren no usar,

pero cuando te encuentras

con un proceso de desestabilización importante

y acelerado en el tiempo,

en tu vecindad inmediata es obvio que tienes que tomar atención

y que dedicar esfuerzo.

Amenaza, vuelvo a lo que comentábamos antes.

Ante todo, para las poblaciones de esos países,

porque la vecindad es verdad que puede transmitir

y demandar una serie de esfuerzos,

pero donde los verdaderos problemas están sufriendo

y están afectando a la gente corriente,

es en escenarios como los que has citado.

Libia y el Sahel.

Hay que hacer un trabajo ímprobo apoyando las iniciativas

de los países,

de sus autoridades, de sus sociedades.

Europa, España u occidente

no está ahí para aportar las soluciones,

las soluciones tienen que ser siempre endógenas, autóctonas,

pero acompañadas de una cobertura que,

en la dimensión cultural

y religiosa debe tener ese acompañamiento en positivo.

Por tanto, es un esfuerzo enorme,

multidireccional y que hay que mantener sostenido

en el tiempo para apoyar los esfuerzos locales.

Y contra esto, ¿qué hacer? ¿Qué deben hacer los musulmanes?

Los musulmanes, lo primero que tiene que hacer

es sacudirse esas malas interpretaciones.

Que les dañan a ellos y dañan su imagen.

Y lo están haciendo heroicamente,

de hecho, los que nos dedicamos a analizar la seguridad

y la defensa al terrorismo,

lo que trasmitimos al mundo, sobre todo, en los momentos

en los que hay grandes zarpazos terroristas,

es que la inmensa mayoría de las bajas,

de los muertos y heridos producidos por esos actores agresivos

son musulmanes.

Así que claro que los musulmanes tienen que hacer y mucho.

Y lo hacen, pero tienen que hacer mucho más,

sobre todo en términos de vertebración, de aproximación,

porque quienes quieren dañarles a ellos y a su imagen,

los están dividiendo,

están generando una serie de contradicciones,

que muchas de ellas son falsas,

porque son perversiones de la propia religión

y de la propia historia del mundo árabe o musulmán,

así que es una cuestión que no es fácil,

pero que están en ello y hay que apoyar

de sacudirse todo aquello que mancilla,

porque daña físicamente

y porque estropea o afecta a la imagen,

y eso hace que también

algunos sectores del mundo no musulmán,

digamos que se concentren en términos de transmitir

una imagen que no es la real.

Es importante tener en cuenta que no es el islam

como religión la que da pie a estas corrientes que,

de hecho, existen al interior de otros credos,

sino determinadas condiciones históricas.

Carlos Echeverría, muchas gracias por haber aceptado

nuestra invitación.

Esperamos volver a escucharle de nuevo en este programa.

Será un placer,

y enhorabuena por un programa tan interesante

y útil como el que diriges. Muchas gracias.

Señoras y señores, les agradecemos que nos hayan elegido,

nos despedimos de todos ustedes

deseándoles un fin de semana muy feliz.

"Salam aleikum", adiós.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Medina, Islamismo y Yihad

Medina en TVE - Medina, Islamismo y Yihad

10 feb 2019

Existen fantasiosas formulaciones y expresiones aún más burdas sobre el término "Yihad". Y es sin duda el concepto de la tradición islámica más manipulado en las últimas décadas.

ver más sobre "Medina en TVE - Medina, Islamismo y Yihad" ver menos sobre "Medina en TVE - Medina, Islamismo y Yihad"

Los últimos 165 programas de Medina en TVE

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios