www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
1945106
No recomendado para menores de 7 años  Las chicas de oro - Capítulo 2: Blanca y el hombre joven. La visita de Alberto - La madre de Rosa viene a pasar unos días con su hija y eso va a provocar ciertos problemas en la casa - Ver ahora
Transcripción completa

Las chicas de oro.

¿Mamá, qué hace con esa comida? Estoy haciendo acopio.

Me la llevo a mi cuarto, ¿A quién tienes ahí?

Al monstruo de las galletas.

La estoy escondiendo de la madre de Rosa.

¿No será verdad? Seguirá un régimen, seguro.

Toda esa gente me pone histérica, en cuanto te descuidas "visto...

...y no guisto", te quedas sin comida.

(RÍE) ¿Y tú, qué sabes? Siempre es así. Cualquier cosa...

...que esté en su plato se convierte en parte...

...de su dieta y... (ABSORBE FUERTE)

Desaparece. Mamá, por favor, todavía...

...no conoces a esa señora. Me metiste en una residencia,...

...conozco a muchos viejos. ¿Y qué?

Son lunáticos, caprichosos, testarudos, repiten las cosas...

...1000 veces, están de mal humor y se repiten...

...las cosas constantemente, son testarudos, no paran...

...de hablar, están chalados, llenos de caprichos...

...y lo que peor llevo es que repiten las cosas constantemente.

Como tú, ¿de qué te extrañas? ¡Que no soporto a los viejos!

¿Por qué la llamas vieja? Tiene la misma edad que tú.

¿Por qué Rosa ha pedido una silla de ruedas

...en el aeropuerto, una comida especial en el avión y tiene...

...una bombona de oxígeno en el cuarto?

Ella sabrá. O nos viene una marciana o tiene...

...más años que las pirámides. Puede que tenga problemas...

...de movilidad o un poco de diabetes

Que no tenga algo contagioso. Por favor te ruego que te portes...

...bien con ella. La puedo llevar a hacer footing...

...por la mañana y le invito a un tazón de chocolate...

...con churros a ver si revienta.

¡Mamá! Hazlo por Rosa, incluso me gustaría que la llevaras...

...a pasear al parque. Todas trabajamos en esta casa.

Mejor le puedo dar clases puenting.

Y si se rompe la goma, ¡que fatalidad!

¡Mamá!

Mira, deben de ser ellas.

Gracias por traerme, Martin. Te veo el martes en la clase...

...de aeróbic. -Ha sido un placer.

Para mí también.

Hasta el martes. -Bueno... Si no nos vemos antes.

¿Cómo antes?

-Que a lo mejor, si estás libre, podríamos quedar para tomar...

...un café o... Salir a algún sitio.

¿Quieres decir? -Eso, que si quieres...

...que salgamos juntos.

No sé si he oído bien. Lo he oído yo desde aquí.

-Hola. Hola.

(RÍE) Sí...Claro. Es que no me lo esperaba.

-¿Quieres que salgamos a cenar el sábado?

Esta, cena todos los días.

(GRITA) ¡Doroti! Estaba en la cocina pero creo...

...que ha ido al servicio. ¿No crees que te puede necesitar?

¿A mí? ¿En el servicio? No.

-Han abierto un restaurante precioso al final del paseo...

...marítimo, ¿ qué me dices?

Pues que... Ahora mismo no sé muy bien cómo tengo el sábado.

-Te llamo mañana y me cuentas. Vale, llámame mañana. Sí.

-Hasta luego. Chao.

Chao.

Vaya... ¡Qué sorpresas...

...da la vida! ¡Mmm!

¿De dónde ha salido ese Cachas?

Es mi nuevo profe de aeróbic. ¿Te ha invitado a salir?

Ya ves... Le has dicho que eres millonaria.

No, sólo que es sorda. Creo que ha debido ser durante...

...la clase, muevo las caderas de tal forma...

Que a veces no me puedo controlar. Y te has caído.

Todo lo contrario... yo creo que al ver...

...esos movimientos es cuando se ha debido de enamorar.

¿Quién? Martin.

¿Martín? Martin, mamá. Martin.

Que hasta el nombre lo tiene bonito, Martin.

(SUSPIRA) Pero no sé qué hacer. Porque...

Es un poco más joven que yo. Un poco, poquísimo.

Pero tú tranquila que este ya viene destetado.

¿Te ha invitado a cenar? Sí.

Pobre, no debe ganar mucho pero...

El amor es generoso. Y ciego.

Aunque no sé si de permitir que albergue falsas esperanzas.

¡Pero si te ha invitado a cenar no a ser madre de sus hijos!

¡Hala, mamá! ¡Cuidado, eh!

¡Ole, mi niña! -Si no he sido niña desde 1931.

¡Mirad quién ha venido! Es mi mamá.

Estas son mis amigas, Blanca, Doroti y Sofía.

(GRITA) Mucho gusto. ¿Qué tal el viaje?

(GRITA) -Bien un poco largo. ¿Cuál es la sorda?

Ninguna, mamá. Queremos que nos entiendas bien.

-¡Que sandez! Si yo oigo hasta la hierba crecer.

Es verdad, los oídos es lo que mejor funciona.

¡Hala, siéntate y te traigo la merienda.

¿Cuánto tiempo se va a quedar con nosotras, señora Crespo?

Sólo una semana, luego se va mi hermano a Gerona.

¿Desde cuándo te llamas señora Crespo?

¿Le apetece visitar la casa mientras preparan la merienda?

-Sí. No, no, no, ¡qué locura!

¡Después de lo cansada que vendrá del viaje, un esfuerzo así!

(GRITA) Es verdad, el resto de los pabellones ya los veremos...

...durante la semana. -Es que a mí, me gustaría...

Sí, a mi me gustaría... ¡A mí también!

Pero los biorritmos son los biorritmos, mami.

¡Hala, venga! Te llevo la merienda al cuarto...

Y así... -¿Qué?

Para algo soy médica. -¿Tú, desde cuándo?

Debe de hacer mucho que no nos vemos.

(GRITA) Es psicóloga, señora. LA nena es psicóloga.

(SUSURRA) Rosa alucina, mira lo que le ha dicho a su madre.

¿Qué mas da? Si la madre no se entera, es como Rosa pero...

...con 100 años.

-Suelta, ya, leñe. ¡Que nos soy ningún bebé!

Más quisiera la pobre. -Además, no quiero dormir,...

...ya lo haré cuando estire la pata.

Rosa. Rosa, Rosa...

Convéncela que no se muera aquí. No es por nada.

Es que esas cosas gafan un poco. ¡Blanca!

Venga, mamá, ¿qué hay de malo es descansar?

¡Hasta las lagartijas hibernan! ¿Qué tendrá que ver?

¿Por qué le ha dicho eso? Porque será un mal bicho.

(GRITA) ¡Rosa!

¡Rosa! ¿Por qué no dejas a tu madre...

...que se quede aquí con nosotras? No, no, no.

Es mi madre y yo se lo que le conviene.

¡Hale, mami! -¿Y mi maleta?

Te la llevo yo luego. No seas cabezota.

Parece una señora muy agradable. Pues con los meneos...

...que le ha dado su hija si llega a mañana será un milagro.

Yo, al verla así, tan menudita, tan poca cosa...

Con el peli... He tomado una decisión.

¿Te vas a operar otra vez?

No. Me voy a llevar a Martin al huerto.

¿A la vendimia? Más bien a la matanza.

Si le digo que no voy a cenar el sábado, puedo provocarle...

...una depresión. Y eso se te ha ocurrido después...

...de ver lo mayor que es la madre de Rosa.

Porque no vive con ella, si no ya la habría palmado.

Básicamente mi preocupación es que yo creo que Martin...

Es algo menor que yo. Sí, sólo generación y media.

No importa, a lo mejor al muchacho le gusta la arqueología....

Y cuela.

Él aportará su juventud y su pasión, y yo mi clase...

...y mi experiencia. Y yo mi antifaz para dormir...

...para que al chaval no le dé un yuyu en la corta distancia.

Su motivación ha hecho que me sienta como un volcán en erupción.

¡Ay! Ya me siento llena de lava. ¿A ver dónde apuntas con tu nube...

...volcánica? No vayas a colapsar otra vez el espacio aéreo.

Me da mucha pena que no sepáis compartir este momento...

...tan mágico de mi vida.

Pero no voy a renunciar a la felicidad...

... por un tema de calendario.

¿Le querrá sacar la pasta? No, hay hombres a los que les...

...gusta las mujeres mayores como Blanca.

A los geriatras y a los banqueros que quieren...

...que domiciliemos nuestras pensiones.

(TELEVISIÓN) Agárrese la nuca, pies arriba.

Contrayendo abdominal... Y uno, dos, tres y cuatro.

Respira por la nariz y soltarlo por la boca.

Inhala, exhala. Inhala, exhala.

Aprieta, aprieta... ¡Está a punto de salir!

Si es niña, la llamamos Doroti.

No puedo más. Me duelen músculos que no sabía...

...que tenía. A ver si te vas a hacer daño.

No importa. Tengo que tener un cuerpo...

...atractivo y turgente. Él es deportista...

Y cuando me acaricie quiero que se lleve una sorpresa.

A ver si la sorpresa te la vas a llevar tú y resulta que tiene...

...alguna carencia. ¿Por qué dices eso?

Para que te relajes y no te des esa paliza.

¡Si estoy fantástica! Esto me da una especie de morbo...

...y motivación que me ha quitado 10 años de encima.

Genial, ya sólo falta que te quites 20 más para que tengáis...

...algo de qué hablar. Te equivocas, la edad está...

...en la mente y las arterías.

Y las mías son de quinceañera. Pues llévate el carné...

...de identidad no le vayan detener por seducir a una menor.

Estos hombres... En plenitud de facultades...

...con las niñatas se aburren muchísimo.

Ya... ¿Qué tomas?

Pues polen de abejas, aceite de hígado de bacalao,...

...extracto de criadilla de toro de lidia y betacaroteno.

Cada año que pasa, descumplo dos.

Pues como dure mucho tu relación con Martin,...

...elige tú la guardería, no sea que te lleve a una que no te guste.

Deberías animarme y no burlarte de mi esfuerzo.

Y te animo. Pero reflexiona un minuto,...

...si tienes que hacer esa especie de mutación para salir con él,...

...¿qué tipo de relación esperas con él?

Algo pasional, rejuvenecedor.

Tengo que darle lo mejor de mí. ¡Me voy a hacer footing!

Un, dos, tres... un, dos, tres... un, dos...

Un, dos, tres... ¡Ay, qué susto!

Pero si pareces una atleta. Verás cuando vuelva.

Eso si no le da un infarto. El ejercicio no se puede tomar así.

Hay que empezar poco a poco. Tiene un nuevo amor;...

...sólo toma potingues, comida macrobiótica y polen de abeja.

¡Qué injusto que las abejas estén mejor que nosotras!

¿Y mamá?

Ya sabes que a mi madre le gustan los caballos.

¿Y si los caballos las toman por yeguas?

Tranquilízate. Han ido juntas al hipódromo. Ven.

¿A qué? A jugar.

¿A apostar? A apostar.

¡Madre mía!

¿Tú la dejaste salir de casa?

No. Ha cavado un túnel desde su cuarto con una cucharita.

¡Dios mío, es casi de noche!

¡Solita, en miedo de no se sabe dónde!

No dramatices, está con mi madre en las carreras.

Sí, pero Sofía es diferente. ¿Cómo diferente?

Pues no sé, tu madre es como...

Mi madre ha llevado una vida más tranquila y una excitación así...

Rosa, han ido a apostar a los caballos, no a montarlos.

Ya, sí.

-¡Hola! ¿Hay alguien en casa?

¡Mami! ¿Estás bien, bonita, estás bien?

Ella genial. Yo he perdido 50 euros

-¡Mira, mira, Rosi, he ganado casi 500 euros!

¡Ay, siempre pensé que lo mío no eran los hombres!

¿Te da cuenta, Rosa? ¡Menuda excitación!

¿Pero cómo ha ido, mamá? Felicidades, Alma.

Tengo que hablar contigo, mamá. ¡Estoy cabreada!

Por eso. ¿Quiero saber de dónde has sacado los 50 euros?

-Espera. ¿Hasta qué hora está abierto el casino?

Esos sólo cierran cuando han pelado al último.

-¡Pues vámonos! Pero antes quiero regalarte algo.

¿Qué tal 50 euros? -No, que te los juegas.

Prefiero un recuerdo.

¿Qué tal un biquini?

¿Un biquini? Ahora se lleva más el topless.

Vamos a ver, mamá, ya basta por hoy, ¿no te parece?

Anda, te vas a sentar, te voy a traer un caldito...

...y te tomas tu ansiolítico.

-¡Ay! ¿Pero por qué me tratas como una inútil?

¡No quiero sentarme, quiero irme de juerga!

Mamá, ya sabes qué pasa cuando estás cansada y fuerzas la máquina.

-¡Es mía y hago con ella lo que quiero!

No te quejes, como la última vez. -¿Qué?

Que te rompiste la cadera.

-Me la rompí patinando sobre hielo con Imanol.

El cortador de troncos. Pus razón de más.

¿Quieres acabar en un hospital? ¿Te parece inteligente?

-Mira, inteligente no sé,...

...pero más divertido que escucharte dándome el coñazo.

¡Pero, mami...! -¡Deja de llamarme mami,...

...con esa pena! Vas a conseguir que me arrepienta de haber venido.

(SUSPIRA)

¡Ay, Rosa, por favor, no hace ni dos minutos que has mirado!

¡Es que me pareció oír un ruido! Sería una urraca.

No tenía que haberlas dejado ir de compras, ¡es peligrosísimo!

Sí. ¿Desde cuándo las dependientas muerden?

¡Ay, qué alegría que habéis venido!

¿Dónde está mi mamá?

Me dijo que se sentía en racha y se fue al casino.

¿Y por qué no la has acompañado? Porque no puedo.

Desde que vacié la cartilla, les pedí que me prohibieran entrar.

¿Eres ludópata? No, soy pensionista.

¿Pero cómo has tenido el valor de dejar a mi madre sola,...

...desvalida en una ciudad que no conoce?

¿Desvalida? ¡Lleva 400 euros!

Una navaja cabritera en el bolso y un portátil con GPS.

Tu madre es como una espía rusa en versión asilo.

Llámala al móvil. Lo desconecto, por las molestias.

No, si seguro que ha ganado 6000 euros, ha salido...

...y una pandilla la ha atacado,...

...de esos que llevan tatuado "Amor de madre".

Precisamente. Tranquila. Tu madre sabe valerse.

Teléfono. ¡Déjame a mí, que yo lo cojo!

¿Sí? ¡AY, no, Dios mío!

Sí. ¿Qué pasa?

Muy bien. ¿Y por quién pregunto?

Pues por tu madre. ¿Quién era?

¡La policía! Seguro que ha perdido y se llevó...

...el dinero a punta de navaja. ¡Es de las mías!

La han encontrado perdida y desorientada en la calle.

¡La que podía valerse por sí misma! ¿Y ahora qué?

¿Quieres que te acompañe? ¡No, gracias, ya me has ayudado!

¡Espero que se encuentre bien!

No te preocupes, esa es una vieja con toda la barba.

¿Qué?

¿Qué de qué? Tres horas de footing, sauna,...

...masaje, baños de barro. ¿Cuántos años creéis que me he quitado?

Diez minutos. ¡15 años!

Este modelito, ¿veis?, preciosísimo,...

...no me lo ponía desde la boda de mi prima Margarita.

¡Estás preciosa! ¡Es Martin!

¿Tu masajista? Desde que me invitó a salir,...

...mi cara está tersa.

¡Y mi cuerpo firme, como cuando tenía 18 años!

¿Y crees que los niños vienen de París?

No quiero ser aguafiestas y estás realmente preciosa,...

...pero no pierdas la cabeza ni olvides...

...que los años son los años y se nos notan

A unas más que a otras. ¡La edad es un asco!

Antes era una rubia alta, con un culo que paraba el tráfico.

Y ahora, cuando lo paro, no me da tiempo a cruzar en verde.

Perdonad, cuando Martin me vea, no verá una vieja caduca,..

...verá una mujer en su mejor momento:

vibrante, apasionada y llena de experiencia.

Sobre todo eso.

Sólo te pido que midas un poquito tu entusiasmo.

Prácticamente no le conoces.

En eso soy perra vieja. ¿En qué quedamos?

Me guío de mi intuición. Ese chico está fascinado.

Conozco a los hombres.

Timbre.

Un marido joven y fuerte como Martin...

...puede asegurarme la eterna juventud.

O romperte un hueso, depende de la postura.

¡Ah, eres tú, qué puntualidad!

-Estás maravillosa.

Pues apenas he tenido tiempo de maquillarme.

¿Quieres esperarme en el coche? -Sí, sí. Hasta luego

Chao. Adiós.

¡Me ve maravillosa!

¡Voy a ser eterna!

¿Sí? Y conociéndote, eres capaz de pedir que te embalsamen y todo.

¿Has terminado? Claro.

Pero sigo aquí de rodillas porque estoy muy a gustito.

¿Lo has arreglado? Sí.

Ahora me toca la cisterna.

Si estás cabreada, no lo pagues conmigo, soy tu madre.

Estoy preocupada. Blanca se cree...

...Alicia en el País de las Maravillas;...

...Rosa es la niñera de su madre.

¿De qué te extrañas? Te entra complejo de fontanero que te pasas.

¡Estáis las tres como cabras! Puede, pero me ahorré 50 euros.

¡Estupendo! Eso compensa lo que perdí en las carreras.

Estamos en paz.

¡Mamá, por favor, escúchame!

-No, escúchame tú a mí. ¡Ni perdida ni desorientada!

¡Estaba comiéndome un perrito caliente! No hablo bien comiendo.

Y el cretino del policía pensó que me daba una apoplejía.

Sólo pretendía ayudarte.

-¿Pero por qué siempre nos tratan como si fuéramos inútiles?

Y luego llegas tú y te pones a regañarme como una histérica.

¡Mamá, yo estaba asustadísima!

-Mira, ¿sabes?, me recordaste a esas madres...

...que cuando comprueban que la caída de su hijo no es nada,...

...les dan una paliza por caerse. ¡Déjame en paz!

Mamá, venga, que no es para ponerse así.

Ahora te vas a la cama y yo te llevo un vaso de leche caliente.

Y mañana lo hablamos con calma.

-Mañana me voy a casa de tu hermano.

¡Pero si has llegado hace dos días!

-Pues me parecen dos años.

Voy a ayudarle a hacer la maleta.

Con un poco de suerte, todavía le saco algo de los 400 euros.

¡Mamá! ¡Ay, Dios mío...!

¡No me quiere!

No digas tonterías. ¿Pero qué es lo que he hecho mal?

¿Te acuerdas de tu adolescencia? Sí.

¿Qué esperábamos realmente de nuestras madres?

¿Que nos dejaran poner sujetador?

Queríamos que nos trataran como adultas.

Pero, con el paso del tiempo, cambian las tornas...

...y tratamos a nuestras madres como niñas y, peor, como tontas.

No, yo no. Yo lo único que pretendo es que no le pase nada.

Sí, teniéndola encerrada aquí, metida en la cama,...

...que es lo que te tranquiliza. ¿Me estás llamando egoísta?

No. Tu madre está llena de vitalidad, de ganas de vivir.

No la hagas que se sienta como una inútil.

Mira, una sota.

-¿A ver? Y yo un rey, ¡has perdido, como siempre!

Si no fuera mi baraja pensaría que haces trampas.

Te debo 30 euros.

Sofía, ¿nos dejas un minuto, por favor?

Esta interrupción significa que no te debo nada.

-¿Quién lo dice? Reglas de casa.

Está bien, las acepto.

Volverás pronto, ¿no? -Tengo la agenda apretada.

Pues yo te tengo que sacar la pasta.

Mamá...

¿Te he hecho sentir tan mal? -No tiene importancia, déjalo.

No, es que necesito saberlo.

-Sí, hija, sí, ese exceso de cuidado es asfixiante.

Ya tenía miedo hasta de lavarme los dientes.

No te vayas, por favor, me quedaría fatal.

-La verdad es que los ancianos no tenemos sitio en ninguna parte.

Pero ¿qué dices? Si para mí es un regalo que estés conmigo.

-Un regalo que te quita la paz, que te preocupa...

...y que no ves la hora de que te marches.

Qué va, todo lo contrario.

Quédate, por favor, dame una oportunidad.

-¿Una oportunidad? Pero ¿qué dices, Rosi, cariño?

Mira, cuando se murió papá creí que no me iba a reponer nunca,...

...luego perdí a Carlos y no pasa un solo día en que me acuerde.

-Pues imagínate yo.

Y ahora, según van pasando los años...

Tengo cada vez más miedo de perderte a ti también.

Y por eso me paso. -Te entiendo, cariño, te entiendo.

Pero limitando mi vida no evitarás que tarde o temprano muera.

Eso no quiero ni pensarlo.

-Pues no lo pienses, mejor así, yo tampoco lo pensaré.

Y vamos a disfrutar a tope, todo el tiempo que tengamos.

¡Eso! Hale, y fuera maleta, ya no hace falta.

No sé por qué no ha vuelto a venir el cocinero.

El asistente social.

Ah, eso. Pero si te caía fatal.

Pero ponía la mesa, sacaba la basura y hacía unos huevos...

...con puntillas que me chiflan.

Cuidado con la vajilla china, es un regalo de bodas.

¿Me lo dices a mí? Que la llevé desde el mercadillo...

¿No es buena? China de Talavera de la Reina.

Para lo que te sirvió... Para comer y cenar.

Era un regalo de bodas no de por ahí te pudras...

...y tu marido no te duró nada.

Pero la vajilla sí y la quiero muchísimo.

Mira, estos días que ha estado Alma he pensado en nosotras.

Ojalá se arreglen sus diferencias. Seguro.

Como se va mañana, pero tú y yo vivimos aquí juntas.

¿Y? He pensado que tienes defectos.

De eso te das cuenta porque eres doña Perfecta.

Sin embargo, me tratas como si fueras casi inteligente.

¿Quieres decir que no te escondo y no te hago dormir en el trastero?

Me haces sentir que cuento, que no estorbo.

Hablas conmigo como una amiga, discutes como con una hermana...

...y me consultas temas de igual a igual.

¿Y de qué te extrañas? De nada.

La verdad es que eres un lujo de hija y lo mejor que me ha pasado.

Ay, me estoy emocionando. Eso es la edad.

No sé qué decir.

Te quiero muchísimo, mamá.

Entonces, demuéstralo perdonándome los 50 euros de los caballos...

...y dándome cien euros más para el domingo que viene.

¡Eres un peligro!

Pero no contagio.

Pues yo quiero los huevos poché dos caviares...

Y la dorada papillot con patatas suflé.

-Yo tomaré la ensalada de zanahoria y brócoli sin aceite ni sal.

-¿Y de segundo? -Nada, de noche se digiere peor.

-Señor, tenemos un tournadot muy bueno.

-Y de buenas cenas está las sepulturas llenas.

Bien pensado... Tomaré lo mismo que el señor.

-¿Y de segundo? Sepultura llena.

-¿Qué? Perdón, no olvide el refrán.

-Gracias.

-Has hecho bien. Yo casi nunca ceno.

-Tienes una sonrisa preciosa. Gracias.

-¿Los dientes son tuyos? Desde que nací.

-No he querido ser indiscreto, pero como ahora todos llevan fundas...

Sí, e implantes...

Oye, este sitio es perfecto. -A mí me encanta, vengo mucho.

Tienen un menú macrobiótico muy surtido.

No me había fijado, pero... Volveré, volveré muy a menudo.

Y me llevaré Tuppers.

-Pues lo notarás, sobre todo al ir al baño.

¿Al baño?

-El servicio es la antesala de la salud.

Pues ahora que lo dices, es muy interesante.

¿Qué hacías antes de ir al baño? -¿Qué?

Perdón, antes de ser monitor de aeróbic.

-Trabajaba en un museo. ¡Pero eso es precioso...!

Estar permanentemente en contacto con el arte.

-Y no sabes lo feliz que fui.

Me lo imagino, me lo imagino, recibir cada día esas sensaciones.

-Y lo que sudaba. ¿Sudabas?

-A chorros. Se ve que tienes que ser pasional.

-Había embalajes que pesaban más de cien kilos, los levantaba solo.

¿Embalajes? -Sí.

No había margen para el error, un pequeño golpe contra el suelo...

...y te podías cargar una estatua milenaria.

Bueno, yo solo de pensar que parte de la historia...

...dependía de la fuerza de mis músculos...

Es que me producía un morbazo que no...

Lo entiendo, como si lo hubiera levantado yo.

¿Quieres poner la mesa en el suelo? -Sí, me entusiasmo al contarlo.

Perdón. Oye, y...

¿Lees mucho? -Bastante.

Sobre todo en el servicio.

Hay que ver lo útil que es para ti el servicio.

-Sí, es que no me gusta perder el tiempo.

También hago crucigramas.

¿Crucigramas? -Sí.

Pero eso es muy difícil. -También en el servicio.

Es que allí se concentra uno más.

-Y si fallo algo, lo miro al final que están las soluciones.

Yo soy muy perfeccionista.

Ya se ve.

-Nunca he dejado nada a medias. En el servicio.

-Chin, chin. Chin.

-Me encanta estar contigo. Y a mí.

-Tu forma de hablar...

Tu sentido del humor...

Eres una mujer muy especial.

Gracias.

-No sabes...

No sabes cómo me recuerdas...

A mi madre.

¿Perdón?

-Se fue a Santo Domingo, hace tres años que no la veo.

Vaya...

Pues ya son años.

-Es que te miro y es como... Como si estuviera en casa.

Con mamá.

Ya.

Camarero. Anule la ensalada.

Las zanahorias para los conejos.

Volvemos al primer menú. -Huevos y dorada, ¿no?

Y un gintonic... Largo de ginebra.

Dime, ¿qué más cosas dices que haces en el servicio?

¿Otra partida de cartas? -No, estoy cansada.

¿Echamos cuentas? Bueno.

-Cada uno de estos era un euro, aquí debe de haber 30 o 35,...

...así que tengo...

Un rico polvo de galletas.

Mamá, no seas choriza, le debes 35 euros, hay que saber perder.

Tienes razón, no se puede dejar mal a la familia. ¡Págalo!

Si se lo das con IVA puede hacernos factura.

Señoras, se está haciendo tarde. -Pues idos a la cama.

Estoy preocupada por Blanca. Ay, yo también.

No me hago a la idea de que esté con un chico joven.

No me importa la edad, sino las expectativas...

...que tiene ella en esa relación.

¿Lo apruebas? Pues claro que sí.

Yo también lo hice una vez.

¿Saliste con un hombre más joven que tú?

Sí, pero se afeitaba y había vuelto de la Legión.

-A mí me parece algo maravilloso. ¡Pero, mamá!

Si te asustas por todo, mejor tómate una tila.

-No te lo había comentado nunca, pero los tres años...

...que pasé con Gabor fueron los más felices de mi vida.

¡¿Tres años?! No estuvieron siempre en la cama.

-Después de que muriese papá y me dejasteis sola...

...yo no podía manejar la granja sola.

¿Por qué no nos dijiste nada?

-Porque quería un futuro mejor para mis hijos.

Así que contraté a un granjero húngaro.

¡¿Húngaro?!

Siendo húngaro, no te libras del pecado mortal.

-Era un muchachote sano y fuerte que le encantaba cómo cocinaba.

Lo que pasa es que le daban muy mal de comer en la cárcel.

¿Era guardián? -No, no, esos comían mejor.

Yo estaba tan sola... y él no sabía ni una palabra de español.

Fue tan romántico...

¿Cómo pudiste estar con un delincuente vagabundo?

Bueno, a lo mejor no era tan delincuente, porque...

Hay veces que los jueces se equivocan.

Sobre todo si no saben hablar húngaro.

-Yo no hubiera podido superar esa tristeza sin Gabor.

Bueno, pues si te hizo feliz me parece bien.

Un poco raro, pero bien.

-Me alegro de que lo veas así, hija.

Ay, y ahora me voy a acostar. Buenas noches.

Me voy contigo, y me llevo las cartas por si te desvelas.

Oye, ¿ese tal Gabor fue el que te enseñó a jugar a las cartas?

-Sí y a esculpir una pistola con pastillas de jabón.

Y a manejar una de verdad cuando es necesario.

Ooh...

Sofía y Alma ríen.

¿Tú crees que nuestros hijos querrán estar con nosotras...

...cuando tengamos su edad? No te preocupes por eso...

Déjalo llegar.

Aay...

¡Blanca!

No quiero hablar de nada. ¿Qué te pasa?

¿Te han atracado?

Peor, me han pisoteado mi autoestima.

Pero bueno, si te fuiste de aquí que eras Miss Universo.

La cena con Martín fue un desastre. ¿La comida estaba...

...en mal estado? ¡Yo estaba en mal estado!

Él... pretendía...

...tener una velada con su madre.

Ay, yo me hubiera enternecido. Porque eres una mojigata.

Te has pasado, Blanca. Perdona, perdona, Rosa,...

...pero es que estoy fatal. No, si casi no importa.

Es la primera vez que siento como... que tengo más de 40.

¿Y sabes por qué te pasa eso? ¿Por qué?

Porque tienes más de 50. Ay, ¿por qué me lo recuerdas?

¿Es verdad? Es cruel. No, estamos todas...

...en el mismo barco. Pero el mío hace aguas...

...por todas partes... La edad no tiene importancia,...

...lo que importa es tu actitud frente a la vida...

...y cómo estés físicamente. Eso cuéntaselo a mis muslos.

Me quiero morir, me quiero morir...

Además tengo agujetas hasta en los párpados.

¡No lo puedo soportar!

Bueno, vale, ya está bien, ¿eh?

Tienes salud, trabajo, estás muy bien físicamente...

...para tu edad, tienes una buena cuenta bancaria...

...que te da seguridad y futuro... Y dos amigas que te quieren.

(LLORA) No voy a permitir que estés ahí...

...menospreciándote a ti misma.

¡Ni Rosa tampoco! ¡Eso, a ti misma!

(LLORA)

Qué diablos...

...tienen razón,...

...estoy estupenda.

Ya llegará otro menos memo que no se pase la vida...

...en el servicio.

(RÍE)

(RÍE A CARCAJADAS)

¿Y qué tal Santo Domingo? Fíate de mí, vayamos a un sitio...

...muy sofisticado. Lepe, me han dicho que tiene...

...una playa preciosa. Sí, y son muy graciosos,...

...pero yo si no vuelo más de ocho horas...

...es como si no estuviera de vacaciones.

¿Y por qué no te has hecho azafata? Debemos ir a Martinica,...

...allí no va casi nadie. ¿Dónde?

Es un lugar maravilloso del Caribe, donde todos los hombres...

...hablan francés. Ah, ¿sí?

¿Y las mujeres en qué idioma hablan?

Todos hablan en francés.

Ah, qué raro.

Con lo lejos que está de París.

Pues no podemos ir. ¿Por qué?

Porque yo no entiendo francés, sólo lo hablo.

Tú sólo tienes que decir "oui" y "non",...

...y si tienes un compañera de habitación le dices...

...que se vaya o que no mire.

Fíjate que a mí me llama mucho la atención Ceuta y Melilla.

¿Te vas a mudar? Qué pena.

Si te quisiera un poco más me darías un disgusto horroroso.

No, qué va, estamos tratando de organizar...

...las primeras vacaciones que vamos a disfrutar las tres juntas.

¿Y yo? Hombre, habíamos pensado...

...que alguien se tenía que quedar cuidar cuidando la casa.

¡Coño, pues trae un doberman!

¿Por qué no te vas a Benidorm? ¿Sola?

¿Y tú por qué no te vas a hacer puñetas?

Ooh.

¡No hay nadie en casa!

¡Tú hija desnaturalizada! ¡Haz las maletas que...

...nos vamos de vacaciones! ¡Doroti, tenemos problemas!

Sí, lo que tenéis es un morro que os lo pisáis.

Pues a mí Benidorm me gusta. ¿Pero qué pasa aquí?

La madre de Arancha Sánchez-Vicario y el padre de Nadal...

...y Verdasco siempre van con sus hijos.

¿Tú juegas al tenis?

Como verás tu madre se ha enterado de nuestras vacaciones.

Sí y que me ibais a dejar aquí de guarda de seguridad.

Quedamos en que se lo dirías tú. Yo he propuesto Martinica.

Ay, yo preferiría una isla. Martinica es una isla,...

...pero está un poco lejos.

¿Por qué no vamos a Lanzarote? No, no, no...

Yo quiero ir a un lugar donde hombres con pieles tostadas...

...y fragancias selváticas, que no hablen español,...

Llaman a la puerta. ...nos unten aceite esenciales...

...por todo el cuerpo. Para eso con que cojamos...

...el metro en hora punta conseguimos el mismo efecto.

Ha llegado Alberto. ¿Alberto?

¿Tú Alberto? Sí.

¿Dos visitas en 35 años?

Eso debe querer decir algo. Sí, quiere que le firme...

...unos papeles. ¡Qué bonito!

Reconciliación en el último cuarto de hora.

¿Dónde está, mamá? En la puerta de calle...

...esperando a que le abras. ¿Y por qué le has dejado ahí?

Me apetecía que vieran los vecinos el moñas con el que te casaste.

¿Qué moñas? Memo, inútil, poca cosa,...

...mentecato... Sí, vale, vale, ya está,...

...vuelvo enseguida.

¿Y dónde está ese lugar de vacaciones dónde no dejan...

...entrar a las madres? Ya hablaremos de eso...

...cuando se haya ido Alberto. Está todo dicho,...

...me dejas aquí tirada como un perro.

Espero que algún vecino venga a cambiarme el agua.

Vale, mamá.

Alberto... Perdona a mamá, es que últimamente ha habido...

...muchos robos por la zona.

-¡Estás espléndida! Uh, nada de besos,...

...nada de abrazos y vayamos al grano...

...que sólo tengo 10 minutos.

-Eso ha sonado como los últimos años en nuestro matrimonio.

Ya quisiera yo que hubiera durado tanto.

-No fue tan malo. Lo importante es que... se terminó.

-Hola, Sofía. ¿No me reconociste? ¿Has venido con la novia...

...que puede ser tu hija o has preferido hacer...

...el ridículo sólo en casa? Mamá, por favor,...

...ya es su esposa. -Gracias, Doroti.

¿Y dónde has dejado a ese pendón desorejado?

-En casa. Ah.

-Sólo he venido a vender la parcela que compramos...

...en nuestra luna de miel.

Sólo tienes que firmar aquí. Léelo primero.

La última vez que te dio algo para firmar yo terminé...

...en un asilo. -Es un terrenito de nada...

...que compramos para cuando nos jubilásemos.

Aquí hay mucho para leer, yo no puedo firmar así.

-Pero si no es nada especial... Seguro que está vendiendo...

...tus órganos para transplantes. Lee, lee.

Mejor si lo firmamos delante de un notario.

-De acuerdo, mañana buscaré un notario para la firma.

A pesar de lo desagradable... estás estupenda.

Sofía, tú también.

Este no sólo ha perdido el pelo, también la vista.

¿Pero cómo pude casarme yo con ese tipo?

Porque te dejó embarazada.

¿Y cómo pude hacer esa barbaridad? Porque te emborrachó.

¿Y por qué estoy hablando de esto ahora contigo?

Porque sabes que me joroba.

-Gracias.

Pues otra cosa hecha.

¿Por qué los notarios tienen cara de aburridos?

-A lo mejor porque no se hernian para ganar dinero.

¿De verdad sólo quieres café? No, y ni eso,...

...pero me coaccionaste diciendo que era una maleducada...

...si no te acompañaba.

-Es que me da corte comer solo, ya sabes que con la sinusitis...

...no puedo mantener la boca cerrada.

Se me ve todo cuando mastico. Ah...

Qué romántico.

¿Y desde cuándo dices que te dedicas a la poesía?,

-Oye, yo no tengo la sensación de que hayan pasado tanto años.

Yo sí.

-Hala, un atracón de colesterol. ¿No decías que tu petarda...

...te tenía a régimen de acelgas, algas y arroz integral?

-Por favor, no hablemos de Elba. Después de un amargo divorcio...

...que le tiempo ha convertido en una relación educadamente...

...hostil a mí lo único que me divierte es hablar de tu zorra.

-Acabamos de vender la parcela de nuestro retiro.

Sí. -Un trocito de nuestro pasado.

¿No te produce un poco... de nostalgia romántica?

Quizá... cuando termines de tomarte la hamburguesa.

-Oye, ¿no te apetecería que fuéramos por última vez...

...a ver la parcela? Oh, ¿un paseo en coche...

...de dos horas con mi ex marido para ver cascotes?

Hijo, eres único para volver loca a una mujer, no me extraña...

...que a tu pelandusca la tengas así de encantada.

(TRISTE) -Me ha dejado.

¿Qué? -Elba se marchó con chico...

...mucho más joven que yo. ¿Y dónde lo encontró...

...en un guardería?

-En la playa, surfeaba todo el tiempo y tomaba el sol...

...medio desnudo.

Era su profesor de surf.

Vaya... -No tenía que habértelo contado.

¿Por qué? -Porque no quiero que te alegres...

...con mi desgracia. Qué extraño,...

...llevo 30 años esperando oírte decir una cosa así...

...y ahora... (RÍE)

-Eso, haz leña del árbol caído. Perdona.

Sé cómo te sientes, yo lo he pasado muy mal...

...y no se lo deseo ni a mi peor enemigo.

Fíjate, antes decía que no te lo deseaba ni a ti.

¿Y cómo fue? -¡Hace unos meses!

(RÍEN)

¿Y qué, te lo dijo su abogado, como el tuyo a mí...

...o te hizo un corte de manga?

-Me dijo que lo sentía pero que ya creía...

...que no éramos sexualmente compatibles.

Bueno, si llega a ser por eso,...

...te dejo la noche de bodas. ¡Es una guarra esa tía!

-Pretextos. El surfero no viste otra cosa que bermudas.

Y sólo sabía surfear, fumar porros y hacer el amor.

Pues debías haberte apuntado al curso.

-Bueno, ¿qué? ¿Qué de qué?

-¿Que si no vas a decirme que te está bien empleado,...

...qué esperabas de una relación así?

¡Estoy destrozado!

Y a mí no me gusta oírlo.

-¡Eres una gran mujer! ¡A buenas horas!

-¿De verdad no te apetece ir a ver la parcela?

Bueno. Así nos damos un paseo.

-Si quieres, a la vuelta te invito a cenar en esa marisquería...

...a la que solíamos ir de recién casados.

Lo decidimos sobre la marcha.

-Si no me falla la memoria, la última vez que estuvimos,...

...salimos corriendo a casa antes del segundo plato...

...porque no aguantábamos más.

Sí, me acuerdo perfectamente.

Cogiste una diarrea galopante porque te empeñaste...

...en tomarte 24 ostras que estaban en oferta.

(RIENDO) ¡Esas son más suaves!

Diga Doroti lo que diga de ese viaje,...

...yo no estoy de acuerdo para nada.

Y yo menos. Sobre todo si me deja en tierra.

¿Qué tiene de malo Nueva York?

¿Cómo se puede pasar de Lanzarote a Nueva York?

Volando, ¿no? ¿Cómo no tienes el Nobel?

¡Vacaciones en Nueva York! ¿Pero a quién se le ocurre?

Creo que ha sido a Doroti. Ya se encuentra mejor.

Pues a mí sí me apetece, yo no he estado nunca, ni cerca.

Pues no te has perdido nada. ¡Es carísimo!

Los edificios no dejan ver el sol.

¡Los taxis son amarillos y la gente está toda histérica!

¡Ay, qué idea! ¿Y si vamos a Hollywood?

Buena opción, allí no hay nadie histérico.

Sofía, por favor, estamos tratando de tomar una decisión importante.

Mil perdones. No sólo no me dejáis ir sino que además no puedo opinar.

¡Me tratáis peor que las hermanastras de Cenicienta!

Yo siempre he querido ir a Hollywood.

Y ahora con lo de que Penélope va a diario...

¿Quieres llevarle las maletas? No, quitarle a Javier Bardem.

Yo, de pequeña, quería ser artista de cine.

No desesperes, ahora puedes poner un puesto de palomitas.

Y Olegario, el panadero de mi pueblo,...

...decía que me parecía a Liza Minnelli.

Claro, con el pelo así y ese nombre se puede decir cualquier cosa.

Y cuando tenía 18 años, le dije a papá que quería...

...dar cursos de arte dramático.

¿Y qué te dijo? Que no

Ya.

Oye, ¿sabes que lo de Hollywood no es mal sitio, eh?

Si cambiáis de idea y me lleváis,...

...paso la aspiradora por la alfombra roja.

¡Qué bien! ¿Se lo dirás a Doroti? En cuanto entre por la puerta.

¡Por Hollywood! ¡Por Hollywood!

-¡Buenos días, chicas!

Ya veo que no me habéis reconocido sin mi postizo.

¿Cuál? Se refiere al peluquín.

-¿Puedo usar un teléfono? Ya has usado a mi hija sin permiso.

Tienes uno en el salón. -Gracias.

Hasta luego.

¡No se ha quitado los zapatos!

Si le hubieras dejado de este teléfono, ¡nos habríamos enterado!

¡Buenos días!

Esto...

¡Esto, esto! ¡Esto sí es lo que parece!

Os ruego que os ahorréis los comentarios.

¿Y cómo se te ocurre traer a ese, después de lo que te hizo?

Y lo que le habrá hecho.

Hubiera preferido un marinero borracho.

Un momento. ¿Tengo que pediros permiso?

No, es que estamos sorprendidas.

Y yo también.

Fuimos al notario, almorzamos juntos y me dijo...

...que su mujer le había dejado. ¿Y te lo has creído?

¡Ese truco es muy viejo, yo lo oigo tres o cuatro veces a la semana!

Y además nunca falla. A mí nunca me lo han dicho.

Es que se suelen ir antes.

¡Os equivocáis! Elba le dejó...

...y él se derrumbó en mis brazos. Sólo le vi llorar...

...el día que le dije que mamá se venía con nosotros.

¡La madre que lo parió! ¿Entonces...?

¿Habéis vuelto? ¡Sí!

A hacer el ridículo. La lagarta no le ha enseñado nada.

¿Elba es profesora? Yo creí que era azafata.

¡Si ese imbécil se muda aquí, yo me largo!

YO, si me paga su parte...

Sólo ha sido un reencuentro nostálgico.

Él lo sabe, yo también y no va a pasar de ahí.

-Dos docenas de rosas rojas.

No, no, blancas no, rojas. Las rojas significan pasión.

Y que en el tarjetón diga: "A mi Doroti,...

...por un reencuentro maravilloso".

Gracias.

(SUSPIRANDO) ¡Ay!

Timbre.

Ah.

Tenga. -Gracias.

Si quieres, vamos...

¡Oh! ¡Huy, flores!

Vamos a la agencia, si quieres venirte.

No, si eres para ir a Hollywood, conmigo no contéis.

¿Pero por qué, Doroti? Es una ciudad llena de glamour...

...y de chicos fantásticos que quieren triunfar en el cine.

Y que se alquilan por 150 euros la hora.

¿Como guías turísticos?

No, como fontaneros a domicilio. ¡Si vamos a un hotel!

No voy a pasar mis vacaciones...

...viendo estudios de cine, casas de famosos...

Como si fuera una paleta de la 3“ edad.

Ni yo en una ciudad agresiva donde el suelo echa humo,...

...los policías pesan 180 kilos...

...y alguien te puede violar sin pedirte permiso.

¿Es que en América no hay policías delgados?

Sí, pero los mandan a Hollywood.

Allí todo tiene que ser hermoso. ¡Yo soy feliz en cualquier parte!

Vamos a la agencia y lo decidimos.

No puedo. Alberto me ha llamado, está viniendo.

¡Huy, qué cínica! Entonces anoche...

Si había aprendido algo, ¿no?

Sí. Ahora sabe roncar también de lado.

Antes sólo lo hacía boca arriba. ¡Por favor, Blanca!

Hay algo que no entiendo. ¿El qué?

¿Por qué, después de 35 años de ausencia, te manda flores?

¡Es cosa de hombres!

Y tampoco comprendo cómo dos divorciados...

...que se juntan para firmar documentos, acaban en la cama.

Sería más raro lo contrario.

¿Y sabes lo que tampoco entiendo?

Que no le dijeras esta mañana todo lo que pensabas de él.

Muy bien. ¿Hay algo más que no entiendas?

Pues ahora que lo dices, sí. También hay otra cosa.

No entiendo por qué un termo mantiene...

...frío y caliente algo a la vez.

Sí, lo mismo me pasa a mí con las gallinas.

Chicas, ¿no os habrá echado Sofía algún alucinógeno en el café?

¿Qué le pasa a tus gallinas? Que no las tengo.

No sé qué fue primero: el huevo o la gallina.

¡Estoy empezando a cabrearme! Está rara y le sigo la corriente.

Sé que lo que pasó no debió pasar. ¿Pero qué más da?

Un hombre abandonado es un ser frágil y vulnerable.

Pues antes le odiabas. Sí, pero ahora estoy...

...confundida, extrañada;...

...no sé lo que siento y no sé cómo decírselo.

Eso... suena a amor.

¡No, por favor! ¿A estas alturas? Es sólo sorpresa.

Timbre.

Ahí está.

¡Alberto! ¡Hola!

-Chicas. ¿Se te ha perdido la peluca?

-Ya no me hace falta.

Es que Doroti ya sabe que es calvo.

-¿Os marcháis?

Sí, pero no creo que os dé tiempo a firmar más documentos.

Siéntate.

-¿Te llegaron mis rosas? Sí, ¡son preciosas!

Creo que te has pasado.

-Pues sí, no podía imaginar...

...que estuvieran tan caras desde las últimas que te mandé.

Sí, todo ha subido, Alberto, desde la II Guerra Mundial.

Tenemos que hablar. -No quiero que estés molesta.

Si te parece, devuelvo la mitad y me hacen descuento.

No, tenemos que hablar de lo que pasó anoche.

-Yo también quiero hablar de eso contigo.

¿Qué te parece si volvemos a vivir juntos?

¡Pasad por aquí, chicas, pasad!

Mirad. ¿Qué os había dicho? Mamá, ¿qué estás haciendo?

Estaba en mi club, en nuestra partida de chinchón.

¡Y resulta que hay un montón de hijos bastardos y desaprensivos...

...que abandonan a sus madres en vacaciones!

¡Pero, mamá...! Tranquila, que los hay peores,...

...que los abandonan en las gasolineras.

¿Por qué habéis venido, es una manifestación?

No, es que a mis amigas les gustan los culebrones...

...y nunca habían visto a una cornuda volver con el marido.

Esta es la cornuda y aquí el cabestro.

(RÍEN) Me han dado diez euros por cabeza.

¡Mamá, te estás pasando!

-Si quieres, vuelvo más tarde. Un momento.

Este es el tipejo. ¿Qué os dije? ¡Yo tampoco me lo explico!

(RÍEN)

Será mejor que tomemos café en la cocina.

Que sea descafeinado para siete y con magdalenas.

-¿Qué me contestas? ¿Volvemos?

Estamos divorciados, me dejaste sin una explicación...

...por una jovencita, ¿te acuerdas?

-Lo sé y la mejor manera de pedirte perdón es decirte que te quiero.

Sí, porque te ha mandado a hacer puñetas.

-No, porque no he dejado de quererte.

No soy el primer hombre que en un ataque de menopausia...

...prematura pierde la cabeza por una preciosidad de 19 años.

Sigue por ahí y te tragas la cafetera.

-Cantidad de hombres han cometido ese error.

Sí, pero ninguno estaba casado conmigo.

-Escúchame.

Quieres convencerte de que lo que pasó anoche fue un revancha,...

...pero no fue así. Eso no se puede fingir.

Y fue la prueba de que aún existe algo entre nosotros.

Esto es una oportunidad.

¿De qué? -De mil cosas.

De querernos, de hacer ese crucero con el que siempre soñamos...

De abrir tu tienda de antigüedades...

De charlar, de pasear tranquilos después de un desayuno...

...en la terraza...

De acompañarnos mutuamente.

De mil cosas que no puedes hacer sola...

...y yo ni puedo ni quiero.

Por favor, piénsalo.

Te quiero con toda mi alma.

Y, probablemente, si no hubiera estado con Elba...

...me habría muerto sin darme cuenta...

...de que nunca he dejado de quererte.

Señoras.

¡No vuelvas con él! No ha sido solo opinión mía.

Hemos votado. (TODAS) No, no, no, no, no...

¿Ya está aquí? ¿Qué pasa? ¿No podéis dormir?

Cuando eso ocurre es que estoy acompañada y no estaría aquí.

Esperábamos por si querías hablar.

¿Hablar de qué?

Está bien.

Todavía no sé qué voy a hacer con Alberto.

Huy, si Carlos resucitara no tendría la menor duda.

Ni yo tampoco.

Me daría tal ataque de nervios que terminaría en urgencias.

Se me agolpan los recuerdos de nuestro matrimonio.

Los días de angustia, lo mal que lo pasé cuando se marchó...

Y ahora, habrá venido muy desgastado, ¿no?

No puedo volver a confiar en él...

...y eso hace imposible nuestra relación.

No sé por qué me parece que tú ya has tomado tu decisión.

Es que me acabo de dar cuenta.

Ojalá encuentre una manera suave para decírselo.

¿Y si se lo dice tu madre?

No te engañes, no hay una manera suave de terminar con un hombre.

Los tíos no entienden ese idioma.

Si no eres contundente, seguirá pegado a ti.

Y cuando se le ocurra te los volverá a poner.

Con esa teoría no estaríamos con nadie.

Que es más o menos lo que no está pasando a todas.

Llaman a la puerta.

-Hola, princesa, pasa. He cogido esta junior suite.

Ah... Así estarás más ancho.

-Y tenemos champán, hay que celebrarlo.

¿El qué? ¿Que en las suites regalan champán?

-No querida, lo que me dijiste anoche por teléfono.

¿Qué te dije? -"Alberto, necesito...

...ir a tu habitación, tengo algo que decirte".

No, no, yo te dije: "Alberto, si estás en tu hotel...

...voy a ir a verte, tengo algo muy importante que decirte".

-Pues eso. ¿Brindamos ya, cariño?

Espera, espera, no te precipites, yo...

-Esta vez, el brindis lo haré yo, como padre de familia.

Llaman a la puerta. Sí, pero verás...

-¡Qué pesados! Deben ser de la lavandería.

Los calcetines y calzoncillos los lavo en el bidet,...

...pero siendo soltero el resto lo tienen que hacer.

¡Ostras! -¡Ay, chiquitín!

-Pero, Elba. ¡Elba!

-Me ha costado localizarte, ¿por qué no cogías el móvil?

-No tenemos nada que decirnos. ¿Chiquitín?

-¿Quién es esta señora? -Es Doroti, mi ex esposa.

Doroti, te presento a Elba, la que será mi ex mujer.

-Bertín, te echo de menos, quiero volver contigo.

Me equivoqué pensando que Román me gustaba más.

No puedo pasar otra noche en la cama de agua..

...con vibrador. No tiene sentido, estoy deprimida.

Sobran las palabras. Toma, Elba. -Gracias.

-Un segundo, un segundo. Elba, lo siento, pero es tarde.

-¿Cómo?

Escúchala, chiquitín, ha venido a buscarte desde Hawái.

-Pero no pasa nada, me encanta volar,...

...además, como soy azafata, no me cuesta un duro.

Solo intentaba buscarle el lado romántico a este circo.

-Elba, al venir aquí me ha ocurrido algo maravilloso.

Por favor, no te precipites, solo quiero que...

-No pasa nada. Elba merece saberlo.

Ya no significas nada para mí.

Doroti es la mujer de mi vida y tú solo has sido un capricho.

-¿Y los gritos? ¿Y los jadeos? Porque no sabe usted cómo jadeaba.

¿Sí?

-¿Y las veces que me has dicho que era un volcán?

-Bueno, el sexo fue muy bueno.

-¿Bueno? -Qué digo bueno, espectacular.

Pero con Doroti también, ella no lo ha olvidado y lo necesita.

¡¿Yo?!

-¿Me estás hablando en serio?

-Fue bonito mientras duró.

-No eres más que un percebe, cretino, caduco,...

...que no puede con los calzones.

Chiquitín.

-Siempre perdía el control con el champán.

¿De verdad que no ha quedado nada entre esa chica y tú?

-Absolutamente nada. No sabes qué peso me quitas.

-Es lógico, bueno, ¿brindamos ya?

Espera, espera.

Lo que he venido a decirte es que no pienso volver contigo.

-Ah... pero... Mira, Alberto...

Lo que sucedió la otra noche, me trajo recuerdos maravillosos.

-Como a mí.

Pero ha pasado mucho tiempo y ya no soy la misma mujer.

-¿Es una venganza? No, es una realidad.

Me siento muy bien sola. -¿Qué pasa conmigo?

Perdona, pero en eso no puedo ayudarte.

-O sea, es un no definitivo. Verás...

Cuando te fuiste se produjo en mí un antes y un después...

...y comprenderás que ya nada puede ser lo mismo.

-Me encantaría escuchar el final pero tengo que bajar corriendo...

...a pillar a Elba antes de que la pille otro.

¿Te ha puesto a parir y sales corriendo?

-Querida, el sexo, aunque sea superficial si es bueno...

Es mejor que nada.

Ay... señor, señor.

Por el sexo con mucho amor.

Por esa pobre chica morena despeluchada que seguirá...

...sin enterarse de nada y poniéndole los cuernos...

...con el primer jovencito que se encuentre.

Por el amor.

Mi hija me larga a su hijo de 19 años dos semanas...

...y ella se larga a Cancún a una segunda luna de miel.

-Lo encontramos en una tienda de Casablanca.

¿Que ilusión? ¿Has visto a Obama?

Casablanca, Marruecos.

No hablo de celulitis, que, además, yo no tengo.

Eso es verdad, lo de Blanca se llama piel de lagarto o algo así.

Yo no ronco.

Más desde que estudias alemán, pareces el león de la Metro.

No entiendo tu enfado. Será por la piel de tortuga.

Lagarto. Que yo no tengo de eso.

¿Qué hago yo con mi sándwich?

Paténtalo como arma de destrucción masiva.

En una barrio infecto de la capital en donde cruzar la calle...

...sin quedarse embarazada requería mucha concentración.

¿Había sementales en los pasos de cebras?

Las chicas de oro.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Capítulo 2

Las chicas de oro - Capítulo 2: Blanca y el hombre joven. La visita de Alberto

19 jul 2013

La madre de Rosa viene a pasar unos días con su hija y eso va a provocar ciertos problemas en la casa, especialmente en lo que a su hija respecta. Blanca conoce a un profesor de aerobic, que se interesa por ella y la invita a salir juntos.

Histórico de emisiones:

20/09/2010 

ver más sobre "Las chicas de oro - Capítulo 2: Blanca y el hombre joven. La visita de Alberto" ver menos sobre "Las chicas de oro - Capítulo 2: Blanca y el hombre joven. La visita de Alberto"
Clips

Los últimos 48 programas de Las chicas de oro

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • Capítulo 9 Completo 53:41 19% 30 ago 2013
    Capítulo 9 30 ago 2013 "Mala pata". Las tres amigas están preparando un número de baile para participar en un festival benéfico, cuando Doroti se hace un esguince de tobillo que va a impedir su participación en el espectáculo. Cuando e...
  • Capítulo 8 Completo 53:49 15% 23 ago 2013
    Capítulo 8 23 ago 2013 Blanca se siente feliz porque ha conocido al que considera el verdadero y definitivo hombre de su vida. Gloria, la hermana de Doroti, viene a pasar unos días con ella y su madre. Gloria tiene una posición económi...
  • Capítulo 7 Completo 51:45 14% 16 ago 2013
    Capítulo 7 16 ago 2013 "Un pequeño idilio" y "Las mentiras peligrosas".  Rosa ha empezado a salir con un compañero de trabajo, que es psiquiatra, y con el que se entiende muy bien. Pero cuando Blanca le invita a venir a casa para ...
  • Capítulo 6 Completo 1:01:08 12% 16 ago 2013
    Capítulo 6 16 ago 2013 "Fácil y agradable" y "Un lecho de rosas". Lucía, la sobrina de Blanca, viene a pasar con ella una temporada. Siempre se han entendido ambas de maravilla, pero el hecho de que la muchacha disfrute tanto gustando ...
  • Capítulo 5 Completo 57:48 13% 09 ago 2013
    Capítulo 5 09 ago 2013 Recordando los tiempos en que iban a jugar a la bolera, Doroti, Blanca, Rosa y Sofía deciden organizar entre las cuatro un Torneo de bolos. Los conflictos comienzan cuando se trata de determinar cuál de ellas for...
  • Capítulo 4 Completo 54:15 13% 02 ago 2013
    Capítulo 4 02 ago 2013 ROSA LA INOCENTE        Blanca liga con dos hermanos y le pide a Rosa que les acompañe para ser dos parejas. Ésta acepta salir de mala gana, pero al final es la única que se divierte esa noche...
  • Capítulo 3 Completo 1:00:06 12% 26 jul 2013
    Capítulo 3 26 jul 2013 La hija de Blanca está pasando una crisis en su matrimonio y decide hacer un viaje con su marido. Lo malo es que, para poder irse ellos dos solos, han de dejar a Toño, su hijo adolescente, con su abuela Blanca du...
  • Capítulo 2 Completo 57:43 17% 19 jul 2013
    Capítulo 2 19 jul 2013 La madre de Rosa viene a pasar unos días con su hija y eso va a provocar ciertos problemas en la casa, especialmente en lo que a su hija respecta. Blanca conoce a un profesor de aerobic, que se interesa por ella ...
  • Capítulo 1 Completo 55:08 17% 12 jul 2013
    Capítulo 1 12 jul 2013 Al volver a casa por la noche tras asistir a un concierto, Sofia, Doroti, Blanca y Rosa descubren que han entrado ladrones, e intentan resolver  la inseguridad que esto les produce.Histórico de emisiones:13/...
  • Capítulo 13 Completo 49:39 51% 06 dic 2010
    Capítulo 13 06 dic 2010 Cuando Doroti y Rosa se enteran de que Blanca se va a casar, su reacción no es precisamente de alegría sino de preocupación, pues ello significa que han de abandonar la casa de su amiga, y no tienen dónde ir. Ent...
  • Avance del capítulo 13 Avance 1:01 49% 30 nov 2010
    Avance del capítulo 13 30 nov 2010 Cuando Doroti y Rosa se enteran de que Blanca se va a casar, su reacción no es precisamente de alegría sino de preocupación, pues ello significa que han que abandonar la casa de su amiga, y no tienen dónde ir.Ent...
  • Capítulo 12 Completo 58:04 50% 29 nov 2010
    Capítulo 12 29 nov 2010 Alberto, el ex marido de Doroti, lo ha perdido todo, y vuelve al lado de su ex, buscando apoyo y consuelo a su desgracia. Pero cuando dicho consuelo lo encuentra en Blanca, Doroti se enfada muchísimo con su amiga...
  • Capítulo 11 Completo 53:45 49% 22 nov 2010
    Capítulo 11 22 nov 2010 Doroti, Blanca, Rosa y Sofía se muestran muy ilusionadas con asistir a una cena de gala, en la que se va a proclamar a la ganadora del premio a la mujer más solidaria de su comunidad. Cuando las cuatro se dispone...
  • Avance del capítulo 12 Avance 1:06 48% 22 nov 2010
    Avance del capítulo 12 22 nov 2010 Alberto, el ex marido de Doroti, lo ha perdido todo, y vuelve al lado de su ex, buscando apoyo y consuelo a su desgracia. Pero cuando dicho consuelo lo encuentra en Blanca, Doroti se enfada muchísimo c...
  • Avance del capítulo 11 Avance 00:53 48% 16 nov 2010
    Avance del capítulo 11 16 nov 2010 Doroti, Blanca, Rosa y Sofía se muestran muy ilusionadas con asistir a una cena de gala, en la que se va a proclamar a la ganadora del premio a la mujer más solidaria de su comunidad. Cuando las cuatro se dispone...
  • Capítulo 10 Completo 50:20 49% 15 nov 2010
    Capítulo 10 15 nov 2010 El padre de Blanca es un hombre peculiar, que lleva ya unos cuantos años viudo y solo. Cuando se entera con estupor de que se ha hecho cantautor y está dispuesto incluso a cantar en público, a Blanca le invade la...
  • Avance del capítulo 10 Avance 1:11 48% 10 nov 2010
    Avance del capítulo 10 10 nov 2010 El padre de Blanca es un hombre peculiar, que lleva ya unos cuantos años viudo y solo. Cuando se entera con estupor de que se ha hecho cantautor y está dispuesto incluso a cantar en público, a Blanca le invade la...
  • Capítulo 9 Completo 53:45 49% 08 nov 2010
    Capítulo 9 08 nov 2010 "Mala pata". Las tres amigas están preparando un número de baile para participar en un festival benéfico, cuando Doroti se hace un esguince de tobillo que va a impedir su participación en el espectáculo. Cuando e...
  • Avance del capítulo 9 Avance 00:46 48% 02 nov 2010
    Avance del capítulo 9 02 nov 2010 Las tres amigas están preparando un número de baile para participar en un festival benéfico, cuando Doroti se hace un esguince de tobillo que va a impedir su participación en el espectáculo. Cuando el médico la d...
  • Avance del capítulo 8 Avance 1:03 48% 26 oct 2010
    Avance del capítulo 8 26 oct 2010 Blanca se siente feliz porque ha conocido al que considera el verdadero y definitivo hombre de su vida. Pero cuando se entera de que tiene dos hijos de corta edad, su decisión de emprender una nueva vida con él s...