La Sala La 2

La Sala

Sábado a la 01.15 horas (Madrugada del domingo)

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4977578
La Sala. Guggenheim - Arquitecture Effects - ver ahora
Transcripción completa

El museo Guggenheim Bilbao presenta "Architecture effects".

Una exposición sobre arquitectura,

arte y creación de narrativas en el contexto cultural

y tecnológico que emerge con el siglo XXI.

La inauguración del museo Guggenheim Bilbao dio lugar

al conocido mundialmente como "Efecto Bilbao"

y revivió el interés por los efectos de la arquitectura

más allá de sí misma.

Dos décadas después de su inauguración,

la muestra evalúa la situación actual y los futuros posibles.

"Arquitecture effect" es el resultado

de una conversación entre dos comisarios,

Troy Conrad, comisario de arquitectura

y de iniciativas digitales en el museo Guggenheim de NY,

y yo, comisario aquí en Bilbao.

La exposición trata de tomar un punto de partida

que todos conocemos y que ha sido comentado

de muchas maneras es el famoso "Efecto Bilbao",

signo de una gran trasnformación

y cómo pensar tras 20 años de efecto Bilbao,

a qué se parece el futuro de la arquitectura,

y el futuro de un campo que no es arte, no es escultura,

arquitectura, es un elemento,

un territorio extremadamente conectado

y no lineal de muchas prácticas,

cómo podemos pensar eso en el futuro

y pensar los múltiples efectos de la arquitectura

y los efectos en general en ese campo donde unas prácticas

y otras convergen.

Es una exposición que refleja nuestro contenido más contemporáneo

de nuestra programación.

No solo en cuanto a la temática,

sino en cuanto a su concepción y en cuanto a su desarrollo.

En el año 1997 el museo Guggenheim Bilbao abrió sus puertas

y esto supuso un punto de inflexión

para la historia de la arquitectura y para Bilbao en general.

El antiguo paisaje industrial de la ciudad sufrió

una transformación completa que puso a Bilbao en el mapa

como destino turístico y ciudad de negocios y servicios.

La exposición está estructurada en tres zonas, tres niveles,

dos de estos son físicos y uno de ellos es virtual.

Esta en el dispositivo de cada visitante.

El primero se llama Airlock, es una esclusa,

una cápsula de tiempo, la parte histórica de la exposición

y la utilizamos como estrategia para condicionar un poco la lectura

de la parte contemporánea,

que es la segunda región de este recorrido

que llamamos Jardín.

El tercer nivel es la Burbuja,

una aplicación que hemos desarrollado junto con el proyecto

de manera específica para ampliar el terreno de la exposición,

incluir todos los elementos que entran en un catálogo

para que también exista un elemento expositivo.

Airlock, una evocadora cápsula del tiempo

representa las condiciones tecnológicas y culturales

en las que se desarrolló el museo convirtiéndose en icono global.

En la sala podemos ver fotografías, libros,

fragmentos de video y objetos diversos

que evidencian la radical mutación tecnológica de la civilización

en sincronía con la transformación de Bilbao.

Todo está formulado visualmente en el lenguaje de ese año, del 97,

entre los muchos folios impresos y planos que vemos

encontramos impresiones del programa Kathia,

que fue el programa que se utilizó para diseñar el museo

de manera novedosa porque era un origen aerospacial

y permitió que toda esta complejidad a nivel de ingeniería,

de construcción, diseño, de dibujo,

fuera una totalidad coherente

y eso muestra hasta qué punto el elemento analógico,

esa impresión en papel,

seguía siendo una referencia segura

para el mundo digital en ese momento,

no olvidemos que el año 97 fue un año

de los que más transmisiones por fax ha conocido en la historia,

a la vez que la gente se creaba su primera dirección e-mail.

Es un año de transformación.

En la sala Destaca Bilbao, Circa 1997 de Mikel Eskauriaza.

Una secuencia de diapositivas que de una forma casi narrativa

ofrece un recorrido por Bilbao

en el momento en el que se inauguraba

el edificio diseñado por Frank Gehry.

Se compone de una serie de 40 fotografías

realizadas entre los años 97 y 99 en el contexto de Bilbao.

La instalación tiene como base un libro en el que se recogen

los cuatro números monográficos que publicó la revista Nueva Forma

en los años 68 y 69 de Daniel Fullaondo.

Dentro del contexto de la exposición,

parece que tiene una mirada hacia un futuro,

este libro da un contexto historiográfico

de un futuro no va a ser

y que es el Bilbao podía haber sido y no fue.

Por otro lado, este trabajo tiene que ver con una visión

documental que incide en la memoria del lugar.

-En el Airlock vemos emerger una serie de hechos,

de datos que leídos de manera combinada nos llevan a problemas

y temas que vemos muy presentes en el mundo contemporáneo.

El paso del Airlock al Jardín

tiene que ver con esa prolongación de las líneas de fuga

de todo aquello que hemos visto emerger en el año 97.

No queríamos una exposición sobre la arquitectura

en la cual los artistas trabajan a un nivel inmediato en la galería

y los arquitectos a un nivel mediado por documentación,

por maquetas, fotografías, elementos de archivo,

que hacían que los arquitectos

y los artistas estuvieran en dos escalas diferentes.

Aquí todos están trabajando a una misma escala,

el espacio en el que estamos,

la escala física de nuestra experiencia como espectadores.

El Jardín presenta propuestas que evidencian

como las cuestiones arquitectónicas se extiendan a áreas

que trascienden el espacio construido.

En la sala encontramos obras de artistas y arquitectos

como Leong Leong o Didier Faustino entre otros.

El otro, obra de Frida Escobedo

que se muestra en primicia en esta exposición,

está formada por fragmentos de una fachada acristalada

de un edificio emblemático de ciudad de México.

La obra ofrece una visión arqueológica

de las historias urbanas de nuestro tiempo.

Esta pieza forma parte de una investigación

que estado haciendo desde 2012,

que trabaja un poco las ideas detrás del modernismo

y cómo sucedió en México en este periodo de tiempo.

He estado analizando un edificio en específico,

es arquitectura anónima, no tiene un arquitecto en particular,

y más bien lo que sucedió

es que con el paso del tiempo no se le dio mantenimiento

y a través de la anonimidad quedaba la transparencia

pero también el reflejo de la caja de vidrio de este edificio,

la gente empezó a hacer añadiciones al interior,

una especie de orilla de mar que va creciendo y decreciendo.

El reflejo se ve en estas piezas.

Lo que va sucediendo en el edificio.

En la sala,

también destaca Tanque de flotación 01 de Leong Leong.

El prototipo está basado en la evolución de las tareas domésticas

y espacios de vida privada como el baño

donde el cuidado de sí puede llevar a tomar una dimensión

de cuidado espiritual y mejora de uno mismo, también mental.

Lo que los arquitectos consideran que puede ser un espacio

de reprogramación cerebral.

Las representaciones arquitectónicas reflejan

el enorme giro que la era digital ha supuesto en la redefinición

de la animación y de numerosas prácticas artísticas como el cine,

el dibujo y la escultura.

Algo que se observa claramente en humano, canino

y entremedio de Olivier Larique.

Mediante sus obras el artista explora fenómenos

como la duplicación,

la conversión y mutación de unas imágenes en otras,

pero también de los objetos.

Asimismo, en la sala,

podemos apreciar la pieza documental de Maio Arquitects

con obras de las artistas Jenna Sutela o Nina Canell.

La obra de Nina Canell consiste en esta colección

de objetos hallados en las playas de Corea

por la artista que los ha ido recuperando

y los ha ido preparando

para su exposición sin apenas manipular nada,

añadiendo algún elemento instrumental

como estos ladrillos, que es una forma precaria de arquitectura,

a la vez hay obras que se presentan aquí

de una forma específica en la exposición

como por ejemplo las columnas flotantes de Maio Arquitects.

Estas columnas se presentaron anteriormente

con un formato distinto, y con un elemento sonoro distinto.

Se han adaptado a la altura de la sala,

también son ligeras y paradójicas por eso,

son objetos cómicos en ese sentido.

Esta obra se ha adaptado al espacio de este proyecto

y también conceptualmente.

Hemos propuesto unas columnas que se han liberado

de todo aquello que tradicionalmente asociamos a la arquitectura

como por ejemplo la estabilidad, la estatipicidad,

en el fondo al liberarse de esa necesidad estructural

que siempre encarnan las columnas, lo que hemos hecho

es transformarlas en una especie de personajes.

Nos gustaba la idea de que estos personajes

pudieran interactuar con los espectadores.

Una tienda sin señal de Mos Arquitects

aisla el interior frente a las señales electrónicas

de la próxima generación de telefonía 5G.

Con el fin de crear una sala de recogimiento y meditación.

La Burbuja, disponible en euskera, español e inglés,

hace que esta exposición

se extienda más allá de sus límites físicos.

La aplicación nos ofrece múltiples lecturas

para transitar la exposición además de material educativo

para profundizar en la información sobre las obras de la muestra

y los artistas, así como una guía acústica.

"Canell encontró estos cables tirados

en las afueras de la ciudad coreana de Seúl.

Después de vaciar los los calentó y comprimió las fundas vacías

hasta convertirlas en masas densas y retorcidas."

-El elemento físico y el material entran en contraste todo el rato

con los elementos menos evidentes,

menos tangibles y por supuesto con lo virtual.

La Burbuja es una herramienta digital

que sirve para conocer más

y también para tener una relación más dinámica con la muestra.

Evidentemente el recorrido se beneficia de la app.

Es un complemento importante que recomendamos,

al mismo tiempo está muy bien también

que la gente que no pueda venir a Bilbao en estos meses,

sepa que la app está ahí para descubrir cosas de la exposición.

Me parece muy importante también

que la gente que viene a la exposición se pueda llevar la app

y continuar explorando, descubriendo,

aspectos de la exposición que no ha podido observar

en el tiempo limitado de la visita de un día.

-Cuando estás en el Guggenheim es una de las cosas que sueñas siempre,

estamos muy contentos,

somos muy admiradores de el edificio

y de Fran Gehry y por supuesto de toda la gente

que está en esta exposición,

con lo cual nos hace sumamente felices poder estar aquí.

-Me parece que es un cierre increíble,

a un trabajo de ya seis años y medio,

también compartirlo con tantos colegas que admiro y respeto mucho.

Es un gran honor.

¿Qué hace que la arquitectura trascienda la mera construcción?

Los visitantes de esta exposición, podrán encontrar la respuesta.

Como pasó con el museo Guggenheim Bilbao,

un edificio puede cambiar el curso de la historia.

(Música)

Esta iniciativa de lo que trata es de ofrecer por parte del museo

un espacio de bienvenida para los visitantes,

que sirva como introducción a la visita.

Es un espacio en el que el visitante va a poder

tener una acercamiento a nuestra historia,

a la génesis, al edificio,

a la colección y de alguna manera queremos que sirva también

como un punto de partida emocional,

un umbral de entrada antes de entrar a conocerlo.

-Para la construcción de Zero, no jugamos solo con la óptica,

también con la iconografía del museo, elementos de archivo,

imágenes de la colección, también imágenes nuevas,

imágenes que han sido creadas para la ocasión

porque el gran desafío era cómo hacemos que el museo se presente

asimismo de una forma novedosa

cuando ya es uno de los íconos arquitectónicos

más representados del mundo.

Entonces hemos buscado una manera

en que las imágenes y el modo en que se presenta ofrezcan

un acercamiento novedoso al museo, a todas sus formas.

Como es un lugar en el que cualquiera

puede entrar en cualquier momento,

hay un bucle en el que el visitante se va a integrar para ver,

el audiovisual y la banda sonora debe contar una historia

pero a la vez debe meterte en el bucle

en cualquiera de los momentos y mantenerte ahí

hasta que quiera salir.

El trabajo por tanto necesita una circularidad

y la hemos encontrado en la sala.

Es un instrumento muy interesante conceptualemente,

crea estos "loops", estos bucles,

se va formando un diálogo cada vez más complejo

y luego vuelve a bajar de ritmo y para ello hemos colaborado

con diversos que nos han aconsejado o aportado música

que ya habían compuesto

para orientar la dirección de la banda sonora.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Arquitecture Effects

La Sala. Guggenheim - Arquitecture Effects

10 feb 2019

El museo Guggenheim Bilbao presenta Arquitecture Effects, una exposición sobre arquitectura , arte y creación de narrativas en el contexto cultural y tecnológico que emerge en el s. XXI. La muestra evalúa la situación actual y los futuros posibles.

ver más sobre "La Sala. Guggenheim - Arquitecture Effects" ver menos sobre "La Sala. Guggenheim - Arquitecture Effects"

Los últimos 82 programas de La Sala

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios