www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.12.2/js
4270319
Para todos los públicos La aventura del saber - 25/10/17 - ver ahora
Transcripción completa

(Música cabecera)

Bienvenidos a una nueva edición de "La aventura del saber".

Hoy recuperamos el Taller de empresa con Arturo de las Heras,

invitamos al estudio a Alberto Zoilo Álvarez,

presidente de la Asociación de Empresa Familiar

y presidente del grupo de empresas Antonio Álvarez.

Y en la segunda parte del programa hablaremos de derechos de autor

con el director general de CEDRO, Jorge Corrales.

En la actualidad, los autores españoles

no pueden compatibilizar la pensión de jubilación

con los ingresos por derechos de autor

si rebasan una cantidad mínima.

También ofreceremos en esta edición de "La aventura"

un largo documento sobre personas que han perdido su hogar

y se encuentran en la calle.

Un nuevo documental de Ander Duque.

El nombre de las sardinas procede de la isla de Cerdeña: "Sardinia",

en cuyas costas abundaban.

Es un pescado azul muy saludable

y hoy vamos a comprar con qué bebida combina mejor.

(Música)

Hoy vamos a hacer una Armonía

con algo que yo creo que debe incorporarse a la alta cocina,

que son las conservas.

Sobre todo las conservas de pescado y marisco.

Y hoy le hemos pedido a nuestro chef particular,

que tiene dos estrellas y tres soles,

que estaba en un pueblo al lado de Madrid, Humanes,

un restaurante que se llama Coque,

y ahora estamos aquí, en su nuevo Coque Palace,

en el centro de Madrid.

Y le hemos pedido que nos haga la armonía con...

-Mario, cuéntanos. -¿Cómo está, don Rafael?

-Hemos traído un lomo de sardinilla. -Hemos traído una lata, para empezar.

-Bueno, una lata de conservas. -¿Con?

Con aceite de oliva virgen extra de sardinillas gallegas.

No llegan a ser "xouvas", son un poco más finas.

-Sí, son más pequeñas. -Pero bueno, casi igual.

-Lo primero que tenemos que ver es cómo acompañamos esa sardinilla.

-Tiene que llevar un buen pan. -Sí.

Para la sardinilla, hemos elegido...

Tiene mucha gracia que no tiene... No tiene piel, eso es evidente.

-Pero tampoco tiene la espina. -Ni espina ni piel.

Ya se puede comer tal cual.

-La ponemos en un trozo de pan... -Y ya estamos, tenemos un gran plato.

-Perfecto. A ver, ponla. -Yo creo que ha sido...

A ver si consigues ponerla sin manchar el mantel.

Ha sido uno de los inventos más interesantes en la alta cocina

y, sobre todo, en la alimentación, las conservas en lata.

Vamos a poner un poquito.

-En lata, en cristal, de muchas maneras.

Pero las conservas, realmente, no sé por qué,

tienen esa idea de que no tienen mucho nivel

cuando el caviar está en lata.

Y el foie gras, en general, está en lata.

Y esto es igual de bueno. Por lo tanto...

Tiene una pinta...

El pan lo hemos hecho de centeno.

Yo creo que es el pan que más puede encajar

con el lomito de la sardina, que está un poquito ya...

-La salinidad del yodo del mar. -Tiene un aspecto buenísimo.

Ahora, para no estropearlo, ¿con qué lo bebemos?

Has puesto aquí toda la panoplia de vinos.

Jerez, espumoso, cava, cerveza, blanco y tinto.

Yo me voy a decantar por una cerveza tostada.

Una cerveza con la sardina le puede ir muy bien.

Sí, no digo que no,

pero yo creo que estas sardinas son tan buenas...

Ya las hemos probado, por tanto sé que son muy buenas.

-Tú sigues comiendo. -Yo sigo.

Por lo tanto, iría muy bien con un fino o un cava,

que van bien con casi todo este tipo de aperitivos o de tapas.

Pero yo creo que esto se merece un vino intenso, importante.

Especialmente, gallego. Las sardinas vienen del mismo sitio.

Yo creo que este, un Godello, podría ser un Albariño,

yo creo que le iba muy bien. Por lo menos yo lo tomaría con este.

Pero quiero dejar bien claro una vez más,

y lo repito todas las veces,

que por supuesto, con el que cada uno prefiera.

Porque en esto de las armonías ocurre como con todo.

Realmente, las sensibilidades de uno,

no hay mejor mujer o mejor hombre, depende de para quién.

No hay mejor bebida.

Pero sí es verdad, hagan una cosa, no dejen de hacerlo,

pruébenlo con las diferentes bebidas: cerveza, cava, fino, blanco, tinto...

-Yo prefiero el blanco. -Pues vamos allá. Yo la cerveza.

(Música)

Taller de empresa en "La aventura del saber"

con Arturo de las Heras.

Hoy hablamos de empresas familiares españolas en general

y del grupo de empresas Antonio Álvarez

que data de 1885 en particular.

Para lo que se encuentra también con nosotros

Alberto Zoilo Álvarez.

Bienvenidos. Gracias por reanudar esta sección, Arturo.

Muchas gracias, y aprovecho para felicitaros

por el 25 aniversario del programa.

Como ya hiciste desde tu trabajo, desde el CEF.

Desde aquí también, enhorabuena por estos 25 años.

Muchas gracias.

Preséntanos a tu invitado.

Os quiero presentar a Alberto Álvarez,

que es el actual presidente de ADEFAM,

de la Asociación Madrileña de la Empresa Familiar.

¿Y hace mucho que lo eres?

Lo soy desde este año, en el mes de junio tomé posesión.

Y nada, muy contento.

Muy agradecido de haber venido. Muchas gracias por invitarme.

Enhorabuena por vuestros 4000 programas

que me has comentado antes, que es algo increíble.

Estoy muy contento al frente de ADEFAM.

¿Cuáles son los retos que tenéis ahora mismo planteados

y que tú, como presidente, tienes como objetivo?

Pues, al final, es dar servicio a los miembros de la asociación.

Nuestra asociación está formada por 95 empresas importantes

de la comunidad de Madrid.

Tenemos 298 000 empleados entre las 95 empresas.

Representamos el 7,5 % del PIB de la comunidad de Madrid.

En términos equivalentes, la facturación.

El reto es dar servicio a nuestros miembros.

Yo creo que hacia fuera también es muy interesante

que demos a conocer la importancia del empresario familiar

en la sociedad y en la economía.

Que la gente sepa qué hacemos, cómo lo hacemos,

y la importancia y la trascendencia que tiene para la sociedad.

En España las empresas familiares son especialmente abundantes, ¿no?

Pues el 89 % de las empresas son familiares, a nivel nacional.

Y representan un porcentaje muy importante

del empleo que se produce.

Es verdad que la mayoría son empresas más bien pequeñas,

pero sí es cierto que tienen un peso importantísimo en la economía

a nivel nacional.

Los empresarios familiares aportamos mucho a la sociedad

y que le viene muy bien a la sociedad que sepa, que comprenda,

cómo actuamos los empresarios familiares.

Una de ellas es tu propia empresa, ¿no, Arturo?

Eso es, estamos asociados a ADEFAM,

y la verdad es que nos gusta rodeados...

¿Qué recibís vosotros de esta asociación?

¿Qué os hace que merezca la pena pertenecer a ella?

Sobre todo, es el poderte sentar con gente con problemática similar.

Nosotros estamos en segunda generación,

en esa transición entre la primera y la segunda.

El encontrarte con otros empresarios también familiares

que tienen problemas comunes, pues la verdad es que es interesante

Y así, digamos que a medio plazo, ¿cuál es el objetivo principal?

Porque la legislación española respecto a este tipo de empresas,

¿es comparable a la francesa, la alemana, la italiana...?

¿O es diferente todavía y hay cosas que os gustaría que cambiaran?

Sabes que en el entorno europeo hay unas normas que vienen dadas

y que son equiparables a nivel europeo.

Son del estilo.

Sí que es cierto que el empresario familiar demanda...

Hay una excesiva burocratización.

Una burocracia excesiva, muy compleja,

una diferencia normativa entre los diferentes territorios.

Yo creo que son cosas que nos complican los negocios.

Yo creo que los empresarios lo que queremos

es que nos dejen trabajar,

tener un ámbito más fácil para poder trabajar.

El reto del empresario familiar, a futuro, yo creo que es crecer.

Es la obsesión que tiene el empresario.

Para crecer tiene que abordar cosas como la innovación,

la captación y retención del talento,

la internacionalización en muchos casos.

Y también el entender e interpretar el cambio tecnológico que ocurre,

y que vendrá a futuro, y cómo adaptarse a ese cambio.

¿Cuáles dirías que son las diferencias radicales

que hay entre una empresa normal, una pequeña o mediana empresa,

y una pequeña o mediana empresa familiar?

La más evidente es que detrás de una empresa,

en la propiedad hay una familia.

Y, evidentemente, convive la familia con la empresa.

Hay unas interrelaciones que tienen muchos factores positivos

para la empresa.

Por ejemplo, una empresa familiar se suele gestionar

con criterios de prudencia, siempre con el largo plazo.

Muchas veces se gestionan estas empresas

para la siguiente generación.

Mi empresa fue fundada en 1885, nosotros somos quinta generación.

Cuando gestionamos la compañía tenemos que ser prudentes

porque se la tenemos que dejar a los siguientes.

En determinadas circunstancias, como la crisis del año 2007,

los excesos que se han cometido,

se ha demostrado que la empresa familiar es más prudente.

Por ejemplo, la gestión financiera, del riesgo, del endeudamiento,

se lo tenemos que dejar a la siguiente generación.

Estos criterios y valores de la empresa familiar

que tienen que ver con la prudencia y el largo plazo,

con el estar apegado al territorio del que vienes,

y tenerlo siempre en cuenta, tenerlo en tu mente,

es algo que nos diferencia de una multinacional

que tiene otros criterios, que también son buenos,

pero hay deslocalización o políticas de financiación agresivas

pues son más inherentes a ellos que a una empresa familiar.

La vuestra concretamente se dedicaba a las funerarias.

En el grupo Antonio Álvarez, el buque insignia es Interfunerarias,

que opera a nivel nacional.

¿En cuántas provincias españolas estáis?

Estamos actualmente en 11 provincias españolas.

Y la empresa está creciendo.

Al final, es una compañía que desde su origen se enfocó

en el cuidado de las familias, en su atención.

Una empresa que entendemos que es un momento muy delicado

y que lo que hacemos es muy importante para la gente,

porque lo está pasando mal en ese momento.

Necesitamos tener unos profesionales que sepan entender ese momento.

Además, tecnológicamente también ha habido grandes cambios

desde 1885 hasta ahora, en lo que se refiere a este negocio.

Sí, en relación con este negocio y con todos.

Es cierto que últimamente la velocidad del cambio aumenta.

Tú ves los cambios que ha habido desde 1885, imagino que muchísimos...

A 1985, no eran demasiados.

Imagino que en aquella época irían con caballos y tal.

La realidad es que es verdad que han habido cambios

pero si mides la velocidad del cambio,

cada vez el cambio es más rápido.

Eso es lo que el empresario tiene que detectar y asimilar.

Que la velocidad del cambio es mayor,

hay que prepararse para esa velocidad en el cambio,

que está impactando en las compañías y empresas

en su planificación estratégica.

Cuando uno piensa en la estrategia de una empresa,

tiene que pensar en las oportunidades, amenazas,

que hay en el entorno.

Sin lugar a dudas, el cambio tecnológico

es una gran amenaza y una gran oportunidad

para casi todos los negocios.

¿Qué destacarías, Arturo, de Alberto como empresario?

Pues es una persona con una gran vitalidad.

Mucha iniciativa, y es muy emprendedor.

Su negocio, por así decirlo, viene de algo tradicional,

pero él innovador dentro de esa tradición.

Hoy en una reunión nos decía que el CEO de la compañía

tiene que ser el primer friki de la compañía.

(RÍEN) A ver, explica eso, Alberto.

La verdad es que es divertido. ¡Que esto la televisión!

Pero es divertido. Cuenta.

Yo creo que la... A ver cómo me explico.

Como el cambio tecnológico viene

y el consumidor está cambiando su comportamiento,

y creo que el consumidor es muy importante para una empresa,

todo lo que tiene que ver con la tecnología,

con el cambio tecnológico o con el entorno digital,

es algo que hay que tratarlo.

Yo estaba hablando de cómo tratarlo dentro de la compañía.

Y esto no creo que deba ser algo que se trate en la compañía

como el "Departamento de Tecnología", el "Departamento de Innovación".

Yo no creo en eso, tiene que ser el líder de la organización,

el CEO de la organización...

En una empresa familiar, el patriarca, el jefe de la compañía,

tiene que ser un poco friki,

tiene que ser alguien que le guste esto, que tenga afición.

Él tiene que predicar dentro de la compañía,

tiene que liderar, hablar a la gente

de la importancia del cambio tecnológico.

No puede ser que una empresa que quiera tener futuro

tenga que tener arriba a una persona

que sea al que hay que convencer de estos temas.

Por eso digo que tiene que ser un poco...

Es un poco peligroso decir que tiene que ser friki

porque se saca un titular y luego se nos critica.

Quiero decir que tiene que tener un entendimiento de lo que ocurre,

y aceptar algunas de las cosas que pueden venir a futuro,

no darlo como algo imposible.

Claro, vivir la empresa con cierto entusiasmo.

Saber cómo es, por qué es así, cómo debería ser.

El líder de una organización es un referente para toda la compañía

y son los valores de la compañía que se inspiran a través de él.

Si una compañía tiene que ser innovadora,

la persona de arriba tiene que ser el mayor innovador.

Es así.

Yo creo que en este aspecto ya está ocurriendo

en muchísimas compañías, ya lo vemos.

Donde es verdad que arriba se está predicando:

"Tenemos que avanzar, estar pendientes

de todo lo que va a venir, el consumidor está cambiando,

se relaciona con las empresas de una forma diferente".

Entonces, sí que es cierto que la persona

que está arriba de una organización tiene que ser el referente para todos

y en esta materia también.

De ahí viene el tema, con todo el respeto a...

No quiero decir que tenga que ser... Solo un poquito.

Muchas gracias, de verdad, Alberto, por estos minutos tan interesantes.

Mucha suerte con lo que emprendas, aparte de la empresa familiar.

Que ya sabemos que te arriesgas, que haces "startups".

Has hecho alguna ya, de hecho. Sí.

Hasta siempre. Muchísimas gracias.

Arturo, ¿a quién vas a invitar la semana que viene no, la otra,

Pues en 15 días voy a invitar a un emprendedor

de un ámbito totalmente diferente

porque se dedica a vender ropa por Internet.

Ah, bueno, interesante.

Muchísimas gracias. Hasta entonces, amigo.

El pasado año, los centros de alojamiento

para personas sin hogar en España

acogieron una media de 16 437 personas por día.

Un 21 % más que en 2014.

Sin embargo, hay asociaciones que luchan denodadamente

por ayudar a estas personas

dándonos a todos razones para la esperanza.

(Música)

Si la persona no hay manera que se despierte, nos vamos.

Hablamos con un tono delicado.

Y si se mueve, nos presentamos, que venimos de la Red,

que queremos hacer una encuesta.

El objetivo de la encuesta, le explicamos,

y que le vamos a dar una gratificación de cinco euros

por las molestias y por haberlo despertado

en el caso de que haya sido así. ¿De acuerdo?

Una vez así, empezamos la encuesta.

(Música)

(Tráfico)

¿Tiene usted algún apodo? ¿Le llaman de alguna manera?

¿Los amigos?

-Puede ser, no me lo sé.

-No se preocupe. ¿A ver?

¿Su fecha de nacimiento?

-Ocho del 60.

-Agosto de 1960.

-¿De dónde eres? -De Nigeria.

¿Llevas mucho en España? ¡Hablas bien español, caramba!

(RÍE) Hablas bien, sí.

Me dieron la nacionalidad y todo eso. Mi carnet y todo está...

-Claro, si tienes DNI, tienes nacionalidad. Muy bien.

Lo paso muy mal, por cierto.

¿Cuánto tiempo llevas, más o menos, así viviendo en la calle?

Oh...

Yo no puedo decirlo exactamente, pero tiempo llevo.

-No ha estado detenido...

-Esto tampoco... -No.

-No ha tenido problemas...

(Música)

Brillo en tus ojos.

Olores a cera.

Me quema la sangre

al verte en la acera.

Tirado, desnudo,

apartado a un lado.

No, resulta que había perdido unas llaves que tenía yo del piso.

Entonces, claro, no tenía dinero para pagar...

-El alquiler. -El alquiler no, lo de la puerta.

-Sí.

Entonces, me quedé allí... Me vine para Barcelona.

Y me vine así.

-Yo salí de un piso que estuve unos meses sin pagar.

Y al final, me desahuciaron.

Un desahucio. Y paré en la calle.

Porque lo que me pedían no me llegaba, no pude pagarlo.

-Se ha terminado el cachondeo.

-Bueno, señores, empezamos. -¿Otra vez?

34. Tres, cuatro.

-¿Tú cuánto tiempo hace que estás en la calle?

Si te acuerdas.

Pues ahora mismo no me acuerdo cuántos años.

-¿Cuánto tiempo? -Un par de años.

-¿Y cómo llegaste? -¿Cómo llegaste a eso?

Pues...

Llegué porque no tenía hogar.

-¿Y los familiares? ¿Tuviste problemas?

No, problemas de familia no.

Simplemente que me gustaba vivir a mi aire, sola, libre.

-¿Tienes amigos?

Tengo muchos amigos, hablo con ellos y paseo.

Y cuando no, pues me voy a un centro que hay aquí cerquita,

que es de gente de la tercera edad.

Me tomo un café con leche, cargo el móvil, y bueno...

Me siento allí, y veo cómo la gente juega al dominó.

Y así se me va un rato hasta que me canso y me voy.

-¿Y se puede llegar a ser feliz viviendo en la calle?

Hombre, depende de cómo lo mires. Si das con gente...

-Me refiero que habiendo libertad, si no haces nada malo, a tu ritmo...

Hombre, si vas a tu ritmo sin hacer nada malo a nadie

y que la gente tampoco te haga daño a ti,

y tú vas a lo tuyo...

Pues yo pienso que no es nada malo.

Por lo menos es una experiencia que has vivido.

-Perdona si te ofendo,

¿te puedo preguntar la edad o no se puede saber?

Pues el 17 de este mes hice 62 años.

No estoy enamorada de nadie, no me ha salido mi media naranja.

-¿Tuviste algo muy bonito?

Tuve algo muy bonito, pero lo que yo tuve,

no es que me dejara, sino que está muerto, en el cielo.

Hace ocho años.

Entonces, como esa persona, hoy en día es muy difícil encontrar.

-Ya, lo entiendo. -¿Tú qué opinas de la calle?

Bueno, yo... La calle tiene muchas cosas.

Pero para mí que solo hay espinas y demonios.

Sobre todo porque nadie te quiere.

(Música)

-Esta poesía se titula "Orfanato".

Y dice:

"Cuántas lágrimas vertidas, cuánto llanto derramado,

cuántas horas consumidas por olvidar el pasado.

Dentro quedaron heridas que nunca cicatrizaron.

Una rama ya partida de un árbol hoy destrozado.

Unos años se terminan sin llegar a comenzarlos.

Infancia ingrata que anima al adulto sin pasado.

Puede cercarse una vida al ocaso de orfanatos.

Mientras la gente germina al reencuentro de sus pasos.

Existencia permitida para fingir su rechazo.

Cuántas lágrimas perdidas por pasillos y despachos.

Es un llanto que camina y por el cual he luchado.

Mientras en mí quede vida, lo seguiré derramando".

(Sierra)

-Hola. -Hola.

-Quédate si quieres.

¿Alguno de vosotros tiene algún tema para hablar en el taller?

¿Alguna cosa que le preocupe? ¿Alguna sugerencia?

-Yo creo que el espacio es un poco reducido.

-Me refiero, muy justo, ¿no? -Espacio reducido.

Y más en una silla, que tengo que hacer virguerías.

-Pero no, veo que dentro... -Antonio.

-Me alegro que me hagas esa apreciación.

-A ver, ahora lo que hay que hacer es vivir, comer...

...ver a gente, lo que hacen, vivir.

Quiero vivir, quiero comer, no sé, con toda la gente.

(RÍE)

¡Beber zumos! ¡Refrescos! (RÍE)

¡Pegarte una ducha! ¡Eso, eso!

Luego vendrá el invierno, que podrás hacerlo.

Luego te pones la manta otra vez.

Tengo 61 años.

Llevo desde los 26 años...

Necesito una habitación.

Una habitación para dormir en un sofá.

En un colchón.

Comiendo algo más caliente.

Y bueno...

Por las mañanas, comer,

y por las noches comiendo algo caliente.

-Ya sabéis que hay personas que hacen el esfuerzo

por no beber, por mantenerse abstemios,

y convivir con gente que bebe es complicado.

Entonces, pensad que el taller y los espacios de la Red

son espacios de salud, son una oportunidad de decir:

"Ostras, qué suerte que tengo, que en este espacio

no tengo que preocuparme de si bebo o no bebo.

No, aquí ya sé que no bebo".

Eso da un poco de respeto a uno, lo primero,

y respeto al resto, por no beber.

Lo digo porque a veces hay presencia y entonces....

Y también estarían los alrededores del taller.

-Las afueras del taller... -A 500 metros como mínimo.

No, pero un poco respetar, que es una imagen que damos afuera.

A los vecinos...

¿Sabes qué?

"Que te haría yo reina de todos mis sueños.

Serías, vida mía, Virgen de mis desvelos.

Moriría muy contento, carita de sufrimiento.

Me dejaría crucificar como redentor de tus amores.

Clavadito en un madero.

¿Sabes qué? Muero si no te veo.

Y si te veo, desespero.

Muero, muero, monumento.

Que te haría yo reina de todos mis sueños.

Sería, vida mía, Virgen de mis desvelos".

-¿Qué necesitas? -Yo, nada.

Yo duermo aquí, y teniendo para comer nada más,

ya me conformo, no pido más nada.

Con cuatro kilos de hierro, y cable o cualquier cosa,

sacando para mi tabaquillo y para comer, ya tengo de sobra.

-No pido más. -Claro.

A veces son cosas básicas lo que necesita uno.

-Se acabó, no necesitas más. -No, además, yo no pido más.

Muchos me lo dicen: "Pero ponte ahí en la boca del metro

en vez de estar aquí sentado". Digo: "¿Yo?". (RÍE)

-No se necesita mucho más.

Yo no valgo para ponerme ahí, hombre.

Y menos ahí, que todos me conocen y me ven así.

Bueno... Y no me veas.

¿Cuánto llevas en la calle, por aquí?

Por aquí llevaré ya...

Por lo menos... cinco o seis años. Aquí, en este mismo sitio.

-La avaricia, la codicia,

lo que es el pecado en sí.

En querer tanto que...

Sí, cuanto más tienes, más quieres tener.

Y esas cosas.

-No sé. -Cuando con poco...

Con lo justo.

Mira, yo digo que una casa...

Una persona tiene derecho a tener un hogar.

¿Eh? Un trabajo.

Y para poder comer, tirar adelante, y vestir.

-Vestir forma parte... -Y bien, en condiciones.

Exactamente.

-Y ya está. -¿Qué más quieres?

-¿Qué más quieres? -Tener para tus gastos...

-Y ya está. -Y para comer.

Eso sí, tener cuatro monedas en el bolsillo,

que un hombre sin dinero es como un proyecto raro.

Igual que sin mujer.

Y luego no vaya a ser que llegue la muerte,

te pida las tres monedas y dices: "Ahora me voy a labrar la tierra".

Yo le preguntaría a ver cuándo me las dio,

porque no me acuerdo. (RÍEN)

(Música)

-Manuel, ¿te acuerdas cuando estabas en el cajero,

allí en la plaza de Cataluña?

Sí, y no quisiera ni recordarlo de lo mal que lo he pasaba.

Porque muchas risas,

pero la depresión que tienes dentro no te la quita nadie.

Oye, cuando tú estabas allí con nosotros en la calle,

¿tú cómo te sentías?

Yo claro que me sentía hundido.

Yo no estaba acostumbrado a estar en la calle,

estaba acostumbrado a trabajar.

Y estar en la calle...

Claro, se te tiene que hacer el estómago duro y adaptarte a todo.

Yo dormía en los cajeros, como los demás.

Yo tenía que buscar un trabajo como fuera.

Soy mayor, pero todavía valgo para algo.

Y en eso, encontré trabajito con la furgoneta y mira,

ahí tengo mi habitación, vivo en el centro de Barcelona,

tengo mi habitación, mi ropa, mi trabajo.

-Llorar no sirve de nada. -No, para nada.

Y esperar a que te saquen las castañas del fuego, tampoco.

Tienes que poner algo de tu parte.

Y el que diga que en el suelo se duerme mejor que en una cama,

ese tiene miga.

-No sabe lo que dice.

Vagabundo, vagabundo,

ten cuidado dónde te metes,

que por no tener, no tienes ni el calor de una madre.

Él vive debajo de un puente y con una lata

él se hace un potaje.

Luego va por la vía del tren cogiendo colillitas.

Yo hago lo que de verdad me pide mi cuerpo.

Y ya está.

Tengo este carro, sí, porque llevo las mantas

y ahora cuando anochezca la extiendo y aquí duermo.

Luego me voy allí al garaje, cambio de carro,

cojo el otro y me voy a mi chatarra.

Y ya está. Que encuentro, bien. Que no, pues mira.

-¿Cómo acabaste en la calle?

Pues mira...

Diciendo la verdad, por una mujer. Y ya está.

Y mira, por culpa de eso nada más, yo tengo la casa.

Es que ni me asomo por allí siquiera. Ella la está disfrutando, yo no.

Y la pagué yo.

Lo malo es el día que caiga enfermo.

Eso ya sí. Si caigo enfermo,

me voy ahí al metro,

y el primer metro que pase, me tiro.

Y si no, le digo a uno: "Empújame y me he caído".

-¿Aquí en la Red cómo te tratan? -¡Hostias!

Es mi familia. La verdad.

Yo tengo familia, pero es como si no la tuviera.

Pero aquí es como si fuera mi familia.

Los amigos y todo con lo que yo me relaciono,

para mí es mi familia.

Porque la familia lo que no puede hacer es ignorarte.

-Bueno, eso es un tema...

Te ignoran por cosas que ya no tienen solución.

Lo que tienen que hacer ellos es ponerle solución, no ignorarte.

-Bueno, a eso hay que darle tiempo.

-Sí, yo le estoy dando tiempo, pero me parece que ya...

-Es duro. -Ya, pero bueno.

-Con el tiempo, a lo mejor se dan.

(Música)

Pues yo soy voluntaria

para devolver a la vida lo mucho que me ha dado a mí.

Tengo que dar las gracias a la vida

y lo hago dando un poquito de mi tiempo,

es lo que doy solamente.

Y solo de ver a un usuario lo agradecido que está

cuando estás en duchas y le das una camisa,

o cuando estás en consigna y le buscas su maleta con cariño.

Me devuelve mucho más de lo mínimo que doy yo.

Y otra cosa, además,

todos los voluntarios que yo he conocido,

ha sido una lección de vida para mí.

Es esto.

Aunque yo soy joven y la gente a veces es más mayor,

creo que también es importante que la gente joven

se una a este tipo de causas porque también tenemos tiempo.

Quizá no tanto, porque tenemos otro tipo de cosas.

Pero yo creo que también es una responsabilidad nuestra

de dedicar un poco de tiempo,

porque somos muy afortunados y no tenemos ese tipo de problema,

también a unirnos a hacer este tipo de cosas.

Es que el voluntariado, para mí, ha sido una experiencia muy especial.

Es verdad que no todo es tan bonito.

A veces, yo sobre todo, me llevo mucha carga.

Porque involucro y porque los llego a querer.

Hoy por ejemplo, estoy un poco apenada, triste,

porque he visto el caso de un usuario que ha recaído,

y esto me apena, pero bueno, me empuja a seguir luchando

y a seguir viniendo cada semana y estar con ellas

aportando alegría y tristeza,

que en sus vidas a veces ves que están derrotados

y quieres poner ese granito.

Como decía mi compañera, ese granito de arena

para seguir adelante t para hacer algo también

por lo mucho que tenemos y por la vida digna que llevamos.

-A ver, Rafa, ¿qué has hecho hoy? -Pues lo de todos los días.

Yo de lunes a viernes, como colaboro con la Red,

pues voy y estoy allí dos horas, dos horas y media, tres horas...

Depende del trabajo que haya.

Yo hago los zapatos, me encargo de numerarlos, coleccionarlos.

-¡Eh! -¿Qué? ¡Espera, aquí estamos!

-Y las cosas que voy haciendo, todos los días un poquito.

-Ya vengo de comer. -Muy bien.

-Hola. -¿Qué hacéis?

-Pues mira, preparando la comida.

La faena, cada día se limpia aquí, se friega...

-Lo hace cada uno y ya está.

La comida... Lo siento, Jesús, te toca a ti.

-Yo para guisar soy muy torpe. -Bueno, cada uno aporta lo que puede.

-Yo antes estaba hecho una piltrafa, como digo yo.

Y ahora sales a la calle como una persona normal.

Que somos personas normales,

pero normalmente no vas como vas ahora.

Antes iba un poquito cortado.

Yo me acostumbré y es una droga, no quería trabajar.

Ganaba más pidiendo que trabajando.

-No es que haya mala gente, es que hay demasiados en la calle.

Entonces, es lo que cuesta.

-Claro, vas a una iglesia y hay 40 para pedir.

Claro, ¿y adónde vas ya?

Te pones al lado de un "container"

y en 10 minutos te pasan 20 personas mirando los "containers".

No hay nada, somos demasiados.

-A mí me tienen frito con el tabaco ya.

-Lo malo no es eso, es que somos demasiados.

Yo siempre he estado trabajando.

Hasta que caí en el paro y en esto, y ya fue todo una bola.

Es una cosa que va rodando.

Hoy, gracias a Dios, gracias a la Red, estoy bien.

Vivo bien y la cosa está bien.

Pero que buscar trabajo hoy una persona sin estudios ni nada,

lo tiene muy mal, muy mal, muy mal. -Ya lo tienen los chavales jóvenes.

Ya lo tienen mal los jóvenes que tienen estudios y saben idiomas,

nosotros que no tenemos ni idea, fíjate tú, ¿adónde vamos?

Y los hay que nos espabilamos y nos buscamos la vida

y los hay que nos sentamos y esperamos que nos las den todas.

-Cada uno... Es que hay gente que no sabe...

Que no saben buscarse la vida.

Se quedan en el banco todo el día, como dice este, desde la 7 A.M.

y espera que alguien venga: "Oye, toma un cigarrito".

"¿Quieres para una lata de cerveza o para vino?".

¡Eso no es vida! Estás perjudicándole.

Si no te da nadie, verás cómo tú te buscas la vida.

-Yo caí en la calle por el trabajo, porque se fue.

Yo trabajo sí tenía.

Pero la máquina me traía por la calle de la amargura.

A la máquina sé que no voy a ganar, ¡eso lo sé yo!

-Solo se hacen millonarios los dueños.

Lo que pasa es que como eche un euro, me gasto todo lo que tengo.

El juego, la máquina, es lo peor que hay.

Cuántas familias se han perdido por las máquinas.

En la calle tienes que dormir con un ojo abierto y otro cerrado.

Tienes que tenerlo todo agarrado.

-De todo hay. -A mí el mismo, yo no pienso en eso.

-Que dure mucho y aguantar lo máximo que se pueda.

Haciéndolo lo mejor posible, claro.

-Quien tenga salud, es lo principal. Ya está, fuera. No pienso en nada.

(Música)

(RÍE) ¡Mira! ¡Mira!

Aribau 65, habitación 25.

Que llevo un día durmiendo en una habitación.

Y hoy cuando me he despertado, digo: "¡Coñe! ¿Dónde estoy?".

Yo estoy muy feliz ahora.

A ver, en el sentido de que sabes que te metes en tu habitación

y que mañana será otro día.

Esto cambia mucho.

Esto es...

Te da miedo.

Y ahora saber que estoy en una habitación,

que tengo mi llave, y un horario, pero me da lo mismo...

He estado viendo la tele hasta las seis de la mañana.

Digo: "¡Coñe, el tiempo que hacía que no veía la tele hasta las seis!".

Nací el 12 de abril de 57.

-¿60 añitos? -Sí.

No veo de un ojo, voy con muletas, no tengo un duro,

pero tengo una moral que "pa" qué. (RÍE)

La calle es muy dura.

(Música)

(Música)

Taller de humanidades en "La aventura del saber".

Hoy hablamos de derechos de autor.

¿Por qué se pueden heredar las fincas de un padre o un abuelo

pero no sus derechos de autor, salvo por un corto tiempo?

¿Por qué no pueden recibir los autores su pensión de jubilación

y al tiempo el dinero que generan sus obras?

Son dos preguntas que vamos a plantear seguidamente

a Jorge Corrales, director general de CEDRO.

Centro Español de Derechos Reprográficos.

¿Qué tal, Jorge? Encantado.

¿Por qué pasa esto?

Pues...

La verdad es que la propiedad intelectual

es una propiedad privada especial.

Es una propiedad privada que tiene una dimensión social

que no tienen otro tipo de propiedades privadas.

Bajo este razonamiento,

la legislación se ha adaptado limitando el período de tiempo

sobre el cual el autor puede ejercer o tomar decisiones

sobre la obra.

De tal forma que un autor, mientras vive,

puede decidir qué uso se hace de su obra,

y a partir de su muerte, durante 70 años,

los herederos pueden decidir sobre su obra.

Pero solo 70 años. Solo 70 años.

A partir de ese momento, la obra pasa a dominio público.

¿Esto qué quiere decir?

Que cualquier persona puede hacer uso de su obra

gratuitamente.

Esto es así. Sí.

Yo creo que esto se puede, hasta cierto punto, entender.

Porque hablamos de un bien espiritual,

de las obras de teatro, novelas...

Entonces, bueno, podemos entender que no es lo mismo

que heredar una finca y tal,

aunque supongo que los herederos tendrían algo que decir al respecto.

Pero lo que resulta muy difícil de comprender

es por qué un autor no puede cobrar su pensión de jubilación

al tiempo que los derechos de autor.

Quiero decir, imaginemos que hay un autor

que ha sido durante 50 años de su vida

carpintero o profesor de instituto, o profesor de universidad.

Ha estado pagando religiosamente lo que debe pagar.

Sus impuestos. Sus impuestos, la seguridad social.

Y de pronto, cuando llega a la jubilación,

tiene una iluminación, escribe una novela,

y le sale muy bien y le da mucho dinero.

¿Por qué no puede cobrarla?

Pues actualmente, la legislación española

provoca que en la práctica se produzca este caso

de incompatibilidad del cobro de la pensión

con el cobro de los derechos de autor.

De alguna forma, obliga a los autores,

bien sean escritores, traductores, periodistas,

a elegir entre cobrar la pensión o cobrar los derechos.

Lo que sí hay que señalar,

es que la labor del escritor es un trabajo cualquiera.

Y que requiere de una remuneración del mercado.

Y otra cosa más importante aún.

Que la labor de escribir, la labor creativa,

no está ligada a una edad concreta.

A los 67 o 65 años...

Se te puede ocurrir la idea de tu vida

y hacer el gran novelón.

Lógicamente, y tenemos muchos casos en los que así pasa,

como Alberti y Cela,

que realizaron mucha parte de su obra a partir de esa edad.

Otra cosa importante es que no es fácilmente duplicable

una obra de un escritor.

No puede venir otro escritor y hacer exactamente esa misma obra.

Claro, no le están quitando el sitio a nadie.

Pues no, no le están quitando el sitio a nadie.

Basta con alzar la cabeza

y mirar lo que puede pasar en países europeos.

Del entorno. Países como Alemania, Francia,

Italia, Portugal, Polonia...

Permiten una compatibilidad total del cobro de la pensión

con el cobro de los derechos.

Hace poco habéis tenido un congreso con autores

y supongo que habéis debatido sobre el tema.

¿Cuáles son las conclusiones a las que habéis llegado?

Pues hay tres conclusiones principales

que se originaron a raíz de este congreso.

La primera es la necesidad de tomar o adoptar medidas legislativas

que permitan la compatibilidad de la pensión

y el cobro de derechos de autor.

La segunda, y no menos importante,

es la necesidad de adoptar coherentemente legislación europea

para fortalecer el derecho de autor

y que los autores, los escritores, los traductores,

obtengan una remuneración justa

por el uso de sus obras en distintos ámbitos.

Y la tercera necesidad que surgió del congreso

fue la necesidad de actuar en áreas formativas

para dar una mayor difusión, un mayor conocimiento,

que la sociedad valore o incremente el valor

que le da a los derechos de propiedad intelectual

y a la propiedad intelectual.

El cambio legislativo en España parece que se va a producir.

Porque había representación de todos los partidos en el congreso

y todos, unánimemente,

decían que sí.

Sí, nosotros esperamos que el cambio legislativo sea inminente.

Porque la situación de precariedad en cuanto a los derechos de autor

que sufren escritores...

En algunos casos, viene de hace más de 25 años.

Desde CEDRO estamos trabajando en elaborar una propuesta

que facilitaremos al Gobierno que permita la adecuación

del entorno de derechos de propiedad intelectual de escritores

a la situación que tienen sus colegas en el resto de Europa.

¿Y sois optimistas al respecto?

¿Creéis que sí se va a conseguir?

Nosotros pensamos que esta vez sí se va a conseguir la adecuación

en cuanto a la compatibilidad de la pensión y el cobro de derechos.

¿Crees que será con derecho retroactivo

o lo que se haya perdido ya, ahí se queda en el limbo?

Pues esta cuestión es bastante difícil.

Nosotros creemos que a vistas de la legislación

que termine implementando,

tendremos que analizar cada uno de los casos particulares

para dar la solución más conveniente.

Hablemos un poco de CEDRO.

De la historia de vuestra organización.

Bueno, CEDRO es una asociación cuyo objetivo es la protección

de los derechos de propiedad intelectual

tanto de escritores como traductores,

como periodistas, como editores,

de libros, revistas y periódicos.

La asociación se estableció,

fue aprobada por el Ministerio de Educación,

de Cultura en esos momentos, a finales de los años 80.

Y desde entonces, hemos tenido una evolución creciente

en número de socios,

pero una evolución, digamos, no tan creciente

en cuanto a la recaudación de los derechos que gestionamos.

¿Vosotros tenéis algo que ver con la SGAE?

Nosotros lo que gestionamos es, principalmente,

autores y editores del sector del libro.

No tenemos relación ni dependemos de la música.

No tenemos ningún tipo de relación.

¿Y estáis de acuerdo

con la legislación que os ampara y todo eso?

¿O estáis también queriendo cambiar, por lo menos,

este extremo del que hablamos?

Sí, hay otra serie de derechos

que fueron en su momento implementados

de directivas europeas,

que fueron implementados en la legislación nacional de España

de una forma, entendemos, poco coherente.

Porque hay gran diferencia en cómo se desarrolló aquí

y cómo se desarrolla en algunos países,

en la mayoría de los países de la Unión Europea.

Y ya que nuestro objetivo es proteger los derechos propiedad intelectual

de autores y editores,

nosotros vamos a requerir que se adecúe esa situación

más al entorno europeo.

Se me viene a la cabeza el caso de los derechos

derivados del préstamo público

o del uso de las obras de texto

en entornos educativos, etcétera.

Aquí se trata de encontrar un marco que favorezca a todos,

que permita, sobre todo,

la circulación del conocimiento,

pero que también ofrezca a sus autores una remuneración

para que puedan, sobre todo, seguir creando.

Este patrimonio cultural que, al final, es de todos.

Ha sido un verdadero placer contar contigo estos minutos.

Muchas gracias, esperamos volver a verte

para hablar de alguna de las iniciativas de CEDRO,

que nos consta que tenéis bastantes,

todas muy relacionadas con el mundo que nos interesa.

Y hasta siempre. Muchas gracias.

Seguimos. Recuperamos un fragmento de uno de los capítulos

que dedicamos a las personas con T.E.A.

Trastorno del Espectro Autista.

Vivir el presente es algo común en este colectivo

para evitar estar pensando constantemente en un pasado atroz

o en un futuro incierto.

Si les interesa, pueden ver el reportaje completo en la red.

(Música)

¿Cómo reaccioné?

Cuando mi hija, la otra, delante de las niñas,

yo actuaba como si no pasara nada, pero Sara, que es muy perceptiva,

con tres años, me cogió, me sentó y me dijo:

"Mamá, ¿por qué vas tanto al médico con Alba? ¿Pasa algo?

¿La hermana se va a morir?", y le dije: "No",

y dice: "Pues entonces, no pasa nada, Alba es igual".

Ahí dije: "Si una niña de tres años ve esto, ¿por qué yo no lo veo?",

y desde ahí, se me pasó toda la angustia.

Sigo angustiándome con ella,

pero también me angustio con la hermana

por la adolescencia, por el cambio de colegio,

pero como cualquier... Como con mi otra hija,

no hay ningún problema con eso.

(Música)

La resilencia es un término que proviene de la física

y que define la capacidad de un cuerpo o material

para resistir un impacto y recuperar su forma.

Aplicado al ser humano,

la resilencia sería la capacidad para superar un impacto emocional,

sobreponiéndose a la adversidad o al dolor,

transformándolos en algo enriquecedor y constructivo.

La resilencia, por talante o por pura necesidad vital,

es una virtud frecuente

entre las familias y personas que conviven con los autistas.

Unos padres fuertes y generosos que, lejos de sentirse abrumados

por la carga y el trajín que supone tener un hijo autista,

usualmente, sacan fuerza y energía para colaborar entre sí

e incluso, para poner en marcha proyectos solidarios.

La resilencia, innata o adquirida,

es una forma eficaz de superar la desgracia.

Una aptitud vital positiva

que se ejerce, habitualmente, en común,

generando confianza, solidaridad y autoestima

y que produce, para quien la ejerce,

ámbitos saludables de crecimiento personal.

(Música)

La editorial Siruela acaba de publicar este libro:

"Historias de cine: relatos que inspiraron grandes películas".

Selección del especialista Juan Antonio Molina Foix.

Recordemos que el hermano mayor de Vicente Molina Foix

había preparado una antología inolvidable

de relatos de terror llevados al cine

que llamó "Horrorscope", dirigido a la editorial Nostrum

o traducido la obra completa de Lovecraft

entre otras labores intelectuales.

Esta antología se cuenta a la altura

de la calidad extraordinaria de su trabajo anterior.

Quien abra el libro no se sentirá defraudado.

Son todos relatos espléndidos y todas películas maravillosas.

Guy de Maupassant, Stefan Zweig, Agatha Christie, Daphne du Maurier,

Dostoyevski, Joyce y también Kurosawa, Mizoguchi,

Rossellini, Mankiewicz, Billy Wilder, Ford, Houston,

Welles, Bresson, Hitchcock...

El placer está asegurado.

Lo mejor es leerse el texto primero y luego ver la película.

Bueno, nos vamos ya. Volvemos mañana jueves

con actuación musical de Javier Robles,

cantante de "swing",

y una entrevista con Mar Abad sobre vocabulario generacional

y otra sobre un caso de transexualidad

en la España de Felipe II,

muy sorprendente y perfectamente documentado.

También les ofreceremos una muestra del trabajo de Federico Hurtado

en el Boek Visual.

Gracias, como siempre, por su elección.

Les esperamos a todos mañana en "La aventura del saber" en La 2,

alrededor de las diez de la mañana. Feliz día.

  • La aventura del saber - 25/10/17

La aventura del saber - 25/10/17

25 oct 2017

Veremos los reportajes "Armonías: Sardinas" y "Espinas y demonios". Además, entrevistaremos a Arturo de las Heras, Dir. Gral. de CEF y UDIMA, a Alberto Zoilo Álvarez, Presidente de ADEFAM, y a Jorge Corrales, Dir. Gral. de CEDRO.

ver más sobre "La aventura del saber - 25/10/17" ver menos sobre "La aventura del saber - 25/10/17"
Programas completos (1433)
Clips

Los últimos 4.295 programas de La aventura del Saber

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios