www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
3828738
Para todos los públicos Masterchef Celebrity - Programa 6 - 13/12/16 - ver ahora
Transcripción completa

Bienvenidos a la semifinal de "Masterchef Celebrity".

Con el título de cuarto

"Masterchef España", Virginia Naranjo.

Yo traje un plato de mi infancia.

Como Virginia, todos tenemos

un plato que nos recuerda a la infancia.

Bucead en vuestra memoria porque eso cocinaréis hoy.

Podéis modernizarlo

o hacer una interpretación libre.

Hoy, no te puedes sentir orgullosa. Pues, no.

El único aspirante que ha resuelto bien

este cruce entre

tradición y vanguardia, ha sido Miguel Ángel.

Aspirantes, nos encontramos

en el hotel Westin Palace, de Madrid.

Ahora, trabajaréis como un único equipo.

Hoy cocinaréis un menú degustación de alta cocina,

diseñado por un chef con dos estrellas Michelin.

Dani García.

Es difícil esto, tío.

Difícil es esto que hago yo.

Me suicidaré y así se acaba el problema.

¿Qué tal vas? Estas lubinas son inmensas.

Cocinaréis para 10 comensales muy especiales.

El aspirante ganador de la prueba de hoy ha sido Loles.

¿Yo?

Debéis cocinar una sopa y un plato principal

compuesto de una elaboración agridulce con guarnición.

Y todo al estilo chino.

He hecho una sopa que le he puesto

un fondo de gambas y langostinos y pollo.

¿Qué te ha parecido? Una tortura china.

Uno de vosotros no puede continuar

en las cocinas de "Masterchef Celebrity".

Y ese aspirante es

Virginia.

Hace 6 semanas, un grupo de celebritas

decidieron vestir el delantal de "Masterchef" para dar un paso

más en su afición por la cocina.

Pero, lo que no imaginaban entonces, es que en este camino

ganarían mucho más que conocimientos.

Cayetana Guillén Cuervo y su perfeccionismo constante.

Miguel Ángel Muñoz y ese talento natural que tiene para la cocina.

Loles León y su buena mano en los fogones.

Y Fernando Tejero, el aspirante

que vive cada reto con mayor intensidad.

Hola, qué tal.

Aquí vienen, como flamantes finalistas dispuestos a ganar

75000 euros para la ONG que elijan

y el trofeo que acreditará al mejor,

como primer "Masterchef Celebrity España".

Anda, mira dónde está el trofeo.

Ay, ya mismo estás en mi casa

junto a un Goya que estos no tienen.

(RÍEN)

Buenas noches, aspirantes.

Buenas. Por fin en la final.

Loles, llegaste hasta aquí

a pesar de todos los nervios que manejaste,

¿cómo te enfrentas a esta primera prueba?

Pues, con mucho optimismo, con muchas ganas, con esperanzas

huidizas de estos que son unos fieras.

Fernando, esa cara que le has puesto,

¿qué es, envidia, nervios, de qué?

Bueno. Qué.

No, yo la quiero mucho a Loles.

A veces, la hubiese tirado por ahí, por el balcón.

(Risas) Pero, no, mira,

hasta el final, a mi lado.

(RÍEN)

Es verdad. Y cuando se abrieron

las puertas de las cocinas, ¿qué sentiste?

Pues, mucho nervio, para no variar, tenía ganas de este reto

de estos cuatro titanes, aparte estoy feliz

porque esta era mi final soñada,

que estuviésemos los cuatro actores.

Es verdad, sois cuatro actores no había caído.

Una final de cine.

(RÍEN)

Al principio no me imaginaba una final de actores

porque si te soy sincero

el que menos confiaba

que yo llegase a la final, era yo, por mí.

Cayetana, ¿de quién te acuerdas en estos momentos?

En quien pienso y a quien pido que me acompañen

son mi papá y mi mamá.

De alguna forma o de la otra, seguro que te apoyan.

Miguel Ángel, ¿tú has hecho un cálculo de las horas

que has estado practicando para llegar hasta aquí?

No, pero, muchas más que descansando,

pero, estoy muy feliz porque

gracias a todo mi esfuerzo, a las horas dedicadas

y a toda la gente que me ha echado una mano,

pues, llegó la gran final y, ojalá, les pueda regalar

el momentazo de hacer ese cocinado

entre dos, donde pondría en práctica

todos los regalos que me dieron esa gente maravillosa.

Deseo vivir esa experiencia y espero vivirla con Cayetana.

Os enfrentaréis a dos retos muy complicados.

Del primer reto saldrá un finalista

y del segundo saldrá el otro.

Los dos se enfrentarán en el gran duelo final.

Estáis aquí porque habéis sido los mejores,

pero, la carrera no ha terminado todavía.

Hoy sí hay que darlo todo porque no hay más oportunidades.

Últimas cajas misteriosas de "Masterchef Celebrity"

y penúltimo misterio, el último

ya lo sabéis, es el nombre del ganador.

Ojalá debajo de esta caja misteriosa haya chocolate

para elaborar algo con chocolate.

Chocolate... con leche.

(RÍE)

Coged aire y a la de tres quiero que levantéis la caja.

Uno,

dos,

y tres.

Hala. Ay.

Qué mona.

Me ha parecido la pera, una chaquetilla con mi nombre.

Me ha emocionado porque ha sido

mucho esfuerzo, muy intenso hasta aquí.

Uf.

Qué ilusión.

La chaquetilla es un uniforme de trabajo y, también, un símbolo.

Nos recuerda cada día por qué elegimos este oficio.

Fernando, si llegaras al gran duelo final,

¿con quién te medirías?

Egoístamente, para beneficiarme yo, con Loles.

(RÍEN)

Pero, si...

¿Y a ti, Loles? No, yo con él porque imagínate

que se quede fuera, Dios mío de mi vida

y que gane yo por esas casualidades de la vida,

qué martirio chino.

(RÍEN)

¡Uh!

Sufrir por no ganar, no, prefiero divertirme,

entregarme a tope y vivir la experiencia como lo que es,

un juego y un concurso.

Cayetana, ¿quién crees que es el rival más fuerte

o piensas que eres tú?

No, la rival más fuerte no me veo,

sinceramente, creo que los chicos,

cada uno, una característica distinta.

Miguel Ángel se concentra y no lo saca nadie

y Fernando tiene mucha capacidad,

pero, está complicada la cosa.

Pues, vamos con el primer reto de la noche

del que saldrá el primer finalista

y que necesita de la presencia de un hombre que encarna

todas las cualidades

que deberíais poner en juego en esta final.

Es perfeccionista, innovador,

arriesgado y divertido en la cocina.

Como yo.

Desde el restaurante que lleva

su nombre, con dos estrellas Michelin, Ramón Freixa.

(Aplausos)

Qué alegría tenerte por aquí, Ramón.

Muy bien.

Muy buenas.

Hola. Hola.

Buenas noches.

Ramón, bienvenido, de nuevo, a estas cocinas,

estamos encantados que vivas con nosotros esta final

de "Masterchef Celebrity".

Cuéntanos, qué hay debajo de esta campana.

Pues, esconde, producto, lujo,

técnica. Oh, técnica, Loles.

Lujo sí, técnica, no.

Simplicidad y lo que haréis vosotros, felicidad.

(CANTA) #Felicidad#.

(RÍEN)

Por favor. Vale.

Madre mía, qué felicidad.

¿Son de lunares?

Finalistas, arranca el primer gran reto de la noche

y como pensaréis,

reproduciréis este maravilloso plato de Ramón Freixa.

Ramón, cuéntales en qué consiste. Consiste en una salsa cuajada

de queso y albahaca.

Un solomillo de tomate, gamba en carpacho,

patitas crujientes,

un pan suflé y una sopa instant en directo.

Ah, de andar por casa.

¿Y qué técnicas usas para hacer este exquisito plato?

Primero, la gelatina, pasar de líquido a sólido.

Envasaremos al vacío, una técnica de hacer el pan suflé.

Y una técnica de hacer una sopa instantánea.

Madre de Dios. Mi taxi, ¿dónde estaba?

Se han quedado, fíjate que caras.

Por un lado pensé: "Dios mío, una vuelta de tuerca más",

pero, por otro lado serán cosas que hemos practicado.

Estamos en la final y es el momento de demostrar

todo lo que habéis aprendido estas semanas.

Y, atención, Ramón Freixa hará su plato en la primera cocina

y vosotros tendréis que seguirle.

Uf.

Guay. Eso significa que vamos a poner

a prueba vuestra destreza,

vuestros conocimientos

y, también, vuestra velocidad en la cocina.

(RESOPLA) Cuando acabe, os daremos

un minuto extra para ultimar detalles y emplatar.

Vale.

Tenéis los ingredientes necesarios para vuestro plato

en unas cestas que os preparó

nuestro supermercado proveedor de alimentos.

Y el tiempo para entrar en el supermercado

comienza en tres, dos, uno, ya.

¡Ay, estate quieto! -Pero, que te tira.

(RÍEN)

Adelántate.

Ay, las gambas de Palamós.

Estoy poniendo ya un agua a hervir

para adelantar tiempo.

Cogemos gelatina y en un bol o en una barquetita,

le ponemos agua fría para hidratarla,

hoja a hoja, todo el paquete.

Huy, ya se me ha roto.

La otra gelatina, también, la ponemos con agua con hielos.

En otro bol. En otro bol.

El plástico no se come, ¿eh, Fernando?

Lo que vamos a hacer es el velo de albahaca y queso.

Con un queso catalán, un queso Tou Til-lers.

Necesitaremos medio quilo de albahaca que lo que haremos

será escaldarla, blanquearla.

Y, aparte tendremos un bol con agua con hielos

para pararle la cocción.

OK...

Cortamos el queso a trozos,

lo ponemos dentro del cazo

y le ponemos la nata

y la leche.

Ay, la leche.

Y esto lo ponemos a fuego suave.

¿Fuego suave es cinco o seis?

Cuatro, ponemos.

Ay, mira qué bien, ni el uno ni el otro.

Buscamos un batidor.

¿Una varilla? -Una varilla.

Me he cortado.

¿Te has cortado mucho, Miguel Ángel?

Lo suficiente para no seguir.

Vale, no pienses que te has cortado, ya está.

Es que lo mejor es no pensar.

En nada.

Cogemos el vaso del túrmix.

(LOLES CANTA) #Es el chico más mono de la reunión, Ramón.#

A ver, Loles. Dígame.

La máquina, la máquina.

Tralará, la batidora que es lo que a mí me gusta.

#La batidora, la batidora.#

Que no tengo la batidora, nene.

Si no la encuentras, lo siento mucho.

Aquí, aquí.

Hoy los dioses me acompañan.

Y, ahora, con la túrmix.

#Es el chico más mono de la reunión.#

Ya está, que hay que escuchar a este hombre, cariño,

que así haces luego los platos.

Y, ahora, esto lo colamos.

Lo colamos.

Y una vez está colado

cogemos las hojas de gelatina,

de unas que están hidratadas,

y lo tiramos dentro.

¿Todas la gelatina? Todas las de un bol.

Sí, de un bol.

¿Todas? Todas.

¿Ya vamos poniendo, las has puesto?

Y, ahora...

¿Todas?

Otra vez, todas las de un bol.

Aspirantes, el próximo que vuelva a preguntar algo

que ya ha dicho el chef, será penalizado, ¿entendido?

Es verdad.

Cogemos un embudo, llenamos un biberón

de esta crema de queso.

A ver quién lo tira.

Uf.

(RÍE)

Te he dicho: "A ver quién lo tira".

Pensaba que estaba...

todo justo.

Ay. Cogemos las albahacas,

las tiramos todas en esta agua hirviendo.

Ay, que me quemo.

Una vez escaldadas, las sacamos y las ponemos

para pararles la cocción con agua con hielos.

Para que no se oxiden.

Escurrimos.

Cogemos un robot.

Toma.

Toma, corre, corre.

Le ponemos las albahacas

y el agua.

Cogemos una balanza

y vamos a pesar 500 gramos del puré de albahaca.

Lo tenemos ya bien, tenemos los 500 gramos.

¿Qué dice?, esto es imposible, esto.

Cogemos el gelespessa.

Gelespessa.

Gelespessa.

Gelespessa.

Gelespessa.

Uf, qué horror.

Y lo mezclamos.

Es importante que se monte bien y que espese bien.

¿Tenemos?

Cogemos un poco de esta mezcla y la ponemos

a calentar.

Ya me he perdido.

Cogemos un bol, le añadimos

la mezcla.

Le subo la temperatura.

Las otras hojas de gelatina, bien escurridas,

se las ponemos a esta mezcla de albahaca.

No hemos calentado toda la mezcla

para que no se nos oxide.

¿A la pequeña?

Están ya mezcladas y se las tiramos

al resto de albahaca.

Cogemos otro biberón y otro embudo.

Y lo ponemos a enfriar.

Vamos a hacer el carpacho de gambas.

Joder, con esto. Necesitamos una bolsa

de envasar al vacío que la abrimos.

¿Dónde estaba la bolsa?

Cogemos una gamba, la cabeza no la tiramos.

¿Y la bolsa? En el cajón, en el cajón.

Aquí no está la bolsa mía. Con un palo de brocheta.

Aquí, aquí. Ah, coño.

Le sacamos el intestino a la gamba.

El intestino. El cuerpo, el intestino este.

Tapamos

y con una espalmadera chafamos la gamba.

Un momentito, vamos por partes.

Le damos un poco de forma circular.

¿Circular?, ah.

Y... al abatidor de temperatura.

Ay, ay. Perdona, Loles.

Bueno...

Con la gamba sola se ha quedado circular.

Yo tengo marcada la mía, que nadie me la robe.

Bueno, ¿la mía? La de al lado es la mía.

Esta es tuya, la del fondo y la de fuera es mía.

Aquella, la del fondo, aquí, Fer, Fer hay un hueco.

Cuidado, que cada uno sepa cuál es su bolsa.

Sí. Cogemos las patitas de la gamba

y las reservamos.

Muy bien.

Las patitas de la gamba.

Vamos a empezar a hacer el tapiz.

Cogemos el de albahaca

y el papel de acetato que tenemos.

Papel de acetato, ¿dónde está?

Vamos a empezar a inspirarnos

en la camisa de Loles y a hacer lunares.

De distintos tamaños.

Colocados anárquicamente.

Cogemos otra bandeja

y nos vamos al congelador.

A ver si va cabe, Loles, mira, cabe la pequeñita.

Ordenamos un poco. -Lo mío es...

-Aquí la tuya. -A ver.

-Cambié mi movida.

-¡Cuidado ya, coño, joder, eres un pulpo!

-Oye, Fernando, baja un poquito

el tono que todos trabajamos, majo.

Él es muy pejiguero,

es como las que han parido un hijo que solo paren ellas,

pues parece que solo cocina él.

Para freír las patitas de gamba cogemos un cazo,

aceite de oliva suave.

A calentar.

Vamos a hacer una mezcla de polvo

de pescado,

polvo de ajo

y un poco de ají molido.

¿Lo último qué era? Ají molido.

Lo mezclamos bien y le ponemos las patitas de gamba.

¿Todo el polvo de ajo? Todo el polvo de ajo.

Vale. Y el ají un poquito.

Un poco, un poco. Un poquito.

Aspirantes, no queremos charlas ni preguntas,

queremos rock and roll.

Venga, al lío.

En otro bol vamos a mezclar

la harina de trigo

y el trisol.

Cogemos las patitas de gamba y las ponemos ya

en la mezcla de harina y trisol.

El aceite lo tenemos caliente y freímos las patitas de gamba.

Que queden doraditas y bien crujientes.

Y nos vamos al abatidor a buscar el tapiz.

Nos espera una noche muy emocionante,

¿quién crees que será el primer finalista?

Entra en la aplicación gratuita de "Masterchef"

y vota por tu aspirante favorito.

El resto de concursantes ya lo han hecho y yo, también.

Con la crema de queso rellenamos las partes

que no hemos rellenado de los puntos verdes.

¿Qué habéis ido a buscar?

Los lunares, los lunares, Fernando.

Y, ahora, con el otro papel de acetato

lo ponemos encima.

Oye, los míos no están aquí.

Y aplastamos un poquito.

No están aquí los míos.

Y al abatidor.

Al escuchar que no los tenía dije: "¿Qué pasa?",

y, es verdad, no había nada.

No está la mía.

Aquí falta una bandeja.

O sea, eso no vale, vamos.

Entiendo la angustia que le entró, pero, al no poder ayudar,

es algo rarísimo oír: "Mi gelatina y tal",

y a ti te entraba por un lado y te salía por otro.

¿Podemos sacarlos todos un segundo, solamente?

¿Todos los platos? Claro.

-Mirad, si hay algo.

-Levanta esa bandeja, no, coge, Migue, hazme un favor.

-Eso es que lo tiraron para atrás.

-Habrá sido sin querer. -Sí, claro, sin querer.

Es que eso tiene un ventilador, si no le apoyas un poco, se va,

estaba pegado al ventilador.

No, pero, es que tenía una bandeja.

Pues, alguien tiró de ella y te dejó el plástico solo.

Rellénalo con lo blanco, venga, corre un poco.

Ya, pero es que...

Me gustaría haber visto a otro en mi caso,

Cayetana se hubiera muerto y metido en el abatidor, seguro.

Y, ahora, vamos a hacer una vinagreta que será

para impregnar el solomillo de tomate.

Necesitamos, primero, piel de naranja.

Cogemos el rallador microplane.

A mí ya me da igual, de verdad.

Y rallamos la piel.

Cortamos la naranja por la mitad y le ponemos un poco

de zumo de naranja.

Yo lo voy a dejar, paso.

Me vine abajo, todo el tiempo que perdí,

no tengo nada que hacer.

El huevo, separamos la clara de la yema.

Y usamos solo la yema.

Y la ponemos con la piel de naranja y el zumo de naranja.

¿Qué era rallar la naranja?

Cogemos mostaza de Dijon. Mostaza de Dijon.

Dos cucharadas.

Sal de aceitunas negras.

Aceite y vamos a hacer

esta vinagreta emulsionando...

¿Era el zumo de naranja, Loles? Zumo de naranja, mostaza de Dijon.

Y acabamos tirándole el vinagre de Jerez.

Vale, y el vinagre.

¿Cuál es la sal de aceitunas? Sal de aceitunas un poquito, ¿no?

Vamos al abatidor a buscar el tapiz

y cogeremos un plato llano.

¿Cuál, solo este, no?

La gamba, no. -La gamba, no.

-Y la gamba la dejo aquí.

-No le dio tiempo de hacerse bien.

Con cuidado, sacamos la capa primera de acetato,

cogemos el cortapastas grande,

cortamos.

Ah.

Cogemos el tomate, la vinagreta.

No te tiembles.

Una bolsa al vacío.

Y vamos a sacar el solomillo del tomate.

Ya me he perdido.

Y vamos a sacar el corazón del tomate.

Gracias, guapa.

Creo que no visteis cómo corté el tomate.

No, ¿así?

Ponemos el solomillo

y la vinagreta.

No sé si era así.

Y, ahora, esto lo vamos a envasar al vacío al 100%.

Le ha puesto la vinagreta.

Eso es solomillón, Cayetana.

¿Se le pone la vinagreta aquí dentro? Sí.

Es que voy retrasada.

La vinagreta entrará en el interior del tomate.

Qué bien.

Me voy ya a la cocina con mi carpacho.

La palabra no es sencilla.

Hala, las fieras. Son las mías, Caye.

Por favor, de verdad, Loles, siempre eres igual

Qué buena.

Cogemos el carpacho de gambas

y lo cortamos.

Y lo colocamos en el plato.

Para hacer el pan suflé,

necesitaremos dos láminas de pasta wanton.

Cogemos un poco de agua

y con el pincel pintamos

un lado de esta pasta.

Pegamos encima la otra lámina,

cojo el cortapastas

y la corto.

Ponemos el aceite que esté bien caliente.

Agua en el aceite.

No. Vale, yo entendí aceite.

¿Veis cómo sufla?

Alguna falla, ¿eh?, también.

No sé cómo se hace esto.

Esto hay que meterlo en el agua.

Bueno, lo demás...

Vamos moviendo para que se dore por todos los sitios.

¿Y se sufla dentro o fuera?, no lo sé, fuera.

(RÍE)

Y Loles cociendo raviolis. Está friendo en agua.

Entendió a Ramón al revés, fríe en agua y pinta con aceite.

Súflate, súflate, no se sufla nada.

¿Ves a Miguel Ángel? Está haciendo rosquillas de santo.

Solo le falta pasarlo por azúcar y rosquillas de santo.

Hay que poner una suflada, ¿no? Pues, yo la tengo.

No me ha suflado.

Si te dan una instrucción y no la oyes, ¿qué haces?

Nada, pues, es lo que he hecho, nada, no tengo pan.

Esto es un desastre, por favor.

Vamos a sacar el solomillo de tomate

y lo colocamos

entre el carpacho de gamba y el tapiz.

Ah, el solomillo este, coñe, es que no me entero de nada.

Le ponemos las patitas de gamba

crujientes.

Y el pan suflé

encima y las hojas de micro albahaca.

Las hojas

de micro.

Ahora, viene una sopa instantánea

de gamba y tomate.

Cogemos el agua

y la vamos a poner a hervir.

En la cafetera le ponemos

el té,

el polvo de tomate.

Es que no tengo agua.

Y el polvo de gamba seca, lo tenemos liofilizado.

Y tomillo y romero.

Le tiramos el agua,

tapamos sin apretar

y lo dejamos infusionar unos minutos.

No sé qué ha dicho, el té, el tomate seco...

Mientras tanto, cogemos otra gamba,

la pelamos.

Oh, qué poca, encima, se cae el agua.

Y la cortamos en cinco trozos.

La ponemos en una bandejita.

Salpimentamos la gamba,

le ponemos un poco de aceite.

Cogemos los baby tomates,

le ponemos aceite, también,

y con el soplete quemamos

la gamba.

Y los tomates, también, los escalivamos un poco a la llama.

¿Dónde está el soplete?

Colocamos

la gambita

al lado de ella, unos tomates.

¿El soplete?

Cogemos la cafetera,

prensamos bien.

Es que no sé cómo se usa esto.

Y las servimos en el bol

con la gamba.

Y aquí pusisteis la gamba, ¿no?

Hasta la vaporeta esa o la "vaporé", como se llame

lo de enfriar, lo seguí todo muy bien,

pero, a partir de ahí, estaban muy avanzados

y me perdí las indicaciones.

Aquí pusisteis la gamba, ¿no?

Yo ya he terminado, tenéis un minuto

para acabar y dejarlo níquel.

No sé qué es esto. Loles, ¿qué le estás poniendo?

Yo qué sé, todo lo que veo. Ya, ya.

Diez,

nueve,

ocho,

siete,

seis,

cinco,

cuatro,

tres, dos,

uno, tiempo.

Manos arriba.

Sorprendida conmigo por seguir los pasos,

no tuve ningún momento de bola o angustia míos

y fue muy interesante la prueba, me encantó hacerla, sí.

Aspirantes, el primer reto de esta final

de "Masterchef Celebrity" ha terminado.

Ahora, el jurado junto con Ramón Freixa,

catará vuestras creaciones.

El primer aspirante en acercar su creación

al jurado, será Miguel Ángel.

Ay, qué bien lo ha hecho todo.

Suerte. Gracias.

Yo me quedé allí diciendo: "Ya no lo hago".

Bueno, Miguel Ángel, cómo te has sentido

en el reto de seguir a Ramón.

Pues, ha sido muy complicado, la verdad y he tenido

algunos momentos muy difíciles,

pero, he hecho todo lo que he podido.

Aparentemente, está bien.

Vamos a probarlo, Miguel Ángel.

Cuéntanos algo que detectes.

El caldo, espectacular.

El velo, de sabor, bien.

El tomate, creo que el corte iba, ¿hum?

Y yo creo que has puesto el polvo picante

en más de algún sitio.

Entonces, claro. Pica como un demonio.

Creo que no has probado el polvo este tú solo,

el de ajo sabe a ajo, el de tomate a tomate,

pero, el de chile o el de ají, perdón, pica como un demonio.

Y has echado ahí sin miedo.

Yo le di ese toque mejicano que me gusta

y, quizá, me haya pasado, la verdad.

Tu plato tiene algo

por una parte, misterioso y por el otro, preocupante.

Lo misterioso es, cómo con la clorofila

que hiciste muy oscura,

esas redonditas verdes son tan verdes.

Es verdad, mira el biberón.

Negro.

En cambio tú, las tienes negras y el biberón verde.

Por cruda o por demasiado hecha se puede oxidar, está claro,

pero, lo que me preocupa es que tu materia prima

era oscura y esta está verde.

Y no tengo claro si era tu albahaca.

Igual, ese era el mío.

Las cosas se oxidan

y van de verde a oscuro, pero, al revés...

Es que nunca lo tenía oscuro. Trae tu biberón, ese de ahí.

Mi biberón era verde, Jordi.

No, el único verde era el mío.

Si yo no te digo nada, simple y llanamente,

esto y esto no son del mismo color, ahí hay un misterio.

Quizá, al final del todo pudo haber un misterio

de cambio de biberones.

Cambio de biberones no ha habido. Qué horror, ¿no?, qué situación.

De ahí ese misterio de que tu clorofila

no concuerda con el color y sería por lo del abatidor,

no sé, me importa muy poco.

No entraba en mi cabeza, no podía ser,

si tengo este color, mi biberón, también.

Es que mira mi bote.

Lo preocupante es que tu actitud de todos los días

de concentración, hoy no la tuviste.

Desde el inicio te he visto menos fresco

y menos conectado con la prueba,

pues no bajes el rendimiento porque ibas superbien

y hoy te vi perdido, atropellaste a Loles una vez.

Nervioso. Nervioso, no te vi fresco

y es la final, no te lo puedes permitir.

Algo raro está pasando, serán los nervios de la final

o me corté, profundamente, al principio,

porque para mí, me he dejado la vida como en cada prueba.

Cayetana, es tu turno.

Suerte, guapa.

Hala, cariño, que vas a ganar, reina.

Bueno, ¿te has sentido cómoda en la prueba?

La verdad es que me gustó mucho la prueba.

Te vimos muy tranquila, concentrada.

Pensaba que no iba a poder, pero, me concentré

y, la verdad, me sentí muy cómoda.

Realmente, para buscar diferencias estéticas es complicado,

está muy bonito el emplatado, el suflado...

Perfecto. Parecido al tuyo.

No, mejor.

Vamos a probar. Vamos.

Es más fácil decirte los errores que las virtudes

porque errores tiene pocos.

Esa poquita oxidación de más, creo que una albahaca oxidada,

da sabores extraños y el grosor del tomate que es algo bestia.

El resto de elaboraciones, perfectas y tu actitud, genial.

Pues, sí, Cayetana, has encontrado la puerta del éxito,

muy bien hecho, y además, incluso, sin despeinarte.

Muy rica la sopa de sabor,

de gusto, el tomate, muy bien, Cayetana.

Te he visto que no sé quién iba por delante

si Cayetana o tú, se adelantaba a tus preparaciones, espectacular.

Creo recordar que es la primera vez que el aspirante levanta las manos

justo cuando el chef, también, las levanta.

Felicidades.

(Aplausos) Bravo, cariño.

Me ha gustado mucho la prueba y, además, superarla yo.

Pensaba que perdería

un paso o dos, pero, no, tengo que confiar más en mí.

Fernando, veamos cómo te ha ido a ti.

Y tráete tu biberón cuando puedas.

Voy.

Fernando, cómo te has sentido en esta prueba.

Empecé bien

Y luego sí me he perdido.

¿Y cuando te pierdes qué te pasa?

Me pongo muy nervioso. Y te vienes abajo,

te enfadas con todo el mundo.

Sí, pero yo pienso que lo que me ha pasado

era para enfadarme, vamos.

Bueno, Fer, dame el bibe. Toma.

Vamos a ver el colorcito.

Bueno, muy verde. Pero lógicamente esto ha hecho

lo que tiene que hacer a nivel natural,

de verde a oxidado. Raro es al revés,

que es lo que le ha pasado a Miguel Ángel.

Sigue siendo un misterio.

Hay algo raro, ¿eh?

Clorofila uno verde verde y luego no.

Y aquí es verde verde en un sitio y en otro no.

Porque mezcla de tapices no puede haber pasado, ¿no?

Miguel Ángel, ven a verlo.

¿A ti te suena este verde?

De verdad, estoy atorado.

Yo estoy convencida de que ha habido un cambio

de plantilla con lunares No os habéis dado cuenta.

Con las prisas has cogido tú la de Fernando.

Y la tuya se había pegado al ventilador dentro del abatidor.

Que tampoco nadie lo ha hecho queriendo.

Son cosas que pasan. Bueno...

Y tus lunares son verdes. La que tenías tú no es tuya.

En ningún momento he pensado

que podía haberme llevado uno que no era mío.

Con todas las prisas he cogido y no me he dado cuenta de más.

Vamos a probar. ¿Os parece?

¿Qué te ha parecido, Ramón?

Las patitas, espectaculares.

La fritura, bordada.

El tomate bien aliñado y corazón.

El tapiz, bueh...

Y la sopa, bien.

Yo era estudiante de arte dramático.

Y cuando no tenía muchas pelas para comer comía mucho frito.

Y entonces ahí adquirí una experiencia

que ahora me está sirviendo aquí.

Y yo que creo que ha tenido más ventaja que ninguno.

Si ha tenido hoy dos maestros.

Ha seguido a Ramón y ha seguido a Loles.

Ah. Que te iba diciendo todo.

Cuando te has perdido, Loles: "Ah, voy echando limón."

Y tú echando limón. Sí.

"Y ahora me pongo a freír."

¿Qué más quieres? Si has tenido dos maestros.

Hoy se ha despeinado Loles más que Cayetana.

(Risas)

Fernando, no puedes entrar más o menos bien

y en cuanto tienes un problema ya te vienes abajo,

te pones a regañar tú solo.

No, tú sólo no, a mí.

Bueno, yo no estoy de acuerdo contigo.

Fernando no se enfada con el mundo entero.

Tú esa historia la sabes perfectamente.

Y un día me lo dijiste y creo que es una gran verdad.

Tú peor enemigo eres tú mismo.

Y has hecho un gran trabajo

para contener ese malrollismo tuyo.

Porque cuando has ido al abatidor

y no estaba la plantillita yo me he metido aquí.

(Risas)

Digo: "Fernando la puede liar parda."

Loles también ha tenido paciencia,

porque ha contenido a tu bicho.

Bueno, bueno. No critiques a Loles

porque para ti es una tercera pata, ¿eh?

Loles canta sola, lo sabemos. Pero no habla sola.

Cuando habla sola es porque alguien está perdido.

Es muy lista mi Loles.

No le eches tanta jeta y dobla el lomo, ¿eh?

Que estaba ahí en el fondo del abatidor. Dobla el lomo.

Cuando doblo el lomo me dices que cocino por abajo.

Y hoy que no lo doblo me dices que...

Madre mía.

Si es que no se sabe cómo acertar.

Venga, delante de cocinas.

Loles. Dígame, señora.

Eres la última. Adelante. Sí, señora.

Como veis es el plato inacabado.

Primero porque el pan a mí no me ha salido

porque no he oído nada. Yo he estado respondiendo

a todo el mundo, porque yo hoy he tenido faena en responder.

Pero a mí no me ha "respuesto" nadie.

"Respuesto".

He estado muy atenta

y luego Fernando me preguntaba mucho, yo le contestaba.

Luego cuando a él le preguntas él no te contesta.

Ha sido maravilloso lo que hablas del pan.

Bueno, eso ni te has enterado.

Porque yo siempre hago dieta y no como pan.

En vez de freírlo lo estabas cociendo.

Ponéis agua a la pasta y lo freís en aceite.

Y lo has querido freír en agua.

Eso ha sido... Era versión libre.

Sí, ha echado agua a la cazuela.

Y qué clorofila. Mira qué clorofila.

La clorofila divina, ¿eh?

Esto sí es clorofila, que no se oxida.

Mira, sin oxidarse. Es igualita a la de tu puntito.

Coherencia. Hombre, dame un beso,

que no eres el obsesivo este.

Por Dios, es turquesa. Coherencia.

No es verde, es coherencia. Verde, igual, todo bien.

(TARAREA) Luego lo demás os aconsejo que no lo probéis.

Efectivamente. No.

No se puede tomar ni beber. La sopa no. No, la sopa no.

La sopa es lo que no hay que probar

si no quieres irte de vareta, porque no sé qué he puesto.

He puesto de todo.

Me dice: "¿Qué pones?"

Digo: "De todo."

Todos los frascos que tenía los he puesto en la sopa.

La mar salada... Y es que no se parece en nada.

No, no se parece en nada.

Pero yo esto creo que está bueno.

El tomate está bueno.

Déjame, que lo voy a probar.

Mira, es que las patas no se pueden comer.

(Risas)

Y el tomate sí, porque es justo lo que no has hecho tú.

Sí. El tomate ya venía.

No, pero yo le he hecho la salsa.

¿Y el carpaccio, que es una gamba entera?

Y el "carpanchito" es una gamba entera.

La gamba la he chafado, le he pegado una paliza

que se ha quedado loca.

Se lo come ella y así les evita a ellos comérselo.

A ver.

Está bueno. -¿Y te atreves con la sopa?

La sopa no, ¿no? Sí, la voy a probar

porque me da curiosidad. -Pero no hay ni tomate.

No, tomate no. -Ah.

Está buena. ¿Quieres pan para mojar?

No, pan no que no como. Si no lo he hecho.

Danos tu valoración, Loles.

De cero a diez, un cinco.

¡Ay!

Un cinco.

Porque se puede comer, ¿eh? Está sabrosito.

(RÍEN)

Estaba bueno, no estaba malo.

No estaba como lo del chef y como lo han hecho los demás.

Pero estaba también muy rico. Yo lo he probado.

Bueno, vamos a probarlo. La sopita está rica.

A que no está mal. No, no está mal.

Mira la sopa. Pruébala. Va, Ramón, que no te pasa nada.

No está mal. -Está "saladeta", ¿eh?

Sabrosa. Yo soy sabrosona.

¿Sabes lo que has hecho? Sí.

Tú sabes cocinar, tienes buen punto,

tienes mano. Sí.

Y se nota en lo que has hecho, que es lo que has querido.

A ver, si tenía que mimetizar mi plato, no.

No. -Y creo que era la prueba.

La versión libre, sí. -Sí.

¿Que me lo he pasado muy bien contigo viéndote?

También. -También.

Pero le falta...

Sí. -Que estamos en la final, ¿eh?

Sí, ya lo sé, pero yo soy muy simple y muy humilde.

Que pasen ellos y ya está.

(Risas) Sí, sí...

Por eso estaba ayudando tanto a Fernando,

para que pasara él. Sí.

Y luego Fernando no te ha ayudado a ti.

No, no me ha ayudado para nada. Pero yo ya estoy acostumbrada.

Aquí todos "ñoñoño" y luego "nonono".

A ver si te vas a caer otra vez, cariño. Ten cuidado.

Pero bueno, él sabrá.

Yo si no la he ayudado es porque ni ella sabía

lo que me estaba preguntando.

Oye, Loles, hay otra oportunidad.

Vale. Que no te la sufle.

Me voy a esforzar, ¿eh?

Hay que esforzarse un poquito más,

para hacerlo un poquito mejor. Muchas gracias.

Sayonara.

Yo voy a hacer todo lo que pueda.

Pero me hace más ilusión

que estén ellos cocinando que estar yo.

Bueno, bueno, qué gracia.

¿Versión libre?

Sí.

Versión libre.

No, pero estaba sabroso. Yo lo he probado porque tenía

curiosidad de lo que había hecho yo.

Aspirantes, Ramón Freixa y el jurado

ya han catado vuestros platos.

Pero ahora tienen que hacer el trabajo más difícil,

elegir quién merece estar en el duelo final.

Así que, por favor, jueces...

(CONVERSAN)

Claro que me gustaría ponerme la chaquetilla.

Pero siento en el corazón que cualquiera de nosotros

merecemos llevarla puesta.

(CONVERSAN)

No, esto es así. Pero es bonito que sea así.

Tú hoy lo has hecho divinamente.

(CONVERSAN)

El duelo final yo estoy confiado

en que somos Cayetana y yo.

Aquí están las cuatro chaquetillas con vuestros nombres.

Pero de momento sólo uno de vosotros se la va a poner.

Esto es la final y las reproducciones

del plato del maestro merecen un ranking.

En el puesto número cuatro...

Loles.

¡Olé!

Ponte las pilas. No pierdas la tensión

ni la segunda oportunidad que tienes.

Bien, gracias.

Peor plato, sí, el número cuatro.

Bueno, yo estoy acostumbrada.

Unas veces se gana, otras veces se pierde.

En el tercer puesto de este reto

pegadito al segundo se queda...

Fernando.

Cayetana, Miguel ángel,

tenemos que destacar el plato de alguien

que desde el principio se ha acercado a estas cocinas

con humildad y con ganas de mejorar.

Y ese aspirante es...

Pues Cayetana.

(Aplausos)

¡No puede ser verdad!

No puede ser verdad que me haya metido a fondo

y que esté aquí, ¿no?

Intentaré estar a la altura, de verdad.

¿Y esto qué tengo que hacer con ello ahora?

Venirte aquí conmigo.

¿Y qué vas a hacer? Pues ponértelo.

¿Dónde hay una cámara?

¡Mamá, esto es muy fuerte!

(Risas)

Qué bien Gemma, la nena.

Perdonad, pero esto es lo más fuerte

que me ha pasado en la vida.

¿Qué está pasando por esta cabecita?

Mira, estoy pensando en mi niña,

estoy pensando en mi chico, en mi madre, en mis hermanos

y en toda la gente que me ha ayudado en el camino,

que ha sido mucha gente.

Cayetana, ¿tú sabes lo que significa esa chaquetilla?

Eres la primera finalista que va a protagonizar

ese duelo final de "Masterchef Celebrity".

¡Es muy fuerte!

No me lo puedo creer. Me parece un sueño.

¡Por Dios! Espero no mancharte, bonito.

(RÍEN)

(RÍEN)

¡Que viva el cine español! -¡Viva el cine!

Feliz de corazón, porque me encantaría

pasar y tener ese duelo final con ella.

Iba a ser precioso.

Ramón, muchísimas gracias

por haber vuelto a estas cocinas.

Ha sido un placer verte cocinar.

De verdad, un espectáculo.

Gracias. Todavía queda una plaza

para el duelo final. Pero antes vais a poder

relajaros con un espectáculo único en una de las mejores

salas de Madrid. ¿Estáis preparados?

(LOS TRES) Sí.

Pues a disfrutarlo.

Pues vamos.

Hola.

Qué guapos.

Bellezones.

Aspirantes, bienvenidos a vuestra última prueba

de exteriores de "Masterchef Celebrity".

Gracias. -Gracias.

Para estar a la altura de este acontecimiento

hemos venido al nuevo Florida Retiro.

Acaba de reabrir sus puertas y ha sido reformado

por completo por el prestigioso arquitecto

Guillermo García Hoz.

En este lugar antes conocido como Florida Park

Uri Geller dobló cucharas, Ava Gardner bebió cócteles,

Miguel Bosé subió por primera vez a un escenario

y la grandísima Lola Flores perdió un pendiente.

-Sí, y yo también canté ahí un cuplé.

¿Tú también? -En ese escenario.

Métete en Youtube y pon: "Loles León, la corbata,

con Miguel Bosé en Florida Park."

Cocinaréis para 11 de los 100 invitados

que llenarán hoy este espacio tan emblemático.

Grandes celebridades como Soraya o Kike Sarasola,

colegas de profesión como Ramón García

o Ana García Siñeriz entre muchos otros.

Es una responsabilidad extra

cocinar para gente de la profesión.

Porque Ana García Siñeriz hace un pollo buenísimo.

Todos ellos han venido a disfrutar de una velada

muy especial que contará con las actuaciones

de una big band, la Orquesta Chattanooga.

Ay, yo también he cantado con ellos.

Loles, ¿qué no has hecho esta vida?

Pues es que tengo muchos años.

Pues lo mismo también has trabajado

con una de las compañías teatrales

más prestigiosas del momento, Yllana.

Que además estrena espectáculo esta misma noche aquí también.

Qué bien. Ahí no, ¿ves?

La ocasión lo merece, porque uno de vosotros

se convertirá por méritos propios

en el segundo duelista de la primera edición

de "Masterchef Celebrity España".

¡Uh!

Además, por si fuera poco, el mejor de la prueba de hoy

recibirá 4000 euros que podrá donar a la ONG que considere.

Así que muchísima suerte. Gracias.

Gracias. -Gracias.

Aspirantes, hoy tendréis que disputar

el reto en solitario.

Ha llegado el momento de dominar los nervios

y cocinar mejor que nunca.

En este atril tenéis tres chaquetillas.

Pero sólo una de ellas lleva el nombre del finalista

que se enfrentará a Cayetana en el gran duelo final.

Aquí.

Para presentar este menú tenemos con nosotros

un chef con 34 años de experiencia

que aboga por una cocina urbana

y comprometida con el producto: Joaquín Felipe.

(Aplausos)

Joaquín, muchas gracias.

A vosotros.

Joaquín, has definido tu cocina

como sencilla, mediterránea y sabrosa.

¿Con qué esperas sorprender a los comensales de hoy?

Pues espero sorprenderles con una cocina tradicional

que hace guiños a la fusión, a la vanguardia.

Y que bueno, va muy de la mano con unas cocciones precisas

en las que os tenéis que esmerar.

Bueno, pues vamos a desvelar el menú degustación

que nos has traído para la prueba de hoy

y que además consta de seis platos.

Un primero. Vegetal tonnato.

¡Oh! -¿Qué es eso?

Es un plato muy sencillo. Lo único que cambia

es el típico vitello tonnato lo cambiamos a vegetal

con una remolacha asada.

(RÍE)

Un segundo. Calabaza, mango y tuétano

con camarón pipa en cristales.

El tuétano se fusiona con una calabaza asada.

Y luego el contrapunto del caramelizado

con el camarón pipa y el mango

hacen un plato agradable y redondo.

Un tercero.

Salmón plateado salvaje de Alaska, col roja

y vinagreta de chocolate.

Ah... mira.

Digamos que la base del plato es el producto,

un producto diez, donde hacemos un guiño

con esa vinagreta de chocolate

de nuestro buen amigo Frederik Bock.

Y la col va guisadita y un poquito caramelizada

y la piel crujiente.

Un cuarto.

Presa de wagyu en escabeche tibio.

¿Qué es wagyu?

(RÍEN)

Bueno, pues igual, este sí que es un plato

muy tradicional donde hemos utilizado la parte de wagyu,

que es un vacuno, la parte de la presa

que tiene una infiltración que va perfecta para asar.

¿Pero son estos que le dan masajes y todo esto?

Sí. Esa, esa.

La ternera de Kobe. La raza es wagyu.

Y luego pues bueno, los ingredientes,

las verduras, el vinagre,

pues todo lo que un escabeche tradicional lleva.

Un quinto.

Pichón asado con aromas asiáticos y quinoa.

¿Es un pájaro eso? -Es un ave, sí.

Ah.

Yo lo que vuela no...

Bueno, es un plato que parece con dificultad sencillo.

Aquí sólo hay que clavar la cocción

y el tiempo del pichón, que va al vacío.

Y los demás elementos un poco de cocción y complemento.

En la receta va perfecto.

Igual sí, ¿sabes?

¿Qué dices? ¿Qué hablas sola? -Hablo sola.

(RÍEN)

Y un sexto plato, un postre.

Cake especiado de araguaní, piña asada, jengibre y shisho.

Un bizcocho tipo pan de especias.

El cremoso de araguaní es un cremoso de chocolate

que lo lleva encima.

Y la piña asada,

pues asada con el jengibre, el shisho.

¿Shisho qué es?

Pues una hoja con un toque cítrico picante.

Ay, Dios de mi vida...

Joaquín, muchísimas gracias.

Esperemos que sepan sacar provecho a tus palabras.

Así que nos vemos en cocinas. Venga, nos vemos.

Joaquín, hasta ahora. Hasta ahora.

(Aplausos)

Semifinal, si yo lo entiendo. El menú de semifinal

no puede ser lo que yo haría, unas lentejitas.

Bien ricas que te las hago con choricito y todo.

Pues tiene que ser estas dificultades para mí.

Cada uno de vosotros elaborará dos platos de este menú.

Un aspirante preparará el primero plato y el cuarto.

Es decir, vegetal tonnato y la presa.

Otro el segundo y el quinta. Calabaza y pichón.

Y el otro tercero y postre. El salmón y el cake especiado.

Miguel Ángel, tú fuiste el segundo mejor plato

de la prueba anterior, después de Cayetana.

Así que te has ganado el derecho a elegir primero.

¿Qué dos platos eliges?

El primero y el cuarto.

El vegetal tonnato y la presa.

Me parece un menú complicadísimo.

Y he escogido el menú que he escogido

no sé muy bien por qué. De los seis que había

no he hecho nunca nada de lo que está ahí.

Fernando, tú fuiste el tercer mejor plato

en la prueba anterior. Así que es tu turno.

Calabaza y pichón.

¡Puf!

Pues he elegido este sencillamente

porque eran los platos, el número 2 y el 5,

y son mis dos números de la suerte.

Y bueno, como el que compra un cupón, igual.

Pues, Loles, a ti te tocan el tercero y el sexto,

salmón plateado y el cake.

Me encanta lo del salmón plateado.

Pero... ¡uf!

Dios de "my life".

Aspirantes, para cocinar este menú degustación

contaréis con 150 minutos en total.

El primero saldrá en el minuto 105.

Y el resto con una diferencia de 15 minutos

hasta que hayáis sacado el postre.

Por tanto y para que todos contéis con el mismo tiempo

empezaréis a cocinar escalonadamente.

Organizaos bien y disfrutar de esta experiencia.

Porque estoy seguro que va a ser inolvidable.

Yo no veo con posibilidades de ser la finalista.

Esta receta me parece toda muy complicada.

Voy a hacer lo que pueda, pero me parece complicada.

Calculad bien las cantidades. Os recuerdo que en el camión

de nuestro supermercado proveedor de alimentos

tenéis los ingredientes necesarios para cocinar.

El excedente que no utilicéis será donado

a comedores sociales.

Aspirantes, habéis llegado hasta aquí

a base de mucho esfuerzo y entrega.

Es el momento de darlo todo.

Pues a por vuestros delantales de cocinas

en tres, dos, uno, ya.

¡Va! ¡Suerte!

¡Ay, gracias! -Gracias.

Aquí.

Eh.

Como ya sabéis para que todos dispongáis del mismo tiempo

empezaréis a cocinar escalonadamente.

Miguel Ángel, tu tiempo de cocinado

empieza en tres, dos, uno, ya.

Y yo en 30. Sí, te queda un ratito.

Jolines.

El primer plato de Miguel Ángel es vegetal tonnato,

a base de remolacha, mayonesa de atún, guacamole

y yema de huevo cocida entre otros ingredientes.

Joder.

¡Ay!

Estoy muy nerviosa.

Fíjate si estaré nervioso que yo nunca me traigo

las gafas y me las he traído. -Por Dios.

O sea, esto es muy difícil.

Ten cuidado no te cortes, ¿eh?

Bueno, si se corta uno menos contra quien pelear.

Tampoco...

(RÍE)

A la prueba de hoy me enfrento con positivismo, pero nervioso.

Tengo el nervio este, que si no lo tienes

es que estás muerto.

Y ese nervio siempre va conmigo cuando algo me importa.

Me he cortado. -¿Otra vez te has cortado?

Es que es muy difícil.

¿Pero cómo te has cortado, tío?

Bueno.

Esta noche me juego mucho.

Es un menú muy difícil y si habitualmente le pongo

mil por mil de ganas, hoy va a ser un millón.

Para el guacamole Miguel Ángel debe triturar los aguacates

con sal, pimienta, aceite, zumo de lima y tabasco.

O sea, esto es muy difícil.

Bueno, no te agobies, venga. Este vale.

Madre mía de mi vida.

Fernando. ¿Sí?

Tu tiempo de cocinado empieza en tres, dos, uno...

Adelante.

El primer plato que deberá elaborar Fernando es

calabaza, mango y tuétano con camarón pipa en cristales.

Lo primero que tiene que hacer Fernando es asar los huesos

de tuétano durante 15 minutos a 180 grados.

OK.

También debe limpiar y cortar la calabaza

para luego asarla y hacer una quenelle.

Perfecto.

Perfecto.

El segundo plato de Fernando

es pichón asado con aromas asiáticos y quinoa.

Para ello deberá limpiar el pichón y macerarlo al vacío.

Loles. ¡Ay!

¡Ay! ¡Qué susto!

¿Qué tal?

Ya más tranquila. ¿Sabes a qué vengo?

Sí, claro. Eres la última.

Pero espero que los últimos sean los primeros

y que hoy lo bordes. No te relajes.

No, no, no. Tu tiempo de cocinado empieza

en tres, dos, uno... vamos.

Suerte a todos. Venga, fuera de aquí.

Que te piso, vete, vete. Vamos.

Hala, venga.

Me gusta el salmón. Creo que lo voy a hacer bien.

Y bueno, pues el cake este, "plumcake" o como se llame,

no tengo ni idea. Pero ya lo haré.

Mira cómo es de hermoso, ¿eh?

Es que tiene escamas para dar y regalar.

Hijo mío, qué bonitas son las escamas.

Y más del salmón plateado.

¡Ay, el salmón plateado!

Miguel Ángel tiene que freír

las alcaparras hasta que queden crujientes.

Es importante que antes las haya escurrido y secado.

Esto ya está.

Esto es vuelta y vuelta.

La mayonesa, va.

Dos huevos, dos huevos. Dos huevos.

Esto me cuesta un montón.

Un huevo.

Dos huevos.

Chorrico de limón.

Poquito de sal.

Poquito de atún.

Venga.

Estoy haciendo una cirugía

como la de mi amigo Enrique Monereo.

Fernando deberá macerar los pichones al vacío

durante una hora en una salsa

de miel, soja, mostaza y zumo de lima.

Vamos allá, mayonesa, tienes que salir.

¡Vamos!

(Música) Ahí hay música ya, ¿eh?

Bueno, bueno, bueno. Mayonesa, ven.

Ale, ya está, los doce.

Ahora marinados.

(Música)

(Música)

(Música)

Loles tiene que dejar marinar el salmón en zumo de pomelo,

sal, pimienta y comino durante 20 minutos.

Joaquín, ¿cómo va Loles? ¿Cómo lo ves?

Va muy bien. -Mira qué hermosos.

Que no lo tenga mucho tiempo macerando.

No, pero mira qué bonitos son.

Loles, ¿y esa brillantina que tienes en el pelo?

Es el salmón. Ah, creía que era brillantina.

No, han sido las escamas. Ah, las escamas.

Me encanta estar escamada por él.

(RÍEN)

Hoy estaba de bajón.

Pero a medida que he ido cocinando me he venido arriba.

Y lo he sentido como gratificante

en un momento dado.

Miguel Ángel, ¿cómo vas? Aquí estoy muy contento,

porque es la segunda mayonesa de mi vida.

No sé lo que estás haciendo.

Es la segunda mayonesa de mi vida.

La segunda de tu vida. Sí. Dime cómo va.

Te doy la parte de aquí.

Pruébalo tú que yo tengo tres hijos.

Un poquito de sal a lo mejor. -Está rica.

Una gotita de sal, pero está rica.

Y ahora me voy a poner con la remolacha.

La voy a poner en pequeñito. -Pero la presa.

La presa me pongo ya. Ya debería estar con ella.

Sí, mientras haces otra cosa está asando.

Claro, se está asando

y vas ganando tiempo. Vale.

Quiero hacerlo mejor que mis compañeros

para poder ponerme esa chaquetilla,

que me muero de ganas de vestirla

y de verme ahí con Cayetana en la final.

Dedos cruzados.

¿Qué, Fernando, te han dado muchas calabazas en la vida?

Pues sí, la verdad es que sí.

Alguna que otra. No muchas, pero...

Te he visto elegirla y digo:

¿Más calabazas quiere el hombre?

No, lo he elegido porque el tema del tuétano

me parecía bastante atractivo el plato.

Ya lo tiene asado, ¿no?

Sí, he hecho el tuétano y después me he puesto a hacer

el pichón que tiene una hora y pico.

Organización. Me parece bien.

Ha empezado por el pichón, que tarda más,

y luego va preparando lo demás. Bien, ¿no?

Esa es la manera de empezar. Que esté sabroso.

Al final voy a estar muy orgulloso de ti.

El haber llegado hasta aquí me da algo de seguridad.

No sé por qué pero pienso que puedo ganar esta prueba,

no que vaya a ganar el "Masterchef".

Loles está preparando

el pan de especias para su postre.

Tiene que hervir azúcar y miel

con piel de lima, de limón y de naranja.

Oh, está hirviendo esto.

Una vez enfríe le añadirá la harina y lo horneará.

Después de asar las remolachas Miguel Ángel debe laminarlas

muy finas para servirlas con el guacamole

y la cebolla morada.

Fernando ya ha empezado a freír los camarones

que acompañan al tuétano y que luego tendrá

que caramelizar para formar un cristal.

Bueno, Miguel Ángel,

¿cómo lo llevas?

Pues voy ahí justito. Pero espero llegar.

Tengo ya prácticamente todo casi...

Avanzado. Avanzado.

¿Y la carne? Porque veo los vegetales ahí sin hacer.

Primero voy a sofreír todas estas verduritas.

Lo saco y en el mismo aceite

para que coja sabor sello la carne.

¿Ahí? Sí.

¿Y no es mejor una sartencita y el desglasado lo echas aquí?

Llevas razón, así lo voy a hacer.

(Música)

Huy, qué varilla más grande, coñe.

Es más grande que yo esta varilla.

Jo, qué bien se lo están pasando ahí abajo.

(Música)

(Música)

(Vítores y aplausos)

¡Ay!

¡Ostra!

Ay, que no le he puesto aceite.

Bueno, Fer, hay que ganar esto. Hombre, por supuesto.

¿Eso qué es, un almíbar?

Caramelo. Almíbar, vale.

Normalmente este tipo de crujientes lo que se hace

es en el caramelo le echo eso.

Eso muy rápido lo echo en el tapete.

Le pongo otro tapete y le doy con un rodillito: "pipipi".

Si lo echas aquí encima quedará muy grueso,

quedará muy basto. O sea, que lo echo ahí, ¿no?

El caramelo que tengas, la misma cantidad de camarón,

rápido una vuelta y bien caliente lo paso aquí.

Encima con un rodillito y lo tienes.

Yo cogería un cazo nuevo y repetiría el almíbar.

Y yo creo que más que camarones caramelizados

será una pasta de camarones con azúcar.

Me cago en... joder.

Madre mía, joder.

Qué desastre, tío, de verdad.

Es que no sale.

Paco, mi pescadero,

lo hace divino esto. Pero yo no sé.

Paco, cómo te necesito ahora, hijo.

Atención, aspirantes. Sí, chef.

Se os agota el tiempo.

Miguel Ángel, tu vegetal tonnato

sale en 20 minutos. Sí, chef.

Fernando, tu calabaza en 45 minutos.

No, me hace falta más.

Y, Loles, tu salmón plateado en 60 minutos.

¡Ostras! O sea, os quiero ver volar.

Venga, a darle caña.

Ah, Dios mío, tío.

(Música)

(Música)

¡Por "Masterchef"! -¡Por "Masterchef"!

Señores, salud. -¡Por "Masterchef"!

Comensales, es un lujo contar con unos invitados

tan exclusivos como vosotros

en esta reapertura tan esperada.

Nuestros aspirantes a los que algunos de vosotros

conocéis muy bien se juegan mucho esta noche,

nada menos que una plaza en el gran duelo final

de la primera edición de "Masterchef Celebrity".

Pero os tenemos muchísimas más cosas preparadas.

Espero que disfrutéis y mucho

de las canciones de la Orquesta Chattanooga.

Y de las actuaciones

de la compañía de teatro Yllana,

que además creo que ya están en el escenario.

Así que... que empiece el espectáculo.

(Aplausos)

(Música)

(Música)

¡Ostras!

He intentado quitar la piel de allí, pero no he podido.

Vamos un poquito de aquella manera.

Joder, cómo quema esto, tío.

(Música)

(Música)

Loles debe preparar

una vinagreta de chocolate para su salmón.

Deberá fundir el chocolate

con aceite de uva y sésamo y mezclar bien.

Mientras, Fernando ha repetido el almíbar

para cristalizar los camarones de su primer plato.

(Música)

Joder, Dios mío de mi vida, tío.

Hasta dónde llega el hueso.

Esto no vale para nada, tío.

Miguel Ángel tiene que picar las yemas cocidas de huevo

para decorar su primer plato, vegetal tonnato.

Mientras Loles está finalizando la vinagreta de chocolate.

Deberá añadirle yemas de huevo, mostaza en polvo y vinagre.

(Música)

(Aplausos y vítores)

Me cago en esto...

Para el postre Loles comienza limpiando la piña

para luego saltearla con azúcar,

mantequilla y jengibre.

Miguel Ángel, prevenido,

en 5 minutos sale tu plato, el vegetal tonnato.

Tienes que empezar a emplatar ya.

¿Oído? Sí, chef.

Pues venga, vamos a ello. Esto debería estar limpio.

Todo lo que no te sirva fuera.

Ten claro cómo teníamos el emplatado, ¿vale?

Y por favor, si pudieras no mancharme.

Ay, discúlpame. Que me acabo de poner

el esmoquin nuevo que estreno para ti,

para esta gran final, te lo agradecería.

(PROTESTA)

¡Esto no puede ser!

¡Ay!

Miguel Ángel, por favor.

Tenemos a los camareros ya esperando.

Me duelen los pies.

¿Podemos sacar los platos?

Estamos casi, un minuto.

Me cago en la leche, me pongo nervioso.

Vamos, que sea igual, ¿eh?

Tiene que ser un calco de lo que nos trajo Joaquín.

Vamos a ello. Venga.

Fernando, ya estás emplatando. Te veo demasiado emocionado.

Te quedan 15-20 minutos para que salga tu plato.

Tiene que salir caliente.

¿Y este caramelo no debería estar como más frío?

Porque esto debería quedar duro como un adoquín.

Y esto es un chicle. Madre mía.

Esto es un puesto en el gran duelo final.

Fernando, si te veo dudar algo no llegamos.

Tú sabrás. Si está blando lo dejo.

Bien, tú verás, Fernando. Tú verás.

Cuando uno menos se lo espera te dan un hachazo y...

Pero hay que estar ahí para recibir

lo que le venga a uno.

Vamos, necesito sacar los platos ya.

Tengo a los camareros nerviosos.

Y nuestros comensales llevan ya esperando un buen rato.

Sí, Pepe, ya estoy.

Venga, ¿llegamos? Sí, un segundito, por favor.

Venga. Me estoy dejando la vida.

Venga, hay que tirarlo, pero tirarlo con elegancia.

No tirarlo así de cualquier manera.

Que tenga una estética.

¿Un kilo de pistachos por plato es?

No, unos poquitos nada más. Ah, vale.

Venga, esas pipas. Camareros, ¿estamos preparados?

Pepe, no, un segundito, que falta poner la mayonesa

y las... joder, que no puedo ni hablar.

Se lo tienen que llevar. Acaba de concurrir el tiempo.

Pepe, por favor, perdóname un segundo.

Que ya estoy de verdad.

Me temblaban las manos, Pepe metiéndome presión,

los camareros se lo querían llevar,

yo quería poner la espuma.

Te doy 10 segundos. Un segundo.

Nueve, ocho, siete...

Un toque de sifón y que se lo lleven.

Seis, cinco, cuatro,

tres, dos, uno. Tiempo. Camareros, por favor,

vamos sacando los platos. ¡Sí!

Comensales, el menú que vais a degustar esta noche

está diseñado por Joaquín Felipe,

el chef de este emblemático sitio.

En primer lugar os vamos a presentar un vegetal tonnato

que ha sido elaborado por Miguel Ángel Muñoz.

Espero que lo disfrutéis.

Está bueno.

Lo rojo es remolacha, ¿no? -Yo supongo que sí.

¿Y esto amarillo qué es? -Huevo duro.

Huevo duro. -Me ha sorprendido la mezcla.

Y tiene cebolla roja. -Está bien.

¡Vamos!

Venga, Miguel Ángel, acabas de sacar el primer plato.

No te despistes que tenemos que seguir trabajando

en esta presa de wagyu. ¡Vamos!

Uf. Quiero una presa de wagyu

en escabeche tibio de esas de diez, que digas:

"Esto no lo ha comido nunca nadie en la vida."

¿Vale? ¡Sí, chef!

Es que me tiembla todo ahora. Mira cómo voy.

¿De verdad?

Te van a llamar Miguel Ángel "Muñón".

¡Miguel Ángel "Muñón"!

(RÍEN)

Queremos que vivas el programa como si estuvieras

en estas cocinas. Por eso, la revista

"MasterChef Celebrity" llega a los quioscos

con las mejores recetas, entrevistas

y todos los secretos del programa.

Acuérdate. Cada semana con tu revista

del corazón favorita.

Ay. Ay, la rodilla...

Ay...

Esta no está espesa.

Vamos a ver, Fer, te quedan 7 minutos

para que salga este segundo plato,

la calabaza con el mango y tal.

Está bastante frío. Y el tuétano frío

no es nada agradable.

Por lo fácil que es coger esta pieza, colocarla

en una bandeja y darle un golpe de horno, lo haría.

Prefiero eso a que me pongas... Me queda aún esto.

Prefiero esto caliente y rico con una hojita de cilantro

y aceite de oliva y pimienta a que me pongas esta tontuna

que no es un cristal.

A ver, cómetelo.

¿Está crujiente? No. ¿Está rico? Sí.

Tres camarones, un poquito de cilantro

y tira millas. Y vete al pichón que está muy verde, ¿vale?

Y para arriba, Fer.

En esta ocasión me han podido más los nervios

que mi estado competitivo. Fíjate qué curioso

que yo he vendido muchos camarones,

los camarones me han traicionado.

La mierda esta.

Buenas noches, chicos. Kike, Carlos, ¿qué tal?

Muy bien. Estamos en esta mítica sala

a la que estoy segura que habéis venido

un montón de veces, ¿no, Kike?

Por fin volvemos a recuperar para Madrid una sala como esta.

Yo he estado aquí muchas noches.

¿Tú también? Yo la he cerrado alguna vez.

Oye, y los platos, ¿qué tal? Este plato, delicioso.

Delicioso. ¿Vosotros os imaginabais

que Miguel Ángel Muñoz pudiese cocinar así?

Yo no, porque aparte que es encantador, guapo...

Y encima cocina bien, lo robo ya.

Es un encanto. Desde luego es talentoso.

Siempre se lo digo: "Hijo mío, vales para todo".

Es maravilloso y nosotros somos fans de él.

Esto, vuelta y vuelta.

Que no tengo cazos. ¿Dónde están?

Ay, Dios mío.

Para su postre, Loles debe preparar una crema inglesa

a la que añadirá chocolate venezolano araguaní,

que tiene un 72% de cacao.

Vámonos, Fer, que estamos dormidos, venga.

Cuando me digas doy orden a los camareros.

Cuidado que quema. Te estoy separando

los camarones para que te des maña. Ese golpe de horno

que hemos dado para que esté caliente si se enfría,

la liamos parda. Te falta aquí la vida.

Daditos de mango. Venga, que los saco como estén.

Venga, camareros, por favor. Podéis sacar platos.

Venga, venga, venga. Tenía que estar ya fuera.

Rompemos aquí un poquito...

Ya está, venga. Terminados.

Fer, nos vamos con el pichón a todo gas.

A todo barrer, venga.

El siguiente plato que probaréis será calabaza,

mango y tuétano con camarón pipa en cristales.

Ha sido elaborado por Fernando Tejero.

El mango tiene mucho pimentón. Mucho, mucho pimentón.

Es que yo vengo de la tierra del pimentón

y hay que utilizarlo con un poco de cuidado.

¿Tienes azúcar glas por ahí? -No, cariño.

Como no tengo, le pongo de esta.

Ya verás qué rica.

No me va a dar tiempo.

Ay, no cabe.

Que no tengo platos. Que no tengo platos.

¿Qué pasa Loles? Que no tengo platos. Mira.

Se me va todo. Eso es normal que vuele.

No lo toques, que se dore. Déjalo tranquilo.

Sí, vuela. Escúchame atentamente.

En 15 minutos sale el salmón plateado.

Sí. ¿Lo tienes todo?

Sí. Me falta esto. Eso es del postre.

No va en el salmón plateado. Lo tengo todo.

Blanca y María. ¿Qué tal, chicas?

Bueno, dos chicas con clase y en una sala mítica.

Creo que la noche promete. La noche promete.

Blanca, tú, además, tienes un palacete en el que

te dedicas a organizar eventos que creo que te va genial.

Y contratas muchos catering. Claro, soy una experta.

Por eso, te voy a poner en un aprieto.

¿Cuál es tu catering favorito? La verdad es que trabajo mucho

con Samantha. Funciona muy bien.

Un poquito de peloteo creo que hay por ahí.

A ver, cuéntame tú un poquito del plato.

Este plato está sorprendentemente más rico

que lo que aparenta. (RÍEN)

Es que el trozo de hueso... El tuétano es un poco duro.

Estaba bueno. Era rico y estaba apetecible.

O sea que francamente sorprendidos

con el primero y el segundo. Estamos comiendo de maravilla.

Dos, tres, y dos, cinco...

Pepe, Jordi.

Acabo de hablar con Eva y me ha dicho que necesita

urgentemente que vayáis al "backstage"

porque Yllana, el grupo de teatro,

ha pedido ayuda para si siguiente actuación.

Ha dicho que sois exactamente

lo que estaba buscando. No me digas eso.

No me lo creo. ¿Ahora mismo?

¿Con el follón que tenemos aquí en la cocina?

En la cocina me quedo yo. Tenéis que ir vosotros.

Me quedo yo aquí. Id al escenario

que os necesitan. Adiós.

Ni Eva, ni Jordi, ni Pepe saben nada

de lo que yo he planeado con Yllana.

Y van a alucinar.

Loles, no te quiero poner nerviosa pero te quedan

7 minutos para que salga el plato.

Extiende bien las pieles. Como una profesional.

Levantas con la puntilla y tiras de la piel.

Yo no sé hacerlo así, hija mía.

¿Ves cómo se saca la piel? Así.

Mira, mira. Como tú has dicho.

Rápido que te quedan 6 minutos.

Pues no sé si voy a poder. Sí.

No te vengas abajo, Loles, por favor.

Dices: "Claro que sí. ¿Cómo que no?

Lo voy a hacer lo mejor posible".

Y la responsabilidad de que las personas que había

las conocía a todas.

Ellos han comido muchas veces cosas mías.

A ver si ahora van a decir: "¿Qué ha pasado?"

¡Buenas noches y bienvenidos al Florida Retiro!

¡Ahí estamos! ¡Sí!

Tengo el honor de presentarles a nuestra "rock band".

Con todos ustedes, al bajo tenemos

a Pepe Rodríguez.

¡Fuerte aplauso!

¿Qué pasa aquí?

A la guitarra tenemos a Eva González.

Y al batería tenemos a Jordi Cruz.

(CANTAN "I WILL SURVIVE" DE GLORIA GAYNOR)

Fernando, ¿cómo vas con el pichón?

¿Esta olla qué es? ¿Qué haces aquí?

Marcarlo. Tienes sartenes aquí.

Coge dos sartenes, tienes más sitio, más espacio

y se marcará mejor, toma.

Aquí tienes otra. Vamos.

Saca esa olla, mírala. Todo quemado.

No puedes cocinar en una olla así. Vamos.

Enciende el fuego a tope, a tope y márcalo.

A tope con la COPE. -¡Vamos todos juntos!

(CANTAN "I WILL SURVIVE" DE GLORIA GAYNOR)

¿Qué tal vas, Loles? Bien, luego lo pondré bien.

Vamos, vamos. Los platos tienen que salir ya

que los camareros esperan. Ya lo sé.

Tienes la lombarda, el salmón, ¿la piel dónde está?

La piel está en el horno. Madre mía, Loles.

Ya está, hija. Un momentito que tengo que limpiar.

A limpiar los platos. Toma el papel, Loles.

¿Adónde vas? A coger las pieles.

Estamos en la final de "MasterChef"

Loles, te estás jugando un puesto

en el gran duelo final. ¡Quemadas!

Esto también. Todo quemado.

¿Tú cómo lo ves? ¿Lo pondrías o no?

Yo sí. ¿Lo pondrías?

¿Está muy quemado? Puede arruinar el plato,

mira a ver tú. ¿Voy a arruinarlo?

O ponle un trocito de crujiente.

Un trocito encima, un trocito.

Vamos, Loles, que tengo que sacar los platos.

Tengo a los camareros esperando.

Los comensales están desesperados. Tienen hambre.

¿Pueden sacar los platos ya? ¿Y esto qué?

Sí. Camareros, por favor,

podéis ir recogiendo los platos.

Adiós. Ay.

Qué locura...

A continuación probaréis un tercer plato.

Salmón plateado salvaje de Alaska, col roja

y vinagreta de chocolate.

Lo ha elaborado Loles León.

Esto no me gusta nada. No me lo voy a comer.

Yo lo he mezclado y me ha sabido a rayos.

Esperemos que no venga a preguntar ahora.

Al que le toque tiene un papelón ahora.

¿Pero es de Loles o de Fernando?

De Loles. -¿Estás seguro?

Loles, ¿la piña no te ha quedado líquida?

Sí. Pues échale más piña.

Porque no tengo más.

Ah, sí. Échale más piña y que te quede

tipo puré eso es demasiado líquido.

Dámela, que no llego.

Yo con este traje que es tan bueno para cocinar...

Pélala, límpiala y coges bien la carne,

la salteas y la añades para que esté más espeso.

Tienes ya el pan de especias hecho. ¿Qué te queda?

Nada, lo tengo todo.

Vamos, Loles, a por todas. Sí, señora, sí.

Ay, Dios mío. Cómo cansa eso de subirse

a un escenario, Javivi. Habéis estado espléndidos.

Geniales. Además, tú estás acostumbrado

a subirte a las tablas y más ahora con "La cocina".

Estamos con la obra "La cocina" que la dirige

Peris Mencheta fantásticamente.

Y yo soy Paul, "le pâtissier". ¿Cómo?

Soy el pastelero. Ah, vale.

Habrás tenido que buscar inspiración

para esto de la cocina. ¿Pepe o Jordi?

Estos son dos "mindundis". ¡Uh!

De verdad, me los meriendo.

Me voy a ir con Ana, porque Ana

me ha llamado muchísimo la atención

que no has tocado el plato.

Sí lo he tocado. He hecho como en el colegio.

Que hacías así... ¿Qué ha pasado?

Me están mirando todos. -A ver qué dices.

Mira, Eva, te voy a decir la verdad.

Está crudo, el mío sobre todo.

A mí me gusta el salmón crudo. Era un plato complicado

porque el salmón con chocolate tiene sus diferencias.

El fuego se lo come todo.

Eso es lo que tiene que hacer un cocinero.

Menos mal que se ve todo luego. -Pero bueno...

Qué mala leche, ¿no?

Sí, también es verdad.

Qué locura...

Loles ya ha salteado la piña para su postre

y ahora tendrá que triturarla hasta conseguir una crema.

Mientras, Fernando ha puesto a cocer la quinoa

que acompaña a su pichón en agua, sal y curry.

Miguel Ángel, ¿cómo vamos? Lo tengo ya todo para emplatar.

¿Todo? ¿Dónde está el escabeche?

El escabeche está aquí.

¿Has probado alguna para ver cómo está?

Sí. Vale, el punto muy bueno.

Sí, perfecto. Okey.

Está buenísimo. ¿Está bueno?

Córtame un trozo que lo quiero probar.

Está buenísimo. Le voy a poner

un pelín de sal por encima pero está...

Está muy rico, ¿eh? Está bien.

Un poquito de sal sí que agradece, ¿eh?

¡Loles! No me lo puedo creer.

La piña es para el postre. Ya está, ya la tengo allí.

¿Pero no te dan de comer en "MasterChef"?

No me lo puedo creer. Estoy como Rosemary

en "La semilla del diablo" comiéndose el hígado.

Dame un poquito. (RÍEN)

El pelusón también quiere piña.

Toma. Toma piña, anda.

¿Te imaginas que luego no hay piña para el postre?

Ya... Vamos. ¿Seguro? Sí, está ahí. Mírala.

Hala, hala. Eso está muy líquido.

Venga, tenemos a los camareros ya esperando.

Miguel Ángel, ya sí que hay que correr, ¿eh?

Venga, eso, eso. Ya te vas manejando

como un profesional. Vamos, Miguel Ángel.

Quiero ese emplatado de diez.

Bien, venga, vamos poniendo. ¿Tiene el punto de sal

que querías? Eso va ahora.

Venga, vamos, luego hay que echarle salsa.

A ver si le dices algo malo a Miguel Ángel.

Venga, Fer, tío... O sea... Ya está.

¿Que ya está qué? Eres un pelusón

de mucho cuidado, ¿eh?

Venga, tienes 30 segundos, Miguel Ángel.

Vuela, vuela, vuela.

Venga, ¿ya lo tenemos? ¿Podemos ir sacando ya?

No, me falta solo la salsa, Pepe.

Venga, venga, venga. Aquí, aquí, aquí, aquí...

Vamos. Ahí, ahí, ahí.

10 segundos para la salsa. Vamos con ello.

Te hago la cuenta atrás. Diez, nueve...

¡Pepe, Pepe, Pepe! Me falta la salsa.

...siete, seis... Un segundito, por favor.

Solo la salsa. ...cinco, cuatro...

¡Un momento, Pepe, por favor!

...tres, dos, uno... ¡El tiempo se ha acabado!

Vamos, camareros, por favor, id sacando platos por aquí.

Estos pueden ir saliendo. Pues venga.

Vamos sacando por aquí. Como esté, por favor.

No podemos esperar más. Vamos con ellos.

Maravilloso, magnífico, espectacular, Miguel Ángel.

El cuarto plato del menú degustación de hoy

es presa de wagyu en escabeche tibio.

Y lo ha elaborado Miguel Ángel.

Está muy bien presentado. El olor ya es brutal.

Está muy bien, chavales.

Delicioso. Está buenísimo.

Lo has sacado en tiempo, los has sacado muy bien.

Sí, perfecto. Fenomenal y gracias.

Limpia la cocina y dejamos a los compañeros

que puedan emplatar. Y Fernando, menos de 10 minutos

para emplatar, ¿entendido?

He conseguido superarme, empezar desde 0 algo

totalmente imposible como era este reto.

y llegar hasta el final.

Está bueno. -Está bueno.

Buenas noches. ¿Cómo va la cosa por aquí?

Ramón. ¿Quién no se ha tomado las uvas con Ramón García

y la capa de Ramón García? Muchos años ahí

en la Puerta del Sol.

Siempre me ha llamado la atención...

Gastronómicamente la Navidad y la Nochevieja

es algo muy familiar y se hace alrededor

de una mesa, con mucha comida. ¿Qué comen los presentadores

de unas campanadas? Yo no como.

¿Nada? No ceno nunca.

¿No se cena? Cuando trabajo, no como.

Yo ceno después y me tomo las uvas después.

Y mi mujer con la cazuela.

"Plon, plon", y yo me las como. Qué bueno.

Ahora cuéntame un poco de esta gastronomía.

Me ha gusta mucho. La carne está muy rica.

Poco hecha, que es como me gusta.

¿Está correcto? ¿Para mí? Más que correcto.

Bueno, pues me alegro muchísimo.

Fernando, ¿recuerdas cómo era el palto de Joaquín Felipe?

Más o menos. ¿Más o menos?

Menos que más, yo creo.

Había un poco de quinoa donde apoyaba perfectamente

el pichón, y alrededor era la salsa.

O sea, te estás adelantando para mal.

(CANTAN "STAND BY ME" DE BEN E. KING)

¡Vamos! -Animaos a bailar alguno.

Bueno, bueno, bueno. Ya era hora. Muy bien.

Ay, esta barra, coño.

(FERNANDO RÍE)

No se puede emplatar, Loles.

Estoy achichonada de la barra.

Bueno, Fer, te quedan cinco minutos para que salga

el pichón asado. ¿Cómo lo tenemos?

Pues aquí va. Tengo los camareros a punto

y hay que hacer un último apretón.

Estoy hasta la coronilla de la barra esta.

¡Ay! Pero todo el rato me estoy descalabrando

con esta mierda. Mira, para ponerme así me doy.

Y me quiero levantar y me doy.

Tengo la cabeza... Pero si eres muy pequeñita,

no te puedes dar con la barra. Estoy hasta la coronilla.

¿Ya emplatas? Bueno, es un plato frío

lo puedes montar con tiempo.

Piensa que después tienes 15 minutos.

Bueno, ya lo sé.

No rompas la barra con esa cabeza dura.

Ja, ja. La estoy rompiendo toda.

Lo que también he dicho... ¡Eh, no te quemes!

Ay, ay. No está mal.

Bueno, ¿qué me decías? No, que muy mal Pepe.

Está claro que aquí el que se queda

es Miguel Ángel con Cayetana.

Él tiene obsesión con los aburridos.

¿no estarás celosete? Tú eres celosete, yo lo sé.

Yo...

¿Por Cayetana? Ja, ja, ja.

A Cayetana le zurro seguro. Te han quedado apañados

los cristalitos. No está mal. Menudo pichón ha hecho.

Pero qué rico. Está pasadito de cocción.

¿Un poco duro? A mí el pichón me gusta

muy poco hecho. A mí. Ah, bueno.

A mí no. Me gusta hechito. ¿Te gusta hecho?

Pero si a ti no te gustan las plumas.

No, yo prefiero tu pichón. -Y yo también, ¿eh?

(RÍEN) Me lo temía...

Hombre, claro. Prefiero el pichón de Jordi

al conejo de Loles. (RÍEN)

Camareros, por favor. Sacamos platos.

Bueno, mira, por lo menos he sacado esto.

A continuación probaréis un quinto plato

elaborado por Fernando Tejero.

Es un pichón asado con aromas asiáticos y quinoa.

Quinoa son las bolitas, ¿no? -Sí.

El primer momento es bueno...

Un abracito, Fer. A mis brazos, campeón.

Terminado está. Guapo.

Ha salido tu último plato de pichón.

Dejamos la cocina decentita y felicidades por acabar.

Yo creo que voy a ganar.

Bueno, Loles. Dime.

¿Qué tal vas? Bien, muy bien.

¿Sí? Te quedan 10 minutos para sacar tu postre.

¿El bizcocho cómo te ha quedado,

el pan de especias? Míralo.

Aquí está, le he puesto un poquito de crema inglesa.

Pero le pondré más por aquí. Pero la crema inglesa

iba con la cobertura de chocolate que la tienes ahí

y no la has mezclado. No.

Ponte un baño maría, me calientas la cobertura

y cuando esté caliente lo incorporas

al chocolate derretido.

Y ahora lo pones ahí, no se va a caer.

Eso es la crema de piña. La has vuelto

a triturar demasiado y está un poco líquida.

Pero bueno... Sí.

¿Y esto qué es? La piña sin colar.

Claro, ya está. Es eso lo que hacía falta.

Haberlo dejado enfriar y se te ha ido la cabeza

con la cobertura de chocolate. Sí.

Hola, chicos. ¿Qué tal por aquí?

Bueno, Soraya, te quejarás, hija mía...

Te han puesto a dos actorazos guapísimos a los lados.

Quejas ninguna, ¿no?

Nosotros tampoco tenemos queja, ¿eh?

No me extraña. Pero yo no sé si son

tan buen partido o no. A ver...

¿Sabéis cocinar?

Yo mis cositas hago.

Compro muy buena comida, soy muy bueno yendo a sitios

a comprar comida. Como al restaurante de Fer.

¿Pero cocinas en el restaurante?

No. Como a Alfonso me gusta ir al mercado, currármelo,

buscar el pescado, la carne...

Un buen producto que es la base de un buen plato.

¿Qué tal el pichón? Muy rico.

Te tiene que gustar la caza. Es verdad que es un sabor

muy fuerte. A mí me gusta. Soraya, ¿y tú?

¿Qué tal el pichón? ¿Eres de caza o no?

No soy mucho de caza y mira que soy de tierra

de cazadores. Me ha parecido que estaba bien cocinado,

la quinoa le ha dado su puntito.

Me ha parecido un plato novedoso.

Bien, me ha gustado.

Ahí, que esté mono. Así.

Claro. Así.

Eso. Estás aprendiendo

a emplatar y todo, Loles. Me has enseñado tú.

Te he enseñado yo... #Me has enseñado tú...

Tú has sido mi maestra para hacer la cake...#

Loles, los camareros, por favor.

¿Los camareros? Ay, qué emplatado.

Madre mía, qué arte tienes.

Uy. Esto es como una ele.

¿Una ele de qué, de Loles? Sí, señora.

Vamos, coge la hoja de shisho. No, no. Pon la hoja de shisho,

rápido. La hoja de shisho ¡Rápido!

¿Y qué falta? Ya está, ¿no?

Los fideos que se han quemado. Alguno sacarás, ¿o no?

Alguno sacaré. Loles, rápido.

No empieces de un lado para otro.

Tiene que ser todo en orden, Loles.

Sí, señora. ¡Ay! Es que todo el rato

me estoy dando en la cabeza.

Hazlo bien, con un poquito de crujiente.

Cogen los que estén más dorados.

Camareros, según vayan terminando los platos

ya los podéis ir cogiendo.

Venga, ya están acabados.

Y por último vamos a ponerle la nota dulce

a este menú degustación con un postre

que ha elaborado Loles León.

Es un cake especiado de araguaní con piña asada,

jengibre y shisho.

Bueno, ¿cómo va el postre?

El pastel está buenísimo.

Buenas. Ya casi terminando la noche, marina.

Sí. ¿Qué tal? ¿Cómo ha ido?

Muy bien. El cómputo, muy bien.

¿Qué tal el postre? El postre me ha encantado.

¿Pero porque eres golosa o porque está bien hecho?

Porque está bien hecho. No soy demasiado golosa,

yo soy más de salado.

Enhorabuena, tu último plato de esta final.

¿Ves cómo podías? Sí, he podido.

He llorado pero he podido. Has llorado pero has podido.

Y ahora ya sabes... Sí.

Vamos, Loles, a limpiar. Gracias.

Comensales, ha sido un verdadero honor contar

con vosotros en una noche única como esta.

Yo creo que hemos vivido una noche muy divertida

y llena de glamour.

Florida vuelve a ser lo que fue.

Pero antes de despedirnos queda un hilito pendiente.

Loles, Miguel Ángel y Fernando, por favor, a sala.

Hola.

Ay, Ramón. Hola, cariño.

Qué salmón.

Loles, hoy tengo que señalar especialmente

lo poco que le ha gustado a Ana García Siñeriz el salmón.

Eva, que yo soy muy sensible. Qué mala es Eva, ¿eh?

Es que las altas...

Loles...

Las altas, cariño... -Yo te quiero. Ay, el salmón.

Y yo también, cariño. -El salmón, no.

Porque eres muy de pollo. -El postre estaba buenísimo.

Te lo juro.

Es muy de pollo ella.

No le ha gustado el salmón porque es de pollo.

Aspirantes, ¿queréis decirles algo?

Que espero que les haya gustado mucho.

Pues sí. -¿Lo habéis disfrutado?

Mucho. -Me he dejado la vida

así que me alegro que lo hayáis probado vosotros.

Bueno, muchas gracias a todos y en especial

a nuestro amigo Joaquín Felipe que ha sido

el que ha diseñado el menú que habéis tomado hoy.

También dar las gracias a Yllana

y a la orquesta Chattanooga por convertir esta cena

en todo un espectáculo.

Jordi, no te despidas todavía porque la cena ha terminado

pero la fiesta acaba de empezar.

¡Todo el mundo a bailar!

Vamos. ¡Vámonos!

(CANTAN "SATISFACTION" DE THE ROLLING STONES)

Estábamos ahí pasándolo fenomenal, disfrutando

de la fiesta de haber cocinado por última vez

y de repente, zasca. El veredicto.

Aspirantes, comenzasteis la competición creyendo

que esto sería un paseo.

Sí. Pero pronto descubristeis

que os enfrentabais a un auténtico

concurso de cocina, el más duro del mundo.

Sé que los tres habéis luchado con todas vuestras fuerzas

por estar en el gran duelo final

pero solo hay lugar para uno.

Y además, recibirá 4000 euros que podrá donar

a la ONG que desee.

Los otros dos aspirantes se quedarán a las puertas

y abandonarán para siempre las cocinas

de "MasterChef Celebrity".

Ahora sí, chicos, la suerte está echada.

Pepe, cuando quieras.

Aspirantes, sabemos que el desafío

al que os enfrentabais hoy era muy complicado.

Pero es el nivel que exigimos a estas alturas del programa.

Sobre todo en una reapertura tan exclusiva como esta.

Miguel Ángel, has tenido

la posibilidad de elegir platos.

Has comenzado hecho un manojo de nervios

con el primer plato pero poco a poco

has sabido dominarlo y has ido sacando

las elaboraciones que tenías entre manos bastante bien.

Has aprovechado los consejos tanto de Joaquín Felipe

como de este jurado y los has puesto en práctica.

Tu capacidad de escucha y tu actitud

siempre te llevan a buen puerto.

Gracias. El wagyu, por ejemplo,

tenía una cocción perfecta.

Y lo has emplatado más o menos con maestría

y como lo ha hecho Joaquín Felipe.

En definitiva, has sabido interpretar los platos

con nervio y positividad. Hoy has estado a la altura

de lo que se espera de ti, te has mostrado competitivo

y has luchado hasta el final sin tirar la toalla.

Ese es el espíritu que hay que tener en este oficio.

No lo olvides, Miguel Ángel. Muchas gracias.

Fernando, tú has empezado confiado, positivo y ordenado.

Predispuesto a hacer los platos con la actitud

que nos gusta de ti. Pero en el momento

en el que ese caramelo de camarones

no ha salido bien te has venido abajo.

Has entrado en una espiral de negatividad

que te ha impedido avanzar y disfrutar.

Por eso has sacado antes de tiempo el tuétano.

Y tan malo es sacarlo antes como sacarlo después.

De hecho, tu primer plato iba a salir frío

y he tenido que decirte que le dieras calor

porque frío, ese plato, no valía para nada.

Eso sí, con el pichón no has tenido la misma suerte

porque lo has cocido hasta tres veces.

Lo has metido en una cazuela con la salsa

que ha hecho como un guiso, esa tercera cocción

que ha pasado de cocción el pichón.

Mi consejo en cocinas es que uno debe crecerse

con los problemas y no venirse abajo,

porque tu trabajo depende de generar satisfacción

entre los comensales.

Loles, a ti te ha pasado justo lo contrario

que a Fernando. Ah, ¿sí?

Has comenzado con una actitud muy derrotista

y eso se ha transmitido mucho en tu primer plato.

Resultado: el salmón se te ha atragantado a ti

tanto como a los comensales.

Ya ves. Casi todos lo han dejado

sin tocar en el plato.

Sin embargo, con el postre, que no es tu especialidad,

te has venido arriba, te has crecido,

has sacado lo mejor de ti, a pesar de haberte comido,

eso sí, la mitad de la piña.

Bueno, es que... -¿Te has comido la mitad?

-Sí. Te he dicho que si querías pero estabas nervioso.

A Fernando le he dado. Loles, cuando te he dicho

que no había bastante puré era porque te la habías comido.

No he podido remediarlo. Estaba tan nerviosa...

Yo a un salmón nunca le pongo pomelo.

Le pongo una naranja pero un pomelo

que lo deja seco... Está bien que probéis

lo que cocináis pero no coméroslo vosotros

y que no salga a los comensales.

Había dos piñas, Samantha.

Vale. Me has dicho:

"Ponle una para que espese". Pero la otra mitad

digo: "Como no espesa, me la como".

Que no espesaba. He tenido un día muy duro.

Loles, los comensales han disfrutado

muchísimo con tu postre y han dicho que estaba de 10.

Qué bien. Eso sí, quizás tu reacción

en cocinas ha llegado un poquito tarde.

Sí. Aun así, con todo,

quiero felicitaros por el esfuerzo

que habéis hecho hoy y a lo largo de estas

seis duras semanas.

Gracias. Creedme si os digo

que nos ha sido muy difícil tomar esta decisión

y hemos tenido muy en cuenta vuestra trayectoria

y evolución.

Pero como sabéis solo queda una plaza

en el gran duelo final. Solo uno de vosotros

se enfrentará a Cayetana.

Y ese aspirante es...

¡Miguel Ángel!

Ay, mi cachorro. El cachorro.

Enhorabuena.

¡Sí! Soy feliz. Feliz, feliz. Contento, muy contento.

Ha sido mucho esfuerzo, muchas horas, mucho trabajo...

Y la recompensa no puede ser mejor. Estoy muy feliz.

Qué bien.

Enhorabuena, Miguel Ángel.

Muy bien. Muchas gracias.

Miguel Ángel, enhorabuena.

Puedes venir a por tu chaquetilla.

Te la has ganado, amigo.

La chaquetilla es una recompensa

a miles de horas de esfuerzo, de pasión, de entrega,

de ganas y, a pesar de que al principio

sabía que era el peor con diferencia,

siempre pensé que si iba avanzando

cada semana con la capacidad de trabajo y las horas

que le iba a echar, podía llegar lejos.

Y he conseguido llegar a la final.

¡Sí! ¡Qué ilusión!

Ay, qué ilusión. Miguel Ángel, enhorabuena.

Te lo has ganado.

Igual que te has ganado también los 4000 euros por ser

el mejor de la prueba de hoy.

4000 euros que puedes donar a la ONG que desees

así que para quién va. A la fundación

en la que Samantha es madrina, que es la Fundación Garrigou,

para ayudar a niños con Síndrome de Down.

Muchísimas gracias, Miguel Ángel.

Estoy supercontenta.

Loles, Fernando, sabemos que os habéis dejado la piel

en cada uno de los retos.

Y en este muy especialmente.

Así que deberíais estar muy orgullosos

de haber llegado hasta aquí. Lo estamos, lo estamos.

"MasterChef" ha supuesto para mí una experiencia

positiva pero muy distinta a la que me esperaba.

Yo no sabía que era tan complicado y tan duro.

Yo he sido mi peor enemigo.

A mí mismo me he jugado muy malas pasadas.

Y lo mejor, el jurado porque he descubierto

a tres personas generosas, humildes y, sinceramente,

he aprendido mucho de ellos tres.

Quiero seguir aprendiendo y me encantaría hacer

un año de repostería. Lo he prometido

y lo voy a hacer. Y voy a demostrar a mis amigos

y a la gente que quiero que sé cocinar

y que he aprendido muchas cosas.

Queremos agradeceros vuestra generosidad

y vuestro esfuerzo. Por eso, nuestro patrocinador,

el supermercado de El Corte Inglés,

os va a regalar una cesta con unos fantásticos

productos gourmet.

Nuestro patrocinador, Bosch, os regala

todos los pequeños electrodomésticos

que habéis usado durante vuestro paso

por el programa. También son para vosotros.

Y para que sigáis aprendiendo más de lo que habéis hecho

hasta ahora, tenéis 6 meses de acceso gratuito

a la escuela online de "MasterChef".

Y por supuesto, cómo no, el juego de mesa oficial

del programa. Chicos, ha sido un placer

teneros en las cocinas. Nos habéis regalado

momentos maravillosos. Os espero en la gran final

No como protagonistas pero sí como orgullosos

participantes que habéis llegado hasta aquí.

A vosotros. -Apoyando. Gracias.

"MasterChef" ha significado para mí como experiencia

un reto nuevo y saber que no sé cocinar

como se cocina ahora en la "nouvelle cuisine".

Me ha enseñado que es difícil, que es esfuerzo,

que es ilusión y, sobre todo, entusiasmo.

Y esos son los ingredientes que tiene mi profesión.

Gracias.

Y Miguel Ángel, ¿a ti qué decirte?

Enhorabuena porque a continuación nos vemos

en las cocinas de "MasterChef" en el gran duelo final.

A por ello. Vamos.

El duelo final lo afronto con muchísima ilusión,

ya es como un objetivo cumplido, pero si gano,

será de las cosas más maravillosas

que me van a ocurrir en la vida.

Vuelven los Campamentos MasterChef.

Si tienes entre 8 y 16 años, te apasiona la cocina,

la naturaleza y quieres vivir una experiencia inolvidable,

no te puedes perder nuestros campamentos.

Además, convivirás con los concursantes

de "MasterChef Junior".

No lo pienses más. Este verano, Campamentos MasterChef.

(TODOS) ¡Ven al Campamento MasterChef!

Ya lo tenemos todo preparado para vivir el momento

más esperado: el que enfrentará por última vez

a Cayetana y Miguel Ángel.

Ya no hay más oportunidades. Esta carrera llega a su fin.

Este enfrentamiento va a tener muchos testigos:

los exaspirantes, sus familiares, el jurado...

Y un invitado muy especial, mundialmente conocido,

que va a elevar más si cabe el nivel

de lo que vamos a vivir a continuación.

Bienvenidos al gran duelo final

de "MasterChef Celebrity".

Bueno, jueces, ha llegado el momento.

Los aspirantes os tenían mucho miedo al principio.

Jordi, ¿cómo veis vosotros esta final?

Va a ser un duelo muy interesante,

con dos finalistas muy diferentes

en su manera de hacer las cosas pero igual de competitivos.

Está claro que los dos se han enganchado a la cocina

desde que entraron por esa puerta.

Y están preparados para llevarse el título.

Ahora solo necesitan creérselo. Sin confianza en uno mismo

es casi imposible superar ningún reto.

Pues empezamos ya. La primera finalista

es actriz desde la cuna y presentadora de televisión.

Ella es Cayetana Guillén Cuervo.

Metódica, generosa perfeccionista, curiosa

y atrevida. Sus nervios e inseguridades

han sido una constante durante estas semanas.

Esperemos que esta noche no le traicionen.

Ay, qué emoción.

"MasterChef" va a ser un antes y un después.

Una experiencia, para mí, única.

Me presento a "MasterChef" porque me encanta el programa.

y porque es algo muy distinto a lo que he hecho nunca.

Qué ilusión y qué nervios.

Es que tiene como los ojos azules y todo. ¡Ah!

¡Venga, equipo, que falta poco ya!

Ahora lo limpiaré.

Límpiala.

Me he cortado. Me corté. No me lo puedo creer.

El pelo que tiene. Se parece a la madre de Cenicienta.

Mira lo que te traigo.

Me haría ilusión estar en la Final.

Me parece un sueño. Lo intentaré.

¡Ay! Me he cortado. No puede coger un cuchillo.

Cayetana, hija mía, ¿otra vez? Tienes sangre hasta en la ceja.

Sí. Se te quemó la crema pastelera.

Si, encima, te cortas y te quemas

para una vez que no utilizas un cuchillo.

No me voy a recuperar nunca de este programa.

Esto es un desastre. Pero tu actitud es muy buena.

Ha cicatrizado. Estoy dispuesta a volverme a cortar.

¡No me vas a hundir! Lo que quiero, es ayudarte.

¡Me cago en diez!

Venga, Caye. Venga.

Aprender no es saberlo todo de antemano,

sino, cuando surgen un problema, poder salir de él.

Y yo me voy viendo más fuerte.

¡Olé! Es un diez.

Es más fácil decirte los errores, que las virtudes,

porque errores tiene pocos.

Es maravilloso verte entrar cortándote todos los dedos

y que ahora no te cortes en hablarnos de técnicas,

de abatidor, del glucotasto. Muchas gracias.

Tenemos que destacar el plato de alguien

que, desde el principio, se ha acercado a estas cocinas

con humildad y con ganas de mejorar.

Y ese aspirante es...

Pues Cayetana.

Cayetana. Cayetana.

Ha aplicado la técnica. Está bordado.

Eso es de diez. Te ha salido bien. Está rico.

(Aplausos)

Ha sido una experiencia maravillosa.

Con todos mis llantos, mis nervios,

con toda mi angustia y mis insomnios.

Pero merece la pena, para mí.

El segundo finalista también es actor.

Empezó esta aventura en inferioridad de condiciones,

pero sus ganas de aprender, su tesón,

un talento innato para los fogones y una evolución vertiginosa,

le han traído hasta el Duelo Final.

Él es Miguel Ángel Muñoz.

Verle limpiar perfectamente una corvina

o su cocido madrileño en texturas,

forman ya parte de la historia de "MasterChef Celebrity".

Ay, qué momentazo. (SUSPIRA)

El primer día, había unos nervios

y una sensación muy extraña, muy emocionante todo.

Pero lo de hoy, ha sido muy especial.

No me creo que vaya a "MasterChef"

a aprender a cocinar. Yo me voy a dejar la vida.

Hay que ponerle voluntad y ganas y eso no me va a faltar.

Miguel Ángel Muñoz.

He conocido lo justo para sobrevivir.

Tengo poca idea. ¿Qué es esto, Cayetana?

-Eso es hinojo. -¡Dios!

¿Qué te pasa? No sé qué pillar.

Lo siento.

¡Madre de Dios! -¡Ay!

¡Perdón, perdón! ¡Ay, cómo quema! ¡Su puñetera madre!

-Está un poco seca. -Te falta un poco de reducción.

El veredicto era de los niños.

Lleva a la prueba de eliminación a Miguel ángel.

Si te autogestionas, puedes ser

un gran aspirante de esta edición.

Ahora, tienes que aprender.

¡Vamos, chaval!

¡Qué asco! Sabes muy poco de cocina,

pero todo lo resuelves con muchísima actitud.

¡Vamos! Probamos el plato de Miguel Ángel.

La salsa del interior de tomate la has clavado.

Enhorabuena.

Cuando te quedas hasta las cuatro de la mañana cocinando

y que hay algo que no tienes ni puñetera idea y lo sacas...

pues hace mucha ilusión.

(Aplausos)

Miguel Ángel, tu actuación con la corvina

ha sido, sencillamente, espectacular.

¡Guapo! No te puedo fallos. No los tiene.

Está muy bueno. Creo que en "MasterChef",

los que más me han sorprendido, son los niños y tú.

Muchas veces, me he demostrado que aunque uno no sepa nada

o casi nada de algo, si le pone esfuerzo

y echa horas, es capaz de conseguirlo.

Miguel Ángel. Miguel Ángel.

Solo uno de vosotros se enfrentará a Cayetana.

Y ese aspirante es... ¡Miguel Ángel!

(Aplausos)

¡Síiiii! ¡Vamos! ¡Qué ilusión, joder!

Cayetana y Miguel Ángel,

enhorabuena. (AMBOS) Gracias, Eva.

Cayetana, ¿cómo te encuentras?

¿Qué se te pasa ahora por la cabeza?

Estoy muy contenta de haber llegado hasta aquí.

Me siento llena de responsabilidad por hacerlo bien,

porque lo que tengo, es un corazón así de lleno de agradecimiento.

Ay, Cayetana. Nos vas a emocionar.

Y estamos al principio del Duelo Final. Imagínate.

¡Uf! Miguel Ángel, si hace unos meses,

te hubiesen dicho que estarías en la Final,

con tu chaquetilla, cocinando, ¿qué hubieras pensado?

Nada. ¿Estás de broma o qué?

Esto es imposible. Sin con mi perrito caliente,

no voy a ir a ninguna parte.

¿Cuál ha sido el momento que más te ha marcado

durante estas semanas? ¡Uf!

Es muy difícil escoger un momento.

Es que... de verdad que cada vez que terminaba un plato,

tenía como ganas de llorar

de la ilusión de haberlo conseguido.

Cada día, para mí, era una final.

Y me ha costado mucho.

He trabajado muchísimo para llegar hasta aquí

Por eso, me hacía tanta ilusión llegar al Duelo Final.

Cayetana, tú querías medirte con Miguel Ángel en la Final.

Y aquí estáis. Aquí estamos.

Hemos sido buenos compañeros.

Nos hemos entendido. Hemos caminado de la mano.

Se me hace raro tenerlo en el lado opuesto.

En las pruebas en grupo, no es lo mismo,

aunque estés en el contrario.

Y aun estando compitiendo, nos hemos echado cables.

Hoy ya no puede ser. Nos han puesto hasta de espaldas.

Así que no nos vamos a poder pasar un puerro ni una zanahoria.

Ahora, más que nunca, sois rivales.

Ahora somos rivales. -Yo voy a estar concentrado

en lo mío, pero la energía positiva va hacia Cayetana.

Para mí, Miguel Ángel era el peor rival.

Estamos a un nivel muy alto.

Que somos dos elegidos y que uno tiene que ganar.

Sin ánimo de poneros más nerviosos,

os voy a recordar lo que está en juego.

El primer trofeo de "MasterChef Celebrity España".

75 000 euros para donar a la ONG que elijáis.

Y algo más que creemos que os merecéis.

Un regalo como premio a las ganas de aprender

y superaros que habéis demostrado durante el programa.

Os lo va a contar José Mari Aizega, director general

del centro de estudios culinarios más prestigioso de España:

el Basque Culinary Center.

(Aplausos)

José Mari, qué alegría verte de nuevo.

Buenas noches. Además, es una noche

de muchísimas emociones y siempre que vienes,

vienes con cosas buenas debajo del brazo. ¿Qué nos traes?

Habéis demostrado una pasión,

unas ganas y una habilidad en la cocina espectaculares.

Enhorabuena. Hemos preparado una sorpresa final.

En el Basque Culinary Center, además de impartir

un grado universitario en gastronomía, máster

y cursos para profesionales,

también tenemos una oferta para entusiastas.

-He aquí... -Bueno.

Hemos preparado un curso especial de cocina creativa

para cada uno de vosotros, con un par de amigos,

para que durante un largo fin de semana, podáis disfrutar.

-Bueno, bueno. -¡Qué planazo!

Teníamos el plan de hacerlo, porque tenemos ganas de seguir.

Os esperamos. Un placer. -Gracias.

José Mari, muchísimas gracias.

Y por supuesto, al Basque Culinary Center por la colaboración

con "MasterChef Celebrity". Es un placer.

El nuestro. Muchas gracias.

(Aplausos) Adiós.

Lo iba a hacer. Me pondría a estudiar la carrera ahora.

Cayetana, durante estas semanas,

has tenido muy presente a tu familia.

Te acordaste de tu padre cuando os tocó sacar

las carrilleras de una cabeza de cerdo.

Sí. Te acordaste de tu madre

cuando cocinaste su receta, que ya no es secreta,

de los canelones.

De tu hijo, el día de la tarta de queso.

Sí. ¿Qué significa para ti tu familia?

Para mí, mi familia es la base de mi vida.

Es mi estabilidad, es mi corazón. Para mí, lo es todo.

Vivo por y para ellos. Y lo que más me importa de esto,

es que ellos estén orgullosos de mí.

Pues en un momento tan importante como este,

no te iban a dejar sola. Que entren ya

a las cocinas de "MasterChef",

Omar, el pequeño Leo

y la gran Gemma Cuervo.

(Aplausos) (RÍE)

Bienvenidos.

¡Pero, pequeño! Mi vida.

Travesura que he hecho. No podía estar fuera.

-Pero bueno. -Que te quiero, amor.

Bueno, bienvenidos a todos. Gemma, ¿orgullosa?

Mucho. De su perseverancia, de su talento,

de estar con vosotros, con "MasterChef", con los jefes.

(Risas)

Mi madre me conoce muy bien

y sabe que peleo a muerte siempre, que me dejo la piel.

Y yo creo que es una de las cosas que más nos unen.

Ella ha sido así toda la vida.

Omar, a ti también se te ve cara de orgulloso, eh.

Sí. Mucho. La verdad es que sí.

Ellos tienen título. Son pinche y minipinche.

¿Ah, sí? ¿Cómo es esto de minipinche, Leo? Cuéntame.

¿Tú cocinas? ¿Y se te da muy bien?

Bueno, he ido al Campamento MasterChef en Cádiz.

Ah, pues, entonces, seguro que has aprendido un montón.

¿A ti qué es lo que más te gusta que cocina mamá?

Pues lo que más me gusta, la cocina molecular.

(Risas) (M.A.) ¡Madre de Dios!

Me acabo de quedar con la boca abierta, Leo.

Miguel Ángel, tú también vas a sentir el calor de los tuyos

en este día tan especial. ¿Tú quién crees que ha venido?

No sé... No... O sea, pue... puede...

(Risas) Pueden haber liado otra vez

a la tata y ya el segundo viaje,

con sus tantos años...

No lo sé, la verdad. Pues no te preocupes,

que yo te saco de dudas ahora mismo.

Que pase tu amigo Perico, tu mentor Jero

y la grandísima y adorable tata Luisa.

(Aplausos)

Mira quién viene. ¡Ay, mi tata!

Guapa, guapa. Miguel Ángel, hijo, acércate

a la tata. Claro.

Guapo, que te quiero. -Y yo.

Y yo también. El mejor.

Venga, caminito. Vámonos, tata.

Vamos, vamos, vamos. Ahí, por bulerías.

(Risas) Tata, ¿qué tal?

-Mira, tata. Cayetana. -Hola.

-Huy, guapa. -¡Ay, mi tata!

Guapa. Bueno, bienvenidos a los tres.

Tata, ¿usted qué siente al ver a Miguel Ángel en el Duelo Final?

Siento una alegría grande,

que no lo puedo expresar todo lo que siento ahora mismo.

Una alegría grande.

¡Ay, tata! Que me vas a hacer emocionarme.

Joder. Sí.

Me emociono.

(Risas) Y tú también.

Y tú también. -¿A quién le has puesto la vela,

aparte de a mí? -Mira. A Cayetana y Miguel Ángel.

Miguel Ángel y Cayetana. Pero sin decírmelo nadie.

La tata tiene una virtud y es que allá por donde pasa,

es como un angelito que va dejando un halo de emoción especial.

Perico, ¿qué te parece Cayetana como rival?

Pues según creo, cocina muy bien, entonces, lo más peligroso.

Pero, bueno, a ver si hoy se confunde un poquito.

Espero que los familiares disfrutéis de este momento,

que va a ser único. Y lo vais a hacer desde un lugar

también único: nuestra galería.

Así que, cuando queráis. Tata, tienes que subir.

Son unas pocas escaleras,

pero las vas a subir. -Que te quiero.

Y yo. Tata, no hay prisa, eh.

No sufráis por mí.

¡Ay, qué cosita! Mi vida.

Por dos motivos me gustaría ganar.

Por la ONG a la que va el dinero. Y luego, mi familia.

Ellos, al haberlo vivido conmigo,

no quisiera yo que se decepcionaran ni lo pasaran mal.

"MasterChef" es un programa mágico.

Y hubo muchísimas celebrities que quisieron participar.

Finalmente, solo diez pudieron pisar estas cocinas

y hoy también han querido estar aquí para celebrar

la gran Final con nosotros.

Que entren Niña Pastori,

(Aplausos) María del Monte,

Fonsi Nieto, Estefanía Luyk,

Manuel Díaz "El Cordobés", Virginia Troconis,

Loles León y Fernando Tejero.

Bienvenidos todos.

Guapa. -¡Manu!

Tengo muchos momentos, buenos recuerdos.

Tengo momentos muy graciosos, muy álgidos.

Bailando, cantando, disfrutando.

La magia de "MasterChef".

Bienvenidos a vuestra casa. Qué guapos estáis todos.

Gracias. Fonsi, te veo de blanco,

pero no delantal blanco. Estaba más acostumbrado

al negrito y hoy digo...

voy a poner de blanco, por una vez.

Bueno, ¿has echado de menos ponerte el delantal?

He echado de menos a estos. A estos de allí, un poco menos.

(Risas)

María, Niña Pastori, ¿has cocinado cosas nuevas para tus niñas?

Yo siempre hago. Siempre que estoy en casa

y tengo ratitos, hago cositas.

Pero fue poquito lo que estuve, pero muy bien.

Bueno, desde luego, todos vosotros habéis iluminado estas cocinas

y nos habéis dejado momentos únicos.

Así que yo creo que es justo que viváis la final

desde un lugar que os encanta. Sabéis cuál es, ¿verdad?

La galería. ¡Por fin voy a subir!

Ay, qué poco la he vivido yo la galería.

Es la primera vez que veré cocinar desde arriba,

que nunca he estado arriba.

Hoy, que tenía que estar abajo, estoy arriba.

Cayetana, Miguel Ángel, ¿algo que deciros antes de empezar?

Mucha mierda. -Pues mucha mierda.

Pues ahora, sí, podéis ir a vuestras cocinas

porque ha llegado el momento de medir vuestras fuerzas.

Empieza el Duelo Final de "MasterChef Celebrity".

(APLAUDEN)

¡Vamos allá, ahí, mi Cayetana y mi Miguel! ¡Olé!

Están ahí los dos y, ahora mismo, se arañarían,

porque tienen los dos tantas ganas de ganar,

que yo creo que ahora mismo... (GRUÑE)

Cayetana y Miguel Ángel, es el momento

de que veamos si habéis asimilado

todas las técnicas que os hemos ofrecido,

de que demostréis que merecéis el título

de primer "MasterChef Celebrity España".

Sé que vuestro objetivo no es convertiros

en cocineros profesionales, pero el menú sí debe serlo.

Debéis elaborar un menú completo, compuesto por un entrante,

un plato principal y un postre.

Y debéis hacer dos raciones de cada plato.

Todo en 120 minutos.

Cayetana, hoy prometemos que no diremos nada,

si te despeinas. Se acabaron las bromas.

Pero si lo haces, será porque te has esforzado

como has hecho cada día en estas cocinas.

Concéntrate, echa mano de todos los conocimientos

que traías y aplica lo que has aprendido aquí.

Sí, chef. Gracias. Miguel Ángel.

Empezaste con menos conocimientos que tus compañeros

y, poco a poco, has convertido eso en una ventaja.

Has trabajado duro aquí y fuera de estas cocinas

y tu esfuerzo te ha traído hasta el Duelo Final.

Es el momento de demostrar esa evolución.

Gracias. Aspirantes, es el gran día.

Y nuestro supermercado proveedor de alimentos

nos ha traído el mejor y más variado producto

para que os falte de nada en vuestro menú.

Espero que lo tengáis claro, porque vais a tener

cinco minutos para coger todos los ingredientes.

Vuestra última visita al supermercado,

comienza en tres, dos, uno. ¡Ya!

Cómo se nota que estamos en la Final.

Vaya caras de concentración.

Es un poco cruel. No tienen una lista

y es fácil que se te olvide algo.

Quedan todavía dos minutos. Revisad bien la cesta.

¿Necesitas hojaldre? -No.

Vale. Vengo, que tengo pescado fresquito.

Si se me olvida algo, estoy muerto. No quiero que me pase.

Miguel Ángel, poco a poco.

Ve a uno, a dos. No puedo con el dedo.

Últimos 30 segundos. Las castañas.

¿No está el puré de castañas? Venga, vamos, chicos.

¿Esto lo quieres? Últimos diez segundos.

Nata para montar. ¿Quieres? Nueve, ocho, siete...

Para untar. No, no. Seis, cinco,

cuatro, tres, dos,

uno... Vamos. Vámonos, vámonos.

Se ha acabado el tiempo del súper.

Con la chaquetilla de chef, me parece que está muy guapa.

Y me gusta mucho que ponga "Cayetana".

Es como único.

Si tuviera que elegir un menú para impresionar

a un jurado tan exigente como nosotros,

tiraría del libro de recetas

de "MasterChef Celebrity". Aquí están recogidos

los mejores platos de los aspirantes.

Mira el pollo con alcachofas de Loles. Anda.

Mira. El tiramisú de Fonsi Nieto. Este me encanta.

Hay muchísimas más y todas buenísimas. Sí.

¡Vamos, chucho! ¡Va, va!

Ah, esas son carcasas de gallina.

Tiene que quitar la grasa. Ahí hay unas glándulas,

que si no se las quita bien el desplumarlo, amargan.

Va muy bien. Tú tranquilita, que va muy bien.

Va con el marisco, que tiene que darle

una cocción diferente a cada marisco.

Tiene que hacerlo en la olla, despacito

y cuando se abran, sacarlos.

Cuidado, el dedo, tío. Tiene un peligro con el cuchillo.

Lleva dos cortes importantes ya.

Estoy sufriendo, Miguel Ángel.

Pues tranqui, que va todo guay.

Para el Duelo Final, Cayetana preparará en menú

que consiste en gazpacho tibio de calabaza

con crema de queso y nieve de aceite de oliva como entrante.

Como principal, ha elegido un tournedó de ciervo

en su hábitat con arroz salvaje, quinoa y puré de castañas.

(LEO) ¡Tranquila, mami! (GEMMA) ¡Caye, adelante!

Finalmente, como postre, va a elaborar fresa y chocolate,

acompañado de cúpulas de nata

y usando para ello nitrógeno líquido.

La estamos viendo bien.

Segura, pisando fuerte.

Se está esforzando mucho.

Bueno, va a intentar ganar.

Mira lo que lleva sacado. Parece el bolso de Mary Poppins.

-¡Toma ya! -Tiene cara de Samantha la dorada.

Por su parte, Miguel Ángel ha elegido un fondo de mar

con mariscos como entrante.

Su plato principal es un magret de pato

con cerezas rellenas de queso brie.

Y como postre, va a preparar

una milhojas de cheesecake tropical.

¿Le ves ahora con el pescado?

Lo está partiendo.

(LOLES) Echa la cabeza. -No hace falta.

Tiene sabor suficiente. -El sabor nunca es suficiente.

Te lo dice la reina del fumet.

(LOLES) Sí, por eso. La reina del fumet.

Me faltan fuegos. ¡Anda! Los tres a la vez.

¿Qué tal, Cayetana? Bien.

Estás sudando la gota gorda. Mira esto.

Nos interesa mucho el menú que vas a hacer.

Mi primer plato es un gazpacho tibio de calabaza,

con crema de queso y nieve de aceite de oliva.

¿Y de segundo? Un ciervo en su hábitat,

con arroz salvaje, con quinoa, con puré de castañas,

con nieve de aceite de trufa.

No veo aceite de trufa. Bueno, lo haré con aceite de oliva.

No me atreví decirle que no se me olvidó

en el súper, sino que barajé

el aceite de trufas, pero probándolo

en mi casa, quedaba muy blanco y parecía nieve.

Y tampoco quería que fuera nieve.

Quería que tuviera un color más de campo,

esa cosa como de trigo. Y era aceite de oliva.

¿Y de postre? Tengo un hilo conductor

y el postre, si os adelanto el nombre,

os adelanto el hilo conductor. Ah.

Si me permitís que lo conserve para luego.

¿Es como un cuento que nos harás con el menú?

Bueno. O una pequeña película.

Vamos por ahí. Suerte, concéntrate

y no pierdas la cabeza.

¡Venga, mami, que lo haces genial!

¡Ay, niño! Cada vez que oigo esa vocecita por ahí.

Tanto Cayetana como Miguel Ángel, han asado al horno

unas carcasas que usarán para potenciar el sabor

de los fondos que acompañarán sus platos principales.

Cuidado, no te quemes.

Antes de este programa, lo único que sabía hacer,

eran perritos calientes.

Y ahora, le he visto hacer unas cosas

que no sabía que se podían hacer cocinando.

Entonces, alucino.

¿Qué tal? ¿Cómo vas? Pues ahí, atareado.

Explícanos. ¿Qué nos has preparado? ¿Qué tienes de menú?

De primero, es un fondo de mariscos

que van a ir cada uno de ellos cocinados

con una técnica diferente.

Unos van al vapor. Hay un toquecito de plancha.

Y la dorada, he sacado el lomo para hacerlo en sashimi.

Con todos los restos, voy haciendo un caldo de pescado,

para luego ponerlo en el plato de fondo.

Muy bien. ¿Y de segundo? Magret de pato, ¿no?

Sí. Con cerezas rellenas de queso brie.

Con lecitina de soja, quiero hacer un aire.

De postre, milhojas de cheesecake tropical.

El postre de Cayetana contará una historia. ¿El tuyo también?

Todos los platos que hago esta noche

esconden una historia personal.

La escucharemos. Cómo sabe esta gente del cine.

Son unos seductores. Sí. Es alucinante.

Lo que hace falta es que cuando nos sentemos,

la película sea agradable. Y no nos aburra.

Que sea agradable en boca. Vamos a dejarle trabajar.

Mucha suerte. Muchas gracias.

Debían de ganar los dos. (RÍE)

Lo malo es que solo puede ganar uno.

A ver si es nuestro Miguelito.

Hoy, mis platos van dedicados

a todas las personas que me han ayudado en el proceso.

Especialmente, a Jero, que no lo he dejado

ni a sol ni a sombra.

A la tata, a Perico.

Voy a empezar a cortar el pimiento verde.

El pimiento rojo. -Leo, ¿qué tal? ¿Bien?

-Nervioso. -¿Estás nervioso?

No estés nervioso. Verás cómo gana.

¡Caye, que te quiero!

¿Sabes lo que han sido estos meses para ellos?

Mi madre, que hizo un esfuerzo enorme por venir.

Me sentía un poco responsable.

Una locura.

Arrastras a mucha gente. Arrastras a mucha gente.

¡Vamos, Caye! -¡Vamos, chicos!

(Aplausos) (JALEAN)

¡Vamos, vamos!

¡Vamos, Caye!

La olla grande, Caye.

No.

Cayetana hace una propuesta un poco más pretenciosa

y también nos hace la presentación de sí misma más nerviosa.

Sí. Está más caótica en su trabajo, más desorganizada.

¿Qué te falta a ti? Yo, a Miguel Ángel, le veo...

Sereno. Sí. Ha dejado el carro,

cosa que me parece inteligente, con el producto de la cocina

y va trabajando. También te digo que Cayetana

ha ganado varias pruebas estando más nerviosa que hoy.

Cobertura de fresa.

Ya se está empezando a despeinar.

Cuando se despeina, se pone peligrosa.

-¿En serio? -Empieza a entrar en trance.

Y después del pomelo, era vainilla.

Creo que todo puede quedar muy sabrosos.

Pero en estos platos tan complicados

y tan elaborados, a veces, un producto te lo estropea.

Bueno, yo no me hubiese visto hoy aquí.

Tranquilo, que hay tiempo, Migue.

Con verduras, algas y hierbas aromáticas,

Miguel Ángel está elaborando

una salsa para aromatizar su ceviche.

¡Vamos, chucho! ¡Va!

¡Vamos, mami!

-¿Cómo vas? -Voy.

Cayetana está preparando una compota de tomate

para dar contraste de sabor a su gazpacho.

¡Venga, mami! -Gracias.

-¡Vamos, chucho! -¡Miguel Ángel! ¡Ánimo!

Tranquila, mami.

Esta chaquetilla y todo lo que supone,

es una de las cosas más bonitas que me ha pasado.

Me emociono al decírtelo.

Es que es todo muy bonito y me emociona.

Muy bonito y muy difícil. Pero yo tampoco

estoy acostumbrada a lo fácil.

-¡Vamos, vamos, vamos! -¡Olé, olé, olé!

Tata, supongo que estás muy orgullosa

de lo que pasa ahí abajo. Sí, corazón mío. Muy emocionada.

¿Lo animamos un poco entre las dos? Venga.

(COREAN) ¡Miguel Ángel!

(JALEAN) -¡Cayetana! ¡Cayetana!

Cayetana está colando el caldo de verduras

que he preparado para elaborar su gazpacho de calabaza.

Miguel Ángel está haciendo las tejas de mostaza

para su plato principal.

¡Vamos, vamos, genio!

Hacer un programa como este, es una gran responsabilidad.

Y por eso, nos produce un inmenso placer

ver el resultado final.

"MasterChef" es mágico. Pero tengo que contaros,

que el secreto para que todo sea perfecto,

es el método del ensayo y el error.

Qué grande. Eva, guapa.

¡Celebrity!

Celebrity. ("MUCHACHADA NUI") ¡Celebrities!

Id llamando a Sergi Arola,

que la temporada que viene, Pepe no está.

-¿Ya ha empezado el programa? -¡Coño, dale ya!

¿Qué ha pasado?

¡Uh! De verdad...

Se nos desmonta el tenderete. ¡Ay, qué mañanita!

No es un termómetro submarinista. ¡Quema, quema, quema!

Loles, hija, ¿necesitas un sillón de masaje?

Es que voy a poner la pierna un poco estirada.

Cuidado, no se te vea el carné de identidad.

No se me ve, porque lo tengo caducado.

Ava Gardner bebió cócteles aquí y en Pekín.

Y en todas partes. Miguel Bosé subió,

por primera vez, a un escenario.

Y la gran Lola Flores, perdió un pendiente.

Aquí también se quedó mi hermana embarazada.

Miguel Ángel, en tu mano está.

Es que ha salido una señora de la casa.

Que quiere ser del equipo.

¡Ay! (RÍE)

Menos mal que contaste con la... ¡Ah!

Es fácil fastidiarla.

Así que ya puedes... ¡Ah!

Desde el portal del Charre. ¡No!

Miguel Ángel, tú, que no paras de dar clase... ¡Ah!

Qué bonito esto. ¡Ah!

(Risas) Esto es Fairy, ¿no?

Los biberones y demás, que no sé lo que habrá...

¡Eh! ¡Quillo! ¡Espera un minutito, que estamos grabando!

Y ahora martilleas, ¿vale?

(GRITA)

(CANTAN "I FEEL GOOD")

¡Vamos, Loles!

Estoy harta de mí.

(CANTAN "I FEEL GOOD")

(GRITA) ¡Aquelarre!

¿Estáis haciendo el trenecito?

¡Yuju!

¡Miau! ¿De qué te ríes?

Me ha costado, pero aquí está.

(CANTAN "I FEEL GOOD")

Huy, huy. ¿Eso para qué es?

Eso para remachar, ¿no?

¿A ella de dónde le viene esta afición por la cocina?

Lo que tiene, es afición por la perseverancia

del trabajo y de las cosas.

Hasta que no le sale, no para.

No para, no para. ¿Tú crees que Cayetana ganará?

Hombre, como madre, mi ilusión es que gane Cayetana.

Pero sin duda ninguna, Miguel Ángel se merece también ganar.

Está poniendo un empeño extraordinario en hacer

todo lo que está haciendo.

Tiene todo mi cariño también

y mi aprobación también, por supuesto.

Las cerezas las deshuesa y las rellena de queso.

Lo que está haciendo, es un cremoso de mango.

Lo de abajo, es crema de mango

y azúcar moreno. -Exacto.

(BALBUCEA)

Con mantequilla.

-¡Vamos, mami! -¡Venga, chavales! ¡Está muy bien!

Que no se me olvide el chocolate, lo tengo que meter en el sifón.

Lo siento, Caye.

Aspirantes, habéis consumido la primera hora en cocinas.

Quedan todavía 60 minutos por delante.

Tranquilidad.

Seguimos.

No. Eso es chocolate.

Huy, el sifón. -¿Qué pasa con el sifón?

Que es lo complicado.

Me falta. Me da miedo pasarme y pasar el tope.

Vale. Ya está tranquila.

Ya tiene el postre casi hecho, que es lo más difícil.

Vamos. El momento más complicado, quizás, para mí, es este,

porque no me puedo pasar de 82 grados,

porque al llevar huevo, se me estropea el mango.

Hay que estar muy atento de cómo va la temperatura,

a la vez que se trabaja con la varilla.

Si pasas de 82, el huevo cuaja y se me iba a estropear

el cremoso de mango.

-¿Eso es lo del nitrógeno líquido? -Ajá.

Cayetana está elaborando cúpulas de nata

con la técnica del nitrógeno líquido.

Ahí va, la primera. Venga, venga.

Muy bien, Caye. Venga.

¿Le ha salido?

¡Bien, Caye! (FERNANDO) ¡Venga, Caye, cariño!

Que vas muy bien. Cuidado con el nitro,

a ver si se te va a congelar un dedo.

Que tienes que tocar el piano para la próxima película.

Las cúpulas las he ensayado un montón de veces.

Es muy complicado sacarlas del cucharón,

porque hace ventosa.

A la nevara. Venga, muy bien.

¡Madre mía! No cabe nada aquí.

Estas comidas de humo no son

para nosotros, María. -Esto no.

Al aplicar la técnica del nitrógeno líquido

a cualquier tipo de hierba, lo que se consigue,

es su cristalización, dándole una textura crujiente.

¡Caye, vamos!

Está haciendo nieve, nieve de aceite.

Mira, mira qué espectáculo.

El nitrógeno líquido es la única técnica

con la que se puede lograr la congelación

de una materia grasa como es el aceite de oliva.

Muy bien, Caye.

Para que un proyecto como "MasterChef" sea posible,

es necesario el trabajo y el amor por el trabajo

de más de 200 personas que cada día ponen en marcha

la maquinaria para que todo brille.

Este es nuestro homenaje a nosotros mismos. ¡Toma ya!

¿Prevenidos? Entrando en tres, dos, uno. ¡Dentro!

Damos paso a Eva.

¡Abriendo puertas! Buenas noches

y bienvenidos a "MasterChef Celebrity"

Yo no puedo estar aquí.

Cayetana, Miguel Ángel, sabéis que en la final

nos gusta tener compañía a la hora de tomar

la decisión más difícil, la del nombre del ganador.

Hoy, recibimos a un gran cocinero español,

solidario y que hace activismo político desde los fogones,

porque está empeñado en cambiar el mundo

a través del poder de la comida.

Lleva 25 años en EE.UU. Fue supervisor del huerto

de la Casa Blanca y allí es conocido

como el Chef de las Celebrities. Adelante, José Andrés.

(Aplausos y vítores)

¡Bravo, bravo!

Qué ilusión. -¿Cómo estás?

Muy bien. Muy contento de que estés aquí.

Cómo te veo, eh. -Un placer enorme.

El placer es mío. Cocina, cocina.

Gracias. -¡Jolín!

Pues huele bien, ¿eh?

¿Qué pasa? ¿Qué tal, maestro?

A José Andrés no lo conocía personalmente.

Obviamente, como español que viaja a los EE.UU.,

si se habla de gastronomía, se habla de José Andrés.

No solo españoles, los americanos.

¿Qué tal? ¡Muy bien!

Qué ilusión verte y tenerte, por fin,

en las cocinas de "MasterChef". Me tocaba.

Ya me tocaba. Bienvenido.

Un beso, que soy la madre de Cayetana.

(RÍE) -Menuda madre, ¿eh?

Mira qué guapa. Ven aquí, saluda al jurado.

¿Qué pasa? ¿Qué tal? ¿Cómo estás?

Tú bien, te veo bien. ¿Cómo andas?

Qué ilusión de estar aquí. Jordi, ¿cómo estás?

Bien. Vente aquí, José.

Bienvenido a la final de "MasterChef Celebrity".

Tienes tantos proyectos entre manos que no sé por dónde empezar.

Háblanos del futuro, ¿cuál es tu próximo sueño?

No sé lo que el futuro me deparará, pero lo que sí que sé

es que escogí la profesión más bonita del mundo.

Por eso me encanta ver con mis hijas "MasterChef",

porque veo pues...

tanta gente que pone sus sueños en la cocina.

Y donde un plato es mucho más que algo que comes.

Me hace mucha ilusión

hacer el hojaldre en una sandwichera.

Que es muy de estar por casa.

Mi estilo antiguo, con cosas fáciles

que ensucian poco, hacer cosas muy ricas.

-Qué bueno esto. -¡Bien, bien, bien!

(APLAUDEN)

¿Qué es lo que tiene Cayetana puesto? ¿Arroz?

Creo que son como frutos secos, ¿no?

-Es arroz, creo. -¿Arroz?

-Salvaje, creo yo.

-¡Vamos, Caye! -¡Venga, mami, guapa!

Hace mucho tiempo, hubo un cocinero

que se dio que, lo que pasaba en las grandes casas de España,

no se podía exportar, pero sí una cosita que era muy buena,

que era el concepto tapa. Y tú, hace tiempo, dijiste:

"Me llevo esto a los /United States/ y ahí lo peto".

A mí me gustaría decir que yo fui el que llevó

las tapas a América. La verdad que no fue así.

Muchos años antes que yo, muchos inmigrantes

que salieron de España abrieron un restaurante.

Esos son los que empezaron a exportar nuestra cocina.

A lo mejor, lo que conseguí es un restaurante que

se dio a conocer, Jaleo, y que realmente marcó mucho.

Ya lleva 25 años.

¡Ay!

¡uf! Huele a "pancake".

Huele que alimenta. Todos queremos probarlos,

queremos ser jurado también. (RÍE)

¿En EE.UU. la cosa va así?

¿Las celebrities son la leche y les gusta cocinar?

Mira, yo creo que una de las celebrities

que más quiere a España, y que habla un español perfecto...

Ah, bueno. Pues es mi querida Gwyneth Paltrow.

Cuando tú ves a Gwyneth en su casa y está allí:

"José, hazme esto, pícame aquello". Mandando.

Es bonito verla que, sí, puede ser famosa, actriz,

pero también es madre. Claro.

Y también se mete en la cocina y se ensucia.

Te diré más de Gwyneth Paltrow, que cocina bien y sabe castellano

porque lo aprendió en Talavera de la Reina, Toledo.

Eso se nota, los toledanos vamos dejando el mundo abierto a todos.

Huele a quemado, ¿eh? ¡Uf!

El horno, Miguel.

Se me han quemado. Se me han quemado.

-Es como teja. -Teja de mostaza antigua.

Como las tejas de almendra,

pero con granitos de mostaza y en salado.

-Tranquilo, que la sacas. -Hombre, que si la saco.

No lo dudes.

¡Ah! Me voy a matar. ¡Huy!

¡Ay!

Cayetana, te traigo a José Andrés. Hola.

Quiere saber qué haces, ¿qué menú tienes preparado?

Estoy haciendo un gazpacho tibio de calabaza con crema de queso

y nieve de aceite de oliva. Ahora lo cuentas allí, en EE.UU.

Me voy a ir con ideas. ¿Esto que fríes qué es?

Es quinoa frita, está buenísima. -Y la quinoa desde crudo.

¿No la hierves antes? -No, frita.

Fíjate, porque hacemos un plato con la quinoa.

-¿Ah, sí? -La hervimos, dejamos secar

y, luego, la freímos como si fuera una palomita.

Queda un crujiente increíble. Ya aprendí algo,

nunca la vi hacer así. ¿Lo puedo probar?

Cayetana, ¿te puedo decir algo? -Sí.

Pues está buena la quinoa, pero alguna está más oscura.

-Ya. -Que no te vaya a dar un mal sabor.

-¿Sabes qué pasa? La voy a hacer en salsa,

como me quede mejor, paso de la otra.

Miguel Ángel, aquí te traigo a José Andrés.

Qué responsabilidad. José Andrés, te digo ya

que este hombre entró aquí sin saber freír un huevo,

y se le notaba. Es un hombre currante, incansable,

le mete muchas ganas, actitud. Hace clases a la hora que sea.

Curra como un león. Te cuento lo que está haciendo,

porque está liado. En esa base de agar-agar

y el agua de cocción de moluscos, por ahí irá el primero.

Cerezas rellenas... Con magret de pato.

Va a hacer algo así como más tradicional.

Es muy de utilizar técnicas.

Empezó diciendo que la salsa para aquí, para allá...

El hombre es un ilustrado. ¿Esto qué es? ¡Es un monstruo!

Un monstruo de la cocina. Hace saltos mortales

antes de aprender a hacer volteretas, genial.

Me la jugaré en mi "bonustrack".

Intentaré hacer con isomalt una cerecita,

y que quede como un cristal. Este duelo final y

este cocinado, comparado con el primero,

no me lo explico. Me veo con ese bogavante,

que me quedé sin salsa en esa caldereta que hice.

Y lo de hoy... uf. No me lo creo.

¡Va, mami! ¡A por ello!

Y lo de la cereza esa es impresionante, ¿eh?

Qué arte, genio, ¡qué arte!

¡Vamos, Chucho, va!

(Aplausos y ovación)

Todo lo que hace lo hace bien, es un titán.

Le quiero y le admiro pues...

estoy superorgulloso de él.

José Andrés, ¿cómo has visto a los concursantes?

La verdad que el menú no es nada fácil,

yo no te voy a mentir. A mí ahora me decís

que yo me tengo que meter ahí y en dos horas hacer ese menú...

Tiene la gracia justa, ¿eh? Y te diría que...

Estás ocupado. Que de qué vas.

Chapó por ellos, porque se lo están tomando en serio.

¿Cómo visteis a Cayetana? ¿Un poco retrasada?

No levantó la cabeza de la cocina, se dejó la piel.

Ni se ha despeinado casi, que es raro.

Más tranquilo vemos a Miguel Ángel.

Le gusta la Escuela de MasterChef online

y hace todas las técnicas habidas y por haber, sí.

Miguel Ángel es un empollón. Lo llevas a tu cocina

y en tres meses te lleva la cocina.

Pero si está caramelizando una cereza.

(RÍE) Si yo tengo que pedirle ayuda

a mis chicos en la cocina, porque a mí apenas me salen.

Casi no me estoy quemando. -No te quemes.

¡Ah! Es que lo de isomalt es muy difícil.

Quema muchísimo, tiene que estar a una determinada temperatura.

Y, luego, para que quede unidito, pues hay que...

que jugársela y que te quemes un poco.

Aspirantes, últimos 10 minutos.

Ya deberíais estar emplatando, ¿oído?

Sí, chef. Hala, fuera.

Cayetana, ¿oído? ¡Sí, chef!

Va un poco más retrasada, ¿eh?

Sí, está cortando ahora la carne, a 10 minutos.

¡Huy, qué buen pato!

-Eso es paté. -De pato, ¿no?

Miguel Ángel, estate atento, que no se te queme.

Caye, qué buena pinta, Dios mío. ¡Qué bueno!

A 45. Exacto.

Y, ahora, ella irá corriendo y ya verás como emplata.

¡No, la pinza, la pinza! Con la pinza que tienes ahí.

Es que no la veo.

Uf. Está atacado, estaba muy bien, pero...

el emplatado no sé si le va a dar tiempo.

¡Venga, tesoro!

Y, ahora, pondrá encima el ciervo, mira.

Aspirantes, acabáis de entrar en los últimos tres minutos.

Corre, Caye. -Me estoy poniendo de los nervios.

Del segundo tiene el foie, le falta partir el pato

y poner las cerezas. Y, luego, la teja,

que no sé si sigue en el horno.

Es que vas corriendo y le puedes meter un viaje al plato, puedes...

-Ah, pues están muy bien las tejas. -Han quedado guay.

Miguel Ángel, muy bien. Tu postrecito y se acabó. ¡Venga!

Bueno, dos.

-Ya no queda nada, ¡vamos! -Espera, Caye.

-¡Vamos, chicos! -Venga, va, Miguelito, va.

-¡Vamos! -El emplatado del postre

no puedo hacerlo. -¡Miguelito, va, va, vamos!

¡Ánimo, guapo!

Mira cómo maneja la manga pastelera,

como si lo hubiera hecho siempre. Es muy mañoso.

Aspirantes, no os quiero poner más nerviosos,

pero acabáis de entrar en el último minuto.

¡Vamos, Caye! -¡Sí, Caye, dale, dale al sifón!

(Aplausos) -¡Caye, cariño!

-Qué tensión. -Venga, las dos blanquitas bonitas.

-Caye, que lo tienes todo, ¿eh? -¡Miguel Ángel!

-Vamos, Chucho, queda clavado, va. Diez, nueve,

ocho... Muy bien, Caye, muy bien.

Siete. El jugo del pato.

Seis, cinco,

cuatro, tres, dos,

uno, ¡tiempo! ¡Manos arriba!

(Aplausos y vítores)

Ahora no pienso cómo va a ser la cata.

No lo sé, yo espero que les guste. Ahora bien,

valorarán muchas más cosas desde su conocimiento que yo desconozco.

¿Sabes lo que es no parar un segundo?

¿Saber que un segundo que paras no llegas?

Eso es lo que me ha pasado. Y mis platos tienen la mitad

de puesta en escena en la mesa de los jueces. Me la juego.

Si quieres aprender a cocinar como uno de nuestros aspirantes,

puedes hacerlo entrando en la Escuela MasterChef.

Una escuela 100% online con más de 170 lecciones

donde podrás aprender cuándo y donde quieras.

Lo que tienes que saber sobre cocina

de la mano de los chefs más prestigiosos.

Al completar el curso obtendrás un certificado MasterChef.

No lo pienses más y entra en la Escuela MasterChef.

Yo le tengo que dar un euro si gana mi madre.

Y él me tiene que dar un euro... -Si gana Miguel Ángel.

Cayetana, Miguel Ángel, enhorabuena,

vaya si habéis trabajado en las cocinas.

(Aplausos)

Pero ahora llega el momento más importante de la noche,

el de la cata final. Así que, jueces, José Andrés,

podéis pasar al restaurante. Vamos, José Andrés.

¡Mami, vamos! -¡Amor!

Cuando quieres a alguien, lo sufres de verdad.

Te sientes responsable por no decepcionar,

por no herir sentimientos, por hacerlo bien.

Cayetana, por favor, acércanos tu entrante.

Bueno, Cayetana, cuéntanos.

He querido que el menú tuviera un hilo conductor

y pensé que el cine español era un buen motivo.

He pensado en buscar platos en películas y reinterpretarlos,

acercarlos a lo que he aprendido.

Hay una película de Berlanga, "Nacional III",

con un gazpacho como protagonista en unas secuencias divertidas.

Y esto es un gazpacho tibio de calabaza con crema de queso

y nieve de aceite de oliva. ¿Os lo sirvo?

Bien, retómanos y danos. Termina el plato.

Que le suba la... -Debía estar la crema a 85 grados.

(SILBA)

Pero no, no está tan caliente.

Buscabas una reacción de humo. Claro.

Solo hay que poner nitrógeno y lo vas a tener.

Vale, voy a por él.

Me arriesgué a hacer la puesta en escena en mesa,

que tiene mucho riesgo,

porque el nitrógeno había perdido ya temperatura en el camino.

Es todo muy medido

¿Ahí? ¿En los dos? Venga. Sí.

Este es el... El efecto.

Esto es lo que querías conseguir. Sí.

Efecto niebla. Un gazpacho de invierno.

Bueno, José Andrés,

podemos empezar a probar.

¿Están con lo de mamá?

José Andrés, ¿qué te ha parecido?

Pues me ha encantado. Lo único que yo hubiera esperado

es que, con lo que te has currado el aceite de oliva,

que le hubieras dado mayor protagonismo.

Pero, como plato, me gusta. Es untuoso, se deshace en la boca.

-Gracias. Qué buenos son nuestros invitados.

Es un plato extraño.

Estoy descolocado, hay algo en esta película

que no acabo yo de entender. No sé si es culpa del editor,

no sé si es culpa de algún actor,

pero algo me descoloca en este plato.

A mí me parecía muy sabroso y, luego, que tenía posibilidades

de encontrar contrastes: la mermelada de tomate más dulce,

en la crema de queso salado, el aceite de oliva más fresco.

Y realmente conseguir el gazpacho tibio.

Es interesante escucharte razonar, pero este es un plato

lo suficientemente complejo y, para hacer que funcione,

se tiene que tener experiencia.

Pero, a la vez, es que eres una superamateur,

que quieres construir una idea muy compleja

con una formación muy breve.

Y el resultado es un plato interesante,

pero no es para todos los paladares,

es un plato... difícil.

He visto cómo trabajabas, cómo te lo tomabas en serio

y me ha parecido espectacular. Creo que a nivel técnica

y a nivel complejidad no puede ser más complicado.

Dentro de los sabores que hay, de la crema de calabaza,

creo que hay una falta todavía de terminar

esos sabores tradicionales, que estén bien ejecutados.

Mi famoso sabor aquí veo que no está redondo.

Y, luego, también te ha faltado un poco la cremosidad,

yo creo que está un poco... no cortada,

pero no está del todo bien ligada. Para mí, ligar una crema bien,

dejarla bien cremosa, untuosa, como si fuese nata, es importante.

Oye, retiro la apuesta. -Creo que entiendo por qué.

A lo mejor había que haber empezado haciendo un corto

y no un largometraje. ¿Es posible? Ya empezamos a hablar.

Ya está, y punto. ¿Sabes qué pasa?

Que impone la final y, entonces, intentas hacer algo

que esté a la altura y, quizá, pues te pasas.

Muchas gracias. A vosotros.

(Aplausos)

¡Bravo! -¡Bravo!

(Vítores) -¡Bravo!

Miguel Ángel, por favor, acércanos tu entrante.

Bueno, Miguel Ángel, cuéntanos, ¿qué has hecho?

Mi plato lo he titulado

fondo de mariscos en diferentes texturas.

Hay una vieira, que está hecha tipo ceviche,

macerada en un zumo de lima limón

y le he añadido una pizca de sal.

Los mejillones y las almejas las he hecho al vapor,

pero las he intentado sacar lo antes posible

para que queden jugositas.

Las gambas las he pelado y, luego, he emulsionado

el coral de todas ellas, y de los langostinos,

con aceite de oliva. Y, luego, en el centro,

hay un sashimi de dorada. Y el fondo está hecho

con el fumet de pescado que he hecho al principio.

Le añadí un alga para que le diese sabor.

Y, luego, he hecho unos fideos chinos,

que también representan ese coral de mar,

que era lo que intentaba representar en el plato.

Cuando entregué el primer plato y dije que era un fondo marino

de mariscos en diferentes texturas, ya me metí en el jardín,

pues eso, a vender la moto.

Después de este discurso podían ser "20 000 leguas de viaje submarino".

(RÍE) Probemos, adelante.

Me gustan estos toques de pescado crudo como la gamba, la dorada,

con un toque más de cocinado, como langostino, mejillón.

A mí es un plato que me ha gustado.

Yo estaría muy orgulloso de poder servirlo en casa

o, incluso, en mi restaurante.

José Andrés dice que podría estar en su restaurante.

¡Madre de Dios, que no me lo podía creer!

Están muy bien tratados los moluscos, todos los maricos,

el plato es agradable, es una ensalada fresca muy correcta.

Intentaba, sobre todo, era respetar el producto,

hacer técnicas, pero no meterme en jardines que lo estropearan.

Hasta ahí, lo has conseguido.

El plato es interesante, está rico. Creo que hay que mantener el tipo,

no pasarse de rosca y hacer platos de productos sin historias.

Este pretendía serlo y lo es. Gracias.

Creo que has hecho un plato fresco, divertido.

Un emplatado bonito, tiene una personalidad interesante,

un sabor suave y, luego, te has complicado la vida

con el tema de las técnicas. Me alucina cómo os atrevéis

a tiraros sin red en esta prueba con cosas tan complicadas.

Pero te ha salido bien. Muchas gracias.

(Aplausos) ¡Vamos, Miguel!

-Mami, si pierdes, no pasa nada. -Ya.

Yo le he dicho que ha llegado muy, muy lejos.

Está en la gran final y...

-Y eso ya es una victoria. -Sí.

(RÍE)

Cayetana, ¿nos presentas tu plato principal?

Sí, pero tengo que acabar de hacer una cosa aquí.

Acábalo, mujer. La cosa sería que no lo vierais.

¿Que no lo viéramos? Esa sería la historia.

Tapaos los ojos, por favor. Para eso están las servilletas.

Conocía lo del cine mudo, pero lo del cine ciego...

Diez, nueve, ocho,

siete, seis...

Vaya como vaya, ¿eh? cinco, cuatro, tres...

Por mí y mis compañeros, y por mí el primero.

Dos, uno... ¿Ya?

La cosa es que no se vea lo que hay dentro,

aunque hayáis visto ya el plato. ¡Oh...!

El origen de este tournedó de ciervo en su hábitat

viene de una película Joaquín Oristrell

que está dedicada a la comida de una manera maravillosa.

La protagonista es una cocinera libre, intuitiva,

llena de iniciativa, creativa... Y es "Dieta mediterránea".

"Dieta mediterránea". La he visto.

Andan arriba y abajo con un tournedó y dije:

"Pues un tournedó de ciervo en su hábitat".

Y, entonces, diciendo esto... Descubramos el hábitat.

Descubramos el hábitat del ciervo. ¡Oh...!

Y su hábitat está lleno de texturas y sabores distintos:

arroz salvaje, quinoa, puré de castañas,

nieve de aceite de oliva. Te veo muy Caperucita hoy.

El ciervo está bien cocinado, mira que es difícil, está jugoso.

Y, la verdad, me gusta mucho esta quinoa, que te quise corregir

y, la verdad, que está muy buena. -Muchas gracias.

Te diría que lo único que le falta es,

en vez de pincelar la salsa, hacer salseado.

Esa humedad te la da la salsa. Ese cereal te lo habría criticado,

pero como se ha impregnado con el humo, me da unos sabores

que a este tipo de carnes le funcionan muy bien.

Valoro que hayas hecho esa fusión entre tu disciplina y la nuestra.

Lo has hecho con mucho cariño. Y la carne está rica,

los sabores son interesantes y ahí lo dejo.

Gracias, Jordi. A mí me ha gustado mucho

este sabor que deja el humo y está bien representado.

La quinoa me sobra, lo siento, no está integrada.

Me falta la salsa. El punto de la carne es buenísimo

y la idea es muy buena. Muchas gracias.

El ciervo es un escándalo de bueno, de 10.

O sea, la hechura, ternura, la única preocupación que tengo

es por ese niño, por Leo, cuando ese muchacho te diga:

"Mamá, ¿dónde comemos hoy? ¿En el salón o en el laboratorio?".

Pobrecillo. Eso solo define que me he currado

mi paso por aquí lo que he podido. Gracias, Cayetana.

Muchas gracias a vosotros.

(Aplausos)

El segundo ha triunfado,

es difícil que el ciervo quede en su punto.

Pero siempre pasan cosas.

La verdad, estoy contenta con la valoración del ciervo.

Miguel Ángel, por favor, explícanos qué es este plato.

Es un magret de pato con foie, crujiente de mostaza antigua

y cerezas rellenas de queso brie,

luego, pues ahí, como "bonustrack".

He jugado a caramelizar una de ellas.

No me he enterado. Tú no hablas inglés.

"Bonustrack". Ah, ¿y eso qué es?

Cuéntaselo. Conozco el food truck.

Un extra, un extra. Vengo de Illescas.

¡Por favor! Soy un hombre limitado.

Vente a Washington. (RÍE)

¿No te has equivocado y es escalope de foie con pato?

A mí es que el foie me gusta mucho, la verdad.

Se nota.

Es un plato que a la vista luce muy bien, aparenta bien.

Me ha gustado que hayas cortado el magret en un taco gordo.

Y el foie, no sé si es falta de sal o falta de pimienta...

Es un plato que me dice "quiéreme" pero que,

en su conjunto, hay algo, que todavía no sé qué es,

que parecen que no acaban de hablarse.

Miguel Ángel, lo que dice José Andrés

tiene toda la razón del mundo. La carne, un puntito menos,

la salsa, que llegue al magret,

porque el foie, todo, entero, sobra.

El taco, dos cerecitas, la salsa y, si quieres, un dado de foie,

te habría salido un buen plato.

Te lo has cargado con ese taco de foie.

Estoy de acuerdo con Jordi.

Creo que era una buena idea, mal ejecutada y, sobre todo,

en proporciones de producto, bastante regulín.

Llevan toda la razón del mundo, me he venido arriba.

A mí me encanta el foie y estaba... está rico.

Llega el momento del último plato, el postre. Por favor, al atril.

Cayetana, ¿nos puedes traer tus postres, por favor?

Sí. "Fresa y chocolate" es una película

de Tomás Gutiérrez Alea y Juan Carlos Tabío

en la cual en protagonista, Jorge Perugirría,

tiene que romper con todo para ser él mismo.

La bóveda de nata es justamente eso.

Eso, ahí, bien.

José Andrés, ¿cómo lo ves? Es una forma muy creativa

de mostrar las fresas, el chocolate, la nata.

Y me encanta porque, sobre todo, es muy simple.

Es casi como un susurro. -Muchas gracias.

Bueno, me ha sorprendido tu presentación,

tu complicación ante el menú.

Me falta un poco de personalidad en el postre.

Y encuentro siempre un poco complicada la historia

con respecto a lo que comemos. Tiene tanto mérito hacer

o emular un postre de alta cocina. (RÍE)

Esa cúpula, el nitrógeno perfectamente hecho.

Hay, a lo mejor, quizá, un exceso de chocolate

en comparación con las fresas que tiene.

Un poquito más de equilibrio, pero eso se aprende con tiempo.

Pero tiene tanto mérito y tanto esfuerzo y tanto trabajo.

¿Qué más se puede pedir?

Es el último veredicto que te doy y te voy a agradecer

lo mucho que nos has dado durante estas seis semanas,

porque te lo has tomado muy en serio, como estás ahora.

Ha sido de 10.

Gracias por el buen trabajo. ¡Bravo!

(Aplausos) -¡Bravo!

Me ha gustado especialmente la valoración de hoy

y me han emocionado mucho las palabras de Jordi

sobre mi actitud aquí y sobre

lo que he podido aportar.

Y eso me ha emocionado especialmente.

El postre son unas milhojas

de "cheesecake" tropical con unas piedras hechas

con galletas y chocolate blanco.

Y una espuma de coco en el centro.

Hacer las galletas me recuerda mucho a mi infancia,

a ese sabor con a chocolate que me daba mi madre,

que me gustaba mucho.

Hay un cremoso de mango abajo,

una crema ligera de "cheesecake" en el medio.

Está hecho con un hojaldre invertido

y lo raro es haberlo hecho en una sandwichera.

Vamos a probarlo.

¿Qué te parece? La verdad que escuchar,

de un cocinero no profesional, hojaldre invertido...

ya es increíble.

Me hubiera gustado un poquito más de la crema, que haga,

si cabe, ese maravilloso hojaldre más ligero.

Me gusta el toque exótico que le da el sabor tropical.

Y, comparando un poco al de Cayetana,

es un postre más tradicional, pero está superbueno

y tiene muchísimo mérito, otra vez, como todo lo que hacéis.

Muchas gracias. Sí, tiene muchísimo mérito.

Para una persona que lleva cuatro días, que no es ni amateur,

un aficionado, que te acabas de asomar a lo que supone esto

¿Qué le falta? Algo que te refresque,

porque el postre está tan bueno...

Ya está. Gracias.

A lo que han dicho añado: has puesto el resto aquí.

Te has pasado tres pueblos, pero como hiciste todo el programa.

Te metes todas las horas, te pasas de tiquismiquis,

te pasas de currar, de meterle ganas, de tenacidad.

Nos parecemos en muchas cosas y ha sido un placer verte currar.

¡Bravo!

(Aplausos) ¡Bravo!

Ha sido muy bonito porque siempre me tuve que esforzar mucho,

en todo lo que hago.

Y tengo que estar muy agradecido porque...

tengo mucha suerte de que...

con todas las ganas y el esfuerzo que le pongo,

al final salen las cosas.

Bueno, Miguel Ángel, Cayetana, muchas gracias.

Hemos cenado muy bien. Ahora tenemos que decidir

quién se lleva la mejor propina.

Así que podéis volver delante de cocinas. Gracias.

(Aplausos)

Qué bien habéis dejado el pabellón, tíos.

Me gustaría que ganaran los dos, pero como no puede ser, pues creo

que quien va a ganar es Cayetana.

¿Con quién te quedarías tú?

Yo me quedaría con... Difícil, ¿no?

Es difícil, ¿empate no puede haber?

Si Pepe dice que yo soy el ganador de "MasterChef"

no me lo puedo creer.

Y, dado el empate, y por la trayectoria

de lo que hemos visto en estas seis semanas,

que eso hay que... Están muy empatados.

El postre era mejor este, el otro era mejor...

el primero mejor el de él. Empatados.

Cuentan muchas cosas

a la hora de decidir quién gana, no es solo

un menú final. Es difícil para ellos también.

Lo encuentro complicado para... -Yo lo tengo facilísimo, ex aequo.

-Un ex aequo. -Creo que la cosa estaba reñida.

Así que dije: "Lo tienen muy difícil, que gane el mejor".

Yo les doy un empate. No, no, pero, cuidado...

Si pudieran empatar los dos. Tienes toda la razón.

(MURMURAN)

¿Habemus Papam?

José, venga. Por aquí.

Bueno, pues nada, compañero. -Mucha mierda.

(Aplausos)

Cayetana, Miguel Ángel,

ha llegado el momento más importante de la noche.

Para ello, vamos a pedir que familiares y ex concursantes

os acompañen en este momento tan especial.

Para abajo, chicos. No, no, yo lo veo desde aquí.

Ahora no bajo, no bajo.

(Risas) ¡Venga!

Querría que ganara Cayetana,

pero creo que se lo merece Miguel Ángel.

Cayetana, Miguel Ángel, como os hemos dicho,

habéis trabajado muy bien, concentrados, con tensión

y con una idea clarísima de lo que queríais ofrecernos.

Y eso se ha notado en los platos. Enhorabuena.

(AMBOS) Gracias. También se ha notado que

estáis acostumbrados a ir a restaurantes, probar platos nuevos.

Los menús tienen un aire especial, como de estrellas.

Gracias, Jordi. -Gracias.

Estoy especialmente emocionada por la actitud ante el cocinado.

Habéis tratado el producto con mimo y lo habéis llevado

hasta el plato por muy buen camino. Felicidades.

Gracias. Vuestro objetivo no es

ser cocineros profesionales, lo sabemos.

Pero la tradición manda.

Para nosotros es un honor que cambiemos el sitio. Por favor.

(RÍE)

(Aplausos) (RÍE)

(AMBOS) ¡Guau! (RÍEN)

-Uf... -Es muy impresionante esto.

Se te pone la piel de gallina.

Antes de dar a conocer el nombre del ganador,

doy las gracias a José Andrés por acompañarnos hoy,

por lo que ha hecho por la gastronomía española en el mundo

y por lo que tiene en esa mente privilegiada.

Y tanto. ¡Muchas gracias!

Gracias a vosotros. Gracias.

(Aplausos)

Ahora sí, ha llegado el momento.

El ganador de la primera edición española

de "MasterChef Celebrity" es...

¡Miguel Ángel!

(Aplausos y ovación)

¡Ay, tata!

(HABLAN A LA VEZ EMOCIONADAS)

Yo miraba para el suelo nada más. ¡Ay!

¡Vamos...! ¡Sí!

(Aplausos y ovación)

¡Ay, madre mía, ay!

Enhorabuena, corazón mío. Gracias. Gracias, cariño. Gracias.

Te quiero, te quiero.

Que haya podido estar en este momento

tan especial en mi vida, me hace mucha ilusión.

Tiene 92 años y su máxima felicidad

es verme a mí feliz. Y hoy "MasterChef" lo ha hecho,

así que estoy muy agradecido.

Tú no te disgustes, ¿vale? ¿Estás disgustado?

¿Qué no me llevo de "MasterChef"?

Tan bonita la experiencia, tan preciosa.

Lo más bonito que me llevo es aplicar esto a mi casa

para crear hogar, como dice mi madre.

La cocina crea hogar y une a la familia.

Yo quiero que Cayetana esté aquí conmigo.

-Ya estoy aquí. Miguel Ángel,

los dos sois ganadores. Cayetana es guapa también.

Gracias, bonita. No solo se lo lleva en el corazón,

sino que va a hacer feliz a muchísima gente.

75 000 euros para donar a la ONG que tú elijas.

¿Para quiénes van? Uf...

Pues, para mí, ganar "MasterChef"

la verdad que es un sueño hecho realidad.

Y he pensado que estos 75 000 euros se los merecen muchos niños

que necesitan cumplir sueños.

Y la Fundación Pequeño Deseo... -¡Bien!

(Aplausos) Hace...

Hace que muchos niños muy, muy, muy malitos cumplan sus deseos.

Llevan más de 4000 deseos cumplidos y, con estos 75 000 euros,

se van a cumplir muchos más. Muchas gracias.

(Aplausos y ovación)

"MasterChef Celebrity" para mí ha supuesto uno de los viajes

más especiales de mi vida en un momento muy especial.

Y lo que he aprendido aquí

no me lo quita nadie, seguiré cocinando

y reuniré a amigos alrededor de una mesa. Es maravilloso.

Bueno, Miguel Ángel. ¡Es que no me lo puedo creer!

¡Vamos! Toma, para ti.

Voy hacerlo aquí, a lo Nadal. ¡El ganador!

¡Felicidades! Este trofeo lo pondré en un sitio

donde lo vea cada día para recordarme que, si uno lucha por

lo que quiere, y lo hace con pasión y entrega,

al final los sueños se cumplen.

Miguel Ángel nunca olvidará su paso por "MasterChef".

Llegó para mejorar su técnica en la cocina, pero se lleva mucho más.

Ha terminado siendo el ganador de la primera edición

de "MasterChef Celebrity".

Nosotros nos vamos a ver muy pronto aquí, en TVE,

con los pequeños genios de "MasterChef Junior".

Mientras, ya saben, pónganle... (TODOS) ¡Sabor a la vida!

¡Hasta pronto! ¡Campeón!

(Aplausos) Es muy fuerte.

Este jurado no piensa tener con vosotros ningún tipo de concesión.

Aspirantes, ¿estáis preparados? (TODOS) ¡Sí, chef!

A por los ingredientes. Y a cocinas en tres, dos, uno...

¡Ya! ¡Vamos, vamos!

Es el momento de darlo todo.

Contaréis con 160 minutos para... 100 invitados

para los que tendréis que cocinar hoy.

Tranquila, tú despacio.

¡Ay! Los 40 comensales son extranjeros.

(TODOS) ¡Sí, chef!

-¡Paco, ayúdanos! -¡Muac! ¡Loles, cariño!

Sufriendo como una loca. (AMBAS) ¡Pi!

¿Tenemos 60 sacos? No, los estoy haciendo solo.

-Nos dejamos de chorradas. ¡Deja de pelear!

Nos acompaña Dani García. ¿Sin moldecito lo haces?

Sí, claro, sin molde. Venga.

(HABLA EN JAPONÉS)

Bienvenidos los cuatro a "MasterChef Celebrity".

¡Ay! (RÍEN)

Por aquí, por aquí, Mariano. (RÍEN)

Andrea Tumbarello. Oye, Fonsi, recuerdos de Valentino.

(RÍEN) Francis Paniego.

Y un polvito helado de foie gras.

¿Polvito helado? Están helados, los polvos están helados.

(RÍEN) Paco Torreblanca.

¿Alguno de vosotros hizo alguna? No.

(RÍE)

¡Venga!

Vienes por Fernando y tú por Loles. Por la tita Loles.

Pues está muy rico.

(Murmullo)

(Aplausos)

El ganador de la primera edición española

de "MasterChef Celebrity" es...

¡Miguel Ángel!

(Aplausos) ¡Madre mía, ay!

¡Te quiero!

¡Vamos!

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Programa 6 - 13/12/16

Masterchef Celebrity - Programa 6 - 13/12/16

13 dic 2016

Los cuatro aspirantes reproducirán un plato de Ramón Freixa (dos estrellas Michelin) cocinando a la misma vez que el chef. El ganador de esta prueba conseguirá la chaquetilla y el pase a la gran final.

El nuevo Florida Retiro abre sus puertas para MasterChef Celebrity. A la inauguración acudirán Soraya, Kike Sarasola, Ramón García y Ana García-Siñeriz entre otros invitados. Tres aspirantes cocinarán, como profesionales, dos platos de un menú diseñado por Joaquín Felipe. El mejor, conseguirá el último pase a la final y 4.000 euros para destinar a una ONG

En el duelo final, los dos finalistas tendrán que darlo todo cocinando un menú completo. El chef José Andrés seguirá muy de cerca la prueba y ayudará al jurado a nombrar al ganador. En juego están los 75.000 euros que donará a una ONG, un curso intensivo de cocina impartido por Basque Culinary Center y el título de primer MasterChef Celebrity España.

Contenido disponible hasta el 11 de junio de 2017.

ver más sobre "Masterchef Celebrity - Programa 6 - 13/12/16" ver menos sobre "Masterchef Celebrity - Programa 6 - 13/12/16"
Programas completos (7)
Clips

Los últimos 67 programas de MasterChef Celebrity

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios