+Cotas La 1

+Cotas

Sábados a las 09.30 horas

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5439221
Para todos los públicos +Cotas - Programa 19 - ver ahora
Transcripción completa

Asociado a los dioses en el antiguo Egipto

y al diablo en el medievo,

el gato es el felino más habituado a convivir con los humanos.

Ragnar, no te lo comas todo y mi dedo tampoco.

No es egipcio, es escandinavo.

Al menos, su raza lo es. Bosque de Noruega.

Tiene aspecto de lince. Toma.

Pero es listo e increíblemente sociable y cariñoso.

Bienvenidos y bienvenidas a "+cotas".

(Sintonía "+cotas")

Empieza tu programa de mascotas.

Que pasen Sandra Daviú, Ismael Beiro

y el veterinario... Hola.

...Carlos Rodríguez. Mira.

Buenas. Mira.

¿Qué pasa? Gallinas.

Sí. ¿Son gallinas?

Creía que era por nosotros. No.

"Gallinas".

Gallinas y pollos. Hola.

Son gallinas muy raras. Es una hembra.

¿Cómo muy raras? ¿No las ves?

¿Has visto alguna así? Son diferentes, pero...

¿Cómo se llama tu gallo?

Son gallinas japonesas, japonesas.

Eh... No lo vas a notar si cacarean

porque no hacen nada raro.

Hacen: "Arigato". Sí.

"Arigato". "Arigato".

Hay algo muy curioso. Esto es una hembra.

Esto es un macho. Como macho...

Las machos que conocemos tienen una cresta

muy hermosa. Sí.

A este animal japonés parece que le han quemado...

No es así. ¿Veis que es como un burruñito?

Sí. Es muy moderno.

¿Vale? Su cara es preciosa.

Sofisticada. Como yo. Somos muy bonitos.

Macho y hembra de gallinas japonesas.

Carla es la mía. Carla.

Esta se llama Pollo. Precioso nombre.

Carla. Haced lo que queráis.

Muy bien. Ahora están a gusto.

Claro. Sin duda.

Sandra, vamos con un adelanto de los contenidos del programa.

Pues os voy a hacer una pregunta para empezar, así.

¿Os acordáis del juego Enredos? Sí.

Me da lo mismo la respuesta porque...

¡Jo! Claro.

Va, que tenemos que hacer un adelanto

porque nuestra querida Susana Gasch ha estado, atención,

con Juanito, Chispa, Violeta y Toby.

Y ha practicado. Mirad.

Tengo muchos animalitos.

-Ya se ve. -Esto es muy normal.

Constantemente, me enredo.

-Espera. -Mira.

Mi cifra ideal de animales son 500.

-¿En casa? -Sí, pero no puedo.

-Digo que me gustaría. -Espera.

Nunca había hecho una entrevista así, saltando.

-Es raro. -Es que...

Es un enredo.

Estos son cuatro de los cinco perros de Emma Ozores.

Susana se ha ido al campo y ha husmeado

en sus recuerdos de infancia.

Lo vemos. Muy bien.

Carlos, una vez más, nos fijamos en una protectora en concreto.

Es correcto, porque los animales nos cuidan,

nos acompañan, nos protegen...

Y hay gente que no es que les rece por ser nuestros guardianes.

Hay mucha gente que, por suerte, los protege.

En la Cañada Real, necesitan ayuda todos

y los animales están en segundo plano.

-¿Y vosotras intentáis rescatarlos? -Claro.

Intentando darles una vida un poco más digna y mejor.

El que tiene corazón quiere a animales y a personas.

Más te agradece un perro que una persona.

Es totalmente correcto.

"De bien nacidos es ser agradecidos".

Ismael, nos interesamos por animales

que contribuyen al bienestar social.

Sí, al bienestar social contribuyen en el aeropuerto.

En el aeropuerto, trabajan pilotos, supervisores,

trabajan operarios, técnicos, controladores y halcones.

También trabajan halcones en los aeropuertos.

Lo vemos. ¿Está preparado para volar?

Venga, va, va, va.

Va a sobrepasar los 200 m.

Graba a la paloma. Va a caer en picado de arriba.

(Silbato)

-¡Ay, ay, ay!

El halcón, que se llama Houdini, como el mago y escapista,

abracadabra, ¡pum!,

y la paloma ya no está.

(RÍEN)

Muy bien.

Un adelanto de lo que veremos en el programa de hoy.

La paloma ya no está.

A continuación, las primeras "Animaladas".

Sandra, una imagen muy tierna.

Y muy práctica para los que tenemos hijos.

No estás haciendo el biberón, meciendo al niño...

¡Por favor! El animal de compañía te ayuda.

Y, si no, el niño te ayuda y saca al perro a pasear.

(RÍE) Una cosa...

¿Y esto, eh? Esto ya es nivel...

Para nota. Crianza compartida, que se llama.

Hay que buscarse... Este me encanta.

Esto viene muy bien. Fijaos en el niño.

¡Oh! Le doy la patita.

La manita. Sí, sí.

El niño dice: "Lámeme la calva..., Claro.

...que me gusta". Los niños no son tontos.

Mira, mira. Ese juega.

Yo juego a yo como, pues yo también.

O, si no, trasteo.

Y este, mira, se parte la niña.

¿La escucháis? Parece un muñeco con pito.

Parece mentira. "Bueno".

Pues no. Y este es: "Vamos a pegarnos un baño todos".

El perro, el niño...

Los niños y los perros sintonizan. Mira, mira.

Y este... Atención.

¿En la pila? Sí.

Esto lo veía el otro día. En el fregadero.

Compartiendo fluidos. Lo comparten todo.

Lo comparten todo. Familias, esto no.

Eso quería saber. No, no.

Es poco higiénico. A ver...

Ya. Tu perro puede estar muy bien

desparasitado, pero sale y lame una caquita...

Ya. ...y el niño le hace ¡rasca!

No, no. Ya.

Te digo una cosa.

En una zapatería... Mira.

¿Qué ha pasado? Le da un beso y la madre:

"A ver si se convierte en príncipe". No.

¿Te imaginas? Eso no existe.

La madre lo pedía para la madre, no para la niña.

Ni para la madre ni para la niña ni para nadie.

Mira, mira las cabritas. ¡Pum!

¡Oh! Pero, bueno, son...

Y este... Esto me da un poco de...

Fíjate. Vamos a ver.

Es chino. Me da cosa.

Sí. ¿Eh?

Me da... ¿No? Hay mucha etnias,

muchas familias, muchos grupos de personas humanas...

Que conviven. ...que conviven

normalmente con ofidios.

Que nos dé grima... Ya.

Me da cosa. Serpientes.

Exacto. Me gustan.

No me molestaría. Sigamos con las imágenes.

Fijaos: "Te estrujo". Es "pressing catch".

"Te estrujo". Y este es muy bueno.

Es como "te estrujo". Pues vas a ver tú.

Los animales saben que son bebés. Espera.

¡Toma! Le ha dado en la parte dolorosa.

Es lo que tiene. En este, se parte de risa.

La paciencia de los animales de compañía.

Total. Esta es muy...

"Yo me meto y me baño". Comparten, claro.

"Me solidarizo". ¡Qué bonico!

Fijaos cómo los animales saben que están tratando con bebés.

Esto pasó... Un amigo mío tiene un cocodrilo.

Está prohibido en España. Pues nada.

En otro país. Te cuento otro chiste.

Ataca, ataca. Uno entra a una zapatería y dice:

"¿Tiene zapatos de cocodrilo?". "No".

"Cocodrilo, vamos a otra zapatería".

¡Joder, macho!

A Carla le ha gustado. Así de tonto es el chiste.

No, caca. Se le han puesto las plumas así.

Ismael, como el que acabamos de oír, es muy difícil de encontrar.

¡Jo! Te digo una cosa.

A mí me han dado besos por todos lados y también, calabazas, ¿eh?

Sí. Te han dado.

Un tipo adorable como yo. Mira, vemos en este vídeo

cómo se puede pasar del amor al odio en un momento, ¿eh?

Le pasan el pollito al padre, el padre al niño...

¡Eh! ¡Ay, ay, ay!

Hasta luego, Lucas, ¿eh?

¡Qué viaje le ha pegado!

Los padres somos responsables de nuestros hijos.

La paciencia tiene un límite.

Mira, un gato peluquero. Amor, amor y más amor.

¡Qué mono! Le hace un peinado.

Mirad, por favor.

Eh. Claro, es que son dos bebés jugando.

Yo creo que... Pero aquí hay peligro de cabezazo.

Mira la ninfa. A ver.

Las ninfas son un tipo de ave que se puede...

Es una psitácida. ¡Por favor! ¿Ves?

Es como una mantica. Mira qué guay.

Me recuerda a mi hijo. Le coges de las orejas y se sube encima.

¿Eso qué es?

Dos cachorritos.

¿De qué? Están con el bebé.

Parecen cochinillos. Un gato.

Juega a darle de comer.

Compartimos la comida. Para ti y para mí.

Hay que compartir. Se lo decimos a los niños.

Mira. Desde pequeños, compartir.

Los juegos de bebé gustan a todos. ¡Qué bonito!

Totalmente.

Mira. ¡Ay!

Se lo lleva. Si pega un tirón el perro, flipas.

Es un proyecto muy ambicioso.

Este es Isra de pequeño. Me parece...

El rehabilitador canino. Sí.

Era rubio.

Ya hacía sus pinitos.

Hacía sus pinitos.

Que no, que es mío. Es mío.

Mira, muy bien. Imitando...

Claro. Dice: "Si tú bebes...".

Los niños son esponjas. Es mío.

No. Esto es un poco cochino.

Aquí está Isra más mayor.

Sí, sí. (RÍEN)

Con Lana, que todavía está... La lleva en la espalda.

Dura 20 años. Es el primer perro que trató él.

Exacto.

Mira cómo se parten de la risa.

Pero el perro sabe perfectamente que no debe tirar muy fuerte.

Ese perro tira y le quita el muñeco.

Sabe jugar, exacto. Es lo que decía.

Saben que juegan con bebés. Mira, mira, mira.

Es verdad. (RÍE)

Esto también, compartir estas salivas...

Hay que tenerlo... Lo hacía con mi hermano.

Me disfrazaba de perro. Otro ofidio.

Otra serpiente. De pequeño,

mi hermano quiso tener un perro y mi madre me disfrazaba de perro.

Mi hermano se lo creía. No me extraña.

Te lo juro. Querría conocer a tu madre.

De verdad. Una santa, una santa señora.

Tengo ganas. ¡Madre mía!

Señora, voy a votar a su club de fans, de verdad.

Debemos tener claro con lo que vemos que los animales...

Cuéntame algo de tu madre. Te voy a contar algo.

Mi madre entró en una tienda de animales y dice:

"¿Tienen perros que se camuflan?".

Y dice: "Sí, pero no lo encontramos".

¡Joder, macho, de verdad!

Señora, lo dicho, su club de fans lo monto yo, de verdad.

La gallina ha ido dejando restos.

Sí, sí. A la gallina.. En la alfombra.

...le funciona bien el aparato digestivo.

Afortunadamente. Muy bien.

Imágenes las que acabamos de ver que nos recuerdan el vínculo

entre los animales adultos y los cachorros,

entre los cachorros y los cacharros humanos.

Nos acompañamos, nos protegemos,

igual que lo hacen los halcones peregrinos

que vigilan los espacios aéreos

para que los pilotos y viajeros tengan un vuelo seguro.

Desde el aeropuerto de Valencia, tiene los detalles

nuestra corresponsal Noelia Rubial.

El sol, la playa y la paella hacen que millones de personas

elijan la Comunidad Valenciana como destino vacacional.

Pero, para que unos disfruten,

otros se encargan de velar por nuestras seguridad aérea

y de controlar que ningún animal interfiera

en aterrizajes y despegues los de aviones.

¿Quieren saber de quién se trata? Vamos a conocerlos.

(Gañidos)

-Buenos días, Bea y Óscar. -Buenos días.

¿Dónde estamos?

En las halconeras del aeropuerto de Valencia.

-¿Con quién estamos? -Con Calimero,

un macho de halcón peregrino.

Los halcones los usamos, sobre todo, para dispersar aves.

Ellos cogen gran altura. Ahora iremos a volar y lo veréis.

-Vale. -Y, desde esa altitud,

ven las aves que hay alrededor

para que se vayan y evitar accidentes.

¿Cuántos halcones hay aquí ahora mismo?

Entre halcones y águilas, tenemos en total 24 pájaros.

-¿También tenéis águilas? -También. Están ahí.

Con ellas mantenemos un control de la población de conejo y liebre,

que tenemos aquí y, de noche, hay atropellos en pista.

Muy importante. Hay que pesarlos

porque los halcones son como atletas.

Debe tener un peso óptimo de vuelo.

¿Veis? Pesa 488.

-Lo apuntas. -Se apunta en el diario

y así sabemos el progreso que van teniendo día a día.

¿Y ese sonido que hacen de qué es?

Son como las personas.

Hay personas muy habladoras y otras menos.

Ellos son iguales.

-¿Adónde vamos?

-Vamos a ir a una zona cerca de la pista.

-He visto que lleváis un "walkie-talkie", un teléfono,

habláis por radio...

Buenas. Permiso para circular de Sierra 3 a Sierra 1.

¿Con quién estáis conectados?

Con la radio, estamos conectados con torre.

Nos pueden llamar

o podemos escuchar que un piloto notifica aves

en la cabecera de pista, por ejemplo.

Y, en ese caso, actuamos mucho más rápido.

Ya hemos llegado a la zona de vuelo.

-Espera, ponte el chaleco,

que aquí la seguridad es importante.

-Es necesario, ¿verdad? -Sí.

Nosotros, ahora mismo, no nos lo ponemos porque...

vamos a volar los pájaros...

-¿Y se asustarían? -Claro.

Y el halcón podría pensar que nosotros no estamos aquí,

sino en la otra parte de la pista.

-Otros trabajadores. -Y ellos serían

un problema para el aeropuerto.

Nuestro trabajo consiste en mantener el aeropuerto día a día

limpio de animales.

Imagina que está cruzando un pato

y un avión, que despega a más de 300 km/h, pega con el pato,

que vuela a más de 100 km/h. El impacto en el motor es brutal.

He visto que le habéis colocado

el GPS, ¿verdad? -Sí, es un GPS

para el seguimiento y control de los halcones.

-¿Está listo para volar? -Sí, perfecto.

Pues cuando quieras.

¿Eso que hace con la cabeza por qué es?

Sabe que ya estamos trabajando.

Entonces, busca algún animal en el terreno para cazarlo.

Venga, va, va, va, va.

-Yo ya lo he perdido. -Ahora lo seguimos con el GPS.

Va a sobrepasar los 200 m.

(Silbato)

Va entrando en el aeropuerto, ¿vale?

-Entra ahora. Se había ido.

-Va entrando en el aeropuerto y él sabe que lo estoy llamando.

Lo tenemos aquí entrando, ¿vale? -Vale.

-Mira cómo se va acercando. -Sí, sí, sí.

-¿Ves? -¡Qué rapidez!

Graba a la paloma, ¿eh? Va.

(NOELIA GRITA)

(Silbato)

-Va a caer en picado de arriba.

(Silbato)

-¡Ay, ay, ay! -¡Ay!

Va hacia el señuelo.

(Silbato)

Muy bien.

Hay que premiarle después de un vuelo.

El premio, ¿eh? Houdini, que aproveche.

Te dejo aquí disfrutando de tu manjar, que te lo has ganado.

-Hasta luego. -Hasta luego. Gracias.

El halcón Houdini se ha ganado su premio

por su profesionalidad. ¡Qué maravilla!

Sí. Es que esto es flipante.

No nos damos cuenta de la cantidad de animales

que nos hacen la vida fácil.

Imaginemos lo que ha explicado nuestro amigo.

Un ave, del tipo que sea, volando a su velocidad

y un avión y que choque.

Eh... Moriría mucha gente.

Estos animales están todos los días velando en los aeropuertos

para que los vuelos no choquen con ninguno de estos animales.

Es un entrenamiento que no es sencillo.

Hay que entrenar a las rapaces desde pequeñitas.

Hay que tener mucha paciencia y es un trabajo de todos los días.

No es solo de lunes a viernes.

Estos animales trabajan de lunes a domingo en turnos

y hacen este trabajo por nuestro bien, con lo cual...

Qué paradójico que la tecnología conviva

con el milenario arte de la cetrería.

Y seguirán porque no hay ningún sistema, de momento,

que espante de forma poco agresiva a los animales de la zona.

De hecho... No es ningún chiste. No me lo creo.

En algunos estadios había tantas palomas

que, cuando la gente va al fútbol,

pues recibía las excreciones.

¿Se dice así? Regalitos.

Los regalitos de las palomas.

El estadio del Benfica, sin ir más lejos,

tiene un halcón para asustarlas

y que todos vean el fútbol con tranquilidad, sin regalos.

Muy bien.

En los próximos minutos, nos vamos a fijar

en esas creencias populares que damos por buenas

y que hemos ido normalizando.

Pero, Carlos..., ¿Eh?

...quiero preguntarte. ¿Eh?

¿Tú sabes a quién hemos invitado en "Falsos mitos"?

No me gusta. ¿Te acuerdas de Nana?

Sí, no me gusta... ¿Te acuerdas de esa perrita

que te tiene un poquito de tirria? ¡Oh!

Sí, ya es así.

Enseguida recordamos ese momento.

(Música ambiental)

Ocurrió hace meses, querido Carlos.

No me gusta esto. Los perros dan lametones

en señal de afecto a sus dueños,

pero Nana no te tiene mucho afecto.

¿Recordamos las imágenes? (RÍEN)

Compañeros, cuando queráis.

Una de las cosas que más les pasa a los perros y a los gatos...

es que, cuando van haciéndose mayores,

es que arrastran las patitas y se estro...

No me muerdas. Es que...

Claro. Mira qué bien enseñado está.

Escúchame. A Nana no le gusta

que la toqueteen. Te voy a...

¡Cuidado! ¡Zasca!

Dame, dame. No, si...

Aparte, la precisión. Escucha.

Cómo te mira, ¿eh?, cómo apunta... Sí, sí, sí.

...y cómo dispara. A cámara lenta.

A cámara lenta. Gracias, compañeros.

No tenéis vergüenza.

No tenéis vergüenza.

No sois compañeros ni nada por el estilo.

Estáis riéndoos de mí. Me encanta.

¡Jesús! Recordamos la profesionalidad

del veterinario, que casi... O sea...

No sé la cantidad de veces que he visto estas imágenes, Carlos.

Lo he pasado bien recordándolo. Ya, ya.

Además... Yo también.

Y, además, como te decía hace unos segundos,

Nana está aquí hoy en "+cotas".

Y te está mirando, y te está mirando

y está clavando su mirada...

y afilando el colmillo, me atrevería...

Sí, afila. ...a pensar.

Nos veremos en la mesa.

(Música del Oeste)

Compañeros y compañeras, un poco de silencio,

porque el profesional se juega su integridad física.

Hola, Susana. ¿Qué tal?

Hola, Susana. Puedes venir tranquila.

Nana... No sé si poner las manos encima.

Soñaba con este momento, Carlos. Sí, claro.

De verdad te lo digo. Desde la última vez, lo soñaba,

porque yo hablé con Nana y le dije que ese comportamiento

no era normal. Ya, ya, ya, ya.

Entonces, ella viene en son de paz. Sí, sí, sí.

El veterinario hoy tiene una ayuda

y es que hay dos gallinas japonesas bajo la mesa.

Sí. Y Nana está interesada en...

Yo te quiero decir una cosa. ...imaginarse su saborcillo.

Escúchame, escúchame.

Te molan más las gallinas que yo. Sí.

Pues no vas a morder a nadie.

Nana, respeta a la gallinas,

que son invitadas, como tú. Muy bien.

Independientemente de vuestras razas.

Vamos a revisar ese mito.

Los animales se lamen las heridas. Sí.

A ver, nosotros nos besamos.

Vamos a besarnos. A ver.

Como las abuelas. Cuidado.

Yo tengo la manía de hacer esto.

Es de abuela.

Pero abuela buena. Buenísima.

Y los perritos también se van lamiendo.

Lo único, que está muy bien que nos den besitos, ¿verdad?

Ellos nos dan besitos y nosotros también.

Pero, cuando se lamen entre ellos, ¿la cosa qué significa?

Hemos preguntado qué opinaban y esto nos han dicho.

-Veo que está magníficamente. -Magníficamente.

¿Es suyo?

-Sí. Tengo tres.

-¿Usted cree que los perros se curan al lamerse?

-Creo que sí. Igual todos no, pero sí,

porque, hombre, los perros que viven,

por desgracia, abandonados

se buscan la vida y se lamen las heridas.

Y es cierto que se las curan.

O sea, que yo sí que lo creo.

-Este es suyo, ¿no? -Sí, Pepe.

-¿Se llama Pepe?

¿Cree que él mismo se curaría al lamerse las heridas?

-Creo que no. Al menos, a mí me preocupa.

Si se pone a lamerse las heridas, me voy al veterinario,

porque suelen ponérselas peor.

-Benasque..., (SILBA) ...ven aquí.

-¿Cómo se llama? -Benasque.

-¡Qué bonito lugar!, ¿no?

-Siempre se está lamiendo. Cuando le duele algo, se lame.

No sé si se cura, pero, bueno, eso parece.

Los perros son listos. Eso dicen, ¿no?

-¿Cuál es tu perro? -Esa dálmata.

-¿Vosotros creéis que vuestra perra,

al lamerse las heridas, se cura?

-No creo que sea así. -¿No crees?

-No. -¿Le ha pasado?

-Sí, pero siempre hay que echarle Isodine

y hay que limpiarle la herida y curarle.

-Crees que lamerse las heridas no soluciona el problema.

-No. -Por eso,

cuando los operan, les ponen un cono para que esté...

-Para que no se... -No se chupen.

Sí, es complicado.

-Oye, pero qué chulo.

Es tuyo, ¿no?

Sí, sí, esta es mía.

-¿Es una niña? -Es chica.

¿Alguna vez le ha pasado

que se haya hecho una herida...? -Se curan ellos.

-¿Se lo curan? -Sí.

-Muy bien. -Pero nosotros

también aportamos yendo al veterinario.

-Por supuesto. -Pero se supones que sí.

-¿Cómo te llamas? -Irati.

-¿Me enseñas tu perrito? -Sí.

-A ver. ¿Es obediente? -Sí.

-A ver, vamos a ver. Tírale la pelota.

¡Bueno, lo que has montado aquí!

Es que está con la pelota.

(Ladridos)

Querido Carlos, ¿tiene el lametón del perro efecto antiséptico?

No. (RÍE)

Vamos a ver.

Una cosa es que un perro que se hace una herida

y no tiene un humano y su veterinario para que le cuiden...

Evidentemente, si yo no tuviera...

Bueno, para la cabeza que tengo no hace falta.

Como el perro. ¿Puedes acercarte a Nana y...?

Quieres que me muerda, ¿no? Tu...

Tu único interés es que me muerda.

No. Yo quiero... Mira.

Voy a explicaros algo con su ayuda.

Que sea pedagógico. Ven, cariño.

Y los niños... Me aparto para que...

Imaginemos que Nana se ha mordido...

se ha hecho una herida en la pata. Sí.

En su patita.

Evidentemente, si tiene una molestia en la pata,

se lamerá la patita.

Y se va a lamer la patita

como un reflejo, como un acto reflejo.

Sí. Que la saliva cure las heridas...

Hombre, vamos a ver, mejor que nada

y que estar la herida llena de caca y se secreciones purulentas,

es mejor que chupe. Bien.

Pero también tiene una parte muy interesante.

El lamido arrastra la suciedad y aporta humedad a la herida.

Y, si os fijáis,

últimamente, lo que intentamos los veterinarios

es retirar las costras

y que toda la superficie de una herida esté húmeda.

Los productos que ponemos, los apósitos,

generalmente, lo que pretenden

es que la zona de la herida esté humedecida,

con lo cual, el lamido ayuda a que esté limpia la herida

y, con el tiempo, acaba curando,

pero no quiere decir que sea la mejor forma de curar una herida

ni de broma.

¿Cómo beben los perros?

¿Quieres saberlo? Sí, claro.

Me muero de intriga. Mira, mira, mira.

Fijaos en esa imagen muy detenidamente.

¿Cómo utilizan la lengua? Muchas veces

hemos pensado que los perros ponen su lengüita,

a ver si lo hago a la cámara, Como un cuenco.

Haciendo un cuenco. Eso pensaba yo.

(EMITE SONIDOS)

Toma tu perro.

Pero el rollo no es que esto haga de cuchara.

El rollo es que la lengua choca contra el agua,

choca contra el agua, choca contra el agua,

hace movimiento y eso es lo que mordisquea, mastica,

intenta cazar el agua.

Es por impacto. Exacto.

No es en plan cuchara, como podemos pensar.

Aunque la lengua ponga una forma de cuchara en ángulo recto...,

Sí. ...lo que hace esa lengua es

golpear, golpear, golpear. ¡Qué curioso!

Mira. ¿Ves? Se ve muy bien.

Golpea, sube el agua... Sí.

Si tuviera que beber de lo que lleva solo en la lengua,

pasaría sed o se tiraría un rato.

En estas imágenes se ve cómo salta el agua hacia arriba.

Por eso también, cuando estamos con una manguera,

lo hemos visto en "Animaladas"..., Les encanta.

...van a morder el agua porque es su forma de beber.

Nana nos ha dado una lección. Sí.

Así... ¿Me quieres ya?

Ha sido educada y ahora sois amigos.

Y yo me alegro. El conflicto...

¿Me quieres? (AMBAS) ¡Oh!

Me quieres. ¿Ves? Ya está.

Sella su relación con un beso. Por fin.

Muy bien. Puedes venir a casa.

Puedo estar tranquilo. Ya.

Y nosotros ya podemos hacernos cargo de las noticias.

"+coDiario".

Sandra, la primera noticia está situada de Ontario, en Canadá.

Fijaos en esta imagen. Un puma que está atrapado

por una trampa.

Y dos guardas forestales van a intentar rescatarlo.

Evidentemente, el puma tiene una reacción, ahora lo vemos,

un tanto violenta porque él no sabe que le quieren liberar.

Es una trampa de cazadores furtivos.

El puma es un animal muy fuerte, muy potente,

pero, ante estas trampas,

evidentemente, no puede hacer nada.

Y es un animal en peligro de extinción.

Pero, finalmente, esos dos guardas forestales

consiguen con audacia y pericia rescatar al puma, Carlos.

Audacia, pericia y, además, el felino

se va con el cacharro colgando. ¡Hombre! Tú verás.

Esto es muy complicado.

Lo que sí que hay que decir es que determinadas prácticas,

como la caza furtiva, están perseguidas en casi todo el mundo.

Es un acto de cobardía absoluto.

Total. Poner estas trampas

para capturar animales que tienen que vivir en libertad.

Eh... Y, luego, estas dos personas se la han jugado,

porque un puma no tiene ni idea de que le van a ayudar.

Simplemente, ve dos personas que se le acercan

cuando ya lo está pasando mal. Vemos la reacción.

Normal. Es una reacción violenta

porque no sabe qué pasa. Se defiende.

Es normal. Es un tema preventivo.

La historia tiene un final feliz. Afortunadamente.

Nos desplazamos a 850 km al sur de Ontario, a Wisconsin.

Ismael.

Te pones el playa de la Caleta, de Cádiz,

18 000 km hacia el oeste, y llegas a Wisconsin.

Muy bien. Lo que pasa en Wisconsin,

ciclistas, sol y una carretera infinita,

y, entre tanto amor y naturaleza,

hay una pobre vaca atrapada en el tronco de un árbol...

¡No! ...en forma de V.

Los ciclistas no llevaban aceite lubricante en las manos

y dicen: "¿Qué hacemos? Vamos a ayudarla entre todos".

Una, dos y tres,

hasta que la vaca se apoya en sus patitas.

Claro. Y el trabajo en equipo

de este pelotón hace que este animal se libere.

Lo vemos ahí. Apoya la patita.

Una, dos y tres, una, dos y tres.

Como pueden. Ahí está.

La actuación es correcta, pero para un profano...

Evidentemente, se dan cuenta al poco tiempo

de que lo primero que deben hacer

es que la vaca ponga las patas en el suelo.

Intentar sacar cabeza

con las patas mirando a Huelva es complicado.

Simplemente... Se le da la vuelta al tronco.

Orientar al animal hacia el suelo y ayudarla a levantar la cabeza.

Pero si no sabes...

Hay veces que la lógica debe formar parte de nosotros.

Se me ocurre un negocio: el televeterinario.

Tú con tu teléfono. (RÍE)

"Tengo un problema, Carlos". "¿Qué pasa?".

"La vaca está así". "Hacedlo así".

Una asesoría telefónica.

Entre las 3:00 y las 7:00, me viene bien, sí.

Es cuando tienes libre. De Wisconsin a Atlanta, Israel.

Sí. Viendo estas imágenes, lo primero que nos preguntamos es

cómo ha llegado un cachorro de gato de apenas unos meses

a la cornisa de un noveno. ¡Oh!

Pienso... ¡Madre mía!

En un campo de estudiantes en EE. UU.

¡Qué vértigo! Eso huele a cachondo

por el otro lado, ¿sabes? ¡Uf!

Pero fíjate cómo uno de los estudiantes intenta cogerle

al más puro estilo americano.

Con un lazo, ¿no? Como en un rodeo.

Pero el gato, sabiendo que no es una vaca,

intenta refugiarse.

Al final..., ¡Qué horror!

Tampoco sabe. ...ahí arrinconado

logran cogerle.

Y ahora veremos cómo logran salvarle la vida,

con el peligro que conlleva el caerse desde un noveno piso.

El gato no sabe qué le va a pasar y dice: "A ver, esto...

no me gusta". Fijaos cómo le cogen.

Bien. Y le levantan

para salvarle. ¡Qué bonito!

Cuando ve que le salvan, se coge. Mirad la carita del gato cuando...

Cuando ve que le salvan. Le salvan.

Claro que sí. Claro.

El gato no sabe a qué altura está o estaría temblando

y subiría por el palo. Sí.

"¡Sálvame!".

¿Sabes? Pero...

Pero hicieron eso. Fijaos cómo logran cogerle.

Es una pasada. Os voy a explicar una cosa

que pasó en una montaña. Ya estamos.

Se pierde... Y se arremanga.

Venga. Atento, ¿eh?

"Que pasó en una montaña". Se pierde un gato albino.

Se perdió... (PEDORRETA)

...y el dueño llamó a la Guardia Civil.

La Guardia Civil fue al monte, lazó dos disparos al aire

y al pam, pam, y albino vino.

Dentro de la estupidez, tiene su aquel.

Sí, sí. Y albino vino.

Por lo menos, está trabajado. Tiene cuerpo.

¿De dónde crees que salen estas ojeras?

Lleva todo el rato... Llevan su trabajo.

Nos lo imaginamos. Albino vino.

Bueno, noticias con desenlace feliz.

Para muchas familias, sus animales son ángeles protectores.

Ángeles sin Alas.

Este es, precisamente, el nombre de la protectora

que María Pérez ha visitado

en el sector 6 de la Cañada Real Galiana,

el asentamiento irregular más grande de Europa. Vamos a verlo.

Buenos días, chicas.

-Hola. -Buenos días.

-¿Qué hacéis?

-Estamos creando un punto de rutina

porque hay un par de galgos por aquí abandonados

y venimos todos los días a reponer el punto.

-¿Y la harina?

-Es para que se manchen las patas con harina

y sepas cuál es su ruta o hacia dónde se van.

-Vosotras sois de una protectora. -Sí. Salvando Ángeles sin Alas.

Empezamos trabajando en la Cañada Real.

Es donde focalizamos todo el trabajo.

-¿De dónde vienen los perros que rescatáis?

-Sobre todo, de aquí.

Aquí hay un montón de perros.

Las perras no están castradas, crían entre ellos...

Y vosotras intentáis rescatarlos.

Claro, intentando darles una vida un poquito más digna, mejor.

¿Patrullamos un poco?

Damos una vuelta y hablamos con la gente,

que es como más información sacas.

Nosotras lo que hacemos es ir a las casas que ya conocemos.

Nosotras ayudamos en castraciones, les traemos pienso,

los desparasitamos y ayudamos con las vacunas.

-¿Y ahora vamos buscando animales abandonados?

-Vamos controlando los perros que nos podemos encontrar por aquí.

-Pero está en mitad de la nada, ¿sabes? Es un galgo.

-Vamos a ver si es de alguien. Hay una parcela abierta.

¿Ese galgo que hay ahí es vuestro?

-Era un cadáver cuando la trajeron.

-¿Cuánto lleváis con ella? -Dos meses.

Si tú la ves cuando la trajeron...

Seguro. Tiene todas las marcas.

-Yo y mi sobrino la bañamos en agua oxigenada

y le echamos yodo.

-¿Está bien? -Yo la veo bien.

Veo heridas, pero heridas que ya están curadas.

-Están curadas.

-¿Por qué hay tanto galgo abandonado?

-Si no caza, la tiran para no darle de comer.

-¿Tienes vacuna y chip? -Qué va.

Hay que ponérselo. Bien cuidada ya está.

Ahora hay que vacunarla.

-Que quede claro y lo digo a cámara.

No lo queremos por la caza ni para maltratarla,

sino porque es un animal y quien tiene corazón

quiere a animales y a personas. Lo mismo te da.

Más te agradece un perro que una persona.

-Hola, Pepa.

Tenía un pitbull y nos pidió ayuda.

Nosotras nos llevamos a Osito. Osito es un pitbull

de 40 kilos con una cabeza así de grande cachorro.

Me da pena. Lo he criado yo y le tenía mucho cariño,

pero no lo podía tener porque el perro mordía,

se tiraba a la gente que no conocía, a extraños.

-Era un peligro. -Sí.

¡Ay, por el amor de Dios!

¡Ay, por el amor de Dios!

Ojalá lo tuviera yo en mi casa, ojalá.

Y muchas gracias por todo, por tenerlo vosotras y todo.

-Te emocionas.

-Me pongo malísima.

Le hemos prometido que la llevaremos a ver a Oso.

Me pongo malísima por él.

-Pepa. -Venga.

-Itziar, ¿dónde vamos ahora?

-Vamos a casa de Elena.

Elena es una chica que vive en la Cañada.

Cuando hay un perro abandonado o que no se pueden llevar

o que se encuentra, nos avisa para que nos hagamos cargo.

Serán estos.

-¿Qué pasa, Elena?

-Nada. Es una familia que han realojado...

y no les dan la opción de llevarse a más animales.

Por no dejarlos abandonados, nos los han entregado.

-Vienen dos cerditos vietnamitas. -Sí, sí.

-¿Es habitual en la Cañada? -Sí, sí, sí.

-Tienen dueño.

Tienen dueño, pero van por ahí a comer.

-Aquí necesitan ayuda todos y los animales están en segundo plano.

-Pero esto es igual que un hijo.

Donde come uno tienen que comer todos.

-¿Y qué hacemos con estos perros?

-Nos los llevamos a nuestra residencia.

Se comprueba si tienen chip, vacunas,

se ponen a punto y se les busca un hogar.

-Vamos. -Hasta luego, Elena.

-¡Vaya recibimiento!

-Todos se animan cada vez que vienes.

Hola, mis chicos, hola.

-¿Algunos son de la Cañada? -Este es Oso.

-¿El de Pepa? -El de Pepa.

Ah. ¡Cómo se ponen de contentos!

-Ya ves.

-Les dan la bienvenida.

Y, cuando venís con los perros, ¿os sentís satisfechas?

-Sí. Sobre todo, cuando tienen una familia.

Cuando los dejas en una familia, no hay medalla mejor.

-¿Cómo les llamamos?

-Pues tenemos una tradición.

A las galgas les ponemos nombres de señora.

-Ah, ¿sí? -Maricarmen.

-¿Y aquella? Te toca. -Pues Aurora.

Venga, Aurora y Mari Carmen.

-Aurora y Mari Carmen, espero que tengáis un hogar feliz rápido.

-Seguro. -Seguro que sí.

Ángeles, sin duda.

Las mascotas son parte de la familia, ¿verdad?

Abandonarlas no es una opción, Carlos.

¿Sabes qué pasa? Que, justamente, en este emplazamiento de Madrid,

es complicado, es complicado porque

están reubicando a familias. Claro.

La vulnerabilidad es general.

No solo la de los animales. Es muy muy grande.

Y, en el caso de los animales,

estas entidades hacen todo lo que pueden,

pero, desgraciadamente, los animales que hay allí...

no sé si van a encontrar casa.

Así que los que veáis el programa poneos en contacto

y echad una mano a esta y a muchas entidades de protección.

Nuestro reconocimiento. Claro.

A continuación, conoceremos

la relación que tienen Duende y Christian,

al que una enfermedad provocó la pérdida de la audición

de los dos oídos cuando era apenas un niño.

Gracias a la colaboración de su compañero,

lleva una vida completamente autónoma.

Hoy nos acompañan Christian, Duende y Víctor,

presidente de Roncescán e instructor de perros

para personas con discapacidad. Buenas.

Buenas. ¿Cómo estamos?

Muy bien. Un placer.

Igualmente. Es Duende.

Hola, Duende.

Duendecito. Hola.

Hola. No toco a Duende, ¿verdad?

No. Se despista. Se dispersa.

Eso es, ¿vale? Bueno.

Son perros que hay que mantener...

Eh... Incluso, en Inglaterra,

han pedido que no se mantenga ni contacto visual.

¡Ah, el contacto visual!

Para que no se despiste en horas de trabajo.

Luego, es un perro normal,

con su tiempo libre, y disfruta y lo tocan y demás.

Para no perder la concentración. Eso es.

Christian, ¿cómo te ha cambiado la vida Duende?

¿Qué puedes hacer ahora que antes no podías?

El teléfono, la puerta...

Puerta.

¿Él te avisa?

Es una ayuda en tu vida, en realidad.

Perdona. Cuando le avisa, cuando te avisa,

te avisa tocándote.

Se acerca y te toca.

Y, luego, tú le dices que dónde, que qué pasa

y él te lleva, ¿no?

Flipante. En alguna situación diferente,

le avisa de otra manera.

A veces, ladrando. Y dices: "Pero si no escucha".

Ya, pero es la posición corporal que toma Duende.

¿Ves? Le está avisando de que se acerca una cámara.

¿Vale? ¡Qué fuerte!

Fíjate, no es un sonido para nosotros,

pero le está avisando.

Por ejemplo, ahora. Claro.

Le avisa de que hay algo raro. Que hay estímulos diferentes.

¡Ah! Que preste atención.

Ajá. El otro día, en mi casa,

con una depuradora.

Estaba encendida y el perro nos alertaba de que había algo.

Un ruido, una máquina en marcha. Eso es.

Entonces, se le premia. Duende podría ser tus oídos.

Perfectamente. Totalmente.

Y nos vais a hacer una demostración, ¿verdad?...,

Eso es. ...de lo que hacéis Duende y tú

todos los días. Lo que vamos a hacer...

Le vamos a colocar aquí el teléfono móvil,

por ejemplo..., Sí.

...y lo que sería un timbre.

¿Vale? De acuerdo.

Entonces... Vale.

Para reproducir el sonido,

como si alguien llama a la puerta de casa...

de Christian y Duende le avisa. Ajá.

Suena, ¿veis? El perro se activa.

(Timbre)

¿Vale?

(Timbre)

(Timbre)

(RÍEN)

Te como.

Y le llevaría al foco del sonido. ¿Vale?

Entonces, Christian le felicitaría.

¿Vale? Y le da su premio.

Es importantísimo para reforzar. Eso es, eso es.

Siempre trabajamos... Sí.

...con premio: comida o caricias,

que se nos olvida. Ahora, salchichamen.

(RÍE) Eso es.

Seamos prudentes con los premios. Siempre.

Siempre pequeñas cantidades, ¿sabes?,

porque, si no, se come 800 salchichas.

Te doy la razón.

De hecho, usamos salchicha para...

realzar al perro. Superrefuerzo.

Superrefuerzo. Si no, su pienso.

En un plató de televisión hay muchos estímulos.

El olor, el sonido, hay mucha gente trabajando...

En casa no lo veis, pero os imagináis

que son muchos los compañeros y compañeras que estamos por aquí.

Otro ejemplo de su vida diaria. El teléfono móvil.

El móvil. Vamos a hacerle...

Mientras, os voy contando que, por ejemplo,

le alerta si deja el grifo abierto.

Ya le ha pasado varias veces.

El grifo de la cocina se lo deja abierto...

(Móvil)

(Móvil)

(Móvil)

¿Veis? Está buscando el sonido porque se oye poco y busca

de dónde viene el sonido. ¡Toma ya!

¡Bien!

Eres un crack.

Crack. Entonces...

No se puede tocar. No puedo.

No puedo. Lo despistas.

Se nos va la mano. A mí se me va la mano muchas veces.

Sí. Ahora ponle la correa.

¿Vale? Y esto...

En casa le ayuda en muchas cosas, ¿vale?

En la calle, también. Sobre todo... Nunca...

Se nos olvida muchas veces lo social, ¿no?

O sea, se acerca alguien a Christian

y no sabe si es sordo o no.

"Qué chico más tímido", nos han dicho antes.

Digo: "No, es que tiene sordera".

Claro, claro.

Tú levántate, Carlos, y le gritas: "Christian".

Christian. Más.

¡Christian! ¡Christian! Da palmadas.

¡Christian!

Ahí, ¿veis? ¡Ah!

¿Qué tal? Es lo que tiene que ser.

Claro.

En su día a día... Claro, esta situación es ambigua para él,

pero él va por la calle y el perro se gira inmediatamente

cuando llaman a Christian para que sepa

que hay alguien que pregunta por él.

Christian trabaja todo el día con él, pero es un amigo.

Es un amigo.

Christian le ha enseñado muchísimas cosas.

Quería comentaros, además, que él le ha enseñado a...

Al perro le asustan las escaleras mecánicas.

Pues Christian baja por las mecánicas,

pero le da la correa y baja por las escaleras...

(RÍE) ...el perro.

No por las mecánicas. Cada uno va por un lado.

Es maravilloso.

Christian lo que ha hecho, aparte de quitarme trabajo...,

(RÍE) ...es enseñar muchas cosas

a Duende.

Eso ha generado una relación tan fuerte que, al final,

pues, como tú dices, es sus oídos.

Y más cosas. Más allá de sus oídos.

Christian, gracias.

Gracias, Duende, y muchas gracias, Víctor.

A vosotros.

En los próximos minutos, nos fijamos en algunos consejos

para cuidar a nuestras mascotas.

"+coCONSEJOS" con Carlos.

Decía Víctor Hugo que Dios hizo al gato para ofrecer al hombre

el placer de acariciar un tigre.

Pero captar la atención de un felino

no siempre es sencillo, ¿eh?

No como los perros, que necesitan atención.

O que se lo digan a Carlos, que intenta hacerse con Ragnar.

Es impresionante. ¡Qué guapo eres Ragnar!

Gracias. El de detrás tampoco está mal.

Lo que quería decir... He dicho Ragnar.

Yo mido 1,90 m, ¿vale?, más o menos.

Peso ahora mismo 102 kilos.

Fijaos en esta barbaridad de animal.

Es gigante. No, no, no.

Déjamelo. Quiero ponerlo de pie.

Fijaos, todo lo que es mi tórax...

La patitas se apoyan en mis piernas

y mirad dónde llega la cabeza del gato.

Tiene mi tamaño. ¿Qué raza de gato es?

Bosque de Noruega. ¿Bosque?

¿Así se llama? Es precioso.

¿No hay una galleta? No quiere estar encima de mí.

Toma, toma. Fijaos.

Mira, ven aquí, ven aquí.

¡Madre! No te enfades.

No te enfades. Fijaos qué barbaridad le longitud.

Es superbonito. Espera un momento.

Esto me recuerda... Mirad qué barbaridad.

Me fascina el tamaño de patas. Estos gatos

pueden estar creciendo, creciendo hasta los cuatro años de edad.

Porque es una osamenta, unos músculos, un cuerpo

que necesitan tiempo para crecer.

Cuando la mayoría de los gatos ya están formados

con un año, un año y dos meses,

estos animales tardan muchísimo más.

Requieren mucho más tiempo para el crecimiento.

Son, prácticamente, de un comportamiento...

Son felinos, pero tiran más al comportamiento de un perro.

Y son una maravilla como animales de compañía.

¿Cuánto puede pesar?

Puede pesar, tranquilamente,

13, 14, 17 kilos. ¡Madre mía!

Depende de la variante de este tipo de raza. Es una pasada.

Los gatos son cazadores e independientes.

Consejos para acompañar a nuestra mascota felina,

para que esté estimulado. Cógelo.

Ven. Vais a flipar.

Que no se aburra. Mira qué traigo.

Punto 1.

Carlos huele mal. ¿Qué narices es esto?

Pues esto es un tubo. Hola, ¿qué tal?

¿Se me ve? Hola. (RÍE) Ahora.

Mira qué tranquilo está con Ismael.

Tiene un olor de familia. Te he dicho...

Tienes buena mano. Esto es un juguete

muy entretenido para los gatos.

Además de jugar y meterse por dentro...,

Sí. ...lo usan para dormir.

¿De acuerdo?

Sobre todo, para la tranquilidad. Se sienten acogidos.

Exacto. Voy a darle una utilidad... Deja que se mueva.

A él le queda pequeño.

Sí, pero viene bien... ¿Verdad?

Se me ha ocurrido. Ragnar.

Para los chistes. También.

Es un buen... Ahí te quedas.

Muy bien. Ahí, tranquilo.

Otra cosa.

Os cuento el de la tortuga.

Cómo optimizamos nuestros recursos con Ismael. A todo le...

le sacamos partido. Le saca partido.

Os enseño otra cosa muy interesante.

Todos los que tenéis gato

habréis tenido en algún momento de la vida de vuestro felino...

Tápate. Adentro.

Quiero que respire. Tenemos este tipo de bandejas.

Si os fijáis,

estas bandejas... No te lo tomes...

¿Qué?

¿Me queréis hacer caso, almas de Dios?

Es para que los gatos no tiren la arena fuera del arenero.

Porque muchos acabáis al final de día diciendo:

"Al gato le voy a hacer algo malo".

Empiezan a intentar tapar la caquita

o expandir el olor e intentan tirarlo.

Si veis, esto tiene una serie de bordes

y aquí otra zona bastante determinada

para que no se salga la arena con facilidad

cuando enredan y hacen sus cosas.

Y lo último, que deberíamos tenerlo los que tengamos gatos,

son juegos interactivos.

Y diréis: "Esto está muy bien, pero explícamelo".

¿Cómo se interactúa con eso? Eso pensábamos.

Lo pones en mitad de la casa. ¿Para qué sirve?

Yo tengo aquí unas bolitas de premios, ¿vale?

Aquí están, en mi manica. Unas bolitas.

Y yo lo que hago es que la meto en el cacharrito este.

¿Vale? Los lleno, más o menos, como me apetezca.

También puedo dejar alguna por abajo.

Y el gato va jugando. Se lo dejamos.

Entonces, el gato viene aquí e intenta coger las que hay aquí.

Mete la patita, enreda, pasa un rato sacando las cositas.

Y lo que es flipante es cuando aprenden...

Que da vueltas. ...a que da vueltas

y que sale. (SUSANA) Ideal para mi gato.

Sí, sí. Ideal de los ideales.

Hola, Susana. ¿Qué tal?

¿Qué tal? Muy bien.

Para que haga ejercicio. Y estoy contenta

porque hay otro gato que supera al mío.

Hombre... A ese no lo criticas.

¿A cuál? Al que has visto...

Pero es que este es grande. Ya, ya.

Hay diferencia entre grande y gordo.

Siempre... Empieza por G, pero es distinto.

Ah. Hablando de grandes,

se lo ha pasado en grande con una actriz

que pertenece a una de las familias más relevantes

de nuestra historia de la comedia, Susana.

Sí, señora, lo hemos pasado muy bien.

Uno puede irse en plena ciudad, puede, yo qué sé, hacer mil cosas,

pero salir al campo con esta mujer...

Te lo pasas pipa.

Además, es una mujer que no sabe qué hacer con los animales.

Los quiere tanto que tendría una superfauna.

Y, claro, no puede la pobre.

Entonces, lo que vamos a hacer ahora

es que os vamos a presentar a parte de su familia

y ya veréis qué divertido nos lo pasamos.

(Jarabe de Palo "A tu lado")

# A tu lado, la vida me sienta mejor.

# Cada día que pasa es diferente.

# Un segundo a tu lado es un regalo.

Emma.

-¡Huy! -Pareces de revista, hija.

-Susana, hola. -Pareces Paris Hilton.

-Toda la cuadrilla. -Toda la cuadrilla.

¿Cómo estás?

Es difícil verte aquí, en el campo.

-# A tu lado, para siempre a tu lado. #

-Mira, tengo muchos animalitos.

-Ya se ve. -Esto es muy normal.

Constantemente, me enredo.

-Violeta, saluda. -Violeta.

Violeta, por favor.

-¿Qué tal? -Estaba en una perrera en Valencia.

-Nadie preguntaba por ella... -¡Ay!

...y la iban a sacrificar y la cogí.

Esta es Chispa.

-Le querían pegar un tiro... -¡Ay!

...si no aparecía nadie para cogerla.

-¡Ay, ay! -Y dije: "La cojo yo,

aunque no debería".

-Perdona. -Nada, nada.

-Es muy natural. -Este es Toby.

Viene del País Vasco. Tiene una patita rota

y no se puede operar. -¡Pobre!

Es un perrito maltratado, pero, como es vasco, es fuerte.

-¡Juanito, ven aquí, mi vida! -¡Juanito!

-Este vino hace poco.

-Es muy cariñoso. -Saluda a la cámara.

¡Juanito, mi amor!

-Espera. -Mi cifra ideal

de animales son 500, pero no puedo.

-Digo que me gustaría. -Espera.

Nunca había hecho una entrevista así, a la comba.

-Es rara.

-Es diferente. -Voy a llegar...

Te das cuenta de que esta situación...

-Así no se puede trabajar. -No se da.

-Lo tuyo con los animales...

No he visto una mujer que esté tan metida en el tema del abandono

como tú.

Cuando te das cuenta de que hay tantos animales que están mal,

es muy terrible, mucho. -Pero tú haces una gran labor.

Y así estamos, que no se puede más.

¿Para ti, qué son los animales? Explícame.

Desde que eras pequeñita...

Yo empecé: "Papá, quiero un perro". Y me decía: "Hija, no podemos".

"Es complicado porque no sabemos dónde estamos mañana".

Fui muy pesada. "Quiero un perro, quiero un perro".

Le ponía letreros: "Perro, perro".

Y dijo: "Vale, venga".

-Claro. -"Ten un perro".

Y tuvimos a Marianito.

Mi tío Mariano le dijo a mi padre:

"¿Cómo le llamas Mariano al perro?".

Mi padre le dijo: "¿Qué culpa tengo de que te llames como mi perro?".

-¡Ah! (RÍE)

-Después de Mariano, tuvimos a mi Sargento.

-¡Madre mía! -Era muy antipático.

Mi padre tenía en el contestador: "Cuando oiga gruñir al perro,

puede hablar". Y puso al perro junto al contestador.

-¿Tu padre siempre tenía buen humor?

-Siempre. Tenía un carácter envidiable.

Siempre de buen humor, siempre te reías con él.

Me he reído muchísimo.

Me decía siempre: "¡Qué buen público tengo contigo!".

-¿Te reñía? -Increíble.

Cuando se enfadaba, decía: "¡Emma!".

Y eso era tremendo porque nunca me llamaba Emma.

-¿No? -No. Me llamaba nombres raros:

Pancitas, Chispi...

-Nombres de perrillos. -Sí, nombre de perros.

Son listos de todas maneras. Mira dónde están.

Están en la sombra y nosotras, a pleno sol.

Vamos a por ellos.

-Les voy a poner agua. -Me podía poner a mí también.

No pueden más.

-Esto es salir de excursión... -Toma.

-...como Dios manda.

¿Entre ellos, hay colegueo, hay buena amistad,

hermandad? -Sí, sí. Se quieren mucho.

Están educados en el amor, por eso entienden muy bien lo del amor.

Saben que no se pueden llevar mal.

-Claro. -Para eso soy yo la que manda.

La jefa.

He hecho un curso de telepatía con animales.

-Porque... -¿Cómo es eso?

-Explícamelo. -Eso es espectacular.

Cuando las personas empezamos a hablar,

dejamos de tener telepatía porque ya te comunicas de otra manera

y esa parte la quitas, pero esa parte la tienes.

Tienes que practicar esa parte que tienes dormida para utilizarla.

¿Has conseguido con ellos alguna cosita?

Sí os digo que hay una cosa impresionante.

Yo estoy sentada en mi casa...

-Sí. -...sin moverme y pienso:

"Voy a sacar a estos a la calle".

Y es decir eso, pensarlo y que venga este negrito y haga:

(GIME)

Y digo: "Pero, bueno, si no me he movido,

si no he dado pistas". -Bueno.

-Eso ya... -¿Cómo lo sabe?

¿Y el trabajo?

Estoy con "El último que apague la luz", que escribió mi padre,

y con "Mírate en el espejo", que escribió y dirigió mi padre.

-¡Caray! -Quiero que él

siga haciendo feliz a la gente con el trabajo de Juan Anillo y mío.

Como todos en el selfi no salen, lo hacemos con dos, ¿vale? Venga.

¡Qué chula la foto! Sí.

De verdad. Estáis guapos.

Estoy haciendo telepatía perril.

Ah, que estás comprobando la capacidad telepática...

Ahora, nos iremos...

a comer. Se lo estás diciendo.

Tiene que ser con la mente. Pero yo se lo avanzo.

Se lo avanzo. Claro.

Si no, es muy largo. Yo voy a hacer telepatía contigo.

A ver, dime. Ya lo sé.

Más que telepatía, estoy viendo el futuro.

Sí. (RÍEN)

Te veo en el próximo reportaje en un parque o en el campo.

Muy bien. Vale, gracias.

En 2018, fueron recogidos

más de 138 000 perros y gatos por refugios y protectoras.

Algunos terminaron en familias

como la de Emma o en otras más presidenciales.

Sandra, has encontrado en el archivo de RTVE

ejemplos que ilustran estas adopciones.

Totalmente.

Empezamos con la familia Obama.

¿Por qué? Porque tienen un perro de aguas portugués.

Lo vemos paseando.

Un perro que llegó a la familia en el año 2009.

Se lo prometió Obama a sus hijas.

En medio... (HABLA EN INGLÉS)

(HABLA EN INGLÉS)

Quería que escuchásemos esta frase.

Se lo prometió a sus hijas, como os decía, en medio del discurso

cuando él era el primer presidente negro en su país.

¿Y qué pasó?

Que dijo en esa frase que era su primer amigo, ¿no?

"El único amigo que tengo. Por fin tengo".

Hay una actriz española, Mónica Pont,

que tiene el hermano de este perro.

Es verdad. Lo vimos la temporada pasada.

Efectivamente. Susana le hizo un gran reportaje,

como todo lo que hace. Gracias.

¡Por Dios! ¡Qué bonito!

Hay algo en estos perros, por eso lo eligieron los Obama...

Lo eligió porque son perros cuyas características de piel y pelo

no producen casi alergias en los seres humanos.

Y alguien de los Obama tenía ese problema alérgico

y por eso eligieron al perro de agua portugués.

Para la próxima, Obama, también lo hay español. Mejor.

De los Estados Unidos nos vamos a Francia.

Nos situamos. Macron, con sus ministros,

debatiendo amigablemente sobre los asuntos del país.

Vemos la imagen, ahí, charlando.

Y fijaos en el perro, Nemo, ahí.

(RÍE)

Tuvo una urgencia. No podía esperarse.

En la chimenea. Levantó la patita y se hizo pis.

Pero atención, que la chimenea era del siglo XVII.

¡Qué horror! ¡Oh!

Pero lo mejor de todo es que le pregunta la ministra:

"¿Eso pasa habitualmente?".

Y dice Macron: "No. Ha sido culpa vuestra,

que habéis hecho algo". Es una señal.

Mira. Sí.

"Je parle français un peu".

Hay dos opciones.

Hay más, pero hay dos principales.

Una: que el perro, porque hay invitados que no conoce...,

Claro. ...marca su territorio,

la chimenea. Lo dijo Macron,

O dos: (ACENTO FRANCÉS) Macron miente,

que puede ser posible,

y el perro lo haya hecho más veces en ese mismo lugar.

(ACENTO FRANCÉS) No podemos preguntárselo,

pero ahí lo dejamos.

(SIN ACENTO) Y ahora nos vamos a poner muy finos

y muy de nuestra tierra.

¿Por qué? Porque Pedro Sánchez...

¡Hombre! ...también tiene un perro.

En este caso es Turca,

que llegó a la familia Sánchez en el año 2017, en diciembre.

Fijaos qué bonita imagen.

Viene de hacer deporte Pedro Sánchez

y está Turca... Llevan la misma ropa.

Claro. Cuidado.

Se ponen a conjunto cuando salen a correr. Esto no es casualidad.

No. Yo tenía un perro, Turco.

¿Por qué tengo esta tortuga en la mano?

Porque quiero haceros una historia gráfica con la tortuga.

Ya. Es una tortuga...

Esto es una tortuga... (RÍEN)

A ver. Hasta ahí.

Es una tortuga... Se ha metido dentro.

Ha oído chiste y ha dicho... En su casa.

Una tortuga va hacia un tronco y empieza a subir por él.

(GIME)

Y cae de espaldas. Claro.

Sube otra vez... (GIME) ...y se cae de espaldas.

Y arriba del árbol hay una pareja de pajaritos y le dice ella a él:

"Ya va siendo hora de que le digamos que es adoptada, ¿no?".

Total. ¿Qué os parece?

¿Abrimos "Animaladas"? Venga. Vamos.

¿Qué está pasando ahí, Ismael? ¡Menudo desastre!

Fíjate. ¿Qué ha pasado?

El elefante que iba con Atila pasó por delante de esta casa.

Un señor viene de trabajar... ¡Qué barbaridad!

...queriendo llegar al sofá. Tranquilamente.

Y ve que su mejor amigo ha montado una fiesta y no le ha avisado.

Y no solo le toca pagarla, sino arreglar todo esto.

Aquí viene haciéndose el loco el perrito,

haciéndose el muerto. (RÍEN)

"Yo no he sido". "Yo no he sido".

Ya. Y este se hace el loco

hasta que le llama la atención el dueño.

"No. Yo soy un ángel". Se entrega.

"No he sido yo. Soy todo amor". Sí, sí.

A mi perra le dio una temporada por romper los mandos a distancia.

Dije: "No le gusta la tele". Seguro.

De verdad. La mía cogía zapatillas.

Eso es lo normal, ¿verdad?

Pero vamos a ver... ¿Qué tendrán

que todos los cachorros...? Por el olor, ¿no?

Muy bien, tío. Perdón.

Es que has estado...

Has dado en el medio. Junto a ti, me pasa eso.

En todo el medio. No pidas perdón cuando digas algo.

Es la telepatía, funciona. Entre él y yo.

Te he imbuido el tema del olor. Te vienen los conocimientos.

Van por el olor.

Un animal, cuando se queda solo en casa...

A muchos animales les da ansiedad porque nos echan de menos.

Tienen ganas de que volvamos.

Y lo que pasa, para quitarse esa ansiedad,

buscan olores del propietario en determinados objetos.

Y van a esos objetos

y, en la frenética búsqueda que da esa ansiedad, los rompen,

pero no porque nos quieran jorobar, que quede muy claro.

Ellos...

Imaginaos que yo toco todos los días este perrito

y es mi objeto adorado.

Lo dejo aquí, me voy a trabajar y los perros que tengo en casa,

mis manos han tocado esto, lo huelen y lo rompen,

pero buscando mi olor.

Nada más. Entiendo cuando tu pareja me dice

que tu perro se carga toda tu ropa interior

cuando te vas. No creo que te lo diga,

pero aceptemos burro, está bien.

Por el olor. Sandra, por favor.

Sálvanos. Estáis lentos hoy.

Vamos a ver...

Algo que nos reconforte... Venga.

...y nos reconcilie. Vamos a ver más imágenes

entrañables, porque nuestras mascotas dicen: "Yo no he sido".

Atención a la primera.

¿A que parece un cono de esos que les ponen cuando los operan?

Sí. Pues no.

Atención a lo que es. ¡Es la tapa del cubo de basura!

¡No! (RÍEN)

Sí, sí, sí.

Ha metido tanto la cabeza que...

Y mira este. "¿Has sido tú? ¿Has sido tú?".

Y él... "¿Te crees que no te he visto?".

"No, no, no. Conmigo no...".

¡Madre mía! "No, no".

Es una manera de disimular... Tienen un arte las mascotas...

Y esto lo mismo. "¿Tú me has roto el zapato?".

(RÍE)

Pero... Oye...

"Que no, que no". El disimule

es por la bronca. Es maravilloso.

"No he comido las galletas". Es genial.

"Yo no he sido". Ay, pobre.

Y lleva... ¡Madre!

Es por la bronca,

no porque han hecho mal. Exacto.

Otras veces les han echado la bronca y entonces...

Perdón. Fijaos en estos. A ver.

Son maravillosos.

"¿Quién se los ha comido?". "La dama y el vagabundo".

Parecen de la película. "¿Quién se los ha comido?".

"No hemos sido". Parecen de cera.

Cuando les dan permiso, es maravilloso.

Mira, mira, mira.

"Lo voy a comer".

¿Os conté lo del perro...? Maravilloso.

Sandra, te lo conté, ¿no? ¿El qué? No.

Lo del perro que se despertó en medio de un campo de cereales.

No hace falta que lo cuentes. ¿No?

No es necesario.

Se despertó en un campo de cereales.

Se dice... Venga, avanza.

Se dice que se levantó intrigado.

(RÍEN) ¡Jo, tío, por favor!

Intrigado. Bueno...

Veamos más imágenes. ¡Qué dolor!

Después de este momento de Isma...

Son supergraciosos. Este ha roto la almohada.

Y también: "Que yo no he sido".

"Que aquí pasa un carro, pasa una vaca...".

Pone cara de "ha pasado una vaca".

Vamos. "¿Has hecho esto?".

"No, no lo he hecho". Pero volvamos a insistir.

Es maravilloso. Los perros no saben

que han hecho algo malo. No tiene ética ni moral.

Se amedrentan porque les estás echando la bronca.

Nada más. Pero vamos a ver.

¿Por qué se estiran así? Exacto.

Les hacen la pelota. Es un poco de cachondeo.

No, no, no. ¿Por qué?

No quieren que les riñan. ¿Qué?

Saben que provocan ternura, saben la reacción de su dueño.

Cuando un perro se tumba boca arriba, le dice al otro individuo:

"Te ofrezco la parte más sensible de mi organismo".

"Si me muerdes, me matas".

Vulnerabilidad. Es absolutamente...

¡Ah! De rendición. ...sumisión absoluta.

Se entrega a la Policía, prácticamente.

Le echan la bronca y dice: "No he hecho nada".

Los seres humanos poseemos unas capacidades

que superan a las de los demás animales.

Solo por eso debemos hacernos responsables

de su supervivencia y su bienestar.

Gracias por prestarnos tu atención.

Hasta la semana que viene.

Entonces...

¿Me quieres dejar de mirar?

-Es esta niña loca.

El gato es el felino más habituado a convivir con el ser humano,

aunque conmigo no lo parezca.

Esta cámara no hace falta. (SILBA MÚSICA DEL OESTE)

Esto me recuerda a las gomas de cuando éramos pequeñas.

-Es verdad. -Hacíamos eso.

-Yo jugaba mucho. -Me lo imagino.

¡Marisol!

-¿Quién es esta mujer? El abrazo del oso.

-¿Qué pasa? -Dame un beso.

-Nunca mejor dicho. -¡Cómo aprieta!

-Hola, ¿qué tal? -Hola.

¡Huy!

(Ladridos)

Es como un dóberman, ¿verdad?

¡Qué gracioso el del pollo!

(SUSURRAN)

Parece que tiene una máscara.

(CACAREA)

Hola. (CACAREA)

(CACAREA)

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Programa 19

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

+Cotas - Programa 19

09 nov 2019

Susana ha ido de excursión al campo con Enma Ozores para conocer a sus mascotas y husmear en sus recuerdos de infancia. Los animales nos salvan la vida y nos cuidan. Son nuestros ángeles de la guarda y hay gente que les protege.

ver más sobre "+Cotas - Programa 19" ver menos sobre "+Cotas - Programa 19"
Programas completos (20)
Clips

Los últimos 24 programas de +Cotas

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios