MasterChef Junior 6 La 1

MasterChef Junior 6

Domingo 22.00 horas

Llega la sexta edición de MasterChef Junior

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4937818
Para todos los públicos MasterChef Junior 6 - Final - ver ahora
Transcripción completa

Bienvenidos a la semifinal de "MasterChef Junior".

Tenemos estos sacos llenos de regalos.

¡Hala! ¿Y esto qué es?

A ver cómo pelo esto.

¿Por qué lo pela? Que lo corte.

Déjale, que está pelándolo a lo Lomana.

No me puedo creer que lo has hecho tú.

¿No está bueno? Está espectacular.

Gracias. Bienvenidos a Palencia.

Josetxo. "Josetxini". -Ahora voy, Jaime.

Esto está ardiendo. -Ay, madre mía.

¡Unidad de incendios!

¡Josetxo, capitán! -Ya voy. ¿Qué pasa?

Deberíais estar emplatando la morcilla.

Vais con retraso. En 5 minutos no sale.

Comensales misteriosos, podéis salir de los biombos.

¿Sabéis cómo llamamos a Andrea Tumbarello?

¿Cómo? El rey de la trufa.

Es la primera vez que hago esto.

No sé si lo estoy haciendo bien.

Jaime, no te pares.

Uf, y se rompe la yema.

Ferrán, ¿cómo vas?

Voy un poco apurado con el tiempo.

Los tres aspirantes que tenéis que decir adiós

a esta aventura sois...

Jaime, Ferrán y Evelyn.

Muy buenas noches y bienvenidos

a la gran final de "MasterChef Junior 6".

¿Estáis preparados para vivir una noche muy emocionante?

Os garantizo que lo va a ser.

Porque nuestros pequeños aspirantes son chiquititos,

pero lo tienen muy claro.

Su pasión es la cocina y vienen dispuestos

a dejarse la piel por alzarse con el título de vencedor.

Hola.

Hola, Eva.

Hala. ¿De qué vas vestida, Eva?

¡Ay, el premio!

¡El trofeo!

¡El premio! -¡El trofeo!

Lo quiero tener en mis manos. -Y yo.

Y decir: "¡Soy la ganadora!"

Oye, pues no quedaría mal. Y entonces pues seguir

para tener un restaurante que se llame El Cielo

y que tenga muchísimas estrellas Michelín.

El cielo y muchas estrellas Michelín...

Paula, Pachu, Josetxo y Candela.

Bienvenidos de nuevo y enhorabuena,

porque habéis llegado a la gran final.

Gracias, Eva. -Gracias.

Ay, no me pongas nerviosa. Os veo muy emocionados.

Pero sé que no es pasado inadvertido mi atuendo.

Tienes el pelo como si fuera una bomba así...

Qué guapa.

¿De qué creéis que voy vestida? Ah, de la "rey" Salomona esta.

De romana, de romana.

Aspirantes, tenéis que darlo todopara llegar

al duelo final. Sí.

Y lo vais a hacer en la Antigua Roma.

¿What?

Ojalá que haya bichos.

Porque yo lo hice una vez y casi lo bordé.

Si lo hago otra vez yo creo que lo bordaré.

Aspirantes, aunque han pasado muchos siglos

desde el declive del Imperio Romano

hay cosa que sigue igual. ¿Sabéis cuál es?

No. No tenemos ni idea. -No.

Que los jueces han vuelto a dejarme sola.

Eso es lo que he dicho yo.

¿Podemos llamarlos? (TODOS) Sí.

(TODOS) ¡Pepe, Samantha, Jordi!

Aquí no viene nadie.

Igual hay que decirlo en italiano.

Pepe, Samantha, Jordi.

Pues mira, ¿sabéis que os digo? Que se abra el escaparate.

¡Venga, vamos! -¡Bien!

¡Ah! -¡Hala!

¿Pero qué es esto?

¡Qué guapo Jordi!

(Risas)

Cómo mola.

La Antigua Roma.

Pepitus, más rápido.

Para.

Aquí la que lleva la voz cantante soy yo.

Abanica, abanica. No pares, Pepitus.

Tengo calor.

Me hubiese encantando ser Samantha.

"Pepitus, Pepitus, más abanico, por favor.

No pares."

Aspirantes, bienvenidos a mi humilde morada.

A tu humilde morada. ¿Qué significa eso?

Ave, aspirante. Ay, qué susto, jolines.

"Morituri te saluntant".

¿Qué ha dicho? Los que van a morir os saludan.

Ah, porque ha perdido. -Un juez menos.

Por el look que lleva a Jordi le doy...

¡Chan, chan, chan!

A mí no me gusta para nada

que los chicos enseñen los pectorales.

Fuera Jordi, fuera Jordi. Un juez menos.

Pepitus Rodríguez, ¿le puedes contar a los aspirantes

cómo nos alimentamos en la Antigua Roma?

La cocina romana era muy modesta al principio.

Los alimentos básicos

eran los que proporcionaba la tierra:

cereales, legumbres, hortalizas, leche y huevos.

Las clases más pudientes

poco a poco fueron introduciendo ingredientes

que llegaban de otros continentes.

La carne más consumida era la de cerdo,

que condimentaban con especias como la pimienta,

miel, hierbas aromáticas o el garum.

¿A que sabíamos vivir bien en la Antigua Roma?

Bueno, sobre todo tú. -Bueno, ellos no.

Aspirantes, en este escaparate están ocultos

algunos de los ingredientes básicos de la dieta romana.

Debéis encontrar uno cada uno.

El tiempo para empezar a buscar comienza

en tres, dos, uno, ya.

¿Esto qué es? ¿Este bicho qué es?

Dime que esto es leche, por favor.

¿Ya tenéis uno cada uno? Ya tenemos uno cada uno.

Pues venga, a vuestro sitio. Espero que sea leche.

Ay, es cerdo. -Eso es cerdo.

Qué suerte. -Haz: "Oink, oink."

Candela, ¿qué producto haz encontrado?

Cerdo. -Creo que es cerdo.

Lomo de cerdo, así es.

Pero no lo manosees, hombre. Josetxo, ¿y tú qué tienes?

No sé. ¿Cereales a lo mejor? -Sémola.

Sémola de trigo.

¡Ah! -Pero son cereales.

Pachu, ¿tú qué tienes? Yo creo que es leche.

Espero, vamos. -Si tiene una suerte tremenda.

Paula, ¿tú qué has encontrado? Pues yo he encontrado huevos.

¿Y te gustan los huevos?

Sí, porque puedes hacer como postre y salado.

Puedes hacer lo que quieras con los huevos.

Ya veremos.

Aspirantes, llegar hasta la final no ha sido sencillo.

Y no os lo vamos a poner fácil ahora.

Gracias. Enseguida sabréis

en qué consiste el primer reto de la noche.

Pero antes de que empecéis a cocinar vamos a pasar

por la puerta mágica para volver al siglo XXI.

Sí. -Vale, perfecto.

Sí, que ya está bien de abanicar a la señora.

A la señorita.

Espero que la puerta mágica sea buena

y vengan con una chaquetilla que ponga "Josetxo".

Venga, vámonos. Abanícame.

(Música)

Guau.

¡Oh, qué guapos!

Ya no hace falta que me abaniques, Pepe.

Ay, es verdad. No caía.

Bueno, pues ahora sí que sí. Estamos todos preparados.

Os recuerdo lo que hay en juego.

El ganador se llevará el trofeo que le acredita

como 6” MasterChef Junior España.

¡Lo quiero!

Además se llevará un curso de cocina de cuatro días

en el Basque Culinary Center.

Uh. Y un premio de 12.000 euros

para seguir con sus estudios.

Seré rica.

Aspirantes, como estáis viendo

tenéis vuestras últimas cajas misteriosas.

Y encima hay dos para cada uno.

A mí no se me ocurre nada de lo que puede haber.

Porque puede haber cualquier cosa.

Quiero que levantéis primero la más grande a la de tres.

Una, dos y tres.

¡No!

(Risas)

¡Solete!

¡Qué cara tengo!

(Risas)

¿Pero qué es esta foto? ¡Esa la tengo yo en mi cuarto!

¡Y yo! Paula, ¿quién está en esa foto?

Pues está mi tía.

¿Y qué significa para ti la tita Teresa?

Pues para mí significa mucho

porque también le gusta mucho que cocine.

Siempre prueba lo que le doy. Aunque esté malo, lo prueba.

Como nosotros. Igual.

Josetxo, ¿tú con quién estás en la fotografía?

Pues yo estoy con mis compañeros del equipo

y con mi entrenador.

¿Qué relación tienes con él? Me gusta mucho cómo entrena.

¿Te llevas muy bien con él? Sí.

Candela, ¿y quién está en la foto contigo?

Mi tío Josete. Hombre, por fin.

¿Y habéis cocinado alguna vez juntos

o sólo te dedicas a quitarle las cosicas del huerto?

No hemos cocinado nunca juntos

pero sí me prueba algunos platos.

Pachu, ¿con quién estás en la foto tú?

Yo estoy con mi hermana.

Lo que me parece mal es que este día nos hicimos

como 800 fotos y habéis puesto una en la que salgo mal.

Oh. Y esto luego sale en la tele.

La habrá elegido tu hermana Sol.

Ella ha intentado estar bien ella.

Ella se presentó, pero no pasó.

Pues ahora toca levantar la otra caja.

¡Oh!

A la de tres.

Una, dos y tres.

¡Hala, hay un sobre!

Qué guay. -¿Podemos mirar?

Bueno, Josetxo, a ver si va a ser

un contrato del Real Madrid.

No, por favor. Eso nunca, lo rompo.

Venga, abre el sobre.

A ver, Josetxo.

Uh, es una nota con letra de mi entrenador

por lo que veo. A ver...

(LEE) "Querido campeón, has conseguido que te quiera

casi como a un hijo. A día de hoy puedo sentirme

orgulloso de lo mucho que has evolucionado

tanto como deportista y como persona.

Lucha, entrega, sacrificio, compañerismo, valentía

y sobre todo humildad. Todo esto eres tú.

Si caemos, nos levantamos.

Y cuando creas que no puedes más y pienses en dejarlo,

recuerda: coraje y corazón. Tu educador Fernando."

Qué bonito. Muy bonito. Qué bonito.

Qué bonito. Muy bien.

¿Te has emocionado? Sí.

Candela, ¿de quién te haría

más ilusión ahora mismo recibir una carta?

Del tío Josete.

Pues abre el sobre a ver si hay suerte.

No rompas la carta.

¿Qué pasa? ¿De quién es?

De tu tío, ¿no? -De su tío.

(LEE) "Hola, Candela. O Candeli, como..."

(RÍE)

A ver... Cande, ¿te ayudo un poquito?

Sí. Venga.

(LEE) "Hola, Candela.

O Candeli, como a mí me gusta llamarte.

Estoy feliz y la vez orgulloso de ver lo que has conseguido.

No sólo por llegar a "MasterChef Junior",

sino por algo importante: tener un sueño,

creer en ese sueño y luchar por conseguirlo.

Para mí ya eres una campeona por perseguir tu sueño.

Aprende muchísimo y sobre todo haz grandes amigos.

De nada habrá servido si no te ha hecho ser más feliz.

Te quiero mucho. Un besico de tu tío Josete."

Qué bonito, Cande.

¿Qué piensas, cariño?

Que me he quedado sin palabras.

¿Te has quedado sin palabras, cariño?

Bueno, recupérate y dale un beso grande al tío Josete.

¡Muá! Así.

Es mi tío favorito.

Pero a veces sí y otras veces no.

A veces tiene muy mal genio.

Y a mí me gusta sólo cuando es divertido.

Paula, ¿de quién piensas que es la carta?

De mi tía. Pues venga, léenosla.

Es su letra.

(LEE) "Paula, qué satisfacción

siento al pensar en esta experiencia tan bonita

que has conseguido en "MasterChef".

Creo que ya te estoy viendo en estas cocinas tan estupendas

con tu carita de Ángel.

Gracias por estos momentos

tan alegres que me has regalado.

Estoy muy orgullosa, Paula. Besitos."

¿Te ha gustado, cara de angelito?

Pachu, ¿de quién crees que es?

Yo creo que va a ser de mi hermana.

¿Sí? Me haría muchísima ilusión.

Pues vamos a ver.

Creo que sí.

(LEE) Querida Pachu, qué lejos has llegado.

Ya sabía yo que mi hermana cocinaba súper bien.

No te olvides de que fui yo

la que te inspiró para venir a 'MasterChef'."

Jopé, es que siempre me dice lo mismo.

(RÍE)

(LEE) "Te echo mucho de menos.

Siento escribir torcido."

Huy, qué mona.

Es que nosotras tenemos un saludo:

Y entonces nos ponemos:

Caracol, te pillé.

¡Pum! Judía azul.

Eso es una cosa muy de tu familia.

Así es como nos despedimos en Illescas también, ¿eh?

(RÍEN)

Me ha dado muchas fuerzas este mensaje

para darlo todo en la cocina.

Porque quiero que esa chaquetilla sea mía.

Después de estas emotivas cartas os veo a todos ya

con ánimos y fuerzas para afrontar el reto.

Sí. -¡Sí, chef!

Y para saber qué tendréis que cocinar

y para qué son los ingredientes que habéis encontrado

en la Antigua Roma vamos a recibir

a uno de los cocineros más prestigiosos de este país.

¿Quién? Que se ha ganado el apodo

de "El Chef del Mar".

Desde el restaurante Aponiente,

en el Puerto de Santamaría, Cádiz,

con tres estrellas Michelín, Ángel León.

¡Toma, lo sabía!

¡Lo sabía!

El del plancton.

Hala, ¿y yo qué hago con leche?

Buenas noches, Ángel,

y muchas gracias por volver a "MasterChef".

Un placer. Aspirantes, sabéis que Ángel

fue el primer cocinero del mundo en incluir...

El plancton. El plancton en su carta.

Ah, ¿tú ya lo sabías?

Sí. -Sí.

Candela, ¿y tú sabes lo que es el plancton?

Es una cosa diminuta y que viene del mar

y creo que se la comen las ballenas.

Bueno. Está encaminada.

Están muy informados.

¿Habéis oído hablar de la zona abisal de los océanos?

No. -No.

Pues mirad, se encuentra

entre 4.000 y 6.000 metros de profundidad,

en el fondo del océano.

Y Ángel investigando ha conseguido traer

luz abisal a sus platos.

¡Oh!

Nosotros hemos descubierto un cangrejo muy pequeñito

que producen una gran luz.

Pienso que es de las cosas más bonitas

que jamás he visto en el mar.

Y alimentarse de una fuente de energía es algo muy bonito.

Madre mía. Pues, Ángel, muéstrales

a los aspirantes qué nos has traído.

Muy bien.

Esto es un pollo marino, lo llamamos.

Está compuesto de un pescado que se llama tomaso

que nos recuerda a la textura de un pollo.

Tenéis un tomate marino, que es una especie

que nunca se ha trabajado en la cocina,

y un fondo que está hecho

con un poco de yema de huevo y plancton marino.

Sabía que había plancton. -Yema de huevo.

Bueno, lo siguiente es...

la piel del pollo, que no deja de ser otra cosa

que una morena y parece culinariamente

como una especie de hojaldre pero nos recuerda

a la piel del pollo para acompañar este plato.

Ay, la morena. -¿Qué va a sacar ahora?

Ah, míralo.

¿Y esto qué es?

Esto son los cangrejos que os he dicho antes.

¿Qué es eso?

Lo vamos a poner aquí en este mortero.

Primero lo que vamos a hacer es molerlo

para que suelte la luciferina y la luciferasa,

que es lo que hace que nazca la luz.

Y luego se lo agregaremos al caldo, que lo tengo ahí.

Madre mía. -Yo quiero hacer eso, ¿eh?

¡Hala, que brilla!

¡Cómo mola! -¡Que brilla!

¡Brilla!

¡Cómo mola!

¡Qué pasada! -¡Cómo mola!

Qué pasote, madre mía.

¿Cómo puede salir eso así?

¿Un bicho de estos cómo puede hacer eso?

Aspirantes, el primer reto de la noche del que saldrá

el primer duelista con chaquetilla

es un clásico en las finales de "MasterChef".

Seguir a un chef. -Seguir al chef.

Tendréis que cocinar

las elaboraciones de Ángel León.

¿Todas? -Qué bien.

Incluida la luz abisal.

¡Ah!

Tendréis que seguir su ritmo.

Así que debéis estar muy atentos

a todo lo que va haciendo.

Y cuando Ángel termine su plato

vosotros tendréis un minuto para emplatar.

¿Entendido? (TODOS) ¡Sí, chef!

La luz abisal la haréis de uno en uno

en el momento de la cata.

Vamos, venga.

Antes de empezar a cocinar entraréis al supermercado

a buscar las cestas con todos los ingredientes necesarios

para hacer las elaboraciones de Ángel León.

Sí. -Vale.

Pero atención, deberéis darle vuestro toque personal.

¿Qué? Integrando en el plato

el ingrediente de la cocina romana

que habéis encontrado en el escaparate.

Es que lo mío no pega.

El mío ya está añadido.

Estamos en la final. "Alea iacta est".

Aspirantes, Ángel, ¿preparados?

(TODOS) ¡Sí, chef!

Pues el tiempo comienza

en tres, dos, uno... ya. Vamos.

Yo me pido estas. -¡La morena!

Ángel, a tu puesto de cocina. Gracias.

Estoy "tó cachas".

La cocinera más fuerte del mundo.

¡Fuera, fuera, fuera!

Vamos a poner todos los ingredientes aquí encima.

Todos los ingredientes van a estar aquí.

No os preocupéis, que hay muchos ingredientes

pero vamos a ir poquito a poco. ¿Vale?

Sí, espero. -La morena esta la pongo aquí.

Vale.

Vale, yo ya estoy. -Venga, ¿estáis?

Yo ya estoy. Por mí podemos empezar.

Estoy listo.

Chicos, vamos a hacer una receta

donde lo que queremos conseguir es un pollo del mar.

¿Qué es lo más rico del pollo? La piel.

Sí, la piel. Está buenísima.

La piel de nuestro pollo será esto. ¿Vale?

Vamos a coger a esta maravilla y a la tabla. ¿Vale?

La morenita. -Sin miedo.

¡Buah, chaval!

Ay, amiga mía, espero que me lleves...

Ah, qué asco. -Al duelo final.

Parece una serpiente.

Bien fácil, vamos a cortarle la cabeza. ¿Vale?

Vale, la cabeza.

¡Ay, le está saliendo sangre!

Y el final de la cola.

¿Lo veis?

Esta es la medida. ¿Vale?

Más o menos por aquí. -Por aquí.

Jope, qué duro.

Córtate.

Vale.

Chicos, ¿tenemos nuestro pescado cortado o no?

Sí. -Sí.

Venga, ahora vamos a sacar la piel.

¿Cómo se hace? -Mirad, ponéis la mano aquí.

Mucho cuidado. Arriba, por favor.

Y como si fuese un pescado. ¿Vale?

¿Pero le cortamos la piel? -No. Esperadme, ¿vale?

Porque la piel sale sola.

¿Sale sola? -Tenéis que quitarlo ustedes.

Vale, esto lo voy pillando.

Yo no.

Sacar la piel de la morena es como si estuvieses

intentando partir una madera con un cuchillo, es imposible.

Las morenas me van a odiar.

Mirad, chicos, al final tiene que quedar

exactamente igual que una piel. -Ya va yendo.

Mira, mira. -Venga, dale ahí,

que ya os queda menos para desnudar esa morena.

¿Lo tenemos o no? -Yo no puedo sacarle la piel.

Candela, escúchame. Dame tu cuchillo.

Mira.

Menos mal que Ángel León

me ha enseñado cómo quitarle la piel.

Porque si no estaría ahí hasta que terminara el cocinado.

Bueno, chicos, ¿tenemos todos nuestras pieles controladas?

Sí. -Sí, las tenemos.

Ahora cogemos la piel. Es importante que la estiremos.

Mirad, sobre una placa.

Placa. -¿Vale?

Vale. -Papel sulfurizante.

La piel encima y ahora otro papel sulfurizante encima.

Sí. -Y ponemos otra placa encima.

Lo que queremos es hacer presión sobre la piel. ¿Vale?

Y ahora veréis por ahí que parecen como unas pesas.

Las ponemos ahí encima.

Y, señores,... -Ahí, clavado.

Nos vamos al horno.

200 grados. ¿Vale?

¿200? -Sí.

¿Estamos ya todos? -Sí.

He cogido una cebolla,

tres zanahorias y un puerro

para hacer la salsa de nuestra receta. ¿Vale?

¿Dónde está el pelador? -Paula, donde siempre.

¿Dónde? Ah, gracias.

Chicos, esto lo voy a rehogar en una olla exprés.

Vale. -¿Vale?

Candela, ¿cuántas cebollas eran?

Ah. -Dile, que es tu compañera.

¿Cuántas cebollas eran, Josetxo?

Una. -Dos.

Chicos, es una cebolla. No me estáis escuchando.

No me estáis atendiendo.

Perdón.

Yo voy a seguir "palante".

Pues agarraos que vienen curvas.

Lo que he cogido es un tomaso, ¿vale?

Es un pescado con una textura muy parecida al pollo.

Y tenemos que sacar el trozo de pescado

con la forma de una pechuga. ¿Vale?

Sí. -¿Oído?

Sí, cocina.

(Risas)

Es que esto como no lo bajemos...

¿A cuánto lo tenéis? -Al 9.

Hala, no, yo lo tengo a 4. -Yo creo que así está bien.

Pues si a ti te parece eso una pechuga, maravilloso.

Pues es un poco así.

Chicos, nuestras verduras que ya están rehogando

le vamos a agregar alitas de pollo, por favor.

Alitas de pollo.

También le vamos a meter pescado de descarte.

Que son este pescado pequeñito que tenéis aquí.

¿Todas las alitas? -Todo para adentro.

Todo. -Vamos a rehogar bien

el pescado y el pollo. ¿Vale?

Paula, ¿me puedes dar una espátula o algo,

que yo no llego?

Es que tengo que remover esto.

Las pechugas las vamos a tener curadas en sal

durante 10 minutos. -Vale.

Hala.

Josetxo, ¿las pechugas dónde las poníamos para marinar?

Pechuga en un bol. -En un bol.

Y ahora tenéis que buscar

esto que os hemos traído desde Aponiente.

Esto es una pastilla que hacemos

de plantas halófilas con huesos de aceituna,

para ahumar el pescado. ¿Vale?

Y luego vamos a cerrar para ahumar el pollo. ¿Vale?

Vale. Ahora el soplete.

¿Has puesto el pescado tú? -Sí.

Josetxo, el pescado se ponía sal, ¿no?

Pues evidentemente, si lo voy a curar...

Chicos, ¿cómo va vuestro caldo? -Es que no me entero.

¡Ah, que sale fuego!

¿Has rehogado eso?

¡Sale fuego, chicos!

Me da que al capitán no le hacen caso, ¿eh?

Josetxo, no te pongas en mi lado, por favor.

-Si este es el tuyo.

Por favor, Josetxo.

Josetxo, ¿con qué se prendía esto?

Pero pregúntaselo a él, a mí no me preguntes.

No, es que a él no le puedo preguntar.

A ver, lo único que hemos hecho que no ha habéis hecho

es darle forma de pechuga a un pescado.

Ahora nos queda ahumar el pescado,

que ya tenemos aquí esta pastilla.

Sí. -Lo encendemos con un soplete.

Y cuando sale el humo apagamos y lo tapamos

con papel films. ¿Vale?

Ya. Vale.

-Vamos a engancharnos ahí todos.

Me está costando porque son muchas técnicas,

muchas cosas.

Y es difícil entenderlo.

¿Le habéis echado agua al caldo, por favor?

Sí. -Sí.

Vamos a hacer un cuajo. Es muy fácil.

Vamos a poner un litro de leche a hervir.

Y cuando esté hirviendo lo que haremos es cortar

la leche con limón todos a la vez. ¿Vale?

Esto es un litro, ¿no? -Sí.

Nos hemos olvidado de los productos romanos

que tienen que incorporar. Pachu va a tener suerte

porque es leche y Ángel utiliza leche

en el proceso de elaboración.

Pero tenemos el lomo de Candela.

El lomo se lo hubiese echado directamente al fondo.

Mientras tenéis un táper con agua de mar liofilizada.

Mira lo que yo estoy haciendo,

lo estoy poniendo aquí encima de una placa.

Y ahora vamos a meter nuestra yema de huevo

en esa sal especial.

Paula, ¿tú no tenías que meter huevo?

Pues lo voy a meter. -Venga.

Ahí.

Solamente necesito tres yemas de huevo, chicos.

Hala, ya está, se me cayó.

¿Pasa algo si se han roto?

Si se han roto no nos sirve. Hay que empezar de nuevo.

Venga. -Es que no tengo más de estos.

Bueno...

Una vez que se tienen las yemas las terminamos de enterrar.

Es que no tengo.

Ya se ha bloqueado Paula.

Chicos, ¿qué os pasa?

Como he tenido que repetirlo pues ya no tengo.

La has tirado toda. Es que has tirado la sal.

¿Por qué la tiras? Porque tenía la yema.

La quitas con una cuchara. Claro.

Apáñate con la sal que tienes, no pasa nada.

Pues lo hago así.

Yo voy a seguir "palante", ¿eh? -Vale.

A ver, ¿sabéis lo que es esto? -Es que se rompen los huevos.

No sé qué hacer.

Y a mí. Yo no tengo más, sólo me caben dos.

A ver... -Un huevo perfecto.

Josetxo, no te pongas en mi zona.

Yo voy a seguir aquí hablándole a un tomate marino

aunque nadie me escuche.

Nosotros te estamos escuchando. Ustedes me escucháis.

Estamos contigo, Ángel. Muchas gracias.

Bueno, os cuento, con este tomate marino

lo que vamos a hacer es poner un poco de agua a hervir.

La vamos a escaldar y luego lo vamos a meter

en nuestra salsa final. ¿Vale?

¿Me habéis escuchado, chicos?

No, perdona. ¿Puedes repetir? No.

Un poco de agua a hervir, muy poquita.

Lo vamos a meter y sacar al momento.

Y ya está. ¿Vale?

Esto lo voy a cambiar de fuego.

Chicos, yo no sé vuestra leche, pero la mía está hirviendo.

La mía no está hirviendo. -¿Cómo?

Ah, que se ha apagado el fuego. -Anda.

En los que estén hirviendo lo vamos a cortar con limón.

Y vamos a echar también una cosa que tenéis por ahí

que se llama "harissa" marroquí,

un picante que sabe a limón y que pica un poco.

Y vamos a meter un poquito.

Y vamos a esperar que se haga el cuajo.

La "harissa" esta, venga. -¿Era esto la "harissa"?

¿Es esto lo que tengo que echar, Paula?

¿Era esto la "harissa"?

Me estoy liando con lo del tomate.

No sé qué hacer. -El tomate es que no hemos

hecho nadie nada. -Sí, yo sí. He puesto el agua.

Vale, poquísima agua era, ¿no?

¿Era esto la "harissa"? -Stop. Se para todo el mundo.

Sí, por favor. -Vamos a repasarlo todo.

Venga. -¿Esto es la "harissa"?

Tranquilos, estamos bien.

Seguir a Ángel León que tiene tres estrellas Michelín

sólo tiene una palabra para describirlo: lio total.

Limpiamos la partida y seguimos cocinando. ¿Vale?

Tiene más paciencia que un santo.

Ángel León, y unas alitas. ¡Tiqui, tiqui, tiqui!

Venga, vamos a seguir.

La leche se cuela y nos quedamos con el cuajo.

¿Y qué hacemos con la leche? Es que me estoy liando.

Ay, Josetxo, la tenemos que colar.

¿Y el limón ese y qué?

Lo he repetido cinco veces.

Hierve la leche, cortas con limón.

Es que... el limón. A ver, limón.

Josetxo, vas como pollo sin cabeza. Limpia un poquito.

Chicos, ¿sigo o no sigo?

No, no, por favor. -Sí.

Porque nos queda un montón todavía, ¿eh?

¡Sí, sigue, sigue! -¿Pero con la leche que hacía?

No escuchas. Tú no escuchas, tío.

Meterlo aquí en esta cosa. Y ahora tienes que hacer así

y lo tienes que dejar en la olla reposar.

Venga, sigue, "porfa".

¿Conocéis esto? -No, no.

Se llama focus. -Focus, venga.

Es un alga que tiene una especie de alcaparra.

Solamente quiero que quitemos primero la alcaparra.

Y ahora os seguiré contando

para que no nos pongamos nerviosos, ¿vale?

Tenemos que quitarle las pelotitas.

Nosotros le vamos a meter sal, azúcar y vinagre

para hacer un encurtido muy sencillo.

¿Lo que necesitamos qué es, esto o esto?

¿Tú no sabes lo que es una alcaparra?

No. -Pues mira, te lo cuento.

La alcaparra es esto.

Ah, vale. -Esto, ya está.

Pues entonces ya lo tengo desde hace una hora.

¿El qué es la alcaparra? ¿Qué es una alcaparra?

Esto es una alcaparra. -Ah, vale.

(ÁNGEL RÍE) -Me acabo enterar.

Oye, las más tranquila

de todos es Candela, ¿eh? Total.

Pero tampoco se había enterado. Yo sí.

El pollo lo voy a limpiar y quitarle la sal con agua.

¿Hay que sacar la pechuga? -Sí.

Pachu, ¿qué había dicho, azúcar...?

¿Pero y lo de las alcaparras?

Sal. -La pondremos en una placa.

¿Y qué hacíamos con las alcaparras?

No, olvidaros de las alcaparras.

Estoy hablando del pollo.

Pero las alcaparras has dicho agua, azúcar y sal.

Y vinagre. Y vinagre. -Ah, vinagre.

Oye, vamos a ponernos un poquito serios.

Venga, el pollo curado en sal

lo he limpiado y va para el horno.

¿Pero dónde pongo esto? -Hala, listo.

¿Ahora esto lo pongo encima?

¡Esto no se abre! -Candela, tía.

¿Qué?

¡Vamos, Ángel!

¡Vamos!

Coraje, coraje. Venga, Ángel, ánimo.

¿Pero esto es así? Siempre.

Todos los días. Si necesitas un abrazo dínoslo.

Chicos, pechuga al horno. Las alcaparras en el fuego.

La piel de pollo en el horno.

Y seguimos chicos, venga.

Ángel ya está cantando las comandas como

en las fiestas de mi pueblo. Igual, igual.

Venga, Ángel, paciencia. Que tú puedes.

La receta sigue, señores.

Bueno, chicos, un seguir al chef bastante caótico.

Si queréis una sugerencia,

¿el sitio ideal para practicar sabes cuál es?

¿Cuál es? La Escuela Online.

250 cursos estupendos, vídeos de todos los colores.

Y le puedes poner la pausa.

Y a Ángel León es más complicado ponerle la pausa.

No puedes poner la pausa aquí.

Vamos a hacer un katsuobushi,

que es una especie de sopa con mojama.

Sólo hay que cortarla así como la estoy cortando.

Está durita la mojamita. -Sí, la mojama esta...

El alga kombu la voy a echar en medio litro de agua.

Cuando hierva voy a introducir la mojama dentro.

¿Me habéis escuchado o no? -Creo que sí.

Josetxo, por favor, ordena.

¿Pero qué estoy haciendo ahora? ¿Qué me estás diciendo?

Josetxo, si no ordenas

perjudicas el trabajo de los demás.

Eres criticona, Paulita, ¿eh?

Cuando ibas mal te ha ayudado a ti Josetxo.

Como rival veo a Josetxo. Es al que le temo más.

Chicos, los que habéis metido las pechugas,

fuera del fuego, por favor.

Pero si yo la voy a meter ahora.

Por favor, espacio. -¿Aún no las has puesto?

No, pero no me estreses.

Chicos, yo no sé vuestra piel cómo está, pero la mía ya está.

Pues la mía también, desde hace tiempo.

¿Tenemos que sacar la piel?

Sí, Candela, lo ha dicho cinco veces.

¿Y el pollo también lo sacamos?

Sí. -Pero si aún no está hecho.

¡Mis alcaparras ya hierven!

Ya deberían estar. Hay que apartarlas del fuego.

Vale.

Necesito que saquéis del fuego

la olla con el fondo de pollo y pescado, ¿vale?

Venga, que vamos bien.

¡Ay! -¡Ah!

Chicos, esto es bien fácil. -Esto no se deja reducir, ¿no?

Una vez colado, ¿vale? -Sí.

Perfecto. Seguimos.

Pues le voy a echar la sémola.

Venga, ponla ahí.

Ya.

Ay, que me quemo. -Los huevos pasados por sal

hay que ir al agua dulce para quitarle la sal.

Es que se me ha roto el huevo.

Eso no es un problema.

Lo que haya lo utilizamos. -Vale, venga.

(ÁNGEL RÍE)

Chicos, ¿nuestras yemas de huevo las tenemos ya o no?

¡Sí! -Sí.

Cogéis plancton ahora, por favor.

Y ahora la mitad de cantidad de botecito

se lo tiramos al huevo, ¿vale?

Vale.

Ahora vamos a romper la yema de huevo.

Sólo una yemita, ¿no? Y ya está, y mezclo así.

A ver, chicos. -¿Y mezclo o qué?

No, las que tengas.

Ah, pero yo no pensaba...

Da igual las que tengáis.

¿Así está bien? Lo mío es como una pasta.

Si os ha salido una pasta es perfecto, chicos.

Vale, entonces estoy contenta.

Yo también tengo una pasta. -Perfecto, perfecto.

¿El requesón lo tenemos?

Candela, ha dicho con una cuchara.

A ver, chicos, estamos casi acabando. Cuidado.

Y el requesón. -Requesón.

Eso tiene que ir a una manga.

Todo el requesón a una manga, por favor.

Cuando lo tengáis en la manga, que se integre, ¿vale?

Vale. Sabe a queso.

Nos quedaría todavía el tomate marino. ¿Vale?

Que hace una hora que estamos hirviendo el agua.

Lo voy a meter en agua hirviendo.

¿Y con el caldito que tiene qué hacemos?

También, todo para adentro. Todo en el agua.

Todo dentro, sí.

Se escalda y como un tomate cualquiera

lo vamos a sacar. ¿Vale?

Vale. El tomate lo meto aquí y lo saco directamente.

Nunca me escuchas, tío.

Es que voy atrasado y luego no me acuerdo de las cosas.

Tienes que escaldarlo. Mételo. Venga, mételo.

Yo puedo emplatar, solo que no tengo los platos.

Deberíais de tener absolutamente

todas la elaboraciones del plato.

Vale, yo ya tengo todas las "ebola"... elaboraciones.

-Yo no lo tengo. -Yo ya puedo emplatar el plato.

-¿Qué emplatar? -¿Cómo?

-Pero qué dices. -Por favor, un minuto.

(RÍEN)

Si habéis seguido mi receta, está acabada.

-Yo creo que a mis compañeros les di una lección

de hay que estar tranquilos,

¡y no gritando como ahora lo hago yo!

En esta caja vamos a meter

nuestra piel de pollo. -Vale.

-Vamos a cortarlo como si fuese un chicharrón.

-Vamos a cortarlo, venga.

-Ah, me ha saltado en el ojo.

-Vale, y a la caja, pondremos dos trozos

de piel de pollo marino.

-Sí. -Le ponemos, justamente, encima

un poco de requesón de "harissa" con leche

y le vamos a poner una flor de orégano.

Por otro lado, tengo la salsa del pollo

y le voy a meter las alcaparras marinas.

-Vale. -Y ahora vamos a cortar

nuestro tomate marino en cuatro partes.

Y la vamos a poner dentro del fondo de pollo

con las alcaparras y el tomate marino dentro, ¿vale¿

Ya lo tengo aquí. -¿Qué ha dicho?

Que al caldo le añadimos un par de...

-Alcaparras.

-Alcaparras, ¿cuántas alcaparras le echamos?

-10, 12 alcaparras y ahora, vamos a poner

en el fondo del plato

un poco de yema de huevo con plancton, ¿vale?

-Yema de huevo y plancton, vale.

-Voy a poner, justamente, encima el trozo de pollo, ¿vale?

-Un momento, no me da tiempo. -Yo ya le estoy echando el caldo

con las alcaparras aquí. -No me escuchas.

-¿Por qué? -Emplatado, yema de huevo

y plancton, un poquito en el fondo.

Ponemos encima la pechuga de pollo. -El huevo qué ha dicho,

el huevo y luego, qué más.

-Ah. -Candela, tía.

Qué mala persona. -Tienes que poner el plancton.

-¿Esto? -Sí, el plancton

con la yema de huevo y nuestra falsa pechuga.

-Ya, eso lo sé. -Ahora salseamos

el pollo marino con las alcaparras

y por último lleva salicornia que la tenéis también por ahí.

-Yo no tengo. -Sí tienes, Paula, salicornia.

-Ah, esto, sí, es verdad. -Pues ya tengo mi emplatado.

-Nos quedaría ahora el caldo con los cangrejos con luz.

-¿Qué es eso? -¿No habéis hecho un caldo

de algas y mojama? -Sí, ay, está aquí.

-Eso es lo que va en la copa. -Ay, vale.

Vale, pero no sé si el mío es fluorescente.

(SAMANTHA RÍE) -No os preocupéis,

el fluorescente viene después. -Ah, vale.

-Cuando llevéis el plato, tenéis que moler muy bien

el cangrejo y el caldo que habéis hecho, se lo echáis.

-Vale. -Luego, lo mezclamos, perfecto.

Yo ya tengo mis elaboraciones hechas.

-Chicos, ya acabé.

Pues ven con nosotros, por favor y, aspirantes, tenéis un minuto

para acabar vuestro plato que empieza ya.

Ay, por favor, un minuto, no pases.

Hala. -Huy.

-Oh.

Tranquila, Candela, tranquila. Toma, Candela, yo te presto.

Lo has hecho increíble, Candela, Ha sido un accidente.

Lo importante era el plato, eso es un accidente, no pasa nada.

¿Qué hago? Tengo el lomo de cerdo que no lo he usado,

intentaré hacerlo, pero lo peor es que no tengo algas.

-Candela, tiene una pinta buenísima.

-Hiérvete. Diez, nueve,

ocho, siete,

seis, cinco.

Hiérvete. Cuatro, tres,

dos, uno, tiempo, manos arriba.

(CANDELA LLORA)

Candela, tranquila. Tranquila, mujer.

Que es un solo paso.

Cinco minutos antes me hubiera dado tiempo.

Es que solo por cinco minutos.

Si quieres aprender lo que necesitas saber

sobre cocina, tenemos una novedad,

en la escuela online de "MasterChef" encontrarás

más de 100 nuevas recetas para convertirte

en un auténtico "MasterChef".

Además, encontrarás nuevos trucos para sorprender a familia

y amigos con deliciosos platos.

Ya lo sabes, entra en la escuela "MasterChef".

(LLORA) Ángel, muchísimas gracias

por este maravilloso cocinado, no lo olvidaremos tan fácil,

los aspirantes tampoco, un placer tenerte aquí

y que nos traigas estas cosas que desarrollas en Aponiente.

Un placer. Vuelve cuando quieras.

Por favor.

(APLAUDEN)

Candela, nada está decidido.

Candelita. -Ya está, Pachu,

no le digas nada más, mejor que se tranquilice.

Aspirantes, seguir a un chef con tres estrellas Michelin

no es nada fácil. Ahora, los jueces catarán

vuestras elaboraciones para ver hasta qué punto

lo habéis conseguido. Pues ahora me plantearé

lo de tener la estrella Michelin porque cuesta, eh.

-Yo me lo planteo.

Paula, vamos a empezar contigo.

Adelante. Necesito ayuda.

Cande, mira para delante que no me fío de ti.

Paula, está muy bonito esto.

Aquí. Aquí.

Bueno, Paula, cómo ha sido seguir a Ángel León.

Un caos. Ja, estoy contigo.

Y seguir a Ángel León y encima pendiente

de lo que hacían tus compañeros, si te queda bien o no,

si lo acabaste o no,

en vez de estar pendiente de lo tuyo.

Criticando.

Así es más difícil siempre, claro. Lo que ha pasado es que no oía

al chef, lo que decía y tenía que volver a repetir

que me lo contaran. Eso lo decías gritando.

Ya.

Dicho todo esto que hemos visto,

tiene mucho mérito acabar los platos, ¿vale?

Y tenemos el caldo con los cangrejos

que es el único paso que te queda dar, ¿no?

Sí. Vamos a ello.

A mí me dirán que no lo tengo hecho.

-Que no te dirán nada.

¿Lo tienes ya? Sí.

Bajamos la luz y echas un poco a un lado

y luego a otro, ¿vale?

Ahí está. Y ahora, mueve la copita.

Ahí está. Ahí.

Sí, brilla. -Brilla, brilla.

-Brilla.

Qué bonito, Paula.

Ahora nos falta probar el resto, estéticamente, me gusta.

Me gustan las cortezas cómo están acabadas,

sí que es verdad que empiezo a ver defectos

del caldo, el fondo que tenía Ángel era muy oscuro,

si encima echaste demasiado aceite para pochar

las verduras y el pescado,

te ocurrirá lo que te ocurrió aquí.

¿Ves esa cortecita de arriba?

El caldo tiene exceso de grasa, ¿vale?

La corteza está muy bien, perfecta, muy bien resuelta.

Hay una cosa que me gusta y otra que no me gusta.

El pescado está crudo. Ya lo sé.

¿Por qué? Lo he sacado porque

cuando dijo: "Sacad el pescado", pues le hice caso.

Paula, en poco rato le das la culpa a este, al otro

y ahora, se la estás dando a Ángel León

que ha tenido más paciencia que un santo.

Ya, eso es verdad. ¿Vale? Porque está crudo

y lo has visto y dijiste: "Está crudo, le daré

la culpa a Ángel León".

Feo, muy feo.

Si hubieses dejado de fijarte en lo que hacían los demás

y de criticar, estaría perfecto.

Yo ahora me siento con mal sabor de boca

porque tendría que haberlo hecho mejor y haberme centrado

en mí misma porque cuántas veces

nos habrá dicho Ángel: "No me escucháis".

Candela, cuéntanos.

Se me ha caído el caldo porque estaba en el taburete,

estaba muy nerviosa porque quedaba muy poco tiempo,

fui a hacer así y volqué el cazo.

Es que cocinar con taburete es mucho más difícil

que sin taburete. ¿Verdad, Jordi?

(Risas)

Así, entonces, lo tenía para colarlo y he hecho...

Pero, Candela, no tenemos caldo para hacer lo de la luz.

¿Tú, quieres hacerlo?

Pero no puedo.

Ya puedes.

Pues apagamos la luz.

Mezclamos.

Guau, Candela, qué chulo.

Bien. Cómo mola.

Guau. Qué bonito.

Está superbién.

Muy chulo. Muy bonito.

Hombre, después de todo el trabajo que ha hecho, no la dejamos...

Lo de la luz radioactiva no me parece que esté mal

el invento, mola que te mueres.

Bueno, a ver qué tal está. Bueno, a simple vista

esto no sé si parece la piel de la morena

o parece una anaconda.

(RÍE) Se ha quedado un dedo

de la carne. Sí, es que no podía quitarlo,

estaba muy duro. Y el pescado, a simple vista,

parece un poco crudín,

pero lo demás está ahí, tiene mucho mérito, Candela.

Deberíamos probarlo primero. Sí.

¿Ves, por qué cuesta comer el pescado?

Porque está crudo. Está crudo.

¿Ves qué ocurre aquí? Está muy...

Debería hacer crack y romperse como la piel

de un cochinillo y aquí está muy blandito.

Muy flexible. Eso es.

Faltaría ese aprovechar el cerdo. Se le olvidó.

¿Y por qué se te olvidó? Porque esta cocina

fue un caos absoluto, ¿vale?

La única que intentó estar tranquila,

escuchar y estar pendiente

de lo que decía el chef, fuiste tú.

Gracias, chef.

(Aplausos) ¿Vale? Y no nos olvidemos

de cuántos añitos tienes. Ocho.

Que eres así de chiquitita

y estás en la final de "MasterChef Junior",

muy bien, Candela. Gracias, chef.

(Aplausos)

Tiene razón.

-Que me digan que he sido la que mejor

se comportó en el cocinado, para mí

es un gran honor.

¿Qué es lo que ha pasado, Josetxo?

¿Por qué no escuchabas a Ángel en ningún momento?

Porque la frase que más repitió Ángel, ¿sabes cuál es?

"No me escuchas, tío". Lo siento, Ángel León,

porque le puse la cabeza como un bombo.

Y a nosotros también que estábamos detrás.

Me ha dado cierta pereza tu cocinado porque no entendí

tanta pregunta y tanto despiste por tu parte.

Mal día para estar súper... superperdido.

Sí. Dicho esto,

¿dónde pusiste la sémola? En el caldo de pollo.

Vale, qué tarda en cocer una sémola.

Pues no lo sé. Un minutito, dos, tres minutitos.

Ah. ¿Cuándo la pusiste?

Pues la puse... ¿50 minutos antes

de reducir el caldo? Sí.

O sea, mal uso, directamente, porque no hemos pensado.

¿Crees que habrá luz en este cocinado?

Pues... Pues, venga, hala, dale.

A mí me ha brillado.

Venga, venga, dale, muy bien,

ya está, muévelo. Mezclamos.

Josetxo, mézclalo bien.

Muy bonito, bueno, vamos a probar.

Josetxo, es increíble la mano que tienes para la cocina.

Con lo perdido que estuviste es increíble

que hayas sacado estos platos que no están nada mal.

Deberías estar muy enfadado contigo mismo porque el fondo

está reducido, maravilloso, oscuro, sabroso, la cocción

del pescado está bien, a la piel le falta

cero coma para estar bien. De estar centrado,

habrías hecho una prueba perfecta y no lo es.

Si solo cuentan los platos y no el estrés de la cocina,

creo que podría conseguir la chaquetilla.

Pachu, ¿qué te pasa?

Pues que sé que me vais a decir que está malísimo.

Pero bueno, ¿ya sin probarlo?

¿Ya lo sabes tú, por qué?

Pues porque eso, el caldo....

(LLORA)

Bueno, Pachu, hombre, por favor.

Tranquila, ¿empezamos por lo fácil?

Vamos a hacer la luz. Vamos.

-Venga, Pachu, que no pasa nada.

Mezcla un poco que no se te caiga y apagamos la luz.

Échalo.

Mueve.

A ver, ¿Pachu? Hala, qué chulo.

Cómo mola.

A ver si se pone la luz y no la vemos llorar.

Eso. Venga, a ver si es verdad.

Joder. Si antes de probarlo,

antes que demos un veredicto, lloras aquí desconsoladamente,

me haces pensar que quizá no esté bien.

Pues tienes que... eso.

Estábamos los tres mirándote diciendo: "Mira Pachu cómo

está pendiente desde el principio, siguiendo paso a paso al chef",

ha sido increíble verte trabajar, felicidades, Pachu.

Gracias.

Y cada vez que había unos repasos, decías:

"Lo tengo", tenías los pasos hechos,

qué más quieres, vamos a probar. Probarlo.

Pachu, te diré una cosa. Que el caldo fatal.

Es verdad que tras todo el trabajo que hiciste

con la piel de la morena que lo hiciste fantástico,

cogiste o te quedaste con la parte que más carne tiene

por eso a lo mejor no te queda todo lo crujiente

que debería estar, pero el trabajo que hay

en este plato, es maravilloso, ¿Por qué? Porque está

bien reducido, no hay nada de grasa, sabe muy rico

y el pescado está en su punto, perfecto, es un plato

muy, muy bien hecho de pescado.

Este reproduce, fielmente, lo que ha hecho Ángel.

Te has puesto a llorar y no sé por qué.

Porque veía que estaba tieso el caldo.

Porque es gelatinoso, así tiene que estar.

De tanto reducir, se hace gelatina y eso se quedó así.

El único que está como el del chef.

Gracias, chef Gracias a ti

por el trabajo bien hecho.

Pensaba que me dirían: "Esto es un truño, fuera",

y me tirarían el plato. pero no, al final, no.

Aspirantes, la cata ha terminado. Jueces, está en juego

la primera chaquetilla del gran duelo final

de la sexta edición de "MasterChef Junior".

Así que, pensad muy bien cuál va a ser vuestra decisión.

A eso vamos, Eva.

Es que estoy nerviosa. -Se nota, se nota.

-Yo por eso lloraba porque veía el caldo tieso

y yo haciendo así para que se moviera y no se movía.

Veía el caldo tieso, me van a matar.

-No se sabe.

Ya lo tienen, lo tienen.

Oh, qué bonito.

Aspirantes, aquí están las cuatro chaquetillas

bordadas con vuestros nombres.

Uno de vosotros está a punto de ponerse la suya

que le dará el paso al gran duelo final.

Yo quiero una.

-Como todos, Josetxo. -Lo sé.

Llegar a la final de "MasterChef Junior"

no fue fácil para ninguno de vosotros.

No. Si lo habéis hecho,

es porque trabajasteis mucho

y os esforzasteis cada día por empaparos de todo

lo que os enseñamos en estas cocinas.

Enhorabuena, porque cada año nos sorprende comprobar

que vuestro talante y esfuerzo no tiene nada que envidiarle

a la actitud de los aspirantes más mayores.

No ha sido sencillo elegir al mejor en esta prueba,

así que hicimos un ranking.

El aspirante que quedó en cuarto lugar no podemos decir

que lo hiciera mal, solo que los demás

lo hicieron un poquito mejor.

Justo al final del cocinado tuvo un pequeño percance

y se quedó sin caldo para la luz abisal.

No pasa nada. Ese aspirante es...

Candela.

No pasa nada, Candela.

-Cuando me dijeron que quedé cuarta

para mí no fue nada nuevo porque lo he hecho mal

y ya está.

En tercer lugar está un aspirante que ha estado

más pendiente del cocinado de sus compañeros que del suyo.

Haber estado tan pendiente de los demás, ha hecho

que no se centrara en su cocinado y, sobre todo,

en el sabor del plato.

Yo. Y es aspirante es...

Paula.

Lo sabía.

-No pasa nada, eh.

Ya solo quedan dos puestos por lo tanto el aspirante

que mejor ha reproducido el plato de Ángel León

está entre vosotros dos, Pachu y Josetxo.

Y el primer duelista y por tanto se pondrá ahora

la chaquetilla con su nombre es...

Te va el corazón a mil. -Eso sí.

Me va a dar algo. -Tienes que conseguir uno.

¡Pachu!

(GRITAN DE ALEGRÍA)

¡Pachu, muy bien!

-Te lo he dicho. -No me lo creo.

(Risas)

¡Yupi, al fin!

No aguanto más sin la chaquetilla.

Ay, no me lo creo ¿Te parece bonita?

Sí, muy chula. Mucho, eh.

Pone Pachu y todo.

Pachu, duelista de "MasterChef VI".

Por tanto, Josetxo, tú eres el segundo en el ranking.

Estuviste perdido todo el rato, cocinaste de manera desordenada,

pero se nota que tienes mano para la cocina

porque tus elaboraciones tenían un sabor muy bueno.

Gracias. Y tenéis otra oportunidad

para conseguir la chaquetilla. Eso está hecho.

Una chaquetilla que, por cierto,

le sienta muy bien a Pachu, estás muy guapa.

Gracias.

(Risas)

Mi sueño era llegar a conseguir la chaquetilla

y he luchado y luchado y al final lo conseguí.

Así que, yo creo que deberíais luchar

para todos los sueños que tengáis.

Pues la noche no puede estar ya más emocionante,

conoceremos al segundo duelista en la prueba de exteriores.

Tendrá como escenario el restaurante de un cocinero

que ha sido elegido hace unas semanas

como el tercer mejor cocinero del mundo, según la lista

de los premios al mejor chef.

¿De quién se tratará?

¿Eh, chicos? ¿Quién será?

Jordi, no, ¿Jordi?

¿Nos vamos hasta su cocina para descubrirlo?

(TODOS) Sí, Eva.

En la siguiente prueba de exteriores lo daré todo

porque no tengo más oportunidades si la cago.

Así que iré a por todas.

Nuestros pequeños finalistas tendrán el privilegio de cocinar

en uno de los restaurantes más importantes del mundo,

DiverXO.

Han pasado cinco años desde que le otorgaron

la tercera estrella Michelin y todavía ningún otro restaurante

de Madrid ha conseguido igualarle.

Dabiz Muñoz sigue siendo el mejor.

Finalistas, bienvenidos a este lugar mágico,

bienvenidos a DiverXO.

Gracias.

Estáis a punto de cocinar en uno de los restaurantes

más importantes del planeta, ¿no es alucinante?

Mola un montón. -Mola un montón.

Y de nervios, ¿cómo andamos? (HABLAN A LA VEZ)

Huy, huy, de uno en uno. Yo no tengo nervios,

estoy muy tranquila para no fallar el plato.

Josetxo. Pues tengo cero nervios,

aprendí de la prueba anterior.

Que falta te hacía, eh, frenarte un poquito.

Sí. Así me gusta.

Paulita. Pues estoy bastante tranquila

porque ya estar aquí en la final para mí

es como ya haber ganado. Estar en la final

de "MasterChef Junior" es como superguay

que no te lo crees porque es brutal

por decirlo así.

Aspirantes, llega el momento de descubrir los platos

a los que os vais a enfrentar.

Vale. Y lo haréis de la mano del chef

que los ha diseñado. (GRITAN)

Sin duda, uno de los mejores cocineros de este país,

Dabiz Muñoz.

(Aplausos)

Hola, cómo estáis.

(TODOS) Bien.

Hola. David, bienvenido,

bueno, bienvenido te digo, bienhallado nosotros.

Un placer estar en tu casa. Que te hemos invadido.

Muy bien, aquí estamos en DiverXO,

¿cómo estáis vosotros? (TODOS) Bien.

¿Preparados? (TODOS) Sí.

-David, si tengo ocho años,

¿cómo me pones un plato de tres estrellas?

Ponme uno de cuando empezaste con ocho años.

Gracias una vez más por aceptar nuestra invitación

y, sobre todo, por abrirnos las puertas de tu casa.

Un placer. No te imaginas las ganas

que teníamos de hacer una final en DiverXO.

Un placer estar aquí con vosotros, como siempre.

Aspirantes, nuestro anfitrión diseñó para esta final

un menú de seis platos. Uf, seis.

Y ya sabéis que los platos de David

son siempre sorprendentes, así que, preparaos.

Vale. -Por favor, no te pases.

El primer plato es...

Ostras con un gazpacho de jalapeños, tomatillo verde

y aceite de finas hierbas.

Madre mía. -Empezamos fuerte.

-Es un plato de ácidos, picantes, el ahumado

de las brasas, sobre todo, no pasarse con el picante

y que no os paséis con el cocinado de la ostra

porque una ostra poco cocinada está muy rica, una ostra pasada...

-Esto es importante.

El segundo plato consiste en...

Bocadillo de calamares con alioli de yuzu.

Oh.

Ese lo quiero yo. -Cómo mola.

-En realidad, es un bocadillo de calamares al vapor

porque es un "dumplind" con una masa de tinta,

lleva un relleno de chipirones rehogados.

Los servimos en esa servilleta porque está inspirado

en los bocadillos de calamares de Madrid.

-Mola. -Yo quiero el postre.

El tercer plato de este menú es...

Chupe de gamba roja y tortilla de camarones.

Pues este plato viaja un poco entre

la Costa Brava y Perú.

Hacemos un chupe parecido a un suquet

y encima lleva una tortilla de camarones inspirada en Cádiz.

(PAULA RESOPLA)

El cuarto plato se trata de...

Raya nikkei con maíz y coco joven.

Usamos los cartílagos de la raya para hacer un corte

como si fuese una chuleta de carne

y ponemos dos mojos, uno, el mojo canario nikkei

y otro, el mojo amarillo nikkei que va abajo

y un aire de coco joven.

-Jolines. -Qué pocas elaboraciones, eh.

El quinto plato consiste en...

cordero lechal a la brasa con albahaca tailandesa,

tamarindo y boletus confitados.

Madre mía.

-Estofamos el jarrete de cordero lechal en su jugo

y a ese jugo le ponemos una gota de tamarindo

y hacemos la infusión de albahaca tailandesa

que es parecida a la usada en Europa

y unos boletus confitados. Y para rematar

este maravilloso menú, tenemos un postre.

"Panna cotta" de violetas con sésamo tostado

y helado de haba tonka.

Oh.

-Hacemos una "panna cotta" infusionada con los caramelos

de violeta, es un postre que tiene que ser muy aromático,

muy floral, muy fresco y fácil de comer.

-Vale. -Sí.

Cada uno de vosotros será responsable de dos

de los seis platos que componen este menú.

Vale. Josetxo, por haber sido

el segundo mejor de la prueba anterior

te corresponde a ti empezar a elegir.

Pues, venga, las ostras y la raya.

Paula, fuiste la siguiente

mejor puntuada en la prueba anterior, así que es tu turno.

El chupe y la "panna cotta".

Como quiero hacer el postre, también haré eso.

Por tanto, tú, Candela,

el bocadillo de calamares y el cordero.

¿Contenta?

Lo vas a hacer muy bien, Candela, y confío en ti.

En esta prueba estoy como Josetxo en la anterior,

pero no con nervios, sino con miedo.

Atentos, aspirantes, porque hoy los comensales

también son de altura, como este menú.

Quiénes son. Cocinaréis para los aspirantes

de la última edición de "MasterChef Celebrity".

(GRITAN)

Candela, no te ha hecho ninguna gracia o qué.

Lo que pasa es que son "celebrities"

y están acostumbrados a comer genial con lo mejor.

Vamos...

Tú, lo vas a hacer muy bien,

los aspirantes de "MasterChef Celebrity"

estuvieron donde tú estás con lo cual saben, perfectamente,

por dónde estás pasando, así que, tranquila.

Cada uno de vosotros disponéis de 180 minutos

para elaborar sus dos platos del menú de Dabiz Muñoz.

Vale. Calculad bien las cantidades

porque nuestro supermercado proveedor de alimentos

os facilitará los ingredientes necesarios para cocinar

y donará el excedente que no uséis...

(TODOS) A comedores sociales.

Finalistas, ¿preparados para luchar por la chaquetilla

y convertiros en el segundo duelista de la sexta edición

de "MasterChef Junior"? (TODOS) Sí, chef.

Pues coged vuestros delantales y corriendo

a por ingredientes y a cocinas, ya.

¿Puedo coger esta? No.

Qué mala suerte tengo. Esa hay que ganarla.

¿Ibas a coger la chaquetilla? -Sí, quería cogerla.

Venga, vamos. -Vamos, chicos.

Venga, va, va. Venga, aspirantes,

venga, Josetxo, a tu cocina.

A ver, atentos, para que todos dispongáis

del mismo tiempo de cocinado,

empezaréis a trabajar escalonadamente.

Primero lo hará Josetxo, 15 minutos más tarde, Candela

y otros 15 minutos después, Paula. (TODOS) Sí, chef.

Josetxo, ¿listo? Estoy listo.

Pues a cocinar en tres, dos, uno, ya.

¡Vamos, Josetxo!

Estos chicos, como molan se merecen un ola.

Eh. -A ver, voy a cortar los jalapeños

por la mitad, le quitaré todo esto de aquí en medio

que es lo que pica. Parece fácil, pero no lo es nada.

Para hacer el gazpacho, Josetxo tiene que limpiar

y escaldar los jalapeños para después triturarlos

junto con los tomatillos verdes y el resto de los ingredientes.

Por último, antes de servir, horneará las ostras.

Josetxo, ¿cómo vas?

-Bien, estoy cortando los jalapeños.

-¿Qué son los jalapeños?

-Es como una cosa que pica mucho.

Vale, siguiente. Josetxo, ¿cómo lo llevas?

Pues cortando los jalapeños.

¿Los has probado alguna vez? No.

¿Crees que picarán o no picarán?

Pues creo que picarán, pero menos porque

le estoy quitando la hebra esta de dentro.

Te digo porque David tiene una cocina

que los sabores son muy sorprendentes

y sustituye los productos normales

de un gazpacho por otros productos

que te dan mucho rollo, ¿vale?

Por ejemplo, esto, taca, ¿qué es? Un tomate.

No, es un tomatillo verde que es diferente,

una acidez diferente y haremos un gazpacho,

pero en vez de tomate normal este tomate.

Oye, voy a limpiar esto. Te veo tranquilo, me gusta.

Controlado, no pierdas el ritmo, focaliza, paso, paso, paso.

Vale. ¿Vale? Métele caña,

al lío, monstruo.

Vamos, Josetxo, muy bien. -Yo quiero cocinar ya, me aburro.

-Y yo, ¿qué? Aún tengo que esperar hasta que te toque a ti

y luego un cuarto de hora más.

-Vale, tomatillo verde partido por la mitad.

¿Vale? Con la puntilla quito esto de aquí.

Venga, Josetxo, que tú puedes.

Candela, es tu turno, ¿preparada para servir

un bocadillo de calamares y un cordero lechal

que nos ponga los pelos de punta a todos?

Sí, chef. ¿Sí? Pues hala.

¡Vamos, Candela! A trabajar.

Cógete esos corderos, bandeja grande y al horno.

Esto pesa más que yo qué sé. Venga, rapidez.

Venga, va, chicos, venga, que podéis vosotras.

-Yo no he empezado aún. -Ya terminé con el cordero.

¿Puedes meterlo aquí? Sí.

A ver cómo vas, ¿te ayudo?

Aquí, venga.

Fenomenal, ¿vale? Cerramos.

Cerradito. Señorita, ¿qué más

tenemos que hacer? Cuéntame. Coger los ajos.

El tomate y el jengibre, sofrito para los calamares.

Venga, pónmelo en marcha, rápido. Va, Candela.

Voy a cortar los ajos rapidísimo

porque si no, no me da tiempo, venga, Candela, tú puedes.

Una vez hecho el sofrito para el relleno, Candela

debe añadirle los calamares, después tiene que preparar

la masa del bocadillo y un alioli de yuzu

que acompañará su primer plato.

Venga, Candela, rápido, corre.

-Ya voy, Paula. -Ay, que se corta,

no te cortes, por favor, Candela.

No quiero cortes. -Es que no sé cómo picar el ajo

-Vale, tomate listo.

-Vamos, Josetxo, muy bien, vas muy bien.

Bueno, qué pasa aquí, Candela, cómo estamos.

Cortando ajos. Ah, picando ajo, muy bien.

Hagamos una cosa, mira, repasamos un poco

para que no haya trozos grandes y búscame un rallador

que rallaremos el tomate para hacer ese sofrito bueno, ¿ok?

Del bocadillo de calamares.

Mira, cortadito, picadito, perfecto.

El tomate. Ahora, sí, escucha,

yo te hago uno, el resto, tú. Partimos a la mitad

y ahora, por aquí con cuidado porque si no,

te rallas un dedo y haces así y todo esto que sale

lo echamos aquí, ¿vale? Pues ahora, pícalo tú todo, ¿vale?

A sacar. -Venga, chicos.

-Hala. -Lo hacéis muy bien.

Venga, Candela, rápido, corre. -Qué tomate más duro,

qué cuesta con el rallador.

Ay, que me corto.

Más tomate.

-Chicos, cómo vais. -Superbién.

-Bien, vamos bien, escaldados los jalapeños,

acabo de terminar, meto esto en el vaso.

Todas las verduras. -Paula, Paula, Paula.

-Gazpacho de jalapeños, lo cuelo y listo.

Bueno, Paula, solo faltas tú, ¿preparada?

Sí, chef. Pues a trabajar en tres,

dos, uno, ya, vamos. Venga, va.

-Vamos, Paula, que tú puedes.

-Vale, pues ahora voy a poner a calentar la leche

con las violetas para poder hacer la "panna cotta".

Paula inicia su cocinado con el postre para que la "panna cotta"

pueda enfriar antes de desmoldarla.

Deberá terminarlo con aire de violetas

y praliné de sésamo. Así.

A calentar.

Gazpacho, cuélate. Cuélate.

Gazpacho, cuélate.

-A mí la chaquetilla me quedará muy bien, ¿no creéis?

-Le sentaría bien a todos porque somos chefs de verdad.

Tres estrellas Michelin. -Pero nos lo tenemos que currar

el que la quiera, yo la quiero no sé vosotras.

-Con esto ya me vale, al frigo y listo.

-Vamos, chicos, que vosotros podéis.

-Vale, esto ya.

Hola, Paula, decidiste empezar por el postre, ¿no?

Sí, porque tiene esto que solidificar

y ahora lo pongo en los moldes.

David tiene una presentación

genial, es una mezcla entre magia...

Ay. Ay, corre, corre, no pasa nada,

no pasa nada, cuidado. A ver, cuidado, cuidado, vamos.

Muy bien, vamos. Es muy importante que calcules

bien las cantidades para no quedarte corta

que te dé para todos. Venga, Paula, que tú puedes,

que eres una campeona. -Paula, que tú puedes.

Creo que ya está. Perfecto.

Con esto lo tenemos, te veo más tranquila

de lo que esperaba. Sabes que los nervios

son tu punto débil así que no dejes que te dominen.

Sí. Te dejo que te veo

muy bien organizada, así que, ánimo.

Gracias. Venga, va, chicas.

-Pues ahora pondré a cocer la pasta para poder hacer el chupe.

Para su segundo plato, Paula tiene que cocer la pasta

que servirá como guarnición del chupe.

Debe acompañar su plato con brochetas de gambas

a la parrilla y tortilla de camarón.

Ahora, voy a hacer la tortilla de camarón.

Josetxo, ¿cómo vas?

-Pues muy bien, la verdad, me voy a poner con las ostras.

Jope.

Ah, músculo.

Eh, ya conseguí la primera ostra.

Venga, va. -Aquí lo que está es esto.

-¿Qué pasa, Candela? -Nada.

Candela, venga, corta muy bien las tiritas

del calamar para cortarlo y perfecto.

-Muy bien, Candela, venga. -Es que está muy duro.

¡Pepe!

¡Pepe!

-No grites, Candela.

(GRITA) -¡¡Pepe!!

-Candela, relaja. -¡Ven ya!

-Relaja, relaja. Madre mía...

¿Sabes que estaba en Illescas tumbado y te estaba oyendo

de los gritos que pegas? ¿Qué pasa aquí, Candela?

No puedo, está muy duro y voy muy retrasada.

¿Todavía estás así con el calamar? Te echo otra mano, si no...

Es que está muy duro.

¿Qué más tenemos que hacer? ¡Ah! La masa.

Sí, la masa. Agua a hervir, agua a hervir.

Venga, agua, agua.

Te ayudo con el calamar pero tienes que hacer la masa.

Venga, Pepe, a trabajar.

No, me va a tocar. Candela, mira, echo el calamar al sofrito.

Lo movemos, ¿vale? Te dejo, Candela, ¿vale?

Sí. Venga, hasta luego.

¿Cuánto le pagas para que te ayude?

-Josetxo, chitón.

Aspirantes, empieza la cuenta atrás;

en 45 minutos empieza el servicio y estoy viendo elaboraciones

un poquito retrasadas, así que he traído a Dabiz Muñoz.

Estoy un poco preocupado, ¿cómo es la masa de los dim sum?

Candela, ya le tenemos que echar la tinta y tienes que moverlo.

Venga, moviendo, moviendo; bien, bien.

¡Cuidado! Venga, no pasa nada. (David RÍE)

Te has manchado de harina. Venga.

Está durillo. -Se va poniendo duro ahora.

Ahora se trabaja con la mano. Eso es.

Luego, lo estiramos con el rodillo,

lo cortamos con el cortapastas y rellenamos con el calamar.

Una vez que está así, lo ponemos en la mesa

y, en cuanto se enfríe, lo amasas tú con la mano.

Para amasarla tienes que poner las manos... dame tus manitas.

Tienes que ponerlas así y apretar fuerte con las manitas.

-Yo, también, quiero ayuda. ¡David, ven a ayudarme!

-¿Qué te falta? ¿Quieres ayuda?

Sí. Cuéntale cuál es tu problema.

Estoy preparando para hacer la tortita.

¿Cómo se empieza la tortilla de camarones? Que te vea.

Agua, aceite, harina y le vamos a poner una pizca de pimentón.

Mira qué bien. Venga.

Se tritura con el pimentón. Un poquito más.

Venga. Que el pimentón es vida.

¿Vale? Así, ya está.

Ahora, tritúralo, para que quede una masa líquida.

-Vale. -A ver.

Lo sacamos, lo ponemos en el bol y le echamos la cebolla,

los camarones y el perejil, y ya está.

Ahí se queda. Vamos a ver a Josetxo,

que estamos dando muchas indicaciones por aquí.

¡Vamos, Josetxo! -Ostra, ¿te abres o te abro?

-Josetxo. -Hola.

-¿Cómo vas? -Bien, estoy con las ostras.

-Ten cuidado, ¿eh?. -Sí, se lo he metido.

-Qué ostras más ricas. -Sí.

-Le das un golpecito. Eso es, un pelín.

Ahora. -¿Tienes el gazpacho de jalapeños?

-Sí, está aquí. -A ver.

-Lo puedes probar, si quieres.

¿Está bueno? ¿Le falta picante? ¿Le falta algo?

-Está bueno pero le falta sal.

¿Está bueno? Me alegro. Muy bueno.

-Bien. -Choca, colega.

Cómo os entendéis los atléticos, sois todos iguales.

"Forza Atleti" -"Forza Atleti"

¿Qué decís? ¿Qué es eso? (David RÍE)

-Josetxo, ¿las ostras son difíciles?

-Te recomiendo que no lo hagas, es muy complicado.

-Mi masa tampoco es muy fácil, está más dura que una piedra.

-Voy a empezar a hacer las tortillas de camarones.

-Vamos, Paula, que tú puedes.

-Voy a hacer el chupe, voy a poner el caldo para que se haga.

Como ha venido Dabiz Muñoz y me ha explicado cómo hacerlo,

ya estoy más tranquila.

-Sale humo.

-Huy, esto se está quemando.

Pues, esta la tiro.

Voy a empezar de nuevo y voy a hacer otra.

-Paula, venga, no te vengas abajo.

-Ahora voy a seguir con las gambas, que tengo que hacer muchísimas.

Josetxo, ¿cómo vas? -He terminado con las ostras.

Josetxo. Sí.

En quince minutos empieza el servicio.

Vale, entonces...

Te aconsejo que ordenemos el pase; que pongamos los platos ya,

la "mise en place" a punto, justo para marcar las ostras,

y salir como un cohete. ¿Vale? Vale.

Esto tiene que ser rápido para que no se cocinen,

solo le daremos un golpe de parrilla bueno.

Treinta segundos. Eso.

Un templo de la gastronomía. -DiverXO.

-Qué bonito. -Qué bonito.

-Momento DiverXO. -Qué maravilla, qué chic.

-Qué bonito es todo, precioso.

Mis queridas "celebrities", estamos en DiverXO,

un templo de la gastronomía dirigido por Dabiz Muñoz.

Espero que los aspirantes superen sus nervios...

Pobres. Y os ofrezcan un menú

digno de este lugar y digno, por supuesto, de estos comensales.

¡Gracias! -¡Bravo!

Vamos, Josetxo, esto está. Venga.

Esto para usted, no te quemes, te la pongo aquí.

Métele candela, dos cucharadas colmadas bien puestas.

Venga, amigo mío, caña. Vale.

Candela, Josetxo está a punto de sacar la ostra.

Tu bocadillo de calamares viene después.

¡Ay! Que estoy retrasada... Date caña.

Lo que me está costando estirar esto...

-Pues anda que a mí las gambas, también, me están costando.

-Tú lo tienes que poner y yo lo tengo que estirar;

esto está más duro que una piedra, así que te callas.

-Ponte tranquila, hombre. -Que me dejes.

-Venga, ya solo me quedan cinco.

Jolines, es que no sale.

A ver esto, está saliendo una cosa rara.

¡Es que, jolines, no me está saliendo!

Es que no sale.

-Tranquila, ánimo, que tú puedes.

-Sí, pero tengo que volver a hacer la masa.

Venga, Josetxo, un poquito, que solo te falta una, remata ahí.

Me falta esta, ¿no? Falta esa de ahí.

Hazlo superrápido. Ya está.

Yo creo que David nos diría que está muy parecida a la suya.

sí. Venga, vámonos. Listo.

Camareros, platos terminados. Adelante, por favor.

Comenzamos este menú degustación con unas ostras

con gazpacho de jalapeños, tomate verde y aceite de finas hierbas.

Lo ha elaborado nuestro pequeño Josetxo.

(TODOS) ¡Bravo! ¡Bravo!

-Huy, los niños nos vienen pisando los talones, no puede ser.

Las nuevas generaciones...

Paz, Óscar, ¡qué alegría veros! (AMBOS) Hola.

Este es el primer plato y viene repleto, sobre todo, de ilusión.

Solo la presentación me parece maravillosa.

Lo que ha dicho David que era más difícil ese punto de picante.

¿Lo han conseguido? Muy bueno.

-Está bastante conseguido porque no te impacta,

lo notas pero no demasiado.

-Vamos, chicas, que podéis.

¿Qué pasa aquí? Oye, que la ostra ha salido ya.

Sí. Y, ahora, vamos nosotros.

¿Esto qué es? Alioli de yuzu.

¿Qué?

Le falta emulsionar pero ese no será el problema,

¡porque no tenemos el bocadillo de calamares! ¿Dónde está?

No está hecho. Pues eso es lo principal.

En la elaboración principal no podemos fallar, en el bocadillo;

eso tiene que estar. Ya te ayudo, que no llegamos.

Tú ve estirando cosas de esas, ¿vale, Candela?

Tenemos la vaporera puesta; el relleno está aquí,

el sofrito de calamares que hiciste.

Venga, vamos a rellenarlos.

Mira, tenemos que hacer así, como una barquita.

Esto lo meto aquí y lo dejo aquí, así con todos, ¿vale?

Vamos a poner los dim sum a cocer, ¿te parece?

Vale. -Candela, eres una campeona.

Muy bien. Josetxo, ¿cómo vas?

Bien, estoy haciendo el mojo canario-nikkei.

Ahora le echo el miso blanco, dos cucharadas;

voy a remover y dejaré cocinar durante unos quince minutos.

Para su segunda elaboración, Josetxo debe preparar

mojo canario-nikkei y aire de coco. Todo ello, para acompañar

la chuletilla de raya rebozada.

Cómo mola cocinar en las cocinas de DiverXO.

-¡"Holi, holi"! -¡Hola!

-¿Cómo están mis niños?

Pero ¿quién es esta gente, Candela?

Hola, cariño. -¿Qué tal, Pepe?

-¿Cómo estáis? Venid aquí conmigo.

No, venid aquí.

-Qué ilusión verte.

Ona, Mario, estoy preocupado, Candela ha ido en modo lento.

Mirad lo que tenemos, qué pintón.

A ver. -Todo tiene buena pinta.

Bocata de calamar. Bueno...

No nos podemos quejar. Eso no lo hacíamos.

Seguro que no. Echo de menos los fogones.

Que te doy un delantal.

Vuelvo a nacer, tengo cinco años y vengo a "MasterChef Junior".

¿Tienes más de cinco años? Hombre, tengo 44.

No te creo. Soy Matusalén.

-¡Cómo cuesta darle a esto! Chicos, decidles "adiós".

Mucha suerte. -Adiós.

-Sobre todo, pasadlo bien y disfrutad en la cocina.

Eso es lo que hacemos. Sí.

-Ánimo, chicos. -Vas muy bien, niña.

-Superbién, ya se me ha vuelto a quedar líquido. ¡Samantha!

Está todo bien y por esto se me va a fastidiar el plato.

Necesito ayuda, jolines, no me está saliendo esto.

Venga, Candela, vamos.

Dos, cuatro, seis, ocho, diez, doce y trece, ¡perfecto!

Pepe, ¿cómo va la cosa? Bien, ya lo tenemos.

Hago uno y el resto los haces tú. Vale.

El alioli de yuzu va dentro, ¿no?

Cállate, cállate. Vale, me callo.

Cogemos el bocata y lo mojamos en aceite

para que no se pegue en la servilleta.

Sí. Aquí debería ir el alioli

pero como no ha quedado bien, vamos a echar muy poquito

para que le dé el toque ácido del yuzu, creo que quedará bonito.

¿Te parece? Sí.

Ve echando la salsa agridulce y te voy ayudando.

Date cera, date cera. Bla, bla, bla.

Vamos, vamos. Muy bien. Eso es, eso es.

Muy bien, lo tenemos. ¡El emplatado me está saliendo!

Muy bien, muy bien. Venga, Candela, vamos.

Candela, vamos, no nos podemos despistar.

Me faltan estos dos de aquí.

Venga, que lo estamos haciendo superbién, Candela.

A ver, Candela, vamos. ¿Ves como sale tu plato? Venga.

Mira qué bonito está, ¡precioso! ¿Cómo nos va a quedar? De lujo.

¿Les decimos que vayan sacando? Sí.

Camareros, por favor. Muchas gracias.

Vais a comprobar el talento culinario de la pequeña Candela.

Ha elaborado un bocadillo de calamares con alioli de yuzu.

¡Hala! -¡Guau!

-Ay, el bocata.

-Es el que hemos visto, es mejor que nuestros emplatados.

-Es buenísimo.

Muy buenas, ¿cómo están mis chicos favoritos?

Ay... Boris y Antonia, qué maravilla.

El bocadillo de calamares ha sido un éxito.

Hombre... No he dejado nada.

Encontré muy divinos todos los sabores.

-El plato está bueno pero falta el alioli.

Ay, no me digas, ¿sí? Pero ¿estaba rico?

Para mí estaba fantástico.

-Me estoy agobiando. Estoy echando el jugo de cordero

pero se ha solidificado y no puedo...

-¡Venga, Candela, que solo te queda un plato, tú puedes!

Candela tiene que elaborar una salsa con el jugo de cordero

para glasear los jarretes.

Ánimo, Candela, ánimo y ánimo.

-Voy a poner esto al fuego para que se vaya evaporando,

al menos, para que se vaya poniendo líquido.

-¡Venga! Samantha...

Es que, jolines, no me está saliendo.

Otra vez pasa lo mismo... Necesito ayuda.

¡Samantha!

Paula, ¿qué te pasa?

Me está pasando esto.

Sí, no tiene buena pinta.

Ya... lo tengo todo para poder emplatar y...

Relájate, si lo tienes todo y solo queda esto, no pasa nada.

No hay que hundirse, hay que tirar para adelante.

Nos tiene que salir, así que vamos.

Un poquito de aceite, vamos. ¿Has echado aceite antes?

¿Qué? ¿Has echado aceite?

No. ¡¿Qué?! ¿Nunca has puesto aceite?

Hay que poner aceite para que se fría.

Cuando el aceite se caliente, bajamos el fuego y la echamos.

No eches mucha, ¿eh? ¿Así?

Sí. Es importante coger la sartén y... ¡vamos!

¿Le echamos las gambas? Sí.

Muy bien, ahora tiene que salir sí o sí.

Baja el fuego y deja que se haga.

Creo que está saliendo un poco mejor.

Sí, tiene el aceite y se ha frito más.

¡Vamos, Paula!

Bueno, tenemos una tortilla de camarones.

Paula, vamos a emplatar, tengamos lo que tengamos.

Voy a acabar las tortillas y saca platos como una loca.

Voy a empezar.

Pongo tres en cada plato, ¿no?

Sí, colócalo bien. El chupe y las caracolas; ponlo bonito.

Vale. Vamos.

Vamos, Paula, que no queda nada. Yo estoy con las tortillas

y estoy consiguiendo tenerlas todas, vamos.

¿Tienes dos gambas por plato? No.

¿Cómo que no? ¿Cuántas tienes por plato?

Una. Eran dos por plato.

Bueno, ya no hay tiempo, por una por plato y ya está.

El postre saldrá mejor.

Vamos, Paula, vamos. Mira lo que traigo.

Se parten por la mitad y cada mitad en un plato.

Vale.

Te las voy a cortar yo, porque veo que no llegas.

Pon los brotes y el ají amarillo. Sí.

Cuando pongas los brotes y el ají le dices al camarero que ya están.

Estos cuatros ya están. Para que no esperen.

Nuestra tercera finalista, Paula,

ha elaborado un chupe de gamba roja y tortilla de camarones.

Qué bien suena eso.

Espero que esté rico.

Qué buena pinta.

Buenas tardes, tres de mis chicos favoritos de "MasterChef";

además, creo que los que más sonrisas me habéis provocado.

Qué alegría. Tú por zorrete, por zorrete.

(RÍEN)

¿Esto está rico o no?

Lo mejor que he comido en mi vida.

-Han logrado que me coma un plato de pescado, mira, no queda nada.

¿Te lo has comido? Entero.

Qué orgullosa estoy de ti. Muchas gracias a los tres.

Gracias. Sois una maravilla.

A vosotros y a Paula, que ha hecho el plato.

-Venga, chicas, que nos va a salir superbién.

En cinco minutos saco platos, ¿cómo lo ves?

Estoy con el aire, ¿voy bien con el aire?

No, pero me preocupa la raya. ¿Tienes el aceite para freír?

Sí, lo tengo. ¿Caliente?

Está supercaliente. Vale.

Paula... (PAULA SE SORPRENDE)

-"Oddio, oddio" -¡Hola!

-¡Josetxo! -Candela.

-Hola, Antonia. -"Amore, amore"

A ver, señores "celebrities", Carmen, Antonia, ¿qué hacen aquí?

Mira, Josetxo, lo estás haciendo muy bien.

-Gracias. -Yo te deseo lo mejor.

-Gracias. -Fantástico.

Carmen, ¿sabéis que tenemos una mini-Carmen en la final?

No lo sabía. -¡No! Me encanta.

Candela y Carmen tienen el mismo tempo en la cocina,

trabajan a la misma velocidad. ¿Ah, sí?

Sí. Tranquilas, tranquilas.

-No hay que estar nerviosa, si no, sale todo mal.

-Los que están nerviosos se les quema todo.

Pero ella tiene ocho años y tú treinta y tantos.

Pero ¿algún día no he llegado a tiempo?

Siempre he hecho todo y he dejado la cocina limpia.

No hay que ser un atacado, cada uno es como es.

-Yo he aprendido de Carmen a estar más tranquila, gracias a...

-Tú no estarás tranquila nunca.

Señoras, vámonos a comensales. Por favor, seguridad, por favor.

¡Voy, voy! Soy el único que entiende a las señoras.

Vale. Tú a la cocina, que es lo tuyo.

Por favor, señoras, por aquí; por aquí, por favor.

Carmen, por favor.

¡Vámonos!

-Que la mata. -Adiós, Candela.

-"Ciao!" -¡Adiós!

Vamos, fuera de aquí ya. Fuera, fuera.

Revolucionáis las cocinas y todo.

Voy a robar esto. Es la mano que necesitas tú.

Ahora, caña, venga. Vale.

Ya, caña, caña, chaval. Yo dos y tú dos.

Venga, venga, venga, venga, venga, venga, venga.

Tictac, tictac, tictac. Dos más.

¿Vamos bien?

Está saliendo de milagro, es complicado hacerlo tan rápido.

Ponlo en papel absorbente. Vale.

Y ya lo tenemos todo, venga.

Eso es, venga.

Aquí... aquí... La tenía por aquí cerca.

Vale, lo tenemos todo, nos vamos a la zona de emplatar.

Venga, que el cordero ya tendría que estar.

¡Candela! ¿Qué?

¿Qué haces? Eso es muy grande y está muy caliente.

¿Lo quieres ya?

Sí, es que tengo que partir...

Me parece bien, pero debe vigilar un mayor

para hacer estas cosas; fuentes, hornos...

Toma el trapo y cuidado.

Josetxo, dale caña. Caña, chaval, venga.

Como no puedo mirar sin hacer nada, te pongo el pescado en el centro.

Vale. Venga, cambia la marcha, macho.

Quiero que salga perfecto, falta solo el aire, ¿no?

Y el maíz. Pues, yo le pongo el aire.

Vale. Toque de maíz y cebollino.

Venga, rápido, rápido, un poquito de "flow".

Sí, sí. "Sí, sí", no; rápido.

Venga, venga, dale, dale. ¿Terminado?

Terminadísimo. Camareros, estos pueden salir.

Oye, me darás las gracias, ¿no? Sí, gracias.

Choque para agradecer el trabajo. Gracias.

¿Qué tenemos que hacer? Recoger.

¿Sí? Sí.

A recoger bien, ¿vale? Vale.

Estoy muy tranquilo, saqué los dos platos y estaban ricos.

Si consigo la chaquetilla me pondré a saltar y gritar.

Llega el turno del pescado.

Josetxo ha hecho una raya-nikkei con maíz y coco joven.

¡Guau! -¡Yuju!

-Qué buena pinta y qué bonito.

-"Oh, my God", con la espumita.

-Esto está buenísimo.

Qué ganas tenía de veros.

¡Cariño! Mi muñequita bella de "MasterChef".

Qué me gusta eso. ¿Seguimos cocinando?

Es un acto de amor y hay que cocinar siempre.

-Hay que ser un disfrutón de la vida y de todo.

¿Este plato cómo está? ¿Lo disfrutáis o no?

Muchísimo. ¡Me encanta! Me gusta tanto que no creo

que estos niños hayan podido cocinarlo.

-Me he comido hasta las raspas.

Así se lo diré a los jueces. Gracias a los dos.

A ti, guapa.

-No puedo con el hueso.

Paula, mira qué te traigo.

¿Qué hay que hacer? Sacarlo de las probetas.

Sí. Las empezamos a meter una a una.

Muy poquito.

Tiene que estar calentito para que la gelatina se derrita.

Así y ahora...

Vamos, mira. ¡Hala! ¡Hala!

Qué genial. Tienes que cortarlos en trozos, todos iguales.

Luego, las ponemos directamente en la harina de coco.

Ahí, muy bien.

Las rebozo. ¡Cómo mola!

¿Vas bien de tiempo? Sí.

¿Tienes todas las elaboraciones? Sí.

¿Estás tranquila? Sí.

Pues toma. Gracias.

Te dejo, campeona. ¡Hasta luego!

-Es que está muy duro. ¡Pepe!

Ven rápido, que no puedo con el hueso.

¿Quién me llama? Candela.

¿Candela te llamas? A ver, ¿qué pasa aquí?

No puedo con el hueso. No puedes partirlo.

Vale, vale, le vamos a quitar para limpiarlo

y así veo cómo está el punto.

Uh... madre mía.

¿Esta es la salsa? Sí.

¿Mezclaste el jugo de cordero con el tamarindo?

Hay una pasta de tamarindo allí que tienes que traer aquí.

Has infusionado la albahaca. Sí.

Pero, también, llevaba salsa de tamarindo.

Coge una cuchara y le echas aquí dos o tres.

Lo pruebas, me dices qué ocurre y ya lo tenemos.

¡Oh! Ha salido superbonito.

¡Me encanta! No sé quién inventa estas cosas.

Me encanta y, además, me han salido bien.

Vamos, Candela, vamos a emplatar. ¿Qué pasa, mujer? Échame una mano.

Cogemos un corderito y lo ponemos aquí.

Voy salseando con la salsa de cordero y tamarindo, ¿vale?

¿Cómo lo llevas? Bien.

Vamos, Candela, nos falta la reducción de leche.

Quiero que hagas uno, a ver cómo te queda.

Muy bien, camareros, por favor,

todos los que lleven la reducción de leche.

Sin miedo, dale ahí. Fenomenal. Muy bien, gracias.

Venga, sin miedo. Aprieta, aprieta ahí bien.

Muy bien, muy bien. Ahí está. ¿Nos vale?

Sí nos vale.

Ha costado...

Ay, Dios mío... Sin ti no hubieran salido.

Y sin ti tampoco, somos un equipo.

Somos tres estrellas tú y yo juntos, ¿a que sí?

Tener la chaquetilla significa luchar por lo que quieres.

Está muy reñida la final.

Os vamos a servir ahora cordero lechal a la brasa

con albahaca tailandesa, tamarindo y boletus confitados.

Lo ha hecho Candela.

Gracias. -Gracias, mi amor.

-Muy amable.

-¡Me encanta!

-¿Esto lo ha hecho la chiquitina? Imposible.

¿Y mis chicas guapas, cómo están? Hola.

Hombre, flamante ganadora, Ona Carbonell.

¿Cómo está el cordero? Para mí está al punto.

La salsa es increíble, me ha parecido...

-Está espectacular, está supersabroso;

no parece que lo haya hecho un niño.

¿Ni una pega? Ni una pega.

Qué alegría, qué bien.

Paula... ¿qué tal vas?

Bien, empezando a emplatar.

Paula, "panna cotta" en todos los platos perfectamente colocada.

¿Estaba así en el plato?

Sí, estaban las dos juntitas. Bien, fenomenal.

Te he visto cocinando muy tranquila.

¿Encima de la "panna cotta" qué va? El helado.

¿Hago las bolas de helado y vas poniendo el aire?

Ponte con el aire, que si no, no llegamos.

Rápido, que están aquí los camareros y vamos despacio.

¡Vamos!

Es importante que el plato salga

y que los comensales estén contentos.

Esto ya está. Camareros, por favor, los que están aquí, pueden salir.

¡Vamos, Paula, que no nos queda nada!

Colócalo bien. Hala, ya tienen todos espuma.

¿Ya está todo terminado? Sí.

¿Has emplatado? ¿Estás contenta? ¿Estás tranquila?

Sí.

Hemos acabado. Sí.

La chaquetilla me daría mucha fuerza

porque significaría que mis platos y todo el trabajo que he hecho

ha servido para algo y lo he hecho muy bien.

Y para cerrar este espectacular menú,

os ofrecemos una "panna cotta" de violetas con sésamo tostado

y helado de haba tonka. Lo ha hecho Paula.

Qué rico. -Muchas gracias.

-¡Oh!

-Me encanta el sabor a violeta.

-Me recuerda a la barra... Buenas, chicos.

Y a las tarrinas. ¿Qué te recuerda a qué?

Este menú nos está trasladando a nuestra infancia.

Es muy castizo este postre, ¿no? Es muy de Madrid,

de esos caramelos de violetas, no sé si lo ha conseguido.

Sí, totalmente. -Sí.

-Está buenísimo. Es increíble que Paula haya hecho esto.

Muchas gracias por venir, ha sido maravilloso veros de nuevo.

Gracias, estamos disfrutando. -Igualmente.

Queridos aspirantes de la III edición de "MasterChef Celebrity",

el servicio ha llegado a su fin. Sabéis que David

tiene una obsesión: que los comensales disfruten

y, sobre todo, que se sorprendan con su menú. ¿Lo ha conseguido?

(TODOS) ¡Sí! -¡Bravo!

¿Habéis disfrutado? (TODOS) Sí.

Ha sido un placer tener estos maravillosos comensales;

pero el auténtico lujo ha sido tener a estos niños cocinando

en las cocinas de DiverXO.

Que entren Josetxo, Candela y Paula.

(TODOS) ¡Bravo!

Qué orgullosa estoy de vosotros, qué bien lo habéis hecho.

Candela, Paula, Josetxo, qué divinos.

-Me gustaría daros la enhorabuena de parte de todos,

porque habéis demostrado tener un nivel de cocina altísimo.

Los tres sois ganadores por estar aquí hoy, de verdad.

Este jurado tiene un veredicto, tenemos que descubrir...

¡No, no! Cuál de estos campeones

se ha ganado una chaquetilla y su plaza en el gran duelo final.

Es una decisión muy importante, los tres lo han hecho genial,

ya son ganadores por estar aquí y presentar esos platos,

pero debemos tomar una decisión, así que nos tenemos que despedir.

Es verdad que los niños han hecho el menú muy bien hecho

pero gracias al talento de Dabiz Muñoz,

gracias por abrirnos tu casa, por abrirnos DiverXO

y por dejarnos hacer esta final de "MasterChef".

A vosotros, "celebrities", gracias por acudir a la llamada

de "MasterChef". Gracias. Hasta siempre, comensales.

(TODOS) Gracias.

Mis queridos finalistas, no me cansaré de deciros: "¡Ole!".

Enhorabuena a los tres porque para mí sois héroes.

(LOS TRES) Gracias, Eva.

Josetxo, tengo que decirte que hoy he alucinado con tu actitud,

mira que venías de una prueba complicada, donde los nervios

y la presión estuvieron a punto de superarte.

Sí. Sin embargo, has hecho

"borrón y cuenta nueva" y has entrado en cocinas

con total tranquilidad. Sí.

Te has puesto "manos a la obra" con las ostras con mucha seguridad

y cuando hemos servido el primer plato he pensado:

Este chaval es un fenómeno.

Gracias.

Y con la raya has bajado el nivel. Sí, es verdad.

Tener que ayudarte al final me parece anecdótico,

has llevado el peso del cocinado tú solo y has sacado

dos platazos ricos a rabiar; así que, enhorabuena, Josetxo.

Gracias, chef.

Paula, también, quiero darte la enhorabuena

porque te has arriesgado eligiendo el postre y lo has clavado.

Te hacía tanta ilusión prepararlo que has convertido esa ilusión

en concentración y organización; el resultado ha sido buenísimo.

Gracias.

El único problema es que esa obsesión por el postre

te ha llevado a olvidarte, un poquito, del chupe de gambas.

Sí. Y, al final, solo hemos servido

una gamba por plato, en lugar de dos.

Aún así, estoy muy orgullosa del chupe que has elaborado.

Gracias.

A pesar de los muchos problemas que has tenido

con la tortilla de camarones, el resultado ha sido muy bueno.

Te toca a ti.

Ay, mi Candela... Qué prueba que me has dado.

Oye, los dos sabemos que replicar los platos de Dabiz Muñoz

a ti te ha costado un poco más que a tus compañeros.

Es chiquitita. Pero ¿sabes qué?

Estaba buenísimo. -No llores.

Me parece la cosa más normal del mundo.

Si es que tienes ocho años, ¡solo ocho años!

Aunque has hecho un grandísimo trabajo estas seis semanas,

el reto era demasiado exigente para ti.

No lo sentimos mucho, lo sentimos muchísimo,

pero no podemos darte la chaquetilla.

Pero bueno... Candela...

Candela, no quiero que estés triste, no estés triste.

Has llegado a la final.

¿Sabes qué platos de alta cocina hacía yo con ocho años?

¡Ninguno! De plastilina.

Te digo más. Aún no los hace.

Este que está aquí, tampoco. (RÍEN)

Candela, ¿hemos sido un buen equipo hoy?

A que sí, a que sí.

Yo, también, me quiero unir.

Bueno, yo contigo.

-Y yo con Samantha.

Yo no hubiera sido capaz de haberlo hecho con tu edad.

Quédate con eso, quédate con eso.

Hoy nos has dado un ejemplo a todos, ¿vale?

Tienes toda la vida para hacer muchas cosas.

He sido muy feliz en "MasterChef" porque me llevo muchas cosas.

De lo que más orgullosa me siento es de haber llegado a la final.

Josetxo, Paula, cualquiera de los dos merecéis la chaquetilla,

en esta prueba habéis hecho un gran trabajo y habéis demostrado

tener grandes cualidades para la cocina.

Pero ha habido un aspirante que ha sido más autónomo,

ha cuidado más los detalles y ha trabajado

con una organización, casi, impecable.

Por eso, el ganador de esta prueba y, por tanto, el segundo duelista

de la VI edición de "MasterChef Junior" es...

¡Josetxo!

(GRITA CONTENTO)

¡Ole! Bueno...

Ven aquí, aunque seas del Atleti.

Por fin la chaquetilla, con lo que me ha costado.

¡Por fin es mía, mi sueño!

Josetxo, qué guapo estás, mi vida. ¿Cómo estás ahora?

Bien, supercontento. ¿Sí? ¿De quién te acuerdas?

Me acuerdo de mi familia. Se lo dedico a mi familia

y a mis compañeras que se han esforzado un montón.

-Gracias. Corre con ellas.

Venga. -Josetxo.

-Lo has hecho bien, te lo mereces. -Gracias.

-Jolines.

-No pasa nada, Paula.

Paula, Candela, no quiero que estéis tristes,

las dos vais a recibir el trofeo MasterChef;

el que os acredita como niños de la familia MasterChef

y que muy pocos niños pueden tener.

Para que sigáis aprendiendo y os convirtáis en grandes chefs,

os regalamos seis meses para la escuela "online" de MasterChef.

Y el nuevo juego oficial de "MasterChef Junior",

para que os divirtáis jugando

con los seres queridos, con los amigos.

Pero aquí no terminan los regalos, chicas.

Nuestro patrocinador de electrodomésticos Bosch

os regala a cada una un robot de cocina

para que sigáis cocinando en casa.

Además, podéis elegir el color.

Yo el azul. ¿Y tú, Candela?

Rosa. ¿El rosa? El rosa es chulísimo.

Pero, además, nuestro patrocinador el supermercado

de El Corte Inglés os ha traído un superregalazo.

¿Me echáis una mano? Claro.

¿Traéis el mío también? No. Tú no.

Tú no has hecho ni la mitad de los platos que han hecho ellos

y no te lo mereces. Por uno para mí,

tampoco pasaba nada. ¡Jolín! No.

¡Oh! ¡Hala! A ver qué es.

¡Ábrelo, ábrelo! A ver, a ver.

¿Te ayudo? ¿Qué es? ¡Oh! ¡Una GoPro!

¡Olé!

(CANDELA) De "MasterChef", lo que mejor me llevo,

son los compañeros, las clases, conocer a los jueces.

Ha sido una gran experiencia para mí.

Venga, vámonos al Gran Duelo Final. Jordi.

Jordi, que no te puedes quedar con el regalo, que es para Paula.

¡Venga, hombre! Dáselo. ¡Dámelo!

¡Vamos! Se lo quiere quedar él.

¡Venga, rompe el papel bien ahí, que lo vea yo!

¡Lo que yo quería!

¡Hala! ¡Hala!

¡Bien, bien!

(PAULA) Para mí, "MasterChef" ha significado mucho.

Si alguien me preguntara que querría ser de mayor,

le diría que puedo convertirme en una buena cocinera.

Bueno, aspirantes, ha llegado el momento del Gran Duelo Final.

Josetxo, solo me queda desearte mucha suerte

porque estoy segura de que va a estar muy reñido.

Nos vemos en las cocinas de "MasterChef".

Gracias, Eva.

Vuelven los campamentos MasterChef.

Si tienes entre ocho y dieciséis años,

te apasiona la cocina, la naturaleza

y quieres vivir una experiencia inolvidable,

no te puedes perder nuestros campamentos.

Además, convivirás con los aspirantes

de "MasterChef Junior". No lo pienses más.

El próximo verano, campamentos MasterChef.

(TODOS) ¡Ven a campamentos MasterChef!

(Música épica)

Estamos a punto de vivir el momento decisivo de la noche.

La cocina ya está preparada y los pequeños duelistas

a punto de salir a escena.

Tienen al alcance de la mano su sueño de convertirse

en el nuevo MasterChef Junior España

y ninguno de los dos piensa dejarlo escapar.

Bienvenidos al Gran Duelo Final.

Pues vamos ya a recibir a nuestra primera duelista.

Tenía un sueño cuando llegó a estas cocinas.

Ese deseo era llegar al Duelo Final.

Tiene diez años, es de Madrid y se llama Pachu Guitar.

¡Hola! Hola, cariño.

Hola. ¡Ay!

Es como... Está... Está como en las finales.

(RÍE) Es una final, eh.

Sí. ¡Ay, el trofeo!

Lo quiero coger. Bueno, y también el dinero.

(RÍE) Y también quiero coger el curso.

Yo quiero coger todo.

¡Felicidades! ¡Bienvenida, Pachu! ¡Pachu!

¿Preparadas? ¡Sí, chef!

¡Esto pesa mucho! ¡Por favor, que no me quiero ir!

¡Ay! ¡Tres minutos!

Eh... "One plate". "One plate" no es francés.

¡No!

Un pequeño error no me va a parar.

¡Más batido! ¡Más batido! ¡No veo un pimiento!

¡Sí, sí! ¡Me sale! Esto sí. Te quiero, bizcochito.

¡La tarta más rica del mundo, que se agota! ¡Que se agota!

¡Guau! Maravilloso.

Sorprendentemente sabroso.

El mejor de esta prueba ha sido... Pachu.

¡Pachu! ¡Pachu!

Pachu finalista. Qué bien suena, ¿no?

Pachu, sé que vienes un poco nerviosa,

pero, también, muy optimista,

porque si ganas, ya has pensado hasta el nombre

de tu restaurante. Sí. El Cielo.

Supuestamente, tendría Estrellas Michelín. Entonces...

El Firmamento se va a llamar. Sí.

Espero, vamos. El segundo duelista tiene 11 años

y se define como "supercompetitivo".

Tiene dos pasiones: el Atlético de Madrid y la cocina.

Su lema es: "Si caemos, nos levantamos".

Adelante, Josetxo Pérez.

¡Hola! ¡Hala, las cocinas, cómo molan!

Molan un montón. -¿A que sí? Están como de final.

Qué guapa estás, Eva. Muchas gracias.

Me he puesto guapa para la ocasión.

Y vosotros también. Gracias, Josetxo.

Cómo mola esto. Mira las cocinas qué guay.

-Mira el trofeo. -Lo tengo delante mía. Mola.

(RÍEN)

Yo también lo quiero.

(GRITA CONTENTO)

¡Ay, niño! ¡Cómo pesa esto!

¿Tienes fuerza? Yo tengo.

Va a ser verdad que los del Atleti tienen fuerza.

¡Qué rico! ¡Al horno, que no llegamos!

Muy bien. Venga. Josetxo, has sido el pilar

de tu equipo y has trabajado impecable.

Gracias. -Vaya, Josetxo.

Por favor, que esté bien. Perfecto.

Está bien hecha. Está rica.

No hay diferencia entre el tuyo

y el que hemos presentado. Absolutamente perfecto.

El mejor de esta prueba ha sido... Josetxo.

Josetxo. ¡Josetxo!

Adiós.

Josetxo, ¿qué sientes ahora vistiendo la chaquetilla?

Pues siento felicidad. ¿Y responsabilidad también?

También un poco porque hay muchos que no han podido llegar

hasta aquí y yo estoy en nombre de ellos

y Pachu también. Qué bonito.

Os voy a recordar lo que hay en juego.

El trofeo que os acredita como ganador

de la sexta edición de "MasterChef Junior".

Espero conseguirlo.

12 000 euros para continuar vuestra formación.

Yo quiero. Y un curso de cuatro días

de duración en el Basque Culinary Center.

Donde los jóvenes pueden estudiar

gastronomía a nivel universitario para convertirse en futuros

profesionales de prestigio, como vosotros.

¡Oh! -Se consigue todos los días.

(JOSETXO) Voy a coger el trofeo y lo voy a poner

en la puerta de mi casa. Si gano, claro.

Para los que entren sepan que he ganado.

Aspirantes, os estoy mirando a vosotros, tan pequeñitos,

y esta espectacular cocina tan enorme

y noto como que me falta algo. Y tan vacía.

¡Que entren todos los aspirantes de "MasterChef Junior VI"!

Paula, Candela, Jaime,

Evelyn, Ferrán, Dani,

Marina, Noa, Izan,

Carlota, Unai, Enrique,

Blanca y Leticia.

¡Pareces una campeona!

(NOA) Volver a las cocinas para mí es todo alegría,

es todo diversión. Se siente superguay.

Ves otra vez a todos tus amigos y a los jueces. Es superguay.

Bienvenidos de nuevo. Qué alegría veros.

Y qué elegantes y guapos os habéis puesto.

(NIÑOS) ¡Gracias, Eva!

Disfrutaréis del espectáculo desde la galería.

Tenéis que animar y mucho

a vuestros compañeros. Eso.

A los dos, eh. ¿Os habéis enterado?

(NIÑOS) ¡Sí, Eva! ¡A la galería!

¡Suerte! -¡Suerte a los dos!

(AMBOS) A nosotros nos gustaría que ganase.

-Josetxo. -Pachu.

(REPITEN) Josetxo. Pachu.

Va a ganar Josetxo. -¡Que no! ¡Pachu!

Ya lo veremos. -Ya lo veremos.

Bueno, Pachu, pues ya estamos todos.

Sí. ¿Crees que podemos empezar ya

o echas a alguien de menos? Sí. A la familia.

Que entren a las cocinas Paz, Francisco y Sol.

Padres y hermana de Pachu.

(Vítores)

¿Qué tal, Pachu? -Muy bien.

Un besito.

Pachu siguió mis pasos al apuntarse.

Sí. Todo esto es culpa mía.

Sol, por fin te conocemos. Ya era hora.

Nos ha contado Pachu que tú también te presentaste

a "MasterChef" hace años. Sí. Pero no salió muy bien.

¡Oh! No tuviste la misma suerte. No.

¿Le vas a pedir ahora a Pachu que te dé unas clases

para presentarte a la edición

de los adultos? Claro. Claro que sí.

Pachu, ¿qué sientes tú al ver a tu familia aquí?

Pues como mucha alegría, mucha felicidad

porque me están apoyando mucho.

(PAZ) Estoy muy orgullosa de ella.

Y, sobre todo, de verla disfrutar tanto.

Y no sabemos a quién ha salido.

Josetxo, sé que ahora mismo viendo a Sol y a Pachu juntas,

estarás acordándote de los gemelos, ¿no?

Sí. ¿Sí o no?

Me da igual. ¡Madre mía! ¿Y ahora qué hacemos?

Mientras no incendien las cocinas...

De momento, que vayan entrando Eva y José Luis,

los padres de Josetxo.

¡Y que entren también los gemelos! Aimar y Mikel.

¿Qué pasa, chiqui? -¿Qué tal?

(JOSETXO) Es muy importante que estén aquí mis padres

porque me han apoyado con la cocina y con el fútbol.

Bueno, familia de Josetxo, bienvenidos.

Muchas gracias. Eva, Josetxo ha estado

muy tranquilo aquí sin ellos.

Sí. Suele pasar. Es que tienen un relación amor-odio permanente,

porque son bastante trastos. -No la liéis ahí arriba, por favor.

Bueno, vamos a ver. Aimar y Mikel, hermanos gemelos.

¿Estáis deseando que vuelva a casa? Sí.

(Risas) No.

¡Ah, no, no! Me he equivocado. No.

¿Y algún plato que os guste

de los que haga Josetxo? Ninguno.

Con Pepe me pasa lo mismo. Muy amable, compañero.

Yo quiero que ganen los dos porque Pachu me cae mejor que él.

Pero si gana él, me da el dinero. -¿Perdona?

Como estáis viendo, vuestros niños se la han apañado

muy bien sin vosotros en estas cocinas.

Yo creo que os vamos a buscar un sitio cómodo

para que veáis el Duelo Final. Perfecto.

Pues yo creo que ningún sitio mejor

que con los exaspirantes. (NIÑOS) ¡Sí!

Así que venga, para arriba. Muchas gracias.

Chicos, suerte. Mucha suerte.

Suerte, Josetxo. -Gracias.

Lo más importante, que disfrutes lo que cocines.

Que te lo pases muy bien porque llegar hasta donde

has llegado, es un premio. -Me lo pasaré genial.

Sé buen compañero en la Final.

-¡Sí, chef! -No. Yo no soy el chef.

Pachu, Josetxo, ha llegado la hora de medir vuestras fuerzas.

Empieza en Gran Duelo Final de la sexta edición

de "MasterChef Junior" ¡A las cocinas!

(Aplausos y vítores)

Voy a darlo todo porque no se lo voy a poner

nada fácil a Josetxo.

A pesar de vuestra edad, los dos teníais el mismo sueño:

participar en "MasterChef".

Y aquí estáis, frente a frente.

Tenéis que hacer un menú de libre elección

compuesto de entrante, principal y postre.

Vale. Lo tenéis que hacer en 120 minutos

y debéis elaborar dos raciones de cada plato.

¿Entendido? (AMBOS) ¡Sí, chef!

Tenéis cinco minutos para entrar al supermercado a coger

todos los ingredientes que vais a necesitar.

Josetxo, Pachu, ¿estáis preparados? (AMBOS) ¡Sí, chef!

Pues deseaos mucha suerte porque el Duelo Final

de la sexta edición de "MasterChef Junior"

comienza en tres, dos, uno. ¡Ya!

¡Venga, vamos!

(JALEAN) -¡Vamos, Josetxo!

¡Vamos, Pachu!

A ver. Aguacates.

-Jengibre. -Tú también. Y tú. Y tú.

-Cítricos, que no falten. -El bacalao. Perfecto.

¡Venga, Josetxo! ¡Venga, Pachu! ¡Que podéis!

-Salsa kimchi. -¿Habéis cogido ya todo?

¿Cuántos huevos necesitas? Muchos.

-¡Vamos, que estáis tardando mucho! -Percebes de los buenos.

Es nuestra última vez en el súper.

Boletus. (NIÑOS) ¡Vamos, vamos, vamos!

¡Vamos, vamos!

Cinco, cuatro, tres,

dos, uno. ¡Vamos!

Que empiece el Duelo Final.

¡Vamos!

Vaya carro. Es más grande que ella. -¡Venga, Pachu!

¡Venga, Josetxo! -Los huevos.

Una merluza.

Pececito.

¡Venga, Pachu! ¡Venga!

¡Pachu! ¿Qué has hecho? -He metido los huevos en la Roner.

Josetxo, guarda la cabeza y luego me la das, ¿vale?

Para la Gran Final, Josetxo se atreve

con un menú creativo basado en la tradición y el producto

aplicando las técnicas de vanguardia

aprendidas en "MasterChef".

Va a hacer un caldo. -Un fumet.

Como entrante, ceviche de carabineros y percebes.

El plato principal, merluza cocinada a baja temperatura

con falso caviar de ajo negro, emulsión de aceituna verde y coral.

¿Sabes qué haría yo? Un filete con patatas.

No me gusta este lomo. Tiene espinas.

Y de postre, helado de coco, cuscús de frambuesa,

bizcocho de chocolate y aire de menta.

Venga, Josetxo, que ya lo tienes.

Qué buen lomito. -¡Vamos, Pachu!

Al abatidor. -Van a hacer las esferificaciones.

-¿El abatidor qué es? -Es como un congelador

pero que congela más rápido aún.

Venga, va.

Pachu confía en un menú digno de los paladares más exigentes

para conquistar a nuestros jueces.

De entrante, tartar de cigala con caviar de cítricos,

emulsión de aguacate, mayonesa de kimchi y alga nori.

Pachu, ¿estás haciendo el postre? -Sí.

Vale. Eres muy lista porque... No sé. Eres muy lista

y punto. (RÍE)

Ahora, para la crema de setas...

Puerrito, dime que te he cogido. ¡Aquí!

Como plato principal, bacalao frito con crema ligera

de setas, huevo cocido a baja temperatura y trufa.

Y de postre, milhojas de pasta brick,

mousse de chocolate y coulis de frutos rojos.

¡Vamos, Pachu!

Chicos, ¿quién nos lo iba a decir?

Sexta edición de "MasterChef Junior"

y vaya dos contrincantes buenos, eh.

Uno es el rey del resorte, de los nervios, que es Josetxo.

Y la otra, que a lo mejor lo disimula más,

parece más tranquila. Qué bien huele.

Positiva, tranquila, organizada.

Y el otro es nervio. Y luego, esa mano que tiene

Josetxo cocinando. También.

Recuerda los arroces que ha hecho. Ella es más concentrada.

A Josetxo le ves más alocado pero tiene una mano increíble.

Los estilos de cocina, ¿cómo serán?

Harán platos de corte tradicional

con buen producto y con toques de modernidad.

Y están bastante equilibrados los dos.

Josetxo va genial. -Pachu también va genial.

Pachu está haciendo bogavante.

Josetxo, ¿qué estás haciendo? -Josetxo.

-Ceviche. -Ceviche.

Estoy nervioso porque estar en la Final

significa cumplir un sueño.

Lo daré todo para ser el ganador

de "MasterChef Junior VI", a pesar de tener una fuerte rival.

Este menú se lo dedico a mi padre porque empecé a cocinar con él.

El orgullo lo tengo que ya no me cabe en el cuerpo.

Ya se me desborda. Lo del Atleti le ha ayudado.

Lo de partido a partido lo ha transformado

en un semana a semana. Le ha ido muy bien.

¡Venga, chicos, que vais fenomenal!

Ser duelista es superchulo.

Por fin puedo demostrar lo que a mí me gusta hacer.

Para mí, ganar "MasterChef" sería como... ¡guau!

Sería genial. Zumo para las esferificaciones.

En el programa anterior, estaba en juego una cena

en el restaurante MasterChef en Madrid.

El ganador fue Josetxo. Y ya ha podido disfrutar

de su premio. ¿Queréis ver lo bien que se lo pasaron? Atentos.

¿Te puedo hacer una recomendación? -A ver.

Es esta de aquí. Merluza que le ponen

una mayonesa de café que va rebozado

en salsa orly, que es un rebozado con harina y cerveza.

¿Quieres que la haga yo? -Venga, va.

Voy a hacerlo yo. Encantado, familia. Disfrutad mucho.

Tartar de atún rojo de Balfegó.

Viene con un queso raifort de raíz de rábano

y perlas yuzu y AOVE. -¿La salsa de qué es?

-Es de maíz y huevo.

-Lo tenemos que hacer en casa.

El arroz con setas y mayonesa de trufa.

-Huele de maravilla. -Qué bueno, mamá.

Por mi gran premio y por mi gran cena. ¡Chinchín!

¡Ostras! ¡Está congelado!

¡Ah, no, no!

Josetxo, oye, ¿nos cuentas un poquito de qué va el menú?

De entrante voy a hacer un ceviche

de carabineros y percebes. ¡Caray!

Y el plato fuerte yo creo que es la merluza.

Una merluza. ¿Con qué? Una emulsión de aceitunas

y esferificaciones de ajo negro.

¿Y de postre qué tenemos?

Unas frambuesas hechas con nitrógeno,

con helado de coco, menta

y bizcocho de chocolate en el microondas.

Bueno, Josetxo, suerte. Gracias.

Venga, al lío.

Eva, ahora es cuando se aplaude. -Ah, vale.

¡Vamos, Josetxo! -¡Vamos!

(Aplausos)

Bueno, Pachu. Hola, Pachu. ¿Qué tal?

¿Qué entrante estás preparando?

Voy a preparar un tartar de cigalas con unas esferificaciones

de cítricos y una emulsión de aguacate

y una mayonesa de salsa kimchi.

Qué raro habla esta niña.

¿Y esto qué es? Eso es la mezcla del agar-agar

para las esferificaciones.

Porque no es una esferificación al uso. No.

Es aceite con un jugo que lleva agar-agar.

Se harán las bolitas y se van a gelificar

dentro del aceite, ¿no? Sí.

¿Y el principal cuál es? Una crema de hongos

con un bacalao frito y un huevo cocido

a baja temperatura. Huevo, bacalao y hongos

funciona de maravilla. Y trufa rallada.

Y trufa también. Trufita.

Oye, ¿y el postre? El postre es un milhojas

con pasta brick y mousse de chocolate.

Y un coulis de frutos rojos. Suerte, Pachu.

Chao. ¡Muy bien, Pachu!

¡Vamos, Pachu! (JALEAN)

¡Vamos, Pax!

¿Pax? -Es mi nombre para decir Pachu.

¡Hala, hala! Que le han salido

las esferificaciones. ¡Bravo, Pachu!

Voy a cortar la cigala. -Pachu, fenomenal.

Lo estás haciendo genial, Pachu.

Eres la mejor. Tú va a ganar.

Pachu, ¿todo bien? -Todo correcto.

Ya os lo he dicho. Pues ya conocemos los menús.

Hay una mezcla ahí de vanguardia, tradición. Pero me parece bien.

Josetxo, ¿qué es eso? -Tinta de calamar.

Me gusta que sean sencillos los menús,

que haya buen producto y que tengan esa tradición

y el toque técnico. Los veo serenos.

Quien tendría que estar más despierto

porque su menú tiene un poco más de complejidad es Josetxo.

Dormido no está. Está como siempre, atacado.

Pero tiene un menú más complicado.

Los jueces son la parte seria y rigurosa de "MasterChef".

Pero de vez en cuando les sale su lado más gamberro y espontáneo,

sobre todo, con los aspirantes más pequeños.

Con ellos regresan a su infancia y vuelven a divertirse como niños.

(TODOS) ¡Pepe, Samantha, Jordi!

(GRITAN CONTENTOS)

¡Que se abra el escaparate!

Aspirantes, bienvenidos a Laponia, a mi casa,

el verdadero país de la magia.

¡Rápido! ¡Vamos! (DA UN GRITO DE JÚBILO)

¡Eh!

Abanica, abanica. Más rápido.

Perdonad el retraso pero preparábamos los últimos regalos.

¡Allá voy! ¡Toma!

¡Que no veo!

¿Qué necesidad de ir vestido así?

¡Venga! -¡Vamos, chicos!

(Aplausos) ¡Venga, chicos!

¡Venga!

Josetxo, ¿qué tal esas esferificaciones?

-Bien. -Perfecto.

-Mi lima. -Son unas máquinas estos niños.

-Lo estás haciendo genial. -Todos sois unas máquinas.

Yo estoy flipando con los menús que están haciendo Pachu y Josetxo.

Se nota que han evolucionado un montón porque son unos menús...

-Parecen de tres Estrellas Michelín.

¿Cómo estáis viendo a la niña? Fenomenal.

¿La reconocéis? No, no, no.

Sabía mucho pero aquí ya ha sido el remate,

todo lo que ha aprendido. -Está muy suelta, muy tranquila.

Salsa kimchi. -Un chorrito grande.

¿Y qué platos haces? Te has presentado a "MasterChef"

y no te hemos cogido. -Yo ahora ya no cocino tanto

como antes. Solo repostería de vez en cuando.

Coral. 200 de fumet.

Como no pudiste entrar, para que no te siente mal

y que tu hermana no sea más que tú, mira lo que te traigo.

Muchas gracias. "¿Qué hay de postre?"

Es un libro para cuando quieras sorprender a tu hermana

con algún dulce. Hay muchas recetas.

Postres sencillos, más complicado.

Pero los vais a poder hacer en casa las dos,

incluso los cuatro. Disfrútalo. Gracias.

-¡Jaime!

-¿Qué? -¡La mayonesa de kimchi

te la dedico a ti! -¡Es un honor, Pachu!

¡Te quiero mucho!

Esto lo pongo a lavar. Está muy rico.

Mira la mesa de Josetxo y mira la de Pachu.

Pachu es superorganizada.

-Josetxo siempre es así y luego le sale bien.

Es como los científicos locos

que lo tienen todo desordenado pero luego le sale bien.

No pasa nada, Josetxo. -No pasa nada.

No te pongas nervioso.

¡Jaime! -¡Oh, qué preciosidad, Pachu!

Seis programas dan para mucho y para muchas meteduras de pata.

A mí no me miréis. Meteduras de pata no.

Son lapsus, son equivocaciones. Vamos, que el dicho

"por la boca muere el pez" está hecho para nosotros, amigos.

Porque son una gran... Porque son una gran fuerte...

Porque son una gran fuen... Perdón.

(TARAREA)

¿Cuántos batidos te has tomado, Samantha?

Necesito el doble tiempo que tú y necesito mucho más tiempo.

Y no sé qué he dicho. Yo sigo.

No he salido como un cohete de milagro.

Esto tiene la gracia justa.

¡Ay, que me muerde!

(RÍE)

Qué cachondo, tío. Eres genial.

Eva, Josetxo no tenía... A mí no. A ella, que se llama Eva.

Yo me equivoco mucho más que tú y he aprendido ya.

¡Atención, duelistas! Habéis consumido la mitad

de vuestro tiempo. Tenéis por delante una hora.

Aprovechadla bien. Lo haremos.

¡Vamos! -¡Vamos, chicos!

¿Qué es eso? -Es una crema de setas.

¿Has visto qué bien va Pachu? -Tú vas con Pachu, ¿no?

Obviamente, somos mejores amigos. Es la mejor amiga del mundo.

Pachu, Josetxo, necesito que me prestéis atención.

En este duelo final, no seremos nosotros

los únicos que probemos y valoremos vuestras elaboraciones.

Nos va a acompañar una voz incontestable de la cocina mundial.

Elegido por segundo año consecutivo Mejor Cocinero del Mundo

en los Premios Mejor Chef. ¡Hala!

Desde el restaurante El Celler de Can Roca en Girona,

con tres Estrellas Michelín, Joan Roca.

(Vítores y aplausos)

Ha sido nominado el Mejor Cocinero por segundo año.

¡Joan Roca! ¡Mi chef preferido!

¿Qué tal? ¿Cómo va todo? -Bien.

Este es el mejor cocinero del mundo.

O sea, de China y todo. -Sí. En serio.

-¿Qué tal? Mucha suerte. -Muy bien. Gracias.

¡Eres mi chef preferido! -Me parece superfuerte

que haya venido Joan Roca.

Esto ya me parece lo mejor.

(PACHU) Cada vez nos ponen más presión.

Ya es bastante con Pepe, Samantha y Jordi,

pero encima viene el mejor chef del mundo, Joan Roca.

Y va a probar mis platos y los de Josetxo.

Y es como: A ver qué me va a decir.

Muchas gracias por estar aquí en una final.

Es un honor recibirte en este gran duelo.

Es increíble. Los veo aquí cocinando tan desenvueltos

que es genial.

Para aclarar.

Bueno, y por segundo año consecutivo siendo

el Mejor Cocinero del Mundo. Oye, deja algo para los demás.

¿A qué sabe ese galardón? Estamos encantados.

Decimos gracias, primero. Pero luego seguimos trabajando

como si no pasara nada porque de eso se trata.

¡Chocolate, chocolate!

El Celler de Can Roca ha cumplido 32 años.

¿Qué le decís Jordi, Josep y tú a todos aquellos que dicen

que trabajar con la familia es de locos?

Sí. Pero también es maravilloso.

Esa complicidad, esa confianza, ese trabajar todos a una,

ese compartir sueños.

Perfecto. Al micro. -¿Dónde está mi mango?

Mi mango.

El mango es para el ceviche.

¿Qué tiene El Celler que no tienen otros restaurantes,

que la gente reserva mesas con muchos meses de antelación?

No lo sé. Sí te puedo decir que hay un equipo maravilloso

comprometido con hacer feliz a la gente que viene.

Los comensales esperan para comer en vuestras mesas

y vosotros comiendo a diario en el menú

del restaurante de vuestros padres, un menú de 12 euros.

Nos reconforta y nos hace tocar con los pies en el suelo,

sobre todo, cuando recibimos premios.

Nos mantiene pegados a la tradición, a las raíces.

(JAIME) Pachu, ¿todo bien? -Todo correcto.

¡Menta, menta! -Está con el aire de menta. Bien.

¡Vamos, Pax! Que tú puedes.

Voy a bajarle un poco la potencia.

Familia de Josetxo, que os veo ahí muy atentos

al cocinado del niño. ¿Cómo lo veis?

Bastante concentrado. Estamos más nerviosos que él.

Se le ve que ha crecido en todos los sentidos.

La mejor señal es que decía: "Papá, la pena es que se acaba ya".

¿Qué es eso? -Mousse de chocolate.

-¡Qué rico! -Esto tiene mucho sabooor.

¡Muy bien, Pachu!

Pachu, ¿qué vas a hacer ahora?

Una emulsión de aguacate, cilantro y lima.

Josetxo, te traemos a Joan. ¿Qué te parece?

Casi mejor había que haber traído al dueño de la lavandería.

Son medallas. ¡Madre mía!

Medallas. Dile a Joan qué platos vas a hacer.

De entrante un ceviche de carabineros y percebes.

Una merluza con coral de tomate, esferificaciones de ajo negro.

El agua con la menta. Le echaré lecitina de soja

y le meteré un cacharro de la pecera a esto

para que haga... Para que haga el aire.

Sí. Muy bien.

Si lo consigo desenredar, claro.

¿Cómo vas a cocinar la merluza?

En el Roner ocho minutos a 65 grados.

¿Sabes quién fue el inventor

del Roner? No.

Lo tienes delante de ti. Ay, hola.

Pues ya puedes hacerlo bien porque si no, fíjate.

Yo a lo mejor no me entero

del punto de cocción, pero Joan... Se entera seguro.

Suerte, Josetxo. Adiós. Gracias.

¡Bien, Josetxo! -¡Muy bien, Josetxo! ¡Venga!

Pachu, te traemos a Joan. Hola.

Hola, Pachu. Cuéntale qué estás haciendo.

El primer plato es un tartar de cigala

con una emulsión de aguacate, un falso caviar de cítricos

con unas huevas de trucha que las tengo ahí.

Las huevas de trucha van a tener la misma forma que el caviar.

Va a quedar superchulo. -Sí.

-La idea es buena. -Mi segundo plato es

una crema de hongos con un bacalao pasado por panko

para que esté más crujiente. Y un huevo cocido

a baja temperatura. -Caramba.

Mi postre es un milhojas de mousse de chocolate

con un coulis de frutos rojos.

Oye, ¿y qué te parece tener el Mejor Cocinero del Mundo?

Yo estoy muy asustado. Me tiemblan las piernas.

Sí. Porque lo mío no tiene una Estrella Michelín

ni nada por el estilo.

No tiene pero quiere abrir un restaurante

que se llame El Cielo porque tendrá

muchas estrellas. Ojo con Pachu.

Genial. Di que sí. -Muchas gracias.

¡Vamos, Pachu! Tiene que ganar.

Va a estar muy reñido. Yo creo que puede ganar cualquiera.

-Va a ganar Pachu. -Muy bien, Pachu.

-Está muy igualados. -Pachu ha hecho más cosas.

Ahora voy a hacer el postre y bizcocho. A ver.

Creo que Pachu ya ha acabado.

No. No he acabado, pero casi.

-¿Cómo me oyes? -Porque no estoy sorda.

Chicos, qué emoción. El Gran Duelo Final

y con Pachu y Josetxo. Va a ganar Pachu.

¿Le estás viendo un buen cocinado? Sí.

Y a Josetxo también.

Pachu, ¿qué estás haciendo? -Estoy haciendo los moldes

de la pasta brick para ya freírlos.

Bueno, contadme. ¿Cómo os han recibido en el cole

después de vuestro paso por "MasterChef"?

Estaban todos: "¡Jaime! ¡Jaime, juega conmigo!

Blanca, ¿en nuestra Sevilla qué te han dicho?

Los amigos quieren ya quedar

para que yo cocine. Y yo: ¡Oye, oye!

Josetxo, por favor, que no explote. Confío en ti.

¡Josetxo, cuidado, que eso puede petar!

Eso. ¡Ahí estamos, Josetxo!

A Noa le tengo que preguntar por su vida como actriz,

en "El rey león", en tus pelis. Ya eres para Hollywood.

Ya estás casi como Paz Vega.

Pero tú sí has estado en Hollywood. Eso es verdad.

Bueno, y cuéntame. ¿Cómo fue esa visita a los estudios de Sony?

Fue superguay porque estaba

cómo montaban las pelis y era como superguay.

¿Pero sabes qué? Nosotros solo no te mandamos

a ningún sitio. Por eso hemos mandado

las cámaras contigo, para que los espectadores

puedan verlo todo. Claro.

Jaime, vamos a recorrer el estudio para entender

cómo estamos haciendo la película

de "Spiderman" en este momento. -Qué guay.

Todos los personajes se tienen que dibujar a mano.

Los fondos, todo se tiene que pintar.

Y después, toda esa información se pone en 3D.

(HABLAN EN INGLÉS)

Va a hacer el helado de coco.

El postre es...

Si sale... madre mía.

(PACHU) Venga, a ver... lo dejaré calentar un poco.

-¡Paz, venga, tranquila, pero rápido!

-¡Venga, Paz, venga! ¡Josetxo!

-¡Venga, chicos!

-¡Qué bonito, qué bonito! -¿Qué es eso?

-Una cosa superfría, si metes la mano

y le das con un martillo se rompe a cachitos.

-¡Ay, madre! Dani, no te entiendo.

-¡Venga, Josetxo! -Científico loco.

-¡Hala!

-Tiene que ganar tu hermano, tiene que ganar.

-Nunca le había visto hacer cosas tan difíciles.

Para nosotros es muy divertido, porque lo vemos cocinar

y mi madre mira, hace cosas que yo ni conozco.

-¡Venga, Paz! -Yo lo paso peor que ella.

-Ella se lo pasa pipa.

-Está supercontenta.

-Perfecto.

-Bol grande...

Y frambuesas.

-Ahora va a hacer frambuesas al nitrógeno.

-¡Muy bien, Josetxo, eres un crac!

¡Qué pasada, Josetxo!

-¡Hala! -¡Qué chulo...!

-Mira qué chulada la frambuesa. -Pero qué fuerte.

¡Qué fuerte!

-Josetxo... se parecen mucho

a los caramelos sin azúcar de fresa de mi abuela.

Pues eso... que se ha quedado buena tarde.

-Bacalao, bacalao... aquí, "here, you are".

Los aspirantes saben que el peaje por estar

en "MasterChef" pasa por someterse

al veredicto de nuestros jueces.

Pero, a veces, recurren a buenos amigos

del programa que fascinan a los más pequeños

y a nosotros también.

Adelante la ganadora de la sexta edición de "MasterChef"...

¡Marta Verona! (MARTA) ¡Qué guay!

(LOS ASPIRANTES GRITAN)

¡Jorge Brazález! ¡Esther Requena!

¡Saúl Craviotto!

¡Mario Vaquerizo! -¡Ay...!

¡Muy buenas tardes, amiguitos!

-Yo "quelel pedil" comida habitación.

-¿Sí? -Un "wakami su", "nigiri toro"

y un "shiitake suhi" marinado, por favor.

(LOS NIÑOS GRITAN) ¡Malú! ¡Malú!

Vamos a dar un fuerte aplauso a nuestra querida Ona Carbonell.

Javier Fernández.

Es una de las mejores pasteleras de nuestro país:

Montse Abellá.

¡Toño Pérez! Venga, todo limpio

y, perfectamente, organizado el trabajo.

Con dos estrellas Michelín, Francis Paniego.

Dabiz Muñoz.

No pasa nada. (DABIZ MUÑOZ RÍE)

¿Te has manchado de harina?

Ángel León.

Yo voy a seguir aquí, aunque nadie me escuche.

(AMBAS RÍEN) Son geniales.

-Pacita, muy bien, no te pongas nerviosa.

-Eh, chicos, ¿cuánto queda para acabar?

Atención, duelistas,

entramos en los últimos diez minutos.

(Gritos desde la galería)

-¡Pachu, va!

-¡Muy bien, Josetxo!

(Crujir de los frutos secos)

-Qué rico... qué rico va a estar todo.

-¿Cuándo vamos a comer? ¿Eh...?

Joan, ¿cómo ves a nuestros finalistas?

Estoy impresionado, de verdad, estoy impresionado

de verlos ahí tan sueltos y seguros

y con tanta información. Con tanta información.

-¡Josetxo, páralo! -¡Ya está!

-¡El aire, el aire! -Da igual que se caiga.

Cogeré de esta parte.

-¡Vamos, Pachu! -Yo creo que con esta alga me vale.

-¡Vamos, Josetxo, date brío!

¿Te imaginas hace 20 años que un niño de diez años

te diría: "Voy a hacer una merluza,

siete minutos en el Roner?"?

Eso es alucinante.

Pero ¿tú te imaginas que los niños, todos, tuvieran un mínimo interés

por la gastronomía como tienen ellos?

Sería maravilloso. Es lo importante.

¿Que las escuelas enseñaran cocina? Creo que un niño que habla

de cocina y se mete en ella y lo normaliza...

Acabará comiendo bien.

Pasa. -Muchas gracias.

¿Crees que alguno destaca? Alguno está más ahí...

Yo no veo a ninguno por encima... Va a ser muy difícil.

-Es que los dos lo hacen superbién.

-Vas bien, vas bien... tú tranquila, vas bien.

-Menudos carabineros os dan aquí.

-Eso es para Pepe. -Venga, Pacita.

Que se acaba el tiempo. -¡Va, Josetxo!

¡Pachu, venga, cinco minutos!

-¡Ay, qué nervios! -¡Muy bonito, Paz!

-Muy reñida la cosa. -Muy igualado.

(Gritos y voces) -¡Corred, chicos!

-¡Venga, niños!

-¡Poneos las pilas!

-¡Chis! Paula, ya. -¡Chis!

-¡Venga!

-¡Muy bien, Pachu!

-Venga, Josetxo, qué buena pinta.

-Josetxo, se ha quedado buena noche, ¿no?

-Josetxo, tiene un pintón. -Gracias.

-Vamos, Josetxo, venga. -¡Venga, chicos!

-¡Uh...! -Pachu, superbién.

-Tiene que estar precioso.

-¡Muy bien, Josetxo!

-¡Hala! -¡Qué chulo!

Duelistas, último minuto.

-¡Va, chicos, último minuto! -¡Venga, Pachu!

-¡Vamos, Pachu!

-¡Venga! (TODOS ANIMAN DESDE LA GALERÍA)

¡Bien, Josetxo!

-Bien, Josetxo, bien. -¡Venga, Pachu!

-¡Que va a ir genial! -¡Josetxo que te quedas loco!

Diez, nueve, ocho...

Siete, seis, cinco, cuatro... (TODOS) Tres...

Dos, uno...

¡¡¡Tiempo, manos arriba!!!

(Gritos y aplausos) -¡Genial, chicos!

(PACHU) Uf... al fin descanso,

es que llevo dos horas trabajando sin parar.

Ahora ya es como más tranquilo y lo que pase, pasará.

Y yo no puedo hacer nada para cambiarlo, pero bueno...

Yo estoy satisfecha con mi trabajo.

(JOSETXO) Ha sido una gran experiencia

y me lo he pasado bien. Yo...

No sé si voy a ganar,

pero ya me voy contento de estas cocinas.

Joan, jueces, ha llegado el gran momento.

Ya lo tenemos todo preparado en nuestra sala pirata.

Así que... adelante.

Venga, Joan, vamos.

Y vosotros, chicos, creo que habéis terminado

el cocinado un poco sucios, ¿no os parece?

Pues sí... Así no podemos empezar la cata.

Así que, venga, cambiaos y aquí os espero.

Yo nunca me había manchado más

en mi vida... esto parece un cuadro abstracto de Van Gogh.

Josetxo, empezaremos contigo y con tu entrante.

A ver, Pachu, ¿me ayudas?

Son muchas cosas. -Josetxo, ¿dónde vas?

-Qué rico...

(JOSETXO) Yo creo que a muchos chefs profesionales

les gustaría que Joan Roca

probase sus platos y soy un minichef y me los va a probar.

Un platito por aquí...

Y otro por aquí.

¿Cómo se llama tu entrante? El parraque del carabinero.

Porque está como la cabeza tumbada

y... el parraque como Carmen Lomana.

(Risa de Pepe)

No sé si echarle algo,

a ver si se despeja. Pues sí.

Es... leche de tigre de cebiche.

Bueno, ¿por qué este entrante? Iba a hacer un salmorejo

de carabineros, pero lo veía muy fácil.

Vaya... Así que he hecho algo diferente

que tuviese el mismo... producto principal.

Bueno, vamos a probar, ¿no?

¿Qué hacemos? Hay dos, somos cuatro.

Pepe se la come seguro. Sí...

Vosotros... el que más le guste.

El invitado...

Yo quiero que me dé un parraque así todos los días.

Está buenísimo, ¿eh? El cebiche está fresquísimo.

Muy bueno. Josetxo, el cebiche

tiene que ser muy expresivo, muy fresco...

Que potencie el producto principal y tú lo consigues

en un emplatado que parece sencillo pero que esconde un trabajo;

porque hacer una buena base, como la leche de tigre que sea...

Rica... es complicado.

Encima, lo haces con productos muy importantes como el percebe

y el carabinero y los pones en valor.

O sea, es un buen trabajo. Gracias, chef.

-Los cebiches, a veces, tienen el problema

de que están marinados en exceso. Debían tener el carabinero...

Un marinado previo muy ligero, al final, al echarle el jugo...

Es justo el punto necesario, así que...

Perfecto. -Gracias, chef.

-Muy bien. ¿Puede estar más picado

el cilantro? Es posible. Pero está tan rico...

Bendito parraque.

En fin... has hecho una cosa muy complicada

y que parece muy sencillo, está muy bueno.

Gracias, Samantha.

(Aplausos) -¡Genial, Josetxo!

(JOSETXO) Yo me he arriesgado mucho en este duelo,

me han valorado muy bien y espero que todos los platos sean igual.

-Uf... me va a dar un parraque. -Un parraque.

Parraque en la galería.

¿Preparada, Pachu? Sí.

Pues, venga, vamos allá, suerte, cariño.

(PACHU) He hecho un poco lo que yo quería:

un plato complicado, porque luego dirán: "No sabe hacer

nada de nada de esto". Entonces, digo: "Sí, sé, mira...

Ya lo presento". Cuéntanos cómo se llama tu plato.

Sí... es... Pues no se me ocurre nada.

¿No? Bueno, si resulta

que os gusta mucho, lo pondré en la carta del cielo.

Y, entontes, lo voy a llamar el cielo.

Oye, ¿por qué has hecho este plato? Pues porque a Jordi

le gustan mucho estas cosas, como con técnicas, emulsiones...

Y cosas picantitas...

O sea, es un homenaje a Jordi Cruz. Sí...

Más o menos. O sea, mi cielo para Jordi.

Vale. Con el miedo que te tenía

al principio. Sí, verdad.

Es que pones unas caras como...

¿Y el alga? ¿Cómo la utilizamos? Tú lo pruebas y es como...

Como sushi. ¿Hay que hacer un paquetito?

Sí. Que me entere yo cómo va.

Verás... Coges uno con muchas cosas.

Y hago así con...

¿Qué has hecho con las cabezas de las cigalas?

He hecho un fondo para ponerlo en la mayonesa.

O sea, la mayonesa está hecha con una base de...

Caldo de cabezas de cigala y "kimchi".

Sí. Me has dejado loco.

Aquí tienes tu paquetito.

Gracias, hombre.

Espero que lo disfrutes.

(Risas generales)

Está muy bueno... está muy bien el atrevimiento de pensar...

Algo nuevo con una cigala.

Me parece... genial la idea, la ejecución, la presentación...

Súper. -Gracias.

Es un plato tan de Jordi, que es imposible...

Que no supieras que este plato era para él.

Creo que la cigala es un producto noble

con sabor suave que hay que respetar.

No me parece mal combinar con el aguacate que es cremoso...

Lo que pasa es que tú hablas de sabores...

Que me quedan un poco apagados,

está bien resuelto, es un plato interesante...

Pero me tiene así... despistado.

¿Tú cómo lo ves, Pepe?

Yo creo que es un plato que está muy bien.

Lo demás está ahí, está todo muy tenue

que no esconde el producto principal que es la cigala.

No es malo, claro. El hacer el rollito

con el alga me parece maravilloso, le queda bien y le suma...

Pero un poquito de sal... y lo bordamos.

Vale. Porque sé que en el cielo

se va a comer muy bien.

Pepe tiene mucha razón.

Porque en El Cielo, mi restaurante, se va a comer...

Bien, como Dios manda.

Llega el turno, ahora, de los principales.

Así que... Josetxo... ¿preparado?

Sí. Pues venga, vamos allá.

-Vamos, Josetxo.

Bueno, Josetxo, dime el nombre de tu principal.

A este lo he llamado el rey coral.

Es como si el coral estuviese apoyado en el trono.

¿Y qué más lleva

aparte del trono y el coral? Lleva la merluza,

esferificaciones de ajo negro y una...

Una emulsión de aceitunas. He de decir que la esferificación

que tú dices no es tal, lo llamaría gelificación.

Es un aceite donde dejo caer un líquido con un gelificante.

Gelificaciones. ¿Por qué has hecho este plato

y esta combinación de sabores? Pues porque...

He hecho varias veces la merluza con mi padre...

Y también la he hecho aquí.

¿Es un homenaje a tu padre? Pues sí.

Es todo para ti, papá.

Vamos a probar.

Es un plato arriesgado, amigo Josetxo.

Primero porque la merluza es un pescado... es la dama del mar

Es muy delicado, hay que saber

sacarle partido a las espinas: hacer un caldo...

Cosas que acompañen esa suavidad y elegancia del pescado.

Me gusta la textura, es rica, la cocción es impecable...

Y me encantaría una raspadita de naranja por encima,

Pepe te lo dirá le encanta la naranja con aceitunas.

Y ese toquecito cítrico le vendría muy bien.

Oye, para estar hecho en el Roner, ese aparatejo, Joan...

¿Cómo ves el pescado? (AMBOS RÍEN)

Está impecable, de verdad.

Está muy bien cocinado y los elementos

que has incorporado en el plato...

Tienen sentido, todo encaja.

Nosotros hacíamos un plato de pescado

en el Celler con una salsa muy parecida a esta.

Fantástico... superrico.

Josetxo, te diré una cosa: a mí me gusta el pescado.

La salsa que tiene es muy expresiva, pero el atrevimiento

de la potencia de la aceituna con el ajo negro y la merluza

que suele ser sosa... funciona. Te lo copio.

Gracias, chef. Josetxo, ¿sabes qué pasa contigo?

Siempre me gusta probar tus platos; porque, al final,

lo importante es si está rico y tus platos lo están.

Gracias, chef.

Uf... me han dicho que la merluza está en su punto.

Es lo que más me preocupaba,

porque tengo aquí al inventor

del Roner, en la cocina, entonces...

Eso era lo fundamental de ese plato.

-Estás muy nerviosa, Sol. -Sí, lo paso mal.

Nombre de tu plato.

Pues...

No sé... pero este va dedicado a Pepe.

Porque a él le gusta mucho

lo que es... el pescado frito. La abundancia.

Lo gordo... Sí, la abundancia.

Vamos a probar.

Tiene una pinta que te mueres.

Es un bacalao frito

en panko para que esté más crujiente.

Tiene un huevo cocido a baja temperatura

con una crema de setas... que está muy rica.

En... y trufita. Y trufa.

Los padres de Pachu y, también, para los de Josetxo,

no sé cómo andaréis a final de mes,

pero los niños cocinando carabineros, percebes, trufa...

¿Eh? Bacalao, cigalas... ojo,

que no se os vayan de las manos que... llegamos a fin de mes justos

Bueno, Pachu, el plato está bien, no tiene defectos.

Es verdad que hay mucha cantidad. Sí.

Yo me alegro que pienses en mí... Que diga Pepe eso.

Es verdad que hay que buscar la estética.

Vale. Creo que es un plato tradicional.

Me falta esa chispita que, quizá, tenía el plato de Josetxo;

pero está impecablemente ejecutado.

Yo solo puedo felicitarte, Pachu. ¡Muy bien, Pachu!

(Aplausos) -Es...

Es un plato de una gran coherencia.

Incluso el huevo tiene una cocción espectacular

que se convierte en una salsa...

Una salsa más que se complementa con la de setas.

Creo que es un plato, realmente... impecable.

Enhorabuena... muy bueno. -Gracias.

(PACHU) Igual...

Por el emplatado y la estética un poco basto.

Pero me han dicho que por sabor...

Que eso es lo que, de verdad, importa, creo yo.

Josetxo, nombre de tu postre.

El nitropostre. Nitropostre.

Porque he utilizado mucho nitrógeno,

entonces lo llamo el nitropostre. Cuéntanos qué es.

Pues es un bizcocho de chocolate en microondas con helado de coco,

aire de menta, cuscús de frambuesa y hojitas de naranja

por encima... Vamos a probar.

Es como se ven las cosas, tiene buena pinta.

La menta y el chocolate... funcionan.

Es un postre de mayores con el helado, está rico...

Supercremoso.

El cuscús de frambuesa

le da un toque fresco y divertido.

Por decirte algo, a lo mejor, el bizcocho está...

Soso. Soy muy de chocolate potente.

Pero... me parece que tiene técnica y está bien realizada

y el sabor está muy bueno también.

La verdad es que está, técnicamente, muy bien hecho.

Y los sabores todos están en armonía.

-Gracias, chef. Creo que nos vamos a algo

muy atrevido, una combinación extraña; pero con sabores

bien definidos que son la demostración

de que quieres hacer algo atrevido y demostrar que de los dos

el más descaradete, el más técnico y creativo...

De momento, eres tú. Gracias, chef.

Has hecho un postre de mayores.

¡Venga, Josetxo! (TODOS ANIMAN A JOSETXO)

Yo creo que la jugada me salió bien,

con coraje y corazón todo sale espectacular.

Pachu, cuando le daba mi valoración a Josetxo...

Ponías el morro torcido. Pues porque lo suyo es atrevido.

Y... por si lo mío sale mal, pues eso...

Pachu, de cocinas entiendo dos, siempre digo lo mismo:

la buena y la mala.

Da igual si es más moderna o tradicional, más atrevida...

O sea que eso no debe preocuparte.

¿Vale? Vale.

Dicho esto, nombre de tu plato. Pues...

Una vez más no tiene nombre.

Pues dinos qué es.

Es un milhojas con pasta brick...

¡Tachán! Y una "mousse"

de chocolate con "coulis" de frutos rojos

que esta está inspirada en...

(HACE UN REDOBLE DE TAMBORES) ¡Samantha!

¡Tachán, tachán!

Qué cara... está sobornándolos.

Vamos... ¿Y a Joan? Los tres a la vez.

Sí, a los tres; porque, a mí me parece que no todos

tenemos el mismo gusto. Claro.

A mí me gustan más unas cosas que otras.

Bueno, vamos a probar, no puedo más de ganas.

Oh...

Está supercrujiente.

Está buenísimo. Jugoso.

Ácido con el chocolate, la naranja...

Muy bien hecha la hoja de brick que, a veces, puede quedarse grasa.

Está perfectamente escurrida, con el toque de azúcar

para que esté bonita;

para mí es un postre tradicional perfecto.

Gracias.

-Impecable... todo lo que está está bien que esté ahí.

Todo encaja...

Muy rico.

¿Sabes? Antes le decía a Josetxo "has hecho un postre de mayor".

A ti te diré que has hecho un postre de niño...

Pero es que me encanta.

No tiene ninguna pega, Pachu.

Gran trabajo como el de Josetxo y merecéis los dos

estar luchando por ser el nuevo "MasterChef Junior", sin duda.

Hoy es un día para tener dos trofeos.

Sí... Y no nos ha pasado muchas veces.

Nos lo habéis puesto muy difícil.

Gracias, Pachu.

(Aplausos)

Igual hay que rezar más porque estamos en un final;

pero con lo que yo he hecho estoy contenta.

Enhorabuena, lo has hecho fenomenal.

Estamos a punto de conocer

al ganador de "MasterChef Junior VI".

A deliberar, suerte a los dos.

(Aplausos y ánimos)

(LOS JUECES Y JOAN ROCA DELIBERAN)

-Está muy reñido. -Está reñido.

-Está muy equilibrado, muy igualado.

(LOS JUECES Y JOAN ROCA DELIBERAN)

-Josetxo... ¿estás contento?

¿Estamos todos de acuerdo?

Sí... ¿Y tú?

-Jopé, Josetxo...

-Lo has hecho muy bien.

-Adiós, ya lo saben... ¡Ya lo saben!

Ya lo tienen en la mente quién ha ganado.

-¡Josetxo, venga, a tope!

(JOSETXO) Ojalá suene mi nombre...

Por todo el plató.

Duelistas, los jueces y Joan Roca ya han tomado una decisión

y estamos a punto de conocerla; pero, antes,

quiero que vuestras familias y compañeros

bajen a cocinas para estar cerca de vosotros.

¡Huy, huy! Casi no me da tiempo a decirlo.

Familiares, aspirantes... os necesitamos aquí abajo.

(LOS ASPIRANTES GRITAN)

-Ya sé que vas a ganar, claro... -No se sabe.

Prefiero no hacerme ilusiones. -¡Josetxo!

(TODOS HABLAN) ¡Que me matan!

¡Ayuda, me matan!

-Suerte, Pachu, choca.

(DANI) En esta final hay un nivelazo,

lo único que sé es que va a ganar uno de ellos.

Así de fácil.

Pachu, Josetxo, estamos muy orgullosos de vosotros.

Habéis aprendido de todos los retos planteados y, siempre,

con buen humor.

Nunca os hemos visto enfadados

ni habéis tenido un mal gesto hacia vuestros compañeros.

Nos habéis presentado un menú que podríamos encontrar

en cualquier restaurante con estrella Michelín.

Y no solo os atrevisteis a diseñarlo, es que lo ejecutasteis

como en una cocina profesional.

La verdad, yo solo tengo que deciros "enhorabuena"

y ojalá inspiréis a muchos niños

y deis a muchos niños ganas de cocinar.

-Gracias, chef. -Gracias, chef.

Nos ha encantado veros disfrutando mucho

durante el cocinado. Solo por estar aquí,

ya sois los dos ganadores.

Y ya que habéis llegado hasta aquí, vosotros os merecéis

todo el protagonismo y toda la atención;

así que, para nosotros, es un honor... cambiaros el sitio.

Os lo habéis ganado.

Cómo mola... -Qué alto se ve todo desde aquí.

(Aplausos) -Se ve muy alto.

(PACHU) Que pase lo que tenga que pasar.

¡Por favor, por favor, por favor!

-Jopé... cuánto dinero vas a tener.

-Cuánto dinero vas a tener tú.

Antes de dar a conocer el nombre del ganador,

queremos agradecer a Joan Roca

por haber sido testigo del duelo final.

Gracias, Joan, muchísimas gracias por acompañarnos...

Una y tantas veces. Gracias.

Ahora sí, ha llegado el momento...

El ganador de la sexta edición de "MasterChef Junior" es...

(TODOS MURMURAN)

(SUSURRA) Pachu...

***¡¡¡JOSETXO!!!***

(Gritos y música)

(Gritos de los aspirantes)

(PACHU) Me da rabia

no haberlo conseguido, porque he estado tan cerca.

Vamos, mi amor, lo has hecho genial.

¡¡¡Segunda de España!!! ¿Sabes qué es eso?

¡Segunda! (PACHU LLORA Y SOLLOZA)

Pero, por otro lado estoy...

Muy contenta y orgullosa, porque he llegado hasta aquí...

Y no a todo el mundo le pasa.

Muchas gracias... muy bien, ¿eh?

¡Madre mía, el trofeo!

-Gracias. -Enhorabuena, enhorabuena.

¡Ahí lo tienes! ¡¡¡JOSETXO!!!

(TODOS) ¡Josetxo, muy bien!

Gracias por...

Enseñarme a cocinar y por apoyarme aquí...

Pero, ahora, te toca a ti hacer de pinche.

-Sí, lo tengo asumido,

sería incapaz de hacer lo que tú.

Pachu...

¡Vamos! ¡Orgullosa, vamos! ¡¡¡Vamos!!!

¡Un aplauso!

Lo has hecho superbién.

Si yo tuviera que definir

"MasterChef" en un palabra sería... increíble.

Porque desde los amigos, los jueces...

Las experiencias...

Josetxo, para que continúes tus estudios, así que, venga,

para tu formación... 12 000 euros.

(TODOS GRITAN Y APLAUDEN)

(PACHU) Enhorabuena. -Gracias.

-Estoy muy orgulloso

porque ha ganado "MasterChef" y... ahora nos...

Nos puede dar mucho dinero.

Pues ya tenemos al ganador

de la sexta edición de "MasterChef Junior".

(Gritos y aplausos) Josetxo nos ha demostrado

que podemos conseguir cualquier meta que nos propongamos.

Siempre y cuando sumemos dos ingredientes:

pasión y trabajo.

Nos vemos muy pronto con la séptima edición

de "MasterChef", mientras, ya saben pónganle...

(TODOS) ¡¡¡SABOR A LA VIDA!!!

¡Hasta siempre!

Aspirantes, ¿preparados para sacar vuestra versión más refinada?

(TODOS) ¡Sí, chef! Pues corriendo a por ingredientes

y a cocinas en tres, dos, uno... ¡ya!

Siempre llego tarde.

¡Venga, venga! Chicos...

Os enfrentáis a una de las pruebas

más complicadas en la historia de "MasterChef".

Bienvenidos a Disneyland París.

(AMBOS GRITAN)

-Todo limpio y perfectamente organizado el trabajo.

¿Oído? (TODOS) ¡Sí, chef!

-Venga, chicos, que uno se ponga a rellenar

y otro a partir el bizcocho.

Ahora estáis trabajando

como auténticas reposteras de toda la vida.

¡Oh! Cambio de cocinero.

Vale, no encuentro el azúcar.

(LOS ASPIRANTES GRITAN)

Ven, ven aquí, Vaquerizo, caballito...

¡No, no! ¡Toma!

¡Venga, tirarle a Jordi, a Jordi, a Jordi!

Pepe, ¿qué pasa con tu rollo? Somos chefs de verdad.

Para empezar sois mejores que Jordi en todo.

¡Soy un hombre del desierto! ¡Venga, vamos!

Bienvenidos a DiverXO. Caña... tenemos los comensales,

rápido, venga, va, va... Me parece maravilloso.

¿Qué tal está? Está superbueno.

Hemos acabado, chicos.

¡¡¡Bien!!! (TODOS GRITAN)

Vamos a limpiar la "cociné"...

El ganador de la sexta edición de "MasterChef Junior" es...

***¡¡¡JOSETXO!!!***

(Música y gritos)

MasterChef Junior 6 - Final

13 ene 2019

Programas completos (6)

Los últimos 74 programas de MasterChef Junior 6

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios