www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
3959632
Para todos los públicos La aventura del saber - 28/03/17 - ver ahora
Transcripción completa

(Música cabecera)

Buenos días. Hoy martes "La aventura del saber"

dedicará la mayor parte del programa a recordar y celebrar

la obra y la persona de Antonio Buero Vallejo.

Dentro de la semana del teatro de La 2.

Para ello contaremos en el estudio con la presencia de su hijo,

Carlos Buero, con quien hablaremos de los más diversos aspectos

del legado de don Antonio.

Y recuperaremos un estupendo trabajo sobre la obra dramática

de Antonio Buero Vallejo

con la que abrimos en tiempos "Autor autor: una pasión",

una serie documental sobre teatro español contemporáneo

que escribió nuestro compañero Rafael Herrero.

Luego, en la segunda parte del programa,

el noticiario iberoamericano destacará una iniciativa

en torno a videojuegos educativos

puesta en marcha por un grupo de investigadores

de la Universidad Complutense de Madrid.

Nacido en 1916,

Antonio Buero Vallejo perteneció a la generación

que más padeció la guerra civil española.

Estuvo condenado y preso y resistió.

Luego resistió con entereza la oferta de integración

en las estructuras oficiales de la dictadura.

Tanto él como su obra permanecen insobornables

en la memoria de todos.

(Música)

Camus dijo en cierta ocasión

que la literatura desesperada o desesperanzada

era una contradicción en los términos.

A mí eso me parece muy inteligente.

No hay un solo autor en España o en el mundo

que escriba desde la desesperación o para la desesperación...

o para la desesperanza.

Esto no es así.

Todo el que escribe, escribe pensando que,

si bien de manera implícita a veces,

y otras de manera explícita,

al final del túnel siempre luz.

Hay que imbuir al gran público

la idea de que el teatro,

como en un ayer no muy lejano todavía,

sigue siendo una cosa tan distraída, tan divertida y tan apasionante

como puede ser una novela, por ejemplo.

"'Quisiera que me entendiese y me castigase,

como cuando era un niño,

para poder perdonarme luego...

Pero ¿quién puede ya perdonar ni castigar?

Yo no creo en nada y usted está loco.

Ahora hay que volver ahí arriba...

y seguir pisoteando a los demás.

Tenga, se lo devuelvo'.

Le entrega el muñeco de papel.

El padre: 'No. ¡No!'. Vicente: '¿Qué?'.

'No subas al tren'. 'Ya lo hice, padre'.

'Tú no subirás al tren'.

Vicente lo mira.

'¿Por qué me mira así, padre? ¿Es que me reconoce?'.

Terrible y extraviada, la mirada del padre no se aparta de él.

Vicente sonríe con tristeza.

'No. Y tampoco entiende...

¡Elvirita murió por mi culpa, padre!'".

(LLORA) -Elvirita...

¡Elvirita murió por mi culpa, padre!

(GRITA) ¡Por mi culpa!

Pero ni siquiera sabe usted ya quién es Elvirita.

Ella bajó a tierra. Yo subí...

Y ahora habré de volver a ese tren que nunca para...

-"Apenas se le oyen las últimas palabras,

ahogadas por el espantoso fragor del tren.

Sin que se entienda nada de lo que dice,

continúa hablando bajo un ruido insoportable".

-¡No!

-"En pie y tras su hijo, que sigue profiriendo palabras inaudibles,

empuña las tijeras.

Sus labios y su cabeza dibujan de nuevo una colérica negativa

cuando descarga, con inmensa furia, el primer golpe,

y vuelve a negar al segundo, al tercero...".

"El tragaluz", una guerra lejana,

un sótano habitado por personajes vencidos, derrotados,

perdedores que no han podido subirse al tren de la vida,

una tragedia dura...

Escrita, sin embargo, desde la esperanza,

desde esa esperanza que preside

el teatro trágico de Antonio Buero Vallejo.

(Música)

El día 11 de febrero

se produjo el reestreno de la obra "El tragaluz".

Yo estuve viendo la función en el Teatro Maravillas

y a mí me pareció que ocurrió algo que a veces ocurre en el teatro...

¿Qué sintió usted? ¿Cómo se sentía usted delante de...

de su público, para el que escribe, con sus actores...?

-Bueno...

No le voy a ocultar a usted que sentía alguna melancolía.

Pero también satisfacción, claro,

porque el resultado había sido,

al parecer, muy positivo.

-Y, efectivamente, fue un éxito.

Antonio Buero Vallejo salió a saludar y se dirigió al público

y habló del tema que más le apasiona: el teatro.

-Ya lo dije en mi estreno anterior.

Yo ya pretendo durar... y sigo pretendiendo durar,

pero durar, claro está,

con un material, con unas obras...

que sigan manteniendo cierta vigencia, cierta actualidad.

Con un poco de ilusión

acerca de la actualidad o la vigencia

que podía tener todavía esta obra,

es con lo que yo hablé

y lo que yo sentí en ese momento.

-Antonio Buero Vallejo nace en Guadalajara

el 29 de septiembre de 1916.

Allí vive durante sus primeros años.

Su infancia es una infancia feliz, familiar, amigos,

juegos a la salida de clase,

correrías por las calles de su ciudad...

Tiene un teatrito de juguete

en el que esboza pequeñas representaciones familiares.

Pronto se siente atraído por la lectura y por la música.

Su padre, que era militar, poseía una amplia biblioteca.

Sus primeras lecturas van desde una versión infantil de "La odisea"

hasta "El alcalde de Zalamea". Pasando por Dumas, Dickens, Lorca...

Aunque enseguida el dibujo y la pintura le atrapan.

Hacia apuntes, retratos, bodegones y pronto comienza a destacar.

Es feliz dibujando, pasando al papel todo lo que hay delante de sus ojos.

-Me recuerdo con... un perrito que llamábamos el Trueno.

Y el perrito a mi lado, porque era como un hermano.

Y tumbado en el suelo yo hacía mis primeros monos,

eso que los especialistas llaman dibujos de carácter celular.

De ahí pasé pronto a monos algo más estructurados.

Porque yo quería pintar.

Y me pasé...

toda mi infancia, y parte de mi adolescencia,

firmemente convencido de que yo iba a ser pintor.

-Su pasión por la pintura

no le impide asistir con frecuencia al teatro.

Va con su padre a las representaciones

de las compañías de repertorio que pasan por la ciudad

y se siente atraído por la lectura de publicaciones dramáticas,

como la novela teatral y el teatro moderno.

(Música)

En 1934 se traslada a Madrid

y estudia en la Escuela de Bellas Artes de San Fernando.

Desde su llegada vive intensamente la vida intelectual.

Asiste al teatro, a conferencias y exposiciones,

entra en la Federación Universitaria de Estudiantes,

donde participa activamente.

Colabora dando charlas en los cursos nocturnos.

Sus ideas se van acercando al marxismo,

aunque no milita en ningún partido político.

Frecuentemente va al Teatro Español.

Allí descubre a Lorca, Galdós, Ibsen...

Pero esa vida plena y feliz

pronto va a ser sacudida de una forma violenta

que dejará una huella profunda en ese joven lleno de proyectos.

La guerra civil atrapa a Antonio con la edad de 19 años.

Tiene que enfrentarse al dolor con toda la intensidad,

con todo el desgarro.

(Música)

La Policía de la República

detiene a los sospechosos de colaborar con el golpe militar.

Su hermano y su padre son encarcelados.

Los dos son militares y la situación es crítica.

Su padre es finalmente fusilado en noviembre de 1936.

Quizá en Paracuellos del Jarama.

La guerra acaba de empezar y él ya sufre un inolvidable dolor.

Antonio Buero Vallejo se incorpora al frente

en un Batallón de Infantería del Ejército Republicano,

se afilia al Partido Comunista.

Cuando la guerra termina, él está en Valencia.

Es encerrado junto a muchos compañeros

en un campo de concentración.

Más tarde es condenado a muerte por adhesión a la rebelión.

-Ocho meses condenado a muerte y se puede pensar,

alguno lo ha dicho..., "pasaría mucho miedo". Bueno.

Alguna perversión claro que soporté,

pero los condenados a muerte en aquella etapa,

inmediatamente posterior a la terminación de la guerra,

éramos, por la condición política que nos había llevado a la cárcel,

éramos gente entera.

Considerábamos que era una pena todo lo injusta que se quiera,

pero lógica, dado que habíamos sido derrotados

y que el enemigo no se andaba con contemplaciones.

Así que lo tomábamos con la mayor calma posible

y, por lo general,

salvo algún caso que se desfondaba, porque siempre lo hay,

la inmensa mayoría de los que yo he visto salir para el paredón...

salían...

muy erguidos...

Muy seguros.

-Pasa por distintas prisiones.

Coincide con Miguel Hernández

y le hace un retrato que lleva una dedicatoria muy especial.

"Para Miguel Hernández, en recuerdo de nuestra amistad de la cárcel".

La pena de muerte le es conmutada por la de 30 años de prisión.

Tras varias rebajas en la condena,

finalmente sale en libertad condicional el año 1946.

Durante su encierro en prisión había esbozado vagas ideas

de alguna de sus obras teatrales.

Se presenta el premio Lope de Vega.

Lo hace con dos obras:

"En la ardiente oscuridad" e "Historia de una escalera".

Obtiene el premio esta última.

Es estrenada el 14 de octubre de 1949 en el Teatro Español.

-Usted cazó a Fernando. -Yo no he cazado a nadie.

-A Fernando. Y le ha durado, pero es tan chulo como Pepe.

-¿Cómo? -En eso lleva razón.

Has sido siempre un cazador de dotes. En el fondo, igual que Pepe. ¡Peor!

Porque tú has sabido nadar y guardar la ropa.

-Dentro de cuatro años

seré un aparejador solicitado por todos los arquitectos.

Por entonces tú ya serás mi mujercita

y viviremos en otro barrio, en un pisito limpio y tranquilo.

Yo seguiré estudiando. ¡Ja! Quién sabe.

Puede que para entonces me haga ingeniero.

Y como una cosa no es incompatible con la otra,

publicaré un libro de poesías.

Un libro que tendrá mucho éxito.

-Qué felices seremos. -Carmina... Mi Carmina.

-Pues no es una de mis obras despreciadas.

Le tengo cierta estimación porque...

porque me dio a conocer, claro...

y, además, con éxito.

Pero quizá no esté entre las cinco o seis que yo prefiero.

-En 1950 estrena "En la ardiente oscuridad".

Obra por la que siente especial predilección

y que desarrolla un tema que le atrae profundamente:

la ceguera.

-No le conozco.

-Ni yo tampoco.

-Déjame.

-¿Qué buscas aquí? -Nada, dejadme. Yo...

Yo soy un pobre ciego.

(RÍEN)

-"Alegremente" es la palabra de la casa.

Estáis envenenados de alegría

y no era eso lo que yo pensaba encontrar aquí.

Creí que encontraría a mis verdaderos compañeros,

no a unos ilusos.

Hacéis mal negocio.

Porque vosotros sois demasiado pacíficos,

demasiado insinceros,

demasiado fríos.

Pero yo estoy ardiendo por dentro.

Ardiendo con un fuego terrible que no me deja vivir

y que puede haceros arder a todos.

Ardiendo en esto que los videntes llaman oscuridad y que es horrorosa.

-¿Qué es lo que quieres?

-Ver.

-¿Qué?

-Sí, ver.

No te atreves a decir "te quiero" pero yo lo diré por ti.

Sí, me quieres. Lo estás adivinando. Lo delata la emoción de tu voz.

Me quieres con mi angustia y mi tristeza

para sufrir conmigo de cara a la verdad.

-Sostuve siempre que "En la ardiente oscuridad"

tenía más importancia dramática que "Historia de una escalera".

Y lo sigo pensando. Y lo dije.

Y lo he dicho muchas veces. Y nunca me lo han creído.

Pero a mí me parece que "En la ardiente oscuridad",

dejando aparte ahora calidades o comparaciones,

desde el punto de vista estético

o de orientación dramática,

era una obra que sí se podría considerar

que estaba a la hora de Europa.

Es decir, en Europa estaba en ese momento

dando mucho que hacer y que admirar Jean-Paul Sartre,

don Albert Camus..., o escritores de este tipo.

-En el año 1959 contrae matrimonio

con la actriz madrileña Victoria Rodríguez.

Pronto nacerán sus hijos Carlos y Enrique.

La actividad teatral y familiar llena su vida.

La necesidad de una moral es eje de su obra

y también de la pieza en un acto "Palabras en la arena".

Con "La tejedora de sueños",

Buero busca la desmitificación del héroe, de Ulises.

"Madrugada" es el enfrentamiento con la verdad.

Con "Hoy es fiesta" surge la tragedia.

Una tragedia íntima de personajes entrañables.

(Música)

En el Teatro María Guerrero de Madrid se representa con merecido éxito

el drama de Antonio Buero Vallejo "Hoy es fiesta",

que tiene como escenario

varias terrazas vecinales de una casa madrileña.

El autor, partiendo del problema de las vidas acongojadas y humildes,

encarna en sus personajes las más variadas historias

donde no falta la nota tierna del amor.

En torno a la ingenua superchería de la echadora de cartas,

los vecinos se entregan al juego de la ilusión

mezclado a veces con prematuras decepciones".

-¡Con poco se mantiene usted!

-Ahora ya puedo decirte...

gracias

por tu cariño.

-La esperanza... es infinita.

-Usted ha preguntado si le iba a tocar hoy la Lotería.

-Y me va a tocar.

-Todos se meten para dentro dictando. -12 642. ¡Doña Balbina!

-¿Pero es mi número? -El Gordo.

Ay, bendito Dios, ay, que a mí me da algo.

-Sí tocaba, sí era verdad. -¿A ver?

-¿Y su décimo? ¿Dónde está su décimo? -Enhorabuena, doña Balbina.

-A la niña no parece haberle gustado mucho la sorpresa.

-Es mentira.

No tiene ningún décimo. Les engañó con un décimo viejo.

Lo hizo porque lo necesitábamos.

Pero ahora no podrá pagar.

-La angustia, la desolación, el mal,

desencadenan la tragedia de "Las cartas boca abajo".

En 1960 llega el mayor éxito de público

conseguido hasta ese momento por Antonio Buero Vallejo.

"Las meninas".

-¿La verdad, siempre, a pesar de todo, cueste lo que cueste?

-Bueno, pero es que estamos en el terreno del arte.

El teatro es un arte

y el arte está basado en la mentira... artística.

De modo que...

La verdad, cueste lo que cueste, que debe ser, debería ser...

una condición o una consigna para cualquier ser humano,

tiene muchas excepciones

y una de ellas es la de la elaboración artística.

Pero dentro de esa elaboración artística,

a través de la mentira del arte, de la gloriosa mentira del arte,

hay que buscar la verdad.

-Un cuadro de pobres seres salvados por la luz.

La luz...

He llegado a pensar que la imagen misma de Dios,

si alguna tiene, sería la luz.

Sé lo que me pide vuestra majestad:

una elección.

De un lado, la mentira otra vez.

Una mentira tentadora. Solo puede traerme beneficios.

Del otro, la verdad.

Una verdad peligrosa que ya no remedia nada.

Si Pedro Briones viviera

me diría lo que me dijo antes de venir aquí:

"Mentid, mentid si es menester. Vos debéis pintar".

Pero él ha muerto.

Ha muerto...

-Hay como un antagonismo, casi siempre, en su teatro.

Un antagonismo dialéctico

entre el que se tapa los ojos y sigue la vida

y el que no puede vivir si no desentraña el conflicto,

sino se enfrenta a él y enfrenta a los demás personajes.

-Sí, algo de eso hay. Algo de eso hay.

Aunque a veces... el que...

enfrenta a los demás personajes, y se enfrenta a él primero,

a sí mismo ante el conflicto,

pueda hacerlo también de manera...

insuficiente,

trabajosa.

Porque enfrentarse con uno mismo es trabajoso, es difícil.

-David, el músico ciego de "El concierto de San Ovidio",

es uno de los personajes más vitales de Buero.

Un rebelde lúcido y lleno de esperanza y amor.

-Los ciegos...

somos como mujeres medrosas.

Sonreímos sin ganas,

adulamos a quien manda,

nos convertimos en payasos.

-¡Perra! ¡Te voy a dar! -¡No!

¡Maldito! -¡Eso no!

Son ciegos, Luis. -¿Te enteras, imbécil?

Eres ciego.

-Yo tengo que tocar.

-Yo no soy párroco.

Podría aplastarte y no quiero hacerlo.

Nunca golpeéis a ciegos

ni a mujeres.

(RÍE)

Me amenazas, ¿eh?

(RÍE)

-¿Qué haces?

-Víctimas y verdugos son los protagonistas

de "La doble historia del doctor Valmy".

El terror de la tortura deja paso al terror psicológico, anímico,

Goya y "El sueño de la razón", un sueño que produce monstruos.

Y llega "La fundación".

Cuando has estado en la cárcel acabas por comprender

que, vayas donde vayas,

estás en la cárcel.

-Esa también es una de las...

ambiciones del...

del ser humano.

Y es que, aun cuando quieras ser, muchas veces,

sincero, veraz

e incomparable, por decirlo de algún modo,

sin embargo, a veces, sin darse él mismo cuenta,

se compra a sí mismo creyendo que lo hace por alguna razón

y haciéndolo, en el fondo,

por razones más egoístas y menos confesables.

-Nuevamente un personaje histórico, Larra,

permite a Buero una reflexión sobre la opresión desde el poder.

"Jueces en la noche" da un paso más

en esa denuncia de la opresión, de la tortura.

Con "Diálogo secreto" la mentira, nuevamente, desencadena la tragedia.

-No me culpes de nada. Nadie es responsable de un delito

más que el que lo comete o ayuda a cometerlo.

-Comprendo tu estado de ánimo.

-¿También tú vas a venirme con paños calientes?

Ese cerdo te ha engañado toda la vida.

Nos ha engañado a todos.

Y todavía tiene el descaro de juzgar a quienes valen mil veces más que él.

¿Denunciar un delito es burgués?

-A veces. -Y esta es una de esas veces...

-No sé yo que hayas denunciado nada hasta ahora.

Y, de pronto, vas a denunciar a tu padre

para estrenarte en el periodismo de denuncia, ¿eh?

-Hija, no me obligues a elegir entre tu padre y tú.

-Tienes que elegir.

No entre mi padre y yo, sino entre la mentira y la verdad.

-Antonio Buero Vallejo ha sido el primer dramaturgo

al que se le ha concedido el Premio de Literatura Miguel de Cervantes.

Varias veces ha obtenido el Premio Nacional de Teatro,

entre otros galardones.

Y quizá todo empezó en 1949 con el Premio Lope de Vega.

-Como tenemos esa conciencia de que, efectivamente,

el trabajo es tan ímprobo,

tan angustioso,

ello quiere decir que, aún en el caso de que...

haya uno conquistado al público de una noche,

o de dos o tres noches,

siempre queda la duda de decir:

"Bueno, ¿no estaremos todos

en un descomunal... error

pensando que esto... merece la pena?

-En "Música cercana",

la víctima es una mujer joven llena de esperanza.

La corrupción y el ansia de poder la destruyen.

En "Las trampas del azar", la protagonista es la mentira.

-Y llega el momento del estreno

y el autor, generalmente, se queda entre cajas...

sintiendo la función, oyendo, oye una risa, oye un silencio...

¿Cómo sintió usted esa noche?

-Temblando de miedo, como siempre.

Y aún siendo, como era, una reposición

y no un estreno absoluto.

Porque el teatro asusta mucho.

Y al que más asusta es a su autor

cuando ofrece... se atreve a ofrecer...

una obra diferente a la inmediatamente anterior.

Si ha habido fracaso, uno se va al rincón más oculto del mundo

pero si no ha habido fracaso,

sino lo contrario, ha habido éxito,

entonces uno se va a tomar una copa, claro,

y, a ser posible, con los amigos.

-¿Y luego volver a empezar?

-Eso es lo malo.

(RÍE) Porque es muy difícil.

Claro, hay...

autores de teatro que parece que han, o hemos, nacido para eso

porque se nos da con alguna mayor facilidad

que a uno que se le ocurriera de pronto:

"voy a escribir una comedia", y no sabe dónde se mete.

Pero aún así, a una persona como cualquiera de nosotros,

con una relativa facilidad,

a la hora de convertir eso en una obra...

que tienen que hacer los actores palabra por palabra,

eso representa

un trabajo, a veces, angustioso.

-Usted, creo recordar, que decía que hay que vivir.

Que hay que subirse al tren, aunque uno tarde en subirse,

aunque no se suba muy cómodo,

aunque eso signifique un cierto dolor,

pero que no se puede uno quedar fuera viendo el tren.

-Claro, es que hay que jugar el juego a pesar de todo.

-Hay que jugar el juego, incluso,

mintiéndonos a nosotros mismos un poco,

a condición de que la totalidad de nuestra vida no sea mentirosa.

-Y así se ha mantenido a lo largo de los años.

Sus nuevas obras han reflejado fielmente sus reflexiones, sus dudas,

sus preocupaciones por una sociedad

donde triunfa la chapuza y la inmoralidad social.

Cada obra ha supuesto para Buero un enorme esfuerzo.

Fruto de un trabajo duro, meticuloso y sintético,

un trabajo lleno de interrogantes

buscando el rearme moral de la sociedad.

(Música)

(Aplausos)

Vosotros, público, salvad el teatro, que merece la pena. Os gustará.

-Acababa de asistir a un estreno teatral.

Bueno, mejor dicho, al reestreno de una obra

del dramaturgo Antonio Buero Vallejo, "El tragaluz",

y había sido un éxito,

y venían a mi memoria unas palabras del autor:

"Se escribe porque se espera, pese a toda duda.

Pese a toda duda, creo y espero en el hombre,

como espero y creo en las cosas:

en la verdad, en la belleza,

en la rectitud, en la libertad.

Y por eso escribo de las pobres y grandes...".

(Música)

Hemos invitado a Carlos Buero Rodríguez,

hijo de Antonio Buero Vallejo, para completar un poco la semblanza,

que acabamos de ver en esta Semana del Teatro de La 2,

con su ayuda para descubrir aspectos más del hombre que del autor.

Bienvenido, muchas gracias, Carlos. Muchas gracias a vosotros.

¿Cómo era tu padre en casa? Mi padre en casa no era muy diferente

de como era fuera, es decir, no era una persona

con una fachada pública y, luego, un interior muy distinto.

No, era como lo habéis podido ver ahora.

Una persona seria, responsable...,

era una persona comprensiva.

En fin...

Yo creo que la gente que le conoció en persona

destaca su caballerosidad, su cortesía...

su amistad también, su apoyo...

En casa, pues proporcionaba lo mismo. ¿Cómo era el ambiente en tu casa?

¿Había muchos intelectuales? ¿Os visitaba gente de teatro?

Porque tu madre era actriz... Sí, sí, sí.

Nos visitaba gente del teatro. Recuerdo, sobre todo,

cuando yo era niño, en los años 60 y 70.

Recuerdo directores...

Que se hacían amigos y que hacían montajes de mi padre.

Otros escritores...

Por ejemplo, me acuerdo perfectamente, en el 69,

digamos, como... resumen. Botón de muestra.

Exacto. En el año 69, que yo tenía nueve años,

vino un señor a visitar a mi padre. Entonces, mi padre me llamó.

Estaba solo, mi hermano no estaba. Me llamó y me dijo: "Ven, Carlos,

que te quiero presentar a este amigo mío.

Mira, se llama Max Aub y quiero que lo recuerdes

porque es un escritor muy importante".

Claro, yo vi a un señor mayor ahí y bueno, vale bien.

Luego, con el tiempo, puedo decir que conocí a Max Aub en persona.

Qué bien. Oye, en los años en los que empieza la democracia,

¿cambió mucho el ambiente en tu casa?

¿Tu padre te daba consejos sobre cómo enfrentarte

con la conciencia política...? No, la verdad es que no me daba

consejos, me los daba yo mismo. Quiero decir que yo,

durante la época universitaria, que coincidió con la Transición,

yo fui delegado de curso, delegado de facultad

y hasta delegado de la Universidad Complutense.

De los primeros estudiantes que estuvimos

en la Junta de Gobierno del Rectorado.

Pero ahí mi padre no me decía nada, es decir, ni a favor ni en contra.

Me surgía... pues por mi propia inclinación.

En ese momento, la inclinación de todo un pueblo

por el encuentro con la democracia. Democracia...

Efectivamente. Oye, ¿tu padre os leía

las obras de teatro? Bueno, mi padre leía

las obras de teatro en casa... No todas, ¿eh?

Hasta cierta época, quizás hasta mediados de los 70,

y yo sí asistí a alguna. En realidad,

se las leía a mi madre, que era la que sabía, claro.

Pero ya que estábamos había que hacer los honores.

Me acuerdo perfectamente de la lectura que hizo

de "El tragaluz", que yo era pequeñísimo,

yo tenía 6-7 años. No me enteré de nada.

Me pareció una cosa horrorosamente aburrida.

Cuando se acaba esto, cuando se acaba esto...

Mi madre, que es actriz y que tiene mucho criterio,

a través de esas lecturas, le podía dar un "feedback",

una retroalimentación como para decirle:

"Mira, Antonio, yo creo tal... o ha estado estupendo".

(ASIENTE) Tú has estudiado Geografía e Historia.

¿Alguna vez pensaste en seguir sus pasos?

A ver, claro, te has criado en un mundo de teatro, de farándula,

y eso no voy a decir que imprime carácter,

pero casi. Casi, casi.

Sí, alguna vez te entran las veleidades

de dedicarte a ser actor, por ejemplo.

Mi hermano empezó a dedicarse a ser actor.

Pero, por otro lado, estaba la otra parte de la farándula.

Claro, tiene una fachada, a veces, como muy llamativa.

Muy festiva y tal, pero por detrás...

Luego, el día a día es muy duro. Son trabajos que dependen

de la recepción del público, del éxito,

de que las cosas vayan bien, de que te llamen,

en el caso de los actores...

de que tengas productor, en el caso de los autores...

Claro, la vida interna no era una vida estable

en el sentido de relajada de todos los meses entra un sueldo.

Entonces, por un lado, todo eso te tira mucho;

pero, por otro lado, vamos a ver si...

Es que es un poco estresante, ¿no?

Digamos que ha habido una ambivalencia.

Y he tocado todos los palos, por así decirlo.

Oye, tu padre era un gran dibujante, un estupendo artista plástico.

Se puede comprobar ahora porque su obra está expuesta

en Guadalajara, nos decías al comienzo de la entrevista.

En Guadalajara, inauguraron con motivo del centenario

en diciembre unas salas donde se puede contemplar,

aparte de su despacho personal original,

con los muebles y objetos originales, pues una colección de prácticamente

todos los óleos que él pintó. Aparte de óleos,

pintó cientos de dibujos. Bueno, eso lo vamos a dejar

para una segunda fase. Pero quien esté interesado...

Ya hay una exposición permanente de pintura de Buero Vallejo

en el palacio de la Cotilla en Guadalajara.

En algún momento, cuando escribía las obras de teatro,

¿hacía bosquejos de los personajes, del espacio escénico

en el que tenía que transcurrir la obra?

Sí, sí. Realmente, ahí aplicaba su visión de pintor.

Muchísimos manuscritos están acompañados de un boceto

de decorado o de varios bocetos de decorado,

según como lo fuese viendo. Sin duda alguna,

le servían para imaginar el desarrollo de la acción.

Luego, aparte de esto, en el caso del Goya

de "El sueño de la razón", hay una doble página

donde está el lenguaje de signos de la época,

el que se usa en la obra. Es decir, 20 manos

o lo que sea, dibujadas por él, con las diferentes letras

que correspondían a cada signo.

En algún momento, creo que he leído que declarabas

que el teatro no es solo para ser visto en pie, o sea,

puesta la obra en pie, ¿puede leerse?

¿Tú crees que no es malo que uno lea una obra de teatro

antes de verla representada? Que puede ser mucho mejor

a la hora de verla representada. En realidad, vamos a ver...

"El teatro también se lee" es un eslogan

de la Asociación de Autores de Teatro.

Entonces que yo estoy aquí haciendo peña, digamos.

Muy bien. "El teatro también se lee"...

También lo decía mi padre, evidentemente.

Efectivamente, el teatro también se lee.

El teatro es uno de los géneros literarios.

Y la aproximación al teatro a través de la lectura

es muy importante por varias cosas. La primera...

porque tú puedes ejercer en tu imaginación de director,

de cómo montarías eso, ¿no? Y la segunda, porque...

Eh, claro..., te llega la obra de una determinada manera,

la puedes interpretar de una determinada manera.

Luego, la ves en escena y, a lo mejor, lo que estás viendo

que es, por supuesto, la interpretación del director,

en parte, vamos es un equipo... Pues que puede cuadrar o no

con tu idea y eso te permite evaluar de una manera crítica

y con mayor poso el espectáculo que te están mostrando.

Como últimamente hay mucha moda de dramaturgia,

pues el hecho de ir a ver determinado título

de determinado autor no garantiza que estés viendo realmente

la obra original. Por lo cual, yo recomiendo que el teatro se lea.

Por otra parte, es muy fácil de leer. Claro...

Es una cosa que en una hora y media o así,

te has leído ya una obra de teatro. Luego, para todos a los que les guste

el teatro, incluso desde un punto de vista como aspiración profesional

o de aficionados, mi padre aprendió teatro leyendo teatro.

O sea, con las colecciones de teatro que su padre recibía

porque estaba abonado. Claro, porque él no veía

tanto teatro de niño, pero leyó infinidad de obras.

Y ahí se le quedó todo el truco de la disciplina.

Si ahora una persona que vive, por ejemplo, en un pueblo

donde no tiene acceso fácil a ver las obras de teatro

puestas en pie, ¿qué libros le recomendarías?

¿Qué obras de teatro de tu padre le recomendarías

para que empezara a leerle? Para que las leyese, ¿no?

Y para los que estén en la ciudad también.

También, claro que sí. Y no las hayan leído.

Perdona, Carlos, claro que sí. No, no, hombre...

Es que hay muchas obras y no hay otra fórmula de aproximarse,

de una manera más o menos amplia, al teatro de un autor

que no es leyéndolo. Porque es muy difícil que en tu vida

te coincidan... Puedas ver todo...

Todos los montajes, ¿no? Bueno, desde luego,

habría que empezar por las dos primeras,

"Historia de una escalera" y "En la ardiente oscuridad".

Porque cada una de ellas marca, por así decirlo,

un camino que vendría posteriormente. No obstante, no son las mejores,

aunque son muy buenas. Por tanto, yo señalaría

una panoplia de obras principales con las cuales, una vez leídas,

digamos que quien las haya leído puede decir:

"Conozco el teatro de Buero".

Sería "Historia de una escalera", "En la ardiente oscuridad"

y, luego, diría "El concierto de San Ovidio",

diría "Las meninas"...,

diría "El tragaluz"...,

diría "La fundación"...,

diría "El sueño de la razón".

Si tuvieras que buscar algo común a todas ellas,

una especie de mensaje común de todo el teatro de Buero...

¿Es posible que...?

Bueno, te lo puedo hacer en breve o en extenso.

Tiene que ser en breve porque me están diciendo

que nos vamos y es una pena. En breve, yo creo que

desde un punto de vista, tanto de los contenidos

como de la forma, de la construcción teatral,

del reto del teatro moderno con respecto a su relación

con el espectador, yo creo que el teatro de Buero

se resumiría en una frase que es la búsqueda de la verdad.

Muy bien, Carlos, ha sido un verdadero honor

tenerte con nosotros. No, un placer.

Por mi parte, ha sido un placer. Muchas gracias.

Por la nuestra también. Y un honor también, lo que toque.

(RÍEN)

Muy bien, Carlos, de verdad, gracias de corazón.

A vosotros, gracias. Seguimos.

La asociación Paladio Arte trabaja por la integración social y laboral

de personas en exclusión social. Principalmente,

con personas con discapacidad. Empezaron hace 20 años en Segovia

y ahí siguen, a pie de obra.

(Música)

¡Vamos! -¡Lánzalo!

-¡Cecilia! -Huy, que se te acumulan.

-¿Por qué vamos de luto?

-La asociación Paladio Arte es una entidad sin ánimo de lucro

que surge en el año 96-97. Primero, como compañía

porque realmente primero somos compañía y, luego,

pasamos a ser asociación. Y la compañía surge partiendo

de un proyecto de la Comunidad Económica Europea.

Se llamaban los Proyectos Horizon II. Y este proyecto

lo llevan a cabo la Junta de Castilla y León

y una entidad que se llama Fundación Anade.

(Música)

(Barullo)

Ahora, lo que estamos haciendo, durante tres o cuatro años,

es que ellos aprendan a hacer una acción,

otra cosa, otra cosa y, luego, otra cosa.

Que vayan haciendo acciones. -Como proyectos fundamentales

de la asociación está la escuela,

también el Festival de Teatro Paladio,

que para el año que viene cumpliríamos la X edición.

Y programamos compañías de todo el mundo

que están formadas por personas con diversidad funcional.

(RAPEA) "Ha llegado el momento para estar contento.

Estar atento contigo en este invento, en el que hay que echar

empuje y cuento, en el que hay que dar vacío en el desierto".

El objetivo del festival siempre ha sido un poco también

el objetivo de lo que es la asociación,

que es mostrar, precisamente, las capacidades

de lo que se sigue llamando las personas con discapacidad.

-No quiero decir por nombre las cosas que ella me dijo.

La luz y entendimiento... Has de ser muy comedido.

-En estos 20 años, van surgiendo proyectos y cosas.

Unos se han quedado, evidentemente, por el camino.

Con otros hemos seguido adelante. Yo creo que el balance

de estos 20 años es más que positivo en cuanto objetivos conseguidos.

En el año 2004, también se crea la Escuela de Teatro Paladio,

donde se forman actores y actrices que luego formarán parte

de la compañía de teatro.

(Música)

Hemos visto la necesidad de poderles aportar más cosas

para aumentar lo más posible su autodeterminación y su autonomía.

Vienen todos los jueves por la tarde un par de horas

y la verdad es que están muy motivados y muy contentos.

De hecho, muchos días manifiestan que están esperando

a que llegue el jueves siguiente para poder venir.

Voy buscando entre tu fondo y en tu forma de mirar.

(Risas)

(Música)

En el Noticiario iberoamericano de hoy hablamos

sobre inteligencia artificial y ética

con el investigador Pablo Noriega,

del Instituto de Investigación de Inteligencia Artificial

que el Consejo Superior de Investigaciones Científicas

tiene en Barcelona.

(Música)

Hola, ¿qué tal? Bienvenidos al encuentro semanal

con la actualidad científica, tecnológica y educativa

de Iberoamérica. Hoy empezamos "NCI: Universidad Iberoamericana"

con estos temas. Conocemos un videojuego

para enseñar primeros auxilios a estudiantes.

Además, hablamos sobre inteligencia artificial y robótica

con los investigadores Pablo Noriega y Concepción Monje.

Y también viajamos por Ecuador, España y Perú

con el resumen de noticias de "Conexión Universidad".

Se llama Megara y es el espectrógrafo

que formará parte del gran telescopio de Canarias.

Es un instrumento desarrollado entre México y España.

Servirá para observar con mayor nitidez

la telaraña cósmica y sus colores.

-Por primera vez, nos permite analizar la luz

de los objetos astrofísicos con un nivel de precisión

y con una sensibilidad que no existía hasta ahora.

Prácticamente, cada fotón que cae nosotros lo recogemos

en el instrumento y lo analizamos. Normalmente, en el proceso

de hacer ese análisis, siempre se pierde mucha luz.

Megara es único en ese sentido.

(Música)

Esto es, precisamente, la parte que recoge la luz del telescopio.

Entonces, tenemos 1300 fibras ópticas,

que están en estos pequeños haces de fibras,

cada uno de ellos tiene siete fibras. Se juntan todas

en esos dos tubos negros y esos dos tubos negros,

ahora mismo están aquí almacenados, son los 44 m de fibra

que tienen que llevar hasta el espectrógrafo.

Vamos a conocer las galaxias que hay cercanas a nosotros,

que es algo que sí, ciertamente, no existía instrumentación

para hacer. Porque, obviamente, una estrella que ya no es

de nuestra galaxia es extremadamente débil.

En principio, un instrumento como este,

combinado con el gran telescopio de Canarias,

nos permitiría llegar en unidades que usamos los astrónomos...

Son del orden de aproximadamente unos 4 millones de pársecs,

que vienen a ser unos 10 millones de años luz.

Son unas gafas, además de ser para ver imagen,

lo que te permiten es saber las colores de las fuentes

que estás viendo.

Pero no simplemente si es rojo, verde o amarillo;

sino dentro de ese rango, que es el visible,

determinar con precisiones, digamos, de 1 sobre 4000,

el color que tiene esa luz que te está llegando.

Por ejemplo, si tienes una población de estrellas

que tú ves que tiene un color muy azul,

eso te está diciendo que tiene estrellas

que se acaban de formar. Pero va más allá.

Puedes estudiar también qué elementos químicos componen

las estrellas o las galaxias que estás observando.

Y recuperar lo que se conoce como la telaraña cósmica.

Son esos filamentos de gas. Las galaxias ya no serían islas,

sino que realmente estarían conectadas entre ellas

por filamentos de gas que Megara sería capaz de detectar

por primera vez.

(Música)

Y, ahora, vamos a conocer un videojuego que enseña

primeros auxilios a los estudiantes. Se llama First Aid Game

y sirve para que los jóvenes estén preparados

ante una eventual emergencia.

(Música)

Es un juego para enseñar emergencias, digamos, primeros auxilios

para chavales de instituto. La idea es básicamente

que los alumnos entiendan cómo hay que comportarse,

lo que hay que hacer cuando se producen

tres tipos de emergencias.

Una persona que se está atragantando y no puede respirar.

Una persona que está teniendo un dolor torácico

que típicamente sería un infarto...

O una persona que está tendida en el suelo y que no reacciona.

La necesidad no la identificamos nosotros.

La identificó el Centro de Tecnologías Educativas de Aragón.

Quería entrenar a los alumnos de Aragón

en este proceso de emergencias y que no existían fondos

para enviar médicos a los colegios e institutos.

-Hay veces que tenemos algún tipo de charla.

En las programaciones de tutoría, pues en algunos cursos,

sí se contempla... -Pero jugando a un videojuego

como que se te queda más la idea. -Yo tenía una responsabilidad

en este videojuego y, por lo tanto, era responsable

de la vida de esa persona.

-Este colegio, en solo cuatro sesiones de mañana,

hemos logrado formar a 227 niños.

-La verdad es que no sabían mucho. Tenían muchas dudas.

Algunos ni siquiera el teléfono de emergencias.

-¿Qué tienes que hacer si te encuentras a una persona

que se está atragantando? -Pues tenía...

ahora no me acuerdo exactamente del nombre,

pero sé que había que hacer una maniobra que consistía

en comprensiones torácicas aquí para expulsarlo.

-A ver, teóricamente, sí. Luego, en la práctica,

pues es otra cosa.

-En el caso real, tú tienes que manipular.

Tú tienes que saber qué presión ejercer sobre el pecho.

Pero si es solo la idea de mantener la tranquilidad

y saber cómo reaccionar frente a una persona

que puede perder el conocimiento es muy eficaz.

(Música)

El miedo a que las máquinas nos quiten el empleo a los humanos

es tan antiguo como la propia industria.

¿Qué sabemos de robots? Fue la pregunta que nos llevó

hasta Casa de América de Madrid. Allí, diferentes expertos hablaron

sobre los retos de la convivencia entre humanos y robots.

(Música)

Tenemos robots, llamémoslo así, máquinas inteligentes,

dispositivos inteligentes, alrededor, en cualquier ámbito.

En medicina, por ejemplo, ya tenemos robots que permiten

operaciones a distancia.

Roomba, por ejemplo, es un robot limpiador y aspirador.

Aunque no lo parezca, tiene la capacidad de desarrollar

trayectorias o de ejecutar trayectorias muy diversas

en el entorno de la vivienda para no dejar ningún rincón

sin limpiar. Algo que parece tan sencillo, pues no lo es.

(ROBOT) "Me preocupaba bastante ese comportamiento".

Por el momento, no creemos que vayamos a tener máquinas

que sean absolutamente inteligentes. Y en el momento que las tengamos,

muy probablemente no sean como los humanos.

-Muchas veces vemos vídeos en la televisión

y vemos un robot humanoide andando. Pero, bueno, son vídeos

que realmente duran lo que dura el vídeo, con suerte.

A lo mejor, tres minutos como máximo, porque la batería se ha acabado.

(ROBOT) "Vamos a hacer unos ejercicios de calentamiento".

Y porque es un entorno muy controlado,

también hay que decirlo. Si eso lo sacas fuera

del entorno de laboratorio, el robot no a ser capaz

ni de caminar ni de, a lo mejor, manipular.

El automóvil es uno de los robots móviles más inteligentes

que existen, está dotado de multitud de sensores

y es capaz de procesar la situación del entorno

de una manera muy inteligente, ¿no? -Si lo que quieres es tener un coche

que esté tomando decisiones éticas en cada momento,

la cosa puede complicarse terriblemente

porque los propios seres humanos no siempre tenemos muy claro

qué es un comportamiento ético.

-Al final, el robot es algo programado por el humano,

pero si está programado con unas reglas lo suficientemente,

digamos, inteligentes de manera que, en base a la información

que el robot va aprendiendo, es capaz de evolucionar

esas reglas, pues entonces podríamos llegar

a una inteligencia un poquito superior, ¿no?

De una forma, si quieres, innata por parte del robot.

(Música)

La Universidad Politécnica de Valencia, en España;

la Universidad San Ignacio de Loyola, en Perú,

y la Universidad Técnica Particular de Loja, en Ecuador,

son los lugares que visitamos hoy con el resumen de noticias

de "Conexión Universidad".

(Música)

Tener la mayor capacidad de producción de energía eléctrica

del país con 3600 MW y una producción sobre los 15 000 GWh

son las metas que se traza para 2023 la hidroeléctrica Santiago.

Este proyecto tiene como objetivo vender energía económica

y no contaminante al país a mediano y largo plazo.

Sus estudios se iniciaron en el año 2012

tomando cuatro años desarrollar un estudio de prefactibilidad,

factibilidad y diseños definitivos.

-Zumos y yogures enriquecidos con ácido fólico más eficaz y resistente.

Esto es lo que ha conseguido, a escala de laboratorio,

un equipo de investigadores de la Universidad Politécnica de Valencia.

La clave de la mayor eficiencia del ácido fólico está

en su encapsulación en micropartículas,

cuya carga se libera de forma controlada y sostenida

al llegar al intestino gracias a unas puertas moleculares inteligentes.

Su trabajo abre una vía para mejorar la bioaccesibilidad

del ácido fólico, vitamina clave en la dieta diaria,

y fundamental, por ejemplo, para mujeres embarazadas.

-"Propósitos y representaciones", revista de investigación del USIL,

ha sido incluida en Web of Science, que es considerada

la base de comunicación científica más importante del mundo.

El objetivo de la revista es comunicar resultados

de investigación científica sobre psicología educativa.

-Temas como... mejorar en las prácticas docentes,

mejoras en los procesos de comprensión lectora...

-Solo ocho revistas peruanas son parte de esta prestigiosa base

de comunicación científica.

(Música)

Terminamos el programa y hoy nos despedimos mirando el cielo.

Lo hacemos desde el Parque Nacional de Monfragüe

en la provincia española de Cáceres. Se trata de una reserva natural

que cuenta con 17 000 ha libres de contaminación lumínica.

Desde allí se puede observar la Vía Láctea y otras constelaciones.

Disfruten del cielo y hasta pronto.

(Música)

Para terminar hoy el programa, recomendamos la lectura

de este ensayo recién publicado por la editorial Planeta,

"Abuelo, ¿cómo habéis consentido esto?

Los graves errores que nos han llevado a la era Trump",

del periodista, economista y divulgador Joaquín Estefanía.

Como su propio título indica, se trata de un libro

que intenta explicar, a personas sin formación económica,

los avatares que han conducido al mundo desde el entusiasmo

por la globalización al repliegue general

para defenderse de ella, incluyendo especialmente

a Estados Unidos y Europa. Pronto contaremos en el estudio

con el autor para hablar de esos avatares

y de lo que podemos hacer para defender efectivamente

el estado del bienestar o, al menos, lo que nos queda de él.

Así acabamos el programa de hoy. Volvemos mañana, miércoles,

día en el que contestaremos las cuestiones planteadas

por personas anónimas en el "Taller de convivencia"

y en el que, dentro de la Semana del Teatro de La 2,

entrevistaremos a la empresaria y actriz Blanca Marsillach.

Pásenlo muy bien, gracias como siempre y adiós.

Hasta mañana.

(Música créditos)

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • La aventura del saber - 28/03/17

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

La aventura del saber - 28/03/17

28 mar 2017

Ofreceremos los reportajes "Autor, autor, una pasión: Antonio Buero Vallejo" y "Noticiario Cultural Iberoamericano". Además, entrevistaremos a Carlos Buero, hijo de Antonio Buero Vallejo.

ver más sobre "La aventura del saber - 28/03/17 " ver menos sobre "La aventura del saber - 28/03/17 "
Programas completos (1794)
Clips

Los últimos 6.419 programas de La aventura del Saber

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios