Malaka La 1

Malaka

Lunes a las 22.40 horas

Malaka
Lunes a las 22.40 horas  
www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5384432
No recomendado para menores de 16 años Malaka - Capítulo 1: Fenicios - ver ahora
Transcripción completa

(Motor)

(Reloj)

(Gruñido)

Hasta luego.

Adiós, Paqui.

¡Darío! ¿Qué?

A ti quería yo verte.

Para agradecerte lo de mi hijo.

No pasa nada, Victoria. Que no haga más chaladuras.

Venga, lo que haga falta.

Llega el poli

y le dice a la Juani:

"A ver, señora, ha habido una explosión,

no sabemos muy bien.

Hemos visto un cadáver y no sabemos muy bien

si el cadáver es su marido, ¿no?". La Juani empieza: "¡Ay, mi Paco!

¡Ay, pobrecito mi Paco...!".

(RÍEN)

Entonces va el poli, dice el policía local:

"Nos hemos encontrado un pene, entonces no sabemos.

Tiene que verificar, para salir de dudas, ¿no?".

Va el poli y saca una picha y la Juani mira la picha y dice:

"Eso no es de mi Paco.

Y tampoco me suena que sea de ninguno del barrio".

(RÍEN)

Hija puta la Juani, se había follado a todo el barrio.

Tenía el coño como un bebedero de patos.

-Como un bebedero de patos...

Venga, Gato, cuéntate tú un chiste ahora.

Venga, compa.

Cuéntate un chiste.

Venga, cojones, con esa cara, cuéntate un chiste,

que estamos todos los colegas.

Venga, cuéntate un chiste.

Venga, compa, que tienes a todo el mundo esperando.

Vamos, Gato, miau, mia...

¿Te ha hecho gracia el chiste o te cuento otro?

No lo he pillado.

Hijo puta.

No me digas miau.

¡Eh, Gato! Adiós.

Hazte un cigarrito aliñado,

a ver si me relajo una mijita.

¿Vas a la sala? A ti qué te importa.

Tío, tranquilo, solo es por preguntar.

No veas, colega.

Se nota que se acaban las vacaciones y vuelves a ser un pringado.

¿A que te meto una hostia?

Méteme dos. ¿Qué haces?

Como al Pipo, que lo has dejado cuajado.

Aunque no te lo merezcas, tengo un regalito para ti.

Para que te despidas de lo bueno como Dios manda.

¿Esto?

Qué color más raro, ¿no?

¿Qué quieres que me haga un anillo?

Material nuevo, me acaba de llegar, flipa.

Mete un trallazo que te cagas.

Cuidado con el peta antes de dormir, no lo cargues mucho,

que eso es la bomba, ¿eh?

¡Vete por ahí!

¿Qué?

A mí se me ha acabado.

Hace fresco, ¿no?

Dicen que el frío de Málaga cala,

que se te mete en los huesos.

Eres de las calladitas, ¿eh, niña?

¿Tienes un chicle?

Claro.

Toma. De sandía.

Gracias.

Es que acabo de vomitar.

He echado hasta la primera papilla.

¿Sabes eso de que tienes tropezones entre los dientes?

¿Sabes lo que te digo?

Ah,

y tengo 33 años.

Ya hace bastante que deje de ser una niña.

Era un piropo, tía, no hace falta ponerse borde.

(MÁQUINA) "Muchas gracias, buen viaje".

Zorra.

¿Qué has dicho?

Te he dicho zorra.

Tu puta madre.

Pon la tele un ratito, anda.

Toma.

¡Hombre!

Mira quién viene por la puerta.

¿Qué pasa, mamá?

¿A dónde vas tan rápido, campeón?

Al cuarto.

Ven aquí, coño.

Esa boquita, Darío.

¿Qué pasa? Que soy su padre.

Ven aquí.

Illo, ven aquí.

Ven aquí.

¿Cómo estás?

Bien. ¿Sí?

Me han dicho que la estás liando, cabrón, ¿eh?

Metiendo más goles que...

Ahora, una cosa, con esto...

Está reventada.

Ya.

Esto lo vamos a arreglar ahora mismo.

Te vas a comprar unas botas nuevas.

Las buenas, las de Messi, ¿eh?

¿Qué pasa? ¿No quieres cien pavos?

Adiós, León.

A este, ¿qué le pasa?

No me ha mirado a la cara ni una vez.

¿Qué le va a pasar?

La edad.

Y que se parece mucho a su padre.

Joder, mierda.

¿Qué pasa, gorda?

¿Estás bien?

¿Te has cortado o algo o qué?

Hola, ¿qué tal, cariño?

¿Qué pasa, Darío?

¿Qué pasa?

¿Todo bien? Muy bien.

Toma...

Lo de esta semana y lo de la que viene.

Si te hace falta más, me lo dices.

No hace falta más que lo que le corresponde a tu hijo,

gracias.

Habrá que comprar platos, ¿no?

¿O algo?

Así me gusta a mí.

Buenos días.

¿Una habitación?

(TELEVISIÓN) ¿Para qué corréis?

Somos colegas, tío.

-Eres un madero, tío.

-Una cosa es que seamos unos chotas

y otra que se entere todo Dios.

-¿Chotas? Chivatos.

-¿Qué?

-Sí, claro.

Así salió de fábrica,

el 'Pepsicolo' y el 'Bocas'.

-Te has confundido.

-¿Me he confundido?

Mira, ¿quiénes son? ¿Los Pecos?

-¿Y esto?

-¿Qué te he dicho a ti?

¿Qué te he dicho?

-Quien trabaja contigo, nada de drogas.

-¡Ah, claro!

Venga...Las esposas.

-¿O qué?

¡Perico!

(SILBA)

¡Perico!

¡Perico!

(TELEVISOR) "Decenas de miles de personas...

-No aguantamos, tenemos 30 años de vida,

o lo solucionamos ya, o morimos.

Hay pueblos que no tienen ni gente,

ni médicos ni nada de nada,

ni luz, vivir, seguir existiendo.

Que luego se utilicen que parece que...

Me cago en la puta.

Un placer tenerte aquí, Blanca.

Tu padre fue más que un mentor para mí,

y ni que decir tiene que mi puerta está abierta

para lo que necesites.

Gracias, señor.

Nada, por Dios.

Jacinto es aquí toda una institución, en el cuerpo.

A todos nos afectó muchísimo lo que le ha pasado.

Bueno, ¿vamos al tajo?

Vamos.

Aquí tienes.

Noelia Castañeda, hija de Germán Castañeda,

uno de los empresarios más importantes de aquí.

Está muy relacionada a nivel político, así que,

tendrás que ser rápida y discreta.

¿Qué ha hecho?

Desaparecer.

¿Desde cuándo?

Pues parece que anoche no fue a su cena de cumpleaños.

Anoche...

Pero eso es muy pronto, ¿no?

De eso te informará la familia.

¿Quién ha puesto la denuncia?

Oficialmente no hay denuncia.

Pero señor, entonces no hay caso.

Castañeda es un hombre muy influyente y un amigo,

y ahora es un padre preocupado, Blanca.

Tómatelo como un favor personal.

Pero...

Buenas, ¿quería verme?

No, pero no me queda otra.

Blanca, este es Darío Arjona.

Un castigo por algo que debí hacer mal en otra vida.

Y ella es Blanca Gámez,

la hija del mítico comisario Don Jacinto Gámez,

que se incorpora hoy.

Bienvenida a la Costa del Sol.

Gracias, pero soy de aquí.

A ver lo que duran esta vez.

No se preocupe, he aprendido la lección.

¡Arjona!

¿Te he dado permiso para que te vayas?

Perdona.

Vais a trabajar juntos.

Con todos mis respetos, señor,

yo este trabajo lo puedo hacer sola,

no necesito un guía turístico.

A mí tampoco me hace falta hacer de niñera.

Bueno, pues vais a trabajar juntos, punto y final.

¿Te suena esto?

Es un polen nuevo,

lo llaman oro.

No sabemos quién está detrás.

¿Quiere que me ponga con esto?

No, es por si te llega información.

Ahora, prefiero que te centres en la chica.

¿Qué chica?

Blanca te informa.

Comisario, insisto, que yo me muevo mejor solo...

Yo también insisto, señor.

Bueno, tomo nota y lo archivo en mi carpeta personal

de cosas que me importan un huevo.

¡Vamos! Al tajo.

Buenos días.

Blanca...

No me llames señor, que aquí no se estila.

(Teléfono)

Señora, la policía le está esperando.

-Gracias, Amy.

Es hindú.

A Noe siempre le han gustado ese tipo de cosas.

Olga de la Coba.

Asistente personal del señor Castañeda.

Me ha pedido que le disculpen.

Ha tenido que salir por un problema urgente en una obra.

Pero no se preocupen, yo les atiendo.

¿Podemos ver su habitación?

Sí, claro, acompáñenme.

¿Vive usted aquí?

No, pero paso más tiempo que en mi casa.

Y hoy es el cumpleaños de Noelia, ¿correcto?

Anoche quedamos en un restaurante y no se presentó.

¿Ha hecho esto anteriormente?

Lo de desaparecer.

Que yo sepa no, pero es bastante independiente,

está acostumbrada a entrar y salir con libertad.

Vamos, que podría estar de fiesta perfectamente, ¿no?

No, no lo creo.

¿Por qué?

Para ella la idea de fiesta sería como una alineación de chacras.

¿Tiene novio? ¿Novia?

Ella no habla de eso, al menos conmigo.

Pero no creo, le gusta estar sola.

No falta nada, es que tiene poca ropa.

Ya... ¿A qué se dedica?

Básicamente lee y pasea por el campo.

Casi siempre está arriba,

en la finca de los Monte.

Y supongo que no contesta al teléfono, ¿no?

Da apagado, pero eso es normal.

Cada dos por tres

lo pierde o se queda sin batería.

¿Tiene coche?

No, ni carnet, no soporta contaminar.

Su madre.

Murió cuando tenía 15.

Antes de empezar a trabajar para Germán.

Pues ya que saca usted el tema,

¿podríamos hablar con él?

Bueno, ya he dicho que ha tenido que atender un asunto importante.

No me está entendiendo, que dónde está.

En la antigua prisión provincial.

Estamos reformando el edificio para hacer un centro cultural.

Muy bien, enhorabuena.

Dígale que vamos para allá.

Gracias por su cooperación.

¿Qué?

¿Qué?

La niña se está poniendo como las grecas.

¿Te lo explico o qué?

Cuando se acabe la fiesta o el dinero vuelve con papá.

Yo no he dicho eso.

Tengo muchas cositas que hacer, ¿vale?

Bueno, ¿y entonces?

¿Qué sabes del tal Castañeda?

Pues que es rico.

¿Y?

Algo malo habrá hecho.

Mira, mira, mira qué maravilla estos dos.

Ya saben que estamos aquí.

Illo...

¿Este es tu barrio o qué?

¿Tan merdellón me ves?

Merdellón...

Hacía siglos que no oía la palabra merdellón.

Bienvenida al Bronx.

¿Qué coño hacemos aquí?

Tengo que hacer un mandadito.

¿Un mandado de qué?

Castañeda nos está esperando.

Sabes conducir, ¿no?

Pues mañana me lo cuentas.

Este tío es gilipollas.

Hermano, ¿qué haces, cómo estás? Me alegro de verte.

Aquí estamos, con un litro, estamos refrescando aquí el gaznate.

El colega...

(SUSPIRA)

Se ha ido su madre la que...

A ver, que no quiero hablar con el perito,

que no quiero escuchar al diseñador,

lo que quiero es que lo soluciones

y que me mandes el informe ya.

Pues le dices a la concejala que ya no hay marcha atrás.

Mira...

Noelia sabe cuidarse.

Se ha pateado ella solita un montón de países.

Hablo de Turquía, Tailandia o la India.

Así, que no nos pongamos nerviosos.

Ya es mayorcita.

¿Entonces por qué nos ha llamado?

Por la existencia de Olga.

Y porque estoy pendiente de un proyecto urbanístico.

(Móvil)

¿Me va a explicar eso o va a atender otra llamadita?

A ver...

¿Cómo te lo explico?

No me gustaría

que Noelia apareciera en cualquier momento haciendo ruido

con sus amigos ecologistas.

No se llevan muy bien.

Digamos que vivimos en mundos diferentes.

Yo en la tierra,

y ella en la luna.

Desafortunadamente.

(Móvil)

Y los negocios no van bien.

Los negocios van estupendamente.

Dime.

Eh, una cosa.

Espera.

Olga ha mencionado algo de una finca.

¿Hay alguien arriba que me pueda atender?

Pascual, el capataz.

¿Le puede decir que me mande la dirección?

Gracias.

A ver, cuéntame.

(SILBA) Illo, ¿qué?

Gato, Gato...

Dichosos los ojos que te ven, hermano.

Hablando de ojos, no veas cómo traes los tuyos tú tan temprano.

Algo nuevo, hermano.

Algo que hemos probado. ¿Sí o qué?

¿Qué pasa, Gato?

¿Buscando raspas de sardina por los callejones?

Pues mira, estoy buscando algo, ¿habéis escuchado algo?

Algo, sí.

Qué pechá de reír...

Enséñamelo, Juanlu, por favor.

(SILBA)

Bueno, bueno, hermano, canela pura,

mejor que el afgano.

Esto no es lo que busco,

yo busco como una placa dorada, como un lingote de oro.

De eso aún no sabemos nada.

Bueno, hazme un favor,

si te enteras, me dices, hermano.

Vale, hermano. Gracias, tío.

Una cosa sí se dice.

La Salo se ha echado novio.

Uno al que le ha dado mucho el sol.

¿Qué tienes ganas de cachondeo?

Gato, suéltame, Gato...

-Estamos buscándonos la vida.

Juanlu, que contigo no va la cosa.

Cabrón, que me partes el brazo.

¿Me escuchas? ¿Te callas?

Como te pases... Ni una más, gorda de mierda.

¿Que si me estás escuchando?

Que sí, pero suéltame. ¿Me estás escuchando?

Sí, pero suéltame, por favor.

Eso es, dímelo.

Por favor, Gato.

Eso es... Gato, suéltame por favor.

Gato, ¡suéltame!

¡Eh! ¿Qué?

¡Gato!

¿Tú que quieres? ¿A dónde vas?

Quieto ahí. Quieto ahí.

Te vi...

Aparta, aparta...

Eh, ¿qué, qué? Sube ahora, ¿qué quieres?

(HABLA EN OTRO IDIOMA)

Va, va, va.

¡Va, va!

(HABLA EN OTRO IDIOMA)

Para, cabrón, para.

Me cago en su puta madre.

Tu nación... ¡Alto cabrón!

¡Quieto!

Si te pillo te mato.

¡Quieto, cabrón!

(RESOPLA)

(Llaves)

¿Hola?

¿Pascual Moyano?

Soy yo.

¿Qué tal?

Blanca Gámez.

Inspectora de policía. Encantado.

¿Me enseña la casa?

Sí, le abro.

Bonito cuchillo.

Estos montes están llenos de guarros.

¿De verdad Noelia pasa los días cocinando en un hornillo?

Sí, señora.

Come de lo que da el huerto.

¿Hay alarma?

No.

¿Perros?

Cuatro.

Los tengo atados.

¿Dónde?

La finca es grande.

Hay una caseta a medio kilómetro.

¿Qué tipo de caseta?

Un almacén, para herramientas y aperos.

¿Noelia suele venir con gente?

¿A hacer fiestas?

Yo siempre la veo sola.

¿Y cada cuánto viene usted?

Dos veces por semana.

A comprobar que todo esté bien.

Y hacer arreglos.

¿Cuándo fue la última vez que la vio?

Hace tres días, el sábado por la mañana.

Pasó en taxi y me saludó.

¿En taxi?

Sí, el que la bajó a Málaga.

¿Va y viene en taxi?

Sí.

¿Es suyo?

No.

¿De Noelia?

No lo sé.

Eric, Eric se la pasa a Mula,

Mula al hueco de Adrián,

Adrián prepara la zurda y...

¡Gol!

¡5-0!

La manita para Antoñito, pringado.

(SILBA)

¿Qué pasa viejo?

Vente.

Fernan... -¿Qué pasa?

-Me pones otra y una tapita de rusa, me la apuntas, ¿vale?

-Cerveza y tapita, la tapita la apunto.

-Hombre, que si no me emborracho, yo lo que quiero es estar...

-Con esta ya no hay más, ¿vale, campeón?

Se ha terminado. -Venga, illo.

-Venga, nos vemos.

¿Qué pasa illo? Illo, ¿qué pasa hermano?

¿Algún problema o qué?

No veas el día que llevo.

Me han encasquetado a una compañera nueva,

una de Madrid, una enterada.

Para tenerte ahí... vigilado.

En peores plazas has toreado.

Sarabia es un cabrón.

¿Sabes lo que ha sacado esta mañana el hijo de puta?

Un pedrolo como el que tenías el otro día.

No jodas, ¿de una incautación? Ni puta idea.

¿De dónde lo sacaste?

Un pijo que vino a pillarme un pollo,

no me podía pagar y me dio una china.

Pero la coca era una mierda.

¿Sí?

¿Tú lo puedes localizar?

Qué va, tío, ni de coña.

No saben nada del oro este.

Ni el Juanlu, he preguntado por todos los lados.

Están nerviosos, no saben quién lo ha traído y lo mueve.

Yo sé quién es. ¿Sí o qué?

Antes vi a uno que no era del barrio.

Uno con pinta de chulito, con una cicatriz aquí.

No veas cómo corre el maricón.

De eso sé algo, eh.

¿Ese quién coño es?

Jesús Pacheco, le llaman "el malo",

un camello de Algeciras o por ahí,

que ha venido a montarse el chiringuito.

¿De Algeciras?

Pues se va a montar una polla.

Convoca el Parlamento.

¿Cuándo? ¿Ahora?

¿Qué pasa, que tienes algo que hacer?

¿Ver la novela o algo o ganarle la Champions?

¿Al niñato?

Venga hombre, Barra.

Qué viejo.

Tío, ¿qué? ¿Qué pasa, Gato?

¿Está el gordo?

Dentro.

Te veo fuerte, cabrón.

Hasta luego.

Afloja, que petas.

Tú dirás.

Esta noche hay meneo, ¿vale?

Chungo.

Lo de siempre.

Venga.

Pues venga, cámbiate que nos vamos.

Mírale, ha traído al perrito.

Ve a hablar a los mayores, anda.

Y hazte una mijilla así,

que tienes todavía la reja marcada en la cara.

Niño, ¿quieres dejar el trabajo?

Al final te va a agarrar.

Mira...

A mí me gusta los lunes quedarme en casa viendo MasterChef,

así que, aligerando.

Perfecto.

Pues lo primero, el oro.

El chocolate, ¿quién lo está vendiendo?

Gente de la costa.

Rusos,

napolitanos,

marselleses.

Déjate de rollos, Rashid,

que esa gente está en otra película.

Escúchame, por mis muertos

que esto es de los putos nigerianos.

¿Quieres dejar a nuestros muertos en paz?

Son muchos y tienen muy mala pipa.

Que son los negros Tota, además,

seguro que se juntan con los moritos.

Vienen todos de África, la misma mierda.

Impresionante, Suizo, ¿eh?

¿Cómo te has enterado que Nigeria y Marruecos

están en el mismo sitio?

Yo soy de Túnez.

Como si vienes de la puta Ponia, gachí.

A ver...

El oro ha llegado a la comisaría, ¿vale?

Va a empezar a salpicar mierda y no nos conviene.

Nosotros no tenemos nada que ver.

Pero te gusta vivir bien, ¿verdad, Tota?

Y ganar un dinerito fácil, estar tranquilito, ¿verdad, Rashid?

Pues esto lo tenemos que arreglar.

¿Estamos?

Muy bien, segundo.

El tío ese, el majarón de la cicatriz en la cara.

Que se cree que tiene la polla más gorda que nadie.

¿Ese quién mierda es?

Vaya hombre, me he dado cuentasolo, ¿no?

Llega una droga nueva y un tío que no conoce nadie.

¿Y nadie sabe nada?

Di lo que quieres y así acabamos antes.

Pues mira, quiero al tío ese. ¿Vale?

Y me lo vais a traer ustedes.

Mañana.

Como si tienes que ir a Túnez.

Bueno, ¿está todo clarito?

Muy bien.

Muy perita, venga.

Vámonos, esta familia tiene que ver MasterChef.

Buenas noches.

(HABLA EN OTRO IDIOMA)

Está cagado.

Está perdiendo el respeto en la calle.

-¿Ves? Te lo he dicho.

Me cago en todo.

A ver Tota, para que yo me entere,

a este lo huntáis a cambio de protección, ¿no?

¿Y si no cumple?

-Si no cumple lo que hacemos es... Que te calles.

Mira, guaperas, te voy a contar un cuento.

Hace unos años, esto iba como la seda.

Pero llegaron los nigerianos.

Ojalá los cuelguen de las tripas en las vallas de Melilla.

Se abrieron paso a machetazos limpios.

Es lo que tiene venir con hambre y sin nada que perder.

Fue una matanza.

Yo perdí un hermano y dos primos.

Que Dios los tenga en su gloria.

¿Sabes quién fue el único

que tuvo cojones de meter a esos bestias en vereda?

Pero Tota, es un puto madero.

Qué más da que el gato sea blanco o sea negro.

Con tal de que cace ratones.

(Música)

Y entonces, el hermano de Napoleón,

pues tuvo que ser en el 1800 y pico.

Cuando pisó Málaga, dijo: "Merd de gent".

Vamos, mierda de gente.

Y eso ha ido derivando hasta merdellón.

Claro, merdellón.

O sea, para que me haga una idea, lo que en Madrid llamamos cani, ¿no?

Sí.

¿Qué tal Gonzalo?

Míralo, aquí...

Míralo.

Duerme como un campeón.

Mira qué cosa más bonita.

Está precioso.

Necesito que me hagas un favor.

Claro, ¿qué quieres?

Que mires la situación financiera de un empresario local.

Vale, ¿cómo se llama?

Germán Castañeda.

Germán Castañeda...

Andrés...

¿Sí?

Gracias.

No hay de qué. No hay de qué, mi amor.

¿Qué tal con tu padre?

No, es que hoy se me ha complicado el día.

Mañana iré.

¿Mañana?

Sí.

Está llorando...

Venga, ve.

Tranquilo, mañana hablamos.

Hablamos en otro momento.

Te quiero, te quiero.

Buenos días.

Buenos días, cariño.

A ver si hablamos esta noche.

Qué fea te pones cuando haces números.

Sol, termina que nos vamos.

¡Inés!

¡Inés, baja!

Inés se fue hace rato. Con su novio.

-Bueno, Sol, anda, vete a por tus cosas, guapa.

¿Cómo que con su novio?

Vamos a ver...

Inés tiene 16 años.

Es solo un amigo.

Un amigo...

¿Tú sabes sobre qué deberíamos hablar esta noche?

De tu hija.

Qué feo te pones cuando haces el troglodita.

Sol, venga, vámonos.

Buenos días, Inma.

Quino, hay una señora esperándote.

-Perdón, ¿detective Joaquín Romero?

Sí, soy yo. Soy Petra Vergara.

Encantado.

¿Puede atenderme aunque no tenga cita?

Por supuesto, sí, pase a mi despacho.

Gracias.

Ese Quino...

Es Álvaro, mi hijo.

Algo le pasa.

Me estoy volviendo loca y no puedo más.

Necesito que me diga en qué anda metido porque...

Porque no lo reconozco.

¿Qué edad tiene ahora mismo? 20.

Recién cumplidos.

¿Estudia, trabaja?

En teoría estudia.

Pero lo único que hace es dormir y trasnochar.

Apenas come y entra y sale a su antojo.

¿Sabe si consume drogas y se relaciona con malas compañías?

Esperaba que...

Que eso lo descubriera usted.

¿Ha observado usted últimamente comportamiento violento?

No.

Bueno, suele estar como ido, aunque...

de repente tiene unos prontos que asustan.

Lo que quiere es que le haga un seguimiento.

Las 24 horas del día.

Ya.

Bueno, llegados a este punto, deberíamos de hablar de honorarios.

Claro, ¿efectivo o tarjeta?

Efectivo, a ser posible.

¿Es suficiente para arrancar?

Sí, sí.

Este tipo de operaciones suelen ser costosas,

en caso de necesitar más dinero le avisamos.

Por supuesto.

También necesitaría un número de contacto.

Lo tiene detrás de la fotografía.

De acuerdo.

Nada, señora...

Tendrá noticias muy pronto.

Muchas gracias.

Y no se preocupe.

Seguro que no pasa nada.

Gracias.

(Teléfono)

Que sea la última vez que me dejas tirada

en un sitio de mierda como ese.

¿Has visto el muñeco de la puerta que no tiene falda?

Yo tampoco.

Pues no te hacía yo de las cagonas.

Ni yo a ti de los corruptos...

Oh.

Impresionante.

Que la señorita ha estado investigando.

Pues te habrás dado cuenta

que me han declarado inocente por falta de pruebas.

Sí.

Pero ya sé qué clase de policía eres.

Yo por lo menos no voy matando inocentes.

Que yo también sé investigar.

Déjame trabajar en paz, ¿vale?

(Móvil)

Tú guarda la pistolita, ¿vale?

¿Qué pasa ahora?

Hostia...

¡Me cago en su puta madre!

Mierda, joder.

Mierda.

Buenas.

Buenas.

Me cago en su puta madre.

¿Lo conoces?

Un camello de los Cucos.

(Móvil)

Mucho estaba tardando esta.

¿Qué? Las noticias vuelan, ¿no?

Solo las malas.

Tranquila, al que haya hecho esto lo vamos a encontrar, ¿vale?

Mira...

Para empezar esto no tenía ni que haber pasado.

Además, tampoco hace falta que busques mucho.

Han sido los negros.

Eso todavía no lo sabemos.

Yo sí, te recuerdo que sé cómo funcionan,

los he visto trabajar de muy cerquita.

Han sido ellos.

Te lo digo yo.

Muy bien, muy bien, me lo apunto.

Más te vale.

Porque como a la perra le maten a los cachorros,

de esta teta no mama ni Dios. Y mucho menos un gato.

Otra cosa, el majarón de la cicatriz en la cara

te espera esta noche en la playa.

Vale, me lo apunto.

Yo estoy haciendo todo lo posible para que...

Estás más gordo, Nabil.

Y tú más flaco, cabrón.

Ya te vale.

Ya era hora.

He estado muy liado, hermano.

Ya. ¿Te hace falta algo?

Qué va.

¿Sabes lo que de verdad echo en falta?

Esas tardes de pesca, los dos charlando,

con tus porritos, la musiquita, el mar como un plato.

Ya ves...

Lo que te haga falta, ¿vale?

Estoy bien.

Me han dicho que la cosa se está poniendo calentita.

Ha aparecido un cadáver de los Cuco

con la firma de los negros.

Hija puta la Tota, te corta el grifo.

Últimamente me he aficionado

a ver documentales de animales.

¿Eso qué tiene que ver?

No sabes lo que se aprende de los bichos.

Los leones.

No veas cómo se lo curran para cazar una cebra.

¿Sí o qué?

Y en cuanto la matan,

aparecen carroñeros por todos los lados.

Ya pueden luchar los leones todo lo que quieran

por defender lo suyo.

Que al final,

la hiena se come a la cebra.

Hija puta.

(HABLA EN OTRO IDIOMA)

Todo el mundo pierde, lo gana otro.

¿Me cambia usted señorita?

Ya ves, tío.

Esto no es lo que era, esto es la mierda,

la cerveza cara, mala...

Que no vengo más.

Gracias.

Que no la entiendo, tío.

Tendríamos que montar un garito.

Ahorraríamos en cubatas.

-Podemos pasar el polen, ese que estás pillando.

Así sí que la liamos.

Tío estás en la parra.

Estás colgado con la chorba esa.

Es una loca.

Tío... -No me toques.

-No puedes seguir así, estás hecho una mierda.

Lo que tú eres y mírate.

-Esta sí.

Espabila. -¿Qué pasa?

Disculpe, señorita.

Lleva mucho tiempo esperando, ¿la puedo ayudar?

No.

¿Busca a un paciente? No, no, gracias.

Me han dicho que me andabas buscando.

Mira...

Te voy a decir dos cosas, ¿vale?

Te vas para Cádiz o para donde coño vengas.

Te vas a llevar tu puto polen dorado de mierda.

Yo no tengo nada que ver con eso.

Con el chaval que ha muerto tampoco, ¿verdad?

O te crees que me chupo el dedo.

Quillo...

Que no quiero líos.

He venido a ganarme el pan.

¡Aquí hay un puto panadero! ¿Te enteras?

Un poli es lo que eres. Si no, otro gallo cantaría.

¿Qué dices de poli tú?

¿Qué estás hablando de poli?

Suelta la pistolita y lo comprobamos.

¿La pistolita vas a decir?

¿La pistolita? Me cago en mi puta madre.

Mira la pistolita dónde la dejo, mongolo.

Te mato.

Me voy a cagar en mi puta madre.

(GRITA)

¡Ahora qué!

¡Eh! ¡Cabrón!

(GRITA)

¡Cabrón, cabrón!

(TOSE)

Hijo de puta, cabrón.

¿Dónde vas?

Eh, ven aquí.

(RÍE)

(Motor)

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Capítulo 1: Fenicios

Malaka - Capítulo 1: Fenicios

09 sep 2019

La desaparición de Noelia es el punto de partida de ‘Malaka’. La joven, solitaria, amante del misticismo oriental y de la naturaleza, es hija de Germán Castañeda, un importante empresario de la zona. Las indagaciones sobre su desaparición desvelan conexiones y secretos inesperados. El oro, una nueva droga en forma de lingote dorado, desata la guerra entre las bandas que manejan el tráfico de drogas.
Tras quince años sin poner un pie en su ciudad natal, la inspectora Blanca Gámez regresa a Málaga para empezar a trabajar bajo las órdenes del comisario Esteban Sarabia, un viejo amigo de su padre. A Blanca se le asigna un compañero: Darío Arjona, que acaba de reincorporarse al cuerpo tras unas semanas de suspensión por comportamiento indebido.

ver más sobre "Malaka - Capítulo 1: Fenicios" ver menos sobre "Malaka - Capítulo 1: Fenicios"
Programas completos (3)

Los últimos 19 programas de Malaka

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

Añadir comentario ↓

  1. Tania

    Xq no se puede visualizar en smart tv el capitulo 1 y 2 d malaka!????

    pasado lunes
  2. jafter

    Porque no se puede ver Malaka en el SmartTV con la aplicación rtve a la carta????? Puedo ver todas las series y programas menos los 2 capítulos que han habilitado en la serie Malaka...

    pasado domingo
  3. jafter

    Porque no se puede ver Malaka en el SmartTV con la aplicación rtve a la carta?????? Puedo ver todas las series y programas menos los 2 capítulos que en estos momentos tiene habilitados la serie Malaka...

    pasado domingo
  4. Yolanda

    Va fatal la reproducción online. Arregladlo por favorrrrr

    pasado domingo
  5. maria

    Por qué no puedo ver los capítulos de MALAKA

    pasado sábado
  6. María

    Por què no puedo ver los capítulos de MALAKA???

    pasado sábado
  7. Mjvg

    El capítulo 2 no se ve en televisión, llevo 3 días intentando ponerlo y siempre da error. Podéis solucionarlo? Me gustaría verlo antes de el del próximo lunes. Gracias!

    pasado sábado
  8. Maria

    Porq no se puede mandar el capitulo al chromecast o ver en la play station? Tiene q ser por obligación en el movil

    pasado viernes
  9. Carmen

    Por que no se la puede ver en TVE internacional? Pagamos por este canal.

    pasado miércoles