El chef Gonzalo D'Ambrosio nos adentra en el mundo de la gastronomía, a través de los productos autóctonos de las comarcas que vamos a visitar. Gonzalo D'Ambrosio nos deleitará al final de cada programa con un plato que recoge todo lo vivido y aprendido en su ruta, pero eso sí, con su toque personal en cada receta que prepare.

4916569 www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
Para todos los públicos Las rutas de Verónica - Tenerife y Gran Canaria - ver ahora
Transcripción completa

("Viva la libertad", Pedro Pastor)

Acabo de aterrizar en Gran Canaria, conocida por sus geniales playas

y sus atardeceres únicos.

Pero yo quiero mostraros la otra cara de la misma isla:

sus montañas verdes y rocosas

y sus valles con una vegetación que, ya veis, parece casi selvática.

Todo esto antes de dar el salto a Tenerife.

Vamos a disfrutar con los paisajes, los sabores

y, por supuesto, la gente de estas dos islas,

las dos más grandes de las Canarias.

Aquí arranca "Las rutas de Verónica".

# ...todo lo que baile, # todo lo que mueva y enseñe,

# todo lo que sueñe, # hombre y mujer.

# Todo lo que ande, # todo lo que ladre,

# todo lo que baile, # todo lo que enseñe,

# todo lo que sueñe.

# Hoy no voy a cantar # canciones que ya te sabes.

# Hoy voy...

# a ser el más golfo de toda mi calle. #

(Sintonía del programa)

("Chan chan", Compay Segundo)

# De Alto Cedro voy para Macaney.

# Llego a Cueto, voy para Mayarí.

# De Alto Cedro voy para Macaney.

# Llego a Cueto, voy para Mayarí.

Parezco escondida en la jungla, pero no.

Estoy en el único cafetal que existe en Europa.

Este es el lugar más al norte del mundo donde se cultiva café.

Y es posible porque aquí, en el valle de Agaete,

en Gran Canaria, existe un microclima.

He quedado con Víctor Lugo, especialista de este exótico café,

que es uno de los más valorados del mundo.

Como apasionada de esta bebida, me muero por saberlo todo de ella.

# El cariño que te tengo

# no te lo puedo negar.

# Se me sale la babita,

# yo no lo puedo evitar.

Víctor,

qué maravilla de sitio.

Estamos rodeados de montañas rocosas,

con verde también, y de repente metidos

en lo que parece una jungla.

Aquí hay un microclima.

-Hay un microclima especial en el valle de Agaete,

donde se dan muy bien las frutas tropicales:

mangos, aguacates, plátanos... Y lo que me trae aquí,

que es el café.

Mi familia lleva más de 200 años cultivando café

y yo soy la quinta generación.

# -Limpia el camino...

-El café es una fruta y lo que se usa

para hacer el café es la cereza del café.

Quiero que veáis que es una fruta y que lo parece.

Tirado en el suelo, cualquiera pensaría que es un arándano.

Exacto, una cereza. El café es una fruta,

y lo que se usa para hacer el café es la pipa de la cereza.

De siete kilos de café cereza, un kilo de café tostado y molido.

Hay que recoger mucho para sacar un kilo de café.

Hoy vas a descubrir el mundo del café y lo que hay tras una taza.

¡Llévame, por favor!

# -De Alto Cedro voy para Macané.

# Llego a Puerto... #

Víctor, y me pregunto yo...

¿Cómo llegó el café aquí?

-Llegó hace más de 200 años.

El primer sitio donde llegó a Canarias

fue al botánico de la Orotava, en la isla de Tenerife.

Luego llegó a Agaete y se adaptó muy bien.

Probablemente, llegó de Sudamérica, por los contactos que había.

Y veo que aquí tienes frutos tanto verdes como rojos.

Muy importante recogerlo cuando está rojo para extraer

todos los aromas de la variedad del café.

¿Y no se quita el rabito verde?

No, de ahí saldrá la siguiente cosecha.

Es una dura tarea: hay que recogerlos uno a uno y con cuidado.

¿Esto cómo se convierte en grano de café?

Dentro de cada cereza tenemos...

dos granos de café.

Dos granitos.

A ver... Tiene una melaza.

Es muy rico, muy dulce, y sabe a fruta tropical.

Es resbaladizo en los dedos.

Sí, tiene como una melaza. ¡Mmm!

El grano es duro, pero está cubierto de una carne

que tanto de sabor como de textura me recuerda al lichi.

Sí, es a fruta tropical: níspero, granada...

Tiene un sabor muy rico y es muy dulce.

Era la golosina de mi madre y de mi abuela

cuando niñas. Y luego,

una vez tostado y molido el grano,

¿se aprecian estas notas de fruta?

Si lo has recogido en su momento óptimo de maduración,

lo importante es que se note ese sabor en la taza final.

Pues me muero por ver cómo se muele esto.

Recogemos unos minutos y luego me acompañas.

Te va a salir cara la taza de café.

Nos quedamos recogiendo.

("Café", TéCanela)

# Invítame a beber café,

# que arranque de mí la sed.

Hemos cogido una buena cantidad.

-Pues llegamos a la mesa de secado de café.

Ajá. Y lo tenemos aquí secándose

durante 25 o 30 días, de forma artesanal, secado al sol.

# -...los tragos, # entre sorbito y sorbito de...

-El nombre de este proceso es el beneficiado.

Estas mesas son camas africanas

y las hemos traído copiadas de Honduras.

Ves las diferentes partes del color. Sí.

Por aquí está más seco.

# -¡Qué rico el primer trago # de este vino matutino!

-Y lo llevamos a la descascarilladora

y ya le quitamos la piel a la cereza y ya sacamos el grano del café.

# -Invítame a beber café, # que arranque de mí la sed.

# Café... El grano sale verde.

Hay que tostarlo, molerlo y ya a probar ese café.

-Y haremos como se debe una taza de café.

¿Me acompañas? Me enseñas, claro.

# -Invítame a beber café,

# que arranque de mí la sed, # que me mantenga despierta.

# Que, si me duermo, me da miedo # no verte escaparte de mí otra vez.

# Café, café.

# Échale un terrón de ti al café # para que endulce los tragos

# entre sorbito y sorbito de tu café... #

-Llegó el mejor momento de todo el proceso del café:

catarlo.

Arábica típica,

una de las variedades más conocidas.

Pero la arábica, si estoy bien informada,

crece a altitudes bastante elevadas.

Una altitud de 1400 o 1600 metros.

Aquí estamos a 400 metros de altitud. ¡Oh!

Pero somos el sitio más al norte del mundo, con una latitud diferente

y unas condiciones climatológicas totalmente distintas.

Más de 340 días de sol al año.

# -Al pensar en ti...

-Tiene aromas como chocolate, regaliz.

Dulce. Dulce.

Tiene un toque frutal también. Sí.

Lo pasamos por boca y notarás una acidez muy agradable

y un toque amargo, pero muy agradable en boca.

# -...muerte, de gasolina...

Es único porque afloran los aromas poco a poco.

Es verdad que al principio resulta amargo,

y luego va saliendo ese dulzor y un poquito

de acidez que puede ser incluso frutal.

-Muy frutal.

Un toque de mandarina. ¡Eso es!

Lo decimos al catar. Y eso lo hace muy agradable y amplio.

Lo que no me cuadra es que haya papas.

Vamos a hacer una receta heredada de mis abuelos,

centenaria. Sí.

Hacían un mojo y le ponían unos granos de café.

(Canción de música pop)

No solo te apasionan los cafetales, sino también la cocina.

Sí, me apasiona un montón todo lo relacionado con la cocina,

con el café, con el vino. Son productos

que salen de la tierra y que hacen disfrutar a la gente. Una anécdota:

muchos de nosotros estamos en esta vida gracias al café.

Quizá tus padres quedaron la primera vez para tomar un café.

(RÍE) Puede ser.

# -A la cena, visita y tragicomedia...

-Ahora...

Lo importante: tres granos de café. ¡Solo tres!

Solo tres.

# -Luego vienen calaveras.

-Mira. ¿A ver?

¡Mmm! Aflora el comino.

Huele dulce.

Sí. Ese dulzor se lo da el café. ¡Claro!

# -Déjame gritarte

# al oído

# la canción

# que tanto te lastima.

Lo que más me gusta antes de probarlo

es que esto está en un recipiente natural.

-Esta es la flor de la piña del plátano,

de la platanera.

Mis abuelos

y mis tatarabuelos usaban esto para beber agua de las acequias.

Y ahí era el agua totalmente fresca.

Y también lo usamos en repostería para presentar los platos.

# -...y gritarte

# al oído... #

¡Mmm!

¡Me gusta! -Tiene ese toque de café.

Al morder el grano, aparece el toque.

Es superoriginal.

Al principio parece un mojo picón rojo canario,

pero luego aflora el toque dulce

del café. Y un poco a chocolate. Parece mentira, con el comino...

Lo mismo que notábamos

en el café, lo notamos también en este mojo.

Me siento una privilegiada: probar este café es toda una suerte.

Y hacerlo en este entorno...

mejor aún. Genial.

Es un entorno que la gente, al venir a Canarias, no se lo imagina.

Somos un continente en miniatura.

("Island in the sun", Weezer)

Estoy viendo cómo trabajan en el puerto de Arguineguín.

Es una palabra con reminiscencias del euskera,

y es que, en época anterior a los Reyes Católicos,

surcaban por el Atlántico barcos llegados del País Vasco.

"Arguin" significa 'luz', y "erguin", 'hacer'.

Así que vamos a sentir la luz de este puerto

y ver qué hacen pescadores como Ricardo.

Buenos días, Ricardo. Buenos días, ¿cómo estamos?

Muy bien. A punto de salir a faenar.

Ya, esperándote.

¿Y qué vamos a pescar? Eh...

Nunca se sabe. La nasa coge de todo.

Gallito verde seguro y a ver si alguna vieja.

("Everybody loves me",OneRepublic)

¿Llevas haciendo esto toda la vida? Desde los 14 años.

¿Cuándo saliste por primera vez?

Salí casi con 12, aprovechando los veranos,

pero, legalmente, con 14 años.

Con mi padre. Era muy protector. Es muy protector todavía.

Te decía: "Siéntate ahí, no te muevas".

Pero, bueno, había que hacerle caso porque él ya era,

por decirlo vulgarmente, perro viejo y conocía

los peligros que puede tener un barco.

¿Qué sensaciones tuviste aquella primera vez?

La primera, libertad.

Día tras día, sigo persiguiendo las mismas vibraciones

de cuando tenía 14 años, sí. ¡Qué bonito!

¿Te ayudo a recoger las nasas? Sí.

Ponte el pantalón de agua.

Vamos a recoger nasas. ¡Venga!

¡Huy, qué grandes son! Leña al mono. ¡Mira!

¡Una trae un par de viejas!

¿Son viejas? Aquellas de allí.

De la espalda.

Pero son enormes estas nasas.

¡No, enormes son otras!

¿Por qué tienes que ir tan rápido?

Para que el pescado llegue vivo,

venga y se aproveche.

El pequeño va al agua.

Los pones aquí para hacer un filtro. Sí.

Y tiras los pequeños.

Sí, mira, ¿ves este? Este...

Ahí. Estos gallos...

¿Esos son gallitos? Sí.

¡Mira, mira, mira!

Los pequeños... ¿Este está bien?

Sí. Ahí. Este nos lo quedamos.

Esta tiene la medida. Es una vieja. ¿Qué es?

(GRITA) Una vieja.

No te asustes. ¡Vaya vieja!

Entonces, la nasa permite sacar solamente el pez

que se puede consumir

y no dañar el medio ambiente. No.

Como verás... ¡Huy!

Un bocinegro... ¡Rebelde, esta vieja!

Se tira al agua y verás que todo esto va al mar.

Esto escapa todo. Es lo bueno de este arte.

¿Y por dónde se meten los peces?

Por aquí, por los mataderos.

Ahora hago esto... ¡Huy!

Para esto hay que tener equilibrio.

Hago así y la ponemos en esta zona.

A ver esta otra nasa...

Gallitos.

Este sí es peligroso. Si te clava... Es un rascacio.

¡Ostras! ¿Cómo se llama? Rascacio.

Tiene una cresta como de espinas. Y, cuando te clava,

estás un ratito escaldándote.

Dolorido. Por eso llevo el guante.

(Canción de música pop)

Hemos vaciado las siete nasas

y hay que echarlas al mar. Otra vez.

Sin cebo ni nada. ¡Nada!

Estas no van cebadas.

Van sin nada. ¿Y por qué los peces se meten?

Por curiosidad.

Y también hemos visto que a veces, con la nasa, cuando cogemos algas,

sube un camarón. Y quizá entre... Ah...

...y entren ellos.

¿Las echamos? Sí.

Bótala ahora.

¿Cómo la boto? (GRITA) Así, así.

Así, así. ¡Es que son enormes!

Ahora... ¡Que va, que va!

¡Ay! ¡Bótala, venga, ahí!

Mucho más difícil de lo que parece, ¿eh?

Prepárate, Verónica. Voy.

La inclino, has dicho. Sí.

Bótala ahora, okey.

Por fin una que tiro bien. Sí.

Por fin, por fin.

Y ahora ya a puerto

con el pescado. Sí, sí.

Lo tenemos aquí.

Un poco de agua para que se mate con agua y hielo.

Y vamos para tierra. Perfecto.

(Canción de música pop en inglés)

Vamos a repasar lo que hemos cogido.

Sí. Gallitos...

Viejas,

cabrilla, vaquita y seifía.

La vieja yo no la he probado nunca.

No se recoge en muchas zonas de España, ¿no?

Solo en Azores y en Canarias.

¿Y tú cocinas? ¿Sabrías preparar la vieja?

En casa sí.

La hago a la plancha o frita.

Ajá. Te presentaré a Manolo,

que es cocinero. ¿Sí?

Él te la va a hacer guisada.

Con mucho dolor me tengo que quitar este mono,

al que ya tengo apego.

No sabes cuánto he disfrutado contigo al sol.

Es que se pega. ¿A que sí? Sí.

Yo te copio, ¿vale?

Bueno, mi capitán.

Con su permiso, me llevo una de estas viejas,

cojo mi cazadora y le doy las gracias: me ha encantado.

De nada, aquí estamos para lo que quieras.

Chao. Chao, nos vemos.

Hola, Manolo. Hola, Verónica.

Te veo muy bien, aquí, al solecito,

esperándome con la vieja que he pescado con tu primo.

¿Y cómo la elaboraremos? Cocida.

O sancochada, como decimos los canarios.

Sancochada. Eso.

Estilo canario: sancochada. Canario, claro que sí.

¿Tú cocinas mucho?

Yo antes era el cocinero de la cofradía.

17... Cerca de 18 años estuve cocinando en la cofradía.

Cocinabas para los pescadores.

Para los pescadores y los clientes que vienen de todo el mundo.

¿Quién te enseñó?

Mi padre, que en paz descanse.

¿Tu padre cocinaba?

Mi padre era cocinero y marinero.

Echa las hojitas de laurel.

Me tienes aquí de pinche,

pero no haces nada. ¡Hombre!

Me das órdenes. ¡Bastante he trabajado!

Y, cuando ya pega a hervir,

le echamos las viejitas.

¿Tú pescas también?

Yo soy un pescador, pero malo.

Cuando hay mucha marejada,... Sí.

...me mareo mucho.

Prefieres cocinar. Prefiero estarme de cocinero.

Le quitas las tripas y ya está. El único pescado que se come...

A mucha gente le gustan las escamas.

A mi padre le gustaban las escamas.

¿Por qué te gusta cocinar?

Cocinar en una cocina...

es un encanto. Es como enamorarme.

Sí, sí. Te enamoras todos los días.

Sí, todos los días porque me encanta la cocina.

Yo de comida hago...

de todo. Dicen: "Hazme un puchero".

Se lo hago. "Hazme lo que sea."

Yo soy rápido para todo esto.

¿Te gusta el mar? Me gusta el mar.

Me gusta el mar.

De pequeño, vine con ocho años a Arguineguín.

Y aquí me he quedado y no hay dios que me quite de Arguineguín.

¿Y por qué? ¡Me encanta!

¿Qué tiene? Por el clima,

por la gente...

Sale mucho humo. Creo que está ya en ebullición.

¿Lo echo? Echa la vieja.

Con escamas y todo. Sí.

Sí. ¿Esto cuánto tiempo?

Siete u ocho minutos. Solo.

¡Anda, mira quién viene! ¡Tu primo!

-¿Qué tal, don Manuel?

-Don Ríchar. Ríchar.

Bueno, qué gusto salir del barco después de faenar

y encontrarte a tu primo cocinándote lo que has pescado.

-Es un monstruo. ¿Sí?

Sí. Esto es un fuera de serie.

Los dos compartís el amor por la mar.

Lo lleváis en la sangre.

Uno en la cocina y el otro en el barco.

-Nos viene de familia.

-Más que en los genes, en la sangre. Lo llevamos en la sangre.

(Canción de música pop en inglés)

Ahora, cuando... se saca la vieja, se escurre un poquito.

Después le echamos el mojito verde.

Aquí, ¿cuál coméis más, el rojo o el verde,

en Gran Canaria?

-Yo prefiero el verde, que es de cilantro.

El otro mojo es un poco más fuerte.

Me he preguntado por qué Manolo no hacía un sofrito,

porque no has puesto a sofreír ni la cebolla ni el ajo ni perejil.

El aderezo se lo echas después.

El guiso es fácil: solo echar el agua

y los ingredientes,

y luego el sabor del sofrito se lo aportas en crudo.

-Nosotros, la vieja cocida, o sancochada, como decimos aquí...

Hay que hacerlo en crudo.

Te dejo el honor, que no has hecho nada.

Gracias. Lo he hecho todo yo.

El pinche... El maestro tiene que estar mirando.

(RÍE) ¡Eso sí! Ya se ve cómo ha cambiado de color.

Las escamas permanecen ahí.

¡Sabe a marisco! -Claro.

Es como tomarte una gamba o incluso un poco de nécora.

Me recuerda el sabor.

Es que la vieja es una especie de marisco.

Raramente la verás en zonas que no sean de marisco.

La carne es poco firme...

y haces bien en no cocinarla con mucho condimento.

Perdería su gusto.

Se lo quitaría. ¡Totalmente!

Lo puedes acompañar con el mojo. Eso voy a hacer ahora.

Me habéis conquistado porque es una receta bastante fácil,

con muchísimo sabor porque el producto es buenísimo,

y además se nota vuestra pasión.

¿A que sí? Sí, me ha encantado

poder faenar contigo, Ricardo, estar en alta mar,

pescar el pez que me he comido luego cocinado por tu primo.

Y me ha sorprendido lo bien que te mantienes de pie en el barco,

así que, vamos, ya eres una experta, Verónica.

Me quedaré un rato disfrutando de este entorno

y comiendo la vieja y la papa.

Que está buenísima. -Estaba sabrosa.

-Hacía tiempo que no la comía y está rica.

("Saturday sun", Vance Joy)

Me voy de Gran Canaria

para subirme en un ferri rumbo a Tenerife.

Imaginaos lo bonita que debe ser esta isla

para que el 50 % de su territorio se considere espacio protegido.

Ahí voy a vivir experiencias gastronómicas muy canarias,

como son probar las papas arrugás y comer en un guachinche.

Me marcho, a ver si se me va el ferri.

¿A que en este entorno todo se ve con otra mirada?

Lo mismo pasa con la gastronomía

y es que todos empezamos a comer con los ojos.

El que mejor lo sabe es Gonzalo, un artista que elabora vajillas

para los mejores chefs del país.

¿Cómo las hace? Con barro y artesanalmente.

(Canción de música pop en inglés)

Empecé cuando tenía unos doce años más o menos.

Viniendo del cole, vi un taller de cerámica que daba una escultora

y a raíz de ahí

me enganché a este mundillo.

Estuve muchos años haciendo de todo, prácticamente,

desde souvenirs hasta trabajos de escultura, murales...

Y no me acababa de llenar del todo, ¿no?

Hasta que encontré este mundo de la cocina

y empecé a diseñar modelos para cocineros.

Normalmente, lo que hago

es reunirme con ellos, ver lo que necesitan,

el tipo de platos que sacarán ese año y adaptarme a lo que ellos quieren.

Intento un poco representar los paisajes de aquí:

los paisajes muy volcánicos, esas piedras porosas también,

esos fondos marinos también. Intento...

que recuerde un poco al mar, a las playas.

Para mí es un orgullo ir a un restaurante y encontrarme

mis platos y comer en ellos, ¿no?

Y ver que... sobre todo cuando...

son unos platos que te ha llevado un trabajo diseñar

y un esfuerzo hacerlos.

Y, hombre, disfrutas el doble cuando los ves. Aparte de la comida,

estás disfrutando viendo dónde se hizo el plato

y, no sé, te sorprende bastante.

("Riptide", Vance Joy)

Hablar de Canarias es hablar de papas con mojo picón.

En Gran Canaria he tenido la suerte de probar dos mojos distintos,

que estaban buenísimos,

pero aún tengo pendiente saber más

sobre sus inseparables compañeras, las papas.

Por eso he venido a esta plantación de Tenerife

a recogerlas con mis propias manos acompañada de Ángela

y para cocinarlas más tarde, claro.

¡Hola!

¿Cómo estás? Recogiendo papas, ¿no?

Sí, entretenida.

Ángela, mi primera pregunta es...

en qué se diferencia una papa de una patata.

En principio, no hay ninguna diferencia.

Solo la forma de llamarlas los canarios.

Y allí de donde provienen las papas, la parte andina,

son papas.

Se cambió el nombre tras la conquista

porque un tubérculo tan rastrero no podía llamarse como el papa.

(RÍE) ¿Fue por eso?

Sí, eso dicen,

que fue por eso.

¿Y por qué se adaptó bien a este terreno?

Bueno, en Canarias, por la orografía que tenemos

y por la climatología, porque tenemos un clima subtropical,

se da prácticamente cualquier cosa. Este terreno

es un terreno volcánico.

Qué curioso que se cultive tan bien con tierra volcánica.

Sí, claro, aquí no tenemos otra cosa. ¡Todo es volcán!

¿Y por qué tiene tanta fama la papa canaria?

Tiene un alto contenido en materia seca, que quiere decir

que son muy ricas en almidón.

Entonces, eso hace que sean muy sabrosas

al cocinarlas, al guisarlas, al freírlas,

al darles cualquier tipo de cocción.

¿Las papas arrugás tradicionales se hacen siempre con papas pequeñas?

Se pueden guisar todas, se pueden arrugar todas.

Pero, tradicionalmente, las grandes, en las cocinas,

se usan para freír y las pequeñas van a la olla

para guisarlas o para arrugarlas.

Llevas en esto muchísimo tiempo.

Sí, más o menos 25 años.

Estas papas las estamos viendo ya fuera de la tierra,

pero hay un proceso previo a este.

Sí, claro. Previamente pasa el tractor,

las deja en la superficie

y luego vamos detrás apañándolas.

Y esto está como en bancales, me he fijado.

Como el terreno es muy montañoso, para aprovechar

y hacer la superficie plana para los tractores,

se hicieron en su época. Estas huertas tendrán 50 o 60 años.

¿Sabes qué me encanta de los huertos de Canarias?

Que desde todos se puede ver el mar y la montaña.

Sí, los canarios nos orientamos con el mar.

Sí, ¿verdad? Sí.

Bueno, te voy a ayudar

a seguir recogiendo un poquito, pero luego me voy a ir

a cocinar estas papas. Y creo que he tenido suerte

porque son unas papas diferentes, así veo dos variedades distintas.

Perfecto. Voy a cocinarlas con Juan Carlos,

que es un chef muy conocido aquí. Extraordinario, sí.

(Canción de música pop en inglés)

¡Hola, Juan Carlos! ¿Qué tal?

Pues muy bien. Vengo de recoger papas.

Vaya. Pero no se parecían en nada a esas,

porque son más claritas, más blancas.

Piensa que en Tenerife tenemos muchas variedades.

Esta es una de las estrellas,

que es la papa negra yema de huevo. ¿Sí?

La historia de la papa arrugada se basa

en hacerlo casi con agua de mar.

Entonces, serían como 80 o 100 gramos de sal

por cada litro de agua que pongamos con las papas.

Y con esto haremos un mojo, ¿no?

La gran excusa de hacer una papa era hacer un mojo, ¿no?

Y haremos un mojo que hacemos en casa,

que es la versión de un mojo rojo picante.

Pero, como de niños no comíamos picante,

en casa le ponemos cilantro, que es fresco

y ayuda a contrarrestar el picante.

En el sur se come conejo con cebolla.

Frito. Vamos a hacerlo con cebolla roja de Guayonje.

Y no debemos olvidar que el conejo es una de esas carnes blancas

que son superricas y saludables.

Apostamos por una comida saludable.

Por eso los canarios somos como somos.

La receta de las papas arrugás,... ¿Sí?

...¿de dónde viene?

El origen de arrugar las papas es el de los campesinos y pescadores.

La manera de llevar una papa, que era el sostén alimentario

antes en Canarias, al campo

para poder hacer tu comida...

Cuando guisabas una papa sin piel,

la papa era muy difícil de transportar

porque se solía escachar.

La cuestión era buscar un producto que cocinaras por la mañana

y a mediodía mantuviera su estructura.

¿Este mojo cómo va? No sé si le falta algo.

Le falta el cilantro, que es lo que te comentaba.

Sí. ¿Vale?

No sabéis cómo huele este cilantro, está fresco fresco.

¡Mmm! ¡Me encanta!

Yo no sé si haremos la mejor cocina,

pero sí somos la más sabrosa.

Juan Carlos, ¿por qué te gusta cocinar?

Me gusta cocinar porque es algo que te permite ser creativo.

Creo que hoy a través de la cocina somos capaces

de transportarnos a otros sitios. Totalmente.

No hay nada como probar un plato

para teletransportarse a otro país, ¿verdad?

Comes hindú y de repente estás en Delhi.

O pruebas un taco y te vas a México. Claro.

Esa es la finalidad un poco de cocinar.

Entonces, mezclamos... Claro.

...aceite de semillas

con aceite de oliva suave, de baja graduación,

para que en el mojo no se note.

Hay mucha variedad de mojos. Sí.

De almendras, de queso, de azafrán... De café.

Para nosotros el mojo es como para un italiano un pesto.

En cada región tienen uno.

Solo nos va a faltar un ingrediente

en lo que es la preparación,

que es el detalle de la miel.

Hemos traído... ¡Miel!

Miel de palma. ¡De palma, claro!

Voy a mirar las papas,

a ver qué tal van.

Para que estén arrugás, decías,... ¿Sí?

...influye el tiempo de cocción. ¿Cuánto se dejan?

Esta variedad, 18 minutos más o menos.

18. Si son pequeñas.

Sí. Depende del tamaño, ¿no?

Y esto es importante. ¿A ver?

Escurrimos el agua, pero no la desaprovecharemos,

por lo que te decía.

Y el secreto está en volverlas a poner en el fuego.

Las vuelves a poner en el fuego sin agua.

Sin agua, sin la tapa...

Para que ellas se sequen

y se nos cree esa escarchita finita de sal que decíamos.

Se quedan escarchadas, blancas,

y al moverlas...

A ver, voy a sacar una, si me lo permites.

¡Esto parece roca volcánica!

# (HOMBRE) ¡Oye, mi hermano!

# ¿"Pa" dónde vas por ahí "p'abajo", # embolinado?

# Afloja la paya,

# mi niño, te noto sofocado.

# Ponte la chola

# y vive al ritmo del canario.

# Y dicen...

# (MUJER) Que aquí la gente # se lo toma todo a broma.

-Sí. A ver cómo me ha salido

el mojo picón rojo y verde. No, no pica. No creo.

# -Aquí sabemos # que solito ha calentado...

Pues la verdad es que me encanta el toque del cilantro fresco

que decías porque es verdad que le da...

hasta un aroma a mentolado. -Sí.

Y, eso sí, mi mojo no tiene nada que ver con su papa,

¡porque cómo están estas papas!

¡Qué color amarillo por dentro! Están en su punto de cocción...

La piel con sabor a sal sin que sea demasiado. Está en su punto.

# -El mojo en la vena.

# A gusto en la playita, # con nuestra cervecita...

Y a probar el conejo.

# ..en todo el mundo se vive mejor.

# A nuestro ritmo

# se vive mejor. #

Tiene mil aromas porque va saliendo el comino... El conejo

me gusta porque tiende a ser seco,

y este te ha quedado bastante jugoso. Combina muy bien

la especia con el mojo picón. -Claro.

Juan Carlos, pues me ha encantado comer lo mismo

que tus antepasados. Ajá.

Es precioso que se siga disfrutando de un plato

que era básico y hoy es una explosión de sabor.

El privilegio es mío, compartir este rato

y que te lleves este recuerdo nuestro de sabores.

Y que, por supuesto, vuelvas a disfrutarlo

como turista, residente...

Te puedes quedar a vivir a hacer mojos.

Lo que tú quieras.

Me puedo quedar aquí trabajando de hacedora de mojos, ¿no?

Genial. Serás bienvenida.

("Amor papaya", Caloncho)

En estas islas hay de todo. A Canarias llegaron

los primeros alimentos procedentes del Nuevo Mundo

y se adaptaron muy bien gracias al microclima

y, por supuesto, a la buena mano de la gente local.

Este archipiélago fue durante mucho tiempo la despensa

desde donde salían los productos exóticos

hasta el resto de España y de Europa.

Actualmente, Félix mantiene vivo

el cultivo de estas frutas y verduras,

y su mujer, Zebina, los transforma en platos exquisitos.

# Muerdo tu piel de albaricoque

# y dejas en mi barba

# arena y purpurina.

-Pues llevo 30 años dedicado a producir

frutas, plantas...

Mi mundo ha sido el campo en general.

# -Eres mi fruta favorita.

# Te rompes en mi boca...

-La papaya, la principal característica

que nos requieren los mercados,

sobre todo los centroeuropeos,

es que sea dulce. Entonces, para que la papaya sea dulce,

tiene que haber condiciones climáticas especiales.

Tenemos que emular el clima del trópico.

# -Cruzo todo ese mar de paz...

-Hacemos un cultivo con residuo cero,

no hay ningún pesticida.

Tratamos de hacer lo mejor

para el medio ambiente y para las personas.

# -Paso por medio de unos...

-La siembra comenzamos a hacerla a finales de febrero.

Y las plantas son sabias.

Ellas saben intuitivamente cuándo viene el tiempo bueno.

Ahí empiezan a crecer y esta planta crece muy rápido.

A los seis meses cortamos la primera fruta

desde el momento en que se ponen en el terreno.

Algo que me gusta mucho de mi trabajo

es que todos los días entran aquí cantidad de personas:

unos son clientes; otros, gente que viene a ver

lo que hacemos. Me encanta eso:

que este trabajo me ha dado la posibilidad de relacionarme

con un montón de gente. # -Eres...

# mi fruta favorita,

# te rompes en mi boca,

# me llenas de pepitas...

-Hemos elegido entre las opciones de postres que hay con papaya

una papaya que tenga cierta firmeza aunque esté madura

para servirla en este caso con un queso

de Tenerife, de leche de cabra,

de leche cruda, que hemos marcado a la plancha.

# -Eres mi fruta favorita,

# te rompes en mi boca,

# me llenas de pepitas.

-Y lo terminamos rematando con un chorrito de miel de palma

porque a los canarios nos gusta el dulce sobre el dulce.

Y ya para el colmo de los golosos sería que en medio ponemos

una cucharada de miel de higo.

# -Eres mi fruta. (TARAREA) #

# (MUJER) Vibración.

# Tu vibración.

Estoy en el parque nacional del Teide y esto que veis

es el pico más elevado de España.

Tiene una altitud de 3700 metros sobre el nivel del mar

y es también el tercer volcán mayor del mundo.

La última erupción fue en 1909.

Aquí me siento pequeñita, incluso insignificante.

Creo que puedo hasta sentir la fuerza telúrica del volcán.

Y, aunque la cima es lo más importante del parque,

y lo más imponente, quiero enseñaros otras cosas.

# La vibra

# que siento de ti

# es la misma que nace

# de mí. #

Lo que veis detrás de mí son los roques.

Hace siglos esto era un muro enorme

que por la erosión del agua y del viento

ha adquirido estas curiosas formas.

Cerca de aquí he quedado con Teresa,

que ha sabido sacar partido a la escasa vegetación

que hay en la zona.

Pero aún no sé qué producto elabora.

("Volcanes dormidos", C. Sadness)

# Me has llevado hasta los límites

# de la imaginación

# y aún no sé si hay algo de cierto

# o eres de ciencia ficción.

# Y he venido desde el...

Hola, Teresa,

¿cómo estás? -¡Huy! ¡Casi me pillas!

¿Qué tal? ¡Bienvenida!

Muchas gracias, te veo aquí tan a gusto...

tomando el sol con una cervecita mirando al Teide.

¡No se puede estar mejor! Hija mía,

esta era la sorpresa que les tenía guardada:

una cerveza hecha

con un ingrediente muy especial, que es la miel de tajinaste.

O sea, el producto es

la cerveza que estás bebiendo. Sí.

Y dices que se elabora

con la miel del Teide. Sí.

Hay una planta que se llama tajinaste,

más concretamente, el tajinaste rojo,

que produce un tipo de miel única en el mundo.

¿Y es esta que tenemos aquí? Exactamente.

¡Mmm!

Deliciosa, ¿eh?

Muy densa y muy floral. Sí.

¿Verdad? Sí.

Creo además que tienes un récord. Sí.

Batimos el récord europeo de altura al elaborar cerveza

a 2150 metros sobre el nivel del Atlántico. ¿Qué les parece?

Si tan maravilloso es, me dejarás probarlo.

¡Dios mío, ahora mismo! Abrimos una...

# -Se ponen a bailar...

# los volcanes dormidos

# que hiciste despertar

# de su profundidad.

Veo que tiene bastante poso. -Tiene...

Tiene un poco de poso y debe tenerlo.

Yo creo que es una cerveza artesana,

la levadura está viva.

Sabes que en las cervezas artesanales no muere

la levadura. Sigue trabajando.

Brindemos por este producto... Salud.

...y por el lugar. Salud. ¡Claro!

# -Se va... #

Sí, es dulzona, tiene cuerpo... -Buenísima.

Pero no empalagosa.

Se nota que es tostada, luego aparecen los amargos.

Exactamente. La espuma es bastante ligera.

Veo por aquí que además tiene agua volcánica.

Claro, es el agua que tenemos aquí.

No veo nada mejor que disfrutar de esta cerveza tan genuina...

en un sitio tan único como este,

el Teide, el pico más alto de España.

Brindemos por él. (RÍE)

Salud.

# -Fruta, caramelo y algodón,

# que está muy rico.

# Fruta, caramelo

# y algodón, que a mí...

Os estaréis preguntando

por la estrella culinaria de las islas, el plátano canario.

Este fruto tiene fama de ser el mejor del mundo

por su sabor y por su calidad. Pero ¿por qué?

Vamos a salir de dudas con Dolores,

una entusiasta de la gastronomía canaria

que nos va a contar todo sobre ella y sobre el plátano.

# Fruta fresca

# viene y va

# con un salero rico muy especial.

# Y esa niña guapa, chiquitita,

# mulatita...

Dolores...

¿Cómo estás? -¡Muy bien!

Aquí observando esta platanera tan hermosa

y esta piña de plátanos maravillosa. Claro...

Porque eres estudiosa de la gastronomía canaria,

cocinas, defiendes el producto local a morir...

¿Cómo te defines tú?

Bueno, yo me defino que soy una buena cocinera

que trata de transmitir lo aprendido desde mis bisabuelas.

Las demás me dicen que soy la activista

de la gastronomía canaria

porque soy muy defensora de nuestro producto

y llevo tratando de comunicar

nuestra gastronomía, que existía

desde el siglo XVII.

Y, ahora que sabes tanto,

¿cómo describirías la gastronomía canaria?

Siempre digo

que Canarias ha sido la inventora de la cocina fusión.

Porque no solo fuimos colonizados

por los españoles, sino que después vino mucha gente portuguesa.

De hecho, de ahí se sabe

que vienen nuestros plátanos.

Holandeses, ingleses...

Y Latinoamérica influyó mucho. ¡Hombre, claro!

En 1496, ya Tenerife sí está conquistada.

Ajá. Desde Tenerife, al ser la isla mayor

y tener tantos, digamos, microclimas,

pues, claro, empezamos a ser el jardín de tres continentes:

África, Europa y América.

# -Con un sabor eterno muy especial.

# Y esa niña guapa, chiquitita...

Has hablado de la gastronomía canaria,

pero tú, como tinerfeña y enamorada de esta isla,

dime qué tiene de especial la gastronomía de Tenerife.

-Fuimos la primera parte del mundo donde entraron las papas antiguas.

Las papas de los Andes

salen y llegan a Tenerife,

a Icod el Alto. Ajá.

Entonces, somos tierra de papas.

Y, casualmente, donde se dan las papas se da de todo.

# -Rúmbala.

# Los vecinos que cocinan... #

-¿Sabes cómo llegamos a llamar a los plátanos antes...? Nosotras no.

Pero nuestras tatarabuelas, antes de que se llamara plátano...

¿Cómo? Papa de dos puntas.

¿Qué me dices? Lo que oyes.

¡Por eso está todo muy conectado!

¿Y quién nos hablará de la papa de dos puntas?

Pues nuestro amigo Veremundo.

Ah, pues vamos. Y mejor que él

no hay nadie en este mundo.

("Mess is mine", Vance Joy)

Este es Veremundo, supongo. Sí, claro.

¿No ves la maña, como decimos los canarios, que tiene

al limpiar la bellota del plátano? (RÍE)

¿Trabajas en esto desde cuándo? -Desde que recuerdo.

Mis padres y he seguido la tradición.

Y ahora ya estamos pasando a los hijos.

¿En qué se distingue una banana de un plátano?

Bueno, en el sabor, sobre todo.

Ajá. Y el tamaño.

La banana es el grande. Correcto, sí.

¿Y el sabor? Y luego...

El sabor es la dulzura del plátano frente a la banana.

Y tú, que lo conoces tan bien,

¿por qué el plátano canario tiene fama de ser el mejor?

El plátano de Canarias por la cantidad de luz, de sol.

Y después tenemos el subsuelo volcanoso o volcánico.

Y estos plátanos están verdes, no se comen.

No. No.

Eso es impensable.

Pero ¿se podrían cocinar, Dolores? -Sí.

Sí. ¿Sí? ¿Qué harías tú con esto?

Haría como una especie de tostones con un poquito de miel.

Y, para hacer esos tostones, que suenan tan bien,

¿cuántos plátanos verdes necesitarías?

Como ya tenemos uno, tres más.

Si... Si nos dejan...

Veremundo, ¿nos regalas tres más? -Claro, cómo no.

¿Podría cortar yo uno? Sí, por supuesto.

Vale, pues ya tenemos tres, ¿no?

Ya los tenemos. Cuatro.

Veremundo, tu cuchillo. -Bueno...

¿La prenda esta no te la vas a llevar?

No. Te dejo trabajar

y nosotras a cocinar. (RÍE) Bueno.

(AMBAS) Gracias. -Que vaya bien.

-Ya te contaremos. -Adiós.

Dolores, ¿dónde me traes?

¿Este sitio tan colorido y con tanto ambiente?

Pues es un guachinche.

Un guachinche muy típico de Tenerife.

¿Y estos señores?

Buenas tardes. (TODOS) Buenas tardes.

-¿Qué tal? ¿Qué hacen?

-Jugando a las cartas, al envite.

("Si te dicen", Gatos del Gitano)

¿Te importa ir preparando las cosas y yo hablo con estos señores?

Yo me voy para la cocina,

me pongo el delantal, me pongo mi moño

y empezamos. ¡Perfecto, gracias!

# -Si te dicen que estás fuera,

# ya no tendrás que aguantar # a los de dentro.

No sé qué es un guachinche.

Para mí esto es un restaurante o un bar muy colorido

y con señores jugando a las cartas.

¿Qué es un guachinche? -Prueba el vino y ya verás...

-Tiene que haber buen vino. Ah, el vino.

-El guachinche viene por el establecimiento para vender

el vino de la cosecha...

¿Sí? ¿No?

Y después se acompaña

con los platos de cocina... -Con algo.

Con algo simple y tal.

Pero lo importante es el vino. Lo que perseguimos es el vino.

Voy a probar este vino de guachinche,

que es toda una experiencia.

Aquí, rodeada de señores... -Y, si es el de Conchita, mejor.

Vino del guachinche de Conchita.

-Pues ya aprovecho... Salud.

...la ocasión para brindar... -Salud.

-Salud para todos.

# -No queda nada que decir. #

Ligerito, ácido...

-Son jóvenes. Sí.

-Jóvenes, mucho. Del mismo año nada más.

Es que aquí es lo que nos gusta.

¿Y vienen aquí a acompañar el vino con cartas en vez de con comida?

No, ya hemos comido.

-Nos sirven un platito... -Ya.

-Cada guachinche hace sus...

Tiene sus platos. Sí.

Unos chernes, bacalao, carne de conejo...

se usa mucho en la zona norte...

¿Y cómo se juega al envite?

Los veo con garbanzos, o garbanzas como dicen aquí.

Pero no son para comer.

-Es para rayar. -No, son para anotar.

Rayar le decimos aquí. Ajá.

Es lo que nos permite contar quién ha ganado y quién ha perdido.

Bueno, señores, los dejo jugando al envite.

Me ha gustado aprender

sobre el guachinche y voy a darle un trago a este vino.

De hecho, me lo llevo si me lo permiten.

(TODOS) Claro. Brindo por ustedes antes.

-Brindamos todos. -Salud.

-Salud para todos.

Muchas gracias. -¡Arriba de ello!

¡Mmm!

Arriba de ello y a cocinar que me voy.

Sigan aquí y lo probamos juntos.

-Vale, gracias. -Muy bien. Gracias.

# -Entre el mar y el cielo,

# desde islas y volcanes, # hoy he vuelto.

Pero ¡bueno, Dolores!

¡Vengo con este vinito que me han dado

y, además de plátanos, veo un despliegue

en la mesa...! -¡Claro, es que...!

Ya puestos, que estábamos en un guachinche,

pues dije: "Vamos a hacer los plátanos que hemos cortado

y además uno de los platos canarios más tradicionales, una ropavieja".

Ahora me enseñas qué es. ¿Empezamos a cocinar?

Y me vas contando. ¿Y me vas a ayudar?

¡Hombre, claro! O sea, ¿me vas a hacer

de pinche de cocina? ¡Claro!

Vale. Perfecto. Ya tenemos el agua casi caliente, ¿vale?

Sí. Vamos a añadir primero...

las garbanzas. Que aquí no son garbanzos.

Aquí no. Garbanzas.

# -He abierto una botella

# de luciérnagas en la noche.

¿Y la ropavieja qué es?

-Es una receta de recuperación, de cuando hacíamos

la sopa, que normalmente se hacía

sopa de gallina. Sí.

Sobre todo cuando había fallecimientos o nacimientos.

Las gallinas eran para poner huevos, no para comérnoslas.

# -La felicidad, ¿qué tendrá...

# que no tengas tú?

-Y le vamos a dar un punto que le doy yo,

que es un buen aceite. En este caso, aceite del sur de Tenerife,

ecológico, y se lo vamos a poner y es tan potente

que solo le vamos a poner un poquitito de aceite

encima del ajo y de la hierbahuerto.

Le vamos a poner, pero por puro tal, un poco de sal,

que luego rectificamos. Muy bien.

Un poco de sal gruesa de la parte baja, de Buenavista.

Soy una maniática de lo tradicional. ¿Vamos al fuego?

¿Esto ya al fuego todo? Todo.

Ahora a esperar a que se reduzca la mitad.

¿Cuánto tiempo más o menos?

Cuatro horas.

¿Cuatro horas? ¡Sí!

# -Y nadando entre mil aguas,

# desde el Pacífico hasta Australia, # florecí.

Bueno, mientras eso cuece,

que es mucho tiempo,... Sí.

...nos ponemos con los plátanos. Sí,

con estos tan buenos.

¿Qué vas a hacer? Vamos a hacer un postre.

Ajá. Un postre raro, pero es un postre.

Además, que tiene un antecedente de Los Realejos,

de una zona del valle de La Orotava

donde hay muchas plataneras ahora, y es muy fácil.

Lo más importante de todo es que no nos pueda quedar

nada verde en el plátano, ¿vale?

Sí. Hay que eliminarlo.

¿Y qué vamos a hacer? Le vamos a dar un corte...

Más o menos que sea a mitad...

No calentamos el aceite antes

porque quiero... Vale.

...que se vaya cociendo poquito a poco

para que se guise dentro, lo que se dice aquí guisar.

¿Esto en aceite de...?

En aceite de oliva con un poco de mantequilla de cabra.

Al fuego y esperamos. Venga.

Así vemos la ropavieja. Sí, le echamos un ojo.

# -La felicidad.

# La felicidad.

# La felicidad.

# ¿Dónde está?

# Felicidad.

# La felicidad, la felicidad. #

Tenemos el postre preparado, toda una tentación

tenerlo delante y no probarlo.

Y lo que habíamos cocido en la olla

lo tenemos por separado y desmenuzado:

las verduras, el pollo y los garbanzos. Garbanzas.

Garbanzas, son más grandes.

¿Y ahora qué toca? Estamos ya en el ecuador de la ropavieja.

Justamente. Falta cortar el pimiento

para hacer una fritura.

¿Una fritura? Una fritura.

Con las verduritas, las cebollitas, todas las cosas estas,

haremos una fritura.

¿Y con esto terminaría la receta?

Terminaríamos la receta

y solamente sería mezclar, emplatar y probar.

("La boca del volcán", Xoel López)

# -Algunos lo llaman fe.

# Otros lo llaman necesidad.

# Muchos ya lo han encontrado;

# otros, solo oído hablar.

# Aparece sin querer.

# ¿O es una aguja en un pajar?

¡Bueno, cómo huele esa ropavieja! Y cómo pesa, ¿eh?

¿A ver?

¡Por favor!

¡Huy, huy, huy, huy, huy, huy!

Vamos a comer un poco, ¿no? Sí, lo probamos.

# -...eternidad.

-¿Qué es lo que hacemos al final? Adornamos

con un trozo de huevo para cada una.

Como había pocas cosas... ¡Claro!

¡Ya podemos probarlo! Ya podemos.

# -Otros solo lo encontramos

# después de una...

Está dulce.

-Y pica un poquito.

Por la zanahoria.

Luego pica un poquito...

Y... Vamos a buscar una papita.

Salen los aromas. Mezcla un montón de texturas diferentes

porque está la papa blanda, la carne deshecha.

El garbanzo está medianamente entero.

# -...que hace a este mundo... #

Y sale el crujiente de la almendra

y el dulzor de las pasas. -Las pasas.

Es muy equilibrado. A mí me encanta.

Y es una receta de mi bisabuela.

O sea, lo hemos hecho lo más tradicional

que se puede hacer una receta canaria.

Me encanta porque tiene raíces. Y ahora queda el postre.

Yo creo que te va a gustar. ¡Mmm! ¡Mmm!

Me encanta. Está delicioso.

El plátano dulce, el queso que tiene cuerpo como de queso fresco...

Que se mastica bien...

El sabor de la mantequilla. ¡Sí!

¿No? Te iba a decir.

Pero una mantequilla suave, nada de fuerte, sino...

Tiene... Como de una lactosa...

Claro, es mantequilla de cabra.

Tiene mucha personalidad el plato. Es por la mantequilla. Sorprende.

Has hecho como para un regimiento.

Lo mejor es compartirlo con esos amigos míos

que jugaban a las cartas.

Vengan conmigo. Les vamos a dar a cada uno un poquito de...

¡Ropavieja! Un poquito de ropavieja.

Bueno, vienen hambrientos, ¿eh?

-¡Venga, siempre!

-Y que no falte el huevito.

Hay que ponerle el huevito.

Vamos poniéndolo. Lo pongo por aquí. Un poco de huevito.

He disfrutado muchísimo este viaje

por Gran Canaria y Tenerife. He sentido que el tiempo se paraba.

Me ha encantado conocer su fusión de influencias,

su tradición y vínculo con América

y sobre todo estar acompañada

de gente que adora comer su producto local.

Me quedo disfrutando en este guachinche.

# -No puedo controlar.

# Bailando al ritmo de canciones.

# que no dejaron de sonar.

# Y hay una cosa que no sabes

# que yo no puedo controlar.

# Bailando al ritmo de canciones

# que no dejaron de sonar.

# Y hay una cosa que no sabes

# que yo no puedo controlar.

# Bailando al ritmo de canciones

# que no dejaron de sonar. #

Las rutas de Verónica - Tenerife y Gran Canaria

57:10 29 dic 2018

Gran isla y gran riqueza gastronómica, Verónica se encuentra en Gran Canaria concretamente en Agaete donde se encuentra una plantación de cafetales que produce un café de extrema pureza para probarlo le prepararan un mojo de café. Si hay un pescado popular en Gran Canaria es "la vieja" para eso Verónica lo va a pescar para luego cocinarlo y degustarlo , pero hay que moverse y para ello Vero toma un ferry para dirigirse a Tenerife y nada más llegar nos vamos a la Orotava donde conocemos a un artesano del barro que realiza platos de encargo para renombrados chefs y ahora ya es el momento de probar las famosas papas con mojo pero antes veremos con Verónica la recolecta manual de las mismas. El clima tropical de la isla favorece el cultivo de la Papaya. Con Vero la recolectaremos y luego preparan papas con conejo al salmorejo, no nos podemos ir de Tenerife sin ir al Teide pero antes de marchar Verónica visita una plantación para luego disfrutar de un popular plato. La ropa vieja con carne y pollo de corral y lo cocinamos en un Guachinche en zona de la Victoria. Son pequeñas casas donde se vendía vino. El ayuntamiento da un permiso especial para que den comidas.

Gran isla y gran riqueza gastronómica, Verónica se encuentra en Gran Canaria concretamente en Agaete donde se encuentra una plantación de cafetales que produce un café de extrema pureza para probarlo le prepararan un mojo de café. Si hay un pescado popular en Gran Canaria es "la vieja" para eso Verónica lo va a pescar para luego cocinarlo y degustarlo , pero hay que moverse y para ello Vero toma un ferry para dirigirse a Tenerife y nada más llegar nos vamos a la Orotava donde conocemos a un artesano del barro que realiza platos de encargo para renombrados chefs y ahora ya es el momento de probar las famosas papas con mojo pero antes veremos con Verónica la recolecta manual de las mismas. El clima tropical de la isla favorece el cultivo de la Papaya. Con Vero la recolectaremos y luego preparan papas con conejo al salmorejo, no nos podemos ir de Tenerife sin ir al Teide pero antes de marchar Verónica visita una plantación para luego disfrutar de un popular plato. La ropa vieja con carne y pollo de corral y lo cocinamos en un Guachinche en zona de la Victoria. Son pequeñas casas donde se vendía vino. El ayuntamiento da un permiso especial para que den comidas.

ver más sobre "Las rutas de Verónica - Tenerife y Gran Canaria" ver menos sobre "Las rutas de Verónica - Tenerife y Gran Canaria"

Los últimos 136 documentales de Las Rutas de...

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • Ceuta, entre dos mares

    Ceuta, entre dos mares

    53:06 pasado sábado

    53:06 pasado sábado Una nueva ruta lleva a Gonzalo hasta Ceuta. A los pies de esta pequeña ciudad de 20 km2 se unen las aguas del Mediterráneo con las del Océano Atlántico. Aguas que ahora mismo están cruzando los atunes, la joya gastronómica de Ceuta.

  • 54:22 30 nov 2019 Gonzalo se propone en esta ruta por Córdoba encontrar sus tres cocinas; la árabe, la judía y la cristiana. Viaja a la Qurtubah de finales del primer milenio gracias al café y té árabe, así como a sus dulces. Por otro lado, un karim de almendra tostada es la receta que Gonzalo aprende.

  • 54:08 23 nov 2019 El agua define a la Costa Brava, destino de nuestro presentador. El Mediterráneo posee los ingredientes necesarios para elaborar el primer plato que degusta Gonzalo, el suquet, una zarzuela de pescados que combina la esencia del mar y la identidad del pueblo pesquero de Roses.

  • 54:13 16 nov 2019 Nuestro presentador viaja a Burgos, la provincia con más conventos y monasterios de toda España. Y esto, ha marcado su gastronomía. Gonzalo comienza elaborando morcillas de Burgos y ayudando en la preparación de un plato muy dulce: bombón de morcilla.

  • 53:01 09 nov 2019 Gonzalo recorre el Baixo Miño y las Rías Baixas. Su primera parada le lleva a conocer lo que para algunos es "la vampiresa del agua" y, para otros, "la reina del Miño": la lamprea, un manjar que degusta cocinada de forma tradicional en Arbo. En Tui descubre las peculiares "Sopas de burro".

  • 54:01 02 nov 2019 Nuestro presentador viaja hasta la ciudad autónoma de Melilla. En sus 12 kilómetros cuadrados conviven cuatro culturas y una rica gastronomía que no entiende de fronteras. Gonzalo descubre que musulmanes, hebreos, hindúes y cristianos están unidos por la comida y por una celebración común: las bodas.

  • 54:08 26 oct 2019 La Semana Santa en Zamora está considerada como uno de los acontecimientos religiosos más importantes del año. Y Gonzalo es, en esta ocasión, testigo de primera mano de la gastronomía de estas fechas. Comienza en Jambrina haciendo ristras de ajos, ingrediente fundamental del típico.

  • 55:32 19 oct 2019 Gonzalo D'Ambrosio hace un viaje gastronómico por diferentes lugares de España.

  • 54:14 12 oct 2019 Gonzalo D'Ambrosio hace un viaje gastronómico por diferentes lugares de España

  • 55:21 05 oct 2019 Gonzalo empieza su ruta en Huelva, buscando la preciada gamba blanca. Asiste a una subasta de pescado y puja, esta vez, por una raya para cocinar un plato muy típico: la raya al pimentón. Todo el que visita esta tierra no puede irse sin degustar otro manjar, las fresas.

  • Presentación 4 temporada

    Presentación 4 temporada

    00:25 25 sep 2019

    00:25 25 sep 2019 El chef Gonzalo D'Ambrosio vuelve a echarse a la carretera a lomos de su flamante descapotable para conocer de primera mano las bondades gastronómicas de nuestro país. Este viaje le llevará a descubrir nuevos mundos en Huelva, los ingredientes del futuro en Alicante, las cocinas de un Monasterio de Burgos, o las influencias de otras culturas en Ceuta y Melilla. "Las Rutas D'Ambrosio" son la conjunción perfecta entre tradición e innovación, recetas clásicas y cocina de vanguardia, gastronomía y viajes. Y tú, ¿te subes a su coche?.

  • Ibiza y Formentera

    Ibiza y Formentera

    54:01 06 abr 2019

    54:01 06 abr 2019 Gonzalo D'Ambrosio viaja hasta las islas Pitiusas: Ibiza y Formentera. La primera parada de nuestro presentador le lleva a conocer en la menor de estas islas los campos de un agricultor ecológico. Y es que esta isla, bautizada por los romanos como "Frumentaria", era la isla del trigo.

  • La Axarquía malagueña

    La Axarquía malagueña

    55:41 30 mar 2019

    55:41 30 mar 2019 La comarca de la Axarquía, oriente en árabe, se extiende por la costa malagueña desde la capital hasta la provincia de Granada. En los pueblos de costa, hay una gran afición a la pesca con caña en orilla. Y todo lo que se captura acaba cocinado en espeto que es la manera tradicional de asar.

  • 00:43 29 mar 2019 Gonzalo pone pie en tierra en la Axarquía Malagueña, una comarca con notables influencias históricas y gastronómicas de la cultura árabe. Aprendemos a cocinar con flores y a recoger aguacates, porque el clima peculiar de la zona permite el cultivo de frutas tropicales com esta

  • 53:58 23 mar 2019 Gonzalo comienza su viaje por la comarca de Urola Kosta, la cuna del navegante Juan Sebastián Elcano. Degustará deliciosas tapas, tan típicas del País Vasco y aprenderá con unas vecinas a limpiar anchoas en el puerto de Guetaria.

  • Tierra de Campos

    Tierra de Campos

    53:52 16 mar 2019

    53:52 16 mar 2019 Gonzalo inicia su viaje por Tierra de Campos para descubrir la gastronomía de esta comarca, que ocupa gran parte de las provincias de Palencia, Valladolid, Zamora y León. Su primera parada le lleva a conocer los palomares de Castroverde de Campos y degustar el pichón estofado, el plato estrella.

  • 53:53 09 mar 2019 Desde Cabo Finisterre, Gonzalo arranca su viaje por Costa da Morte. Llegará a Corme, cuna de uno de los mejores percebes gallegos y acompañará a Roberto, un percebeiro, a recoger tan preciado manjar.

  • La Siberia extremeña

    La Siberia extremeña

    53:24 02 mar 2019

    53:24 02 mar 2019 La segunda reserva de agua más grande de Europa, está en Extremadura. Y en la comarca de la Siberia, más concretamente. Esto es algo que se ha ido imponiendo en el día a día de sus gentes y, por supuesto, también de su gastronomía.

  • 54:23 23 feb 2019 El viaje gastronómico de Gonzalo por las islas continúa por Mallorca. Allí aprenderá a cocinar un producto muy tradicional pero poco conocido: los caracoles. No hay fiesta que se precie que no se complete con una degustación de estos moluscos con la contundente salsa mallorquina.

  • Poniente granadino

    Poniente granadino

    56:14 16 feb 2019

    56:14 16 feb 2019 En el extremo occidental de Granada se encuentra la comarca del Poniente granadino. Gonzalo visita Riofrío, uno de los parajes naturales por excelencia del término municipal de Loja también conocida como la "Ciudad del Agua".

Mostrando 1 de 7 Ver más