www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.10.1/js
4042445
Para todos los públicos La aventura del saber - 31/05/17 - ver ahora
Transcripción completa

(Música cabecera)

Buenos días a todos.

Hoy, miércoles, hablaremos de nuevas formas

de emprendimiento en las redes con Arturo de Las Heras

y dos youtubers, Gerard Gracia y David Rees.

También hablaremos con la escritora Rosa Ribas,

que acaba de publicar su última novela,

"La luna en las minas".

Y les invitaremos a recorrer con nosotros

el Museo Submarino Atlántico, de Lanzarote,

en un viaje imperceptible y mágico

por uno de los lugares del mundo que hay que visitar.

Comenzamos dando gusto al paladar.

Hoy, en "Armonías", nos ocupamos de la gamba roja del Mediterráneo.

Un tesoro tan precioso que en las lonjas donde se pesca

suele representar hasta 50 % de su facturación total.

(Música)

Vamos a ver hoy cómo podemos o qué debemos beber

con uno de los productos estrella de nuestro país,

que es la gamba.

Hay varios tipos de gambas, la blanca, la roja,

en gran medida, el langostino, el carabinero,...

Hoy lo vamos a hacer con la gamba roja

y, teóricamente, de Denia.

Y vamos a hacerlo, como siempre, con Óscar Velasco,

nuestro chef favorito,

que tiene dos estrellas Michelin, tres soles Repsol

y que es un cocinero que es capaz de combinar

la creatividad con lo tradicional.

Supongo que hoy vamos a traer unas gambas

hechas de una manera, más o menos, sencilla, ¿no?

-Muy fácil. -¿Qué tal está?

-Muy bien, muy bien. -¿Cómo has hecho la gamba?

-Pues sí, de una manera muy sencilla, como no podía ser de otra cosa,

además, yo creo que para que exprese lo que es la gamba, ¿no?

Agua hirviendo, hemos añadido, en este caso, una hoja de laurel,

sal, un poco intentando igualar la salinidad del mar

y cuando está hirviendo el agua, meterlas.

Aproximadamente, en este tamaño, como dos minutos, un poco menos,

sacarlas, enfriarlas un poquito, también con agua de mar

y como bien dice Quique,

creo que el embajador de la gamba roja de Denia,

comerlas a 15 ° aproximadamente.

-¿A ti, qué te gusta más?

¿La blanca, la roja, el langostino o el carabinero?

-Yo tengo mucha devoción por la gamba roja.

Tengo que reconocerlo. Me gustan todas.

-A mí me parece mucho más elegante la blanca, de Huelva,

pero comprendo que esta tiene más sabor.

-Sí, sí.

-Y el carabinero, casi para cocinar, ¿no?

Para hacer un arroz o para... -Exactamente.

En estas cocciones, en que buscas más intensidad,

sobre todo, yo digo compartir esa intensidad el carabinero

como puede ser con un arroz, con un tipo de guiso,

van mucho mejor, pero estas... -Y el langostino, lo más fino.

Y lo más difícil de encontrar, supongo. De calidad.

-Sí, exactamente, sobre todo esos langostinos,

o bien del sur o bien de Vinaroz, que son especiales,

es muy complicado.

-Esta gamba, que tiene mucho sabor,

habría que combinarla con algo que equilibre,

por lo tanto, probablemente, un cava o un vino blanco ligero

va menos bien, y veo que tu sumiller ha buscado también

una combinación posible, que es un Martini,

vamos, un vermú, quiero decir, no Martini necesariamente,

un vermú blanco seco. -Sí, sí, sí.

-Hemos puesto el vino tinto por ponerlo, no va bien.

-No.

-A algo que tenga un poco de agua de mar,

nunca le va bien el vino tinto. La cerveza no le iría mal del todo.

Pero yo creo, y lo voy a volver a comprobar,

que, en esta ocasión, el vermú le iría muy bien.

Sería muy de barra, además, de tomar las gambas en la barra.

Por lo tanto, felicito a tus humillar.

(RÍE) -Pues se lo diré.

(Música)

Abrimos de nuevo el "Taller de empresa"

en compañía de Arturo de Las Heras para hablar hoy

de y con representantes del fenómeno youtuber,

que inunda las redes. Bienvenidos, Arturo, Gerard, David.

¿Qué tal? Muchas gracias, Salva.

Preséntanos a tus invitados, a Gerard y a David.

Te voy a presentar a Gerard, que Gerard tiene una página web

que promociona unos premios para los youtubers.

Y tenemos a David, que fue un ganador del año pasado.

Muy bien. A ver, Gerard, ¿cómo se llama tu página?

Premiosvlogger.com. Ajá.

Oye, y eso, ¿qué es?

Premios Vlogger con uve en vez de blogger con be.

Principalmente, en internet, primero aparecieron los blogs,

que son como páginas web personales donde uno difunde su opinión,

su punto de vista, de una manera muy subjetiva, ¿no?,

de cosas que son de su importancia.

Los videobloggers, la diferencia, utilizan otro formato.

Así como el blog es en formato escrito,

los videobloggers utilizan el formato vídeo.

Lo cual tiene una serie de características muy positivas

versus el entorno más textual, el formato escrito,

como puede ser que conecta mucho más con la audiencia,

al final, no deja de ser audiovisual. Claro.

Para los nativos digitales, mejor, ¿no?

Correcto. Y David ha sido ganador, ¿no?

De una de las categorías, ¿no?

Correcto, de la categoría música a la mejor "cover".

¿Qué tal, David? Hola, ¿qué tal?

Te llamas David "ris", bueno, David Rees.

Correcto.

Es así cómo te podemos buscar en la red.

En todos los lados, sí, Davis Rees.

Sales cantando con tu hermana muchas veces.

Sí, yo, en mi canal, me expreso,

expreso mi creatividad mediante la música,

ya sea con mi hermana, con versiones, con canciones originales, con...

Todo musical. ¿Cómo empezaste? ¿Cómo fue?

Me gustaba desde siempre cantar

y vi que el mundo YouTube me podía llegar a encajar

y me compré la cámara y empecé a grabar mis vídeos.

Claro. Cantas en inglés, ¿no? Porque eres...

No, no, canto... Cantas en castellano.

Principalmente, en castellano, porque es lo que más entiende la gente

y lo que mejor conecta con el público aquí, en España.

Claro, lo decía porque como eres inglés de origen,

por lo menos, ¿no? (RÍE) Sí, tengo un poco de todo.

(CANTAN EN INGLÉS)

Si estos dos idiotas supieran

que yo soy el hombre más rico del mundo así...

-Picky, picky, picky, picky, picky.

Demasiado picky, picky, picky, picky, picky.

(Inglés)

Oye, vamos a ver,

¿cómo se te ocurrió crear estos premios?

Pues, mira, esto fue a... Fue en 2015.

Anteriormente, yo siempre estaba muy conectado

con el mundo de las startups y el marketing digital.

Realmente, fue esto, en el año 2015,

donde llevaba varios años consumiendo contenido YouTube,

donde empecé a seguir un poco, de manera más frecuente,

a videobloggers.

A raíz de ahí, lo que hice fue, principalmente,

vi, bueno, vi que estaba un poco maduro ese sector,

que todavía le quedaba mucho recorrido

y lo que hice fue comparar con otras industrias más maduras

de otros sectores, como puede ser el sector de la moda

o cualquier otro sector

que tenga una industria un poco más consolidada.

Vi que había una serie de características que se cumplían,

por ejemplo, que hubiera un certamen,

que hubiera congresos, foros profesionales.

Entonces, lo que hice fue, entre comillas,

fue replicar formatos que estaban funcionando en otros sectores

y trasladarlos a este sector, ¿no?

Con ello, empecé con lo que creía que hacía más falta,

que era dar visibilidad, sobre todo, a muchos talentos,

donde YouTube y Facebook y plataformas de vídeo

tiene su límite, se sube mucho más contenido de lo que realmente...

Se puede consumir, sí. Se puede consumir.

Y, muchas veces, el talento, dependiendo del tipo de contenido,

no tiene tanta visibilidad como, a lo mejor, sería deseable.

Entonces, la premisa desde un inicio fue dar visibilidad, a lo mejor,

verticales, categorías y a nuevos talentos emergentes

de manera anual para que tuvieran esto,

que tuvieran una ventana en la cual...

Aparte de los vídeos musicales, ¿qué otras categorías...?

Encontramos categorías como belleza, moda, cocina,

a lo mejor, son más comunes, entretenimiento, videojuegos,

también nos encontramos otras menos comunes,

como pueden ser los booktubers, que se dedican a...

Muchos son escritores de libros

y se dedican a hacer "reviews" de libros, comentarios,

se leen, a lo mejor, 10 tipos de libros de ficción

y hacen un vídeo resumiéndote y haciendo comentarios.

Qué bueno.

Con lo cual, no solamente contiene entretenimiento como tal,

sino también el contenido cultural.

Arturo, ¿qué te parece el fenómeno?

No solo como empresario, sino también como padre.

Me parece una forma diferente de comunicar.

Es algo, relativamente, novedoso.

El que personas, más o menos, anónimas,

sean capaces de llegar a audiencias tan espectaculares,

porque estos vídeos, hay gente, hay algunos que han llegado

a 200 000, 300 000, 500 000 visualizaciones,

que eso es una audiencia enorme.

Como padre, siempre tienes que estar un poco...

Encima.

Vigilando qué contenidos están consumiendo nuestros hijos,

porque, efectivamente, en la red hay de todo.

Hay cosas buenas y positivas para ellos y otras, no tanto.

Claro, porque, Gerard, vosotros, ¿tenéis también una categoría

al que dice más palabrotas...? (RÍE) No.

O al que juega a un juego más violento o eso, ¿no, no?

No. De hecho, justamente, Premios Vlogger

uno de los pilares por los cuales se ha creado

es por la profesionalización de esta industria.

Entonces, a raíz de ello, en 2016,

después de haber hecho la primera edición,

se fundó la Video Experts Academy, que justamente trata un poco de esto.

Desde Video Experts Academy se está trabajando, año a año,

para ir madurando y trabajando sobre los criterios de evaluación

y que esas sean, un poco, las buenas prácticas.

Buena locución, buena edición de vídeo,

un buen grafismo,

un buen "engagement" con su comunidad, que dé respuesta...

Hay varios parámetros, en los cuales,

cada vez se van trabajando y mejorando, pero que se trata,

sobre todo, los que no están arriba, sino los que están subiendo,

que tengan unos ciertos patrones que seguir, porque, en definitiva,

muchos de ellos, y David lo corroborará seguramente,

los que consiguen triunfar, al final,

se vuelven una imagen internacional,

entonces, es interesante que se trabaje para que, al final,

los que están representando en cada tipo de sector

la imagen de ese sector, que tenga una base, una solidez.

David, ¿cómo es tu vida? Quiero decir, en el tema...

(RÍE) V-blogger.

Tú te levantas y, todas las mañanas, ¿qué haces?

No tengo una rutina.

Al ser algo tan abierto, las opciones son infinitas.

Entonces, es una cuestión de, cada día, una cosa distinta.

Siempre estás pensando.

Yo, por lo menos, que soy creativo, toda idea es bienvenida,

va a mi cabeza y dentro de tres días, uno de los conceptos y digo:

"Voy a hacer un vídeo sobre esto", o "Voy a hacer una 'cover' de esto".

¿Cuántos vídeos haces? Yo que sé, por ejemplo, al mes.

De media, ¿no? Depende.

Depende, pero intento hacer uno a la semana,

aunque eso no ocurre, pero bueno,

unos tres al mes o así yo creo que suelo hacer, de música.

Qué bien.

¿Con qué técnica? Es decir, ¿con un móvil, con una cámara?

No. Al ser de música, una cosa muy importante es el audio.

Claro, el sonido. Lo que se escucha.

Es casi lo más importante.

Entonces, cuidar que tienes un micrófono externo

que te grabe bien,

una imagen buena también la audiencia lo agradece.

Entonces, si tienes una cámara,

yo grabo con una cámara réflex y con un micrófono especializado.

Claro. En fin, con la máxima definición posible, ¿no?

Dentro de mis posibilidades, pero sí. Gerard, ¿se puede vivir de esto?

Es decir, ¿puede ser uno, de profesión, v-blogger?

Pues...

En mi humilde opinión, yo creo que videoblogger

es una forma de crear tu marca personal,

de darte a conocer. Creo que solamente de...

Tal como está conformado actualmente el panorama, creo que es complicado

solamente vivir de esto.

Por ello, muchos, de hecho, compaginan con un trabajo.

Es, un hobby, ¿no? Un hobby digamos, muy importante.

Exacto. Yo creo que es muy positivo, te abre muchas puertas,

es verdad que, de no ser conocido, desarrollas una marca personal

en la cual, después, inclusive, fuera de YouTube,

puedes desarrollarse en tus funciones.

Si eres, no sé, yo, por ejemplo, en mi caso, si fuera actor,

seguramente, haría entretenimiento de una cierta forma,

intentaría hacer web series, etc.,

intentaría involucrarme en todas esas áreas.

Si, a lo mejor, no sé, fuera psicólogo,

a lo mejor haría vídeos más... Que es el caso de David, ¿no?

Es el caso de David, aunque él está haciendo música,

pero, lo mejor, haría vídeos más formativos.

Entonces yo creo que es una muy buena plataforma

para darte a conocer,

tener otra vía de ingresos, está muy bien,

pero de aquí a que puedas vivir solamente de esto, a día de hoy,

no está al alcance de todos. De casi nadie, ¿no?

Porque luego, otra imagen que se da, yo creo que es falsa,

y te lo pregunto a ti, David, es que no cuesta trabajo,

que es algo mágico.

Entonces, a lo mejor, a los críos,

que hay muchísimos críos que os ven en internet,

habría que hacerles notar eso,

que, al final de todo esto, hay un gran trabajo, ¿no?

Yo siempre digo que cualquier... Si parece fácil de hacer,

es, probablemente, porque hay muchísimo trabajo detrás.

Hay personas que hacen vídeos más sencillos, más complicados,

pero es un gran trabajo reunir a una audiencia, que te ve,

hacer crecer a una audiencia, a un público que te sigue

y que sea fiel a tus vídeos o a tu contenido

o a ti mismo en tus redes sociales.

Es complicado mantener esa audiencia.

Y superarte día a día y que se mantengan enganchados.

Es un reto día a día.

Para ti, un reto, por ejemplo, ¿a medio y largo plazo?

A medio plazo, para mí, sería ir creciendo

y seguir divirtiéndome, porque es lo que me apasiona.

Crear contenido y expresar mi creatividad.

Y a largo plazo, ojalá tener una vida dedicada a la música.

A largo plazo, poder decir

que mi vida ha sido dedicada a la música.

Ajá.

Sea de YouTube, sea en escenarios, sea componiendo, envuelto en música.

Oye, Arturo, ¿crees que deberíamos, también,

aclarar que no todos los youtubers son lo mismo

que, como en otros aspectos de la vida, hay que seleccionar,

hay que elegir bien? Yo creo que sí.

De hecho, una de las ideas que estamos desarrollando con Gerard

y está en una fase embrionaria,

es organizar una especie de cursos para enseñar a gente

a ser videoblogger... Claro.

Y está muy bien.

Además, estamos viendo que hay muchas temáticas,

que no solamente es lo que ven nuestros hijos

de palabrotas y videojuegos violentos,

sino que hay todo un mundo.

Hay gente que, bueno, cada uno cuenta su historia

o cuenta, desde su punto de vista, cualquier cosa, ¿no?

Gerard, para terminar, ¿qué se necesita para ser

un videoblogger o, incluso, también, un youtuber de los otros?

Creo que David lo ha definido muy bien,

pasión e ilusión por lo que haces.

Creo que no puedes hacer algo que no te guste,

porque veas que funciona o porque hay mucha gente que lo hace.

Creo que lo mejor que puedes hacer es ser auténtico,

o sea, ser original en cuanto a tu forma de ser,

y generar contenido en base a eso.

Tú tienes una profesión o te gusta algo,

oye, pues desarróllate en esta,

aprovecha el canal para ir desarrollando con ello.

Y, sobre todo, también,

yo creo que esto no es un secreto de YouTube,

sino, yo creo, que en todas las áreas, ser perseverante.

O sea, es importante no desanimarte, porque, seguramente,

tendrás momentos en los cuales llevas tiempo, a lo mejor...

Yo creo que tienes que ser perseverante y no desistir,

porque, al final, si te gusta y realmente le dedicas tiempo,

al final, acaba saliendo. Claro. ¿Y cuesta mucho?

David te lo puede contar mejor.

¿Hay que hacer una gran inversión económica?

Ah, económica... Bueno, depende.

Yo creo que, para empezar, no.

Porque tú tienes, primero, probar si te gusta.

Yo, como es algo que disfruto tanto, al principio,

aunque no tenía recursos, aunque no tenía un micrófono bueno,

aún así, hacía...

Pero porque yo disfrutaba el grabar, el hacer música.

Y, poco a poco, si te va yendo bien o vas ahorrando, no sé...

Todos mis ahorros, casi todo, va para instrumentos

o para cosas de música, entonces... Qué bien.

Pero para iniciarse, Gerard,

desde el punto de vista económico, no es necesario mucho dinero, ¿no?

Vale, a lo mejor, hasta con un teléfono móvil

o con una cámara fotográfica normalita...

Posiblemente. Es que, para empezar, exacto.

Lo que tengas a mano, lo que puedas hacer está bien,

porque, al final, pues bueno, todo tiene sus inicios, como todo.

Pero, por ejemplo, el canal en YouTube,

¿vale dinero o no, para abrírtelo? No, no, nada.

Tú te registras y luego, empiezas a subir contenidos

y tienes que ir trabajando, junto con tus redes sociales,

ser muy activo... Hay una serie de patrones.

¿A partir de qué hora, perdón, de qué edad,...?

(RÍE) Me están diciendo que hemos terminado ya,

no, pero ¿a partir de qué edad recomiendas que las personas

puedan hacerse un canal en YouTube?

La verdad, no sabría contestarte a esto.

He visto canales de muchos tipos.

De hecho, una de las ganadoras de Premios Vlogger,

en categoría manualidades, Hoy no Hay Cole,

es ella con sus niños y los niños aparecen también en el canal.

Hay canales que... También es un tema delicado, pero...

Sí. Pero bueno, como creador,

yo creo que... No sabría darte un rango de edad,

pero creo que en el momento en que tú tengas claro

que te quieres dedicar a algo, por ejemplo, si tú, con 14 años,

tienes claro que quieres dedicarte a la música, oye, pues...

Tienes ese camino, claro.

Con ayuda, a lo mejor, de tus padres, creo que puede ser.

Lo importante es que tengas una pasión muy clara, muy definida.

Bien, Gerard. De verdad, ha sido un placer.

David, igual.

Arturo, muchísimas gracias, como siempre.

A vosotros.

Creo que nos podemos fiar de ellos, ¿no?

Sí, sí, sí. Seguro.

Bueno, nos vemos dentro de 15 días. Muy bien.

Seguimos. La agroecología de cercanía

aumenta la capacidad de autoabastecimiento de una ciudad,

potencia el empleo y la economía local

y favorece la fertilidad de los suelos.

La agricultura ecológica es una agricultura

en la que no usamos productos químicos,

no usamos organismos genéticamente modificados,

los transgénicos,

y lo que buscamos más,

un poquito para diferenciarlo de la convencional,

es que buscamos más la calidad del producto,

más que la cantidad.

Entonces, queremos obtener productos sanos, productos sabrosos,

productos recién cosechados y directamente al consumidor.

Además, aportamos fertilidad al suelo,

o sea, intentamos no agotar el suelo,

porque el uso continuado de estos productos químicos,

que se utilizan para eliminar malas hierbas,

para eliminar plagas, son muy fuertes,

acaban destrozando el suelo, destrozando la fauna.

-Paloma Perera es ingeniera agrónoma.

En la Escuela de Agrónomos de Madrid

recibió una amplísima formación sobre producción agrícola convención,

pero ni una sola clase sobre agricultura ecológica.

A finales del año 2010,

junto con otros dos compañeros de carrera,

montó la asociación de huertos ecológicos Tresbolillo.

-Tresbolillo es una forma de plantar.

Sobre todo, se utiliza en frutales,

pero lo que nosotros queríamos con el nombre

es que en convencional, es todo muy recto.

Hay que cultivar un solo cultivo y en muy poquito espacio.

Nosotros, en cambio, decimos:

"Tresbolillo es como cultivar en zigzag",

dejar más espacio, más aire a las plantas.

Entonces, quisimos darle ese.

Casualmente, somos tres, entonces, nos llaman los tresbolillos.

-La finca de Tresbolillo, un vergel a orillas del río Jarama,

se encuentra a solo 25 km de Madrid.

Es un terreno de 2 ha de regadío,

en régimen de arrendamiento por parte del Ayuntamiento de Rivas.

Nos sorprende, en cuanto llegamos,

que los cultivos están rodeados de vegetación.

-Al no poder utilizar tratamientos o productos químicos

que eliminarían todas las malas hierbas,

es una limpieza manual.

Entonces, una vez que la planta está grande, no nos molesta.

Pero al principio, todas esas plantas que son pequeñitas,

hay que ir haciendo una limpieza manual,

y eso son muchas horas de trabajo, mucha mano de obra,

que luego, bueno, repercute también en el producto final.

-Agricultura ecológica sin pesticidas ni fertilizantes,

cultivada a pocos kilómetros del consumidor.

Disfrutar de un producto recién recolectado,

que horas antes estaba madurando en la tierra,

ya no es una misión imposible, ni siquiera en una gran ciudad.

-Se recoge en el momento.

Yo se lo recojo y esa misma tarde,

como mucho, 24 horas, tiene el tomate en su casa.

Si yo lo recojo verde y lo maduro en una cámara,

ese sabor ya se pierde.

O sea, no es lo mismo el sabor que tiene el tomate

madurado en planta que madurado en cámara.

Ofrecemos cada semana una cesta cerrada

con productos variados que tenemos en ese momento en la huerta.

Siempre son productos de temporada,

porque siempre trabajamos con productos de temporada.

O sea, no tenemos tomate en invierno.

Nos hacen el pedido por e-mail y se lo llevamos a casa.

Esa es una de las líneas.

Luego, otra forma es a grupos de consumo,

que es, nosotros, lo que estamos intentando fomentar un poquito más,

porque son gente más concienciada,

gente que le interesa de dónde viene el producto que está comprando,

viene a visitarnos a la finca,

se interesa por qué variedades ponemos.

De hecho, muchas veces, planificamos lo que vamos a plantar con ellos.

-Mira qué buenos. -Son preciosos, ¿eh?

-Un grupo de consumo está formado por vecinos de un barrio

que se organizan para hacer pedidos a productores locales.

Se caracteriza por el pago de una tarifa mensual,

lo que garantiza al agricultor unos ingresos estables,

y por la vinculación directa entre productor y consumidor,

eliminando intermediarios.

-Las tiendas de productos ecológicos, que están saliendo,

muchas de las que están saliendo en Madrid,

no son productores propios.

Entonces, el comprar el producto al productor

y luego, ofrecerlo al público, en ese tramo,

hay tantos intermediarios, que el precio se encarece muchísimo.

Yo he visto, a veces, en tiendas,

tres veces el producto que yo ofrezco en los tomates.

-Tresbolillo se dedica también a la formación.

Imparte cursos para profesionales del sector de la agricultura,

a través de cooperativas o centros de desarrollo rural.

Organiza actividades para colegios

y, además, ofrece a particulares la posibilidad de cultivar un huerto

con el asesoramiento de un experto.

-Estamos en colaboración

con una asociación que se llama Huertos Compartidos,

y entre ellos y nosotros hemos creado el proyecto de huertos tutelados.

Alquilamos parcelas de 50 m² para que los usuarios

o los hortelanos, como nosotros llamamos,

cultiven aquí sus propias verduras.

A lo largo de toda la temporada de producción,

nosotros les asesoramos de forma continua.

Entonces, les decimos cómo hay que preparar el terreno,

qué plantas poner, a qué distancia.

Las parcelas de 50 m² son 50 E al mes.

Nosotros le ponemos instalación del riego,

agua y fertilización.

Ellos eligen las plantas que quieren poner.

La condición es que tienen que ser ecológicas.

-Comprar no es la única forma de adquirir alimentos ecológicos.

Los miembros de la cooperativa Surco a Surco

se han organizado para cultivar ellos mismos,

en las proximidades de Madrid, las hortalizas que consumen.

El colectivo SaS está estructurado en nueve grupos.

Un grupo de trabajo constituido por los trabajadores de la huerta

y ocho grupos de consumo distribuidos geográficamente por Madrid.

-Esta cooperativa agroecológica de consumo

surgió a finales de los 2000, 2001,

y surgió, bueno, a raíz de una inquietud

de un conjunto de personas

por querer acercarse y responsabilizarse, un poco más,

dentro de nuestras posibilidades, en lo que comemos, ¿no?

O sea, estar en contacto en todo el proceso

del alimento que nos llega a la mesa.

La cooperativa SaS abastece a 75 cestas,

70 de ellas en Madrid, en los grupos de consumo de Madrid,

y 5 de ellas que pertenecen al GT,

que son para el GT, para el grupo de trabajo.

Cada cesta pesa entre 7 y 8 kilos, más o menos.

Cada cesta son 53 E. Mensualmente. Una cesta cada semana.

-El grupo de trabajo son, en verano, como hay más trabajo,

comparten entre seis personas, pero son tres jornadas de trabajo,

o sea, están a media jornada.

En invierno, como hay un poco menos de trabajo,

son dos jornadas completas, cuatro trabajadores.

-El objetivo del SaS es eliminar barreras

entre producción y consumo y entre campo y ciudad,

con una gestión colectiva y horizontal.

A través de asambleas generales y de grupo,

todos los miembros de la cooperativa

están informados de las circunstancias de la huerta

y participan en las tomas de decisiones.

-Funcionamos con un sistema de cuotas.

Es una cuota fija, que es mensual por cesta.

De esta manera, es una forma de combatir el capitalismo.

Porque el capitalismo estamos acostumbrados

a que yo consigo tantos kilos de un producto

y tanto kilos se paga a un determinado precio.

Aquí, por una cuota fija,

obtienes lo que la huerta te dé esa temporada.

Es una cosa muy importante, porque así tampoco se explota a la huerta,

la huerta te da lo que es capaz de producir.

No se explota ni a los trabajadores ni a la huerta.

Este sistema de cuota nos permite

financiar los sueldos de la gente que trabaja,

los gastos e imprevistos, el alquiler de la huerta y demás.

-Los miembros de la cooperativa realizan, de forma rotatoria,

las tareas necesarias para su organización interna,

tales como contabilidad, reparto, limpieza, etc.

Además, el colectivo desarrolla otros proyectos y actividades.

-En una cooperativa no puede formar todo el mundo parte

porque se requiere un compromiso

por parte de las personas que se integran a la misma.

No somos un grupo de consumo en el que la gente va a un sitio,

recoge su cesta de verduras y se olvida completamente.

Nosotros requerimos una implicación. Mínimo, en las asambleas mensuales

y, después, el funcionamiento a través de comisiones,

los Sábados verdes, que es trabajo en la huerta, y demás.

Pero no se limita. -Los Sábados verdes

es un sábado al mes, donde los consumidores

que estamos en Madrid, cogiendo esa verdura

una vez a la semana, nos venimos a la huerta

y nos ponemos en contacto con el alimento

que luego nos vamos a comer.

Nos relacionamos entre nosotros, nos conocemos, nos ponemos caras,

compartimos espacio y trabajo con los componentes

del grupo de trabajo, con otros compañeros del grupo

y, sobre todo, tomas consciencia de dónde vienen las cosas.

En el campo siempre hacen falta manos.

Este trabajo, que se hace una vez al mes,

de los consumidores en el campo es lo más importante.

-El trabajo en el campo es muy duro, o sea, es muy duro.

Entonces, eso hace que necesiten combinar otros trabajos,

combinarlo con diversas circunstancias

de la vida que... el funcionar en grupo y no tan individualmente,

te da un apoyo mutuo que funciona. No es rápido,

como son las cosas que nos gustan ahora.

No son decisiones que se toman de un día para otro.

Pero... quizá sean decisiones más meditadas

y, como nos gusta también decirlo, vamos poco con el ciclo de la tierra.

-Los miembros del SaS llevan 13 años demostrando

que cualquiera de nosotros puede ser un agente de cambio.

No son necesarios recursos ni dinero, lo único que hace falta es

la voluntad de transformar el entorno.

-Vale, el consumo de proximidad, en mi opinión y de la cooperativa,

es tremendamente importante. Muchísimos de los gastos

que vienen derivados del consumo es por el transporte.

Además, consideramos que es una forma de respeto al medio ambiente,

así disminuimos las emisiones de dióxido de carbono

y el consumo de los combustibles fósiles,

que son también una manera de respetar al planeta.

-El problema está muy detectado. Las ciudades, ahora mismo,

son ciudades mundiales, de ámbito mundial

que recogen todo de todas partes del mundo.

A su vez, exportan a todas partes del mundo.

Esos traer cosas y llevar cosas

tiene unos costes ecológicos inmensos,

es lo que está costándonos el planeta.

Estamos hablando de agricultura de proximidad

y eso es una cosa interesante, pero hay que imaginarse

lo que significa mover millones y millones de personas,

todos los años, de un sitio a otro del planeta...

A veces, para nada, que es el turismo.

Hablar de esto en España es un poco duro, pero es así.

En la agricultura en concreto, traería ventajas

para los agricultores saber que tienen mercado que está al lado,

con muchos menos intermediarios... Bueno, sería algo importante.

-Como ves, ahora nosotros estamos cosechando.

Luego, esta tarde, yo reparto. Somos nosotros.

Entonces, esa relación también, al consumidor,

esa relación de transparencia, también les gusta mucho.

Porque dicen: "Conocemos tu finca y sabemos que tú recoges

y que tú eres la que me lo entregas". Entonces, este precio

parece más justo porque es el precio que a nosotros nos cuesta producir

un kilo de tomates. Nosotros...

ofrecemos fruta también.

No es nuestra porque aquí, en Madrid, fruta no se da.

Pero la intentamos traer siempre de Murcia, de Almería, de Valencia...

Lógicamente, si, de repente, me ofrecen manzanas de Italia,

pues digo que no. Porque traer de Italia hasta aquí,

no... Para mí, no es ecológico. -El gran problema

que tenemos ahora mismo mundial y planetario

es un problema de transportes horizontales.

Transportes de personas, transportes de energía,

transporte de materiales y transporte de alimentos.

Se producen espárragos en Perú, los espárragos recorren

no sé cuántos kilómetros hasta llegar a Navarra,

se envasan allí y, luego, se distribuyen en Leganés,

en Mercadona o donde sea. El productor los consume

y el espárrago ha recorrido ni se sabe de kilómetros

de forma absurda porque se podría haber producido

al lado de Leganés. -Sabemos que tanto en la UE

como en España, el transporte implica, aproximadamente,

el 40 % de nuestro gasto de energía final.

Algunas organizaciones, como GRAIN,

han estimado que en torno... de todo ese consumo de energía final

en el transporte, aproximadamente, el 25 % corresponde

al transporte de alimentos. Es un transporte de alimentos

que va a más. Va a más porque las exportaciones

y las importaciones de alimentos crecen.

Hay un estudio de Veterinarios Sin Fronteras

que analizaron estadísticas de los alimentos que entran y salen

y encontraban cosas tan contradictorias

como que al día importábamos 80 000 toneladas de patatas

del Reino Unido y, a la vez, cada día,

España estaba exportando al exterior 26 000 toneladas de patatas, ¿no?

El mismo alimento que va y viene. -Ese tipo de cosas sí que contribuyen

a la insostenibilidad del planeta de forma muy notoria.

Si conseguimos reducir los transportes de todo,

de personas con el turismo, de materiales,

traemos piedras de China, cosas increíbles;

pero, sobre todo, de alimentos, y los acercamos al sitio

donde se consumen, habremos reducido las necesidades

de energía, habremos reducido la contaminación,

habremos reducido nuestra huella ecológica...

Será un planeta mucho más sostenible. Esa es la misión fundamental

de la agricultura de proximidad, sea ecológica o no.

-Quizá suene apocalíptico, pero el futuro de nuestro planeta

depende de que seamos capaces de disminuir el consumo de energía.

Hay un gran potencial de ahorro en la reducción

de movimientos innecesarios de alimentos.

No podemos seguir ni con los alimentos

ni con los materiales ni con las personas

haciendo esos traslados que estamos haciendo ahora

que están acabando con el planeta. No puede ser.

Si nosotros no tomamos el control, si no lo hacemos controladamente,

se va a ajustar solo.

Va a haber problemas,

va a haber problemas... de gente que va a sufrir

porque esto no se puede producir así.

No queda otra, no va a suceder de otra manera.

Lo que se produce se va a tener que acercar,

necesariamente, a donde se consume.

Lo que pasa es que hay que hacerlo controladamente,

hay que ver cómo lo hacemos. Qué sistemas de distribución,

qué sistemas de comercialización, qué sitios,

dónde se va a cultivar, cómo...

Cómo estamos subvencionando transporte que no deberíamos estar

subvencionando... Bueno, cosas de esas,

pero el futuro... esplendoroso, vamos, fantástico,

Es la única alternativa que tenemos.

(Música)

"Taller de humanidades" con Rosa Ribas,

una autora española que ha publicado una decena de novelas.

Por ejemplo, tiene una triología

con la comisaria Cornelia Weber-Tejedor

como protagonista, que se ha traducido al alemán,

inglés, francés, italiano... Ya ha visitado en alguna ocasión

"La aventura del saber" y, ahora, ha tenido la amabilidad aceptar

nuestra invitación de nuevo. Acaba de publicar esta novela,

"La luna en las minas" en la editorial Siruela.

Bueno, muchas gracias por acercarte aquí.

Vamos a ver...

¿Por qué la sitúas en el Maestrazgo? Porque es un territorio que tiene

una vinculación muy fuerte conmigo. Allí nacieron mis abuelos maternos

y allí he pasado muchos veranos. Oye, ¿por qué la relacionas

con el hombre lobo? Pues porque es una tierra...

una tierra de muchos mitos. Un paisaje muy duro, muy difícil...

De cuevas, de precipicios, de montañas escarpadas...

y de muchas leyendas. Y pienso que por ahí

también se puede mover bien un hombre lobo.

Otra de las características de la novela es la intensa violencia

que respira. ¿Se puede aprender de la violencia?

Sí, sí. Por desgracia...

Por desgracia. Forma parte de nosotros, ¿no?

Sí, forma parte de nosotros y más cuando el protagonista

es un hombre lobo que lleva ya esta parte violenta

dentro de sí mismo. Y es esta parte violenta

contra la que él está siempre luchando.

Para que esta parte no salga, para... domarla,

para detenerla... Controlarla.

Sí, controlarla. Pues recibe una educación muy dura, muy violenta.

La persona que lo educa, la abuela que lo educa,

lo que hace es tratar al niño, a veces,

como si fuera un animal al que tiene que domesticar.

(ASIENTE) Y eso es terrible, ¿no? Porque educación y adiestramiento

deberían ser cosas diferentes, ¿no? Sí, sí.

En este caso, es casi una necesidad para su supervivencia.

Bueno, la abuela que recoge al niño para evitar que la madre

lo deje morir de hambre, en realidad, porque no lo quiere,

porque está maldito. La abuela sabe que ese lobo está ahí.

Si no lo controlan, es un peligro para todos

y para él mismo también. Así que su educación consiste

en esto. Consiste en enseñarle que no se mata.

Y para enseñar a un animal, cuya naturaleza es matar,

que no se mata, recurre a una violencia extrema.

Sí, hay una escena terrible con un gato, ¿no?

Y una mirada del gato al niño que parece como marcar

su vida para siempre, ¿no? Sí, esta es una escena clave

en la novela. En ella, la abuela le demuestra de una manera...

Ella le dice: "No me interesa que lo entiendas.

Lo tienes que sentir". Porque sabe que tiene que llegar

a lo más hondo de él, no a la parte racional,

que esto es el niño, tiene que llegar al lobo.

Para llegar al lobo, lo que hace es llevar a cabo un sacrificio brutal

y, de esta manera, marcarlo. Demostrarle, ¿ves?

Cuando eres un lobo, haces estas cosas.

Es su forma de educar.

Cuéntanos el origen de la historia, cómo se te ocurre escribir

esta novela, por qué...

Bueno, yo quería escribir una novela contando la historia

de la emigración, de los emigrantes españoles

que, en los años 60, se marcharon a Alemania

a trabajar en las minas de carbón. Pero no quería

una novela realista, al uso. Y como hay un personaje

que me fascina, que es el hombre lobo, lo uní.

Introduje este elemento fantástico en la novela

y el protagonista es un hombre lobo, claro, educado para no matar.

Cuando ya no tiene a la abuela para protegerlo de sí mismo,

piensa: "¿Dónde nunca me va a alcanzar la luz de la luna".

En la mina, a 800 m bajo tierra. Y decide emigrar.

Y a través de la historia de este personaje,

pues también cuento lo que era emigrar en estos tiempos,

cómo era la vida en Alemania con este ser

que es doblemente extraño. No solo es un emigrante,

es que en ese tren hay una escena... Hay un tren cargado de emigrantes

y no saben que, entre ellos, hay un hombre lobo.

(ASIENTE) Oye, Rosa, tú eres emigrante también, ¿no?

Bueno, en cierto modo. Estás casada con un alemán

y vives en Alemania desde hace cuánto tiempo...

26 años. 26 años, ¿no?

Crees que se nos ha olvidado a nosotros toda esta historia,

que tampoco hace tanto de ella, ¿no? Los años 60 del siglo pasado

y los 70 también. También, también.

Sí, yo creo que se nos ha olvidado. Si lo observamos,

es un tema que apenas ha encontrado lugar en la literatura.

Se nos ha olvidado que somos un pueblo de emigrantes.

Y esto hace que hayamos perdido algo que es muy importante,

que es la capacidad, la empatía con las personas

que se ven obligadas a hacerlo. La mayoría de los emigrantes

no son voluntarios. En mi caso, sí, pero la mayoría de los emigrantes

es gente que se tiene que marchar. Cuando te tienes que marchar

es doblemente duro enfrentarte a un país diferente,

lengua diferente y costumbres diferentes...

Y se nos ha olvidado que nosotros hemos pasado por esto

muchas veces en nuestra historia y creo que está bien recordarlo.

Está bien que recordemos que somos un país

que siempre ha emigrado.

Lo que pasa es que ahora se ve mucho,

en general en Europa, un rechazo al otro,

al que no es como tú y parece que...

En fin, que no va a cambiar en mucho tiempo, ¿no?

(SUSPIRA) A veces, esto me lleva a cierto pesimismo.

Pensar que en épocas de crisis se suele buscar un chivo expiatorio

y el chivo expiatorio siempre es el de fuera.

Así que es una tendencia...

Bueno, somos animales...

somos animales como el lobo, de nuestro grupo propio

echamos a los otros y una...

Siempre pensaría que la cultura, la educación...

nos tendrían que llevar a salir de esta defensa animal del territorio.

En cambio, en cuanto empezamos a ver que peligra...

o nos hacen creer muchas veces que peligra el territorio,

pues vuelve a salir otra vez esta parte de clan,

esta parte del animal que no quiere que entren otros.

Perdemos valores adquiridos con la cultura como la solidaridad,

la empatía, la compasión, incluso.

Y esto nos hace retroceder, yo diría que incluso en la evolución.

¿Tú crees que en un libro en el que hay

una violencia tan intensa, como es "La luna en las minas",

podría ayudar a comprender eso? Es decir, la necesidad de compasión.

Sí, porque hay una mirada muy compasiva también

hacia el protagonista.

Cuando seguimos los pasos del protagonista, de Joaquín,

estamos viendo la otra cara del hombre lobo.

No es el hombre lobo de las películas de terror.

No es el monstruo que nos han presentado tantas veces.

Al hombre lobo no lo vemos nunca porque, como el narrador no está

cuando se ha convertido en lobo, solo vemos sus consecuencias.

Pero vemos lo que sufre el hombre lobo,

lo que sufre en todo este entorno y lo que sufre

cuando en el pueblo es un marginado o cuando se va a Alemania

para seguir su plan de no voy a matar,

para esto me han educado. Entonces, es una mirada muy compasiva,

aunque hay mucha violencia. Muy bien, Rosa.

Ha sido un verdadero placer tenerte aquí con nosotros.

Mucha suerte con el libro. Muchas gracias.

Esperamos volver a verte cuanto antes.

Que tengas éxito. Muchas gracias, será un placer.

Seguimos. Está ubicado en Lanzarote,

concretamente a 12 m bajo las cristalinas aguas de Playa Blanca,

en la bahía de las Coloradas. Es el Museo Atlántico Submarino,

el primero en Europa con estas características.

(Música)

El Museo Atlántico de Lanzarote abrió el 2 de marzo de 2016,

pero no se inauguró oficialmente hasta principios de enero.

Este parque escultórico, que se encuentra a 14 m

de profundidad bajo el mar, ocupa un área de 250 m²,

en los que podemos encontrar más de 300 figuras humanas

de tamaño natural.

(Música)

Echedey Eugenio es el consejero de Turismo

del Cabildo de Lanzarote y nos va a explicar en qué consiste

ese museo. Echedey, una obra de arte bajo el mar.

-Sí, desde luego, además, muy englobada en la filosofía

de disfrute de la naturaleza y de atracción por la vinculación

naturaleza-arte que siempre han tenido los centros turísticos

y que ahora incrementamos en esta red con un nuevo centro,

que esperamos haga las delicias de nuestros visitantes.

-¿Cómo surge la idea? -Bueno, pues con una propuesta

que llegó del artista de realizar un proyecto en Lanzarote.

Pues la verdad, lo vimos con buenos ojos.

Como decía, funcionamos con los centros de arte, cultura

y turismo que, en su momento, César Manrique creó en Lanzarote.

Creíamos que este octavo centro iba en la filosofía

de unir la naturaleza con el arte y de permitir

un disfrute del turismo en un espacio único.

-Nos encontramos una serie de esculturas, figuras humanas,

cuyos modelos fueron residentes de la zona y también buceadores.

-Sí, desde luego. El artista quiso elegir

a gente de la isla para usarlos como modelos de las esculturas

y representar todas estas escenificaciones

que forman el museo, que forman todos los estadios

que puede visitar un submarinista cuando visita el museo.

-¿De cuántas esculturas hablamos? -Entre 300 y 310 esculturas,

que conforman estos distintos estadios

que vienen narrando una historia vinculada

a la naturaleza, al mar y a su desarrollo.

Que el artista quiere contar con estas obras

y que, desde luego, nos hacen reflexionar

sobre el modelo que tenemos de vida y cómo eso afecta a la naturaleza.

-Es decir, que una vez bajo el mar tenemos un recorrido

que realizar por esos diferentes estadios.

Una entrada, una salida... -Sí, desde luego.

Hay una ruta marcada que, además, está pensada y diseñada

por el propio artista y que hemos transmitido

a los distintos clubes o escuelas de buceo

que operan en la isla y que tienen que acreditarse

como escuelas o clubes autorizados para poder disfrutar...

para que sus clientes puedan disfrutar de la experiencia

en el centro. Y que lo hagan

con aquellas condiciones con las que fue creado por el propio artista.

-¿Cuáles eran las características de ese terreno marino?

-Bueno, es cierto que era un arenal, era una zona inerte,

que tenía un gran espacio de arenal. Son unos 2500 m² esa concesión

que nos ha dado el Ministerio de Costas.

La realidad, unos meses después de la primera instalación,

pues es un sitio donde se genera vida.

Ese museo se está convirtiendo en un arrecife artificial,

que empezó creando vegetación y ya vemos como muchas especies

tienen su ubicación y su residencia allí,

desde el pulpo hasta los moluscos, y ya cada vez más peces

que se ven en la zona. -Es decir, que en un futuro

podemos encontrar ahí un tesoro. -Desde luego, ese es el objetivo.

Es un museo, como dice el propio artista,

que inicia el artista en un taller con unos materiales,

que además son materiales ecológicamente sostenibles

y que fomentan el desarrollo de la vida a través de ellos,

pero que terminan a la naturaleza y que cada año será diferente

al año anterior. Con lo que también nos garantiza

que este turismo de buceo, que quiere ver cómo evoluciona

un espacio, pues cada año visite la isla.

-¿A qué profundidad se encuentra?

-En torno a 12-15 metros, dependiendo de las mareas

y de las zonas. Es una distancia bastante asequible

para que buceadores, por así decirlo, novatos o que no tienen

esa gran experiencia, pues fueran visitarlo.

-Y si queremos coger un esnórquel e intentar verlo, ¿podemos hacerlo?

-Esa posibilidad también existe. Es cierto que, por las condiciones

de la marea y demás, no son todos los días

donde la claridad permite verlo. Pero hay la posibilidad a 12 m,

pues se ve perfectamente los días en el que el tiempo está bueno

y se puede ver con unas gafas y un tubo.

También estamos estudiando otras vías a través de pequeños submarinos

para que no necesariamente tengas que hacerte un curso de buceo

para visitarlo, aunque yo recomiendo que es lo mejor.

Que vivamos esta experiencia y que asociemos,

como hacen los clubes y las escuelas que ofertan el producto,

a esa primera inmersión y a ese bautismo náutico.

-Como es algo tan novedoso, podemos pensar que puede ser

un tanto caro adquirir la entrada para poder visitar el museo.

-Pues no. La realidad es que esto se genera no tanto

como una fuente de recursos, sino como un potenciador

de los recursos de las más de 30 empresas y escuelas

que se han acreditado. Son ellos los que cobran el alquiler

del material, el guía... Y el precio de la entrada

es relativamente ridículo en cuanto al total

porque lo que buscamos es dinamizar la economía

y no tanto hacer economía como propios centros turísticos.

Desde luego, en una inversión que, a largo plazo,

se hace tan pequeña, pues ya ha repercutido

solo con la difusión mediática que ya ha tenido la inauguración

del museo. Yo creo que ya hemos recuperado con creces

la inversión pública inicial.

-¿Hablamos del precio de la entrada? Que no lo hemos dicho.

-Bueno, no está fijado porque tuvimos una fase

de preexplotación en la que teníamos un precio de 7 euros.

Ahora, que ya se ha acabado de sumergir todas las esculturas,

pues ese el precio pasa a ser el precio habitual,

que es de 14 E. Luego, cuando el club suma sus gastos

de alquiler de equipo, de guía, de seguros...

se incrementa un poco más. Pero no es un precio

que tengan los centros, sino que cada club,

en base a los servicios que da, cobra uno u otro.

-Vamos, además de disfrutar de ese museo,

podemos tener una experiencia totalmente diferente

con el submarinismo, que podemos aprender.

-Es una forma de poner en valor nuestros fondos.

No solo es el museo lo que debe visitarse.

Los fondos marinos de Lanzarote son espectaculares

el museo es un punto de visita para quien viene a hacer

este turismo. La Playa Chica,

de Puerto del Carmen, la Marina, de Arrecife,

o cualquier otro de los puntos, por ejemplo,

del archipiélago Chinijo, son espectaculares

para quien le gusta disfrutar de los fondos marinos.

Puede hacerlo no solo en el Museo Submarino,

sino en cualquiera de los puntos en los que visitar nuestras flora

y fauna submarinas. -Es uno de los pocos museos marinos

que hay en el mundo. -Sí, así es.

El artista tiene como pionero el que ha desarrollado en Cancún,

que es verdad que es algo más pequeño y no tanto con la filosofía

de museo, sino como punto de visita. Desde luego, es un referente

a nivel mundial y prueba de ello es la repercusión mediática

que ha tenido en medios internacionales.

Por poner un ejemplo, que me llamó mucho la atención,

el día de la inauguración teníamos medios de comunicación acreditados

de Corea que vinieron expresamente para eso.

Cuando es un destino que, a lo mejor, Lanzarote o Canarias

no ha tenido acceso en otros momentos y, ahora,

pues vemos que se interesan por un proyecto novedoso.

-¿En cuestión de visitantes al museo? -Bueno,

es verdad que las visitas comenzaron a partir de 10 de enero,

cuando hicimos la inauguración, pero hicimos una fase experimental

durante unos pocos meses del año pasado.

Desde que acabamos la última inmersión,

en el mes de marzo, hasta que empezamos la primera

de la siguiente fase, que fue sobre el mes de noviembre.

En ese periodo de 6-7 meses, estuvimos rondando las 5000 visitas,

lo cual es un número muy por encima de lo que inicialmente

habíamos previsto, que para el primer año era 0.

Por demanda, principalmente del sector,

decidimos hacer esa prueba con las pocas esculturas

que había sumergidas y funcionó muy bien.

Con lo que entendemos que a partir de enero,

que ya inauguramos con el total, ese número de visitas

irá subiendo a lo largo del año. -Ojalá que sea así.

A nosotros, desde luego, nos has dejado

con muchas ganas de visitarlo. -Gracias, Echedey.

-Muchas gracias por el interés.

(Música)

Su creador, el ecoescultor británico Jason deCaires ha realizado

un diseño con un enfoque conservacionista

cuyo propósito es crear un arrecife artificial a gran escala.

(Música)

El mar es un lugar superprecioso para mí.

Es muy interesante para un artista. Yo puedo hacer cosas fijas...

Con el mar, se cambian, se deforman, se convierten

en una cosa completamente diferente. Las esculturas están hechas

con un material muy especial para el mar.

Es un tipo de sedimento marino que tiene una superficie

de pH neutro y también tienen una superficie roscada.

Atrae a los colores, atrae a la vida marina...

Entonces, cambia mucho.

Al final, la naturaleza es el gran artista.

Y yo quiero que mis obras sean el papel.

Obviamente, la naturaleza, los colores, las estructuras...

son las cosas más bonitas. Aquí, en el Museo Atlántico,

en Lanzarote, hay varias instalaciones.

En total, hay 10.

Unas están hablando sobre...

los océanos, el cambio climático.

Y hay otras que hablan sobre los emigrantes.

La avalancha frágil sobre la naturaleza y los humanos.

Hay varias cosas en cada instalación.

Yo tengo mucha suerte al estar en Lanzarote,

es un lugar precioso.

La mitad está enfrente del mar, enfrente del museo...

Es un sitio perfecto. Y también tiene una historia muy fuerte

con la naturaleza y el arte. Cuando llegué, en 2016,

tuve la oportunidad de ver las obras de César Manrique

y estaba superemocionado. Era la primera vez en mi vida

que he visto algo tan interesante.

Obviamente, tiene el mismo sentido que mis obras

porque estoy trabajando con la naturaleza también.

En mi opinión, mi obra es diferente, es más cómodo haciendo

un hábitat para la naturaleza.

Es una temática distinta.

(Música)

Uno de los temas inagotables sobre los que se lleva pensando

desde que la humanidad alcanzó esa capacidad, es el tiempo.

¿Qué es el tiempo? ¿De qué está hecho? ¿Cómo se mide?

¿Tiene el mismo ritmo para todos los seres vivos?

Siempre que se publica un libro que de alguno u otro modo

se plantea preguntas sobre el tiempo es motivo de alegría

para los aficionados a este subgénero literario

en el que se podrían encuadrar algunos textos de lo más variopinto

y que podrían incluir desde Heráclito y Parménides

hasta Einstein. Bueno, acaba de salir otro ensayo

que piensa sobre el tiempo. Es este, "Cronometrados",

del escritor de ensayos para todos los públicos, Simon Garfield.

Está publicado en Taurus. Se trata de eso,

de un fascinante ensayo sobre la historia de la medición

del tiempo durante los últimos dos siglos y medio.

Está escrito con sentido de la oportunidad, con humor,

se lee con facilidad y lo deja a uno pensando

en el significado de la aceleración del tiempo social

y con la sensación de no haber perdido el tiempo.

Así acabamos hoy el programa. Mañana recibimos,

en "La aventura del saber", la visita de José Ramón Ripoll,

último premio Loewe de Poesía con "La lengua de los otros",

y de Sergio Carneros para hablar de solidaridad y educación,

aparte de abrir nuestro semanal "Boek Visual"

y un documento sobre el dolor físico.

Será, como siempre, a las 10:00 de la mañana

en "La aventura del saber" en La 2 de RTVE.

Feliz día a todos. Hasta mañana.

(Música)

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • La aventura del saber - 31/05/17

La aventura del saber - 31/05/17

31 may 2017

Ofrecemos los reportajes "Armonías: gamba roja", "Huertas casi urbanas" y "Museo Atlántico de Lanzarote". Además, entrevistamos a Arturo de las Heras, Dir. Gral de CEF y UDIMA, Gerard Gracia, CEO de Masukiga, y al youtuber David Rees, y a la escritora Rosa Ribas.

ver más sobre "La aventura del saber - 31/05/17" ver menos sobre "La aventura del saber - 31/05/17"

Los últimos 4.048 programas de La aventura del Saber

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios