www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
3533360
No recomendado para menores de 12 años Los archivos del Ministerio - Capítulo 14 - Ver ahora
Transcripción completa

Venga.

¡América!

¡Las Indias!

Es la época de Houdini, de Tesla, de los primeros inventos de Edison.

Las fronteras entre la barraca de feria y la ciencia

no son tan claras como ahora, y eso me fascina.

Fue uno de los orígenes del cine en realidad,

porque el "precine" se desarrolló en este mundo del espiritismo,

de las sombras, de los teatros de sombras...

En esa época, al espiritismo y a todas las ciencias ocultas

todavía no se sabía muy bien en qué saco ponerlos.

¡Ah!

(HUGO) Tras la I Guerra Mundial, en todo el mundo se pone de moda.

Como había tantos muertos, se empieza a poner muy de moda

la comunicación con el más allá, incluso mover objetos...

En el mundo racional se estaba asentando la industria

y, en cambio, surgían estos contrastes de tener

profundos credos espirituales.

Desde 1880 hasta después de la I Guerra Mundial,

el espiritismo se hacía reuniéndose en el salón la gente seria,

y creían en eso.

O sea, Amelia cree en las güijas.

(PACO) De hecho, arranca con Amelia jugando a contactar con espíritus

porque era muy habitual en la época en la que ella vive

y posteriormente, incluso hasta en la época de este capítulo.

(ANAÏS) Es la ingenuidad de la época.

Valle-Inclán, que era un señor superinteligente,

creía que Argamasilla tenía rayos X, y lo defendió.

¡Soy gallego!

¡Por el amor de Dios, cómo no voy a creer en poderes y meigas!

Creía en meigas.

Escribía con un lenguaje esotérico.

Escribe "La lámpara maravillosa", donde habla del karma.

Es un hombre que se adelanta mucho a su tiempo.

Podía ser en su vida privada un ingenuo que creyera

en algo tan de mentira como una sesión espiritista,

y me encanta plantearlo así.

J. Edgar Hoover, no te digo nada;

el jefe del FBI detrás de hacerse con el Ministerio del Tiempo.

El buró de investigación busca a personas con ciertos poderes,

pero además sospechan, o no sé si lo saben o sospechan,

acerca del Ministerio del Tiempo.

¿Quién se cree este tipo que es, Magneto?

-Mucho peor que eso, los X-Men son de cómic, pero esto es de verdad.

Es un episodio muy Marvel.

Me ha parecido un cómic de aventuras.

(JAVIER) Amelia se da cuenta de que Argamasilla tiene poderes.

Me parece que es dotar a la serie de una vía

por la que podemos transcurrir de vez en cuando

y en la que podemos tener un protagonista con poderes.

(Canción en inglés)

(CANTA EN INGLÉS A CAPELA)

Este capítulo es un capítulo que no podría dirigir

otro director mejor que Paco Plaza.

Le gustan los temas de misterio, los controla muy bien,

y es uno de los directores más interesantes que tenemos aquí.

Es un lujo tenerle en la serie dirigiéndonos.

Ha venido arriesgando, se ve que le habían dicho:

"Aquí tu puedes arriesgar, puedes crear".

Se nota que ha rodado mucho cine, lo tiene todo muy claro.

Yo nunca había trabajado con él, ha sido un lujo.

La verdad, nos hemos entendido estupendamente.

(GARY) Paco te embriaga, es de los que te van embriagando.

Llegas, te da la dirección como director,

y, poco a poco, vas entrando en su juego,

porque él, mientras rueda, juega también.

(MAR) Lo más difícil te lo hace supersencillo.

Ahí es donde está la magia del director.

Además lo disfruta.

Ese disfrute que le ves cuando está mirando la secuencia

que has terminado, porque ves que está disfrutando, te contagia.

Qué gusto notar que le gustamos mucho los actores.

(RÍE)

(PACO) Soy un admirador de la serie porque me parece increíble

que exista una serie en España sobre viajes en el tiempo;

me parece brutal.

Y me encanta esa combinación de cine de aventuras con histórico.

Realmente aprendes cosas que no sabías de nuestra historia,

pero todo envuelto en una historia de ciencia ficción.

Me parece un hallazgo increíble.

Me parecía una serie que no tenía precedentes en España,

entonces, estaba enamorado de la serie.

Cuando conocí a Javier, tuve que lanzarme.

Paco Plaza es el primer director invitado.

Él era un fan de la serie

y coincidimos en Valencia en una mesa redonda.

Empecé a preguntarle sobre la segunda temporada,

me empezó a contar temas, se me ponían los dientes largos,

y le dije: "Javier, en el hueco que tengo, si os encaja,

me encantaría formar parte de la serie".

(JAVIER) Ha funcionado muy bien.

Ha funcionado muy bien porque, sin dejar de ser la serie,

ha aportado una mirada distinta, que yo creo que viene bien.

Afortunadamente, accedió, y ha sido una experiencia estupenda.

# "I got chills,

# they are multiplying". #

(HUGO) El momento en el que Benito entra en trance,

el público tenía que conectar

y ver a Pacino intentar hacer lo que podía,

pero el acierto grande fue el de Paco al proponerme hacer...

# "I got chills, they are multiplying". #

Es una cosa que, de repente, es hacer un homenaje a John Travolta,

porque Pacino ha visto "Grease" seguramente,

y de repente dice: "¿Qué hago? ¿Cómo entro en trance aquí,

en medio de Nueva York, con gente que se dedica a esto delante?"

Y elige eso.

Es hora de presentarles al increíble hombre con rayos X

en los ojos, mi apreciado hijo Joaquín María Argamasilla.

Joaquín Argamasilla es un joven español de clase alta.

Tenía el poder de poder ver más allá de los objetos.

De hecho, le llamaban el hombre de los rayos X en los ojos.

Aunque la gente no se lo crea, la historia que contamos de que él

tiene poderes, de que le avalan Valle-Inclán, Ramón y Cajal,

de que un Premio Nobel avala los poderes de Argamasilla

y de que Houdini le invita a Nueva York para demostrar

si tiene poderes o no, todo es verídico.

Es un hombre que tiene poderes,

con lo cual, cree en los poderes de los demás.

¿Puedo irme ya? -No.

Usted se queda.

-¿Van a encarcelarme?

-No si acepta nuestras condiciones,

trabajar para el Ministerio.

Lo quiere captar el Ministerio porque un tipo con rayos X

en los ojos puede ser muy útil para las acciones que realizamos.

El padre de Argamasilla es el primer fan de Argamasilla.

Es peor que el padre de Mozart.

Él quiere que su hijo triunfe.

Él cree en los poderes de su hijo y está encantado.

Es su primer valedor, su anfitrión, todo.

¿Sabes estos padres de niños prodigio,

que están superorgullosos de su criatura

y los mandan a programas de talentos y tal?

Pues me da un poquito esa sensación.

Miki es fantástico, siempre, en todo lo que hace.

Me ha parecido un actor excelente.

Tenerlo la semana que ha estado con nosotros ha sido maravilloso.

Argamasilla creo que es un personaje fantástico,

y es de estos personajes que, cuando lees su historia real,

es incluso más fascinante que la historia que hemos hecho.

(VOZ EN OFF-VO) Joaquín Argamasilla de la Cerda y Elio

fue el hijo del Marqués de Santa Cara,

un aristócrata promotor de la metapsíquica.

Cuando tenía 18 años, sus poderes para ver a través de los objetos

fueron avalados por el Premio Nobel francés Charles Richet.

Con este apoyo, el joven Argamasilla viajó a Nueva York.

En 1952, un Joaquín de Argamasilla ya maduro,

nada que ver con el hombre con rayos X en los ojos,

fue nombrado Director General de Cinematografía y Teatro.

Bajo su mandato,

se organizó el primer Festival de Cine de San Sebastián

y se impuso la cuota de pantalla

para proteger las producciones nacionales.

Argamasilla daba permiso para rodar y doblar versiones dobles

de las películas, una pacata para dentro del país

y otra más audaz para el extranjero.

(HOMBRE) 14, 51, 2, primera.

(Disparos)

El personaje que yo interpreto en este episodio es Harry Houdini,

el famoso mago escapista.

Houdini es uno de los personajes más interesantes, para mí,

de la historia del siglo XX.

Para mí, Houdini es el gran mediático del siglo XX.

O sea, el primer hombre que entiende el poder de la prensa

y cómo utilizarla.

En todos los trucos y escapismos que hizo,

estas cosas de tirarse del puente de Brooklyn a un río helado,

él era el que convocaba a la prensa, a los periodistas,

preparaba las entrevistas después...

(HABLA EN INGLÉS)

Me gustó porque es un personaje que tiene cinco secuencias,

pero es un personaje que está presente durante toda la historia,

se habla de él.

Era muy expresionista, como del cine alemán expresionista,

con las miradas.

Creo que él se maquillaba el ojo para tener esa intensa mirada.

Creo que es fascinante, absolutamente, en general todo,

su vida profesional, su vida personal,

su historia de amor con su mujer,

su obsesión con el amor más allá de la muerte, todo.

Es un personaje que tiene muchas claves

para hacerle un capítulo, desde luego.

(Gruñido)

¡Ah!

(VO) Por un instante creyó en lo imposible,

que era su difunta madre la que le escribía.

Pero pronto supo que era una estafa.

Todo estaba escrito en inglés.

Ella era húngara y jamás habló inglés.

Lo que habéis visto es histórico.

Resulta que la mujer de Conan Doyle decía que tenía poderes,

y pasa tal cual se explica en el capítulo.

Él se dio cuenta de que le tomaban el pelo.

Yo tengo entendido, por lo que he leído,

que él nunca más habló con Conan Doyle después de esto.

Se sintió tan herido y desengañado con la amistad de Conan Doyle

que no se hablaron nunca más.

Cumple el sueño de su vida, hablar con su madre, que es lo que quería.

También creía en el espiritismo

y hay una sesión de espiritismo en el capítulo.

Quería hablar con su madre y los que trabajan

en el Ministerio del Tiempo le prometen, a cambio de salvarles,

llevarle a Hungría y al tiempo a ver a su madre.

Alguien con ese poder lo único que está buscando es

un poco de cariño y de sitio conocido.

(UNA MUJER CANTA EN HÚNGARO)

Siempre juega a esconderse, claro, Houdini, un pequeño escapista,

y la madre ya está acostumbrada, entonces, está buscándole

e intentando que el niño aparezca.

Yo lo que hice fue meterme en el juego de él en realidad,

en este juego de "otra vez estás escondido", y así;

facilito.

Lo que hace Gary con Houdini es interpretarlo en sentido literal,

no recrear quién era Houdini, sino interpretar nuestra versión,

por eso me gusta tanto lo que hace.

Es un actor que me encanta.

Es un actor con el que trabajaría siempre,

y me parece que es un Houdini estupendo.

"Thank you", míster Houdini.

(HOMBRE) Segunda, marca B.

-Vamos.

-Lo de la cabeza de caballo hubiera sido más efectivo.

-Ay, cuántas películas hemos visto.

La misión es que no se les acabe el chollo,

evitar que el gobierno americano y el FBI entren en el ajo

de los viajes por el tiempo porque se les acabarían

las opciones de seguir haciendo dinero.

Tengo a mis órdenes a Bennet, que es Markos Marín,

y a Lola, que es Natalia Millán.

Fundamentalmente, les digo que cualquier método es válido

para conseguir lo que queremos.

Aquí tienen toda la información que necesitan.

-Tengo una pregunta.

-La respuesta es sí, tienen permiso.

Si en algún momento nuestro secreto se viera comprometido,

deben utilizar todos los medios de los que dispongan.

"All means",

todos los medios a nuestro alcance para impedirlo.

Ahora estamos viéndoles llegar al hotel Pennsylvania

y nos están dando carta blanca para hacer lo que haga falta

para pararles los pies.

-Utilizar todos los medios a nuestro alcance.

No es mi superiora, pero se podría decir que sí.

La jerarquía no está muy definida.

Ella es una cabeza pensante y yo soy más bien el brazo armado.

Creo que Lola siempre sabe un poco más de lo que parece.

Si moralmente ve que ya están pasando de cierta raya,

no tiene tiene dudas en traicionarles.

A ver si lo entiendo, trabajas para Darrow,

pero no quieres que tu empresa mate a Argamasilla.

Exacto, no quiero que muera ningún inocente, tengo mi ética.

Lola y Amelia tienen muchísimas cosas en común.

Siempre parece que hay algo especial entre ellas.

Además, Lola, cada vez que quiere echar un cable al Ministerio,

lo hace a través de Amelia.

Chica lista.

Todos tenemos dos caras, y Lola ha aceptado esa cara B

y se la pone de frente a Amelia siempre que se encuentra con ella.

(HOMBRE) Primeras.

-Primera.

Estoy prácticamente todo el tiempo encerrada en un cubículo espiando.

Mi turno.

Los tentáculos de Ferguson parece ser que son largos.

Ser malo es muy sufrido.

-Más sufrido es ser bueno.

Muy buena gente no parece.

¿También usted viaja a Nueva York?

Sí, la semana que viene cogeré en Cherbourg el Leviathan.

Vaya nombrecito.

Disculpen.

¿Leviathan?

Nosotros también viajamos en ese barco.

Qué casualidades tiene la vida.

-Sí, parece cosa de magia.

(VO) En 1923,

antes de que se generalizara viajar en avión,

los transatlánticos tardaban cinco días en cruzar el charco.

El buque Leviathan lo botó en 1913 la Hamburg America Line

con el nombre de SS Vaterland.

Al llegar la I Guerra Mundial,

fue inmovilizado en el puerto de Nueva Jersey durante tres años

y sirvió de hospedaje de lujo para sus 300 tripulantes.

Luego Estados Unidos entró en la guerra, requisó el barco

e internó a esos 300 hombres en la Isla de Ellis.

Los americanos pintaron el buque de camuflaje

y lo usaron para transportar tropas,

14.000 soldados en cada uno de sus 19 viajes.

Cuando la guerra acabó,

el barco fue reconstruido por la marina estadounidense

y rebautizado Leviathan,

pero nunca fue un barco muy popular.

En sus salones se respetaba la ley seca,

lo que espantó a gran parte del pasaje europeo.

Cinco días en alta mar a base de té no era muy atractivo

en comparación con las fiestas bien regadas que prometían

otras embarcaciones de la época.

El Leviathan se retiró del servicio en 1931

y estuvo cultivando óxido en el dique seco

hasta que, finalmente, lo desguazaron en Escocia en 1938.

Cuando leímos que la patrulla se iba a Nueva York,

no te negaré que hubo una milésima de segundo de decir: "¡Qué guay!"

Por primera vez la patrulla sale fuera de España;

no ha salido nunca.

Nosotros no podemos viajar en el tiempo

por una puerta a Nueva York.

Tenemos que ir por una puerta al Madrid de tal año y, desde ahí,

coger un avión para ir a cualquier parte del mundo.

(JAVIER) De User, de los que hacen los efectos especiales,

yo estoy enamorado de ellos.

Es que son apasionados.

Lo son porque se creen que son creadores y autores de esta serie.

Les voy a decir una cosa desde aquí, tienen razón.

Es una cuestión de trabajo duro de mucha gente, no solo es nuestra.

La recreación de una calle que no tiene nada que ver

y que parezca Nueva York y que todo al que veas digas:

"Coño, ese no es de Albacete, es de Nueva York",

es el fruto del trabajo de mucha gente muy buena.

Estamos recreando la Warner en Nueva York, años 20.

El resultado está siendo fantástico.

(DAVID) Lo que tenemos que hacer es extender esta calle de Nueva York

y convertirla en una gran avenida de Nueva York.

Es la reconstrucción más fiel que podamos intentar recrear

del hecho histórico en sí.

Es precioso.

Una obra de arte.

Ojalá el montacargas funcione mejor que el del Ministerio.

(JORDI) Cualidades de un primero de dirección es

organizar todo este follón que veis detrás

y tener mucha paciencia y saber escuchar.

Estamos intentando saber cuándo es el casting.

-Ayer.

-¡Me cago en la leche! -¡Vaya, nos lo perdimos!

Yo me encargo de preparar la figuración para que esté lista.

La vestimos, la maquillamos, la peinamos, le damos el atrezo,

para que la segunda dirección pueda planificarlos como quiera.

Limpiabotas...

Es el primer cliente del día.

(MARIO) Empresarios, barrenderos, taxistas, de todo un poco.

El coche verde este es un E-6 de 1920, 22.

Al ser una serie tan complicada por la cantidad de actores,

la figuración, la época, cada día con un decorado diferente,

en sí ya es complicado,

te surgen imprevistos cada dos por tres,

pero eso es lo que nos gusta, si no, sería un aburrimiento.

(HOMBRE) ¡Acción!

-De modo que ahora necesita usted mi ayuda.

No me lo ponga más difícil, por favor.

Si cree que no voy a disfrutar de este momento, no me conoce.

Lo siento.

Nuestro único testigo es Lola, que se escapó de la cárcel,

por cierto, con su ayuda, y se lo lanza muy bajito

a la línea de flotación, que eso te hace daño.

Para ella el Ministerio es lo primero

y se está dando cuenta de que quizá Susana no tiene

la capacidad de conducir las cosas.

La incompetencia es como la inteligencia,

la bondad, la estupidez o la avaricia,

ninguna tiene sexo.

Siempre ha tenido sus sospechas sobre Susana.

Lo que pasa es que se deja seducir.

Le gusta.

Y además descubre que no es trigo limpio.

El palo es enorme con Irene

porque ahí está el corazón de por medio.

Dios sabe lo que me alegro de que sigas viva.

Yo no, ojalá hubiera muerto yo

y no los que se infectaron para que me salvara.

Irene ya se ha redimido, ya hemos hablado un poco,

ya me ha contado el engaño de Susana...

Hay un momento en que le digo:

"Irene, no sabes cuánto me alegro de que sigas viva".

Irene vuelve a ser la misma,

vuelve Salvador,

vuelve la relación con Ernesto,

y todos se dan la mano como para intentar continuar,

sabiendo dónde ha fallado cada uno

y prometiéndose que van a intentar hacerlo mejor.

De pronto es como volver la vieja guardia, los de siempre.

Es bonito de hacer el ver a Salvador y a Irene en su puesto,

a su derecha, y yo en mi puesto a la izquierda.

No habíamos vuelto a tener esa posición nunca

ni en el despacho ni en ningún sitio.

Por fin aquí estamos otra vez, ahora sí.

Como ven, la familia vuelve a estar unida.

Para el espectador es evidente que el nivel del equipo de Arte,

de Vestuario y de Fotografía de esta serie es de primer nivel.

Solo estando dentro, te das cuenta del mérito que tienen,

de cómo sacan adelante con valentía un proyecto tan ambicioso.

Empatizo mucho con la gente de Vestuario y Arte

porque el curro que tienen es una salvajada,

o sea, de 2015 a 1924, de los 60, a los 70...

¡Chapó!

De plano a plano, hay que pasar por peluquería y caracterización

a que te pongan un bigote, te lo quiten,

te peinen el pelo para atrás, para un lado, te pongan barba,

te la quiten, pero es muy divertido.

(MIKI) Veías a actores entrar por la puerta

y salir después irreconocibles.

Me veían por los pasillos y era: "¿Eh?

Ah, vale, hola, Miki".

Les costaba situarse.

Están impresionantes, con una caracterización perfecta.

Para la caracterización me han pegado un bigote de época

y esto aquí, que no sé bien cómo se llama.

Es el personaje de Gromek.

Básicamente, lo que estoy haciendo es aumentarle un poco su bigote

y la mosca.

Es lo bonito que tiene esta serie,

que hay momentos que puedes ponerte muy creativo.

Esto es artesanía, eh.

Artesanía popular.

(RÍE)

(JUAN CARLOS) Parece mentira,

pero, de pronto, te empiezan a poner mechones de barba,

te empiezan a alisar el pelo,

te ponen unas gafas, un traje negro, una corbata,

y te miras

y dices: "Aquí está Valle-Inclán, no lo esperaba",

pero es que sales y la gente te dice:

"Oh, Valle-Inclán".

Juan Carlos, que está caracterizado de Valle-Inclán, está fantástico.

Hablar con los muertos es fácil,

lo chungo es que te respondan, claro.

Hace meses, viajar en el tiempo te parecería una bobada.

A Amelia le hemos puesto mucho color

porque, normalmente, siempre la tenemos más rigurosa,

entonces, en este capítulo, nos han dado más manga ancha,

y porque son los locos años 20.

Luego tenemos otros personajes más misteriosos

que vamos a más oscuros.

Y de rubia, sí,

que no sé yo si es el color que más me favorece.

No has tenido el detalle de decirme lo mona que estoy de rubia.

(BUBI) Como son de Nueva York estos personajes,

creamos cosas con más pedrería, más brillantes,

un poco más que nos lleven a esos locos años 20,

más divertidos.

La ropa de época es muy incómoda.

Creo que no se vestían con prisas.

Las faldas pesan, pero es muy bonito.

Qué vestuario más maravilloso.

No hay nada más ridículo que un tío con capa.

Pues a mí me gusta.

Creo que su crisis existencial sigue ahí.

No puede responder a la pregunta de para qué existen estas puertas.

(Disparos)

A nivel acción y a nivel aventura ha sido una brutalidad.

Parece Ridley Scott esto.

Duros, intensos de rodaje, y esto, quieras o no, hace grupo.

Pero porque estoy yo.

Llego por la mañana animando el rodaje:

"¡Qué pasa, chavales!"

Estamos dispuestos a todo.

Alonso no se entera de qué está pasando,

a Amelia le viene bien para no tener que enfrentarse

a una situación para la que no está preparada.

¡Qué barbaridad!

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Capítulo 14

Los archivos del Ministerio - Capítulo 14

21 mar 2016

Tras el capítulo, ‘Los archivos del Ministerio’, un espacio que se adentra en lo que no se ve y descubre los secretos mejor guardados de la ficción con entrevistas; la intrahistoria a través de sus creadores, director, y de los profesionales que trabajan en ella, las secuencias más destacadas...

ver más sobre "Los archivos del Ministerio - Capítulo 14" ver menos sobre "Los archivos del Ministerio - Capítulo 14"

Los últimos 23 programas de Los archivos del Ministerio

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios