La noche temática
­ ­ ­ ­

La noche temática

Los sábados en la 23:00 h.

Síguelo también en directo en RTVE.es

Dirigido por: Cecilia Fernández

La Noche Temática comenzó su andadura en La 2 de TVE en octubre de 1995. A lo largo de su trayectoria, el programa ha conseguido unos índices de audiencia muy por encima de la media de la cadena y una aceptación por parte del telespectador que se ha mantenido prácticamente inalterable en el transcurso de los años.

La Noche Temática utiliza un formato poco habitual en la programación de las televisiones generalistas. Un formato interesante y distinto, abordar un mismo asunto desde distintas ópticas en una combinación de documentales, apoyado en ocasiones con largometrajes. Un espacio abierto a todos los conocimientos, que explora todas las corrientes de ideas, abierto a la innovación y al cambio.

Los contenidos de los documentales de La Noche Temática facilitan una mirada a los acontecimientos que han marcado el último siglo y a los asuntos que marcan las tendencias del actual. El programa invita cada semana al telespectador a perfeccionar sus conocimientos, a analizar los más importantes acontecimientos de la historia, a profundizar en los temas sociales, a conocer a fondo personajes relevantes, a descubrir otros horizontes y a entender otras culturas.

El equipo del programa utiliza una gran parte de sus recursos e infraestructuras en la búsqueda de las mejores piezas documentales que existen en el mercado mundial para proponer al espectador tanto obras originales como obras de patrimonio, nuevos talentos y valores seguros, formas sorprendentes y formas clásicas.

Este contenido solo está disponible para España y Andorra por restricciones de derechos.

3280498 www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.8.0/js
No recomendado para menores de 12 años La noche temática - El ocaso de la Yakuza - Ver ahora
Transcripción completa

Ocurrió hace 11 años.

Mi oyabun me dio 380 000 dólares para abrir un establecimiento.

Pero la fastidié

y el dinero desapareció.

Solo quedaba una salida honrosa.

De acuerdo, vamos a hacerlo.

Una,

dos..., tres.

¡Maldita sea!

¡Es mi propio dedo, por amor de Dios!

Ahora, de verdad,

¡una, dos, tres!

Por fin el maldito dedo salió.

Honorable jefe, por favor.

Toma esto como símbolo de mis sinceras disculpas.

Genial, era la única prótesis que tenía.

Muchas gracias, ahora es inútil.

Podría tirarla.

El distrito Ginza.

Por un lado, barrio comercial de la clase alta,

por otro, un núcleo del bajo mundo de Tokio.

Durante décadas fue su territorio de caza.

Yoichi Nakamura, antiguo cobrador de deudas,

conocido como el león de Ginza.

Durante 37 años, Ginza fue mi territorio.

Era una fiesta cada día.

Desde que estoy excomulgado no puedo ni pisarlo.

Una pena, pero es mejor no cruzar la frontera.

Debo quedarme en las cercanías, en el distrito de Shinbashi.

Hasta siempre, mi Ginza.

Fui miembro del clan Sumiyoshi-kai durante 37 años.

Hace unas semanas abandoné el clan,

me transformé en un ciudadano corriente.

Me uní al clan con 20 años,

desde entonces Ginza fue mi hogar,

era todo lo que conocía.

El problema era que la Policía

se había puesto muy seria con la yakuza.

No se podía hacer nada.

Si montabas un pequeño escándalo o te metías en una pelea,

la Policía te arrestaba.

Los tiempos han cambiado.

Quiero decir, para la yakuza

tal y como la conocemos, en mi opinión.

¡Yo declaro a Toyohiko Tanaka

como el octavo padrino de la familia Tamagawa

del clan Matsuba-kay!

Toyohiko Tanaka, un oyabun de la yakuza,

que significa "padrino".

Su clan es Matsuba-kay.

Tiene más de 400 miembros,

uno de los mayores sindicatos del crimen organizado de Japón.

Como miembro de la yakuza,

no debes actuar como un vulgar matón.

Debes ser inteligente.

Nuestro negocio depende de nuestra relación con la gente.

Si nos temen, no podemos negociar con ellos.

No me son útiles los criminales comunes.

En la yakuza tenemos reglas estrictas.

Si las ignoras, para mí estás muerto.

Serás excomulgado.

Eso es lo peor que le puede pasar a un yakuza.

Y si mueres en el proceso, ese es tu problema.

-¡Bienvenidos!

Oficina nueva, nuevo comienzo para el antiguo yakuza Nakamura.

Con cerca de 60 años, no es una tarea fácil.

Soy yo, Nakamura.

¡Nakamura!

Recientemente he dejado la yakuza, estoy volviendo a empezar.

Dos días más tarde y ya tengo esta oficina nueva.

Estoy ahora en ella.

Toda para mí. Y, por supuesto, gratis.

Pero fui yakuza durante 37 años.

Fue una impresión enorme la que me llevé,

como te imaginarás,

como una patada en el estómago.

Tuve una pequeña pelea por dinero, no fue culpa mía, en absoluto.

Un canalla apareció contando chorradas.

Pero los jefazos querían deshacerse de mí hacía mucho tiempo.

Dijeron que ya no necesitaban matones como yo y me excomulgaron.

Voy a demostrar al mundo quién soy.

Mi nuevo negocio es de bienes raíces, préstamos de dinero,

publicidad de boxeadores y celebridades.

El éxito llegará pronto.

Es lo que hacía como yakuza.

La principal diferencia es que la policía te deja en paz

si no operas bajo la insignia de yakuza.

Lo sé,

no debería ponerme estos zapatos para trabajar, ¿verdad?

Comienzo el día dando un buen paseo.

Tomando un poco de aire fresco.

Sí, todo va genial por el momento.

¡Hola!

¡Buenos días!

¡Que paséis un buen día!

¡Vamos, vamos vamos!

Yo habría hecho cualquier cosa por mi jefe.

Leal hasta la muerte.

Es decir, hasta hace poco, claro.

Aún pienso que nuestro clan es una gran organización.

20 000 miembros no pueden estar equivocados.

Pero, para mí, ser yakuza consistía en ser un guerrero.

Luchar contra tu enemigo hasta el final.

Me dijeron que me retirara en mi última pelea.

Entonces ¿para qué sirve ser yakuza?

Debido a la presión policial,

para muchos jefes de la yakuza es crucial no atraer atención

con crímenes violentos.

Un matón de bajo rango como Nakamura no sirve de nada para los jefes.

¡Banzai!

¡Banzai!

¡Banzai!

Daikaku Chodoin, llamado el sensei, es consejero legal de la yakuza.

Maneja los hilos políticos,

es también un gran maestro de las artes marciales.

Ha pasado muchos años en prisión.

Japón le considera un terrorista.

Tiene conexiones con celebridades internacionales,

conoce a todos los jefes principales de la yakuza personalmente.

Había que tener en cuenta a la yakuza.

Pero actualmente no pueden ni ganarse la vida.

La mayoría de los jóvenes se unían a la yakuza por admiración.

Han perdido su atractivo, ya no se les considera guays.

Han perdido su poder, su futuro se ha vuelto deprimente.

Muchos tuvieron que dejar sus clanes,

algunos han llegado incluso a la indigencia.

Yo ofrezco a esos desilusionados yakuza

una oportunidad de unirse a mi organización.

Cada día tenemos más miembros.

El problema es que muchos yakuza han perdido el rumbo.

Se han convertido en gángsteres ordinarios.

Esto es lo que originó sus problemas con la sociedad japonesa.

La organización del sensei

está basada en los principios de bushido,

el espíritu guerrero japonés.

Todos sus nuevos reclutas deben ser instruidos en artes marciales.

Entre ellos hay una cara familiar.

Nakamura es uno de los exyakuza desilusionados

que encontró un nuevo hogar con el sensei.

El conocimiento de Nakamura del bajo mundo de Tokio

es muy valioso para el sensei para reclutar nuevos miembros.

Y para Nakamura es una oportunidad para volver a empezar

en un escenario familiar.

La yakuza se originó en el siglo XVII.

Está profundamente enraizada en la sociedad japonesa.

Tolerada durante siglos en sus comunidades,

han sido considerados como la solución de los problemas

en zonas donde la policía no es bienvenida.

A la yakuza le gusta ser considerada el legado de los samurai,

los caballeros guerreros históricos de Japón.

Desde tiempos remotos

nuestro clan tiene unos principios concretos.

No podemos tolerar a gente que actúe sin compasión en su propio interés.

Nosotros, los yakuza,

vivimos bajo un antiguo código de honor,

lo llamamos ninkyodo.

Hacia los poderosos mostramos fuerza,

hacia los débiles manifestamos compasión.

Una regla básica del código de honor

es no meterse con las personas normales,

sobre todo con ancianos, mujeres y niños.

Pero no podemos ganarnos la vida siendo amables.

Estábamos especializados en el juego ilegal,

con las nuevas leyes es imposible.

Cobrar dinero por proteger

es distinto.

Aún es frecuente en nuestros territorios,

como aquí, por ejemplo.

La extorsión, una clásica práctica de negocios de la yakuza

y una carga para los dueños de pequeños negocios en Japón.

Sin embargo, los jefes como Tanaka son bien conocidos en su territorio

y apenas los teme la gente común.

El nombre yakuza

procede de una mano perdedora en un antiguo juego de naipes.

Eso simboliza su posición en un antiguo juego japonés.

Los ven como perdedores y bandidos en vez de una mafia hecha y derecha.

Recientemente la generación más joven

comienza a ignorar las normas y reglas tradicionales de la yakuza

y su reputación ha sufrido.

Lejos de las nociones románticas de los samuráis,

muchos los consideran criminales comunes.

Yakuzas de la vieja escuela como el oyabun Tanaka

son una estirpe moribunda.

Antes los miembros del clan íbamos juntos de fiesta

en el distrito Ginza.

Ahora ya no queda nadie.

Ya no hacen nada estos hombres.

Nakamura comienza a sentir

que haber sido expulsado de la yakuza

podría ser una ventaja.

Poco ha cambiado de su antigua vida.

Sus socios de negocio son todos exyakuza.

Llaman al timbre

¿Ahora quién es?

Que alguien abra la puerta, maldita sea.

-Hola, soy de una empresa de tecnología.

-¡Me importa una mierda, sal de aquí!

Ah. Espera un momento. Pasa.

¿De qué está hablando?

Vamos, tío, no me aburras con estas chorradas.

El sensei que abrió la oficina de Nakamura

hace una visita inesperada.

No parecen ocupados en nada.

Pero Nakamura afirma que pronto entrarán 350 000 dólares

de una fuente no revelada.

Hasta que el dinero llegue, pasan el tiempo charlando.

-Me arrepiento de haberme hecho estos tatuajes.

La policía me controla.

-¿Qué te parece que te falte un dedo?

-Eso es total, tío, ya no te dejan ni jugar al golf.

-Yo fui una vez al salón a hacerme un tatuaje.

Ahora me alegro de no habérmelo hecho.

Los tatuajes son un distintivo de los yakuza.

Una vez fueron la marca del forajido japonés.

Ahora el estilo de sus tatuajes ha entrado en la moda generalizada.

Horitoku Shodai es un maestro del tatuaje tradicional japonés

llamado Tebori.

El señor Shodai, antiguo yakuza,

es muy conocido en el bajo mundo de Tokio por su destreza.

Muchos de sus clientes habituales

son muchos del antiguo clan de Nakamura.

-Pones las agujas en la herramienta de acero.

Luego las tiras.

En el pasado usábamos estas herramientas de bambú.

Todo comenzó en el periodo Edo, hace más de 300 años.

Las autoridades tatuaban en los brazos

a los prisioneros de ciertos delitos.

Lo hacían de modo que lo veías cuando alzaban los brazos ocultos

bajo el kimono.

Los marcaban de por vida como delincuentes.

Cuando llegaban a casa, los evitaban y nadie les daban trabajo.

Como protesta por estos actos cometidos por las autoridades,

la cultura de los tatuajes evolucionó.

A partir de ahí los yakuza, clientes habituales de la prisión,

se apoderaron de esa cultura

y la convirtieron en una parte inseparable de su estilo de vida.

En los viejos tiempos,

los oyabun pagaban por los tatuajes de todo su clan.

Les decían a los jóvenes que se hicieran un tatuaje.

Un tatuaje típico yakuza sería, por ejemplo,

un dragón luchando contra un tigre.

En el pasado en muchos clanes obligaban a tener un tatuaje.

Actualmente, la imagen de convictos y la yakuza,

en conexión con los tatuajes, se ha desvanecido.

Ahora hay mucha gente normal con tatuaje.

Los jóvenes presumen de sus tatuajes y perforaciones en público.

No me gusta eso.

Los tatuajes no son para enseñarlos en público.

Por eso los tatuajes de los yakuza

han perdido su significado.

Este es el trabajo de Horitoku.

Pero en Japón es arriesgado hacerse un tatuaje.

Unas leyes estrictas te impiden entrar en muchos lugares públicos,

como gimnasios, balnearios o saunas,

seas yakuza o no.

La historia y tradiciones de la yakuza

se remontan a siglos atrás.

Algunas aún evocan el Japón feudal.

yakuzas de la vieja escuela como el oyabun Tanaka

se aferran a sus raíces.

Lo que hace mi sirviente es habitual en Japón.

Siempre se empieza con un aprendizaje extenso.

Esto también lo hacen los deportistas, monjes, etc..

Limpiar, hacer la colada, cocinar.

Todo forma parte del aprendizaje.

No es un trabajo sucio para humillar a la persona,

es para formar su carácter.

Yo también pasé por ello.

En compensación, cuido de mis niños, les compro todo lo que necesitan.

Solo si hacen sus tareas como es debido, claro.

Es nuestra regla.

-Me uní al clan hace siete años.

Normalmente tengo que levantarme

alrededor de las ocho de la mañana

y hacerle el desayuno al jefe.

Luego tengo que limpiar la casa,

hacer lo que el jefe quiere que haga.

Así es como paso los días.

Por mi oyabun

estaría dispuesto

a sacrificar mi propia vida.

-Si estás dispuesto a hacer cualquier cosa por tu clan y tu familia,

ir a prisión,

lo que sea que yo te pida, paso a paso podrás escalar puestos.

Si sigues las normas,

un día podrías convertirte en aniki, "hermano mayor",

o, incluso, en oyabun, "jefe".

Como oyabun, o padrino,

has llegado a la cumbre del mundo yakuza.

Soy yo.

Lo que vemos aquí es la ceremonia más importante de los yakuza,

el nombramiento de un nuevo oyabun.

Yo, en este caso.

Te entregan los símbolos

que representan el territorio y la larga historia

de cada familia del clan.

En el mundo de los yakuza lo llamamos tamashi,

el espíritu.

El león de Ginza nunca tuvo una posición alta

en la jerarquía de los yakuza.

Para él siempre consistió más en fiestas y chicas.

Su nuevo jefe, el sensei, quiere ver resultados.

Nakamura busca bienes inmuebles.

En su apogeo, inicios de lo 90 con la burbuja económica,

Nakamura ganó mucho dinero con este negocio.

Afirma haber sido millonario entonces.

Tiene planes para volver a serlo.

¡Eh!

Miren esto.

Qué desperdicio.

Si pudiéramos comprar todo esto, construiríamos aquí un complejo.

Y estas chozas...

Nadie puede vivir en estos vertederos de todos modos.

Aquí debería haber un edificio nuevo, con clase.

Pero esos malditos quieren sacarnos hasta el último yen.

Que los jodan.

Uno, dos, tres...

Todos serán derribados.

Miren esta belleza.

Y esta también.

Podríamos construir algo muy lujos aquí.

Tengo que sacar fotos de todo.

De acuerdo.

Esto ya es otra cosa.

Imaginen, podríamos derribar todos los edificios de la calle,

construir un megacentro comercial.

Esta gente quiere dinero

para irse de sus chozas.

Esta es la clase de problema al que me enfrento cada día.

Se niegan a marcharse, y eso da problemas.

Tal vez deberíamos contratar a un asesino al sueldo.

Ríe a carcajadas

Por la noche Nakamura informa de su progreso al sensei

cuando recibe una llamada muy familiar.

¿Usted otra vez, agente?

Le he dicho que me han excomulgado.

¿Qué dice?

¿No me devuelven el pasaporte?

¿Y si tengo que salir en viaje de negocios?

Con mi nuevo trabajo podría ocurrir.

¿No me diga?

De acuerdo, le llamaré otro día. Gracias.

Era la Policía.

-Te controlan como si fueras un gángster famoso.

El sensei parece contento con los resultados.

Nakamura decide que es hora de ir de fiesta como antes,

y mezclar negocio y placer.

Publicita su primer combate de boxeo en el Barrio Rojo de Tokio.

Música

Siempre recordaré los buenos tiempos que pasamos en Ginza,

fue la mejor época de mi vida.

Teníamos las mejores chicas.

Fue una gran época.

Lo pasábamos bien todos los días.

Bebíamos champán y vino, Romanée Conti,

a 10 000 dólares la botella.

Sabíamos divertirnos.

Algunas veces me gastaba 60 000 dólares al mes.

Pero hoy en día

tenemos que beber Shochu barato, licor de patata.

De acuerdo, señoras.

Soy promotor de boxeo.

Necesito chicas en el cuadrilátero.

Poned vuestros números y nombres en mi móvil.

Estaréis en mi siguiente evento.

Y, tú, chico,

aquí tienes dos entradas para mi próximo evento.

Es un regalo.

Trae a tu madre si quieres.

Dos de los mejores asientos en primera fila de ring para ti.

Es hora de cantar el viejo himno de clan.

Canta en japonés

Se ha hecho tarde,

el sensei va de camino a otra reunión más.

Como hombre el bajo mundo siempre sabe cómo sorprender.

¿He mencionado que tengo 57 hijos?

Ahora tengo 70 años, pero pienso tener muchos más.

Mis hijos son responsables de sus vidas.

Si quieren unirse a la yakuza o a una banda, que así sea.

No interferiré.

Si se meten en problemas, tendrán que atenerse a las consecuencias.

Si matan a alguien, tendrán que ir a prisión.

Y siempre hay posibilidad de que los maten.

Hace solo tres semanas

uno de mis hijos murió.

Eso no me afecta en absoluto.

El sensei cree en el antiguo código de honor japonés, el bushido.

Los yakuza afirman que siguen el legado del bushido

con su código de honor.

Pero para el sensei, esto es algo del pasado.

Se ha vuelto patético.

Los jóvenes yakuza se marchan por no poder pagar

la cuota de miembros del clan de 2000 dólares al mes.

Ya nadie puede ganar dinero. El sistema piramidal se derrumba.

En la actualidad los yakuza son debiluchos.

Su educación es demasiado blanda.

Si hay que matar a alguien, lo hacen quienes tienen 60 años.

Los jóvenes ya no pueden hacerlo.

Les falta la fuerza de los miembros más antiguos.

Si no eres capaz de matar a un ser humano,

no estás calificado para ser un yakuza.

Si no estás dispuesto a quitarte la vida,

tampoco estás cualificado para ser un yakuza.

El coche se detiene en la entrada de un bar.

Un pez gordo le ha pedido consejo.

No se permiten cámaras.

Tanaka ha invitado a un viejo amigo a cenar.

Se conocieron hace años,

cuando a Tanaka se lo llevó esposado

ese mismo amigo.

Se llama Noryo Tamura,

antiguo jefe de la Unidad Antiyakuza del norte de Japón.

Los dos tienen una relación muy especial.

Este hombre siempre me acosaba.

Yo siempre decía:

"Sí, Sr. Tamura, lo siento mucho".

Siempre nos hemos respetado

y hemos estado en igualdad de condiciones.

Sin esas reglas comunes,

nunca habría habido ningún tipo de comunicación ni transparencia.

Cada mañana venía con café.

Nosotros le esperábamos para fumar juntos.

Luego hablábamos de negocios.

-Tú siempre has dirigido tus negocios según tu código de honor.

Ambos nos beneficiamos de eso.

Esa también es la razón por la que la yakuza

ha podido sobrevivir durante tanto tiempo en Japón.

Debido a esta relación,

la Policía hace la vista gorda en ciertos delitos.

Pero hay límites,

como el incidente por el que Tanaka pasó ochos años en prisión.

-Por entonces aún éramos muy jóvenes.

Comenzó siendo una discusión normal.

Me enfrenté a mi hermano.

Le dije que no podíamos meter una chica nueva en el club.

Pero él empezó a hablar de amor.

Yo sabría que habría problemas y que irían a más.

Me fui al baño del club.

Escondí mi espada en lo alto de la cisterna.

Me lavé las manos y volví.

Y empezaron los problemas.

Envié a un hombre a por la espada.

vi a mi hermano correr dentro.

Estaba seguro de que había cogido algo.

Nos encontramos fuera.

Siempre le recordaré suplicándome: "Hermano, espera, estaba equivocado".

Era demasiado tarde.

Le apuñalé, se llenó todo de sangre. Murió.

Quiero añadir algo.

Aquí, en Japón,

cuando matamos a alguien, tenemos razones para hacerlo.

Si nos ofendes, pelearemos.

En los sindicatos del crimen extranjero matan por dinero.

Los japoneses no lo hacemos, tenemos orgullo.

Japón tiene más de 80 000 miembros de la yakuza,

pero es uno de los países más seguros.

Los índices de asesinato y tráfico de drogas soy muy bajos.

La policía usa esto para justificar su política de tolerancia.

Pero las cifras y el poder de la yakuza

obligan a la Policía a actuar,

pero no todos están de acuerdo con la dureza de las leyes.

-No sé si debería decir esto,

pero la yakuza mantiene limpias las calles.

Para nosotros es un mal menor.

Pasan muchas cosas en el bajo mundo

donde la policía no tiene acceso.

Pero la yakuza tiene acceso y sus intereses, a menudo,

chocan con los de otros sindicatos extranjeros más implacables

dedicados al tráfico de drogas.

Que controlen sus territorios evita ciertos delitos.

Es el día del primer evento de boxeo de Nakamura.

Necesita desesperadamente triunfar.

Su acuerdo de bienes inmuebles salió mal.

Hola. Estoy promocionando un espectáculo de boxeo.

Si tienes tiempo, sería genial que vinieras.

Te reservaré los mejores asientos, en primera fila.

¡Piénsalo!

Hasta luego.

¡Maldita sea! ¡So zángano!

¡Noquéale!

¡Es un evento de beneficencia!

¿Cómo sabré cuánto dinero irá para la beneficencia?

Son esas cajitas.

Lo que vaya ahí será un regalo para las víctimas.

Es la primera vez que soy promotor de un evento de boxeo.

Como ven, no ha venido mucha gente.

Me siento un poco solo.

Me encanta el boxeo, pero ya no dejan entrar a los yakuza en los eventos.

Llevaba tiempo sin ir a uno.

Los gimnasios nos contrataban para vender entradas para ellos.

Nosotros controlábamos el asunto.

Música

Canta en japonés

Tararea

Tararea

Es hora de contar las ganancias.

Y es otro fracaso para Nakamura,

no hay ni para cubrir la mitad del alquiler del local.

Una vez que te conviertes en un ciudadano ordinario,

la gente te cree débil y que puede meterse contigo.

La próxima vez lo haré a la antigua, con fuerza.

Tras 27 años siendo un gángster, solo eso puedes ser, un gángster.

De vuelta en la oficina,

Nakamura y sus socios se lamen las heridas

tras el fracaso del evento.

El humor es sombrío,

pero pronto sus pensamientos derivan a tiempos aún peores en su vida.

Solo he ido a prisión una vez en mi vida, durante 10 meses.

Decidí que nunca volvería a un lugar tan horrible como ese.

Pero vosotros, idiotas, sois diferentes.

Entráis en la cárcel una y otra vez.

-Esos fueron, más o menos,

accidentes relacionados con la economía.

-Yo, por posesión de armas.

-Mientras estaba en prisión,

alguien huyó con sus ahorros, 2 500 000 de dólares.

Como he dicho antes,

es un idiota.

-Lo que tú digas, capullo.

-Estoy diciendo la verdad.

Me han arrestado muchas veces por drogas, chantajes, peleas serias,

aunque siempre me dejan ir.

Tiempo de cárcel cumplí una vez por una pelea pequeña.

El problema fue que me arrestaron una semana después de casarme.

Cuando me soltaron, ella se divorció

de mí casi inmediatamente después.

-Eso pasa si vas a la cárcel.

-Nos queríamos mucho, pero, cuando salí, ella estaba muy fría.

Esa misma noche tuvimos sexo y fue como hacerlo con una muñeca.

-Lo peor de la cárcel es la rutina.

Antes de volver a tu celda, te registran por si has escondido algo.

Estás desnudo delante de todas esas personas.

Te subes a unas barras y enseñas las manos, la boca, los pies.

Y lo último, te abres de nalgas y mostrarles es agujero del culo.

El amigo de Nakamura pagó con más de 25 años en prisión.

Además, pagó con dos dedos de su mano izquierda.

El clan abrió una cuenta bancaria a mi nombre y metió 500 000 dólares.

Ese mismo día, tenía que devolver una deuda de juego por la misma cantidad.

Pensé cogerlo prestado por un tiempo.

Avergoncé al clan y debía una disculpa a mi superior.

Solo podía hacer cosa según nuestro código de honor.

Para salvar la cara, me corté dos dedos y abandoné el clan.

Después, metí los dedos en formaldehído.

Los envié a las oficinas de dos de los clanes implicados.

El dedo significa más que dinero.

Es el símbolo más importante de expiación

en el mundo de los yakuza.

La yakuza no es secreta ni ilegal en Japón.

Sus oficinas y sus miembros están registrados.

Aquí había antes una señal antes de nuestro clan.

Pero estos días la Policía es tan estricta que tuvimos que quitarla.

Nos hubieran arrestado por intimidación.

Los yakuza se ven como un mal necesario en el bajo mundo de Japón

a pesar de las comparaciones con los delincuentes comunes o la mafia.

Nuestro oyabun nos enseña ciertos valores.

Jamás nos ordenará directamente que cometamos delitos.

Yo era peor antes de convertirme en un yakuza.

Si un matón común entra en nuestro mundo,

tendrá que actuar según nuestras reglas.

Y, créanme, eso le enderezará.

No toleramos bandas callejeras en nuestro territorio.

Nosotros los mantenemos alejados de las calles.

Se consideran víctimas de una caza de brujas.

Pero hay razones para las leyes contra ellos, como el oyabun,

admite Tanaka.

Hay ciertos clanes,

yo los llamo grupos Rambo,

que han atraído la atención por casos de mucha notoriedad.

Cometen muchos delitos, lo que no solemos hacer.

Roban bancos, chantajean

e incluso trafican con órganos human os.

Casi entiendo que la Policía no tolere tal comportamiento.

-Si quieres ver esto desde un solo ángulo, claro que somos malos.

Pero, comparados con otros delincuentes, nosotros tenemos

modales y valores.

Nosotros no enseñamos nuestros tatuajes ni vamos arrasando.

Pero, por supuesto, existen ciertas reglas en nuestra ciudad.

Si quieres abrir un bar, habla con nosotros o tendrás problemas.

Como los yakuza imponen sus reglas a los ciudadanos,

los japoneses aplauden las leyes contra ellos.

Aun así, la idea de los yakuza como un mal necesario permanece.

Los jefes mayores, como Tanaka,

desprecian las drogas y no las permiten.

El debilitamiento de la yakuza tendrá efectos secundarios,

como el oyabun Tanaka advierte.

Estamos perdiendo una alarmante cantidad de miembros recientemente.

Con la aplicación de leyes más estrictas, intentan eliminarnos

de una vez por todas.

Como yakuzas, no podemos tener cuentas bancarias,

no podemos alquilar un piso y pueden negarte la sanidad.

Cuanto más intenten aplastarnos,

con más facilidad pondrá el pie la mafia extranjera en Japón.

Con nosotros, los yakuza,

la Policía sabe exactamente a qué atenerse.

No tendrán ese privilegio con nadie más que con nosotros.

-Cuando mi padre vivía, estaba muy preocupado por mí.

No hacía más que mandarme cartas diciendo:

"No te metas en problemas con la Policía".

¡Maldita sea, otro terremoto!

Esta es mi alerta de terremotos.

"Terremoto en la provincia de Ibaraki".

"Prepárense para el impacto".

¿Lo sientes? Yo ya lo siento.

Va a venir.

Dicen que es fuerte. Mira.

-Salgamos.

-Venga, cobarde, ¿por qué vamos a salir?

Ya está aquí.

Ahora vamos a morir juntos, Sebastian.

Estamos en la provincia de Miyagi.

Vamos a visitar un campo de refugiados

y a sorprenderlos con unas cervezas.

Espero que podamos subirles el ánimo con un poco de alcohol.

¡Increíble!

¡Es un páramo absoluto!

No queda nada, nada.

Es totalmente diferente a verlo por televisión.

Increíble.

Mira todas esas barcas y coches

por todas partes.

La naturaleza es una cosa aterradora.

Como yakuza, me he enfrentado a muchas situaciones

y a enemigos terribles.

Pero contra el increíble poder destructivo de la naturaleza,

como los tsunamis o los terremotos,

todo parece un juego de niños.

Es difícil imaginar que los niños venían a clase aquí hasta hace poco.

De un día para otro, todo ha desaparecido.

Cuando golpeó el tsunami de repente,

todo el mundo gritaba: "¡Corred, corred por vuestras vidas!".

Yo lo dejé todo y corrí lo más rápido que pude hacia la seguridad

del tejado de la escuela de primaria.

Nuestra casa,

donde llevábamos una vida normal...

Lo hemos perdido todo.

Nos vemos obligados a aceptar ayuda de la gente.

Yo no estaba habituada a esto.

No podía dejar de llorar.

-¿Cuántas cervezas podemos coger?

-Dos o tres.

Meses después del desastre,

este gimnasio aún sirve de refugio a más de 30 refugiados.

Es la primera vez que Nakamura viene aquí.

Pero su amigo estuvo dos veces con su clan poco después del terremoto.

Truco publicitario o no,

los yakuza fueron de los primeros en llevar ayuda.

Muchas gracias otra vez por la cerveza.

Llevaba tiempo sin beberla y ahora

mírenme.

Estoy un poco achispada.

-No sé qué decir.

Siento mucha pena por estas personas.

Tanaka canta en japonés

Cantan en japonés

Escucha, tengo una idea.

Botellas de agua.

Sé dónde podemos conseguir botellas de medio litro por 25 yenes.

Podemos venderlas por cinco veces más en las zonas del tsunami.

Nunca tienen agua suficiente.

Este es mi nieto Riky.

¿Cuántos años tienes?

Tiene 8 años.

Y este es su hermano pequeño, Rei.

¿Cuántos años tienes?

-Tiene 3 años. -Tiene 3 años, sí.

-Mi abuelo es un yakuza.

Yo quiero ser un yakuza algún día.

Al oyabun Tanaka le preocupa el legado de los yakuza.

Sus valores se han perdido entre sus jóvenes, que ya no se ajustan

a sus reglas y buscan ganar dinero fácil con las drogas y la Bolsa.

Y la Policía ha cambiado su política de tolerancia por la de exterminio.

El bajo mundo de Japón está convulsionado.

Las nuevas circunstancias nos impiden cooperar con la Policía.

Ya no podemos dejar que conozcan nuestros negocios.

Tendremos que operar en secreto, desde la clandestinidad.

Tendremos que convertirnos en una mafia común para sobrevivir.

Tendremos que enfrentarnos a nuevos enemigos.

Por eso no quiero que mis hijos y mis nietos se involucren en esto.

Cantan en japonés

El segundo, el tercero...

Yo soy el octavo oyabun de una larga tradición.

Y un día, con suerte, entregaré estos objetos simbólicos a mi sucesor.

En el reino animal, todo consiste también en los territorios.

Si uno se va o muere, otro lo ocupará.

Si una mosca se te acerca zumbando y la aplastas,

no pasará mucho tiempo antes de que la siguiente entre por la ventana.

La nueva mosca podría ser

una nueva mafia japonesa

o una mafia extranjera, quién sabe.

Pero, mientras haya algo tan dulce y tentador

como el dinero,

siempre habrá moscas.

Han pasado semanas desde el viaje de Nakamura y su negocio

de las botellas de agua ha fracasado.

Tras todos los fracasos de Nakamura, el sensei se está impacientando.

Ha organizado una reunión bajo los cerezos en flor.

El león de Ginza parece deprimido.

Campana

He echado a perder mi vida siendo un yakuza.

He roto mis tres matrimonios.

He deseado no haber hecho ciertas cosas

o no haber sido tan duro con ciertas personas.

Era un estilo de vida hedonista.

Bebíamos y comíamos tanto como podíamos, no dormíamos.

Todos los días la misma pauta, pero eso

se cobra un precio en tu cuerpo.

Tengo diabetes y debo inyectarme insulina.

-El sensei ha llegado.

El sensei ha llegado.

La atmósfera es tensa.

Y Nakamura, tras unos tragos, empieza a pelearse con su destino.

Toda mi vida es un gran arrepentimiento.

No sé por dónde empezar.

Siento lástima de mí mismo.

-Yo no me arrepiento de nada.

-Tienes razón.

Yo tampoco me arrepiento de nada, ya no.

Todo va a ir bien.

-No mires al pasado, mira hacia adelante.

No puedes cambiar el pasado. Es demasiado tarde para eso.

Sin una palabra, el sensei abandona la reunión. Ha visto suficiente.

Esa misma noche, en la oficina de Nakamura...

Ahora me van a echar de aquí.

No pagué el alquiler.

Ya me han quitado las llaves.

Quieren que pague 30 000 dólares.

Lo he intentado al máximo,

pero el dinero no llega.

He tenido muchos problemas.

¡Maldita sea!

¿Qué voy a hacer ahora?

Creí que la oficina era gratis,

pero pensaba entregar algo de dinero

cuando el negocio empezara a marchar.

Fui un yakuza durante 37 años.

Es lo único que sé hacer. No sé hacer nada más.

No sé qué voy a hacer ahora o adónde voy a ir.

Pero encontraré algo.

Empezaré una vez más desde cero.

Esta es la última vez que Nakamura fue visto en Tokio.

En noviembre de 2012, el león de Ginza, según dicen,

murió escondiéndose de sus acreedores.

La noche temática - El ocaso de la Yakuza

52:36 18 mar 2017

La Yakuza está muriendo, sus miembros son cada vez más mayores, están perdiendo poder frente a las mafias extranjeras y, además, el gobierno ha lanzado una operación para erradicarlos de la sociedad. Ellos se defienden de los ataques diciendo que son una parte necesaria de la vida japonesa. Al contrario que la mafia, la Yakuza es una organización legal y pública, sus sedes y sus más de 80.000 miembros están registrados. Su código de honor les obliga a confesar sus crímenes cuando se produce una investigación criminal, pero la presión de las autoridades que, hasta hace poco, practicaban una política de tolerancia, ha hecho que ya no haya colaboración y, poco a poco, empiecen a pasar a la clandestinidad. El reportaje narra la lucha de la Yakuza por sobrevivir y la reestructuración del crimen organizado en el país del sol naciente.

Contenido disponible hasta el 2 de abril de 2017.

Histórico de emisiones:
10/05/2014
12/09/2015

La Yakuza está muriendo, sus miembros son cada vez más mayores, están perdiendo poder frente a las mafias extranjeras y, además, el gobierno ha lanzado una operación para erradicarlos de la sociedad. Ellos se defienden de los ataques diciendo que son una parte necesaria de la vida japonesa. Al contrario que la mafia, la Yakuza es una organización legal y pública, sus sedes y sus más de 80.000 miembros están registrados. Su código de honor les obliga a confesar sus crímenes cuando se produce una investigación criminal, pero la presión de las autoridades que, hasta hace poco, practicaban una política de tolerancia, ha hecho que ya no haya colaboración y, poco a poco, empiecen a pasar a la clandestinidad. El reportaje narra la lucha de la Yakuza por sobrevivir y la reestructuración del crimen organizado en el país del sol naciente.

Contenido disponible hasta el 2 de abril de 2017.

Histórico de emisiones:
10/05/2014
12/09/2015

ver más sobre "La noche temática - El ocaso de la Yakuza" ver menos sobre "La noche temática - El ocaso de la Yakuza"

Los últimos 527 documentales de La noche temática

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • La financiación del Daesh

    La financiación del Daesh

    56:12 pasado sábado

    56:12 pasado sábado Estado Islámico, Daesh en árabe, es la organización terrorista más ponderosa y rica del mundo. Los yihadistas se sostienen gracias a importantes fuentes de financiación que les permiten perpetuar la lucha. Vende algodón y petróleo a precios muy bajos, incluso al enemigo. Esta investigación analiza todos los ingresos y gastos de la economía del Daesh. Contenido disponible hasta el 9 de abril de 2017. Histórico de emisiones: 25/06/2016

  • Descodificando el Isis

    Descodificando el Isis

    52:38 pasado sábado

    52:38 pasado sábado Cada una de las acciones terroristas del Estado Islámico van acompañadas de vídeos cuidadosamente montados cuya finalidad es aterrorizar a occidente y enardecer a las masas árabes. Pero lo que vemos en nuestras pantallas es sólo una pequeña parte de los cientos de clips subidos diariamente. Durante dos años, un equipo de siete expertos ha rastreado la red, descargado miles de vídeos producidos por el Estado Islámico y analizado su propaganda. Contenido disponible hasta el 9 de abril de 2017. Histórico de emisiones: 25/06/2016

  • El ocaso de la Yakuza

    El ocaso de la Yakuza

    52:36 18 mar 2017

    52:36 18 mar 2017 La Yakuza está muriendo, sus miembros son cada vez más mayores, están perdiendo poder frente a las mafias extranjeras y, además, el gobierno ha lanzado una operación para erradicarlos de la sociedad. Ellos se defienden de los ataques diciendo que son una parte necesaria de la vida japonesa. Al contrario que la mafia, la Yakuza es una organización legal y pública, sus sedes y sus más de 80.000 miembros están registrados. Su código de honor les obliga a confesar sus crímenes cuando se produce una investigación criminal, pero la presión de las autoridades que, hasta hace poco, practicaban una política de tolerancia, ha hecho que ya no haya colaboración y, poco a poco, empiecen a pasar a la clandestinidad. El reportaje narra la lucha de la Yakuza por sobrevivir y la reestructuración del crimen organizado en el país del sol naciente. Contenido disponible hasta el 2 de abril de 2017. Histórico de emisiones: 10/05/2014 12/09/2015

  • 53:14 18 mar 2017 Francia se ha convertido en el nuevo terreno de juego de las mafias internacionales. Cada nacionalidad tiene una especialidad: los georgianos se encargan del robo con violencia, los rumanos aprovechan su conocimiento de la tecnología para robar en cajeros y los nigerianos explotan a mujeres prostituyéndolas. Todos ellos aprovechan las nuevas tecnologías y la ausencia de fronteras en Europa para llevar a cabo sus negocios. El reportaje ha investigado estas organizaciones internacionales durante un año para conseguir comprender su funcionamiento y lograr entrevistar a los “padrinos” que manejan los hilos desde sus países de origen. Contenido disponible hasta el 2 de abril de 2017. Histórico de emisiones: 10/05/2014 12/09/2015

  • 59:30 21 nov 2015 Documental musical estilo Bollywood que tiene lugar en una escuela en Dharavi, Mumbai, donde se encuentra el slum o barrio de chabolas más grande de Asia. El documental combina imágenes de la vida cotidiana de los niños, con canciones que reflejan sus esperanzas y sueños. Mary tiene catorce años vive con sus padres y dos hermanas en la acera de una calle muy transitada. Tienen un refugio rudimentario y todos duermen en el suelo, a veces con ratas corriendo por encima de ellos. Mary y los demás personajes tienen sus sueños y ambiciones, y creen que los pueden lograr a través de la educación. Contenido disponible hasta el 30 de octubre de 2018.

  • 55:18 14 jun 2014 Ricard Sicre luchó en el bando de los republicanos durante la Guerra Civil española. Tras vivir exiliado en Francia y posteriormente en Inglaterra, en 1942 se traslada a Estados Unidos. Allí trabaja como espía para los servicios de inteligencia militar, interviene durante la II Guerra Mundial en varias operaciones de espionaje relacionadas con España como la Operación Banana. Al finalizar la II Guerra Mundial Ricard Sicre se convierte en uno de los máximos representantes de los intereses de Estados Unidos en la España de la dictadura franquista. Además acumuló una gran fortuna personal, gracias a las exportaciones americanas.

  • ¡Que vienen Los Beatles!

    ¡Que vienen Los Beatles!

    58:21 10 ago 2013

    58:21 10 ago 2013 Documental que aborda la visita de los Beatles a España en el verano de 1965 (del 1 al 4 de julio) y analiza el entorno y las repercusiones sociales que enmarcaron sus actuaciones en Madrid y Barcelona. Junto a las imágenes históricas de la visita, se incluyen los testimonios de personas que por su profesión o afición musical vivieron de cerca los hechos, entre otros, los críticos José Ramón Pardo y Carlos Tena o los cantantes, Micky, Massiel y Miguel Ríos. Histórico de emisiones:27/10/2012

  • 6:52 14 feb 2017 “El silencio de los corderos”, con Anthony Hopkins, fue el lanzamiento a la fama de Hannibal Lecter, el Caníbal. Es la adaptación a la pantalla de la segunda novela de Thomas Harris, publicada en 1988. Harris era entonces un joven periodista que trabajaba en Nueva York, sobre todo, en las secciones de sucesos de varias revistas...

  • 4:41 14 feb 2017 Después de estrenarse en 1966 “Psicosis” de Alfred Hitchcock, Norman Bates se convierte en el asesino de referencia en el cine. Es el tipo de personaje que se convierte en alguien muy familiar, y que el público jamás podrá olvidar.  Ed Gein, un agricultor de los alrededores de Wisconsin fue la principal inspiración de Robert Bloch para crear el personaje de Norman Bates en su novela en 1959.

  • 6:42 02 ene 2017 Continuamos la emisión con un documental francés del año 2015. Con una duración de 55 minutos, está dirigido por Tania Goldenberg y producido por Let’s Pix. Conocido en todo el mundo por sus famosas pinturas de las latas de sopa Campbell o los retratos de Marilyn Monroe, Andy Warhol es una persona compleja, influenciada por las tradiciones familiares, la cultura popular y la religión. Son los orígenes del artista, hijo de emigrantes eslovacos asentados en Pittsburg en los años 30.

  • 6:18 02 ene 2017 Comenzamos nuestra emisión con un documental inglés del año 2013. Con una duración de 60 minutos, está dirigido por Francis Whately y producido por la BBC. David Bowie ha cautivado con su música durante generaciones. En su carrera musical hay momentos muy representativos marcados por grandes éxitos como Ziggy Stardust, el extraterrestre, uno de sus personajes más famosos.

  • 5:32 24 oct 2016 Apostar por una comida sana puede traernos muchos beneficios. Las dietas derivadas de nuestros antepasados, incluyendo una dieta basada en plantas, pueden ser nuestra opción más saludable. Mientras, es fundamental erradicar ideas erróneas enfocadas a comercializar productos ya que una mala nutrición da lugar a hábitos alimenticios dañinos.

  • 5:36 24 oct 2016 El consumo de carne aumenta cada vez más, sin embargo el planeta está cerca del límite en su capacidad de producción. El ganado ya acapara el 30% de las tierras habitables y absorbe el 70% de nuestros recursos hídricos. El monocultivo de soja transgénica destinada a alimentar al ganado devasta América del Sur por el uso de pesticidas y por la deforestación que supone

  • 9:36 17 oct 2016 La Noche Temática continúa su emisión con el documental “Defender nuestros senos”, una producción francesa de 2015 dirigida por Coline Tison, de 52 minutos de duración y coproducida por Les Bons Clients y La Jolie Prod. Pero cómo podemos evitar el exceso de diagnóstico. ¿Cómo podemos distinguir entre un cáncer que va a evolucionar y uno que no?

  • 8:57 17 oct 2016 La Noche Temática inicia su emisión con el documental “La vida secreta de los pechos”, una producción australiana de 2013 dirigida por Ili Baré, de 52 minutos de duración y producida por Genepool Productions. En una sola generación, los senos han experimentado una serie de cambios sin precedentes. Son más grandes, se desarrollan antes, aparecen también en hombres y sufren más enfermedades. Los científicos creen que las mamas pueden ser portadoras de residuos tóxicos ocultos, que pueden poner en peligro a las madres y a los niños que succionan de ellas. ¿Son las sustancias químicas las causantes del aumento de senos, la pubertad precoz o la ginecomastia de los hombres?

Mostrando 1 de 36 Ver más