MasterChef Junior 4 La 1

MasterChef Junior 4

Martes a las 22.05 horas

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.6.0/js
3838318
MasterChef Junior 4 - Programa 1 - 20/12/16 - ver ahora
Transcripción completa

Un año más "Masterchef Junior" abre las puertas de sus cocinas

y enciende sus fogones para encontrar a los pequeños

con más talento culinario de España.

¡Qué se prepare el jurado, que ya vengo!

Bienvenidos a la cuarta edición de "Masterchef Junior".

(TODOS) ¡Masterchef Junior!

Para encontrar a nuestros aspirantes hemos recorrido

los rincones de la Península y hemos visitado ciudades

como Barcelona, Bilbao, Valencia, Málaga y Madrid.

(TODOS) ¡Jordi, Pepe, Samantha, vamos para allá!

Más de 6000 niños

se han apuntado al casting de esta aventura.

(AMBAS) ¡Vamos a ser Masterchef Junior!

-Estoy muy nerviosa, porque al principio nos hemos perdido

y creía que iba a llegar tarde.

¡Me tiemblan las piernas! ¡Me tiemblan las piernas!

Niños de entre 8 y 12 años,

cargados de imaginación, ilusión y sobre todo

muchísimas ganas de convertirse en el nuevo

Masterchef Junior España.

Es la segunda vez que me presento.

Y a la segunda va la vencida.

(TODOS) ¡Quiero ser Masterchef Junior!

La primera prueba a la que se han enfrentado

ha sido emplatar una creación propia que traían de sus casas.

Estoy haciendo un pastel de pistacho

con gelatina de naranja y mango.

Estoy haciendo una milhoja de berenjena con salmorejo.

He hecho un makis de salmón

con un poco de caviar rojo y wasabi.

He hecho una ajo blanco y al final le he puesto

un pan tostado y uvas.

He hecho una desconstrucción de anguila ahumada

sobre lecho de ajo blanco.

Espero que me salga todo bueno.

Yo creo que es un buen plato.

Tres, dos, uno...

¡Manos arriba!

Una vez finalizado el tiempo para emplatar

nuestros culinarios se prepararon para evaluarlos.

Yo creo que los voy a sorprender.

Porque es un plato que normalmente

un niño no puede pensar tan rebuscadamente.

Y quedaron sin palabras.

Me encanta la panna cotta.

Y lo he hecho con el sifón, con aire comprimido.

Está bueno, ¿eh?

Como quedaréis vosotros, porque estos cocineros

no dejarán de sorprendernos

con sus cualidades y elaboraciones.

El nivel de mis compañeros es muy alto

y lo tengo bastante difícil.

Me tuvieron que poner una nota a este plato...

ocho, nueve o nueve y medio.

Pero en este casting no todo

fue trabajo para nuestros candidatos,

también recibieron alguna que otra sorpresita.

¡José Luis! -¡Ay, madre mía!

Como la visita de finalistas

de ediciones anteriores de "Masterchef".

-Eh, que está mejor que la tuya.

Seguro que entras tú,

porque te veo una cara de saber cocinar...

Dame un besito.

Qué campeona. Choca, ¿eh?

(TODOS) ¡Masterchef!

Toma. -¡Toma ya!

¡Toma, tengo una cuchara!

¡Oh, flipa!

(GRITAN CONTENTAS)

Los mejores de esta prueba consiguieron las cucharas

que les permitían pasar a la siguiente fase

y continuar su aventura.

¡Gracias, papá!

(GRITA CONTENTA)

¡Bieeeen!

Voy a ser Masterchef IV.

¡Lo dedico a toda mi familia,

a todas mis amigas, a España entera!

(Aplausos)

¡No me lo creo!

¡Qué guay!

¡El que la sigue, la consigue!

¡A ganar!

(CANTA) #Porque te lo voy a explicar,#

#no sabes lo que te pierdes,#

#esto es arte de verdad.#

¡Olé!

Una vez liberadas las tensiones,

vuelta al trabajo.

Los nervios, el deseo de superarse y la emoción

volvían a hervir entre nuestros participantes.

Comenzaba una nueva fase con un ingrediente sorpresa.

Venga, manos a la obra. A cocinar.

Debían cocinar un plato

que les permitiese conseguir el mayor trofeo

al que un pequeño cocinero puede aspirar:

ser el nuevo Masterchef Junior España.

Empecé a cocinar con 9 años

y mi madre me fue dando consejos.

Voy a hacer pollo al curry

con un acompañamiento de arroz blanco.

Cuidado, que esto quema.

Y tú, Ángela, ¿qué vas a hacer?

Voy a hacer un pisto con unos langostinos.

Una merluza con una salsa de cítricos.

Pensar rápido, controlar los nervios

y sobre todo ejecutar las ideas con precisión.

Son algunas de las virtudes que nuestros candidatos

deben tener para sacar adelante sus platos.

Yo lo veo en la tele y digo: "Ay, ojalá estuviera yo ahí."

¡Yo voy a conquistar con mi plato!

Sólo los 25 elegidos pasarán a la última fase

en las cocinas de "Masterchef",

la prueba definitiva que decidirá quiénes son

los 16 aspirantes que lucharán por convertirse

en el nuevo Masterchef Junior España.

Empezaron los casting más de seis mil niños.

Y ahora sólo quedan 25.

En unos momentos veremos la última prueba

a la que tendrán que enfrentarse

para que los 16 mejores compitan finalmente

por ganar "Masterchef Junior".

Una prueba decisiva

en la que tendrán que trabajar duro contra el tiempo

para ganarse el favor de nuestro jurado.

Sólo uno de ellos conquistará nuestras cocinas.

Son niños, pero tienen el alma de un cocinero profesional.

Seremos un jurado exigente,

pero van a vivir la experiencia de sus vidas.

¡Cocinarán en un mundo de color y fantasía!

(GRITAN CONTENTOS)

(GRITAN CONTENTOS)

Buenas noches, jueces. ¿Cómo estáis?

¿Venís con las pilas cargadas?

Yo desde luego vengo preparado para todo.

Cuando veo esas cocinas con chavales con tanta ilusión

me sube la adrenalina.

Lo que se va notando es que año tras año

el nivel va subiendo. Alguno nos va a sorprender

tanto que no nos vamos a creer la edad que tienen.

Nos espera una edición muy competida.

Y como siempre no sólo entre los aspirantes.

Tengo muchísimas ganas de empezar a ver a los niños

y disfrutar de su talento para la cocina.

Pues tu deseo se va a cumplir ya.

Aquí están los 25 nuevos candidatos

a "Masterchef Junior IV".

(GRITAN CONTENTOS)

¡Pero bueno!

¡Bueno, bueno, bueno, bueno!

¡Madre mía, pero si sois muchos!

Hola, guapetona.

¡Hola, hola!

Bienvenidos, ¿eh?

Hola, hola, hola.

Que no te veo. ¿Tú quién eres?

Sois iguales, ¿no?

Sí, somos gemelas.

Se os nota un poco, se os nota un poco.

Cuando he visto a los jueces me he quedado como:

"No me lo creo, los estoy viendo...

estoy con ellos..."

Ha sido súper.

¡Me va a dar algo!

¡Qué chulo!

¡Qué guapo, madre mía! -¿Has visto todo lo que trae?

Hay de todo. -¡Mira, mira!

¡Mira! -A ver los cuchillos.

¡Dios, es increíble!

¡Madre mía!

Cuando he entrado en las cocinas de "Masterchef"

me he quedado como...

Son impresionantes.

Y el soplete. -¡Qué guay!

¿Cómo va esto? -¡Todos alucinando!

A ver lo que hay allí. -¡Es que mira, mira, mira!

¡Qué chulo! -¡Qué pasada!

¡Estoy flipando, chaval!

Nunca me había imaginado

estar en las cocinas de "Masterchef".

Pero es superchulo.

Está muy grande, tiene mucha luz

y el supermercado es gratis.

¡Huy, se ha abierto el súper!

¡Corred! ¡Qué chulo!

¡Mira, qué guay!

¡Huy, qué rico todo! ¡Madre mía!

¡Oh, en la tele es más pequeño!

¡Ay, qué monos! ¡Queso!

No me lo creo. -Yo tampoco.

Si aquí hay hasta chucherías.

Es que esto está para comérselo.

(GRITAN CONTENTOS)

¡Qué chulo, es una feria!

¡Huy, qué chulo!

(GRITAN CONTENTOS)

¡Qué guay!

¡Madre mía! -¡A ver, súbete!

¡Chicos, se acabó el juego!

Delante de cocinas.

Había las bolas de hacer malabares,

donde se sube el león...

Y también el monociclo ese, el "hemiciclo".

No sé cómo se llama.

Bienvenidos a "Masterchef Junior IV".

Bueno, veo que estáis muy serios.

Lo entiendo, claro, estáis flipando

con lo guapo que soy yo al natural

y lo feo que es Jordi, ¿no?

(Risas) ¿Eh?

(Risas)

En realidad estáis alucinando con las posibilidades

que tiene este lugar mágico, las cocinas de "Masterchef".

Mágico porque la cocina tiene algo maravilloso,

con ella se puede alcanzar lo imposible.

Queremos ver vuestra magia, disfrutar de cómo podéis sacar

de vuestra chistera unos sabores increíbles.

Los 16 que finalmente os convirtáis en aspirantes

a Masterchef Junior tendréis seis programas

en los que trabajaréis con alimentos

que sólo habéis visto en sueños.

O cocinaréis en lugares impresionantes

de nuestra geografía.

Y el mejor de esos 16 se llevará 12 000 euros

para continuar estudiando.

Pero no sólo eso, también ganará un fantástico

curso de cuatro días de duración en el Basque Culinary Center.

(EXCLAMAN)

Un centro donde los jóvenes pueden estudiar gastronomía

a nivel universitario para convertirse

en futuros profesionales de prestigio.

Y además ser admitidos en un selecto club,

un club al que sólo pertenecen tres miembros:

Mario, Manuel y María,

los ganadores de "Masterchef Junior".

(APLAUDEN)

Va por ustedes, por mi familia. Quiero entrar.

Yo soy el próximo Masterchef.

Todos tenéis mucho talento.

Y no sólo para cocinar. Jefferson.

¿Con ese nombre de dónde eres?

De Inglaterra. ¿Y has venido hasta aquí?

No, vivo aquí ahora. ¿Dónde vives?

En la provincia de Cádiz.

¿Qué tipo de cocina haces tú?

Todo.

A lo mejor hace ya fritura de pescado.

Eh, sí. ¿Te gustan las cañaíllas?

Sí, mucho.

¿Tus platos favoritos de Cádiz cuáles son?

Las puntillitas, las tortillitas de camarones,

los langostinos.

¿Y todo eso lo sabes hacer? Sí.

Cómo nos vamos a poner.

Pero es que además he leído que vas a ser la próxima

estrella mundial de la música.

Sí.

Demuéstranos tu talento, por favor.

(TOCAN LAS PALMAS)

(CANTA "WE WILL ROCK YOU" DE QUEEN)

Muy bien, muy bien.

¡Bravo!

¡Olé! Bueno, si cocina como canta

vas a ganar todo.

Así que mucho ánimo.

Pero creo que tienes bastante competencia por aquí.

Miguel, creo que tú también das el cante, ¿no?

Pero muy mal, ¿eh? Muy mal.

No. No, muy mal no.

Cantas genial. ¿Tú de dónde eres?

De La Rioja. ¿Y qué cantas?

Sevillanas. Pero a mí esto

de que un riojano cante sevillanas...

Es que mira, la paloma...

y, la cigüeña cuando venía debió dejarme a mí en La Rioja

porque estaba cansada. Pero yo sería de Sevilla.

Nosotros hacemos palmas.

(CANTA) #La muleta la de Manzanares#

#y es que no se puede aguantar.#

#Para capote el de mi Morante, como él no hay otro igual.#

#Para rejoneado los de Ventura que no se puede explicar.#

¡Olé! Bueno, bueno.

Vamos. ¡Olé!

Chis, riojano.

Bueno, esto más que un casting de cocina

parece el casting de Eurovisión Junior.

¿Cocinar sabéis más o menos?

Sí, que yo sé cocinar.

Pescado, carne...

Muchas cosas más.

Pero no me acuerdo.

Javier, cuéntanos por qué quieres ser cocinero.

Porque me encanta cocinar. ¿De dónde eres, Javier?

Yo de Almería.

¿Y tu plato preferido cuál es? Las "milonadillas".

¿Y qué son las "milonadillas"?

Son una mezcla de empanadilla y milhojas.

"Milonadillas". Tenemos un chef creativo.

Como tú. Sí, sí, apañadete.

Javier pinta maneras. Sí.

Bueno, Loreto y Virginia. Gemelas y cocineras.

Uf, no sé por qué pero eso a mí ya me suena.

Claro, porque Virginia,

que también era gemela, ganó "Masterchef".

¿Y cuál de las dos cocina mejor?

(LAS DOS) Yo. ¿Yo?

-No, no, yo. Habéis dicho yo.

Loreto. -Virginia.

Estoy hecho un lío, ¿eh?

Va a ser complicado. Esto es como tú: "Yo, yo, yo."

Bueno, Estela. Hola.

¿Qué tal? Muy bien.

¿Haces alguna actividad extraescolar tú?

Sí, hago chino. También toco el piano.

Tocas el piano. He tocado el clarinete.

El clarinete. Pero lo dejé,

porque fui a hacer teatro.

Jolín. También voy a cocina.

Cocina. Y nada más.

¿Y en tus ratos libres qué haces?

Pues cocino...

He oído que tu padre te ha montado una cocina

sólo para ti para que practiques.

En el jardín, con horno, con wok y con todo eso.

Tengo unas ganas de ver lo que hacen estos niños.

Bueno, ya me imagino, practicando así.

Natalia,

me han dicho que imitas muy bien a una cantante.

A Shakira, pero es para compensar que canto mal.

Enséñanos a Shakira.

(CANTA) #Llegó el momento, caen las murallas,#

#va a comenzar la única justa de las batallas.#

Oye, mejor no lo sé,

pero casi igual ya te digo yo que sí.

Yo no sé vosotros, pero yo estoy deseando saber

quiénes son los 16 aspirantes a "Masterchef Junior".

(TODOS) ¡Sí!

Así que ha llegado el momento de cocinar.

¿Estáis preparados? (TODOS) ¡Sí, Eva!

Sabiendo que voy a cocinar ahora estoy... superfeliz.

Para ser un gran chef hay que tener ambición,

altura de miras, hay que mirar alto.

Pero muy alto.

Hay que mirar hacia arriba.

Mirad hacia arriba.

¡Huy, la madre!

¡Hala! -¡Es una piñata!

Pepe, se parece a ti. -¡Pepe, si eres tú en enorme!

¡Piñata, piñata, piñata!

¿Qué va a caer de ahí?

Ahora va y salen bichos. -Huy, qué asco.

¡Hola!

Oye, ¿no te pesa la cabeza?

Eso sí que es subírsele la cocina a la cabeza.

En esa piñata gigante están los 25 delantales

con los que vais a hacer la prueba final del casting.

Ahí tenéis los rodillos con los que romper la piñata.

¡Eh! ¡Eh!

Yo también le tengo muchas ganas, pero tranquilos.

Lanzados, que sois unos lanzados.

¿Estáis preparados? (TODOS) ¡Sí, chef!

¡Pues venga, adelante!

¡Qué dolor de cabeza!

¡Qué dolor de cabeza!

¡Con fuerza!

Yo soy una niña muy fina. Pero sí, le he dado,

le he destrozado la cara al pobre.

Venga, ¿todos tenéis delantales?

Venga, los delantales. ¿Todos tenéis?

Hay que buscarlos, tienen que estar por ahí.

Lo que había dentro de la piñata me ha encantado.

Porque quién no quiere

un delantal blanco de "Masterchef".

Yo no sé quién no lo quiere.

A mí no me lo quita nadie el blanco.

Sois 25 grandes cocineros.

Y habéis pasado por unos castings muy duros

para llegar hasta aquí.

Pero la selección continua y nueve de vosotros

os bajaréis de esta aventura tras esta última prueba.

Daría todo por entrar a "Masterchef".

Te doy a mi hermano, a mi abuela, a mi padre.

Me quedo sin familia, pero yo quiero entrar.

Debajo de estas dos campanas están los platos

que vais a cocinar en la prueba final del casting.

Os vamos a dividir en dos grupos,

uno de 12 y otro de 13.

Estaba muy nervioso por saber que iba a cocinar,

que estaba debajo de esas cosas metálicas.

El primer grupo serán los 13

que están pegados a las cocinas,

desde Arnau a María.

Y el siguiente grupo los 12 de delante,

desde Virginia a Alejandra.

¿Entendido? ¡Sí, chef!

¿Chef? ¡Eva!

Ay, qué lío os hacéis. Oye, sois muchos.

Venga, vosotros 12 podéis subir a la galería.

Y vosotros 13 os quedáis aquí

porque empezáis a cocinar ahora mismo.

¡Bien!

¡Suerte!

Es que... -Quiero que nos toque la plana.

¿Qué os gustaría que hubiese debajo de la campana?

Comida internacional. Lo pones muy fácil.

¿Un chop suey?

Pues vamos a salir de dudas.

¿Qué es?

Yo no lo veo.

Ensalada de quinoa.

¿Qué es eso? ¿Qué es eso?

Hecha con quinoa roja,

berberechos, zamburiñas y verduritas.

La quinoa es un cereal de origen sudamericano,

de las zonas andinas, que se ha expandido

por todo el mundo por ser uno de los alimentos

más nutritivos y completos que existen.

Es un plato perfecto para que demostréis

vuestra creatividad eligiendo bien los ingredientes

y sorprendiendo con una buena vinagreta.

Cuando me han dicho una ensalada de quinoa he pensado:

"Ay, la leche, que me ayude la Virgencita

porque de esta no salgo".

Para elaborar este plato dispondréis de 30 minutos.

Y tenéis tres minutos para entrar en el supermercado.

¿Oído? (TODOS) ¡Sí, chef!

Por favor...

Y el tiempo comienza en tres, dos, uno, ya.

¡Vámonos! ¡Corriendo, corriendo!

(ANIMAN)

A ver, la quinoa, hija.

A ver, quinoa, quinoa...

Aunque no os veo lo estáis haciendo muy bien.

¿Qué se me olvida?

Por cierto, ¿todo el mundo lleva la quinoa?

¿Seguro?

Ay, que se te olvi...

Ay, qué susto.

Yo estoy perdida.

Yo creo que ya está. -Yo ya he salido.

Camila, empieza. -No, tengo que esperar.

No. -¿Dónde está la guindilla?

Cinco, cuatro, tres, dos, uno...

Abrimos las cocinas de "Masterchef".

¡Vamos, Camila!

-¡Uf, date prisa, llénate!

Vaya primera prueba, una ensalada de quinoa.

Yo creo que los niños no hacen mucha quinoa.

Hay que empezar la presión desde el minuto uno.

Esto dentro...

y se tapa.

Un vaso de quinoa son dos de agua.

Dos son cuatro de agua. -Ya.

¡Venga, Angelilla!

Es que no sé dónde voy poniendo las cosas.

Yo de mayor quiero tener un montón de restaurantes,

y cada restaurante de 3 estrellas Michelín.

Eso es lo que quiero ser de mayor, cocinera.

No te cortes, ¿eh?

¡Ay!

¡Me he cortado! -¡Ay, ay, ay!

¡Ah! -No pasa nada, Camila.

¡Me he cortado mucho!

¡Venga, Ángela, qué bien huele!

La de Ángela no la probéis. Va a saber mucho a cebolla.

Si la pocha no tiene tanto gusto.

¡Venga, M. Reyes!

M. Reyes va fatal. -Sí.

Es que no sabe qué hacer.

¡M. Reyes, venga!

Ya no me da tiempo.

¡Vamos, Ale, tú puedes!

¡Olé ese soplete, olé!

¡Venga, chicos!

Empezamos una nueva edición de "Masterchef Junior"

con las pilas bien cargadas.

Ya estamos en la última prueba de casting.

Así que tú ya puedes hacer la apuesta

sobre quiénes serán los 16 aspirantes.

Puedes también votar por los platos

que más te gusten y tener acceso

a los contenidos más exclusivos.

Bájate gratis la aplicación de "Masterchef Junior"

y disfruta de tu programa favorito.

Huele superbién, chicos.

¿Está hecha, Nuria?

M. Reyes, acelera, que no te da tiempo.

No me da tiempo, no.

A mí me gusta plasmar mi estilo en todo lo que hago,

porque es como un sello de identificación.

Y me gustaría demostrar

también mi creatividad a los jueces.

¡Iván!

¡José, el reloj!

Hola. Hola. ¿Qué estás haciendo?

Pues voy a hacer la quinoa con verdura.

¿Y la quinoa ya está? Sí.

¿Tiene mucha agua o poco agua? Poco, pero ya le he añadido.

Pues ya puedes correr, que tenemos poco tiempo ya.

No escatimes en jamón y en gambas. Venga.

Chicos, la vinagreta.

¡Ah, la vinagreta!

Venga ya...

Tony es simpático,

es buen cocinero,

limpia...

Nuria, Nuria, el fuego a tope.

¡Que no le digas nada!

Ay, pobre.

Bueno, Natalia. ¿Qué?

Bueno, o Shakira, no sé si... No, Natalia. Natalia.

Voy a hacer una quinoa con berberechos, chalota.

Luego le voy a hacer un aceite con la cabeza de la gamba

para echárselo por encima como vinagreta,

una mayonesa de gamba y pistacho...

¿Y la quinoa no está cocida ya?

No, la he probado y estaba un poco dura.

Es que ya puede estar cocida.

Chis, chis. ¿Está cocida ya?

De acuerdo. Vale, gracias.

Yo siempre estoy feliz. Pero yo hay momentos

en los que soy supercompetitiva,

parezco otra persona.

Últimos cinco minutos.

¿Cuánto?

A ver...

Estaba cocinando y de repente me toco y estaba sangrando.

José, no te da tiempo, rápido. -Venga, va, José.

¡Que viene, que viene! -¡Camila!

¡Vamos, Camila! -¡Olé, Camila, vamos!

¡Venga, rápido, rápido! -A toda leche.

Camila, como te has perdido casi todo el cocinado

porque te has cortado un poco el dedo

subes a la galería y cocinas con el resto de tus compañeros

luego en el siguiente turno, ¿vale?

Vale. Venga.

¡Vamos, Camila! -No es justo.

Me he cortado un poquito el dedo.

Aunque me he hecho daño he aguantado como una campeona.

Y ponte recto. No puedo. No puedo que se ponga recto.

Candidatos, último minuto.

¡Venga, María!

¡Vamos, María!

¡Vamos, María, que puedes!

Ospa... oh, aquí.

¡Chicos, vamos! -¡Vamos, vosotros podéis!

¡Vamos, que podéis!

Diez, nueve, ocho,

siete, seis, cinco,

cuatro, tres, dos, uno...

Tiempo. Manos arriba.

(Aplausos) ¡Muy bien, chicos!

Al principio iba un poco perdido.

No sabía por qué empezar, no sabía qué hacer.

Pero yo creo que al final el plato ha estado bien.

Javier, como has perdido cinco minutos de cocinado

te vamos a dar ahora ese tiempo para que tengas

las mismas oportunidades que tus compañeros, ¿vale?

Sí, chef. Venga.

Venga, tú puedes, Javi.

¡Venga, Javi!

¡Ánimo, Javi, que tú puedes!

¡Venga, Javi! -¡Javi!

¡Venga, que tú puedes! ¡Vamos!

(Aplausos) ¡Bien!

Para mí entrar entre los 16 niños

ya sería un gran premio.

Candidatos, ahora sí, el tiempo ha terminado para todos

y nuestro jurado va a pasar a probar esas ensaladas

de quinoa que habéis hecho.

Así que mucha suerte a todos. Vamos a ver...

Bueno, cuéntanos, ¿de qué s tu ensalada?

Mi ensalada es de cebolla morada,

de pimiento verde y de tomate.

María, los clientes que no te vean toquetear el plato.

¿De dónde eres tú? Yo de Valencia.

Ah, de Valencia. Valencia Power.

Hala, me he quedado loco. ¿Esto qué es?

Pues los que venimos de Valencia, que somos cuatro,

pues somos Valencia Power. Anda la mar salada...

Muy bien, José Enrique. De nada, hombre.

Este pasa.

¿Qué tal, Tony? Cuéntanos qué has hecho.

La quinoa la he puesto con pechuga, langostinos,

cebolla, pistacho.

La quinoa muy catalana, ¿eh? Mar y montaña.

Cómo sois allí. Es que sois unos creativos.

Muy bien, Tony.

Nuria, cuéntanos. Tu ensalada, ¿cómo es?

La llamo Jardín de Maravillas,

porque puede hacer que entre o que me vaya.

Hala, mira qué bien. Vamos a probarlo.

¿De dónde vienes? De Valencia.

Esta es una de las Power. (ASIENTE)

Muy bien, suerte.

Me comería todos los platos ahora mismo.

Yo no paso, no paso.

Esto es cebolla frita y...

Parecía un Mickey, ¿no? Sí.

Se lo ha cargado Samantha el Mickey.

Yo pensaba que era un espejo. Veía un ratón y digo:

"Anda, es Jordi. Se está reflejando Jordi."

Qué poca vista. Suerte. Gracias.

A ti te cogen.

He hecho una ensalada de quinoa

con un poco de marisco y de carne.

¿Y lo del soplete y el jamón por qué?

Como decoración he pensado.

Muy bien, Álex.

Bueno, qué dice Ángela. Venga de Málaga.

Ah, de Málaga. Olé.

Bueno, Ángela, muchas gracias. De nada.

Yo la he llamado "El Bosque" porque la quinoa como ha cogido

el color marrón es como la tierra.

Y luego el pimiento son como las hojas.

Y la gamba es como la personita que está saltando encima.

Me encantan las gambas, María. No lo puedo evitar.

Suerte. Gracias.

Javier, ¿qué tal estás? Bien.

Cuéntanos que has preparado. Pues he hecho la isla tricolor,

porque tiene los 3 tipos de quinoa.

¿Cuántos años tienes tú? Yo 9.

¿Qué? Huy, pareces mayor. Sí, me lo dice todo el mundo.

Mi plato se llama:

"Marisco, marisco, marisco; quiero entrar en Masterchef."

Y me he ido inventando cómo tendrías que tomarlo.

¿Y cómo debemos hacerlo? Pues mira, lo primero

el berberecho con la cebollita.

Después esto con la gamba o con la mayonesa.

Y ya luego si te gusta pues todo junto.

Pues mucha suerte. Muy bien, Shakira.

Digo, perdona, Natalia.

Se me va la cabeza. Gracias.

Natalia, seguro que entras.

Hola. ¿Qué tal, Arnau?

Yo he preparado una ensalada tropical de quinoa,

que he puesto mango, piña. Yo creo que está bueno.

Molt bé, Arnau. ¿Tú has probado el mango?

Yo no. -Yo sí.

Quiero que ya digan quién entra.

Me voy a arrancar las venas.

Iván, vamos a probar el plato, anda.

Venga, suerte, Iván. Suerte.

Bueno, candidatos, ahora tenéis que subir a la galería.

Y los que estáis arriba...

ha llegado vuestro momento, a cocinas.

Mucha suerte. -Suerte.

El segundo turno voy a hacerlo con toda la imaginación

que pueda y todo lo bien que pueda.

Atención, candidatos,

este es el plato que vais a cocinar.

¿Qué es eso? Ensalada de pasta.

Lleva pastrami, peras y queso comté.

Hay tantas ensaladas de pasta

como ingredientes queramos añadir

a las decenas de tipos de pasta que existen.

Admite prácticamente cualquier acompañante.

Os pedimos lo mismo que a vuestros compañeros

que han preparado la ensalada de quinoa,

que nos sorprendáis con los ingredientes,

que llenéis de color y variedad los platos

y que nuestros paladares exploten de sabores

y texturas a cada bocado.

Para elaborar la ensalada de pasta

tenéis como vuestros compañeros 30 minutos.

Y sólo tres minutos para entrar en el supermercado.

¿Oído? (TODOS) ¡Sí, chef!

Pues el tiempo comienza en tres, dos, uno, ya.

¡Vamos, chicos, vamos!

¡Vamos!

¡Ahí va, ahí va!

Que a nadie se le olvide la pasta, ¿eh?

¡Ay, la pasta!

Aceitunas.

Revisad bien la cesta.

¡Es que no encuentro atún!

¡Vamos, Óscar!

¿Pero atún o no hay atún?

Cinco, cuatro, tres,

dos, uno. ¡A las cocinas!

¡A las cocinas! No tengo aceite.

Hay en la cocina. Corre. Ah, vale. Menos mal.

¡Venga! ¡Vamos!

Bien, Abel. Bien. Ahí, ahí, ahí.

¿Quién no se ha comido nunca un plato de pasta?

Una ensalada. Es un recurso

también a la gente que se prepara la comida

para llevárselo a la oficina, que tengan una cosa

que le valgan con hidrato,

puede llevar proteína, carne, pescado, pollo.

Es un gran recurso siempre que esté como la quinoa,

muy bien aliñada, que tenga una mostaza,

una vinagreta sabrosa. Y a partir de ahí,

maíz, huevo, atún. Hay 10 000 cosas que funcionan.

Voy a dejar esto un poco más.

-¡Ánimo! -¡Muy bien, Paula!

Yo creo que soy divertida. Hablo mucho.

No puedo estar quieta.

Soy muy movediza. ¿Cómo se dice eso?

Eso, que soy muy inquieta.

Cocinar con mi hermana, está muy bien,

porque nos damos más apoyo y estar juntas,

vamos más tranquilas y mejor.

Si solo pudiera entrar una, quiero que entremos las dos.

Lo tengo difícil, porque hay mucha competencia.

Pero me esforzaré mucho para que el delantal sea mío.

¡Venga, Loreto! ¡Venga, Virginia! Contrincantes.

Voy a ver qué tal está la pasta. ¡Uf!

Que los jueces me haya dejado este segundo turno,

es supergenial. Es como Manuel o Mendicuti,

no me acuerdo.

Se cortó, le dejaron en el segundo turno y ganó.

A lo mejor, puedo ser yo la próxima MasterChef Junior.

Ahí. Pruébala. Ahí, ahí.

Atención, candidatos. Ya ha pasado la mitad del tiempo.

Voy mal, voy mal. Voy muy mal.

¡Ay! Están haciendo salsas.

Yo ni me he dado cuenta de hacer una salsa.

Estoy idiota. Ay, me voy a comer otra aceituna.

Alejandra, ¿cómo estamos?

Bien, bien. ¿Bien, bien? ¿Cuántos años tienes?

Ocho. ¿Y de dónde eres tú?

De Borja. De Borja. ¿Y de qué me suena

a mí el pueblo de Borja?

El del "Ecce Homo". ¡Ah!

La cara del santo era con rizos así y así.

Bueno, a ver la ensalada de pasta. ¿Ya está acabada?

Sí. ¿Tan pronto? Alíñala bien,

que eso es lo principal. ¿Vale?

Sí, sí.

Juanjo, ¿cómo vas? Bien.

¿Y ese es tu emplatado? No lo sé,

porque me está quedando fatal.

Tienes tiempo. Mira la cantidad de cosas que tienes para emplatar.

Haz una presentación espectacular.

¿De dónde eres? De Zaragoza.

A mí me ha dicho un pajarito que tú cantas muy bien.

#Lo que nuestras jotas valen.#

¡Ay, madre mía, Juanjo! ¡Hala!

¡Olé tú, Juanjo! ¡Olé!

¡Vamos, Kaitin! ¡Tranquila!

Yo soy una persona, no soy nada tímida.

Yo me suelto mucho. Hablo mogollón.

Yo soy un poco mandona, pero es

porque me gusta que salga todo perfecto.

Qué buena idea, Virginia.

Candidatos, último minuto.

¡Ay, Dios! Último minuto.

¡Venga, venga! (JALEAN)

Diez, nueve,

ocho, siete, seis,

cinco, cuatro, tres,

dos, uno. ¡Tiempo! Manos arriba.

(Aplausos)

La competencia es increíblemente buena.

Pero yo creo que tengo bastantes posibilidades de entrar.

He llegado hasta aquí para quedarme.

Candidatos, el tiempo ha terminado

y ya sabéis lo que toca, ¿verdad?

El jurado va a probar vuestras elaboraciones. Suerte.

¡Ay! Si estoy yo más nerviosa que ellos.

Paulita, ¿cómo quedó la ensalada? ¿Te gusta?

Sí. Eres chiquitina,

pero lo cortas a lo grande. Sí.

Muy bien. Mucha suerte.

Gracias. Muy bien.

Bueno, Kaitin. ¿Y ese nombre tan chulo?

Es vasco-francés. ¿Y la ensalada de pasta, qué es?

Lleva mayonesa, queso, jamón y manzana.

¿Qué tal? Bien.

Qué mona. Quería saber. ¿Tienes el carné de identidad?

No. ¿Cuántos años tienes?

Ocho. ¿Seguro?

Sí. Nos la has colado.

Esta ensalada la has hecho tú, ¿verdad?

Sí. ¿Desde cuándo cocinas?

Desde los cuatro años. Lleva más que tú cocinando.

Bueno, Jefferson. Británico residente en Cádiz.

Dile cómo se llama tu ensalada en inglés.

(HABLA EN INGLÉS)

"Pasta salad". Necesita practicar el acento.

Suerte, Jefferson.

¿Y esa cara de sufrimiento? Porque no iba a hacer esto.

Que no encontraba atún.

Atún del que viene en lata.

Del que viene el lata troceado ya.

Y en el supermercado nuestro, que hay de todo, había atún.

Tiene que ir un poquito más...

Yo no lo he visto. Te pones muy nervioso.

Sí, pero iba a hacer otra cosa.

Suerte. Venga.

Hola, Paula. ¿Qué tal? ¿Qué has hecho?

He hecho una ensalada de pasta. Eso sí.

¿Pero qué le has echado? De todo, menos marisco.

Está muy mona, muy colorida, todo muy bien picado.

Está dedicada a Pepe, porque hay mucha ración.

Muy bien. Ahí te he visto.

¿Y por qué no le has puesto mariscos?

Una gambita. Se me ha olvidado.

Bueno, Virginia. Hola.

¿Se come todo? ¿Concha también? No.

La concha me parecía bonita para emplatarla.

Este se la come. No te preocupes.

Un poquito de batiburrillo.

Hay que ordenar las ideas. Pero original es.

Suerte, Virginia. Gracias.

Hola. Loreto, ¿qué tal?

Sois hermanas gemelas. Os parecéis un montón.

Cocináis totalmente diferente. ¿Y eso?

Cada una tiene sus estilos y sus gustos.

La mayoría de sabores funcionan

y es atrevida. Muchas gracias, guapa.

Cuando emplates para gente como Pepe,

intenta poner platos más grandes, porque mira la que ha liado.

Me encanta el acento maño. Pero como no hablas mucho...

¿Las jotas cómo se te dan?

#Qué aborrecida te ves.#

¡Olé!

#Segadora, segadora.#

¡Olé! Está muy bien. Vas a tener competencia con Juanjo.

¿Te has enterado o no?

Juanjo también canta jotas, también es de Zaragoza.

Vamos a probarlo. Hay que mejorar el emplatado.

Gracias, Juanjo. Gracias.

Paloma. Hola.

Cuéntanos esta ensalada. Es una ensalada veraniega.

En verano, no es por nada, pero no me apetece comer un potaje.

Puede que a ti sí, Pepe, pero a mí no me apetece.

Lo fresquito, le va muy bien.

He hecho una vinagreta con lima, naranja...

Vamos a probarlo. ¿Cocinando cuánto llevas?

Me encantaría cocinar desde los dos,

pero mi madre no me dejaba. Tienes tú mucho rollo.

Hola. Estela, ¿qué tal tu plato?

Yo creo que bien. Para mi gusto, está muy rico.

Ah. Muy buena.

Sí, señor. Muy bien, Estela. Suerte.

¿Qué tal, Camila? Bien.

A la segunda, va la vencida.

Por fin has podido hacer tu plato.

¿Nos lo mezclas y lo preparas? Sí.

¡Hala! No. Eso es tener mano.

Hala, probemos. Yo le muevo un poco más.

Hago así. ¿Te parece? Vale.

Tiene mucho mérito hacer esta ensalada.

Voy a hacer como haces tú.

Es que no puedo mover el dedo. Nunca hubiera pensado

que llegaría tan lejos en este casting.

¡Y quiero entrar!

Candidatos, el jurado ya ha catado los 25 platos que habéis preparado.

Y ahora, tienen la misión más difícil:

elegir a los 16 que aspiraréis a ganar "MasterChef Junior IV".

Así que poneos todos delante de cocinas.

Con el plato que he hecho,

creo que entraré. Tengo muchas posibilidades.

Ha hecho un batiburrillo... Ya, pero es que...

¡Ay! Ya está. Han terminado.

Lo primero que quiero, es daros la enhorabuena a todos.

Felicitaros porque todos vosotros, sin excepción,

compartís algo con nosotros tres, una pasión y unos valores

que son los que da la cocina.

Con eso, para mí, ya todos sois ganadores.

Pero debemos elegir quiénes empezarán a llevar

su delantal bordado en estas cocinas.

¡Madre mía! ¡Madre mía!

Lo que más yo quiero en este mundo,

es tener mi delantal bordado con mi nombre.

Y yo quiero ser MasterChef Junior.

Bueno, aquí tenemos los 25 delantales bordados

con vuestros nombres.

Pero solo 16 de vosotros podréis ser aspirantes

a "MasterChef Junior IV".

Aunque no entréis, sois unos cracs todos por llegar aquí.

Ferrán Adrià nos enseñó que nunca tenemos que decir

los defectos de los platos.

Alguien dijo que a su plato le faltaban cosas.

Pero le realidad es que el resultado final era bueno.

Este delantal es para...

Miguel.

(Aplausos)

Corre, ve a buscarlo.

(COREAN) ¡Miguel!

¡Toma! Me han dado el delantal.

Ha habido un plato que ha sido un poquito batiburrillo.

Pero en el que hemos visto maneras.

Y, además, todos los ingredientes combinaban muy bien entre sí.

Enhorabuena... ¡Loreto!

(Aplausos)

Intentamos valorar por la edad que tenéis.

Entre los más pequeños, uno ha superado

todas las dificultades que se le han planteado

y las ha superado con creces, porque el plato que ha hecho,

pues lo ha bordado. Así que enhorabuena.

Y este delantal es para...

Javier. ¿Yo?

(Aplausos) Tú.

Vamos. Disfrútalo. Pareces muy mayor,

pero eres muy chiquitín.

Alguien ha demostrado tener muchos talentos.

Yo creo que lo va a hacer muy bien. Natalia.

(Aplausos)

Enhorabuena, Natalia. ¿Cómo diría Shakira

"estoy muy contenta"? ¡Waka, waka!

El siguiente delantal es para un candidato que ha hecho

uno de los mejores platos que hemos probado hoy.

Arnau. (GRITA)

(Aplausos)

En este programa, lo importante es que aprendáis mucho.

Pero también el jurado quiere aprender mucho.

Y yo, en este caso, quiero aprender

algo que me hace muchísima falta.

Así que "welcome to Manchester Junior".

(Aplausos) Jefferson.

¿Lo he dicho bien lo de Manchester?

Bueno, regulín. ¿Era "MasterChef"?

Manchester. No. "MasterChef".

No te pongas así, Camila, que me estás poniendo nerviosa.

Yo estoy igual, pero llorando por dentro.

Tiene un cuento... que vamos.

¡Ay, que no sé qué! ¡Ay, que me voy! Y llora.

Viniste a lo que viniste.

Si viniste a cocinar, viniste a cocinar.

Yo no les dejaría.

No les dejaría hacer eso.

Ha habido un plato muy diferente

en el que hemos visto mucho potencial.

El siguiente candidato al que ya

podemos considerar aspirante es...

(Aplausos) Paula.

Es que no me lo creo.

Nos gustó muchísimo apoyar la creatividad

y premiar el atrevimiento. ¡Álex!

(Aplausos)

Este delantal es para... Alejandra.

(Aplausos)

No me hagas llorar. Tira.

No me hagas llorar. ¿Estás contenta?

¿Por qué vas de dura, tía?

Hay personas que les ves moverse por la cocina,

les ves ya cosas que son de cocinero.

Y tenemos a uno que se le nota a leguas.

Y esa persona es...

Toni.

(Aplausos) ¡Toni!

Solo quedan seis. Me gustan muchísimo ver

gente ordenada y limpia en la cocina.

Y que, además, apunte maneras, a pesar de su corta edad.

Bienvenido a "MasterChef Junior", ¡Abel!

(Aplausos)

Muchísimas gracias. ¡Ay, ay, ay!

No llores.

No me lo esperaba. Pues hala.

A disfrutarlo con tus amigos. ¡Abel!

Lo has hecho genial.

Ver mi delantal con mi nombre, es flipante.

Positividad. Sonríe, venga.

¿Cómo voy a sonreír, si me voy a ir de aquí ya?

Ha sido tan evidente y estaba tan rico y tan bueno,

que a alguien se le ha escapado

"¡Jolín, qué rico!". Estela.

(Aplausos) ¿Yo?

Venga, yo entro. Venga, por favor.

Galicia, calidad.

Felicidades.

¡Gracias!

Así es imposible.

Forma parte del Valencia Power.

Enhorabuena, José Enrique.

(Aplausos)

Ya está. Ya no, ya no.

Yo no entro.

-¿Cuántos quedan? -Dos delantales.

Alguien quiere estar aquí porque es un desafío.

Y quiero ver su evolución.

Así que enhorabuena y bienvenida

a "MasterChef Junior", Kaitin.

(Aplausos) (GRITA)

Rubia.

¡Queda uno! ¡Queda uno!

Bueno, esta es una decisión muy difícil,

sobre todo, porque solo nos queda un delantal.

¡Ay! Vaya por Dios.

Entre los que quedáis, tenemos dudas.

Sobre todo, porque alguien de vosotros ha intentado

una combinación arriesgada con muchos defectos.

Pensamos que son encauzables esos defectos

y que puede aprovechar este paso por "MasterChef Junior".

Ese último delantal que acredita

como aspirante a "MasterChef" es para...

Virginia.

(Aplausos)

No pasa nada. Venga.

No te preocupes. Ven aquí.

Cuando le han dado el delantal a mi hermana,

me he puesto supercontenta porque no me lo esperaba.

Una alegría compartida es doble alegría.

Y yo tampoco me lo esperaba, eh.

No pasa nada.

No pasa nada.

Candidatos, no os debéis sentir mal.

En vosotros, como en los compañeros seleccionados,

también está el futuro de la cocina de este país.

Elegir a uno o a otro ha sido muy difícil.

Los delantales que se han puesto, pueden ser vuestros pronto.

Solo tenéis que continuar trabajando,

pero, sobre todo, disfrutando de lo que más os gusta

y a nosotros también, que es la cocina.

Me presentaré el año que viene.

Felicidades por vuestro paso por estas cocinas.

(Aplausos)

Os lleváis de recuerdo por este casting

de "MasterChef Junior", un diploma único.

¡Bravo, chicos!

(Aplausos) ¡Vamos!

Venga.

No llores.

Me lo he pasado genial, aunque me da rabia.

Pero es para estar contento.

(APLAUDEN)

Ha sido una experiencia única,

porque todos los niños no tienen la posibilidad

de poder estar cocinando en estas cocinas.

Bueno, chicos, bienvenidos al circo de "MasterChef Junior",

que tiene una carpa, tiene una noria

y tiene un montón de regalos para vosotros.

Mira, para que vayáis perfeccionando

vuestras técnicas en cocina, os regalamos seis meses

de acceso ilimitado a la Escuela MasterChef de Cocina Online.

Así podéis volver a intentarlo

el año que viene, habiendo practicado más,

sabiendo mucho. Lo voy a hacer.

Y luego, os lleváis también el juego de mesa oficial

de "MasterChef Junior", que siempre que juguéis,

vais a ganar, porque sabéis muchísimo de cocina.

Así que uno de estos para cada uno también.

¿A que ya no se está tan triste? No.

Además, sois todos unos campeones. Habéis llegado lejísimos.

Porque de 6000 niños, habéis estado entre los 25 mejores.

Oye, y no todo el mundo puede pisar las cocinas de "MasterChef".

Así que ya podéis alardear delante

de vuestros compañeros de clase.

Este año ha sido un ensayo,

porque el año que viene me apuntaré,

porque practicaré con la Escuela Online,

el juego, porque le hice un trato a Eva.

Bueno, pues ya tenemos a los 16 aspirantes

a "MasterChef Junior IV". Ahí los tenéis.

Y están esperando para empezar la competición.

Para todos ellos, esto es como un sueño

que empieza a convertirse en realidad

con la primera prueba a la que tendrán que enfrentarse.

Una prueba que les va a acercar a un mundo lleno de sensaciones,

un mundo salvaje. (RUGE)

(MAÚLLA)

Aspirantes, bienvenidos a vuestra primera prueba

de la IV edición de "MasterChef Junior".

Nuestra primera escapada, es a Valencia.

Es una de las ciudades con mayor afluencia

de turismo de todo el país.

Una tierra que posee espacios naturales

de gran belleza y valor ecológico,

como es el caso del Parque Natural de la Albufera,

en el que nos encontramos ahora.

Aspirantes, la Albufera es el lago más grande de España

y está rodeada de 200 kilómetros cuadrados de arrozales,

como estos que tenemos a nuestro alrededor.

El arroz se cultiva aquí desde hace más de 1200 años.

Posee Denominación de Origen Protegida.

Es ingrediente básico de la dieta mediterránea.

En la Albufera, se cultivan tres variedades de arroz:

el senia, que absorbe mucho el sabor,

el bomba, que resiste muy bien la sobrecocción,

y el albufera, que es muy cremoso.

Hoy competiréis divididos en dos equipos

y cada uno estará liderado por un capitán.

Pero atención, porque sois vosotros los que tenéis que poneros

de acuerdo para elegir a los dos capitanes.

Pues tenéis 30 segundos. Y empiezan ya.

Álex o Toni. Álex o Toni.

Es Álex o Toni. -Toni.

Tú eres de Valencia, tú sabes los arroces.

-¿Álex, tú quieres? -No.

-Estos dos. Estos dos. -Yo también quiero.

Álex.

Que sean estos dos, que hay mayoría que quieren esos dos.

Así acabamos antes. Si no, no acabamos nunca.

Los dos capitanes elegidos, que den un paso al frente.

José Enrique y Álex.

Álex, ¿capaz de asumir esa responsabilidad?

Sí.

Mandaré como un buen capitán

y vamos a ganar esta prueba sí o sí.

¿Y tú, José Enrique? Nervioso, pero sí.

Yo no hubiera querido ser capitán, pero ahora que lo soy,

voy a intentar llevar a mi equipo a petarlo.

Como capitanes, empiezan las primeras decisiones.

De nuevo, os tendréis que poner de acuerdo,

pero, ahora, con los colores de los equipos.

Azul. -Pues yo el rojo.

Ya está. Cada uno, que coja su delantal.

Frente a vosotros, tenéis una mesa

con seis variedades diferentes de arroz

y unas barquitas con sus nombres.

Deberéis colocar las barquitas

en el bote de arroz correspondiente.

Y el que más acierto tenga, podrá elegir

a los siete miembros de su equipo del tirón

y, además, escogerá menú.

Capitanes, adelante, porque comienza el desafío.

Me he cagado, porque, a ver, dos sí que tenían

un color distintivo. Los demás son iguales.

Empezamos con el arroz largo.

Yo creo que...

A este yo también. Vamos con la barquita

número dos, el arroz senia.

Este podría ser. Este es integral.

Arroz salvaje.

Barquita número cuatro: el arroz bomba.

El basmati.

La última: el integral.

Capitanes, la suerte está echada.

Podéis volver a posiciones.

Si en alguna tenía dudas, miraba. Si dudaba entre dos

y él había elegido una, elegía esa.

Vamos con el primer arroz. El arroz salvaje.

Y como veis, ha acertado Álex, equipo azul.

(Aplausos) Vamos con el segundo.

Es el senia. Y aquí, chicos,

ninguno de los dos ha dado en el clavo.

Arroz integral. Acertáis los dos.

(Aplausos)

Arroz largo.

Y aquí... no ha habido suerte.

Arroz bomba. Y ninguno de los dos habéis acertado

Arroz basmati. Y ninguno ha acertado,

porque pensabais que era el largo.

Álex, equipo azul, ha acertado dos arroces.

José Enrique, tú solo has acertado uno, cariño.

Esto quiere decir, Álex, que tienes varios privilegios.

El primero: elegir a los miembros de tu equipo del tirón.

Paloma, Toni, Paula y Abel.

A Arnau, a Natalia y a Jefferson.

He elegido a mis amigos

para tener un poco de buen rollo

y, también, porque son los que sabe cocinar bastante bien.

Todos los demás, formaréis parte del equipo rojo.

A lo mejor, hubiera cambiado a Miguel,

porque es un poco inquieto. Y, a lo mejor,

hubiera cogido a Natalia,

por ejemplo. Aspirantes.

Hoy, en "MasterChef Junior", queremos hacer un homenaje

a todos aquellos que luchan por preservar

los espacios naturales y los animales que lo habitan.

Para ello, vamos a viajar hasta África.

Bueno, mejor, África viajará hasta nosotros,

gracias a "Bioparc Valencia", que es donde cocinaréis hoy.

Me encanta que me traigan a Valencia.

Encima, vamos a cocinar donde los animales,

que me apetece un montón.

Cada equipo cocinará un menú completo compuesto

por un principal, un segundo y un postre.

Un equipo hará un menú que consta de...

Un primero: vol-au-vent de gamba roja con huevas de salmón.

Ese es muy fácil.

Un segundo: rape a la americana con almejas de carril y fideos.

Y un postre: copa de bizcocho de horchata

con praliné de avellanas y arándanos.

El otro equipo se encargará de un menú compuesto

por un primero: wok de vieiras y verduras.

Un segundo: guiso de pez espada con patatas.

Y un postre: fartons con crema pastelera de horchata.

Álex, ¿cuál de los dos menús eliges?

El primero, vol-au-vent.

Rape con fideos y la copa de bizcocho.

El postre es lo que veo más difícil.

Pero lo podemos hacer sin ningún problema.

José Enrique, y tu equipo cocinaréis el menú compuesto

por un wok de vieiras, el guiso de pez y los fartons.

¡Toma! Yo estoy muy contenta

con este menú porque yo creo que a nosotros

se nos da bien las tres cosas. Lo haremos fenomenal.

Aspirantes, cocinaréis para 50 comensales.

Familias que están visitando el parque Bioparc Valencia.

¡Ay, madre mía! Que yo no he cocinado

más de 20, que era mi familia. Y, encima, en la primera prueba.

¡Ay, madre! La que nos han armado.

Contaréis con 130 minutos para elaborar

50 raciones de cada plato.

¡Qué va! Los primeros saldrán

en el minuto 100, los segundos en el 115

y los postres en el 130.

Cocinad con control y medid bien las cantidades,

porque ya sabéis que nuestro supermercado

proveedor de alimentos donará el excedente

que no utilicéis a comedores sociales.

Aspirantes, ¿estáis listos para la que os espera?

(TODOS) ¡Sí, chef! Pues venga.

Echadle coraje, ilusión y esfuerzo.

¡Y todos a la cocina de Bioparc en tres, dos, uno! ¡Ya!

¿Lo colocamos aquí?

-¡Vamos, chicos! -Si nos ponemos más para allá.

Óscar, Abel y Carla, verduras.

Y Arnau también os ayudará a cortar las verduras.

En el wok hay que ponerse a cortar. Lo va hacer Virginia,

lo va a hacer Alejandra y lo va a hacer Kaitin.

Natalia y Paloma, os pondréis a limpiar el rape.

-Vale. -Y, Paula, a sofreír las verduras

y Toni y yo limpiaremos las cabezas de las gambas y las cáscaras.

El guiso lo hará Estela, lo hará Miguel y yo.

El postre lo va a hacer Loreto y lo va a hacer Javi.

-Natalia y yo hacemos el postre. -Vale.

-¡Un, dos, tres! (TODOS) ¡Equipo rojo!

(TODOS) ¡Equipo azul! -¡Venga!

-Un gorro. -¡Ay, cómo pesa esto, por Dios!

¿Qué le dan de comer a este bicho?

-Es muy grande. -Es muy grande.

Venga, tú a calentar leche con horchata, ¿vale?

Pero que no hierva. Quitas la tapa y lo vigilas.

Yo a cascar huevos. -A ver, aquí no hay sitio.

Miguel, hay una tabla sin usar, vete allí.

-Es que yo estoy aquí. -No, ve.

Es que, si no, somos muchos. -Están todos ya. Está ocupada.

-¡Abel, Abel! Aquí, las verduras. -Sí, vamos.

-¡Cacho de pez! Pero si pesa más que yo.

Esto pesa más que yo.

¡Pedazo de pez! O sea, yo en mi vida había cortado

un pez tan enorme. ¿Tú? -No.

¡Mira, tío, qué cabeza!

Esto es un cabezón. -Intenta sacarlo todo del tirón

y no te quedará... -Ya sé lo que hago, pero pincha.

¡Ay! -¿No pica, Abel?

-¿Cuál? -¿La cebolla?

-No, pues venga, venga. -Capitán, ¿cortamos ya los trozos?

-Sí, id cortándolos y limpiad el cazón.

-¿No son filetes? -Vamos a cortar así

-Eso es mucho, eso es mucho. -¡Huy!

¿Quieres que vaya yo cortando y tú las vas haciendo más pequeñas?

Voy a partir un poco los huevos.

No sé quién los está partiendo, pero vamos.

-Los huevos a la basura. -Ya.

-¿Y cuándos haces? ¿Cinco? -Un, dos, tres, cuatro, cinco.

-Seis. -Siete. Loreto...

-¿Qué? -Los huevos son un montón.

-Hay que separar las yemas de las claras.

-No. -Sí.

-Tú eras wok, ¿no? -Sí.

-¿Y por qué estás aquí?

-Da igual. -Esto es guiso, ¿no?

-Tú ve cortando. -Kaitin, tú vete...

Sí, si estoy cortando, "tranquis".

Miguel, ponte a ajos, ponte a ajos.

-Estaba haciendo... -Deja el pimiento,

que lo está haciendo Estela. Ponte a hacer ajos.

Yo creo que es mejor que lo hagas así, déjame.

-Déjame. -Te voy a ayudar, no lo hagas todo.

-Estás con el pimiento. -¡Qué pesada eres!

Javi, la horchata y la nata juntos, ¿eh?

-Ya voy. Espera. -Miguel, ¿tú eres wok?

-Yo no. Yo guiso. -Vale.

Y yo aquí sola con el wok, fíjate.

Teníamos que ser tres con el wok.

Y Alejandra se fue a hacer el postre.

Y yo ahí cortando para el wok ahí solita.

Si es que hay más tomates que yo qué sé.

Natalia, esto es más grande que el plato, son enormes.

Lo ponemos en una bandeja.

Dejo la bandeja abajo para las espinas, ¿te parece bien?

Hay que cortarlo más fino, que si no...

No, no, no queda estético.

-Capitán, ven aquí, por favor. -Dime, Paloma.

-¿Estos trozos están bien así? -Un poco más pequeños.

Pártelos por la mitad. -Sí, si no, no queda estético.

-Algunos. -No, alguno no, o uno o todos.

Pues todos, todos.

Yo es que soy así, soy muy nerviosa.

Me gusta mandar, que salga bien.

-A ver... -Uf, pues nada.

Alguien de aquí tendría que hacer el wok conmigo,

porque yo estoy sola. -¿La nata se ha quemado?

¿No se ha quemado la nata? -Mira cómo va.

Pero, cuidado, había que echarle nata y horchata a la vez.

Bájalo, que no se queme. -Está al mínimo.

-Vale. ¿Le habéis echado el azúcar? -Le acabo de echar, sí.

-Poco a poco, ¿y habéis...? Tiene que estar espumoso. Dale.

-Pelo todo, ¿no? -Sí, todos.

-Pues ya está. -Perdona, ¿me dejáis la tabla?

Virginia y Alejandra, y yo haciéndolo sola, ¿de acuerdo?

Tú para el wok y Virginia también. -¿Me puedes dejar aquí?

Aquí no es donde tendrías que estar, tendrías que estar conmigo

y yo estoy haciéndolo sola. -No me dijo nada el capitán.

-Sí te lo dijo. -Sí, ha dicho que hacías wok.

Pero me vio aquí y no me ha dicho nada.

Y me preguntó que si había echado el azúcar.

No se habrá dado cuenta, pero no puedo hacer sola esto.

-¿No se dio cuenta? -Tienes que hacer el wok.

-No pasa nada. -Qué cabezón.

Yo termino de hacer esto y ya me pondré.

-¡Qué pesada que eres!

Dentro de dos años igual he acabado, tranquilos.

Cuando Kaitin quería mandarme, ni caso.

Entra por esta oreja y sale por la otra.

Bueno, Jordi, vamos a ver, toca elegir equipo.

Yo voy a elegir el... ¿Por qué eliges primero?

¿Por edad o cómo funciona? ¿Qué problema hay?

No vamos a empezar. Esto es "MasterChef Junior",

pero vosotros estáis mayorcitos. Nos la vamos a jugar.

Piedra, papel o tijera. ¿Sí? Me parece genial.

Uno, dos y tres. ¡Ya!

¡Has perdido! Esto es la piedra,

y la piedra puede a la tijera, Ha ganado Pepe. Elige.

El equipo azul. El equipo azul.

¿Te parece? No me parece.

A las cocinas, que sois unos niños. Adiós.

Déjame hacer otra. ¡Jordi, pesado!

Qué rabia me da perder con este tío.

Toni, ¿qué tal? ¿Cómo estamos? ¿Qué estás haciendo?

Estoy pelando las gambas y cortando la cebolla.

¿Para hacer qué? El sofrito para el volován.

Y ellas están limpiando el rape para el segundo plato.

Vale. Para la americana.

Capitán, me interesa saber dos cositas. ¿Esto para qué es?

Esto para el guiso, esto para el wok.

Vale, ¿por qué lo hacemos así? Es en tiras el wok.

Sí, pero, mira, si hay que ir con prisa. ¡Plas!

Esto, con mucho cuidado, te lo cortas regular. Pam, pam.

No corráis con el cuchillo, hay que ir despacio.

Prefiero que hagas un bol como este lleno de esto,

sencillo, rápido, que no tres tipos de verduras irregulares.

No me interesa. Esto me interesa. Socio, sofrito ya.

Vale. Tiene que pochar tranquilo

y no tenemos tiempo. Caña, ¿vale?

Hay que abrir las vieiras. Alejandra, abre las vieiras.

-No. -Tú eres del wok

y no haces nada. -Estoy echando cosas.

-Tú no eres de este equipo. -Solo hay una persona en el wok.

La otra persona hace lo que le da la gana.

Le digo que abra las vieiras y hace el postre,

cuando tendría que hacer el wok.

José, Alejandra no debe hacer eso y solo hay una persona con el wok.

José Enrique no ha mandado tanto como debería.

Tenía que haber dicho: "Tú tienes que ir aquí, no así".

Y dejar a todo el mundo a su aire.

Equipo rojo, llevamos 20 minutos cocinando.

Nos faltan tareas a mogollón.

Nos tenemos que poner las pilas y correr, ¿vale?

El wok está bien, tenemos a Loreto haciendo...

-Alguien ha de abrir vieiras. Ella quiere hacer otro trabajo.

-Hay que hacer la horchata. -Capi, el caldo.

El caldo. Vale, va.

El caldo, hay que pelar las gambas, que alguien pele las gambas.

Capi, yo me quedo con el sofrito.

Vete haciendo el caldo, yo hago el sofrito.

-Se me va a quemar. -Quítale el fuego.

¡Hijo! A ver, gambas.

Como capitán pues muy estresado.

Porque las cosas no han ido como yo quería.

He sudado, vamos, como una mona.

Vamos, Álex, ¿qué pasa aquí? ¿Cómo vamos?

¿Lo tienes todo organizado? Perfecto.

Organízalos bien, ¿vale? Y todo el mundo presión.

Que se muevan, no perdamos tiempo. Se sale.

Necesito que te pongas a cortar puerro,

necesito la parte de arriba para hacer el fumet.

¿Sabes lo que puedo hacer? -Vete tú a las gambas.

Cojo el puerro, corto lo de arriba y dejo el blanco,

que es lo que se corta ¿vale? -Vale.

-Una, dos y... -¡No! Con la mano, mira...

-Ya, pero tengo que dejarle el corte para luego.

Y ahora hago "crac".

-¿Alguien tiene el rallador? -Pero sube el fuego, Natalia,

¿por qué lo tienes tan bajo? -No sé. Hala.

-¿Pero dónde está el rallador? -Mira por los cacharros de allá.

-La cebolla, la zanahoria y el puerro.

-¿Eh? -¿Qué echo? La cebolla,

la zanahoria y el puerro. -Sí. No, el puerro...

es para allí. -Vale, el capitán ha ido

un poquito como pollo sin cabeza.

¿Esto no es la cabeza del rape? Esto hay que echárselo.

-Ah... -¡Corre, corre, corre!

-Voy, estoy en ello. -Voy a coger el agua.

Menos mal que no era una gamba.

-Ya está.

-¿Esto? -Eso allí. A la salsa americana.

Lo que diga el capitán, es lo que me ha dicho él.

-Se está liando. ¿Qué quieres que te diga?

Voy a llevarlo allí. -Yo he ido ayudando

como un segundo capitán, pero...

yo no soy el capitán ni el que manda pero, bueno.

¡No! Tienes que tamizarla.

¡Ahí va, es verdad! Aguarda.

¡Huy, huy, huy, huy! ¿Qué estoy viendo aquí?

¿Qué has hecho? Una crema.

La crema pastelera. Sí.

¿qué le has echado? Harina, huevo.

¿Huevo entero? Sí.

¿No has estudiado que la crema pastelera

se hace con yema solo? Deja...

Hay que volver a empezar. Habéis mezclado el huevo entero.

No vale. ¿Tenéis huevos? Dije que sacaras las yemas.

Había que separarlas. -No me culpes, fue Loreto.

Contadme qué habéis hecho. Haces lo que quieres.

Te mandaron a hacer otra cosa y haces eso.

Contadme. No quiero que haya problemas.

Cuéntame. Hay una persona con el wok

y debían estar haciéndolo tres.

Ella hace lo que quiere y debía hacer el wok.

Empezará una guerra a vida o muerte.

A mí no me conoces cabreado, ¿eh?

Cuando me cabreo, me cabreo.

A ver, voy a ir pelando gambas. Capitán, por favor.

¿Qué? Comité de crisis.

Cuando hay un problema, tenemos que solucionarlo.

Hay una crema pastelera que empezó mal, ¿no?

Sí. ¿Qué hay que hacer?

Volver a empezar. De cero.

Los huevos, rápido, hay que correr.

No pasa nada, se soluciona ya.

Tú tienes que hacer lo que te mandan, no lo que quieras.

El capitán está para algo. Sois muchos, hay mucho trabajo.

Cuanto más orden tengáis, mejor. ¿Oído, capitán

Oído. Vale.

Debía haber vigilado eso y no lo he hecho.

Entonces, pues como que ha sido culpa mía.

Me pongo con esto, haz el postre. Pregúntaselo al capitán.

-Capitán, ¿me voy haciendo el postre?

Vale, vete haciendo el bizcocho.

-¿Para qué cortas zanahoria? -¿No lo quieres?

-No, guárdalo, "porfa".

-¿Necesitáis puerros, Toni? -No, ahora necesito harina

para el sofrito y, después, infusionarlo con las gambas.

Lo trituro en un chino y "c'est fini" que te vi.

Todas las cáscaras de gamba aquí y las gambas peladas aquí.

-O.K. -Y toca hacer estas.

-Venga. -A ver, que separe uno,

tú a otra cosa. -Yo estoy separando.

El intestino. Loreto. -¿Qué?

Hay que hacer esto ya, hay que hacer el fumet.

-Vale. -Y hay que empezar ya el wok. Ya.

-¿Ya? -Ya.

No lo tenemos todo cortado, no dará para tantas personas.

¿Estáis haciendo un bizcocho? Sí.

¿y quién lo está dirigiendo? Hemos echado los líquidos

y estamos empezando... ¿Qué líquidos?

El huevo y el aceite. ¿El azúcar está ya dentro?

Sí. ¿Y la horchata quién la va a hacer?

No sé. ¿Quién hace la horchata? -La hago yo si queréis.

Pero, bueno, a ver, eh, capitán. La hago yo, no tengo trabajo.

Hay que organizar la horchata, saber cómo se hace.

Hay mucha gente aquí. Uno está apoyado en la columna.

(SILBA)

Pepe, el bizcocho va bien,

pero creo que de la horchata se han olvidado.

Y eso que estamos en Valencia. Tráeme un poco de brandi.

Vamos a flambear esto. Voy a tener que ir

a pedir refuerzos para los postres. ¿Refuerzos?

Alguien que me ayudará con el tema de la horchata.

Pues venga. Conozco al mejor, voy a buscarlo.

Hala, venga.

Venga, va, chicos, que podemos. -¿Cómo vamos con las vieiras?

-Las vieiras bien, se sacan rápido. -Vale.

Capitán, caña, ¿eh? Caña.

Que todo el mundo sepa lo que tiene que hacer.

Optimiza a tus compañeros, ¿eh? ¿Cómo vas, Miguel?

José, es que aquí, por lo menos, hay 100 gambas.

Vale, pues hay que hacerlas.

-¿Todas? -Sí.

La verdura guardadla para el fumet.

Alejandra, no puedes ir tan despacio.

-Miguel. -No podemos parar.

-Cabezas ya, aquí. -Ya va.

Vale.

Dámelas. Vale.

-Venga, ¿eso es para...? -Para el fumet.

-Vale, venga, el fumet. -Primero hay que hacer esto.

No eches nada más si no está hecho...

-Vale, vale, vale, va. -Venga.

Pero ponte, va, que ya están. Ve echándolas.

-Que voy. -Tú siempre vas,

pero al final no haces. -Claro.

Ahora, dale. Ahí.

Vale, chavales, vamos a flambear. Venga, vamos a ser generosos.

¡No te lo comas!

-Te vas a quemar la camisa. No se nota aquí.

No tengo nada que hacer. La salsa americana va fatal.

Paloma lo quería tener todo bajo control

y no se ha dado cuenta que hoy era el día de Álex.

Yo no lo trituraría, ¿por qué?

Lo hemos machacado tanto que casi ha sido un triturado.

Ahora hay que colarlo bien. ¿No tienes nada que hacer?

No. Vale, pues ayúdame.

Eso ya lo están colando, Abel está ayudando.

Venga, corre, vuela.

Mira, no te compliques más. -Que no.

José, soy la única que está con el guiso este.

No está en cuenta ni de broma. -Déjalo pochar.

-¿Cómo? Si esto no da ni para 20 personas.

Dios mío.

José, llevo más de 100 gambas.

Natalia, sala el rape y nos ponemos las dos a hacerlo.

-¿Y dónde está? -Aquí.

-Vale, te ayudo a salarlo, ¿vale? Aquí tenéis la sal.

Ponlo aquí mismo, en medio. -¿Ayudo a salarlo?

Sí, ¿y la sal? Vale. -Trae.

-Ahí. -¿Y yo qué hago?

-Ayúdame. -Ah, vale, vale.

Aspirantes, estoy muy preocupada con los postres,

así que me he traído al mejor refuerzo que se puede traer

aquí en Valencia: ¡Ciriaco Vicente!

(Aplausos) Ciriaco os va a enseñar

cómo se hace la mejor horchata.

¿Cómo se hace una buena horchata? Explícanoslo. Esto es...

La planta real de la buena chufa. Hidratada, que está bajo tierra.

Y está hidratada seis, ocho horas para conseguir una homogeneidad

para crear una buena horchata. Vamos a hacer la horchata.

Medio kilo de chufa. De chufas.

Vamos a ponerle un poquito de agua para poder batirla, ¿vale?

El agua tiene que estar fría. Agua helada, muy bien.

Agua helada. Y ahora vamos a cerrarlo ya.

¿Antes de poner azúcar? Sí, el azúcar después.

Ahora, lo pasamos por un chino, ¿vale? mirad qué color.

Se exprime bien hasta sacar hasta el último jugo de la chufa.

Y, después, con este colador que es especial para la horchata...

Podéis ver que es una malla muy, muy finita para

que las macropartículas se queden aquí.

¿El azúcar es el último paso? Para un litro son 100 gramos.

Conseguimos horchata en casa, es un alimento saludable.

¿Os habéis enterado de cómo se hace?

(TODOS) ¡Sí! A vuestros puestos de trabajo

y a seguir con el postre. Las chufas están aquí ya...

-Ya remojadas, ¿no? -Sí.

Echa... ¿eh?

Un poco más.

Cómo quema.

Eso yo creo que ya está, ¿no?

Que va a picar, ¿eh? Porque hay mucho chili.

Vale, vamos a probarla. -No, no, luego, cuando...

¡Oh! Pica. ¡Oh, mierda!

¿Esto es para el wok? ¿Quién lo ha hecho no se dio cuenta

de que en el wok las cosas van en juliana?

Toda, toda, toda, agua, agua.

Poneos otros a hacer esto, que ya estoy cansado.

Tengo las manos destrozadas. -No, tienes que seguir haciéndolo.

No puedo más, no puedo mover los dedos.

Gambas había 150.

Llevaba 130 y nadie se ponía con las gambas.

Y yo quería hacer otra cosa.

Toni, a la salsa americana le falta sal.

Pues échale un poquito.

Echa, "porfi". Empújamelo, que no lo consigo. Gracias.

Ahora lo voy a probar con la sal.

A ver si falta un poquito más.

Equipo azul, equipo rojo, atención.

Lleváis 60 minutos cocinando, ¿oído?

En 40 salen los primeros platos.

-El wok, va. -Voy salteando el wok.

-Pero no tenemos nada del wok. No nos confiemos, ¿oído?

Sí, ya lo tenemos. -No, todo no lo tenemos.

No os oigo a nadie, ¿oído? (TODOS) ¡Oído!

Venga, chicos.

Venga, capi, aprieta fuerte, que si no, no sale.

-Venga, espera. -Hay que apretar.

-Álex, no pongáis todo aquí. ¡La leche!

-¿Qué todo? ¿Qué todo? -Aquí no puedo trabajar yo, mira.

Estoy con esto, voy. -No pasa nada, céntrate,

ahora lo ordenamos. -Vale.

¿La tapa dónde la dejo?

Paloma se puso a gritar y a alterarse.

Me ha molestado.

Es está, es que dile: "Oye, deja hacer algo a los otros".

Es que es muy fácil. -Ya.

-Si no, lo hago yo, ¿eh?

Creo que Paloma tiene que aprender a trabajar más en equipo.

-Más rápido. Patatas. -No puedo más.

Dile a otra persona que venga, que me queda esto.

Si te duelen las manos, te duelen para todo.

No puedes hacer nada entonces. -Vale.

Que no sea esto, llevo todo el rato solo.

Pues ponte a cortar el wok, va. Deja eso y ponte con el wok.

Miguel se inventaba excusas para ir cambiando de cosa.

Entonces, eso también me ha fastidiado mucho.

Hoy tenemos entre nosotros a un chef que lleva estudiando

y trabajando duro desde los 12 años para convertirse en

uno de los mejores cocineros de esta comunidad

y de nuestro país: ¡Alberto Ferruz! Encantado.

(Aplausos) Es uno de los grandes del país.

Explícanos en qué consiste la cocina sostenible que buscas.

Trabajar con artesanos de la zona usando el 100% del producto,

que sería uno de los problemas de la alta gastronomía,

todo lo que tiraríamos a la basura.

El equipo azul está bastante bien organizado.

Te va a tocar más tarea con el equipo rojo,

que es un desastre. Pero vente conmigo, vente.

Venga, capi, aprieta fuerte que, si no, no sale.

Vamos a hacer aquí un guiso de fideos con rape, almejas.

Un guiso marinero. Un guiso marinero de toda la vida.

¿Quién sujeta aquí? Pero recto. Yo te sujeto.

Vamos a hacer un poco de trampa. Vamos a ver, traigo a Alberto

para que nos dé dos pinceladas y le hacéis trabajar.

No tenéis vergüenza vosotros. Si le das en el borde...

No te vayas, si no llegamos echas una mano.

Si das en el borde, lo haces. No metas el cacharro.

Vale.

-Kaitin, ¿estás mirando el guiso? -Que sí, que lo acabo de remover.

¡Venga!

-¿Ya tienes la horchata? -La estoy haciendo.

-Ah, vale, guay. -Échale azúcar y remueve.

-¡Ya, muchacho! -¿Eso es sal o azúcar?

-¿Lo has probado? -Esto es azúcar.

-¿Lo has probado? -Azúcar.

-Es sal. -¡No fastidies!

Era el bote del... azúcar. Estaba donde el azúcar.

¿Cómo es que estaba donde el azúcar? Estaba aquí.

-¡No fastidies! -Esto parecía azúcar.

-Es sal. ¿Qué vamos a hacer? -Aquí está el azúcar.

¿Se puede hacer más horchata? -No había que echarle eso.

-Ya. -Otra horchata hay que hacer.

Todo Dios a probar esto. -Todo se prueba.

Haz horchata y ya no tomo más en mi vida.

Paloma se pone nerviosa cuando las cosas salen mal.

Sobre todo, cuando hay un desastre, pero ella no es, es otra persona.

Tú mueves y yo le echo la harina. Espérate.

Vamos, ¿eh? Que lo sacamos. Vamos, Paloma.

El bizcocho sale como que soy Paloma de Galicia.

-Bueno, me echas una mano. -Sí.

-¿La levadura la has echado? -Sí.

El fumet, como no esté pronto, el plato se nos va.

Equipo rojo, firmes. Alberto entra en las cocinas

a ver cómo vais. Vamos a ver, ¿no?

Te anticipo que van retrasados. ¿Y qué van a hacer?

Un guiso de emperador, de pez de espada, con patatas,

unas gambas buenas. Pero primero es el wok.

Un plato que sale en 20 minutos.

Tienes ahí unas princesas del mar, trátalas con mimo.

Bueno, capitán, que te diga Alberto cómo te ve.

Yo lo veo un poquito retrasado todo esto.

Tienes que parar un minuto, organizar al equipo,

mirar cómo lleváis el trabajo, darle con intensidad y lo sacáis.

Pero organiza a tu equipo, poco a poco, ¿vale?

Vale. A ver...

No, ahí, ya, vuelta y vuelta. Vuelta y vuelta.

Y dejas aquí las que estén hechas. Fuera, otra. Y ya está.

-¿Dónde? Bueno, vamos a ponernos serios.

Que la cosa está complicada. Tienen bastantes cosas hechas,

pero si no me meto en cocina, no lo sacan.

Me pongo la chaquetilla, haz lo que quieras. Me voy.

Siempre le toca el peor equipo. Oye, Alberto, un placer,

muchas gracias por estar con nosotros. Nos vemos en BonAmb.

Eso es, muchas gracias. -Sácalo ya.

Este falta, este no. Ni este.

A este le falta, a este le falta, mira.

-Vale, pero este sácalo. -Le acabo de dar la vuelta.

A ver, si lo haces así no acabarás ni pasado mañana.

Pues es que volcándolo... ¿Cuánto quieres más? ¿Poco?

Menos.

Más o menos, igual tiene esta. Ya. -Se abren allí.

-Agua y sal, échale agua y sal. -Antes de eso, coges una olla

y, después, le echamos las almejas. Ahí se abren directamente.

-Ya, también, es verdad. -Ya está.

Aspirantes, mucha atención, en 15 minutos...

¡En 15 minutos! Tienen que salir los dos primeros.

¿Oído? (TODOS) ¡Sí, chef!

-Venga, al horno. -Venga, a emplatar, ayúdame.

-Limpiad ahí. -Esto se está quemando, Miguel.

-Muy bien. -Dale vueltas tú ahora.

Dale tú, que tú aún no lo has hecho.

Lo has hecho demasiado, Miguel.

Te lo estamos diciendo, no las hagas tanto.

Me habéis obligado a ponerme la chaquetilla.

A partir de ahora mando yo y vosotros a correr como balas.

Lo que yo diga va a misa.

Eso. ¿Qué haces ahí? Todos los dados así.

Y los quiero para ayer, ¿vale? Muy rápido.

Hazme un sitio. Cortas la patata un poquito más chiquitina.

Y, de aquí, directamente aquí. Cinco o seis patatas, muy rápido.

Esa crema hay que cocerla, venga. Venga, una lengüeta.

Venga.

Necesitamos que alguien no pare de menear.

Sobre todo, que no se agarre.

Cuando Jordi se puso la chaquetilla y cocinó con nosotros,

sentí miedo porque eso era señal

de que algo no estábamos haciendo bien.

¿Quién le ha echado la sal a la horchata?

Yo. -Natalia.

-Me he equivocado. Es que estaba en el mismo bote donde echamos sal.

Digo, que el azúcar. Yo, en mi casa,

aunque sea el mismo bote, lo pruebo siempre,

porque es un error enorme. Cuando haces un error, solución.

No vale ni echar la culpa, ni pelearse.

Se hace de nuevo. Es lo que hemos hecho.

¿Y dónde está? En el bizcocho.

Pero la horchata tiene que mojar en el bizcocho

una vez sacado del horno, no dentro de la masa del bizcocho.

Vamos a hacer más. Limpiad, preparad las máquinas.

¡Rápido! Ahí están las chufas. Chufas, vale.

Vamos, hala, échame la chufa. Venga.

Vamos, esa chica fuerte, ¡vamos! ¿Te ayudo?

Con esto ya vale, vamos. Yo creo que ya.

Sí. Gracias, Samantha.

Vamos, ahora agua.

Me he quemado. Salteo, salteo, salteo.

Gracias.

Sí, una cosa, aquí está la pasta miso.

Vale, vamos a meter un poquito de agua con miso

para que haya líquido y se cocine un poquito al vapor.

Al horno y el postre lo haremos muy rápido también.

Ponemos aquí, vale.

¡Esto! ¡La madre, Natalia!

¡Natalia! -Vamos, no pasa nada.

-Paloma, tranquila. -Vale, ya está.

-Ya. -41.

¿Cómo vamos, chicos? Muy bien.

¿Bien? Bueno, si lo tenéis casi emplatado.

A Jefferson le he visto comer unas cinco veces o cuatro.

Se ha puesto "hasta el Quico".

Vamos a ver, Jefferson, es muy importante y está muy bien

en las cocinas probar lo que uno hace, ¿vale?

Pero, ojo, entre probar y comértelo todo, macho,

¡vaya mañana que llevas, vaya día que me estás dando!

Así que te voy a dar un título: catador oficial del equipo azul.

Vale. ¿Te parece?

Sí. Vale. Me gusta mucho

ser el catador oficial porque así puedo comer mucho.

Comensales, gracias por aceptar

la invitación de "MasterChef Junior".

Hoy, nuestros aspirantes están un poquito nerviosos.

Esta es su primera prueba, yo espero que logren concentrarse

y os ofrezcan un menú tan exótico y original como el sitio

en el que nos encontramos. Muchas gracias.

Esto quema, quema, quema y quema mucho, ¿vale?

Vale, necesito que hagas así, ¡pam!

Pincelito bien limpio y una pasadita. Taca, tacatá.

Ahí está, ¿vale? Me voy. No toquéis la bandeja del horno.

Venga, va. Venga, a pintar.

Equipo azul, equipo rojo, en 10 minutos

tienen que salir los dos primeros:

el volován de gamba roja con huevas de salmón

y el wok de vieiras y verduras. ¿Oído?

(TODOS) ¡Sí, chef! -¿Habéis echado las huevas?

-No. Jordi, también va por ti.

Dime. En 10 minutos salen los platos.

En 10 minutos lo tienes, chef.

¡Vale, la horchata lista para remojar bizcocho!

-Paloma, no grites. -El postre ya está hecho.

Dos cucharadas buenas, bien centradas y,

lo más importante, sin ensuciar. ¿Quién se ocupa de las vieiras?

Yo. -Estamos nosotros con las vieiras.

Dos bien puestas encima, ¿vale?

No montéis los platos unos encima de otros,

ponedlos para allá. Voy llevando platos,

porque mira cómo se están poniendo.

No empieces a comer. ¡Ah, vale! -No voy a comer, no.

-No, es que no, no, no, no, no. -Tranquila, Paloma.

(TODOS) Tranquila. -Para ponerlos en los platos

coge estos, ven. -Tranquila, tranquila.

Para poner en los platos son estos, ¿vale?

¡Madre mía, madre mía!

-¿A que sí? ¡Capitán!

Ayúdame, Abel. ¿Podemos sacar los platos?

Sí. ¿Sí, seguro?

Ya podemos ir sacando. Camareros, por favor,

vamos cogiendo los platos. Gracias.

¿Tenemos el segundo plato claro? Sí.

¿Tenemos los platos contados? 50 platos perfectamente contados.

Sí, chef. -¿Hacemos más?

Jefferson, ¿cómo está la cosa? Buena.

¿Buena? ¿Sí? ¿Te gusta? Sí.

Así da gusto, teniendo un chef que te lo prueba todo

y te da el O.K. ¿Cuántos llevamos emplatados?

No sé, no sé. Hay mucha vieira ahí, ¿eh?

30 por lo menos. No, pero hay que contarlos.

Si no lo contamos, yo creo que faltarán platos.

O sea, que sacamos lo que hay y veremos si falta alguno.

Vieiras había más de 100, ¿eh?

Hoy vais a probar dos menús distintos

que serviremos a la vez

para que así podáis comparar un equipo con el otro.

El equipo azul ha elaborado un volován de gamba roja

con huevas de salmón.

Y el equipo rojo ha hecho un wok de vieiras y verduras.

Buen provecho.

Vale, ha salido el primer plato. Vale.

¿De acuerdo? El equipo azul nos ha llevado ventaja.

Coge una cucharada... ¡Hola, chicos!

¿Qué tal va por aquí la cosa? Va, que no es poco.

Pero estáis ya con el segundo. Sí, claro.

Vale, ¿y el primero? Oye, oye, óyeme. El primero.

¿Qué ha pasado? ¿Que qué pasa?

Me faltan 15 platos. No han contado los platos,

han gastado el producto para hacer los que han hecho.

¿No van a salir? No.

Como pueden faltar de este guiso. Yo les dejo con el guiso

y se espabilan a contarlos. Adiós.

Y me deja aquí así. ¿Y yo hablo con los comensales?

No haber contado los platos es culpa mía,

porque yo podría haber dicho a alguien

que contara los platos y que racionara el wok.

Y así poderlos haber sacado todos.

Comensales, soy consciente de que 15 de vosotros

no habéis podido probar el primer plato del equipo rojo.

Y, sintiéndolo mucho, vengo de cocinas

y no se van a poder servir.

Hay bastantes problemas que espero que se solucionen

con este segundo plato. Lo siento mucho. Gracias.

Vamos a ver si está. -A mí me parece que ya está, ¿no?

-El bizcocho está perfecto. -Una almejita, almejita aquí.

-Dos almejas por persona, ¿eh?

Dos almejitas.

¡Ay, cuidado, no lo... no lo...! ¡No lo inclines, no lo inclines!

¿Esta niña tan guapa y así vestida quién es?

¿Por qué vas así? Me llamo Sofía y soy

la Fallera Mayor Infantil de Valencia.

Ya decía yo que así tú todas las mañanas

por norma general no te vistes. No.

Me gustaría saber tu opinión.

¿Del equipo azul qué es lo que más te gustó?

Sabe mucho a gamba. Y del equipo rojo,

¿qué es lo que más te gustó? La verdura no me gusta.

Si tuvieses que quedarte con uno.

Difícil, pero me quedaría con este.

Con el volován. Sí.

Venga, necesito 50 platos, chicos. Y rápido, ¿eh?

Deja el horno cerrado. Es que se había parado.

No se ha parado, funciona y trabaja bien.

Déjalo hasta que se dore.

A ver, equipo azul, los camareros están aquí.

¿Pueden ir sacando platos? Sí. ya está.

Venga. camareros, por favor, pueden ir sacando platos.

¡Este falta! Abel, dame un poquito. -Ramita, ramita.

Capitán, os dejo emplatando el segundo plato solos.

Ahora vendrá Samantha, falta dorar eso un poquito.

Me voy a arreglar, que yo tenía cierta imagen

y mira cómo estoy, ¿vale? Gracias, Jordi.

Sácalo. Si está, lo sacas. Y lo pintamos.

Y metemos los pintados al horno, va. ¡Va, va, va!

Yo estoy convencido de que vamos a perder.

Porque el capitán no ha sabido mandar

y lo hemos hecho todo, cada uno como ha querido y mal.

A continuación, os servimos los segundos.

El esquipo azul ha hecho un rape a la americana

con almejas de carril y fideos.

Y el equipo rojo ha elaborado un guiso de pez espada

con patatas. Espero que os guste.

Está rico, rico, ¿eh?

Id haciendo la otra bandeja. -Qué bien.

Yo quiero un trozo.

¿Cómo va este equipo? Bien.

¿Queréis que os ayude? Sí. Samantha, más de 50.

Todos los de aquí están con horchata.

Esto no lo debería hacer pero siendo el primer día

os voy a ayudar. No os acostumbréis.

Queréis ser chefs profesionales, ¿no? Pues hala.

A ver si podéis echar bonito en los vasos.

El fartón ponedlo a última hora

para que no esté blando. ¿Puedo hacer la manga

pastelera? Vosotros habéis cortado.

Es que me hace ilusión. -Yo hago la otra.

Hay otra. -Yo cojo el praliné.

Me lo pedí yo. -Yo también lo he pedido.

Tú pones los trozos de bizcocho y los cortas.

Hay dos. -No me ha gustado que Paloma

lo hiciera todo porque nos dejaba a nosotros

como sin hacer nada.

¿Has probado uno? -No.

Pues lo probarás si sobra, ¿vale? Si sobra.

A ver el equipo azul cómo va con los postres.

Escuchadme: uno pone el bizcocho; otro, la horchata.

Hola, buenas tardes. Hola.

¿Cuál te ha gustado más, el rojo o el azul?

El azul, porque el rojo me parece que el caldo

tiene demasiado sabor a patata.

Pero de elaboración, ¿qué tal? Lo único es que el fideo

del azul están un poco pasados.

Me gusta más al dente. Claro.

Cuidado.

Ese vaso tiene poquísima crema.

Mira, se ponen así. ¿Lo veis?

¿Pero qué es esto? ¿Qué es esto?

Quiero que todos los postres estén iguales.

Yo tengo un hijo de 2 años y sabe diferenciar

que misma cantidad no está en estos dos platos.

Ahora hay que sacar los platos. Camareros, por favor.

Podéis ir sacando los postres. Ese lo puedes llevar.

¡Cuánta gente aquí parada! Vamos, vamos.

Los que tienes dos, ¿vale? Este también.

Venga, no pasa nada, va.

¿Alguno que no tenga horchata?

No comemos ahora. -Tengo hambre.

¿Podemos sacar los postres? Sí.

Camareros, por favor, id sacando el postre

del equipo azul.

Que no se te caiga que nos ha costado mucho.

Para finalizar vais a probar dos postres.

El equipo azul ha hecho una copa de bizcocho

de horchata con praliné de avellanas y arándanos.

Y el equipo rojo ha hecho unos fartons

con crema pastelera de horchata también.

Todo muy valenciano. A disfrutarlo.

Está buenísimo.

Va, venga.

No hace gracia. ¿Sabes los que nos quedan aún?

¿Cuántos? -Muchos.

¿Qué tal vais? Mal.

¿Por qué? Porque no da la crema.

Pero esto pasa por estar desorganizados.

Vamos a seguir adelante. Claro, hay que tirar

para adelante. Hay que solucionar

los problemas. El drama del postre

lo veía venir.

Y yo estaba pensando: "No nos va a dar"

y al final no ha dado.

Bueno, a ver si esta vez no metemos la pata

y no ponéis uno más grande que los otros.

Vamos, acabad. Mejor o peor, pero lo sacamos.

¿Es el último ese?

¿Alguien ha contado? -Yo.

¿Cuántos quedan? -Cero.

Buenas tardes. ¿Cómo va la cosa por aquí?

El bizcocho con la combinación del praliné y los arándonos,

delicioso. Y la crema, bueno, espectacular.

Pero es que, además la crema está muy fina,

no tiene ningún grumo. Es genial, es ligera...

Y el bizcocho ha quedado un poco seco.

Ay... Bueno, hay que perdonarlos hoy.

Es su primer día y las cosas se les ha puesto

un poco difíciles.

Peque, ¿cómo te llamas? Hugo.

Hugo. ¿Y a Hugo qué le ha gustado más?

Pues, el primero, el azul; el segundo, el azul

y el tercero, el rojo.

Hemos comido muy bien. Estamos alucinados

de que lo hayan hecho niños.

Un, dos, tres, equipo azul, oé.

Yo os quiero dar la enhorabuena porque al final

habéis conseguido sacarlo. Habéis luchado,

es la primera vez, era mucha gente,

era muy complicado y habéis sacado el plato.

Sois un buen equipo pero la próxima vez

tenéis que coordinaros un poquito mejor.

Es horrible ir al veredicto con la sensación

de saber lo que va a pasar. Nos ha salido todo mal,

en mi equipo se han peleado...

Ha sido horrible.

No había nadie con los huevos. -Me han dejado a mí sola.

-Iba a hacer ese equipo pero tú ya lo estabas haciendo

y se han ido a hacer otra cosa.

Comensales, espero que a pesar de los problemillas

que hemos tenido en cocinas, nuestros pequeños aspirantes

hayan ofrecido un menú que hayan sido

de vuestro agrado y que haya supuesto

una auténtica traca final como no puede ser

de otra manera estando en la ciudad que estamos.

Muchísimas gracias por vuestra colaboración

y hasta siempre.

Aspirantes, trabajar en equipo no es fácil.

Pero habéis luchado como titanes.

Y solo por ese esfuerzo os merecéis nuestro aplauso.

Muy bien.

Hoy, el equipo que mejor lo haya hecho se llevará

seis puntos y el otro se llevará tres.

Estos puntos se van a ir sumando prueba a prueba.

Y al final de cada programa, los tres aspirantes

con menos puntuación acumulada dirán adiós a esta aventura.

No sé si los jueces se van a fijar

en el compañerismo, en los platos...

Como no sé cómo lo ha hecho el otro equipo

no sé si vamos a ganar o a perder.

Equipo azul, habéis empezado algo desorganizados

a pesar de que Álex había repartido las tareas

parecía como si ninguno supiera muy bien

lo que tenía que hacer.

Eso ha hecho que vuestro capitán

se fuese diluyendo poco a poco hasta llegar a un punto

en el que ha desaparecido por completo.

Álex, lo mejor que has hecho en esta prueba

ha sido la elección de los miembros de tu equipo.

Pero luego en cocinas te has visto superado

a la hora de tomar decisiones. ¿Qué ha pasado?

Que como era la primera vez que lo hacía

me he puesto nervioso.

Por suerte, otros compañeros como Tony o Paloma

han cogido las riendas y han conseguido enderezar

el rumbo en la dirección correcta.

Tony, cuando peor estaba la situación,

has sabido arrimar el hombro y conseguir

que tus compañeros trabajasen como una piña.

Vamos, que has sido capitán en la sombra.

Veía que el equipo se desmoronaba

y para que no se cayera todo, alguien tenía que ponerse

para levantar un poco al equipo.

Equipo azul, vuestro primer plato,

el volován de gamba roja con huevas de salmón,

tenía muy buen sabor.

Y esto, además nos lo puede corroborar

Jefferson porque vamos... ¿Tenías hambre?

Un poquito, sí.

Es que no puedo parar de comer. Es mi "cosa" favorito.

Vuestro segundo plato, rape a la americana

con almeja de carril y fideos también estaba bastante bien.

Estaba muy rico, correcto. Sí que es verdad

que a lo mejor los fideos estaban pasados de cocción.

Equipo rojo, habéis empezado bien, pero las discusiones

entre vosotros han ido minando el trabajo del equipo

hasta llegar a una desorganización absoluta.

José Enrique, tú querías ser líder y guiar

a tu equipo hasta la victoria. Pero realmente tu equipo

no te lo ha puesto fácil, no te ha dejado. ¿Cómo lo ves?

Al principio ha habido un problema,

entonces la gente se ha ido donde ha querido

y se ha desorganizado todo. Él ha mandado

como tenía que mandar. -Eso.

Pero luego nosotros no le hemos hecho caso.

-¿Qué es lo que pasa cuando el capitán no manda?

Que todo el mundo hace lo que le da la gana.

Y va a su bola.

Esa falta de coordinación ha sido

vuestro principal fallo.

Consecuencia: me he puesto la chaquetilla para ayudaros

pero aun así no hemos conseguido

que todos los comensales comiesen su wok de verduras

con vieras. Han faltado 15 platos.

Kaitin, pareces enfadada. ¿Algo que decir?

Estoy un poco... triste. ¿Por qué?

Porque no nos han salido bien las cosas.

Has ayudado poco a tu capitán intentando tomar

demasiadas decisiones pero tu trabajo,

sobre todo con el wok y el salteado,

ha sido estupendo. Gracias.

Equipo azul, yo no me voy a andar por las ramas.

Vuestra copa de bizcocho de horchata

no ha estado a la altura.

Natalia, has echado sal a la horchata.

Pero luego lo hemos cambiado. Lo habéis cambiado

porque he llegado yo y os he dicho

que lo teníais que cambiar. Ese problema os ha retrasado

pero habéis recuperado muy bien en el tiempo

y habéis conseguido sacar los platos en hora.

Así que al final, enhorabuena. (TODOS) Gracias, chef.

Aunque eso sí, el bizcocho os ha quedado muy seco.

Equipo rojo, si no es por mi ayuda

no hubierais podido sacar las 50 raciones

de vuestro postre. Pero vuestros fartons

han sido todo un éxito.

Sobre todo la crema pastelera de horchata

que los comensales han dicho que estaba espectacular.

Qué alegría. -Por fin damos una.

Que por fin damos una. Pues yo a ti no te he visto

trabajar en ningún momento y solo te he oído quejarte.

Porque he estado todo el rato pelando

las gambas y quería hacer otra cosa.

Y él no me dejaba. Pero es que en cocina

profesional, cuando empiezas a hacer una cosa

tienes que acabarla. Había más de 150 gambas.

Bueno, aspirantes, por todo esto concluimos

por unanimidad que el equipo ganador del reto de hoy es...

El equipo azul.

¡Bien! ¡Seis puntos!

(CANTA "WE ARE THE CHAMPIONS")

Estoy contento de haber perdido.

¿Por...? -Luego no cometemos

los errores que hemos cometido.

Ay, equipo rojo, os veo un poquito tristes.

Pero bueno, para alegrar esas caras tenemos

sorpresa para todos.

Os vais a adentrar en el África salvaje.

Vais a encontrar leones, jirafas, gorilas...

Y muchísimos otros animales que conviven

en este centro de conversación.

¿Tenéis ganas de conocer el África profunda?

(TODOS) ¡Sí! Pues a correr y a disfrutarlo.

Casi un millón de visitantes recorren al año

los diferentes hábitats de Bioparc Valencia.

(HABLAN A LA VEZ)

Aquí se pueden encontrar gorilas, jirafas, leones,

cocodrilos... Es como un gran viaje

por el continente africano.

Con lo pequeño que eres, cuando te cojan

con esa trompa, ¿qué vas a hacer?

Ese nos está mirando fijamente. -Yo me llevo a casa.

Aunque a mi madre no creo que le guste.

(CANTA "WAKA, WAKA")

(CANTAN "WAKA, WAKA")

Vuelven los campamentos MasterChef.

Si tienes entre 8 y 16 años, te apasiona la cocina

y la naturaleza, y quieres vivir

una experiencia inolvidable, no te puedes perder

nuestros campamentos.

Además, convivirás con los concursantes

de "MasterChef Junior". No lo pienses más.

Este verano campamentos "MasterChef".

(TODOS) ¡Ven al campamento MasterChef!

Los aspirantes se han enfrentado ya

a su primer reto. Y lo han hecho por equipos.

Ahora van a tener que dar lo mejor de sí mismos

con un objetivo muy claro: permanecer en el programa.

Aspirantes, qué prueba más animal habéis hecho.

Equipo azul, habéis ganado la primera prueba.

Jefferson, por cierto, ¿sigues con hambre?

¿Te preparo un bocadillo mientras?

Estamos bien, ¿no? Si en cualquier momento

tienes hambre, me lo dices y me voy al supermercado

y te preparo algo corriendo.

Vale. Seguro que los miembros

del equipo rojo vuelven con ganas de demostrar

lo que valen.

José Enrique, del Valencia Power

y no pudiste ganar en tu tierra siendo capitán.

Ahora que estás aquí con más calma,

cuéntame qué pasó.

Pues que las cosas se torcieron y no fue

como queríamos porque no hubo mucha comunicación

y no pudimos hacer nada. Pues que cada uno

hizo lo que le pareció, ¿no? Sí.

Y no te hacían caso. No mucho.

Os recuerdo como está la clasificación

tras la prueba por equipos que es la única

que habéis hecho hasta ahora.

Con tres puntos están José Enrique, Miguel, Loreto,

Javier, Alejandra, Estela, Kaitin y Virginia.

Y con seis puntos todos los demás: Álex, Paloma, Abel, Tony,

Arnau, Paula, Jefferson y Natalia.

Vosotros, chicos, sois los ganadores.

Y por eso estáis salvados y no vais a cocinar

en este reto. Podéis subir a donde más os gusta:

a la galería. Enhorabuena.

Subir esas escaleras es como, madre mía, te quitas

un elefante de encima.

Un programa más, una semana más, ya es mucho.

Suerte a todos. lo vais a hacer superbién.

Suerte. Bueno, chicos, para vosotros

las noticias no son tan buenas.

Tres de vosotros os bajaréis en esta primera

parada de "MasterChef Junior".

Comienza la prueba que decidirá vuestro futuro.

Suerte. Gracias.

Ojalá que ninguna de las dos nos vayamos.

Por favor, no nos queremos ir a la primera.

Nos lo estamos pasando muy bien y nos gustaría seguir.

Aspirantes, después de una prueba

en la que no habéis sabido coordinaros como debe hacerse

en una cocina profesional, vamos a veros

en una prueba individual.

Será la primera vez que os veamos a los ocho

al volante de vuestro plato,

tomando vuestras propias decisiones,

equivocándoos o acertando.

Así que mucha concentración, mucha calma y desarrollad

todo vuestro talento para poder continuar

en "MasterChef Junior".

Como veis, no hay ninguna campana ni caja

que oculte el ingrediente o plato que vais a cocinar.

Antes de explicaros en qué consiste el reto

os quiero hacer una pregunta muy importante y decisiva.

¿Alguno de vosotros sabe conducir?

Yo.

Yo, los karts. No, conducir un coche.

Sí, sí. ¿Has conducido alguna vez?

Tractor, tractor.

¡Un tractor! (TODOS RÍEN)

El de mi abuelo. Me monto con él

y él me dice a dónde tengo que ir.

Y el pisa todos los cacharros. -El quad de mis padres

y el tractor de mi abuelo. ¿Y sabes?

Es muy fácil. ¿Lo llevas tú solo?

¿Llegas a los pedales? Claro.

¿Sí? El asiento se puede bajar.

¿Conducir? Muy fácil. Tienes intermitentes,

el freno de mano, el embrague, el "celedor", el freno...

Todo eso.

Pues vamos a ver si de verdad sabéis conducir.

Así que, que se abra el escaparate.

¡Halaa! -¡Qué chulo!

La furgoneta para mí.

¿Qué? ¿Qué tendrá que ver

la cocina con la conducción? -Yo quiero bajar.

Yo no lo veo. -Cómo mola.

Qué chulo. Os hemos traído

dos "food trucks", que son camionetas que recorren

el mundo con una cocina en su interior

donde se prepara todo tipo de platos.

Y que tiene la ventaja de poder llevar sus menús

a cualquier rincón. No hay lugar que se resista

para estos restaurantes viajeros.

Mola. Se asocian con la comida rápida

pero ha evolucionado tanto en los últimos años

que ahora hay "food trucks" que tienen una carta similar

a la de un restaurante de alta cocina.

Me gusta. Es como un restaurante improvisado.

Ya tenemos los "food trucks". Pero nos faltan los dueños.

Yo no los veo. No sé dónde estarán.

¿Estarán trabajando dentro? -Igual...

¿Lo intentamos? -Sí.

¿Hay alguien ahí?

¡Oiga! (GRITAN EMOCIONADOS)

¡María!

Ay, María.

Aquí los tenemos. Mario, ganador

de "MasterChef Junior 1"; Manuel, ganador

de "MasterChef Junior 2"; María, nuestra última ganadora

de "MasterChef Junior"; y Carlitos.

Yo me he acoplado aquí. No, no. Estás aquí porque eres

el ganador de "MasterChef 3"

y un experto en esto de los "food trucks".

Bienvenidos todos. -Muchas gracias.

En la tele no se le ve tan guapo

pero al natural es muy guapo. Si algún día tiene que dejar

los de "food trucks" tendría que ser modelos

porque es muy guapo. Ganaría mucho dinero.

Bueno, Carlos, estás llevando tu camión por todo el país.

¿Cuál es tu plato estrella? Pues mira.

Tenemos un bao de cangrejo de concha blanda

con un chipotle que hacemos casero nosotros.

Ponemos un poco de ensalada que lleva cebolla, apio...

Esta espectacular, ¿eh?

Y también tenemos una brandada, un chip de su piel

y un gel de guisantes. Jolín, Carlos,

cómo habéis evolucionado en Talavera.

Estamos que lo tiramos, macho. Talavera, tela.

Volver de nuevo a las cocinas de "MasterChef" es increíble.

Como volver a recordar ese sueño.

Y se me ponen unas cosquillas en el estómago.

Es espectacular.

Bueno, María, última ganadora. Aquí tenemos

16 nuevos aspirantes que quieren

hacerse con el trofeo. ¿Qué consejo les darías?

Que seáis vosotros mismos y que disfrutéis lo máximo

cocinando, y también aprendiendo.

¿Y nos has traído un plato? Sí.

Gofre con crema de avellanas y cacao con frutos rojos.

Y minitortitas, como si fuera un sándwich,

con crema de cacao y avellanas sobre nata.

Espera, se me ha olvidado...

Me encanta que utilices crema de avellanas y cacao

como ingrediente porque da mucho sabor

a tus elaboraciones. Lo que más me gustaba de María

era su mundo. Ella vivía en su mundo y me encantaba así.

Bueno, Mario, ganaste la primera edición

de "MasterChef Junior". Ha pasado tiempo,

pero ¿sigues cocinando? Sí, sí.

Cuando tengo un ratillo sí que me gusta...

Cómo te ha cambiado la voz también.

Sí, estoy asustada.

Bueno, machote, ¿nos has traído algún plato?

Sí. Primero un ceviche de corvina.

Lleva la corvina en la base y luego una leche de tigre,

el maíz blanco que lo tenemos en dos texturas

y acabamos con la cebolla y el cilantro que lo hemos

tenido en agua con hielo para que esté crujiente.

Después tenemos una samosa de cordero que es un plato

un poco árabe, y es el cordero especiado con cúrcuma,

curry, comino... Rellenamos la pasta

con nuestra mezcla de cordero y la freímos.

Oye, Manuel, cómo has crecido. Casi ni te veo. Agáchate.

Ahí hombre. ¿Qué recuerdas con más cariño de tu victoria

y tu paso por el programa?

Creo que los amigos que haces que luego la verdad

es que quedas por ahí y es una pasada.

Además, les gusta cosas que te gustan a ti,

lo que coincides, y está superbién.

Ya veréis.

Ahora estoy haciendo Segundo de ESO y siempre

que puedo estoy en la cocina o haciendo masterclass.

La verdad es que es una pasada como te trata la gente.

Yo he traído un taco al pastor que tiene carne de ternera

marinada con cítricos y luego una ensalada

con cebolla encurtida. Y unos "dumplings"...

¿Sabéis lo que son? -No.

Son como unas empanadillas que están rellenas

de cerdo y langostinos.

Oye, qué pintaza todo, ¿no? Qué artistas tenemos.

A ver si aprendéis un poquito de ellos.

Es impresionante pensar que el siguiente MasterChef

Junior, mi sustituto está ahí entre esos 16 niños.

Y no sabemos quién es.

¿Queréis probar lo rico que está todos esto?

(TODOS) ¡Sí! Pues hala, venga A probar.

Nosotros también queremos.

Gracias.

Bueno, los perdedores también tenemos que tener algo bueno.

Estaba todo superbueno.

Yo voy a probar este. Los gofres con la crema

de avellana y cacao me parece perfecto

para un desayuno. Para un niño, para mí, para ti.

para mi abuela... Hay que empezar el día

con mucha alegría.

Está rico esto, ¿eh?

¡Qué rico!

¿Queréis? -Dame un poco.

No es justo. Al menos una tapa o un pinchito. Algo.

Que podemos comer.

Porque tengo hambre.

Carlos, superbueno, ¿eh? Ja, ja. Está rico.

No me imaginaba que dentro de unos "food trucks"

se pudieran hacer platos así. Los único esos que he visto

que servían comida eran churrerías.

Vuestro primer reto para conseguir permanecer

en "MasterChef Junior" es elaborar

los ocho platos que nos han traído

¿Qué?

Oye, ¿qué pasa? Estáis asustado, ¿o qué?

-Sí. Tranquilos, que cada uno

de vosotros debéis elaborar dos de estos platos.

Vale, vale. Y para saber quién cocina

cada elaboración vamos a hacer un sorteo.

Ay, qué bien.

En esta caja hay 8 coches con los colores

de las bandejas de los platos de nuestros invitados.

El color del coche os indicará qué dos platos

tenéis que hacer.

Pues el primero en meter la mano va a ser...

Venga, José Enrique, empezamos por ti.

Un coche amarillo. Harás el ceviche y el cordero.

¿Asustado? Un poco.

Virginia. Que no me toque Carlos.

Azul. ¿Quién tiene las elaboraciones azules?

Vamos allá. Pues hala. Loreto.

Quiero amarillo. Pues no.

Te ha tocado el menú de Carlos.

Son gemelas hasta para eso. Javier.

Rosa. El de María. Hola.

Alejandra, vamos allá.

Rosa. No, no, no.

¿Bien? Me gusta mucho la repostería.

Estela.

El verde. El verde.

Pues evidentemente es el de Manuel. Venga, Kaitin.

Verde. El menú de Manuel.

Vale. Miguel, lo tuyo está claro.

Las elaboraciones de Mario. Un Ferrari.

Me gusta el plato de Mario por el tipo de comida

y porque es riojano y lo lleva en la sangre.

Aspirantes, para elaborar estos platos tenéis

60 minutos. En el supermercado encontraréis unas cestas

con unos lazos del color de los platos

que os han tocado. En las cestas están

todos los ingredientes que vais a necesitar

para hacer las dos elaboraciones.

Así que podéis ir a por ellas en tres, dos, uno, ya.

¡Vamos, equipo!

El mío, el verde. -Este es el mío.

Este es el mío, el verde. Es mío.

Ah, que lo tienen preparado ya. Qué chorra.

Venga, venga, venga.

Javier y Alejandra, ahí hay algo

con vuestros nombres. Y lo necesitáis.

¡Vamos, Javi! Hala, qué suerte. Quiero uno.

Ay, qué bueno. -¿Me dais un poquito?

Sí, sí... -Venga, va, Javi.

Vamos, Estela. Vamos, Jose.

Con la mano, Alejandra, ¿no? -Con la mano no.

Ah, vale.

(CANTURREA)

¿Qué se siente al volver a estas cocinas?

Ya tan alto, casi como Jordi. Bueno, más alto que Jordi.

Bueno, mucha ilusión de volver y muchos recuerdos

de estar con mis compañeros en las pruebas, en el plató

y pasarlo muy bien.

Podría decir que "MasterChef" ha sido

una de las mejores experiencias de mi vida.

Vamos a tener un problemita si crecéis más.

A ver si me vais a pasar. ¿Cómo veis a los aspirantes?

Lentos. Tienen que ser conscientes

de que es la primera prueba de eliminación.

Hoy 3 dejan esta aventura.

A lo mejor no se dan cuenta.

No son conscientes de lo que se juegan.

Me siento rara porque yo siempre he estado

detrás de las cocinas y ahora ser su ejemplo a seguir

es muchísima responsabilidad.

Carlos, por los pueblos de España vendiendo comida,

la gente encantada. Sí.

Una afluencia de gente impresionante.

Donde vamos lo petamos.

Sin duda, yo recomiendo "MasterChef" a todo el mundo.

Me ha dado un cambio... Todo lo que me ha pasado

es bueno. Me encanta.

Alejandra, corre un poco más que vas muy... tranquila.

Aspirantes decid adiós a nuestros invitados

que se marchan. (TODOS) ¡Adiós!

Adiós.

Suerte, ¿eh? Suerte.

Entra en "MasterChef", disfruta de "MasterChef"

y disfruta de la convivencia de tus compañeros.

Disfruta del momento.

Estela, muy bien esa piña.

Ay. Tengo miedo, si me voy, si no...

Entonces lo estoy haciendo lo mejor posible para no irme.

Estoy un poco nervioso porque me juego el puesto

y me quiero quedar pero lo veo muy difícil.

Hay gente que es muy buena y algunos mejor que yo,

entonces lo veo muy complicado.

Yo quiero que se queden todos pero una persona

con la que no tengo tanto "feeling"

por así decirlo es con Miguel, pero no por otra cosa.

Igual nos hacemos amigos si no se va.

Que no fallen ni José Enrique ni Estela ni Kaitin

que son superamigos míos. Y quiero estar

una semana más con ellos, me caen superbién.

¿Lo tienes enchufado?

La va a liar.

Va, Javi.

Más a tope.

Ya está, ya está.

Virginia, ponle la tapa a las empanadillas

para que se hagan antes. -Vale, es verdad. Gracias.

-Venga, "Keitin". -Estos platos

son divertidos también porque preparar algo nuevo

me encanta. -Se llama Kaitin.

El problema es que cocino bastante salado y tradicional.

¡Venga, Kaitin! -Así mejor.

¡Dale, venga, que ya casi monta!

Hoy he tenido mucha suerte porque me encanta los gofres

y las tortitas y estoy cumpliendo mi sueño

ahora mismo. Este es mi sueño. -Sigue, Javi.

Javi, que no salpique. -Tengo mucho miedo

de despertarme de este sueño espléndido.

¿Y el azúcar? ¡El azúcar! ¡Javi!

Es que es...

Nata agria.

Alejandra, el fuego no lo has encendido.

Ya lo sé, ya lo sé. -No digas nada.

He tenido mucha suerte con lo que me ha tocado

porque me gusta mucho la repostería.

Este es el nuevo libro de "MasterChef".

"Las recetas más molonas". ¿Qué os parece?

Sí que son molonas, ¿eh? Tenemos dulce, salado...

Mirad qué pinta. Todas las recetas

para hacer con los niños. Esta noche voy a hacer esta.

Tengo hambre.

Jefferson, no veas cómo nos hemos puesto comiendo.

No puedo más. ¿Te daba envidia? Un poquito.

Creo que para ser la primera prueba de eliminación

es un poco complicada. Estos platos nunca

los habíamos hecho y tienen varias elaboraciones

y lleva su tiempo. Creo que los chefs han querido

ser duros con nosotros y nos han dado poco tiempo.

Yo tengo doble de nervios porque no solo soy yo,

también está mi hermana y no quiero que ninguna

de las dos abandone "MasterChef".

¿Qué hace?

Corre, ahora ciérralo. -Se va a ir por los lados.

¿Qué te juegas?

Seguro.

Alejandra, se te está saliendo la masa.

¡No lo abras! -¡Ah! Dios...

Lo hemos dicho.

No pasa nada, te queda masa.

Mis compañeros que estaban en la galería

me estaban poniendo de los nervios.

Ponle bien de mantequilla, Alejandra.

Pon esto, cierra esto, baja esto,

no les voy a hacer ni caso aunque me animen mucho.

Vamos, Javi.

Venga, va, chicos.

Venga, Alejandra. -Esto es comida para Barbies.

-Oye, y la gota esa se quedará ahí -Ah, que se quede.

-Alejandra, yo te quiero, no me mates.

Atención, aspirantes, habéis consumido

la mitad de vuestro tiempo, quedan 30 minutos.

Vamos, chicos, Alejandra. -¿Qué?

-Las gofres. -Que sí.

(CANTA)

Tu, tu, ru, tu, que quién se va a quedar.

Kai, de 10, superbien. -Gracias.

Tengo que hacer otro gofre.

Mierda, mierda.

¿Cómo lo llevas? Pues, ya ves.

Te tocó el ceviche de corvina y la samosa de cordero.

Y creo que tienes la masa un poco seca.

Voy muy mal, no sé hacerlo.

¿Ves que se te quiebra, que se te rompe?

¿Sabes por qué? Porque se seca con el aire, ¿ves esto?

Se quiebra, ¿vale? ¿Ves esta del centro, que la moldeo

y no se rompe? Si usas esta,

pam, pam, pam, hecha. Pero es que me queda muy mal

y no llegaré a tiempo. No me escuchas, si coges

esta lámina tan blandita, ¿ves?

Mira, pam, pam, pam, hecha.

Oye, Miguel, arriba, que hoy te juegas mucho, ¿vale?

Miguel. Que sí.

(SUSPIRA) Ay.

Qué buena pinta, José.

Que no se pegue, Alejandra.

Que no se pega, tranquilos.

Bueno, qué cosa, vas bien, ¿no?

No estoy muy segura si ya se me han hecho bien.

Déjalas un poquito más.

¿Con la tapa? Sí.

Bueno, ¿estaría orgulloso Manuel de tu receta o no?

Espero que sí. Eres muy competitiva, ¿no?

¿Cómo lo sabes? Tienes cara de guerrera,

luchadora, ahí fuerte.

Pues, sí. Pero, tienes un secreto.

¿Qué secreto? Tienes la escuela Masterchef

en tu casa. Ah, eso no te lo diré.

Como intuyo que sí la tienes, te diré una cosa en primicia

que quiero que la sepas,

este año, nuevos contenidos y será una cosa...

Dale.

Cúbrelo todo.

Ahora, creo que te pasaste un poco -¿Que me pasé, en qué quedamos?

Qué cocina más guarra.

Hala, plas.

Es que se me sale todo y estoy de los nervios.

Estás haciendo una marranada ahí con la máquina de los gofres.

Con lo que he limpiado yo. Con lo que limpias,

¿conoces a una amiga de Pepe?

No. Una tal Mari,

que es un poco cochina.

Veo un gofre un poco crudo por aquí.

Ese no vale.

¿Y el de dentro sí? No sé yo.

Mira la mesa de Alejandra.

¿Estas son las tortitas? Sí.

Bueno, se parecen bastante.

¿Cómo lo tienes? Bueno, bien, pero la limpieza, mal.

Piensa que lo importante es que el plato salga bien

y los últimos 5 minutos limpias la cocina,

céntrate, elaboraciones, después limpias todo,

pero, hazlo, que te veo bajita de moral,

estás como Miguel, estáis los dos uf

y hay que estar jo, jo, jo.

Jo, jo, jo, como Papa Noel. Pues, aúpa, aúpa y garrote.

Venga.

Qué hambre tengo.

Se está rompiendo. -Venga, va, Javi,

sin pausas, pero, sin prisa

o sin prisa, pero, sin pausa.

¿Qué pasa, Javier, cómo vamos? Bien.

Tienen buena pinta esos gofres.

Sí. ¿Y por qué está desenchufado?

Porque se me ha roto un poco este. Déjale ahí un poquito

más presionado para que seque, y lo demás, qué te falta,

¿tienes la nata montada ya?

Sí, ¿Vas bien de tiempo?

Sí, sí.

Pues, nada, Javier, suerte, ¿vale? Gracias.

Venga, Javi, bien, vas bien.

Ay, Loreto, cómo tenemos aquí la cocina, ¿cómo vas?

Creo que muy bien, aquí tengo la crema de guisantes,

la brandada de bacalao. ¿Te salió rica?

Tengo que probarla. Pruébala antes.

En vez de mirar los cangrejos que al freírlos no se miran,

solo comprobar que estén bien. Tienen que estar más doraditos,

limpia tu cocina, presenta bien todo

porque aquí veo un poco de caos.

Sí. Mucho desorden.

Javi, ¿qué haces?

-¿Qué haces, Javi? -Estar alegre, qué voy a hacer.

Está superalegre y no sabe que tiene que emplatar,

hacer todas las tortitas.

Atención, aspirantes, en cinco minutos los platos

tienen que estar listos.

(ANIMAN) Va, venga, chicos, ¡vamos, chicos!

Los que tenían que hacer las elaboraciones de María

era lo más fácil, pero,

trabajan guarretes, guarretes, mira, Alejandra.

Las gemelas no te quiero ni contar. Sobre todo, Loreto,

que ni ha probado ni nada. La liaron parda,

la forma de trabajar ha sido muy tranquila y no muy buena.

He puesto demasiado pimiento.

-¿En la brandada se ponía pimiento? -Sí.

-Huy, pues, no he puesto pimiento.

José, queda superpoco, emplata ya.

José, me está estresando.

-¿Te da pena que se vaya? -Sí.

-¿Le quieres? -No.

Yo quiero que no se vaya.

Venga, va, Javi, vigila eso que vas muy de culo.

No sé si me va a dar tiempo, pero, terminarlo lo voy a terminar,

haré todo lo posible por seguir aquí.

Se chupa los dedos y sigue cocinando, qué asco.

(CANTA)

Estela terminó hace un rato.

-¡Oh!

Aspirantes, último minuto.

¡Vamos, Javi, vamos, Kaitin!

¡Último minuto!

¡Vamos, José!

Corre, Javi, que quedan... -Quedan 15 segundos, rápido.

¡Vamos, Javi, la tortita!

Diez, nueve, ocho,

siete, seis, cinco,

cuatro, tres,

dos, uno, tiempo.

Manos arriba.

Venga, chicos, que no pasa nada. -Vamos, chicos.

Y no he terminado.

-Javi, lo hiciste bien, no pasa nada.

Está muy bien.

Yo creo que me ha salido bastante bien

y espero quedarme aquí otra semana más

porque si se acaba tan pronto va a ser un chasco.

Si quieres aprender lo que necesitas saber

sobre cocina, tenemos una novedad. En la escuela online de Masterchef

ya hay nuevas recetar con las que te convertirás

en un auténtico Masterchef.

Además, nuevos trucos con los que sorprenderás

a tu familia y amigos con deliciosos platos.

Ya lo sabes, entra en la escuela Masterchef.

(SUSPIRA) La leche.

Oh.

Aspirantes, ahora, el jurado catará vuestras elaboraciones,

así que, por favor, Loreto y Virginia,

vosotras vais a ser las primeras, adelante, chicas.

Va temblando.

Vamos, chicas. -Venga, chicas.

Gemelas al poder.

Loreto, preséntame tus platos.

He hecho un bao con ensalada de brotes

y un cangrejo en tempura.

Por otra parte he hecho bacalao con dos salsas,

la verde es de guisantes. ¿Y la otra?

De "bacalado". ¿"Bacalado"?

De "Bilbado".

Bacalao. Bacalao.

¿Es brandada lo de ahí debajo naranja?

Sí. ¿Qué le echaste para ser naranja?

Más pimiento y menos bacalao y se ha quedado naranja.

Partiendo de la base que la brandada no lleva pimiento,

todo lo que le echaras es de más.

Pero, bueno, hay que probarlo.

De ajito le has puesto bien.

Yo veo fallitos, lógicos, el crujiente de bacalao

no está mal, lo que está muy mal es la brandada.

Una brandada de bacalao es de color blanco

porque es la carne del bacalao

ligada con un poco del aceite de hacer un pil pil

y triturado, entonces, siempre una brandada de bacalao es blanca.

En este caso no se aprecia el sabor del bacalao,

solo pimiento, echaste pimiento

porque ha sido una cosa libre que hiciste,

pero, qué pena que se pierde

el sabor del bacalao que es lo que se pedía.

Y, luego, hay algo ahí que es lo que más perjudica

al bao que es mucho ajo crudo.

Yo diría que no le he puesto ajo. No habrás limpiado la tabla

y te sabe el bao y la brandada a lo mismo, a ajo.

El cangrejo está blando, la brandada no está,

que era un poco la parte complicada del plato,

eso sí, está supercrujiente la piel,

eso, lo que mejor has hecho.

Loreto, lo han dicho todo, lo que me preocupa

es cómo tenías la cocina.

Tela, tela, la suciedad que ha quedado en esa cocina.

Eso sí lo podías controlar. Vale.

Virginia, ¿qué tal tus platos?

Pues, hice la brandada

con la salsa de guisantes y le he puesto pan

y eso. Nada como probar

para saber cómo están las cosas.

¿Está bueno?

La brandada de bacalao es correcta, tiene el tono blanco

de una brandada de bacalao,

el crujiente está correctísimo y tal y el bao

me gusta más el tuyo que el de tu hermana

porque lleva esa salsita

que le da más cremosidad, jugosidad.

Yo creo que este es mucho más refinado, podías haberte dado

la vuelta y echarle una manita a tu hermana.

Pues, no lo había pensado.

Me pongo en la situación de Loreto y Virginia

y sería bastante horrible competir contra mi hermana.

Loreto, no pretendemos comparar, lógicamente,

sí pretendemos enseñaros.

(CANTA)

Y lo más importante, tu cocina está mejor.

de limpia, me refiero.

Gracias.

(CANTA)

Oye, estoy oyendo...

¿Quién está cantando?

¿Miguel? Estás cantando.

¿Qué cantas?

Cántala en alto que la oigamos todos, te oigo ahí en bajo...

Vamos, Miguel. -Venga, arráncate.

-Venga, Miguel.

-Vale.

Rivera nos dejó pronto, pero su arte aquí está.

Cómo se me va a olvidar como toreaba Yiyo

nadie ha vuelto a torear.#

(TODOS) ¡Ole!

Miguel, estás preocupado tú por la cata.

Que cuando estoy nervioso, canto.

Vale, vale. En fin, hermanas,

que está todo dicho, solo un apunte,

para quien no sepa qué es el cangrejo

este americano de cáscara blanda

que se fríe, que dirán: "¿Cómo se come eso

si los cangrejos son duros?". Este se coge así

y se fríe en tempura

porque muda, suelta la cáscara y ahí se come.

Se llama "soft shell crab" en inglés,

esto lo diría mejor Jefferson.

Lo has dicho bien. ¿Lo dijo bien Pepe?

¿Lo dijo bien? Está mejorando mucho el inglés.

Avanzo mucho desde que estoy a tu lado, que lo sepas.

Pepe, creo que necesita unas más clases de inglés.

Él no ha pasado a inglés junior.

José Enrique y Miguel, es vuestro turno.

Vamos, José. -Venga, José, tú puedes.

Bueno, José Enrique, cuéntanos, ¿qué plato nos has hecho?

Yo he hecho un ceviche, lleva corvina, cebolla,

maíz, un poco de picante

y las samosa lleva cebolla pita, carne picada

y le he puesto el curry.

Bueno, pues, probemos las famosas samosas.

Madre mía, ya lo ha "escachao".

El ceviche está muy bien, un poquito más de lima

y de sal y lo bordamos.

La samosa se podía haber secado más en un papel absorbente

para toda esa grasita

que tiene por fuera, no te la comas,

pero, el relleno está muy rico. Sí, chef.

A ver, la estética es muy importante,

es una reproducción no solo parecida,

es muy bonita, la cebolla muy bien cortada

y se nota que estabas concentrado en lo que hacías

y tenías claro que estás

en "Masterchef" y hay que luchar para seguir aquí,

o sea, que felicidades. Gracias.

Quiero que se salve José Enrique porque en la cocina

es un amigo muy bueno, muy buena persona y me gusta.

Miguel y tú, ¿qué tal?

Al principio estaba un poco...

no estaba tan contento, pero, ahora, sí.

¿Cómo se llaman tus platos?

Mira, este es un ceviche y lo otro no me acuerdo del nombre.

A lo mejor, cantando te sale.

Bueno, empanadilla.

Samosa. Samosa.

Ah, samosa. Ahora, me sale.

¿Y lo otro, ceviche de?

Salmón.

¿Cómo que salmón? Ah, no, lubina, perdón.

Ah. Lubina.

Corvina. Corvina.

Pues, corvina.

Bueno, probemos el resultado.

Bueno, Miguel, a nivel de sabor, que es lo importante,

no está mal, ese ceviche

tiene un poco más de limón, es más expresivo,

tiene más sabor, le falta sal. Es que sal la he echado,

pero, me daba miedo que se pasara

porque, si se pasa, no está tan bueno,

entonces, le eché poquita. Pero, algo importante,

cuando os dejamos probar antes de hacer la prueba

no es para que comáis,

es para que os acordéis del sabor que tienen las cosas

y, luego, lo reproducís.

No es fácil aliñar, pero, os pedimos que aprendáis,

defectos hay unos cuantos.

Si él tenía que secar con papel

la fritura, tú, también, amigo porque...

esto es terrible el aceite que tiene.

Hubo un momento que te pusiste a cantar, cerraste los ojitos

y lo diste todo y te has centrado en cantar

y lo has hecho muy bien, el cocinar es lo mismo,

te tienes que centrar en cocinar para ganar

y no lo haces mejor por una cosa tan tonta

como no fiarte de ti mismo, dudar, te distraes

y tienes que centrarte en lo que haces.

Sí, pero, una cosa que he hecho... Y dejar de decir excusas.

Claro que lleva razón Jordi

porque yo me pongo muy nervioso a veces,

yo hago las cosas como siempre, cantando.

Que sí me he enterado, pero, como han dicho

tantas cosas, no sé si lo hice bien o no.

Ay, José.

Kaitin y Estela, es vuestro turno, adelante.

Muy bien, chicas.

-Kaitin, Estela. -Suerte.

Bueno, Estela, cuéntame cómo has bautizado tus platos.

Estos son dumplinds con langostinos y carne

y tacos de carne y ensalada de col.

¿Lo habías hecho antes?

Los dumplinds, sí, los tacos, no.

Vamos a ver qué tal.

Yo no quiero ni verlo.

Ay, seguro que está muy bueno, venga.

-Está seco como un caballo.

Si lo aliñamos un poco, mejor.

¿Un caballo está seco? -Pues, no tengo ni idea.

Está rico, está todo bien hecho, pero, le falta ese toque

de personalidad que hace que la cocina

sea una bomba en la boca.

Bueno, yo creo que está todo bastante bien hecho,

ahora, son pequeños detalles, claro, podías haber cocido

un poquito más el dumplind,

el relleno, correctísimo, muy bueno

y los tacos a mí me gusta. al probarlos,

que haya mucha más carne.

Vale. Guisada o salteada,

con verduritas y toque picante que es lo que le falta,

pero, está bastante bien hecho.

Vale, gracias.

#Es que yo guardo donde te escribí

que te sueño y que te quiero tanto.#

Canta, pero, más bajo.

¿Kaitin? Es lo mismo que el suyo

es un taco pastor y unos dumplinds

que he puesto tres para que haya uno para cada uno.

Uno por cabeza.

Lleva carne, ¿eh? Y bastante...

¿Tú estás satisfecha? Creo que me quedó muy bien.

¿Habías hecho antes dumplinds, por ejemplo?

No, nunca los hice ni taco pastor ni nada.

Hay poco que decir, hay sabor, el relleno del dumplind,

fantástico y el taco tiene lo que tiene que tener

para ser un trabajo bien hecho.

Todo bien, bien, bien y lo más importante,

tu actitud bien, también, cocina limpia, sabor,

la reproducción es casi idéntica

y la estética es casi idéntica, lo lógico sería darte un muy bien,

pero, por tu edad y por no haberlo hecho

nunca, se te tiene que dar un excelente.

(APLAUDEN) Gracias, chef.

Y que sepas, creo te has posicionado ya

como un rival a batir.

Gracias.

Para mí esto es una supermotivación

para llegar a ser la ganadora de "Masterchef IV".

Me encantaría.

Gracias.

Para el final hemos dejado las elaboraciones dulces,

así que, Javier y Alejandra, por favor, al atril del jurado.

(APLAUDEN) Venga, chicos.

Alejandra, Alejandra, antes de probar,

creo que eres una chica consecuente e inteligente,

te haré varias preguntitas. Vale, vale.

¿Podría estar mejor esto?

Sí.

¿El menú era el más difícil?

No.

¿Podría estar más limpia tu mesa?

No.

¿Cómo que no? Bueno, sí, sí.

¿Estás contenta con el resultado? Sí.

¿Sí? Que sí, que creo

que el plato está bien.

Vamos a probarlo.

¿Esto era así en el foodtrack?

No. Qué has hecho, cuéntame.

Un homenaje a la nieve.

Y las tortitas esquiando.

Ah, las tortitas esquían en una montaña de nieve, ¿y aquí?

Ahí, como la naturaleza,

la hierba, el chocolate. ¿Y la gofre?

La gofre, la tierra.

Te lo estás inventando sobre la marcha.

Sí.

Alejandra, no te lo voy a maquillar

seré sincero porque esperaba de ti un poquito más.

Si a Kaitin su examen se lo he hecho con un bien actitud,

bien sabor, bien limpieza, en tu caso tú misma

has resuelto ese examen,

pues, no está bien, pues, no está bien y eso,

el resumen, es un cate.

Y estás a expensas de lo que hagan tus compañeros.

El problema es que hay un exceso de nata

y lo peor de hacer estas masas es que se te queden crudas

y están crudas, les falta tiempo en la gofrera.

Si no fuese el de Borja, diría que esto es un Ecce Homo.

Es que es un Ecce Homo.

Bueno, pues, probemos el de Javier, a ver si está un poquito mejor,

Javier, ¿contento con lo que hiciste?

Ese no mucho. Este no mucho y es el que cogí,

me cago en la mar salada, ¿cuál cojo entonces?

No, ese no. He cogido este y me dices que no.

Si te gusta el chocolate, coge ese.

Vale, este para mí.

Pegote. ¿Qué le has echado

a la tortita para que esté tan dura?

Nada.

Está terminando los gofres y eso y no me ha dado tiempo.

¿Qué no te ha dado tiempo? Echarle el chocolate al gofre.

Me ha faltado un pelín.

Con 5 minutos más, me hubiera salido mejor.

Tu masa está cruda, totalmente, cruda,

por eso está dura tiene que ser una masa esponjosa,

superligera en boca

que sea como una esponjita.

Y, sobre todo, la manera de trabajar, Javier.

Hemos estado algo guarretes, esto es verdad.

Las manos se chupan y vuelve a meter, lo extiendes,

lo digo por si te gustaría ir a un sitio y te lo hicieran así.

No.

Va por los dos.

A mí, todo lo que dicen va a misa y muy bien.

(APLAUDEN)

Ya,

pero, bueno, eso no me garantiza nada

Aspirante, este es el momento crucial de la noche.

Ahora, el jurado tiene que repartir

los puntos de la prueba, para eso hay que deliberar.

Así que, jueces, adelante.

Suerte.

Igualmente. -Mucha suerte.

Que tengas mucha suerte.

Chicos, os recuerdo que cada uno de vosotros

tiene 3 puntos en este momento a los que sumaremos

lo que el jurado dé, ahora, que ya supongo,

tendrán un veredicto, ¿no?

Sí, Eva. Pues, por favor, cuando queráis.

Hay un aspirante que nos ha demostrado

que tiene la actitud de un auténtico cocinero

y ha preparado los dos platos a la perfección.

Por eso, merece 6 puntos.

Kaitin.

(APLAUDEN)

Muy bien, Kaitin.

Me encuentro con un subidón que no me lo creo ni yo.

Es como si fuera la primera de la clase.

Los puntos son para un aspirante que trabajó de forma impecable

y consiguió que sus dos platos tuviesen la presentación

y el sabor que buscábamos.

José Enrique.

(APLAUDEN)

Muy bien, José.

El aspirante que se lleva cuatro puntos ha hecho un plato

que no estaba bien acabado, pero, el otro estaba perfecto.

Estela.

(APLAUDEN) Bien, Estela.

Ya se quedan los que yo quería.

Bueno.

Imposible. Los tres puntos son para alguien

que ha luchado contra sí mismo

y ha conseguido sacar dos buenos platos.

Miguel.

Te lo he dicho.

Está muy bien.

Yo estoy todo tensa

que tensa, pero estoy contenta y sin llorar.

Los dos puntos son para un aspirante

que no consiguió realizar lo que pedimos,

pero, de los cuatro que quedáis

es el que se quedó más cerca en el aprobado.

Virginia.

Oye, si quieres, puedes llorar, estás toda tensa.

Por lo tanto, Alejandra, Javier

y Loreto os lleváis un punto cada uno.

(LLORA)

Que no pasa nada. -No hay que llorar.

Tienes que estar contenta con lo que has hecho.

Yo a mis compañeros

les dije que no hacía falta llorar mucho,

a ver, llora, desahógate, yo no necesito llorar.

Hoy, tres de vosotros os bajáis en esta primera parada,

pero, para nosotros, todos sois ganadores.

Los tres aspirantes que esta noche dejan

las cocinas de "Masterchef Junior" son

Loreto,

Javier

y Alejandra.

Me da un poco de pena que esto se acabe tan pronto,

pero, hay gente que no ha llegado hasta aquí y tú sí,

pues, ya está, se acaba, no hace falta llorar.

Como recuerdo de vuestro paso por "Masterchef", os lleváis

estos trofeos, toma, Alejandra.

Tienes que estar contenta, llegasteis muy lejos.

Es un juego y no todos llegan, vale?

Pero lo hiciste muy bien, venga.

Aunque me he ido yo,

mi hermana está más triste, pero, no me pasa nada

(LLORA)

Es que me da mucha pena que se vaya.

Mírame, mírame.

Estoy mal,

muy mal porque me encanta "Masterchef",

la cocina

y mis amigos.

(LEE) Yo participé en "Masterchef Junior IV".

Anda, que eso no lo puede decir todos.

Por eso quiero que os vayáis con una sonrisa en la cara,

lo hicisteis, perfectamente, bien y por si eso no fuera poco,

tengo preparado un montón de regalos para vosotros.

Mira, aquí tengo, por ejemplo, el juego de mesa oficial

de "Masterchef Junior".

Jo, qué guay.

Además, os regalamos seis meses de acceso ilimitado

en la escuela online de "Masterchef".

Oye, ¿y esto para quién será?

Que tengo aquí un montón de regalos

de nuestro supermercado patrocinador "El corte Inglés".

Pues, mira, este se lo voy a dar a... Javier.

Guau, una tablet.

Joder, qué morro.

Loreto, esto es para ti.

Guau, Loreto, una cámara de fotos.

Qué chulo.

Y este, Alejandra, ¿cómo lo ves?

Que lo quieres, a que sí. Hombre.

No sé qué será, pero, es enorme. Eso es gigante.

No me digas que es lo que... Esto es un ordenador portátil.

Es un portátil. Un portátil.

Ahora, con la escuela online

ya puedo cocinar más y la veré en mi ordenador nuevo.

Bueno, estáis mejor, ¿a que sí? Sí.

Además, tenéis un recuerdo

inolvidable del paso por el programa.

(AMBAS) #Son las cosas de la vida son las cosas "Masterchef",

no tienen fin ni principio ni un cómo ni un por qué.#

Han trabajado en equipo y cocinado para más de 50 personas.

Han luchado de forma individual preparando dos platos

inspirados por ganadores del programa y están dando

sus primeros pasos para que uno de ellos

sea el campeón final.

Pero, lo que han conseguido todos es cumplir el sueño

de todo niño aficionado a la cocina,

vivir la experiencia "Masterchef Junior".

Nos vemos la semana que viene, yo solo os puedo dar

el consejo que os doy siempre, pero, creo que se me ha olvidado,

¿vosotros lo sabéis, sí?

Sí. Pónganle...

(TODOS) Sabor a la vida.

Nos vemos la semana que viene.

Buenas noches y bienvenidos a "Masterchef Junior".

Quiero presentaros a alquilen muy importante en mi vida,

mi madre Sabín.

Desde el restaurante "Martín Berasategui", en Lasarte,

el propio Martín Berasategui.

Óscar, para de comer ya, bonito.

Pero, tío.

Pero, ¿qué ha pasado, qué pasa ahí?

Nos encontramos en el Vall d'Hebron, Barcelona,

campus hospitalario.

Cocinaréis para 80 comensales.

Haced las elaboraciones os quiero ver volar.

Me quemo y no me ayudan, se me va a quemar.

Panceta, mujer. Esto es una tontería.

Vale, vienen los camareros. Tienen que salir, ¿vale?

¿Oído? (TODOS) Sí, chef.

(Aplausos)

(TODOS) ¡Hala!

Los tres aspirantes que no pueden seguir cocinando

en "Masterchef Junior IV" son...

MasterChef Junior 4 - Programa 1 - 20/12/16

20 dic 2016

Los candidatos que entren en MasterChef Junior se quedarán con la boca abierta, no solo por ver al jurado o estar en las cocinas del talent culinario, sino porque una piñata gigante que imita la cabeza de Pepe Rodríguez les dará la bienvenida. En su interior esconderá los delantales que los candidatos usarán para cocinar un plato sorpresa. En juego está entrar en la competición de cocina más espectacular del país.

Los aspirantes comenzarán haciendo una escapada a Valencia, donde conocerán cómo se cultiva un producto tan típico de la zona como el arroz. En Bioparc cocinarán un menú valenciano y servirán 50 raciones para los visitantes del parque. Para continuar en esta aventura tendrán que conseguir el mayor número de puntos preparando platos de alta cocina en versión mini, como los que se sirven en foodtrucks. Mario, Manuel y María, los tres ganadores de MasterChef Junior, y Carlos Maldonado (ganador de MasterChef 3) traerán platos preparados en foodtrucks y que tendrán que reproducir. Los tres aspirantes que no obtengan el aprobado tendrán que abandonar la competición.

Contenidos disponible hasta el 20 de diciembre de 2017.

ver más sobre "MasterChef Junior 4 - Programa 1 - 20/12/16" ver menos sobre "MasterChef Junior 4 - Programa 1 - 20/12/16"

Los últimos 83 programas de MasterChef Junior 4

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos