De la mano del arquitecto y dibujante José María Pérez, 'Peridis', un recorrido en siete capítulos de media hora por algunas de las catedrales más importantes de España con el objetivo de descubrir al telespectador sus secretos y leyendas. 'La luz y el misterio de las catedrales' tiene como finalidad introducir de lleno al espectador en las leyendas y secretos, el arte y la historia de siete de las más importantes seos de nuestro país. A lo largo de siete capítulos descubrirá la historia, las anécdotas y secretos que esconden las catedrales de Jaca, Santiago de Compostela, Lérida, Barcelona, Burgos, Oviedo y Cuenca.

Una serie que trata de poner de relieve la importancia del patrimonio histórico de nuestro país y descubrir por qué se construyeron las catedrales, quiénes eran sus promotores, cómo han logrado mantenerse a lo largo del tiempo, qué tipo de actividades, además de las litúrgicas, acogen. Éste es, sin duda, el verdadero misterio de estos ancestrales edificios y será aquí donde nos conduzca la serie ‘La Luz y el Misterio de las Catedrales’.

3228049 www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.8.0/js
La luz y el misterio de las catedrales - Catedral de Santiago de Compostela - Ver ahora
Transcripción completa

Subtitulado por TVE.

Millones de peregrinos de todo el mundo

llevan once siglos recorriendo los diferentes caminos

que les traen hasta la Catedral de Santiago de Compostela

para venerar la tumba del Apóstol.

La afluencia de peregrinos, que no ha dejado de crecer,

ha convertido a Santiago en el centro de peregrinación

más importante de la cristiandad,

por delante de Jerusalén y Roma.

Hola. -Hola.

-¿De dónde venís?

-Pues yo vengo de Burgos.

Llevo 20 días caminando y soy de Gerona.

-Muy bien, gracias, buen camino. -Gracias.

-¿Tú, de dónde vienes?

-Hola. -Hola.

-Vengo desde Saint Joan Pied de Fouet,

empecé hace 34 días.

Además, soy de Hungría y saludos a los españoles.

-Gracias. -Adiós.

-Yo... no hablo... español. -¿De dónde eres?

-Germany, Hamburg.

Campanadas

Todas las mañanas, se repite el mismo rito.

Cientos de peregrinos, que han llegado al final del camino,

llenan las calles de Santiago.

Antes de dirigirse a la catedral,

recogen la acreditación oficial de haber hecho el camino:

La Compostela.

Antes de asistir a la Misa del Peregrino,

que se celebra todos los días,

se dirigen a la plaza del Obradoiro,

donde admiran, relajadamente, lo que es la meta final de su viaje:

La Catedral.

Este es el aspecto que presenta ahora la Catedral de Santiago

y el que todos ustedes conocen,

pero ha tenido diez siglos de transformaciones;

así que, no era así, en un principio.

En este programa vamos a enseñarles cómo era

y qué vicisitudes ha tenido la Catedral de Santiago.

Según dice la tradición,

el sepulcro del Apóstol Santiago fue descubierto por un ermitaño,

llamado Pelayo, a comienzos del s.IX en tiempos del obispo Teodomiro.

Éste, informó del hallazgo al rey asturiano Alfonso II,

que ordenó levantar sobre la tumba una pequeña iglesia.

Poco después, se inició el culto jacobeo.

En torno a la iglesia, fue naciendo una ciudad,

que recibiría el nombre de Santiago de Compostela.

Pero enseguida el templo se quedó pequeño

y tuvo que ser sustituido por otro,

más acorde con la importancia que iba adquiriendo el lugar.

Con la llegada del nuevo milenio,

el prestigio espiritual de Santiago siguió creciendo,

hasta convertirse en el centro de peregrinación

más importante de la España cristiana.

Como consecuencia de este auge,

la basílica prerrománica se quedó pequeña

para acoger al número creciente de peregrinos.

En el último tercio del s.XI,

Diego Peláez, el obispo de Iria Flavia,

que actualmente se llama Padrón,

pone en marcha, con la ayuda del rey Alfonso VI,

la construcción de un gran templo

que fuera una digna representación de la ciudad.

Las obras comenzaron en el año 1075, por esta capilla de La Girola:

la del Salvador.

En uno de sus capiteles quedó escrito:

"Reinando el príncipe Alfonso, se construyó esta obra".

La nueva iglesia se construye al estilo de moda en esta época:

El románico, un nuevo estilo arquitectónico

que se estaba extendiendo por toda Europa

gracias a la unificación de la liturgia cristiana

que lleva a cabo el papa Gregorio VII.

La de Santiago fue la primera

que comenzó a levantarse en nuestro país, al estilo románico.

Las obras se prolongarán durante siglo y medio

y sufrirán muchos avatares.

A los 13 años de su comienzo,

el obispo Diego Peláez es acusado de traición por el rey

y es depuesto, encarcelado y, más tarde, desterrado.

Las obras, por tanto, se paralizan durante seis años.

A punto de acabar el s.XI,

la sede episcopal se traslada de Iria Flavia a Santiago,

de tal forma, que la iglesia en construcción

pasará a ser catedral:

La Catedral de Santiago de Compostela.

En el año 1100, es proclamado obispo de Compostela, Diego Gelmírez

que será el gran impulsor de las obras de la catedral.

Durante los 40 años del obispado de Gelmírez,

que acabó alcanzando la dignidad arzobispal,

Compostela alcanza su edad de oro.

En este tiempo, se termina la girola,

se levantan las naves del crucero, con sus correspondientes portadas,

se dota a la catedral de un altar mayor,

y se construyen dos palacios arzobispales.

Éste, que aún permanece en píe, junto a la catedral,

es el único que ha perdurado

y es una de las mejores obras del románico civil de nuestro país.

El otro, que fue su primer palacio, fue quemado por sus paisanos,

durante una revuelta contra él.

Estamos en la cocina del palacio del obispo Gelmírez,

gran personaje,

al que conoce maravillosamente nuestro acompañante,

el profesor Castiñeiras.

Manuel, ¿quién era el personaje Gelmírez

que dio este impulso enorme a la catedral

y a Santiago de Compostela?

-Bueno, Gelmírez era un personaje muy singular

y bastante difícil de entender, desde nuestra perspectiva moderna,

que estamos pensando siempre en lo políticamente correcto.

Gelmírez era hijo de un guerrero,

se crió , seguramente, en la Ría de Arosa,

en un sitio que se llama Torres de Catoira,

que era una fortaleza

que había construido la iglesia compostelana

por las incursiones normandas y musulmanas a las costas,

y él se crió en este ambiente guerrero...

y era una persona que sí tuvo una carrera

e hizo una carrera eclesiástica,

pero también era un señor de la guerra y del poder;

de hecho, hay este famoso dicho en Compostela:

"De obispo de Compostela, báculo y ballesta";

es decir, en una mano llevaba el báculo

y en la otra mano llevaba la ballesta.

-O sea, era un señor feudal.

-Era un señor feudal,

era el señor de la Tierra de Santiago.

La Tierra de Santiago era una extensión inmensa

en la Galicia medieval por la que recibía grandes ingresos.

Eso, a él le permitió, evidentemente, poder levantar una catedral,

como la que conservamos hoy en día,

y, sobre todo, emprender una serie de obras

y de hechos que han hecho que haya pasado a la Historia

y, sobre todo también, a la Historia del Románico.

-Y este hombre, que está en el extremo del mundo,

ve que Europa se mueve,

que la Iglesia ha cambiado desde Roma,

que hay grandes poderes en Europa,

y allá que se va, varias veces,

viaja para ver mundo,

es un adelantado, en ese sentido, ¿no?

-Sí, Gelmírez fue, un poco, un visionario, ¿no?

Él, que había nacido en este extremo del occidente,

en el Finisterre,

pero que tenía esta joya, que era el sepulcro del Apóstol,

evidentemente, se dio cuenta que Santiago, si quería ser...

estar en el mundo, estar en el mapa,

junto a Jerusalén y Roma, tenía que ponerse a su altura.

Entonces, él tomó toda una serie de decisiones,

como era, por ejemplo,

ir a Roma, él fue a Roma dos veces,

siempre a pedir dignidades y privilegios

para la iglesia de Santiago.

-El románico en Italia

tiene unas características muy especiales también.

¿Importa, trae esas corrientes para acá,

se trae artistas, cómo se lo monta, en ese sentido nuestro amigo?

-Él lo que hace es, seguramente,

ir a ver lo que se estaba haciendo en Europa, en ese momento,

para ver cómo él tenía que terminar esa gran obra

que es el transepto de la catedral,

y también, dos fachadas impresionantes

que eran las fachadas más ambiciosas de la Europa del momento.

De esas dos fachadas, solo se conserva una:

La de Platerías.

Y, aunque ha sido muy reformada,

conserva, en parte, su formato original.

Se comenzó a levantar,

según una inscripción que hicieron sus canteros,

el 11 de julio de 1103.

La catedral primitiva ha quedado totalmente enmascarada

por los añadidos posteriores;

así que, de las portadas que el obispo Gelmírez construyó

con unos programas iconográficos muy modernos para su época,

traídos desde Europa, fundamentalmente desde Italia,

con las prescripciones de la reforma gregoriana,

donde el románico era una auténtica Biblia,

queda muy poco, en esta portada de Platerías.

A parte, es que ha habido incendios y otros muchos avatares,

lo que ha hecho que, desaparecida la portada norte,

los materiales se hayan acumulado, como en un anticuario,

en esta portada, de modo que, ahora mismo,

los programas iconográficos iniciales riquísimos son casi irreconocibles

y da mucho trabajo a los estudiosos.

La otra portada se alzaba

donde ahora está la Puerta de la Azabachería.

Se llamaba la Puerta de Francia,

porque en ella terminaba el camino francés.

Fue derribada en el s.XVIII porque amenazaba ruina.

Saber como era, es hoy un gran misterio.

De ella se conservan piezas sueltas,

como estas columnas de mármol blanco

que se exponen en el museo de la catedral

y esta gran pila que, en realidad,

era el vaso de una gran fuente que estaba delante.

Durante el último Año Jubilar,

la Sociedad de Gestión del Plan Xacobeo,

llevó a cabo, para una exposición sobre Gelmírez,

varias recreaciones virtuales,

entre ellas, una que nos muestra cómo pudo ser la Puerta de Francia.

Así era esta portada, según el profesor Castiñeiras.

Por esta puerta entraban los peregrinos en la catedral.

Delante de ella estaba la plaza del Paraíso,

en la que se celebraba el mercado.

La plaza tenía una gran fuente, coronada por cuatro leones,

en la que se aseaban los peregrinos, antes de entrar en la catedral.

Al entrar en la catedral,

los peregrinos se encontraban un magnífico altar,

decorado con un baldaquino y un frontal de plata,

parecido a lo que Gelmírez había visto

en la basílica de San Pedro, en el Vaticano.

Todo ello, estaba protegido por una gran reja románica.

¿Y como se explica, entonces, que un personaje,

que da este impulso a la ciudad,

porque la catedral es la expresión de un empuje económico,

de un auge y de una primacía de Santiago,

cómo se explica, digo,

que tenga unas revueltas que casi le cuestan la vida,

que le quemen el palacio, que tenga que rehacerlo

y que luego se tenga que encerrar detrás de la reja porque le apedrean?

-Es cierto que Gelmírez vivió, durante su vida, momentos de gloria,

pero también vivió momentos de verdadera vejación,

por parte del público.

Y de hecho, él tenía muy claro

que tenía que hacer esta gran catedral,

sobre todo este gran transepto, que nos ha llegado hasta hoy,

con este gran altar, lleno de plata y oro,

con lo cual, muy lujoso,

y él lo que hizo, claro, fue grabar muchos impuestos sobre la población.

Y además, estos impuestos los grababa sobre la población

para hacer esta obra monumental, megalómana,

que, a veces, la ciudad no entendía.

De ahí, esas dos revueltas.

Gelmírez consigue acabar la catedral durante su arzobispado;

toda una proeza.

Se trataba del proyecto más ambicioso

que se había llevado a cabo hasta entonces en España

y era uno de los templos más importantes de la cristiandad,

además obtiene del papa, Calixto II,

el privilegio de celebrar el Año Santo Jacobeo,

cuando la festividad de Santiago coincida en domingo.

El primer Año Jubilar se celebró en 1126,

y, desde entonces, se han celebrado 125 Años Jacobeos.

La Catedral de Santiago responde al modelo

de lo que se ha llamado: iglesias de peregrinación.

En la cabecera tiene una amplia girola,

rodeada de capillas,

lo que permite el tránsito de los peregrinos

para venerar la tumba del Santo,

sin interrumpir la celebración del culto en el altar mayor.

Tiene una gran tribuna, sobre las naves laterales,

que recorre todo el perímetro de la iglesia.

Y tiene varias naves muy amplias para acoger a los cientos de fieles

que acuden a ganar el Jubileo.

Gelmírez, con gran visión de futuro,

se encargó, personalmente,

de alentar la redacción de textos de carácter histórico,

religioso y literario.

Textos como la Historia compostelana,

donde hace una minuciosa descripción de sus obras, de sus viajes...

y textos como el Códice Calixtino,

donde se hace un alarde propagandístico

en torno a la figura del apóstol Santiago

y una descripción detallada de la ciudad

y de su nueva catedral,

de la que se dice que es una belleza

no superada por ningún palacio real conocido.

El Códice Calixtino se cree que fue escrito

antes de 1140 por un monje francés,

y se llama Calixtino en honor del papa Calixto II,

el gran benefactor de Compostela.

Está dividido en cinco partes,

la última es una guía para los peregrinos,

donde se les dan consejos prácticos

y se les avisa de los innumerables peligros

que pueden encontrar en el camino.

El "tumbao", que es este libro enorme,

se llama así porque en él quedaron asentados, tumbados,

los documentos sueltos que había en la catedral

con las donaciones reales al señorío de Santiago.

Bueno, don José María,

primero muchísimas gracias por atendernos.

Es usted una persona privilegiada.

Está rodeado de un tesoro...

incuantificable...

en el archivo de esta catedral

se guardan 11.000 documentos románicos

y además, tiene usted dos joyas:

el Códice Calixtino y el Tumbao Cartulario de la Catedral

El Códice Calixtino, del que hemos oído hablar,

de la guía del peregrino, que es una gran...

-Ah, sí. Es que el Códice Calixtino

responde a todas las necesidades del momento.

Primera necesidad: Proveer a la catedral de textos litúrgicos;

es el libro primero.

Segunda necesidad: Una necesidad propagandística;

los milagros de Santiago.

Se narraban, se cantaban, etc...

y esa era la propaganda devocional.

Tercero: Explicar por qué están aquí los cuerpos de Santiago,

el libro de la Traslación.

El cuarto: El libro,

que es una especie de novela histórica del Turpín

y el más actual de todos es el quinto libro, o sea,

la guía del peregrino.

Se suele decir que es la guía turística,

la primera guía turística de Europa,

entonces, nadie hablaba de turismo, se hablaba de peregrinación.

Aún no habían transcurrido 30 años desde la muerte de Gelmírez,

cuando el rey de León y Galicia, Fernando II,

encarga, al maestro Mateo, una ampliación de la catedral.

Su deseo era engrandecer el templo,

que le iba a servir para instalar su panteón real.

Las obras tenían como finalidad, la de alargar la nave mayor

para rematarla con dos grandes torres

y una gran portada que fuera capaz de premiar, por su esfuerzo,

a los peregrinos que acababan el camino;

lo que ahora conocemos como el Pórtico de la Gloria.

Este es el final del camino,

y lo fue desde la construcción del Pórtico de la Gloria.

Los peregrinos, después de un largo trayecto,

que representa la vida, cansados, llegan aquí,

donde hay la mejor representación artística

de lo que es la gloria, el cielo, la alegría, la música, el color...

Todo se conjura para producir en los peregrinos

un estado casi de éxtasis.

No ven la gloria aquí, representada artísticamente,

la sienten.

El arte consigue el milagro de transportarles a la meta final,

al cielo, a la gloria, al destino de todo hombre.

El Pórtico de la Gloria, con sus tres arcos,

pasó a ser la entrada principal de la catedral.

Tan orgulloso estaba de su pórtico el maestro Mateo,

que lo firmó en los dinteles.

En ellos dejó escrito que él mismo dirigió la obra.

Desde los cimientos de los mismos portales

hasta la colocación de los dinteles, en el año 1188.

Además, según dice la tradición, se representó así mismo.

Él es la figura arrodillada del interior del parteluz,

conocida como el Santo Dos Croques.

Se llama así por la creencia popular

de que cuando el peregrino da con la frente

en la cabeza del maestro,

transmite parte de su sabiduría de arquitecto.

La iconografía del pórtico es una representación de la gloria,

basada en el Apocalipsis de San Juan.

Éste es uno de los grandes monumentos románicos de occidente,

donde se anuncia el naturalismo que va a imponer el arte gótico

en el siglo siguiente.

Es tanta la naturalidad y la serenidad de las figuras,

que nos da la sensación que han sido trasladadas a la piedra

mientras conversaban entre ellos, antes de que comenzara la función.

Otra de las grandes obras del taller del maestro Mateo para la catedral

es éste coro de piedra de granito,

desde donde los 72 canónigos de la catedral

seguían los oficios religiosos.

Estaba situado

en los primeros tramos de la nave mayor

y fue desmontado en el s.XVII.

Parte de sus piezas fueron distribuidas por la catedral

y otras fueron utilizadas como mampostería.

Hace unos años, con el impulso de la Fundación Barrié de la Maza,

se ha reconstruido una parte del coro tal y como debió ser.

Esta reconstrucción se muestra ahora en el museo de la catedral.

Francisco, vamos a ver,

el maestro Mateo, una eminencia,

¿pudo ser a la vez arquitecto, organizador de la obra y escultor?

¿Pudo hacer tanto en tan poco tiempo?

-Bueno, él, la parte material de todos estos monumentos,

posiblemente, no la hizo, directamente, porque sería imposible.

Pero, definitivamente, Mateo fue un superintendente

con una capacidad extraordinaria para formar un equipo de trabajo

y para dirigirlos a un proyecto que él tenía perfectamente en mente,

en todas sus partes constitutivas.

En ese sentido, se puede decir que el maestro Mateo creó un estilo,

el estilo que hoy asociamos con el maestro Mateo;

pero no quiere decir que él, personalmente, fuese un escultor,

que participase en todas las esculturas,

ni siquiera el escultor principal,

porque hay muchos estilos dentro de la obra del maestro Mateo,

pero, desde luego, es la mente pensante

que hizo que ese equipo se juntara, se gestara, que hiciesen esta obra

y que se crease este lenguaje,

que procede de diversas corrientes estilísticas

y que hoy es asociable, perfectamente,

por cualquiera que vea una obra como esta,

al nombre que conocemos como el maestro Mateo.

Después de cerca de 140 años de obras, en 1211,

tiene lugar la consagración solemne de "La Catedral".

Presiden los actos el rey Alfonso IX

En esta recreación virtual puede verse como era hace 800 años.

(Canción en latín).

A punto de acabar el s.XV, en 1499,

los Reyes Católicos fundan en Santiago un hospital real

para dar cobijo a los peregrinos.

Ese hospital empieza a levantarse a los pies de la catedral,

en la Plaza del Obradoiro,

llamada así porque aquí labraban la piedra los canteros

que hicieron la catedral.

El edificio, además del hospital,

donde eran atendidos los viajeros que llegaban enfermos,

tenía un hostal para peregrinos,

donde se les proporcionaba alojamiento y comida

durante tres días.

A mediados del siglo pasado,

cesó su actividad y fue reconvertido en Parador de Turismo.

Está considerado el hotel más antiguo del mundo.

Cuando inició su actividad hotelera,

instauró la costumbre de dar, todos los días, de comer gratis,

a un grupo de peregrinos.

La única condición es tener La Compostela.

Hoy en día, esa tradición sigue, nunca se ha interrumpido,

y seguimos todos los días recibiendo a 30 peregrinos casi:

10 en desayuno, a las 9 de la mañana;

10 a las 12 del mediodía, para la comida;

y otros 10 a las 7 de la tarde para la cena, ¿no?

-Muchas gracias. -A mandar, ¿eh?

-Ha sido un placer. -Encantado.

La Catedral de Santiago es una de las pocas catedrales románicas

que aún podemos disfrutar,

porque la mayor parte

de las que se construyeron en su tiempo

fueron derribadas para levantar otras,

ya en el nuevo estilo: el gótico.

Lo que sí perdimos fue su claustro románico,

construido en el s.XIII, que fue demolido en el XVI

para levantar este otro, que es renacentista,

obra de Juan de Álava.

También, en el s.XVI, se levantó la Casa del Tesoro,

que encierra el claustro por el lado oriental.

Es obra del salmantino Rodrigo Gil de Hontañón.

Durante los siglos XVII y XVIII,

la catedral va a sufrir una gran transformación

en su aspecto exterior.

El promotor de este cambio

es el canónico fabriquero José Vega y Verdú.

En subir y hermosear sus cimborrios y torres,

es donde tiene la iglesia sus mayores vanidades.

Es lo que dejó escrito.

Antes de ponerse manos a la obra,

hizo estos dibujos de cómo era la catedral en este momento: s.XVII.

El hermoseo comienza por la cabecera y la lleva a cabo

el arquitecto gallego Domingo de Andrade.

Lo primero que hace es levantar una especie de biombo arquitectónico

para tapar todos los tejadillos y rincones

que afeaban la parte trasera de la catedral.

Y abre también varias puertas,

una de ellas es la Puerta Santa,

que fue decorada con imágenes

procedentes del coro de piedra del maestro Mateo,

que fue desmontado en el s.XVII.

Andrade realiza después el remate barroco

de lo que ahora llamamos Torre del Reloj,

que se construye sobre una antigua torre defensiva.

La torre está coronada por una linterna

que, en su interior, alberga una luz que, durante los Años Santos,

permanece encendida todo el año para guiar a los peregrinos.

Campanadas

Finalmente, Andrade recrece el cimborrio

para hacerle ganar altura.

La reforma más importante

se lleva a cabo el siglo siguiente: en el XVIII

y es la fachada del Obradoiro,

realizada por Fernando de Casas.

Su gran acierto fue respetar la composición

llevada a cabo por el maestro Mateo 600 años antes.

Las torres románicas le sirven de base

para levantar los campanarios barrocos

que le darán a la catedral la altura

con la que el canónico fabriquero había soñado un siglo atrás.

El arquitecto Fernando Casas y Novoa, en el s.XVIII,

hace esta maravilla del barroco,

que es la fachada del Obradoiro.

Se inspira y respeta la composición románica,

las dos torres que flanquean la nave central,

en la cual crea un ventanal enorme

que mete luz en el centro de la catedral.

Se basa en un principio fundamental de toda la arquitectura de Santiago,

que es la unidad del material: el granito gallego.

Y con este granito, con el estilo barroco,

respetando y apoyándose en lo que encuentra él,

es capaz de integrar, de una manera extraordinaria

y hacer que confluyan estilos tan distantes

como el románico del interior y este barroco del exterior

que aquí, en esta fachada, se dan la mano.

(Habla en francés).

(Habla en inglés).

Como es tradicional en esta misa del peregrino,

que hagamos algunas especiales menciones y saludos.

Llegan los peregrinos a píe,

desde Alemania, dos alemanes;

desde Bélgica, cuatro belgas...

Buscando el perdón y las indulgencias

que obtendrían al llegar a la catedral,

hombres y mujeres llevan siglos cruzando ríos, subiendo montañas

y padeciendo las inclemencias del tiempo,

para poder llegar hasta aquí,

a la Catedral de Santiago.

... y a los Estados Unidos...,

por ellos, funciona hoy el botafumeiro.

Ahora, continua trayendo

a los que vienen por toda clase de motivos:

Religiosos, espirituales, culturales o turísticos,

y así es como, la llama de Santiago,

lleva siglos guiando a quienes llegan hasta ella

y se sumergen en su alma y en su historia.

Campanadas

Subtítulos realizados por Chus Suárez Liaño.

La luz y el misterio de las catedrales - Catedral de Santiago de Compostela

32:58 25 jul 2015

En este capítulo acompañamos al dibujante Peridis y a expertos en bienes culturales para ahondar en las características tanto históricas como artísticas relativas a la catedral de Santiago de Compostela.

Histórico de emisiones:

27/01/2013

En este capítulo acompañamos al dibujante Peridis y a expertos en bienes culturales para ahondar en las características tanto históricas como artísticas relativas a la catedral de Santiago de Compostela.

Histórico de emisiones:

27/01/2013

ver más sobre "La luz y el misterio de las catedrales - Catedral de Santiago de Compostela" ver menos sobre "La luz y el misterio de las catedrales - Catedral de Santiago de Compostela"
Xcerrar

Añadir comentario ↓

  1. Anita

    Muy Interesante

    28 mar 2016
  2. JoséVIGA

    No se ven las imágenes (la película), sólo se puede oír. Me gustaría que subsanaran esta anomalía. gracias

    28 jul 2015

Los últimos 7 documentales de La luz y el misterio de las catedrales

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
Mostrando 1 de 1