www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5089218
Para todos los públicos La aventura del saber - 25/03/19 - ver ahora
Transcripción completa

Buenos días a todos.

Hoy lunes abrimos el programa hablando de ciberseguridad

con un militar español experto en ella

que acaba de escribir un libro electrizante.

El libro se llama

"Manual de supervivencia para un mundo hiperconectado".

Lo recomendamos hace unos días en el programa

y hoy tendremos

la oportunidad de conocer algunas de sus conclusiones.

Luego, abrimos un taller de salud muy especial

con el doctor Nicolás Romero.

Ya tuvimos ocasión de hablar de su libro

"Si te gusta comer, aprende a adelgazar",

y a partir de hoy lo pondremos en práctica.

Iniciaremos un plan de alimentación al que les invitamos a unirse.

Haremos un seguimiento de sus resultados.

También recuperamos nuestro trabajo sobre el escultor Martín Chirino,

con motivo de su fallecimiento hace unos días.

Es nuestro humilde homenaje a quien ha sido

uno de los principales artistas contemporáneos españoles

y con mayor proyección internacional.

Latinoamérica en las colecciones de la Comunidad de Madrid

y Fundación Arco es el título de las exposiciones

que pueden visitarse en Madrid

y sobre la que hoy ofreceremos un reportaje

en la segunda parte del programa.

Taller de ciudadanía hoy con Ángel Gómez de Ágreda,

coronel del Ejército del Aire,

experto en ciberseguridad español en la OTAN

y autor de este libro

claro, extraordinariamente documentado y muy útil,

cuya lectura nos permitimos recomendar hace unos días,

"Mundo Orwell.

Manual de supervivencia para un mundo hiperconectado".

Bienvenido, muchísimas gracias por el libro.

Muchas gracias. Creo que son temas interesantes

para darle esta difusión en un medio como este.

Durante mucho tiempo, Internet ha aparecido

como una revolución, algo increíble,

sin embargo, lo que siempre nos hemos preguntado

es cómo se convierte todo esto en dinero.

No recuerdo haber leído una explicación mejor que la suya.

Por favor, háganos un pequeño resumen.

En realidad, la información era poder,

ahora lo que es poder es el conocimiento.

La diferencia entre lo que te proporciona Internet

y lo que había antes es, fundamentalmente,

la capacidad para unir informaciones que había muy dispersas.

El hecho de poder personalizar para cada uno de nosotros

el mensaje que nos llega le da una potencia extraordinaria,

porque nos llega directamente al corazón sin pasar por la cabeza

y al mismo tiempo te permite juntar

todos los datos individuales que existen sobre nosotros

y crear una conciencia de grupo o una sociedad,

de tal manera que te permite las dos cosas:

individualizar al máximo,

pero no individualizar al individuo que eres tú,

sino al que ellos quieren construir;

y al mismo tiempo construir una sociedad uniforme, armónica,

que sirva también a sus propios intereses.

No solo en el plano económico directo del consumismo,

no solo la publicidad, también la propaganda,

en cuanto a nuestros votos, nuestra forma de pensar,

nuestra visión del mundo, el control del relato es fundamental

e Internet es lo que te permite,

juntar las bases de datos que había dispersas.

Porque los algoritmos no son inocentes, ¿no?

Pueden tener un sesgo de quien los crea.

Los algoritmos son inocentes,

los que no son inocentes son los que los crean, efectivamente.

Los algoritmos son programas, igual que las máquinas,

éticamente son neutrales.

El problema es que cuando se han ido desarrollando

o bien se les ha alimentado

con datos que ya tenían cierto sesgo,

en cuanto a darles una visión de la sociedad que tenemos,

que no es perfecta y, por lo tanto,

no obtendremos un resultado perfecto,

o bien intencionalmente

se ha buscado que te den el resultado,

manipular, de alguna manera, las encuestas, los datos,

para que den el resultado que tú quieres.

Hablemos de privacidad.

La privacidad no ha sido un valor de siempre.

En la Edad Media, por ejemplo, se cuenta en el libro,

los únicos que tenían privacidad eran los dueños de los castillos,

los demás vivían comunitariamente. El dueño del castillo

vivía en su habitación, con su familia,

pero todos los demás vivían en una sala común.

No se valoraba la privacidad, pero porque tampoco

había el resto de los derechos individuales y humanos

que tenemos ahora.

La privacidad nos sirve ahora mismo es para ser personas

y ser menos influenciables

por los que controlan la información.

El problema que tenemos al ceder nuestra privacidad, al perderla

es que nos volvemos transparentes y, por lo tanto,

cuando somos transparentes perdemos toda capacidad para resistir.

Incluso le puede permitir a alguien alterar nuestros valores

o dejarnos sin ningún tipo de referencias.

Porque el Gran Hermano al que alude el libro,

¿es Internet o son las grandes páginas

con todos nuestros datos de Internet?

Internet, en principio, era una tecnología...

Hay una "Declaración de independencia del ciberespacio"

de John Perry Barlow,

que describe Internet como un mundo nuevo

en el que se pueden dar todas las libertades

y, potencialmente,

tiene esa capacidad para darnos todas las libertades,

pero también es un instrumento tremendo

para la manipulación.

El Gran Hermano son aquellas compañías,

grandes monopolios mundiales que centralizan toda esa información

y son capaces o bien de utilizarla ellos

o bien de vendérsela a otras compañías

para operaciones económicas o políticas puntuales.

El Gran Hermano son media docena de compañías en el mundo

que ahora mismo hay legisladores, sobre todo en EE. UU.,

que están empezando a plantearse la necesidad de romperlas,

igual que hubo el caso con las telefónicas en los 80

o con las energéticas.

El libro hace referencia a "1984" y está dividido en capítulos

que acaban con unas recomendaciones

que se entienden bien del todo cuando se ha leído el capítulo.

Vamos a ir, si no le parece mal, hablando de algunos de ellos.

Hemos hablado del peligro de estar vigilados.

¿Cómo luchamos contra las "fake news"?

Contra las "fake news" es realmente difícil luchar hoy en día.

Sobre todo, porque hemos buscado un mundo

en el que prima la comodidad sobre la libertad.

Valoramos más nuestra comodidad y, por lo tanto,

el esfuerzo de tener que ir a indagar

en la profundidad de la noticia, de ir más allá de los titulares,

normalmente, no nos merece la pena.

Sobre todo, por la inmediatez que tiene todo

y por la cantidad de noticias

que van surgiendo de un momento para otro.

Las noticias caducan en cinco minutos,

no tenemos tiempo de leernos el artículo completo

y de ponerlas en contexto.

Hay agencias que se están encargando

de comprobar si las noticias son ciertas o falsas,

pero quién vigila al vigilante.

Probablemente, tengan que vigilarse entre ellas, las mismas agencias.

Para eso necesitamos una prensa,

unos medios de comunicación solventes, serios,

que vayan menos a la inmediatez, que vayan menos a vender titulares

y más a transmitir información

sobre la cual poder construir nuestra libertad.

Necesitamos educación para que las personas,

el público en general seamos capaces de interpretar esa información

y necesitamos una regulación, unos mecanismos de control

que permitan que se paren, se eliminen las noticias.

Que se castigue por mentir de manera deliberada y con clara...

No sé hasta qué punto.

Sí, necesitamos, efectivamente, que, sin caer en la censura,

no se permita la difusión deliberada de mensajes que se basen en datos

manifiestamente contrarios a la verdad.

Y, además, donde se demuestra la intencionalidad.

En inglés hay una distinción muy clara

entre la desinformación basada

en un error o en una información simplemente equivocada

y la desinformación basada en la intencionalidad de mentir.

Para 2025 dice en el libro que las máquinas trabajarán

más de la mitad de lo que ahora se trabaja en general.

¿Qué pasará?

Las máquinas no van a asumir empleos completos,

van a asumir tareas, partes de esos trabajos.

Pueden ocurrir dos cosas:

que nos empeñemos en competir con las máquinas

e intentemos apretar tornillos mejor y más rápido que una máquina,

que estamos condenados al fracaso;

o bien que, liberados de apretar tornillos,

liberados de las tareas más manuales,

liberados de tener que ir a buscar la información, como ocurre ahora,

ya no tienen que ir a buscar la información sobre el terreno

muchas veces, porque en Internet está disponible,

podamos desarrollar la faceta más humana del trabajo,

la más creativa, la más empática, nos podamos dedicar a cosas

que tengan un valor añadido que no puedan darle las máquinas.

Porque otra de las cosas que pueden ocurrir

es que tengamos mucho más tiempo libre.

Eso sería peligroso.

El ocio sin un control,

el ocio absoluto normalmente da lugar

a pensar en alguna actividad que no es recomendable,

en alguna maldad. En alguna maldad.

Lo más probable es que, y lo estamos viendo ya,

es que se desarrolle una industria del ocio asociada

a la industria del negocio de quitarte trabajo del negocio.

El problema es que esa industria del ocio esté bien encauzada o no.

Que esa industria nos permita ser más creativos

o simplemente nos atonte y sea una especie,

como decía Aldous Huxley en "Un mundo feliz",

el soma este que te tiene atontado y te hacer pasar el tiempo sin más.

Los seres humanos tenemos mucho potencial para hacer cosas

y sería una lástima que simplemente nos dedicáramos a perder el tiempo.

¿Y cómo enseñamos a nuestros hijos

a no dejarse llevar por las maquinitas?

Dice mi amigo @_Angelucho_ en Twitter

que hay una generación de huérfanos digitales

porque nosotros no nos habíamos criado en Internet

y, por lo tanto, no teníamos la experiencia para enseñarles.

Nuestros hijos, que pueden tener entre 10 y veintitantos años

no han tenido unos referentes en nosotros de qué hacer

y el mundo es completamente distinto,

es una biosfera digital, como me gusta llamarlo,

en la que las reglas son distintas:

la inmediatez, la ubicuidad, la caducidad de las noticias...

Tenemos que acompañarlos porque nosotros sí sabemos

cuáles son las consecuencias de los actos.

Probablemente sin conocer cómo funciona la parte tecnológica,

es lo que pretendo mezclar en el libro,

la parte tecnológica con la parte humana.

Ellos entienden qué pueden hacer,

nosotros qué consecuencias puede tener.

Ir con ellos, acompañarlos en la medida que nos vayan dejando,

por lo menos en los primeros pasos.

Hablemos del Ministerio de la paz, que es otro de los capítulos,

en homenaje a Orwell.

Usted es militar, no es un ingenuo en este asunto.

¿Internet es más un facilitador de la paz?

¿Es un obstáculo?

La paz se construye con la comunicación,

con la transparencia, la apertura, el conocimiento del otro,

entonces, en ese sentido,

es una herramienta maravillosa para la construcción de la paz.

También es una herramienta maravillosa

para la construcción de la guerra.

Igual que puede serlo para la verdad y para la mentira,

también lo es para la paz y para la guerra.

Además, tiene el condicionante de que en la guerra,

cuando la controlan los seres humanos,

lleva unos ritmos.

Hasta hace cien años había cartas credenciales

de los embajadores declarándose la guerra

y hasta una semana después no empezaba la guerra.

Ahora mismo, dentro de Internet todo va muy deprisa,

incluso con la autonomía de las máquinas, la automatización

podemos llegar a que se vaya escalando la crisis

y nos encontremos metidos en una guerra en cuestión de horas

sin que una persona concreta haya tenido capacidad para pararla.

Entonces, es un grandísimo instrumento para la paz,

pero tiene su lado peligroso.

Bien usado.

¿Y se está yendo en esta dirección?

Se está yendo en las dos direcciones.

Por un lado, creo que conocemos cada vez más al resto del mundo,

lo que tenemos que intentar conseguir

es conocer de verdad lo que hay en el otro lado,

porque muchas veces recibimos

una información muy sesgada y parcial

de lo que es el resto del mundo,

no necesariamente de lo que pasa en China o en África,

que son sitios que están muy lejos,

sino de lo que pasa en nuestro barrio,

porque nos informamos a través de las redes sociales

o a través de instrumentos que nos dan solo la información

que comercialmente les interesa a ellos porque nos tiene enganchados

a su página, a su plataforma.

Lo que tenemos que conseguir es

que las ventajas de Internet para la paz,

que es el conocimiento real del otro y entender, empatizar con el otro,

potenciarlas y no potenciar solo

las capacidades para manipular esas narrativas.

¿Llegaremos en algún momento a estar dirigidos por las máquinas?

Espero que no.

De hecho, la evolución normal será los famosos cíborgs,

una mezcla de hombre y de máquina, que nos aumente algunas capacidades.

Igual que nos puede curar algunas enfermedades

o, en algún momento dado, pues si tienes un problema...

O de la vista, por ejemplo. O de la vista, sí.

O en el oído. En el oído,

pero no solo para curar una enfermedad,

sino para que puedas oír con la misma agudeza que un perro.

Existen esas capacidades para mejorar nuestras posibilidades,

también las habrá para mejorar nuestra memoria,

nuestra capacidad de entender cosas...

De hecho, ya la hay.

Quiero decir, los ordenadores son eso.

En el caso de un médico

que tiene registradas 50.000 intervenciones de rodilla...

Sí, pero esos son casos muy puntuales,

que se están dando en ciencias concretas

y en hospitales muy concretos,

pero es que probablemente todos llevemos asociados

una Inteligencia Artificial que nos ayude a entender cosas

o a gestionar incluso nuestra agenda.

El problema aquí, porque todo tiene su lado tenebroso,

es cómo se va a tener acceso a estas mejoras sobre el ser humano.

¿Vamos a tener todos acceso a ellas?

¿O va a estar restringido a aquellos que puedan permitírselas?

Nos vamos a un mundo como el de la película "Elysium",

que hay una sociedad...

En casi todas las películas distópicas aparece esta figura:

una sociedad muy segmentada en función del acceso que tiene

a una serie de servicios o capacidades aumentadas.

Internet, de momento, está siendo un gran fomentador

de los desequilibrios y de las desigualdades.

Tenemos que corregir eso para aprovechar para crear

una sociedad armónica, mucho más para el ser humano.

Vamos a terminar con las razones para el optimismo,

que es el último de los capítulos del libro

y en el que, como su propio título indica,

trata de no ser excesivamente pesimista,

porque hay algunos aspectos de lo que se dice que asustan.

Hay aspectos que creo que nos asustan a todos

en la vida cotidiana.

Aquí simplemente recojo esos aspectos,

intento explicar de dónde vienen

y cómo podemos actuar en relación a ellos.

El último capítulo busca eso, decir:

"No está todo perdido, no vayamos a pensar

que esto no va a volver a ser nunca como antes y que eso es malo".

Efectivamente, no volverá a ser nunca como antes,

pero yo creo que vamos hacia un mundo mejor.

Me preocupa la transición, el cómo cambiamos

del mundo en el que estamos al mundo al que vamos,

pero el mundo al que vamos seguramente será mucho mejor.

Nos vamos a dotar de unas capacidades extraordinarias.

Lo que tenemos que hacer es acompañarlas,

de tal manera que las máquinas estén al servicio de las personas,

no de las comunidades, a lo mejor,

sino al servicio de cada una de las personas,

en lugar de que las personas

se conviertan en otro apéndice de las máquinas,

que estén al servicio de unos pocos

o, simplemente, de un sistema que nadie sepa quién controla.

De momento, hay una preocupación y es que el individuo como tal,

parece que esta red comunitaria

no lo favorece,

no favorece la idea de los derechos humanos del individuo,

de la persona como ente, como sujeto, más bien...

Del conjunto, de la comunidad.

Estamos en los tiempos de la economía colaborativa,

en los tiempos de las redes

y en las redes lo importante no son los nodos,

no es cada uno de los individuos, sino las conexiones que tiene

y el poder que tiene la red en su conjunto,

la sociedad, la compañía...

Efectivamente, el mundo del ciberespacio

a lo mejor puede parecer más la sociedad oriental,

en la que lo importante es el grupo, el estado,

más que las personas

y ahí podemos caer en perder de vista

que lo importante siguen siendo los derechos humanos,

los derechos de cada una de las personas.

¿Estamos camino de una sociedad híbrida

entre los valores individualistas de Occidente

y los valores comunitarios de Oriente?

¿Cómo vamos a construirla?

¿Vamos a seguir en esta confrontación de ahora

o vamos a buscar un mundo

en el que unamos las ventajas de un mundo y de otro?

Creo que las máquinas, entre otras cosas,

la Inteligencia Artificial, el "big data"

nos permitirá, precisamente,

encauzar este conflicto que tenemos ahora

para darle una solución positiva. Claro, pueden ayudarnos.

Deberíamos diseñarlas para ayudarnos en ese camino.

Ha sido un placer.

Muchas gracias por estos minutos tan interesantes.

Igualmente. Y muchas gracias por el libro.

Gracias.

Seguimos. Como anunciábamos al comienzo del programa,

recuperamos nuestro trabajo

sobre el gran escultor canario Martín Chirino,

recientemente fallecido.

"Este señor mayor que golpea con determinación

un trozo de metal incandescente es Martín Chirino.

Chirino es escultor,

el escultor del hierro por excelencia.

Uno de los artistas españoles más veteranos y prestigiosos.

Chirino lleva la friolera

de 66 años de ejercicio profesional y creativo a sus espaldas

y aún, a día de hoy, a sus 93 años, está en plena forma.

¿Cuántos golpes sobre el duro metal ardiente

habrá dado a lo largo de su vida Martín Chirino?"

Es una pregunta preciosa. Golpe a golpe.

Los golpes que he dado han sido muchos, no cabe duda.

Imagínate haciendo una escultura que puedo haber tardado seis meses,

por hablar de una fecha, día a día, durante 24 horas,

porque muchas veces ni siquiera dormía,

con un martillo sobre el yunque y un hierro, intentando forjarlo.

"El hierro, que tan importante papel juega en la industria,

puede convertirse en arte

cuando un escultor lo trabaja en la fragua y en la forja.

Esta es la labor de Martín Chirino,

que tiene su estudio en San Sebastián de los Reyes.

A golpe de martillo va dando forma

a las esculturas que representarán a España

en la 32 Bienal de Venecia.

Así las nuevas formas del arte contemporáneo

resucitan, en cierto modo,

la añeja tradición artesana de la forja española".

"Para hacer una semblanza

de la figura y la obra de este gran artista,

la galería Marlborough de Madrid presenta la exposición retrospectiva

'Martín Chirino y su Finisterre,

obra desde 1952 a 2018'.

Una excelente muestra que recoge obras altamente significativas

de la trayectoria artística

de este gran escultor e intelectual español.

Desde algunas de sus primeras piezas forjadas de principios de los 50,

como esta 'Reina negra',

hasta la espectacular escultura 'Alfaguara, un arco para el mundo',

de 2005, con la que Chirino quiso rendir homenaje

al recuerdo de las víctimas de los atentados del 11-M.

No faltan en la muestra sus emblemáticas espirales

en diversos tamaños y formas de instalación,

sus esquemáticas cabezas o sus recurrentes aeróvoros,

que, como su nombre indica,

son bellas y estilizadas figuras metálicas

que interaccionan simbólicamente con el viento.

También pueden contemplarse atractivos y chocantes dibujos

y estudios preparatorios en papel

y algunas de sus creaciones escultóricas más recientes de 2017,

incluso de este mismo año 2018, pues Martín Chirino, a sus 93 años

sigue, a día de hoy, a pie de fragua.

Martín Chirino nació en Las Palmas de Gran Canaria

el 1 de marzo de 1925.

Lleva modelando el hierro desde que sintió de niño

la fascinación producida en él por la forja.

Su pasión por el hierro le viene de tradición familiar,

pues su padre trabajaba en los astilleros de Las Palmas.

Allí pasaba largas horas el pequeño Martín,

embelesado con el color, el olor y el ruido del modelado del hierro

en los barcos".

Yo he dicho siempre...

Está escrito, es la pasión de mi vida.

Es una pasión que tuve desde pequeño.

Dibujar, mirar las cosas desde otra perspectiva,

pensar que las cosas podían tener otra significación

y luego, cuando mi padre me llevó a los astilleros, que él dirigía,

y yo vi cómo eran los barcos, cómo aquellas grandes moles

las carenaban, salían del mar, como un imperio, eran preciosos,

esos buques enormes.

Para nosotros la vida fue muy difícil,

para los niños de aquella época.

Era un mundo lleno de infelicidad,

no tenías prácticamente ni comida, ni juguetes, ni galletas,

ni chuches, no tenías nada, ni azúcar, no había nada,

pero sobrevivíamos, aprendimos a sobrevivir

y cuando crecimos,

siempre hemos crecido con esa precariedad,

un aire de precariedad.

Todos los isleños somos muy precarios.

"En su adolescencia en Las Palmas Chirino se hace muy amigo

del futuro pintor y compañero de aventuras artísticas

Manolo Millares".

Aquí respiro y de aquí ha salido la mayor parte de mi obra

que se expone actualmente en Madrid.

"Dos artistas canarios esenciales,

influidos notablemente por su carácter insular".

Es una manera de ser, una manera de estar,

una cadencia, un lugar, una distancia...

Todas esas cosas claro que importan, pero importan como isla,

como hecho geográfico, como acontecimiento.

Y todas esas cosas juntas crean una especie de cosmos

en el que te mueves y empiezas a pensar que eres así,

que a lo mejor resulta que no, que eres asá.

"A finales de los 40 y principios de los 50

Chirino se traslada a Madrid

y recibe formación en bellas artes y escultura.

Posteriormente viaja a Londres donde se empapa

de la escultura en metal contemporánea,

muy influenciado por su antecesor en España,

el escultor cubista en hierro Julio González".

Julio González, como Chirino, como Chillida, como Marcel Martí,

tiende a captar el hueco y a interpenetrar

la forma interior con la forma exterior.

Yo creo que la escultura tiene el problema de siempre,

lo único que perdió fue su entorno,

y entonces su situación también es diferente.

Entonces, los escultores actuales hemos tenido que dedicarnos

a la investigación, buscando y empleando nuevos materiales,

y consiguiendo una nueva dimensión

o una nueva proporción.

"En 1957, Chirino, junto a su amigo Millares,

Antonio Saura, Rafael Canogar

y otros jóvenes talentos del arte español

fundan el grupo El Paso,

uno de los baluartes del arte abstracto español

en pleno franquismo".

Para mí era muy importante seguir estos movimientos,

porque me interesaban, me apasionaba,

porque tenían toda una tipología y toda una ideología

que me parecía interesante y, sobre todo, hablaban

de una palabra fundamental, la libertad.

De la que carecíamos, claro.

Desde 1962, época en la que me casé con Margarita,

la segunda hija de Ataúlfo Argenta, mi hija Marta,

vivimos en San Sebastián de los Reyes, en mi casa-estudio.

Ahora estoy muy preocupado intentando hacer toda la obra

que voy a exponer en mi próxima exposición en Nueva York.

"A partir del impulso que supuso para él y sus compañeros

el grupo El Paso, Chirino lleva a cabo

una exitosa carrera que le conducirá a vivir a caballo

entre España y EE. UU., donde goza de gran prestigio.

(HABLA EN INGLÉS)

Una sección muy interesante

de la exposición 'Martín Chirino en su Finisterre'

reúne en una sala el desglose de un cuaderno de dibujos

hechos con barra de carbón y ceras.

Una obra gráfica impactante y poco conocida del artista,

ejecutada en Chicago en 1973.

La colección de láminas presenta infinidad de variables y desarrollos

de las típicas formas escultóricas de Chirino,

que jugando con la simetría, van poco a poco evolucionando

hasta conformar en conjunto una suerte de lenguaje

en escritura cuneiforme, o incluso una cierta partitura musical".

Platón es el que dice que solo es bueno

aquello que tiene la belleza de la simetría.

Esto es una cosa que tuve siempre en mi cabeza.

En efecto, mis obras son simétricas.

Están divididas en dos partes, son axiales,

y una parte siempre es corresponsal de la otra,

si no son iguales son muy parecidas

y se expanden en el espacio de manera muy similar

y se puede decir que es, en realidad, un sentimiento musical.

En el madrileño Palacio de Velázquez se ha presentado una exposición

que reúne a los artistas que el año pasado

recibieron los premios nacionales de artes plásticas,

Boix, Caneja, Cumella, Chirino, Ràfols Casamada y Carola Torres.

Esta es mi espiral, mi espiral de siempre.

Me gusta decir que yo he sido un escultor de una sola pieza,

de una espiral.

La espiral me ha dado mucho de sí, la he envuelto, desenvuelto,

ha crecido, decrecido y tal.

La espiral es un símbolo eterno,

que es un símbolo recóndito y extraño,

que aparece inscrito

en las laderas basálticas de mi tierra canaria.

Cuando vi una primera espiral

me quedé realmente conmocionado mirándola y pensé:

"¿Cómo han podido trabajar esta piedra tan dura?"

Y luego empezó a interesarme el porqué, no el cómo.

Como presidente del Círculo de Bellas Artes de Madrid...

"Aparte de su labor como artista, Chirino se ha implicado

en la promoción y desarrollo del arte en España

ejerciendo como gestor cultural".

La casa de todos los artistas españoles.

Dentro del mundo de la cultura

y lo que puede ser esta construcción de la democracia,

el Círculo tiene un papel muy significativo hoy en día.

Martín Chirino ha ostentado la dirección

del Círculo de Bellas Artes de Madrid

y del Centro Atlántico de Arte Moderno de Las Palmas,

del que fue impulsor y primer director.

Yo soy el director. -El director es Martín Chirino.

Ha sido duro, pero es como la vida misma.

Esas cosas siempre suceden.

Te metes en una especie de espiral, con la que trabajas

y con la que quieres seguir y decir y contar algo.

Y colocarlo debidamente,

no solo en el tiempo, sino en el espacio,

que es la gran dificultad que tenemos nosotros.

Ser y estar.

Entonces, eso es lo que sucede en mi estudio.

Es un mundo de conflicto, en donde los golpes, no pasa nada,

es el retumbar, es el estar en la vida,

pero, yo por lo menos, tengo una gran capacidad de abstracción

y empiezo a hablar de otras cosas, vivo en otro mundo.

El tener convencimiento de algo significa inmediatamente

que ya no tienes más energía, que ya no vas a ningún sitio.

Lo bonito es la inconsciencia con la que uno se mete

en todo tipo de nuevos planteamientos

y empiezas a descubrir.

Se hace camino al andar.

En el 58, o 59, exactamente no sé la fecha ahora,

escribí un texto, que mi obra se hermanaba

perfectamente con la reja, con el arado

y todo aquello que me enseñaban.

Se hermana perfectamente con el arado o con la reja.

Lo que estos instrumentos populares tienen de prolongación humana,

pudiera tenerlo mi obra.

Ortega a veces decía que la obra de arte

le demanda al autor diciéndole: "Déjame ser,

déjame ser como la piedra, déjame ser como un árbol,

déjame ser como un rascacielos".

Y estas son realmente las grandes obras de la humanidad.

Hay como una connotación cercana, quizá este sentimiento mío

tiene que ver con este pensamiento del maestro.

Este afecto maravilloso que he sentido de España

y los españoles y todos los amigos...

"Martín Chirino no es solo un gran artista,

es todo un intelectual,

un veterano pensador con un discurso elocuente,

que destila esplendor y sabiduría,

pero al que no le impide tener los pies en la tierra

y contemplar la dimensión social e incluso económica del arte".

Es decir, que el arte se vende y se compra, claro que sí.

Realmente trabajamos para algo.

Ahora, evidentemente no es el "goal",

no es realmente para lo que no trabaja.

Cuando yo me meto en mi taller mi pasión es esta.

Sin pasión no hay vida y esta vida mía

realmente se mantiene por esta pasión maravillosa

que es el arte.

El arte tiene toda una demiúrgica, toda una liturgia,

todo un sentimiento que lo hace diferente

a muchas otras ocupaciones habituales de los hombres.

Yo sigo viviendo,

tengo todas las mismas dudas que todos los hombres,

que toda la gente, que todas las mujeres,

que todo el mundo.

Soy un hombre completamente habituado a vivir en la tierra,

¿pero qué tengo que hacer?

No sé, tampoco tengo a nadie detrás que me diga cómo tiene que ser.

No soy de esa concepción así, estajanovista,

de que tengo que hacer algo.

Eso no lo tengo.

Yo hago lo que sé

y me gusta soñar.

Siempre hay un más allá, siempre hay una preocupación,

siempre hay otro momento

y qué sé yo,

algo que realmente se te escapa y que está mucho más allá.

La inquietud es constante en el hombre.

(HABLA EN INGLÉS)

"Pasando ya con creces los 90,

Martín Chirino parece ser indestructible,

como el hierro incandescente

que a buen seguro habrá inhalado durante décadas

y que quizá le haya transferido su férrea textura".

Habitualmente, mi trabajo es un trabajo bastante exhaustivo.

Siempre es así.

Vivo concentrado y, como no tengo otra cosa que hacer,

sigo trabajando.

Es un... Es todo un modo de ser, es todo un drama,

una manera de estar, es lo que quieras,

pero yo soy feliz.

"'Martín Chirino y su Finisterre, obra desde 1952 a 2018'.

Cuesta creerlo, pero suena a compendio, punto final,

puede que incluso a despedida.

Chirino, Finisterre. ¿Non plus ultra?"

Y también Ulises en su Ítaca.

Es lo mismo, es el viaje iniciático.

El mío ya está redondeándose, ya está llegando a su fin,

a su punto de término,

y el término se llama Finisterre para mí.

# Niña qué bonita eres,

# no me canso de mirarte. #

(HABLA EN INGLÉS)

Taller de salud a partir de este libro

del que hablamos no hace mucho,

"Si te gusta comer, aprende a adelgazar",

y con la ayuda de su autor, el doctor Romero.

A partir de hoy, durante un tiempo

pondremos en práctica la teoría que se expone en él

y regalaremos ejemplares.

Bienvenido, doctor. Muchas gracias.

Supongamos que es verdad, que me quiero poner a...

Digamos, quiero adelgazar, por razones de salud, como he dicho.

Por razones de salud es cuando se debe pensar en adelgazar.

¿Cuál es el protocolo? ¿Qué hay que hacer?

En consulta, primero la persona

tiene que desear adelgazar por salud, lo que hemos dicho.

Por imagen, también, hay mucha gente que lo intenta,

pero por salud, vamos a intentar adelgazar por salud.

El protocolo es el siguiente.

Veremos cuáles son las constantes más habituales en salud.

Es decir, tensión arterial, veremos su analítica,

veremos qué triglicéridos y qué colesterol tiene,

veremos su glucosa,

para que no haya una posible diabetes

o comienzo de diabetes

y luego, por supuesto, pesar, medir y ver la cintura abdominal.

Tenemos aquí el peso. Vamos allá, vamos a hacerlo.

Primero es poner en funcionamiento esto, hay que darle.

Eso es. Se pone a calibrar.

¿Me subo? Cuando está a 0,0 te subes.

Ahí vamos.

Tenemos 93,5. Como esto, Salvador,

ya que hemos empezado, vamos a continuarlo

y estás vestido, la última vez que te veamos

también será vestido, luego no hay que descontar nada.

Perfecto.

Para tu estatura, deberíamos adelgazar como 18 kilos.

(ASIENTE)

18 kilos, para tener un peso adecuado.

Veamos, si quieres, la cintura abdominal.

La cintura abdominal. La cintura abdominal.

Sin medir la petaquilla. Sí, porque, si no, mides más.

Vamos a ver.

Vamos a ver.

Aquí.

Mira, estamos en 97, 97 centímetros. Para una persona...

Hombre, para un hombre,

97 centímetros todavía no estamos en situación de riesgo.

A partir de 102 centímetros ya tendríamos riesgo cardiovascular,

para un hombre.

Para una mujer, a partir de 88 centímetros.

Es muy importante medir esto, a veces más que el peso global.

¿Por qué? Porque esta grasa visceral está entre los órganos

y puede dar más riesgo cardiovascular,

con lo cual es muy importante ver la cintura abdominal.

Sigamos.

Ya hemos visto el peso corporal, la cintura abdominal,

antes de empezar la entrevista hemos medido la tensión arterial.

Eso es. ¿Y qué es lo siguiente?

Ya sabemos que tenemos algún problema.

¿Qué es lo primero que tenemos que hacer?

Lo primero que tenemos que hacer...

Ya hay una valoración de cuál es tu peso,

de cuánto puedes adelgazar, qué cintura abdominal tienes

y qué tensión arterial.

Veremos la analítica, veremos los triglicéridos,

que en tu caso están bien;

el colesterol, que en tu caso está bien;

la glucosa, es muy importante ver la glucosa,

si está disparada o no, porque nos puede dar un indicio

de que estamos empezando con una diabetes,

en personas mayores, con sobrepeso, puede haber una diabetes tipo 2.

Pero la buena noticia es que todo esto se puede revertir,

si tenemos todos estos valores altos, adelgazando,

volviendo al peso que deberíamos tener.

Lo normal es que las personas

que ya han decidido hacer un plan de alimentación pregunten

cuánto tiempo van a tardar en quedarse fetén.

Es verdad, es la impaciencia, las expectativas.

"Quiero ver ya la transformación en mi cuerpo".

No se les puede engañar.

A partir de un mes, mes y medio se podrán ver algunos cambios.

En tu caso, si continuamos, si continuamos,

en junio, tres meses, tres meses y medio,

cuando ya estés en la playa... Cerca de la playa.

Ya podrás tener un peso muy cerca de lo adecuado.

Bueno. Más cosas.

¿Cuáles son los principales ingredientes y alimentos

que debemos descartar? Si es que hay alimentos generales.

Los alimentos, en general, no se pueden descartar,

así "grosso modo", pero sí es verdad una cosa que digo en el libro:

no hay que comer de todo, no hay que comer de todo.

Muchas veces, los expertos en salud nutricional decimos,

por quedar un poco bien:

"Hay que hacer dieta variada, hay que comer un poco de todo..."

No, hay alimentos que no hay que comer,

sobre todo, cuando se tiene sobrepeso.

Todos aquellos alimentos que, además de ser carnes procesadas,

por ejemplo, embutidos, nos aportan mucha grasa,

estos no hay que comerlos.

O comer todos los días hidratos de carbono

o carbohidratos que aportan mucha energía.

Es decir, no se puede comer todos los días pasta, arroz...

Con lo cual, la primera medida sería retirar

todas las posibles bebidas alcohólicas.

Las bebidas alcohólicas aportan muchas calorías

y son vacías, no aportan nutrientes.

Retirar muchos carbohidratos de la dieta que no son necesarios,

aunque hay que tomarlos.

En tercer lugar, todas aquellas grasas y proteínas,

tipo embutido, otro tipo de carnes y guisos

que no hacen falta.

Eso sería la primera medida que habría que hacer,

como marco general.

Estamos hablando de un plan de alimentación,

no de hacer un régimen de esos que te quedas muy delgado de pronto

y luego vuelves a engordar, que es lo que propones en el libro.

Sí, lo que propone el libro es un plan de alimentación,

no propone dietas, no es un libro de dietas,

no es un libro de recetas.

Es un plan de alimentación a largo plazo.

¿De qué me vale que yo adelgace ahora

tres, cuatro, cinco, diez kilos en dos meses

si dentro de cinco meses voy a recuperarlos poco a poco?

No estamos haciendo ninguna inversión importante.

Cuando uno dice que ya ha estabilizado su peso

es a partir de un año.

El peso es algo muy difícil de estabilizar,

es muy difícil de fijarlo,

porque cuando uno intenta adelgazar el organismo se revuelve,

el organismo se resiste a eso porque esa energía...

Es decir, cuando a uno le mueven los ahorros que tiene

se enfada y dice: "No, no, a mí esto no me lo quites,

porque yo estoy estable en este peso".

Se calcula que cuando uno adelgaza necesitas, por lo menos,

dos años para establecer ese peso que has obtenido,

para estabilizarlo.

Mucho mejor el plan de alimentación, que es un año solo.

Por supuesto.

Además, es comiendo las cosas que a uno le gustan.

Es lo que dices en el libro.

Por cierto, el libro, si lo quieren, pueden obtenerlo escribiendo

a doctor.romero@rtve.es.

Eso es, yo puedo proporcionar el libro

para las personas interesadas porque el sabor es fundamental.

Se ha descubierto que el sabor es lo que el cerebro necesita

para poder llegar a la saciedad.

La saciedad es más importante

casi que lo que uno coma, o el superalimento que uno coma,

es la saciedad, el punto donde uno dice:

"Ya no tengo ganas de comer más". Ahí paras y ya dejas de comer,

por lo tanto, dejas de meter calorías en tu organismo.

¿Eso cómo se consigue? Con mucho sabor de los alimentos.

Pequeñas raciones, ver las proporciones

y mucho sabor en los alimentos, porque ahora qué se estila,

grandes raciones y alimentos insípidos.

Es lo peor de todos los mundos, porque encima no te gusta.

Comes mucho para no engordar... Pero no te hace ninguna gracia.

Es decir... ¿Comes pan? Pues sí, pan, pero el pan

no es un alimento que te haga tilín,

es un alimento que dices: "Bueno, me lo como",

pero estás tomando...

Te puedes comer mucho pan, si quieres,

pero estás tomando mucho hidrato de carbono también

y algo que no te gusta, por lo tanto, el cerebro no se sacia

lo suficientemente rápido como para dejar de comer.

(ASIENTE) Me decías antes que lo que había que mirar bien

cuando te haces una analítica

era la glucosa, los triglicéridos y el colesterol

y hablando de la glucosa me decías que hay veces

que uno comiendo mucho pan puede... ¿No?

Sí. Un relato breve es "El hombre de los triglicéridos altos".

Llega a consulta un señor que no come grasas y dice:

"Tengo los triglicéridos por las nubes,

pero yo no como nada de grasa. -¿Y usted come mucho pan?

-Hombre, como mucho pan, mucho arroz, mucha pasta,

porque me han dicho que los carbohidratos son buenos.

-Sí, son buenos, pero no hasta ese punto".

¿Qué ocurre? Que todo ese sobrante de carbohidrato

el organismo lo convierte en grasa

y cuando eso va a sus reservas grasas,

es decir, abdomen... Donde se reserva la grasa,

pasa por la sangre y pasa en forma de triglicéridos.

Cuando tu mides esos triglicéridos con el análisis de sangre

te salen altos.

Por lo tanto, puedes tener los triglicéridos altos

y no comer nada de grasa.

Pues yo creo que casi lo podemos dejar en este punto.

Lo único, recordar los pasos.

Primero pesarse, luego medirse la barriga.

La cintura abdominal. Luego medirse la tensión.

Eso es. Y ver la analítica. Es fundamental ver la analítica.

Triglicéridos, colesterol, glucosa

y también que el médico te diga si estás bien del riñón,

si tu riñón filtra bien, y si tu hígado funciona bien.

Es muy importante que una persona que quiere perder peso

su hígado y sus riñones funcionen muy bien,

porque son los que van a tener que trabajar para eliminar

todo ese exceso que puede ser en forma de...

Es decir, uno está perdiendo...

Tiene que transformar la grasa de otra manera,

tiene que transformar los hidratos de otra manera...

Esos órganos tienen que estar en plena forma.

Con eso ya podemos empezar a adelgazar.

Muy bien, pues aquí lo dejamos. Venga.

Dentro de 15 días me vuelvo a pesar y me vuelve a medir la barriga.

Efectivamente. Y tienes que hacer el plan que vamos a ir poniéndote,

vamos a ir diseñando juntos ese plan de adelgazamiento,

para que tú puedas disminuir tu valor en la báscula.

Eso será buena noticia

y también el valor de cintura abdominal.

Eso también puede ser una mejor noticia.

Y por supuesto, vamos a mejorar, y ya lo verás, lo comprobarás,

la tensión arterial

y todo el perfil lipídico, triglicéridos y colesterol.

Muy bien, genial. Muchas gracias. Nada, a ti.

Seguimos. Tiempo ahora para ofrecerles el reportaje

sobre Latinoamérica en las colecciones

de la Comunidad de Madrid y la Fundación Arco.

"En esta exposición se muestran

60 piezas de los fondos de arte contemporáneo

del Centro de Arte 2 de mayo, que contiene dos colecciones,

la colección de la Fundación Arco, que se crea en los años 80

para estimular el crecimiento del mercado del arte en España,

y, por otra parte, la colección del Centro de Arte 2 de mayo

de arte contemporáneo,

que es la colección de la Comunidad de Madrid,

generada desde los 80 también

para fomentar el arte contemporáneo en la ciudad.

Esa colección, por vez primera,

hemos decidido centrarnos en un tema concreto,

que, en este caso, es Latinoamérica.

Si nos dedicamos a Latinoamérica en concreto por primera vez

es por algo que no es banal.

En la definición de arte contemporáneo español

entendemos que está introducido el arte latinoamericano,

no como una visión colonial que haga que eso venga hacia nosotros,

sino para dispersar la noción de arte y política

que tenemos en España y tal cual se entiende allá,

porque tiene que ver con este asunto cronológico

en el que la historia de España en el siglo XX

está más cercana a la historia latinoamericana,

con sus dictaduras también hasta los años 80,

que con la historia de países vecinos

como Francia e Inglaterra,

que no sufren ninguna ruptura con la modernidad.

Esto nos ha permitido seleccionar piezas importantes

de muchos autores fundamentales para entender el arte del siglo XX

no solo en Latinoamérica, sino internacionalmente hablando,

y, sobre todo, para recuperar varias figuras femeninas

que estaban olvidadas en la historia del arte,

desde Beatriz González a Ana Mendieta,

o una más reciente, como Fernanda Laguna,

que es una artista feminista argentina que, por ejemplo,

es una de las inventoras del lema "Ni una menos".

En el caso de Leonor Fini tenemos este telón fundamental,

que yo creo que es importante destacar,

porque pertenecía a los fondos patrimoniales de la Comunidad

y estaba sin ser mostrado desde la muerte de su ordenante,

Antonio el Bailarín.

Es una artista argentina y funciona en el espacio

como un fondo continuo,

es un fondo escenográfico para toda la exposición,

pero también para nosotros

es una metáfora de la lectura que queremos darle a la muestra,

reivindicar artistas olvidadas, reivindicar un arte latinoamericano

que tampoco es tan conocido en nuestro país

y casi presentar una exposición casi palaciega, como la ficción

de una institución del arte contemporáneo latinoamericano

que todavía no existe en Madrid.

Hay cosas encerradas dentro de los muros

que si de repente salieran a la calle gritarían:

"Que me lleve el mundo".

Una frase de la "Yerma" de García Lorca

que da título a esta exposición

dedicada a las colecciones latinoamericanas

del Centro de Arte 2 de mayo y de la Fundación Arco.

Un recorrido por lo más importante del arte latinoamericano

que cada febrero ha sido protagonista

de la sala Alcalá 31, mientras se celebra Arco,

que hace que Madrid se convierta

en epicentro de la cultura internacional.

¿Por qué Lorca? Porque se cumplen cien años de la llegada de Lorca

a la Comunidad de Madrid,

porque Lorca encontró en Latinoamérica un refugio

cuando, por ejemplo, en 1929 llega a Cuba

y descubre otra manera de entender el mundo

y porque en 1936, en México,

lo esperaban Margarita Xirgu y su compañía.

Si en vez de haber ido a Granada hubiera ido a México,

quizás no hubiera sido salvajemente asesinado

como lo fue el 18 de agosto de 1936.

Por eso y para celebrar la cultura en mayúsculas,

para ser conscientes de lo que ocurre en Latinoamérica

y para seguir hablando de Lorca

nadie puede perderse esta exposición,

que en la sala Alcalá 31 celebra que sin cultura no seríamos nada

y que el arte es un pilar fundamental

para una sociedad libre y contemporánea como la nuestra.

La Editorial Siruela acaba de publicar este libro

del poeta Antonio Colinas,

"Sobre María Zambrano, misterios encendidos",

que contiene la historia de su relación con la gran pensadora

durante varias décadas en forma de ensayos, poemas, cartas

y hasta de una estupenda entrevista.

Se trata de una relación fecunda hecha no solo de admiración,

también de reflexión, sobre todo de comprensión del texto

y de su propia autora.

El libro ofrece la prueba de cómo esa fecunda relación

acaba por producir nuevos frutos originales.

Imprescindible para los amantes

del pensamiento poético y la mística.

La Universidad de Vic nos plantea hoy la siguiente pregunta:

la traducción del futuro,

¿sustituirán las máquinas a las personas?

La universidad responde.

Las máquinas ya traducen y lo hacen en muchas situaciones.

Traducen páginas web cuando navegamos por Internet

o traducen carteles que encontramos en la calle.

Los sistemas de reconocimiento de voz

abren la puerta a la subtitulación de películas en tiempo real

o a la interpretación simultánea.

Sin embargo, todavía no estamos ni estaremos pronto

en un mundo sin barreras lingüísticas,

en un mundo en el que de manera automática

los mensajes escritos y orales en cualquier lengua

se nos hagan transparentes por medio de las tecnologías.

Si encargamos a una máquina que traduzca

aquello que tradicionalmente han traducido las personas,

como textos legales, artículos científicos o novelas,

no lo hará con la calidad suficiente,

pero es cierto que el porcentaje de texto aceptable

en muchas traducciones automáticas es alto.

Como alternativa a un encargo convencional

puede resultar más rentable en tiempo y en dinero

revisar y corregir lo que producen los traductores automáticos.

Es lo que se llama "posedición" y este es el presente

y, desde luego, el futuro de la actividad humana

en el campo de la traducción.

Mientras tanto, sigue habiendo modalidades de traducción,

como la literaria, que exigen un manejo muy preciso del estilo

y la intervención humana en todo el proceso.

Por lo tanto, no hay ni habrá en el futuro inmediato

una sustitución pura de personas por máquinas,

sino más bien un desplazamiento de funciones

y la aparición de nuevos roles y oportunidades profesionales.

Acabamos. Mañana martes volvemos en compañía

de la doctora Laura Rojas Marcos y Miguel Ángel Valladares

para hablar respectivamente de los problemas psicológicos

en torno a la separación de una pareja

y de la conveniencia de unirnos a la hora del planeta.

Será mañana a partir de las 10:00 en La 2, mismo lugar, misma hora.

Pasen un buen día.

Ha sido un honor y un placer estar aquí. Hasta mañana.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • La aventura del saber - 25/03/19

La aventura del saber - 25/03/19

25 mar 2019

Ofreceremos los reportajes "Martín Chirino. Golpe a golpe" y "Exposición Latinoamérica en las colecciones de la CM y ARCO". Además, entrevistaremos al coronel del Ejército del Aie Ángel Gómez de Ágreda, y al médico y periodista Nicolás Romero.

ver más sobre "La aventura del saber - 25/03/19" ver menos sobre "La aventura del saber - 25/03/19"
Programas completos (1713)
Clips

Los últimos 6.021 programas de La aventura del Saber

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

Añadir comentario ↓

  1. Conchi

    En el programa de hoy decían de regalar el libro de Dr. romero. Quisiera uno

    25 mar 2019