www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
3389219
Para todos los públicos MasterChef Junior 3 - Programa 1 (2ª parte) - 01/12/15 - Ver ahora
Transcripción completa

(Gong)

"Konichiwa", jurado.

(TODOS) "Konichiwa", Eva.

Si yo llego a saber que el kimono os queda así,

os hubiésemos vestido de otra cosa.

Pues, mira, yo a ti te veo muy apropiada,

Andalucía y Japón tienen mucho en común.

Hombre, míralo. ¡Ole!

(RÍE)

Oye, pues yo creo que estamos guapísimos

y que nuestro atuendo va a inspirar a nuestros aspirantes.

Seguro que sí, porque el reto que les espera no es nada sencillo.

No sé yo si los chicos se van a concentrar mucho

viéndoos así. Y, cuidado, ¿eh? Varios se juegan la permanencia.

(Risas) ¡Uh!

(Murmullo) -¡Ah!

-¿Pero qué?

-¡Qué chulada!

-¡Qué monos! Van todos vestidos de japoneses.

Nuestros aspirantes acaban de vivir su primera prueba por equipos.

Ya saben que en cocinas todos reman a una.

Y si aún no lo han aprendido, tienen una nueva oportunidad

cocinando por relevos en una prueba de lo más exótica.

"Konichiwa".

-Cuando he entrado en plató he pensado:

"Eva y Samantha están horrorosas".

-A mí me ha parecido que estaban bien guapas.

"Konichiwa", "aspilantes". (TODOS) "Konichiwa".

Bienvenidos de nuevo a las "cochinas"

de "Mastelchef juniol". "Grachias", Eva.

-¿Tú cómo has visto a Eva? ¿Iba guapa?

-Yo sí la he visto mona y a Samantha también y eso.

Os enfrentáis al último reto de la noche,

pero antes vamos a ver cómo está la clasificación.

Con cuatro puntos tenemos a Pablo, Ramón, Bruno, Xavier,

Hugo y Cristina.

Con cinco, Mauro. Con siete, Martu, María Querol,

Lukas, Chloe y Álvaro.

Con ocho puntos María, con nueve Laura

y, con 11, Martina y Covadonga.

Enhorabuena a las dos porque sois las aspirantes con más puntos

y vuestra continuidad en el programa,

pase lo que pase hoy, está garantizada.

Qué bien. Podéis subir a la galería.

Enhorabuena a las dos. Adiós.

(Aplausos)

-Se ve todo desde aquí.

Pablo, Hugo, ¿por qué creéis que os hemos puesto juntos?

Mira, Eva, no lo sé, prefiero no pensarlo.

¿Y por qué no lo quieres pensar?

Pues porque, mira, me ha igual con todos

menos con Hugo, y justo ha sido Hugo.

Mira, vamos a intentar hacerlo bien

y sacar el mejor plato que podamos.

-Hemos hecho las paces. -Se han hecho las paces y punto.

Pablo, Hugo, os hemos puesto juntos precisamente para que aprendáis

a dejar vuestras diferencias a un lado.

Ahora vais a tener que enfrentaros al siguiente Reto

como si fuerais uno.

Lukas, te hemos visto muy cómplice de Laura

en todos los retos. Sí.

¿Tú estás contento de que sea tu pareja de cocinado?

Estoy muy contento con ella. Laura y yo lo haremos muy bien

porque ya somos muy amigos y ahora ya hay que hacerlo muy bien.

-Y él se ríe mucho y, al final, hacemos un buen equipo.

Mauro, si hubieses podido elegir pareja,

¿a quién hubieses escogido?

Eh, pues, hombre, a María, yo creo.

Es la que más conozco y con la que más he estado.

Mauro, yo sé que María y tú tenéis algo especial, ¿no?

(RÍEN)

A ver, María y yo no somos novios, solo somos amigos.

Aspirantes, preparaos para viajar al lejano Oriente.

Comienza la prueba de presión.

(TOCA EL GONG)

Aspirantes, antes de quitar el paño os voy a hacer una pregunta

muy importante y fundamental para el desarrollo de este reto.

Qué nervios.

Eh, ¿a que me queda genial el nuevo traje?

¡Hombre, claro!

A mí no me ha gustado cómo estaban vestidos.

-Es superretro, de otro siglo era eso.

Nada "swag".

Eso sí, esa piel que tenían las chicas,

como de porcelana y de nieve, me gustaría tenerla.

Ya sabéis que en este reto vais a cocinar en parejas,

así que quiero que a la de tres,

levantéis el paño.

Uno,

dos

y tres.

¡Oh! -Vamos...

¡Un barco, qué chulo! -¡Cómo mola!

¿Una barca? (TITUBEA) Pero, ¿qué es esto?

He pensado yo que el barquito ese servía

para, yo que sé, pues una vaporera o algo así.

Esto es para poner el sushi. -Olé.

Para el emplatado de sushi. -Arrasamos, arrasamos.

¿Prueba de eliminación, comida japonesa? No me voy.

¡Toma! (RÍE)

Aspirantes, MasterChef Junior 3 os va a dar la oportunidad

de viajar a través de la cocina para conocer

otras gastronomías, y este es vuestro primer viaje.

El barco, el gong y estos trajes nos trasladan

a una cocina que gusta muchísimo en España, la japonesa.

A mí no me gusta la cocina japonesa. ¿A ti?

Y encima está malísima. -Sí, pescado crudo.

¿Quién come eso? Y para saberlo todo sobre ella,

hemos invitado a un auténtico "Sushiman".

Desde el restaurante Kabuki Wellington, en Madrid,

con una estrella Michelin, Ricardo Sanz.

¡Ricardo Sanz! -¡Bravo!

¿Qué tal? ¿Cómo estás? Bien.

¿Pero dónde estamos, en Madrid o en Tokio?

Cuando ha dicho "Sushiman" creía que iba a venir

vestido de súper héroe o algo de eso...

Ricardo, muchas gracias por volver a nuestras cocinas.

¿Te habías encontrado alguna vez

con un público tan precoz? Veo futuros cocineros ahí, eh.

Creo que va a ser dificililla esta prueba...

Aspirantes, por favor, acercaos.

Ricardo, has traído cuatro platos

para que nuestros aspirantes vean

cómo es la cocina japonesa.

Bueno, vamos a ver. Primero, primero hemos traído

unos sushis nigiris. En este caso he traído un maki.

"Maki" significa "rollito"

Aquí os hemos traído unas empanadillas, gyozas.

Y bueno, aquí he traído una tempura.

Tengo un restaurante japonés al lado de casa

y entonces el tempura no lo había probado,

pero sí lo había visto.

Ricardo, veo a nuestros aspirantes

un poco asustados. ¿Van a tener que cocinar todo esto?

Bueno, pero yo les voy a dar unas nociones básicas

para que lo hagan lo mejor posible.

Pues bueno, Ricardo, explícanos un poco este primer plato.

Lo primero que vamos a hacer son unas piezas de sushi.

Ahí tenemos un poquito de arroz blanco.

Primero hay que lavar el arroz, hay que sacarle

todo el almidón con agua fría. Se pone todo a cocer

y al primer hervor se apaga. Se cuece y luego se le echa

una mezcla de vinagre con azúcar y sal.

Lo movemos muy bien, y ahí es donde entra el abanico,

enfriando el arroz. No hace falta moverlo

todo el rato, pero un poquito cada dos, tres minutos.

Entonces, hay que humedecerse un poquito las manos,

es muy sencillo.

Y cogéis una bolita de arroz, ni muy grande, ni muy pequeña.

El sushi es para comérselo de un bocado.

Se coge... tu ventresca de atún, en este caso.

Se le da un poquito de forma -Ah...

y ya está la pieza de sushi. Explícanos qué diferencia hay

entre un sushi y un maki.

Un sushi nigiri, pues sería una bolita de arroz

con el pescado encima y el maki sería

enrollado con una alga, un alga nori,

que es un alga seca. Nos ayudamos por una esterilla.

Entonces cogemos la cantidad de arroz justa,

ponemos en medio

y ya tenemos nuestro salmón cortado

para que quede perfecto. Entonces, ahora nos ayudamos

por la esterilla. Agarramos un poquito el pescado

para que no se salga,

dejamos una sola pita de alga para que luego pueda pegar,

damos media vuelta más...

Nos queda cortarlo

en seis trozos iguales

y bueno, aquí tenéis el maki hecho.

La comida de Japón, ni hacerla, ni comerla, vamos nada.

Ni me gusta, ni la hago, el pescado crudo me da repelús.

Hay mucha gente que lo adora, pero mi caso no es.

Las gyozas son unas empanadillas

hechas de masa. Cogemos la masa,

nos la ponemos en la mano, humedecemos el borde,

cogemos una cantidad de relleno justa,

para que tampoco se nos sobresalga,

y entonces vamos haciendo un pañuelo y vamos cerrando,

que como lo hemos humedecido, pues se queda pegado.

Y aquí tenéis la empanadilla.

¿Cómo se prepara esto? En una sartén,

con un poquito de aceite de oliva calentito,

doramos por la cara que se ha quedado lisa.

Entonces le echamos un poquito de agua.

Cuando el agua se evapore, ya está la empanadilla hecha.

La masa de tempura, haríamos una medida, más o menos,

pues como de litro y medio de agua,

con dos yemas de huevo, un huevo, se bate bien,

se echan cubitos de hielo para que esté la masa muy fría

y ahí le vas echando un poquito de harina, lo vas moviendo,

tienes una sartén con bastante aceite

y ya lo fríes. Que no se pase mucho,

que quede doradito, pero que no se quede quemado.

Menos mal que ha venido Ricardo Sanz, que si no,

el sushi no sabía hacerlo para nada.

Aspirantes, nuestro supermercado patrocinador

nos ha traído el mejor pescado fresco

para que vuestros sushis y makis os salgan perfectos.

¡Uf! Me estoy poniendo muy nervioso, más nervioso

de lo que seguramente me ponga luego con las parejas.

Vais a trabajar juntos, pero no al mismo tiempo.

El aspirante que no esté cocinando, se colocará

a este lado de la cocina, ¿vale?

Podéis hablar, pero nunca entrar

y ayudar a vuestro compañero.

El que esté cocinando puede entrar al supermercado

todas las veces que lo necesite.

El cambio de cocinero lo daremos cada diez minutos

con el gong, ¿entendido? (TODOS) ¡Sí, chef!

Este jurado os va a valorar de forma individual,

de modo que no os va a servir esconderos detrás

de lo que haga vuestro compañero.

Tenéis 90 minutos para cocinar las cuatro elaboraciones

y tres minutos para entrar por primera vez

en el supermercado, así que decidid quién es

el primero que va a entrar, que será el primero

que empiece a cocinar.

Tú haces lo que es el sushi... -Yo hago el maki, "please".

A mí me da igual. -Pues a mí lo que se me da bien

es la tempura y lo otro.

Empiezo yo por el gyoza.

¿Lo tenéis claro ya todos? (TODOS) ¡Sí, chef!

El tiempo comienza en tres,

dos, uno,

(Gong) ya.

¡Vamos, Pablo! ¡Rápido!

¡Pablo, coge todo!

A ver, esto es aceite de sésamo, importante.

¡Pablo, va! -¡Ay, el pescado!

Jobar, importantísimo. -¡Los huevos de trucha!

¡Huevos de trucha! -Ya, ya lo he cogido.

Salsa de soja, importante. -¿Harina has cogido?

Sí. -Venga, ahora piensa tú.

¿Wasabi?

Recordad que podréis entrar en el súper tantas veces

como queráis. Eso sí, lo hará el que esté cocinando.

¡Ven ya, ven ya! -Setas, setas.

Ven aquí ya. -¡María Fernández!

¡No, Pablo, tío! -Venga, súper bien, súper bien.

¡Pablo! -Ya.

¿Habéis terminado?

Perfecto. Primero, pon a hervir el arroz

y después el relleno de la carne.

Venga, tú puedes, Martu.

Lo vas a hacer genial. -Que no esté sucia la cocina.

¡Venga, venga! ¡Empieza ya, el arroz!

¡Tú puedes, Ramón! ¡Eres una máquina!

Más me vale que pueda...

500, eh. -¡Pablo, hazme caso!

¡Pablo! -¡Oh! No, no te puedo

hacer caso ahora. -¡Me cago en la leche!

¡Vamos, María!

Venga. -Eres un pesado.

¡El colador, el colador!

¡Tapa el arroz! -¡Que sí!

A ver, yo no soy tan mandón,

pero me estoy poniendo muy nervioso.

Está saliendo más blanca que blanca.

Sí, sí.

¡Pablo!, el arroz en un colador, ¿vale?

Ah, es verdad. Sí lo tenía que hacer en el otro colador.

Si supiera dónde está... -¡Ay, Pablito!

¿Está transparente? -No.

Hay muchas maneras de enterarte de lo que pasa

en estas cocinas. Pero, ¿sabes cuál es la mejor?

La revista de MasterChef Junior.

Aquí tienes todas las curiosidades,

entrevistas con los aspirantes y recetas, para que seas

el primero en enterarte de todo.

Llévatela cada semana con tu revista

del corazón favorita.

Agua helada, venga. -¡Vamos!

¡Vamos, chicos! -¡Venga!

¡Venga, María, que vamos muy bien!

¿Ya te ha salido transparente? -Sí.

Pues ponte a hervirlo, corre.

Y al siete con el papel de plata.

Pero que todavía no he puesto el arroz.

Vale, venga, rápido. Muy bien, Xavi, muy bien.

Lo esparzo un poquito porque... -Sí, sí.

Eso, das dos vueltecitas...

Ponlo a siete y cuando empiece a hervir, a cuatro y medio.

¡Ahora ponte a hacer el relleno de la carne!

Me encanta la actitud que tienen.

No, eso estaba además ahora mismo pensando,

que ya te gustaría encontrar gente con estas ganas

y esta preocupación. Total.

¿Tiene tapa eso?

Sí. -Vale, pues pon la tapa.

María es muy amiga mía, es muy maja.

Entonces nos llevamos muy bien, porque nos conocemos

desde el primer casting. Yo no digo que sea fea,

pero solo somos amigos.

¡Muy bien, muy bien!

¡Jo, qué nervios, tío! Me voy a morir.

¡Ahora otra por encima!

Otra por encima. -Sí, sí.

¡Venga, María!

¡Tú puedes!

La jarra, eh... -¡Pablo!

¡Pablo, va! ¡Va, céntrate!

Me está dando muchas órdenes y me está agobiando un poco.

Mira, de verdad, la presión se me da fatal.

¡Ahora lo tapas! ¡Lo tapas!

Mi compañero es un desastre.

¡Vamos, María!

Que sí...

Lo tengo.

¡Aspirantes, cambio de cocinero!

¡Venga, Hugo!

¡Hugo!

Que yo sé lo que tengo que hacer.

¡No, eso no lo toques, el aluminio!

Vale, el relleno de la carne, vale.

Eh...

Eh... ¿Has cogido...? Esta es la carne, ¿no?

Sí. -Vale.

Primero... -¿La trituradora dónde está?

Límpiate las manos con papel. -¿Dónde está?

Con papel que hay abajo. ¡No, con papel que hay abajo!

¿Hay abajo?

He hecho sushi una vez en mi casa para una comida

y me salió bien y me felicitaron y todo eso.

Rápido, no tienen que ser muy pequeños,

lo vas a meter en la picadora. -Ya, si lo estoy cortando...

¿Le pongo la mitad?

Empieza con la mitad. ¡Cuidado no te cortes!

¡Los dedos atrás!

No, no, ¡no lo toques! -Vale, no lo toco.

El sushi no lo había hecho nunca y no me gustó.

Nunca lo probé porque el pescado crudo...

¡Lukas, el cebollino pícalo!

Sí...

¡Mauro, en dos minutos, el arroz apagado!

¡Vale!

¿La cebolleta la corto? -La parte verde, y la picas

un poquito para dar sabor.

Ramón como pareja me parece alucinante,

porque es un chico muy vigorizado, muy rápido,

que no tiene prisas y no tiene pausas.

¡Venga, vamos Chloe! -¡Coge la carne y la pones

en la picadora! -Pues vamos un poco... mal.

No has cogido carne. -¡Sí he cogido, imposible!

Uf...

¡Bien, bien! ¡Córtalo en cubos! -Sí, es lo que iba a hacer.

¡Vamos! -¡Échale más cebollino, Lukas!

Sí... Laura me está metiendo mucha caña.

No sé por qué, pero...

Va, Bruno, va.

¡No metas la pieza entera en la picadora!

Que Pablo sea mi compañero no es que me ayude mucho.

¿Has cambiado el fuego a cuatro y medio?

Sí, lo he puesto. -Vale.

¡No puede estar con trozos, tiene que estar bien picada!

Lo más difícil de la prueba creo que es la tempura.

Y como Ramón es un chico mayor, fuerte y seguro,

pues se lo he dejado a él.

Vamos muy bien, Álvaro.

¿Está bien picada? -Está genial picada.

¡Atención, aspirantes, cambio de cocinero!

¡Pablo, dale, dale hasta que quede muy picada!

¡Con el tenedor! ¡Dale con el tenedor, María!

¡Venga, María! -Ve cortando más pescado

para el maki. Cortándolo... como en juliana.

Sí, sí, sí. -Juliana gorda.

Con Mauro me llevo bastante bien.

Yo creo que hacemos buena pareja... cocinando.

¡Vamos, Xavi! ¡Lo estás haciendo genial, tío!

¡Eres un crack!

(GRITA) ¡Venga!

¡Venga, rápido, por favor! ¡Que llevamos poco tiempo

y muy justo! -¡María, por favor,

que hay poco tiempo! -¡Que nos pilla justos!

¡Ponle un poquito de wasabi! -¡Pablo! ¿Qué estás rayando?

¡Pablo!

Me cago en la...

¡Pablo! ¿Qué estás haciendo? -Soy consciente

de que Hugo está agobiado, aunque no deberías

de estar tan agobiado. -¡Pablo!

No sé si me voy a ir, yo espero que no,

pero igualmente yo tengo que estar segura de mí misma

y nunca tener nervios, porque son un enemigo.

¡Ahora deja las gyozas ahí, que reposen!

¡Y cuando termines, pon el arroz

en la bandeja con el abanico!

¡Esto huele fatal, tío!

Huélelo. -Huele muy... uy.

(RÍE) El wasabi, cómo huele, tío...

Si lo hueles, el polvo se te mete en la nariz

y te va matando.

¡Pablo, date caña!

¡Pablo, ni un segundo parado, leches!

¡María, María, el arroz! ¡El arroz!

Que hay que sacarlo y ponerlo a...

Pues venga, ahora... -¡El arroz!

A ver, primero recoge... ¡No, no, no! No, Pablo, eso no.

Me apetece comer.

Mira, Pablo, ahora coges la bandeja, pones el arroz,

ni un grano que quede en la cazuela, y lo abanicas.

¡Pablo, en la bandeja!

¡Atención, aspirantes, cambio de cocinero!

¡El arroz ya está! ¡El arroz, el arroz ya está!

No, le falta un poco... Dos minutos le faltan.

Yo a Cristina la veo un poco perdida,

entonces de esta yo empiezo a mandar, porque si no,

estamos perdidas.

¡Quita el arroz! -Sí, lo voy a quitar.

¡Pero todo no! ¡No lo revuelvas!

Sí, lo estoy quitando.

¡Vale, pero no le pongas lo quemado, eh!

¡Venga, Chloe, tú puedes! No te puede salir mal, eh.

Es verdad, con las miles de veces que lo he hecho...

Ve mirando y tocándolo un poquito,

y ya verás. -Sí.

¡Hugo, con brío, que el tiempo es oro!

¿Está bueno?

Uh, le falta... cantidad.

Prueba. ¿Sabe a sushi?

Perfecto. (CHILLA)

¡Venga, Cris! ¡Cambio de cocinero!

Oh, no, por favor... -Vale, empieza con los nigiris.

Vale. -Ahora, que te mojes las manos.

¡Muévelo más, muévelo más! -¡Pablo, rápido!

Lo tienes que hacer con el salmón, el rollito...

¡Pablo, corre!

No rellenes mucho, muy poquito.

¡Corta salmón y atún y haz los nigiris, móntalo!

¡Venga, María!

¡Dos laminitas finas, chiquititas!

¡Pablo, tú tranquilo, deja eso, que ya hago yo los nigiris!

Hoy me quedo sin voz. -¡Oye, que no hemos terminado

el relleno, que había que poner otra cosilla!

¡Que no había que ponerle más cosas!

¡Pablo! -(GRITA) ¿Qué?

¡Estás perdidísimo!

¡Vale, venga! ¡Muy bien, Xavi, campeón!

¡Muy bien! -¡El wasabi y el atún,

que no nos queda tiempo!

Laura, ¿cómo lo llevas?

Bien, más o menos.

¿Qué te pasa? ¿Qué te preocupa?

Que nos salga mal.

¡Cambio de cocinero!

Toma.

(RÍE) Toma.

Está un poquito...

Lukas, primero, como ha hecho Ricardo, hacer la bolita,

un poquito de agua, y luego le pones el pescado.

Bueno, yo creo que tú das muchas órdenes a Laura

y tú tampoco...

Tú eres de criticar fácil.

Eh, eso no puede ser. Sí, sí.

Sí, sí. Ya me lo dicen en el cole.

Oye, ¿la piel cómo la tenemos? Yo estupenda, ¿tú?

Sí, la tengo muy bien. ¿Y eso por qué?

Me he puesto una crema que se pone bajo la ducha.

Ahí va. Uy, si tienes

la piel muy suave. -Me has metido

el dedo en el ojo. (RÍEN)

Acuérdate, ¿eh? Poquito, no mucho.

¡Después que termines, pon el aceite

para las empanadillas! -¡Venga, Hugo, venga!

¡Tío, haberlo hecho tú, listo! -Aceite...

Perfecto, va. -¿Así?

¡Genial, venga, perfectas!

¡Venga, venga! -Sí, estoy buscando el wok.

¡Pero el wok es para la tempura!

El wok es para... Ah, vale. -Cristina está un poco perdida.

Entonces yo, como mandaba bastante... Si no mandaba,

hubiera sido... ¡Puf! Una catástrofe.

¿Lo prendiste, el fuego? -Lo prendí, sí.

¡Cuando esté caliente, las empanadillas!

Uy...

¡Venga, Cris! -Las estoy marcando.

¡Vale, que no se te quemen, eh!

Hugo, ¿cómo vas? Un poco ajustaditos de tiempo.

Vamos a ir... Os estáis peleando muchísimo.

¿No habíamos quedado en que habíais hecho las paces?

¿Eh? Sí. ¿Y qué ha pasado?

Pelearnos no, nos estamos diciendo qué tenemos que hacer

el uno al otro, pero... ¡Cambio de cocinero!

A ver, cuéntame tú, Pablo. Hola.

¿Habéis discutido mucho o no? ¿Hemos discutido?

No, un poquito. ¿Pero por qué?

A ver, chef, que no nos entendemos bien,

que hay algunas cosas en las recetas que...

¡Pablo, no le mires! ¡Trabaja mientras hablas!

Que no estamos de acuerdo. -(RÍE)

Mira, esta mal, mal, mal, mal. ¿Por qué quitas esa?

¿Por qué? Porque no está bien cerrada.

Cuidado que salta. ¿Qué estás haciendo ahora?

El nigiri. ¿Los makis están hechos?

El aceite. -Los makis no,

ahora mismo los voy a hacer, en cuanto termine el nigiri.

Pero empieza a calentar ya el aceite de la tempura.

Ok. -Poco a poco.

¿Y la verdura no la tienes picada todavía?

Tampoco. Controla la cocción de esto

y ponte a hacer el nigiri, que no llegas.

¡Hugo, tengo que hacer el nigiri!

Entre que se calienta el aceite, que hay

que hacer la masa, entre que todo, no da tiempo.

¡Venga, María! ¿Cómo llevas

lo del sushi ese de rollo? -Bien.

Chloe, la masa, la masa.

¡Chloe! -¿Qué?

La masa, la masa. -Vale.

Que le quedan 25 minutos y no han hecho la tempura.

Martina y Covadonga nos han dicho:

"¡Que no llegáis, que no llegáis!".

Y mi padre me suele decir que no me puedo hundir

por las cosas que piensen los demás,

pero ahí me he hundido un poco, porque ellas son

las que tienen los 11 puntos y puede que tengan razón.

Voy a hacer yo la tempura, ¿eh?

Lukas, dame ánimo. -¡Dame una "L", dame una "A",

dame una "U", dame una "R", dame una "A"! ¡Laura, Laura!

¡A ver, qué es eso! ¡Cosas encima de la vitro!

¡Recoge! -¡Que no puedo, que tengo

que hacer la masa de la tempura!

¡Ay, qué mal me está quedando! -¡Pablo, repítela!

¡Huele a quemado! -¡Pablo, sácalas!

¡Si es que no están! -¡Que sí están!

¡Me voy a ir a casa, punto, y ya está!

¡Que yo no me quiero ir a casa, Pablo!

¡Pablo! -Madre mía qué marrón.

¡Atención, cambio de cocinero! Enrolla el maki, ponte ya.

Voy, voy, voy, voy, voy.

¡Que no están! ¡Que no está la masa crujiente!

(SOLLOZA) Yo decía a Hugo

que no sacara las empanadillas y las ha sacado.

(LLORA)

¡Empieza a montar el nigiri!

¡Monta el nigiri! -¡Pablo, no llores,

que si no, me pones más nervioso!

(LLORA) Porque no hemos hecho nada.

¡Venga, Chloe, lo estás haciendo genial, eh, de verdad!

Muchísimas gracias. -Vamos, qué nervios.

Ponemos el arroz, el relleno y lo enrollamos.

Nigiri y maki, por favor.

¡Muy bien, Mauro! ¡Aprieta bien fuerte, genial!

¡Venga! -Ya voy, ya voy.

¡Con agua del grifo!

¡Haz la tempura, haz el nigiri, haz...!

No hemos hecho el wanton ese.

¡Pablo, si no tenías el fuego encendido!

Me van a decir que he hecho una porquería y es verdad.

Porque Hugo y yo hemos hecho una porquería.

Preciosísimo. Pintaza tiene, Chloe.

Estoy deseando que acabe esta prueba para comer.

A ver, a ver.

Más, dale más vueltas. -¿Qué? Ostras...

Echa más harina ahora, no, echa más harina.

¡Hugo, que si pierdes el tiempo limpiando,

no se puede hacer! -¡Que no, que también hay

que tener orden! ¡No hay sitio!

¡Venga, venga! ¡Bien, bien! -Dime, por favor,

que las empanadillas ya están. -Hechas, no.

¿Qué dice Mauro?

Hola. Venimos a ver

qué estás haciendo. Pues ya tenemos

el nigiri y el maki, que ha salido un poco regular,

pero está bien. -¿Un poco regular?

¿Las gyozas las tienes hechas? Eh... Sí.

Cuando hagas esto, recuerda que tiene que subir muy rápido.

Vale. Le queda un poquito más.

La temperatura, queda bastante. Le queda un poquito.

Pero vamos, no tanto. -¿Está bien la masa de espesa?

Eso ya, a tu gusto. Eso ya...

Pero bueno, puede valer, porque se queda...

Se queda en el dedo. Se queda pegada en el dedo.

A tope, fríe y venga. Gracias, chef.

Suerte, que vaya bien. ¡Muy bien, Mauro!

Muchas gracias.

¡Vamos, vamos! ¡Las empanadillas, por favor!

¡Poquita! ¡Ya, ya, ya!

¡Corre, haz la masa!

¡No, no eches toda por si hay que repetirlo!

(LLORA) Nada, es que me voy a casa.

No, te vas por ti, eh, Pablo. Por mí, no flipes.

Vamos fatal de tiempo. No hemos montado ni el sushi,

ni el nigiri, ni nada. -Es que tiene poca agua.

¡Ay! Pablo me estaba poniendo nervioso llorando,

que se estaba derrotando y creo que no está

preparado para MasterChef.

(LLORA) Me voy a casa y punto.

¡Venga! ¡La berenjena! -Espera un momento,

tenemos que echar más cosas en la masa de tempura.

¡Pero la berenjena! -¡La estoy cortando!

Vale, en abanicos. -Sí, la estoy cortando.

(SOLLOZA)

¡Ahora el sushi, el sushi!

¡El sushi lo hago en un segundo!

Lukas, las gyozas. ¡Sácalas y empieza a emplatar!

Plato. -¡No, si tienes

que emplatar ahí! -¿Cómo que ahí?

¡Ah!, en el barco. -¡En el barco, tío!

¡Entonces va a hacer que se enfríen!

¡No, tú ponlas en el barco, por favor!

¡Pero que se quemará el barco de aceite! Ay...

¡La berenjena! -La estoy cortando.

¿A ver? -¿Qué?

¿Cómo la estás cortando? ¿A ver?

¡Eso no es berenjena!

¿Dónde está? ¿Dónde está la berenjena?

¡Es la violeta la berenjena, esa no es la...!

Ah, claro, perdón.

¡Cuidado no te quemes con el aceite!

(LLORA)

Se acabó, me voy a casa, sanseacabó.

¡Venga, no llores, Pablo, que seguro que lo conseguís!

No, no, no lo voy a conseguir.

¡Cambio de cocinero!

¡Vale, lo monto yo, no pasa nada!

¡Pablo, pones arroz hasta la mitad!

¡Mira las empanadillas!

Creo que esto ya está. -Ya están hechas las gyozas,

eso por lo menos me calma un poco.

¡Ahora, Pablo, ponle el atún rojo!

¡Atún rojo, pártelo! -¡Que no, que necesito

un pelín más de arroz! -¡No, jó!

¿Qué he hecho con los palillos?

Ahí va. -¡Venga, María!

¡Haz tres de cada verdura! -Vale.

¡Pablo, ahora lo partes en tres trocitos por una mitad!

(CANCIÓN) #I don't have de chichi".

#I don't have de chichi#.

¡Pablo, verduras en tempura! -¿Dónde he dejado yo

la masa de tempura? A ver... ¡Hugo la has cagado!

¡Que no está saliendo la masa de tempura!

¡Vale, mira, repítela!

#I don't have de chichi, chichi to farolillo#.

Pídele harina a mi hermana. -No se puede, ¿sabes?

A alguno le va a pillar el toro con la témpura.

Sí, alguno no llega, no. Va a hacer la témpura

con el aceite frío. -Confío en ti

como no he confiado en nadie en toda mi vida. ¡Ánimo!

Bueno, Ramón. ¿Eres aplicado? Sí, sobre todo cuando hay

un nivel de tensión bastante alto como hoy.

¿Eres de buenas notas? Bastante buenas notas, sí.

Te voy a regalar una escuela online para que la aproveches,

que sé que lo harás. Perfecto. Desde luego.

Pero hay que echarle partido porque esto hay un capítulo

de frituras que te vendría muy bien, ¿eh?

Vale.

Martu, una pregunta. ¿Vamos bien?

Vamos superbién, Cris.

María, que se dore un poco. -Sí, está doradito.

Venga, perfecto, María, lo tenemos.

Venga, sin grumos, Pablo.

Pablo, ¿y la salsa? -¡Ah!

La salsa no la hemos hecho. -Vale, corre.

Venga, va, Ramón, que eres un campeón.

Si metes un pelín más de prisa, sacamos un plato, y bien hecho.

Ole, venga, muy bien, muy bien. Ponlo ordenadito, que ahora

solo que emplatar.

Queremos un emplatado bonito.

Atención, aspirantes. Último cambio de cocinero.

Déjame a mí en la cocina. Déjame a mí.

Vale, venga, va.

Voy a esperar unos tres segundos:

uno, dos y tres.

Lo tenemos, Chloe, lo tenemos.

¿Ha subido? -No, no ha subido.

Cristina, ¿quieres hacer la salsa?

Eh... No creo que haya tiempo. Faltan cinco minutos.

Las huevas para emplatar. ¡Las huevas!

No, déjalo. -No, Álvaro, venga.

María, espérate, mi alma.

Ponla dentro del barco en un asiento si hay libre.

¡Está buenísimo! Pues nada, perfecto, Mauro, va.

No te digo que no podemos ganar la prueba, ¿eh, Chloe?

Es que vamos a ganar, eh.

Quiero un emplatado muy chulo. Lúcelo.

No me lo creo, hemos terminado. Ven, Chloe.

Aunque sea una caca... ¡Muchísimas gracias!

¡Vamos! -Ya voy.

Dos minutos. -Pero salsea las empanadas.

No da tiempo. -Sí, salsea las empanadillas.

Hugo, las témpuras. ¡Bien, bien!

Acaba de emplatar y limpia. Y lo tenemos, Mauro.

Pon huevas para emplatar.

Voy a recoger esto porque está desastroso.

Aquí, Lucas. -Mira.

Ole, muy bien Lucas.

A Laura me la como. Es una maravilla, ¿eh?

Laura ves que se concentra, se lo toma en serio...

No aparenta los 19 años que tiene.

No, para nada.

Saca la témpura de la sartén. Témpura de la sartén.

Vale, perfecto, perfecto.

Escúrrelas un poquito y pon las tres,

que quede más bonito.

Aspirantes, no os quiero poner más nerviosos

pero acabáis de entrar en el último minuto

Cubre la parte de alante como si fuera un jardín.

Coge jengibre o alguna guindilla de esas.

¡Venga, Hugo, tú puedes!

María, ¿cómo ves la barca? -La veo bonita.

Ponle un poquito de wasabi. -No, que pica que flipas.

Bueno...

¡Ánimo! ¡Venga! ¡Uh!

¡Venga! -Hugo, Hugo, Hugo...

Que no se te caiga, eh.

Venga, venga, venga. Cinco, cuatro, tres,

dos, uno. ¡Tiempo! Manos arriba.

Hemos sacado un plato. Hemos sacado un plato.

Con Hugo, lo que haya pasado, pelillos a la mar.

Ya está hecho. Él y yo seguiremos llevándonos bien.

Y mira, tampoco pasa nada.

Si estas navidades quieres sorprender a tu familia

y amigos con deliciosos platos, entra en la escuela MasterChef.

Una escuela online con más de 170 lecciones donde podrás

aprender todo lo que necesitas para cocinar grandes recetas.

Además, una vez completes el curso podrás obtener

tu diploma MasterChef. Ya lo sabes, estas navidades

regala la escuela MasterChef.

(CANTA)

Aspirantes, es el momento de ponerse serios.

Por eso nos hemos quitado ya los disfraces.

Ahora nuestro jurado, junto con Ricardo Sanz,

catarán vuestras elaboraciones. La primera pareja en traer

el barco será María Querol y Mauro.

Venga, ten cuidado.

Venga, chicos. -¡Ánimo!

¿Qué tal os habéis sentido los dos juntitos trabajando?

(A LA VEZ) Bien. -¿Compenetrados?

(A LA VEZ) ¡Sí! -Muy bien.

Hum... La verdad es que el arroz

tiene un buen punto y el relleno de las empanadillas

está bien guisado. Han hecho una composición

de un plato de la cocina japonesa, que es un plato

combinado que se llama menú bento que está

bastante bien. A mí me ha gustado mucho

el sushi eh. Me parece que está bastante bien hecho,

la presentación correcta, la témpura bien frita,

las gyozas tienen buen aspecto. Chicos, lo único que puedo

hacer es felicitaros. El resultado es muy bueno.

De verdad. Muchas gracias.

Ha sido un momento muy feliz porque habernos dicho

que hemos hecho un buen trabajo y que nos hemos esforzado...

¡Qué guay! -Sí, genial

Bruno y Xavier. Venga, chicos. Vamos.

Vuestra creación, ¿cómo la llamaríais?

El barco de las 4 estaciones. Porque tiene 4 tipos

de comida oriental.

Tiene buena pinta.

Ricardo, ¿qué te parece?

Estoy francamente sorprendido. La témpura cruje, el arroz

está bien cocido, las verduras tienen

buena pinta... El equipo de Mauro y María

lo ha colocado con mucha lógica.

A vosotros os ha faltado ese puntito de no mezclar

las elaboraciones, y no es un gran fallo

porque es normal. Pero es un trabajo

que está superbién. Muchas gracias.

Nada, me voy a casa. Punto. Que te calles.

Cristina, Martu.

Martu, Cristina. ¿Cómo ha sido trabajar la una con la otra?

Bueno, bien. Bueno, ¿por qué?

Porque yo fui la que más mandó. ¿Y para vosotras qué trabajo

habéis hecho diferente a las demás?

El emplatado. -Porque se supone

que es un crucero: la salsa es el capitán

y estos son los pasajeros.

Hay un maki que no está muy bien acabado

El sushi tampoco está muy bien montado.

Gyozas crudas. Prueba de equipo.

Una ha trabajado mucho más que la otra.

Uf, Cristina estaba superperdida y si yo no mandaba

hubiera sido un desastre. Y que podía ser el fin,

que hoy me puedo ir. Tanto ella como yo.

Martu, ¿qué te pasa? Me pongo un poco nerviosa.

¿No estás contenta con tu trabajo?

Más o menos. Martu, no te puedes imaginar,

te lo digo de corazón, el mérito que tiene

lo que habéis hecho hoy. No te lo puedes imaginar

lo orgullosos que estamos. Te puedo decir alguna pega

porque es mi trabajo y yo le encuentro pegas a todo.

Soy tiquismiquis.

Alucinante lo que habéis hecho, incluso con algún defecto.

Chapó. No te quiero ver llorar. Solo de alegría.

Martu, no llores.

Pablo, Hugo.

La salsa mejor que no la pongáis,

no está colada. Tú ves MasterChef,

¿verdad, Pablo? Sí, lo veo.

Bien, siempre decimos que no traigas algo para decir

que no lo pongamos. Si pero es que Hugo...

Que la culpa es tuya, Hugo, ya está.

Mandabas mucho cuando estabas fuera pero cuando estabas

dentro no hacías nada. Aunque lo sacamos a tiempo,

ha habido un momento que estaba desesperado.

La decoración no está muy cuidada, la presentación...

¿Ves? Te lo dije. -El maki no está bien cortado.

Las gyozas no tienen mal aspecto pero

se les ha quedado bastante mazacote.

Y luego los nigiris estaban bastante aplastados.

Yo es lo que veo, que los nigiris, fíjate,

ese trocito de arroz que ponías tú, y encima ese pescadito

con esa delicadeza. Pues este parece que lo tiene,

este ya no tiene y el otro ya no tiene nada.

Hay tres niveles de malo, peor y un poquito peor.

Los sushis cortados con la motosierra.

Poca variedad de verduras en témpura, solo espárragos

cuando teníamos berenjenas, pimiento...

Pablo, te estoy viendo que estás hablando con Hugo

y le estás diciendo: "¿Ves?, ¿ves? ¿ves?".

Yo le dije que las gyozas estaban crudas.

"No, no están crudas. Están estupendas".

Pero haberlas hecho tú más, ¿no?

Sí, pero Hugo decía que no. -No es una cuestión...

...de echarse la culpa el uno al otro, sois un equipo

y ha salido lo que ha salido. Lo que hay es que mejorar.

Yo creo que el que se merece irse a casa y con diferencia

de los dos es Pablo.

Pues habrá que irse en algún momento. Ya está,

no pasa nada. Pablo, nunca hay que tirar

la toalla. Pablo, nunca. Solamente haber entrado

en MasterChef y lo que has presentado

ya tiene un mérito extraordinario.

Vale. Ahora, hay que ver

qué han hecho los demás compañeros, habrá que sumar

puntos y ver qué ocurre.

A lo mejor nos dicen a los dos "Sayonara, chicos",

a lo mejor nos vamos pero mira, esto me ha molado mucho

y ya está. Es que yo no quiero irme.

No, ni yo tampoco.

El plato se llama Japo jardinero porque ahí tiene

como un jardincito oriental. ¿Lo del verde del delantal

es el césped del jardín? Se me ha caído un aguacate.

ver si ha aparecido ya la mari, la cochina.

Ay, no.

Las gyozas están bastante bien y quizás sean los que mejor

han cogido el tamaño de los nigiris y de los makis.

Han hecho un hosomaki que es un maki pequeño.

Los demás han hecho un futomaki.

Ha habido conexión. Como tú yo.

Que tenemos conexión. (RÍEN)

Yo he visto que en esta pareja cuando cocinabais,

había uno de los dos que mandaba más.

Álvaro, tú mandas mucho. Yo qué sé...

Yo voy a mi bola. Cuando cocino estoy en mi mundo.

Eso no es bueno, María. Siempre hay que estar pendiente

delo que hace el compañero y escucharle, claro.

Un compañero no es tu madre que te llama y no le haces

ni caso, ¿eh? (RÍEN)

Yo voy a copiar esa opinión de Pepe.

Lo voy a ignorar. Ahora que puedo,

lo voy a ignorar. Ya llevas bastantes programas

tardando. (RÍEN)

Yo creía que la prueba iba a ser un desastre.

Empezamos bien. Luego mal. Bien, mal. Así todo el rato.

Una montaña rusa.

Lukas, Laura.

¿Cómo le llamaríais a vuestro barco?

Eh... Viaje oriental.

A ver Laura, ¿cómo ha sido trabajar con Lukas?

Cuando estaba él, mandaba yo. Que a mí me gusta mucho mandar.

Lukas, ¿y trabajar con Laura? Lo mismo, ¿no?

Una guerra de titanes. ¿No?, cuando estábamos...

¿Cómo de titanes? Pero si Laurita es así...

(RÍEN) Por favor.

Hay titanes de medio metro. Oye, los hay también.

Lukas, eres mandón, eh. Y no te diré nada

de que Laura sea así de pequeñita

porque es así de estética, pero por dentro hay

una persona así de grande.

Bueno, vamos a probar.

¿Cómo lo ves, Ricardo? Lo veo aquí muy barroco.

Me voy a comer el langostino...

El tamaño de los nigiris no está mal, el tamaño

de los makis muy grande, ha usado todas las verduras

para la témpura, lo cual está bien...

Está bastante equilibrado las cosas buenas

con las cosas que no están tan bien.

Gracias. Yo creo que podemos ganar,

nos he visto un buen equipo. Venga, vamos a por todas, ¿ok?

Le podías dar bien, eh. Es que me ha dado aquí abajo.

¿Cómo se llama vuestra barca? Barco Raloe.

De Ramón y Chloe.

Aquí se ha quemado un poquito.

¿Quién lo ha quemado de los dos?

Yo. Bueno, eso te honra, Ramón.

Eso te honra.

¿Y la escala del tamaño de los makis...?

Eso ha sido mi culpa. Si un futo maki es

un maki grande esto tiene que ser un "pepemaki".

Yo dije que el sushi debería ser de un bocado.

Bueno, eso en Japón. Pero un bocado mío

tiene que ser así. A mí me ha parecido bien.

La medida esa es la mínima, eh.

Ven aquí. Ah.

¿Ves como no se puede? Habéis trabajado muy bien.

Os hemos visto ahí haciéndolo medianamente bien.

Pero es verdad que el resultado no es el óptimo.

Me sorprende que habiendo estado tranquilos

se les halla quemado las gyozas.

Sí, efectivamente. Podíais haber revisado más,

mirarla, ver cuando tienes el aceite ahí, Ramón,

para que no se te quemen. En seguida, si ves que sobra

el agua para tapar y con el vapor se nos cuece.

Vamos a ver adónde nos lleva el barco.

No sé, a mí no me gustaría ser "sushi woman".

(MURMURAN)

Ya estoy.

Han sido un par de lágrimas

Ricardo, tu restaurante tiene el nombre del teatro japonés.

¿Aquí has visto mucho teatro o has visto auténticos platos?

Yo estoy totalmente sorprendido de cómo se toman la cocina,

con la voluntad y con el trabajo que lo hacen.

Ya quisieran muchos profesionales hacerlo igual.

Si hay que decidirse por alguien, que es difícil,

lo más equilibrado me ha parecido

la primera pareja. O sea, para ti, la mejor pareja

crees que es la de Mauro y María Querol.

A ese chef que tiene una estrella Michelín

y se le da genial el sushi, que nos haya dicho que este

es el mejor plato pues estoy superfeliz.

Ha sido un placer verte aquí. Y ya sabes que las puertas

de MasterChef están abiertas siempre para ti.

El placer ha sido mío. Un millón de gracias, Ricardo.

Bravo.

(CANTA "I FEEL GOOD" DE JAMES BROWN)

Aspirantes, hoy ha sido el principio de este viaje

MasterChef Junior 3.

Pero aquí tenemos la primera parada. Hay tres aspirantes

que se tienen que bajar.

Yo sé que es duro pero tenéis que pensar

que lo que habéis vivido es irrepetible, y para que sigáis

viviendo esta experiencia MasterChef Junior os invita

al estreno de "Pesadillas". ¡Ah!

Una divertida aventura para toda la familia

que está a punto de estrenarse en los cines, y os aseguro

que os hará volver a creer en los monstruos.

Tiene que molar esto de la peli "Pesadillas".

Yo creo que sí porque hace mucho que no veo

una película de monstruos. -¡Ah! (RÍE)

Aspirantes, ahora sí que sí llega el momento de la verdad.

El jurado tiene que decidir a quién asigna los puntos

de esta prueba. Y para eso tiene que deliberar.

Así que jueces, por favor.

(MURMURAN)

(MURMURAN)

(MURMURAN)

(MURMURAN) Venga, vamos.

Ay, que vienen. -¡No!

No...

Para trabajar el pescado fresco y hacer sushi hay que tener

técnica y mucha paciencia.

Hay que aprender a cocinar en equipo y con calma.

Algunos habéis sabido trabajar con vuestro compañero

y habéis llevado el barco a buen cuerpo.

Otros en cambio habéis naufragado.

Al principio de la prueba os dijimos que pese a trabajar

por parejas os íbamos a valorar de manera individual.

Y ahora sé que hemos tomado la decisión correcta.

Ha habido equipos donde los dos miembros han ido a la par.

Y otros donde hemos notado mucha diferencia.

Entre vosotros hay una pareja que ha cumplido perfectamente

con lo que pedíamos y por tanto sus dos miembros merecen

los 6 puntos de este reto.

Mauro y María Querol.

Muy bien.

Mauro, hemos triunfado con nuestro barco oriental

paraíso. -Con los 6 puntazos.

Quiero destacar otra pareja que se ha quedado muy cerca

de la primera.

Los 5 puntos son para... Bruno y Xavier.

Martu, no te gusta ni el pescado ni la comida

japonesa pero si no llega a ser por ti, no termináis

la prueba. Te mereces 4 puntos.

Cristina, has ido a remolque todo el rato de Martu,

al igual que en Port Aventura. Te vamos a dar un punto.

Álvaro y María, habéis trabajado bien

como pareja, pero uno de los dos le ha puesto

muchas más ganas que el otro. Álvaro, te llevas 4 puntos.

Tú, María, te llevas 3.

Somos los "supersushi man".

Lucas, has mandado mucho a Laura. Y al final,

¿quién ha sacado las castañas del fuego? Ella.

Lucas, te llevas dos puntos.

Y tú, Laura, 3. Muy bien, Laura.

¡Chócala! -Muy bien, Laura.

Que tienes nueve.

No llores. Hugo y Pablo.

Lo habéis pasado mal.

Pero tú además, Pablo, has tirado la toalla.

Hasta el final hay que hacer las cosas y luego ya veremos

lo que pasa.

Venga. Está bien, vale.

Pablo, estate muy orgulloso. Sí.

Hugo.

Te llevas 2 puntos. Gracias.

¡Bravo! Pablo, un punto.

(LLORA)

Pablo, tranquilízate, por favor.

En algún momento me tendré que bajar, mejor que me echen

ahora a que me echen en la semifinal.

Ramón y Chloe.

Vosotros habéis estado a la par: igual de tranquilos,

igual de confiados... Y tristemente vuestro plato

ha sido el peor de todos.

Tenéis un punto cada uno.

Ahora viene la mejor parte de la noche. Saber qué tres

aspirantes son los que dejan la cocina.

Lo siento mucho pero no continuáis

en MasterChef Junior 3...

Ramón. ¡No!

Pablo y Cristina.

Eso sí que no. ¡Cristina!

(LLORAN)

(LLORA)

Esto ha sido una crónica de una expulsión anunciada.

Tenéis que estar supercontentos por todo lo que habéis luchado

en los castings y por todo el esfuerzo que habéis hecho

en estas tres pruebas. Se nota que amáis la cocina

y tenéis que seguir así porque llegaréis a ser

grandes cocineros.

¡Ah! ¡Vamos!

Ven aquí, Ramón. Venga.

Vamos.

Pablo, toma. ¿Te vas a acordar de mí

cuando lo pongas? Sí.

MasterChef para mí es una experiencia inolvidable.

Siempre la voy a recordar. Me encanta,

me lo he pasado genial.

MasterChef forever.

Bueno, chicos, ¿qué? ¿Qué os parece esta granja

que os hemos preparado? Tiene ovejas...

Y lo más importante: tiene un montón de regalos.

Sí. Primero os voy a dar

una gran noticia. Nuestro patrocinador

de electrodomésticos os regala todos

los pequeños electrodomésticos que habéis usado

durante el programa. Y MasterChef Junior os regala

un lote de productos para que nunca nos olvidéis.

Eso no lo vais hacer, ¿a que no?

Nunca. En la vida. ¿De verdad? Además, ya podéis

ir al cole presumiendo con el nuevo juego de mesa

de MasterChef Junior. ¡Qué chulo!

Con esto vais a poder demostrar que os sabéis

todas las respuestas.

Pero eso no es todo. Os hemos dado las herramientas

y ahora os vamos a regalar las clases.

Una para cada uno. ¡Qué chulo!

Seis meses de acceso ilimitado a los cursos de la escuela

online de MasterChef.

¡Qué guay! Gracias, Eva. ¿A que las penas con regalo

son menos pena? Sí.

MasterChef me ha hecho más fuerte y me ha hecho

mejor persona. Es un concurso, es sabido desde siempre,

y siempre lo llevaré aquí. Ahora más.

Y ahora un regalo que es el que os trae nuestro

patrocinador de alimentos.

Pablo. Ah, ¿para mí?

(RÍE)

Oye, una Tablet. ¡Gracias!

Bueno, ¿y esto tan grande?

Porque yo no sé si voy a tener fuerzas para...

Oye, yo creo que a Ramón lo vamos a ayudar todos.

Venga, vamos. ¡Ole!

Guau, una tele. ¡Hala! Una tele.

¡Qué pedazo de pantalla! MasterChef para mí solo ha sido

el principio. Ya voy a seguir cocinando para siempre.

Vamos a ver qué pasa aquí. Pero bueno, ¿y esto?

Una bici para Cris. Pero esta es de mayores.

No te importe, Cris. ¿Seguro?

Cris llega perfectamente. Hala, que la disfrutes.

Voy a seguir cocinando, voy a seguir practicando

y le voy a poner más sabor a la vida.

Llevan solo tres retos pero ya les ha dado tiempo

de conocer a sus ídolos, ¿verdad?

Sí. De montarse en una montaña

rusa, de cocinar para 80 comensales...

Pero sobre todo, han conseguido cumplir su sueño:

Cocinar en MasterChef Junior. Y esto, no ha hecho

más que empezar. Hoy no decimos adiós.

Hoy decimos "sayonara, baby". Que es lo que nos pega.

Sí. Y volveremos la semana

que viene. Mientras, ya saben, pónganle...

(TODOS) ¡Sabor a la vida!

Que empiecen los juegos olímpicos

de MasterChef Junior 3. El campeón del mundo

Álex Márquez.

Parece un culo.

Ostras... (RÍE)

Vais a cocinar para uno de los equipos

con más historia del ciclismo español.

Venga, venga, vamos. -¿Para qué más azúcar?

Para aliviar. -¡Ah!

Pela melocotones, pela melocotones,

pela melocotones y pela melocotones.

Bienvenidos a las aerolíneas de MasterChef Junior.

No, yo esta. ¡Hugo! Os hemos traído

a cuatro expertos cocineros.

Qué asco... Y lo que me molesta es

que tú puedes dar mucho más de lo que hay ahí.

Sintiéndolo mucho, chicos, no continuáis

en MasterChef Junior 3...

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Programa 1 (2ª parte) - 01/12/15

MasterChef Junior 3 - Programa 1 (2ª parte) - 01/12/15

01 dic 2015

Durante seis semanas 16 pequeños fenómenos de los fogones, elegidos entre los 6.000 niños que se presentaron al casting, sorprenderán al jurado y a la audiencia con su talento entre fogones.
Eva González, Samantha Vallejo-Nágera, Jordi Cruz y Pepe Rodríguez les acompañarán en esta aventura en la que, además de vivir una experiencia inolvidable, aprenderán estilos de vida saludables.
En este esperado estreno contarán con la visita de Carlos, ganador de MasterChef 3 y Manuel, ganador de la última edición Junior. En la prueba de exteriores nos vamos a PortAventura. Y también “viajamos” a Japón, donde los aspirantes se encontrarán con geishas y samuráis.
Al final, tres niños tendrán que abandonar el concurso; eso sí, con un montón regalos y nuevos amigos.

ver más sobre "MasterChef Junior 3 - Programa 1 (2ª parte) - 01/12/15 " ver menos sobre "MasterChef Junior 3 - Programa 1 (2ª parte) - 01/12/15 "
Clips

Los últimos 143 programas de MasterChef Junior 3

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

Añadir comentario ↓

  1. Jorge

    No puedo verlo en Estados Unidos y no me perdía ni un capítulo de las temporadas pasadas no se q este pasando solo en esta temporada no puedo ver ni un capítulo

    02 ene 2016
  2. Cristian

    Yo los sigo desde Uruguay!! Y me encantaa, eh visto todas la ediciones de Masterchef y Mast3rchef Junior!... saludos desde Sudamérica..

    29 dic 2015
  3. david

    Me gustta

    20 dic 2015
  4. Blanca

    Yo también quiero verlo desde USA

    05 dic 2015
  5. Juan Maldonado

    Seguramente en USA al haber canales en español, no les interesa que haya un canal gratuito. Yo estoy en otro país y veo todos los vídeos perfectamente

    04 dic 2015
  6. Salma

    Que frustrante, otro programa de TVE que no puedo seguir en internet desde USA. Me gustaría saber porqué.

    03 dic 2015