La noche temática
­ ­ ­ ­

La noche temática

Los sábados en la 23:00 h.

Síguelo también en directo en RTVE.es

Dirigido por: Cecilia Fernández

La Noche Temática comenzó su andadura en La 2 de TVE en octubre de 1995. A lo largo de su trayectoria, el programa ha conseguido unos índices de audiencia muy por encima de la media de la cadena y una aceptación por parte del telespectador que se ha mantenido prácticamente inalterable en el transcurso de los años.

La Noche Temática utiliza un formato poco habitual en la programación de las televisiones generalistas. Un formato interesante y distinto, abordar un mismo asunto desde distintas ópticas en una combinación de documentales, apoyado en ocasiones con largometrajes. Un espacio abierto a todos los conocimientos, que explora todas las corrientes de ideas, abierto a la innovación y al cambio.

Los contenidos de los documentales de La Noche Temática facilitan una mirada a los acontecimientos que han marcado el último siglo y a los asuntos que marcan las tendencias del actual. El programa invita cada semana al telespectador a perfeccionar sus conocimientos, a analizar los más importantes acontecimientos de la historia, a profundizar en los temas sociales, a conocer a fondo personajes relevantes, a descubrir otros horizontes y a entender otras culturas.

El equipo del programa utiliza una gran parte de sus recursos e infraestructuras en la búsqueda de las mejores piezas documentales que existen en el mercado mundial para proponer al espectador tanto obras originales como obras de patrimonio, nuevos talentos y valores seguros, formas sorprendentes y formas clásicas.

Este contenido solo está disponible para España y Andorra por restricciones de derechos.

4288978 www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.12.2/js
No recomendado para menores de 12 años La noche temática - Frank Sinatra, la voz de América  - ver ahora
Transcripción completa

No le puedes quitar la vista de encima.

Tiene algo mágico, cautivador,

que hace que te quedes mirándole sin parar.

Es único.

-Era un hombre tremendamente apasionado.

Amaba con ganas, reía con ganas, odiaba con ganas.

-Podía destruirte.

-Hacía lo que a todos los hombres les gustaría hacer.

-Todos querían ser así,

tipos duros que se metían en peleas, bebían...

Un hombre es un hombre.

(CANTA EN INGLÉS)

(Música)

Para sus fans, su música era la banda sonora de sus vidas.

Su trayectoria personal discurrió en paralelo

a lo que ocurría en el país en aquel momento.

("Fly me to the moon", Frank Sinatra)

Era la voz de América.

(Continúa la canción)

En enero de 1994, Frank Sinatra tenía 79 años.

Llevaba más de 70 subido a los escenarios.

Era la figura más emblemática de la cultura pop estadounidense.

Aquel año iba a volver a iniciar una gira alrededor del mundo,

siempre con Barbara, su cuarta esposa, a su lado.

Estados Unidos, Japón, España, Noruega...

Decenas de miles de espectadores

quieren volver a escuchar a Frank Sinatra en directo.

Frank decía: "Vienen a despedirse" y eso es lo que estaban haciendo.

En todas las ciudades, la gente venía a decirle adiós

y agradecerle sus maravillosas canciones.

-Sinatra era un hombre

que no tuvo muchos momentos de felicidad en su vida.

Es cierto que buscaba y encontraba emociones fuertes en el juego,

que le gustaba perseguir y conquistar a mujeres hermosas,

pero, en realidad, Sinatra solo era feliz,

feliz de verdad, cuando cantaba bien, cuando ofrecía una buena actuación.

-Sinatra representa el sueño americano.

Era hijo de inmigrantes,

sin los estudios que podría haber tenido un niño de su edad.

Cuando uno no ha tenido las mismas oportunidades que los demás,

tiene que ser más fuerte que quienes han nacido en el país.

A principios del siglo XX,

los padres de Sinatra emigraron de Italia a EE. UU.

y se establecieron en Nueva Jersey.

El río Hudson lo separaba de Nueva York y del sueño americano.

Francis Albert Sinatra nació el 12 de diciembre de 1915.

Fue un bebé de más de cinco kilos que casi no sobrevive al parto.

Su madre, Dolly, ya no podría tener más hijos.

Era un solitario hijo único.

Creció entre las poblaciones de inmigrantes de Hoboken,

en Nueva Jersey.

Allí convivían la comunidad judía, de origen italiano o irlandés,

y los afroamericanos.

En aquella época, las familias eran numerosas.

(Música)

Su madre, comadrona, mantenía a la familia.

Para ayudar a los demás a sobrellevar las dificultades,

también practicaba abortos.

Conocía a los habitantes de Hoboken

y tenía su papel en la política local.

Era capitana de distrito en Hoboken por el Partido Demócrata

y él contaba que su padre era boxeador.

-El padre era un hombre de pocas palabras,

probablemente, analfabeto.

Puede que fuese de esas personas

que cuando tienen que escribir su nombre ponen una equis.

-El padre luchaba con el seudónimo de Marty O'Brien,

porque había muchos prejuicios contra los italianos

y los boxeadores se ponían nombres irlandeses.

Los estadounidenses consideraban

que los inmigrantes italianos no eran blancos,

así que estaban justo por encima de los afroamericanos

y el rechazo que sufrían era similar.

El cliché que se tenía de los afroamericanos

era que siempre estaban felices, cantando y bailando.

-Hagan lo que hagan, siempre están sonriendo.

-En el caso de los italoamericanos, siempre estaban comiendo pasta,

los afroamericanos comían sandía y los italianos, pasta.

Cuando su padre dejó el boxeo,

los Sinatra abrieron un bar, el Marty O'Brien's.

Detrás de la barra, por si surgían problemas,

su madre guardaba un bastón, un palo,

y si Frank se portaba mal, le pegaba con él.

La madre era un poco sádica.

Un día, en la playa, le metió la cabeza debajo del agua.

A su hijo, a su único hijo, le sumergió a la fuerza.

Pero, al mismo tiempo, lo mimaba,

le compraba golosinas y trajes caros.

El niño tenía, incluso, su propio cuarto.

En cierto momento, Sinatra dijo: "Mi madre era terrible,

nunca sabía si me iba a abrazar o a pegar",

y creo que eso influyó enormemente en sus relaciones personales,

en particular, con las mujeres, durante el resto de su vida.

A diferencia de otras familias de inmigrantes,

la de Sinatra siempre tuvo para comer.

Pero cuando las fábricas empezaron a cerrar en masa,

a finales de la década de 1920,

y dejaron a millones de trabajadores en la calle,

Frank quedó marcado para siempre.

Como afirmaría años después, la depresión le hizo ver

que uno puede perderlo todo si no es el mejor.

La radio cambia la vida de millones de personas,

incluido Frank Sinatra.

Su madre le compra ese aparato

que acorta distancias y traspasa fronteras.

El muchacho escucha a diario

los programas de música de Nueva York

y se dedica a cantar los temas más populares.

La radio fue fundamental en la vida de Sinatra.

En primer lugar porque, mucho antes de que él entrara en el mundillo,

escuchaba a su ídolo, Bing Crosby.

Bing Crosby era el cantante por excelencia

de principios de los años 30.

Su aterciopelada voz le convirtió en el primer cantante melódico

que hizo estragos entre las féminas.

Aquellas actuaciones en la radio y los discos de estudio

fueron su inspiración.

Pensó: "Eso es lo que yo quiero hacer".

Pero todavía se limitaba a cantar en el bar de sus padres

con medios rudimentarios.

No tenían equipo de sonido,

así que Frank cantaba con un megáfono.

Era el centro de todas las burlas.

Cuando actuaba, el público, sobre todo los chicos jóvenes,

tiraban monedas para intentar meterlas en el megáfono,

para metérselas en la boca.

Frank odiaba estudiar,

no le interesaba ninguna de las asignaturas

y acabó dejándolo con 15 años.

Su padre se enfadó muchísimo y lo echó de casa más de una vez.

Aceptaba todo tipo de trabajos,

como estibador o chico de los recados,

pero nunca los conservaba por mucho tiempo.

(Música)

Y empezó a envidiar a quienes salían todas las mañanas de Hoboken

para ir a trabajar a Nueva York.

(It was a very good year, Frank Sinatra)

En su fuero interno,

a Sinatra le avergonzaba no tener estudios superiores,

ni siquiera había terminado el instituto,

así que se convirtió en un auténtico autodidacta.

Leía con avidez y le encantaba entablar conversaciones interesantes.

Se rodeaba de personas inteligentes y agudas.

Aquella era una costumbre que recomendaba a todo el mundo

siempre que tenía ocasión.

Una de esas personas fue Ed Walters,

tenía 22 años cuando conoció a Sinatra en Las Vegas.

Salí de Nueva York para venir al Sands

a encargarme de una misión.

El gerente del casino, un tipo de la mafia,

le habló a Frank de mí.

Nos citamos en el casino, me dijo: "He oído hablar mucho de ti, chico",

esa fue la primera vez que me llamó "chico"

y ya no me llamaría de otra forma en 20 años.

Cuando venía al casino,

Frank solía acercarse y preguntarme qué tal me iba,

se ponía a hablar conmigo, no quería que acabase

como el resto de los chicos de la mafia, arruinado, hecho polvo

o despilfarrando el dinero.

Siempre me decía:

"Tienes que estudiar y aprender".

Luego empezó a traerme libros para que los leyera.

Se interesó por aquel muchacho, por mí.

Quería que me fuera mejor que a los otros chicos

que veía por ahí.

(Música)

Miraba aquella gran ciudad desde la otra orilla del río

Y pensaba, como dice la canción,

que si te puedes abrir camino en el Nueva York, llegarás lejos.

Sabía que tenía que ganarse a esa ciudad

y estaba dispuesto a conseguirlo.

-Tenía el convencimiento

de que en mi trabajo tenía que ser siempre el mejor.

-Cuando los padres de Sinatra se dieron cuenta de que lo único

a lo que se podía dedicar era a cantar,

su madre le compró dos cosas: un coche.

Imagínese,

en plena depresión en medio de la crisis económica, tenía coche.

También una especie de equipo de sonido con amplificador y micrófono.

El coche y el equipo de sonido hicieron que se le viera

Un cantante con el que enseguida había músicos que querían trabajar.

"Hola, soy Frank, estoy buscando trabajo. A ver qué os parece".

Un vez que disponía de los medios adecuados,

su madre consiguió que entrara a formar parte de los Hoboken Four,

con los que ganó un concurso de radio.

A partir de entonces, Sinatra empezó a educar su voz sin descanso.

Aunque fuese un genio,

no es que se levantara por las mañanas con una voz maravillosa

perfectamente afinada.

Antes de grabar un disco se preparaba.

Fumaba menos o dejado de fumar.

Bebía menos o dejaba de beber.

Hacía ejercicios de canto todos los días.

Se estudiaba las letras de las canciones como si fueran poemas,

antes de empezar a cantarlas.

Las interiorizaba por completo.

-Para Frank Sinatra, tener que sostener el micrófono en la mano

fue un problema al principio.

Venía de una época en la que se cantaba sin micrófono.

O bien el micrófono se quedaba en el pie todo el tiempo.

Incluso en el estudio nunca se cogía el micrófono.

Y en la televisión estaba colgado del techo.

(CANTA EN INGLÉS)

(Aplausos)

Entonces empezó a sostenerlo de cuando en cuando.

Se lo colocaba bastante abajo,

nunca por encima de la barbilla, para poder seguir mirando al público.

Era una forma muy elegante de cogerlo.

Los raperos lo cogen así, lo utilizan para hacer bitbox también.

Es parte de una actitud.

Alguien que lleva un esmoquin no puede ponerse

el micrófono por encima de la barbilla.

Sonaba de maravilla.

La primera vez que fue a Nueva York sin sus padres,

tenía 16 años.

Recorrió los clubes de música y allí escuchó,

entre otros artistas, a Billie Holiday.

Algunos dicen que más adelante tuvieron una aventura.

(Música)

La veía no solo como a una vocalista de jazz,

sino como a una magnifica comunicadora

que conseguía transmitir las emociones de una canción como nadie.

Fue de Billie Holiday de quien Frank aprendió a contar una historia.

Aprendió a cantar las letras de las canciones y transmitir emociones.

Sinatra abandonó enseguida a los Hoboken Four.

Su madre le consiguió otro trabajo como camarero cantante en un hotel,

The Rustic Cabin.

Las actuaciones nocturnas se retransmitían en directo

El director de la banda, Harry James,

le escuchó cantar a los 24 años y decidió contratarlo.

Un par de meses después, en enero de 1940,

Frank decidió unirse a la famosa orquesta

del renombrado trompetista Tommy Dorsey.

Las big band dominaban la escena musical del momento.

Aún no habían empezado a surgir solistas

como artistas independientes.

Es como una conversación.

Las palabras fluyen y es...

Como si alguien hubiera pulsado el botón de grabar por accidente.

Con su inconfundible voz,

Sinatra se va abriendo paso hasta la primera línea de la banda.

De pronto, su sonido es más importante

que el del propio Tommy Dorsey.

El problema entre Sinatra y Dorsey, esa figura paternal,

fue que, casi desde el principio Sinatra empezó a destacar.

Sinatra estaba fascinado por Dorsey y todo lo que hiciera.

Era un músico brillante y un gran director de orquesta.

También era un tipo duro, con muchos reaños.

Si veía algo que no lo gustaba, algo que estuviera haciendo

algún miembro de la banda, podía llegar a agredirlo físicamente.

No le daba miedo nadie.

-A Sinatra le gustaba todo de Dorsey.

La colonia que llevaba, la pasta de dientes que utilizaba,

la ropa que se ponía...

Todo lo que Dorsey hacía y radiaba,

le tenía impresionado.

Sinatra quería lo mismo para sí. Quería ser como él.

No solo quería ser un gran músico, sino un gran músico con dinero,

con estilo, influencia...

-Era un hombre muy dulce.

Puede que no lo crean, pero yo diría que tenía

incluso un punto de inocencia.

Era muy romántico y muy respetuoso.

-Tenían una especie de...

Sé que va a sonar raro, pero era capaz

de transmitir una tristeza elegante.

Llena de sofisticación.

-Él tenía muy estudiado cómo actuar sobre el escenario.

Esa es, en parte, de que se haya convertido en la leyenda que es hoy.

-Tenía una aura de enorme vulnerabilidad

y sabía explotarlo.

Es insultante para las mujeres compararlo

con un silbato para perros, pero sí había algo en su voz

que a las mujeres les llegaba de una forma

tremendamente visceral y emocional.

Si uno parece un muerto, tiene que vestir como tal.

Tendrían que haber visto mi primer esmoquin.

El que me ponía cuando empecé a cantar en las big band.

Creo que costó unos 20 dólares.

Todos se burlaban de cómo agarraba el micrófono,

¿se acuerdan?

Creían que me sujetaba porque era tan delgado que si me soltaba

me iba a caer redondo.

Pero no era eso.

No quería abrir los brazos porque el esmoquin

tenía el mismo vuelo que un vestido, pero estaba orgulloso.

(Gritos)

Les ofrecemos una noticia de última hora.

-Ayer 7 de diciembre de 1941

los Estados Unidos fueron atacados de forma repentina y deliberada

por las fuerzas navales y aéreas del imperio de Japón.

-"I'll never smile again"

surgió a comienzos de la Segunda Guerra Mundial

y fue un éxito inmediato.

Los hombres se habían ido a luchar y era una canción

que hablaba de la añoranza, de la separación

y de ese sentimiento de echar mucho de menos a los seres queridos.

Así era como se sentía todo el mundo en aquel momento.

El disco causó sensación.

El éxito de "I'll never smile again" convirtió a Sinatra

en la voz de consuelo de toda una nación.

Todavía hoy, tras algún acontecimiento trágico,

las emisoras de radio recuren a sus canciones.

(Continúa la canción)

Al comienzo de la Segunda Guerra Mundial

se empezó a decir que Sinatra había desertado.

Fue un sambenito del que nunca consiguió librarse.

No se le consideró apto para el ejercito

porque tenía un tímpano perforado.

Mucha gente creía que aquello era un cuento, pero era cierto.

Sinatra fue el hombre más odiado entre las fuerzas armadas

durante la Segunda Guerra Mundial.

En parte porque muchos soldados pensaban

que no solo había eludido la entrada en el ejercito,

sino que además estaba en casa flirteando con sus mujeres.

En parte tenían razón.

-Pensé que la gente estaba preparada para una nueva clase de cantante.

Frank Sinatra dejó la orquesta de Tommy Dorsey en 1942

para iniciar su carrera en solitario.

Una apuesta muy arriesgada.

Sus fieles admiradoras siguen acudiendo a conciertos como solista.

Se las conocía como "bobby-soxers",

por sus característicos calcetines de quinceañeras.

Cuando tenía alrededor de 12 años

me salté las clases para ir al Paramount Theater.

Era un lunes por la mañana. El pase de las 10:30.

Me paró una pareja de policías que estaba allí precisamente

para llevarse a todos los que no habían ido a clase

para ir al concierto.

Así que no conseguía entrar.

Me llevaron a la comisaría, me tomaron las huellas

y me hicieron una fotografía.

Y yo pregunté: "¿Puedo llamar a mi madre, por favor?".

Ella me dijo: "¿Dónde estás?". "Estoy en prisión,

En la cárcel, en la calle 42, en la esquina del teatro".

"¿Y qué haces ahí? Tendrías que estar en el colegio".

"Ya lo sé, pero quería ver a Frank Sinatra".

Frank ofrecía 10 pases al día.

Todo el mundo quería oírle cantar

y se le empezaba a conocer como "la voz".

No solo era un cantante maravilloso con una voz extraordinaria

y todo eso, también era buen actor, muy bueno.

-Los cantantes tenemos que interpretar las canciones

para que el público las entienda.

Muchas veces decimos lo que ellos piensan,

pero no saben expresar en palabras.

-Y para quienes escriben las canciones, eso es un regalo.

Soy Marilyn Bergman.

-Y yo soy Adam Bergman.

-Estamos casados, por si hay alguna duda.

-Y escribimos letras de canciones.

-¿Quién se va a llevar el Oscar?

El ganador es Adam y Marilyn Bergman.

-Cómo pesa. -Sí, mucho.

-Vaya, los tenemos a pares. -Muchísimas gracias.

-Gracias.

-Es curioso cómo se cerró el círculo.

Una de las fans a las que detuvieron...

-En el Paramount Theater... Me salté las clases.

-Acabó escribiendo canciones para él. -¿Se lo llegué a contar?

Con apenas 30 años,

Sinatra trabajaba de forma incansable para triunfar.

Empleaba todos los medios posibles.

Poco después de debutar como solista empezó a contratar a varias mujeres

para que gritaran en determinados momentos de una canción.

El público se exaltaba aún más y se retroalimentaba.

Y funcionó.

Se convirtió en un fenómeno de masas y su popularidad era cada vez mayor.

En aquel momento Sinatra llevaba varios años casado

y tenía una hija a la que le seguirían otros dos.

Apenas estuvo con ellos en su infancia.

Volvía de cuando en cuando.

Pero tenía una impaciencia innata que le hacia querer pasar

a lo siguiente lo antes posible.

Hubiera o no algo previsto, era incapaz de quedarse en casa.

Estados Unidos entró en la Segunda Guerra Mundial.

Sinatra se dedicó a alentar al pueblo con sus canciones.

Además contribuyó a recaudar fondos promocionando los bonos de guerra

junto a artistas como Bing Crosby.

(CANTAN EN INGLÉS)

No tenía reparos en manifestar su posición política.

Como la mayoría de los inmigrantes, veneraba al presidente Roosevelt

y lo apoyó en su campaña electoral.

Era un demócrata acérrimo.

Pocos meses después del fin de la Segunda Guerra Mundial

se estrenaba a un cortometraje protagonizado por Frank Sinatra,

con el que consiguió su primer reconocimiento.

"The house I live in" se centraba en la necesidad

de erradicar los prejuicios y en lo que estaba ocurriendo,

por ejemplo, con los judíos en Estados Unidos.

A pesar de los esfuerzos que se hacían en otros países.

Los propios italianos, su comunidad y otros grupos étnicos,

eran objeto de discriminación.

Y en aquel momento empezaron a decir: "Ya está bien.

Tenemos que contar lo que está pasando.

Contárselo a los más jóvenes, que son el futuro

y a los que podemos llegar con más facilidad.".

(Gritos)

Era la banda sonora de sus vidas.

No movían un músculo mientras lo escuchaban.

Cuando alguien te ama, no vale de nada si no es hasta el final.

Se casaban con sus canciones. "Love and Marriage",

"El amor y el matrimonio". Se divorciaban con sus canciones.

O se recordaban sentados en un bar.

Si te marchas un día de verano te podías llevar el sol contigo.

En verano se volvían a casar.

Su música les había acompañado toda su vida.

Sinatra era nuestro ídolo.

En el barrio todo el mundo le escuchaba.

Mis amigos, los vecinos, todos.

Todos llevaban una cinta de Sinatra en el coche.

("Wichcraft", Frank Sinatra)

He tenido la oportunidad de trabajar en la construcción

de los puentes más espectaculares del mundo.

Me llamo Gary Russo y soy montador de estructuras metálicas.

A veces en la vida uno se encuentra en una encrucijada.

O llega a un punto en el que piensa que esperaba más de la vida.

Yo llegué ahí poco antes de cumplir los 50.

Estaba pasando por muchas cosas que le pasan a casi todo el mundo.

Un divorcio, trabajando lejos de casa...

Un día, cuando volvía al hotel iba pensando:

"Ya está, mi vida se reduce a esto".

Me acordé de lo que quería cuando era joven.

Dedicarme al entretenimiento.

Llegué a la habitación y me puse a descargar letras.

Ahora con internet te puedes descargar canciones.

Y así, en lugar de volver a una habitación vacía,

volvía a un estudio de grabación.

("New York, New York", Sinatra)

Tiempo después volvía a Nueva York

a trabajar a las obras del metro de la Segunda Avenida.

Sonreía a la gente que pasaba y ni me miraban.

Estaban cabreados.

Hacíamos mucho ruido invadiéndoles el barrio.

Después de un par de semanas o meses le pregunté a mis supervisores

si podía cantar a la hora de comer,

a ver si conseguía que la gente sonriese.

Algunos empezaron a venir a menudo y otros se paraban y sonrían.

Un señor me preguntó si lo podía subir a YouTube

y de repente el video salió en "Good Morning America"

y en otros programas.

Fue increíble.

Desde aquel día en aquella habitación de hotel,

a volver a Nueva York y hacer lo que siempre quise

y que la gente lo disfrutara, me cambió la vida.

Ahora soy el Sinatra de la Segunda Avenida.

Tras el éxito de "The House I Live In",

Sinatra prosiguió con su carrera en Hollywood.

No quería limitarse a cantar.

También quería interpretar ante la cámara.

Los estudios cinematográficos se peleaban por el nuevo actor

que rebosaba confianza en sí mismo.

-Aquí está Sinatra.

Me llamo Terry O'Neill y soy fotógrafo.

Aquí está.

Esto es de la toma que os decía. Justo esa.

Lo conocí en esta época.

Cuando lo vi girar la esquina rodeado de guardaespaldas gigantes

me impresionó.

Empecé a darme cuenta de dónde me había metido.

Me impactó.

Ese era el efecto que causaba.

Su forma de tratar a las mujeres era eficaz al 150 %.

Se quedaban prendadas de él en un abrir y cerrar de ojos.

Era increíble. Era un absoluto seductor.

Cuando le veías actuar te dabas cuenta

de lo irresistible que resultaba.

Esa forma de pavonearse, por así decirlo.

Todo ese despliegue de confianza en sí mismo que hacía en el escenario

como diciendo: "Te quiero seducir a ti y lo voy a conseguir.

Y a ti y a ti".

Sabía cómo meterse a todo el público en el bolsillo.

Jill Corey, por entonces una cantante de 19 años,

recibió un día una llamada de Frank Sinatra,

que la había visto cantar en un club nocturno de Nueva York

el Copacabana y quería conocerla.

Ella aceptó la cita.

Podría contar lo que pasó.

Pero prefiero cantarlo, porque fue exactamente así.

(CANTA) "Esta noche tengo una cita con Sinatra,

Dios mío, me devora la inquietud.

En mi inocencia virginal, ¿me desmayaré si me besa?

¿Cómo le llamo, Frankie y Frank?

Tengo 19 y él 42. ¿Qué podemos tener en común?

No le he visto en mi vida. ¿Se habrá equivocado de chica

o no será más que una broma de mal gusto?

Su chofer me lleva a través del parque.

Cena, vino y música.

Me coge las manos y me canta al oído.

Un idilio está a punto de comenzar, pero antes,

¿le llamo Frankie o Frank?".

Eso fue lo que pasó.

Jill Corey no fue la única que se quedó prendada de Frank Sinatra.

Aunque estaba casado,

en una canción de una de sus películas

ya dejó claro que él se enamoraba muy rápido y con mucha facilidad.

Hasta que se hizo demasiado mayor para seguir con sus amoríos,

nunca le fue fiel a una sola mujer en toda su vida.

Siempre estaba buscando una nueva conquista.

Encontrar una nueva conquista era crucial para él.

A mediados de la década de 1940,

Sinatra conoció a una de las grandes estrellas de Hollywood, Ava Gardner,

durante un rodaje.

Era de una belleza deslumbrante. Hollywood estaba enamorado de ella.

-Ava Gardner, madre mía.

Siempre estaba con mujeres preciosas.

-Era la versión femenina de Sinatra.

Eran tal para cual.

-Era una mujer tremendamente irascible.

Estaba locamente enamorado de ella.

O al menos eso parecía cuando los veías juntos.

No quería separarse de ella ni un minuto.

Estaba como loco. Lo tenía totalmente fascinado.

Estoy segura de que ella también lo quería.

Pero Ava Gardner era mucho Ava Gardner.

Ya sabe, era una mujer muy independiente.

Supongo que con el carácter y el genio que tenían los dos,

chocarían mucho.

-La bebida era una parte importante de la relación,

que, en parte, se basaba solo en eso.

Alimentaba tanto la excitación de la propia relación,

como la falta de compromiso, las rupturas y la separación definitiva.

El alcohol y la ira. Frank no tenía buen beber.

Sacaba lo peor de él. Y ella tres cuartos de lo mismo.

Así que, cuando bebían, ardía Troya.

Discutían, rompían muebles,

se pegaban y luego tenían unas reconciliaciones muy fogosas.

En eso consistió la relación durante un tiempo.

El cantante convertido en estrella estaba dispuesto

a lo que fuese por ella.

También a dejar a su mujer.

Cada vez pasaba más tiempo con Ava Gardner

y seguía casado con Nancy Sinatra.

Era vox populi.

El sector más conservador del país

se quedó perplejo al ver que Sinatra hacía la impensable.

Se divorció de Nancy para casarse con Ava Gardner.

Fue un escándalo.

Al fin y al cabo, en la sociedad de posguerra,

la familia perfecta, aunque fuera solo de cara a la galería,

era la receta del éxito para cualquier figura pública.

También se produjo un cambio en la escena política.

Tras la Segunda Guerra Mundial en los Estados Unidos,

se instauró un conservadurismo muy acusado.

Sinatra era un liberal de izquierdas.

Muchos empezaron a pensar que no solo había eludido ir al frente.

Sino que era prácticamente...

un comunista.

La gente estaba aterrorizada ante la amenaza del régimen ruso.

Sentían que debía refugiarse, protegerse, cerrar filas

y simpatizar más con la derecha.

A finales de los 40 las ventas de sus discos cayeron en picado.

La nueva moda era el folk y la música popular.

Por si fuera poco, se publicó que Frank Sinatra había acudido

a un congreso de la mafia en Cuba en 1947.

Según la prensa, confraternizaba con delincuentes.

Todos los artistas que trabajaban en la era de los clubes nocturnos

durante los años 20, 30, 40, 50 y 60 conocían a los miembros

del crimen organizado porque operaban en esos clubes.

Frank confraternizó con ellos.

Y ya fuese de forma implícita o explícita en ocasiones,

quebrantaba la ley porque algunos de esos tipos,

sobre todo Sam Giancana, el jefe de la mafia de Chicago,

frecuentaban locales de los que Sinatra era accionista.

Pero Frank no era un mafioso.

Lo que le fascinaba era la rudeza que había en aquel ambiente.

Era un hombre que, además de ser italoamericano,

se relacionaba con la mafia.

Era liberal en sus ideas políticas.

Ya no vendía discos y había abandonado a su familia.

Fue en aquel momento, en torno a los años 50, 51 y 52

cuando el país lo dejó de lado.

Fue un momento en el que Sinatra perdió su contrato discográfico

con Columbia y dejó de recibir ofertas en el cine.

Cómo siguió manteniendo su elevado tren de vida, se arruinó.

Se vio obligado a volver a los pequeños locales nocturnos.

Él estaba en la ruina, sin un centavo.

Su carrera musical estaba en declive.

En cambio ella estaba en su mejor momento en el cine.

Era una gran estrella.

Ava estaba en África, en el rodaje de "Mogambo".

Frank quiso ir a verla.

Compró un billete, voló al sitio que fuera.

Llegó allí cargado de regalos para todo el mundo.

Detalles para todos.

Y con un árbol de Navidad,

un arbolito que había comprado en Nueva York, creo,

para dárselo a ella.

Y cuando lo vieron, todos fueron corriendo a recibirlo y saludarlo.

Menos Ava.

Se quedó sentada en el sitio, esperando que él fuese a verla...

El encuentro no fue nada bien.

Le rompió el corazón.

La pareja se separó poco después.

Sinatra no escondió que era uno más de los millones de hombres

heridos por el amor.

Es que...

Retrata toda la escena con su voz.

Ese momento en el que te han roto el corazón

y te pones a hablar con el camarero.

Le dices: "Ya me voy, ponme la última".

Una para mi chica, que ya no está conmigo y otra para el camino.

Es muy conmovedor.

Frank Sinatra busca refugio en la noche, en Las Vegas.

Donde puede llevar la vida que le gusta.

Es la aventura.

Todo un abanico de posibilidades, lo desconocido.

El hecho de que tu guía espiritual, Frank Sinatra,

esté dispuesto a arriesgar

y a ir donde la mayoría de los mortales no nos atreveríamos a ir.

Todo pasaba al abrigo de la oscuridad.

Cuando el sol se ha puesto.

No se me ocurre ningún otro artista que captase

esa sensación de aventura

y de dejarse llevar mejor que Frank Sinatra.

-Frank tenía un aura especial.

Estaba en la sala, se notaba cuando lo tenías al lado.

Cuando entraba al Sands había una vibración especial.

Era una de esas pocas personas con ese tipo de magia.

Él entendía perfectamente el negocio, cosa que muchos artistas no.

Se limitaban a entretener a la gente, a llamar la atención.

No entendían de qué iba la historia.

Había un tipo que llevaba ganados unos 80 000 dólares,

y estaba con su mujer.

Como nos daba miedo que se levantara de la mesa y perder la pasta,

pensamos en llamar a Frank para que bajase.

Y él me dijo: "Que vaya rápido, mantenga el juego que yo me ocupo".

Se sentó al lado de la mujer, que estaba como loca, claro,

y en tres o cuatro horas habíamos recuperado casi todo el dinero.

Frank Sinatra vivía de noche.

No se acostaba hasta que amanecía.

Su séquito tenía que seguirle el ritmo.

Se nos hacía de día.

Una noche estábamos en Las Vegas,

habíamos estado de gira por todo el país.

Esa noche tocaban dos pases en Las Vegas.

Habíamos terminado el segundo.

Eran las 4:30 y estábamos en un restaurante pasándolo bien.

Me levanté y dije que me iba. Me dijo: "¿Dónde vas?".

Le conteste: "A dormir". "¿Por qué?".

"Porque mañana tengo que levantarme pronto para ir al cementerio

a visitar a esos tíos". "¿A qué tíos?".

"A todos los que han muerto por intentar quedarse despiertos

todas las noches contigo". Y se empezó a reír.

Frank Sinatra no podía estar solo.

Solo era feliz en el escenario o en el estudio.

El resto del tiempo se le veía desanimado y hundido.

Cada vez se apoyaba más en la bebida.

Hasta un punto en el que creo, sinceramente,

que era alcohólico.

Tenía verdadera dependencia.

Además tardaba mucho en emborracharse.

Podía beber una cantidad asombrosa de alcohol

sin que le afectara de forma aparente.

Se decía que solía beberse una botella de whisky en una noche.

Y cuando se emborrachaba, se descontrolaba.

Refriegas, peleas a puñetazo limpio...

sin medida.

Una noche le pregunté qué tal le iba y me dijo:

"¿Por qué lo preguntas?".

Y le dije: "Solo te estoy preguntando qué tal te va".

Empezó a gritarme y nos enzarzamos en una bronca.

"Deja de preguntar. Métete en lo tuyo. Ponte a trabajar.

Le mandé a la mierda y nos enfadamos muchísimo.

Yo acabé yéndome, mientras él me decía:

"Hijo de puta, voy a hacer que te despidan".

Carl Coin me llamó al día siguiente. Era el gerente del casino.

Y con mucha inteligencia me dijo: "Eddy...

Lo de ayer no estuvo bien. Se te fue de las manos, ¿no te parece?

Y yo le contesté: "Es verdad".

Disculpa, es que me emociono. Perdona.

Le dije: "Sí...

Se me fue de las manos, es verdad".

Carl dijo: "Sois amigos.

Sois amigos...".

Me dijo: "Quédate en casa hasta que yo te diga".

Al día siguiente vino un tipo con una caja

con todos los discos que había publicado con Reprise hasta entonces,

y una nota que decía:

"Chico, vuelve al trabajo".

Una nota que iba dentro... Y volví al día siguiente.

Me acuerdo que bajó a la sala después de la actuación

y le miré y le sonreí.

Él me sonrió y ya estaba todo olvidado.

El sector del entretenimiento de Las Vegas

sigue viviendo de la leyenda de Frank Sinatra en la actualidad.

En diciembre de 2015 los casinos celebraron el centenario

del nacimiento del viejo de ojos azules con exposiciones

y actuaciones de homenaje.

(CANTA)"Cuando alguien te ama no vale de nada si no es hasta el final".

¿Recuerde esa canción?

Con esa canción me enamoré de la música de Frank Sinatra.

Es un idilio que no ha terminado nunca.

Me llamo Bob Anderson y me dedico al mundo del espectáculo.

Se podría decir que soy artista de profesión.

También hago imitaciones como homenaje a los grandes cantantes

de la música melódica estadounidense.

Ya pueden ver que no me parezco ni un ápice a Frank Sinatra.

Así que, su trabajo consiste en conseguirlo.

Ron White es mi maquillador y caracterizador.

Es muy conocido.

Es toda una transformación.

Llevo hasta seis prótesis en la cara.

Me cambian la frente, las sienes,

la nariz, la barbilla, los ojos y el pelo.

En cuanto empieza a trabajar,

yo empiezo a no ser yo mismo.

¿Me explico? No me reconozco. ¿Dónde estoy?

Ya me empiezo a sentir como Frank Sinatra.

Cada vez me parezco más.

Hola, Vince.

Frank Sinatra le cedió a Vince Falcone

muchos de sus arreglos con una sola condición.

Que su música siguiera viva. Que siguiera sonando.

Solo pidió eso.

-Me llamo Vincent Falcone. Soy pianista, director y músico.

Al señor Sinatra le preocupaba que su música

fuera a caer en el olvido.

Me dijo que quería que perdurara para siempre

y yo me tenía que encargar de que siguiera viva,

así que fue una especie de: "Sí, señor así lo haré".

-Lo más difícil del espectáculo es decidir qué canción dejar fuera.

Eso es lo más difícil porque Frank Sinatra grabó

1200 canciones de las que 1196 eran maravillosas,

según dijo él mismo.

-Muchos de los integrantes de la orquesta estaban conmigo

y con el señor Sinatra cuando actuaba en el Caesar's Palace

y en el Golden Nugget.

Yo siempre bromeaba sobre los saxofonistas.

La gente me preguntaba: "¿Qué edad tienen tus saxofonistas?".

Y yo decía: "Están muertos".

Porque la media de edad de los saxofonistas es de más de 70 años,

y uno de ellos es octogenario.

(Aplausos)

La orquesta de 32 miembros ofrece cinco actuaciones a la semana

con Bob Anderson como vocalista.

Tienen previsto llevar su espectáculo "Frank the Man"

de gira por todo el país.

Años después de la muerte de Sinatra,

sus canciones atraen a un público muy numeroso.

A principios de los 50,

el regreso de Frank Sinatra al mundo del espectáculo

parecía inconcebible.

En un año había perdido el contrato discográfico,

a Ava Gardner, sus papeles en el cine,

lo había perdido todo en cuestión de nueve meses.

No tenía nada.

Cuando firmó con Capitol en el 52, había tocado fondo.

Así que, lo que ocurrió después, fue absolutamente inaudito.

A Sinatra no le preocupaba la delicada condición

en la que se encontraban sus cuerdas vocales.

Sabía que esta era, probablemente, su última oportunidad.

Buscó canciones y letras que le gustaran y se rodeó

de los mejores profesionales del mundo de la música.

Su único objetivo era volver a ser el mejor.

Fui a muchas sesiones de grabación con él.

Era fascinante estar allí y observar cómo trabajaba,

verlo con la orquesta.

Era muy directo sobre lo que quería, sabía exactamente qué quería oír

y uno no suele pensar en él como músico, la verdad.

(Música)

Procuraba que las letras fueran inteligentes.

Ya sabemos que en las canciones

no suele importar mucho lo que se dice.

Parece que en las canciones de amor nos conformamos con que rimen

y poco más.

Él le prestaba mucha atención a eso.

Había trabajado con muy buenos compositores

y las letras eran muy interesantes.

Era un artista que quería dar esa apariencia de fuerza y dureza,

pero que tenía mucha sensibilidad.

-Es el mejor álbum de todos los tipos de música que he escuchado.

Al principio, Capitol Records no quería sacarlo,

era demasiado lúgubre, melancólico.

16 canciones, más de 45 minutos de tristeza.

Eso era lo que les preocupaba.

Al final, lo publicaron... y arrasó.

"In the wee small hours"

es el primer álbum conceptual de la historia de la música pop.

Fue la reaparición de las reapariciones,

no había quien lo parara.

-Cuando se publicó, Sinatra iba por ahí diciendo:

"Ya tengo mi disco de Ava, mi disco de Ava",

refiriéndose a Ava Gardner, que le había dejado.

Siempre estuvo enamorado de Ava Gardner,

la amó toda su vida, a la que más.

Cuando venía a los conciertos, yo tenía que conseguir

hacerle una fotografía a ella entre el público, viéndole,

y me resultaba muy difícil, pero a él le encantaba tenerlas.

Justo antes de la ruptura,

Ava Gardner le consiguió un último papel en el cine.

Era la primera vez que se le tomaba en serio como actor.

Había dejado atrás los trajes de marinero

que caracterizaron los musicales de Gene Kelly de unos años antes

y se le veía como alguien más serio.

Gregory Peck dijo: "Habría sido una pena

que hubiera recibido clases de interpretación,

porque lo habrían echado a perder.

No se puede enseñar lo que uno tiene de forma natural".

-El ganador es Frank Sinatra.

(Aplausos, vítores)

Frank Sinatra gana el Oscar al mejor actor de reparto

por su papel como Angelo Maggio.

Estoy sumamente emocionado.

No sé qué decir,

porque, para mí, esto es muy distinto a lo que suelo hacer.

Lo mío es más del estilo... cantar y bailar.

(Música)

Con un nuevo contrato discográfico en el bolsillo,

todo tipo de ofertas de Hollywood y su primer disco de oro,

Sinatra regresó a Las Vegas

y formó un singular grupo de estrellas, el Rat Pack.

(Continúa la música)

Dean Martin, Sammy Davis, Jr., Joey Bishop y Frank Sinatra

ofrecían unos espectáculos improvisados

a los que llamaban "Cumbres".

(CANTAN EN INGLÉS)

Frank, en sus actuaciones en solitario,

no podía contar chistes, no sabía contar un chiste,

no tenía ritmo,

era el mejor cantante del mundo,

pero no tenía ritmo para contar un chiste.

Me decía: "Eddy, voy y cuento un chiste,

exactamente como me lo han contado, y nada

y llega Joe Lewis suelta dos palabras y se mueren de risa,

¿cómo lo hace?"

Los cómicos tienen una magia especial,

Frank no la tenía hasta que formó el Rat Pack.

Dean le enseñó a ser gracioso

y ahí empezó una enorme amistad que duró para siempre.

-Lewis dice: "No estás borracho hasta que no estás tirado en el suelo

y no puedes levantar el brazo".

Las noches del Rat Pack transforman a Sinatra

y a la propia ciudad.

Por todo el país y por todo el mundo

se empezó a hablar de las noches locas de Las Vegas

y eso marcó la pauta hasta el día de hoy.

-Frank Sinatra era la elegancia personificada, el estilo.

Vestía de forma impecable, tenía esa forma de moverse...

Otro de sus apelativos

es el "presidente de la junta directiva".

(CANTA EN INGLÉS)

La postura del presidente en cuestiones políticas era clara.

Uno de los integrantes del Rat Pack, Sammy Davis Jr., es afroamericano.

Imagínense, ahora estamos en Las Vegas.

En esta ciudad, las grandes estrellas que actuaban y eran negras

no se podían alojar en los hoteles, por su raza.

Como la historia de que había que vaciar la piscina

en la que se había estado bañando Nat King Cole, por ejemplo.

La gente no se quería meter en la piscina

hasta que no la vaciaran

y Sinatra tuvo la valentía de salir al paso y decir:

"Si él se va, yo también", y ahí empezaron a cambiar las cosas.

Las mujeres no eran las únicas que se rendían

ante los encantos de Frank Sinatra, los hombres también.

Todos querían ser como él, aventureros, elegantes

y con ese aire de despreocupación.

Hasta el presidente de los EE. UU. en aquel momento,

John Fitzgerald Kennedy, sucumbió al carisma de Sinatra.

A Jack Kennedy, así lo llamaban los más cercanos,

le encantaba Hollywood, las mujeres hermosas

y el cotilleo de la prensa rosa

y Sinatra estaba en el centro de aquello.

Kennedy quería formar parte de ese mundo.

Sinatra, por su parte,

era profundamente liberal en sus convicciones

y le atraía el carisma y la ideología política de Kennedy.

Estaba decidido a escalar posiciones gracias a su asociación con Kennedy

y sus aspiraciones presidenciales.

Sinatra interpretó la canción de campaña

del aspirante a la presidencia.

La victoria de Kennedy en las elecciones

fue un triunfo personal de Frank Sinatra.

Pensaba que el presidente se consideraba amigo suyo.

Creía que había pasado a formar parte del círculo de los Kennedy

y no era así.

Creía que era uno más y que Kennedy era uno de los suyos.

-El hermano del presidente, Bobby Kennedy,

quería distanciarse a toda costa de Sinatra

y sus andanzas de playboy.

Además, el FBI había descubierto

que Sinatra estaba relacionado con Judith Campbell,

que también había sido vista con el jefe de la mafia de Chicago

y, a su vez, se había convertido

en la novia del recién estrenado presidente Kennedy.

Era una confluencia de factores explosiva.

Y todo terminó en la primavera de 1962,

cuando Kennedy iba a visitar la costa oeste

y Bobby, que por entonces era fiscal general, le dijo:

"No te puedes quedar en la casa de Frank Sinatra de Palm Springs,

tienes que buscar otro sitio", y ahí cortaron la relación en seco.

Con la vista puesta en ese viaje de la primavera del 62,

Sinatra había reformado completamente la casa.

Construyó un helipuerto para el helicóptero del presidente,

instaló una línea directa con la Casa Blanca

y cuando descubrió que Kennedy

iba a instalarse en casa de Bing Crosby, lo último,

porque Crosby era el otro gran cantante melódico de Hollywood,

montó en cólera.

Le dio un ataque de nervios.

Se puso hecho una furia

y empezó a arrancar los cables de la línea de teléfono,

a tirar cosas por toda la casa, a romper cristales,

todo tipo de cosas,

y hasta cogió un mazo para...

destrozar el hormigón del flamante y recién construido helipuerto.

Su visión del mundo se vino abajo.

El esmoquin, el whisky y los cigarrillos

habían dado paso al sexo, drogas y rock'n'roll.

Las nuevas estrellas del pop

acaparaban toda la atención del público.

("Light my Fire", The Doors)

Desde finales de la década de los 60 en adelante,

el gran reto de Frank era permanecer en lo más alto.

Se estaba haciendo mayor.

Creo que en 1965 cumplió 50

y en los años sucesivos se esforzó en seguirle el ritmo

a esas voces de las generaciones más jóvenes.

Sinatra continuó trabajando sin descanso

y publicando varios discos al año.

(CANTA EN INGLÉS)

Parece que me he tragado un chupito.

-Escucha, de todas formas,

si oímos algún "pop" o algún golpe, paramos.

-Sí, aquí hay un ruido. Vamos a repetir.

-Yo no hago ruidos. No soy ningún papanatas.

Lo que menos me gusta de los chavales que están cantando ahora

es que no entiendo lo que dicen.

Si pudiera entender mejor las letras, igual me interesaría más seguirlos,

pero es que no los entiendo.

No vocalizan, no tienen una buena dicción.

¿Cuánto? ¿3:20? -4:12.

-¿4:12?

Los Beatles, los Rolling Stones, The Doors y Simon y Garfunkel

arrasaban en las listas de éxitos.

¿Cuántos años más conseguiría Sinatra

seguir vendiendo discos?

Un día, iba en coche por Los Ángeles con su asistente personal

y escuchó la canción tres veces seguidas,

no hacía más que cambiar el dial en la radio

y siempre sonaba "Light my Fire".

Levantó el pie y, con el tacón de los botines que llevaba,

reventó la radio del coche.

Eso es lo que opinaba del rock'n'roll.

Su hija Nancy también conquistó las listas de éxitos.

Frank Sinatra se esforzaba

en seguirle el ritmo a las nuevas generaciones.

Si un día vuelve a ser 1948, vas a arrasar.

-Se hizo más conservador

porque le horrorizaba el giro que estaba dando la música popular.

Había empezado la guerra de Vietnam,

había muchas manifestaciones en el país,

todos los jóvenes salían a la calle

y a Frank le preocupaba mucho todo aquello.

¿Acaso vio en su relación con la actriz Mia Farrow,

30 años menor que él, la salida a esa crisis personal?

La pareja se casó en 1966

para divorciarse solo dos años después.

Era una niña, una chiquilla.

Era una chica muy dulce y nos sorprendió mucho a todos.

Estoy segura de que todo el mundo se sorprendió

de que se casara con ella.

-Ella lo quería todo, una gran carrera y un gran hombre

y Sinatra era el más grande,

así que se propuso conquistarlo y lo consiguió,

pero no pudieron estar juntos mucho tiempo

porque ella quería avanzar en su carrera

y a él, eso no le gustaba nada.

Sinatra no sabía manejar una relación

con una mujer moderna, segura de sí misma,

y expresaba su frustración de una manera muy particular.

Tenía un sentido del humor muy retorcido

y un buen ejemplo tiene que ver con un tipo de petardo concreto,

son muy típicos de aquí.

Se llaman "cerezas-bomba" porque se parecen a una cereza.

Son de este tamaño y son como una cereza

porque son redondos, rojos y con una mecha verde y muy potentes.

Son casi como una granada de mano.

Mia tenía un gato al que adoraba, que era sordo.

El gato... era sordo.

A Sinatra se le ocurrió una broma de mal gusto,

encender uno de esos petardos al lado del gato.

El gato se sobresaltó de tal manera con la explosión,

que salió corriendo y no lo volvieron a ver.

Mia perdió a su gato.

Imagino que aquel episodio no fue muy bueno para la relación.

Al ver que sus discos de 1970 y 71 fracasaron,

se sintió desfasado definitivamente y se retiró.

En 1971, llevaba más de 30 años en la carretera.

Para entonces, era la personificación,

la encarnación del siglo XX.

Por sus ideas políticas,

por haber ido a contracorriente,

por haberse convertido en un icono de la cultura popular estadounidense

y de la música en todo el mundo,

un símbolo de la nueva cultura de la fama y la popularidad

que se ha impuesto de tal manera hasta el día de hoy.

Sinatra participó en la campaña de Ronald Reagan,

candidato republicano a la presidencia,

pero enseguida se dio cuenta de que, a sus casi 60 años,

no llevaba bien estar a la sombra de nadie.

Ni siquiera consiguió la notoriedad que esperaba

por dedicarse a jugar al golf en Palm Springs,

pese a que tenía otra vez a su lado a una mujer, Barbara Marx,

una antigua corista que quería volver a verle en el escenario.

Era perfecta para él,

era lista,

sabía cómo llevarle, sabía lo que le convenía,

le ayudaba...

Se diría que le ayudó a ordenar su vida,

sobre todo, en el Caesar's,

si queríamos ir a verle allí,

teníamos que esperar a que ella no estuviera,

pero eso era lo que Frank quería.

(Aplausos)

Apenas dos años después de haberles dicho adiós,

Sinatra volvió a los escenarios.

Ya solo con el concierto de reaparición,

dejó claro que se había convertido

en un icono de la cultura estadounidense.

El 13 de octubre de 1974 actuó en Nueva York,

en el Madison Square Garden, ante 20 000 personas.

(Aplausos, música)

(Aplausos, vítores)

Ese concierto marcó el inicio de la tercera fase de su carrera

en la que sacaría menos discos

y se dedicaría a ofrecer actuaciones multitudinarias.

Pero aún quedaba una canción de su repertorio por aparecer,

la que le haría inmortal.

Las composiciones más conocidas de la cultura popular estadounidense

han sido interpretadas por muchísimos artistas.

Es habitual oír a la gente decir, sobre todo, a cantantes:

"Cuando Frank cantó esta canción, la hizo suya".

Ya nadie se atrevía con ella.

Tenía la capacidad de contar

la historia de una canción como si fuera su propia vida.

El tema "New York, New York"

fue interpretado originalmente por Liza Minelli

en la película de Martin Scorsese.

Frank Sinatra fue a verla a uno de los cines de la ciudad.

Íbamos a actuar en el Carnegie Hall en Nueva York.

Yo estaba allí con la orquesta

y él llegó a la sala de ensayo con una partitura en la mano.

Era la de "New York, New York",

la había oído en la película

y la colocó en el piano y me dijo: "Tócame esto" y la toqué

y dijo: "Tenemos que meterla".

Salió a cantarla al escenario y fue increíble,

el público enloqueció.

En los años siguientes,

ofreció innumerables conciertos por todo el mundo,

aunque cada vez le costaba más actuar en directo.

Intentaba ayudarle todo lo que podía.

Si se le olvidaba qué canción iba a continuación, se lo decía,

si anunciaba la que no era, veía a ver si... ya sabes,

si se le olvidaba presentar a alguien del público o de la orquesta,

intentaba indicárselo como podía y él lo agradecía.

(Música)

Estaba allí,

esperándome

y según me acerqué me alargó la mano y me dijo:

"Muchas gracias".

Fue uno de los momentos más emotivos de mi vida,

se lo aseguro.

En la década de 1980, los músicos jóvenes

también empezaban a descubrir a Frank Sinatra.

Los músicos de rock'n'roll amamos a Frank Sinatra

porque tiene todo lo que nos gusta,

ese aire de arrogancia y mucha actitud.

Tiene actitud a raudales,

con ese estilo serio y pendenciero a la vez.

Frank Sinatra es como el presidente de los malos.

El rock'n'roll tiene mucho que ver con la rudeza,

pero este tipo es el jefe, es el jefe de los jefes,

un grande, el Big Bang del pop.

Yo no me atrevería a meterme con él, ¿y tú?

-Si os sabéis la letra, cantadla.

Vamos.

Todos juntos.

(CANTA EL PÚBLICO)

Hubo un concierto, cuando tenía 78 años,

salió a cantar y, al principio, todo iba bien,

pero en la cuarta canción se quedó en blanco,

se puso a decir:

"Lo siento,

lo siento mucho",

y la orquesta, que no se había dado cuenta de que no le seguía,

de repente vio que había dejado de cantar

y empezaron a dejar de tocar, uno por uno,

hasta que se hizo un silencio sepulcral en el auditorio.

Entonces, solo se oyó a Frank decir: "Lo siento",

y se dio la vuelta para bajarse del escenario

y un hombre en lo más alto de las gradas gritó:

"No pasa nada, Frank, no te preocupes.

Te queremos, Frank, te queremos" y empezó a aplaudir.

El que estaba al lado, también aplaudió

y el que estaba a su lado y el otro

y, de repente, había 100, 1000, 2000 personas aplaudiendo,

todos estaban jaleando y aplaudiendo

y Frank, que se estaba yendo con los ojos vidriosos,

se dio la vuelta y se colocó otra vez en el centro del escenario.

Tardó cinco minutos en conseguir que dejaran de aplaudir.

Y empezó con la siguiente canción y fue apoteósico.

Era joven otra vez.

Frank Sinatra murió el 14 de mayo de 1998

a los 83 años.

Su voz sigue viva.

("My way", Frank Sinatra)

(Aplausos, vítores)

La noche temática - Frank Sinatra, la voz de América

01:30:20 04 nov 2017

Sinatra representa el sueño americano. Hijo de emigrantes italianos, era la personificación del siglo veinte: por sus ideas políticas, por haber ido a contracorriente, por haberse convertido en un icono de la cultura popular estadounidense y de la música en todo el mundo. La canción I'll Never Smile Again surgió a comienzos de la Segunda Guerra Mundial y convirtió a Sinatra en la voz de consuelo de toda una nación. Sinatra también fue el intérprete de la canción de campaña de Kennedy. Pero la canción que le haría inmortal sería New York New York.

Contenido disponible hasta el 19 de noviembre de 2017.

Histórico de emisiones:
20/02/16

Sinatra representa el sueño americano. Hijo de emigrantes italianos, era la personificación del siglo veinte: por sus ideas políticas, por haber ido a contracorriente, por haberse convertido en un icono de la cultura popular estadounidense y de la música en todo el mundo. La canción I'll Never Smile Again surgió a comienzos de la Segunda Guerra Mundial y convirtió a Sinatra en la voz de consuelo de toda una nación. Sinatra también fue el intérprete de la canción de campaña de Kennedy. Pero la canción que le haría inmortal sería New York New York.

Contenido disponible hasta el 19 de noviembre de 2017.

Histórico de emisiones:
20/02/16

ver más sobre "La noche temática - Frank Sinatra, la voz de América " ver menos sobre "La noche temática - Frank Sinatra, la voz de América "
Xcerrar

Los últimos 578 documentales de La noche temática

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • Proyecciones de América

    Proyecciones de América

    52:09 pasado sábado

    52:09 pasado sábado Durante la II Guerra Mundial cuando las fuerzas aliadas liberaban Europa occidental, una serie de brillantes cineastas realizaron veintiséis documentales, 'Proyecciones de América', con la misión propagandística de mostrar Estados Unidos como una sociedad ejemplar. Los documentales presentan historias americanas de vaqueros, petroleros, granjeros, inmigrantes y niños en edad escolar mostrando gran optimismo al vivir en la democracia estadounidense. Maravillosamente elaboradas, eran versiones idealizadas de una América creada por cineastas políticamente comprometidos. El proyecto fue encabezado por Robert Riskin, guionista de algunas de las mejores películas de Frank Capra. Contenido disponible hasta 26 de noviembre de 2017.

  • 56:42 pasado sábado Durante décadas James Stewart y Robert Mitchum representaron a personajes inolvidables de la gran pantalla. Con vidas y caracteres muy diferentes, Stewart interpretaba al hombre americano bueno y emprendedor. Mitchum a los mejores villanos y forajidos, un tipo duro. No eran grandes amigos e hicieron una única película juntos,'Detective privado', pero eran sin duda colegas, y de formas muy diferentes encarnaron el espíritu de América. Contenido disponible hasta 26 de noviembre de 2017.

  • 51:24 04 nov 2017 Tenía toda la nobleza, la belleza, la libertad y la despreocupación de un felino. Ava Gardner nunca dejó de amar a los que amaba, aunque para la época su conducta era escandalosa. Hollywood entendió perfectamente el carácter de Ava Gardner dándole apodos como "El animal más bello del mundo" o "La pantera de Hollywood". Contenido disponible hasta el 19 de noviembre de 2017. Histórico de emisiones: 20/02/16

  • 1:30:20 04 nov 2017 Sinatra representa el sueño americano. Hijo de emigrantes italianos, era la personificación del siglo veinte: por sus ideas políticas, por haber ido a contracorriente, por haberse convertido en un icono de la cultura popular estadounidense y de la música en todo el mundo. La canción I'll Never Smile Again surgió a comienzos de la Segunda Guerra Mundial y convirtió a Sinatra en la voz de consuelo de toda una nación. Sinatra también fue el intérprete de la canción de campaña de Kennedy. Pero la canción que le haría inmortal sería New York New York. Contenido disponible hasta el 19 de noviembre de 2017. Histórico de emisiones: 20/02/16

  • 59:30 21 nov 2015 Documental musical estilo Bollywood que tiene lugar en una escuela en Dharavi, Mumbai, donde se encuentra el slum o barrio de chabolas más grande de Asia. El documental combina imágenes de la vida cotidiana de los niños, con canciones que reflejan sus esperanzas y sueños. Mary tiene catorce años vive con sus padres y dos hermanas en la acera de una calle muy transitada. Tienen un refugio rudimentario y todos duermen en el suelo, a veces con ratas corriendo por encima de ellos. Mary y los demás personajes tienen sus sueños y ambiciones, y creen que los pueden lograr a través de la educación. Contenido disponible hasta el 30 de octubre de 2018.

  • 55:18 14 jun 2014 Ricard Sicre luchó en el bando de los republicanos durante la Guerra Civil española. Tras vivir exiliado en Francia y posteriormente en Inglaterra, en 1942 se traslada a Estados Unidos. Allí trabaja como espía para los servicios de inteligencia militar, interviene durante la II Guerra Mundial en varias operaciones de espionaje relacionadas con España como la Operación Banana. Al finalizar la II Guerra Mundial Ricard Sicre se convierte en uno de los máximos representantes de los intereses de Estados Unidos en la España de la dictadura franquista. Además acumuló una gran fortuna personal, gracias a las exportaciones americanas.

  • ¡Que vienen Los Beatles!

    ¡Que vienen Los Beatles!

    58:21 10 ago 2013

    58:21 10 ago 2013 Documental que aborda la visita de los Beatles a España en el verano de 1965 (del 1 al 4 de julio) y analiza el entorno y las repercusiones sociales que enmarcaron sus actuaciones en Madrid y Barcelona. Junto a las imágenes históricas de la visita, se incluyen los testimonios de personas que por su profesión o afición musical vivieron de cerca los hechos, entre otros, los críticos José Ramón Pardo y Carlos Tena o los cantantes, Micky, Massiel y Miguel Ríos. Histórico de emisiones:27/10/2012

  • 4:36 24 oct 2017 El documental que cierra esta Noche Temática se titula “El fraude de la fruta falsa”, una producción francesa de 2015, de 52 minutos de duración, dirigido por Eric Edward Wastiaux, producido por Pernel Media Production. Zumo de fruta, yogures, mermeladas, galletas, compota y frambuesas congeladas. Asegurarnos de comer suficiente fruta es esencial para llevar una dieta sana. Y cada vez son más personas las que recurren a productos basados ​​en frutas para completar esta dieta. Productos deliciosos pero que no son equivalentes a la fruta y la verdura clásica, es el fenómeno de la fruta falsa.

  • 3:28 24 oct 2017 El documental que inicia esta Noche Temática se titula “La comida preparada: ¿qué esconde?”, una producción francesa de 2011, de 52 minutos de duración, dirigido por Isabelle Doumenc, producido por Camicas Productions. En un mundo donde cada minuto cuenta, las comidas preparadas disfrutan de un éxito escalofriante. En caja de cartón, plástico o lata. Cada vez las consumimos más.

  • 1:49 16 jun 2017 Comenzamos la emisión con un documental de nacionalidad francesa dirigido por Benoit Laborde. Con una duración de 52 minutos, está coproducido por Arte France, French Connection Films, Codex Now, y Amopix. A través de un exhaustivo estudio del cerebro de los atletas de élite se ha observado que el entrenamiento físico intensivo modifica su corteza cerebral, lo que les da una mayor rapidez y precisión. Los automatismos adquiridos durante una vida de entrenamiento intensivo trazan en el cerebro de los atletas configuraciones neuronales únicas y específicas de su disciplina.

  • 6:52 14 feb 2017 “El silencio de los corderos”, con Anthony Hopkins, fue el lanzamiento a la fama de Hannibal Lecter, el Caníbal. Es la adaptación a la pantalla de la segunda novela de Thomas Harris, publicada en 1988. Harris era entonces un joven periodista que trabajaba en Nueva York, sobre todo, en las secciones de sucesos de varias revistas...

  • 4:41 14 feb 2017 Después de estrenarse en 1966 “Psicosis” de Alfred Hitchcock, Norman Bates se convierte en el asesino de referencia en el cine. Es el tipo de personaje que se convierte en alguien muy familiar, y que el público jamás podrá olvidar.  Ed Gein, un agricultor de los alrededores de Wisconsin fue la principal inspiración de Robert Bloch para crear el personaje de Norman Bates en su novela en 1959.

  • 6:42 02 ene 2017 Continuamos la emisión con un documental francés del año 2015. Con una duración de 55 minutos, está dirigido por Tania Goldenberg y producido por Let’s Pix. Conocido en todo el mundo por sus famosas pinturas de las latas de sopa Campbell o los retratos de Marilyn Monroe, Andy Warhol es una persona compleja, influenciada por las tradiciones familiares, la cultura popular y la religión. Son los orígenes del artista, hijo de emigrantes eslovacos asentados en Pittsburg en los años 30.

  • 6:18 02 ene 2017 Comenzamos nuestra emisión con un documental inglés del año 2013. Con una duración de 60 minutos, está dirigido por Francis Whately y producido por la BBC. David Bowie ha cautivado con su música durante generaciones. En su carrera musical hay momentos muy representativos marcados por grandes éxitos como Ziggy Stardust, el extraterrestre, uno de sus personajes más famosos.

  • 5:32 24 oct 2016 Apostar por una comida sana puede traernos muchos beneficios. Las dietas derivadas de nuestros antepasados, incluyendo una dieta basada en plantas, pueden ser nuestra opción más saludable. Mientras, es fundamental erradicar ideas erróneas enfocadas a comercializar productos ya que una mala nutrición da lugar a hábitos alimenticios dañinos.

  • 5:36 24 oct 2016 El consumo de carne aumenta cada vez más, sin embargo el planeta está cerca del límite en su capacidad de producción. El ganado ya acapara el 30% de las tierras habitables y absorbe el 70% de nuestros recursos hídricos. El monocultivo de soja transgénica destinada a alimentar al ganado devasta América del Sur por el uso de pesticidas y por la deforestación que supone

  • 9:36 17 oct 2016 La Noche Temática continúa su emisión con el documental “Defender nuestros senos”, una producción francesa de 2015 dirigida por Coline Tison, de 52 minutos de duración y coproducida por Les Bons Clients y La Jolie Prod. Pero cómo podemos evitar el exceso de diagnóstico. ¿Cómo podemos distinguir entre un cáncer que va a evolucionar y uno que no?

  • 8:57 17 oct 2016 La Noche Temática inicia su emisión con el documental “La vida secreta de los pechos”, una producción australiana de 2013 dirigida por Ili Baré, de 52 minutos de duración y producida por Genepool Productions. En una sola generación, los senos han experimentado una serie de cambios sin precedentes. Son más grandes, se desarrollan antes, aparecen también en hombres y sufren más enfermedades. Los científicos creen que las mamas pueden ser portadoras de residuos tóxicos ocultos, que pueden poner en peligro a las madres y a los niños que succionan de ellas. ¿Son las sustancias químicas las causantes del aumento de senos, la pubertad precoz o la ginecomastia de los hombres?

  • 3:54 02 sep 2015 Así empieza Expediente Ántrax, un documental que nos sumerge uno de los casos más complejos del FBI, la investigación del envío de sobres con ántrax a políticos y medios de comunicación de EE.UU durante el otoño de 2001.  Una investigación con miles de interrogatorios, docenas de agentes y un gasto de millones de dólares. Estreno el 2 de noviembre en La Noche Temática. 

  • Proyecto N - Comienzo

    Proyecto N - Comienzo

    2:26 02 sep 2015

    2:26 02 sep 2015 Así empieza Proyecto N, un documental que nos aproxima a uno de los grandes secretos de la II Guerra Mundial: la fabricación clandestina de bombas con ántrax ante el temor de un ataque biológico por parte de la Alemania nazi; un experimento con muchas sombras que tuvo su epicentro en una pequeña isla de Canadá. 

Mostrando 1 de 29 Ver más