www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4835380
Para todos los públicos Las Retales. MasterChef Celebrity 3 - Programa 10 - ver ahora
Transcripción completa

(SUSPIRA) -Hija, tampoco te pongas así.

Ay, te estoy bien así con la cara para abajo.

Yo siento mucho que se haya ido Boris,

pero tarde o temprano nos vamos todos.

Ya. Bibi, estoy triste por lo de Boris,

pero es la última noche que vamos a compartir

tú y yo aquí juntas, ¿sabes? -Qué lástima.

No, no. Es verdad.

Y te voy a echar mucho de menos. ¿Y quién me va a mandar callar?

¿Y quién va a poner la mano delante de mí?

(CANTA) #Cállate. Suspiro.#

#Cállate, ni muerta que yo esté.#

#Silencio y punta en boca.#

Es todo eso. Lo voy a echar de menos.

Que yo diga una cosa y tú la cantes.

Que me mandes callar. Todo.

Es la última noche que estamos aquí y con todos vosotros.

Bueno, los que estáis despiertos. -Es verdad.

Pero, bueno, mira. Oye, quién sabe.

-¿Qué? -Igual nos traen para cocinar

el año que viene. -No lo sé.

Pero es que a mí las despedidas

me cuestan mucho. -A mí también.

Pero te digo una cosa. ¿Por qué en vez de pensar

en lo triste, no piensas en lo bien que lo hemos pasado,

en todo lo que hemos comido? Yo no he comido tanto

nunca en mi vida. -Mentira.

En "MasterChef" comiste más. -Bueno.

Hasta que no entré en "MasterChef", no había comido nunca tanto.

Tú es venir a este plató y cebarte.

Cebarme como una cerda. Vamos a brindar por Boris.

Boris, no siempre se puede ganar en la vida.

Que nos lo digan a nosotras.

Vamos a brindar por el reencuentro de las Retales.

-Es verdad. Qué tontería. -Ha sido un volver.

En vez de un terminar, ha sido un volver a estas cocinas.

(CANTAN) #Y volver, volver.#

#Volver.#

#A tus brazos otra vez.#

#Volver.#

Por nosotras. -Eso. Por todos.

Por todos vosotros, por "MasterChef",

por "MasterChef Celebrity", por que haya muchas ediciones.

Yo quiero venir en silla de ruedas ya en la 37.

En la 37 edición. Antes no me subís en la silla ni loca.

Vamos a ver el video de hoy. -Al final, el pobrecito...

Por lo menos, un homenaje.

Por el bien del programa y de la audiencia

y por el bien del entretenimiento, vamos a retarnos los dos.

Porque somos... (AMBOS) Mujer contra mujer.

(Risas)

(CANTAN) #Quién detiene palomas al vuelo.#

Mi objetivo en la vida no es tanto ganar este concurso,

sino repetir en este concurso. (RÍE)

Boris, tranquilo. Paso ya. Esto no funciona.

No sirve. Sigue en cero. Ahora se pone en dos,

ahora en cero. Estamos en gramos, ¿vale?

¿De verdad? ¡Es que no sirve el peso!

Boris, relájate.

¿Puedes tener paciencia?

No rompas la cocina, Boris, por favor.

Es verdad que es violento y no te imaginas nunca

que me vas a ver así. Pero me has visto.

Solo uno de los dos puede pasar a la Final.

El aspirante que no continúa

en las cocinas de "MasterChef" es...

"Oh, Madonna!"

Boris.

Por supuesto. Amor, no te preocupes.

Yo tengo la oportunidad no de ser un finalista más.

Sino de ser ese compañero que supo entender sus limitaciones

y dejó espacio para el que de verdad

merece ser finalista.

Sabes que muchas veces te dicen que solamente hay un tren

que pasa en tu vida y que hay que cogerlo.

Pero yo estoy convencido que hay dos trenes.

Y para mí, este es el segundo tren.

Estoy muy agradecido de haberlo tomado,

de haber estado contigo

y en la compañía de mis compañeros y de los jueces.

Pero, sobre todo, me di cuenta de algo increíble.

Que cuando tomas el segundo tren, también descubres

que hay una parada en la que te tienes que parar.

Pero, bueno, he aprendido a entender un poco más,

no solamente las dificultades,

que es lo que todos mis compañeros dicen.

Sino el placer de triunfar sobre tus miedos y tus debilidades.

¡Qué divinas cómo es abren estas puertas! Un beso. Adiós.

(Aplausos)

Pues, inevitablemente, tengo que decir

que, después de muchas salidas, esta me ha vuelto a emocionar.

Sí. A mí me pasa lo mismo.

Me ha recordado tantas salidas nuestras.

Yo iba a decir eso. Por fin se han roto un poco.

Un poco. Y te voy a decir una cosa, Boris.

Tengo la sensación de que hay más trenes,

más de dos, de tres. -Que te lo diga ella.

Pero hay que estar siempre en la estación.

Porque si no, pasa el tren y no te enteras.

Yo he llegado a perder trenes estando en la estación.

Me he sentido muy identificada con Boris, por lo del peso.

Y es verdad. Os lo juro. "Algo pasa con Mary".

Algo pasa con el peso. Y eso que fue Samantha

y le digo: "Está pesando en gramos".

A mí nadie me dijo que estaba pesando en libras,

que es una cosa de otro país y de otra dimensión.

Que una no sabe. La mano. -"La mano que mece la cuna".

Y de repente, a él lo mismo. Y te enfadas, te mosqueas

porque dices: Es que... -Ha coceado como los caballos.

Tenía una cara de mala leche. -Era "Gorilas en la niebla".

Pero no Sigourney. El gorila.

Era el gorila. Pero me siento muy identificada, Boris.

Yo he tenido también problemas con el peso.

Pero no con la báscula. Con el peso mío.

Es otro problema. -Estás llevando esto

a un terreno que no nos importa.

-Perdóname, cariño. -Es que no nos importa el...

(RÍE) -Ay, Dios mío.

Me estás dando mucho miedo. ¿De qué te ríes?

Que está ella con el peso, el peso. -"El peso mío".

¿Qué dice la loca? -Me he acordado.

-¿De qué? -De la enana.

(RÍE) -Tú también te vas a quedar

sin papel. -Escúchame. Yo decía:

Una mujer enana. Y va y es Santiago Segura.

¿Santiago Segura es una enana?

Santiago, esta tampoco tiene película.

Lo he dicho desde el cariño. Es que la cámara...

Una mujer enana. Es que toca muy fuerte.

¿Tú cómo ves a una niña o a una enana

con esos tortazos que pegaba en la puerta?

Yo veía una manita así. Es enana y es mujer.

¿Qué dices? Pues ni enana ni mujer.

No me lo tengas en cuenta, Santiago.

-Esta no entra. -Está muy bien porque elucubramos

y no acertamos ni una, como toda España

y todos los concursantes de este programa.

Es verdad. La niña, el cuchillo. Y es el pobre Santiago Segura.

Lo siento, Santi. Eso sí. Él se propuso estar

en los once programas. -Ahí ha estado.

Y la esfera dice: "Yo la saco". -Y la sacó.

Hizo la esfera. Por eso tiene éxito

Santiago Segura. No es casualidad.

Se quiere ganar la simpatía. ¡Que dejes la mano!

Le voy a dar así en la cara. Voy a hablar en la suya.

Me voy a poner yo la mano en la cara.

Voy a estar así todo el rato como si fuéramos de otro país.

¿Qué? -Para la Final, ¿tú no ves

un poco de fantasía, de copas? -La Final se merece un lujo.

Lujo. Mira cómo estamos.

Mira el falso caviar, que este lo hice yo.

No quiero nada falso. Todo lo falso lo veo aquí.

Nos tenemos que poner de gala. -Un poco.

Una chispita. -Un poco Nochevieja.

Oye, vamos. -Venga. Yo me quiero poner

de Nochevieja. -Que sí. Muy bien.

Tú sígueme. Hazme caso. -Yo te sigo.

Yo te sigo hasta el fin del mundo. -Hasta aquí.

(TARAREA LA CANCIÓN DE "ROCKY")

¡Rambo! (TARAREA)

Los finalistas. -Finalistas.

Buenas noches.

Yo entro cargada de buena energía,

porque sé que voy a tener

muchos rambos delante de mí.

Muy buenas noches. -Uy, los nervios.

¡Oh! Me he puesto oro con oro.

Qué guapos todos. Qué elegante Jordi,

con una camisa. -La de la comunión.

Y tú Rita Hayworth casi. -Sí.

"Bella, bella".

Qué "bellos" son en "MasterChef". "Very chic".

Aspirantes, enhorabuena porque estamos

en la gran Final de "MasterChef Celebrity III".

¡Bravo!

(Aplausos) ¡Muy bien!

(ONA) El corazón me va más rápido y me entran nervios

porque ya estamos en la Final. Queda muy poco.

Lo voy a luchar a muerte.

Habéis dado lo mejor de vosotros mismos.

Y todo ese esfuerzo y dedicación tiene ahora su recompensa.

Disfrutad de este momento. Bien.

Bueno, disfrutar, disfrutar... Pero, bueno, lo intentaremos.

Bueno, los nervios hoy están permitidos. Es normal.

Claro. Si no, seríamos robots. -Claro. Es la Final.

Es la Final ya. ¡Ay, por Dios!

Una buena respiración. ¿Habéis visto?

No vamos a cocinar hoy.

No. Venís aquí a vernos. Sí, claro.

(PAZ) De repente estás en la Final

y ya sí puedes pensar en ese duelo

que te puede permitir ser la ganadora de esta edición.

Bueno, esto sí que ya es otro mundo del confort.

Esto ya es ponerse de gala. -Fíjate.

Yo te traje ese modelo... -Yo te traje este traje.

Te lo traje para dedicarte la frase

de Humphrey Bogart en "Casablanca".

"Te vi la primera vez en París en la estación.

Todos iban de gris y tú de azul".

-Pero, escúchame, esa peli era en blanco y negro.

-Qué tiene que ver, pero se lo dice, otra vez con...

Oh... qué poca fantasía, era en blanco y negro,

pero él se lo dice y significa no había

otro punto de luz que es lo que te dedico a ti.

Y otra cosa. -Otra cosa, no, ¿quiénes son?

Esta es Hope. -Hope y Joe.

¿Estás contento de ver a mamá? Ay.

- A mí no me besa porque no me conoce.

-Qué emoción, ¿verdad? -Pues sí.

-Qué emocionante es la final, nosotras como no llegamos.

-No, fíjate que a mí me encanta ver el cuarteto

porque Mario, a ver, decid la verdad, ¿alguien daba...?

-Yo no, y es mi amigo. -No, es tu hermano.

-Sí, pero no me imaginaba que llegaría a la final

y ahora estoy muy contenta y orgullosa porque sé

que es fruto de la perseverancia y el trabajo.

Y Antonia tampoco me la esperaba en la final.

-Antonia me esperaba que llegara por eliminación directa

que los hubiera ido matando

poco a poco como en "Diez negritos".

-"Diez negritos", pero están ya a un paso, los cuatro

son finalistas, de ahí sale el ganador.

-El ganador está ahí. -¿Qué te parece Hope?

-¿Qué te parece? ¿Te imaginas que gana el tío?

Ay, qué maravilla si gana el tío.

Sabemos que a partir de ahora cada vez que piséis

un restaurante lo haréis con otros ojos.

Sí. Porque experimentasteis

lo duro que es dedicarse a la cocina.

¿Pero esto qué es?

Se me ha ido la patata.

Yo quiero vino tinto, nunca pensé que querría tanto vino tinto yo.

(Risas)

Bájalo un poquito para que no dé

el agua en la esta, una, dos y...

Y cubrimos el pescado. Por Dios, qué cosa más fea,

esto lo tengo que hacer más pequeño, Mario.

Pan tostadito, picadito y nada más es una canción muy buena,

mira la tenemos que te cagas, con perdón.

Por favor, esto no se puede hacer, qué hago con este pobre pato.

No, no, no.

(RÍEN)

Estoy como Pancho Villa y María Félix a la vez.

Estoy como un idiota sin ponerme la redecilla.

Carmen, me cago en la leche, mira que esto me da suerte.

-Y esta redecilla... -Me la regaló la Olvi,

es mi talismán. -Pero está muy bien

porque pareces una goyesca.

Una goyesca y estás fenomenal cuando torean en Ronda.

Tú eres el caballito ganador, eres mi as en la manga.

No sé si prefiero ser ya burrito ganador o asno ganador.

Burrito viniste, pero te irás caballo de carreras.

La cocina la dejamos como los cerros de Úbeda.

Hombre, soy finalista,

algo tendrá que tener Mario Vaquerizo.

(RÍE)

Mario, tú lo tienes muy claro, para ti ha sido como venir

al psiquiatra o hacer terapia.

Sí, un poco de terapia, me ayudó mucho a conocerme

a mí mismo y saber mis defectos que por otro lado ya me conocía,

pero me autorreafirmé que tengo mi lado gamberro

y lúdico, pero también mi lado de responsable

y de germánico. Vamos.

(CANTA) #Corre, corre, caballito,

#vamos por la carretera,

#la, la, la, la...#

Estoy bailando porque tengo el baile de San "Vitus".

San "Vitus dance", San "Vitus dance", que nos den,

que nos den, San "Vitus disco dance".

Si son 60, no, 41, 41, maricón, no sé ahora yo contar.

-Qué necesitas. -41 más 20 cuánto son, 61.

Ahí estamos, hoy será Mario Vaquerizo "perfection".

Me gusta tu emplatado, perfecto, fino, lo que debe llevar.

Mario, terrible el trabajo que has hecho, garrote total.

Garrote total. Mario, es un notable alto.

Yo ya una vez que pasé el cuarto o quinto programa dije:

"Puedo llegar a ser finalista y puedo llegar a ser ganador".

¿Dispuesto a conseguir la matrícula de honor?

Me gustaría aunque soy el único chico de la final

que mira qué bien rodeado estoy

con estas tres jabatas que a ver qué pasa.

Soy consciente que no es fácil, mis rivales están muy,

muy arriba, eso sí, si gano,

no estaré callada y misteriosa, estaré...

Te lo comes, a Mario te lo comes. no puede ser más buen compañero.

-Es ternura, no puede ser mejor amigo

ni más generoso ni más trabajador.

-Buena persona, compañero. -Muy buena persona,

se le ve en la mirada y además de eso tiene eso

que dice él, esa parte germánica. También es muy importante

al transición que has hecho desde que llegas, el aprendizaje

que es ver cómo has llegado sin saber y llegas hasta ahí.

Todo ese proceso es muy importante y creo que lo cumplió

y a mí me da una enorme alegría. -Creo que es de los mejores

concursantes por todo esto que hablamos.

-Estoy muy contenta y muy orgullosa de ti.

No sé qué pasará, pero lo veremos. -Y es jabata, sí.

-Solo sé que estoy muy feliz y me alegro que no solo

vinieras sino que llegaras hasta aquí.

-Elucubremos que se nos da muy bien porque acertamos todo,

la mujer enana, Santiago y así todo.

-La mujer enana, ahí estuviste bien y perdiste el papel.

-Ya lo sé, tampoco nunca lo tuve, estoy segura.

-Bueno, sí, cuando las tetas. -Ya, pero lo que es enseñarlas

perdí la posibilidad. -Quédate ahí, Hope, sentada.

-Se queda aquí, no te preocupes. Escucha, mira, esto igual.

-Un poco de jamón. -Queso, jamón, no, queso.

-No, que el queso engorda y no le va bien.

-¿Cómo que engorda? Nos hemos pasado 10 semanas

comiéndolo, cómo que engorda.

-¿No ves cómo está el vestido que no te entra?

-Sí, bueno, escucha, ¿quién crees que se lleva

el gato al agua? -Me lo pones muy difícil

porque hay una lucha emocional entre lo que quiero

y lo que pienso. -La realidad y lo que uno desea.

-Lo que pienso tú dijiste, y eres muy bruja también

para tus cosas, que Ona, que si deportista,

que si no sé cuánto, entonces. -Sí, yo soy pro Ona.

-Yo no es que sea pro Ona, que creo que lo hace muy bien.

-Es a lo que voy. -Y después está Paz también

te puede dar una sorpresa.

Y como Antonia me queda

más distante es en quien menos pienso.

Por un lado me puede lo emocional en el caso de Mario,

y en el caso de lo profesional, pues me puede Paz

que es muy perseverante y Ona que es lo que dijiste

es lo deportista, lo deportista. -Además tiene que estudiar

gimnasia, danza, todo, es multidisciplinar.

-Todo y a la vez. -Y sacrificado.

Todo y a la vez, dame a mí también.

-Hija, es que lo quieres todo, toma, la tuya para ti.

¿Entera te la vas a comer? -No.

-Te ahogas, chiquilla, si no puedes hablar.

-Pues sigamos que estoy en un sin vivir.

-Y brindemos también. -Por la final.

-Bueno, por la final.

Ona, tú estás acostumbrada a las pulsaciones altas

y a no rendirte ni dar nunca por perdida una batalla.

¿Cómo has conseguido quitarte a tus rivales de encima

y llegar a la final? "MasterChef" me enseñó muchas cosas

no solo a cocinar, también a mostrar más mi parte

más íntima, interior, que no estaba acostumbrada

a mostrarla y, sobre todo, con mucha ilusión

y creo que esta ilusión y sueño de llegar hasta la final

me dio la energía para conseguirlo.

Cualquier competición me mueve por dentro

y me crea este fuego interior de darlo todo y estoy segura

que esto ayudará a la Ona persona y a la Ona deportista

en muchísimas ocasiones.

Antonia, has pasado, como tú misma dijiste,

de echada a repescada y ahora finalista.

¿En algún momento pensaste que llegarías a la final?

No, no, yo he desnudado mi alma, creo que en el quinto

programa, ya visteis cómo soy en el quinto programa,

creo que, de hecho, me ha pasado de todo.

He llorado, había algún conflicto

con algunos fariseos de amigos... (RÍEN)

Yo hago mucho ruido para que nadie se entere

de cómo soy porque no me gusta que mucha gente

entre en mis intimidades,

pero las personas fuertes son sensibles.

Paz, tú has dicho que "MasterChef" es muy duro

que nunca sufriste ni te cansaste tanto

en ninguna serie ni película como aquí.

Para mí es la primera vez que me presento a un

"Talent show", sufrí mucho sobre todo las primeras semanas,

a lo mejor, no lo notasteis, pero lo pasé muy mal

y poco a poco me fui relajando he ido... pues sacando

lo que soy yo, realmente.

Siendo yo misma que ese era el miedo que yo tenía.

Yo siempre pienso en mis hijos,

quiero que estén orgullosa de su madre.

El primer día pensaba en mis hijos cuando entré aquí y ahora

que es...

El último, también.

Bueno, tres mujeres muy distintas, pero fíjate,

ninguna acostumbrada a mostrar ese lado íntimo,

ese lado personal. -Vamos a ver, a ver,

vamos a ver, en el caso de Paz y en el de Ona, sí,

en el caso de Antonia, eso que dice que grita mucho

por no mostrar su personalidad, no.

Yo creo que su personalidad es gritar mucho que detrás

de una mujer hay muchas mujeres, no hay una sola mujer,

no eres de una sola manera, claro que no, ni ella ni tú

ni Paz ni la otra, pero mientras que las otras

sí tienen una vida privada, Antonia tiene mucha carretera,

Antonia, por Dios, hija.

-Pero sí, pero fíjate que es verdad lo que le pasó,

fue expulsada, repescada. -Acuérdate de Silvia

-Eh, igual. -Que Silvia le pasó lo mismo,

salió expulsada, repescada y finalista.

-Pero finalista del todo que quedaron Saúl y ella.

-Por eso te digo. -Por lista, fina y lista.

-Y duelistas y todo, son tremendas las dos.

Pero, bueno, Silvia, no porque sea compañera mía

y no tengo nada en contra de Antonia, te voy a tirar

a la calle y te llevaré a casa. -Mira Hope cómo está de bien.

-Mira cómo es, eres un rebelde lo voy a echar,

lo dejaré fuera del programa. -Escucha una cosa, lo que dicen,

y es verdad, es que ahí estás a pecho abierto.

-Ah, no te queda más remedio y no hay trampa ni cartón,

estás en la final, es lo que Dios quiera.

Vamos, lo que puedas hacer, que te estés quieto.

-Deja hablar a tu madre. -No me deja, qué hartita me tiene.

Y sin trampa ni cartón, ya lo que te quede.

-¿A qué prueba crees que se enfrentarán?

Seguimos elucubrando, no aprenderemos, ¿eh?

-Llevamos diez programas elucubrando sin parar;

además, con más calor. Yo quería la pluma pero sin chaquetilla.

-Y el perro. -Pero el perro y esto...

-Mira, yo me puedo ocultar aquí. -Porque el volante va muy subido,

es un poco Jacqueline de Ribes. -Ah...

-Es un poco así. -Yo no he nacido para el estilo.

-No te puedes tirar para atrás. -Es que si no, no se queda tieso.

-Habría que ponerle un broche aquí. -O un perro.

-Ponle un perro. Estate quieto, que me quitas plano, también.

-¿Cómo "también"? -Tú con la mano.

-Yo no, mira como agarro a Hope. -Bueno.

-¿Cuál puede ser la primera prueba? Algo sencillo y divertido.

-Algo sencillo, no creo. De ahí tiene que salir uno. Claro.

-No tengo ni idea. -Yo tampoco, vamos a verlo.

-Sí. -Voy a soltar los perros.

¡A la calle! Voy a sacar a los perros.

Los ganadores de los dos primeros retos de la noche podrán ponerse...

¡Ay, Dios, la chaquetilla! -Ay...

-¡Oh! -"Oh la la!"

-Eso da mucha emoción. -"Oh, my God"

-La ganadora de esta edición tiene que ser una mujer.

¡Ah! Bueno... a mí me encantaría ponérmela.

Poniéndonos épicos, os las tendréis que ganar con sangre, sudor...

(TODOS) Y lágrimas.

Mario, ¿con quién te gustaría medirte en el duelo final?

Me gustaría competir con Ona. Mírale.

Para demostrar que puedo ganarle.

-Claro que sí.

-Quiero tener esa chaquetilla

con el nombrecito chef Mario, chef Nancy,

chef Vaquerizo o chef, simplemente. O Mario, ya está. Mario es Mario.

Hemos invitado a un chef a la altura de la ocasión,

premio Nacional de Gastronomía. Desde el restaurante Azurmendi

en Larrabetzu, Vizcaya y tres estrellas Michelín:

Eneko Atxa. Qué guay.

-Este es más majo...

Eneko, bienvenido de nuevo a "MasterChef".

Para ser uno de los grandes de la gastronomía española

hay que tener objetivos claros. ¿Cuáles son los tuyos?

Hacer felices a los clientes que vienen al restaurante,

siempre con la intención de estar a la altura de las expectativas,

de ser, cada día, un poco mejores y sacrificarnos para ello.

-Soy muy fan, tiene mil restaurantes;

eso significa que la prueba no será fácil, y menos en la final.

Ya nos podemos "arremangar" bien y a pelearlo.

Tenéis la oportunidad de recibir una clase magistral de un maestro,

que es un auténtico lujo. Muy bien.

Porque vais a cocinar siguiendo los pasos de Eneko Atxa.

¡Me encanta esta prueba! -Es total.

-Gracias.

-Voy a darme un hachazo en los pies porque lo veo complicado,

lo veo muy complicado.

-Tú y yo nos conocemos mucho pero tú siempre me sorprendes,

eres como el baúl de los recuerdos. -Dímelo.

Y una caja de sorpresas y la de Pandora, si te descuidas.

-También, nos cabe, todo junto.

¿Serías capaz de seguir a Eneko...? -Depende a dónde.

-No digo a dónde. Cuando él da unas pautas de un plato.

¿Serías capaz, siguiendo sus indicaciones, hacer ese plato?

-Sería capaz, pero no sé qué resultado tendría,

soy capaz de eso y más. -Tiene razón Antonia.

-Claro. -Parece fácil pero...

-Es seguir los pasos o indicaciones de un chef, pero ¿de quién?

Hacer esas cosas no es fácil. -Además, el tiempo porque van...

"Pon, quita, corta, esto..." -Claro, el tiempo.

-Hay que seguirle rápido. -Qué manía con el tiempo.

Me ha hecho gracia el comentario de Paz:

"Esta edición la tiene que ganar una mujer".

-Llevo tiempo con el runrún. Han ganado Miguel Ángel y Saúl.

Va a ser una mujer, seguro. Además, aunque sea por estadística.

-Claro, por estadística, aunque, a veces, fallan, ¿eh?

-Qué me gusta el movimiento de pendientes, me gusta.

-Hay un 75% de probabilidades. (CANTAN)

#La vida es una tómbola#. -Que nos descentramos.

Hay un 75% contra un 25% a que sea una mujer.

-Claro, eso es verdad. -Eso es así.

-A ver si este año, si no es Mario, yo cruzo los dedos por si acaso.

Si no es Mario Vaquerizo que sea una chica.

-Estoy a favor de que sea una mujer. Mario, lo siento.

Escúchame, oye. -No me digas más.

Quieres elucubrar. -Ay, pero...

-Es que te leo el pensamiento. -Me lo has visto en los ojos, ¿no?

-Cuando te has echado para atrás, digo: "Quiere elucubrar".

-De aquí tiene que salir el primer duelista, ¿vale?

-¿Quién crees que va a ser el primer duelista de la final?

-¡Eh! -¿Qué?

-Ona. -Y yo.

-Después de lo que has dicho, de lo que hemos visto

y cómo ha mejorado... Además, estudia en el Celler de Can Roca.

-Como tú has dicho Ona, para que no decir lo mismo.

-Vale. -Voy a decir Paz, venga.

Yo estoy muy así con Ona, por todo lo que hemos dicho,

pero para crear algo de polémica. -Venga, bueno.

-En vuestras casas, elucubrad, también, que no sirve para nada.

-Eso, elucubrad. -No sirve, pero entretiene mucho.

-Vamos a ver el vídeo.

Lorenzo Castillo nos ha cedido su casa porque sabe que hoy

es un día muy especial. Estáis a punto de enfrentaros

a vuestra última prueba de exteriores.

Hombre, Lorenzo. -Lorenzo, ¿qué tal?

-Hola. -Hola.

Aspirantes, os enfrentáis al menú más complicado de esta edición

que, además, ha sido diseñado por uno de los chefs más exigentes,

minuciosos, perfeccionistas y estrictos de España y del mundo.

Es un gran conocido vuestro y un gran amigo nuestro;

es menos guapo que yo y más bajo.

(Risas) Es el gran Jordi Cruz.

¡Bravo!

Me siento superorgullosa de haber superado

todo este camino tan difícil y estar hoy aquí, ¿no?

Buenas tardes, mis jueces favoritos de la televisión,

pero no se lo digáis a Pepe, a Samantha y a Jordi,

que me pueden dejar sin comer, otra vez.

Bueno, contadme; el de Lorenzo está vacío.

Me ha gustado mucho, aunque verde, verde no era,

pero me ha gustado muchísimo. -Estaba buenísimo.

-Muy rico, no me esperaba nada por el estilo.

Fíjate. Riquísimo.

-Es como la alta costura, casi,

este plato, porque tiene todos los detalles...

Todo bien cuidado, todo perfectito...

"Mamma mia!"

-Huy, qué bueno, ¿no?

-Para mí, de lo mejor. -¡¿Sí?! Para mí no.

-Y la presentación. -Es mi favorito.

-Sin duda. -El más bonito y sabroso.

-¡¿Sí?! A mí no me gusta, está muy hecho.

-Yo no soy cocinera, soy cocinillas, que es otra cosa,

espero no cometer ningún error que me impida ir a la final,

pero imagino que mis compañeros harán lo mismo.

Muchísimas gracias por abrirnos las puertas de tu casa,

para nosotros ha sido muy especial. Gracias a vosotros.

No había un marco mejor para una final como esta.

Estoy sorprendido, me ha parecido de diez.

¿Sí? El emplatado es espectacular,

los colores... El listón muy alto.

No sé qué haré en mi siguiente cena o almuerzo.

Vuelve a llamarnos, venimos encantados.

Estáis invitados al siguiente, lo hacemos en mi casa de Asturias.

-Menos mal, qué prueba más dura, claro, estamos en la final

y no nos podían poner cualquier cosa.

El examen que he puesto a los aspirantes es de matrícula

y, justamente, por eso, quiero pediros que recibamos con aplausos

a nuestros tres finalistas.

Os aseguro que han sudado mucho para sacar el menú adelante.

Bueno, hay que ver... ¿Es la casa de Lorenzo Castillo?

-Es un palacete, cogido y reformado por él,

en el centro de Madrid. Es uno de los grandes nombres

del mundo de la decoración. -¿Qué dices? Es un casoplón...

-Es una casa espectacular. -¿"Espectacular..."?

-Hay más decoradores como Tomás y a otros que he visto.

-Bueno, estaban nuestros alta costura.

-Claro los maestros de la costura.

(LAS DOS) Caprile, María y Palomo.

-O sea, es una reunión casi familiar, los artes se mezclan:

la costura, la decoración, la arquitectura...

Lo que vamos a ver es un grandísimo programa porque el menú de...

-El menú de Jordi es bien difícil.

-Eh... -Escúchate.

-Realmente, creo que vamos a tener una final de nivel.

-Nosotras no vamos a estar. -Cuando hay nivel no estamos.

-Bueno... -Es lo que pasa.

-Hemos estado siempre. -O hay nivel o estamos.

-Escúchate,en la final de sénior, ¿por qué no podemos venir nosotras?

-Que estamos en la edad. -En la edad del sénior, sí;

pero, también, en la del junior. -Y en la del junior.

Y yo estoy en la edad y en la estatura.

-Tú has visto a una enana. -Sí.

-Con Santiago Segura. -Sí.

-Podemos estar comentando los junior.

-Junior, "Celebrity", todos. -Podemos comentar todos.

-¿Y si hacen un cásting con todos los aspirantes?

-De lo más de todo.

-De todos no, del "Celebrity", con los demás...

-No, no. -Es mucho, tía.

-Pero nosotras podemos con eso y con más.

-Si hacéis una repesca de aspirantes...

Las retales, única e irrepetibles.

-Te digo más. -¿Qué?

-Vamos a decir lo que nos gusta.

-Nosotras nos vamos pero, mientras tanto...

¡Pónganle! (LAS DOS) Sabor a la vida.

-Va por ustedes, hasta siempre. -Va por vosotros, familia.

Os queremos.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Las Retales. MasterChef Celebrity 3 - Programa 10

Las Retales. MasterChef Celebrity 3 - Programa 10

11 nov 2018

Bibiana Fernández y Anabel Alonso avanzan los mejores momentos de los concursantes deMasterChef Celebrity de la semana siguiente.

ver más sobre "Las Retales. MasterChef Celebrity 3 - Programa 10 " ver menos sobre "Las Retales. MasterChef Celebrity 3 - Programa 10 "
Programas completos (11)
Clips

Los últimos 129 programas de MasterChef Celebrity 3

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

Añadir comentario ↓

  1. bobby

    la verdad a mi no me gustaron ellas dos ahí hablando....me tenían aburrido. pasaba los canales hasta que dejaran de hablar. lo único que me interesa es ver a los ya campeones en la cocina :) sres de mastechef eso aburre jajajaja

    23 nov 2018
  2. Juanjo

    Una buena idea... Dar un toque ácido al programa. Deberían repetir contraseña ediciones.

    18 nov 2018
  3. Emi

    Grandes!!! Las Retales y el programa.

    13 nov 2018