www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5497046
Para todos los públicos La aventura del saber - 30/01/20 - ver ahora
Transcripción completa

Buenos días a todos.

¿Qué pasa en una democracia

cuando ninguno de los partidos tiene mayoría absoluta?

¿En qué consiste exactamente un Gobierno de coalición?

¿Supone eso necesariamente una renuncia a los principios

de cada uno de los partidos coaligados poselectoralmente?

¿Es una burla al electorado o más bien todo lo contrario?

Una reinterpretación del mensaje de las urnas.

¿Qué ocurre a nuestro alrededor

cuando se dan las mismas circunstancias?

De todo ello hablaremos con el profesor de Ciencia Política

de la Universidad Carlos III de Madrid,

Pablo Simón,

dentro de dos minutos.

Tenemos también hoy una cita con nuestro idioma.

La filóloga Luna Paredes

nos acompañará en el taller de español

para hablarnos de formas verbales

que a veces utilizamos de forma incorrecta.

"La más bella" es un proyecto

de reflexión, acción y experimentación

en el mundo de la edición de arte contemporáneo

que impulsa y realiza proyectos artísticos alternativos

al mundo editorial convencional.

Ha cumplido 25 años y lo celebra.

Las imágenes ornamentales desde el papel pintado para paredes

a los estampados textiles,

en cuyo diseño

el dibujo tiene un papel fundamental,

son utilizadas por Martín Sáenz para crear una obra

en la que se reflexiona sobre el universo femenino

y sus emociones.

Taller de ciudadanía en "La aventura del saber"

con el profesor de la Universidad Carlos III,

Pablo Simón,

para hablar de Gobiernos de coalición.

Qué son, qué modalidades hay, cómo se organizan,

cómo operan según el tipo de democracia,

sea presidencial o parlamentaria o semipresidencial.

Comencemos por esto.

¿Qué tal? ¿Qué tal, Salva?

Muy bien.

Pues, si te parece,

vamos a empezar distinguiendo bien

qué funciones desarrollan los Gobiernos

en función del tipo de democracia.

Si no, nos confundiremos, ¿no?

Hay que entender que tenemos tres grandes sistemas.

De un lado, las democracias presidenciales,

como por ejemplo en Estados,

en las que se vota directamente al presidente,

que es jefe de Estado y de Gobierno, como Donald Trump, por ejemplo.

Y, del otro lado, al legislativo,

los dos poderes están totalmente separados.

Tenemos otros modelos, las democracias parlamentarias.

Como es la nuestra o Italia o Alemania.

Lo que nosotros hacemos es votar a unos diputados

que a su vez votarán después

a un primer ministro, canciller, presidente del Gobierno...

Lo que sea.

Y tiene mutua dependencia.

El presidente puede convocar elecciones

y disolver las Cámaras si así lo desea,

y las Cámaras pueden pedirle responsabilidades

mediante la moción de censura.

Por lo tanto, los dos poderes están más ligados.

Hay un tercer modelo, las democracias semipresidenciales,

como por ejemplo la francesa,

en la que los ciudadanos votan al presidente de la República,

pero también a unas Cámaras que eligen a una Asamblea Nacional

que elige a su vez a un primer ministro.

Es un modelo más híbrido.

Yo creo que para no complicarnos

vamos a quedarnos con la parlamentaria.

La parlamentaria. Eso es.

El nuestro es un sistema parlamentario,

y lo que tenemos que entender es una cosa fundamental.

Nuestro sistema funciona con una cadena de confianza

en el siguiente sentido.

Nosotros confiamos en unos diputados

que a su vez darán su confianza a una persona,

que es el primer ministro, el presidente del Gobierno,

que después formará su Gobierno

dando su confianza a una serie de ministros

que a su vez darán su confianza a unos secretarios de Estado.

Es decir, la cadena empieza en nosotros,

pero se va alejando

a medida que van interviniendo más actores.

¿Y qué pasa

cuando el partido que ha ganado unas elecciones

no tiene la mayoría absoluta?

No le queda más remedio que negociar con otros partidos.

Esta es la regla habitual en los sistemas parlamentarios

que tienen sistemas electorales proporcionales.

¿Por qué?

Porque normalmente los Parlamentos están fragmentados.

Esto supone que tiene que llegar a acuerdos

con diferentes partidos.

Acuerdos que se pueden traducir

en apoyar a la investidura del presidente del Gobierno

y quedarse fuera del Gobierno,

ha ocurrido en muchos lugares,

o entrar en Gobiernos de coalición.

Los Gobiernos de coalición son la tónica dominante

en la mayoría de sistemas de nuestro entorno.

Éramos nosotros

la única de las democracias occidentales

que jamás había tenido un Gobierno de coalición.

Eso acaba de cambiar.

Por lo tanto, es una tónica bastante regular.

Hay personas que dicen que cómo se puede llegar a acuerdos

con quien no está de acuerdo contigo.

Si estuviéramos todos de acuerdo, estaríamos en el mismo partido.

Esto es algo consustancial, porque la democracia es pluralismo.

Esto implica que votamos a diferentes partidos

que van a intentar llegar a acuerdos

para llevar adelante sus programas políticos.

Pero hay que recordar una cosa.

Ningún partido político va a cumplir el 100 % de su programa

porque ninguno tiene mayoría absoluta.

Todos van a tener que ceder y que transigir.

Y los ciudadanos tenemos que ser comprensivos con eso

porque no les podemos pedir una cosa y la contraria.

La gente se queja mucho

cuando los partidos políticos no llegan a acuerdos,

pero cuando llegan a acuerdos les echamos la culpa

y decimos que son traidores y que no cumplen su programa.

No podemos pedir las dos cosas a la vez.

En contextos fragmentados,

y pensemos que el multipartidismo va a estar con nosotros un tiempo,

porque da igual cuántas veces repitamos las elecciones,

votamos a partidos diferentes,

va a obligar a diferentes partidos a llegan a compromisos

para poder gobernar.

Muchos de esos compromisos

se traducirán en Gobiernos de coalición.

Pero hay líneas rojas, ¿no?

Hay como vetos

que un partido le puede hacer a otro.

"Por aquí no paso". Eso es posible que ocurra.

Pero pensemos una cosa.

Los partidos intentan llegar a compromisos

que les permitan alcanzar la mayoría absoluta.

¿Por qué la mayoría absoluta en un sistema parlamentario

es muy importante?

Lo que te permite es aprobar leyes orgánicas.

Y, antes, los presupuestos, ¿no? Eso es.

Y los presupuestos, que son muy importantes.

Esto hace que los partidos intenten negociar

con tantos como haga falta para llegar a ese objetivo.

Pero los partidos no operan en el vacío.

Los partidos tienen ideología.

Por lo tanto, normalmente,

pactan con partidos a los que se sienten más cercanos.

Por lo tanto, una coalición es un compromiso.

Un compromiso en el siguiente sentido.

El presidente del Gobierno ofrece puestos en el Gobierno

a gente de otro partido

a cambio de que la gente del otro partido

te diga que te intercambia sus escaños.

Es decir, te los presta

para poder alcanzar juntos una mayoría.

Además, en nuestro sistema, y esto es muy peculiar,

porque no todos los países lo tienen,

ministro puede ser cualquiera.

Es decir,

hay sistemas, como por ejemplo el británico,

donde para poder ser ministro tienes que ser diputado.

Esto no es así en España.

En España, cualquiera, incluso el presidente del Gobierno,

puede ser alguien que no sea diputado.

Ahí es donde viene la negociación por los nombres,

porque al final es el presidente

el que va a nombrar a esas personas como ministros.

¿Y eso ocurre igual en el resto de nuestro entorno?

En Francia, Alemania, Italia... Efectivamente.

Es decir,

todos los primeros ministros y presidentes

pueden elegir a aquellos que consideran

para funcionar dentro del Gobierno.

Lo que cambia son las dinámicas internas.

Algo en lo que merece la pena indagar

es cómo funcionan los Gobiernos.

¿Y cómo funciona un Consejo de Ministros?

Esto es muy interesante

porque, sea de coalición o no, siempre hay procedimientos pautados.

Lo primero y más importante en cualquier Gobierno

es decidir el orden del día.

Ya sabes que en una reunión, si se alarga y hay muchos temas,

no resuelves nada.

El orden del día lo fija

es la Comisión General de Secretarios y Subsecretarios.

Es una reunión muy amplia

en la que tienen que decidir cuáles son los asuntos

que irán al Consejo de Ministros.

Y lo ponen por colores.

Hay un color verde,

que son en los que ha habido acuerdo a nivel de secretarios de Estado

y que son cosas

a las que el Consejo de Ministros tiene que decir "de acuerdo".

Pero hay otros que van al índice rojo.

El índice rojo son los elementos polémicos.

Como un semáforo. Eso es.

Requieren deliberación.

Esto ocurre con cualquier medida.

Por ejemplo,

el ministro quiere poner un impuesto a las bebidas azucaradas.

Eso tiene implicaciones que no solo le afectan a él.

Afecta al Ministerio de Sanidad y también al Ministerio de Hacienda.

Tienen que buscar acuerdos.

Empieza a haber una dinámica de "lobby" interno.

Los secretarios de Estado dicen que sí, que no...

Discuten.

Si llegan a acuerdo, lo pasan a un índice.

Si no llegan, pasa al Consejo de Ministros.

Ahí es donde se delibera.

¿Qué es lo que ocurre?

La ley dice

que las deliberaciones del Consejo son secretas.

Nunca sabemos muy bien qué es lo que pasa ahí.

Algunos presidentes del Gobierno dicen que en ocasiones se vota.

Y es verdad.

Si uno revisa las memorias de los presidentes del Gobierno,

José Luis Rodríguez Zapatero dice que se votó en dos ocasiones.

No dice cuáles.

Y tampoco dice que hay que respetar esa decisión,

porque el presidente del Gobierno tiene la última palabra.

Pero ese Consejo de Ministros es fundamental

porque desde ahí nacen las principales iniciativas.

Y en un Gobierno de coalición esto es muy interesante.

¿Por qué?

Porque los ministros tienen jefes diferentes.

Cuando tenías un solo partido,

el presidente del Gobierno es también el jede de tu partido.

Entonces, aquí paz y después gloria.

Cuando tienes un vicepresidente, que es el jefe de cinco ministros,

y los otros 17 tienen otro jefe distinto,

ahí hay que negociar

y ahí es donde los procesos son mucho más dinámicos

y el control es más interesante.

Estos son aspectos fundamentales de cómo funciona,

y, prácticamente,

en todas las democracias parlamentarias

se ordena de esta manera.

No hay mucha distinción, ¿no?

Son distinciones menores, ¿no? Sí.

Hay algunas figuras que en España hemos explotado menos.

Por ejemplo,

hay países que distinguen entre ministros júnior y sénior.

Es decir, los más importantes y los menos.

Hay otros en que tienes ministros en cartera.

Gente que va allí y se sienta, pero no tiene una cartera atribuida.

En algunos sitios

no existe el rango de secretario de Estado,

y están directamente dentro del Consejo de Ministros.

Hay variaciones,

pero siempre hay dos reglas fundamentales.

Primero: las vicepresidencias importan,

porque se encargan de coordinar los diferentes ministerios.

Segundo.

Hay una frase mítica de Olof Palme, el primer ministro sueco,

que todos los Gobiernos son Gobiernos de coalición

entre el ministros de Hacienda y los demás.

Es decir, el ministro...

Claro. Totalmente.

Todos los ministros quieren gastar.

"Mi ministerio es importante. Tenéis que darme...".

Hacienda dice:

"Quieto, quieto, quieto, que se descuadra el presupuesto".

Siempre hay una negociación interna que es muy interesante

y que en un Estado descentralizado como el nuestro

todavía lo es más,

porque muchas competencias

están en manos de las comunidades autónomas.

Por ejemplo, el Ministerio de Universidades.

Universidades corresponde a las comunidades autónomas.

El ministro tienen que negociar con las comunidades autónomas.

De eso va también la democracia.

De pactar

no solo dentro del Consejo de Ministros,

no solo dentro del legislativo,

también entre diferentes niveles de autoridad.

¿Cuáles dirías que son los retos principales

que tiene ahora por delante el Gobierno de coalición de España?

Este es un Gobierno relativamente excepcional

en el contexto europeo.

¿Por qué?

Porque es un Gobierno

entre un partido socialdemócrata y un partido a su izquierda

que no incorpora socios nuevos.

Normalmente,

incorporan nuevos socios para llegar a la mayoría absoluta.

Por ejemplo, en Finlandia hay cinco partidos.

Es decir, incorporan a la izquierda,

pero también a los liberales y a los verdes.

Hay mucha más heterogeneidad.

Es un Gobierno que no llega a la mayoría absoluta

y va a tener que coordinarse muy bien

para negociar dentro y también en el legislativo

para poder aplicar sus principales medidas.

El principal reto que tiene este Gobierno

es la ley más importante de todo Gobierno:

los Presupuestos Generales del Estado.

Ahí es donde se marcan

las grandes prioridades de gastos y de ingresos.

Este elemento es fundamental

porque si no aprueba sus primeros presupuestos,

es difícil que el Gobierno pueda sobrevivir.

Otros grandes retos que tiene este Gobierno

es ir aprobando las leyes orgánicas

que requieren mayoría absoluta en el Congreso.

Esto implica que tienes que negociar con muchos más partidos

y eso va a ser mucho más complejo.

Yo creo

que hay una parte de la Agenda que va a ser más fácil

y otra que va a ser más difícil.

La más fácil para el Gobierno

van a ser aquellas medidas que sean de tipo social

en que pueda tener consenso

con nacionalistas o independentistas.

Por ejemplo,

cambiar el Código Penal para acabar con la ley mordaza.

Eso puede ser relativamente sencillo

porque es raro que el PNV o ERC discrepen.

Pero imagínate

que vamos a poner un impuesto a las eléctricas.

Esto ya es un tema más delicado,

porque el PNV tiene empresas en el País Vasco

a las que no les interesa tanto

y a lo mejor no está de acuerdo con Podemos,

y ERC tiene otra idea.

Por lo tanto, es mucho más heterogéneo.

Yo creo que en temas económicos o fiscales

es donde el Gobierno va a tener que hilar mucho más fino

porque el mínimo común denominador es más complejo.

Aquí es donde va a ser interesante

ver qué votaciones decide el Gobierno perder

y cuáles ganar.

En el Congreso no se puede ganar todo en votación.

Había una frase típica que se decía:

perder los martes para ganar los jueves.

Es decir,

el martes solía ser normalmente en el Congreso

cuando los partidos de la oposición llevaban la iniciativa

en las proposiciones no de ley.

Son resoluciones que no vinculan, ¿vale?

Son declaraciones generales del Parlamento.

Ahí el Gobierno incidía menos

y dejaba que la oposición ganara algunas

a cambio de ganar los jueves,

que es cuando el Gobierno lleva los proyectos de ley.

Esas son las más importantes.

Tú quieres ganar las leyes

y estás dispuesto a perder la parte simbólica

y darle un poquito de... De aire.

Eso es.

A cambio de ganar las otras.

Ahora esto va a cambiar

porque los Consejos de Ministros van a ser los martes.

Los jueves van a ser las reuniones de secretarios y subsecretarios.

Se moverá el calendario,

y el Gobierno tendrá que decidir cómo juega con esto.

El Parlamento, en un contexto fragmentado,

es una Cámara mucho más importante

de lo que es cuando es mayoría absoluta.

Cuando hay mayoría absoluta,

es una correa de transmisión de lo que dice el ejecutivo.

Hablabas antes de la coalición de Olof Palme,

el ministro de Hacienda y el resto de los ministros.

En realidad,

en el nuevo Gobierno hay varios ministros económicos.

Así es.

Ahí es donde está el tema de las vicepresidencias.

Tienen un poder de coordinación.

Algo en lo que tendremos que fijarnos

es la figura de las Comisiones Delegadas.

¿Qué es una Comisión Delegada?

Es cuáles son los ministerios que coordina cada vicepresidencia.

Uno ya se puede empezar a imaginar dónde va a ir cada uno de ellos.

Pero esas vicepresidencias ordenan los trabajos

y ven cuáles son las competencias que se pueden solapar

y a partir de ahí va ordenándolas, ¿no?

Tenemos diferentes vicepresidencias.

La más importante es la primera,

la vicepresidencia primera de Carmen Calvo,

porque incorpora el Ministerio de Presidencia,

que ordena los trabajos generales del Gobierno.

Pero está la vicepresidencia social de Pablo Iglesias,

que veremos cuáles son los que intenta coordinar,

con la iniciativa de pobreza infantil,

derechos sociales, etcétera.

La vicepresidenta económica de Nadia Calviño

es muy importante por una razón.

Va a tener interlocución directa con Bruselas.

Bruselas es la que no dice cuánto podemos gastar y cuánto no

y qué medida podemos hacer.

Habrá también ministerios que estén bajo su ramo.

Y, luego, la de transición ecológica.

Es muy importante

para temas energéticos y temas de industria.

La coordinación va a ser un desafío interesante

también para este Gobierno

porque hay muchos temas sectoriales que son clave.

Que el Gobierno funcione de manera engrasada

dependerá que pueda sacar adelante la legislación.

Lo más difícil es cambiar, ¿no?

Es decir,

cambiar la Constitución si hace falta en algún extremo.

Claro.

Es decir,

cuanto más ambiciosa sea la reforma

y más requisitos tenga en términos legislativos,

es más difícil que la pueda sacar adelante.

Por ejemplo,

una reforma constitucional

que puede requerir 3/5 o 2/3 del Congreso

es muy difícil que este Gobierno la vaya a aprobar.

Si son medidas ordinarias que puede aprobar por decreto ley...

El decreto ley es un decreto que firma el Gobierno

que en teoría tiene que ser de urgente necesidad,

y la Cámara dice si le parece bien o mal, ¿vale?

Estas son medidas que son de decreto urgente.

Esto es más fácil de sacar adelante

porque si sacas algo popular cómo va a oponerse la oposición.

Lo pones contra la espada y la pared.

Las que están en un punto intermedio son las leyes orgánicas.

Esas no se pueden sacar por decreto ley

y requieren 176 diputados.

Por ejemplo, una nueva ley educativa.

Una nueva ley educativa, que haría mucha falta en España,

porque tenemos déficits importantes en muchas materias,

requeriría un pacto

que incorpore como poco a 176 diputados.

Claro, ahí el reto es mayor.

No olvidemos una cosa.

El Gobierno solo suma en conjunto 155 diputados.

Tiene que incorporar a mucha más gente.

Lo deseable sería

que la oposición se sumara a un pacto educativo

para que tuviera cierta estabilidad.

Creo que es una demanda tradicional, y ahora mismo...

No parece... Parece complicado en este contexto.

Ha sido un verdadero placer como siempre.

Muchísimas gracias. Muchas gracias.

Nos vemos dentro de dos semanas. Venga.

La Universidad de Las Palmas de Gran Canaria

plantea hoy la siguiente pregunta.

¿Cómo ayuda la investigación

a preservar la salud de los cetáceos?

La universidad responde.

La Universidad de Las Palmas de Gran Canaria,

a partir de su Facultad de Veterinaria,

genero hace muchos años una unidad de acción,

particularmente en patología forense de cetáceos,

que se encarga de intentar dar respuesta

a causas de la muerte y de varamiento.

A partir de investigaciones hechas aplicando el método científico

hemos podido llegar a determinar tanto causas naturales de la muerte

como causas derivadas de la actividad humana.

Son estas causas,

tanto el ruido como la contaminación

como actividades

que se vienen desarrollando en el mar,

las que hoy preocupan fundamentalmente

desde el punto de vista medioambiental.

Es importante determinar las causas

para poder poner remedio a esas mortalidades inusuales

tanto de ballenas como de delfines y marsopas.

La universidad de Las Palmas de Gran Canaria,

ya hace años,

a partir de la detección

de la causa-efecto de los sonares submarinos,

pudo resolver uno de los enigmas

que históricamente estaban asociados

a la realización de maniobras militares.

La determinación de causa-efecto

en el varamiento masivo de los denominados zifios

permitió establecer una moratoria

que, hoy, años después,

se ha demostrado como una moratoria acertada

en la medida

de que en nuestros mares vuelve a visualizarse

una gran cantidad de este tipo de ballenas.

Hace 15 días nos dejaba claro en este taller de español

que no eran correctas

expresiones como "delante mío", "contra más" o "cuanto menos".

La filóloga Luna Paredes nos acompaña

con la intención de resolvernos algunas dudas

sobre formas verbales mal utilizadas.

Luna, muy buenos días. Buenos días.

Al conjugar los verbos a veces erramos.

A veces tenemos muchas dudas

porque son expresiones muy extendidas

o muy extendidas en determinadas zonas.

Entonces, a veces, tenemos muchas dudas

y vamos a tratar de resolverlas.

Hoy, sobre verbos. Venga, vamos.

Empezamos con el verbo "haber".

El verbo "haber" trae muchos problemas.

Vamos.

En ejemplos como "habían muchos errores".

Ya es una frase que suena bastante raro.

Vamos a quitar este error

para que nadie piense que es correcto.

Lo correcto es "había muchos errores",

y no "habían muchos errores".

Esto es.

Aquí, lo que ocurre...

Es lógico. Claro.

Tiene lógica que se cometa este error.

Cuando vemos un verbo o predicado, "había" en este caso,

y un sustantivo, "errores",

tendemos a pensar

que estamos hablando de predicado y sujeto.

Es como construimos las frases en español.

Normalmente,

las construimos como sujeto y predicado,

pero vemos un verbo y un sustantivo y decimos: "Sujeto y predicado".

Sin embargo,

esta expresión viene directamente del latín tardío.

La forma "habere" + acusativo.

Es nuestro complemento directo en español.

No tenemos un sujeto en este caso,

sino que tenemos un complemento directo.

El complemento directo y el verbo no tienen que concordar.

Claro.

No debemos pensar que tenemos un sujeto,

sino un complemento directo.

Lo podemos sustituir por "lo" o por "la"

o por "los" o "las" en caso de que sea plural.

Entonces, ¿qué es lo que había? Había muchos errores.

Los había.

Pero "había" se mantiene invariable porque es un verbo impersonal.

Está usado como un verbo impersonal

y se tiene que poner siempre en tercera persona de singular.

Sea "había" o sea "hay".

No podemos decir "hayn".

Tenemos que decir "hay" siempre.

Ni tampoco podemos decir "han habido" ni "hubieron".

Siempre lo tenemos que conjugar en singular

porque es un verbo impersonal

y lo que hay detrás no debemos concordarlo

porque es el complemento directo.

Suena mal "han habido". Claro.

"Han habido", "hubieron"...

Todo eso tenemos que descartarlo

y siempre decirlo en tercera persona de singular

porque es un verbo impersonal.

Es un uso del verbo "haber" de forma impersonal

porque deriva directamente del latín

y de una combinación con un acusativo, ¿no?

Recordemos que no es un sujeto, sino un complemento directo.

Tenemos que poner especial atención en zonas del Mediterráneo

por el contacto con el catalán.

Ahí se comete mucho este error.

Y también en determinadas zonas del Caribe,

en el español de Hispanoamérica,

porque este fenómeno está muy extendido.

Tiene mucha lógica que esté muy extendido

porque es una excepción a la regla el verbo "habían"

en este ejemplo.

Por ejemplo, decimos "estaban muchas personas"

o "cantaron muchos niños", etcétera, ¿no?

El verbo "haber" es una excepción.

Es un verbo excepcional en este ejemplo,

pero el hablante tiende a regularizarlo

porque en el resto de ejemplo

sí estamos hablando de un sujeto y un predicado.

Entonces...

La excepción que hay que cumplir. Eso es.

No tenemos un sujeto, sino un complemento directo.

No tenemos que concordar ese verbo con lo que venga detrás.

Perfecto.

Pero esto es una excepción a la regla.

No podemos cometer errores.

Y tampoco podemos hacerlo al revés,

que es lo que ocurre con casos como "viva los novios".

En las bodas suena mucho.

Suena mucho. Lo decimos mucho, sí.

En realidad, lo correcto es "vivan los novios".

Tenemos que recordar que "haber" es una excepción.

No podemos caer en el error

de pensar que cualquier otro verbo no hay que conjugarlo

ni concordarlo con lo que venga detrás.

En este caso,

tenemos un predicado, "vivan", y un sujeto, "los novios".

En todos los demás casos, salvo en el verbo "haber",

vamos a tener un sujeto y un predicado

que tienen que concordar en número en este caso.

Si "los novios" es un sustantivo plural,

"vivan" tendrá que conjugarse en tercera persona del plural.

Entonces, no podemos cometer el error.

Y esto se aplica en "vivan los novios"

como en cualquier otro ejemplo, ¿no?

¿De dónde viene el error de "viva los novios"?

Pues tenemos una expresión, que es "¡viva!",

que es una interjección.

Las interjecciones se mantienen invariables.

No cambian.

Si tenemos esa expresión, "¡viva!",

cuando tenemos otras expresiones, "vivan los novios",

pensamos que es "¡viva!"

y no nos acordamos de que es el verbo "vivir"

que tiene que concordar con su sujeto, ¿no?

Entonces, podemos...

La interjección, "¡viva!", se mantiene invariable,

y existe la posibilidad de decir "vivan los novios. ¡Viva!".

Pero también podemos decir "vivan los novios. ¡Vivan!"

en caso de que tengamos una frase en la que está omitido el sujeto.

Es decir,

el error de esta expresión viene de pensar

que como tenemos esa interjección que es invariable

vamos a usar el verbo "viva" de forma invariable, ¿no?

Tenemos que olvidarnos de eso y decir:

"Si hay un sujeto, tenemos que concordarlo".

Esto es...

Esa es la explicación. Esa es la explicación.

Más casos, venga.

Vamos a hablar de otro caso muy extendido en español

en el que también estamos hablando de un caso de regularización.

Es este.

"Me dijistes que viniera".

Suena muy mal. Este suena muy mal.

Además, se oye bastante. Se oye mucho.

Tenemos una canción de Mecano.

"Tú contestastes". "Tú contestastes".

Esto hace llorar a los filólogos y mata gatitos.

Lo correcto es decir "me dijiste que viniera".

Es un caso de regularización.

Este error se comete

porque todas las segundas personas del singular,

todas las formas de tú,

acaban en S.

"Dices", "decías", "dirás", "dirías"...

Todas.

Entonces, el hablante dice:

"¿Por qué esta forma no acaba en S?

Lo que hago es regularizarlo y aplicarlo a la norma general".

Pero esta forma viene directamente del latín:

"dixisti", sin S.

Es una forma que se mantiene así y que debemos mantener así.

Entonces,

el error viene de asimilarlo al resto de formas que acaban en S,

pero debemos pensar

que el pretérito perfecto simple, "dijiste",

no acaba en S.

Algunas formas evolucionan. Y otras se mantienen.

Entonces, de momento, esta se mantiene,

y es un vulgarismo acabarlo en S

aunque tenga esta explicación de intentar asociarlo.

Normalizarlo. Y regularizarlo.

No.

Esta forma se mantiene invariable.

Así que no tratemos de regularizarlo.

Todavía nos suena mal. Sí, sí.

Todas estas canciones forman parte de nuestra música,

pero no son correctas lingüísticamente.

También tenemos problemas con los imperativos.

El imperativo es otro gran problema.

Entonces, vamos a poner un ejemplo, ¿no?

"Callaros ya, por favor".

Tenemos muchas dudas con respecto al imperativo.

Voy a tratar de explicar cómo se forma el imperativo

con el verbo "callar".

El imperativo se forma quitándole la R al infinitivo,

"callar",

y convirtiendo esa R en una D, "callad",

que ya es una forma válida.

Si me estoy refiriendo al tú, diré solamente "calla".

Si me estoy refiriendo a vosotros, puedo decir "callad".

Y, si no, también puedo añadir el sufijo "-os"

para referirme inequívocamente a vosotros.

En este caso,

lo que hago es quitar la D y añadir el sufijo "-os".

Es decir, tengo la forma "callaos".

¿Por qué quito la D?

Entre otras cosas,

evitar la homonimia con el adjetivo "callados".

Entonces, el imperativo es "callaos".

Por tanto,

lo correcto es decir "callaos ya, por favor",

y no "callaros ya, por favor".

Voy a tratar de explicar de dónde viene este...

Por qué decimos "callaros". Eso es.

Lo que ocurre es que el español tiende a evitar los hiatos.

El hiato es la combinación

de dos vocales fuertes como A y O que no están en una misma sílaba,

sino que se ponen en sílabas separadas.

Eso es un hiato, ¿no?

El español trata de evitar los hiatos.

No nos gustan. No nos gustan los hiatos.

Nos gusta más la solidaridad y tener las vocales juntas.

De hecho,

hay mucha gente

que en vez de decir "teatro", dice "tiatro",

convirtiendo la E en una I.

De esa forma, se forma un diptongo, ¿no?

O "maistro" en vez de "maestro".

O, históricamente, por ejemplo,

el "non fuyades" ha evolucionado a "no huyáis"

quitando la F.

La F se convierte por razones...

Y "fuyades", "fuyáis", se convierte la E en I, "huyáis",

y tenemos un diptongo.

O sea que es una tendencia lógica del español

eliminar los hiatos,

o bien convirtiéndolos en diptongos,

o bien, como en este caso, insertando una letra.

Como no voy a insertar una D

para evitar la homonimia con "callados",

el hablante lo que hace es meter otra letra,

que es la R.

Es como una letra comodín que se usa para estos casos, ¿no?

Entonces,

lo que hace el hablante es decir "callaros".

Pero no es una forma aceptada.

De momento, por lo menos,

no está tan extendida como para ser aceptada.

Y hay que decir

que estas dudas solo las tienen hablantes...

Los hablantes

de ciertas zonas de Andalucía, de Canarias o de América

que usan el "ustedes"

no tienen esta duda.

Allí es "cállense ustedes" porque no usan el vosotros.

En el resto de casos en los que utilizamos el vosotros

tenemos que decir "callaos".

Fenomenal.

Entonces, el hablante dice:

"¿Por qué 'callaros',

pero, sin embargo, hay este otro ejemplo,

que es 'iros ya, por favor',

y por qué lo han aceptado?".

Es el caso. Es el caso.

Pues voy a explicar de dónde viene este imperativo

que tiene un proceso diferente.

A "ir" se le quitaría la R del infinitivo "ir"

y se pondría una D.

Sin embargo, en este caso es una excepción.

Sí se mantiene la D.

Ya no existe el imperativo "íos".

Existió, pero es arcaico y ya no existe.

Es el único caso en el que sí se mantiene la D.

Es un caso excepcional.

Lo que ocurre

es que se genera un fenómeno que se llama rotacismo

por el que se cambia una R.

Por eso te decía antes que es un comodín esa letra.

Se cambia.

La D se ha cambiado por una R.

Es algo que está muy extendido, y lo que ocurre es que...

Porque partimos de una excepción.

Es un caso en el que sí se mantiene esa D.

La forma "idos" es la forma más recomendable,

y la forma "iros" está tan extendida que se ha colado a la norma culta.

Entonces,

cuando algo se cuela a la norma culta,

ya es un fenómeno imparable.

Entonces, están aceptadas las dos formas:

"iros" e "idos".

Siempre es más recomendable "idos".

Y lo que no está aceptado de ninguna de las maneras

es "irse".

"Si me queréis...". "Si me queréis...".

Nos lo sabemos. Eso es.

Esa forma, como imperativo,

no está aceptada de ninguna de las maneras.

Las otras dos están aceptadas,

pero sigue siendo más correcto "idos".

Si me queréis, idos. Idos.

Eso es. Fenomenal.

Estas son algunas de las dudas más frecuentes

con verbos.

Muy bien, Luna.

Creo que lo has dejado muy clarito. Hemos aprendido mucho.

Ahora hay que aplicarlo. Ahora, a aplicarlo.

Nos vemos en unos días. Sí.

Hasta la próxima. Hasta la próxima.

"La más bella" edita revistas tridimensionales

capaces de contener pequeñas obras de arte.

Una billetera, una caja de zapatillas,

una botella, un mandil, una gorra...

Y los objetos artísticos que contienen

son las páginas de esa revista.

"La más bella" ha cumplido 25 años y lo está celebrando.

A nosotros nos gusta decir que es un proyecto

de experimentación editorial,

porque lo que hacemos es revistas dándole todas las vueltas posibles

a la propia idea de revistas, a la propia idea de editar.

Recorta. -Recopila.

-Recicla. -Ralla.

-Rasga. -Rasca.

-Puntea. -Pule.

-Proyecta. -Programa.

Publicamos contenidos de arte contemporáneo expandido.

Desde artes plásticas, visuales, poéticas, performáticas,

todo tipo de contenidos pueden formar parte

de una edición de "La Más Bella".

Pide. -Pesa.

-Pega. -Patina.

-Pasea. -Parasita.

-Paga. -Organiza.

-Ordena. -Niega.

-Mueve. -Muestrea.

Esto es una revista.

Esto, aunque no lo parezca, también.

Es una revista, esto también.

Esto que tenemos colgado es una revista.

Las ediciones de "La Más Bella" son objetuales.

Todas son distintas. Todas son monográficas.

Y todas se nutren de colaboradores,

de personas que amablemente quieren colaborar

en algunos de los proyectos que nosotros ponemos en marcha.

Mocha. -Mide.

-Mecaniza. -Mea.

-Mastica. -Marta.

-Luce. -Llama.

-Limpia. -Lija.

-Lee. -Lanza.

-Lame. -Lacra.

-Juega.

Una revista objetual es una revista

que cada una de las cosas que tú puedes meter dentro

meter dentro puede tener un significado.

Puede ser una obra de alguno de los colaboradores.

Nos gusta mucho enseñar esta edición porque nos gusta mucho insistir

en que "La Más Bella: manual de instrucciones"

no es que incluya un delantal de regalo,

en este caso, es que el propio delantal,

el objeto delantal es una de las páginas centrales

de la edición.

Nosotros producimos a veces estos objetos con la idea

de que incluso puedan incorporar

otros objetos de otros colaboradores.

Como en este caso singular donde cada uno de los bolsillos

tiene obras a su vez objetuales de colaboradores de todo tipo,

desde audiovisuales, sonoras, hasta gráficas, performáticas

o algunas largas de explicar cómo este martillo de caramelo...

Cocina. -Clasifica.

-Cierra. -Chupa.

-Charla. -Cataloga.

-Canta. -Camina.

-Calza...

Bueno, tenemos números como "La Más Bella: tú",

que es una revista que hicimos hace unos cuantos años, un ejemplar,

que hicimos una tirada de 1.000 ejemplares,

que también es importante decir la cantidad

que hacíamos de algunos números, en este caso,

era un número que era sobre la identidad que se llamaba "Tú"

y todo lo que tiene, todas estas tarjetitas,

papel de fumar, carnet, dinero,

todo lo que uno lleva habitualmente en su cartera y billetera,

la foto del novio, la foto de la novia,

todas esas cosas que cada uno lleva, el ticket de supermercado,

que alguno lleva su cartera habitual es una interpretación de un artista

y es además una página.

No es que la revista tenga una cartera,

sino que la cartera es la portada y es el contenedor

y todo eso que estamos sacando de ella

es las páginas de la revista,

en este caso, había unas 50 páginas más o menos,

alrededor de 50 de todo tipo.

Relacionadas con la identidad,

con lo que uno habitualmente lleva en su billetera.

La tarjeta de la compra, el carnet de conducir...

Y siempre intervenido por diferentes artistas

que fueron haciendo trabajos relacionados con ella.

-Argumenta. -Araña.

-Apila. -Apedrea.

-Anuda. -Ama.

-Alza. -Alterna.

-Almacena. -Alisa.

En este caso, lo que le pedimos a los colaboradores

es que reinterpretaran, desde un punto de vista artístico,

conceptual, muchos de los juegos.

Tableros, naipes, cartones de bingo.

En fin.

Todo tipo de elementos jugables

pero que fuesen jugables, desde un punto de vista,

en algunos casos, muy conceptual.

En este número hay tableros

que se asemejan a juegos tradicionales

pero que son injugables,

porque son puramente conceptuales,

son puramente elementos visuales y poéticos.

Hay algunos juegos clásicos rediseñados.

Por ejemplo, un parchís para jugar una sola persona.

-Es difícil que colaboren en "La más bella"

si no nos conoce muy de cerca,

si no hay una relación afectiva importante.

Siempre decimos que casi con 2.000 colaboradores

que han colaborado en "La más bella" en estos 25 años,

o 26 años, hemos, alguna vez, tomado una cerveza al menos.

Con algunos, más de una.

Y entonces hay una relación grande.

Siempre pedimos colaboración porque sí

y nos la entrega porque sí, simplemente,

pero sí que hay un conocimiento de esa...

de quién somos y qué hacemos.

Les entregamos un número o un ejemplar de lo que ha salido,

ese es un poco el pago que le hacemos para...

por haber colaborado en la revista

y el resto de números se distribuyen depende los números.

Hay números que son números a la venta y han estado en tiendas,

librerías especializadas o por la web,

pero otros números que su distribución es solamente

muy cerrada dentro de los alumnos de un taller

o los miembros de un festival,

también es importante los números

que donamos a bibliotecas especializadas,

a museos, centros de arte,

coleccionistas de estas publicaciones...

-Invita. -Intenta.

-Interpreta. -Imprime.

-Imanta. -Homenajea.

-Hierra. -Hiende.

Ahora que se han cumplido los 25 años del proyecto,

se está haciendo, se ha hecho una exposición retrospectiva

de muchísimas de nuestras ediciones

en el Centre d'Art La Panera, en Lleida.

-La bienal de arte Leandre Cristòfol

se organiza desde el Centro de Arte La Panera,

pero que incluso precede La Panera.

La bienal empezó en el año 97,

era un proyecto municipal que lo que pretendía era hacer

una radiografía de los artistas de la escena

que estaban pasando en los últimos dos años en el Estado español.

Sobre todo, muy centrado en arte emergente.

A partir de la incorporación de los proyectos de edición,

como el de "La más bella" en el año 2004,

se empieza a constituir un fondo

de ediciones especiales en La Panera que,

de hecho, es una de sus especificidades.

Con motivo de la onceava edición de la bienal,

hemos vuelto a invitar a "La más bella" porque,

si no recuerdo mal, en el año 2004, trajeron unas 25 ediciones,

en este caso, tienen ya más de un centenar

y están celebrando su 25 aniversario

y nos parecía que era un buen momento para poder presentar

"La más bella" en toda su plenitud.

Nos hemos visto ante la tesitura de seleccionar

unas cuantas ediciones de las más de 120 ediciones

que tenemos, seleccionar 14 o 15, además,

insistiendo en que se cumplen 25 años del proyecto, pues,

la verdad es que nos hace estar muy contentos, nos hace ver,

digamos, toda una... toda una...

montaña de trabajo hecho, de ediciones, de proyectos,

que, ni siquiera muy conscientemente,

pero que hemos logrado mantener

una cierta coherencia en todos estos años.

-Y luego hay un número que sale del número tres,

de esa, tres años más tarde,

el número tres de "La más bella" que sobró mucho material,

sobró mucho resto,

muchas páginas que no podíamos ya montar números con ellas

porque de la imprenta nos llevamos todo

y eso lo troceamos e hicimos croquetas,

porque siempre se hacen con el resto del día anterior.

Y se presentó en el Canal de Isabel II en Madrid,

en un evento que organizaba Rafael Doctor,

en el que vestidos de camareros repartimos esa pequeña revistita

de croqueta con una croqueta en la portada.

"La más bella croqueta" hecha, al fin y al cabo,

con restos del número anterior.

Bueno, lo que va a suceder aquí hoy en el Teatro Pradillo

es que va a suceder una revista.

"Todo lo directamente experimentado

se ha convertido en una representación."

¡Uh!

(Risas)

(EXHALA EXAGERADAMENTE)

¡Uh!

Tenemos un número con un encargo y un teatro, el Teatro Pradillo,

en Madrid, que alguien nos dijo:

"¿Por qué no hacéis un número para el teatro?".

Fue como un reto importante

porque no veíamos muy bien cómo hacer un número para un teatro

y lo que hicimos fue justo dar la vuelta al tema escénico y decir:

"Bueno, estamos en un teatro, hagamos una revista".

Jugando con el juego de palabras

de que nosotros hacemos una revista y hay un género escénico

que se llama "revista".

Entonces hicimos un número en el que ocurría, digamos,

un número en el que invitamos a una serie de personas,

en ese caso, hay un presupuesto en el teatro

para poder cubrir algunos gastos

y entonces, el público... el público lector llegaba al teatro,

conseguía, al pagar su entrada, una bolsa vacía,

el contenedor donde iba a ir metido todo, vacío,

e iban ocurriendo cosas a lo largo de las dos horas

que duraba la función, de alguna manera,

o la lectura de la revista,

iban ocurriendo cosas de todo tipo, musicales, escénicas,

performáticas, poéticas, no sé,

de cantautor, de...

y ocurrían cosas en todos los lugares del teatro,

tanto en el bar, como en los pasillos,

como en los baños, como en el almacén,

como en la puerta, como incluso en el bar de enfrente.

Iban ocurriendo cosas y la gente, ese público lector,

iba consiguiendo su número

a base de esas cosas que iban ocurriendo,

iban ocurriendo, se generaban unas páginas

que iban llenando su bolsa

y, de esa manera, conseguir un número completo.

# Paparapapá...

(Música)

# Paparapapá... #

(Música)

# Ah, ah, ah... #

(Aplausos)

Siempre nos ha gustado pensar en el trabajo editorial

de un modo absolutamente sin fronteras, digamos,

nunca nos hemos parado a pensar

cuáles son los límites de lo que estamos haciendo.

Esta especie de anticensura editorial

nos llevó en su día a pensar en trabajar

con máquinas expendedoras automáticas,

y hemos hecho algunas ediciones específicas para esas máquinas

o hemos buscado ediciones

que fueran posibles distribuir entrada estas máquinas.

Era un proyecto muy interesante

para socializar el proyecto,

para que mucha gente se quedase muy sorprendida

delante de una máquina que vendiese una cosa que nosotros

le dijimos que es una edición de arte

y que es una edición limitada

y que puedes comprarla echando unas monedas

y que dentro hay trabajos de unos artistas.

Entonces, sí que nos hemos dado cuenta

de que el proyecto "Bellamátic" y las máquinas "BolaBellamátic"

nos han dado un juego muy interesante

a la hora de difundir el proyecto

y de abrir posibilidades de trabajo,

de distribución, de colaboración con personas,

incluso de muchas edades,

que ven que pueden editar cosas

con muy poca inversión,

con muy poco esfuerzo, con muy poco material,

y enseguida ponerlas en un sitio a la vista y acceso de,

prácticamente, cualquier persona.

-Embolsa. -Embellece.

-Ejecuta. -Duplica.

-Duda. -Dobla.

-Dispara. -Disfraza.

-Diseña. -Dibuja.

Alguien nos pidió hacer un taller

sobre nuestro proyecto y nos dimos cuenta con el tiempo

de que esto funcionaba

y que el formato taller, para todas las edades

y para cualquier tipo de persona entendida o no de arte,

era un formato ideal para contar nuestro proyecto,

para difundirlo y para socializarlo.

Y al final los talleres han sido una pata muy importante

del proyecto.

Hemos hecho más de 50 talleres ya en estos años

y, bueno, son talleres en los que el resultado final

es justo eso, hacer un número de "La más bella".

El taller que hemos planteado

que se ha hecho hace unos días en La Panera,

se ha hecho con el propio cartel

que se ha editado para la exposición,

una pieza, un número más de "La más bella"

que se llama "La más bella: anónima"

y tiene el título de la exposición,

un título enorme de cosas que "La más bella"

ha hecho alguna vez y que, por otra parte,

tiene un listado completo de las personas

que alguna vez han editado o publicado en "La más bella"

y con ese cartel, con la idea de ese cartel

que ya hemos editado se ha hecho un taller.

Un taller en el que se interviene

ese propio cartel por un grupo de alumnos

y que han intervenido alguna de esas palabras

y hacer una acción en el propio cartel con esa palabra.

Se ha hecho una edición que va en un tubo de cartón

con un cartel original sin tocar

y otro intervenido por los 15 o 16 alumnos

que conseguimos reunir en La Panera.

-Adhesiva. -Actúa.

-Acciona. -Acarrea.

-Abstrae. -Abrocha.

-Abre. -Abraza.

-Abandona.

En la obra de Estefanía Martín Sáenz,

los papeles pintados y los estampados textiles sirven

de escenario para personajes femeninos escondidos

que revelan sutiles emociones.

"Boek Visual".

(Música)

"La obra de Estefanía Martín Sáenz,

Bilbao, 1982,

aborda los significados latentes y las imágenes ornamentales

desde los motivos del papel pintado para paredes

a los estampados textiles,

en cuyo diseño, el dibujo tiene un papel fundamental.

Entre los arabescos

de esos motivos geométricos o florales,

la artista nos descubre un animado mundo de seres

y personajes escondidos.

La poética de Martín Sáenz se caracteriza

por un singular tratamiento del universo femenino

y sus emociones,

donde la dulzura y la delicadeza,

el encanto y la seducción,

en definitiva,

los tópicos positivos, entre comillas,

asociados culturalmente a la imagen de la mujer,

encantadora, sumisa, aérea, fiel, inocente, abnegada...

aparecen indisociables de sus contrarios.

Así, la crueldad y el dolor se asoman desinhibidamente

en estos trabajos para dejarnos en suspenso

ante la ambivalencia de las posibles interpretaciones.

Así nos presenta la obra de Estefanía Martín Sáenz,

Óscar Alonso Molina."

(Música)

Hace algún tiempo que la editorial Anagrama reinició

su colección de Cuadernos Anagrama,

una serie de libritos muy específicos que,

durante bastante tiempo,

se convirtieron en una referencia en España.

Ahora, esos nuevos Cuadernos Anagrama,

acaban de incrementar su colección con esta verdadera delicia.

"Un cinéfilo en el Vaticano",

del insustituible Román Gubern.

Se trata de un breve ensayo

sobre la experiencia del catedrático emérito

de comunicación de la Universidad de Barcelona

en la filmoteca vaticana

donde contribuyó a la creación de algo así

como un canon de películas con valores religiosos católicos.

La historia pormenorizada de lo que allí ocurrió se cuenta

con su habitual perspicacia en este libro.

Una ocasión para seguir leyendo al maestro y divirtiéndose con él.

Recuperamos un fragmento sobre nuestro trabajo

acerca del hipódromo de la Zarzuela,

un edificio de gran valor arquitectónico.

El resto, en la red.

El hipódromo de la Zarzuela, sin lugar a duda,

es uno de los más hermosos

y de los más bonitos que hay en el mundo.

-De hecho, suscita el interés de las escuelas de arquitectura

y de ingeniería del mundo entero, que nos visitan regularmente

para apreciar la obra de Torroja.

-El hipódromo de la Zarzuela es un hito,

es un hito en la historia de la arquitectura moderna,

en la historia de la arquitectura del siglo XX.

Y la forma, en este caso, es tan potente, es tan fuerte,

es tan icónica, como decías,

que lo ha convertido en un símbolo de la ciudad.

"El primer hipódromo de Madrid se encontraba

en lo que ahora se conoce como Nuevos Ministerios.

A principios de los años 30,

la prolongación del paseo de la castellana

provocó el traslado del recinto

a su ubicación actual al noroeste de la ciudad."

El edificio se empieza a construir antes de la Guerra Civil,

en los años 30,

y tuvo que parar porque esto fue campo de batalla,

toda esta finca fue campo de batalla durante la Guerra Civil,

así que por eso se inauguró posteriormente en el año 1941.

Ha tenido épocas de esplendor, los años 60, 70,

incluso los años 50.

Se convirtió en el punto de encuentro

y de referencia de la sociedad de Madrid.

Después en los años 80,

hay un cambio generacional, digamos,

un cambió en la sociedad madrileña y española en general.

Los hipódromos empiezan a vivir más del juego

y menos de las visitas sociales.

"El hipódromo funcionó ininterrumpidamente

desde su inauguración en 1941 hasta 1996

y permaneció cerrado desde entonces hasta el año 2005.

Un periodo de nueve años de inactividad

del que todavía no se ha repuesto."

Madrid perdió, digamos,

al hipódromo de la Zarzuela

en el imaginario colectivo de la ciudadanía

y todavía, diez años después, hay mucha gente que desconoce

que el hipódromo está otra vez abierto

y, por otra parte, la cantera de aficionados se truncó.

Este es un espectáculo deportivo

al que los aficionados guardan extrema fidelidad

y que, normalmente, pues esa afición se va traspasando

de padres a hijos.

Esos nueve años han truncado el relevo generacional

y hay lagunas importantes en todos los colectivos.

"En 2016, el hipódromo cumplió 75 años de historia.

Para celebrarlo, se estrenó la nueva pelouse,

la pradera que está entre la pista y las tribunas,

y se amplió la oferta de ocio dirigida al público familiar."

Una entrada para una persona adulta son cinco euros,

pero ten en cuenta que puede pasar aquí el día entero,

es una actividad al aire libre,

puede disfrutar, no solo de las carreras,

sino también de todas las actividades

que rodean a las carreras: de restauración, mercadillo,

música en directo, etc.

Ya digo que son cinco euros la entrada los adultos

y las menores de 18 años entran gratis.

Es decir que, al final, se ha convertido

en una opción de ocio para familias enteras

que por una cantidad bastante asumible

pasan el día entero en el hipódromo.

"Hace mucho tiempo que el hipódromo

dejó de ser un reducto exclusivo de la aristocracia.

La sociedad española se ha modernizado

y las carreras de caballos se han democratizado."

Tradicionalmente y hasta la época del cierre del hipódromo,

el cierre en el año 96,

el propietario de caballos de carrera aquí era un propietario

con un altísimo poder adquisitivo

y también, en gran medida, con una posición social alta.

Ahora mismo, eso se ha abierto bastante

y ya el perfil es bastante heterogéneo.

Tener un caballo de carreras es caro, sigue siendo caro,

pero se han abierto muchas posibilidades.

Hay muchos caballos que pertenecen

a multipropiedades, de varias personas,

de dos a tres a cuatro,

hasta 20 o 25,

y eso ha permitido que ahora mismo se produzca una mezcolanza curiosa

en el mundo de los propietarios de caballos.

Pero sigue siendo caro.

"El complejo está enclavado

en una zona verde protegida de 110 hectáreas."

El hipódromo no es barato de mantener,

el hipódromo tiene muchas hectáreas y la zona monumental,

que es la que se visita los domingos de carreras,

requiere un mantenimiento bastante elevado.

Pero es la finca entera la que requiere mantenimiento,

ten en cuenta que tenemos boxes para 800 caballos,

tenemos caminos que son transitados

diariamente por estos animales que, además, son atletas de competición.

-Todos los hipódromos, todos,

pero desde Longchampes a Ascot,

todos los hipódromos, por lo menos en Europa,

no sé en Estados Unidos, pierden dinero.

Es decir, es imposible mantenerse con el mundo de las carreras.

Solamente mantener ese césped de las pistas,

pues imagínate lo que es.

Volvemos el lunes de la semana próxima

con un nuevo taller de salud en compañía del doctor Romero.

Y un nuevo taller de educación vial con Jorge Castellanos del RACE

para hablar de posiciones de conducción en el coche.

Y dos documentos sobre, respectivamente,

el grabado español y gastronomía solidaria.

Hasta entonces, pasen un buen día. Hasta el lunes.

(Música)

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • La aventura del saber - 30/01/20

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

La aventura del saber - 30/01/20

30 ene 2020

Vemos los reportajes "La más Bella" y "Boek visual: Estefanía Martín Saénz". Además, entrevistamos al politólogo Pablo Simón y a la filóloga Luna Paredes.

ver más sobre "La aventura del saber - 30/01/20" ver menos sobre "La aventura del saber - 30/01/20"
Programas completos (1817)
Clips

Los últimos 6.510 programas de La aventura del Saber

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios