www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
1859381
Para todos los públicos MasterChef - Programa 9 - 04/06/13 - ver ahora
Transcripción completa

Tenéis 90 minutos

para cocinar el plato que haría llorar a vuestra madre.

Sin palabras me habéis dejado.

Echo de menos hasta a mi suegra.

Hola, Maribel, te quiero mucho.

Qué mano tienes para la cocina, jodía.

Te voy a castigar de la manera más cruel que puedo;

que te lo comas entero.

Estamos en la Alfubera valenciana.

Vais a cocinar para los presidentes

falleros y falleras de honor de dos fallas.

Un cocinero que lo sabe todo del arroz.

Quique Dacosta.

Hemos pensado que nos vais a hacer una paella.

Tú una y tú otra.

¡Que no, que no!

-Madre mía qué calor.

Vete a ver...

Que te pires de aquí.

Este jurado ha decidido

que quien debe abandonar MasterChef es...

(Música)

El que quiera aprender, será bienvenido,

el que piense que lo sabe todo, se ha equivocado de lugar.

(Música)

El plato tiene que estar lleno de sabor,

poniendo mucho mimo en la presentación.

Partiendo de la tradición, la creatividad

y la mejor materia prima, busco la perfección en la cocina.

(Música)

Buenas noches y bienvenidos a MasterChef.

De los 15 aspirantes al primer MasterChef España,

sólo 7 siguen en competición,

y los 7 han superado pruebas muy duras para llegar hasta aquí.

Aspirantes, tres de vosotros ya sois ganadores,

porque los tres finalistas conseguiréis un curso

en la Escuela de Alta Cocina Le Cordon Bleu Madrid.

Pero sólo uno se hará con el premio de 100.000 euros en metálico

y podrá publicar su propio libro de recetas.

El ganador de este programa será el que más aprenda

y demuestre lo aprendido en cada reto que planteamos.

Sinceramente,

tenéis una verdadera oportunidad de luciros

con esta "caja misteriosa".

Por este programa han pasado grandes cocineros:

Andoni Luis Aduriz

nos habló de la importancia de la memoria en la cocina

y Joan Roca nos dejó muy claro

que el amor también es una parte fundamental

a la hora de preparar un plato.

El amor y la memoria se esconden en esta "caja misteriosa".

Estaréis ansioso por saber de qué se trata, ¿verdad?

(Todos) Sí, chef.

Levantad la caja a la de tres.

Uno.

Dos...

¡Tres!

¿Esto qué es?

Mira que tienen unas bromas esta gente...

Esto es una clase de cocina virtual.

Vuestros familiares y amigos

han querido dejaros un mensaje de apoyo.

Son ocho semanas

las que lleváis sin saber nada de ellos,

porque claro, todos vivís juntos y aislados de vuestras familias.

Supongo que los echaréis muchísimo de menos, ¿no?

Sí.

-Son ocho semanas que...

he estado a una distancia de mi familia.

Echo de menos a mi madre, a mi novia...,

a mis amigos...

Ver a mi nieto,

que no lo veo.

A mi madre, a mis amigos...,

a Benicarló, a mis alcachofas...

Echo de menos hasta a mi suegra ya.

(Risas)

Pues... es una cosa...

Clara, ¿a quién echas más de menos?

A mi perra, que es la que más me aguanta.

Aspirantes, ha llegado el momento,

podéis ver los mensajes.

Hola, Fabián, te deseamos toda la suerte del mundo.

-Fabián, te queremos mucho. Y mucha suerte.

La alegría que nos has dado, no hay dinero ni hay nada

que lo pueda suplir.

-Fabián, estamos muy orgullosos de ti.

Esperamos que sigas luchando por tus sueños,

que te lo mereces.

-Tú eres nuestro MasterChef. -Los sueños se cumplen.

(Todos) ¡Seguro!

Qué fuerte.

Jolín.

Son personas que quiero mucho, estaban mis padres,

mis amigos...Me ha encantado.

¡Ah!

Madre...

Ay, que no he dado al "play".

-Hola, Maribel, te quiero mucho.

Que ánimo, besos de todos tus amigos. Te quiero.

Mamá, dame un beso.

¡Ay, mi hijo, mi hijo!

¡Ay, mi hijo!

(Hijo) ...la mejor de las suertes a ti y al resto de tus compañeros.

Espero que gane el mejor, y nada, lo dicho,

mucha suerte, mamá, disfruta.

Te quiero mucho. A por ellos.

-Estamos aquí para desearte muchísima suerte

y decirte que lo estás haciendo muy bien.

Te queremos mucho. Un beso.

¡Ay, mi nieto!

Ay, María.

-Maribel. -Maribel.

-Maribel. -¡MasterChef!

(Todas) ¡Maribel! ¡Maribel!

Ay, con la alcachofa...

Ay, ay...

Me va a coger un vahído.

¿Has visto a mi nieto qué guapo?

¿Y qué hijo tengo?

La nuera es de Bilbao.

Es guapísima.

-Hola, gorda.

Estoy aquí solamente para decirte que sé lo que tú vales

y que confiamos todos mucho en ti.

ya sabes lo que tienes que hacer: divertirte, pasártelo bien

y disfrutar, es lo principal para llevar las cosas adelante.

Estamos todos contigo. Juana también, ¿eh?

-Hola, Clara, ya no eres nuestra chef, pero nos tienes impresionados.

-Ambos sabemos que tu amor por la cocina no tiene límites.

-Hola, Clara, ánimo desde los EE.UU. Tienes un montón de fans aquí.

Tienes todos los ingredientes para ganar.

"Baci da Roma." (Ambos) "Ciao."

(Todos) La "uni" está contigo. ¡Clara MasterChef!

¡Clara MasterChef!

-Se me ha hecho un nudo en el estómago muy fuerte,

y decía: "Por favor, que no me hagan cocinar ahora mismo".

-¡Uf!

Muchos ánimos, muchas fuerzas y a por todas.

-Te mandamos montones de besos.

Y que para nosotros eres todo un campeón.

¡Sigue así! (Todos) ¡Te queremos!

-Allá donde esté papá, estará contigo, viéndote

y estará muy orgulloso de ti.

Un besito grande.

Estamos muy orgullosos de ti,

creemos que debes perseverar en la cocina.

Desde aquí te mandamos un fuerte abrazo y muchos ánimos.

(Todos) ¡A por todas, Juanma!

Sin palabras me habéis dejado.

Me ha emocionado muchísimo,

el que más me ha llamado la atención ha sido mi hermano,

el que está en Brasil.

También me ha emocionado mi hermano Félix,

que me ha hecho recordar a mi padre.

-Cuando estabas abatida

te dije que pasaría un tren por tu casa

y ese tren se llama MasterChef. Lo has cogido con fuerza

y espero que te bajes en la estación más lejana de Montilla.

(Mujer) Eva, que estamos aquí todos para animarte.

Te queremos. Estamos todos contigo. -Montilla está contigo.

(Todos) ¡Por Montilla y por Eva!

Qué borrachos son.

-¡Tita, Eva! (Gritan)

-Qué bonica.

Es muy chulo.

Gracias.

Al ver los vídeos, me animo más. Soy de las personas que,

cuando vi a mi padre en la otra prueba

que estuve de eliminación, a mí me hizo una ilusión...

Venía de bajón y... y me puse a tope

y cociné feliz y yo creo que, espero que me pase igual.

Lo estás haciendo muy bien. Estoy muy orgullosa de ti.

Que te quiero mucho, sigue ahí, campeón.

-Te echamos mucho de menos. Te queremos mucho.

-Ay el Cerezo con la dichosa tarta

lo que nos hizo reír a toda la familia en casa.

(Todos) Alcañiz está contigo. ¡Cerezo MasterChef!

(Ríe)

No sé si daros las gracias o un puñetazo, porque esto es...

Qué barbaridad.

Estoy muy orgullosa de ti.

Espero que tu padre te este apoyando desde el cielo.

Siempre hemos sabido que llegarías muy lejos

y lo vas a conseguir.

Viva mi hijo, José.

José, vas a ser el MasterChef España.

(Todos) ¡Sí, chef!

José, sabes que te apoyo, que confío en ti

y en todas esas cualidades que te hacen ser

tan especial y único. Te quiero.

Te quiero.

Me ha hecho mucha ilusión ver a mi novia Elena,

cuando ha hecho el corazoncito... Un momento que hacemos siempre

de normal entre nosotros, cosas nuestras y bueno...

Muy emotivo.

En esta prueba debéis responder a esos emotivos mensajes.

Imaginad que estáis cocinando para vuestra familia

y queréis demostrar cuánto le echáis de menos

y cuánto habéis aprendido.

Queremos ese plato.

Un plato que transmita amor absoluto por la cocina,

porque ¿quién no cocina con amor para su familia?

Debe ser un plato donde vuestros familiares

puedan encontrar la técnica, la elegancia y los conocimientos

que a estas alturas deben estar ya en vosotros

como auténticos aspirantes a chef.

Pero atención, aspirantes,

porque el mejor plato de esta prueba

irá a su casa y podrá cocinar para su familia.

(Aplausos)

-¡Toma ya!

Me encantaría estar en Benicarló,

aunque sólo fuera unas horas

y poderle hacer a mi marido una paella,

con mis amigos, como los que hacemos siempre una paella.

Tenéis 90 minutos para cocinar

el plato que haría llorar a vuestra madre,

saltar de alegría a vuestros hijos,

sonreír felices a vuestras parejas...

o ganaros a vuestra suegra.

Para ganar este fabuloso premio, podéis entrar al supermercado

y coger todo lo que queráis para preparar vuestro plato.

Eso sí, tendréis, como siempre, tan solo tres minutos.

Y el tiempo comienza en tres,

dos, uno...¡Ya!

Tras ver los mensajes recibidos,

los aspirantes deben controlar sus emociones,

concentrarse al máximo durante tres minutos

y elegir los mejores ingredientes para elaborar un plato único.

Vamos, aspirantes, el mejor plato de vuestra vida.

(Maribel) ¿Los piñones los habéis visto?

Aspirantes, estáis en el último minuto.

(Maribel) ¿Los piñones? ¿Los habéis visto?

-Maribel. -¿Qué?

-Toma piñones. -Dame, dame, por favor.

-Toma. -Voy, voy, ¿Dónde están?

Gracias. -Ahí están.

Que voy a perder el tiempo. -Gracias.

Vamos, chicos.

(Off) El ganador de la prueba podrá visitar a su familia.

Tres, dos,

uno...¡A las cocinas!

Juan Manuel, vamos. No, no, Fabián.

Vale.

OK. A las cocinas.

Ya empezamos con los pimientos. Mal va.

Hoy de más...

(José David) Quiero hacer un arroz,

con bacalao y con coliflor. Es un arroz típico de Valencia.

(Fabián) He pensado en el sabor de fresas con nata,

pero lo haré diferente.

(Eva) Voy a preparar un plato con calamares

y con arroz.

(Cerezo) Voy a hacer un ternasco. En Aragón es lo que se come,

el ternasco.

(Juanma) La zarzuela es un plato típico en mi casa

que le gusta a toda mi familia, a mi padre también le gustaba.

Hoy es un día de grandes emociones para nuestros aspirantes.

Si quieres revivir este u otro de los muchos momentos divertidos

del programa, sólo tienes que entrar en nuestra página web.

Si te gusta algún vídeo, puedes comentarlo y compartirlo

con tus amigos desde tu móvil o tableta

gracias a la aplicación gratuíta de MasterChef.

Además, también encontrarás ahí todas las recetas del programa.

(Maribel) Es que se mueve, y como te coja un dedo,

te hace un desgraciao', ¿eh?

Es que mira como las tiene de abiertas.

Quince minutos.

Clara. Hola.

¿Qué preparamos?

La idea es hacer como una sopa de ajo de las que tienen pan,

pero sin pan dentro de la sopa de ajo,

y que el pan de la sopa de ajo sean las migas hechas aparte...

Pero que en algún momento lo puedas mezclar.

Claro. A mí me gusta siempre el toque dulce en las cosas,

y he hecho una gelatina de uvas para no poner la uva normal.

Pero yo tengo claro que las migas funcionan con las uvas.

Sí. Pero ¿funcionan con la sopa de ajo?

A mí me gusta la sopa de ajo y esa sopa lleva pan.

Y las uvas también me gustan. Entonces, me gusta la mezcla.

Migas, sopa de ajo. ¿Cómo unimos todo eso?

Le quedará una sopa de cebolla.

(Música orquestal)

¡Aspirantes, habéis consumido los primeros 30 minutos!

Aún os queda una hora.

¿Qué tal, Fabián? Hola, ¿qué tal, cómo va?

¿Qué nos vas a preparar?

Pues... voy a hacer un postre. Eres un innovador.

Quiero plasmar el sabor de las fresas con nata típicas,

pero también darle un aire diferente,

que no sean las típicas fresas con la nata encima.

Entonces, lo que voy a..., bueno, más bien...

Ay, la nata. Un momentito, por favor,

que bajo un poco, que se me hace mantequilla.

Aquí tengo una plancha de genovés, y encima haré una crema chantillí,

que es nata con... con azúcar. Qué bien suena, ¿eh?,

crema chantillí. Suena muy bien.

Eres un hombre muy refinado. (Ríe)

Y, finalmente, tengo en la nevera, una "gelée" de fresa,

que ya está congelando... No sé si me he expresado bien.

No, expresarte, fantásticamente.

Incluso, a la "gelée" le puedes llamar gelatina,

no te importe, estamos en España.

Genial, pues gelatina. ¿Sabes lo que te digo?

(Ríe) Eso.

(Resopla)

Este no se quiere ir a su casa, ¿eh?

Si tú tienes, en la cabeza, que vas a hacer un arroz con bacalao,

te dan tres minutos y no coges el arroz,

algo no te funciona bien. Primero, clarísimo,

arroz, bacalao, coliflor. A partir de ahí, mantequilla...

Y no coges el elemento principal... Claro.

Mal vamos.

Francamente, a mí también se me han olvidado cosas,

igual que me parece que he oído a José David.

Iba a poner alguna florecita más, pero los nervios, es lo que hay.

-Idea, idea, idea.

Idea buena.

Aspirantes,

¡ya ha pasado la mitad del tiempo.

Os quedan 45 minutos!

(Música dinámica)

(José David) Con la coliflor he hecho como un arroz.

José David. Hola, chef.

A ver, ¿qué tal? ¿Luchando por volver a casa?

Mal, porque quería hacer un plato con arroz y me dejé el arroz,

pero bueno, he reaccionado

y he hecho un cuscús con la coliflor,

lo he marcado y ahora, al final,

estoy confitando el bacalao,

y lo que quiero hacer es, el aceite que suelta la gelatina,

emulsionarlo para que me quede como cremoso.

O sea, nos hemos quedao' con la idea de bacalao y coliflor,

pero con otra presentación. Exactamente,

en vez de arroz, he hecho un cuscús de coliflor.

Se ha equivocao' y ha reaccionao', que es lo importante,

no se ha hundido en la miseria.

Pero lo que miraremos mucho es la cocción del bacalao,

que el puré esté como tiene que estar,

el cuscús tenga sabor...

Amigo Cerezo. Muy buenas, chef.

¿Qué estamos cocinando? Estamos haciendo ternasco.

¿Qué piezas has cocinado? Una paletilla.

¿Cuánto tarda en asar una paletilla?

Eh... Dale una hora bien,

y cuando queda media hora,

le pongo al grill y la gratino la parte de arriba

y se queda como cocidita por dentro y por fuera, "crunchy".

Bueno, veremos esa cocción. A ver.

¿Qué tal, Juan Manuel?

Tengo un relleno de almejas con mejillones,

pimiento,

lleva calamar, de todo un poquito,

hecho al estilo como una besamel muy ligera

para rellenar lo que es...,

he cogido dorada...

Esa preparación la puedes hacer más tarde,

porque ahora se te va a enfriar, luego querrás recuperar temperatura

y te lo cargarás.

La dorada no es para hacer, creo yo, ¿eh?,

no es el mejor plato... ...para hacer guisos.

...para hacer una caldereta, un guiso.

Dorada es buena para hacerla al horno.

Te pide horno, te pide... sal.

Bueno, pero ha cogido más mariscos, creo.

Ya, pero el pescao' es dorada.

Aspirantes,

¡acabáis de entrar en la última media hora!

Muy buenas, Maribel. Muy buenas, ¿qué tal?

¿Qué estás haciendo? He elegido...

el "bogamante", el... buey de mar,

porque lo suelo comer...

cuando hay alguna fiesta así, algún fin de semana.

Cómo se nota los que tenéis poderío, ¿eh?

Ya me lo imaginaba que me lo ibas a decir.

Ay, me pisas el chascarrillo.

Estoy deseando probarlo. Como si fuera un hijo tuyo yo,

¿eh?, con el mismo cariño lo voy a probar.

Oye, perdona... Ya lo verás.

Como un hijo... No te pases, ¿eh? ¿No?

Un hijo dice.

Pero a ver si te crees que cuando tú naciste

yo ya bailaba rock and roll y tomaba whisky.

¿Qué edad tienen tus hijos? Mi hijo...

tiene 37 años. Oye, perdona...,

Mi hija, 36. y yo tengo 35, por favor.

Date una vueltecita, y luego vuelves,

y me lo repites.

Bueno, que los aparentas, ¿eh?, estás estupendo.

Gracias, Maribel.

(Música suave)

¿Qué tal, Eva? Hola, chef.

Mira, he hecho un sofritito con los...

los calamares, la tinta,

el puerro, mucho puerro, bastante,

y quiero hacer una vinagreta con los daditos de... de mango

y el juguito de las almejas.

¿El arroz lo vas a saltear en algo? Aquí,

le iba a dar un poco, pero no entero,

sólo una parte para que tenga... Si no es demasiado.

Vale.

Esto está que te cagas.

"Ale-hop".

Ahí, vale.

¡Último minuto! Id terminando, por favor.

Cinco,

cuatro, tres,

dos,

uno,

¡tiempo!

Manos arriba.

(Música de tensión)

Aspirantes, la mejor creación ganará el derecho...

de visitar a su familia.

El primer plato que el jurado va a probar

es el de...

José David.

Bueno, mi plato era un arroz que...,

bueno, era tan básico coger arroz, que me lo he dejao'.

Entonces, bueno, he tenido que reaccionar,

se me ha ocurrido utilizar el cuscús de la coliflor,

y el bacalao lo he cocinado al vacío,

a baja temperatura,

y he hecho un puré de coliflor.

¿Tú lo habías probado antes? La cabeza creo que funciona,

lo he probado todo por separado, me ha gustado.

El puré de coliflor es muy malo...

o no has probado uno bueno.

Es posible, sí, chef.

Voy a hacer una cosa:

Os voy a privar de este trago.

Solamente te voy a castigar

de la manera más cruel que puedo:

Que te lo comas...

entero.

Cómetelo, por favor.

Es contundente en la boca.

Todo.

Gracias.

En conjunto era un sabor demasiado fuerte,

muy contundente, asurado,

Y, bueno, era un poco cansino de comer.

El jurado va a probar ahora el plato...

de Fabián.

Lo que he querido hacer

era volver al típico sabor de fresas con nata,

pero darle un toque un poco diferente,

texturizando un poco la fresa,

poniéndole... otro estilo.

Has hecho una gelatina buenísima,

parece un pastelito francés de repostería.

Este es el Fabián que nos gustaba a nosotros.

¿Dónde estabas?

(Música de piano)

La nata, para mí, debería estar más firme.

Está rico. ¿Te gusta?

Sí.

Relájate ya.

Ya era hora. (Maribel) Qué bien, Fabián.

Te han subido la moral, ¿no? -Un pelín.

-Bueno...

El siguiente plato que va a probar el jurado...

es el de Cerezo.

Paletilla de ternasco

con patatas panadera confitadas,

y luego acabadas en el horno, y con una setita de cardo.

Le falta jugosidad...

a tope.

Esto puede dar mucho de sí, y el error es de base,

porque escoges hacer un asado, que tarda dos horas,

en hora y media. Condenado al fracaso.

¿Y era paletilla, me dijiste? Paletilla.

"Joer".

¿Seguro que era paletilla?

Seguro.

No me puedo creer que sea una paletilla,

porque al ver este hueso, parece la pierna.

Sí. Yo juraría que esto es una pierna,

¿eh?

No, no.

Todo tu pueblo esperándote, ¿y haces esto?

Te voy a decir una cosa:

casi me alegro que no vayas a tu pueblo, ¿eh?

El jurado quiere probar ahora el plato de Eva.

Calamares con arroz,

lo que pasa que tiene más cosas. ¿Qué más cosas?

Tiene una mayonesa de curry,

por otra parte, he cogido el caldo de los mejillones

y le puse gelatina para hacer una "gelée".

Está muy bueno, está buenísimo.

Tiene un gusto... extraordinario

Dame la mano.

Qué mano tienes para la cocina, "jodía"

Gracias.

(Música de piano)

La elaboración es correcta,

está rico, lleno de sabor, que es lo que yo siempre busco, ¿no?

Me parece que tienes unas ideas buenas,

esas tuyas de última hora,

y creo que, en tu casa,

te tienen que estar echando muchísimo de menos.

Sí.

Eva, por favor.

(Fabián) (Susurra) Felicidades.

Juanma, por favor.

En mi casa hay una costumbre,

siempre que nos juntamos todos los familiares,

que es el tipo zarzuela de marisco.

He querido hacer, recordando eso, hacer una reconstrucción de...

de lo que es en sí la caldereta.

Es un plato muy anticuado, la besamel...,

el marisco..., hay un exceso de laurel.

Creo que hemos vuelto un poquito para atrás.

No me gusta.

Es importante que, cuando presentéis,

oye, dímelo claro, ¿esto qué es? ¿Vale?

No nos digas "zarzuela".

Piénsatelo, es un plato,

llámalo "dorada con un relleno de mejillones y..."

De acuerdo, vale.

Cerezo, ven para acá.

Cogemos tu carne y cogemos tu pescado

y tenemos una boda de los años 70.

(Ríe)

Oye, que os veo ahí, a los dos, juntitos,

parecéis a los bingueros, os lo juro.

(Cerezo) Nos hubiera faltado, a los dos,

un meloncito de estos rellenos que ponían antes,

o una piñita, eso hubiera estao' en su punto,

esto del marisquito.

El jurado quiere probar ahora el plato...

de Maribel.

Es un buey de mar hervido,

que en casa no lo hago así. ¿Cómo lo haces en casa?

La ensalada la pongo en un bol, y el buey, lo...

lo abro y cada uno se lo come a su manera.

El plato está bien.

Tenemos lechuga, tenemos una vinagreta

y tenemos un buey de mar.

¿No le falta algo?

Algo.

Que lo realce, que le dé vida.

¿Quieres que hagamos un juego? Sí.

Mira, tengo aquí un aceitito con un poquito de cilantro,

tengo unos aritos de tomate,

un limón, en vez de un vinagre,

cebollita,

tus mismas lechugas.

Cogemos tu buey de mar... ¿Lo vas a poner?

Sólo lo colocamos en el plato,

colocadito,

limpio, que caiga.

Meneas... Eso hago en casa.

Lo haces en casa, ¿verdad?

"Clas, clas, clás"...

y aquí, ¿no?

"Tiqui, tiqui, tiqui".

¿Qué tal?

Pues me descubro ante ti. De esto a esto,

sólo hay que pensar un poco, y tú puedes hacerlo.

Maribel, con lo mona que vas tú siempre,

lo fácil que es estilizar un poco tu plato.

Ya, lo intento, pero...

Es que me gustaría haber hecho eso, pero no me he atrevido.

De aquí a aquí, no hay nada.

Eso está buenísimo.

Los piñones... me sobran.

La mitad de la lechuga... me sobra.

De sabor, un diez, ¿eh? Está buenísimo.

Gracias, chef.

¿Cuál era tu plato, Maribel?

Me hubiera gustado hacer este, pero es este.

¡Ah, que es este!

¿No me quieres entre tu familia? ¿Eh?

Te nombraré heredero si me tratas bien.

(Suspira) Eso me da más alegría todavía.

Si está bueno, tienes el gusto, eso es lo difícil.

La mano, esa te la da Dios, y tú la tienes.

El resto es... querer.

Sí que quiero, ¿eh?

El próximo, ya sabes. Lo haré, si puedo.

Hay que ponerse la pilas,

¿vale? Voy a intentarlo, ¿eh?

Gracias, chef.

Maribel, vuelve con tus compañeros.

Ay, mi guapito.

Tenemos que refinarnos.

Somos un poco bastos.

Clara, te toca a ti.

He querido mezclar, un poco,

el concepto de migas con la sopa de ajo,

como la sopa de ajo lleva pan,

pues en vez de incorporárselo como en lascas de pan,

se lo he querido incorporar en forma de migas.

Pan con pan...

(Ambos) Comida de tontos. ¿Verdad?

No tiene sentido que una sopa de ajo, que lleva pan,

le añadan el pan de las migas.

O hacemos migas...,

no tú y yo, o hacemos migas...

o hacemos sopa de ajo.

(Eva) Qué ocurrencias tiene.

El pan tiene un exceso de grasa terrible.

El caldo tiene un exceso de grasa terrible.

De acuerdo, chef.

Clara, por favor.

Fabián, a Mallorca.

Los jueces ya han probado todos los platos.

Ahora tienen que deliberar.

Os recuerdo que hay dos premios en juego:

El mejor plato...

irá a su casa y podrá visitar a su familia.

Y el segundo y tercer mejor plato,

serán los capitanes de la prueba por equipos.

Suerte a todos.

Jueces, por favor.

(Música de tensión)

"Fabián, hoy no te ha salido tan mal la cosa,

y puedes irte a Palma perfectamente".

-Me encantaría ver a mi marido.

Jueces, ¿tenéis una decisión?

Este jurado ha decidido que el tercer mejor plato...

de esta prueba...

es el de...

Maribel.

-Enhorabuena, ¡bien, mujer! -Gracias.

-¡Sonríe! -Pero no me voy al pueblo.

-¡Sonríe! -No voy a ver a mi familia.

Parece que no estés contenta. No, hombre,

pensaba otra cosa.

El segundo mejor plato de esta prueba...

es el de Fabián.

(Varios) ¡Enhorabuena!

(Fabián) Quería ir a Palma, fuese como fuese,

y he estado a esto, a esto de irme a Palma.

Al final no pudo ser, pero bueno, ya lo veré.

Y el mejor plato...

de esta prueba...

es el de...

Eva.

(Música melódica)

¡Gracias, gracias!

¡Que me voy a Montilla!

Tengo muchas ganas de ver a mi hermana pequeña,

a mi sobrina, mi hermana grande, mis padres,

a mi perra, como decía Clara...

Atención, Eva, porque vas a tener que asociar tu futuro...

a uno de los dos capitanes.

Si el capitán que eliges pierde, Pierde.

irás a la prueba de eliminación.

Si el capitán que eliges gana,

podrás ver la prueba de eliminación...

donde más os gusta,

en la barandilla.

Estarás...

libre.

¿Fabián o Maribel?

Pues voy a coger a Fabi porque...

es mi niño,

y confío mucho en él.

-Ya verás, vamos a estar ahí arriba.

Os digo una cosa:

Para la próxima prueba, cuidado,

porque vais a estar más cerca que nunca del fuego.

Ahí lo dejo.

Nos vemos... en la prueba por equipos.

Los seis aspirantes que continúan en MasterChef

llegan a Valencia para enfrentarse a la novena prueba por equipos.

Será en el Parque Natural de La Albufera

donde luchen por ser el equipo ganador y librarse así

de la prueba de eliminación.

223 kilómetros cuadrados de arrozales

rodean esta rica laguna costera que les proporcionará

el ingrediente principal de hoy, el arroz.

-Mira, ahí viene el barco pirata, "Piratas del Caribe".

-¡Estamos aquí, estamos aquí!

Mírala, mírala la Samantha, con su florecica roja.

Aspirantes, estamos en la albufera valenciana,

tierra de arroz y de fallas,

dos elementos que estarán muy presentes en esta prueba

en la que cocinaréis para 33 invitados

que los conocen muy bien.

Cocinaréis para los presidentes,

Maestros Falleros y Falleras de Honor de dos fallas.

Eva, que fue la mejor en "La caja misteriosa",

está disfrutando de su ventaja.

(Vítores)

No me esperaba el recibimiento,

porque me imaginaba que era para mi familia y punto.

¡Gracias!

Fabián y Maribel,

a vosotros dos como capitanes os corresponde hacer los equipos.

Fabián, tú fuiste el mejor de los dos,

¿qué color quieres, azul o rojo? Azul.

¿Azul?

Y tú de rojo. Gracias.

Fabián, vamos a empezar por ti.

Por sus conocimientos sobre la zona, José David.

Porque lo da todo, ya lo veis, en cada prueba, a Juan Manuel.

Mi delantal va para Clara.

Por lo tanto, Cerezo.

Pues yo voy a decir por qué por Cerezo,

porque llena plazas, yo quiero a Cerezo.

Cerezo, toma, cariño.

Fabián, un paso al frente.

¿Estás contento con tu equipo?

Sí, estoy contento con mi equipo, chef.

La verdad es que es un equipo muy equilibrado,

lo he elegido y me parece genial.

Maribel, un paso al frente. ¿Estás contenta?

Muy contenta.

Muy bien, a mí me alegra mucho que estéis satisfechos.

Yo sí.

Pero un capitán debe enfrentarse a todos los imprevistos.

Jo, ya empezamos.

Así que, capitanes, cambiáis de equipo.

Qué fuerte. Cambiaos los delantales.

Ahora sí que me voy a poner a llorar.

Él sabe lo que opino de él.

Para que tú estés contento no me tienes que hacer

una desgraciada a mí.

Creo que la cocina no sólo es competitividad,

"aquí mando yo y se hace lo yo diga", no,

también la elegancia tratando a tus compañeros.

-He elegido a José David, no porque me caiga mejor ni por nada,

sino porque sabe de arroces, y ése era mi punto fuerte.

Y me lo acaban de fastidiar entero.

Capitanes, os recuerdo que aunque ahora hayáis cambiado de equipo,

la suerte de Eva, que fue la mejor, sigue unida a ti, Fabián.

Sí.

Cada equipo preparará una paella diferente para 33 invitados.

Hoy son vuestros invitados los que decidirán el equipo

que sigue en MasterChef o el que irá a la prueba de eliminación.

Todos probaran las dos paellas y después, votarán por la mejor.

Vais a tener 70 minutos para hacer dos paellas

que los dejen con la boca abierta.

Una paella será de carne y la otra, de pescado y marisco.

Fabián, qué paella quieres cocinar con tu equipo.

De carne.

Maribel, os corresponde, lógicamente,

la de pescados y mariscos. Sí.

Maribel, sabéis que vosotros jugáis en casa,

¿creéis que es una ventaja que tenéis frente a los demás?

Tenemos la motivación de estar en nuestra tierra

y eso nos da mucha energía aún.

Lo conocen todo sobre la paella,

la desventaja que tenemos es enorme.

-¡Eva!

-¿Has visto cuánta gente? -Tía, qué fuerte.

-Tenías muchas ganas de vernos, ¿no?

-Hombre, ¿tú qué crees? Estaba loca por veros.

-Pues más teníamos nosotros.

-Os echaba un montón de menos, la verdad,

porque ya pesa el tiempo.

-Antes de irse al programa, estaba prácticamente hundida,

porque aparte de que no tenía trabajo,

pues también su problema sentimental.

¿Estás soltera? Ya sí, desde hace una semana.

¡Uh! ¿Y eso?

Que... descubrí que tenía otra persona él

con la cual llevaba cuatro años y conmigo seis.

Para mí que haya ido a MasterChef ha sido su salvación psicológica

y es otra mujer, la veo más contenta, más realizada.

-Bueno, que voy a cocinar para vosotros,

quiero que sepáis todo lo que he aprendido.

Y que disfrutéis con lo que estoy haciendo ahora.

-¿Y qué nos harás? -Mucha comida, no faltará.

-¡Ay, bien!

En la prueba de hoy quiero que sepáis que contaréis

con una persona muy especial en la cocina,

un cocinero que lo sabe todo del arroz,

tiene en su poder tres estrellas Michelin.

Dad la bienvenida a... Quique Dacosta.

(José David) He ido alguna vez a su restaurante,

me parece un crack.

Tengo también el libro de arroces, o sea, para mí es uno de mis ídolos

y cuando le he visto, ha sido increíble.

Quique, bienvenido, es todo un privilegio

tenerte aquí, en MasterChef,

te agradeceríamos que les des unos buenos consejos.

Para nosotros es como para un católico ver el Papa,

vamos, ya te lo digo.

-En la cultura del arroz,

como la entendemos en la Comunidad Valenciana,

es que el arroz tiene que estar rico,

por lo tanto el caldo es importante.

Una vez que tenéis un caldo importante,

la versión o la idea del arroz contemporáneo

es que los productos que meteréis dentro no se sobrecuezan demasiado.

En el caso vuestro es más delicado, tú lo sabes bien.

-Sí.

-Una gamba de Denia en tres minutos está muy pasada,

por lo tanto, os recomiendo incorporar la gamba, los mariscos,

al final. -Perdona, me pongo aquí porque...

-No te escondas. -Es que se ha puesto él,

mira, me voy a poner aquí que soy la capitana,

y que no me de todo el calor.

-El "garafón" cocerlo en el fondo,

si podéis poner en el fondo, como se cuecen los garbanzos,

si tenéis una rejilla, estaría bien meter dentro ya el "garafón".

Lo sacáis, en el propio fondo donde lo estáis haciendo.

Lo sacáis y ya lo tenéis cocido,

entonces ya lo podéis incorporar y no os quedará crudo.

Qué tengáis suerte. -Muchas gracias.

(Maribel) Hacerme caso, ¿eh?

Quique Dacosta, muchísimas gracias.

Gracias. Gracias, Quique. Impagable.

Vamos a descargar los productos,

ya sabéis que el proveedor de alimentos de MasterChef

dona todos los excedentes a Cáritas.

Ahora sí, los 70 minutos empiezan...

¡ahora!

La paella del equipo rojo es la de carne,

para hacerla pueden elegir entre: conejo, costillas de cerdo ibérico,

pollo de corral, panceta ibérica y caracoles.

El equipo azul hará la paella de pescado y marisco.

Y para elaborarla tienen: bogavante azul gallego,

gamba roja de Denia, nécoras del Cantábrico,

mejillones de roca de Valencia,

almejas y sepia.

Los dos equipos tienen 70 minutos para hacer las paellas,

con una dificultad añadida,

deben cocinarla con fuego de leña.

No te arrimes tanto.

-Échate para allá, mira el espacio que tienes.

-¡Quita la mano!

-Claro, ya, pero tengo que estar aquí, tío.

-Póntelo aquí.

Quita la mano, por favor, que te pego un hachazo que...

(Maribel) Dame, dame.

-Antes de eso, necesito las judías verdes y todo eso, ¿eh?

-¿Antes de esto? -Sí, eso es lo último que se pone.

Judías verdes lo primero.

Me parece que no voy a ser el capitán encubierto,

me parece que seré capitán en cabeza.

Déjate del tomate y vete a por las judías.

-Voy por las judías. -Judías y alcachofas como loco.

-Voy.

-Porque el chavalín, me parece que de arroz entiende... bien poco.

-Métele, métele. -Dale, dale.

Dame, dame, haz tú los tomates, por favor.

Esto le metes un cate ahí.

Se necesita más maña que fuerza.

-Déjate ya de eso, que ya tengo las alcachofas.

-Yo creo que judías ya, ¿eh? -Liate con las alcachofas.

¡Echa ahí!

(Fabián) Cerezo se ha impuesto de una manera impresionante,

o sea, aquí quién manda, ¿el capitán o Cerezo?

-Verde no tiene que llevar, todo esto verde, fuera.

-Vale. -Eso, quítalo.

-Vale, vale.

-Si se ha sentido ofendido Fabián pues, oye,

al psiquiatra o al psicólogo.

Cuando tienes que hacer un arroz tipo valenciano,

de un grano fino y..., tal cual, ahí es donde tiene...

Claro, porque tiene la amilosa y amilopectina

muy encuadradete para que te salga un arroz niquelao',

un arroz genial.

Ahí estamos de acuerdo.

Mira, es que no puedo más con vosotros.

¿Por qué?

Porque estoy hasta la trenza de vosotros. Todo el día igual.

Los días que nos dais, todo el día

"que si hay que hacer esto con el fogón y con la anchoa de..."

Hemos pensado que nos vais hacer una paella.

Tú una y tú otra.

Os dejo solos, decidir quién va a hacer cual.

¿Me dais...? ¿Me dais un delantal de colores?

Adiós. ¿Me dais un delantal de colores?

Vamos a ver una cosita, que te vas a ir calentito hoy.

Yo quiero pescado. Pues yo carne, ningún problema.

Perfecto, si era lo que querías, eso es lo que querías.

Aspirante, a por los ingredientes.

(Ríe) Corriendo.

-¿Cómo la hacemos vertical u horizontal?

-Un segundo.

Pero más picadito.

-Ya, pero ¿vertical u horizontal?

-¡Juanma! -Dime.

-Bájame el fuego. -Venga, el fuego.

-Lo que tienes que hacer es moverlo con ansia.

-Juanma, tú encárgate del fuego, del fuego.

-Hay que quitar esto, dame ese bol para poner esto y lo lavas,

por favor.

Lo haces a trozos, ¿vale? -¿Lo lavo primero?

-Un pelín y mándalo para el sofrito, por favor.

Es lo más importante.

Aspirantes, lleváis 20 minutos cocinando.

Por Dios, qué calor en la cocina, ya no me acordaba.

Qué bien que se vive de juez.

-Voy, José David.

Esto es lo que nos dará un caldo bueno.

-Vale, ya está.

-Venga a quitar basura y a dejarlo como un mantel.

Ahí te quiero ver, Juan Manuel, piensa un poquito en mí.

Claro. Si quieres, te echo ahora una mano. Tranquilo.

Bien, me gusta la gente valiente.

Oye, ¿me habéis quitado el pimiento vosotros?

-¿Qué pimiento? Un pimiento rojo que había aquí.

Toma.

Tú vas directo a la prueba de eliminación.

No, no, por favor.

-José David, ¿estás ahí?

¿No estás?

Clara, ¿estás, hija? -Estoy, estoy aquí.

-Es que no se nos oye.

-Echa una mano aquí con esto, que me quemo vivo.

-Vamos. -Fuera.

-Tener mucho cuidado.

-Veo todo muy calmado,

hay paz en la cocina, que es muy importante.

-¡Venga, venga!

-Hay más lucha, en cambio, en la otra cocina.

-¡Para, para!

Vamos a echarlo a la paella, venga. -Venga.

-Venga, eso a la paella.

Como me gusta lo serio que te pones cuando trabajas, ¿eh?

Yo en la cocina no me rio nada. Ya te veo, ya.

Pepe está ahí en su bar, de cachondeito, yo no.

¿Cómo lo llevas? Pues no lo llevamos mal de momento.

¿Y bien? Tampoco.

Ahora haremos un arrocito típico de aquí,

primero le voy hacer un fondito,

para no meter al fuego el arroz, que no se puede meter,

haremos un caldo con cebolla doradita,

las carnes del arroz, doradito

y después, si me da tiempo, porque andamos justos,

las propias carnes deshuesaditas, bien doradas,

un tomatito, azafrán, muy poco, pocas cosas más.

¿Por qué está esto tan tranquilo y eso tan ajetreado?

-Quitarse. ¡Fuera!

A ver, pero qué pasa aquí, ¿esto qué es?

Trabajo en equipo.

No, trabajo en equipo no, esto es la guerra.

A ver, voy a pasar, ¿eh? ¡Ah, que me quemo, me cago en...!

¡Venga, ahí, vamos!

A ver, ¿qué vas a hacer?

Lo que viene siendo el arroz con un poquito de carne,

con un poquito de pescao'.

Un abrazo, un abrazo.

Lo ha encajado bien, ¿eh?

Voy a hacer el mejor arroz de pescado y marisco

que te puedas comer nunca.

Tengo un sofrito de lujo, y ahora voy a sofreír aquí

cabeza de bogavante, cabezas de gambas,

para sacarle un poco más de gusto, un poquito de caldo y tal...

y con eso mojaré el arroz, tan sencillo,

cuánto menos me complique mejor. Ahora, bueno,

como yo sé cocinar... Azafrán.

Qué de besos me estas dando hoy, aquí pasa algo.

Me está haciendo la pelota porque aquí la que decide soy yo.

No me has dado un beso, nunca. No, ni te lo voy a dar más.

-¿Le doy caña al fuego? -¿A qué fuego, Maribel?

-A éste de aquí para que hierva. -Está al máximo, es leña.

¿Os puedo robar cositas de aquí? (Todos) ¡No, no!

¿Por qué? ¡Que no, que no!

De los compañeros no se coge nada, que no.

¿Esto lo vais a utilizar? Claro.

¿Todo? -Eso sí, te lo puedes llevar.

No tenéis corazón, os parecéis a los jueces de MasterChef.

Hemos aprendido rápido.

-Chef, ¿puedes hacer la cata, a ver cómo está?

Dime que sabe a gloria.

Apunta muy bien, apunta muy bien. Está bueno.

Como pille al cabroncete que me ha robado

el pimentón y el azafrán le decoro la cara, te lo digo yo.

Ya estamos poniendo pegas, ¿eh? Sí... sí, sí.

-Prima, que han venido las primas. (Todas) ¡Bien!

¡Primas, primas, primas! -Ay, que se me quema el aceite.

Tía, es que la cocina es muy dura. -Cuéntanos, no nos cotilleas nada.

-¿Te gusta alguien? -No.

-Que pones ojitos a veces. -No.

Jordi es mono, pero no. -¿Leandro?

-Es bajito. -Y... ¿a quién ves como rival?

-Pues de rival...

precisamente a José David. -¿Sí?

Es tu amigo. -Que es mi amigo y enemigo, a ver.

-El llorón.

-El llorón. (Todas) (Ríen)

-Yo no quería decirlo, pero ya dicho...

-El llorón por el llorón.

-La paella, ponedla ya. -¡Venga, la paella!

-Si no no sale. -Juan Manuel, con él.

-Ponla, ponla.

-Venga, venga, quita el fuego. -Apagad el fuego.

(Ambos) Rápido, rápido. -Tranquilo.

Vamos bien. -Venga, ahí.

-Tened cuidado con el arroz.

Bajarme la potencia. -Hay que darle caña.

-Coge de ahí. -Venga, va.

Dame que yo... Dame que lo saco. -Toma, sácalo.

-¿Hay que poner un poco más de aceite?

-Sí. El caldo, venga. -El caldo.

¿Cuánto pongo? -Pon una por ahora

para que no se queme. ¿Eso cuánto es?

-¡Maribel!

(Cerezo) Maribel en una olla, haciendo el Tarzán por ahí subida,

que se le podía haber caído entera. ¿Qué haces? Te vas a morir.

-¡Calla! -Trae que te cojo.

-¿Te ayudo? -¡No!

-Si tienes la olla mal puesta.

-Dos de estos por la mitad. -Ten cuidado,

a ver si te lo cargas... -Quita, quita.

Aspirantes, os quedan 15 minutos para terminar la paella.

-Caldo corto. -Caldo corto, eso es agua.

No, no, Cerezo, Cerezo. -Te digo que le falta sal.

-No te vuelvas loco. -¿Lo has probado tú?

Coge una cucharita y lo pruebas, nene.

A mí no me para nadie. No voy a dejarme "mandulear"

ni capitanear por gente que no tiene

sentido de la orientación, entonces voy a saco.

Pruébalo. Tiene que estar un toque saladito,

tampoco tiene que estar dulzón.

-Le falta un pelín de sal. -Le falta sal, pues qué te digo.

El toque de chef.

-¡Tranquilo, tranquilo!

¿Jordi? Dime.

Te veo sudando, déjame que te...

Se te está estropeando... Ahí.

Se te está estropeando el peinado. ¿Quieres agüita, Pepe?

Ven aquí, ven, que vas a dar un traguito.

Ven, ven. No me lo toques eso, ¿eh?

Me pillas como un loco. Por favor, ¿eh?

Te doy la receta, pero no me lo estropees,

te lo pido por favor. Con bogavante, verás tú.

-Eso tiene mucho aceite. -Le ponemos menos aceite,

tú tranquilo, ¿qué te pongo? -No pongas eso, Maribel.

Tiene mucho aceite. -¿Lo colamos?

-Vacíalo y sin nada. Sin nada de aceite,

sólo con lo de abajo del todo. (Clara) Maribel se intimida

cuando no es capaz ella de...,

de decir: "Oye, no, que aquí la capitana soy yo

y se hace lo que digo."

Mira, mira.

-Ahí, ahí.

Un poquito más de pimentón. -Céntrate.

-Maribel, no pasa nada, bah.

-La capitana soy yo, y no por eso yo voy a ir ordenando.

Siempre respeto las opciones de todos.

¿Echo más o no? -Sí, echa más.

-A veces me he tenido que morder la lengua

para respetar a la capitana hoy.

Niquelado.

Vete a ver qué está haciendo Jordi.

Vamos de espías, a ver si lo hace bien.

Cuéntamelo.

-Me envían de espía. Que te pires.

Que te pires de aquí, venga.

Los he escuchado desde aquí. Un batiburrillo, como dice usted.

Nada, ni idea tiene. Eso creo.

Esto para el caldito, esto para dorar.

Cuando esté doradito lo ponemos con el caldito,

que guise, arrocito al final tradicional.

Está asustado, mirar qué cara, blanco.

¿Yo también puedo probar? Por favor.

Falta todavía, acaba de empezar.

Tenemos que notar. El toque del chef.

Claro. Es el toque maestro.

Cómo mola. Qué grande eres, Cerezo.

Bien, está quedando bien, pero le falta tiempo.

Habría que ir girándola un poquito porque está cociendo más de allá.

¡Aspirantes os quedan cinco minutos para dejar de cocinar!

(Música)

Ese arroz tiene muy buena pinta y un sofrito magníficamente hecho.

Hay un caldo extraordinario.

Apuesto por este arroz, no sé si porque están a mi lado

y todo se pega, y quizá eso les valga a los chicos.

Se han contagiado de mi espíritu, no sé qué puede ser,

pero me gusta ese arroz, está muy bien hecho.

-Juanma, te voy a dar un beso.

-Eres un monstruo. -Muchas gracias, hombre.

¿Qué tal? Buenos días, bienvenidos.

¿Qué tal?

Muy bien. Bienvenidos.

Gracias, muchas gracias.

¿Qué tal?

Sí, aquí hay coladores. -Eso. Eres un máquina.

Los comensales están entrando al comedor.

Joder.

-Esto ni en el Sahara. Ni en el Sahara pasan tanto calor.

-Ves colocando, venga. Coloca.

-Madre mía, qué calor. El bogavante también.

El bogavante, va, ponlo tú. Pon el bogavante.

Las gambas, van las gambas. -Gambas.

-Que me deshidrato.

-Ven conmigo. -Eh. ¿Dónde vamos?

Golpe de calor, es normal.

-Estamos con un golpe de calor, que el pobre José David

se ha quedado ahí. Le ha cogido una lipotimia

que le ha costado recuperarse.

Hazte a la idea que soy Elena, venga. Tira.

¿Has visto cómo se ha reído? Es la novia.

-Ya está mejor. -Es la novia.

Digo, hazte a la idea que soy Elena,

mira cómo se ha reído, ¿has visto?

Cero que le ha cogido este...

porque el sufrimiento del... de la eliminación,

todo esto, él lo lleva mal. La verdad que me ha dolido.

(Llorando) Pues me ha dolido verlo....

Me ha dolido verlo tendido en el suelo, sí.

Porque, por mucho que en el plató quiera ser el más fuerte,

pues no deja de ser un compañero. Y me duele.

Muy buenas tardes a todos.

Es un placer para MarterChef poder teneros aquí

y ofreceros esta comida, que es para nosotros un homenaje

por vuestro buen hacer en el arroz y en Las Fallas.

Aqui hay integrantes de las fallas Convento de Jerusalén,

¿quiénes son?

Enhorabuena por vuestro premio de este año.

También tenemos invitados de la falla Nou Campanar.

¿Qué tal? ¿Cómo fue en las fallas de este año?

Muy bien, muy bonitas. ¿Sí?

Muy emocionantes.

Aquí, en Valencia, celebráis todo con paella, ¿no?

Todas las celebraciones. Todo. Paella.

Paella.

(Música)

(Todas) ¡Bien! -Por Dios, por fin puedo sentarme.

Me ha quedado un poco seca la carne,

pero estaba muy nerviosa. -No te preocupes.

-No os preocupéis, ¿vale? Vosotros...

con amor. (Todos) Por Eva,

la ganadora de MasterChef. -Bueno...

No queda nada. -Para mí eres la ganadora.

-Eso sí.

-Con cuidadico, ¿eh?

-Bueno, pues nuestra paella, la del equipo rojo,

solo lleva pollo y conejo.

También lleva: judías, lleva "garafón",

y bueno, lleva...

tomate, un sofritito, alcachofas... -Y esperamos que os guste.

-Esperamos mucho que os guste.

-Pues nuestra paella es de marisco, y hemos hecho un fumé de pescado.

Sólo deciros que me encantaría que os gustara,

que soy de Valencia, soy de la Comunidad Valenciana,

que mi compañero ha sufrido un pequeño vahído,

pero creo que en un momento sale aquí con nosotros,

y espero que os guste.

(Aplausos)

-Lo que no me ha gustado nada que dijese

que los del otro equipo son valencianos en su mayoría.

Me ha parecido horrible,

porque ahora mismo pueden votar con corazón, no con la cabeza.

Jordi, como puedes comprobar,

hice un arroz pequeño para dos señoritas muy finas,

muy sutiles, y creo que el arroz está a la altura...

Dice que ha hecho un arroz.

Es arroz para un rancho. No.

Yo no sé a quién invitas hoy. Con guasa,

metiéndome cañita, espiando... Le quitas las gambas

y es como el arroz del súper de al lado de mi casa.

Bueno, pruébalo. Da igual, Pepe, no discutamos.

Nos tomamos un vino... Y que te deseo lo peor.

(Ríen)

Vamos a descansar, que te lo has ganado, venga.

La paella de carne del equipo rojo y la de pescado del equipo azul

están a punto para que los 33 invitados empiecen a degustarlas.

Todos los comensales probarán las dos paellas,

y después, serán los propios invitados

quienes voten por la que más les ha gustado.

(Música)

Tenemos aquí una Fallera Mayor

que nos dirá qué le parecieron las paellas.

La roja tiene el grano más suelto, el aspecto es mucho mejor.

El azul está más empastado lo que es el grano de arroz.

-La paella roja tiene un aspecto fabuloso,

pero está insípida totalmente. -Me quedo con la paella de pollo.

-La de marisco tiene una calidad exquisita

y está el arroz más suelto y más sabroso.

-Todos valencianos y hacen la peor. Y una de marisco,

que es lo más fácil del mundo. -Y que lo tengan más fácil

que la de pollo y conejo. -Sí, señor.

-Yo voy a votar por la roja.

Esta es la de Jordi, ¿no? Sí.

Y esta es la de Pepe. Mira, así de entrada...

Hombre, de pinta está mejor esta.

A ver.

Está buena, ¿eh? Qué buena ésta también.

Mm.

¿A ti cuál te gusta más, Sami?

A mí me gusta la intensidad

del supercaldazo que le ha hecho Pepe a ésta.

Así como ese sabor a...

a marisco del caro, del bueno.

Buena calidad. Pero ésta está muy buena también.

El sabor, con la carne, está muy buena.

Es como más fácil.

Oye, amiga, ¿una cervecita aquí las dos?

Un vinito blanco, ¿no? Aquí nos ponemos

y nos comemos la paellitas y estos que se apañen como puedan.

¡Unas sillitas por ahí!

¡Y una copita de vino!

Gracias, majete.

(Música)

-Lo mejor, es tu creatividad, Eva.

Cómo emplatas las cosas, es increíble.

-También hay gente muy preparada para emplatar.

Por ejemplo...

José David es de los que emplatan superbien.

Ha dado muchos cursos, tiene mucha técnica.

-Es un friki de la comida. -Sí, sabe todos los cocineros,

los Michelin... -Algunos de los cocineros

que han ido, he dicho, ese no lo conoce mi hermana.

-No lo conocía.

Estoy todo el rato pensando, dándole vueltas,

qué están haciendo mis compañeros, si habrán conseguido ganar...

Si no... Porque claro, si no me voy directamente a eliminación

sin pasar por la casilla de salida.

Oye, chicas, vamos a brindar por mí.

Porque gane esto, y aparte,

porque tengo arranque de energía cada programa.

(Todas) Venga.

Aspirantes, el arroz ha sido el protagonista de la comida de hoy

y lo será también en la votación. Cada uno de nuestros invitados

tiene un saquito de arroz como éste.

Si a nuestros comensales

les ha gustado más la paella del equipo rojo

pondrán el saco en la báscula roja. Si por el contrario,

prefieren el del equipo azul

pondrán su saco en la báscula azul.

Los marcadores irán sumando los sacos de arroz.

Y como son 33 comensales

el primer equipo que llegue a la mitad más uno,

es decir, a los 17 kilos, habrá ganado esta prueba.

Que empiece la votación, por favor.

(Todos) Bien.

-Gracias.

(Todos) Bien. -Muchísimas gracias.

-Bueno, bueno, bueno.

(Todos) Bravo, bien.

Empate, siete a siete. Bueno, ocho a siete.

Me encantaría que fuéramos campeones.

No por no ir a la prueba de eliminación,

sino por quedar bien en nuestra tierra.

(Ambas) ¡Bien!

-Si voy a la prueba de eliminación

con Juan Manuel, con Cerezo y con Eva...

lo tengo crudo.

(Todos) Muy bien.

-Muchísimas gracias. -Gracias.

Equipo rojo, estáis a solo un punto de la victoria.

Equipo azul, estáis a dos. Por favor.

(Música)

(Todos) ¡Bien!

-Estoy muy satisfecho con el resultado de la prueba.

La segunda vez como capitán y segunda victoria como capitán.

Estoy contentísimo. El equipo rojo

se proclama ganador de la prueba por equipos.

-La primera prueba superada.

Equipo rojo, felicidades.

Si os tengo que poner una pequeña pega,

quizá que está un poco soso,

pero en líneas generales, bastante bien realizado.

Equipo azul.

Hoy más que nunca estoy convencido

de que vosotros mismos sabéis cuáles eran los defectos

de vuestro trabajo, ¿qué me decís?

La pega principal ha sido el fuego. No lo hemos podido dominar.

-Que en el equipo perdedor estén Maribel, Clara y José David,

fue realmente... A mí me beneficia en el concurso.

Son tres rivales muy fuertes y, la verdad,

que se vaya uno de ellos será una liberación para mí.

Equipo azul,

os tenéis que enfrentar a la prueba de eliminación.

Así será.

(Música)

Bienvenidos, de nuevo, a las cocinas de MasterChef.

Mientras sus compañeros se enfrentaban en Valencia

a la prueba por equipos,

Eva Micaela disfrutaba tranquilamente

de su familia en Córdoba.

Ha llegado el momento de que sepa

si está o no en la prueba de eliminación.

Oye, qué solita estoy.

Hola.

Hola, Eva, bienvenida de nuevo.

Vienes como con otra carita.

Si, ¿no? ¿Qué hago? Venirte aquí, conmigo.

Tu destino estaba unido al de Fabián.

Sí.

¿Tú crees que el equipo de Fabián habrá ganado la prueba o no?

No lo sé, espero que sí, aunque...

No tienes ni idea. No tengo ni idea.

Lo primero, ¿cómo crees que se han formado los equipos?

¿Cuál sería el equipo de Fabián? Creo que José David y Clara.

José David y Clara. Creo que sí, no sé.

Pues venga, vamos a descubrirlo ya, ¿te parece?

Sí, por favor.

Que pasen los aspirantes.

(Música)

(Grita)

(Ríe) Ay.

(Grita)

Y digo: "Ay, qué hemos ganao'".

Luego me he quedado fijándome en los otros equipos,

o sea en el equipo mío que yo...

Bueno, en el de Fabián, que ya eran Juanma y Cerezo,

y me ha extrañado un poquillo.

¿Qué te parecen los equipos? Que qué extraño.

Porque a ti te parecía que Fabián se iba a unir

a Clara y a José David. Sí.

¿Y por qué te parecía eso? Pues no lo sé...

Por José David por la técnica que tiene

y por Clara también... Pues yo sí lo sé

porque te parecía eso. ¿Por qué?

Porque MasterChef tiene ojos en todos los lados

y sabemos que has intentado un poco...

influir... No.

en Fabián para que eligiese

en su equipo a José David y a Clara.

¿Yo? Por favor...

Yo le dije a Fabián que podía coger a José David

pero yo no dije que cogiera a Clara,

porque yo, de hecho, no hubiese cogido a Clara.

Yo le sugerí que cogiera a Cerezo y me dijo él:

"No, que yo no soy del grupo... calavera".

Somos yo, Cerezo y José David.

Como diciendo: "Oye, que yo también tengo algo que opinar".

Pero claro, ya sabes que aquí, en MasterChef,

nunca se puede dar nada por hecho, y nuestro jurado

creyó que era buena idea cambiar a los capitanes.

Un jefe de cocina tiene que trabajar con los cocineros

que tenga que trabajar.

Fabián supo hacerse cargo de esa situación,

y por eso está... Son campeones también ellos.

fuera de la Prueba de Eliminación.

Delantales blancos podéis subir a la galería.

-Bueno. -Venga.

-Que he ganado, no llores.

No llores que eres una máquina.

Me van a coger para una casa de llorones, ¿eh?

¡Jo!

Mira, tan contentos.

Maribel, ¿qué te pasa ahora? ¿Por qué lloras?

No es por nada, ni tristeza ni nada,

simplemente que me da rabia

el saber que yo lo sé hacer y...

no lo plasmé.

Ni por ganar ni por perder ni por nada.

Lo tengo súper asumido

y creo que fue el jurado justísimo

y me encantó que Valencia supiera valorar

lo que estaba bien y lo que estaba mal.

Y la mía estaba hecha un...

fatal. Sea como fuese,

lo que es evidente,

es que José David, Clara y Maribel

estáis en la Prueba de Eliminación.

Aspirantes, coged aire.

Estamos en la recta final

y solo deben quedarse en el programa los mejores,

los que sean capaces de superar las pruebas más difíciles

y la de hoy, lo es.

Debéis preparar el plato de un famoso chef de este país.

Pepe, por favor. Voy.

(Música)

Aspirantes, el chef del plato que hoy tenéis que preparar

es Estrella Michelín, tiene infinidad de premios

y dirige uno de los restaurantes

más respetados de este país.

-Ah.

El restaurante es El Bohío, en Illescas, Toledo.

Y nuestro chef estrella... Gracias Eva.

de hoy es Pepe Rodríguez.

-Muy bien, muy bien. -Muchas gracias, aspirantes.

(José) Cuando he visto salir a Pepe, pues yo muy ilusionado

emocionado, porque lo admiro como cocinero,

es el tipo de cocina que a mí me gusta hacer en casa.

-Aspirantes, os presento el plato que tenéis que preparar.

(Música)

Es la versión que hacemos en El Bohío

de un potaje de bacalao y espinacas.

Son tres pasos.

El fondo que es el guiso del bacalao,

reducido, muy gustoso, todo el sabor de la tradición,

muy concentrado, vale.

Con espinacas trituradas para darle el color verde,

muy poco de pan que le va a dar un crujiente,

un poco de bacalao atemperado,

el clásico huevo cocido,

la crema de bacalao y espinacas

y cerramos con unas hojas de espinaca atemperadas.

Tres garbanzos.

Es la tradición vista con ojos modernos,

son tres cucharadas muy intensas de un clásico.

Creo que Pepe estará de acuerdo conmigo

que si tenéis que hacer su plato,

lo vengáis a probar antes. Adelante, por favor.

(José) Cualquier persona que le guste un poco la gastronomía

y tenga una noción básica de remover, de freír...

y pocas cosas más, yo creo que puede seguir la receta.

(Clara) La prueba de eliminación, esta en concreto,

creo que es muy complicada.

(Maribel) Parece que sea un encaje de bolillos,

porque primero una cosa, después la otra...

O sea que los pasos a seguir

no te tienes que perder.

-Levantad el paño.

Tenéis tripa, cocochas,

bacalao de salado

y un caldo de bacalao.

Y para el potaje:

cebollas, ajo,

tomates, pan,

garbanzos, leche, nata,

gelatina, azafrán, huevo

y, por supuesto, espinacas.

Centraos en reproducir bien su receta

y que esté muy buena.

Aspirantes, inevitablemente uno de vosotros

va a perder esta prueba y no podrá convertirse

en el primer MasterChef España.

Pero con la eliminación no termina todo,

os tengo que comunicar, a todos,

que gracias a Jordi Cruz, Noé y Efrén

van a realizar unas prácticas en el restaurante ABaC

de Barcelona. Muy bien.

(Fabián) Realmente van a aprender muchísimo en el ABaC,

MasterChef es una experiencia única,

pero trabajar directamente

en la cocina de una estrella Michelín,

eso es lo que realmente te fortalece

y lo que te va a hacer un buen cocinero.

-Tenéis 90 minutos para preparar

esta versión del potaje de bacalao y espinacas.

Demostrarnos que queréis ganar este programa.

El tiempo comienza en tres,

dos,

uno,

¡ya!

(Música)

(José) Tenemos que hacer un plato de Pepe,

la verdad es que yo estoy encantado

porque me gusta mucho su cocina.

Es un tipo de cocina que a mí me gusta también hacer.

Ahora estoy empezando con el potaje,

que es lo primero que tengo que hacer

para que coja bien el sabor.

Y nada, luego iré con la crema de espinacas

y a seguir los pasos.

-Si ya no es hacer un potaje de bacalao

y espinacas de toda la vida, lo que pasa es que bueno,

en versión moderna y visto con los ojos actuales.

Lo que tiene que tener es el sabor de siempre.

El equilibrio que tiene el sabor y la potencia que tiene

no es fácil de reproducir

y después el color este verde.

(Maribel) Es un plato muy elaborado,

no es coser y cantar. Bueno, yo lo voy a intentar.

Hago potajes en mi casa, claro que hago potajes,

pero mi casa no es el restaurante El Bohío

ni mi marido es Pepe, ¿entiendes?

Mi marido todo lo que hago yo le parece fenomenal.

(Clara) Nunca he hecho este tipo de platos,

a mi madre le gustan mucho, pero yo nunca he...

nunca lo he hecho por mí misma,

pero siempre hay un primer momento.

Estoy siguiendo la receta paso a paso,

de vez en cuando hay algunas cantidades

que descontrolo un pelín,

pero más o menos estoy siguiendo todos los pasos

que dice el chef porque son los buenos.

Aspirantes, lleváis 15 minutos,

os quedan 75.

Esto huele de maravilla.

(Pepe) Cuando hacemos potaje de bacalao con todos los ingredientes,

pochas la cebolla, pochas el ajo,

le añades unos costrones de pan frito

y le echas un caldito... Lo importante es,

sobre todo, en todos los guisos, que lleve lo justo de caldo

que no nos pasemos de caldo, que sea lo justito.

(Maribel) Estoy haciendo el potaje

y lo voy a dejar que cueza cinco minutos

como pone en la revista..., uy, la revista digo,

en la receta y ahora voy a pasar a hacer otra cosa,

a hacer lo otro... 100 gramos de hojas de espinacas...

No te creas que esto tiene miga, ¿eh?

(José) Mientras que esté el potaje guisando

voy a coger las espinacas,

las voy a blanquear, las voy a triturar

para conseguir un color muy verde, que será el que le da

ese color verde que tiene el plato de Pepe.

¿Qué tal Clara? Aquí estoy, trabajando.

Me impone bastante el plato, en el sentido

de que es un guiso típico, tradicional,

que el de Pepe está buenísimo. Buenísimo, buenísimo.

Y entonces pues da un poco de miedo.

¿Qué has ido haciendo? Cuéntame.

Pues...aquí tengo lo que es el potaje,

lo he dejado hirviendo cinco minutos,

aquí he cocido también las espinacas.

Sí. Y...

estoy seleccionando algunas hojas para luego la decoración

y el resto triturarlas para hacer un licuado

para que de color al guiso.

Ánimo y ya sabes... Muchas gracias.

intensidad de sabor.

De acuerdo, muchas gracias.

(Pepe) Cuéntanos Samantha, ¿cómo ves a Clara?

Está un poco asustada, se ve que no está en su terreno,

he visto que ha hecho un potaje un poco aguado,

justo lo que decías tú que no había que hacer,

con demasiada agua, sabía poco.

Trabaja muy limpio y muy cuidadoso, porque ella es muy cuidadosa,

pero... Pero yo no la veo

una chica de guisos de toda la vida, ¿no?

Me parece más complicado para ella a lo mejor.

(Clara) Maribel tiene 60 años, lleva cocinando toda su vida.

José David lleva nueve años haciendo cursos de cocina

y yo llevo cocinando dos años y comiendo muchos,

pero...ellos me sacan muchas vueltas por ahí.

Aspirantes, ha pasado la primera media hora,

os quedan 60 minutos.

A ver, bueno esto ya está, ¿vale?

Ahora esto lo voy a triturar que es lo que pone.

Una vez elaborado el potaje hay que triturarlo

y añadirle la pasta de espinacas para que adquiera el tono verde.

Maribel, ¿qué tal? Pues mira, regular.

¿Por qué? Porque yo...

justamente el bacalao es lo que en mi casa no se come

porque a mi marido no le gusta.

Oye, una cosa, ¿cómo ves eso de cocinar un plato de Pepe?

Tienes una picardía encima de ti, guapo,

que no te la mereces.

Cuando te he dicho "plato de Pepe" te han brillado los ojos.

Uy, sí. Se me ha puesto una sonrisa.

Oye, pues mira, hubiera preferido que hubiera hecho

la sopa de ajo que se la hago a mi marido y le encanta.

Seguro que a Pepe le gustará que un día le hagas una sopa de ajo.

Pues venga, a ver.

Yo creo que mejor nos la hará él a nosotros

cuando vayamos. Gracias, chef. De nada.

Dice que me han brillado los ojos, ¡no te fastidia, el tío!

(Música)

Para la brandada, deben desmigar el bacalao

y mezclarlo con leche y nata.

Una vez infusionado, se añade el triturado de espinacas

para que coja el tono verde.

-¿Qué tal José David? ¿Cómo vas? -Hola, Pepe, genial,

haciendo un plato tuyo, así que imagínate, de maravilla.

-Te he visto pesando. -A mí me gusta más

hacerlo un poco a ojo, pero hoy no quiero fallar,

no me quiero ir a casa por nada.

-Tienes que reproducir una receta, no me parece mal que hayas pesado,

pero hay una cosa que yo no te puedo dar y es...

que tú pruebes y que tú sepas. -Exactamente.

-Eso ya es cosa tuya, yo te puedo dar información,

pero... -Lo he probado

y a mí me parece que está muy, muy rico.

-¿Ahora con qué estás? -Pues, ahora estoy con el licuado,

lo estoy escurriendo bien, pondré un poco de jugo de cocción,

trituraré y luego lo quiero meter en un sifón,

porque me parece que da una textura un poco de espuma.

Ya veremos si acierto.

-Es un día para no fallar, no sé si para acertar,

pero para no fallar. -Hoy no fallo,

hoy no se puede fallar por nada del mundo.

(Cerezo) Si tengo que elegir uno que se vaya,

pues a lo mejor José David me resuelve más que se vaya.

José David como Clara.

Pero, hombre, si se va José David, pues es una ayuda.

(Pepe) José David sabemos que lo hace todo muy estético

y muy bien, pero le falta el gusto.

Y le he dicho: "Hoy es un día para clavar la receta,

pero te va a faltar algo más que yo no te puedo ayudar,

y es la mano".

-Buenísima,

como si la hubiera hecho Pepe.

Bueno, Maribel tiene defectos,

trabaja tosco, pero lo bueno es que tiene más...

El gusto de un ama de casa. una visión más periférica

de lo que es cocinar un guiso. Claro.

Voy a tener tiempo,

no voy a poner más.

¿A ver?

Mm. -Dios, cómo huele eso.

-Voy a la nevera, ¿eh?

Para conseguir que la brandada tenga una textura cremosa

se añaden colas de gelatina y se deja enfriar en la nevera.

Hoy nuestros aspirantes están intentando emular

una receta de Pepe Rodríguez,

está claro que la mejor manera de hacer el plato perfecto

es seguir la receta.

Y aquí, en el libro de MasterChef están las mejores.

Ya está disponible, así que venga, ir calentando el horno.

(Música)

(Maribel) Ay.

(José) Uy.

Pues mira...

He guardado dos hojas...

Es como un tesoro para mí,

dos hojas de espinacas, las he perdido.

Ahí, mírala aquí,

la voy a lavar bien.

Es como si hubiera perdido un brillante,

en estos momentos, claro.

Aspirantes,

acabamos de entrar en los últimos 20 minutos.

(José) Es una cosa, no entiendo porqué ha pasado,

yo lo tengo muy cronometrado,

un huevo en agua hirviendo son diez minutos,

nunca me ha fallado, y hoy, no sé porqué me ha fallado.

Quizá Maribel consiga un poco más lo que es el gusto

porque ella está acostumbrada a la cocina tradicional,

ella yo creo que ese paladar lo tiene bien educado.

(Maribel) El otro día, José David me dijo:

"Es que tú, Maribel, lo bueno que tienes

es que estás muy relajada, estás muy tranquila".

Dije: "Mira, te lo voy a explicar y lo voy a resumir en una palabra,

mi tranquilidad, ¿sabes cuál es? Que no ambiciono nada".

(Clara) El problema del sifón ha sido que no he colado la brandada,

entonces al tener miguillas de bacalao dentro,

no sale la consistencia.

Aspirantes,

solo os quedan diez minutos.

Hay que ir emplatando ya o no llegaréis.

(Maribel) Digo yo, ¿han quitado el plato?

¡Madre!

Bueno, ahora viene cuando lo matan.

No sé si primero arriba o abajo.

(Música)

(Maribel) Estoy "trabá".

Fuera.

¡Últimos cinco minutos!

(Maribel) Esto me ha quedado impecable.

Mira qué bonito.

Ahora la hoja.

Hala, arreando que es gerundio.

¡Ah, el pan!, calla, calla.

Así, en un lado.

¡Ah, los garbanzos! ¡Madre mía!

¡Diez segundos! ¡Nueve, ocho...!

¡Siete, seis...!

¡Cinco, cuatro, tres...!

Dos, uno... ¡Tiempo!

¡Manos arriba!

La suerte está echada, yo lo he intentado hacer

lo mejor posible.

Y a ver si tengo suerte.

(Maribel) (Voz baja) Va, va, va.

Aspirantes, ha llegado el momento de la cata final.

El primer plato que el jurado va a probar es el de...

Clara.

Tu actitud ha sido fantástica,

tu orden, tu disciplina... es muy buena.

Gracias, chef.

Hoy la prueba estaba basada en la tradición,

reinventada, puesta al día, más una receta.

Esa receta os dice cómo hacer el plato los tres,

tiene que ser perfecta.

Proporcionalmente nos ha quedado muy pequeña

y el plato te ha quedado un poquito pobre.

El tuyo es un poquito tapa, es un poco pequeña.

La brandada es inexistente, tiene que haber mucha más,

tiene que aportar mucho más.

Y el fondo, que es lo que a mí más me gusta,

es lo que te ha quedado mejor, pero le has puesto

una pincelada tan justita que dice pocas cosas.

Veo como un poco de miedo en tu plato.

He querido no pasarme por miedo a...

a irme un poco más allá y meter la pata

y la he metido por quedarme corta.

La textura del potaje es demasiado líquida,

la brandada... un poco demasiado mazacote

y el bacalao, a lo mejor, es de lo que más se salva.

La espinaca, que era una parte brillante, apetecible, del plato,

que cubría el plato por encima,

no le has dado un poquito de aceite para que esté...

justo brillante, es como que..., pues eso, mucho susto.

Gracias, chef.

Está soso.

Es una base de un potaje que reduce con tripa de bacalao,

con cocochas...,

eso se me tenía que quedar pegado en los labios

porque es supergelatinoso. Y aquí no me ocurre esto.

No tiene porqué haber tanto bacalao,

yo con la mitad he hecho mi plato, pero lo importante es

que lo de abajo tenga un poco más de cantidad,

que es donde está todo el sabor del potaje,

que lo recojas.

Lo otro es una textura muy suave, que es una mousse,

no has sido capaz de utilizar la espuma bien.

El concepto no está perfectamente asimilado.

Una persona que me ha dado algún plato de 10,

otro me privaste de probarlo

y, sin embargo, uno de los peores me lo das a mí.

Lo siento. ¿No me quieres?

Claro que le quiero, chef, incluso más que a Maribel seguro,

pero no lo digo tanto.

Clara, puedes ponerte delante de las cocinas, por favor.

El jurado quiere probar ahora el plato de...

Maribel.

Quisiera que ustedes vieran mi plato,

que lo he hecho, pues... con todo el cariño que le tengo

y que lo aprecio un montón.

Creo que de los tres platos que tenemos

tu plato es el que más se parece al original.

No sé si viste una especie de selva amazónica en tu plato,

totalmente "demodé"

y, de repente, has pasado a un minimalismo maravilloso,

con proporción... ¿Qué pasa?

No sé si ponerme a reír o a llorar.

Pues, bueno, yo... no te creas que salió de mi cabeza,

he querido calcar lo que he visto aquí.

Veo evolución en tu presentación, que es lo que queremos.

Gracias, chef.

¿Lo habías hecho antes? Nunca.

El bacalao no lo cocino porque a mi marido no le gusta.

Si somos dos personas de casa y tengo que hacer dos comidas...

Pues como que no, hago una para los dos

y tampoco pasa nada.

¿Contenta con tu plato?

Pues, mira, sí que estoy contenta.

Estéticamente lo veo..., no igual, pero se asemeja algo.

Y si de gusto está un pelín igual pues ya me voy contenta.

¿Este pan qué hace aquí?

Pues, bueno, es que... Pues es que....

Pues es un collage mar y verde y...

Es que no sé qué hacer, el pan... Pues es que no sé.

Lo pones todo debajo, ¿no?

Ya, pero como ya lo había puesto...

No, como ya he puesto el bacalao y ya me había equivocado antes...

Ostras, Maribel, ahora me llevo un chasco...

Porque pensaba que tú me ibas a decir:

"No, es que lo voy a poner aquí..." No, no.

"...y así me conserva todo el crujiente."

Y me habría quedado de plastilina.

La proporcionalidad no es mala y, de los tres,

eres... la única persona que ha hecho

algo parecido a una brandada.

Me decías que no cocinabas bacalao en casa.

Nunca. Nunca,

porque a tu marido no le gusta el bacalao.

No. Yo llego a casa

y mi mujer no le gusta el bacalao

y te juro que cambio de mujer.

O sea, a mí no me priva mi mujer de comer bacalao,

si está magnífico.

¿Y por qué le tengo que dar bacalao a mi marido si no le gusta?

Pero, ¿qué está antes: la gastronomía o el quererse?

El quererse. La gastronomía.

Sí.

Bueno, pero mi marido es mi marido y el bacalao es el bacalao.

(Varios) (Ríen)

¿Esta hoja es la que has cogido del suelo?

No, no estaba en el suelo.

¿Seguro?

Ay, por favor, no estaba en el suelo.

¿Dónde estaba?

En la basura.

(Todos) (Ríen) ¿En la basura?

Pero la he lavado y la he escaldado.

¿La has escaldado, la has lavado y yo me la he comido?

Sí, ya está, comida está.

Me vas a matar.

Maribel, puedes ponerte al lado de Clara, por favor.

José David, es tu turno.

¿Qué tal?

Bueno...

Ya llevo mucho tiempo gestionando gente

y puedo ver cuando alguien está llegando a su límite.

¿Lo dices por mí? Sí.

Te lo digo porque te he visto cocer un huevo tres veces,

porque no se te cocía,

y alguien como tú cuece un huevo con los ojos cerrados.

Y nervios a punta pala y mala gestión de ti mismo.

La base tiene un bonito color,

tiene una buena textura...

Quizá de las tres bases pues...,

a falta un poco de sal, es la más interesante.

El bacalao se te ha quedado un poquito seco.

A mí me extraña, con lo bien que copias tú

los platos de los grandes maestros de alta cocina,

lo mal que lo has copiado hoy.

Lo has venido a ver tres veces,

lo has tenido aquí...

O sea, más fácil imposible.

Y has hecho el peor emplatado de todos.

Está muy complicado hoy.

Sí, chef.

Bueno, David... Sí, chef.

Es un plato... mal resuelto.

Si había como tres elementos fundamentales

uno de ellos te ha fallado totalmente.

O sea, la brandada de bacalao no está.

Primero no te ha subido bien, segundo... no lo has hecho bien.

Si lo hubieras hecho bien técnicamente

le hubieras metido una cola de gelatina

y te habría aguantado mejor. No me sirve.

Fallos técnicos duros.

Sí, también quería el color verde, que se viera lo que...

No, perfecto, sí, si eso lo has conseguido,

pero ahí está el equilibrio.

En esta cocina tan pequeña... Sí.

tres gramos más en no sé qué es otro plato.

Sí, chef.

José David, por favor, con tus compañeras.

Vale.

Veo posibilidades de abandonar MasterChef,

es la verdad.

Yo creo que es humano tener nervios,

no querer fallar, no querer irte.

Y... lo vivo demasiado y quizá es el fallo que tengo,

que lo vivo demasiado.

La cata ya ha finalizado,

nuestros jueces tienen que deliberar.

Jueces, por favor... Gracias.

La poca que había hecho estaba bien.

Todos habéis hecho un buen trabajo.

Gracias, chef.

Gracias, chef.

Gracias.

Pero uno de vosotros ha cometido más errores que el resto.

Este jurado ha decidido

que quien debe abandonar MasterChef

es...

Clara.

Muchas gracias por todo,

por todo lo que he aprendido aquí. He disfrutado muchísimo.

Me llevo una vivencia, una experiencia estupenda

y... a tres magníficos profesores.

Y a un montón de compañeros estupendos también.

Gracias, Clara. Muchas gracias.

Apuesto por ti. Gracias.

Talento no te falta.

Muchas gracias. Gracias a ti.

Gracias.

Muchas gracias.

-Gracias, cariño.

La quiero un montón a Clara, es como...

tengo otra hija, me ha salido otra hija.

-Igualmente.

-Cada persona que se va

es un hueco que sigue quedando en MasterChef,

lo que pasa que..., el hueco que ha dejado Clara es mucho mayor.

Entonces es como..., uf,

empieza la guerra.

Se van yendo las buenas personas.

Bueno, Clara, pues ya estamos sentadas en el temido sofá.

Bueno, a todos nos llega la hora.

Creo que hablo en nombre del jurado

si digo que el mejor plato hasta el momento de MasterChef

lo has hecho tú. Muchas gracias, es un honor.

Ese Ravioli invertido que, por cierto,

ahora yo te lo puedo contar,

ha dado que hablar en Twitter...

Que no te puedes imaginar lo del Ravioli invertido...

Ya te enterarás de todo esto cuando salgas,

de las redes sociales...

Toda una revolución estáis siendo, ¿eh?

Bueno... No sabéis lo que es.

Sé que tienes una relación muy especial

con todos tus compañeros,

¿a quién vas a llamar primero: a Efrén o a Noé?

Voy a buscar a mi perra, lo primero.

Bueno, eso lo tengo clarísimo, Clara.

Creo que vas a buscar a tu perra Juana

antes que a tus padres incluso.

La voy a llamar a ella por teléfono.

Pero, entre Efrén y Noé, ¿a quién?

Esto es un cotilleo mío que a mí me sale, ¿eh?

A los dos, ¿por qué tengo que...? A los dos a la vez

en una multiconferencia. Bueno, pues nada...

No, a Efrén, porque en Valencia un señor de la calle nos paró

y le dio a Maribel una pulsera y nos dio otra, que era para Efrén,

entonces se la tengo que devolver.

Ah, bueno, entonces tienes la excusa perfecta.

Ya tengo excusa.

¿Cuál ha sido el peor momento que has pasado

en las cocinas de MasterChef?

Uf, me lo pones difícil, porque incluso de los malos

y de los que me costaba sacar adelante

ya me los llevo conmigo habiendo aprendido... muchas cosas.

Que ya eres MasterChef. ¡Gracias!

¡Gracias!

Me lo he pasado muy bien,

he aprendido a cocinar, a convivir,

a trabajar en equipo, que es muy importante,

a saber escuchar...

Y todo eso me lo llevo y es para mí el mejor premio.

Hay seis personas,

¿a cuál de ellos ves ganador?

Pues, mira, yo creo que un cocinero,

además de cocinar bien,

tiene que saber trabajar bien en equipo

y tiene que ser buena persona.

Hay... tres personas que son... bellísimas personas

y me lo han demostrado muchas veces,

pero creo que son los que mayor proyección tienen

de cara al futuro.

Y son Juan Manuel y Fabián.

Y como bellísima persona Maribel.

Gracias, muchas gracias.

¿Los vas a echar de menos? Mucho.

(Cerezo) Ya los colegueos ya se han acabado

y entonces... qué vamos a hacer, es lo que hay.

Yo quiero ganar yo y entonces, si para mi beneficio

tengo que juntarme con dos o con tres o...

o con el diablo, me tendré que aliar con el diablo.

Quiero que sigas con tu sueño, quiero que sigas adelante.

Y ya sabes que nuestro proveedor de alimentos del supermercado

te quiere regalar tu compra del mes durante todo el 2013.

Qué guay.

Y nuestro patrocinador de electrodomésticos

te regala todo el material que has utilizado,

todos los electrodomésticos, para que sigas investigando,

para que sigas cocinando

y para que me invites un día a comer Raviolis invertidos.

Por supuesto que sí. ¿Prometido?

Prometido. Y a Pepe también, ¿eh? A Pepe también,

que también se quedó con las ganas. A Pepe también, no vaya a ser...

Ha sido un placer tenerte aquí. Muchísimas gracias.

Y cuelga el delantal...

Gracias, Clara, gracias.

Te quiero. ...porque tienes que abandonar

MasterChef. Suerte.

Este programa es una de las mejores experiencias

que he tenido en mi vida,

son cosas que sólo pasan una vez y ha sido genial.

Así es MasterChef,

un programa de cocina de máximo nivel,

de muchas exigencias,

pero también de grandes recompensas.

El esfuerzo siempre se premia, tened paciencia

y mientras ponedle sabor a la vida.

Bienvenidos al asombroso mundo del huevo.

Solo podréis utilizar dos huevos para esta prueba.

Hoy está con nosotros Lucio Blázquez,

propietario de Casa Lucio en Madrid.

No está malo y no seré malo contigo

porque quizá no te vea más.

Te pega a ajo, fíjate,...

no podré besar a mi novia hasta...

Bienvenidos al cielo de Madrid.

Vais a ser los responsables de un cóctel

al que va a acudir lo más granado de la sociedad madrileña.

-Ah, mira, Colate.

Me las tienes que lavar debajo del grifo, por favor.

Cuidado, ¿eh?

Qué disparate, compadre.

-Hola. -Hey, hola, Carmen.

¿Te gusta tocarme? ¿Puedes hablar sin tocarme?

Sí, hombre.

-Esta noche nos vamos... de fiesta. -De fiesta, ¿no?

Este jurado ha decidido

que quien debe abandonar MasterChef es...

(Música romántica, "No me

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Programa 9 - 04/06/13

MasterChef - Programa 9 - 04/06/13

04 jun 2013

La primera prueba de MasterChef es una Caja misteriosa muy especial. Los aspirantes reciben un mensaje de familiares y amigos que les ayudará a recordar una receta llena de sentiminetos. El reto de esta semana es crear un plato que transmita amor absoluto. El ganador de la prueba tendrá una gran recompensa pero también una dura decisión.

Con los capitanes y los equipos formados toca viajar a una ciudad para seguir conociendo la riqueza gastronómica de España. El destino esta vez es Valencia, tierra de arroz y fallas, que serán protagonistas en la Prueba por Equipos. Los aspirantes recibirán la visita del maestro Quique Dacosta, que recientemente ha recibido su tercera estrella Michelin.

Será él quien les de las instrucciones para elaborar los platos, una paella valenciana y un arroz de pescado, que servirán a grandes conocedores de este producto: presidentes y maestros de las fallas ganadoras en 2013. Ellos serán los responsables de decidir quién ganará la prueba.

La rivalidad surgida entre los jueces en Burgos tiene su secuela en este programa. Jordi reta a Pepe a preparar el mejor arroz. Los chefs se enfrentan a su propio desafío, paella de carne vs. paella de pescado; juventud vs. experiencia.  Los jueces son inmejorables: Eva y Samantha... ¿Quién se llevará la estrella de MasterChef?

La tradición continúa en la cocina de MasterChef. La Prueba de eliminación pondrá en evidencia quién es un verdadero cocinero, capaz de elaborar el mejor guiso, a la altura del Potaje de bacalao y espinacas de El Bohío, restaurante de Pepe Rodruíguez.

Para ayudar a los aspirantes, el chef manchego les impartirá una MasterClass y les explicará como elaborar un plato de estas características. El concursante que no sepa conjugar costumbre con cocina tendrá que abandonar MasterChef.

ver más sobre "MasterChef - Programa 9 - 04/06/13" ver menos sobre "MasterChef - Programa 9 - 04/06/13"
Programas completos (13)
Clips

Los últimos 491 programas de MasterChef

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

Añadir comentario ↓

  1. Cecilia

    Porque no c puede no reproducir los videos, me muero de ganas de verlos y nada. Que me encanta master chef :(

    01 jun 2017
  2. María

    Genial!

    11 jul 2013
  3. MaRSev

    Me parece de poco criterio que pongan imagenes de lo que ya ha pasado en masterchef (concursantes eliminados) en primera plana nada más abrir la página. Por motivos laborales, tengo q conformarme con verlo online, pues no tengo tiempo para verlo cuando es en directo. El problema es que cuando me conecto a la página, sin haber visto el programa, ya se quien ha sido eliminado y le quita toda la emoción...

    21 jun 2013
  4. raquel

    Resulta que quien digo Jose Manuel es Juan Manuel, pues eso que quiero que gane. Pepe sigues siendo muy divertido. Me gustaria saber si tienes publicado algun libro de cocina, y cual es o ha sido tu libro de cabecera. Saludos para todos

    17 jun 2013
  5. raquel

    Salio Cerezo y ahora tendria que salir David y Eva, el por engreido y ella por unirse a dos creidos haciendo que la arrastren, por lo tanto los tres por el mismo camino. Me gustaria que ganaraJose Manuel. Una final entreJose Manuel Maribel y Fabian seria limpia y sin gestos de fastidiate.

    17 jun 2013
  6. Luciano

    Me encanta el programa! Mucha suerte a Maribel, la final es tuya queda poco.Fabián tiene alma de chef. Mucha suerte a todos y a seguir adelante. Un fuerte abrazo desde San José, Uruguay. Luciano Otazo

    13 jun 2013
  7. Gutierro

    No soporto a Maribel. Y menos mal que se ha ido Cerezo,un maleducado. Espero que gane Eva, aunque con Juan Manuel el lloron,no se

    13 jun 2013
  8. claudia

    Los mejores son Juan Manuel y Eva pero Eva con eso de ser tan amiguita de Cerezo y José David pierde mucho porque menudos egocentricos insoportables. El peor de todos Cerezo porque encima es engreido sin tener idea de cocina, lo que ha tenido es pura suerte, espero que se largue ya y que no consiga ningún tipo de oportunidad en el mundo de la cocina.

    12 jun 2013
  9. leonor

    A mi tambien me encantael programa y la cocina. maribel es genial,parece pesimista pero en realidad es todo lo cont rario y me parto de risa con ella. seria perfecta para tener un progra d cocina en la tv. Sin embargo pienso que deberia ganar Juan Manuel, es un chico humilde y seguro en la cocina.Siempre sale bien airado de las pruebas. Es un maquina el chico

    11 jun 2013
  10. Silvia

    Me encanta este programa, sobre todo los jurados Jordi y Pepe. Los concursantes espero que gane Juan Manuel. Y que se vaya ya José David y cerezo no los soporto, tanta soberbia es insoportable..

    11 jun 2013