De la mano del arquitecto y dibujante José María Pérez, 'Peridis', un recorrido en siete capítulos de media hora por algunas de las catedrales más importantes de España con el objetivo de descubrir al telespectador sus secretos y leyendas. 'La luz y el misterio de las catedrales' tiene como finalidad introducir de lleno al espectador en las leyendas y secretos, el arte y la historia de siete de las más importantes seos de nuestro país. A lo largo de siete capítulos descubrirá la historia, las anécdotas y secretos que esconden las catedrales de Jaca, Santiago de Compostela, Lérida, Barcelona, Burgos, Oviedo y Cuenca.

Una serie que trata de poner de relieve la importancia del patrimonio histórico de nuestro país y descubrir por qué se construyeron las catedrales, quiénes eran sus promotores, cómo han logrado mantenerse a lo largo del tiempo, qué tipo de actividades, además de las litúrgicas, acogen. Éste es, sin duda, el verdadero misterio de estos ancestrales edificios y será aquí donde nos conduzca la serie ‘La Luz y el Misterio de las Catedrales’.

4728621 www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
La luz y el misterio de las catedrales - Catedral de Barcelona (Catedral de Santa Eulalia) - ver ahora
Transcripción completa

Barcelona no ha dejado de crecer.

Siempre ha sido una ciudad viva.

Ha ido amoldándose al ritmo y necesidades de sus gentes.

Una ciudad moderna y cosmopolita.

A diario recibe miles de visitantes.

Gentes que buscan, además, perderse en la Barcelona antigua,

de calles estrechas y empedradas.

La ciudad medievalen torno a la vieja Catedral de Sta. Eulalia.

Su fachada neogótica inspirada en los dibujos del maestro Carlí,

nos inicia en el recorrido por las cinco puertas de entrada.

Caminando por la calle de los Condes,

vemos la primera, la más elegante.

la puerta de San Ivo, patrón de los abogados.

Porque el edificio que tiene delante fue sede

del gremio de letrados.

Tratando de ver mejor las gárgolas que adornan el edificio,

llegamos a la otra entrada, más discreta, la de la Piedad.

Nos llama la tención el relieve que preside esta puerta,

tallado en madera por el alemán Michel Lochner.

Seguimos nuestro paseo hasta la calle del Obispo.

Desemboca en la entrada más popular, la de Sta. Eulalia.

Aquí los turistas se agolpan para acceder al claustro,

como en su día ocurriese con fieles y comerciantes.

Desde el claustro nos asomamos a la catedral

por un curiosa puerta de mármol blanco.

Está decorada con escenas del Antiguo y del Nuevo Testamento.

Algunos han defendido que fue la antigua portada románica.

Pero hoy los especialistas no están de acuerdo con esta teoría.

La última puerta, la quinta, es la de Santa Lucía.

De estilo tardorrománico.

Da paso a una capilla construida a mediados del siglo XIII.

En cualquiera de las puertas hay movimiento y actividad.

La catedral es centro de vida.

Y su principal función es la litúrgica.

Santa Eulalia ha sido y es lugar de culto y devoción,

espacio para la comunicación y el contacto con la divinidad.

Pero la seo también tiene otras funciones.

Es lugar de paso y atracción para turistas.

Además, es centro de trabajo.

La catedral, como otros monumentos del entorno, está enobras.

Ha ido evolucionando con el paso de los siglos.

Pero también se ha deteriorado.

Por eso es necesario someterla a un proceso de restauración.

Poco a poco, nos vamos adentrando en la Barcelona antigua,

en la medieval.

Nos acercamos a la seo.

Como adivinábamos, la catedral está rodeada de bullicio,

turistas, también comerciantes y músicos,

que se ganan la vida junto a sus muros.

Ellos conocen cada centímetro de la fachada.

Incluidos los andamios y las lonas que la cubren en parte.

Santa Eulalia se está restaurando.

Y las obras no dejan a nadie indiferente.

Queremos conocer la opinión de la gente,

de los que sin formar parte de ella, conviven con su restauración.

Es un placer trabajar al lado de la catedral.

Por los músicos, el ambiente. Es una pasada.

La restauración de una fachada tan gótica con tanta floritura,

es lenta.

Es un edificio grande, se tiene que lavar.

Y ocupa mucho tiempo, pero es cada dos por tres.

Y no ves nada porque está tapado.

-Cuando no es una cosa es otra.

Con esta expresión catalana definimos.

La catedral la están restaurando, lo que está bien.

-La han destapado.

Estuvieron muchos años y fue algo eterno, parecía que no acabaría.

-Estas cosas se alargan.

No poder ofrecer su fachada a los visitantes les debe de saber mal.

Imagino.

-Además de lo estético, lo harán para mantenerla en pie.

Es necesario. Hay que soportarlo.

-Quizá nosotros, por la restauración,...

...comprendemos que exista esto.

Para arreglarlo, hay que cubrirlo.

Si el resultado es bueno, perfecto.

Las obras demuestran que la catedral está viva.

Para adentrarnos en su restauración,

nos guían los que mejor conocen el edificio,

quienes se preocupan de su estudio y conservación.

Estamos en un sitio privilegiado,

la terraza del Colegio de Arquitectos,

como pocos, situado frente a la catedral,

con Mercé Zazurca y Josep Fuses.

Son dos privilegiados arquitectos que hoy tienen trabajo.

Restauran la catedral de Barcelona.

¿Cómo empezó este trabajo, Mercé?

En 2001 se aprobó el plan director de la catedral.

Pero en el 2002, la caída de una piedra espectacular

de un contrafuerte de la fachada

precipitó el inicio de los estudios previos

al proyecto de restauración de la fachada principal.

Como esta catedral hay otras muchas en España.

En Italia siempre están en obras.

¿Es el sino de la catedral?

No, si hubiese una financiación y un mantenimiento adecuado,

no tendría que ser así.

Si las catedrales se gestionasen con criterios económicos,

solo se realizarían obras de mantenimiento.

Pero hay un tópico:

La idea de que las catedrales duran siempre.

En catalán se dice: "esto es más largo que la obra de la seo".

¿Qué patologías tenía la catedral?

-La fachada neogótica está adosada al paramento gótico,

inacabado en el siglo XV.

Y se ha anclado con grapaldinas de hierro.

Al oxidarse se han expandido.

Han roto la piedra.

Ha sido la patología principal.

¿Qué ha sido lo fundamental que habéis hecho en estos años?

Específicamente, en la fachada,

la restauración ha sido sustituir

las grapas que estaban oxidadas,

no todas, la patología no parecía en todas las piedras.

Sustituirlas todas es imposible, no recuerdo el número de grapas,

hemos sustituido las que estaban afectadas.

Y colocamos grapas de titanio.

Lo mismo en las torres laterales, hay dos.

Las hemos desmontado, se puede ver aquí.

Y ahora lo hacemos con el cimborrio.

Por la escala, es una obra muy compleja.

Conceptualmente es lo mismo, hay que desmontar.

Al principio, hicimos consultas con arquitectos ingleses.

Y uno dijo que la única solución era...

Frase en inglés

O sea,...

Y pensamos que nos había caído la gorda.

Es complicado hacer esto.

Al cabo de años y pico de discutir las opciones más aconsejables,

optamos por esta, desmontando y volviendo a montar.

Una clave fundamental de la problemática, en general,

de edificios que han sido tocados, repristinar, volverlo al origen.

Y faltan datos muchas veces.

Defender la historia del edificio.

Un edificio es un documento.

O hacerlo nuevo, que quieren los modernismos.

Hágalo nuevo en el extrarradio.

Pero la catedral tiene una historia y unas adherencias.

Mientras hemos esto,

en Barcelona hay una cultura arquitectónica muy rica,

unos querían derribar la fachada neogótica

y dejar la gótica original.

Otros, un concurso internacional para una fachada nueva.

Nosotros estamos fuera de este debate.

No toca hacerlo aquí.

Toca hacerlo en otro lado.

Pero aquí toca ser fiel a lo que se dice.

Hay un tópico sobre la catedral, yo mismo lo tenía cuando estudiaba,

que el neogótico es un estilo de segunda.

En Cataluña los estilos importantes son el gótico catalán,

el modernismo y el racionalismo.

El neogótico es una cosa que aparece en el siglo XIX,

sucia, con poco tono, de segunda fila.

Cuando hemos trabajado aquí,

resulta que no, esto lo he aprendido aquí.

Oriol Mestres era un arquitecto como la copa de un pino.

Si miras los detalles constructivos las soluciones estructurales,

son de primer nivel.

¿Qué significa hoy una catedral para una gran ciudad?

Bueno.

Estaba pensado porque quería decirlo,

que, en el caso de la catedral de Barcelona,

tiene papeles muy distintos.

Uno de los más importantes para mí, desde niño, es una función urbana,

como de gran bazar.

Una de las pocas catedrales que están siempre abiertas al público.

El claustro puedes cruzarlo, es más como una plaza interior.

Este es un sitio de paso.

Es una especie, no diría de mercado, pero sí de gran bazar.

Dentro de la catedral hay confesionarios, capillas.

Actúa como una ciudad pequeña dentro de la ciudad.

Una función urbana más allá del fenómeno religioso.

Podríamos hablar de la ciudad en trono a la catedral.

Si se conserva esa traza gótica, medieval que genera la catedral.

Porque yo aquí sí veo escala.

La escala de dos, tres, cuatro plantas.

Eso tiene un gran valor, Mercé,

que la catedral esté en un entrono que lleve a ese callejeo medieval.

Y a la historia del pasado.

Faltan los caballos, los burros y los mercadillos.

Los puedes imaginar.

Hay gente que está recuperando espacios,

donde puedes recrear cómo ha sido la vida aquí...

...en la época medieval.

Ya el maestro Carlí dibujó una entrada

Pero no se puedo hacer hasta derribar la muralla romana.

Permitió un pequeño espacio.

Y cuando se derribó la medieval, conseguimos esta explanada.

Había grandes artesanos en la época de la catedral neogótica.

Antes citabas a los vitralistas, ¿qué más artesanos y qué aportaron?

¿Qué oficios consideras destacables en esta catedral?

Creo que el nivel de las esculturas de la fachada

es impresionante.

Cuando las hemos visto de cerca, la manera de llegar al detalle

en las cosas que saben que no va a ver nadie,

pero hacer las cosas bien por hacerla bien,

me ha llamado la atención.

Hemos recuperado este ambiente con los artesanos que han trabajo ahora.

Muchas gracias.

"Moltes gràcies". A vosotros.

Barcelona vive asomada al Mediterráneo.

Es una ciudad portuaria.

Su riqueza proviene y provino, en gran medida, del comercio,

de los barcos cargados de mercancía que llegaban a sus costas.

La construcción de la seo no hubiera sido posible

sin la colaboración de los gremios de artesanos.

Zapateros, herreros, curtidores.

Ellos, con su trabajo y aportaciones económicas,

contribuyeron a financiar las obras y a dotar el templo.

Mirado con atención los muros de la catedral,

aún encontramos los símbolos, signos y escudos de los gremios.

Junto a ellos, vemos la huella de los obreros,

de quienes allí trabajaron,

arquitectos, albañiles, canteros vidrieros.

Y como decía Mercé, los escultores,

que desempeñaron un papel fundamental.

La catedral, como la vemos hoy, tardó en construirse casi 150 años.

Las obras comenzaron a finales del siglo XIII.

por iniciativa del rey D. Jaime II y del obispo D. Bernardo Peregrí.

El edificio anterior de estilo románico se había quedado pequeño

para acoger a una población creciente.

Así, se inició la construcción de la nueva seo

siguiendo el estilo que se imponía en toda Europa, el gótico.

Un arte que con la luz se impone como forma de expresión.

No se sabe bien quién fue el maestro que diseñó Santa Eulalia.

Pero sí se conoce el nombre de algunos arquitectos

de su proceso constructivo.

Como Jaime Fabré, Beltrán Riquer,

Bernat Roca, Arnau Pargés

Jaime Solá y otros.

Miguel Sobrino es un cantero y escultor del siglo XXI.

Heredero de aquellos antiguos oficios.

Charlamos con él a pie de obra

para comprender mejor el trabajo de antaño.

El arquitecto ya concibe

dónde van a ir colocadas las esculturas y de qué forma.

El maestro de obras es capaz de tallar las esculturas más visibles.

Los escultores comparten lugar de trabajo

con los que mezclan la cal, el mortero de cal.

Todos a pie de obra desbastando, tallando.

Las esculturas grandes, de las portadas,

se tallarían casi siempre a pie de obra

con el bloque traído de cantera.

Se colocaban utilizando cuerdas y demás.

Y se enganchaban con grapas para que no se desplomasen.

Había mucha decoración en relieve, ménsulas que se hacían in situ.

El cantero colocaba el bloque,

lo llamamos sólido capaz,

el tallista o el escultor se subía al andamio,

para no ralentizar las obras, porque su trabajo era más lento,

e iba tallando mientras los canteros podían seguir la construcción.

La elección del material tiene que ver con el lugar.

Una de las cosas que más encarecía la obra era el transporte

de materiales, era interesante encontrar material cercano.

Una vez que se tenía el material, se organizaba el trabajo.

Había una primera labor de desbaste, que correspondía a los canteros,

con directrices del maestro de obra o del maestro escultor.

Y luego se tallaba directamente la piedra sin modelo tridimensional.

La piedra se trabajaba a partir de su cara principal

basándose solo en un dibujo.

Las esculturas medievales son, por decirlo así, altorrelieves.

Aunque una escultura se acerque al bulto redondo,

su concepción o el lugar donde va a ir colocada,

no deja de tener ese carácter de altorrelieve.

Van en hornacina, cerca de un muro.

Eso tiene que ver con la técnica de tallar la escultura

desde la cara anterior y profundizando hacia atrás.

En Barcelona, en las portadas se solía emplear el mármol.

La portada de San Ivo está tan ennegrecida que casi no se nota.

Pero las esculturas más finas son de mármol.

Eso delata ese comercio de Cataluña

con el sur de Francia y con Italia.

Había facilidad de transporte, se podía traer en barco.

Siguiendo la pista que da Miguel, vamos a la puerta de San Ivo.

Nos detenemos en sus detalles escultóricos.

Vemos a varios personajes luchando contra animales fantásticos.

Según la leyenda, uno de estos caballeros sería el conde Wifredo,

Wifredo el Velloso.

Con su espada libró a la ciudad del acecho de un fiero dragón.

Varios músicos con sus instrumentos nos observan

desde otro ángulo.

Vemos hornacinas preparadas para esculturas que nunca se colocaron.

Y una imagen de Santa Eulalia atribuida a la escuela de Scals.

Llama la tención una puerta que no conduce a ninguna parte.

Bajo ella los restos de un antiguo puente.

Y es que en Sta. Eulalia, catedral palatina, todo tiene un sentido.

La catedral se construye entre el palacio episcopal

y el palacio real.

Y allí conducía el antiguo puente ya derruido,

a la casa del rey.

Aún quedan restos del antiguo pasadizo.

Siguiéndolos, llegamos a la capilla de Santa Águeda,

un lugar privilegiado.

Se construye para el rey,

para poder ser admirado desde cualquier rincón de la catedral.

Es evidente que hay una correlación entre la catedral

y la sociedad barcelonesa, una sociedad bipolar,

en la que había que separar la nobleza del vulgo.

Esto explica la construcción de las tribunas catedralicias

en un plano superior, con distinto acceso.

Se reservaban a la nobleza y a la alta alcurnia barcelonesa.

Este paralelismo entre la seo y la Barcelona medieval

lo percibimos también en otros edificios,

como la iglesia de San Vicente en la fortaleza de Cardona.

Son construcciones que han ido cambiando según los tiempos.

El castillo de Cardona es hoy un parador de turismo.

Y en él citamos a Miguel Sobrino.

El misterio es saber para qué se hacían los edificios antiguos.

Y cómo se hacían.

Nos enfrentamos a edificios muy antiguos,

San Vicente de Cardona se construyó hace mil años,

si solo lo vemos como se nos cuenta en los manuales,

desde el punto de vista estilístico, es fácil saber que es románico,

arcos de medio punto, tres naves. Pero ¿y qué?

¿Para qué servían esas naves, ese lugar, cómo se usaba?

Esa es la clave.

¿Para qué se usaban los espacios, quién los podía usar?

Hoy solo caminamos como turistas

por los patios restaurados de Cardona.

Y vemos que cada lugar servía para algo concreto.

En el interior de Cardona, paseando por su iglesia,

aún intuimos el antiguo significado de sus espacios reservados.

Comparte con la catedral de Barcelona su situación

a los pies de la tribuna real.

¿Por qué se construyó ahí?

¿Qué privilegio era estar ahí sentado?

La sede del poder siempre utiliza la arquitectura en su favor,

como representación y como protección.

El andar por el eje de un espacio no es igual que por un lateral.

Cardona o Barcelona tienen un eje visual que conecta la tribuna

del señor o del rey con un eje axial del edificio

y va a parar al altar y a la reliquia del santo

que está en la cripta.

Eso no se reservaba para cualquiera, era para el más poderoso.

El magnífico coro que se conserva en la catedral

está realizado con roble traído de Brujas.

Y hecho con los artesanos Pere Oller y Antoni Canet.

Es otro lugar privilegiado.

Está reservado a los canónigos.

Su decoración y su ubicación en el edificio indicaban,

como sucedía con la figura real, que allí no entraba cualquiera.

Cuando hablamos de don Enrique el Humano, nos podemos hasta reír.

Y del tráfico de reliquias.

Los periódicos hablan de que se subasta un mechón de John Lennon,

o que se vende un vestido que se puso Marilyn.

Es un sentimiento humano.

A lo mejor nos resulta incomprensible a ti y a mí.

Pero hoy en día sigue vigente la adoración de las reliquias.

Fotografiar el paso de cebra de Abbey Road, en Londres.

Porque pasaron los Beatles por allí, se hicieron la famosa foto.

Es un paso de cebra.

A muchos, hoy, les puede resultar complejo entender

por qué esa suntuosidad y ese lujo en espacios como la cripta,

el coro o las tribunas reales.

Para ellos alberga cierto misterio, quizá.

Comprender su ubicación y su significado requiere

un ejercicio de imaginación,

una reflexión que nos haga entender el conjunto.

Y a través de él, la sociedad, de la época, sus valores

y su estratificación.

Si presentamos la arquitectura desnuda,

la presentamos muda, sin sentido y no la comprendemos.

¿Qué misterios son esos?

Tenemos que volver mentalmente a vestir esos edificios

para comprenderlos.

Contar estos edificios con una mirada global

para comprender su conjunto como una realidad material,

constructiva y funcional.

Y de esa manera ese misterio se diluiría.

Porque los comprenderíamos.

Y cuando comprendemos algo nos gusta mucho más.

Los momentos compartidos con los expertos

y el tiempo pasado en Barcelona,

nos hacen pensar y volver sobre nuestros pasos.

Hemos comprobado que la sociedad cambia y evoluciona

más despacio de lo que pensamos.

Tanto en la Edad Media como hoy en día,

Barcelona gira alrededor de su vieja catedral,

lugar de paso, de atracción y de tránsito.

Creemos que evolucionamos, la tribuna ya no se reserva al rey.

Pero las reliquias de nuestra sociedad son otras.

Sigue admirando colocando focos y alfombras rojas

a actores, cantantes y a todo tipo de celebridades.

Santa Eulalia sigue hoy lugar de paso y centro de reunión

para barceloneses y turistas.

Sigue abierta al culto.

Llegar a descifrar su esencia,

es también entendernos a nosotros mismos.

La luz y el misterio de las catedrales - Catedral de Barcelona (Catedral de Santa Eulalia)

30:26 08 sep 2018

En este capítulo acompañamos al dibujante y arquitecto Peridis junto con expertos en bienes culturales, para ahondar en las características tanto históricas como artísticas relativas a la catedral de Barcelona.

Contenido disponible hasta el 23 de septiembre de 2018.

Histórico de emisiones:
17/02/2013
15/08/2015

En este capítulo acompañamos al dibujante y arquitecto Peridis junto con expertos en bienes culturales, para ahondar en las características tanto históricas como artísticas relativas a la catedral de Barcelona.

Contenido disponible hasta el 23 de septiembre de 2018.

Histórico de emisiones:
17/02/2013
15/08/2015

ver más sobre "La luz y el misterio de las catedrales - Catedral de Barcelona (Catedral de Santa Eulalia)" ver menos sobre "La luz y el misterio de las catedrales - Catedral de Barcelona (Catedral de Santa Eulalia)"

Los últimos 2 documentales de La luz y el misterio de las catedrales

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • Jaca

    Jaca

    26:27 pasado sábado

    26:27 pasado sábado En este capítulo profundiza detenidamente de la mano del dibujante y arquitecto Peridis en la catedral de Jaca, en un recorrido que abarca desde el punto de vista y histórico al artístico. Contenido disponible hasta el 30 de septiembre de 2018

  • 30:26 08 sep 2018 En este capítulo acompañamos al dibujante y arquitecto Peridis junto con expertos en bienes culturales, para ahondar en las características tanto históricas como artísticas relativas a la catedral de Barcelona. Contenido disponible hasta el 23 de septiembre de 2018. Histórico de emisiones: 17/02/2013 15/08/2015

Mostrando 1 de 1