La noche temática
­ ­ ­ ­

La noche temática

Los sábados en la 23:00 h.

Síguelo también en directo en RTVE.es

Dirigido por: Cecilia Fernández

La Noche Temática comenzó su andadura en La 2 de TVE en octubre de 1995. A lo largo de su trayectoria, el programa ha conseguido unos índices de audiencia muy por encima de la media de la cadena y una aceptación por parte del telespectador que se ha mantenido prácticamente inalterable en el transcurso de los años.

La Noche Temática utiliza un formato poco habitual en la programación de las televisiones generalistas. Un formato interesante y distinto, abordar un mismo asunto desde distintas ópticas en una combinación de documentales, apoyado en ocasiones con largometrajes. Un espacio abierto a todos los conocimientos, que explora todas las corrientes de ideas, abierto a la innovación y al cambio.

Los contenidos de los documentales de La Noche Temática facilitan una mirada a los acontecimientos que han marcado el último siglo y a los asuntos que marcan las tendencias del actual. El programa invita cada semana al telespectador a perfeccionar sus conocimientos, a analizar los más importantes acontecimientos de la historia, a profundizar en los temas sociales, a conocer a fondo personajes relevantes, a descubrir otros horizontes y a entender otras culturas.

El equipo del programa utiliza una gran parte de sus recursos e infraestructuras en la búsqueda de las mejores piezas documentales que existen en el mercado mundial para proponer al espectador tanto obras originales como obras de patrimonio, nuevos talentos y valores seguros, formas sorprendentes y formas clásicas.

Este contenido solo está disponible para España y Andorra por restricciones de derechos.

5223399 www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
No recomendado para menores de 12 años La noche temática - Fukushima, una historia nuclear - ver ahora
Transcripción completa

(Música cabecera)

Dicen de Japón que o lo amas o lo odias,

o te adaptas y renuncias a tu propia cultura

o eres un extranjero, un pobre "gaijin".

Soy periodista y llevo más de 30 años viviendo en Japón.

Amo y odio este país, lo conozco y lo desconozco,

lo acepto y lo rechazo,

igual que si fuera mi propio país.

Puedo dormir a pierna suelta sobre un tatami,

pero no podría renunciar a ciertas tradiciones saludables,

como el café.

Pero si hay algo a lo que nunca me acostumbraré

es a los terremotos.

Vivo en el sexto piso de un edificio antiguo

y, cada vez que se produce uno, aunque sea de los pequeños,

me entra el pánico.

(Música)

Si hubiera estado en casa a las 14:56 horas

del 11 de marzo de 2011,

habría entrado en pánico

y de qué forma.

Me encuentro en el centro de Tokio, en Akasaka.

Se está produciendo un terremoto muy fuerte,

los edificios están tambaleando.

¡Mirad esa grúa!

La grúa que hay encima de ese edificio,

¡mirad cómo se mueve!

¿De qué intensidad es el terremoto?

De 7,9 en la escala de Richter

y se está acercando un tsunami. ¿Dónde?

En Sendai.

Mide cerca de 7 m de alto.

(Música)

Al volver a casa,

caigo en la cuenta de que acabamos de sobrevivir

al mayor terremoto jamás registrado en Japón.

Alcanzó un grado 9 en la escala Richter

en el epicentro, en el nordeste del país,

y en Tokio, su magnitud fue de 7,4.

Y luego, llegó el tsunami.

Azotó 650 km de costa en Tohoku.

En algunos puntos, las olas llegan a medir más de 30 m

y se adentran hasta 6 o 7 km en tierra.

Toda la región, un lugar hermoso,

con sus casitas de madera, plástico y aluminio,

queda, rápidamente, invadida, engullida por el agua.

(Música)

El reactor ha sido apagado, por lo que ya no está...

Cuesta creer que haya tan pocas víctimas

tras los primeros recuentos.

Cuesta creer a quienes dicen

que las centrales nucleares están a salvo.

La situación más grave

es la de la central nuclear de Fukushima Dai-ichi,

1 de las 19 plantas existentes en el país,

situada a 300 km al nordeste de Tokio.

Pertenece a Tepco,

una de las 10 compañías eléctricas de este tipo,

con sus seis reactores nucleares,

es una de las centrales nucleares más importantes del mundo

y también se considera una de las más seguras,

pese a tener 40 años.

Durante los interminables minutos que dura el terremoto,

los reactores nucleares que estaban en funcionamiento,

el 1, el 2, el 3, el 5 y el 6, se apagan automáticamente

y los operadores inician los protocolos de seguridad.

El terremoto golpea con fuerza la central.

Los tendidos de alta tensión se derrumban,

aislando la central de la red eléctrica nacional.

Los generadores diesel de emergencia se activan automáticamente

y alimentan los sistemas de refrigeración,

cuya tarea es reducir la temperatura de los reactores

cuando dejan de funcionar.

Apenas una hora después del terremoto,

una ola de 14 m devasta la central nuclear,

rebasando la presa destinada a proteger las instalaciones

contra olas de un máximo de 6 m de alto.

A los pocos minutos,

el agua anega todas las salas de máquinas,

dañando los generadores de emergencia situados en los sótanos.

Dos trabajadores mueren ahogados.

A falta de electricidad,

todos los monitores dejan de funcionar.

Nadie sabe lo que está ocurriendo dentro de los reactores.

Se desconoce la magnitud de la tragedia.

Los directivos de Tepco están en el extranjero

promocionando la tecnología nuclear japonesa

y las noticias son demasiado contradictorias

como para resultar creíbles.

Tengo que hacer algo,

así que llamo al director de la central,

pero no funciona ni Internet ni los teléfonos.

Para reactivar la corriente en los paneles de control,

el director de la central, Masao Yoshida,

ordena a los trabajadores

que extraigan las baterías de sus coches

y manda a un equipo a comprar más baterías.

Logran restablecer la corriente en los paneles del centro de control,

pero los indicadores de presión interna de los reactores

desvelan la extrema gravedad de la situación.

Si no actúan de inmediato,

podrían estallar tres de los reactores.

Para disminuir la presión,

hay que expulsar el gas radiactivo

que se ha acumulado dentro de los reactores,

pero, para ello, han de pedir la autorización del primer ministro.

Naoto Kan, que también es ingeniero, da luz verde.

Los circuitos no dan abasto para abrir las válvulas.

La única opción viable parece ser la de abrirlas manualmente,

pero el manual de instrucciones no precisa cómo proceder.

-Se aconseja a quienes vivan

en un radio de menos de 3 km de la central, que se alejen,

y a los que vivan en un radio de entre 3 y 10 km,

que se queden en casa.

Aquí, en Tokio, no se han producido

ni daños significativos ni víctimas mortales.

No ha cundido el pánico y la población se dispone a salir

a pasar la noche en lugares públicos,

oficinas, casas de amigos o al aire libre.

Yo no sé qué hacer.

Me puedo quedar en Tokio,

es más probable que pueda tener noticias.

No, es mejor intentar llegar a Iwaki, en coche,

para estar más cerca de la central nuclear accidentada.

Nada, imposible.

Las carreteras están cortadas en dirección a la central nuclear,

pero no en sentido contrario.

Puede que haya mucha gente intentando viajar al norte

para tener noticias de sus familiares.

Hasta el transporte ferroviario se ha interrumpido.

El país está cortado en dos.

Tengo que volver a Tokio

para tratar de coger un vuelo a Akita.

La única forma de llegar a Fukushima es por el lado opuesto.

(Avión, helicóptero)

Preocupado por el largo silencio de Tepco,

Kan quiere comprender plenamente la gravedad de la situación.

Llega al lugar del desastre nuclear.

Toma el mando de la situación y envía a unos trabajadores

para que abran manualmente las válvulas.

Tras evacuar a la población en un radio de 3 km,

la solución más aceptable parece ser liberar el vapor radiactivo

de manera controlada.

La gente empieza a creer que lo peor ya ha pasado.

-El tipo de reactor de Fukushima Dai-ichi,

el modelo General Electric de 1978,

funciona como una enorme olla a presión.

El núcleo contiene unas barras de combustible compuestas de uranio.

La fisión de los núcleos de uranio produce átomos radiactivos

que continúan generando un calor residual

días después de apagarse el reactor.

El calor del núcleo del reactor se genera por fisión nuclear.

Al hervir, el agua produce vapor que se dirige a las turbinas

y las acciona para producir electricidad.

El vapor condensado regresa luego al reactor.

La extracción y sustitución del combustible

suele efectuarse con un puente grúa que cubre la distancia

entre la piscina del reactor y la piscina adyacente.

Durante la operación, se inundan por completo ambas piscinas.

El traslado de las barras de combustible

se efectúa bajo el agua,

a través de una compuerta común que funciona como una válvula.

Por lo tanto, mantener el combustible refrigerado

y aislado del entorno

es una cuestión de seguridad fundamental.

La primera barrera es la cápsula de hierro,

el núcleo del reactor.

La segunda barrera es un armazón de hormigón armado.

Las paredes del edificio son la última barrera

entre el reactor y la atmósfera.

(Explosión)

A las 15:46 horas del 12 de marzo,

las cámaras recogen una enorme explosión

que destroza la cúpula del edificio del reactor número 1,

hiriendo de gravedad a cuatro trabajadores.

Entre los operadores de la central de Fukushima Dai-ichi,

el pánico se intensifica.

Por suerte, una primera misión de reconocimiento

descubre que solo ha estallado la cúpula del edificio,

pero no el reactor, que parece seguir intacto.

Conduzco sin descanso hasta el amanecer

y por fin llego a Kesennuma.

¡Dios mío!

Solo se han salvado del tsunami

unos pocos edificios de cemento armado,

los demás, han sido barridos, estrujados

y regurgitados sin orden ni concierto.

De momento, no hay rastro de las autoridades.

Han pasado ya tres días desde que se produjo el tsunami.

Esta es la situación.

¿Veis?

Kesennuma es una ciudad de cerca de 60 000 habitantes

y es una de las cuatro capitales de la industria atunera de Japón.

Y mirad, ahora está destruida, completamente destruida.

Tenga cuidado.

Se está acercando el tsunami. ¡Tenga cuidado!

¿Se está acercando ahora?

Sí, está aumentando el nivel del agua.

Sin embargo, ella no emprende la huída,

se queda en casa,

su marido está enfermo y no se puede levantar.

No tiene la menor intención de abandonarlo a su suerte.

No se oyen gritos.

Nadie parece desesperar.

Nadie pide ayuda.

(Música)

Nos encontramos entre Kesennuma y Matsuiwa.

Hay una cola interminable

para comprar lo que queda en este supermercado.

Fijaos, son muy disciplinados,

pese a que llevan ya seis horas esperando.

La presión en los reactores vuelve a aumentar.

Hay que enfriarlos y estabilizarlos

para evitar el peor escenario posible.

A falta de agua dulce,

el agua de mar parece la única solución posible,

pero puede dañar irreversiblemente todos los reactores.

Masao Yoshida, el director de la central nuclear,

es quien toma la difícil decisión,

contraviniendo las órdenes expresas de Tepco,

que aboga por preservar los costosos reactores

de los efectos corrosivos de la sal.

He regresado a Akita

y, por primera vez, tengo miedo.

¿Hago bien en quedarme?

Tengo a mi familia en Italia, cinco hijos.

¿Vale la pena correr el riesgo?

Me fío del Gobierno y, especialmente, del primer ministro.

El problema es saber si el Gobierno puede fiarse de Tepco

y de la industria nuclear.

Naoto es una persona sencilla y honrada

que jamás permitiría que se contaminara a su pueblo.

(Música)

En la central nuclear de Fukushima Dai-ichi,

descubren que los núcleos de los reactores 1, 2 y 3

ya están dañados.

En una maniobra desesperada,

el Gobierno envía a un equipo de bomberos especializados

para intentar atajar la situación más grave,

la del tercer reactor.

Nada más llegar los hombres...

(Explosión)

Una gran explosión destruye la parte superior del edificio 3,

afectando también al edificio 4.

Mientras los americanos minimizan el accidente,

los franceses advierten de un apocalipsis inevitable.

Los reactores empleados en Fukushima y el resto del país,

son de fabricación estadounidense

y la intención de la industria americana

es seguir haciendo negocios con los japoneses.

Por su parte, los franceses ven una ocasión

para dar salida a sus reactores de última generación

que, según dicen, son seguros.

La única forma que tengo de entender lo que está pasando

es acudir directamente a la central.

Las cámaras desvelan

que se ha producido una tercera explosión importante

en el edificio del reactor 2.

Las paredes permanecen intactas,

pero una parte del reactor ha sufrido daños graves.

Tepco pierde toda esperanza de salvar la situación

y contempla la posibilidad de evacuar a todos sus empleados.

Naoto Kan decide a acudir personalmente a la sede en Tokio

y obliga al presidente Shimizu a no abandonar el barco.

Pero ello implicaría una fusión de núcleo descontrolada

de todos los reactores,

algo que amenazaría la propia existencia de Japón.

-Me preocupa mucho la situación de la central nuclear,

que es muy peligrosa y volátil.

A mediodía del 16 de marzo,

el emperador Akihito se dirige a la nación.

Es la primera vez que un emperador

utiliza la televisión para dirigirse a su pueblo.

Algunos aún recuerdan el dramático discurso de su padre,

el emperador Hirohito, anunciando el fin de la guerra.

Hoy, como entonces, Japón lucha por la supervivencia de su pueblo.

(Música)

Cediendo a las presiones del Gobierno,

Tepco toma una decisión:

unos 50 hombres permanecerán en las instalaciones

para lidiar con la situación.

Trabajan en condiciones extremas,

separados del resto del mundo, contaminados por la radiación,

sin noticias de sus familiares afectados por el tsunami,

luchan por enfriar los reactores

y restablecer la corriente y los sistemas de seguridad,

a menudo, por pura suerte.

Ha llegado el momento de decidir qué hago, y pronto.

La mayoría de mis compañeros italianos y extranjeros

ha abandonado ya el país o se ha ido hacia el sur.

Aunque quisiera regresar,

ahora, los aeropuertos de Tokio están cerrados o congestionados.

En caso de que la situación empeorase,

me sentiría más seguro aquí, en el norte,

protegido por una cordillera, que en Tokio u Osaka,

donde el viento propagaría la nube radiactiva.

Durante una maniobra de reconocimiento aéreo,

unos drones americanos descubren

que el agua de la piscina del reactor número 4

se está evaporando y las barras de combustible gastado,

que acaban de ser extraídas y aún están calientes,

podrían quedar expuestas al aire libre.

Naoto Kan ordena al ejército que utilice helicópteros

para coger agua directamente del mar.

Hay que mantener, a toda costa,

un nivel elevado de agua en las piscinas.

Contrariamente al reactor,

no hay una estructura capaz de contener la fisión.

Los helicópteros que sobrevuelan el reactor número 4,

están expuestos a una dosis excesiva de radiación

y, además, los fuertes vientos no permiten a los pilotos

efectuar las maniobras necesarias.

La única alternativa es usar cañones de agua a presión

apuntándolos directamente a la piscina.

Una maniobra calificada por muchos de desesperada.

-Hemos decidido evacuar a todos los habitantes

en un radio de 20 km de la central de Fukushima Dai-ichi.

(Viento)

Terremoto, tsunami, desastre nuclear,

esta es la zona que ha sufrido los tres desastres.

(GPS en japonés)

No es que el sistema de navegación se haya vuelto loco,

es que las carreteras que indica ya no existen.

Ahora, nos encontramos a 2 km de Fukushima Dai-ichi,

la central nuclear que está amenazando a Japón

y al resto del mundo.

Ahí está la central.

Mejor me voy ya de aquí, antes de que me echen.

(Música)

La situación parece estar mejorando.

El nivel de agua en la piscina del reactor número 4

aumenta de repente

y el nivel de radiación comienza a descender.

Los reactores siguen estando inaccesibles,

pero los trabajadores pueden regresar a las salas de control

sin correr demasiado peligro.

A finales de marzo de 2011,

se sustituye el agua de mar por agua destilada.

Sin embargo, el circuito de refrigeración ya no es hermético.

Al usar agua de mar, además de agua dulce,

han logrado estabilizar los reactores,

pero han provocado un vertido

de más de 11 000 t de agua radiactiva en el océano,

causando una honda preocupación en la comunidad internacional.

El accidente alcanza el nivel más elevado

en la Escala Internacional de Accidentes Nucleares.

La mayor parte de los medios de comunicación,

acusan al primer ministro de gestionar la crisis

de manera irresponsable.

-Naoto Kan ha presentado su dimisión como primer ministro de Japón,

tras llegar a un acuerdo con la oposición

para promover una serie de iniciativas

que ayuden al desarrollo de las energías renovables.

El director de la central de Fukushima Dai-ichi, Masao Yoshida,

se ha visto obligado a dimitir de su cargo

para ser hospitalizado y sometido a un tratamiento médico urgente.

Lo reemplazará en el cargo el gerente Takeshi Takahashi.

El primer ministro de Japón, Yoshihiko Noda,

ha declarado a la nación

que el reactor alcanzará el estado de apagado en frío.

Hoy, Japón, cerró el último de los 54 reactores nucleares

que aún estaban en funcionamiento

para efectuar tareas de mantenimiento de emergencia.

El nuevo primer ministro, Shinzo Abe, ha anunciado hoy su intención

de volver a adoptar la energía nuclear,

reabriendo gradualmente las centrales existentes

y retomando las obras de las que estaban en construcción.

Esta decisión ha desatado una ola de protestas en todo el país.

(Música)

Síganme.

(Continúa la música)

¿Tuvo miedo de morir?

Como sabrá, en la mañana del 15 fui personalmente a la sede de Tepco.

La situación era trágica, y los directivos de Tepco

estaban contemplando la opción de evacuar la planta,

de abandonarla a su suerte.

Yo estaba furioso,

les dije que tal cosa era inadmisible,

que el país entero corría peligro,

y que en vez de eso,

debíamos aguantar hasta el final, para evitar la tragedia.

Era una tarea que nos incumbía a todos:

a nosotros, los políticos, a los directivos de Tepco,

al Ejército, al Cuerpo de Bomberos, a la Policía... A todos.

-Este es el centro de control de emergencias.

-Me llamo Takeshi Takahashi, en diciembre de 2011

asumí el cargo de director de la central de Fukushima,

en sustitución de mi predecesor, el señor Masao Yoshida.

En primer lugar, quiero pedir mis más sinceras disculpas al mundo entero

por los daños ocasionados por este accidente.

Las disculpas desempeñan un papel importante en la cultura japonesa,

el presidente de Tepco, Shimizu, también se ha disculpado.

pero sus disculpas no han sido aceptadas.

Como ocurre a menudo en Japón, era una disculpa puramente formal,

no asumió verdaderamente su responsabilidad.

De hecho Tepco calificó el accidente de "sotegai", impredecible,

porque en opinión de la compañía, nadie podría haber previsto

un tsunami de 14 metros de alto.

(Música supermercado)

¿Cómo se convivir con el miedo a que los hijos contraigan cáncer,

leucemia por ejemplo, por comprar un cartón de leche contaminado?

El pueblo japonés, abandonado a su suerte tiene que arreglárselas solo.

No tardan en nacer asociaciones nuevas, grupos de solidaridad,

iniciativas autogestionadas.

La población realiza de forma autónoma escáneres corporales

y análisis de alimentos.

En algunos domicilios particulares se organizan

mercados domésticos los fines de semana,

las madres de la región acuden juntas para comprar alimentos

producidos en provincias lejanas, consideradas seguras,

en parte como respuesta a que el comercio online

está creciendo rápidamente, y con él, las estafas.

(Música)

En un país donde los ciudadanos solían dejar sus pertenencias

sin vigilar en la calle, donde los clientes pagaban por los productos

aunque no hubiera nadie atendiendo el negocio,

la gente ha perdido la confianza, sobre todo en las autoridades,

este es el más grave de los daños colaterales ocultos

tras el accidente de Fukushima,

la desaparición de esa armonía, esa educación y ese equilibrio.

Por no hablar de las muertes causadas por tristeza, depresión,

el estrés, y los suicidios motivados por la desesperación,

o por mero cálculo, pues en Japón las aseguradoras pagan,

además generosamente, en caso de suicidio.

Hay varias tareas pendientes.

La más complicada de todas es la retirada

de los núcleos de los reactores dañados,

es una tarea que jamás ha sido llevada a cabo antes.

Somos conscientes de que uno de los mayores problemas de la planta

es el gran volumen de agua contaminada,

que contiene altas tasas de radionucleidos.

Para gestionar la cantidad creciente de agua contaminada,

hemos construido varios tanques,

y estamos construyendo más.

Pero hay otro tipo de repositorio ligado a la crisis nuclear,

las viviendas destinadas a los refugiados del desastre nuclear.

(Música triste)

Toda la gente que vive aquí viene de Odaka.

(Continúa la música)

En un principio iban a ser unos cientos de personas,

luego fueron miles.

Y por último, cientos de miles.

(Música triste)

Es gente que ha tenido que abandonar su hogar, su tierra,

sus raíces, quizá para siempre,

y se ven obligados a vivir en estas casas provisionales,

una pesadilla casi peor que la radiación.

(Música triste)

Es lo que le pasó a mi amigo Yoshira y a su familia.

(Continúa la música)

El Gobierno quiere que volvamos a nuestras casas,

pero tenemos que esperar los resultados de la descontaminación.

Todo depende de esos resultados.

(Música triste)

¿Me oyes? Probando, un, dos, tres...

Asami es una joven y valiente periodista freelance,

que lleva desde el primer día tratando de comprender la situación.

Nos acompaño más de una vez a la zona prohibida,

y es la que nos presentó a Matsumoto,

un capataz local que abastece a Tepco de mano de obra,

y ha accedido a escondernos en su coche para que podamos eludir

los controles de acceso, cada vez más presentes.

Mientras que durante los primeros días de la emergencia

se desaconsejaba entrar en la zona prohibida,

hoy está terminantemente prohibido.

Pero no podemos dar marcha atrás,

decidimos violar juntos la prohibición, estamos convencidos

de que en estos casos, los periodistas no solo tenemos derecho,

sino que tenemos la obligación de hacerlo.

También porque la zona prohibida ejerce sobre nosotros

una fascinación especial, casi perversa.

La vida sigue presente, pero es una vida que huele a muerte.

(Música triste)

En los primeros días de mayo, tras dos meses de negligencia culpable,

el Gobierno emitió su cruel veredicto:

los dueños de animales domésticos de primera clase,

gatos, perros, conejos y hámsteres, pueden ir a buscarlos,

si así lo deciden, y si han sobrevivido,

pueden llevarlos a unos centros especializados,

donde se les harán unas pruebas, antes de devolvérselos,

¿quién sabe cuándo?, a sus dueños legítimos.

Okuma-machi, a unos pocos kilómetros de la central nuclear,

una ciudad convertida hoy en ciudad fantasma,

y donde tan solo sobrevivieron algunos perros y gatos.

Un grupo de japoneses viene de vez en cuando a darles de comer.

(Música triste)

Para todos los demás animales: cerdos, vacas, pollos,

ovejas y caballos, existe lo que los medios japoneses califican,

hipócritamente, de "muerte dulce".

El Gobierno ha decidido administrarles inyecciones letales,

pero antes de que se decida quién llevará a cabo la tarea,

estos pobres animales, abandonados a su suerte,

mueren uno tras otro de hambre,

después de haber sufrido unos dolores atroces,

y se convierten en fertilizante, ya inútil, para una tierra inservible.

(Música triste)

El Gobierno ha decretado que las zonas que presenten tasas superiores

a 1 microsievert por hora, no son aptas para ser habitadas.

Es el límite que determina las fronteras de la zona prohibida,

que en su momento se correspondía con un radio de 20 kilómetros

alrededor de la central nuclear.

Posteriormente volvieron a fijarse las fronteras

en base a los niveles de contaminación,

pero sin tener en cuenta la existencia de puntos calientes.

Están diseminados por todas partes, más allá del radio de 20 kilómetros,

y a menudo presentan tasas de contaminación muy elevadas,

incompatibles con la vida humana.

Tres, dos, uno, cero. Mira, cambio.

(Pitidos)

El dosímetro se ha bloqueado, porque el nivel de radiación

supera su capacidad máxima, que es de 1 milisievert,

será mejor que nos vayamos inmediatamente.

(Pitidos)

(Música triste)

(HABLAN EN JAPONÉS)

Esta gente vivía en la zona.

-Solo les dejan una hora, no es suficiente.

Buenos días.

Estas son algunas de las personas desplazadas,

los dueños de estas casas.

El Gobierno les ha concedido una hora para entrar en sus viviendas,

y coger sus posesiones más valiosas,

que habían dejado tras de sí durante la evacuación de emergencia.

El hospital de Futaba también fue evacuado a toda prisa.

¿Por qué hay tantas camas y tantas sillas de ruedas fuera?

Porque durante varios días abandonaron a los pacientes.

Luego, al cabo de un tiempo, los sacaron del hospital en sus camas.

Por desgracia, se supo que durante el traslado algunos murieron,

creo recordar que fueron 14.

Lamentablemente, de un tiempo a esta parte, la situación ha ido a peor,

no es como al principio,

cuando hablábamos de la honradez del pueblo japonés.

Además de saquear las casas abandonadas,

están empezando a desvalijar los cajeros automáticos.

Ahora estamos en uno de esos supermercados

que permanecieron abiertos las 24 horas.

Mirad ese cajero, totalmente destrozado.

¿Antes se podía ver el mar desde aquí?

No, no se podía.

-Mi bisabuelo está enterrado aquí, y ahí está mi padre.

Y allí está el abuelo de mi abuelo.

(Música triste)

El valiente director de la central nuclear de Fukushima,

Masao Yoshida, fallece tras una enfermedad incurable.

Fue su decisión de desobedecer a Tepco,

e inyectar agua de mar en el reactor, la que salvó al país.

(Música triste)

(Música dramática)

En 1954, en un contexto de rivalidad creciente con la Unión Soviética,

y de división del mundo en dos bloques,

el Departamento de Defensa de EE. UU. llevó a cabo en secreto

un experimento, bajo el nombre en código Castle Bravo.

Se trataba de una prueba nuclear,

que consistía en detonar una bomba de hidrógeno.

(Música dramática)

Los científicos americanos cometieron un error en sus cálculos,

y subestimaron el poder de la explosión,

que era tres veces mayor de lo esperado.

Un barco pesquero japonés que estaba faenando en esas aguas,

el Daigo Fukuryu Maru, se vio afectado por la lluvia radiactiva.

(Música dramática)

Los 23 pescadores tuvieron que ser hospitalizados de inmediato.

El radiotelegrafista de la nave, Kuboyama Aikichi,

murió a los pocos meses de síndrome de radiación aguda.

La radio y la televisión interrumpieron sus emisiones

para hacerse eco de la noticia, se hallaron trazas de radiactividad

en los atunes pescados en el océano Pacifico,

obligando a los culpables a salir a la luz y confesar la verdad.

Al poco tiempo el miedo a la radiación se convirtió en pánico,

a partir de ese momento el pueblo japonés rechazo la energía nuclear.

El Gobierno americano temió que se propagara el sentimiento

antiamericano y antinuclear en Japón, país que consideraba una base militar

y económica de gran importancia, y tomó las medidas oportunas,

involucrando a todos los medios de comunicación japoneses,

y empleando palabras como paz, justicia y seguridad

para promover la energía nuclear.

Shoriki Matsutaro, un antiguo criminal de guerra rehabilitado

por los americanos, que se había convertido en un poderoso lobista

y magnate de los medios de comunicación,

desempeñó un papel muy importante.

Era un gran admirador de la cultura americana,

y estaba convencido de que la prosperidad económica

de la nación dependía de la amistad con Estados Unidos.

Desde las columnas de su periódico, "Yomiuri Shimbun",

y su cadena de televisión privada, Nipon Television,

lanzó una poderosa y efectiva campaña pronuclear.

Al cabo de unos pocos años, logró derrotar al movimiento antinuclear

en su país, y convencer a la mayoría de sus conciudadanos

de que adoptar la tecnología nuclear no solo era una decisión inteligente,

sino que era indispensable.

En 1954 el presidente Eisenhower lanza el programa Átomos por la Paz,

para borrar el recuerdo del bombardeo de Japón.

Y tras solo dos años, se organizó un simposio

sobre el uso de la energía nuclear con fines civiles,

que fue celebrado en Hiroshima.

(Música dramática)

Matsutaro fue nombrado presidente

de la nueva Comisión para la Energía Atómica, y pronto fue anunciada

la construcción de la primera central nuclear del país.

Así pues, el que probablemente debiera haber sido el último país

en adoptar la tecnología nuclear, se convirtió en uno

de sus principales y más convencidos valedores.

Los gitanos nucleares, los jornaleros de la central nuclear,

se cifran en miles, y se les reconoce de inmediato.

Parecen distraídos, casi ausentes, pero en realidad te observan,

dando a entender que tienen algo que contarte.

Y lo hacen si vas a hablar con ellos en las pequeñas tabernas

de la zona de la central nuclear.

Se les paga entre 3 y 4 dólares diarios por dejarse contaminar,

aunque una vez la agencia y los contratistas

se han llevado su parte, muy poco de ese dinero llega a sus bolsillos.

En Fukushima representan el 90 % de la mano de obra,

y son quienes sufren la mayor parte de la radiación.

Son los que por sacar un poco más de dinero manipulan los dosímetros,

o hacen turnos dobles bajo diferentes nombres.

Un sacrificio motivado por la desesperación,

la necesidad de llegar a fin de mes a cualquier precio.

Por lo visto es una tradición, así me lo confirmó Kenji Higuchi,

un fotógrafo que se hizo famoso en los 70 por sus reportajes

dentro de las centrales nucleares japonesas.

Nunca acepté la idea de que para producir energía

hubiera que dañar a los humanos, contaminarlos de por vida.

Decían que era una energía limpia, es totalmente falso.

El antiguo primer ministro Kan renunció a la energía nuclear,

pero luego Abe anunció que quería reabrir los reactores.

Es terrible, la palabra irresponsable se queda corta.

La situación es esta: no podemos seguir construyendo nucleares.

Entonces, ¿qué hacemos?

Vender nuestra tecnología a otros países.

No se trata de producir energía, solo de ganar dinero.

-Era de noche, y le dije a mi jefe en General Electric:

"Yo recomendaría decir a las centrales de Estados Unidos

que General Electric no puede seguir garantizando

la actividad de esas centrales".

Y mi jefe me contestó: "Hombre, la situación no puede ser tan mala.

Y no olvides que si tenemos que cerrar todas esas plantas,

probablemente sería el fin de la rama nuclear de General Electric".

-Por favor, no abran las ventanillas bajo ningún concepto.

Por favor, no saquen fotos ni graben vídeo.

Las ventanas de este edificio quedaron pulverizadas

por la explosión de la unidad número 1,

y el edificio del reactor quedó gravemente dañado,

por eso han cubierto el edificio.

Me pregunto cómo es posible que se ocultara durante dos meses

la triple fusión nuclear que se produjo en Fukushima Dai-ichi,

es mucho tiempo para un país como Japón.

Estoy convencido de que los expertos,

los que tenían acceso a toda la información, lo sabían.

Pero nadie, sobre todo en Tepco, quería usar la palabra fusión.

Hablaron de daño a los reactores,

se dedicaron a jugar con las palabras, y aquello duró dos meses.

Por fin, en mayo, se atrevieron a usar la palabra correcta.

El edificio del reactor número 2 es el único que quedó intacto,

pero fue el origen de las fugas radiactivas más peligrosas.

(Música dramática)

La explosión que se produjo dentro del edificio

dañó la base del reactor, haciendo que se inundaran varias salas

y conductos subterráneos.

Cada día se vierten cientos de toneladas

de agua radiactiva en el océano.

¿Dónde está el núcleo? ¿En qué punto del proceso de fusión?

Tres años después del accidente, nadie lo entiende, nadie lo sabe.

Tepco no lo sabe, los medios de comunicación no lo saben,

ni siquiera los robots pueden acercarse.

Pero, ¿qué opina Kan, Kan el ingeniero?

Ahora sabemos a ciencia cierta que el núcleo perforó la base metálica

del cilindro, y quedó al descubierto.

Todo está aquí, en el informe del Comité de Investigación del Gobierno.

A causa de la radiación nadie, ni siquiera los robots,

pueden acercarse lo suficiente como para averiguar

cuánto cemento separa al núcleo del subsuelo y los acuíferos.

(Música dramática)

Las cisternas que recogen los cientos de miles de toneladas

de líquidos radiactivos, ya no dan abasto.

Las numerosas fugas se infiltran en el subsuelo.

Hay quien dice que lo mejor sería tirarlo todo por la borda,

puesto que la pesca ya está comprometida en la zona,

y el océano Pacífico es enorme.

Pero nadie sabe cuáles serían realmente los efectos a largo plazo.

Las sustancias radiactivas se infiltran en la cadena alimentaria,

concentrándose en la cima, donde nos encontramos nosotros,

con nuestros debates y nuestros miedos.

Las máquinas, los vehículos y los tanques

que fueron arrastrados por las aguas, aún están diseminados por la zona.

En el momento del desastre, el tsunami que golpeó esta zona

medía 15 metros de alto.

El edificio que vemos a mano derecha sufrió muchos daños por el tsunami,

y cuando se produjo el terremoto no teníamos ese rompeolas,

así que el tsunami golpeó directamente la zona.

Esta ocurriendo de todo en el autobús,

los hombres de Tepco no nos dejan filmar, no paran de interrumpirnos,

hablan por un megáfono.

No queda claro cuál es su problema,

ya no es una central nuclear en funcionamiento,

y por tanto, el terrorismo no supone ningún peligro,

el único peligro es la información.

¿Dónde está el reactor?

¿Cómo?

El reactor que están construyendo, ¿dónde está?

A unos 100 metros de aquí. Es lo que nos gustaría ver.

Vamos a ir a pie, ¿de acuerdo?

¡Si no están dispuestos a obedecer mis órdenes,

pueden irse por donde han venido, ¿de acuerdo?!

Un momento, yo solo le estaba preguntando, pidiendo información.

Más adelante los empleados me dan la información que busco,

según confesaron los directivos, y tal y como confirman

las 641 páginas del informe Kurokawa mediante ejemplos concretos,

lo ocurrido en Fukushima fue una catástrofe causada por el hombre.

Estamos caminando hacia el edificio que está al lado

del reactor número 4, hemos conseguido convencerlos.

Al principio no querían dejarnos, pero ahora nos dejan ir.

¡Permanezcan en el lado izquierdo del camino, no miren a la derecha!

Están todos un poco nerviosos por aquí, un poco histéricos.

El informe Kurokawa apunta a que las causas directas del accidente

podían haberse previsto antes del 11 de marzo de 2011.

Tepco se apresuró a achacar el accidente nuclear al tsunami,

y descartar que el terremoto causara ningún daño.

La intervención directa del Ejecutivo, que incluyó la visita

del primer ministro Kan a Fukushima Dai-ichi,

perturbó la cadena de mando,

y produjo aún más confusión sobre el terreno,

en una situación que ya de por sí era crítica.

El accidente fue el resultado de la colusión entre el Gobierno,

los reguladores y Tepco, y la falta de gobernanza de dichos agentes.

Con su comportamiento han traicionado el derecho

de los japoneses a saberse a salvo del peligro nuclear.

(GRITAN EN JAPONÉS)

Todo el mundo es culpable, y nadie lo es, como en las guerras,

y donde no hay culpa, no hay responsabilidad,

como tampoco hay pecado, si no hay arrepentimiento.

Por favor, permanezcan en grupo.

Por fin nos encontramos delante del reactor número 4.

La radiación sigue siendo muy elevada, más de 1500 microsieverts.

Justo antes del accidente, se estaba llevando a cabo una tarea rutinaria

de mantenimiento en el reactor 4, que consistía en reemplazar

el combustible gastado.

Para llevar a cabo esa tarea había que inundar la cámara

situada encima del reactor, para que el nivel de agua

fuese el mismo que el de la piscina con combustible nuevo.

Cuando el sistema de refrigeración dejó de funcionar,

en la cámara situada encima del reactor 4 solo había agua,

mientras que debajo, en la piscina,

estaban todas las barras de combustible incandescentes,

que hicieron que se evaporara toda el agua de la piscina.

Si el combustible hubiera quedado al descubierto,

se habría producido otra fusión, pero esta vez al aire libre.

De haber ocurrido, las consecuencias habrían sido devastadoras,

la ciudad de Tokio habría quedado completamente destruida.

(Helicóptero, sirenas)

(Música)

La razón por la que al final no se produjo una catástrofe nuclear

fue un misterio durante mucho tiempo.

No la conocimos hasta pasados varios meses,

gracias a la labor de la Comisión de Investigación.

Debido al aumento de la presión dentro de la piscina del reactor,

se rompió la válvula de la compuerta que separaba la piscina del reactor,

de la piscina de combustible gastado, provocando que el agua se vertiese

en la piscina de combustible gastado adyacente.

Si no se hubiera roto la compuerta,

el agua de la piscina habría seguido evaporándose,

y no habría tardado en producirse una fusión nuclear.

Tokio se ha salvado por pura casualidad.

(Música)

(Ambiente callejero)

(HABLAN EN JAPONÉS)

El mito de la energía nuclear,

de lo económica, segura y limpia que era,

ha quedado por los suelos.

Este desastre ha obligado a Japón a enfrentarse a una cuestión

que muchos otros países ya han abordado.

(Música)

La creciente demanda global de energía apunta a que la transición

hacia las energías renovables es importante,

pero en sí misma es insuficiente.

Mientras el sueño de la fusión nuclear, de una energía limpia

e infinita para todos nos sigue esperando

al otro lado de la historia,

los héroes de Fukushima no bastaron para salvar a Japón del desastre.

(Música)

Se evitó un desastre aún mayor gracias a la avería

de la válvula de una compuerta.

Nos libramos de un cataclismo porque, milagrosamente,

hubo algo en el país de la tecnología que no funcionó bien.

(Música créditos)

La noche temática - Fukushima, una historia nuclear

58:02 19 may 2019

El 11 de marzo de 2011 tuvo lugar el accidente nuclear más devastador de la historia después de Chernóbil. Una ola de 14 metros arrasó la central nuclear de Fukushima rebasando la presa destinada a proteger las instalaciones contra olas de un máximo de seis metros. Unos años después se ha permitido la entrada a un grupo de periodistas para descubrir la verdad sobre el accidente y cómo se gestionó la crisis.

Contenido disponible hasta el 2 de junio de 2019.

Histórico de emisiones:
12/03/2016

El 11 de marzo de 2011 tuvo lugar el accidente nuclear más devastador de la historia después de Chernóbil. Una ola de 14 metros arrasó la central nuclear de Fukushima rebasando la presa destinada a proteger las instalaciones contra olas de un máximo de seis metros. Unos años después se ha permitido la entrada a un grupo de periodistas para descubrir la verdad sobre el accidente y cómo se gestionó la crisis.

Contenido disponible hasta el 2 de junio de 2019.

Histórico de emisiones:
12/03/2016

ver más sobre "La noche temática - Fukushima, una historia nuclear" ver menos sobre "La noche temática - Fukushima, una historia nuclear"

Los últimos 639 documentales de La noche temática

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • 3:50 pasado domingo Frente a la creciente demanda de metales preciosos y el empobrecimiento de las minas, los océanos se consideran el nuevo El Dorado. Miles de barcos hundidos cubren el fondo del mar con cargamentos de oro y plata. Con la tecnología de hoy, estos tesoros están más accesibles que nunca. En los últimos quince años se ha extraído más oro de las minas que durante miles de años. ¿De dónde viene esta sed de oro? El furor por conseguirlo ha creado un sistema corrupto al servicio de poderosos paises, bancos y empresas. La Noche Temática nos acerca a los nuevos filones del oro.

  • 58:02 pasado domingo El 11 de marzo de 2011 tuvo lugar el accidente nuclear más devastador de la historia después de Chernóbil. Una ola de 14 metros arrasó la central nuclear de Fukushima rebasando la presa destinada a proteger las instalaciones contra olas de un máximo de seis metros. Unos años después se ha permitido la entrada a un grupo de periodistas para descubrir la verdad sobre el accidente y cómo se gestionó la crisis. Contenido disponible hasta el 2 de junio de 2019. Histórico de emisiones: 12/03/2016

  • El átomo y nosotros

    El átomo y nosotros

    55:26 pasado sábado

    55:26 pasado sábado Hace más de 70 años la mortífera potencia de la bomba atómica renació como "el átomo pacífico". Todo el que estaba en el negocio del suministro eléctrico decidió que también necesitaba la energía nuclear. Pero desde el principio, el "átomo pacífico" ha sido polémico y ha estado perseguido por las preocupaciones en torno a un accidente nuclear, por su elevado coste y por activistas decididos a pararlo. Contenido disponible hasta el 2 de junio de 2019.

  • 3:10 12 may 2019 Las bombas nucleares sobre Hiroshima y Nagasaki, en agosto de 1945, marcarían el comienzo de la Era Atómica. Es el inicio de una de las tecnologías más complejas y controvertidas de la historia. Desde entonces occidente ha mantenido una relación de amor-odio con la energía nuclear. Imposible de ignorar, el átomo cambió nuestro mundo. Han pasado ocho años desde el tsunami que destruyó el noreste de Japón y la central nuclear de Fukushima, pero ¿qué pasó realmente? ¿Por qué no funcionaron muchas de las medidas de seguridad?

  • La ciudad bazar

    La ciudad bazar

    58:08 12 may 2019

    58:08 12 may 2019 La ciudad de Yiwu, en el este de China, se ha expandido gracias a la gran cantidad de tiendas de bazar al por mayor. Tanto empresarios internacionales como industriales locales han hecho fortunas comercializando pequeños artículos. Por su mercado pasan unos doscientos diez mil clientes diarios. Contenido disponible hasta el 26 de mayo de 2019.

  • Amor en China

    Amor en China

    56:57 11 may 2019

    56:57 11 may 2019 Hace décadas en China, la foto de boda era de pasaporte en blanco y negro. La pareja solo podía vestir trajes estilo Mao. Ahora las románticas y costosas sesiones fotográficas se han convertido en un negocio que alimenta el anhelo nacional de un nuevo tipo de libertad, creando una gran industria prenupcial. Contenido disponible hasta el 26 de mayo de 2019.

  • 3:32 05 may 2019 Hoy en día los matrimonios en China ya no están concertados por las familias o el estado. Ahora las parejas son libres para elegir. La gran mayoría hacen lujosas sesiones de fotos que se han convertido en símbolo para reflejar el estatus y el nuevo sueño chino, dando lugar a una industria floreciente. Otro gran negocio es el mercado Futian en Yiwu, donde los mayoristas acuden de todo el mundo para comprar productos chinos baratos. Con una superficie de 4 millones de metros cuadrados hay 100.000 proveedores. La Noche Temática se adentra en la industria china más próspera.

  • 2:51 28 abr 2019 Contrariamente a lo que se podría pensar, nuestra inteligencia no aumenta. Las cifras demuestran que, después de hacerlo durante años, los resultados en los test de coeficiente intelectual han tocado techo. Y en algunos países, incluso, están disminuyendo. Dentro de nuestra mente cada uno de nosotros es protagonista de su propia historia, única en el mundo, narrada por nuestra voz interior, nuestro “yo”. Pero ¿De dónde vienen nuestros pensamientos? ¿Qué es la conciencia?

  • 3:23 21 abr 2019 Películas como “Cantando bajo la lluvia”, “Sombrero de Copa”, “Mago de Oz” o “En alas de la danza” son musicales clásicos de Hollywood de los años 30, 40 y 50 que permanecen en nuestra memoria. El reciente éxito de La La Land, tiene un papel destacado en el resurgimiento de este género cinematográfico. La música forma parte del cine que vemos y también de casi todo lo que hacemos en nuestra vida. ¿Qué poderoso efecto tiene la música en nuestro cerebro y nuestro cuerpo? La Noche Temática se sumerge en la banda sonora de nuestras vidas.

  • 3:38 14 abr 2019 Durante milenios, los océanos escaparon al dominio del hombre. Pero desde que la humanidad descubrió el fondo marino, empezó la mayor conquista de tierras de la historia. A medida que los estados intentan ampliar sus zonas marítimas, surgen muchos conflictos internacionales. El océano glacial Ártico o el mar de China son uno de los puntos más calientes, están en juego reservas de petróleo valoradas en millones de dólares. Los países se disputan la propiedad de los océanos. Pero, ¿cómo usan la ciencia estas naciones para conquistar el mar? La Noche Temática nos acerca la estrategia de los países por la conquista del mar. Esta Noche Temática incluye los siguientes títulos: “El mar de China: la guerra de los archipiélagos” y “El monopolio del océano”.

  • 3:50 07 abr 2019 Las guerras, el terrorismo, la pobreza hacen que los emigrantes estén dispuestos a arriesgarlo todo por salvar la vida. La necesidad de huir de sus países ha supuesto en la última década una explosión en el negocio del tráfico de personas. Se juegan la vida para conseguir llegar a los campos de refugiados. Allí, las cosas tampoco son nada fáciles. La Noche Temática nos acerca al sufrimiento de millones de desplazados.

  • Turismo salvaje

    Turismo salvaje

    3:32 02 abr 2019

    3:32 02 abr 2019 El negocio de los safaris en Sudáfrica está en auge. Se han creado cientos de fincas privadas para sacar beneficios de los animales salvajes. Rodeados de cercas electrificadas, pueden ser fotografiados por turistas y servir de trofeo a cazadores exigentes. Es un turismo que deja huella. Desde el desierto de Tombuctú a las playas de Tailandia, los turistas dejan un impacto dramático en la cultura y medio ambiente de los destinos elegidos. La noche temática nos lleva a lugares lejanos y nos muestra las fatales consecuencias del turismo con dos documentales: "Safaris, un negocio salvaje" y "La ruta de los gringos".

  • 3:14 24 mar 2019 Hedy Lamarr actriz de cine e inventora. A Hedy la conocemos como la actriz de Hollywood que tuvo una vida plagada de escándalos, pero ahora la redescubrimos, no sólo como actriz, sino como inventora. Las mujeres cineastas de Hollywood siguen luchando por tener una mayor participación en el cine y la televisión, una industria que a pesar del paso del tiempo sigue estando dirigida principalmente por hombres. La Noche Temática, nos acerca la reivindicación de las mujeres por una mayor presencia en Hollywood.

  • 3:31 17 mar 2019 Josephine Baker fue la primera gran estrella negra de la Historia. Cantante, bailarina y actriz, a pesar de su fama mundial, tuvo que luchar contra el racismo en Estados Unidos. Encarnó la liberación de la mujer bailando con picardía y descaro, traspasando las barreras impuestas en la primera mitad del siglo XX. Icono de aquel siglo son también las pin-up, inventadas por los hombres y reinventadas ahora por las mujeres, quienes en los últimos años han resucitado esta figura sensual y retro. Pero ¿qué se esconde detrás de las imágenes de este icono erótico? Hoy, La Noche Temática nos acerca a la mujer artista y femenina capaz de crearse a sí misma a pesar de los cánones establecidos.

  • 3:57 10 mar 2019 Con un temperamento de acero, un formidable instinto de supervivencia, y un insaciable afán de independencia, Coco Chanel, figura icónica del siglo XX, libró más de una guerra para pasar de su posición de sirvienta huérfana a la de costurera celebrada en todo el mundo. Pero el mundo de la moda que conoció Coco Chanel fue desapareciendo gradualmente. Hoy en día, la moda produce más de ochenta mil millones de prendas al año, lo que la convierte en la segunda industria más contaminante del mundo. Ahora un movimiento internacional quiere despertar las conciencias y difundir el mensaje de que otra moda más sostenible es posible. Esta Noche Temática nos sumerge en la revolución que supuso Coco Chanel y en la de hoy en día.

  • 4:19 03 mar 2019 Nancy Corrigan fue una de las primeras mujeres piloto. Irrumpiendo en un mundo exclusivamente masculino, llegó a entrenar a pilotos de caza durante la Segunda Guerra Mundial. Mujeres que con una gran voluntad estuvieron dispuestas a romper barreras y correr riesgos como las que formaron parte de las Fuerza Aéreas estadounidenses, pioneras en pilotar aviones militares durante la guerra. La Noche Temática con ocasión del Día Internacional de la Mujer, rinde homenaje a aquellas mujeres que ya hace décadas luchaban por sus ilusiones en una sociedad desigual.

  • 3:29 17 feb 2019 Inquieto, contestatario, generoso, así es Kirk Douglas, leyenda viva del Hollywood clásico. Testigo activo y comprometido de su época, el centenario actor ha desprendido un enorme magnetismo en la pantalla. Contemporáneos de Douglas son James Stewart y Robert Mitchum. Stewart encarna al padre de familia de arraigados principios, mientras que Mitchum simboliza al antihéroe. La Noche Temática, nos acerca a tres grandes leyendas de Hollywood.

  • 4:36 10 feb 2019 Nuestras hormonas funcionan como mensajeros químicos del cuerpo controlando numerosas funciones, como el crecimiento o la reproducción. En la pubertad, el cerebro se convierte en una obra en construcción. Algunas conexiones neuronales se disuelven y recombinan. El resultado es un comportamiento errático. También durante la menopausia y la andropausia, las hormonas sexuales se desbocan. ¿Qué es lo que nos pasa, biológicamente, durante estos períodos? La Noche Temática investiga los cambios hormonales que nos perturban.

  • 3:36 03 feb 2019 En los últimos 30 años, la población carcelaria de Estados Unidos ha aumentado de 330,000 a 2.300.000 reclusos. La mitad son afroamericanos pese a formar tan solo el 14% de la población total. Los encierros masivos comenzaron como una manera de controlar a los activistas negros durante el movimiento por los derechos civiles en los años 60. Para Martin Luther King la lucha por la discriminación racial pasaba por la desobediencia civil sin violencia alguna. Un movimiento que aún continúa. La Noche Temática nos acerca a la discriminación racial y los Derechos Civiles

  • Firmado, Dalí - Avance

    Firmado, Dalí - Avance

    2:49 27 ene 2019

    2:49 27 ene 2019 Salvador Dalí, excéntrico, genial, provocador y subversivo, fue uno de los artistas más influyentes del movimiento surrealista. Poco amigo de las convenciones, no dudaba en sembrar la confusión para que se le recordase siempre, incluso después de su muerte. Comprobar la autenticidad de un Dalí no es tarea fácil y es una gran responsabilidad, sobre todo teniendo en cuenta que en la mayoría de las ocasiones hay mucho dinero en juego. Con motivo de los 30 años del fallecimiento de Salvador Dalí, la Noche Temática profundiza en el laberíntico mundo del pintor.

Mostrando 1 de 32 Ver más