www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4958904
Para todos los públicos La aventura del saber - 30/01/19 - ver ahora
Transcripción completa

Hola a todos. Muy buenos días.

Bienvenidos como siempre

en La 2 de RTVE a estas horas

a "La aventura del saber".

Comenzamos el programa

con el meteorólogo José Miguel Viñas

para hablar de la modificación del tiempo atmosférico

por medios artificiales a lo largo de la historia.

Si alguien nos dijera

que a veces se cambia con éxito a cañonazos,

seguro que habría quien se extrañara.

Dentro de un par de minutos

descubriremos que es totalmente cierto.

Luego seguimos con el taller de comunicación

hablando del modo de gestionar internet y familia

en compañía del catedrático de Comunicación y Opinión Pública

de la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid

Víctor Sampedro.

Será en una edición de "La aventura del saber"

en la que les invitaremos a conocer el trabajo

del ilustrador Óscar Llorens

quien ha estado

en las principales agencias de publicidad españolas,

también con destacadas multinacionales

como Coca-Cola, Mercedes o Vodafone

y para publicaciones como "ABC",

"Marie Claire" o "The Washington Post".

También hoy volveremos por tercera vez consecutiva

al Intech Tenerife

que se ocupa de la estrategia Tenerife 2030.

Taller de ciencia en "La aventura del saber"

para hablar de meteorología con José Miguel Viñas.

Hoy hablamos

de la modificación artificial del tiempo atmosférico.

¿Qué tal? ¿Cómo estás? Hola, Salva. Muy bien.

¿Eso es posible?

Pues sí.

Sí que hemos hecho intentos por modificar el tiempo

y algún que otro éxito, pero, bueno, no...

Bueno, el cambio climático es una modificación indeseada.

Un experimento a gran escala que estamos viviendo, además.

Bueno, viene ya de muy atrás lo de intentar modificar el tiempo.

Sobre todo, el miedo a las tormentas.

Es un miedo que siempre nos ha acompañado

y ya en la Edad Media

los arqueros disparaban flechas a los nubarrones

para intentar que no hubiera granizo,

se tocaban toques de campana especiales,

conjuros para desconjurar las tormentas...

Y lo que son cañones antigranizo, que se siguen utilizando,

empezaron a utilizarse a principios del siglo XX.

Creo que habías traído una postal muy graciosa.

Es una postal francesa.

Más o menos por ahí. 1910 o así.

Y, bueno, es una estampa... Bucólica.

Cerca de una población francesa y se ve el cañón.

Ahí está al lado de una pequeña edificación.

¿Y cómo se impulsaba?

Básicamente, lo que se hacía es meter pólvora.

Hoy en día, los que se usan usan gas butano,

porque la pólvora realmente era peligrosa.

Y con la explosión que se generaba

se producía una onda de choque muy grande

que al llegar a las nubes

alteraba los procesos de formación de los granizos

que tienen lugar en ellas

y, bueno, pues se...

¿El granizo era más pequeño? Claro.

O impide que se forme o se forma más pequeño.

La teoría dice

que si lanzas el cañón, desaparece el granizo.

Esa es la teoría.

En la práctica hay veces que sí y hay veces que no.

Por eso y que no lo sabemos todo. Claro.

Es muy complejo lo que ocurre dentro de una nube de tormenta.

Hay muchísimos factores

y aunque tú alteres el proceso de crecimiento de los granizos,

no tienes la fórmula mágica.

¿Qué se suele utilizar aparte de los cañones al uso?

Bombardear, sobre todo, yoduro de plata.

Eso ya es la actualidad, ¿no? Sí.

O, por lo menos, desde hace ya bastante también.

Es, digamos, la técnica más empleada.

El yoduro de plata es una sal

que tiene una estructura química parecida a la del hielo

y cuando introduces yoduro de plata dentro de una nube de tormenta

donde está empezando a formarse granizo,

el reparto de vapor de agua que forma los granizos

utiliza no solo los núcleos de congelación de agua,

sino también los cristalitos de yoduro de plata,

de manera que en vez de tener unos pocos granizos grandes,

que son los peligrosos, los que dan lugar a un pedrisco,

tienes muchos granizos pequeños

que en su mayor parte al precipitar van a dar lugar a lluvia

o van a evaporarse, ¿no?

Entonces, se evita el riesgo de la granizada peligrosa.

¿Y las avionetas?

¿Hay avionetas que echan también yoduro de plata?

Sí, el objetivo es el mismo.

Lo que necesitas en teoría

es meter esa sal, ese yoduro de plata,

dentro de las nubes.

Con las avionetas

tenemos una serie de bengalas con esa sustancia.

Cuando ya se está formando una tormenta

de las que sabemos que pueden ser peligrosas,

se lanzan una serie de avionetas y lanzan el yoduro y, entonces...

Por encima de la nube. No, no.

No sobrevuelan por encima.

Las nubes de tormenta son demasiado grandes.

Se acercan a su base

y por succión

el yoduro de plata de las bengalas penetra dentro de la nube.

Y, bueno, lo que te estaba comentando antes.

Hay veces que el método funciona,

pero, ni mucho menos, tiene una alta fiabilidad

por la cantidad de factores que intervienen ahí.

¿Y eso de las estelas químicas de los aviones a reacción?

Esa línea que queda en el cielo

que hay quien piensa que nos está fumigando.

Creo que hay gente en internet que lo va diciendo.

Hay una teoría conspiratoria del tema de las estelas

y, efectivamente, es lo que dices.

Que nos están echando productos químicos.

Bueno, nada parecido a la realidad.

Es decir, las estelas que dejan los aviones

están formadas en su mayor parte por vapor de agua

que cuando sale a alta temperatura del motor por las toberas,

se congela de inmediato

y se forman cristalitos de hielo que es lo que vemos.

Una estela tan blanca

está formada por cristales de hielo en su mayor parte.

¿Hay otras sustancias? Sí.

Hay residuos de la propia combustión.

Los aviones queman queroseno,

los coches queman gasóleo o gasolina

y en el caso de los aviones es otro combustible.

Y hay partículas,

pero ni mucho menos podemos hablar

de que las estelas

están formadas por sustancias químicas

o que son contaminantes

como puede ser el humo

que sale por un tubo de escape de un vehículo, ¿no?

¿Tiene un impacto en el clima o en el tiempo?

Pues sí,

porque hay tantos aviones por todo el mundo y tantos vuelos

que tanta cantidad de estelas forman una especie de pantalla

que lo que hace es atrapar más calor

que debería escapar hacia el espacio.

¿De eso hay constancia científica?

Quiero decir, ¿se ha estudiado y se sabe que es así?

No solamente es que haya constancia.

Hay un ejemplo

que, además, se utiliza siempre para describir esto

y que fue, además, una cosa totalmente fortuita.

Fue a raíz del famoso 11S,

el 11 de septiembre de 2001 en Estados Unidos,

el atentado de las Torres Gemelas.

Como bien sabes,

en Estados Unidos durante tres días se prohibió el tráfico

en todo su espacio aéreo

y, entonces, durante todo ese tiempo,

y en Estados Unidos que es una zona

con una densidad de vuelos impresionante

no hubo estelas.

No había aviones y no se formaban estelas.

Pasado el tiempo,

se analizaron los datos meteorológicos

de todas las estaciones que tienen en Estados Unidos

y se comprobó

cómo la temperatura había sido por la noche,

sobre todo las temperaturas mínimas,

más bajas que las habituales en esa época del año

y cuando, normalmente, hay tráfico aéreo.

Por lo tanto, se pudo demostrar con datos

que las estelas, de alguna manera, retienen calor, ¿no?

Ese es el principal impacto que tienen las estelas.

No que lancen algunas sustancias o partículas contaminantes

porque, como te digo, no es comparable al tráfico probado.

Y ese efecto tampoco es comparable

al efecto de los coches en las grandes ciudades, ¿no?

Claro.

Los vehículos están concentrados en un espacio geográfico pequeño

o una gran ciudad

donde vivimos todas las personas,

los aviones, que hay muchos, pero están por toda la Tierra,

las sustancias que puede soltar una estela

se dispersan por toda la atmósfera,

y, como te digo, no tiene una concentración

comparable a la de un vehículo normal.

O sea, cuando hablamos de cambio climático

esto es menos importante

que la electrificación del parque automovilístico, ¿no?

Sí.

Lógicamente, tiene su impacto

y, de hecho, creo que se quiere regular

el consumo de combustibles por parte de los aviones,

porque, al final, son combustibles fósiles

igual que...

Todo viene del petróleo y eso, al final, es gas invernadero.

Pero no es un impacto tan directo en la población

como pueden tener los coches.

Hablemos ahora de geoingeniería.

Querías que habláramos para terminar de esto que es nuevo.

Esto surge justamente a raíz del cambio climático

porque estamos viendo que es un cambio muy acelerado

y que nos está poniendo dificultades para adaptarnos a él.

A ese ritmo tan rápido que tiene.

Entonces, están surgiendo una serie de ideas

que están más o menos desarrolladas

de qué se puede hacer en el sistema climático

para contrarrestar

lo que el propio cambio climático está haciendo.

Entonces, digamos, que esto es un ejercicio peligroso.

Peligroso porque puedes hacer algo a gran escala en la Tierra,

pero sus efectos... Los desconoces, ¿no?

Puedes conocer alguno,

pero va a haber otros efectos que van a surgir

y, probablemente, puedan tener una consecuencia peor

que lo que intentas contrarrestar.

¿En qué consiste la geoingeniería?

Hay diferentes tipos de cosas.

Por ejemplo, inyectar aerosoles en la estratosfera

porque sabemos que los aerosoles, como los que emite un gran volcán,

una gran erupción volcánica,

provocan un enfriamiento a escala global.

Si está subiendo la temperatura de la atmósfera

tal y como estamos viendo en los últimos años,

lo contrarrestamos inyectando artificialmente aerosoles

que es lo que hace habitualmente un gran volcán.

Pero, claro,

al inyectar aerosoles de forma masiva en la atmósfera,

va a tener como consecuencia otra serie de procesos

que a lo mejor revierten el enfriamiento

y da lugar a otra cosa que no es buena.

Que es mucho peor. Efectivamente.

O, por ejemplo, fertilizar con hierro el mar

para que los procesos de intercambio entre la atmósfera y el agua

varíen y que puedan contrarrestar la acidificación del agua marina,

inyectar dióxido de carbono en la Tierra...

En vez de llevarlo a la atmósfera, pues inyectarlo.

Estamos viendo que hay mucha polémica

con todo este tema del "fracking".

En fin, son unas... Paneles reflectantes, ¿no?

Sí, lo mismo.

Evitar que no toda la radiación entre en la Tierra

y que parte quede reflejada al espacio.

Bueno, yo creo que los expertos y especialistas

en diferentes aspectos del sistema climático

alertan de que estos sistemas,

aunque la urgencia de frenar el cambio climático

nos pueda llevar a ellos,

son, como digo, ejercicios peligrosos.

Nos quedamos con esa idea

y con que es más fácil dejar de ensuciar

que luego... Efectivamente.

Yo creo que lo que tenemos que hacer con urgencia

es cambiar ciertos hábitos

en vez de invertir mucho en desarrollar estas cosas.

Ha sido como siempre un placer. Encantado de estar en este programa.

Seguimos.

Durante mucho tiempo,

el ilustrador Óscar Llorens trabajó solo para publicidad,

pero eso cambió hace ya algunos años.

Sus dibujos están plagados de elementos surrealistas,

ojos grandes y monstruos siniestros

que brotan del interior de las cosas

en cuanto se rasga mínimamente la superficie.

Yo estudié Empresariales

que es una carrera que no tiene mucho que ver,

pero también te das cuenta gracias a esos años

de que lo que querías hacer pues con mucha intensidad

es este trabajo.

Lo que hice fue trabajar mucho mi portfolio.

No existían las redes sociales por aquella época

y tenía que ir puerta a puerta visitando agencias

y poco a poco empezaron a salir los encargos de ilustración.

Al principio, no era ilustrador al 100 %.

Hacía mucho diseño web,

mucho diseño gráfico de todo tipo de imágenes corporativas...

Pero ya, poco a poco,

la ilustración fue ganando terreno al resto de disciplinas

y es lo que hago a día de hoy al 100 %.

El dibujo, probablemente, sea la actividad

a la que más tiempo he dedicado en toda mi vida

y, además, es que me gusta.

Me relaja, me tranquiliza,

me ayuda a concentrarme en otras historias

y, realmente, estoy constantemente,

incluso cuando estoy viendo la tele o descansando,

haciendo algunos bocetos o dibujando

porque, simplemente, siento que lo necesito, ¿no?

Yo diferencio entre trabajo comercial,

que en un noventaimucho por ciento es digital

y, con lo cual, la técnica es muy parecida.

A veces usas un programa o a veces usas otros,

usas la línea, el blanco y negro, el color,

pero la técnica es muy similar y el estilo es muy parecido.

Y luego está la parte personal.

Yo, la verdad, es que me aburro bastante.

O sea, cambio mucho la temática,

incluso, a veces, el estilo y la técnica,

pero es que necesito cambiar y aprender nuevas técnicas.

A veces uso la tinta, otras veces uso el acrílico,

otras uso el lápiz convencional, el grafito...

Hace unos años hice un trabajo para Coca-Cola,

para los tranvías de Lisboa y Oporto.

Verlo en un soporte como un tranvía

en ciudades que conoces y que sueles ir muy a menudo

y que son realmente muy bonitas pues...

Pues, hombre, está bien ver tu trabajo

durante mucho tiempo en esos soportes.

Normalmente, el trabajo que hago para soportes un poco diferentes...

He pintado algunos coches,

he pintado incluso hasta botijos

u otros soportes a lo mejor un poco más anecdóticos.

Tablas de "snow". Ahora estoy pintando una.

Esquís, máquinas de videojuegos también.

Los murales también.

Los murales son otro soporte donde te puedes explayar

y puedes expresar muchas más cosas que en un soporte más pequeño

y es divertido.

A principios de año hice uno bastante grande

para una marca de coches.

De 90 metros cuadrados y estuvo bastante bien.

Son formatos que te sacan de la rutina

y, además, te obligan a trabajar de otra forma.

Son trabajos muy novedosos.

Por lo menos yo no había hecho hasta ahora un trabajo de este tipo

para televisión, porque, además, tiene

una serie de especificaciones técnicas

y de peculiaridades que lo hacen un poco diferente

tanto por el tamaño como para verse

en un plano fijo a alta resolución en televisión,

porque, quieras o no quieras,

pones la tele, vas haciendo "zapping" y cambiando de canal

y siempre hay alguien llorando en el confesionario

y contando sus penurias y sus historias.

Y lo ve mucha gente, tiene mucha repercusión.

-Ah, ¿me has preguntado a mí? -Ah... (RÍE)

(RÍEN)

Sube el volumen, no escuchamos nada.

No te oímos.

# Súbeme la radio, # esta es mi canción.

# Siente el bajo que va subiendo. #

Creo que todo mi trabajo, incluso el trabajo de publicidad,

aunque el trabajo de publicidad es más estéticamente perfecto

y más bonito y más atractivo,

yo sí que lo definiría un poco como "muy expresivo",

que por eso creo que trabajo

o encaja bastante bien

en editorial, prensa y en publicidad,

porque al final es muy narrativo,

pero sí que siempre tiende

a tener un punto surrealista.

Los ojos

es un elemento muy surrealista

usado mucho en el surrealismo

durante toda la historia.

No es por eso, en realidad no es por eso;

por lo menos, conscientemente no es por eso,

pero es verdad que, inconscientemente,

cuando me pongo a dibujar sin ningún tipo de "briefing",

sin ningún tipo de objetivo,

simplemente por el hecho de dibujar,

me salen muchos ojos.

Supongo que es por la forma, por el trazo que realizo.

Me parece un elemento muy expresivo,

muy bonito.

Y es verdad que sí que es un elemento común,

junto con otros, también los tentáculos,

los cordones, que complican todo al final

y lo enmarañan y lo...

Digamos, te rodean

esos tentáculos y esos cables y esos cordones,

que nos rodean incluso en el día a día.

Creo que todos los ilustradores,

me imagino, al final tienen

una parte más personal, más íntima, más artística,

que intentan expresar o intentan hacer

y entonces yo estoy ahora en ese momento,

llevo ya varios años trabajando mucha obra personal.

Bueno, he intentado moverlo.

Es un mundo que puede parecerse un poco a la ilustración,

pero es un mundo más complicado, yo creo.

En el mundo del arte,

la verdad es que, vamos, tampoco soy un experto

como para hablar con mucho criterio,

pero me da la sensación

de que también los contactos son muy importantes.

Creo que es la exposición

que más he trabajado, es decir, que más trabajo me ha dado

porque realmente es la primera vez,

creo, que he hecho una exposición en serio.

Las obras lo que trataban de mostrar

son objetos y personajes

que por fuera pueden ser

aparentemente bellos,

pero que tienen un interior complicado.

Intento no ser muy grotesco en mi trabajo,

pero es verdad que la parte oscura

y más tenebrosa de la realidad

es lo que más me interesa.

Lo triste me llama más la atención,

el aspecto negativo

o más dramático, por así decirlo.

Entonces eso es lo que trato de mostrar

en esta exposición de "Inside", en estos trabajos

que son un poco más oscuros,

son formas muy orgánicas,

enrevesadas, que salen del interior,

ya te digo, de algunos personajes

que por fuera son atractivos,

pero tienen un interior complicado.

Te gusten más o menos las redes sociales,

creo que no puedes vivir de espaldas a ellas.

Tiene una parte muy buena,

que hace años no existían,

entonces a la hora de mostrar tu trabajo,

tenías más hándicaps

y tenías que ir a visitar a agencias o a determinadas empresas

para enseñar tu porfolio.

Hoy en día, Instagram es un escaparate

y es una ventana a todo el mundo espectacular.

Puede que ahora mismo haya marcas,

marcas fuertes,

que contratan a lo mejor a ilustradores

o incluso a artistas

quizá porque a lo mejor tienen

una masa social que les sigue muy fuerte,

pero a lo mejor no se compensa con un buen trabajo.

Se fijan más en sus seguidores o en el número de seguidores

que en su trabajo

y creo que eso ocurre,

no digo que ocurra siempre ni muchísimo menos,

pero sí creo que ese es el aspecto más negativo

que pueden tener las redes sociales.

Ahora mismo estamos viviendo

un "boom" de la ilustración claramente.

En España, sin duda;

fuera de España creo que también.

Yo, personalmente, la mayoría del trabajo que realizo

lo hago para fuera de España.

Ahora mismo te diría que un 80 %, un 90 % de lo que hago

es para fuera,

Con lo cual entiendo que también hay un "boom" de ilustración fuera.

A ver, el futuro, hombre, no...

Nunca se sabe qué va a pasar,

pero yo, desde luego,

espero seguir viviendo de mi trabajo, de la ilustración,

durante toda mi vida, que sea siempre mi objetivo.

Y yo estaba aquí antes del "boom"

y espero seguir después del "boom" de la ilustración,

si es que hay un después del "boom",

que a lo mejor no.

Taller de comunicación

con el catedrático de Comunicación y Opinión Pública

de la Universidad Rey Juan Carlos,

Víctor Sampedro, quien hoy nos propone

que nos paremos a pensar en lo que nos indica

esta página de internet

sobre nuestra relación con las tecnologías dentro de casa

y en familia. ¿Qué tal?

Muy bien, un placer. ¿Cómo encontraste esta página?

Esta página es de Medium,

Medium.com, que es uno de los mejores ejemplos

de lo que se llama "periodismo social".

Ellos intentaron hacer

un blog de blogs

de manera que uno pudiera escoger por temática seguir

determinados autores, determinados blogueros,

pero también lo que se publicara en determinadas publicaciones

de revistas, periódicos de prestigio.

Entonces es una muy buena manera de no tener que pagar suscripciones

y estar muy al tanto de lo que hay

sobre un tema determinado

por un módico precio de unos cinco dólares

y, además, con textos

que muchas veces te aparecen comentados, subrayados,

de manera que es una lectura bastante colaborativa

y entras a ellos ya con parte del trabajo mascado.

Qué bien. Y este texto concretamente habla

de la necesidad de poner reglas, ¿no?

Sí, son los 10 mandamientos

de un papá y una mamá

frente a su hijo, el móvil y la tableta.

Lo que más me gusta es que el primero, precisamente,

es un mandamiento que obliga a los padres

más que a los hijos, ¿no?

Es que... Porque habla

de que no podemos ser...

Digamos que la red no debe ser

nuestra cuidadora en casa,

nuestra "babysitter".

Eso es lo primero que hacemos, y casi instintivamente.

Pasar el móvil para que nos dejen hablar,

o si estamos con los amigos, o decirle:

"ya te pongo esto" y los enchufas a Netflix

y ese bucle continuo.

Si haces esto, debes de saber que sí,

le estás dando una institutriz,

una babysitter pero muy perversa, porque te lo va a secuestrar.

Literalmente.

Va a secuestrar la atención de tu hijo o hija,

y llevarla y colocarla en una mina, en una plataforma,

ponerla al pobre o a la pobre a minar datos continuamente,

estimulándole, como dijimos en algún momento anterior,

en algún episodio anterior, dándole estímulos, dopamina, cortisol,

para tenerlo mirando como si fuera un niño en una mina del siglo XIX.

Pero encima,

estará muy agradecido y admirará muchísimo a quienes le exploten.

Cosa que no ocurría antes.

No, no le dejes con una institutriz tan mala.

Porque, ¿qué hacemos?

Quiero decir...

Por lo menos, a ver, explícame.

Lo siguiente es seguir cumpliendo una serie de...

No son mandamientos,

son recomendaciones más que razonables.

Y que, obviamente, nos obliga más a nosotros.

Y si estamos hablando de esto es porque probablemente

haya muchos niños y niñas disfrutando

de lo que Santa Claus o los Reyes les hayan traído.

El otro día lo estaba pensando, si a cualquier niño,

que haga la prueba quien nos está escuchando,

ahora le ofreces el último iPhone a cambio de lo último

que haya podido recibir, seguro que dice que adelante.

Que intercambia ese regalo por el iPhone nuevo.

Hay un segundo mandamiento que me parece bastante obvio,

que es que les tienes que enseñar a ser ciudadanos digitales.

Igual que tú a un hijo no le dices:

"Oye, no puedes enseñar los genitales en público,

no puedes tampoco mirar los genitales de nadie sin permiso".

No, no deberías. Pues haz lo mismo frente a la pantalla.

Adopta un código de conducta que te haga una persona digna

y que demuestre respeto frente a los demás.

Bueno, parece también bastante obvio.

Y, sobre todo, primero queríamos que fuera una institutriz,

otras veces queremos que sea nuestro monitor de control.

Porque lo que queremos es tenerlos controlados,

llamarlos en cualquier momento, saber dónde andan, con quién están.

Bueno, no caigas en ese error.

Quienes le controlarán serán otros,

como tú no estés un poco encima.

Y luego,

se va a saltar todos los controles a medida que vayas siendo...

Mayor. Como todos hemos hecho.

Entonces, el control es previo, es autocontrol.

Y a eso es a lo que le tienes que ir enseñando progresivamente.

Bueno, ¿cómo se hace eso?

Pues hay más cosas que uno debe hacer.

Lo primero es limitar, limita el acceso a las pantallas.

Limita el tiempo. Eso sí que lo hemos hablado.

Lo hemos hablado hasta la saciedad. Pero vamos a ver, está bien, ¿no?

Pero ¿cuánto tiempo?

A ver, durante la semana,

más de una hora no es recomendable.

Y siempre como motivación de algo que luego...

Como un premio. Gratificación.

Una gratificación,

que no piensen que tienen el derecho del uso por sí mismos,

sino que tienen que haber hecho algo a cambio.

Claro, recuerda aquellos dibujos animados

que veíamos después de venir del cole.

El buen padre o la buena madre

entendía que llegabas de trabajar casi tanto o más que ellos,

porque los críos se meten ahora jornadas de ocho y nueve horas

si tienen extraescolares o hasta diez.

Pero bueno, era tu tiempo para que luego acabaras los deberes.

Y si no habías acabado los deberes,

el próximo día, tú no tenías una hora de...

Y más de una hora es una locura.

En Estados Unidos, investigaciones dicen que un niño

que pase más de tres horas empantallado

tiene el 35% más de probabilidades de tener pensamientos suicidas.

De pensar en el suicidio, ¿vale?

La gente, cuando cito

este tipo de investigaciones o de datos dice:

"Uf, qué exagerado".

Mi contestación es siempre la misma.

Zuckerberg, los amos de la comunicación,

los amos de Facebook, de Instagram, de WhatsApp y de Twitter,

tienen todos los datos para desmentirlo.

Y no lo desmienten.

O sea, tres horas... Más de tres horas es una burrada.

Tres horas incrementa en el preadolescente...

Por día. Por día.

Una media bastante razonable para un niño hasta los 12 o 13 años,

pre púber, puede ser una hora, y una hora justificada como premio,

motivación, aliciente, para que se haga otra tarea fuera.

¿Y el fin de semana?

El fin de semana dóblalo, pero no te pases de ahí.

Vale.

Bueno, más cosas.

Ya hemos hablado de los "netizens", los ciudadanos digitales.

De limitar.

Y ahora vamos con el cuarto mandamiento,

que es "debemos enseñar a nuestros hijos

que el uso de la tecnología en el hogar es un privilegio

que se gana como un derecho". Es un pocolo que hemos...

Lo que pasa es que creo que se puede formular de esta forma,

que creo que queda más claro.

Los derechos no te los regala nadie.

Los derechos los tienes que conquistar, ¿de acuerdo?

Y conquistarás y tendrás derecho a más tablet

en la medida en la que tú demuestres autocontrol.

Demuestres que no dejas de hacer otras cosas

que son importantísimas para ti.

El quinto. El uso de smartphones, los supermóviles.

Aquí parece que cuanto más quieras a un hijo,

más dinero te tienes que gastar. Pues es al contrario.

Es al contrario.

Si tú realmente lo que quieres es estar en contacto con tu hijo,

que tu hijo en un momento de necesidad,

no tiene por qué ser nada realmente dramático,

te contacte,

no le tienes por qué regalar un smartphone.

Y le puedes decir que la gente más lista en tecnología

alarga los tiempos de uso,

y que solo los bobos se compran lo último al triple de precio

de lo que va a poderse comprar

dentro de tres meses, ese mismo aparato.

Enseñarle a ser consumidor responsable, inteligente.

Que te dice que no,

que quiere estar en redes con sus colegas,

que quiere tal, pues ahí lo mismo que antes.

En la medida en la que tú me demuestres...

Una buena manera es que compartas tu tarifa...

Sé que me vas a decir que no, porque la quieres toda para ti.

Tu tarifa de datos.

Comparte tu tarifa de datos con tu hijo o tu hija,

y dile que si se pasa y te corta, se acabó.

Nosotros lo hemos hecho y funciona a las mil maravillas.

Pero tienes que compartir. Claro.

Bueno. Vamos por el sexto.

Monitorizar lo que los menores hacen en Internet.

Claro.

Aquí se trata más de...

Lo que hablábamos antes de vigilar. Sí.

De decir claramente que tú eres

el responsable legal de lo que él haga.

Que tú pagas no solo el aparato y la conexión,

sino que pagas lo que puede ocurrir por un mal uso de sus aparatos.

Y él debería de entenderlo y debería de saber

que no te tiene que meter en problemas.

Va por ahí fundamentalmente.

Acompáñale.

No únicamente le prohíbas, acompáñale.

Él va a saber mucho más que tú de las aplicaciones que veáis.

Incluso, de las posibilidades del dispositivo.

Pero no a la hora de sacarle significado.

Entonces, yo recuerdo esto,

siendo muy pequeño, no tenía ni seis años,

viendo una película que era una auténtica basura

de militarismo yanqui,

que ponían a los japoneses como si fueran monos.

Obviamente yo iba con los gringos y quería arrasar isla del Pacífico.

Un primo mío, le dije: "Los buenos son los americanos, ¿no, Pedro?".

Y Pedro me dijo: "En una guerra, no hay ni buenos ni malos".

A partir de entonces, comencé...

Pues eso, a pensar de manera completamente...

Entre eso y el regalo del libro de Gandhi.

Exactamente.

Ahí acabamos en algún movimiento

que se llamaba antimilitarismo e insumisión.

Pero sí, tú tienes que acompañar y dejarte estimular por él.

No se trata tanto de prohibir como de acompañar.

Claro. Vamos por el séptimo.

Restringir fuertemente lo que los niños hacen online.

Y las redes.

Aquí no podemos, de verdad, endulzar más esto.

Cuanto más tarden y menos tiempo pasen en las redes,

mal llamadas sociales, mejor.

¿Por qué?

Por lo que hablábamos antes, porque si pueden,

quienes controlan las redes y programan los algoritmos,

van a hacer de tu hijo un exhibicionista ególatra.

Un individuo que dice que comparte con los demás cosas que, en verdad,

lo único que está enseñando es que son suyas y no de ellos.

Que son ellos los que han estado en ese sitio,

son ellos los que llevan esa marca y no los otros.

Y no me quiero poner duro, pero se van a autopornificar.

Van a aprender inmediatamente qué cositas de su cuerpo enseñadas

o de su idioma, o de sus comportamientos,

hacen subir como la espuma los seguidores,

y eso es autopornificarse,

presentarse ante los demás según...

cuántos son, cuánto te pagan...

Entonces, cuanto más tarde y cuanto menos, mejor.

Vale. Y si abren una cuenta, les sigues.

Y les dices, además, que les vas a seguir.

Y que no les vas a seguir con tu nombre propio, obviamente.

Que te vas a crear un avatar. Y hazlo, sígueles.

Pasar el tiempo principal compartiendo experiencias

con personas, no con máquinas.

Claro, y, además, hay una regla también que es como clara.

La séptima restringe lo que entra por Internet en tu casa.

De igual manera que tú no le dejarías a tu crío

que metiera alcohol

a espuertas en casa si tú no lo has pedido, ¿no?

Esto es tan sencillo como entrar a las categorías de tu router,

lo puedes hacer muy fácilmente, y decir: "No quiero nada de alcohol,

de páginas de porno, de páginas de violencia".

O lo que sea.

Tú estás diciendo lo que entra y lo que sale de tu casa

con el dinero de tu Wi-Fi,

es lo mínimo que debes hacer por un consumo responsable.

Y luego, finalmente, no se puede ser el amigo de tus hijos.

Y lo de las comidas, Salva, eso es muy importante.

Hay momentos que tenemos que preservar,

los momentos de convivencia y de interacción,

que no están programados.

Son los más ricos, que están abiertos,

no tienen una hora y un después.

Y las comidas son eso, y las sobremesas también.

Las comidas son para las personas, no para las máquinas.

Y para que las personas que se quieren interactúen

como las personas que se quieren. Sin interrupciones.

O admitiendo solo las interrupciones que uno quiere.

Por lo tanto, haz un aparcamóviles, que es algo muy bonito.

Coge la caja que más os guste a todos en casa, y aparca tu móvil.

Antes de comer y antes de dormir y aparcáis.

¿Para qué vais a estar todo el día frenéticos circulando por la red,

sin encontraros nunca en casa?

Lo último es eso, tú no puedes ser el colega de tu amigo.

Ni él te lo va a permitir.

La última de mi hijo, con 11 años, es: "Papi, que no somos amigos".

Y le dije: "¿Por qué me lo cuentas?".

Y dice: "Porque ya estoy harto de enseñarte todo lo que veo".

Y dije: "Vale, hombre, tranqui, sigue adelante

y, si quieres, ya me comentas, ¿vale?".

No vas a ser nunca un buen amigo de tu padre

y habrán otros que le inciten a hacer locuras, así que di que no.

Mejor ser el padre de tu hijo que no el amigo.

Claro. Y di que no, además,

en cosas que sabemos que están mal hechas y que normalizamos.

Ven a tus familiares o a los míos, por ejemplo, "Hola, hola".

Como ven que no les hacen caso: "¿Me dejas el móvil?".

No, tío.

Abúrrete un poco. Abúrrete un poco.

Y cuando tengas a la persona delante,

reclama su atención, habla con él. Interactúa.

Y no te metas a ver qué tiene en Instagram.

Seguimos dentro de 15 días. Muy bien.

Yo creo que le voy a poner eltaller a mi hijo, precisamente,

a ver si toma nota.

Nos ponemos a ello todos en casa.

Y tomo nota yo, también. Y yo también, Salva.

Gracias. A ti.

Tercer reportaje que realizamos en el INtech Tenerife,

hoy enfocado a la Estrategia Tenerife 2030.

(Música)

"La educación, la innovación, el emprendimiento,

el deporte y la tecnología son los ejes fundamentales

de la Estrategia Tenerife 2030

para ofrecer a niños y jóvenes un futuro de oportunidades.

Enfocados en las personas,

el objetivo es la formación desde los seis años

en conocimientos científicos y tecnológicos,

pero también en valores, como la creatividad,

el trabajo en equipo o el espíritu de superación

para afrontar cualquier reto profesional."

Los chicos hoy, con esas edades, cinco o seis años,

la realidad es que son nativos digitales,

y conciben el mundo de manera diferente a nosotros.

Y la empleabilidad que da el presente y el futuro

está demandando del sector del empleo,

son profesiones vinculadas

a lo relacionado con la sociedad de conocimiento

y la trasformación digital de nuestro entorno.

A partir de ahí, entendemos que la ciencia, las matemáticas,

la física, la ingeniería,

la informática, son profesiones que son demandadas en el presente,

muy demandadas y, por otro lado, lo que hacemos es incentivar

y buscar esas vocaciones científico-tecnológicas en ellos

de manera que el día de mañana,

con esa formación que puedan tener a lo largo de estos años,

puedan estar más capacitados, no solo en aptitudes,

sino en actitudes ante la resolución de los retos

que el futuro les ponga por delante.

Y, también, buscar el ser atractivos de cara a que posibles empresas

que estén pensando en invertir en algún sitio

vean en Tenerife la posibilidad de invertir,

porque va a encontrar aquí la masa crítica,

el personal formado para atender sus necesidades

y demandan empleo porque, durante un tiempo,

hemos estado haciendo ese trabajo para convertir a la isla

y generar oportunidades, al final se trata de eso,

y que esas oportunidades puedan ser aprovechadas

por el ciudadano de Tenerife.

El programa de becas de inmersión lingüística

ya tiene unos años de recorrido,

vamos incrementando el número de becarios cada año,

y funciona de una manera que es muy atractivo.

Los niños que se inscriben en este proyecto

y tiene el beneficio de ser seleccionados,

los estamos mandando fuera durante cuatro meses,

un primer cuatrimestre de cada curso,

a Alemania, a Canadá, Irlanda y Francia

con idea de fomentar el bilingüismo entre los más jóvenes.

La idea que tenemos, dentro del programa Tenerife 2030,

es que en 2030 haya 8000 personas que manejen

una segunda lengua con soltura

y que puedan, a través de esa segunda lengua,

tener oportunidades a la hora de conseguir puestos de trabajo

cualificados en Tenerife.

Es una política a medio y largo plazo.

Los frutos los recogeremos en el futuro,

pensando en nuestros hijos sobre todo

y apostando por el talento,

por la creatividad y por los más jóvenes.

-La unidad tiene las tareas en las acciones de capacitación

y formación de los diferentes colectivos de la isla.

Desde los más chiquitos, infantil y primaria,

hasta la formación de adultos.

Manejamos una escuela de innovación, que es sobre todo,

preparar en competencias científico-tecnológicas

basadas en la iniciativa y espíritu de la empresa.

Hablamos de las primeras etapas,

que nos ha llevado a que podamos trabajar laboratorios de innovación,

laboratorios intensivos de 15 días en los que,

a través de diferentes fases,

vamos preparando un prototipo y poder conocer

más profundamente la adquisición y desarrollo de habilidades

y destrezas en las etapas más tempranas.

El proceso de capacitación

y formación sigue en las personas adultas.

Trabajamos muy de frente los perfiles digitales.

No como un factor de moda,

sino de futuro dentro de los sectores estratégicos de la isla.

Formación digital, bigdata, lo que es la dirección de proyectos

porque van a dar un plus en cuanto al impacto

y viabilidad de las futuras profesiones dentro de las empresas.

Trabajamos la resolución de retos a través

de lo que pueden ser diferentes prácticas

y acciones en base a la robótica y tecnología,

una de nuestra principal misión.

Eso hace que empecemos a ver la intuición,

el grado de interés y ver cómo podemos avanzar

y acrecentar ese nivel de habilidad

y destreza en los más pequeños y pequeñas.

Que tengan interés en poder integrarse

en nuestros laboratorios de innovación

y formar parte de talleres intensivos de 20 horas.

Los que conocen realmente los diferentes enfoques metodológicos

dentro de la robótica.

Y poder llevarlos al contexto,

porque si algo nos caracteriza

es que trabajamos en los diferentes municipios.

-Al final, es una solución a un reto que se nos propone sobre Tenerife.

Tenemos que conseguir, dependiendo del reto,

una cosa u otra para 2030.

Tenemos que buscar el problema que está impidiendo

que ese reto esté ya cumplido.

Tenemos que centrarnos en buscar una solución,

cómo llevarla a cabo y ya se empieza con el prototipado.

Y se prepara la solución en una maqueta.

Además, te enseña diferentes formas de actuar,

de crear una solución.

De plantearte un problema.

Siempre,

cualquier cosa que sepas de más es una ayuda para tu futuro

y para cualquier cosa.

Aprender a trabajar en grupo, mantener relaciones personales,

enfocar problemas de formas diferentes...

Yo creo que sí son cosas que, aunque a lo mejor no te des cuenta,

lo aprendes y te ayuda bastante en tu futuro.

-Nosotros, a través de Tenerife 2030 y de INtech Tenerife,

en colaboración con la asociación Innova7,

estamos llevando lo que denominamos TLP Weekend

a todos los municipios de la isla.

Esto ha sido con la intención de responder

a una demanda de la ciudadanía.

El proyecto TLP Tenerife se realiza una vez al año, en julio,

en el recinto ferial.

Principalmente,

accedían los jóvenes de la zona metropolitana

y también de otras islas.

Pero era limitado, entonces,

la ciudadanía demandó este tipo de actividades

en los diferentes puntos de la isla

porque no todo el mundo puede desplazarse.

El cabildo de Tenerife creó estas pequeñas TLP

que se llaman TLP Weekend.

Es un proyecto que, a priori, es de ocio, que divierte,

pero se divierten jugando y sobre todo, formándose.

Lo que hacemos es potenciar las vocaciones científicas

y tecnológicas del futuro.

Especialmente, hacemos talleres de robótica, de programación,

de arduino...

De construibles de Lego y demás.

Y lo que hacemos es traerlo a todas las TLP Weekend,

lo distribuimos en diferentes edades

para que todos los niños a partir de ocho años puedan aprender,

formarse y, mientras se divierten,

despertar el interés por la ciencia y la tecnología.

Otra de las iniciativas

que desarrollamos es una pequeña demostración,

dentro de Tenerife 2030 e INtech Tenerife,

el proyecto First Lego League,

uno de nuestros proyectos pioneros

en el desarrollo de las vocaciones científicas

y tecnológicas en niños y jóvenes desde los 6 hasta los 16 años.

Este año va a ser ocho años,

un proyecto que se desarrolla a nivel mundial.

Lo que hacemos es potenciar el interés por la ciencia

y la tecnología.

Hay estudios que demuestran que los niños

y niñas que participan en First Lego League se van decantando

por carreras más científicas y tecnológicas.

Que al final,

es una de las estrategias principales de Tenerife 2030

y de INtech Tenerife.

-La First Lego League consiste en tres partes.

Lo que es la parte de robótica, la parte técnica.

Lo otro sería el proyecto científico.

Y por encima de ello, los valores.

Consiste en un desafío donde tienes que superar una serie de retos.

Normalmente son una serie de 15 retos con un robot

que tienen que diseñar ellos desde cero.

Para la parte del proyecto científico,

tiene que exponer ante unos jueces una solución a un problema real

que ellos eligen.

-Nosotros empezamos buscando el problema.

Y lo que vimos es que hay muchos sitios

donde se está perdiendo casi la mitad del agua

solamente en el tramo de las tuberías.

Al final, acabamos en esta tubería, que es multicapa,

y tiene dos capas de polietileno,

una en el interior y otra que cubre la tubería.

Entre esas, tenemos dos de un material conductor.

Y en medio,

tenemos uno que es como el material

que llevan dentro los pañales absorber la orina.

Lo que pasaría es que si se produjese una fuga,

ya puede ser en el interior o exterior de la tubería, el agua,

por la humedad del ambiente,

el agua llegaría a los dos materiales conductores

y produciría un cortocircuito y sabríamos el lugar exacto

donde está la fuga.

Al tocar el material del centro,

se expandiría y sellaría la fuga,

por lo tanto, no perdemos agua.

Contactamos con empresas de agua y expertos

y más personas.

Y nos iban dando su punto de vista sobre nuestro proyecto.

Lo que podemos mejorar y lo que les gustaba.

Lo que era viable también,

tendría que ser algo que no fuese muy costoso,

que no se separase mucho del precio actual.

Y a partir de ahí,

fuimos mezclando ideas hasta que apareció esta tubería.

-Los entrenadores somos más que nada facilitadores.

Los guiamos, les damos los conocimientos que necesitan,

estamos ahí para ayudarles.

Ellos son los que hacen el trabajo.

Quedamos subcampeones de España absolutos.

Y eso nos dio la opción de ir al Mundial en Detroit.

Llegamos allí gracias al apoyo del cabildo de Tenerife.

A través del área de Tenerife 2030 y el INtech de Tenerife.

-Principalmente,

los premios que yo he ganado con el equipo han sido

desde el Tras Trek.

Ganamos ese año el primer premio

a la programación del robot.

Posteriormente,

vino en la reto del Smart pipe,

y todo esto y hemos ganado premios aún mucho más grandes.

Primero tenemos la lluvia de ideas.

Decimos: "Vamos a hacer primero tu idea"

y generamos aún más ideas.

Intentar ponerle solución al reto es lo divertido.

-Es muy divertido, aparte, aprendes mucho.

Sobre todo, valores, ciencias y ciencia en computación.

Se puede aplicar en el colegio, en casa,

porque por ejemplo, en el proyecto científico,

se suelen utilizar por ejemplo problemas cotidianos.

Entonces, aprendes muchísimo a cómo ayudar al planeta o a los demás.

Es algo cotidiano prácticamente.

(Música)

Recomendamos hoy la lectura de este libro

que acaba de publicar la editorial Deusto.

"El gran circo de la economía,

un recorrido histórico por los hechos

y las decisiones económicas más descabelladas"

del profesor de economía

y derecho de la Universidad George Mason, Peter T. Leeson.

Autor del best-seller "El garfio invisible,

la economía oculta de los piratas"

que publicó en España la editorial Innisfree.

Se trata de un divertido ensayo sobre decisiones económicas

aparentemente sin sentido que, cuando se analizan,

nos descubren su racionalidad oculta.

Pero invariable.

Aparte de la originalidad del planteamiento,

que lo convierte en una lectura entretenida,

resulta muy instructivo.

Viene a demostrar que cuando una práctica

permanece en el tiempo,

debe de ser útil de alguna forma.

De modo que descubrir esa utilidad puede descubrir

algunos ocultos mecanismos sociales cuyos beneficiarios

han tratado por todos los medios

que permanecieran ignorados.

La Universidad de Vic nos propone responder hoy a la pregunta:

¿Las escuelas democráticas mejoran los resultados educativos?

La universidad responde.

(Música)

¿Las escuelas democráticas mejoran los resultados educativos?

Cuando hablamos de escuelas democráticas,

nos referimos a aquellas que experimenta la democracia en la vida

cotidiana de los centros.

La democracia en los centros

se relaciona con la posibilidad de decidir,

pero la pregunta clave es: ¿quién puede decidir? ¿Y sobre qué?

La escuela ha priorizado el poder

del docente en la toma de decisiones,

por lo que el profesorado ha organizado los espacios,

los tiempos y las actividades educativas con esta lógica.

Por ello,

transformar los centros en centros de experimentación

democrática supone, en primer lugar,

desarrollar un proyecto educativo que garantice la participación

de calidad de las familias, el alumnado y los docentes.

En segundo lugar,

cuidar de que el alumnado y las familias

no solo sean escuchados y puedan opinar,

sino que se sientan confiados para tomar decisiones

en aquello que les afecta.

En tercer lugar,

promover actividades educativas

que garanticen la participación de calidad del alumnado.

Como pueden ser el trabajo por proyectos,

los grupos cooperativos o las tutorías de asamblea.

Finalmente, dedicar tiempos,

espacios y actividades para realizar proyectos con la comunidad.

En definitiva,

los centros que se plantean el reto de la educación democrática

desarrollan una cultura docente abierta a la participación

que mejora la calidad de los procesos

y de los resultados educativos.

(Música)

Recuperamos hoy el trabajo que hicimos

sobre la academia de baile urbano

y latino del barrio de Legazpi, Urban Style.

Les invitamos a ver ahora un fragmento y el resto, en la red,

cuando termine el programa.

(Música)

Pues Urban Style es, básicamente,

un sitio en el que se desarrolla

una actividad que a todos nos gusta un montón

y que nos une, que es el baile.

Una, dos...

El sentido que le di fue para que los jóvenes

tuviéramos un espacio y no solo los jóvenes,

la gente que le guste bailar y le gusta

compartir en un sitio con los demás para aprender,

para enseñar sus conocimientos también...

Te vas y vuelves.

Nos reunimos en la semana para tener coreografías limpias

e ir mirando pasos nuevos o ideas que te van surgiendo

que no te surgen solo en casa.

La idea es que siempre haya esa motivación,

esas ganas y trabajar siempre en equipo.

Tenemos gente de clásico, tengo gente de hip hop,

tengo gente de música africana...

Gente muy variopinta. También gente de danza del vientre.

Y este tipo de cosas es lo que enriquece, creo yo, a la persona.

(Música)

Esto ha sido todo por hoy.

Volvemos mañana jueves.

Estará con nosotros el especialista en fuentes de energía

Emilio Santiago Muiño, con quien hablaremos

de sostenibilidad y Clara Pardo,

responsable de Manos Unidas para presentar la campaña

de este año cuando se cumplen 60 desde los inicios de esta ONG.

Ha sido, como siempre, un placer tenerles ahí.

Quedamos para mañana a las 10 en La 2 de RTVE como es habitual.

Hasta entonces, adiós.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • La aventura del saber - 30/01/19

La aventura del saber - 30/01/19

30 ene 2019

Ofreceremos los reportajes "Ilustradores: Óscar LLorens" y "Intech Tenerife: Estrategia Tenerife 2030". Además, entrevistaremos al meteorólogo José Miguel Viñas y a Víctor Sampedro, Catedrático de Opinión Pública y Comunicación de la Universidad Rey Juan Carlos.

ver más sobre "La aventura del saber - 30/01/19" ver menos sobre "La aventura del saber - 30/01/19"
Programas completos (1656)
Clips

Los últimos 5.623 programas de La aventura del Saber

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios