Lolita tiene un plan La 1

Lolita tiene un plan

Fuera de emisión

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.11.0/js
4164279
Para todos los públicos Lolita tiene un plan - Flamencos - ver ahora
Transcripción completa

(Guitarra flamenca)

(TEATRO) "¡Perfecto!"

"Me hace ilusión que te haga ilusión".

"Claudia". "¿Sí?"

"¿Quieres que te diga algo? Sí."

"¡Que te quiero mucho, amiga!"

Toda la vida me he dedicado a la música

hasta que el universo me puso en el camino el teatro.

(Flamenco)

(NARRA) "No tengo vida propia prácticamente,

porque el teatro te exige disciplina,

te exige horario

y te exige concentración".

Ya verás lo bueno que está esto.

"El tiempo que me queda libre, como el bolero,

se lo dedico, por supuesto, a mi familia y a mis amigos".

(HOMBRE CANTANDO FLAMENCO)

"Cuando tengo tiempo, los reúno en mi casa

y doy alguna que otra cena porque tengo amigos que no veo,

gente que tengo ganas de que me cuenten sus historias.

Las historias que me pueden contar amigos

que hace mucho tiempo que no veo

y que no sé qué ha pasado de sus vidas".

(HOMBRE) ¡María, por el flamenco!

¡Viva el flamenco gaditano! (MUJERES) -Por el arte.

(HOMBRE) -Viva el flamenco gaditano.

Tenemos la gran suerte de ser de esa tierra.

Pero ¿esto qué es?

(J) ¡Lola de mi alma!

¡Hay intrusiva!

¡Ay, hija de mi alma!

Pero qué alegría de veros aquí por Dios santo.

Si tengo a las tres figuras más grandes que ha dado Cádiz.

Qué alegría más grande.

Encima me estáis haciendo la comida,

yo que vengo de trabajar. Mira qué mesa.

¿Me la has preparado tú? Sí, yo.

Aquí están las niñas.

¿Estáis guisando? (AMBAS) Sí.

Bueno, me he quedado sin voz.

Cuando se entere mi mujer, no se lo cree.

No. Desde ahora vas a tener que poner la mesa.

Aquí falta alguien. Lo ha hecho por ti.

Aquí falta alguien. Se tiene que sentar alguien más.

Ven, tú que estás fuerte, José.

(J) Yo estoy "pa" los leones. Ayúdame.

Porque ella estaría encantada de estar aquí hoy.

(EXCLAMAN) ¡Oh! (J) ¡La Lola!

Estaría encantada de estar aquí hoy.

Aquí, espérate que pesa. Aquí con nosotros.

Espérate. Qué guapa.

(APLAUDE) -¡Olé, olé!

Y ahora vamos a brindar por ella, que es una gaditana de pro.

Dame una copita de vino. (J) Ahora mismo.

Ya hemos "brindao" por ella y por ti,

y por el flamenco. Ahora quiero brindar yo.

Por ustedes. Espera, mi copita.

María, mi copita. (J) -Vamos allá.

Por el baile, por el cante.

Vente aquí a mi vera. (J) ¡Olé, vamos allá!

Por vosotros, por "tos" nosotros

por Cádiz, por Andalucía, por España entera.

"Pa'lante". (J) ¡Olé, viva Cádiz!

(J) Soy de Jerez de la Frontera, provincia de Cádiz.

Jerez es cuna del cante.

Jerez ha dado

a través de la larga historia que tenemos en el flamenco

desde hace dos siglos, ha dado cantidad y calidad.

De esa provincia de Cádiz han salido

lo mejor que ha dado el mundo del flamenco.

(Risas)

-Yo creo que Cádiz es una tierra, es verdad, muy especial.

Con una naturalidad,

con una gracia, con una espontaneidad.

Y yo creo que ahí, en el arte,

aparece siempre de una manera muy bonita.

Con mucha luz, con mucha alegría...

No sé, con un algo especial.

(PASTORI-P) Para dedicarme a lo que me dedico

he nacido en el lugar idóneo.

He tenido esa suerte

y yo creo que mi forma de cantar es de mi tierra totalmente.

Te pintaré de azul,

te pintaré de rosa.

Es mi vida. El flamenco es mi vida.

Como una parte de mi cuerpo,

o como un hermano gemelo.

Como algo que te toca, que vives

desde que no tienes ni siquiera conciencia.

(SARA-S) -Si he revolucionado el baile, no lo sé.

Eso no lo sé.

Pero, desde luego, que hay un sello propio

y una entrega 100% de mi persona en mi alma y mi corazón, sí.

(J) -El flamenco es nuestra cultura, es la marca España...

Y yo he hecho todo lo que he podido

para que siga vivo, siga fresco y que siga ahí.

Digo lo que se ha guisado.

Además, el bienmesabe, las tortillitas de camarón...

Esto es Cádiz puro. Esto es muy bueno.

¿No? Los huevos revueltos con huevo y pimiento.

(J) -Todo, todo. El bienmesabe está buenísimo.

Pero hay que acompañarlo con un vinito. Yo quiero blanco.

¿Tú quieres blanco? ¿Tú vas a seguir con este?

(J) Yo, blanco también, ya da igual.

Bueno, yo primero te voy a poner de este.

(J) Muy bien, Lola, pero quita el tapón.

¡Ah, espérate, que no veía! (SE RÍEN)

¿Por qué te crees que tengo aquí las gafas?

Hija de mi alma, yo creí que el que estaba ciego era yo.

Y yo.

Vamos a ver... ¡Ay! ¿Y esto qué es?

Me voy a tener que poner las gafas.

¡Ay, qué "aje" la botella, mira lo que han hecho!

Ay, que me muero con la botella.

Seréis vosotros tres, porque yo no estoy aquí.

Hostia. (P) -¡Ay qué bueno!

Quiero adivinar quiénes sois.

Hombre, está claro que el único hombre que hay aquí,

este tienes que ser tú.

¿Estás vestido de nazareno? (J) De monaguillo.

(S. RÍE) -¡No puedo contigo, María!

(J) -Yo era un monaguillo de niño.

Esta eres tú, ¿no, Sara?

(S) Esa gorda soy yo, claro. Y esta, tú.

¿Y tú ya cantabas? Ahí no.

Era muy chica, ahí tenía cuatro años.

¿Tú tampoco? Ahí bailaba.

Bueno, un poquito más tarde, pero bailaba.

-Yo, en verdad...

Mi madre cantaba

y yo iba siempre con ella, porque yo soy la más chica

de cinco hermanos.

¿Y por qué te dio por cantar?

Porque ella cantaba... ¿Por escucharla a ella?

Claro, ella cantaba y estaba acostumbrada

a estar siempre con ella, a ir a los sitios.

Entonces es como tu idioma, ¿no? Forma parte de...

Lo sabes y no sabes por qué lo sabes,

porque lo vives. El oído es muy importante.

(CANTA) "Ya redoblan las campanas...

(QUEJÍO FLAMENCO)

Debe de estar orgullosa...

-Toma, chiquilla.

-de haber nacido en Sevilla.

Porque esa es la cuna española".

-Cuando yo le dije a mi madre...

La primera vez que yo cantaba estaba su madre.

Estaba Concha. (S) -Concha.

-Un día había un cartel,

que había un concurso de villancicos.

Y mi madre estaba con Concha y con dos o tres mujeres más

de reunión, charlando...

Y digo: "Hay un concurso, me quiero apuntar".

Se lo dije bajito a ella.

Y ella: "¿Tú cuándo has 'cantao'?".

Tú no has 'cantao' nunca". No te había escuchado nunca.

Yo era muy chica, tenía siete años.

Y dice mi madre: "Mira, Concha", a su madre,

"que dice la niña que se quiere apuntar al concurso".

Dice: "Ay, qué gracia, María", así como ella es.

Y dice: "Pues llévala a la academia y la escuchamos,

total, por escucharla".

Y yo cuando fui allí le dije al guitarrista:

"Pónmelo al seis por medio". (RÍEN)

Porque yo calculaba que era más o menos.

Tú de escuchar. Claro, de ver los tonos.

-El tono de la Paquera.

-Mi madre se quedó: "¡Pero es que sabe el tono y todo,

María de mi corazón!". Y yo me acuerdo...

¿Y recuerdas lo que cantaste?

Cante un villancico, el de "Envidia".

-Sí, yo me acuerdo.

(CANTA) Pero no estamos en fecha de villancicos.

Pero ese fue. Es que éramos, claro, todas las niñas.

Alrededor, haciéndole compás.

-Eso vino porque yo me presenté en el concurso primero

y como gané el primer premio,

tu madre ese mismo año

hizo un coro, digamos.

-Era como la zambomba, pero éramos niñas nada más.

Lo que estoy descubriendo

es que vosotras os conocéis de siempre.

(S) De siempre. Más o menos como tú y yo.

(P) Tenemos más en común de lo que nadie pueda imaginar.

-Sí, es verdad. (P) -Tenemos mucho en común.

Tú empezarías con tu madre. (S) Sí.

Uy, un mosquito.

Y la verdad es que es lo mejor que me ha podido pasar.

Porque ella es especial como persona y como maestra.

No es la maestra típica,

que todo el mundo sigue el patrón.

No. Ella se sentaba y sacaba de ti.

Sacaba de ti, sacaba la personalidad.

Dejaba que tú crearas.

¿Y tú cómo empezaste?

(RÍE) "Pa" qué te voy a contar.

(RÍE) -De monaguillo.

-Yo empecé de monaguillo.

Fui niño cantor de la escolanía de la Merced,

del barrio de Santiago.

¿No me has visto vestido de monaguillo?

Pero ¿tú te acuerdas de las canciones que cantabas?

Bueno, cantaba en latín.

¿En latín? Sí.

Me "raspaba" "to" los días dos misas en latín,

y los domingos, seis.

¿Y tú te acuerdas todavía del latín?

Sí, algo me acuerdo.

Cuando era niño cantor me acuerdo

que todos los sábados hacíamos el Ave María,

le cantábamos a la patrona de Jerez, a la virgen de la Merced,

la "Salve Regina".

(CANTA) "Salve, Regina, Mater misericordiae,

vita dulcedo, et spes nostra.

Ad te clamamus, ad te suspiramus."

Eso es latín.

-Tu voz es anti "pa" eso.

Qué fuerte, ¿no? Pero qué bonito.

Te suena muy bonito. Qué bonito.

Me voy a poner las gafas

porque me han puesto aquí unas banderitas.

Habrás sido tú, José.

Es raro que no haya ninguna blanca con un escudo.

Si no hay ninguna del Real Madrid, no he sido yo.

¿A ver?

Ah, claro. Esa la ha puesto él seguro.

"Padres militares".

¿Esto de dónde viene? Las dos, ¿no?

¿Las dos tenéis padres militares? Pero bueno...

Sí, somos Pinypon. (RÍE) (P) -Hermanas gemelas.

¿Tú sabes que la vida...?

La vida muchas veces junta... Me voy a quitar las gafas de cerca.

Pero que la vida, muchas veces, el universo

te une, de alguna manera. Vosotras os visteis de chicas,

la vida os separó, por vuestras profesiones,

y os habéis vuelto a juntar.

Y encima tenéis padres militares. ¿Quién empieza a contar? ¿Tú o tú?

Ella. -Yo, que soy más mayor.

Mi padre ahora mismo es

coronel de Infantería de marina. ¿Sigue?

Retirado, retirado.

Uno de los mejores amigos además es Manuel.

-Sí, señor. -El hermano de Camarón.

Y es muy amigo también de Pepín, que es su padre.

¿Y se conocían de antes? ¡Claro!

Se conocen del cuartel, cuando vivíamos en La Isla.

-¿Tú padre qué es, teniente?

-Mi padre se retiró ya de coronel. -Y mi padre teniente.

-Pero encima nosotras, las dos,

hemos "estudiao" en un colegio militar.

-Ella en el Tofiño y yo en el Solís.

-En un colegio militar, o sea, todo militar.

"Programa 'Gente Joven'". (S) Esa soy yo.

¿Tú fuiste a "Gente Joven"? Sí.

(Palmas y guitarra flamenca)

¿Y cómo fuiste? ¿Llamaste?

Mira, te voy a decir la verdad.

Iba con Concha en una prueba que hacían en Sevilla.

E íbamos en un cochecito todos los niños,

los guitarristas y los cantaores porque no llevábamos cajón

ni llevábamos "na". -En esa época no existía.

-Los guitarristas y los cantaores que, no sé por qué,

llevaban ellos mi vestuario.

Y en otro coche íbamos Concha y yo.

Y entonces llegamos. Empezó la prueba

en Sevilla.

Y los niños no aparecían. ¿Qué me dices?

Te lo juro. (P) -Es una cosa muy normal.

(S) -Claro. Y yo, con mis zapatitos.

(P) -Suele pasar. -Eso es muy nuestro.

Dice: "Voy a por tabaco" y pasan seis días.

Bueno, estos creo que todavía están buscando, ¿sabes?

El caso es que ahí que era por alegrías,

yo digo: "Concha, yo tengo que hacer algo,

vamos a decírselo".

"Mira, es que los guitarristas y los cantaores se han 'perdío'".

Pero dice Concha: "Da igual, pues yo".

(SE RÍE)

-¿Y te cantó ella?

¿Te cantó tu madre?

(HACE EL RITMO) "Tan, tan tan". -No me lo creo.

-Ella. Y yo, como si estuviera ahí,

en el Falla, a mí me daba igual.

Y así pasamos la primera prueba.

Con ella así y yo con mis zapatitos y mis vaqueros.

-¿Y ella haciéndote la música?

-Claro. Y ella cantándome por alegrías.

(CANTA) "Quién me va a entender a mí..."

Igual que enseñaba, ¿entiendes?, ella sola.

Claro, los que estaban allí "pa" eso...

-Pasmados.

-Se quedaron "pasmaos", pero pasamos.

Y de ahí ya fuimos pasando.

Y a mí me hizo muchísima ilusión

porque yo recuerdo en aquel momento

que ganabas un millón de pesetas, que es que era un montón.

¡Y anda que no te daba "na" "pa" un millón de pesetas!

¡Te daban un cheque así!

6.000 euros, que es más que un millón de pesetas

no te sirve "pa" "na".

Y yo me acuerdo perfectamente

que a mi hermana Triqui

le llevé una bicicleta con un canasto blanco al cole.

"Pa" mí fue, imagínate.

-Vamos a llamar, con ese aplauso que todos tenemos que dar,

a Sara.

-Sara Baras, primer premio.

-Primer premio en esta especialidad de danza.

Ha hecho entrega...

Sara, ponlo a cámara, para que se vea el trofeo.

-Primer premio, diploma y un millón de pesetas

para Sara Baras.

¿Sabes dónde te vi la primera vez? (S) ¿Dónde?

Con Canales.

En uno de los primeros espectáculos.

Yo creo que era de los primeros que hacías, en Madrid.

Y yo estaba en la butaca

y dije: "Esta niña con tanta clase"...

Eso fue lo que a mí me vino.

Aparte de decirte "ole". (S) ¿Ah, sí?

Mira, se me... Y lo dije. (S) Ay, Lolita...

"Qué clase tiene esta niña bailando".

Porque no eres una bailaora al uso.

A ti no te hace falta la peineta y las flores. No.

Te hace falta simplemente... (P) Nunca se lo ha puesto.

Es que no le hace falta.

Y ahí te descubrí yo.

Después estuvimos en el Candelas y no se puede contar más.

Ah, eso no lo cuentas. No, eso no se puede contar.

Que me voy a emocionar y "to".

(Flamenco)

(S) Cuando el telón se levanta,

si tú te entregas cien por cien

si hay calidad,

eso se clava en el corazón del que sea.

-En el arte flamenco hay mucho sentimiento, ¿no?

El sentimiento...

Si no, no sería flamenco.

(P) -Si no hay una verdad ahí,

difícilmente podrás transmitir.

Que al final se trata de eso,

de traspasar al que está enfrente.

Yo le he "tirao" un piropo a Sara.

"Mu" grande además.

Pero un piropo de corazón. Muchas gracias.

Pero lo mismo que a mí se me quedan "flashes" de la gente,

yo tengo el aire de él,

y tengo una seguidilla que me cantó en un programa de televisión

en La 2.

Que yo fui también. También.

Guau, qué ilusión.

Y él me cantó esa tarde una seguidilla

que se quedará para la historia en los anales

de la historia de la televisión.

(CANTA) "Siempre por los rincones...

(QUEJÍO FLAMENCO)

te encuentro

llorando.

Que yo no tenga...

No tenga libertad..."

(QUEJÍO FLAMENCO)

"Sola en Madrid y en Japón".

(S) ¿En Japón también soy yo?

(P) -Yo a Japón no he ido. Yo tampoco.

(S) Yo sí. ¿Tú no has ido a Japón?

¿Y tú tampoco? Yo he ido un montón de veces.

¿Vosotros sí? (J) Yo fui a Japón en el 74.

Yo nada más casarme con la Merce. ¿De viaje de novios?

Nos fuimos de viaje de novios a Tokio.

A mí me gustaba mucho Japón.

¿Te gustaba Japón? Sí, me gustaba mucho.

¿Sabes hablar japonés?

(S) Un poquito. -Ya muy poquito.

(HABLA EN JAPONÉS)

¿Qué quiere decir?

"Muchas gracias. ¿Cómo está, señor José?".

-Sara sabe contar, ¿no?

-Ah, porque de tanta clase.

¿Con quién fuiste a Japón? (CUENTA EN JAPONÉS)

-Eso es contar en japonés, sí señor.

-De la de clases que hemos dado allí.

Sería: un-dos-tres, cuatro-cinco-seis,

siete-ocho-nueve-diez. Un dos.

Suena bien y todo.

"Ichidisan". (BROMEA) Primo de Alejandro Sanz.

(RÍE) (CANTA) Primo de Alejandro Sanz.

-No, yo la primera vez que me fui

fue una cosa de Cristina Hoyos en Cádiz.

E iban a meter en el flamenco...

-Yo recién "casao" me fui con la Merce al tablao.

-Hicimos un grupito entre Joaquín Grilo

y yo. No baila bien también.

Y entonces yo... Otro grande de Jerez.

...fui a mi casa y le dije a mis padres que me iba a Japón.

Mi padre directamente me dijo que no.

"Tú estás loca".

Pero cumplí 18... ...y te fuiste.

Y firmé y me fui. Y no lo he pasado peor en toda mi vida.

¿Sí? Lo pasé fatal.

Y además me di cuenta...

-A mí me encantó. -Estabas recién casado,

fuiste con tu mujer...

-Yo lo pasé fatal.

Estaba: "un, dos, tres, chiricucán".

-Yo estaba en otra "circuncuncá".

(S) -Pero te digo una cosa, después...

-Lo pasamos divinamente.

-Después me ha encantado,

me encanta todo. Además... ¿sabes...?

Su cultura, todo. Después he tenido muy buenos...

Pero ahí me di cuenta que no sabía cocinar,

que no había puesto una lavadora en mi vida.

Con 18 años, la primera vez que te vas.

-Pues así tenías que haber seguido. (SARA RÍE)

(S) -No, pero es que no... Ahí no tenía...

No podía dormir... Y llamé a mis padres...

-Lo hubiera hecho Pepín. Pepín hubiera guisado.

-"Me quiero volver".

-"Mira, mamá, no puedo más. Me va a dar algo".

Y ella, que los tiene muy buen puestos,

me dijo: "¿Quién firmó?".

Tú. Claro.

(S) "Pues ahí te quedas".

¿Tú te viniste sola a Madrid? Yo sí.

¿Y viniste a casa de alguien? Sí, yo me vine a grabar primero

y cuando ya me vine "p'acá" a hacer la promoción del disco

a mí me ponía la compañía...

Me ponía un hotel enfrente de Atocha.

Y cuando llegaba a la habitación me quería morir.

¿Te daba miedo? Claro.

No estaba "acostumbrá" ni a pagar.

Mira, al lado del hotel hay un restaurante

que yo comía ahí y me iba al hotel.

Me recogían para la promoción en un coche, me llevaban...

Total, que yo me iba a comer al restaurante de al lado

Y uno de los días, como... -Y te vas.

-Y me levanto y me voy.

Y el hombre: "¡Señorita, señorita!".

Digo: "¿Qué pasa?". Dice: "Que no ha pagado".

Me quedé... que digo: "Ay, perdone".

Es que no estaba acostumbrada a pagar.

Yo estaba todo el día con mi padre, en la peña, en la playa...

Que nosotras íbamos también a la misma playa...

En la playa, una cosa así...

Dame esa. Una cuenta así de larga.

Mi hermano iba: "Una hamburguesa, un montadito..."

Yo iba, pedía y a la cuenta de mi madre.

Y pagaban mi madre y mi padre. No estaba acostumbrada a pagar.

Entonces, bueno, tuve que pagar por fuerza.

A mí me acostumbraron desde chica.

Yo me fui a América cuando tenía 18 años, volví,

mi madre estaba operada del menisco y le puse el dinero sobre la cama

y desde entonces he tenido que pagar.

Pero eso son las familias.

En Madrid era diferente. Y el momento también.

Bueno. "Torres Bermejas". Me suena. ¿De qué será?

Ese soy yo.

Bueno, primero yo estoy...

Mi vida deportiva... Perdón.

Perdón, no: ¡Tu vida deportiva!

Porque es que la vida de José Mercé

empieza con el Real Madrid y terminará

dentro de muchos años con el Real Madrid.

Él cantará mientras que el equipo del Real Madrid

Se retirará el día que el Real Madrid no juegue más.

¿O miento?

No, estás diciendo el evangelio. El evangelio.

-Madridista.

-La verdad es que yo empiezo en Cádiz, en el Tablao,

se llamaba el Tablao.

Entonces Camarón ya estaba en Madrid,

ya estaba en Torres Bermejas.

Y, bueno, lo que pasa, los rumores, etc....

Empiezan a decirle: "Tú sigue así,

que ha salido un niño en Jerez..."

Estos rumores.

Camarón, como era como era,

cogió el Talgo y se presentó en Cádiz

a ver lo que había y a escuchar.

Bueno, pues ahí conozco yo a José,

estuvimos de fiesta, nos cambiamos unas camisas...

Las cosas de... ...de los gitanos.

Ea, ya lo ha tenido que decir.

¿Qué voy a decir? ¿Qué digo?

"Las cosas de los tomates".

La cosa es que estuvimos de fiesta, muy a gusto,

y justo al mes me vine "pa" Madrid

y ya me colocó en Torres Bermejas.

Y ahí empecé mi carrera, con trece años.

Yo recuerdo nada más los pueblos blancos de Cádiz.

Y date cuenta que cuando llego aquí

a mí me parecía Madrid una carbonería, todo negro.

La verdad es que se me cayeron dos lágrimas muy gordas.

Pero, afortunadamente, en qué hora llegué a Madrid

que yo tengo que agradecer a Madrid toda mi carrera artística.

Porque la he hecho aquí en Madrid.

Te puedo decir que el genio del siglo XXI

del cante flamenco se llama Camarón de la Isla.

Cantaba de una forma...

Era un órgano. Camarón tenía aquí un órgano.

Te daba igual escucharlo a las 5:00 que a las 4:00, a las 3:00,

a la hora que te levantaras. Era muy agradable al oído.

-Yo quiero brindar por lo bien que está hablando.

Me pegaría hasta mañana escuchando.

-Échame, no puedo brindar así.

¡Espérate, hombre! Espérate, que voy.

Otra vez el tapón, Lola. (RÍE)

Vaya tela que tiene conmigo esta gitana.

(RIENDO) Espérate, con el tapón.

Ahí está.

¡"Esperarse"!

Hay que mirarse a los ojos.

Vamos a mirarnos a los ojitos, hija, a los ojitos.

(Melodía flamenca)

(P) El flamenco no es un libro que tú te lo leas

y ya sabes de flamenco.

-Yo diría que no es Pitágoras.

El flamenco es sentimiento y en el flamenco

dos y dos son cuatro,

pero a veces son tres y medio y está dentro del compás.

Y haces una letra ahora

y en tres minutos haces la misma letra y no suena igual.

Eso es lo grande del mundo del flamenco.

-Si le tuviera que explicar lo que es el flamenco

a un extraterrestre,

simplemente lo sentaría delante

de un espectáculo, de un tablao

o de un momentito que pudiéramos mostrarle un poquito de compás

y estoy segura que me entendería. Seguro seguro.

A ver, espérate.

Mira, ya miro hasta sin gafas. Me he tomado tres

y ya sin gafas. Ya desde aquí.

"Papa Juan Pablo II". (P) Eso es mío.

¿Le cantaste? Le canté al Papa.

Un avemaría. Me hizo mucha ilusión. ¿Como la de José?

Pero en español.

Con la diferencia de que yo no sabía latín

ni había estado en un coro. (SE RÍEN)

No tiene nada que ver. -¿En Cuatro Vientos fue?

-Fue "exagerao", fue impresionante.

Y el silencio. Fue una cosa muy fuerte.

Lo que dice él: se unía la gente con el cielo, ¿no?

No veías el final, no veías a nadie el último

no veías ni una fila ni nada. Era como un mar

de gente y silencio. De cabezas.

Que era lo que más impresión daba.

Lo pasaron por televisión y yo lo vi.

Tú estás en un sitio con un artista,

o en un concierto donde hay muchísima gente,

pero hay ruido, hay música, o la gente grita...

Dice "olé" o algo, ¿no? Pero eso era un silencio...

(CANTA) "Dios te salve

ay, María.

Llena eres

de gracia.

Y el Señor...

(QUEJÍO) ...es contigo".

"Forofos del Real Madrid".

(J) Eso, eso...

Eso va por mí. Creo que va por mí.

¿Ustedes de qué son? A mí también me toca.

Yo creo que esta mesa es muy blanca, muy merengue.

Tú no te pierdes ni un partido, ¿no?

Si estoy en Madrid, no.

Pero tú te has ido con ellos,

si han jugado por ejemplo en Alemania.

También me he ido algunas veces,

pero no quiere decir eso que a mí...

Lo que yo quiero decir del Real Madrid

es que es un club señor.

El Real Madrid es el club más grande que existe en el mundo.

Además, está comprobado.

Habla del Madrid igual que de Camarón. (RÍE)

(S) Igual, igual. (J) -Somos los reyes de Europa.

¿Cuántas veces cantaste el himno? Yo entrego la cuchara,

Lo que tengo en el banco. "To" lo doy.

¿El himno ha cambiado o es el mismo desde que yo era joven?

El himno no ha cambiado.

Hala Madrid, ¿no? (CANTURREA) "A ganar..."

Yo hice un himno del Real Madrid. Ese es, ¿no?

(CANTURREA) "Defendiendo tu color".

(CANTA) "De las glorias deportivas...

(P) -¡Olé!

....que pasean por España

va el Madrid con su bandera

limpia y blanca que no empaña".

Eso es un himno gitano de nosotros.

Claro, tú hazlo como nosotros.

No lo hagas como en Brasil, tú hazlo como aquí.

Ese himno se hizo...

para lo que fue lo más grande que ha tenido el Madrid,

que fue cuando hizo el centenario del club.

Se hizo ese himno cuando estaban los galácticos.

(CANTA) "¡Hala Madrid! ¡Hala Madrid!

¡Hala Madrid!"

(Aplauso)

Aquí pone Cádiz. ¿Qué tenéis en común con Cádiz?

Hombre, Cádiz somos los tres. (J) -Los tres gaditanos.

-Ella es de Cádiz capital, yo de la Isla.

Por eso lo pregunto. Pero ¿qué tiene Cádiz?

Por supuesto, el bienmesabe, las tortillitas, el arte,

la "grasia", esas chirigotas.

Pues Cádiz tiene al Alberti, Camarón, Lola...

Y la bulería. Rocío Jurado, Paco, La Perla.

(J) -Cádiz es diferente.

Cádiz rebosa...

arte, riqueza, sabiduría...

Luego ese ángel natural. ¡Natural, sin esforzarse!

Esa gracia, esa gente, esa forma de ser tan natural.

¿Sabes lo que me gusta...?, que pasa en muchas partes de Andalucía,

pero yo creo que pasa más en la provincia de Cádiz

y en Sevilla también un poco de refilón,

y en Málaga un poquito.

(J) Es diferente.

La simbiosis que hay entre payos y gitanos.

Porque en Jerez, por ejemplo, no se sabe quién es gitano

y quién no. (J) Qué bien estás hablando.

Qué bien hablas. Es que es verdad.

Están todos metidos en la misma cazuela, es verdad.

-Nosotros en Jerez no hemos sabido lo que es eso,

nos hemos criado gachós y gitanos juntos.

Y el barrio de Santiago y el barrio de San Miguel

uno enfrente de otro y son de los mismos.

Nosotros no hemos sentido nunca ninguna discriminación

en Jerez, esto es verdad.

Yo antes de levantarnos de la mesa te quiero pedir solo un favor.

Que es con una de las canciones que lloro más.

Lloro con Moncho, con Camarón, con José Mercé...

A ver si me acuerdo, como sea muy antigua...

No, no es antigua. ...no me voy a acordar.

Solo quiero que me cantes un trocito...

Vamos a buscar la bandera.

¿Dónde está la rosa?, que me la habéis quitado.

Con la botella de vino ya tengo.

Quiero que me cantes solamente un trocito.

Es verdad que con esa lloramos.

-Es verdad. -"Cai".

¿Quieres las gafas? Te las presto.

(CANTA) "Y pa nosotros dos

tengo a mi Cai, con perdón.

Ay de los que se preguntan qué es lo que tiene ese rincón.

Niña, Cai se bebe el sol.

Cai es la brisa marinera,

y que remienda tu corazón

con la sonrisa más morena".

(TODOS) ¡Olé, olé!

Cai por la madrugá,

cómo me huele a sal mi Cai.

Eh "pa" nosotros dos

tengo a mi Cai con perdón.

Ay de los que se preguntan qué es lo que tiene ese rincón.

Niña, Cai se bebe el sol.

Cai es la brisa marinera...

Y que remienda tu corazón...

Yo creo que mi forma de cantar y mi forma de sentir

me lo ha dado el haber nacido en la tierra donde he nacido.

Y tener la oportunidad de escuchar a la gente que he "escuchao".

-Que la huella de Cádiz en mi arte

tiene que estar, y el haber nacido en Jerez,

en tierra gaditana.

Ese pueblo jerezano

digamos que es la flor y nata, es la cuna del cante flamenco.

-No tengo que hacer ningún esfuerzo

para que en mi forma de bailar se sienta mi tierra.

Porque, por mucho que quieras, tiene esa brisita.

Y esa cosa del sur está

en el momento en que quiero expresarme.

Sale siempre.

(Flamenco)

(S) Tengo muchas figuras que me han "inspirao".

Ahora, precisamente, hago un espectáculo llamado "Voces"

que está dedicado a seis maestros que su influencia

la hemos tenido no solo en mi generación,

sino a mí personalmente y son maestros que han marcado

muchísimo en mi vida.

(P) -Maestros hay muchos

porque aunque no sean gente que quizá

a uno le gusten mucho,

siempre va a tener un detalle o siempre va a hacer algo

que de ahí puedes coger algo.

-Recuerdo en primer lugar a don Manuel Ortega Juárez,

Manolo Caracol, que ha sido el genio del cante flamenco.

Y luego ya, pues...

realmente con cinco años más que yo que tenía Camarón de la Isla,

para mí ha sido el genio del siglo XXI.

(Flamenco)

Ahí están los tres maestros, yo creo que...

son un poco vuestra inspiración.

De Camarón hemos hablado en la mesa,

de Paco y de Carmen, no.

Buf, pues casi "na".

Casi "na"... ¿Qué es "pa" ti Carmen?

Carmen, el ejemplo de todo,

de fuerza, no solo como bailaora, como mujer,

como raza...

como moderna en una época que se supone que todo estaba...

¿sabes? con unas leyes.

Gitana pura pura. Pero se casó con un payo.

Sí, dentista. Bueno, hermano del dentista.

Quiero decir, de la manera que lo hizo "to",

cómo tiró de su gente...

Dicen que es la primera española

que entra en la Casa Blanca,

defendiendo su flamenco, nuestro arte, nuestro flamenco...

O sea, es que es de chapó la señora.

(Guitarra flamenca)

(Gritos y vítores)

No sé, creo que sería importante

recordar lo importante que es la tradición,

y el respeto.

Y todos estos grandes, todo lo que nos han dejado,

y no creernos que es nuestro, porque estamos aquí por ellos.

Y hay huecos que nunca nadie

podrá ocuparlos.

¿Y Paco?

(S) Ay, yo me muero con Paco.

Ay, yo me muero con Paco.

Cuando se nos ha ido Paco

uf, no podía...

No podía escuchar ninguna guitarra, no la de él,

sino ninguna.

Estábamos en Londres haciendo "La Pepa"

y yo, de verdad...

Es que todavía a veces me da coraje pensarlo,

es que no lo entiendo. No entiendo por qué se ha ido.

¿Tú qué tenías con Paco?

Yo creo que Paco simplemente salía y se sentaba

y afinaba la guitarra

y ya tú percibías

y podías distinguir que era otra cosa, ¿no?

Y yo lo que creo...

Para mí lo fuerte de Camarón y de Paco

que los uno, porque es prácticamente la misma época,

es ¿que había anterior a ellos?

¿Cómo se tocaba la guitarra anteriormente?

Nada más que tienes que poner los discos y escucharlo.

¿Qué tenía Paco con tu pelo? Envidia, ¿no?

Paco me veía con los dientes... A mí me llamaban el Profidén.

Es verdad que ahora uno está más mayor, pero bueno.

Pero siempre he tenido una boca que ha dado alegría verme.

(RÍEN) Y claro, este...

Y mi Paco...

Y mi Paco me cogía nada más verme,

me cogía el pelo y me lo ponía en la cabeza de él.

Y me decía: "Que nada más que tienes dientes y pelo".

Y no veas la que le entraba.

Y mira que era guapísimo.

Yo tengo una anécdota.

Me llamó mi padre al salón de mi casa,

yo iba al colegio con una ceja sola, bigote...

el uniforme... Él lo del pelo lo llevaba...

Y me dicen: "Te llama tu padre

que está con una gente que ha venido".

Y yo iba con la "tostá" y vi a Paco de Lucía.

Y yo no sabía dónde meterme: la ceja, el bigote,

la tostá, los leotardos...

Y yo diciendo: "Pero ¿por qué mi padre me hace esto?".

¡Y Paco tan mono!

Porque yo tendría 10, 11 años.

(Guitarra)

(CANTA) "Me lo encontré en el camino y nos hicimos hermanos,

le invité a que subiera al lomo de mi caballo".

(P) -Paco era un maestro y hacía cosas maravillosas,

pero yo, como canto,

que me parece cada día más difícil,

cada día me parece que es más complicado cantar bien,

me quedo con Camarón

porque era la perfección del cante.

"...que mi madre se muriera,

ya mi madre se murió.

Ya no hay quien te quiera

que menos te voy a querer yo".

A ti te presentó Camarón, ¿no?

En el teatro de Andalucía en Cádiz.

Además ese día lo recuerdo porque eché todo el día con él.

Fuimos por la mañana, lo recogimos en su casa,

fuimos a un bar que yo no conocía en La Isla

que estaba por la zona de Gallinera

que es por lo último de San Fernando.

Jugó al billar,

se pidió un bocadillo de mortadela y un café. Ese día no lo olvido.

Y yo, "callá" en el coche. Y me dice: "Tú eres muy calladita".

Y es que mi madre me había dicho: "Escucha, tú hablas mucho".

(LOLITA SE TRONCHA) (S) Callad.

-"No vayas a empezar a charlar que mareas a la gente.

"¡Tú te quedas 'callá'!".

Y entonces yo, "callá", escuchando nada más.

Y dice: "Eres muy calladita".

Digo: "Mi madre me ha dicho que no...".

Se tiraba de la risa.

Mira, yo tengo aquí unas cartas, ¿vale?

A mí me gustan las cartas, he jugado al mus con mi padre.

Al dominó... Sé jugar a todas esas cosas.

Pero estas cartas son especiales.

Yo las voy a poner ahí.

Vamos a coger una cada uno.

La pregunta la puedes contestar tú

o nos la puede hacer a cualquiera. Es un juego.

¡Coged! No tengáis miedo, que no muerden.

Pero ¿no brindamos ni "na"?

Sí, vamos a brindar.

Uy, qué pregunta. Esta no la respondo.

Yo no la respondo.

(J) María, ¿qué pregunta te ha tocado?

Gracias por estar aquí. Es un placer estar contigo.

Salud, mami.

(J) Salud, tata.

-Le voy a hacer esta pregunta al tito José Mercé.

-Dime.

-¿Te ha atraído alguien alguna vez que no sea tu pareja?

-Yo sabía que mi sobrina...

Que te iba a tocar esa.

Cosas, de vez en cuando, claro.

Lógicamente. (P) -Hace muchos años.

-No, y ahora...

(RÍEN) -No, pero sí, sí que me han atraído.

Pero se ha tenido que sujetar uno.

Lógicamente, cuando se está en posición

de lo que se está, hay que estar quietecito.

(SE RÍEN)

-Pero bueno, vamos a ver.

Esta está muy buena. Esta va a ser "pa" mi Lola.

¿Alguna vez te ha "parao" la policía?

A mí me han parado 150 veces.

(SE TRONCHAN)

Me ha parado la policía porque...

Porque me han parado. La última vez hace 15 días.

Porque te ven de lejos. No, porque terminé

y salí del ensayo... ¿Quién es esa tan negra?

Salí del ensayo, yo con mi coche y tal,

y se me acerca demás uno de estos.

No un guardia civil.

De los de pam, zas, chas. El SWAT este.

De los que están en la Gran Vía.

Y se me acerca...

Porque yo no había hecho "na",

pero no sé por qué, cuando se me acercan,

la sangre gitana me sale y veo un pestañeo

y me empiezan a temblar las piernas sin hacer nada.

Y abro la ventana y digo: "Dígame usted, jefe".

A la orden.

Yo toda la vida, yo bien con los militares.

Me dice: "Que sepa usted, señorita,

que ahí ya me ganó,

"que va usted sin las luces puestas.

Y es hora de que ponga las luces".

Digo: "Perdóneme, acabo de terminar en el Bellas Artes".

"No me he dado cuenta". Yo soy muy despistada.

Esa vez ha sido la última.

Pero me han parado unas cuantas. Venga, dale.

(S) Te toca, María.

Ay, mira, se han caído. Esta "pa" ti y esas dos.

Esta, esta.

Él, claro que sí, yo no lo voy a decir.

Dinos en inglés...

-Eso no sé decirlo yo. -"Llevo el flamenco en la sangre".

-"Ozú", eso es muy difícil.

¿Y en japonés?

En japonés tampoco. Yo diría...

"Very good singer", flamenco.

"Singer, singer".

Cantaor, "singer", flamenco. Sí, señor.

"Very good".

"For here". Claro, por aquí.

"For here", no. Por aquí.

-Te entienden igual, ¿verdad?

¿Cuál es el momento más incómodo que has pasado con otro famoso?

¿Los famosos quién son? Los demás.

(RÍE) Los demás.

-Te voy a decir una cosa: nosotras tenemos.

Hay gente que se ha llevado una hora hablando conmigo

creyendo que era María.

(RÍEN) -Sí.

Y yo ya me ha dado un apuro, no voy a decir a quién,

de decirle: "Yo soy la que baila, no la que canta".

-Yo creo que hasta un día firmé.

Yo creo que no he tenido ningún momento incómodo.

(P) -"Sara, me gusta cómo bailas". Y firmarle.

-Yo voy por la calle y me dicen:

"Raimundo, fírmame un autógrafo". ¿Sí?

Por Raimundo Amador. -¡No tiene "na" que ver!

-Te lo juro, que me pasa pero muchas veces.

-Sí, hay mucha gente que se despista un montón.

-Es que es muy fuerte, ¿no?

"¿En cuántos países has hecho el amor?"

(DUDA) Yo para mí que...

Yo, no... Yo he hecho el amor...

Yo no tengo ganas de contar.

En España y en Japón cuando me casé.

(SE RÍEN)

Yo he viajado mucho.

En Japón cuando me casé. Y me casé tarde.

Me casé con 25 años y empecé con 17.

Y estas dos son dos niñas

que solo lo han hecho en el Puerto de Santa María.

No les ha dado tiempo a "na". A ver:

"¿Cuál es tu manía más tonta?"

Yo cada vez tengo menos manías.

Antes tenía más. Pero tendrás alguna.

Yo tengo una que es una tontería, pero que, en verdad,

me cambia mi forma de bailar,

que es lavarme los dientes antes de bailar.

O sea, que yo ya estoy, me caliento, no sé qué...

Ya estoy lista y de repente digo: "¡No!".

¿Sabes? Y a veces Fito,

que me lo como además,

que está siempre conmigo.

"¡Sarita!" Y vaso de agua y mi cepillo.

No puedo. Es como si no terminara de estar arreglada y fresquita.

-Pues yo, fíjate, la manía mía...

Mi manía es cuando voy a salir al escenario,

el reloj... Yo no puedo cantar con reloj.

-Es que nunca, es que no es... -No me hallo.

Es que no me hallo.

Cuando voy entre cajas o se lo doy a Jesús...

Muchas veces se lo he dado a alguien que no conocía

y no han sido malas personas y me lo han devuelto.

Pero yo cuando voy al escenario y se me ha olvidado dárselo a Jesús

al primero que veo se lo doy.

Lo mío son los olores. Soy una maniática de los olores.

Eso es horrible.

Yo me tengo que oler siempre.

¿Antes de salir? No. Antes de todo.

Sí. Yo hago así y me huelo. No puedo.

(DIVERTIDA) ¿Sí?

Porque además yo me echo perfume y no me huelo.

Me dicen: "Sabemos que pasas por aquí porque hueles".

Y digo: "¿Y a qué huelo?, porque yo no me puedo oler".

Yo me he bajado incluso de coches públicos

y de entrar en habitaciones y decir: "Qué peste más grande".

Y decir: "Pare usted, que me bajo".

Es que a veces hay coches que te tienes que bajar.

Y se quejan del tabaco, pero hay olores que son peores.

¿Cuál teníais vosotras? Yo ya la he leído.

-¡Uy, esta es buena!

"¿Cuál es la mentira más gorda que te han pillado?"

(J) -Yo no he dicho una mentira en mi vida,

ni piadosa siquiera, fíjate.

No sé mentir. Yo tampoco.

A mí me pillan porque no sé mentir.

Pero si miento, miento divinamente.

(J) Una vez, ahora me estoy acordando,

dije una vez en un programa...

¿Os acordáis? Bueno, si os acordáis...

¿Cuándo era el programa? El de Pedro Ruiz.

(TODAS) Sí.

-El de Pedro Ruiz. (S) -Pedrito Ruiz, con una luna.

-¿Te acuerdas que había un jurado de los chavales y chavalas

que hacían de jurado...?

Y entonces recuerdo que yo dije

que yo me vine de Jerez en autoestop

a ver a los Beatles en la Monumental.

Y era mentira y se lo tragaron entero.

¿Ah, sí? Pues hoy se están enterando, que lo sepas.

(S) ¡Te están pillando ahora mismo!

-Se lo tragaron entero. Ahora me he acordado de eso.

¿Te sabes alguna canción de los Beatles?

Sí, hombre. ¿En inglés?

(IMPROVISA LA LETRA DE "HEY JUDE")

¡Olé! -De los Beatles, de toda la vida.

Termínala un poquito. Ya no puedo más, Lola.

Yo me voy a tomar una cosa de estas de chocolate.

(Guitarra flamenca animada)

¿Tu marido dónde está? (J) El tío Fati.

-Está en Cádiz porque estamos grabando un disco nuevo.

Y Chaboli es muy intensito, tengo que decirlo.

Es muy buen músico, maravilloso.

Pero hay que dejarlo solo. Pero es muy intenso.

Entonces cuando se mete en el estudio...

-¿Que es muy "jartible"?

No, no es "jartible". Que se pone como se pone.

Que se pone mucho y es difícil que desconecte.

(S) -Eso está muy bien también.

-Nosotros nos llevamos muy bien,

pero si yo tengo algún momento con él así,

es por eso, porque no sabe desconectar.

Yo sé desconectar rapidísimo.

Yo estoy aquí y estoy aquí y de momento y hago "pum" y me voy.

Pero él no; él no desconecta.

Y como ya empiece a grabar,

empezamos con las maquetas y a darle vueltas

y ya yo lo veo por días, por días, por días

que se mete y se mete y hasta que no termine...

(Tocan al timbre)

(S) -Eso es "jartible".

Espérate. Ahora está aquí, ¿te imaginas?

(SE RÍE) Y encima le has dicho "intenso".

¿A quién has llamado ahora?

¡Habéis llamado a un taxi? Yo no.

-El mío no es porque está en Córdoba.

Mi marido está en Córdoba. ¡Hombre!

Hola, ¿qué pasa?

Ya te echaba de menos. ¿Qué pasa, hija? ¿Cómo estás?

Muy bien.

-¡Tú marido está ahí!

Tu marido está ahí.

-¿Qué haces aquí? -Aquí a traeros recuerdos.

(HABLAN A LA VEZ)

(S) -¿Tu hija no estaba en Jerez? ¿Y tú no estabas en Córdoba?

-¿Tú no estabas en Córdoba? -Sí, yo me hecho una gira.

(S) -Tú estabas en Jerez.

-Yo me he dedicado esta noche

a robar vuestras casas.

Mientras dormíais yo me he ido a robar recuerdos vuestros.

¿Ah, sí? A ver, a ver.

Yo me he dedicado esta noche a robar sus casas.

(J) Pero ¿tú cuándo has venido? (SE BESAN)

¡Oy, oy, oy!

(J) Pero ¿esto qué es?

(J) Pero ¿esto qué es lo que es?

-Me he dedicado a robar recuerdos.

(J) Siéntate aquí, hija.

Mira si somos rápidos, que ya sé hasta lo que queríais beber.

(J) Increíble, macho.

Bueno, a esta belleza ya la conocéis, ¿no?

Ella es hija de José. (P) Si es igual que el papa.

-Según José, también estaba en Jerez hoy.

-Sí, pero yo no sé cómo ha venido tan ligera.

Ella trabaja mucho con su padre,

aparte de que da clases de baile. Ha trabajado, sí.

Él es Keko, que es un guitarrista buenísimo.

(P) Trabaja con Sara.

(S) -Es nuestro director musical.

El que manda ahí es este.

¿Y él en qué manda?

-Yo no mando en ningún "lao".

(Carcajadas)

Donde manda mujer no manda ya nadie ya.

Donde manda capitán... No, ¿cómo era tu padre?

Coronel.

-Pero además ella manda bien, con esa carita y esa voz.

-¡Olé! ¿Cuánto tiempo lleváis juntos?

(SARA) Diecisiete años.

Vamos a hacer 17 este año.

Diecisiete años, 24 horas y gloria, ¿verdad?

¡"Groria"! -"Groria".

24 horas juntos porque trabajáis juntos.

Comemos juntos, cenamos juntos,

llevamos al niño al colegio juntos,

comemos juntos, bailamos juntos. Eso ya lo he dicho.

¿Y os conocisteis bailando? (S) Sí.

Cuando yo presentaba "Juana la Loca".

Es que suena un poco así como en plan película,

pero es que es verdad. Y buscaba un Felipe el Hermoso...

Y apareció él. (J) Y apareció.

(TODOS CELEBRAN) Hiciste el "casting", ¿no, hija?

Dijiste: "Necesito un Felipe, 'pa'l' espectáculo y 'pa' mi casa".

Y "pa" mi casa. -Ese fue el problema, Lolita.

Que cuando hay que interpretar, porque, claro, bailando...

Ahí era la primera vez que hacíamos personajes.

Y Juana la Loca estaba obsesionada con Felipe.

"Por favor, no dejes de mirarlo en ningún momento".

Y yo, "colorá" como un tomate.

-¿Sí?

-Yo bajaba la cabeza. Cuando sonaba la música, no.

Ahí me entraba.

Pero la interpretación de: "Míralo, mira aquí", fatal.

-Yo le hacía. -Y yo bajaba la cabeza.

Y hasta hoy.

-"Mírame, somos Juana la Loca y Felipe el hermoso,

nuestras miradas tienen que ser especiales,

en aquella punta tú y yo aquí.

¿Tú te diste cuenta...?

Yo me di cuenta. ...que le gustabas.

(J) Ahí te diste cuenta. ¿Y jugaste mucho con ella?

No, no. Se lo puse muy fácil.

¿Se lo pusiste fácil?

Te lo puse fácil, ¿no?

(DUDA Y RÍE) -Bueno...

No, pero fue muy bonito, de verdad.

(Flamenco sensual)

Libérate que no te importe la gente

y bésame

mis labios ardientes.

Mujer cruel,

mujer cruel,

mujer cruel,

mujer cruel.

(J) ¿Qué es lo que has "robao"? ¿Esto qué es?

-Son recuerdos vuestros del momento que creo que son bonitos de...

Espérate, que me pongo gafas.

Ay, "omaíta". ¡Ay!

Ay, "omaíta". No se "pue" aguantar eso.

No se "pue" aguantar. Qué guapa tu madre.

Mira mi Merce ahí. (ININTELIGIBLE) Está guapísima.

Fue el viaje de novios en Venecia.

Creí que fue en Japón.

(J) -Esa es la plaza San Marcos.

(P) -Un viaje de novios por muchos "laos".

-Fue el viaje de novios en Venecia. -El verdadero.

(J) -Me casé y nos fuimos de "tournée" con Antonio Gades

e hicimos 30 actuaciones.

(S) -Otro grande, grande. -Yo llevé 10 años con él.

(S) -Otro grande. ¿Cómo es viajar con tu padre?

Una maravilla. (JOSÉ RÍE)

¡Oh! Lo más grande del mundo. -Eso es la edad, niña.

-Sí, la edad. Es maniático a morir.

Donde tiene que ir, tiene que irse afuera,

no está tranquilo en ningún "lao",

es "don manías", como yo digo.

-Me pongo nervioso en los hoteles. -No duerme en toda la noche.

Las noches que me da.

¿Antes de trabajar? Sí, sí.

Yo me he llevado 15 días "atacá" antes de debutar.

(HIJA RÍE)

-Me gusta irme al camerino un par de horas o tres antes

y hasta que "sargo" y hasta que me siento,

y hasta que veo el público.

Yo te digo la verdad. Y el día que no me pase eso,

me voy a casa, me acuesto y me tapo la cabeza.

Esas taquicardias que nos dan, creo que a todos...

-Eso es respeto al público. No te he "escuchao" el eco de voz.

¿Estás bien, hijo? ¿Quieres tomar algo?

(RÍEN)

Coge la guitarra, "pa" escucharte, más que "na".

Al lío, venga.

-Está haciendo una música el tío, que no es normal.

Se está cargando la música del espectáculo.

De este y del anterior. Tres espectáculos, ¿no, loca?

-Sí, porque hicimos "Medusa" en Mérida...

(Música de guitarra flamenca)

Te suena "mu" bonita la guitarra.

(Música de guitarra flamenca)

Cómo suena, tío.

(CANTA) "Ay, ay, ay, ay.

Bonito está Triana.

Cuando le ponen al puente, bandera republicana".

-Olé, olé.

(CANTA) -"Ay, qué fatiga tengo.

Qué fatiga tengo.

(QUEJÍO FLAMENCO)

Teeengo.

Fatiguita tengo.

Suspendo de tu vera cuando...

???

-Olé.

Bien, bien.

Me van a meter dos goles en tu honor.

(RÍEN)

(J) Yo me considero de flamenco en el mundo del flamenco,

me considero 100% flamenco. No podría ser de otra manera.

-Todo. Yo de flamenca, todo.

A mi manera, con mi forma.

Pero yo flamenca soy desde que me levanto

hasta que me acuesto.

Y si hay compás, más todavía.

(J. CANTA)

El flamenco es un cante de raíz.

La música de raíz y lo que le tiene es que llegar,

que te llegue, que te llene.

Una vez que te guste, te llegue, que te llene, que te rompa,

que te hiera,

puede ser que empieces a escuchar flamenco.

(P) -No hay una técnica, una cosa cuadrada, hay cosas inexplicables,

porque hay gente que de repente tiene una voz pequeña,

hace dos detalles, pero te remueve

y te saca un "olé" y se te pone el vello de punta.

(CANTA) -"Y el pelo negro como la endrina tú tienes, gitana.

Una cintura como el bambú.

Déjame besar tus labios de clavellina

porque la noche se nos termina.

Y son los labios que quieren..."

-Olé.

Eso lo cantaba el Beni, me acuerdo yo.

El Beni, en el espectáculo de "La guapa de Cádiz".

El Beni de Cádiz, otro grande. Otro gran artista.

(J) -Una cosa del Beni te voy a contar.

Estaban el Beni y el Cojo por "Caiz" andando los dos.

y ven una placa: "Aquí nació don José María Pemán",

con un "peazo" de placa.

Siguen andando. Y pasan por donde nació el Beni.

Y le dice el Beni roneando:

"Cojo, ¿qué van a poner aquí en la calle?."

"¿Qué van a poner, Benito? 'Se vende'".

(RÍEN)

-"¿Qué van a poner, Benito? 'Se vende'".

(J) -"Se vende". -Qué bueno.

¿Esto dónde es?

Eso es en México también, con el disco de "Raíz",

que tuve también esa suerte, de poder colaborar

con esta gran artista que es Lila.

¿Chaboli va siempre contigo? (P) Sí.

¿Los niños se quedan con tu madre? Sí.

Las niñas se quedan siempre. Nunca han "viajao".

Tiene que ser una cosa puntual.

Yo, como soy hija de famosa, y me dejaban muchas veces

mi madre me escribía una carta siempre.

Y me la dejaba escrita. Entonces eran épocas "mu" largas.

Claro. Y aunque no fueran largas. No existían los móviles.

¿Te escribía una carta? Me escribía siempre.

No me digas. Como yo era la mayor,

me lo dejaba para que supiera qué hacer si ellos no volvían.

Qué fuerte. Y nunca abrí la carta

nunca supe lo que ponía dentro.

Y yo entiendo que yo, que soy madre también

y que he viajado mucho,

con José a veces lo hemos "hablao",

que te vas a trabajar y cuando vuelves

tus hijos que son muy chicos no te reconocen.

Y eso te da un palo... Te pierdes la infancia.

-Yo, desde que he tenido a Pastora, no me he ido mucho tiempo.

Sara sí que trabaja más por temporadas,

pero yo, en realidad, sigo trabajando aquí

y quizá un fin de semana me voy dos días,

vengo, dos, tres días.

¿Nunca os vais más de dos meses? Yo no me he ido.

Desde que Pastora nació no me he ido.

(J) Vosotros vais con la familia.

(S) -Claro. Y a lo que él no viene, vamos y volvemos.

-Cuando entró en el colegio, viajaba cuando tenía vacaciones.

Pero temporadas largas...

-Ahora aquí en Madrid, también con él.

Que nos lo dijo el día de Plácido Domingo. ¿Te acuerdas?

-Os lo dije en Málaga.

-También, también. -¿Te acuerdas que nos encontramos?

Digo: "Cuando el niño vaya a Madrid no se querrá ir".

Tú eso de Madrid lo dices por experiencia.

Tú verás. ¿Qué pasó?

Mi padre no me conocía. Tuvo una "tournée",

y fui a recibirle al aeropuerto. Tendría yo dos añitos.

Y estoy por allí corriendo y: "Qué niña más guapa",

y le dice: "Oye, ¿y la Desirée?".

Dice: "Es esta". Me cogió en brazos y cogí un llanto...

porque no lo conocía.

Pero ¿vosotros vinisteis a Madrid

y nacisteis en Jerez? No, yo nací en Madrid.

-Nació en Madrid. -Y él estaba de "tournée"

y fui al aeropuerto con mi madre

y ni yo conocía a mi padre ni él a mí.

Claro, porque ella es hija...

Es hija abandonada, como son todos los nuestros.

(DESIRÉE-D) Abandonada, entre comillas.

Como he sido yo.

Abandonada... (D) ...entre comillas.

(P) -Pero entonces eran muchas...

Eran seis meses, cinco... y muy seguidos. Claro.

-Dos meses ensayando en Amor de Dios

y un mes de vacaciones en Navidad.

Pero el resto del tiempo viajábamos continuamente.

-Yo creo que también es muy importante la primera etapa.

Es muy importante la primera etapa, porque luego son más grandecitas.

Yo ahora, por ejemplo, que la mayor tiene casi nueve

y María casi cinco, porque los hacen en julio.

Tienen ocho y cuatro años. Ya es muy diferente.

Ya no notas tanto cambio.

Pastora es como... Y María igual. "Te vas con la abuela". "¡Bien!".

Contentas, porque... Es diferente.

Somos madres, pero tenemos nuestra profesión

y tenemos que expresarnos como personas

y hacer lo que nos gusta.

Y las mujeres hoy estamos preparadas también para eso.

No es como antiguamente,

que el hombre era el único que tenía que buscar el pan

y la madre criaba y educaba a los hijos.

-Viajar mucho antes era un placer.

Ahora duele un poco más, porque ya, al ser mamá,

dejar al peque es un sufrimiento total.

-Bueno, recompensa, porque haces lo que te gusta...

Y realmente...

Pero, familiarmente, no.

Te pierdes mucha infancia de tus hijos,

y eso no lo recuperas, la verdad.

-Entonces tienes que compaginarlo todo.

Realmente, hacemos muchísimos más kilómetros

porque vamos y venimos muchas más veces.

Para no tenernos que ir tres meses de gira

y así no dejar a nuestro hijo solito.

Nos estamos riendo porque mira lo que acabo de encontrar.

¡El desnudo de José Mercé!

(J) ¡Por favor!

(PEPÍN-PE) -Yo he dudado...

(J) -Pepín, ¿dónde has buscado eso?

(ININTELIGIBLE)

(SORPRENDIDA) ¿Qué es esto?

-Eso es en Japón.

Hablando de Antonio Gades, aquí estás.

(J) Mira cómo vestíamos.

-¡Estos son los apartamentos del flamenco!

(J) -Sí, señor. (S) -En Shinjuku.

Y esto un teatro lleno hasta la bandera.

(S) Eso es París. (PE) -Fue el estreno de "Voces".

(S) Eso es París, sí.

(PE) -El estreno de "Voces", Teatro Champs-Élysées.

-¿Qué hacía yo en Nueva York? (RÍEN)

¿Qué os pasó en París con los incendios?

¿Qué tenéis vosotros en París? Arde París, ¿no?, como la canción.

Bueno, pues estrenábamos "Carmen".

Y lo que les pasa a los luceros. Por cierto, un besito a Óscar,

que es el que tenemos ahora.

Empezaron con el humo...

para los haces del luces.

Cuando levantan el telón, sale el humo "pa" fuera,

empieza la bulería, que, además, estaba en "playback",

pero lo hacíamos "trucao" que no pareciera "playback".

Y de repente... (J) -Pues se están enterando.

(RÍEN)

(P) -Otra mentira.

-No. María, escúchame.

-Al final cómo van a salir aquí las mentiras.

(RÍE) -Escúchame, María.

Y entonces, de repente, se para todo...

Una sirena como... Te lo juro: "¿Qué ha 'pasao'?".

Nosotros, ninguno pensábamos que es fuego ni pensábamos "na".

El cuerpo de baile me mira y yo digo: "¡Seguid!".

O sea, yo me hubiera "quemao", me daba igual.

"¡Seguid! ¡Seguid! ¡Seguid!."

Y: "No se escucha nada". Nos asomamos y ya no había nadie.

Se habían ido todos. ¡Todo el mundo!

Desalojaron el teatro menos a nosotros.

(J) -Y tú diciendo que siguieran. -Yo seguía.

Claro, erais españoles, qué más quieres. (RÍE)

Dijeron: "Ahí los españoles que ardan vivos".

(RÍE) "¿Qué más nos da?".

"Si no se quieren ir, que no se vayan".

Pero ¿sabes qué pasa? Cuando estás en el tope de adrenalina,

que estás ahí a muerte... te da igual todo.

Que llueva...

A mí no me da igual. Yo he estado cantando,

he visto tres gotas y he dicho: "Ahí os quedáis, yo me voy,

no me vaya a dar aquí un zambombazo".

A nosotros en Miami nos saltó y sí fue fuego

y nos echaron fuera. Vino la policía

y nos sacó así.

Y nosotros con el traje. ¡Lolita!

Con los trajes. Era la soleá por bulerías

que le dedicamos a Moraíto. (HABLAN A LA VEZ)

-Y yo de repente digo: "No puedo".

Y salimos a la calle, en la calle.

Con la guitarra. Y entonces decimos: "¿Seguimos?".

¿En la calle?

Mira, el público de la calle

y la terminamos en la calle.

-A nosotros en Buenos Aires

estrenando "Bodas de Sangre" en el teatro Odeón,

resulta que se muere Perón.

La muerte de Perón me pilló en Buenos Aires, con Antonio Gades.

Y dicen que han puesto una bomba en el teatro.

Si nos ves a todos salir "vestíos", "tos" "pa" la calle "tiraos"...

(RÍE) No corríamos "na".

Ni Mariano Haro me cogía a mí.

(SE RÍEN)

(J) -Me encanta viajar y me encanta

cantar flamenco fuera de nuestras fronteras.

Porque creo que tienen una educación

y una forma de escuchar y de entender el flamenco...

Porque, además, están totalmente "concienciaos"

a lo que van, a ver un espectáculo de flamenco.

Y entonces eso lo notas tú en el escenario

y disfruto muchísimo, la verdad.

-Es una música que les parece...

otra orilla de lo que ellos puedan hacer.

Si tú vas a Argentina o vas a México,

el flamenco no tiene nada que ver

con la música de ellos, de su raíz.

Es otra cosa totalmente distinta.

Por eso es verdad que fuera de España

atrae muchísimo el flamenco, gusta muchísimo.

-A veces te dices: "Hay que cosas que no van a entender".

"Hay cosas que se entienden más aquí, porque el arte es nuestro",

Y la reacción casi siempre es la misma.

En lugares superdistintos, pero siempre es la misma.

Y es curioso, porque piensas:

"¿Cómo han podido, a su manera,

darte un 'olé' en el sitio?".

Si hay gente que se lleva toda la vida

para poder saber de flamenco y aun así no lo consigue,

¿cómo es posible que puedan expresar

el momento más fuerte con la sabiduría más grande?

Pero yo creo que también es este arte,

el flamenco es un arte muy especial y con mucha verdad.

¿Quieres cantarte un cantecito

o estás ya "mu" "cansá"? No, claro que sí.

(S) -Oh, qué arte.

-Vamos allá, tócale una "miajita" ahí.

-Venga, María.

Me quito el anillo que no puedo dar palmas.

Pesa más que mi mano.

(S) Y además que no suena.

(CANTA) "Ay...

que tú te ves bonita,

tú te pones orgullosa.

Más bonitas son las rosas,

viene el viento y las marchita.

Y viene el viento y las marchita.

La hermosura es poca cosa.

Porque tú te ves bonita,

te pones orgullosa.

Te pones orgullosa".

Yo me imagino que cuando sea más vieja, si Dios quiere

que llegue a muy vieja,

pues digan: "Pues, mira, Niña Pastori hizo esto o lo otro".

O "Qué bonito esto que hizo". No sé...

(P) Al final uno lo que intenta

es seguir disfrutando de esta profesión,

seguir aprendiendo. Por lo menos, yo en mi caso,

porque al final estás haciendo una cosa que llevas dentro

que te duele y que la sientes, ¿no?

Y que no sabes vivir de otra manera si no es así.

(P. CANTA) "Yo no he visto un hombre con tan buena planta

ni he escuchao una queja con tanto dolor...

(QUEJÍO FLAMENCO)

y la de aquel minero

y aquellas tarantas...

debajo de la fragua se escucha una voz...

Ay, que por mi padre diera..."

(Dan palmas y jalean)

(P) ¡Lolita!

¡Lolita, te quiero! ¡Vamos ya!

¡Guapa, canta!

(Palmas y olés)

(Palmas y olés)

(AL COMPÁS) ¡Toma, toma, toma, toma! ¡Toma, toma!

(VARIOS) ¡Olé!

-Me encanta coreografiar, me encanta dirigir,

me encanta bailar, me encantan las fiestas, los ensayos...

Y que tengo la suerte de que el público

sigue respondiendo

y que el teatro, como está ahora mismo,

es maravilloso, pues la verdad es que pienso

que me dio Dios el privilegio de poder expresarme

en un escenario y lo he "aprovechao".

(J. CANTA) "Me tienes medio loco

por la calle de la amargura.

...Medio loco por la calle de la amargura".

-¡Olé! Señores,

gracias por esta noche inolvidable.

Gracias por venir a mi casa.

Que espero que tengáis muchos éxitos, mucha vida

y que yo los vea, que es lo que quiero, seguir disfrutando.

(P) Y qué chiquititas nos hemos quedado.

Sobre todo yo. Sobre todo yo.

Pero soy chiquitita, somos chiquititos,

pero somos "mu" grandes.

(J) Además de verdad.

¡Y por ustedes, monstruos, por ustedes!

¡Olé!

(J) Por ustedes, los más grandes.

(Guitarra flamenca)

Lolita tiene un plan - Flamencos

14 ago 2017

Lolita tiene un plan ha organizado una velada flamenca con tres grandes nombres del flamenco: la bailaora y coreógrafa Sara Baras, la cantautora Niña Pastori, y el cantaor José Mercé. Tres gaditanos con una larga trayectoria profesional que comparten confidencias y recuerdos con Lolita.

Contenido disponible hasta el 31 de mayo de 2067.

ver más sobre "Lolita tiene un plan - Flamencos" ver menos sobre "Lolita tiene un plan - Flamencos"
Programas completos (4)
Clips

Los últimos 48 programas de Lolita tiene un plan

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios