En esta segunda entrega, conduce el programa la periodista Verónica Zumalacárregui y con ella nos adentramos en el mundo de la gastronomía, a través de los productos autóctonos de las comarcas que vamos a visitar.

'Las Rutas de Verónica' es la continuación de la anterior temporada del programa 'Las Rutas Capone'.

Hemos comido migas en Murcia, hemos aprendido sobre la viticultura heróica en la Ribeira Sacra, hemos disfrutado de una chistorrada en Tierras de Iranzu; fabes en la comarca de la sidra en Asturias, nos hemos adentrado en el Cabo de Gata, hemos probado el ajo de Las Pedroñeras en La Mancha, donde Verónica se ha subido a las aspas de uno de esos gigantes que son los molinos de viento en Campo de Criptana; hemos vivido el impresionante arte de pesca del atún de almadraba en Cádiz. Y además, este año hemos dado el salto hasta las Islas Canarias, sus volcanes, sus paisajes, su gastronomía, receta de vieja, miel de La Palma, gamba de La Santa, todos ellos manjares que nos dan las islas afortunadas.
Esto es sólo un aperitivo de lo que se podrá ver en la nueva temporada de “Las Rutas de Verónica”

4814186 www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
Para todos los públicos Las rutas de Verónica - Lanzarote y Fuerteventura - ver ahora
Transcripción completa

# La marea me trae

# y la marea me lleva.

# Voy metiendo los sueños, # que no tienen dueño,

# en cubos de arena

# y me dejo llevar...

Aquí me tenéis. En esta ocasión, en las Canarias;

en concreto, en la isla más oriental del archipiélago, en Lanzarote.

Pero, ojo, porque veremos también en esta ruta Fuerteventura.

Las dos islas comparten el amor por el medio ambiente,

por entornos idílicos, como este, y por el producto local.

Vamos a ver cómo se cocina el pescado a las mil maneras,

acompañado casi siempre por su delicioso mojo.

Aunque Fuerteventura y Lanzarote tienen también muchas diferencias,

empezando por la más evidente, que es el paisaje.

Ahora, en Lanzarote, me veis rodeada de un terreno negro.

De hecho,...

# ...saltamos el tiempo...

...por algo se llama la Tierra de Fuego, y es que esto...

# ...de abajo...

...es lava volcánica.

En Fuerteventura, sin embargo,

me veréis inmersa en un mar de arena.

Bienvenidos a las rutas de Verónica más insulares,

en Lanzarote y Fuerteventura.

# Con una hora menos, # del tingo al tango,

# como tengo sueños, # me los remango

# con una hora menos. #

(Sintonía del programa)

(Canción de música pop en inglés)

¡Hola, Miguel! ¡Hola! ¿Qué tal?

¿Cómo estás? ¡Bien, bien!

Acabo de llegar y estoy alucinando con el paisaje.

Sí, esto es el parque nacional de Timanfaya.

Bueno, yo creería estar en la Luna. ¡En la Luna!

Es parecido, pero no. Esto es un privilegio, vivir en Lanzarote.

¿Por qué?

Será porque me gusta el calor, el mar

y el volcán también.

Claro, esto que vemos

es un paisaje totalmente volcánico. Sí.

Casi el 70 % de la isla es volcánico.

¿Cuándo fue la última erupción en el parque nacional?

La última erupción fue en 1824.

La tierra está caliente.

No toda la isla, pero parte tiene calor aún, sí.

Por eso le dicen Montañas del Fuego. Exacto.

O sea, que hay algunos puntos del parque

en los que, si tocas una roca... Está caliente, sí.

¿Sí? Sí.

Pues llévame a alguno.

¡Vamos a verlos! Venga.

(Canción de música pop)

¿Y dónde me llevas en coche?

Vamos a hacer la ruta de los volcanes.

Miguel, ¿cuánto llevas trabajando aquí, en el Timanfaya?

20 años trabajando.

Estoy muy contento aquí trabajando, y muy feliz.

Tú, cuando viajas

por ahí y no ves esto, ¿cómo te sientes?

Deprimido. Yo soy muy feliz aquí,

en Lanzarote. De Lanzarote no me saques.

Esta es mi vida.

Cuando conduzco por aquí, voy relajado,

voy feliz, contentísimo, porque no se oye nada,

nada más que paz.

Pues no seré yo quien rompa esta paz,

así que me voy a callar y a disfrutar del paisaje.

# -Me gusta mi nuevo lugar. #

(Canción de música pop)

# -Alardear... #

-Vas a ver como esto está caliente.

Toca eso para que veas qué caliente. ¡Ostras!

¡Sí que calienta! Sí.

¿Y esto?

¡Eso también! ¡Igual! Está todo caliente, sí.

Es meter la mano y ya sentir el calor

que desprende naturalmente la roca. Sí, sí, sí.

Porque de la última erupción se quedó un magma debajo de la tierra.

Lo que me trae al Timanfaya es "El horno del diablo",

una obra de César Manrique en la que conceptualmente fusiona

hombre, naturaleza, arte y, además en este caso, cocina.

Porque se usa este terreno volcánico para cocinar.

Y esto te lo va a explicar

Juan Carlos, que está arriba, en el restaurante.

("Cámara lenta", Zoé)

# Y te encontré

# Y te encontré...

He alucinado con el calor que emana de esta tierra,

pero aquí lo aprovecháis para cocinar.

Por supuesto.

De hecho, te voy a explicar

por qué a este hoyo lo llaman el Hoyo del Diablo.

# -A cámara lenta

# y sin respiración. #

-Esta plantita, la aulaga, al contacto con la roca,

y vemos como en pocos segundos prende fuego.

¡Uh! Aquí está.

Ha sido aproximar esta planta

a la roca y empezar a salir... Sí.

...humo e instantáneamente fuego. Y fuego.

Son residuos de calor que llegan a través de fisuras.

Y este fuego lo utilizáis

para cocinar. para cocinar.

Yo quiero ver esa cocina volcánica.

Vamos a verlo. Venga.

(Canción de música pop)

Juan, cocinas al calor de la tierra.

Esto arde y, si te acercas un poco más, te quemarás.

A veces suelta gases que te pueden quemar la cara.

¿Y esto no hace que se pierda un poco

ese toque a fuego tan rico de la barbacoa?

Hay mucha gente que prefiere el toque del gas.

¿Me dejas echarte un cable? Sí.

Me tengo que poner esta manopla. Sí.

Y en la otra, la pinza.

# -Como las primeras has de ser.

# Hay almas que no atino a saber por qué no cantan.

# Te dan...

Me falta bastante "expertise" en la cocina

porque se me acaba de caer una brocheta al hoyo.

-De todas formas, no te preocupes,

porque eso, con el tiempo, al haber cantidad de grados de calor,

desaparece. Se desintegra.

Sí, totalmente.

Creo que al pollo le queda un poquito,

pero ese pincho moruno...

¿Podemos atacar ya? Ese pincho, si quieres, sí.

# -...cuando no vuelvo.

# No es culpa mía... #

¡Mmm! -Ajito.

Tiene mucho ajito, sí.

Es verdad que no se aprecia ese toque a fuego de la barbacoa,

ese toque a tostado, digamos,

pero absorbe otro tipo de aromas,

desconocidos para mí hasta ahora. El aroma que te conté,

el de la piedra volcánica.

Pues vamos a disfrutar del pincho... Sí.

...mientras se hace el pollo,

mirando este espectáculo. Sí.

("La playa", La Perra de Pavlov)

# En la playa

# hay canciones escondidas.

# que se escriben al pasar.

# Es de noche,

# ya no hay nadie en la avenida.

# Hace frío de alta mar...

Tras haber visto

la parte volcánica de Lanzarote,

voy a conocer otro punto de su geografía.

Como estamos en una isla, no podía faltar el mar.

Voy a recoger la famosa gamba de la santa,

ingrediente favorito de los conejeros.

Veremos por qué se llama así.

Voy a ser la mejor grumete de mi capitán, Óliver.

# Todo lo que tienes

# en la playa vas a hallar. #

Vaya madrugón, ¿eh? -Sí.

¿Me invitas a subir?

Sí. Ocho de la mañana

y dispuestos a recoger

la famosa gamba de la santa. De la santa.

A ver si tenemos hoy suerte.

(Canción de música pop en inglés)

Óliver, ¿por qué hay que madrugar tanto para recoger la gamba?

La nasa está faenando desde ayer

y hoy madrugamos para ir a elevarla.

Cuando amanece, la gamba se echa fuera.

¿Con la luz salen de la nasa? Sí. Si no,

el pescado se la comería. Muchas gambas

tienen fama en España.

¿Qué tiene la de la santa para que se considere tan rica?

Para mí sobre todo dónde se cría

y que vive en roca y tiene más gusto a marisco.

¡Qué mareíllo, Óliver!

Ahora que ya estamos en altamar,

podremos estabilizarnos un poco, ¿no?

Sí, sí.

Entonces, dejáis las nasas el día anterior con comida.

Sí, pollo. ¿Y pollo por qué?

Porque son carnívoras. ¿Sí?

Y dejan el hueso limpio.

¿De verdad? Sí.

Empezamos echándoles sardinas,

pero la gamba, cuando te la comes, tiene gusto a sardina.

Con el pollo no tiene gusto a nada porque es insípido.

Lo hacéis para que la gamba tenga su sabor propio y no a lo que come.

Exacto. Si quieres, recogemos las nasas.

¿Nos llevamos esto? Sí, vamos.

¡Huy! Eso si no me caigo con el pollo que comen estas gambas.

Ya tenemos las primeras nasas por aquí.

¿Qué tal? ¿Eso son muchas gambas o no?

Sí, está muy bien. Hoy está mejor que ayer.

Entonces, ¿cuál es el mecanismo?

Vas subiendo las nasas, cada una tiene un peso así

para que llegue a la profundidad. Sí, al fondo.

Y la nasa pescaría en el aire.

Y luego tu compañero, Goyo, las vacía

y les pone un trocito de pollo

para tirarlas y recogerlas mañana. Mañana.

# ...razones para desistir

# y tiempo para imaginar.

Tiene bastantes.

Oye, ¿puedo coger una? Sí, hombre.

Tiene un gancho y hay que abrirlo.

Pero este pollo no está comido.

No, dejan mucho.

-Para las gaviotas. -No, eso no.

¡Para las gaviotas! ¿Lo tiro? Sí. (RÍE)

# -Y es lo que necesito... #

¿Y ahora se la paso a Carlos? Sí.

Me siento marinera total.

Estas son las nasas que hemos recogido llenas.

Las hemos vaciado

y les hemos puesto un trocito de pollo.

Ahora las estamos tirando

y son las que Óliver y su tripulación

recogerán mañana con más gambas.

(Canción de música pop en inglés)

Ya tenemos esto clasificado...

en gamba de la santa... Sí.

¿Y esto qué es? Quisquilla.

Que es mucho más pequeña. Mucho más.

¿Cuánto hemos recogido? Ocho kilos entre todo.

¿Eso es un día bueno o malo? Está bien.

Pues ahora voy a premiarme a mí misma

probando esta supuesta delicia.

Iré con un cocinero, Luis León.

Te echo la última mano y descargamos las quisquillas y las gambas.

(Canción de ritmo flamenco)

Hola, Luis. Hola, muy buenas.

Vero, ¿qué tal?

Encantada de ver estas gambas. ¿Has visto?

Las he cogido yo misma, ¿eh? Sí, eso es verdad, ¿eh?

A mí me dio un poquito de miedo y no quise ir, ¿eh?

¿Cuál es el mejor modo de cocinarlas,

tú que eres un cocinero de renombre?

A esta gamba, prácticamente, casi no le hace falta cocinarla.

La coges, la pelas, le echas sal y te las comes, y ya está buena.

Porque tiene una textura que parece mantequilla.

¿Sí? Tiene una textura fantástica.

Es dulce... Vaya, es una maravilla.

¿Y tú cómo las vas a hacer?

Pues nosotros las vamos a hacer en ensalada.

Tú vas pelando y yo les iré quitando las huevas a las que yo pele.

Estas huevas... Te las perdono.

Son para mí, tienen mucho.

(RÍEN)

¿Te gustan las huevas azules? Sí.

Es que estas nos van a servir a nosotros

para hacer la decoración y darle un poquito de sabor a mar

a esta ensalada que hacemos.

Eres un enamorado de esta tierra,

pero tú no eres de aquí. No, yo no soy de aquí.

No nací aquí.

Nací en Sevilla, una tierra que adoro,

pero aquí estoy que no me dan ganas ni de ir de vacaciones.

¿Y qué te ha atrapado de este sitio?

La verdad es que el clima, la gente,

la gastronomía... Lo que me tiene impresionada

es el color de estas huevas. Separadas de la gamba,

parecen como la tinta de un boli que ha explotado.

Exactamente. (RÍE) Es un azul superintenso, Luis.

Sirve para teñir un poco también, ¿eh?

¿Me dejas probarlas solas?

A ver...

¡Mmm!

¡Sabe a mar auténtico!

Auténtico. Está...

Vamos a aliñar las gambas.

Pero ¡mira cómo cambian de color con el limón!

¡Claro! Han pasado de ser translúcidas

a ser más opacas, blancas.

Ahora les falta un poquito de sal.

Yo no he traído porque, viniendo adonde veníamos,

yo creo que... Tenemos sal

para aburrir. Sí, para aburrir.

Pero ¿la cogemos de las salinas? ¡Claro!

(Canción de música pop en inglés)

Mira, esta sal... Cógela tú...

¿Yo puedo? Sí, tú coge así...

¿Desde abajo? De abajo arriba.

Sí. ¡Y mira que no pesa nada nada la sal!

¡Guau! ¿Has visto?

¡Qué textura! ¡Tiene una textura...!

Parecen escamas de sal naturales. ¡Sí, sí!

Naturales.

Nada me gusta más que ir a por sal a unas salinas

para incorporarla a un plato.

Llenar el salero aquí, ¿eh?

Generoso. Sí, generoso en el aceite

y un poco tacaño con el vinagre. (RÍE)

(RÍE) Echamos un poco de pimienta... si el viento nos deja.

¡Es muy nuestro! ¡El viento es muy nuestro!

¿Eso también te enamoró de Lanzarote?

¡Sin viento no somos nosotros! ¡Andamos un poco doblados!

Ahora la movemos un poco...

La dejamos ahí, que vaya macerando,

y, mientras, nosotros vamos a ir a preparar la sandía.

Quitas las semillas con la cuchara. Sí.

Con una cuchara pequeña para no herirla mucho.

Entonces, se le quitan las pipitas que se vean.

Las huevas azules

las echas al resto del aceite y el limón...

Sí. ...que echaste a las gambas

con la pimienta y la sal.

Vemos al azul integrarse

con el amarillo del limón. Claro.

No tiene que mirar qué tipo de brote, sino que sean finitos

para queden bonitos en el plato.

Esto es la salsa de frambuesas. ¿Y cómo la has hecho?

Cogemos las frambuesas y las trituramos.

Sí. Para darle un poco más de acidez,

le ponemos un poco de vinagre de jerez y ya la tenemos.

La pasamos por un colador y se queda la salsa fina.

Pintamos un poquito el plato para que se quede un poquito bonito.

Es un plato que entra por los ojos. Más colorido no puede ser.

Tiene verde, fucsia, azul... Sí.

El amarillo del aceite... Y todo natural, ¿eh?

Sí, todo natural. Todo natural.

Da hasta pena deshacerlo de lo bonito que está.

Bueno, que se fastidie. (RÍEN)

¡Mmm!

Riquísimas.

Increíble, Luis. Riquísimas.

Me quito el sombrero, ¿eh? Riquísimas.

La gamba de la santa está delicada, suave, con un sabor...

Buenísimas. ...a mar...

Pero no a pescado... ¡No, no, no, no!

Es delicado, esa es la palabra. No te molesta para nada en boca.

No, no, no. Y es supersuave.

Es mantecosa. ¡Mantecosa!

Buenísima. Sí, es como mantequilla.

Y además es un plato muy fresco porque tiene la sandía, los brotes,

el toque de la frambuesa le da el punto afrutado...

¡Y la sal de aquí, que...! La sal de aquí.

Y, perdona, las huevas azules,

que potencian el sabor a mar. Geniales.

Es increíble este plato.

Me voy a quedar contigo disfrutando de este manjar

e intentando acostumbrarme a este vendaval...

Ah, sí. ...de Lanzarote.

Ahí, el pelo suelto,

que camine donde quiera. Libertad.

Disfrutando el producto local. Sí.

Y los malos pensamientos se van para allá.

¡Eso es, que se vuelen! (RÍEN)

("Starman", David Bowie)

¡Qué relajante es ver y escuchar

este mar bravo de Lanzarote!

Y lo que más me gusta es el contraste de ese azul

con estas rocas tan negras.

Ya hemos visto que es suelo volcánico.

A primera vista, puede parecer demasiado árido, duro, pobre...

Pero hay quienes con muchísimo esfuerzo e ilusión

han logrado sacarle partido.

Es el caso de Germán López,

el viticultor más veterano de la isla de Lanzarote.

Hace lo que se conoce como vino volcánico. ¿Dónde?

En la Geria.

Estamos en la Geria, en el cortijo de la Geria.

Esto eran vegas de tierra

y, cuando vinieron las cenizas del volcán,

se hizo una prueba y vieron que era muy bueno para plantar viñas.

Al haber las erupciones, las cenizas,

se quedó todo plano. Para poder llegar al fondo,

porque la viña está plantada en la tierra,

pues para hacer un hoyo de estos,

antiguamente no había máquinas, había que hacerlo todo a mano.

Se trabajaba noche y día, con la luna y todo.

Viene mucho la brisa, un viento que llamamos así,

la brisa, y entonces por eso se ponía...

una hilera de piedras del volcán

para que en la viña no hubiera tanto viento.

Lanzarote,

el 90 %, el 85-90 %, es el pinot blanco.

Porque son parras malvasías.

La uva malvasía es una parra muy baja, le gusta vivir

cerca del suelo, de la tierra.

Está muy quieta, se mueve poco porque el sol le da de frente.

Hay muchas horas de sol. Eso va criando la uva,

el azúcar que va criando. Esto es el alcohol,

de donde sale el vino. Por lo que sé, en esta zona,

hay tres siglos, 300 años.

Hay parras aquí de 300 años.

Le puedo decir que he estado en casi todas las partes del mundo

donde hay vino.

He estado en Francia, en Burdeos; en Italia; en Argentina,

en Mendoza... He estado...

en Chile... El sistema de cultivo de la Geria,

en Lanzarote, es único en el mundo.

Yo he hecho tres cosas en la vida: primero fui agricultor,

después fui panadero

y ahora soy vinícola... feliz.

No tengo otra cosa. Es lo que hago todos los días.

Yo no sé hacer nada, pero hago de todo.

La voluntad es lo más importante.

Si hay voluntad y ganas de hacer cosas, se echan horas aquí.

Cuando me quedo solo es cuando estoy más tranquilo y mejor

porque empiezo a mirar y pienso:

"Esto, en vez de así, se puede hacer así.

A lo mejor se puede conseguir mejor cosa,

mejor calidad...". Lo importante

es querer, tener ganas de hacer cosas.

("Seguiré", Bongo Botrako)

¡Qué riqueza la de Lanzarote!

Y no hablo de su gastronomía, que nos queda mucho por probar.

Me refiero a su paisaje.

Hemos pisado suelo volcánico, hemos navegado por su precioso mar

y ahora venimos a este huerto.

¿Por qué? Porque aquí se cultiva

un tubérculo muy apreciado por los canarios

y que a mí me gusta particularmente. Estoy hablando de la batata.

Aquí he quedado con Gustavo para aprender a recolectarla.

# Un día llegaré.

# Vengo a regalarte los abrazos # que en la vida coseché.

# Te los daré.

# No importa dónde estés.

# Y seguiré

# el camino que empecé.

# Estamos solos.

# Nunca más.

# Valió la pena aguantar y seguiré

# el camino que empecé.

# Estamos solos, nunca más. # Valió la pena...

La primera pregunta que tengo es...

¿Es lo mismo el boniato que la patata?

-Sí, podríamos decir que sí.

Son formas de llamarlo, como "papa" y "patata".

"Camote" también en Latinoamérica. "Camote", sí.

Y lo curioso es que se cultiva aquí, en este huerto,

que está... a medio camino entre el mar y los volcanes.

Eso hace que sea tan especial.

De hecho, el jable son restos de origen marino

que traen los alisios... Sí.

...y los depositan en esta zona, y, siglo tras siglo,

ha ido creando estas tierras.

El jable es como una esponja. Cae la lluvia,

se filtra y se queda ahí. Sí.

El jable impide que se evapore.

Y aquí crecen diferentes tipos de batata,

bajo el jable. Sí.

La que ves es cubana, pero hay yema de huevo, perejila...

Enséñamelas. Veamos cómo son esos diferentes tipos de batata

con nombres tan curiosos.

# -El camino que buscaba, # el camino que soñaba...

Ahora vamos a recolectarlas. -Sí.

El truco está en cortar la planta

para no romper la batata. Sí.

Luego se retira el jable... # -Y seguiré...

¿Esta cuál es? Me has hablado de tres tipos.

-Esta es cubana.

Es blanca. Sí.

Esta la utilizamos nosotros para hacer dulces,

para hacer sancochos.

En Lanzarote es la que usamos principalmente.

Sancocho es un guiso. Un guiso, sí.

Pues creo que ya estoy lista para recolectar una por mí misma.

Yo creo que sí. ¿Qué te parece?

Bien. Vamos a otro. ¿Cómo se llama esto?

Un montón, un hoyo de batata. ¡Ah!

# -Estamos solos...

Esta se llama cubana.

-Sí. ¿Esto tiene alguna relación

con que se trajera de allí o...?

Esta variedad viene de Cuba.

La variedad que teníamos nosotros, que era batata de Lanzarote,

tuvo un ataque biótico y se perdió la variedad.

# -...el camino que empecé...

¿Cómo era esto?

Le quitamos las ramas primero...

y corto. Y cortas.

Si puedo, claro.

# -Estamos solos, nunca más.

Hay que levantar esto...

-De delante.

De delante. Sí.

# -Valió la pena aguantar # y seguiré...

¡Bueno, bueno, bueno!

Estoy recolectando mi primera batata en Lanzarote.

# Estamos solos, nunca más...

Esto...

¡Guau, huele a humedad que te pasas!

¿Y a ti de dónde te viene la pasión por el campo?

-Desde pequeños hemos trabajado el campo.

Hubo una época en que lo dejamos y nos pusimos a trabajar y estudiar,

pero después el trabajo dejó de gustarme

y volví al campo, que es donde me siento más a gusto.

Volviste a tus orígenes. Sí, prácticamente

puedo decir eso. ¿Y qué te gusta de trabajar aquí,

además de tener contacto con el volcán y la arena?

La tranquilidad que se respira,

el hecho de poder hacer lo que a mí me apetece

cuando me apetece... (RÍE)

...y de poder vivir de otra manera.

¡No me puedo ir de Lanzarote sin probarla!

No. Ya que vienes, tienes que probarla.

Mi madre te puede hacer un sancocho con mojo.

¿Cómo se llama? Mari Carmen.

¿Me la presentas?

Claro que sí. Vamos.

(RÍE) A ver cómo cocina tu madre la batata. Con mojo, dices.

Con un mojito picón de Lanzarote. ¡Qué rico!

# -Valió la pena aguantar. #

(Canción de ritmo caribeño)

¡Mari Carmen!

Mamá, Vero. Me ha dicho tu hijo...

que haces un mojo delicioso. Y yo te traía la batata

que he cogido, pero veo que ya la tienes hecha.

¿Qué has hecho?

-Se parte la batata en rodajitas, ponerla a hervir

con un granito de sal

y, tras hervirla, escurres un poquito el agua.

Después la vuelves a poner en el fuego

para que se seque un poquito, se le vaya

todo el vapor... Sí.

Y después, cuando estén ya un poquito frías, se sirve.

O sea, que sería como un aperitivo de batata con mojo.

Exacto. De batata sancochada, ojo.

Y ese mojo famoso del que me ha hablado Gustavo

con pasión, ¿cómo se hace?

Pues se pone un poquito de sal,

del charco nuestro.

¿Del charco? -Vamos a la mar a cogerla.

-Exactamente. ¿Sí?

Sí. -Sobre mayo, finales de mayo,

que ya hace calor... -Sí.

...y las salinas se han secado, y con una espumadera

o con la mano la recogemos. -Raspamos...

Sal de la tierra, entonces. Exactamente.

Se pelan los ajitos, se parten...

¡Mira qué ajito más pequeñito!

A eso le decimos nosotros ajito porro.

Los otros más grandes

sí tienen dientes, pero estos no.

O sea, digamos que es un ajo, pero con forma de cebolla

en tamaño diminuto porque no tiene dientes dentro.

# (MUJER) A ver si tú me agarras.

¿Y quién te enseñó a hacer el mojo? -Mi madre y mi abuela.

Todo viene desde generaciones bastante antiguas.

Antes aquí lo más que se comía

era sancocho, batatas y pescado. Y el mojito picón.

Lo que tenían en el huerto.

Exactamente, lo que se cosechaba aquí.

Ahora hay que echarle la pimienta.

La pimienta, que es lo que yo llamo pimiento choricero.

Es este pimiento... Está blandito, ¿qué has hecho con él?

Pues hervirla con un poquito de agua,

dejarla hervir bien para que se ponga así, como la ves.

# -Y el salsón de esta morena

# ni "tapao" prende el fogón.

# (CORO) Tiene sabor, tiene salsón. # Tiene sabor lo que tengo yo.

Déjame ayudarte un poco.

¿Me dejas darle al mortero? -Sí, sí.

# -...lo que tengo yo. # Tiene sabor,

# tiene sazón, tiene sabor

# lo que tengo yo. # -Tiene pimienta...

-Una cucharada de pimentón.

# -...que tú te muevas...

¿Qué tal se me da esto?

(GUSTAVO) Bien. -Bien, una experta.

(VERÓNICA Y GUSTAVO RÍEN)

-Vienes dos o tres días más y...

Me voy con un máster de mojo de Mari Carmen.

(RÍEN)

¿Este vinagre de qué tipo es? Es de vino tinto.

Has echado tanto como aceite. Sí.

Y ya vemos cómo se va integrando

la parte líquida con lo sólido. Exacto.

# -¡Pásalo tú!

Te ha salido este mojo fabuloso.

¡Tiene una textura increíble!

Y momento de servirlo. -Sí, sí.

Para acompañar esta batata.

¿Lo ponéis en un ladito del plato? Sí, sí.

¡Qué buena pinta! No es por nada, pero nos ha salido,

de aspecto al menos, rico.

Vamos a probar a ver qué tal quedó. Vamos a comer...

# -¡Sabroso!

Mi primer mojo picón en Canarias.

# ¡Sábelo! # -Que no sea el último.

¡Mmm!

¡Qué riquísimo!

Está incluso cremoso... Tiene trocitos, pero está cremoso.

Lo de picón es por algo,

pero también está dulce.

Y le va superbién a la batata. Es que la batata es dulce.

La batata es dulce. Sí, pero menos que la naranja.

Exacto, sí.

Y por eso se le pone el mojo picón,

porque el contraste es muy bueno.

Me ha encantado hacer el mojo picón

con dos generaciones de la misma familia.

¡Además, en este porche tan idílico!

Perdón por colarme aquí.

Cuando quieras, ven. -Sí.

Seguiré comiendo,

que me ha encantado, ¿eh? Sí.

("El pescador", José Barros)

Tras mi ruta por Lanzarote, entiendo que la llamen Tierra de Fuego,

pero lo sorprendente es que ahí confluyen también el agua y el aire.

Los cuatro elementos están presentes en su paisaje y su gastronomía.

Pero lo prometido es deuda.

Tras recorrer Lanzarote,

voy en este ferri hacia Fuerteventura,

una isla de la que dicen

que tiene la arena más fina y blanca del mundo.

No sé si es verdad, pero quiero descubrirlo.

# -El pescador habla con la playa.

# El pescador no tiene fortuna,

# solo su atarraya.

# El pescador habla con la luna, # el pescador habla

# con la playa. # El pescador no tiene fortuna,

# solo su atarraya.

# El pescador no tiene fortuna,

# solo su atarraya. # El pescador no tiene... #

Llego a Fuerteventura ansiosa por descubrir su gastronomía.

Me han contado que aquí abundan las recetas ancestrales, sencillas

y con sabor a eso, a mar.

Supongo que así sabrá el caldo de pescado que me hará Dolores.

Antes he venido al puerto de Morro Jable a ver qué se cuece.

("Amor marinero", Macaco)

# Yo, que siempre dije:

# "Soy un alma en movimiento".

# Yo, que siempre dije: # "Soy un barco

# sin ancla ni puerto".

# Yo, que siempre dije: # "A mis amigos

# solo quiero...".

¿A punto de salir a faenar?

-Hoy hay mucho viento, no podemos. Remendamos las redes.

Rompió un poco. ¿Puedo subir?

Sube. ¿Sí?

¿Luego pescáis con esto? Estas redes...

solo las queremos para coger la carnada.

La carnada, que es el cebo.

Solo se pesca con anzuelo.

¿Es fácil hacer eso? ¿Sí? Bueno...

# -...la marea # que nos lleva al fondo,

# tan hondo, y otra vez...

-Ahora aquí empareja la malla. -Un nudo.

Ya. ¡Uh, se me ha escapado!

¡Esto es un poco difícil! (RÍE)

(RÍE) Esto es mucho más complicado de lo que parece.

# -Amor, amor marinero...

# Oye...

Si no sabes hacer esto, no eres marinero.

Está claro que yo no soy marinera, porque se me está dando...

-Pero todos hemos sido novatos.

# -...sabor "salao", amor marinero...

¿Por qué te gusta esto, Manuel? -Me gusta

porque viene de herencia, de mis abuelos, de mis padres, y...

Y toda mi familia es marinera. Lo llevas en la sangre.

Si no veo el mar, me falta algo.

Bueno, padre e hijo marineros y pescadores,

os dejo entretenidos con la red.

Vale. Gracias. Muchas gracias, ¿eh?

Buen día. Vale, bueno.

# ...marinero... #

(Canción de música pop en inglés)

Hola, buenas. Hola, buenos días.

¿Venís de faenar? De hacer cebo para pescar.

Ah, cebo.

¿Y qué habéis cogido? Pues arenques y sardinas.

¿Y cómo funciona? Habéis llegado dos barcos a la vez.

Trabajamos en equipo porque somos barcos pequeños,

tenemos dos o tres tripulantes y nos ayudamos.

Una vez veis en el radar que hay mucho arenque o sardina,

¿qué hace cada barco?

Pues uno hace el cerco con la red...

¿Sí? ...y el otro le ayuda

para que no se meta dentro del arco.

¿Y cómo recogéis todo ese pescado? A mano.

A mano. Halamos la red a mano.

Los barcos más grandes tienen un virador; nosotros, todo artesanal.

¿Qué tipo de pescado pescáis?

Mero, sama, bocinegro...

¿Y la sardina a qué pescados les gusta?

¡A todos! Esto lo conserváis, entonces,

para salir a faenar... Cuando el tiempo mejore.

Oye, ¿y tú cocinas? ¡Bah, fatal!

Fatal. Cuando pasáis días encerrados en el barco, ¿qué coméis?

Pescado, normalmente. Un buen caldo de pescado.

Se me hace la boca agua,

y lo mejor de todo es que me espera Dolores con un caldo de pescado

que vamos a hacer para descubrir la gastronomía de Fuerteventura.

Riquísimo. Riquísimo.

Y yo te dejo a ti trabajando. ¡Es lo que toca!

(Canción de música pop en inglés)

¡Dolores, Dolores! Vengo del puerto de Morro Jable,

he visto a los pescadores salir y venir con el cebo para pescar

pescados como este. ¡Claro, claro! Pescados, meros.

Es un pescado muy de Fuerteventura. Sí, claro.

¿Con esto qué harás? Caldo de pescado.

¿Cómo empezamos?

Primero el pescado.

Con piel y todo. Sí.

¿Y después qué ponemos? Las papas.

El tomate, la cebolla y el pimiento.

¿Y quién te enseñó a hacer este caldo?

Me enseñó mi madre.

Mi padre era marinero. Siempre teníamos pescado en casa.

Con el pescado fresco... Sí.

...hacíais el mejor caldo de pescado.

Caldo y pescado frito... De todo.

¿Tú se lo has enseñado a tu familia?

Sí, mis hijas saben hacerlo.

Colorante.

Para darle un buen color. Amarillo.

Cocinar aquí, me estoy fijando, en Puertito de la Cruz,

es una maravilla, con estas vistas, ese mar tan turquesa...

La verdad es que sí, se vive muy bien.

¿Por qué te gusta vivir aquí? Tenía el trabajo. La tranquilidad...

No es lo mismo, con las puertas abiertas,

vivir con las llaves en la puerta que...

¡Mmm! Esto es hierbabuena.

Hierbahuerto le decimos aquí. ¡Hierbahuerto!

¡Huele riquísimo!

Esto ya... las hierbas y el agua, y ponerlo al fuego.

¿Cuánto tiempo lo dejas?

Tres cuartos de hora. Desde que esté la papa.

¡Qué sorpresa! Llego a tu cocina y me encuentro a tu hermana, Juana.

Sí, ella es la cocinera.

Con las manos en la masa.

O sea, cocina más que tú. Yo cocino cuando ella libra.

¿Y eso de ahí?

¿Qué es? -Esto es el gofio.

¿Gofio? No sé lo que es.

El gofio es trigo tostado, que es lo que acompaña al caldo de pescado.

Me contaba tu hermana, Juana,

que el caldo de pescado lo hacíais mucho en casa

porque vuestro padre era marinero. Sí.

¿Recuerdas tu primer caldo? Me mandó hacerlo mi padre.

Mi madre trabajaba y no estaba en casa.

Y estaba yo y me dice: "Juanilla, un caldo de pescado".

"Papá, no sé hacerlo." Y él fue quien me enseñó.

Según él, era mejor que el de mi madre.

Con un trocito de cebolla...

-Y un poquito de gofio.

# (HOMBRE) Siempre te enseña... #

(TARAREA)

Juana, Dolores, sois unas maestras, ¿eh?

Está buenísimo, supersabroso...

Se notan las especias, el comino...

Me gusta el pescado

porque, pese a ser un guiso, no está demasiado cocido.

Está todavía muy tierno, no está nada pasado...

-Este pescado, de todos modos, es el bueno para el caldo de pescado

porque es un pescado duro.

Y ahora me considero también una de las hermanas,

ya he aprendido a hacerlo... (RÍEN)

-¿Aprendiste? -No es difícil.

Así que no descartéis

que me cuele en vuestra cocina. (RÍEN)

-Cuando quieras. -Cuando quieras, aquí estamos.

¡Qué maravilla esto de cocinar en familia

y probar estas delicias canarias!

(Canción de música pop en inglés)

Aquí me veis, totalmente mimetizada

con la naturaleza agreste y salvaje de Fuerteventura,

en estas rocas esculpidas por el mar,

donde se recogen pescados deliciosos.

Y aquí el pescado se limpia y se conserva

con una técnica ancestral que se llama jarea.

(HOMBRE) Una jarea es pescado que se coge y se pone en sal

unas 10, 12 horas, o 15, depende del tamaño que tenga.

Lo cojo, lo lavo, le doy dos aguas y lo tiendo para que se oree y seque.

Y, a los siete u ocho días, una vez seco, lo recojo para guardarlo.

Yo siempre salgo por la mañana...

Por la mañana, a veces al mediodía, depende de la marea que haya

para ir a pescar. Cuando termino, escojo,

la limpio y jareo.

A los 14 años ya pescaba y jareaba yo.

Y yo aprendí a jarear...

por mi padre. No tuvo que decirme sino una vez. Ya con eso yo...

La primera decía mi padre: "No, por ahí no".

Como decía él: "Así, así y así".

Y así aprendí yo.

Pescando sí disfruto yo. El hobby que tengo es ese, para mí.

Si me quitan la pesca, me quitan media vida, como digo yo.

(Canción de música pop)

# (MUJER) Ya conté ya...

(TARAREA)

Y del mar a la tierra. Es ahí donde crecen los cereales

con los que se hace el famoso gofio.

Francisco es de los pocos

que lo elaboran de modo artesanal en su molina.

Molina, no molino. Luego veremos por qué.

Por cierto, el gofio es tan nutritivo

que se conoce como el alimento que mató el hambre en Canarias.

# Parto mi rutina

# en dos.

# ¡Qué descubrimiento!

(TARAREA)

# En eso...

Francisco, tú eres molinero y trabajas en esta molina.

-Nos referimos a ella como femenina

porque es más rápida, más veloz, que el molino. Es porque los molinos

se diseñaron para moler el grano crudo, la harina.

Los molinos llevan cuatro aspas.

En cambio, las molinas pueden llegar a tener 4, 6, 12 o 18 aspas.

Porque la molina puede ser

tres, cinco o siete veces más veloz que el molino.

La molina se diseñó para moler el grano tostado.

Ahora vamos a tostar el grano. El grano.

El humo es muy importante,

por eso se tuesta al aire libre.

El viento viene muy bien no solo para la molina,

sino también para el tostado

porque el humo sale de la boca del tostadero y entra en el caldero

para coger el sabor, el olor del humo.

Se va perdiendo, pero antes lo hacían todas las familias.

Se tostaba el grano y luego lo llevaban a las molinas

o bien en burro, en camello o en el carrito que tuvieran.

Y este grano que tenemos aquí, ¿de qué cereal es?

Cereales canarios, de aquí, de la tierra. Porque estos cereales,

al cultivarse en tierras volcánicas, tienen minerales

que, a la vez que los cocinamos y hacemos el proceso,

nos van a dar, de energía en sangre, más de ocho horas.

Aprovechamos el viento para quitar las impurezas del grano crudo.

Tu madre te enseñó a hacer esto. Sí.

Así es. ¿Tu madre era también molinera?

No, pero su papá, su abuelo, su tío... Llevo la pasión por ellos.

Y es un orgullo y un placer

el poder enseñar todo esto que mi madre me ha dejado de legado.

Ya tenemos este grano aventado y listo para tostar.

Antes que el grano sería la arena. ¡Ay! ¿A ver?

¿Es la arena de la playa de aquí? Exacto, sí.

Es finísima, pero se siguen viendo trocitos de concha.

Sí, exacto. ¡Diminutos!

Es algo que se lleva usando

desde hace más 200 o 300 años, desde que estaban nuestros guanches.

¡Está estallando el grano! Exacto.

Salta, estalla.

¡Es como hacer palomitas, sale el aroma!

Así es. La humedad que suelta el grano hace que la arena

se envuelva en él y empiece a hacerlo estallar.

# -Parto mi rutina...

-Parece sencillo, pero tenemos que darle siempre con ese...,

con ese "geito", con ese salero...

¡Ah, salero!

Exacto. ¿Tú bailas cuando lo haces?

Se puede decir que sí, que bailo. (RÍE)

Pero ¿lo sigues haciendo así? Sí.

Soy el único molinero de Canarias que hace el proceso artesanalmente.

Te voy a dejar a ti... Gracias.

...porque se me está quemando. Sí.

# -...de tu expresión... #

(TARAREA)

-En Fuerteventura tenemos muchos vientos alisios

que nos permiten trabajar con la molina y limpiar el grano

mejor que una máquina electrónica. Queman.

¡Mmm! Cruje, ¿verdad?

Es un sabor natural.

A mí me sabe...

a las palomitas que no estallan, a esos granos.

Sí. Y es trigo, no es maíz.

Y esto ya está listo para moler. Para moler.

Al hombro... ¡Muy bien!

A la molina que nos vamos. Sí.

("Cielo", Sotomayor)

# Cielo despejado...

Impresiona mucho más cuando estás aquí arriba.

-Es muy muy grande.

Ahora mismo ya tenemos el grano metido en la tolva.

Exacto. Y hay que poner el molino en marcha.

Por eso te voy a pedir que te pongas alejadita de lo que son las aspas

porque te pueden llevar por delante.

Es un trabajo peligroso, entonces. Sí.

Bastante peligroso, pero muy apasionado.

Para mí, que lo vivo y lo siento, es algo que me da mucha energía.

# -Se siente el calor de mi gente.

¿Y qué origen tiene la molina?

-Fue diseñada en Venezuela.

¿En Venezuela? Allá,

cuando la emigración de Canarias emigró allí...

Cuando vinieron de regreso, vieron que aquí había molinos y tahonas,

pero que no había ninguna molina.

Entonces, ¿qué hicieron? Vieron que los vientos de Canarias

eran perfectos para las molinas.

¿Qué velocidad alcanza esta molina?

Puede alcanzar velocidades muy muy fuertes.

Incluso, si la dejamos,

puede desintegrarse.

¿Se puede desintegrar? Sí, puede hacerlo.

Francisco, y, con tanto viento, estos hilos que unen las aspas,

¿se pueden romper?

Estos hilos se llaman vientos. Vientos.

Si se parten, son como guillotinas.

Pero, entonces, ¿aquí estoy segura?

Sí, porque solo tenemos una vela puesta o estirada.

Pero ya para la segunda sí te voy a pedir que te apartes de aquí

porque puede ser más peligroso.

Me bajo. Sí, si no te importa...

Esto es toda una actividad de riesgo.

# -Sin saber si es correcto, # me da buena vida

# alegrándome a buscar una salida.

# Saca ese calor,

# funde la batería, # como maquinaria llena de energía.

# Sin saber si es correcto, # me da buena vida

# alegrándome a buscar una salida. #

(TARAREA)

(TARAREA)

(TARAREA)

(TARAREA)

(TARAREA)

(TARAREA)

(Canción de música pop en inglés)

Y este es el resultado tras haber molido el grano tostado.

Sí, así es.

Tiene una textura, un tacto finísimo.

Recuerda a la arena con la que se ha elaborado.

Cuando nos lo echamos en la lengua, notamos un poco de grosor y fina.

Es por la piedra. Vamos a probarla.

¡Mmm!

No es como una harina. No.

Es verdad que tiene...

algo más de grano. Exacto.

Y el sabor es parecido al del kiko.

A algunas personas les sabe a chocolate o a plátano,

a productos que dices: "Es gofio, ¿cómo les sabe a esto?".

Y es porque recuerda a la infancia.

Pues a eso me voy ahora mismo, a probarlo.

Ya como parte de un plato. ¡Qué bueno!

Y ahora a probar esto con Nelson.

(Canción pop en inglés)

Nelson.

¿Qué tal? Bien.

Vengo a este faro espectacular

con este gofio que he preparado en una molina,

con Francisco, para cocinarlo contigo.

Pues lo acompañaremos con una gallegada.

Es el acompañamiento de tu plato.

Va por capitas. Te pongo las primeras, vas viendo cómo es

y ya lo vas haciendo tú.

¿Y por qué se llama gallegada aquí, en Canarias?

Porque, cuando nuestros abuelos se embarcaron...,

el tema de la pesca en África y tal,

se juntaron con gallegos, con montón de clases de gente,

y de ahí salió este plato.

La papa es de aquí. No había casi de exportación

y lo poco que teníamos lo aprovechábamos.

Claro, la gastronomía canaria nace

del autoabastecimiento. Teníais poco,

es un campo de secano...

El gofio es un poco el reflejo de eso.

Se dice que mató el hambre en Canarias.

Sí, te lo puedo garantizar. ¿Sí?

Usamos el gofio para casi todo:

potaje, un puchero, un caldo de pescado, una gallegada...

Hasta de postre,

en mousse, lo que sea, hemos hecho lo que es posible con él.

Nelson, ¿por qué te llamas con ese nombre tan particular?

Me llamo así porque mis padres...

Cuando en la Fórmula 1 estaba Nelson Piquet...

Les gustó y así me quedé.

Volvemos al sistema de la capa.

Volvemos a poner aunque sea un pimiento rojo.

O verde, en este caso. Aquí tienes.

¿Cómo te nace la pasión por la cocina?

Mi padre ha estado siempre en la cocina. Tenemos un bar.

Decidí estudiar y seguir los pasos de mi padre.

Aquí, o te dedicabas al turismo o a la pesca, así que...

Yo hago ambas cosas.

¿También pescas? Sí, me encanta.

Usamos estos pescados porque son grasientos.

El mero tiene una capa gruesa. El cherne también.

Son pescados que son resistentes al fuego.

En lo que se termina la papa, no se te destroza el pescado.

La olla está llena, no caben más capas.

Ya no. Lo que queda son líquidos nada más.

Medio litro de vino.

Muy importante: no llegues a cubrir con agua.

Ponemos el caldero al fuego

y hacemos el majado, lo único que queda.

Echar la hierbahuerto y hacer un majado.

¡Mira qué color ha agarrado esto! (RÍE)

¡Si parece una paella!

Intentamos coger la grasa

porque el gofio con ella se hace más cremoso.

Ya está el gofio hecho, también la gallegada... Listos para comer.

Entonces la idea es acompañar

la cebolla con el gofio, ¿no?

Sí, exactamente.

Está bien porque la cebolla es crujiente

y el gofio tiene textura un pelín granulada, muy sutil.

Es fino. Sí.

Pero no es como una arena tamizada. No.

¿Verdad? Tiene cuerpo. Sí.

Y sabe a fruto seco.

# -Las noches se queman, # la luz nunca se va...

El pescado está buenísimo,

fresco...

La patata, bien cocidita, bastante blanda...

Me encanta el toque de la hierbabuena o hierbahuerto.

Porque le da un aroma superfresco...

Como mentolado, sí, un tema... más fresquito.

Sí. Y se nota, se aprecia.

¿Qué te parece si disfrutamos de las vistas mientras paladeamos

la gallegada? Qué maravilla, ¿eh?

Me ha encantado este viaje por mar y tierra.

Lanzarote y Fuerteventura son muy diferentes,

pero comparten el amor por el producto local,

paisajes únicos y espléndidos

y gente supercálida. No olvidaré nunca sabores como este.

# -No me preguntes por qué...

# nunca vamos a volver.

(UN CORO TARAREA)

# Te sientes vivo... (EL CORO TARAREA)

# ...en el andén. (EL CORO TARAREA)

# Las cuerdas rotas... (EL CORO TATAREA)

...lo saben bien. (EL CORO TARAREA)

# Te sientes vivo... (EL CORO TARAREA)

# ...en el andén. (EL CORO TARAREA)

# Esa sensación de...

# no haber perdido tu...

# tren. #

Las rutas de Verónica - Lanzarote y Fuerteventura

55:10 27 oct 2018

Verónica se encuentra en el parque de Timanfaya de Lanzarote, con unas vistas mágicas y volcánicas, allí se topa con “El Horno del diablo”. Un horno natural de más de 300 grados que se sirve del calor de la tierra volcánica y en el que Verónica cocinará pollo a la brasa. De ahí nos iremos a conocer unas peculiares viñas que se siembran en ceniza volcánica, cultivadas en la zona de La Jeria. Es hora de comer y Verónica se dirige a Soo donde se encuentra con un agricultor que le muestra el cultivo de la batata y a la hora de cocinarla la madre del agricultor nos hará un delicioso mojo con batata ya para terminar Verónica se dirige hacia el puerto de la Santa con la intención de pescar la deliciosa gamba. Tras cumplir su objetivo Verónica se dirige a las salinas de Janubio donde un cocinero nos prepara un refrescante plato.
Verónica coge un Ferry de Fuerteventura a Morrojable, punto de encuentro con su cofradía de pescadores. También conoceremos las jareas, una tradicional forma de secado del pescado. Además del único molinero de las islas que muele el grano de gofio en la Molina , gofio que utilizará nuestro último cocinero para la última receta: el Escalfón de Gofio. Todo ello desde El Faro de Punta Jandía.

Verónica se encuentra en el parque de Timanfaya de Lanzarote, con unas vistas mágicas y volcánicas, allí se topa con “El Horno del diablo”. Un horno natural de más de 300 grados que se sirve del calor de la tierra volcánica y en el que Verónica cocinará pollo a la brasa. De ahí nos iremos a conocer unas peculiares viñas que se siembran en ceniza volcánica, cultivadas en la zona de La Jeria. Es hora de comer y Verónica se dirige a Soo donde se encuentra con un agricultor que le muestra el cultivo de la batata y a la hora de cocinarla la madre del agricultor nos hará un delicioso mojo con batata ya para terminar Verónica se dirige hacia el puerto de la Santa con la intención de pescar la deliciosa gamba. Tras cumplir su objetivo Verónica se dirige a las salinas de Janubio donde un cocinero nos prepara un refrescante plato.
Verónica coge un Ferry de Fuerteventura a Morrojable, punto de encuentro con su cofradía de pescadores. También conoceremos las jareas, una tradicional forma de secado del pescado. Además del único molinero de las islas que muele el grano de gofio en la Molina , gofio que utilizará nuestro último cocinero para la última receta: el Escalfón de Gofio. Todo ello desde El Faro de Punta Jandía.

ver más sobre "Las rutas de Verónica - Lanzarote y Fuerteventura" ver menos sobre "Las rutas de Verónica - Lanzarote y Fuerteventura"

Los últimos 15 documentales de Las rutas de Verónica

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • Alt Empordà

    Alt Empordà

    54:11 pasado sábado

    54:11 pasado sábado La primera parada del periplo de Verónica por el Alt Empordà le lleva a degustar una mozzarella de búfalas traídas desde el extranjero pero totalmente aclimatadas a su nuevo hábitat. A continuación, Verónica ayuda a Ferrán a recolectar cerezas. Con el capazo lleno, se llevará estas cerezas para elaborar con ellas una coca, nombre que recibe un dulce de la zona. El programa también da cabida al ancestral método de conservación y envasado de la célebre anchoa de L'Escala. Llegados a este punto del viaje, Verónica se dispone a conocer dos elementos esenciales de la comarca: la ternera de raza Albera y la cebolla de Figueres. Ambos son ingredientes principales de la receta que hacen los hermanos Jordà. Verónica también tendrá tiempo para probar la butifarra dulce, una peculiaridad del Alt Empordà. Para finalizar su recorrido, Verónica conocerá cómo se está implantando un método de pesca sostenible de la sepia y probará dicha sepia dentro de la receta "El Niu" que aglutina productos de la tierra y el mar.

  • Murcia noroeste

    Murcia noroeste

    53:45 08 dic 2018

    53:45 08 dic 2018 Verónica recorre la comarca de Murcia noroeste para conocer de primera mano algunos de sus productos más significativos: los michirones, el arroz de Calasparra y el cordero segureño.

  • 58:01 01 dic 2018 Verónica empieza un intenso recorrido por las Tierras de Iranzu en el interior de Navarra. Partiendo de las antiguas Salinas de Oro conocerá la rica y variada gastronomía de esta parte de la península. De las salineras nos vamos a surcar las aguas del embalse de Alloz junto a Susana, toda una experta en la materia. Dentro de este marco incomparable degustaremos la auténtica trucha a la Navarra que la propia Verónica intentará pescar. Conoceremos cómo se recolecta el espárrago navarro y lo comeremos de una forma muy especial. No nos podemos ir de la zona sin probar su queso de oveja Latxa ni tampoco sin degustar su pacharán o sin participar de sus ya míticas chistorradas.

  • Segovia

    Segovia

    54:36 24 nov 2018

    54:36 24 nov 2018 En pleno corazón de la Sierra del Guadarrama, famosa por la calidad de sus aguas, Verónica participa en una cata del líquido elemento. Tras ello, la presentadora visita la huerta segoviana, de la que se llevará un ramillete de remolachas para elaborar una vanguardista receta con un joven cocinero que, a pesar de su precocidad, ya ha obtenido diferentes reconocimientos por la calidad de sus creaciones. Verónica también tendrá la oportunidad de ver cómo se teje un mantel artesanal, uno de los elementos que nunca debe faltar en una mesa bien presentada. La "gastronómada" degustará un lechazo hecho al horno de leña tras haber conocido de cerca los corderos de raza castellana y los pretéritos vinos que resistieron el ataque de la filoxera. Continuando con su viaje, Verónica llegará hasta la Granja de San Ildefonso, donde verá cómo se trabaja el vidrio y donde aprenderá a plantar, cocinar y paladear el exquisito judión que recibe el nombre de la localidad donde se cultiva.

  • 5:08 17 nov 2018

  • 55:28 17 nov 2018 Hoy vamos a conocer tres maravillosas islas: La Gomera, La Palma y el Hierro. Verónica se encuentra en el parque de Garajonay una de las mayores masas forestales de Canarias. Se prepara para probar el queso ahumado de Igualero. Pero antes Verónica conocerá el tradicional Salto del Pastor y Silbo Gomero.

  • 55:11 10 nov 2018 Verónica se encuentra en Asturias en la comarca de la sidra y vamos al corazón de su producción a conocer a un maestro sidrero . Verónica se lo encuentra con él en un campo con manzanos en flor, con él nos vamos a un Llagar y veremos todo el proceso de elaboración de la sidra. Tras ello Vero se lleva una sidra porque tiene una cita con dos hermanos, uno de ellos nos cocinará hummus con verdinas, oricios y manzanas y el otro nos habla de Los Laureles, Hotel rural. No se puede hablar de Asturias sin hablar de la minería por eso conoceremos a una maestra azabachera que nos diseña un colgante de azabache. Para probar las famosas fabes Vero se dirige a una finca donde se cultivan y donde nos muestran las diversas variedades de Fabes…pero es hora de cocinarlas y para ello nos preparan unas Fabes con calamares. Otro plato tradicional es el arroz con leche, Víctor nos lo hará explicándonos el proceso. No nos olvidamos del mar, de ese bravo cantábrico donde Verónica ayudara a coger Llampares un tipo de lapa que luego cocinarán. “Llampares con chorizo y Jamón” y, cómo no, acompañado de un culín de sidriña.

  • Almería: Cabo de Gata

    Almería: Cabo de Gata

    53:11 03 nov 2018

    53:11 03 nov 2018 Que mejor que partir del Faro de gata con Verónica para conocer la gastronomía de esta comarca. Verónica se dirige a la Finca el Romeral en el Parque Natural de Cabo de Gata y conoceremos al pastor que cuida de la cabra de raza blanca celtíbera, en peligro de extinción. Abandona la finca Verónica para dirigirse a la Isleta del Moro, se reúne con los pescadores de PESCARTES que promueven junto a José Berenguer la optimización de los pescados que se descartan . Todos ellos irán a pescar y con suerte llevarse para la cocina el pescado con el que harán la primera receta: Pezl limón. Tras la pesca Verónica y José se dirigen a Villa Singular en San José. Entre Nijar y Aguamarga en busca de mermelada , en especial la mermelada de sandía. Veremos su elaboración artesanal. Verónica coge camino Huebro para conocer el huerto que tiene un sistema de regadío con agua de manantial ahí le dan unas patatas para la siguiente receta. Verónica toma camino para Aguamarga , ahí se cocinara un plato tradicional: El pimentón de Almería. Una familia de Nijar con tradición cervecera nos enseñara la forma de elaboración de la cerveza artesanal . También en Nijar Verónica se dirige a un taller de alfarería de gran tradición. Tras ello Verónica se dirige hacia un huerto ecológico en Las Negras donde prepararan una receta. Jibia (sepia) con gurullos.

  • Lanzarote y Fuerteventura

    Lanzarote y Fuerteventura

    55:10 27 oct 2018

    55:10 27 oct 2018 Verónica se encuentra en el parque de Timanfaya de Lanzarote, con unas vistas mágicas y volcánicas, allí se topa con “El Horno del diablo”. Un horno natural de más de 300 grados que se sirve del calor de la tierra volcánica y en el que Verónica cocinará pollo a la brasa. De ahí nos iremos a conocer unas peculiares viñas que se siembran en ceniza volcánica, cultivadas en la zona de La Jeria. Es hora de comer y Verónica se dirige a Soo donde se encuentra con un agricultor que le muestra el cultivo de la batata y a la hora de cocinarla la madre del agricultor nos hará un delicioso mojo con batata ya para terminar Verónica se dirige hacia el puerto de la Santa con la intención de pescar la deliciosa gamba. Tras cumplir su objetivo Verónica se dirige a las salinas de Janubio donde un cocinero nos prepara un refrescante plato. Verónica coge un Ferry de Fuerteventura a Morrojable, punto de encuentro con su cofradía de pescadores. También conoceremos las jareas, una tradicional forma de secado del pescado. Además del único molinero de las islas que muele el grano de gofio en la Molina , gofio que utilizará nuestro último cocinero para la última receta: el Escalfón de Gofio. Todo ello desde El Faro de Punta Jandía.

  • Ribeira Sacra

    Ribeira Sacra

    53:34 20 oct 2018

    53:34 20 oct 2018 Verónica llega a la Ribeira Sacra, uno de los parajes más espectaculares que ofrece la Galicia más interior, donde la viticultura y la mística juegan un papel fundamental. Roi, geógrafo experto en la zona, nos introduce de lleno en los cañones del río Sil. Desde allí conoceremos porque los vinos de la Ribeira Sacra son conocidos como vinos heroicos. Tan importante es en esta tierra el beber como el comer: el pulpo, el buey gallego, los grelos y la empanada de zorza serán los encargados de demostrarlo. Para rebajar tanto manjar probaremos el más afamado de los orujos gallegos: el licor café. Y como no podía ser de otra forma, nos despedimos de Galicia invocando a las meigas a través del mítico conxuro acompañado de buena queimada y mejor compañía.

  • Bacalao tiznao

    Bacalao tiznao

    6:03 13 oct 2018

    6:03 13 oct 2018

  • La Mancha

    La Mancha

    55:03 13 oct 2018

    55:03 13 oct 2018 Los molinos de Campo de Criptana sirven de marco para el arranque de un nuevo programa de Las Rutas de Verónica, quien tendrá la oportunidad de poner en funcionamiento una de estas joyas de la ingeniería tradicional de La Mancha.

  • Steak tartar de retinto

    Steak tartar de retinto

    5:26 06 oct 2018

    5:26 06 oct 2018

  • Cádiz: La Janda

    Cádiz: La Janda

    55:39 06 oct 2018

    55:39 06 oct 2018 La almadraba, una técnica de pesca proveniente de los fenicios, es la gran protagonista de este programa en el que Verónica recorre la comarca gaditana de la Janda. Desde el mirador de la corredera en Vejer de La Frontera Verónica parte para mostrarnos la gastronomía de la comarca, toca a ir a puerto exactamente al puerto de Barbate y vivirá la tradicional pesca del atún :La almadraba. Verónica se dirige a un restaurante donde prepararan dos platos: Atún encebollado y carpaccio de paladar de atún. Una de las especialidades de la zona es el paté de tagarninas de Paterna, para ello en Paterna de Rivera veremos cómo es su elaboración. Verónica está de camino a Medina Sidonia allí irá a conocer un ganadero que nos habla de las vacas de la comarca y luego conoceremos un huerto con el que sustentaremos el plato que nos cocinara una afanada cocinera de la zona .¿La receta? “Steak Tartar de Retinto”.

  • 00:19 04 oct 2018 En esta segunda entrega, conduce el programa la periodista Verónica Zumalacárregui y con ella nos adentramos en el mundo de la gastronomía, a través de los productos autóctonos de las comarcas que vamos a visitar. Hemos comido migas en Murcia, hemos aprendido sobre la viticultura heróica en la Ribeira Sacra, hemos disfrutado de una chistorrada en Tierras de Iranzu; fabes en la comarca de la sidra en Asturias, nos hemos adentrado en el Cabo de Gata, hemos probado el ajo de Las Pedroñeras en La Mancha, donde Verónica se ha subido a las aspas de uno de esos gigantes que son los molinos de viento en Campo de Criptana; hemos vivido el impresionante arte de pesca del atún de almadraba en Cádiz.

Mostrando 1 de 1