www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
931895
No recomendado para menores de 7 años
Transcripción completa

Las chicas de oro.

Hola, mamá, buenos días. Hola, hija.

Prueba esto. A ver.

¿Qué es esto? ¡Sabe fatal!

Son zumos. Están caducados.

¿Cómo zumos?

Los mezclé para no hacerte pasar el mal rato dos veces.

¿Me querías envenenar? Estás loca.

De la fecha no te puedes fiar.

La de yogures que he aprove... ¿Por qué no los pruebas tú?

Para librarte de mí, mejor méteme en la máquina de picar carne.

¿Y tú de mí? Tú tienes 20 años menos.

Comes más porquerías que yo. ¿Hay café?

En Colombia cantidad. Muy graciosa.

Y en la cafetera recién hecho. (GIME)

¿Qué te pasa, mamá? Tienes mala cara.

No, solo estoy cansada. Rosa no me ha dejado dormir.

¿La oías desde tu cuarto? Vino al mío a las 03:00.

¿No lo habrás soñado? Se asustó con la tormenta

y vino suplicando a acostarse conmigo.

Como hacía tu padre antes de casarnos.

Y ¿qué hiciste? Le dije que nada

hasta que no le diese a mi padre un tractor.

No, con Rosa. Ah.

Le dije que se fuera a la cocina. ¿A dormir a la cocina?

A hacerme una tortilla de jamón y luego se metió en el cuarto.

¿Me estás tomando el pelo? Yo no.

Si me despiertan, me entra hambre.

¿De tortilla? A tu padre le hacía cocinar paella.

Pero es que él quería tema.

Buenos días, chicas.

Sofía, perdona por lo de anoche, pero compréndeme.

Mi pueblo estaba rodeado de montañas altísimas

y con tormenta parecía que se nos venían encima.

Y un día un trueno mató a mi vaca Jacinta.

Sería un rayo. No, fue un trueno.

Con un eco violentísimo que le reventó los tímpanos.

Eso por no dormir con tapones. Era una vaca muy sensible.

Le ponía música de Mozart y daba tres litros más de leche.

Con los Rolling, te habría dado yogures de sabores.

Desde entonces me dan miedo las tormentas.

Tranquila, me encantó la tortilla.

Pasos

¡Chicas! Estoy encantada.

¡Viene mi churri!

Qué entusiasmo por un ligue de un día.

¿No te parece precipitado traerlo? Es más barato que un hotel.

Churri es mi padre.

¿Ha ligado con su padre? ¿Eso no era pecado?

¿No os parece increíble?

Lo increíble es alguien llame a su padre churri.

Yo tenía una amiga que le puso a su perro Idiota.

Y cada vez que le llamaba, su marido se cabreaba.

Churri es un apelativo cariñoso.

Si le llamaran así con mala idea, sería para ofenderse.

Toda la provincia le conoce como Churri.

Es el hombre más querido y respetado de toda la ciudad.

Pues cómo serán los demás. Mamá.

¡Vais a conocer a Churri! ¡Qué emoción!

¿Me da tiempo a operarme el pecho?

Me voy a la terraza.

El olor a tierra mojada me despeja la cabeza.

Un día se nos pondrá bien.

¿Quieres que te lleve un café? No, quiero pensar.

¿Eso qué tiene que ver con el café?

Mientras piensas ¿puedes quitar hierbajos y podar las plantas?

Claro, si me encanta. Mamá, me dijiste que lo harías tú.

No, te dije que me ocuparía y eso he hecho.

¡Doroti, Sofía, venid! ¡Mirad!

¡Un desastre! ¿Qué pasa? ¿A ver?

¡La que se ha armado aquí!

¡Qué barbaridad!

Ha sido la tormenta. No había visto nunca esta palmera.

Porque estaba en el jardín del vecino.

Buenos días. Hola.

Qué mala suerte, ¿no? ¿Os ha hecho mucho destrozo?

No los que hubiéramos deseado. ¿Cómo dice?

Si hubiera estado ahí el marido de esta.

¿Y a ti?

Prácticamente nada. Me ha tirado un poco de brezo

y el muro de separación.

Qué suerte, si el viento llega a soplar del otro lado,

te destroza tu salón.

Pues sí, la verdad es que podría haber sido así,

pero no ha sido así.

Pues qué gracia porque esta palmera es tuya.

¿Cómo mía?

Si no la has pagado es tu problema, pero ha estado siempre en tu jardín.

¿Cómo lo sabe si se acaba de mudar? ¡Me mudo todos los días!

Y esta birria ha caído de tu jardín. Pues a mí me gusta.

¿No callarás? Pues siento comunicaros

que este árbol ha destrozado mi cuadro eléctrico, mi barbacoa

y el muro de separación.

Vosotras sois las responsables de todos los daños.

No os preocupéis, que esta palmera se replanta.

¡Cielo santo! ¡Mi palmera os ha destrozado el jardín!

-No salgas sin lentillas. -¡Si yo no uso lentillas!

-¿No ves que este árbol es suyo? -¿Se lo has vendido?

Si está en precio...

¿Ves como lo de Rosa no es un caso único?

Pedro, antes de que mi madre se cabree y yo llame a la policía,

¿por qué no pagamos la grúa entre los dos y zanjamos el asunto?

(RIENDO) ¡Ni de coña!

Esto está en vuestra propiedad, por lo tanto es vuestro.

Ya os pasaré las facturas.

Pásalas, porque tenemos seguro. No hay más que hablar.

Pagarán hasta la ortodoncia de Mari Pili.

¡Un paso más y mi maldición te perseguirá el resto de tu vida!

(RÍE) ¡Mira cómo tiemblo! La canija se cree bruja.

Pili no sé cómo aguantas a este machista.

No trabajará y no le queda otro remedio.

-¿Eres vidente? No, soy psicóloga.

Y también recibo en casa.

Yo sí que tengo poderes y te voy a apañar el cuerpo.

Que te dé un dolor de vientre que te haga correr

y si te paras revientas.

-Vámonos, se van a enterar.

¡No tendrás paz hasta que no quites la palmera!

¿Por qué haces todas esas tonterías? Le tenía casi convencido.

¿Tonterías? ¿Cómo crees que España ganó el mundial?

¿Metías los goles con la mente? No.

Maldecía a los contrarios. Me quedé hecha polvo.

Sí, de la cabeza. A ver cómo termina todo esto. Mamá.

Sofía, he preparado un zumo de kiwi con leche de soja y omega 3.

Cuando me quiera purgar, tomaré aceite de ricino.

Es antioxidante y rejuvenece. ¡Y es muy bueno para el cerebro!

¿Por qué no te lo has tomado antes?

Hola.

Vengo del ayuntamiento y me han dado un plano

y con mi móvil han sacado una foto y el zoom demuestra

que el árbol está en la parcela del vecino.

El zoom y que no puede aparecer un árbol caído así en el jardín.

Fiaros más de mi maldición.

Confiamos más en ti que eres nuestra maldición.

¡Eh!

¿Qué os parezco?

Una pilingui del siglo pasado. ¡Mamá!

Que no pregunte. ¡Estás incalculable!

Con un vestido así, papá me llevó al baile de Navidad en Viena.

¡Y le encanta! (RÍE)

Timbre ¡Ay! ¡Debe ser mi churri!

¡Por favor! No olvidéis que papá viene de una familia de sangre azul.

Eso es hemofilia.

Solo se contagia por vía sexual a la segunda generación.

Timbre ¿Abres o prefieres que se vaya?Ya voy yo.

¡No! Está chapado a la antigua. Por favor, no le escandalicéis.

Rosa, no hables. Vale.

Doroti, no te despelotes. Del resto me encargo yo.

¡Churri!

-¿Dónde está esa vieja?

Si te refieres a tu madre criando malvas con el cogote,

se fue por no aguantarte.

¿Quieres tomar algo? Dale un tranquilizante.

¿Qué pasa?

Esta bruja me ha pinchado dos ruedas de mi coche.

Dios me libre. (FLOJO) Satanás ha vuelto de vacaciones.

¡Si la veo cerca de mi casa, la denuncio!

Si mi madre no tiene fuerza ni para pinchar un globo.

Pero sí mi mal de ojo. Te lo advertí.

(GRITANDO) ¡Yo también te lo advierto!

En cuanto al árbol, es tu responsabilidad. ¡Mira!

¡Jas, jas jas!

Vais a tragar árbol hasta que tu madre me compre dos ruedas.

Y tú vas a quitar la palmera. ¡No me da la gana!

¡Avisa a la policía!

¡No necesitamos a la policía para defendernos!

¡Somos cuatro contra uno!

Mírale, con el rabo entre las piernas.

¡Muy mujeres! Hay gente que no tiene educación.

Menos mal que mi padre no estaba. ¿Le hubiera pegado?

Timbre No, me hubiera desheredado.

¡Ahí vuelve el matón! Se va a enterar ese bestia.

¡Oye, tú, cafre!

-CHURRI: En mi tierra

a la gente se le recibe con un "¿Qué tal?"

o "¡Cuánto tiempo!"...

¡Mi churri! ¡Mi pequeña!

Tu sonrisa ilumina mi vida.

Y la alegría de tus ojos me compensa de cualquier tristeza.

Esto lo cuelgo en Internet.

Perdone, es que hay hombres bastante bestias y creí que usted era uno.

La dejó su marido y no lo ha superado. Es Doroti.

Ven, te voy a presentar a mis otras amigas.

Rosa.

Y... No, no me lo digas.

Ojos de sabiduría que encierran la experiencia sedimentada

de quien ha sufrido dos guerras, grandes desengaños,

pero que ha sabido compensar con la esencia de los buenos momentos

una vida sembrada de amargura y vacío.

Si le hubiera entendido le daba una bofetada.

No se lo tenga en cuenta, hace mal las digestiones.

Rosa, ¿nunca le ha dicho nadie

que es idéntica a Aba Gardner en "La condesa descalza"?

¡Qué ilusión! Me está adulando, ¿eh?

Por supuesto, si ni siquiera te ha visto los pies.

Cuánto me alegro de que vivas con gente tan... peculiar.

Y yo me alegro mucho de que hayas venido.

Pero siéntate. Tengo el coñac que te gusta.

Me quitaron la vesícula, ¿recuerdas?

No puedo quedarme, tengo mil cosas que hacer.

Te tengo preparada una sorpresa que te va a fascinar.

Le van a quitar el hígado y espera un transplante.

Sabes que no soporto esperar.

¿Cuál es la sorpresa? ¿Qué me compraste?

Preferiría habértelo dicho esta noche, pero si insistes.

¿Es que ha insistido?

Con la edad que tiene, temerá no llegar a mañana.

He alquilado el salón de banquetes de tu hotel.

¿Te casas? No, doy un recital.

¿De qué? De canciones.

Me he hecho cantautor. ¡Esa era la gran sorpresa!

He conseguido llenar el local de invitados.

Eres muy popular en esta zona.

¿Solo habrá hombres?

Pero ¿qué dices? ¡Si tú no has cantado en tu vida!

¿Has oído hablar de las vocaciones tardías?

Dependiendo de la edad, puede ser demencia senil.

¡Bingo! Y ahora te dejo.

Tengo que ensayar y estoy un poco nervioso.

Déjame la llave bajo el felpudo.

Pero ¿papá?

TODAS: (RÍEN)

No puedo creerlo.

¡Mi padre da un concierto!

¡Genial, entraremos gratis!

Canta como si a una rata le pisaran el rabo.

¡Tengo que llamar a mis hermanas!

¿Son profesoras de canto? No llegarán, el concierto es mañana.

¿Qué te importa cómo canta?

Lo hace en mi hotel. ¡Me moriré de vergüenza!

Habla con él y que cante aquí para nosotras.

De cantar nada.

Tienes razón, hablaré con él.

Tiene que existir un motivo para que a su edad

venga a cantar al lugar donde trabaja su hija.

A lo mejor quiere que te echen.

¿Por qué me tiene que pasar a mí?

Ya me estoy imaginando el cartel.

"Para Blanca y sus amantes: Churri y sus rumberos".

(RÍE)

Perdona, hija, ¿te he despertado?

¿Por qué no estás en tu cuarto? Te estaba esperando.

Debe ser el destino. Estoy componiendo una canción

y no sé si debo estrenarla mañana o no.

¿Componiendo? Sí, letra y música.

Soy un cantautor.

Mi estilo está entre Serrat, Víctor Manuel, Sabina

y toque de Los del Río.

Vaya.

Solo te falta Plácido Domingo, El Cigala y Lady Gaga

para que puedas hacer un Rock in Rio tú solito.

No me gusta ese tono. Será porque yo no soy cantautora.

No te entiendo.

Yo siempre te he admirado. Eres un ejemplo en mi vida.

Pero ahora de repente esa pasión por la canción

me sorprende y me preocupa.

Pero, ¿por qué? Yo soy feliz cantando.

Escucha.

(DESAFINANDO) Yo soy un cantautor maduro y soñador.

Y soy como Don Juan, amante del amor.

Yo estoy como un chaval y no es ningún farol.

Pues solo tengo mal lo del colesterol.

A pesar de mi edad y de que peino canas,

de darle al tracatrá yo siempre tengo ganas.

Y cuando un buen pibón veo que se me resiste

le canto una canción o le cuento algún chiste.

Papá, no quiero desilusionarte,

pero tampoco quiero que hagas el ridículo.

¿El ridículo?

Canta en tu casa todo lo que quieras.

O aquí, a mis amigas no les importará.

No has entendido nada. Yo soy un profesional.

Pero ¿qué te pasa?

Papá, cantas fatal.

Esta letra es patética y tú eres un anciano.

¿Cómo puedes hablarle así a tu padre?

Por eso, porque eres mi padre y te quiero

no quiero que te pongas en evidencia y que se rían de ti.

Quédate con nosotras.

Disfruta de nuestra compañía y de tu guitarra un tiempo

y cuando vuelvas a tu casa ya verás como encuentras

miles de motivos para llenar tu tiempo.

No tengo casa.

¿Cómo?

La vendí.

La vendí para grabar mi disco, montar mi grupo

y comprarme la mejor caravana de rockero.

¿Has vendido la casa familiar?

Y en muy buen precio.

Tú no eres un rockero.

¡Tú eres un chalado que estás para que te encierren!

No quiero ni pararme a pensar por qué me insultas.

Solo espero que ninguno de tus hijos

haga contigo lo que tú has hecho conmigo.

Siento mucho que haya asistido a este terrible momento.

Buenas noches, señoras.

Cuando me cantaba la canción, no le reconocía.

Era como si toda su personalidad se esfumara en un segundo.

Todos pensamos que nuestros padres son los mejores.

Di lo contrario y te tragas la fabada de ayer.

Ya me la comí esta tarde.

Yo sé que los padres envejecen

se vuelven dependientes y vulnerables, pero...

Nunca pensé que mi padre perdiera la cabeza.

No sé cómo hacerlo, pero le tengo que ayudar.

Lo necesita.

Sofía, ¿no te animas? Será divertido ver tocar a Churri.

Quizá para ti que no tienes claro lo que es divertido.

Timbre ¡Ay!

Nuestros queridos vecinos.

-¿Y la bruja?

-No la llames así o te estrangulará otra hemorroide.

No les puedo ofrecer nada, vamos al concierto de mi padre.

-Tú ganas.

Pero te ruego que me quites la maldición.

¿Ya te has caído del guindo?

(LLORANDO) He perdido los palos de golf.

Me han robado el reloj de oro, la tele se estropeó,

no como, no duermo, no...

Y no te puedes sentar. Además.

Por favor, quítame el mal de ojo. Quita tú el árbol.

Mañana mismo viene una grúa a recogerlo.

De acuerdo.

(TOSE)

¿Eso quiere decir que ya estoy liberado?

Eso quiere decir que he cenado pimientos rellenos.

¡Chis!

¡Chis! ¡Chis! Ahora ya está.

Muchas gracias. Vámonos, cariño.

-Espérame fuera, voy en seguida.

PILI: Perdón (RÍE).

Solo quería decirles que Pedro se ha comportado como un salvaje.

Yo le he hecho esas cosas.

¿Has sido tú la de la tele, los palos de golf y lo demás?

No, lo de la hemorroide le ha venido solo.

¿Entonces no hubo tal maldición? ¿Y la hemorroide qué?

Es un buen hombre, solo un poco burro.

Si no fuera bueno en la cama, me hubiera ido hace años.

-Cariño, te estoy esperando.

-Ya iba. ¿Qué tal si te disculpas?

-Sí... Bueno.

Si puedo mejorar las relaciones, no tienen más que decírmelo.

Pues mira, ya que lo dices sí. Hay una cosita...

Cuando salgas a recoger el periódico en bata por la mañana,

¿Sí? Ponte calzoncillos.

¿No iba a ser en uno de los salones de tu hotel?

Sí, pero después de la discusión lo cambió por este sitio.

No quería disgustarme.

Traer un cantautor a un tablao es como llevar un cerdo a la ópera.

No lo decía por tu padre.

Alboroto

¿Y ese griterío?

Es que hay un toro mecánico allí dentro.

Y ¿para qué?

Para presentárselo a una vaca mecánica.

Qué cosas dices.

Oiga, teníamos una reserva para el concierto de Sebastián Deveró.

-Llegan ustedes tarde. ¿No era a las 22:00?

Se adelantó media hora.

Fue debut y despedida, el viejo no duró dos temas.

¿Se puso malo? No, era muy malo.

La gente empezó a abuchear.

¿De eso hace mucho?

15 minutos, estará en el camerino.

¿Por dónde se va al camerino?

El tablao a la derecha. Gracias.

Corre antes de que se vaya, te esperamos aquí.

Si necesita ayuda psicológica aquí estoy.

Gracias, amigas.

Menos mal que estoy aquí. Sí.

Llaman a la puerta -¿Sí?

Papá. ¡Hija!

Pero ¿qué haces aquí? Vinimos a verte.

Pues que pena que os lo hayáis perdido.

Adelantamos la hora. No sabes qué éxito.

Lo sé, lo sé.

¡La gente me pedía otra y otra y otra!

Sé lo que ha ocurrido.

Un camarero me lo ha contado. Vaya.

Es normal, ¿qué pinta un cantautor en un tablao?

Lo siento mucho. No te preocupes.

¿A quién se le ocurre empezar con un popurrí de Manolo Escobar?

Yo no puedo salirme de mi estilo.

Papá me hace mucho daño oírte hablar así.

Pero ¿por qué?

No tienes estilo, no eres artista.

Simplemente tienes una ilusión que el público no comparte.

Por favor, no te engañes más. Esto es una locura.

Mira, hija. Siéntate un momento.

Desde que era un crío, me gustaban los retos.

El más difícil todavía.

La ilusión que has puesto para ser cantante lo demuestra.

Sabes que adoro la música. Sí.

Mi primer concierto fue contigo, me llevaste a los ocho años.

Sé perfectamente que soy malísimo como cantante y compositor.

No hace falta que seas tan duro. Es que no lo soy.

Canto fatal. ¡Sí!

¿Y a quién le importa? Sobre todo si llena mi vida.

He sido estúpida, egoísta e insensible.

No. Solo te pilló desprevenida.

Eso también.

Pero es injusto.

Tú siempre estuviste a mi lado. Y yo voy a estar al tuyo.

¿Me perdonas?

¿Cómo no voy a perdonar a mi hija favorita?

Y bien mirado, en Sabina, lo importante son las letras.

Le pediremos que escriba algunas para mí.

¡Estupendo!

Te acompaño con tus amigas. Bien.

Deja de hablar por teléfono, perderé la vez en la peluquería.

Ni que fueras al mercado. Allí llegas, te cogen y punto.

Te equivocas. La última vez, me metieron en el secador viejo

y me quemaron hasta las ideas.

La van a volver loca con lo de las entradas.

Qué antiguas, se sacan por Internet.

Lo hemos intentado, pero está todo vendido.

Llevo años queriendo ver a Julio Iglesias

y no voy a colgar hasta que consiga las entradas.

Si os llevé a Gloria y a ti a oírle cantar en la plaza de toros.

¿Y conseguiste las entradas? No. Me abrí paso a tiros.

¡Cuenta lo que pasó!

Cuando sonó la música de Gwendoline, de repente...

¡Coño, si no me acuerdo! Pues yo sí.

Perdió el conocimiento.

Me pasé la noche intentando recuperarla en los toriles.

Mentira. Y diez años después...

¿Tardé diez años en recuperarme?

No, Alberto me quiso regalar unas entradas para mi cumpleaños

y solo daba un concierto. ¿Ya cantaba el hijo?

El padre, el hijo y el Espíritu Santo. Hace dos años.

¡Vámonos ya!

¿Y cómo fue? Fantástico.

Alberto me había dejado 15 días antes por la azafata

y las entradas se las regaló a su madre.

Chicas, os traigo una mala noticia.

Dásela a esta que tiene más aguante. Amar es compartir.

¿Qué ha pasado?

Sabéis que estoy haciendo un curso de turismo y dirección hotelera.

Te faltaban dos asignaturas.

He suspendido psicología y trato al cliente.

No sabrán de tu experiencia con los tíos.

Con la psicología te ayudo yo. Con los clientes ya se arregla ella.

No me darán el título si no lo apruebo todo.

¿Y si no apruebas?

Que no me dan el ascenso en el hotel.

Supone categoría, bonos y un montón de cosas más.

¿No puedes volver a presentarte?

No es una carrera universitaria, son cursos de ascenso.

Pero lo habías aprobado todo.

Porque tenía que ver con la creatividad.

Es que lo mío es el arte, y los artistas.

Y los taxistas, los carpinteros, los futbolistas, etc.

¡Mamá! ¿Sí? Sí, sigo aquí.

Quiero cuatro entradas para el concierto de Julio Iglesias.

Yo creo que no voy a ir. Estoy muy angustiada.

¿Cómo dice?

Me han pasado a 24 contestadores automáticos con voces de estreñidos,

¿y me dice que están agotadas?

Pues la factura del teléfono me la va a pagar usted.

¿Cómo dice? ¡Váyase a hacer puñetas!

Teniendo en cuenta que la vida de Doroti es casi vegetativa,

no ir al concierto le puede provocar lesiones cerebrales.

Hay que evitarlo no vaya a terminar como tú.

¿En los hoteles no dejan entradas para los clientes?

Cómo no se me había ocurrido.

¿Nos vas a regalar un CD?

No. Es que la madre de la tía de una hermana de una compañera

de una amiga que trabaja en un locutorio para inmigrantes

hizo amistad con un policía que la iba a deportar

por contrabando de bicicletas.

Esta te va a distraer hasta que Julio se haya retirado.

No. Es que la hermana del policía trabaja en una empresa de limpieza

y ha sido destinada en una televisión.

Seguro que nos da entradas. Y en la zona VIP.

¿Cuál de esas 20 personas nos va a conseguir las entradas?

Mi amiga me ha dicho que tiene seis entradas porque su padre está malo.

¿Tienes acceso a seis entradas?

Acceso sí. Lo que no tengo es el teléfono.

Rosa, ¿entonces por qué ilusionas a Doroti?

Porque tengo el correo electrónico

de la madre de la hermana de la tía de la compañera de mi amiga.

A ver si nos contesta antes de la próxima glaciación.

Es que sois muy negativas, ¿eh?

Es que el concierto es el sábado.

Hay que saber esperar.

Una vez me salió un orzuelo que no me dejaba ver.

Es lo que suele ocurrir.

Fui al médico y me dijo que me duraría un mes.

No lo podía consentir, que tenía una cita.

¿Y qué hiciste? ¿Te sacaste el ojo? Supe esperar.

Todos los días me imaginaba que el orzuelo se volvía pequeñito.

Y a los 30 días había desaparecido.

Om...

Om...

Mamá, ¿te pasa algo?

No, me estoy concentrando a ver si Rosa se hace pequeñita

como el orzuelo y desaparece.

No hay manera, me he pateado toda la ciudad.

Solo me queda ir una hora antes y pagar el doble a la reventa.

No puedes hacer eso, ¡es ilegal!

Más lo es robar fruta en el mercado y tú eres una experta.

¿Yo? Sí.

Eso es nuevo.

No sabes cómo se le dan las uvas, parece una urraca.

¡Por eso! Las tengo que probar.

Una uva es probar, dos racimos es robar.

¿Soy una delincuente?

No, solo un poco pesada.

Mañana vienes conmigo a por las entradas o te denunció.

Vale.

Conmigo no contéis. Tengo el examen, el ascenso, la psicología

y un cabreo que me voy a poner a romper cosas en cualquier momento.

Esa es una reacción infantil.

Y la tuya de querer buscar entradas para un concierto

como si te fuera en ello la vida, es una soberana gilipollez.

¡Uy! No creo que debáis discutir.

Teniendo en cuenta que las dos estáis desequilibradas

y atravesando una crisis de identidad.

Habló la premio Nobel. ¿Qué está pasando aquí?

Esta que si no tiene un Romeo a la semana, se pone agresiva.

Tienes reacciones de solterona.

Me parece injusto tener que estudiar a mi edad.

Si me suspenden otra vez, pierdo el ascenso.

Y tengo que estudiar, pierdo mi vida.

Manda a hacer puñetas a tu hotel y no nos des más la tabarra.

Pero no le digas eso, ¿y el afán de superación?

¿Y el sentimiento del deber cumplido?

¿Y el aumento de sueldo? A lo mejor así nos baja el alquiler.

Si tienes problemas, ¿por qué no hablas con tu profesor?

Mejor llévatelo al huerto. ¡Mamá!

Depende de la edad, claro.

Estoy perdiendo a mis amigos, no me divierto,

estoy angustiada, encerrada estudiando día y noche.

Y ¿cuándo es eso? Porque desde que vivo aquí,

yo no te he visto más de dos horas en casa.

Me voy al Joy a tomar una copa. ¡Eh!

Yo como profesora que soy, no te lo permito. ¡Siéntate!

Tienes que acabar tus deberes.

Solo de oír la frase me parece ridícula.

"Tienes que acabar tus deberes".

Diles que vas a la biblioteca y vete adonde te dé la gana.

¿No os parece que nos pasamos todo el tiempo

creándonos obligaciones y jorobándonos la vida?

Venga, ¡a comer! Que me habéis abierto el apetito.

Don Francisco. -¿Sí?

Perdone que le interrumpa, soy Blanca Deveró.

La conozco, Blanca, dígame.

Me gustaría hablar con usted pero no quiero molestarle.

Tengo tiempo.

Llevo todas las asignaturas bastante bien,

menos la suya, que se me ha atravesado y...

entre el trabajo, la casa y todo lo demás

pues me está costando mucho.

No, le está costando todo.

Sus parciales se parecen a los de un alumno de primaria

y no creo que le quede tiempo.

Es importantísimo para mí.

Tengo que aprobar, dígame qué hago.

Si no dispone del tiempo...

No, yo echaré el tiempo que sea necesario.

Horas extras, noches sin dormir, lo que sea.

¿Más de lo que ha hecho hasta ahora?

Lo que usted juzgue necesario. Pida usted por esa boca.

Me gusta su actitud Blanca.

Se trata de mi futuro. Y está en sus manos.

Me está echando encima una gran responsabilidad.

Le echo, lo siento muchísimo, pero... le echo.

Me parece muy meritorio que una mujer

guapa, elegante y madura, quiera hacer ese esfuerzo.

Siempre he sido un admirador de la experiencia.

Gracias. (RÍE)

A grandes males, grandes remedios. Aquí tiene mi móvil y el fijo.

Ah, gracias. Va a tener que esforzarse.

Lo haré. Estudiaré todas las horas que usted me diga.

A lo mejor tampoco es necesario tanto estudio a última hora,

sino unas cuantas sesiones en casa que la ayuden a entender...

el meollo de la asignatura.

Ah.

Ya. El meollo.

¡Sofi! ¡Mira lo que te traigo! ¿Qué?

Es un postre especial.

¿Natillas verdes? No.

Es granizado de menta con un poco de gelatina

y un chorrito de soda para darle un punto de gas.

Paténtalo para los que tienen flato. Yo quiero manzana.

¿Te pasa algo?

Llevo 30 años sin catar un hombre y traes menta que es afrodisíaca

y encima con gas. ¡Si eso no es para cabrearse!

¿Quieres que te haga otra cosa?

Sí, callarte. Que me desconcentras.

¿Qué haces? Hoy me toca.

¿El qué? Limpiar mi bolso.

A veces encuentro cosas insospechadas.

¿Y cada cuánto lo limpias?

Cada cuatro años, como las olimpiadas.

¿Y todo ha salido de tu bolso? No, también de las axilas.

Como la máquina de afeitar o el secador.

¿De verdad? Y también de las orejas.

Soy como el camarote de los hermanos Marx.

¡Tómate la gelatina! Qué carácter, ¿eh?

(GRUÑE)

Buenas noches. Hola.

Qué cara de sargento. ¿Encontraste las entradas?

Primero saluda, mamá.

Hola. ¿Conseguiste las entradas, cabezota?

No me enfades que ya vengo calentita.

¿Un postre de menta?

Dile que sí, no sabe a quién encajar ese asco.

Me fui al estadio a preguntar por los reventas.

Y me encontré con un tipejo con unas patillas hasta aquí

y unos pantalones ceñidos marcando paquete

y con una cadena desde el bolsillo de atrás hasta el cinturón.

Si me hubieras traído un tipo así, te hubiera aceptado el postre.

Pero no es digestivo. Y lo tuyo es vomitivo.

Me quería llevar a un callejón para que cerráramos el trato.

La reventa es un delito. Y el callejón un gustito.

Voy a ir al concierto cueste lo que cueste.

Y voy a gritar y a aplaudir como una quinceañera.

Ni un milagro te volvería tan jovencita.

Chicas, vengo hecha polvo.

¡Estoy indignada!

¿Qué ha pasado? Seguí tus consejos.

Me fui a ver al profesor de psicología

y me dijo que la única manera de aprobar era acostándome con él.

¡No! Sí.

¿Qué os parece el tiparraco? Que tiene buen olfato.

Tú vales mucho más que todo eso. ¿Que todo qué?

Que ser un cacho de carne.

Vas a sacar sobresaliente porque nosotras te ayudaremos.

¿Crees que será posible?

Siempre ha creído en los milagros. Yo también.

Y a ese sinvergüenza lo vamos a llevar a los tribunales por acoso.

¿Estáis absolutamente seguras? De la denuncia por supuesto.

Del sobresaliente Dios dirá.

Cuando llegué a este colegio, me ocurrió con el director lo mismo.

Le denuncié, le investigaron y le abrieron un expediente.

Y le echaron.

No exactamente. Me dijeron que le evitara por los pasillos.

Por lo menos sirvió para que otras no pasaran por el mismo trago.

Me has convencido. Iré a ver al rector.

No te arrepentirás.

Rector, ¿tiene dos minutos?

-Sí, sí, pase.

¿Es usted...? Blanca.

Así es. Blanca Deveró. Siéntese, la esperaba.

Me dijeron que era un asunto urgente.

Así es. ¿Y no puede esperar, alma de Dios?

¿Cómo dice? Que si no puede esperar.

Usted mismo juzgará cuando se lo cuente.

Llevo dos días y me he encontrado con un montón de problemas.

Es que este centro es muy grande.

Me matriculé en los cursos

de captación de empresas y dirección orgánica

que la cadena de hoteles para la que trabajo contrató.

Por la edad me imaginaba que no estaba en primaria.

Perdón. Los nervios.

Menos mal, me preocupaba que pudiera ser usted tan imbécil.

Llevo una mañana muy difícil.

Mi madre quería que fuera cura pero yo prefería algo más excitante.

¿De qué se trata? De algo intolerable y escandaloso.

¿No podemos tratarlo la semana que viene?

Estoy con ansiolíticos, mi coche no ha pasado la ITV

y no sé dónde está el servicio.

He sido acosada y chantajeada sexualmente

por el profesor de psicología Francisco Malmierca.

Pero ¿por qué me hace esto?

¡Fue él quien me lo hizo!

Lo siento pero todo esto me supera. Tendremos que hacer algo.

¿Y si le pone de patitas en la calle antes de que yo le denuncie?

Me encantaría ayudarla pero tengo mis limitaciones.

No me cabe la menor duda.

Y quien más las debe sufrir es su mujer.

¿Por qué me agrede?

Es el máximo responsable de esta institución.

¡Y esto es una vergüenza!

Estoy de acuerdo e investigaré su caso con todo el interés.

Tendrá noticias mías.

Pero ¿cómo voy a hacer yo esto?

Hola, Rosa. Qué alegría.

Estaba deseando contároslo.

¡Vas a alucinar con lo mío del rector!

Espera que te cuente.

Iba con mi coche por la M30

y quería escuchar las noticias porque la información es el poder.

Pero estaban dando unas coplas de Concha Piquer.

A mí me gusta más el rock duro pero como estaba llegando la dejé.

Yo vengo de hablar con el rector.

Déjame que termine. Vale.

De repente, una vocecita de ultratumba,

como si un enano santo estuviera en el salpicadero, me dice:

Cambia de estación.

¿Un enano santo?

Yo cambié sin dudarlo. Caigo en un concurso.

Esperaban la llamada n 12.

Yo nerviosa, acelerada, asustada

porque si me ven conduciendo y hablando, me quitan puntos.

¡Incluso el carnet!

O te estrellas contra la mediana, como siempre.

Pero eso no pasó. El 12 es mi número de la suerte.

Además del 9, el 13, el 56 y el 82.

Descuelgan y coincido con la llamada n 12.

Pregunta. ¿Cuál es el animal que vive en Gibraltar

que tiene la cola larga, que no es la cacatúa

y que no habla inglés?

¡El mono!

Y ¡guau! oigo un griterío, ¡había ganado!

¿Y cuál era el premio? ¡Tres entradas para Julio Iglesias!

Rosa, por favor, ¿quieres prestarme atención?

¡Es algo muy importante!

Perdóname,

es que estoy tan entusiasmada que me rebosa.

Pero quiero que me escuches.

He ido a hablar con el rector y no sabes...

¡Chicas! He conseguido tres entradas para el concierto.

Espera, que Blanqui...

No empieces, que no llegamos al concierto.

Es que he ido a ver al rector...

Esta mañana he vuelto al estadio.

Y me encontré con un chavalín

que le estaba vendiendo tres entradas a una señora.

Le dije lo importante que era para mí ver a Julio Iglesias

y me las cedió sin rechistar.

¿Tan fácil? Pues sí.

¿Solo por eso?

Le dije que quedaban tres semanas de vida.

Doroti, eso es una... Una nada.

Seguramente Julio Iglesias no va a volver a España.

Ahora se va a dedicar a la cría del niño.

¡Yo también he conseguido tres entradas!

Iba por la M30... ¡Alto!

Deja que se lo cuente yo.

Iba conduciendo con rock duro, la acompañaba Concha Piquer,

oyó una voz que le decía: "Llama" y llamó.

Como por milagro 1, 2, 3, le dieron las entradas.

¿Ves? Así se simplifica una historia.

Doroti, Blanca nos quería contar lo del rector.

¡Y no hacemos más que ignorarla!

Perdona, no sabía nada pero nos interesa muchísimo.

Pues ahora no me da la gana.

Que lo tuyo es más importante que un concierto.

¡Qué no! No nos tengas así, mujer.

Está bien.

Pedí hora para ver al rector.

Cuando llegué, estaba hablando por teléfono.

Fanfarrona. ¿Vamos al concierto o nos quedamos haciendo calceta?

Iremos. ¡Tres entradas de la fila 26!

Fila ocho centro.

Hasta nos puede salpicar su sudor.

¿Cómo las has conseguido?

Llamé a Julito, ya os dije que una tiene amigos.

¿Conoces a Julio Iglesias? Julito el piernas, es el pescadero.

Un chaval que se ha establecido por su cuenta.

¿El pescadero de Julio Iglesias? El de cualquiera que le pague.

¿Qué tiene que ver con Julio Iglesias?

Nada. Pero su mujer es una colombiana guapísima

que le hace los coros a Julio.

Se casaron en Marbella. ¡Se conocieron en la última gira!

¡Sois unas pardillas!

¿Qué hacemos con nueve entradas?

Nos vamos una hora antes y las revendemos en el estadio.

¿Y si no nos las compran? Decís que estáis embarazadas.

Que sois madres solteras. Y a lo mejor os adoptan.

Y mientras, ¡os vais un poquito a la mierda!

El rector. Blanca, nos interesa muchísimo.

Lo habíamos dejado para el final por ser lo más importante.

¡Llevo media hora intentando explicar algo trascendental!

Y vosotras, ¡dale que te pego con la mierda del concierto!

¡Coño!

A ver Blanqui, ¿qué te dijo el presidente?

¿No era el rector? No lo sé, no estaba allí.

No os necesito ni a él ni a vosotras.

Y de los otros cerdos, ya me vengaré a mi manera.

Si te podemos ayudar en algo... Tú mejor sal de la cocina.

Porque me voy a poner dos bolas de helado con barquillo.

No sea que te escandalices viendo cómo me las como.

Fuera.

Espera, Rosa. Dime, ¿qué fila tienes tú?

Tengo la nueve. ¿La nueve?

-¡Tiempo! Bolígrafos en alto.

No ha parado de escribir.

Eso ocurre cuando se está inspirada.

Quiero agradecerle su detalle de examinarme a mí sola.

Lo suelo hacer en ocasiones especiales.

Mi obligación es ayudar a los alumnos hasta el final.

Espero no decepcionarle.

Ya va siendo hora de que nos tuteemos.

Pues no voy a poder.

El usted aleja y no creo que sea una buena estrategia

si se pretenden compartir momentos, exámenes y... sensaciones.

La única sensación que tengo

es la de que he hecho un examen estupendo

y me va a tener que dar un sobresaliente.

Eso lo tendré que decidir yo cuando lo lea.

Por supuesto.

Valoro tu coraje, pero no creo en los milagros.

No tenías ni idea hace 72 horas.

Puede, pero su insinuación

de cambiarme mi aprobado por un revolcón me dio tanto asco

que me puse a estudiar como una loca.

La psicología requiere un nivel intelectual

No solo es estudio.

Y mi dignidad de mujer es una filosofía de vida.

Al imaginarlo babeando en calzoncillos,

desarrollé una inteligencia que jamás imaginé que tenía.

Aquí está la prueba.

¿Y si no lo leo y te suspendo? Lo leerá, claro que lo leerá.

¿Por qué estás tan segura? Intuición femenina.

(GIME)

En el hospital va a tener mucho tiempo libre.

Recuerde, un sobresaliente y si no, impugnaré su nota.

Y volveré a visitarle en el hospital.

Menos mal que habéis llegado. ¡Me teníais histérica!

He estado a punto de llamar a la policía.

Estábamos con ellos. ¿En el concierto?

Sí. Los policías le tocaban a Julio la bandurria y yo la zambomba.

¿Alguien me va a explicar qué ha pasado?

No hay nada que contar.

Mi hija le revendió las entradas a dos policías de paisano.

Cuando no se reflexiona es lo que tiene.

¡Qué vergüenza, Dios mío!

Tampoco hay que exagerar.

Da gracias a que fingí un ataque al corazón.

Si no, duermes entre rejas. Pensé que perdía mi reputación.

¡Pensé que ibas a decir tu virginidad!

Siempre estás pensando en lo mismo.

(FINGE UNA RISA)

¿Nadie me va a preguntar por mi examen?

¿Qué tal con tu profesor?

El examen, sobresaliente. Quien quiere puede.

Y el rodillazo matrícula de honor. ¡Esto hay que celebrarlo!

¡Sí! ¡Voy a por champán!

No he podido resistir la tentación.

Me pone de los nervios.

¿Tenéis algo para la cabeza? Un gorro, unos rulos, unos cuernos.

Es increíble.

-¿No puede hablar más claro?

¿Y el dinero para el taxi y los boys?

¿Qué boys? A los que voy a ir después.

Animaos, cacatúas, que así os pondréis buenas antes.

Pues hazlo tú.

Lo mejor será no hablarte más.

(LLORA) ¡Sí!

Que se puso furiosa. ¿Ah, sí?

¡Ya está bien!

La niña del exorcista. Te mereces un premio.

Sin dentadura se canta mejor flamenco.

Exagera. ¿Qué opináis?

Una guarra redomada. ¿Y tú?

El destino que nos ha reunido en esta casa maravillosa.

Es un presidio.

Rezaré a mi abuela para que te perdone.

¡Conduzco yo!

Las chicas de oro - Capítulo 10

15 nov 2010

El padre de Blanca es un hombre peculiar, que lleva ya unos cuantos años viudo y solo. Cuando se entera con estupor de que se ha hecho cantautor y está dispuesto incluso a cantar en público, a Blanca le invade la preocupación de que su padre pueda acabar haciendo el ridículo. Doroti está empeñada en asistir al concierto que va a dar Julio Iglesias y las tres amigas se ponen manos a la obra para conseguir las entradas como sea. Blanca hace un cursillo de turismo y dirección de hostelería con objeto de conseguir un ascenso en el hotel donde trabaja. Y llevaría el curso de maravilla si no fuera por alguna asignatura que se le atraganta debido a que tiene problemas con el profesor que la imparte.

ver más sobre "Las chicas de oro - Capítulo 10" ver menos sobre "Las chicas de oro - Capítulo 10"
Clips

Los últimos 48 programas de Las chicas de oro

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • Capítulo 9 Completo 53:41 19% 30 ago 2013
    Capítulo 9 30 ago 2013 "Mala pata". Las tres amigas están preparando un número de baile para participar en un festival benéfico, cuando Doroti se hace un esguince de tobillo que va a impedir su participación en el espectáculo. Cuando e...
  • Capítulo 8 Completo 53:49 15% 23 ago 2013
    Capítulo 8 23 ago 2013 Blanca se siente feliz porque ha conocido al que considera el verdadero y definitivo hombre de su vida. Gloria, la hermana de Doroti, viene a pasar unos días con ella y su madre. Gloria tiene una posición económi...
  • Capítulo 7 Completo 51:45 14% 16 ago 2013
    Capítulo 7 16 ago 2013 "Un pequeño idilio" y "Las mentiras peligrosas".  Rosa ha empezado a salir con un compañero de trabajo, que es psiquiatra, y con el que se entiende muy bien. Pero cuando Blanca le invita a venir a casa para ...
  • Capítulo 6 Completo 1:01:08 12% 16 ago 2013
    Capítulo 6 16 ago 2013 "Fácil y agradable" y "Un lecho de rosas". Lucía, la sobrina de Blanca, viene a pasar con ella una temporada. Siempre se han entendido ambas de maravilla, pero el hecho de que la muchacha disfrute tanto gustando ...
  • Capítulo 5 Completo 57:48 13% 09 ago 2013
    Capítulo 5 09 ago 2013 Recordando los tiempos en que iban a jugar a la bolera, Doroti, Blanca, Rosa y Sofía deciden organizar entre las cuatro un Torneo de bolos. Los conflictos comienzan cuando se trata de determinar cuál de ellas for...
  • Capítulo 4 Completo 54:15 13% 02 ago 2013
    Capítulo 4 02 ago 2013 ROSA LA INOCENTE        Blanca liga con dos hermanos y le pide a Rosa que les acompañe para ser dos parejas. Ésta acepta salir de mala gana, pero al final es la única que se divierte esa noche...
  • Capítulo 3 Completo 1:00:06 12% 26 jul 2013
    Capítulo 3 26 jul 2013 La hija de Blanca está pasando una crisis en su matrimonio y decide hacer un viaje con su marido. Lo malo es que, para poder irse ellos dos solos, han de dejar a Toño, su hijo adolescente, con su abuela Blanca du...
  • Capítulo 2 Completo 57:43 17% 19 jul 2013
    Capítulo 2 19 jul 2013 La madre de Rosa viene a pasar unos días con su hija y eso va a provocar ciertos problemas en la casa, especialmente en lo que a su hija respecta. Blanca conoce a un profesor de aerobic, que se interesa por ella ...
  • Capítulo 1 Completo 55:08 17% 12 jul 2013
    Capítulo 1 12 jul 2013 Al volver a casa por la noche tras asistir a un concierto, Sofia, Doroti, Blanca y Rosa descubren que han entrado ladrones, e intentan resolver  la inseguridad que esto les produce.Histórico de emisiones:13/...
  • Capítulo 13 Completo 49:39 51% 06 dic 2010
    Capítulo 13 06 dic 2010 Cuando Doroti y Rosa se enteran de que Blanca se va a casar, su reacción no es precisamente de alegría sino de preocupación, pues ello significa que han de abandonar la casa de su amiga, y no tienen dónde ir. Ent...
  • Avance del capítulo 13 Avance 1:01 49% 30 nov 2010
    Avance del capítulo 13 30 nov 2010 Cuando Doroti y Rosa se enteran de que Blanca se va a casar, su reacción no es precisamente de alegría sino de preocupación, pues ello significa que han que abandonar la casa de su amiga, y no tienen dónde ir.Ent...
  • Capítulo 12 Completo 58:04 50% 29 nov 2010
    Capítulo 12 29 nov 2010 Alberto, el ex marido de Doroti, lo ha perdido todo, y vuelve al lado de su ex, buscando apoyo y consuelo a su desgracia. Pero cuando dicho consuelo lo encuentra en Blanca, Doroti se enfada muchísimo con su amiga...
  • Capítulo 11 Completo 53:45 49% 22 nov 2010
    Capítulo 11 22 nov 2010 Doroti, Blanca, Rosa y Sofía se muestran muy ilusionadas con asistir a una cena de gala, en la que se va a proclamar a la ganadora del premio a la mujer más solidaria de su comunidad. Cuando las cuatro se dispone...
  • Avance del capítulo 12 Avance 1:06 48% 22 nov 2010
    Avance del capítulo 12 22 nov 2010 Alberto, el ex marido de Doroti, lo ha perdido todo, y vuelve al lado de su ex, buscando apoyo y consuelo a su desgracia. Pero cuando dicho consuelo lo encuentra en Blanca, Doroti se enfada muchísimo c...
  • Avance del capítulo 11 Avance 00:53 48% 16 nov 2010
    Avance del capítulo 11 16 nov 2010 Doroti, Blanca, Rosa y Sofía se muestran muy ilusionadas con asistir a una cena de gala, en la que se va a proclamar a la ganadora del premio a la mujer más solidaria de su comunidad. Cuando las cuatro se dispone...
  • Capítulo 10 Completo 50:20 49% 15 nov 2010
    Capítulo 10 15 nov 2010 El padre de Blanca es un hombre peculiar, que lleva ya unos cuantos años viudo y solo. Cuando se entera con estupor de que se ha hecho cantautor y está dispuesto incluso a cantar en público, a Blanca le invade la...
  • Avance del capítulo 10 Avance 1:11 48% 10 nov 2010
    Avance del capítulo 10 10 nov 2010 El padre de Blanca es un hombre peculiar, que lleva ya unos cuantos años viudo y solo. Cuando se entera con estupor de que se ha hecho cantautor y está dispuesto incluso a cantar en público, a Blanca le invade la...
  • Capítulo 9 Completo 53:45 49% 08 nov 2010
    Capítulo 9 08 nov 2010 "Mala pata". Las tres amigas están preparando un número de baile para participar en un festival benéfico, cuando Doroti se hace un esguince de tobillo que va a impedir su participación en el espectáculo. Cuando e...
  • Avance del capítulo 9 Avance 00:46 48% 02 nov 2010
    Avance del capítulo 9 02 nov 2010 Las tres amigas están preparando un número de baile para participar en un festival benéfico, cuando Doroti se hace un esguince de tobillo que va a impedir su participación en el espectáculo. Cuando el médico la d...
  • Avance del capítulo 8 Avance 1:03 48% 26 oct 2010
    Avance del capítulo 8 26 oct 2010 Blanca se siente feliz porque ha conocido al que considera el verdadero y definitivo hombre de su vida. Pero cuando se entera de que tiene dos hijos de corta edad, su decisión de emprender una nueva vida con él s...

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos