Los conciertos de Radio 3 en La 2 La 2

Los conciertos de Radio 3 en La 2

De lunes a jueves de madrugada

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4619182
No recomendado para menores de 12 años Los conciertos de Radio 3 - Maga - ver ahora
Transcripción completa

Hola muy buenas, somos Maga.

Hemos venido a presentar "Salto horizontal"

-en los Conciertos de Radio 3.

Poco tardó en darse cuenta de que a su alrededor

no había nada que estorbara a su sombra,

pronto sintió envidia y celo de esa puesta de sol,

no había nadie como él.

Escapó de un lugar donde un domingo es un día más,

una mota en el polvo,

ahora, ¿quién le puede agarrar las manos?

¿quién se atreve a volver de nuevo?

¿quién le ha visto dar el gran salto?

¿quién querría llegar tan lejos?

Y de aquel verano olvidó el nombre, perdió la prisa,

pasó de largo.

No queda en sus pies memoria de sus pasos,

ahora, ¿quién me puede agarrar las manos?

¿quién se atreve a volver de nuevo?

¿quién me ha visto dar el gran salto?

¿quién querría llegar tan lejos?

ahora, ¿quién me puede agarrar las manos?

¿quién me ha visto dar el gran salto?

¿quién me vio caer al suelo, levantarme y alzar el vuelo?

¿quién me ha visto dar el gran salto?

¿quién se atreve a nacer de nuevo?

¿Qué secreto podrían desvelar las corrientes del Báltico

al romper su silencio contra la quilla de un barco?

Deshilada, la espuma estría el mar.

Ya toco la otra orilla y vuelve atrás,

a la estela que va tallando en azul tu barco.

Y desde la primera orilla te pensé hecha viento,

aullándole a tus velas, así que el norte,

nacido del grito de un volcán, te haga suya,

tu rastro con la marea se irá.

El invierno se quita su reloj,

llegarán las nevadas al jardín.

Son despojos del cielo que se comió la noche.

Tu verano y el mío no son dos, son lo mismo mi voz y tu canción,

la bahía y el ruido hipnótico de los grillos.

Y desde la primera orilla te pensé hecha viento,

aullándole a tus velas, así que el norte,

nacido del grito de un volcán, te haga suya.

Tu rastro con la marea se irá,

se irá.

Cuando nadie me escriba no habrá sombra en la casa

de llenar buzones con hojas de las plantas de mi terraza

arderán las persianas, llegarán las miradas,

del suelo saldrán destellos y pisadas de las ventanas.

Cuando nadie me escriba no habrá sombra en la casa,

el levante cubrió de arena la zanja de nuestra almohada.

Y si alguien me escribe, sin que yo lo esperara,

vendrán noches en blanco, tinta para regarlas, flores secas,

tiempo que malgasté.

Mientras caigan las rejas, sobrarán las campanas,

llenarán buzones las hojas que hacen sombra en mi ventana,

faltarán las maletas cuando nadie me escriba.

Y si alguien me escribe, sin que yo lo esperara,

vendrán noches en blanco, tinta para regarlas,

cuando alguien me escriba, sin que yo lo esperara,

vendrán noches en blanco, tinta para regarlas,

flores secas, tiempo que malgasté.

La voz de un aire helado que solo entiende el corazón

no les dejaba dormir.

La paz que les negaron se transformaba en devenir,

fue de ellos el azar.

Todo era fácil bajo el sol, transparente y vivo,

se abandonaban por error,

solo por error.

Unidos al encanto de lo vivido aquella vez

decidieron conservar

cada momento y lugar al que querían volver,

como cartas sin abrir.

Todo era fácil bajo el sol, transparente y vivo,

se abandonaban por error.

Sí, todo era fácil bajo el sol, transparente y vivo,

se abandonaron por error a merced del viento.

Y se abandonaron a merced del viento.

Eran como incendios a merced del viento.

Y se abandonaron a merced del viento.

Eran como incendios a merced del viento.

Y se abandonaron a merced del viento.

Eran como incendios a merced del viento.

En la casa del poeta, donde ya no vive nadie,

se demora la luz del amanecer.

Allí el tiempo no se acorta,

se imantaron los minutos con las horas en la esfera del reloj.

A distancia, la soledad me hablará

susurrando versos de un poema,

que resuena en los pasillos y en las manchas paralelas

que quedaron tras los libros en la pared.

Bajo el árbol centenario de la casa de la risa

al amor oscuro alguien le cantó.

A distancia, la soledad me hablará,

susurrando los versos de algún poema.

En la casa donde ya no hay nadie,

oigo el eco, las teclas de aquel piano.

En la casa...

Los cristales rotos marcan, como el mapa de una isla,

el lugar donde el olvido se instaló.

Oír otra vez el verbo gastado.

Siempre ha sido igual, idioma de olvido.

Se vuelve a quedar suspenso el futuro,

la incredulidad, la inercia callada.

Queda tanto por hacer, nadie va a quitarnos las ganas.

Creceremos hasta ser vida en nuestras propias palabras,

abriendo camino.

La tierra común, sin el mismo sentido,

principio del fin de lo conocido.

Sentir otra vez la plaza ocupada,

orgullo de ver lo que han conseguido.

Queda tanto por hacer, nadie va a quitarnos las ganas,

creceremos hasta ser vida en nuestras propias palabras,

abriendo camino.

Queda tanto por hacer, nadie va a quitarnos las ganas.

Y queda porvenir... si gira la noria,

queda porvenir si rueda la historia,

queda porvenir si gira la noria,

queda porvenir.

Llévame fuera de este drama irracional

para ver si improviso hoy un buen papel

asomándome al desierto de nuestra cama,

tengo que admitir que da vértigo sin tu espalda.

Fingiremos que somos locos desmemoriados,

salto horizontal, malabarismo sin manos.

Y llévame fuera de este drama irracional

para ver si improviso hoy un buen papel,

jugaremos más para ver si desempatamos,

no nos sale ser perdedores mansos.

Y si duele aún la intención más que la herida,

¡viva el corazón! ¡muera la impostura!

Sácame de este melodrama irracional,

quiero ver si improviso hoy un buen papel,

que creo que le he perdido el miedo a bailar

al recordar que el instinto es la mejor versión de nosotros,

jugaremos más, para ver si desempatamos...

Sácame de este drama irracional,

para ver si improviso hoy un buen papel,

y creo que le he perdido el miedo a bailar

al recordar que el instinto es la mejor versión de nosotros,

de nosotros,

de nosotros.

Me habla un libro mientras mienten las noticias,

desenlace predecible.

En la era de la sobredesinformación

se extinguieron las antenas

y todas las tardes el frío en las tiendas

nos quita las ganas de sentirnos solos.

Si duermo de día

descubriré que la noche esconde inmensa fortuna.

Toda la luz es para vosotros.

Se entrecorta nuestra sombra en el asfalto bajo tildes luminosas.

Vierte plata el tictac de las farolas como vidrio bajo el agua

por las tardes en el frío de las tiendas

parecíamos tan solos.

Si duermo de día

descubriré que la noche esconde inmensa fortuna.

Toda la luz es para vosotros.

Si duermo de día

descubriré que la noche esconde inmensa fortuna.

Toda la luz es para vosotros.

Subtitulado por Victoria Sánchez Mayo

  • Maga

Los conciertos de Radio 3 - Maga

30 may 2018

Un grupo que tiene nombre de personaje de Cortázar tiene que hacer letras muy buenas. Pero Maga tiene, además, un concepto pop sólido y emotivo que defiende en directo con soltura y brillantez..

ver más sobre "Los conciertos de Radio 3 - Maga" ver menos sobre "Los conciertos de Radio 3 - Maga"
Programas completos (1523)

Los últimos 1.558 programas de Los conciertos de Radio 3 en La 2

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos