Medina en TVE La 2

Medina en TVE

Domingos a las 9:45 horas

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5198058
Para todos los públicos Medina en TVE - Ayuno de los enfermos en Ramadán - ver ahora
Transcripción completa

Queridos amigos, gracias por elegirnos,

(Música)

En el tratamiento de las personas con enfermedades crónicas

es fundamental adaptar los esquemas terapéuticos

a las características de cada paciente.

Esta individualización del tratamiento

debe incluir también los estilos de vida

de los condicionantes socioculturales y religiosos

como la celebración del mes de ramadán.

Señoras y señores, muy buenos días, "nsala malekum",

feliz ramadán.

Los enfermos de la religión musulmana

están en teoría exentos de llevar a cabo el ramadán,

pero en la práctica

muchos de ellos desean cumplir el ayuno,

por ello es necesario, subrayar los médicos,

un correcto abordaje del paciente durante este periodo.

"Los médicos indican que durante el ayuno

los mayores riesgos los tienen

los pacientes con varias enfermedades

en tratamiento con medicamentos,

las embarazadas,

los enfermos en diálisis por insuficiencia renal

u otros con mal control del azúcar,

los que tienen el azúcar en sangre por encima de 150 mg,

los que han sufrido una cetoacidosis de tres meses previos,

aquellos con tratamiento oral con pastillas,

con complicaciones cardiacas,

pacientes diabéticos que viven solos

y un largo etcétera.

Los médicos advierten también

a los musulmanes con enfermedades crónicas

sobre la realización del ayuno del ramadán,

y les aconsejan visitar antes a sus médicos.

Es desaconsejable que realicen ayuno estos enfermos, que además,

presenten otras patologías, tales como neumonía, cardiopatía,

insuficiencia renal o hepática, infección intestinal,

ya que la falta de agua puede provocar

una deshidratación grave."

Sobre este tema hablamos con la doctora Rebeca García Agudo,

médico especialista y jefa del servicio de nefrología

del Hospital General de La Mancha Centro,

secretaria de la junta directiva

de la Asociación Española de Hígado y Riñón,

profesora colaboradora de la facultad de Medicina

de la Universidad de Sevilla,

y el doctor Sami Aoufi Rabih,

médico especialista en aparato digestivo

y coordinador de la unidad hepatorrenal

del Hospital General de La Mancha Centro,

presidente de la Asociación Española de Hígado y Riñón,

y profesor colaborador en la facultad de Medicina

de la Universidad de Sevilla.

Gracias, doctora Rebeca, gracias, doctor Sami,

por haber aceptado nuestra invitación.

-Gracias a vosotros. -Encantados.

Bienvenidos. Muchas gracias.

Doctora Rebeca,

¿podrías hablarnos de la importancia

de consultar a un médico antes de ayunar

para los enfermos musulmanes quienes observan el ramadán?

Sí, cuando una persona está sana y puede ayunar,

no hay que plantearse realmente qué necesidades o qué factores

hay que tener en cuenta cuando realizamos el ayuno.

Siempre es bueno informarse, pero hay menos necesidad.

Sin embargo, cuando una persona padece una enfermedad,

especialmente si esta enfermedad es crónica,

una diabetes, una insuficiencia renal,

una cirrosis,

entonces sí es muy importante consultar.

Primero, porque habrá personas

que estén con muy alto riesgo de ayunar

con empeoramiento de su enfermedad de base

o incluso riesgo de mortalidad,

y porque otras tendrán que tener en cuenta

el cambiar la medicación,

tomársela cada 12 horas,

parte de la medicación en el suhoor,

la otra mitad en el fajr,

y luego, cómo deben comer,

si deben aumentar el consumo de agua,

qué alimentos son los más adecuados...

Hay factores que cambian de paciente a paciente.

Lo suyo es que cada médico individualice caso por caso.

Doctor Sami, técnicamente,

tecnicamente ¿en cuántas horas el cuerpo entra

en fase de ayuno después de la última comida?

Bueno, eso depende de la alimentación ingerida.

No es igual tomar un vaso de agua,

que a lo mejor en 20 minutos ya no lo tenemos en el estómago,

que tomar un cordero.

O sea, en función de la comida.

Por regla general,

nosotros siempre consideramos un ayuno entre seis y ocho horas,

porque todas las pruebas exploradoras que hacemos nosotros

o intervenciones quirúrgicas o endoscópicas,

siempre exigimos al paciente que esté entre seis y ocho horas,

como mínimo, en ayunas,

porque así consideramos que el estómago está vacío,

o sea que ya no hay restos alimenticios en el estómago.

Por lo tanto, siempre hacemos la regla de seis u ocho horas.

Insisto, en los individuos sanos,

en los pacientes enfermos,

en función de la enfermedad que tengan,

ese procedimiento puede tardar más.

El caso, por ejemplo, el famoso de los diabéticos,

que sufren una gastropatía o gastroparesia, que llamamos,

que significa un enlentecimiento del vaciado del estómago,

y esos suelen tener restos de alimentos

incluso 12 horas o algunas veces más.

Lo comprobamos muchas veces

cuando hacemos las exploraciones endoscópicas

el día siguiente de la última ingesta

y aún tienen ahí restos alimenticios.

Pero en líneas generales,

se puede considerar que el estómago está vacío entre seis y ocho horas.

Y para concienciar a la gente,

¿podríais los dos explicarnos

los principales peligros del ayuno

para los enfermos crónicos? Claro.

Cuando una persona tiene diabetes, por ejemplo,

hay unas horas en las que el cuerpo sigue teniendo azúcar en sangre.

Pasadas esas horas,

ya el azúcar desciende y el paciente tiene mucho riesgo

de sufrir una hipoglucemia.

Además,

empiezan a consumirse las reservas del organismo

que hay en forma de azúcar y grasas y hay riesgo

de que genere cuerpos cetónicos y sufra una cetoacidosis,

que lo saben todos los diabéticos,

es una situación de peligro para ellos.

Por eso a los diabéticos tipo uno no se le recomienda ayunar

y a los tipo dos, en función de la edad,

de la gravedad de su diabetes, si están bien o mal controlados,

pues hay que individualizar cada caso y adaptar la medicación.

Para esto,

la Sociedad Española de Diabéticos ha sacado unas guías para aconsejar

e individualizar el tratamiento de los diabéticos.

En el caso, por ejemplo, de los pacientes renales,

cuando tienen una insuficiencia renal,

tienen necesidad de ingerir una cantidad de agua importante.

Si nosotros ayunamos en invierno, las horas de ayuno son muy pocas,

pero si es en verano, trabajamos lo que es en el exterior,

pues un paciente con una enfermedad renal avanzada

está en alto riesgo de descompensación

de esa insuficiencia renal.

Y los pacientes en diálisis, por ejemplo,

se ha demostrado que el riesgo de muerte

aumenta durante el mes de ramadán. ¿Sí?

Sí, en pacientes sanos, en individuos sanos,

hay que tener especial cuidado

en los que trabajan con exposición al sol,

hay que estar muy atentos a lo que nos dice el cuerpo.

Por ejemplo, si orinamos oscuro,

el grado de deshidratación puede ser muy grande

y sufrir una rabdomiólisis con un fracaso renal agudo

y riesgo de mortalidad.

Entonces, hay que asesorarse muy bien,

tomar precauciones de estar en la sombra,

refrescarnos, bañarnos en piscinas...

Todo esto en verano ayuda mucho para no estar en riesgo.

¿Hay otras enfermedades...?

Sí, por supuesto.

A lo mejor se asocia el mes de ayuno con la diabetes,

que ya todo el mundo lo sabe,

lo arriesgado que es ayunar

en ciertos pacientes con cierta diabetes,

insuficiencia renal, pero también la cirrosis.

O sea, que el hígado cuando está enfermo,

hay un aumento del catabolismo.

¿Qué significa eso?

Significa que en cualquier enfermedad crónica,

normalmente hay un gasto de energía para intentar arreglar ese órgano

o esa función que está mal, así que a pesar de comer,

mucha energía va dirigida a ese catabolismo.

Por eso los pacientes con enfermedades crónicas

normalmente no suelen engordar con facilidad,

o algunas veces con enfermedades crónicas muy avanzadas

ves al paciente caquéctico,

con un índice de masa muscular bajo.

Y eso es porque la mayoría de energía

proveniente de los alimentos va dirigida a arreglar

o subsanar el órgano afectado.

Has puesto un ejemplo como el del hígado, los riñones,

incluso las insuficiencias cardíacas,

o sea que todos los órganos o todos los pacientes, mejor dicho,

que tiene una enfermedad crónica,

suelen tener un elevado catabolismo metabólico en su organismo,

y por lo tanto, siempre se va a gastar más energía.

Así que si ayunamos no estamos dando la energía suficiente

para que ese cuerpo pueda luchar con las enfermedades crónicas

que tiene y esas enfermedades van a ganar la partida a ese cuerpo.

Y por lo tanto, hay que individualizar,

caso por caso y estudiar caso por caso

antes de decir quién puede ayunar y quién no.

¿Y cuáles son los cambios fisiológicos

durante el ayuno?

Bueno, lo primero es el descenso del azúcar,

de la glucemia en la sangre.

Pero afortunadamente,

nosotros tenemos reservas de ese azúcar,

que está por ejemplo en el hígado.

Se produce lo que llamamos glucogenólisis.

¿Qué significa eso?

Significa que nuestro cuerpo saca la glucosa del hígado,

que es una de las reservas de la glucosa

y la sacamos para utilizarla.

Igual pasa con las grasas, con los lípidos,

hay una lipólisis, o sea,

se saca de los tejidos adiposos,

de la grasa que tenemos que nos sobra,

sacarla de ahí para que siempre circule en la sangre

la cantidad suficiente de glucemia.

Eso es un individuo sano con un tiempo de ayuno limitado,

no podemos ayunar tres o cuatro días seguidos,

porque llega a agotarse esa fuente de energía,

llegan a agotarse las reservas que tenemos en el hígado de azúcar,

llega a agotarse la grasa que tenemos para darnos los lípidos,

el procedimiento que es la lipólisis

y empezamos entonces ya a comernos por dentro,

a fagocitar a nosotros mismos por dentro, o sea,

empezamos ya a perder masa muscular,

a perder ya el funcionamiento de ciertos órganos

y eso ya nos está diciendo que la llega un punto

en el que ya es una cosa arriesgada para el paciente.

Y unos estudios apuntan que se ha constatado

la eficacia del ayuno

en tratamiento de enfermedades reumáticas,

dolor crónico, hipertensión,

enfermedades inflamatorias también y degenerativas,

crónicas a veces,

o incluso como complemento para paliar

los efectos de la quimioterapia

en los procesos contra el cáncer.

¿Es cierto esto?

Tengo que hacer un inciso aquí para aclarar

lo que son los estudios.

Siempre lo intentamos decir, intentamos aclararlo.

No es igual...

Dentro de los estudios médicos hay diferentes tipos, o sea,

hay que tienen un factor de impacto muy elevado

y que tienen factor de impacto muy bajo.

¿Eso qué quiere decir?

Si hay un estudio que está publicado en una revista de prestigio

donde se ha analizado un número elevado de pacientes

y se ha comprobado que el ayuno o un fármaco es eficaz,

se publican en las guías nacionales e internacionales,

eso significa que está claro el efecto beneficioso del ayuno

o del fármaco, pero también existen experiencias personales,

que eso no entra en las revistas de factor de impacto, o sea,

que no podemos considerarlas como una guía

de que el ayuno puede subsanar o puede curar ciertas enfermedades.

Y esto es lo que estamos viendo con respecto al ayuno

y a las enfermedades sistémicas, como bien has mencionado,

no solo las enfermedades reumatológicas,

o inflamatorias intestinales u otros,

o sea que ahí se basan en experiencias individuales

de cada nutricionista

o cada digestivo o endocrino, cada especialista,

pero no llegan a alcanzar el factor de impacto para decir:

"oye, que esto sí debemos utilizarlo por su beneficio".

Lo que sí puedo decirte con respeto al ayuno

y a las enfermedades digestivas es que nosotros,

nada más que el paciente ingrese en el hospital

por un proceso agudo,

lo primero que le hacemos es quitarle la comida,

o sea, ayuno total, líquido y sólido.

Y como las pancreatitis agudas, las úlceras, las diarreas,

cualquier patología digestiva,

ya empezamos con el ayuno y eso ya nos está diciendo

que el primer paso para la curación es dejar el estómago,

el intestino, el páncreas, el hígado,

todos los que participan en la digestión de los alimentos,

que se queden tranquilos, que se relajen,

para que no aumenten las inflamaciones de estos órganos.

¿Y todos los alimentos de la pirámide alimentaria

están aceptados en el periodo de ayuno?

Bueno, tenemos que distinguir

entre los azúcares de absorción rápida,

que son muy recomendables a la hora de romper el ayuno,

porque como llevamos muchas horas ayunando,

lo que requerimos es azúcar,

que enseguida pase a la sangre y nos espabile

y mejore el estado de ayuno que llevamos haciendo.

Y por supuesto, los líquidos.

Lo más importante a la hora de romper el ayuno

son los azúcares de absorción rápida y los líquidos.

Líquidos, agua, agua es lo mejor, pero también batidos,

zumos de fruta naturales...

Y luego estar las grasas

y los carbohidratos de absorción lenta,

como son las harinas, las pastas, el arroz,

y luego todo lo que son las carnes y los pescados.

Esto es necesario para luego al día siguiente

poder superar otro día más de ayuno.

La enfermedad es un imprevisto que, por lo general,

afecta al cuerpo y al estado de ánimo de la persona.

Dependiendo de la afección que se padezca

se puede dejar de ayunar,

sea porque es muy grave o porque el tratamiento exige

que se tome medicina continuamente.

El Corán dice:

"Alá no exige a nadie por encima de sus posibilidades".

Entonces,

el ayuno no tiene como objetivo ser un peso

y una carga descomunal para el musulmán.

Doctora Rebeca García, doctor Sami Aoufi,

gracias por vuestra colaboración en este programa

y esta recomendaciones tan importantes

para los ayunantes musulmanes.

-Muchas gracias. -Muchas gracias a vosotros.

Queridos amigos, gracias por elegirnos,

nos despedimos hasta la semana que viene.

Que sean felices, "nsala malekum", adiós.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Ayuno de los enfermos en Ramadán

Medina en TVE - Ayuno de los enfermos en Ramadán

12 may 2019

Los médicos advierten, también, a los musulmanes con enfermedades crónicas sobre la realización del ayuno de Ramadán y los aconsejan visitar antes a sus médicos.

ver más sobre "Medina en TVE - Ayuno de los enfermos en Ramadán " ver menos sobre "Medina en TVE - Ayuno de los enfermos en Ramadán "
Programas completos (179)

Los últimos 179 programas de Medina en TVE

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios