+Cotas La 1

+Cotas

Sábados a las 09.30 horas

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5123265
Para todos los públicos +Cotas - Programa 10 - ver ahora
Transcripción completa

La primatóloga Jane Goodall es contundente:

hoy en día, somos los seres humanos, los culpables

de que haya cada vez más especies en peligro de extinción.

No permitamos que esto siga pasando.

En unos minutos vamos a aprender a cuidar a Coco, la chinchilla.

Bienvenidos a "Mascotas".

Hola, equipo. Hola.

Buenas. Hola.

Ismael, adelantamos contenidos

y lo hacemos fijándonos en perros de rescate.

Sí, es el caso de Titanic y Charlot,

que tienen una valiosa misión

que desarrollan en un salvamento.

Se preguntarán de qué se trata.

En unos minutos vamos a ver cómo hacen su trabajo.

Es correcto.

Isra, nuestro rehabilitador canino,

hoy nos va a presentar a Jimmy.

Hola, Isra. ¿Qué tal?

Pasa.

Mira.

(EL PERRO LADRA)

Esto es lo que tenemos todos los días. ¡No!

Un animal que por su nerviosismo y falta de obediencia

tiene muy preocupados a sus propietarios.

¿Habrá solución? Lo vemos muy pronto.

Y hoy conoceremos a la mascota de un famoso

que tiene el corazón muy grande.

A lo mejor le pido que me haga una coreografía.

¿Quién será?

Esa ya es una pista, la que nos ha dado Elisa.

¿Qué os parece si empezamos sonriendo y abrimos "Animaladas"?

Ismael, hoy, tus protagonistas, se suben a la bola.

Pue sí.

Como sé de tu vena surfera... Y yo de la tuya.

Bueno, sí, que nos encanta el mar.

Pero además, yo sé de tu amor por los animales,

he traído un homenaje especial para ti, Macarena,

con todo mi amor. Lo vemos. Gracias.

Si molestamos, nos vamos.

Ya estamos con los celos. Míralo.

Perros surferos que se suben a la tabla.

Hasta la GoPro lleva.

Esto lo he hecho yo con mi perro.

Lleva una cámara acuática.

Sí, y les gusta, se divierten, se lo pasan bien, Carlos, ¿o no?

Sí, se lo pasan muy bien con las cámaras acuáticas

y haciendo surf sobre las olas.

Hay en escuelas especializadas en surf para perros.

Sí.

Yo cogía a mi perro de pequeño, lo subía en una tabla de surf,

cuando venía la ola, lo empujaba y él iba encantado.

¿Le gustaba?

Se bajaba, salía nadando para mí con la tabla,

se la ataba a la pata, para que trajera la tabla él...

Se les da mucho mejor que a los humanos.

Me has leído el pensamiento,

porque nosotros somos bípedos y ellos son cuadrúpedos.

Con lo cual, el apoyo por dos que tienen, es un cuatro por cuatro.

Tienen más agilidad que nosotros. Más que yo, fácil.

Hay que hacer surf con dos palos como los de esquí.

Con cuatro patas.

Este va sentado.

¡Huy, este va para atrás!

Esto ya es la habilidad suprema.

Qué bonito.

Ese está vacilando.

Esto se llama "coger una pared".

Va cayendo la ola y va como de lado,

con la tabla, metiendo el canto.

¡Adiós! ¡Guau!

¿Ellos no se ponen neopreno?

Sí, llevan sus chalecos.

Estos son canales artificiales

donde se provocan olas donde la gente puede entrenar.

Incluso para flotar, ¿no?

Quizá sean específicos para flotar.

No solo con el surf. En muchos ríos y lagos, con el paddle surf,

que es esta modalidad que tú vas con la tabla remando.

Sí.

Es frecuente ver a animales en las tablas y los dueños remando.

Creía que iba el perro remando.

Digo... Llegará el día.

Ya me ha sacado.

¡Tierra a la vista! ¡A babor!

Hay algunos que tienen verdadero arte.

Cómo cogen la ola. A mí me da una envidia.

Hala, se baja y se va.

Se va y dice: "Déjame en paz ya".

Pero fíjate, que hay gente que está cogiendo olas y el perrito

haciendo un tubo. El otro intentando cogerle.

Esto lo quiero ver yo en directo,

que no lo he visto nunca y me apetece.

Yo os acompaño.

Macarena, tengo unas imágenes que tengo que compartir

con vosotros y con ustedes, en su casa.

Y a ti te va a gustar porque es el homenaje que yo traía para ti.

¿En serio? Aparte de la vena por el surf.

Si ya me tienes ganada, no hace falta ningún homenaje.

¿Lo ves?

¿Qué es eso?

Ese es el pantano de Santolea.

¿Quién es la que está encima? Esa soy yo con Blues.

Pero es que a Blues no le gusta el agua.

La niña de la piragua. ¡Cómo se ha bajado Blues!

Llega y se baja corriendo.

Nunca le he puesto a hacer surf porque sé que no le gusta,

pero digo: "Igual en aguas tranquilas".

Estaba deseando bajarse.

Pruébalo, que a lo mejor le gusta.

¿De dónde has sacado las imágenes? De tu Instagram.

Ah.

Mira lo que cuelgas.

Gracias, Ismael. Choca, choca, choca.

Estas imágenes irían bien acompañadas de la canción

de "Ay, quién maneja mi barca".

Lo hace bien. Navega bien, rema bien, surfea bien...

Gracias.

Elisa, ¿qué nos traes tú?

Yo os traigo imágenes salvajes.

Imágenes de cómo los animales se pueden volver un poco locos

y hacer cosas así.

Yo lo he llamado "Rebelión en la granja".

¡Adiós! ¡Huy!

Se sube a lomos del caballo.

Esto es un abuso de confianza.

¡Mira!

Pero ¿se sube una? Se sube una y ahora la otra.

Poco a poco, eso es. Son cabritillos.

Sí.

¿Por qué se suben a los caballos?

No, lo que pasa es que a los cabritillos

les gusta estar en alto. Ah.

¿Qué hay en ese prado más alto que el lomo del caballo?

Pues ahí me voy.

Esperemos que no se suban más de dos.

No sé si la tarifa sería plana para tantos cabritos.

Qué barbaridad.

O a lo mejor han visto una película del Oeste

y de repente dice... Le falta un gorrito a la cabra.

(TARAREA CANCIÓN DEL OESTE)

Arranca. Me encanta.

Esta es la que más me gusta. ¡Madre mía!

O sea, cabras en un árbol.

Esto es muy frecuente en las Islas Canarias, en algunos sitios.

¿Esto es frecuente? Sí.

Lo que pasa es que no lo vemos en las ciudades.

Me encanta.

Un crío llega al árbol, empieza a moverlo

y empiezan a caer cabras. Qué bien se lo pasan.

Qué susto, creía que estaba abriendo el depósito.

Esta va a conducir. Dice: "Me voy de marcha".

A repostar, ¿no? Sí.

Qué habilidad tienen las cabras. Yo lo he visto.

En la isla del Hierro, haciendo parapente...

¿Qué te he dicho?

Vas bajando y ves a cabras en rocas pegadas a acantilados

y dices: "¿Cómo ha llegado hasta ahí?".

Carlos, ¿por qué embisten las cabras?

El rollo ese de toparse con la cabeza, en realidad

es un rollo más de los machos, qué le vamos a hacer,

y, generalmente es, por un tema de jerarquía,

de quién es el que manda, quién va a montar a las hembras...

Pues lo hacen así, a cabezazos. Nosotros lo hacemos algunas veces.

Mirad este cerdito, que también se ha revelado.

Con el rabo. Mamá, dame de comer.

Me encanta este momento.

Madre mía, qué abanico.

Cuando despliega la cola. Qué maravilla.

Lo hace para atraer a la hembra. Efectivamente.

Es un sistema de ligoteo.

Luego habrá más animaladas.

De momento, vamos a conocer a Jimmy.

Jimmy es el nombre del perro que ha supuesto todo un reto

esta semana, para nuestro rehabilitador canino,

para Isra Pérez.

Pasa. Hola, Macarena.

Hola.

Y hoy, Lana, viene con correa, porque hay mucho gato en plató.

Sí, se pone nerviosa. Se pone muy nerviosa.

Así que es mejor que nuestra conversación sea con la correa.

Yo creo que las ve como aperitivo, a las gatas, y se pone...

Yo creo que ve que se van a mover y se pone nerviosa.

Vamos a dejarlo ahí.

¿Qué es lo que le pasa a Jimmy?

Jimmy es un perro que se llama Jimmy, como Jimmy Hendrix.

Ah, viene de Jimmy Hendrix.

La diferencia es que uno la liaba en los escenarios

y el otro, en el parque, en el paseo, en la casa.

Vamos a verlo.

Hola, Isra. ¿Qué tal?

Pasa.

Mira.

(EL PERRO LADRA)

Esto es lo que tenemos todos los días. ¡No!

Todos los días tienen esta liada. Todos los días.

Y es un problema para ellos.

Así que había que empezar a trabajar.

¿Qué es lo que le pasa?

¿Por qué alborota tanto?

¿Por qué está tan incómodo?

Está tan incómodo por la falta de límites que tiene.

Porque Jimmy... (CARRASPEA) Perdón.

ladra mucho y no saben cómo abordarle.

Susana, su dueña, sabe que tanto Jimmy como ella tienen un problema.

Este es Jimmy, esta es Janis.

Janis llegó a través de una protectora.

Jimmy le cogimos a través de una vecina.

Le cogimos porque nació muy chiquitín

y le fuimos cuidando y, a la hora de tener que deshacernos de él,

nos quedamos con él, porque nos daba mucha pena.

Él empezó a ladrar desde que tenía siete meses

y le mordió un perro, jugando.

La mordedura fue un poco grande,

pero a raíz de ahí, todos los perros que son más grandes que él,

él se pone muy nervioso, empieza a ladrar.

Nunca llega a morder, pero sí es muy agresivo.

Empieza a tirar de la correa.

Tira tanto que tengo una lesión en el hombro desde hace un año,

que me cuesta mucho curarla.

A ver si nos da una solución y, por lo menos,

dejar de estresarnos cuando salimos con él,

y bueno, pues que él también se relaje un poquito,

que disfrute de sus paseos.

Bueno, chicos, nos vamos a preparar para la visita de Isra,

que nos va a venir muy bien.

Sobre todo a mí, y a vosotros, para que disfrutéis mucho.

Venga, vamos.

Lógico que Susana esté como está, tan estresada,

no solo por la lesión que tiene, sino porque esto es un sinvivir.

Decía que a Jimmy lo mordió otro perro cuando era pequeñito.

Sí.

¿Le ha dejado una huella emocional?

Yo creo que no.

Creo que la huella emocional

se la ha dejado más a Susana que al perro.

A Susana más que al perro. Sí.

El perro es capaz de vivir el presente.

Pero si a tu perro le ha mordido uno más grande,

cada vez que ves uno, te pones tenso,

y eso le transmites a tu perro.

Susana ya ha alertado a los perros de la visita de Isra.

Vamos a ver cómo fue el encuentro.

(Timbre)

(LADRAN)

¡Ya vale! ¡Ya! ¡No!

¡No! ¡No!

¡No se ladra!

¡No!

Hola, Isra. ¿Qué tal?

Pasa.

Mira.

Esto es lo que tenemos todos los días.

¡No! ¡No se ladra!

¡No!

-¿Siempre les corriges así para que no ladren?

-Así o peor.

-O peor. -Sí.

-Vamos a hacer una cosa.

Vamos a cambiar esa forma de calmarle.

Cuando Jimmy está ladrando, me he fijado que le abordas mucho.

Cuando yo invado su espacio, el perro ladra.

(LADRA)

Las pupilas las dilata muchísimo, se pone nervioso.

Vamos a probar una cosa.

Me contaste que haces yoga.

Vamos a utilizarlo con ellos.

Cuando vayamos a abordar al perro, acuérdate,

firme y tranquila, como una montaña.

Te acercas, respiras

y desde tu posición le calmas.

Tu calma es lo que va a calmar al perro.

No el: "¡No, no, no! ¡Jimmy, no!".

Eso le va a poner más nervioso. -Ya.

-Quiero que te fijes en una cosa.

En cuanto nos hemos calmado

y hemos dejado de hablar fuerte, mira cómo está.

-Sí, se han relajado.

Muy bien, chicos. Muy bien.

-Es buen momento para darle cariño.

-Muy bien.

-Susana, en lugar de acercarte...

-Me agacho. -Te agachas.

Te pones a su nivel sin perder tu posición.

¿Sí?

-Muy bien.

-Y desde aquí, les podemos dar cariño.

-Muy bien, mucho mejor.

Así estamos más relajados todos.

-No les pongas nerviosos. -Vale.

(RÍE)

Iba muy bien.

Iba muy bien.

Lo primero que haces es cambiar la postura de Susana,

el punto de vista. Totalmente.

Para la corrección que quiere conseguir,

si el perro está nervioso, tú te inclinas hacia él

y le sigues gritando, el perro se pone más nervioso,

porque estás invadiendo su espacio más íntimo.

Como explicaba, en el momento que nos agachamos

de forma vertical manteniendo nuestra postura,

ya no nos ve como un agresor,

nos ve como una figura firme, como una montaña.

Ha sido un ejemplo muy claro lo de la montaña.

Llega el momento del paseo

y nos surge una duda: correa o arnés.

A ver, ¿quién se va a la calle?

Abajo, Janis. -Eso es.

¿Este es el arnés que utilizas?

-Sí, porque tiran bastante y con esto...

Me dijeron que este collar iba bien para el tema de los tirones.

-A mí no me gustan demasiado,

porque lo que hacen este tipo de arneses es sujetarle los hombros

para que no camine, pero no le ayuda a gestionarlo.

Es como si por ejemplo, a ti, para que no corras,

te ato los cordones.

No vas a poder, pero las ganas de avanzar las vas a tener.

No lo vamos a utilizar. Prefiero que llevemos un collar.

-¿Les valen estos que llevan? -Perfectamente.

Pon las correas ahora que están tranquilos y nos vamos.

-Nos vamos a la calle, chicos. Venga.

-Susana, (VOZ AGUDA) "nos vamos a la calle, chicos".

-Vale, no los altero. -Calma.

-Nos vamos.

-Haces yoga, eres yoga. -Vale.

-No solo en ratitos de tu vida.

-Es que los trato como si fueran niños pequeños.

-Pues no, son perros.

-Vamos a empezar a tratarles como perros.

-Muy bien.

-Antes de abordar al perro, tranquilos y firmes.

Valoramos la calma y no les abordamos,

sino que mantenemos nuestro espacio para acceder a ellos.

Ahora es un momento para irnos a la calle.

-Venga, vámonos.

Les hablamos como a perros. Sí.

A ver, Isra, claro, nos reímos mucho

cuando reproduces las palabras de Susana.

Eso nos pasa a todos.

A mí es que me pasa con el mío y he aprendido mucho escuchándote.

Pero ¿te refieres a tratar con frialdad a nuestro animal

de compañía o no es eso? No es eso.

Es darle el cariño cuando hay que dárselo,

cuando está en calma, para premiar esos estados,

no la excitabilidad.

Y sobre todo, si el perro está calmado, no excitarle para salir.

Siempre bajo la calma. De acuerdo.

Susana tiene las indicaciones para salir a la calle.

Vamos a ver cómo se produce el paseo.

Hemos venido a este parque, que hay perros de tamaño grande,

para ver cómo reacciona Jimmy

y le ayudamos a que gestione la situación.

En los parques de perros

nos encontramos con este tipo de vestíbulos,

en los que vamos a dejar que los perros huelan

a los que están dentro.

Una cosa que me está gustando mucho

es que Jimmy ya ha visto a perros más grandes y no está reaccionando.

-De momento está...

-Claro, le hemos dado un buen paseo

y le hemos marcado los límites con calma.

Yo creo que sería un buen momento para empezar a soltarlos.

Siempre aquí dentro. Luego vamos a ver cuándo accedemos al recinto.

Ahora que están los perros tranquilos,

abrimos la puerta, reclamamos el espacio

y les invitamos.

-Venga, chicos. Vamos.

-Sin hablarles.

Fíjate que aquí viene un perro grande.

Observa a Jimmy.

Mira el rabo.

Lo sube, está alerta,

pero como has controlado desde que hemos salido de casa,

el perro se acerca tranquilo.

Fíjate cómo se deja oler.

Y ahora,

ese momento es muy bonito.

Porque el perro le ha mirado y se ha dejado oler tranquilo.

A ver si juegan juntos.

Jimmy está ignorando al otro perro. Debería estar jugando con él.

Lo que quiere decir que tiene demasiado apego contigo.

Cuando reacciona con otros perros grandes,

lo que le pasa al perro es que tú no estás controlando la situación.

Al no contralarla tú, la controla él.

Queda claro, que a un parque canino hay que entrar

con actitud, con empoderamiento,

pero ¿cómo tienen que entrar los perros?

Relajados.

Hay un error muy común, que la gente utiliza los parques caninos

para llevar al perro a que se desfogue.

Eso es un error, porque si hay perros equilibrados dentro

y metemos un perro muy nervioso,

pues empieza a contagiar a los demás y se puede liar fuerte.

Es más importante pasear al perro

y cuando está en un estado de calma,

acceder al recinto.

Fijaos que muchas veces, en los recintos,

hay una especie de vestíbulo,

que no es para que no se te escape el perro.

Lo que haces es entrar dentro, soltar a tus perros,

que huelan a los que están dentro,

y cuando están todos calmados

es un buen momento para dejarles entrar,

pero como hemos visto en el vídeo, con calma,

reclamando el espacio e invitándoles.

Tenemos las pautas, sabemos cómo hay que comportarse

en un parque canino, pero ¿y en la calle?

¿Sabrá hacerlo Susana?

Fíjate que nos estamos encontrando con un galgo

y Jimmy empieza a tirar.

Eso es. Antes de que empiece a tirar, aquí le vamos a controlar.

Déjamelo.

Y el perro se relaja.

Él solo lleva su cerebro a una posición de calma.

Cuando he movido las manos más rápido ha reaccionado.

Pero él solo se va a un estado de calma

desde la posición física.

-Es que no me lo puedo creer,

porque yo, a estas alturas,

ya estaba que no sabía cómo sujetar al perro,

porque él empieza a tirar, se pone a ladrar como loco.

-Lo que hemos hecho es cortar eso.

Cuando hemos visto que el perro empezaba a tirar,

es cuando le redirigimos.

Con ese bostezo está terminado de eliminar

toda la tensión que le quedaba, así que...

-Muy bien. Aquí vienen una serie de perros.

Yo voy a empezar a relajarme.

-Él empieza a ladrar, pero tú estás relajada.

Nosotros vamos a seguir caminando y no vas a dejar que reaccione.

-No. -Camina.

-Vamos, vamos.

-Vamos a caminar sin hablar.

Cuando has dicho: "Vamos", el perro dice: "Pero ¿dónde?".

Vamos de verdad.

-Vale. Directamente me pongo a caminar,

no les digo nada. -No hables tanto.

Se nos ha acercado un perro grande, no te has dado cuenta

y tu perro no ha reaccionado. Esa es la tónica.

Seguimos caminando.

¿Qué ha pasado aquí, Isra?

Que Susana, por fin, se calmó.

Al principio, con el galgo, Jimmy empezaba a tirar.

No hemos dejado que se active mogollón.

No hemos dejado que llegue a ese punto de excitación.

Lo hemos hecho con un toque lateral para desequilibrarle y sentándole.

Si os fijáis en el vídeo, dejo la correa en el suelo.

El perro está tranquilo y esperando qué vamos a hacer.

Así que ese fue un buen momento para llevármela otra vez a sacarla

de su zona de confort, al parque de perros.

Vamos a ver si es posible que Susana pueda trabajar

todas estas sugerencias fuera de su zona de confort.

Aléjate del perro.

Está buscando siempre estar cerca de ti.

Voy a intentar separarle un poco para trabajar su independencia,

que no tenga tanta dependencia de ti,

que no tenga tanto vínculo negativo.

Ella está relajada. Vamos a ver cómo se acercan.

Se huelen y se ignoran.

Ahora quiero que lo hagas tú. Acércate.

Coge la correa, respira.

-¡No!

-No invadas. Eso es.

Relájate y acércate a los perros, más relajada.

-Le dejo.

-No, tira un poco de él.

Aumenta la tensión de la correa. -Para que...

-Eso es.

Muy bien.

Después de la presentación de antes,

están todos en modo perro. Le están ignorando.

-A ver.

-Es un buen momento para soltarlo.

-¿Estás preparada? -Sí.

-¿Sí?

-Viendo lo que estoy haciendo...

-Le dejamos, y dejamos que sea perro.

Ahora mírale,

en el parque de perros, jugando con los demás perros.

Con los perros que ha tenido conflicto, les busca para jugar.

Yo creo que lo vas a hacer perfectamente.

Te paso el testigo.

-Vale.

Voy a practicar todo lo que has dicho,

relajarme, tener la correa, pero es que no me lo creo.

Lo vamos a intentar. Yo quiero relajarme.

-Vas a hacerlo. -Lo voy a hacer.

-Estamos en contacto y me vas contando.

-Muy bien. Muchas gracias.

Qué bien. Qué bueno el desenlace.

¿Confiabas en que Susana lo lograra?

Confiaba en ella plenamente.

Como sabía que ella hacía yoga,

solo le faltaba poner en práctica lo que sabía.

Su perro tiene mucho apego con ella.

Había que desapegarlo un poco.

Y con la correa larga lo conseguimos.

Y fíjate, jugando con otros perros sin ningún problema.

Además, ha tomado buena nota de todo lo aprendido.

Así de agradecida está Susana.

Hola, chicos.

Después de un tiempo, estamos aquí otra vez.

Jimmy se porta genial, ha aprendido mucho,

se relaciona con perros más grandes,

ha dejado de ladrar, puede venir gente a casa,

gracias al equipo de mascotas, a Isra.

Y bueno, aquí estamos.

¿Verdad, Jimmy? Un besito.

Isra, siempre nos dejan grandes lecciones los animales,

y especialmente los que visitas, que siempre tienen un conflicto.

¿Con qué lección vital nos quedamos?

Hoy, quiero que reflexionemos una cosa.

Susana tenía la información, pero no la ponía en práctica.

Así que vamos a quedarnos con la frase que dice:

la información sin práctica no existe.

Si sabes hacer algo, hazlo.

Isra Pérez, gracias.

Vamos a seguir aprendiendo y desaprendiendo con "Falsos mitos".

Y como siempre Susana, sales a la calle a preguntar

qué sabemos y qué no sabemos.

Pues sí, esta semana estamos muy preocupados

porque hemos preguntado si los perros,

cuando comen la pared, es por falta de calcio.

Y ustedes dirán: "Pues es verdad, a mí me ha pasado".

Es que a mí, personalmente, me ha desmontado toda una pared,

que estoy ahora en obras en casa,

y digo yo: "Muy normal no puede ser".

Y hemos salido a la calle a ver si les ha pasado lo mismo.

Fíjense.

¿Ha comido su cachorro alguna cosita de su casa?

¿Algún cojín, sofás? ¿Ha hecho algún destrozo?

-Bueno, en una ocasión se comió una chanclas.

Pero así, artefactos de la casa, muebles y eso no.

-¿Qué opina usted de que algún cachorro se coma una pared?

Que dicen que, a lo mejor, les falta calcio.

¿Qué piensa de eso?

-Puede ser, he oído eso.

Pero mi perrita nunca lo ha hecho.

Puede un perro comerse la pared por falta de calcio.

Porque la pintura y eso suele llevar calcio.

Debe ser alguna deficiencia que tiene en la alimentación.

Que busca comer algo que tenga calcio, arena.

Se ha comido un cojín, ha mordido el sillón,

pero no de mi casa, de mi hija, porque el cachorro es de mi hija.

La acabo de acoger y como se ponen muy nerviosos

se me ha comido casi media zapatilla.

Así que, eran unas botas y se me han quedado en zapatillas.

Se ha comido las patas de la silla de extensión nueva

que hemos llevado a la casa.

También los auriculares.

Carlos Rodríguez, veterinario de mascotas,

¿es verdad que los perros comen la pared por falta de calcio?

No. ¿No?

Rotundo.

No, absolutamente.

Y ¿sabéis de dónde viene este falso mito?

Porque todos tienen un origen.

Pues imagínense aquellas épocas

en las que se encalaban las paredes de las casas.

Se encalaban para que estuvieran más blancas y brillantes.

Mucho por Andalucía... El encalado.

Eso hace mucho tiempo que no se hace porque la cal

con la que se encalaba para dar blancura a los edificios,

a las casas, ya no se utiliza.

En aquellos tiempos, puede que tuviera cierta razón

que un perro que salía de casa y mordía la pared

necesitara un aporte extra de calcio,

pero ahora, las pinturas no llevan calcio.

Con lo cual, si un perro muerde las paredes

o determinadas zonas de nuestro hogar,

no es que tenga ninguna deficiencia nutricional.

Es por otras causas.

Por ejemplo, estoy aburrido.

Cachorritos, se quedan solos en casa,

todavía no saben con qué jugar.

No les damos los juguetes adecuados.

Hay que darles juguetes que les estimulen.

Puede ser muy gracioso

ese que tiene forma de pollo o de hamburguesa,

pero después de haberlo mordido tres veces

y escuchar el incesante pitido,

¡pi, pi, pi!, ya no les gusta.

Démosles juguetes más adecuados.

Lany, tu perra, ¿ha mordido la pared alguna vez?

Lany es tan buena que no muerde ni al aire, pobrecita mía.

Pero si tienen algún tipo de problema,

los perros adultos,

hemos dicho que los pequeñitos enredan con cualquier cosa,

arañan la pared, lo que sea.

Pero hay un problema en veterinaria para los perros,

que es la ansiedad por separación.

Los perros se hacen muy vinculados al propietario

y cuando el propietario sale de casa, lo pasa fatal,

intentan desahogarse.

Es ansiedad, no quieren fastidiarnos la vida.

¿Qué hay que hacer en esos casos?

Consultar con un especialista

y también os propongo que utilicemos juguetes adecuados.

Fíjate, que parece una espada corta.

Con esto no iría a ningún lado.

Pero fijaos. A Lany le está gustando.

No es que le guste, es que sabe que es un entretenimiento chulo.

Si yo a Lany le preparo este juguete,

que tiene una cuerdecita,

una parte dura, durísima para que muerda

y un premio comestible, ¿qué mejor?

Cuando yo me voy de casa, le digo: "Lany, tu juguete".

Se lo dejo y me voy.

Y Lany tiene ya su entretenimiento.

Y se fijará, el tiempo en que se genera esa ansiedad,

en el juguete.

Evidentemente, esto hay que consultarlo con los especialistas

y ver cada caso en particular.

Pero utilicemos juguetes adecuados

para esos problemitas que tienen nuestras mascotas.

Es uno de sus juguetes favoritos, pero ahora no le hace ni caso.

¿Por respeto, porque ya no lo necesita?

En principio, es muy respetuosa, está encima de una mesa,

en televisión y tampoco está...

Es una perra acostumbrada a ir a mil sitios,

pero ahora no le interesa.

Ahora está atenta a una serie de cosas,

no quiere estar todo el rato aquí.

Pero te aseguro que cuando le dejas esto en casa,

Lany desaparece del mundo.

Y los gatos, ¿tienen ansiedad por separación?

Los gatos pueden tener ansiedad por separación,

pero tienen otra serie de manifestaciones.

Pero también pueden presentarlo.

Otra cosa que no quería que se me olvidara,

es que igual que hemos comentado lo de los abrazos a los perros,

lo que sí les encanta es determinado tipo de masajes.

A ellos les encanta la parte posterior...

Para relajarlos. Mira la cara que va poniendo.

¿Vale?

Detrás de las orejitas, suavemente,

sin intentar llegar con los dedos al cerebro.

Suavemente le damos un masajito.

Y en casa, cuando están tumbados, una parte que les gusta mucho

es la parte final de la espalda.

La parte donde está el final de sus vértebras lumbares,

donde empieza el sacro. Esta parte de aquí.

Esto es como que a mí me den un masaje en los pies.

Para ellos, determinado tipo de masajes...

Relaja, libera tensión... Exacto.

Ayudándole a relajarse.

Hay muchas formas para hacerlo.

Mírale la cara. Hombre, nos ha fastidiado.

Lany, ha merecido la pena.

Está en shock.

Me quedo siete programas más aquí, con vosotros.

Madre mía.

Y otra cosa fundamental, queridos amigos,

porque puede que nuestro perro tenga ansiedad por separación,

lo comentáis con un amigo en el parque, y dice:

"Pues a mi perro le han mandado unas pastillas para la ansiedad".

Que ni se os ocurra,

que ni se os ocurra, de verdad, por favor,

darle ningún tipo de fármaco a vuestra mascota

sin que lo haya dicho,

diagnosticado y prescrito un profesional,

porque lo que a un perro le viene bien, a otro le puede venir fatal.

Por favor, automedicación,

ya somos torpes haciéndolo con nosotros mismos,

como para hacerlo con ellos.

Ninguna medicación sin diagnóstico y prescripción del facultativo.

Si les queréis, si no les queréis, no tengáis perro.

Siempre contamos con que hay que querer

a los animales y respetarlos.

Carlos, ya que lo dices, con esto de los petardos,

que tanto asustan a los animales de compañía,

tampoco, en ese caso tampoco, no ayudan a que se relajen,

al contrario, puede acabar con su vida.

Totalmente.

Si nosotros le damos un fármaco de determinado tipo,

de los consideramos útiles para problemas nuestros,

psiquiátricos, comportamentales,

a ellos les puede hacer el efecto contrario.

Ellos no saben que se han tomado una pastilla,

no saben qué les pasa.

Si se asustan más puede ser verdaderamente catastrófico.

Hay animales que no... tienen unas habilidades muy especiales,

pero lo cierto es que viven como reyes

y que sus dueños los cuidan

y les hacen todo tipo de regalos,

porque son muy influyentes en la red,

se han hecho muy famosos y son las mascotas influencer.

Hablabas de reyes, o más que reyes,

como es el caso, atenta,

tú lo sabes porque lo hemos visto los dos,

de nuestra siguiente protagonista,

que es el instagramer por excelencia ya por su nombre.

Te empiezo a dar datos.

Su nombre: Missasia.

Ahí está. Missasia.

240.000 seguidores.

Ojo, de profesión es modelo de grandes firmas.

Es un buldog francés.

Como dice Elisa, 240.000 seguidores.

Su dueña, la mismísima Lady Gaga.

Con estos datos, imagínate la vida de lujo que lleva.

Es preciosa. La verdad es que es muy bonita.

Un detalle, que yo he estado siguiendo a Lady Gaga,

Lady Gaga tiene 31 millones de seguidores en Instagram.

Su mascota, 240.000 nada más.

Digo yo, quizá es que Lady Gaga no le da el suficiente...

Se pone celosa, ¿no? Sí.

Dice: "A ver si me va a ganar".

Mira, ahí tenemos las imágenes de...

Ella vive con dos hermanitos que se llaman Mugi y Mobbing.

Que son monísimos e ideales también.

Son sus dos hermanos, Koji y Mopping.

Koji y Mopping. Se los lleva de gira también.

Esto es un ensayo en uno de los espectáculos de Lady Gaga,

porque ella se lo lleva a todas las partes del mundo.

Y además, ¿cómo tratan a los animales?

Está jugando al rugby ahí. A ella le gusta el rugby.

Igual que ella recibe masajitos...

Recibe masajes, les lleva a un resort,

les tumba... Yo también quiero.

Les hace fiestas de cumpleaños con todos los lujos.

Vamos, que comparte todos los lujos que puede tener

una estrella del rock, como es Lady Gaga.

Viajan en primera.

Y seguro que le hacen tanta compañía,

que al final pues claro...

Ahí vemos imágenes de un spot de un bolso

de una conocidísima marca,

en la que participa Missasia...

No me acuerdo cómo seguía. Es Missasia...

Es precioso.

Y la mirada es muy profunda.

Fíjate, con un collar de perlas, el bulldog francés...

A mí no me importaría ser uno de los perritos de Lady Gaga.

No, la verdad es que no. Me disfrazo de perro.

Viven mucho mejor que muchos seres humanos, sin ninguna duda.

Perros que nos conquistan con su ternura,

en este caso, con su mirada, con su brillo.

Pero hay otros que lo hacen con su valentía y con su amor.

Os voy a pedir que os fijéis en una imagen,

que es la de este perro que comparte cama con el bebé.

Cómo lo protege con ese gesto de cabeza.

Es un gesto que demuestra que es consciente

de la vulnerabilidad de una cosa tan pequeña.

Es probable que al acercarse alguien con la cámara,

el perro haya reaccionado con ese instinto de protección.

Vamos a ver, los perros saben lo que tienen que hacer y cuándo.

Siempre que vemos estas imágenes, parece que están solos.

No, hay alguien grabando.

A lo mejor, esa persona le ha dado mal rollito y le ha protegido.

Fijaos en este bebé que camina directo hacia el mar,

y el perro se interpone entre el agua y la criatura,

como evitando que pase.

Al final, es la madre la que reacciona y coge al niño,

pero el perro ha sido el primero en darse cuenta del peligro.

El perro lo tiene claro. Cree que el niño va hacia al agua,

que va a cuatro patas, que es un ser indefenso,

y él le corta el paso,

de una forma sencilla, sin agresividad.

Es verdad, sin asustarle.

El perro sigue moviendo su colita, llega la madre y él dice:

"Yo ya he hecho mi trabajo.

Voy a seguir paseando por la playa,

entre los cantos rodados".

Ha hecho una maravillosa acción, simple para ellos.

Estas otras imágenes se hicieron muy conocidas.

Este golden sobrevivió nueve días entre los escombros del terremoto

que sacudió Italia en el año 2016.

Sus dueños lo dieron por muerto,

hasta que volvieron a los escombros de su casa

a recoger sus pertenencias y escucharon el ladrido.

Entonces, fueron ya los bomberos los que rescataron a este perro.

Fíjate, tantos días después y estaba vivo.

La familia estaba bien.

Lo curioso de estos casos, de desastres de este tipo,

hubo un gato que sobrevivió más de 15 o 20 días,

y la gente no entendía cómo un animal, sin comer ni beber,

podía haber subsistido.

¿Cuál es la explicación que le da un veterinario?

La explicación es la habilidad que tienen

para sobrevivir estos animales, que esto fue algo similar.

Ellos están pillados por los escombros,

pero siempre hay un poco de agua que gotea

y algún pequeño insecto que pasa.

Y ellos tienen el instinto de supervivencia

más estimulado que nosotros.

Yo creo que alguna persona que hubiera estado

en estas circunstancias, bebería el agua que le llegara

y el hambre haría que comiera lo que le pasara por delante.

Y así es como se salvan estos animales en los desastres,

con su instinto innato de supervivencia,

que lo utilizan perfectamente.

Ahí le tenemos, sano y salvo.

Casi nada.

En los próximos minutos seguimos hablando de héroes y de instinto,

porque salvar vidas en el agua es la actividad

de Titanic y de Charlot,

que vienen acompañados por Carmen y por Iván.

Hola. Hola.

Un placer.

La belleza de Charlot y de Titanic...

Encantado. Huy, qué maravilla.

Entiendo que Titanic es este perro terranova.

Qué preciosidad. Iván, ¿cuánto pesa Titanic?

Ahora está en 70 kilos.

70 kilos. Yo peso 45.

Yo no digo mi peso.

Y ella es Charlot. Por Dios, qué monería.

Sí, es una hembra.

Y además, creo que ha ido a la peluquería.

Ayer, ayer. Ayer fue a la peluquería.

Ponte por aquí, Mónica. Vente.

Nos vais a explicar a qué se dedican, cuál es su especialidad.

Carmen, ¿cuál es la especialidad?

Estos perros tienen un instinto innato

de lo que es el salvamento acuático.

Son originarios de la isla de Terranova,

que está en Canadá. Sí.

No se sabe exactamente el origen,

pero bueno, por todo lo que el perro conlleva,

como el pelo, las patas palmeadas, el instinto...

Que no hace falta que le enseñes que vaya.

Si tienes agua enfrente de ti, una piscina, una playa,

pues yo, muchas veces, yo estoy en Denia,

he tenido que soltar a los perros para no ir al agua vestida.

(RÍEN)

Son capaces de... Te tiran al agua.

Te tiran al agua.

Estamos viendo unas imágenes.

Ese es él.

Este es Titanic. Sí.

Es Titanic.

Está arrastrando a alguien.

Tienen tanta fuerza...

Creo que son capaces de arrastrar en el agua...

Ese chico es socorrista, es de Argentina, como él.

Porque en Argentina, este tipo de perros, acompañan...

Sí.

Están trabajando en las costas.

a los profesionales de salvamento marítimo.

Ese es él cuando llegó.

¿Ves? Yo no le he enseñado y ya empezaba...

Él ya tenía el instinto.

Creo que las patas son muy características.

Es difícil verlo con tanto pelo. Y no les gusta.

No les gusta que les vean las patas.

Es que les hace cosquillas. Sí, pero les puedes mirar.

Además, en cualquiera de las patas se ve

que la unión entre los dedos es mucho más amplia.

No sé si lo estamos viendo. Aquí tiene una uña.

Aquí tiene otra uña.

Y entre medias, ¿ves que mi dedo de abajo no se ve?

Sí.

Porque toda esta parte es como palmeada, como los patos.

Un poco una aleta.

Es como si yo tuviera estos dos dedos con esto por debajo.

Ajá.

Entonces, facilita el nado, para lo que están preparados.

Efectivamente.

Tienen mucho aguante... Muchísimo, muchísimo.

en el agua.

Y la capacidad de arrastrar hasta 2.500 kilos.

Qué barbaridad.

Y el tema del pelo también, y la piel.

También tiene un pelo un poco...

Tienen una capa oleosa.

Su pelo, que se ve...

Bueno, es difícil de ver. Sí se ve, mira.

Esta parte de aquí abajo,

que veis un pelo como menos fuerte, menos compacto,

¿ves que acabo de sacar este mechón?

Esto es el subpelo.

Y esto les ayuda a lanzar el agua para fuera.

Es como que me resbala el agua.

Exacto. Repele el agua.

No se mojan la piel.

Entonces, las aguas gélidas no son un problema para ellos.

Y lo que ha dicho muy bien, la capa de grasa, estos animales,

sus glándulas sebáceas producen muchísima grasa

y lo que hacen es impregnar este pelo.

Por eso, a estos animales no hay que bañarles con frecuencia,

ni con productos de perro ni nada por el estilo.

Si les bañamos con frecuencia, quitamos esa grasa,

tienen que volverla a producir,

y huelen al acabar de secarles como si fuera un tocino colgado.

Aparte que ellos también, el pelo, cuando hincha en el agua,

produce unas microburbujas,

que les ayudan a flotar.

A ver, tú no tengas un terranova si quieres hacer agility.

No. Porque eso no.

Carmen e Iván, es importante que quede claro en casa,

que en España no hay una legislación específica

para que puedan acompañar

a los salvavidas que vemos en las playas.

En otros países sí, como Argentina.

En Italia. Y en Italia también.

Se utiliza mucho para exhibición. Sí.

De hecho, nosotros hicimos un curso en noviembre,

y ahora, en mayo, vamos a hacer otro curso.

Claro, estos perros pueden ayudar en tareas de rescate.

Mucho.

En el Mediterráneo, en cualquiera de las playas

en las que se necesita ayuda.

Él es socorrista, y él lo puede decir mejor que yo.

Un perro nunca puede ir solo.

Pero si eres socorrista y tienes un perro así,

lo que no puedes hacer es mandar tu perro solo.

Iván, ¿de qué manera te apoya a ti cuando estás en el agua,

ante una situación de riesgo?

Él, básicamente, lo que hace es remolcar.

Como socorrista, puedes ir más rápido hacia la víctima,

porque sabes que él te va a remolcar fuera.

O sea, él te hace el trabajo sucio.

Exacto. Dilo, dilo.

Tú llegas allí, todo guapo, coges a quien se está ahogando,

le dices, por eso llevan esta parafernalia encima,

para que las personas que están en peligro

puedan agarrarse al perro.

Nos podéis mostrar algo

de lo que mostráis en las exhibiciones.

¿Os parece?

Nosotros nos echamos a un lado.

Vamos, gorda.

Ven aquí, ven.

Sígueme.

Nos ponemos por aquí.

Le está dando una orden de quieto al animal.

Ella se está alejando.

Es la cosa más habitual.

Y para que un animal pueda hacernos caso

en una circunstancia difícil, como es el agua,

pues lo más normal es que tengan una educación básica en tierra,

porque si no, no podemos hacer nada.

Habéis visto que he hecho el rodeo. Sí.

Claro.

Cuando son cachorros, empezamos a que rodeen algo.

Pues una silla, al principio, con chuches.

Siempre todo en positivo.

La educación básica generalmente es en positivo,

y en estos casos más, que es para trabajar.

Carmen, acércate más, porque no te puede recoger bien nuestra cámara.

No sé si podéis mostrarnos algo más.

-Él es muy cabezón en tierra. Es muy cabezón en tierra.

Sí.

Están pensados para el agua, no les podemos pedir para todo.

Con esa frase nos quedamos: "Es muy cabezón en tierra".

Ella tiene ocho años, él tiene cuatro.

Tiene mucha experiencia.

Y en este plató hay muchos estímulos.

Gracias por venir. A vosotros.

A lo mejor, dentro de unos años,

sí que vemos a perros como estos dos,

en el mar, ayudando a salvar vidas.

Y en los próximos minutos prestamos toda nuestra atención

a una asociación que cuida y protege

a los animales más vulnerables.

En esta ocasión, se trata de gatos.

Nos fijamos en la actividad que realizáis en la gatera.

Muchas gracias por venir, Cristina.

¿Quién es Galleta y quién es Tizón?

Galleta es la gris y Tizón es el negro.

Son cachorritos.

Sí. Dos meses y medio, tres, más o menos.

¿A qué os dedicáis en La Gatera?

Pues a rescatar a gatos que necesitan un sitio

hasta que encuentran una casa.

Estas dos preciosidades estaban en la calle.

Sí, primero apareció Tizón, que tenía tanta hambre,

que le pudimos coger muy fácil.

Y a los dos días apareció Galleta, que pudimos meterla

en el trasportín a pesar de los bufidos.

(RÍEN)

Debió pensar que lo mejor era entrar, ¿no?

Sí. Por la cuenta que le traía.

Sí.

Yo creo que hay una creencia popular,

y es que los gatos viven bien en la calle.

Sí, claro, y los seres humanos

también viven muy bien en la calle.

Lo que hay que pensar es que los gatos no han nacido en la calle.

No es una planta que genere flores gatunas espontáneamente.

Cuando los gatos están en calle

es porque ha habido gatos abandonados,

gatos que crían y que se tienen que buscar la vida.

Estos gatos generan colonias, forman colonias,

para intentar ayudarse.

Lo que sí tenemos que tener muy claro...

Ay, qué cosita.

Los tienes calentitos.

Cómo son, es que son preciosos.

Ven con el tío Carlos.

¿Ves esta cosa?

¿Ves esta cosa tan maravillosa?

Estos animales, en la calle, se presentan a muchos problemas,

muchísimos problemas.

Entre otras cosas, a enfermedades.

Lo que teníamos que tener muy claro,

y aprovecho este momento para decir

que todos los ayuntamientos de este país

deberían realizar CES:

captura, esterilización y suelta de los animales.

Porque los animales que viven en un municipio

son responsabilidad del municipio.

Con lo cual, estos animalitos tienen que ser cuidados

y no siempre tirando de buenas personas,

como el caso de la Gatoteca, como el caso de muchas asociaciones.

Estos animales hacen una función social impresionante

en las ciudades.

Las mantienen libres de roedores,

de pequeños animalejos que no nos gustan.

Y eso lo hacen si están controladitos,

alimentados y cuidados.

Que es lo que hacen entidades como La Gatera

y muchas otras en este país.

Estos animales requieren muchas atenciones,

los que viven en la calle. Hay que cuidarles.

Porque un gato no va al supermercado y dice:

"Por favor, me da..."

Se lo tiene que dar alguien. Les tiene que esterilizar alguien.

Alguien se tiene que responsabilizar.

Y nuestro país está lleno de gatos, lleno.

¿Algún cuidado que requiera?

Estaba viendo esto, que parece un juguete.

Y nos decías que esto es para las uñas.

Puede utilizarse como un rascador.

Hay muchos tipos de rascadores.

Lo que tenemos que hacer para que la gente no abandone

a los animales es enseñarles bien al llegar a casa.

¿Cómo hacemos que un gatito tenga la necesidad de rascar

en el sitio que a nosotros nos apetece

y no en el lateral del sofá o en esas cortinas tan bonitas?

Pues algo tan sencillo, como que cuando lleguemos a casa

con nuestros animalitos,

simplemente, intentemos jugar con ellos,

que se pongan encima,

que lo tomen como una zona donde engancharse.

No tiene ganas. Aquí es difícil.

No le culpamos. Aparte, están muy relajados con Cristina.

Podemos dejar una impronta de su olor en zonas.

Ajá.

Que ellos comprendan que esto es algo en lo que sí pueden enredar,

que es lo que deberíamos hacer siempre con los rascadores.

Cristina, ¿30.000 gatos fueron abandonos

el año pasado en nuestro país?

Es una barbaridad.

¿Cuántos voluntarios sois?

Pues somos apenas unos 10, 15, más o menos.

Depende de la época del año también

y de cómo la vida de la gente vaya cambiando.

Además, no hay subvenciones.

Todo a través de trabajo, de mercadillos, de donaciones,

de gente que se anima a colaborar.

Y una cosa que no quiero que se me olvide.

Cuando un gato araña es porque es un gato y necesita dejar

sus marcas y sus olores en determinados sitios.

Hay algunas personas que se plantean una cirugía

que es quitarle las uñas.

No estamos hablando de cortar las uñas,

que es un procedimiento muy adecuado,

que se hace con unas tijeritas especiales,

no con las nuestras, con unas especiales,

con la ayuda del veterinario, que os enseñe.

Pero esa operación, queridos y queridas,

supone no cortarle la uña,

supone quitarle una falange. ¡Ay, no!

¿Vale?

Si a alguien le molesta el rascado de su gato

es porque no le ha sabido enseñar.

Si no sabe manejarlo,

que lo entregue a una entidad de protección.

Pero hacer ese tipo de cirugía es una salvajada.

Imagináoslo en vuestras manitas y me decís qué os parece.

No es obligatorio quererlos, pero sí respetarlos.

Carlos, sabes que disfruto especialmente esta pregunta.

Te pido que te fijes en la imagen que vas a ver en pantalla

y trates de adivinar a quién pertenece este animal de compañía.

Mira qué bonito es.

¡Un rottweiler!

(RÍE)

No es un rottweiler. Es un chihuahua.

Es un chihuahua precioso. Estamos viendo las manos.

¿Quién puede ser? Susana, ¿le damos una pista?

Bueno, en sus inicios ya hemos dicho

que le gusta bailar. Sí.

igual por eso tiene una cojera en la pata trasera izquierda.

No, eso te lo tengo que preguntar. Lo he visto.

Te lo tengo que preguntar,

pero me han comentado que en esta raza es habitual.

Sí, la luxación de rótula.

Vamos a ver a quién pertenece este perro.

A ver, perro guardián, ¿quién viene?

¿Quién viene?

A ver quién viene.

A ver quién viene.

-¡Hombre! -¡Susana!

-¡Huy, qué alegría! -Cuidado.

-No sé a quién saludar antes. -Qué alegría.

Pero bueno, el rey de la familia.

-Cuidado con el perro guardián de la casa.

-No, pero impresiona.

-Sí. El primer impacto es impresionante.

-Es impresionante.

-Mira cómo pone la pierna. -Es todo un señorón.

-Sí, tiene a quien salir.

Gus es una monada. -Es un perro precioso.

-¿Desde cuándo tenéis a Gus?

-Ya lleva unos cuantos años aquí con nosotros.

Unas Navidades, compramos dos hermanitos,

uno para mi madre y otro para nosotros.

-¿Es un chihuahua? -Sí, un chihuahua.

-¿Cuántos años tiene?

-Unos 200 o así debe tener. -¿Tiene 200?

-Sí, porque es un perro...

Es un perro... Es una cosa espectacular.

¿Verdad? Mira cómo me mira. -Te escucha mucho.

-Es que Gus es un perro persona.

-Un perro persona. -Sí. ¿Verdad, hijo?

Me mira.

Yo me voy a Estados Unidos constantemente...

-¿Tú crees que te echa de menos?

-¡Va! -¿Sí?

-Yo creo que sufre muchísimo.

-Sabe cuándo vas a venir,

esa sensación que conocen el motor del coche,

el motor de la moto...

-Espera los horarios.

Se pone ahí y espera mirando a la puerta,

porque sabe cuándo llegamos, cuándo nos vamos...

Y hace una cosa muy graciosa,

que cuando llego de viaje y abro la maleta,

lo primero de todo se tira

a rebuscar a ver dónde está el regalo.

-Ah, él espera un regalo.

-Vengo con regalos, y claro, hay un regalo para Gus.

-Dicen que los animalitos se mimetizan con el dueño.

Yo le veo una retirada a ti.

(RÍEN)

Perdóneme.

Le veo como una retirada. -¿Se parece a mí?

-Quizá le han cortado un poco el pelo.

-Sí, pero... -Para qué nos vamos a engañar,

pero tiene gestos tuyos.

-Sí, vamos a pensar que tiene cosas mías. Otros no.

-Míralo.

-Sentadito aquí, ¿verdad?

-Sois como dos gotas de agua. -Sí.

Es un perro muy buena persona. -Eso es lo interesante.

Es un perro muy buena persona.

Poty, gracias.

Poty ha sido maravilloso.

Además, Gus forma parte de su vida desde hace muchísimo tiempo,

porque además, su hija es un amor lo que le tiene.

Cómo se miran, con qué cariño.

Claro, Poty es nuestro coreógrafo más famoso.

¿Le habrá enseñado a bailar a Gus?

Echadín ahí.

Ahí, echadín.

Echadín, echadín, echadín.

-¿Es obediente o no? Vamos a ponerlo a prueba.

-No, muy obediente no es. -¿No?

-Muy obediente no es. Además, tiene un punto de chulín,

y basta que tal para que él se...

Hombre, te ha visto a ti y tú le has dado un poco de..., ¿sabes?

-A ver si le haces hacer una cosita de las tuyas.

-¿Quieres que baile? -Sí, me encantaría.

-Ven, vamos.

-Pobre.

-Venga, niña, ven.

-¿Nos lo llevamos de vacaciones?

-Siempre, porque es un miembro más de la familia.

¿Me llevo a mi hija de vacaciones? Pero si es de la familia.

-Qué les dirías a las personas que quieren a los animales

durante una etapa, etapa Navidad, etapa vacaciones,

y luego los abandonan? -Esto es verdad.

Para mí es impensable. ¿Cómo abandono yo a Gus ahora?

-Hombre, no.

Qué buena pareja hacen.

Uno más, de todos los personajes que tenemos,

que están intentando transmitir no al abandono, por supuesto,

sí a la adopción, no a la compra.

Y además, Poty, lo digo de corazón, es una de las personas

más involucradas en cualquier tipo de campaña de concienciación,

y es un crac.

Y lo que sí, Poty, tú bailas bien, tienes las piernas bien,

pero eso es una luxación de rótula.

Que lo lleve al veterinario.

¿Solamente le pasa a él?

Le pasa a muchos animales pequeños.

Ah, vale.

Habría que hacerle radiografía y tal,

pero que lo lleve al veterinario,

que si no, va a bailar solo a la pata coja.

Poty, tienes aquí el diagnóstico por parte del veterinario.

No sabe bailar, pero está muy bien enseñado.

Vamos a tomar el sol aquí.

Qué bien se está tomando el sol.

Cómo te gusta tomar el sol.

Ya os he dicho que es un perro persona.

-Sí.

-Es tan buena persona, que es mejor que muchas.

-Que muchas, sí.

Si le decimos que se siente pasará de todo.

Echadín, echadín.

-¡Hombre!

-Echadín y pórtate bien,

que vean estos señores que tienes muy buena educación.

Mueve la patita.

Dame la patita.

La patina chiquitina que tienes aquí.

Dame besines.

Bueno, Gus, vamos a decir a los amigos de "Mascotas"...

Qué chulada de programa.

-Es una chulada.

-Qué gusto.

-Es un trabajón maravilloso.

-Qué bien, qué chulo.

Despidiéndonos desde aquí y deseándoos

y aconsejándoos que no podéis dejar de querer a un ser vivo como Gus.

Mira qué personita.

-Fíjate. -Es impensable...

-¿Cómo puede ser?

-que se abandone a un animal así.

¿Cómo abandonas a un perrito así?

Es un crimen.

Así que, no será el caso de Gus,

pero os animo a que queráis mucho a los animales.

Mucho, mucho.

A las personas también. Venga, haced un esfuerzo.

Pero a los animales seguro.

Un beso muy grande a todos.

Chao.

Estamos completamente de acuerdo.

Poty, gracias por tu generosidad, por abrirnos tu casa.

Gus de Gustavo, pero Poty ¿de dónde viene?

Porque cuando era pequeño, Poty comía muy poco.

Ah, que comía poco.

Me como a Gus con patatas. Lo quiero.

Siento que tengamos que interrumpir,

pero estamos encantados con Poty, de verdad.

Yo no me voy a ir de aquí sin cargarme este ala del sofá.

No sé cómo sobrevive este sofá.

Porque está agarrado a mí, si no, "porrascander".

Elisa, vienes con imágenes del archivo de RTVE.

Eso es. ¿Cuáles son?

Con imágenes de la Legión.

Un desfile de la Legión donde el animal principal ¿cuál es?

La cabra. Carlos.

Pues no. ¿No?

El jabalí. Un jabalí.

¿Un jabalí? Sí.

Estos hombres, indomables frente al enemigo,

solo tienen una debilidad, el cariño por sus mascotas,

que miman y llevan con ellos un combatiente más,

ansioso por entrar en la pelea.

Bueno, ansioso, ansioso de entrar en la pelea...

El origen de estas imágenes tiene que ver con que las tropas

llevaban al ganado desfilando detrás de ellos

para que les suministraran los alimentos de primera necesidad,

tipo leche, carne y demás.

Pero luego se encariñaban con algunos, les indultaban

y quedaban como parte de la unidad.

Qué bueno. Me gustaría ver el siguiente...

Ha habido muchos otros animales.

Ha habido loros, ha habido monos,

hasta un oso como parte del Ejército.

Menos mal que hemos evolucionado.

Hay animales que no deben estar entre personas.

Y aquí vamos a las palomas mensajeras,

que parece muy complicado entenderlo hoy en día,

con todas las comunicaciones que tenemos,

que las mensajeras fueran ellas, las palomas,

las que transmitían los mensajes.

Y muchas veces les colocaban cámaras debajo del ala

para espiar al enemigo.

Para captar imágenes del enemigo. Eso es.

Fabuloso.

Los drones de antes.

Ya entiendo yo cuando salgo por la noche y veo palomas

encima de mí, digo: "Esta es mi novia".

Alguien te las ha mandado. ¿Cómo se orientan las palomas?

Mira, ni los expertos colombófilos, que son la gente

a la que les gustan las palomas,

tienen totalmente claro todos los sistemas de orientación.

Que si por el tema de la gravedad,

que si el tema de todos los sistemas...

Es que no me sale la palabra, magnéticos.

Campos magnéticos alrededor de... De los campos magnéticos.

El caso es que las palomas se orientan perfectamente.

Tú las alejas de su palomar,

le pones cualquier mensajito,

y lanzas a la paloma, que lo que hace es volver a su casa.

Y los gavilanes hacen lo mismo. Sí.

¿Prefieres gavilán o paloma?

Yo soy más de paloma. Gavilán o paloma.

Tienes un golpe en la cabeza... Te está tomando el pelo.

Venga, seguimos aprendiendo.

Apuntamos unos "Masco consejos".

Los consejos de hoy están dirigidos a un animal

que cada está más presente en nuestros hogares, la chinchilla.

Vamos a hablar de las chinchillas.

La chinchilla es una animal menos conocido en nuestro país,

como pueden ser las cobayas o los conejos.

Lo característico de este animal es que les encanta bañarse,

pero en vez de agua, utilizan arena.

Se la debemos ofrecer dos, tres veces a la semana,

durante 10 minutos.

Una vez que la usan, se la quitamos

y así mantendrán el pelaje superlimpio.

Aparte, tenemos este bebedero para roedores,

que ellos beben al accionar esta bolita.

Es importante este tipo de bebederos

para que no se manche la jaula.

Y por último, os he traído esta jaula,

que es ideal para esta especie.

Pero hay que tener en cuenta que les encanta estar en pareja.

Por lo que si adquirimos una chinchilla,

es importante que la compremos con su compañera,

para que no se sientan solas y entren en depresión.

Carlos, ¿puede entrar en depresión una chinchilla?

¿Puedes entrar en depresión? No.

Lo que es depresión pura no.

Como entendemos los humanos una depresión.

Los animales pueden tener alteraciones en su comportamiento

por muchas razones,

pero para explicar sus comportamientos

utilizamos nuestros conceptos.

Este animal, si se siente solo,

si no tiene una buena alimentación, si tiene frío,

pues evidentemente no va a estar bien.

No sé si deprimido o fastidiado, pero no va a estar bien.

Cambia su comportamiento. Indudablemente.

Un comportamiento más tristón. Exacto.

Estos animales son tremendamente empáticos con el ser humano.

Son muy cariñosos, son muy tranquilos,

y lo que hay que tener en cuenta es que son nocturnos.

Volvemos a lo que hemos dicho en otras ocasiones,

que no os enfadéis cuando la chinchilla

se ponga a enredar por la noche,

porque es su momento de divertirse.

Está por la noche, viendo la tele, de repente.

Pone este programa porque se haya repetido...

Se pone en bucle el "Mascotas" y lo ve mucho.

Y luego, lo que nos ha comentado nuestro compañero,

el tema de la arena.

Mucha gente dirá: "¿Bañarse en arena?".

Eso lo podemos hacer Isma y yo

cuando vamos a la playa, que nos revolcamos.

Pero estos animales... La croqueta.

A ti te pega, Ismael.

Vamos a bañar a Coco en una bañera de arena.

Mirad qué bañerita, to bonica. ¿La veis?

Esto es arena específica...

Específica para chinchillas. Efectivamente.

No es la arena de cualquier playa.

No creo que le apetezca mucho.

Pero sí, mira, mira. ¡Oye, sí!

¡Hala! Se está bañando.

Adiós, buenas noches. Gracias, cariño mío.

Cómo está disfrutando. ¿Estáis viendo?

Vamos a inclinarlo un poquito.

No te caigas.

¿Lo veis? Báñate.

Tú a tu aire.

Si quieres, te ponemos un poco de música.

Cómo está disfrutando. Se revuelca.

Le ponemos a los Beach Boys. Qué divina Coco, me encanta.

Mírala, ahí está.

Habéis visto que lo primero que ha hecho...

¿Se le puede echar un poquito? Sí, tú también te ha puedes echar.

Deja el bicho. Te llena la casa de arena, ¿no?

No. ¿Has visto que no ha saltado nada?

Ellos se rebozan, se frotan...

Son limpios también. ¿Cómo se secan luego?

No se secan, evidentemente.

La arena se les cae, ellos se espolvorean un poquito

y quedan totalmente limpios.

Y ¿por qué se bañan con arena? ¿Por qué?

Porque la humedad y la secreción grasa de su cuerpo,

la normal, les incomoda para que el pelito esté

tan limpio y tan sedoso.

Entonces, la arena absorbe la humedad y la grasa

y pelo queda así, como es, maravilloso, sedoso.

Y lo tienes que hacer con arena.

Con una chinchilla no se podría utilizar el champú en seco.

Hay champús también para chinchillas.

Se pueden utilizar, pero evidentemente,

como podéis ver, nuestra amiga se está viniendo arriba.

Esto es como cuando tú te llenas las manos de grasa

y coges arena para quitarte... Efectivamente.

Una gran forma...

Es para equilibrar la grasa de la piel.

Para que no tenga un exceso de producción de grasa.

Ten en cuenta que este pelo que le ha dado la naturaleza

es tan sedoso, que cualquier uso de otro producto que no sea arena

para quitar el agua y la grasa,

no le va a dejar este pelo.

Te has pegado un buen baño.

Carlos, los propietarios de Coco son dos niños.

¿Para qué tipo de familias es una chinchilla como esta?

¿Qué cuidados específicos requiere una chinchilla?

No es un animal tremendamente complejo.

Tienen alimentación específica,

que se compra en tiendas especializadas.

Les gusta la verdura también. Algo, poco, de fruta.

Son animales que comiendo lo que deben,

comida especial para chinchillas, qué difícil, vas a una tienda

y dices: "Deme comida para chinchillas".

¡Venga ahí, alegría!

Cómo se lo pasa en la bañera.

Sus baños dos o tres veces por semana.

Y también les tenemos que poner

juguetes para que gasten su piñata.

Es imprescindible para que ellos mantengan

su dentadura en condiciones.

Es de crecimiento continuo,

y si no se gasta con juguetes adecuados,

puede llegar a tener problemas.

Imagínate que nos crecieran los incisivos de forma continua...

Que va, que va, que se va a dar otro revolcón.

Y eso de que tienen que estar acompañados.

¿Por quién? ¿De la mano? No, la chinchilla.

A ver, que estén vigilados o controlados.

Son animales gregarios.

Les gusta más estar en grupo que estar solos.

Vale.

Como tú y como yo. Exacto, tú y yo somos gregarios.

Estos animales viven mejor en grupos.

Pero tengamos en cuenta que su reproducción es

más sencilla de lo que creemos.

Y la explosión demográfica puede llegar al hogar,

y luego, ¿qué hacemos con los chinchillos?

Tengamos mucha prudencia.

Se recomienda, cuando queremos tener chinchillas

y no queremos que se reproduzcan en el hogar,

se pueden llevar a un veterinario especialista

y hacerle una castración a los machos

y una ovariohisterectomía a las hembras.

Problema solucionado, vida feliz.

Son animales muy agradecidos.

Lo que sí que os pido es que,

como siempre los vais a tener en la mano,

porque son animales tan placenteros en el tacto,

que siempre les demos su baño de arena,

porque si no, acaba con unos pelos como Isma recién levantado.

Hay que tener un poco de prudencia.

Yo me baño en arena todas las mañanas.

Se te nota, por ese pelo suave que tienes.

¿Cuánto vive una chinchilla?

Tranquilamente, una chinchilla, en estado hogareño,

no en libertad, puede pasar de los ocho, diez años,

tranquilamente.

Con lo cual, no es un animal de capricho.

Es un animal al que hay que cuidar

aprendiéndose todas sus circunstancias.

Insisto: alimentación, higiene

y buen comportamiento.

Pueden vivir con cualquier tipo de familia.

En este caso, vive con dos pequeños habitantes de este mundo,

dos humanos, y aquí la vemos, está absolutamente normal.

Yo voy a adoptar...

¿Es mejor que estén el libertad o que la tengan en jaulitas?

Como nos ha dicho nuestro compañero en el vídeo,

hay unas jaulas específicas para estos animales,

que tienen que ser jaulas grandes y, a poder ser, verticales,

porque les gusta mucho subir, bajar, saltar...

Tienen que tener una jaula amplia.

Pero les gusta estar en libertad por casa, poder interactuar,

pero no les dejemos al libre albedrío, porque como encuentren

un cable de la luz, a lo mejor tenemos chinchilla asada.

No, no queremos eso.

¿Les gusta jugar?

Sí, les encanta jugar.

Lo que pasa es que no es un perro, no es un gato.

No es un avión.

No es un avión, es una chinchilla.

Es una chinchilla. Una chinchilla.

Entonces...

¡Tú tira todo! ¿Qué está pasando?

Se lo está pasando muy bien.

La veo muy despierta para ser nocturna.

Pero vamos a ver, a mí me pones un buen baño, un buen masaje,

a cualquier hora me vendría bien.

Yo voy a adoptar tortugas. ¿Sí?

Sí, porque de verdad, adoptar a una chinchilla

y que a los ocho años sepa que le queda poca vida,

me cojo un drama que no veas.

Tortugas, que me duren 60 años.

Que yo me vaya de este mundo y siga ahí.

Si te compras ahora una tortuga, seguro que...

Duran ciento y pico años. Te sobrepasa.

Adoptad tortugas.

Cuando te pregunto por la esperanza de vida de un animal

son 8, 10 años, 10, 12 años.

Nunca me preguntes por tu esperanza de vida.

Esa es mi suegra, que es lo último que se pierde, la Esperanza.

Con este momento de tensión lo dejamos.

Coco, gracias por ilustrarnos. Cómo se ha quedado de limpia.

¡Ay, Dios mío!

Por haberte dado este baño de arena tan placentero en directo.

¿Qué os parece si abrimos página en Internet

y disfrutamos de unas animaladas?

Animaladas, Ismael, como las que traes tú.

Sí, unas animaladas que son unos animales a los que no

les ha dado tiempo ni a pensarse en tirarse por unos toboganes.

Han llegado los dueños, lo han colocado ahí

y no han tenido más remedio que tirarse.

A este le divierte lo que está haciendo.

Indudablemente.

Y a este también.

Va subiendo las escaleras. Y les cuesta.

Una de las cosas más difíciles para un perro

es subir escaleras de ese tipo.

¿Esto puede ser un buen entrenamiento para un perro?

Sí, si quiere el perro y se hace de buena forma,

con paciencia, como dice siempre Isra.

Mira qué felicidad.

Mira. Aquí lo hace al revés.

No, pero si es que le gusta.

Esto es un run fit, ¿no? Se ponen ahí fuertes.

Yo, ahí, me estaría tirando todo el día.

Mira qué risa.

A mí me encanta cuando caen al agua.

Mi perra estaría todo el día así,

dando vueltas y tirándose otra vez.

Tenemos que tener cuidado con estos temas

porque evidentemente,

igual que las personas nos podemos hacer daño,

un perro que se tire por un tobogán así,

la caída no es..., no está prevista,

y pueden hacerse daño en una patita.

Siempre tenemos que tenerlo presente.

Este me encanta.

Parece el running del gym.

Parece que sube por la escalera mecánica del metro.

Tú vas ahí y ya entrenas solito.

Venga, hala. Parece que se mueve el tobogán.

Es la típica imagen que he visto yo del metro,

que van subiendo... Sí, al revés.

A este hay que animarlo para que se tire.

Pero les gusta. Le gusta.

Si lo hacemos de buena forma, les gusta, sin duda.

Elisa, ¿qué nos traes?

Yo os traigo divertidas imágenes de parecidos razonables,

bastante parecidos, entre mascotas y famosos.

Mister Bean.

Rowan Atkinson, es buenísimo.

Esos ojos de Mister Bean tan peculiares.

¡Dios! Este actor me encanta.

Este es Adam Driver. Sí.

El de "La guerra de las galaxias", Adrien Brody.

Adrien se parece bastante al mono, o el mono a Adrien.

Por la forma de la nariz.

Desde luego es muy mono. Este está clavado.

Este Juan Muñoz, de Cruz y Raya.

¿No? No.

Este es Charles Chaplin, que es buenísimo.

Sí, la mancha del bigote es igual.

Le han puesto el gorrito en Photoshop.

La forma del ojo también.

Aquí, la postura es muy parecida.

Tienen los mismos pelos en las axilas.

Dalí, Salvador Dalí.

Y el gato.

Fíjate el gato, el bigote que tiene para arriba.

Leonardo DiCaprio, ¿no? Sí.

No lo sé, me pilla lejos.

La postura es parecida.

Este es Leonardo DiCaprio, no sé si le veis.

El gato está diciendo: "Hasta luego".

Eso me parece un montaje.

Si yo veo un gato haciendo eso en la consulta, me voy a casa.

Esa postura no es normal. No.

Lo mandas a otro tipo de especialista.

Digo: "Váyase usted a bailar".

Vamos a ir despidiendo el programa de hoy.

Un momento. ¿Qué pasa?

Aprovecho que Elisa estaba metiendo parecidos razonables

con animales, para...

Claro, ha aparecido todo el mundo y me habéis...

Los invitados del programa. Me pongo por aquí.

Tengo tres parecidos razonables de parte de tu equipo.

¿Sí? ¿Cómo las fotos que hemos visto?

Nuestro amigo Carlos, lo vemos aquí.

¡Hombre, Carlos!

Mira Carlos con ese buldog.

Qué foto más bonita.

Sí, es clavadito a Carlos. Oye, se parecen bastante.

Gracias.

Y eso que es uno de los... Clientes.

De los clientes. Ahí vemos a Isra.

Esto es un animal que tú estabas rehabilitando.

Qué bonito.

Es el animal que estabas rehabilitando.

Es genial.

Y por último Susana, el perro de Susana.

Susana, qué fashion.

Los dos ahí, con las gafas. Ella siempre cuidando el detalle.

(TARAREA) # Qué guapa estoy. #

Los parecidos razonables,

porque nos parecemos mucho más de lo que creemos.

Gracias por prestarnos tu atención.

La semana que viene volvemos. Gracias.

Adiós. Adiós.

Es Titanic, ¿no?

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Programa 10

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

+Cotas - Programa 10

06 abr 2019

Conoceremos a Titánic y Charlott, dos perros de agua que tienen un instinto especial en el agua que les hace ser muy valiosos en un salvamento. En este programa todos los detalles de cómo llevan a cabo su trabajo.

ver más sobre "+Cotas - Programa 10 " ver menos sobre "+Cotas - Programa 10 "
Programas completos (20)
Clips

Los últimos 24 programas de +Cotas

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

Añadir comentario ↓

  1. Sonia

    Cuanta FALTA de información por parte del equipo y como no, del veterinario. Informarse antes del cuidado de las chinchillas, para no difundir información falsa, que solo va a fomentar la compra abusiva por parte de gente que no sabe lo que se compra hasta que lo tiene, y después aumentamos los abandonos de animales por estas cosas. NO son fáciles, no les gustan que les cojan ni les soben (para niños no), importantísimo los golpes de calor (que ni habéis informado), y por supuesto para sus problemas de dientes comer heno (que tampoco habéis formado), la alimentación (pellets) en tiendas es claramente veneno para ellas, tienen que salir de paseo en una habitación sin peligro, y verduras y frutas con frecuencia igual a muerte. Por favor, evitar con programas así que las protectoras se llenen...

    11 abr 2019
  2. Miriam Rodriguez

    Hermosos terranovas!!!Carmen e Ivan son muy buenas personas !!desde Mar del Plata .Buenos Aires.Argentina

    06 abr 2019