Malaka La 1

Malaka

Lunes a las 22.40 horas

Malaka
Lunes a las 22.40 horas  
www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5394179
No recomendado para menores de 16 años Malaka - Capítulo 4: La palabra es plata, el silencio es oro - ver ahora
Transcripción completa

Aparece tu novia muerta,

en el mismo puerto donde tienes un barco.

Los restos de piel bajo la uña de Noelia

son de Álvaro.

También había pelos de ella en el barco.

No puede ser tan fácil. No, porque el semen

no es de Álvaro.

El chaval no ha matado a nadie.

El que huye es que algo ha hecho.

A veces los peores se quedan clavados en el sitio.

Todavía te quito la licencia

y te chapo ese garito que llamas oficina.

Señor Moyano,

soy la inspectora de Policía Blanca Gámez.

Estuvimos hablando el otro día por la desaparición

de Noelia Castañeda. Por favor, en cuanto escuche el mensaje,

póngase en contacto con nosotros.

Tienes que ser fuerte, ¿verdad?

La mierda ese que te metes.

Me tienes que decir quién te la pasa a ti.

"El gran Pichi pierde contrato millonario en América

por asunto de Drogas". No tienes pruebas de nada.

En esta discusión,

entre otras cosas,

Noelia le acusa de robarle a su padre.

Le he enviado una citación,

para que se presente mañana en comisaría.

¿Trabajó usted con Jacinto Gámez?

Tú eres su hija, ¿verdad?

¿Cómo está tu padre?

Perdiendo la memoria.

Suerte para él.

Dime que no es verdad.

¡Habla!

¿Qué quieres?

Hablar de negocios.

Anda, acompáñanos.

No hace falta.

El semen es mío.

¿Tú eres el gadita ese al que llaman el Malo?

Salomé, cariño.

Tú no tienes ni puta idea de quién es el perro este.

Ese perro es mi jefe.

¿Tu jefe?

Que la miseria no es pa' ti, Monzón.

Que la miseria solo trae miseria.

El capataz,

que está desaparecido,

y no me gusta.

(Música)

Sacarme de aquí ya, tío.

¡He hecho to' lo que me habíais dicho!

¡He contestado a to'! ¡Llevarme a la enfermería

que me den algo, coño!

¡Que no me encuentro bien, que necesito que me den algo!

(RESOPLA)

¡Que yo no he hecho na'!

¡Me cago en tos' vuestros muertos!

¡Me cago en tos' vuestros muertos!

¡Que no me dejéis aquí solo, hostias!

¡Que no he hecho na'!

¿Quién mierda os creéis...

pa' tratar así a la gente?

(Música)

Los veo.

¿Mil?

Oro puro.

El costo más caro de Málaga.

-¡Quien se mueva le reviento la cabeza!

-¡Quietos!

¡Quietos, eh!

¡O le reviento! ¿Qué coño es esto?

-¿Dónde está la pasta? -No jugamos con pasta,

-¿No? Dame, coño.

-Vale, vale.

-Vale, tío, tranquilo. -¡Venga!

-¿Qué estáis...? -(GRITA) ¿Dónde está el dinero?

¿Dónde está la pasta?

-Ahí, ahí. -Os reviento la cabeza.

Siéntate. ¡No te muevas!

¡Así! ¡Las manos quietas, joder!

¿Tú que tienes ahí?

-¿Que tienes en las putas manos? ¿Qué es? Suelta, coño.

¿Qué coño es esto?

Vámonos.

(Música)

(RESPIRA AGITADAMENTE)

(Música)

(Música)

¿Ha pedido usted un coche pa' el aeropuerto?

(Puerta)

(GRITAN)

Que sí.

Tendríamos que darles el palo to' los días.

No me canso de contar.

Son pijos, June, no subnormales, hijo.

Uf.

Pilla.

(SUSPIRA) (RÍE)

(RÍE)

No, tío.

Tenemos que ser más listos.

¿Sabes la de pasta que podríamos sacar

de la mierda esta?

Lo suficiente para que no tengas que volver a Marruecos.

"Y venimos a pasar por encima de aquellos

que quieren ver a España humillada,

y de los traidores que hoy están en el Gobierno,

apoyados en todos los enemigos de España

y de las libertades de los españoles".

Olé, así se habla, coño.

Hay que echar a to' la chusma de aquí, ¿sabes?

Ya está bien de... de marginar a los españoles.

-"El independentismo..."

-¿Tú a quién vas a votar?

Al de siempre, Suizo.

Al que gane.

Cucha', ¿todavía estás así?

Coño, se supone que tendríamos que ir camino de Graná'.

Yo paso.

A mí las peleas de perro me "repatalean".

Sí, pero tendremos que negociar con los trufas, ¿o qué?

Encárgate tú, que ya meas solito.

No, mejor no.

Deja las cosas como están y punto.

Venga. (CHASQUEA LOS DEDOS) Vámonos.

Vamos.

Una buena pelea para olvidarse de mencionarla.

A veces discutíamos, como todo el mundo.

A Noe le costaba relacionarse conmigo.

Claro, a lo mejor porque pensaba que usted era responsable

del divorcio de sus padres. No se equivoque.

Ese matrimonio estaba ya más que muerto.

¿Y por qué no nos dijo nada?

Mi vida privada no es asunto suyo.

Po' ahora sí.

¿Por qué dice Noelia que estaba sangrando a su padre?

En mi barrio, es quitarle la vida a alguien poco a poco,

O robarle. Noelia sabía de sus chanchullos,

amenazó con delatarla,

y entonces usted... Quería a esa niña.

Para mí era lo más parecido a...

Se nota que no tiene hijos.

Háblenos de Chile y de Argentina, anda.

¿Chile y Argentina?

Eso es otra vida. ¿Y a qué se dedicaba?

Era "scort".

Dama de compañía.

Puta si lo prefieren.

El interrogatorio ha terminado. No, señor.

Todavía nos falta establecer dónde estaba la sospechosa

el día que... Estaba conmigo.

¿Podemos irnos¿

(Pasos)

Arjona, Gámez, a mi despacho.

Que acaba de enterrar a su hija, joder.

Que no es un cualquiera, coño.

De hecho, intentamos investigar la muerte de su hija.

Necesitamos ver las cuentas de Castañeda.

Sigue existiendo la posibilidad...

de que, tras el crimen, haya un móvil económico.

Claro, lo de Noelia no lo vamos a dejar aparte,

por supuesto que no,

pero tenemos novedades.

Este es el informe toxicológico del oro.

Acaba de llegar y, como siempre,

nos ha tocado la lotería.

Se trata del único hachís aditivo que se conoce,

con una pureza y concentración de THC nunca vista.

Estoy hablando de alucinaciones, paranoias,

y vete tú a saber qué más.

Una bomba de relojería. Pa' estudiar los efectos del oro,

solo hay que ver a Álvaro Vergara. Los efectos son que Alvarito

se acaba de abrir la cabeza en el calabozo,

esos son los efectos, Arjona. Esa droga no puede salir a la calle,

bajo ningún concepto.

¿Estamos?

¿Aquí venden oro del bueno?

Ponte en la cola y estate calladito.

El dinero en la mano que yo lo vea. Venga, vamos, vamos.

Córtalo más chico que no nos da pa' to' esta gente,

que viene con un monazo que flipa.

Vale, pero subo los precios, y aprovecho el tirón.

(CHISTA)

¡Suben los precios! 20 pavos el canuto.

Al que le guste, bien, al que no, aire.

¿Qué?

¿Algo que decir? Mire usted, la verdad.

Me parece un poquito alarmista.

Yo en la calle no he notado na'.

Claro, claro...

La calle...

Entonces ¿por qué no has averiguado una mierda del puto oro, Arjona?

Tú que te conoces la calle como el salón de tu casa.

A lo mejor si me dice dónde ha encontrado la china

que tiene, puede empezar por algún lado.

Ya...

(Teléfono)

¿Qué?

¿Lo hacen en el patio?

No, no, vamos para allá. Que no toquen nada.

(CUELGA)

Acaban de encontrar a Pascual Moyano muerto en el fondo de un barranco.

Si has tenido algo que ver,

dímelo ahora.

Por Dios, Germán.

Claro que no.

Cómo puedes pensar...

-(COGE AIRE)

Si has tenido algo que ver,

te juro que te mato con mis propias manos.

¿Qué sustancia hace que una persona se abra la cabeza contra la pared?

Vaya usted a saber.

La droga caníbal, la zombi...

Todos los días sale alguna porquería nueva.

Ya.

(SUSPIRA)

¿Y se pondrá bien?

(SUSPIRA)

Muchas gracias, doctora.

(SUSPIRA)

(ARRASTRA LA SILLA)

(Pitido)

¿Cómo estás?

(Pitido)

Hecho mierda.

¿Esa gente qué hace ahí?

¿Me quieren llevar otra vez al calabozo?

No, tranquilo.

Con la aparición en escena del Emanuel este,

tu situación ha mejorado bastante.

¿Qué Emanuel?

¿El amiguito de Noe? Sí, pero no te confíes, eh.

¿Eh? Todavía hay que explicar muchas cosas,

Como la pelea que tuviste con ella en el barco.

¿Se lo follaba, Quino?

Lo que me dijiste del semen...

El semen era del...

del tío ese.

Tranquilo.

(TIEMBLA) Tranquilo, ¿vale?

Quino...

tráeme un poquito de oro, un poquito.

Te juro por mis muertos que, cuando salga de esto,

lo voy a dejar. Vale, pero tranquilízate.

Tráeme un poco, tío.

(TIEMBLA) Eh. Venga.

Llama a la doctora, una enfermera o a quien sea.

Enfermera, ¡enfermera!

Tranquilo, ¿vale?

Quédate conmigo, ¿vale?

¡Vamos, vamos!

¿Álvaro?

-Sujétale las piernas. -Álvaro.

Nene, hay que conseguir más oro como sea.

¡Esto es una locura! ¡Eh!

-Coño... -Mira por dónde vas, parguela.

-(CHITA) Eh, tranquilo, tranquilo. No te pongas chulito.

¡Hala, viento, que La Meca está pa' ya!

Perico, coño, estás endemoniado. Cuando juegues en Primera,

te van a sacar más tarjetas rojas que a Sergio Ramos.

-Al fútbol...

-Ya mismo tienes una prueba que te puedes hacer rico.

Y tú venga a cagarla.

Tu padre me ha dicho que el otro día casi se lía.

¿No te ha contado que él se puso a repartir hostias?

-Va de masca y es un pringao'. -A tu padre lo respetas.

Al Gato lo conozco de to' la vida, y puede ser un capullo,

pero se parte el pecho por ti.

Nunca está cuando lo necesito,

mi madre lo tuvo que echar, lo sabes.

-Tú necesitas un padre como el mío. -Tú no tienes padre.

Por eso.

Cago en Dios, ¿ahora qué, chiquillo?

(CHISTA) ¡Perico!

¿Qué pasa?

Perico.

(Vibración)

Su puta madre.

(SILBA)

¿Qué pasa? ¿Cómo está?

Puto oro de los huevos otra vez, ¿vale?

Sarabia está encima.

No se puede mover ni un gramo en la calle.

Vas al barrio y lo controlas, ¿estamos? Puerta, que viene esta.

¿Tan mal huelo?

El chaval es grandote pero es tímido.

Sí, ya.

¿Vamos a lo de Moyano?

Oiga...

Oye, de paso podríamos ir al centro de yoga donde iba Noelia,

que nos pilla de camino y lo tenemos pendiente.

Ya se ocupa Quino Romero.

Bueno... ¿Qué?

(RÍE CON SARCASMO)

¿Involucrando a un civil en una investigación, inspectora?

Quino era policía.

Y además era de los buenos. Como te pille Sarabia,

se te cae el pelo. Bueno, pues me quedaré calva.

En solidaridad contigo.

Además, pensé que te importaba un huevo Sarabia.

Un huevo no, dos.

Corta el rollo.

Pero tengo bastantes problemas con él, no quiero otro.

Yo tampoco quiero problemas. (SUSPIRA)

Pero ¿sabes qué necesito para resolver el caso?

Necesito ayuda.

Y tú vas y vienes, tú no estás.

Pues tengo que recurrir al señor Romero.

(Sirena)

¡Tu puta madre ya!

¡Niñas!

¡Niña levan...! ¡Y vosotros no la separéis,

que se maten, eh, que se maten!

-¿Qué pasa? -¡Niñas!

¡Cago en mi puta madre la niña!

(Risas)

¡Levántate digo, coño! ¡Levanta!

Coño...

¿Que tienes en la mano?

¡Que qué tienes en la mano te digo!

(Música)

¿De dónde has sacado esto?

¿De dónde has sacado esto?

-¡No!

-¿No?

Ya me estáis diciendo quién coño os ha dado esto.

¿Dónde metes to' lo que comes, chiquilla?

Cago como una campeona.

(RÍE)

Hablando de cagada...

¿Qué te ha parecido lo de Olga?

Pues que Sarabia...

lleva protegiendo a Castañeda...

desde el minuto uno.

Esta gente se traen algo entre manos fijo.

Como tú con el Monzón ese.

¿No? Como tú con tu pasado.

¿no?

¿Sabes qué?

Al principio me creía que era de asuntos internos,

Pues no.

No me interesan nada los secretos ajenos.

Bastante tengo ya con los míos.

Po' también pensé que eras bollera.

(RÍE)

¿En serio?

¿Por qué?

¿Porque paso de follar contigo?

(Radio)

¿Qué tenemos, jefe? ¿Muerto "morío" o muerto matao'?

Por poder, puede ser hasta un simple accidente.

¿Signos de forcejeo? No a simple vista.

Ni en el cadáver ni sobre el terreno.

Pero cuando terminemos aquí, subiremos a mirar más a fondo.

¿No nos llevamos nada más o qué?

Sí.

¿No hay teléfono?

No.

No sé.

Noelia y Pascual pasaban mucho tiempo

juntos en la finca, y él se puso celoso de Álvaro.

Entonces,

intentó propasarse con ella,

ella se defendió,

la asesinó y la tiró al mar.

Esta gente de campo...

no se arriman al mar

ni aunque lo tengan a 15 kilómetros.

Atormentado por la culpa,

se suicida,

se tira al vacío. No.

Los tíos de campo...

se pegan un tiro o se cuelgan de un olivo.

¿Tú qué pasa? Sabes mucho de los tíos de campo,

eres experto ahora. Mi abuelo era de Colmenar,

un pueblo aquí al lado. Sé dónde está Colmenar, ¿y qué?

Que se ahorcó de un olivo.

(RADIO) "Gámez, Arjona, ¿me copiáis?

Hemos localizado a la familia de Pascual Moyano.

Cambio."

(Música)

(HABLA EN OTRO IDIOMA)

¿Qué se te ha perdido, polizonte?

-Me han dicho que tu gente está vendiendo oro.

-Porros sueltos. -Mentira.

Si no me habría enterado.

¿Tú quién eres para venir a pedir explicaciones?

¿O has aprendido a mear sin el Gato?

(Música)

El oro.

Te lo estoy diciendo.

Ya lo aclaramos con el Gato.

Si alguien tiene ese hachís, son los gitanos,

así que habla con ellos.

-Están tos' fuera de Málaga.

Menos la Tota.

Y no la veo trapicheando por las esquinas, ¿o tú sí?

La Tota está sola.

Tota...

hace frío.

¿Puedo poner rebeca?

(RÍE)

Nanai,

que me hacéis la pirula y os escondéis los dineros.

(RÍE)

Frota, frota.

Frota fuerte,

que los dineros de los yonquis huelen a mierda.

¡Venga pa' arriba! ¡Pa' arriba, puta!

¡Ahí! ¡De rodillas ¡con las manos en la cabeza!

¡Venga, hostias!

Tú, puta.

Aquí, de rodillas. Con las manos en la cabeza.

-¿Dónde está el oro?

Mira.

Yo no manejo eso, eh.

Como mucho, el crítica.

Mira, ahora sí que la has cagado.

¡Ahora sí que la has cagado!

¿Tú sabes dónde está el último que me tocó la cara?

¡Está en los cimientos de la María Zambrano!

¿Te enteras?

¡Me voy a cagar en tu puta madre!

(Música)

A esos, por to' mis muertos,

que les voy a arrancar yo el corazón.

Te lo juro, eh.

Lo juro.

Ya. Ya está, nena. Ya está, hija.

Ya, venga.

Hola, ¿qué tal?

Policía Nacional.

Estamos buscando a Rocío Moyano.

¿La rubia?

(SOLLOZA) ¿Mi padre,

despeñarse por un precipicio?

Imposible. Él se conocía la sierra de memoria.

¿Y sabe de alguien que quisiera hacerle daño?

Él no... él no tenía enemigos.

A ver, amigos... tampoco.

Él era un hombre mu'...

mu' reservado y...

y mu' chapado a la antigua, ya lo sabe usted.

(SORBE)

Él se lo guardaba to' pa' dentro,

y más desde que se quedó viudo.

Rocío,

¿sabe usted si hay algún motivo

por el que su padre se quisiera quitar la vida?

(SUSPIRA)

A ver, las cosas...

las cosas fáciles no han sido,

pero...

pero de ahí a tirarse por un barranco,

po'...

Es que no lo sé.

No sé, porque...

porque como no hablaba, pos' no sé si...

si había alguna señal que...

que yo no vi o...

o si éramos demasiada carga pa' él.

Ay, Dios mío.

(LLORA) ¿Qué vamos a hacer sin él, por Dios?

(LLORA)

Rocío, relájese, por favor.

Por favor, Rocío.

¿Mucha carga por qué?

¿Se puede explicar? (SUSPIRA)

A ver, que...

que mi padre podía parecer un hombre duro,

pero...

pero que pa' él su familia era lo primero,

él se "eslomaba" por nosotros.

Llevaba unos... nos meses construyendo una...

una casa nueva y había puesto los mármoles

en la tumba de mi madre.

Y me había regalado un coche.

Y había, había contratado una...

una especialista pa' que estuviese con el Cristóbal.

¿Y sabe usted de dónde podía salir tanto dinero?

Po', según me dijo, que...

que le habían subido el sueldo.

¿Significa...

significa algo...

esto para usted?

Mira, Cristóbal, mira.

(SUSURRA) Mira.

-Señorita Noelia. -(SORBE)

Mala.

(Música)

Más que un centro de yoga,

es un centro de retiro espiritual.

¿Y eso está en Málaga?

¿Qué mierda hace la gente ahí?

Bueno, pues, se llama Pequeño Nirvana,

la gente va a curarse.

La sanación consiste en llevarse tres días sin hablar,

sin decir ni una sola palabra, porque, según dicen,

la palabra es plata y el silencio es oro.

Bueno, el caso es que...

la última vez que estuvo ahí Noelia,

estuvo con un tipo que no era ni Álvaro ni Emanuel.

¿Te dieron algún nombre?

No, pero me dieron un detalle muy importante.

según me han dicho, el misterioso acompañante,

tenía una energía...

gris verdosa.

(RÍE) (RÍE)

Po' ya lo tenemos (ASIENTE)

(RÍE) Mu' bien.

(RESOPLA)

¿A lo mejor el tipo

que le escribió la postal desde Berlín?

Los caligrafistas dicen que es una persona

con violencia reprimida.

Los caligrafistas...

A mí una vez me dijeron

por como hago la O,

es que soy un tipo egoísta y manipulador.

(SUSPIRA) Ja, anda que...

Mmm.

Mmm.

Y el capataz,

se ha puesto a gastar

como si le hubiera tocado el gordo...

tiene to' la pinta que le robara al patrón.

Y cuando le cortaron el grifo,

no pudo pagar las deudas y se quitó del medio, ¿no?

No, Moyano no es de ese tipo de persona.

Lo que está claro es que tenemos

a dos muertos que frecuentaban la finca de Castañeda.

Hay que registrarla del tirón.

Para eso hace falta una orden judicial.

¿Se la pides tú a Sarabia?

Yo... todavía tengo mano en el juzgado.

Si queréis, puedo pedir una orden, si me acompañáis.

Yo te acompaño. Perfecto. Mmm.

Po' si conseguís la orden,

mañana nos vemos allí, ¿vale? No seáis mu' malos.

(SUSPIRA) Ya lo conocerás.

Ya he escuchado hablar del Gato. Tiene su famita.

¿Por qué te divorciaste del Gato?

No estoy divorciada, estoy separada.

¿Por qué te separaste del Gato?

No es fácil ser la mujer de un poli.

No es un poli como los demás y lo sabes.

Mira, Jesús,

yo he venido aquí a ganarme el pan.

Lo que tú tengas con Darío me la trae al pairo.

Pero una cosa te voy a decir,

en el fondo, es un buen hombre.

Y está frito por volver contigo.

¿La entrevista de trabajo no era antes de dármelo?

Si tanto te pica, pregúntaselo a él.

-Tenéis un churumbel que juega al fútbol, ¿no?

-Lo siento, pero por ahí no paso.

Que me hayas dado el trabajo para joder al Gato, lo aguanto,

pero yo de mi hijo no hablo.

Despídeme si quieres, aquí estoy.

¿Qué pasa, Gato?

¿Cómo estás, tío?

Bien.

¿Y tú? Aquí estamos.

Han entrado unos gaditas que conocen muy bien a tu amigo...

el Malo. ¿Qué dices?

Sí. Un pájaro de cuidado.

Se ve que les dio el palo a unos argelino de Gibraltar.

Gente chunguísima. Y claro, tuvo que salir escopeteado.

Me cago en su puta madre, hijo de puta.

(RÍE)

¿De qué te ríes, maricona?

La última del talego.

Un tontaina que te lo hace a tres días.

Y va y se deja tatuar.

"¡El cristo del cautivo

que me cubra to' la espalda!", dice.

¿Y sabes qué le hacen? ¿El qué?

¡Una polla así de grande, en to' la espalda!

Te lo juro. (RÍE) Venga ya.

Te lo juro, tío.

(RÍE)

Nabil...

Este agujero te pudre el alma, Gato.

Ya lo sé, hermano.

Eh...

Estoy en ello, te lo juro.

(SUSPIRA) Si vengo a eso.

Una cosita.

¿Tú eres... muy musulmán? ¿Mucho?

Si es pa' salir de aquí, me hago hasta mormón.

Po' vete poniendo esto, monstruo.

Que va a quedar de puta madre en la foto.

(Pitidos)

(CHASQUEA LOS DEDOS) ¿Álvaro?

(CHASQUEA LOS DEDOS)

Álvaro.

(Pitidos)

¿Cómo te atreves a venir aquí?

Te he pagado una fortuna para que cuides de mi hijo,

¡y casi dejas que lo maten!

¡Lárgate!

(GRITA) ¡Lárgate!

(Pitidos)

Lárgate.

(Música)

Pues eso, viejo, mi madre está pa' el arrastre.

180 kilos pesa ya la pobre.

Como no le metan el balón en la barriga, lo tiene chungo.

Lo que pasa es que la operación cuesta un ojo de la cara, po'...

¿Tú me estás pidiendo dinero, hijo puta?

(CHISTA) Illo, tranquilo, eh.

Estamos aquí hablando, de colegueo.

Aunque si me pudieras adelantar mil eurillos,

te iría pagando poco a poco, ¿sabes?

Yo te quiero una pechá',

pero tienes unos huevos que te los pisas.

¿Sabes cuánto dinero me has pedido ya?

Que le debes a medio barrio, maricona.

Yo hago lo que puedo, tío. No, lo que...

Lo sabes. ¿Ji?

¿Y qué pasa con el oro?

¿No ibas a echarme una mano? No me estás ayudando ni un mijilla.

Te he llamado, ¿por qué no me has cogido el teléfono?

To' los días igual, colega.

Mamá o chupando del bote,

que si el subsidio, la paguita, colega,

eres más flojo que un muelle de guita,

Estoy diagnosticado de fibromialgia.

Te voy a pegar una hostia que... Me cago en... tu puta madre.

Isra, eres mi hermano, ¿vale?

Me revienta verte así, colega.

Te has convertido en un chiste de los malos que cuentas.

Pa' ti es mu' fácil decirlo, eres el puto rey del mambo.

¿Me lo ha regalado alguien

o me lo he buscado echándole cojones?

¿Eh?

Tienes razón.

No estoy en lo que tengo que estar y...

Pero me voy a poner las pilas, te lo juro por mi madre.

Mira, Barra,

Vas a pagar y te quedas con el cambio,

¿vale, hermano?

Ale.

Vienes a la casa, te tengo que enseñar una cosa,

¿vale?

Las ratas vienen a robar a mi propia casa,

¡me cago...!

(Cacareo)

Dame una puta razón pa' no llamar al Gato.

Que yo me encargo, Tota.

Confía en mí.

Te doy hasta mañana.

Después del café con churros.

Hopo.

(Pájaros)

Qué preciosidad.

¿Quieres que te lo mueva? No, no, no.

Esto te deja la cabeza chalá' perdida, hombre.

Esto lo vamos a hacer bien, ¿vale?

Lo que faltaba es que saliéramos en los periódicos.

(Timbre)

¿Quién es? ¿Tú has llamado a alguien?

Yo no.

¿Sí?

Vale. No, ya bajo yo.

¿Quién es, illo? Estás to' blanco.

A la Ruth, la picoleta, que le ha dado

por presentarse sin avisar. Manda huevos.

Tú vete a cenar tranquilo, "ío",

yo me quedo aquí vigilando el tesoro.

Sí, hombre, un nabo.

Gato, hijo, que me he quedado con la copla,

confía en mí, no te vas a arrepentir, de verdad.

¿Me voy?

(RÍE)

Enséñale. Ah.

Agacha a la una, eh. No.

No, que te conozco.

(CHISTA) Eh.

Y de fumar oro ni mijita. No.

¿Cómo está el tío?

Uno pa' el camino a la salud de Sarabia.

Bueno, uno pa' el camino y otro por lo que pueda pasar.

(RÍE)

Luego te veo. Venga.

Adiós.

(Puerta)

(Pitido)

Maguita,

¿qué haces? ¿dónde estás?

Olé ahí. (CHISTA)

Escucha, "monstrua",

¿tú...

tienes cuarto y mitad de apaleado?

Mmm. No puedo darle más detalles, pero...

Hola, necesito saber si le subió el sueldo a Pascual Moyano,

Ya.

¿Y sabe si tenía otra vía de ingreso?

Bueno, eso de que era un buen hombre...

está por demostrar.

Vale, pues muchas gracias.

Buenas noches.

(Música)

(SUSURRA) Escucha.

Acaba de llamar esa policía.

Han encontrado muerto a Pascual Moyano.

¿Qué?

Eso...

pero ¿qué ha pasado?

No me lo ha querido decir.

Pero, ¿qué... qué ha podido...?

Germán.

Tú y yo tenemos que hablar.

o si prefieres que me marche,

me voy hoy mismo.

El porqué me has estado robando no importa.

Te enseñé todo sobre los negocios

y has sido una alumna muy aplicada.

Tampoco me voy a sorprender.

Al fin y al cabo, te encontré en una casa de putas,

¿no?

(RESPIRA TEMBLOROSO)

(BESA)

Illo, esto es el oro ese, ¿no?

(CHISTA) Dinamita pura.

Hay que hacerle una rebajadita, tú sabes,

pa' moverlo... bien, y...

-¿Tú crees que es difícil? -(CHISTA)

¿Tú con quién te crees que estás hablando, chalado?

Soy la puta maga de las mezclas.

Esto...

esto con la pureza que tiene te lo multiplico yo por 24.

Lo que pasa que...

¿no te da pena, tío?

Esto es una obra de arte.

Es pa' hacerle un favor al gato.

Si es por el Gato...

necesito un colador, una olla y una batidora,

ah, y te vas a traer un poquito de azafrán,

que le vamos a dar un toque naranjito guapo, guapo.

-(RÍE) -Maga, uh...

Qué buena estás, coño. (RÍE)

¡El Gato va a flipar, colega!

¿Tengo que firmar más documentos? ¿Blanquita?

(CHISTA) Blanquita.

Soy yo,

Pilar, la vecina, ¿no te acuerdas?

Eh... ¿qué tal?

Dios, cuánto tiempo.

Ya pensaba que no ibas a aparecer por aquí.

Eh... Yo vengo todas las semanas.

Hoy le he traído salmorejo. Le encanta.

Un momento. No, vuelvo a llamar ahora. Sí.

¿Lo has visto ya?

Eh... No, no. Estoy aquí firmando unos documentos.

Claro. Rollo burocrático.

Como solo te tiene a ti... pobre.

Eh... ¿hemos terminado?

Sí.

Muy bien. Bueno, me alegro de verte.

Pero ¿ya te vas?

¿No entras?

No, Pilar, no entro.

No. Así cabéis a más salmorejo.

De verdad,

Jacinto no se merece esto.

Con todo lo que ha hecho por ti.

Todas las noches que iba a buscarte a esos sitios,

y ni siquiera has tenido la decencia...

Calla, por favor.

Ay, Darío, qué asco, por favor.

pero ¿te lo comes así, con ojos y todo?

Po claro. (RÍE)

Ahora entiendo por qué te dicen el Gato.

(RÍE)

Cortesía de la casa.

Hombre... Hala, muchas gracias.

Ya era hora, Pepe.

Ay...

Mira, Ruth.

-Hola, encantada. -Hola.

Me ha dicho Darío que es un auténtico artista

con las brasas. El mejor que hay.

Y qué remedio.

Yo era bueno de verdad ahí, en la mar pescando,

-Bueno, si me disculpáis, voy al baño,

que los espetos están muy buenos pero...

Encantada.

Niño. ¿Eh?

Esta...

esta es de las que hacen daño, eh.

(RÍE) Por eso me gusta, Pepe.

Ay, cabezón, tú siempre igual. (RÍE)

(BESA)

Oye. (GIME)

Ahí...

Ae...

(RÍE) (RÍE)

(Claxon)

(SUSPIRA)

Hola.

Hola, Blanca. Hola.

Hola, mi amor, ¿qué tal? ¿Cómo estás?

¿Qué pasa?

¿Cómo está el niño?

Bien, está bien. ¿Qué te pasa?

Quiero verlo, Andrés, quiero ver al niño.

Amor, son las 11:30 de la noche,

sabes perfectamente que a las 11:30 el niño está durmiendo,

o deberías saberlo. Pues enciendes la luz

y me lo enseñas.

Cariño, tú has estado bebiendo, ¿verdad?

Qué ojo tienes.

Hemos perdido un gran policía, qué pena.

(SUSPIRA)

Es que no me apetece que me hables mal, ¿vale?

Así que si eso me llamas mañana y hablamos cuando estés más serena,

¿vale? No.

¿Qué habéis hecho hoy? Venga, sí.

Blanca, lo normal. Pues nada,

hace un rato lo he bañado y ya está.

No le toques los muslos, Andrés.

¿Perdona?

Oye, pero ¿qué te pasa, Blanca?

¿Pero qué dices Blanca?

Pero ¿qué te pasa? (CIERRA EL ORDENADOR)

(Música)

(TOSE)

Hostias, pues sí que pega, sí.

(CHISTA) (TOSE)

Gasta cuidado, hombre, que esto es veneno.

Me lo ha dicho mi jefe.

(TOSE)

Ya.

Y tú eres el típico poli

que le encanta pasar de su jefe cuatro pueblos,

y hacerse el chulito, ¿no?

Entonces qué,

¿me vas a contestar a la pregunta o qué?

¿Cuál era la pregunta?

Que si has estado alguna vez con un negro.

¿De qué te ríes?

(RÍE) (RÍE)

Ahora me toca a mí.

Una facilita.

¿Por qué te hiciste poli?

Tendríamos 13...

o 13 o 14 años, yo qué se, una cosa así.

Menudos perlas.

(RÍE)

Nos tenías que haber visto.

Nos íbamos unos colegas a la playa,

venía una lancha,

tiraba unos fardos y nosotros los cogíamos

y los metíamos corriendo por la reja de una ventana.

Mil pesetas pa' cada uno.

Era una pasta, eh.

Éramos cinco amigos,

inseparables, los mejores amigos.

A los 18,

ya había uno muerto, dos en el talego,

y el Barra no paraba de darle al tema.

Me vestí de azul.

Me pareció un plan estupendo.

El problema es lo que te enseñan en la academia.

No vale pa' na' en la calle.

O espabilas, cambias el chip, o te dan por culo.

Por eso algunas veces po'...

Tú me entiendes, ¿no? ¿O qué?

Duerme, chula.

¿Crees que nos habrá reconocido?

Imposible. No te comas el tarro.

Es que soy imbécil,

mira que pegarle.

Tranquila. Mañana nos vamos.

A Madrid, a Barcelona.

A hacer pasta de verdad.

Donde sea.

Me da igual.

Con tal de estar lejos de mi familia,

y del subnormal ese de primo con el que me quieren casar.

A tu primo antes lo mato y me voy preso.

¿Has escuchado?

Te lo juro por mi madre.

(GRITA)

No, mamá, no.

(LLORA)

(LLORA)

No, no...

(CHISTA)

"Dixen que non, mamá, carallo".

Deja ya de darle vueltas, Quino.

¿A qué?

A lo del muchacho ese.

Si vieras la cara de sufrimiento de la mujer

cuando vino a la oficina, tan joven que es el chaval.

No te puedes imaginar en el estado que estaba cuando...

Bueno, mira, una pena, la verdad.

Pero se lo ha ganado a pulso, tanta droga y tanta mierda.

Tú lo que tienes que hacer es dedicarte a tus casos,

Claro que sí, cariño.

Oye, ¿qué tal la película esta iraquí

que fuiste a ver el otro día? Bien, bueno, un poco...

un poco lenta. (ASIENTE)

¿Y a tu amiga qué le pareció? Bueno, pues como a mí, lenta.

Ya.

(Teléfono)

(Teléfono)

(Ducha)

Ese es el móvil de mamá. (CHISTA)

Ya... ya lo sé, hija,

pero se lo iba a llevar ahora mismo.

A mí me regañaste por mirarle el móvil a Inés.

Dijiste que estaba muy mal. Pero no es igual.

No es igual porque mamá y yo estamos casados,

y en un matrimonio, no hay secretos.

Voy a preguntárselo a ella.

Eh. Un momento, un momento... (NIEGA)

(SUSPIRA)

¿Tú sabes lo que significa la frase de...

"la palabra es plata, el silencio es oro"?

20 euros.

Te estás pasando.

(Timbre)

¿Tú esperas a alguien?

¿Qué haces aquí?

Os echaba de menos.

Tenemos que estar juntos.

Estás mu' rara hoy, niña, ¿qué te pasa?

Que hay cosas que no me cuadran.

No.

Tú siendo detective,

has trabajado para aseguradoras, ¿no?

Po' hombre.

Son los productos estrella de mi empresa. ¿Por qué?

¿Y cuándo...

cuándo se queda anulado el cobro de...

del seguro de vida? ¿Cuándo lo anulan?

(SUSPIRA)

Por suicidio...

del asegurado o asesinato por parte del beneficiario

o los beneficiarios, ¿por?

Porque...

(Puerta)

Disculpad.

Estoy con dieta líquida y no paro de ir al baño.

A usted no le hace falta dieta ni líquida ni sólida,

ni gaseosa, señoría.

Qué gañán, Quino.

Nos conocemos de cuando este era poli,

y yo una pobre opositora

que acudía a los juicios de espectadora.

Bien, inspectora, ¿algún avance? No, todavía no.

Necesitamos el registro de una...

de una de las propiedades de Germán Castañeda.

Pensamos que puede tener relación con la muerte de Noelia.

¿Por qué te puenteas a tu superior, el comisario Sarabia?

Porque...

tengo orden directa suya de dejar en paz a Castañeda.

Pero entonces...

Esa orden podría obstruir la investigación.

Y cuando resuelva el caso,

nadie podrá echarme nada en cara.

¿Qué tal la familia, Joaquín?

Po' mira, muy bien, gracias a Dios.

Muy bien.

¿Tú qué tal?

Sigo soltera.

(Teléfono)

Buenos días. "Los he tenido mejores, la verdad.

Te has ido sin despedirte, campeón."

Es que me he tenido que ir a comprobar una corazonada.

"¿Qué clase de corazonada?"

De esas que tenemos los polis y no tenéis los picoletos.

"(RÍE)

Buenos días, jefe.

Pues nada, a trabajar.

Bien, como siempre.

Buenos días, Tomás.

¿Qué tal?" Oye,

te dejo, que te noto liada.

Venga.

Ten cuidadito con los malos.

Que tengan cuidado conmigo.

"Un beso." Venga, un beso.

(Teléfono)

(RESOPLA)

¿Qué haces, canijo?

¿Qué pasa, figura?

¿El primer chispazo del día?

A ti quién cojones te ha dicho que te sientes.

-Tranqui, león,

que vengo de parte de tu colega Maga.

(CHASQUEA LOS DEDOS) Una birra.

¿Puedo?

¿Qué te pasa en la manos?

-Muchas gracias. -De nada.

Tu amiga, que muerde como una fiera.

Dame fuego.

Yo no quiero jaleos.

Ni yo tampoco.

Solo quiero saber por qué no le has dado "me gusta"

a una foto que ha colgado tu Maga en Instagram.

No sé de qué foto me hablas.

-Esta.

Lo que se llevaron. Ahí está to'.

¿Cuál de los dos me tocó la cara?

Si uno confiesa, el otro se puede ir.

(HABLAN INCOMPRENSIBLEMENTE)

(DESPEGA LA CINTA)

-No. -Fui yo.

-Te lo juro que fui yo, Tota. -Fui yo.

-He sido yo. -¡Fui yo!

-He sido yo. -¡Fui yo, cállate la puta boca!

-Qué bonito es el amor, coño.

-Le corto un dedo a cada uno, ¿no? -No, Tota, por favor.

-No, por favor, no.

Niña, tienes suerte de que a mí me gusten mucho las caras bonitas,

¿Rajo al morito o qué?

El que se ríe de los Cucos,

que se ría ya pa' siempre.

(Música)

(SOLLOZA) No.

No, por favor, no.

-¡Por favor!

-¡No, no, no! -Estate quieto

que si no va a ser peor. Abre la boca.

-No. -¡Abre la boca, coño!

Ahí.

(GRITA) No, no, no.

¡No!

(GRITAN)

-Olé.

-(LLORA)

(GRITA ALGO INCOMPRENSIBLE)

-Tota, mira esto.

-(LLORA)

(GRITA)

(LLORA) (GRITA)

¿Por qué tiene este una foto del Rachid?

No tengo ni puta idea. -(GRITA) ¡Rachid es su tío

y os va a matar a tos', hijos de puta!

¡Hijos de puta!

(Música)

(Motor)

(Motor)

(Música)

(Vibración)

(Música)

(Vibración)

(Música)

(Música)

-Trae, te voy a poner. -Dale, dale.

(TODOS) ¡Oh!

(Música)

¿Tú te atreves a hablarme a mí de justicia?

-¡Manos arriba! -¡Manos a la cabeza!

(Música)

Te quería demostrar que yo era capaz.

Deja ya de llorar, maricona, ¡que te voy a dar una hostia!

(Música)

Estoy buscando a mi sobrino.

-Dicen que vieron a Monzón metiéndolo en un coche.

(Música)

¿A ti qué te pasa, tío? He perdido a mi hijo.

(Música)

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Capítulo 4: La palabra es plata, el silencio es oro

Malaka - Capítulo 4: La palabra es plata, el silencio es oro

23 sep 2019

El Oro abandona sus escenarios privilegiados y llega a los barrios, despertando ambiciones, enfrentamientos y traiciones entre los clanes. Mientras Quino y Blanca se ven cada vez más lejos de sus respectivas familias, Darío encuentra un espacio para la paz en Ruth, la joven guardia civil madrileña.
En los barrios Los Cucos comenten una peligrosa imprudencia en la que se ve involucrado Monzón, que a partir de este momento tendrá que empezar a actuar por sí mismo a espaldas de Darío. En cuanto a la investigación, Rocío, la hija del capataz de la finca encontrado al fondo de un barranco, está convencida de que su padre no ha muerto por accidente, y Blanca, Darío y Quino darán un giro al caso cuando descubran la posible existencia de ciertos negocios e intereses ocultos entre el comisario Esteban Sarabia y el padre de la víctima, Germán Castañeda.

ver más sobre "Malaka - Capítulo 4: La palabra es plata, el silencio es oro " ver menos sobre "Malaka - Capítulo 4: La palabra es plata, el silencio es oro "
Programas completos (6)
Clips

Los últimos 29 programas de Malaka

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos