www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.12.2/js
3992011
Para todos los públicos La aventura del saber - 24/04/17 - ver ahora
Transcripción completa

(Música cabecera)

Hola a todos, buenos días.

Como cada lunes, comenzaremos "La aventura del saber"

con el Minuto gastronómico en compañía del presidente

de la Real Academia Española de Gastronomía, Rafael Ansón,

quien hoy nos dará una vuelta

por la comida en tiempos de Cervantes,

que era bastante diferente a la actual, por cierto.

Luego, hablaremos de la campaña de fomento de lectura

del Ministerio de Educación con Juancho Pons,

responsable de CEGAL,

la Confederación Española del Gremio de Libreros,

y reiniciamos la emisión del Taller de maternidad

con María José García.

También hoy les ofreceremos un trabajo

de nuestra compañera Isabel Uceda sobre el Santo Grial,

la copa que usó Jesús en la Última cena

y en torno a la cual se han tejido numerosas leyendas,

una de las cuales nos conduce precisamente a España.

Y les ofreceremos un fragmento de otro documento producido

en "La aventura del saber", en Lérida,

sobre un proyecto de conservación del alcaudón chico.

(Música)

Momento para la reflexión gastronómica

al iniciar "La aventura del saber", cada lunes, con don Rafael Ansón,

quien hoy nos propone que recordemos cómo era la gastronomía

en tiempos de Cervantes.

En aquella época lo único importante era alimentarse.

La verdad es que la gastronomía como la entendemos ahora

tenía poco sentido.

Pero debía ser tan importante la comida...

Comer porque uno tiene hambre, no para disfrutar.

...que "El Quijote" empieza diciendo:

"Una olla de algo más vaca que carnero.

Salpicón las más noches, duelos y quebrantos los sábados,

lentejas los viernes,

y algún palomino de añadidura los domingos

consumían las tres cuartas partes de su hacienda".

Es decir, generalmente, si tenía 100,

75 lo dedicaba a comer.

Y a lo largo de todo el libro hay, aproximadamente,

700 y pico citas gastronómicas,

y el contraste entre Quijote y Sancho en el tema de la gastronomía

es de las partes más interesantes.

Porque es cómo comían los hidalgos y cómo comía el pueblo llano.

La impresión que da en "El Quijote", a mí me la da,

es que el pueblo llano comía mejor.

Porque, por ejemplo, los nobles solo comían carne de caza

y tenían gota y estaban luego...

Encima, los médicos solo se dedicaban a sangrar.

Era como el remedio fetén de la época.

Es verdad, realmente, cuando había escasez,

la gente comía lo que podía. Normalmente, tendía a comer

lo que consideraba productos menos nobles.

Efectivamente, eran el pan, el ajo...

La cebolla. Cereales, garbanzos...

Y la gente rica tomaba, sobre todo, carne.

El pescado llegaba en malas condiciones.

Tomaba, sobre todo, carne.

Pero lo que es interesantísimo es que Cervantes,

donde más citas gastronómicas tiene es en otras novelas

como "Rinconete y Cortadillo", como tantas otras.

Donde describe de verdad lo único...

La preocupación de todos los personajes

era qué voy a comer mañana.

Es que eso ahora nos parece imposible.

Ahora lo que pensamos si vas a tomar pan blanco o pan negro

o vas a tomar gazpacho o salmorejo.

Pero entonces lo importante era comer,

y eso es lo que se desprende, como es natural,

en un personaje que lo que vive intensamente

es la realidad social en la que se mueve.

Por lo tanto, yo creo que es un libro

que también desde el punto de vista gastronómico

vale la pena leer. Claro.

Y dice: "Comer poco y cenar menos"

porque la salud del cuerpo se fragua en la oficina del estómago.

La Real Academia publicó un libro

sobre la gastronomía en la época de Cervantes,

que dirige Julio Vallés, se ha publicado en Valladolid,

que es un buen sitio para publicarlo.

Y que, realmente, lo que pone de relieve

es la importancia que hay que darle a la comida,

antes y ahora. Claro.

Porque ahora no tenemos preocupación

porque, normalmente, vamos a comer todos.

El problema es comer bien. Es de lo que trata este Minuto.

Además, para comer bien, como ocurre con todos los temas sensoriales,

hay que tener conocimientos, sin duda alguna.

Pero luego, hay que tener experiencia.

Es imposible que te guste Beethoven si no lo oyes.

O que te guste Velázquez si no lo ves o un melocotón si no lo comes.

Completamente de acuerdo contigo.

Antes era un problema de subsistencia

tener acceso a la comida que fuera, comían lo que podían.

Y ahora es saber comer para elegir lo que te conviene para la salud,

combinarlo y tomarlo de manera que, además, disfrutes comiendo.

Esa es la clave.

Muy bien, muchísimas gracias. Gracias.

(Música)

Numerosas leyendas se han tejido en torno a la copa que utilizó Jesús

en la Última cena.

Pero unos pergaminos hallados en la Universidad del Cairo

afirman que el Santo Grial se encuentra en la ciudad de León.

El siguiente documental examina el Grial

a la luz de la ciencia.

-Esta historia comienza alrededor de una mesa

y de unas viandas.

En un ágape que ocurrió hace 2000 años.

Es la cena que Cristo compartió con sus discípulos: la Última cena.

En este banquete, Jesús bebió de una copa

y a esa copa se le llama "el Grial".

Numerosas leyendas se han tejido en torno a este cáliz,

atribuyéndole poderes sobrenaturales.

La búsqueda del Grial ha inspirado numerosos relatos y pinturas.

En el cine, Indiana Jones, el arqueólogo más funesto,

pues no hay templo que soporte su visita, lo encontró.

-Esa es la copa de un carpintero.

-Pero nosotros nos ceñiremos a la ciencia

y sus últimos y sorprendentes descubrimientos.

¿Qué sabemos del vaso que utilizó Jesús?

(Música)

La palabra "Grial" parece ser una adaptación

del término latino "gradalis",

que implica la idea de un plato o una escudilla.

Varias eran las copas que afirmaban ser el cáliz de la Última cena.

Pero los análisis del carbono 14 han hundido sus ambiciones.

La ciencia ha demostrado que eran un fraude.

pero hay tres que sí son del siglo I,

y corresponden a la cerámica de la zona de Palestina.

El Sacro Catino de Génova fue llevado tras la Primera Cruzada a Italia.

Es un plato hexagonal verde que se creía de esmeralda,

aunque es un cristal egipcio.

El Grial más conocido se halla en la catedral de Valencia.

Según el Vaticano,

al que tendremos que reconocer la máxima autoridad en este tema,

este cáliz podría ser el Santo Grial.

También es llamado Grial de San Pedro.

Y esta precisión es importante,

pues en aquella mesa seguro que hubo más de una copa.

La tradición oral cuenta que en el año 258,

el papa Sixto II fue apresado y encomendó a uno de sus diáconos,

San Lorenzo, originario de Huesca,

la salvaguarda de las reliquias, entre ellas, el Santo Grial.

Pero San Lorenzo no tuvo mejor suerte

y cuando cayó preso, se negó a entregarlas.

Y como todos sabemos, fue quemado vivo en la parrilla.

Hasta pidió que le dieran la vuelta.

Cuentan que la familia del santo lo guardó,

y tras un largo periplo terminó en la catedral de Valencia.

En 1960, a don Antonio Beltrán, un reputado arqueólogo,

se le permitió desmontarlo

y fechó el vaso superior de piedra de ónix en el siglo I.

Luego la antigüedad lo acredita.

Como ven, es realmente hermoso.

El pie y las asas de oro se han añadido posteriormente.

Se ha conjeturado que si el Grial estuviese en Inglaterra o Francia

recibiría más visitas que la Gioconda.

Hasta aquí era lo que se conocía.

Sin embargo, dos textos hallados en la biblioteca

de la Universidad Al-Azhar, en El Cairo

han dado un giro inesperado a la historia.

Atentos, señores.

Señalan que la copa que Jesús utilizó en la Última cena

se encuentra en León.

(Fanfarria)

Veamos cómo ocurrió este asombroso hallazgo.

Nuestro equipo viajó a León.

En esta ciudad, se encuentra la Real Colegiata de San Isidoro,

un convento medieval donde viven ocho monjes,

que se ha reconvertido en una hermosa hospedería.

Nos hemos citado con los responsables de este descubrimiento:

Margarita Torres y José Miguel Ortega del Río.

Ambos son dos reputados investigadores

con un currículum impresionante,

y sin embargo su descubrimiento les asustó.

-Sabemos lo que nos jugamos.

Y sabemos la repercusión que para nosotros,

para nuestro entorno, para León, para España, para los cristianos,

tiene el haber descubierto esto.

-León festejaba los 1100 años de su reino,

y la diputación destinó un dinero para una exposición.

(Música)

Todo comenzó aquí, en esta cámara, donde dormía doña Sancha,

que como ven, expone un pequeño museo.

Doña Sancha fue la esposa del rey Fernando I.

Atentos, quédense con este nombre: Fernando I.

Pues este gran guerrero no solo es el primer rey de Castilla y León,

sino que es el monarca a quien le regalarán el Santo Grial,

según los documentos encontrados.

Margarita Torres y José Miguel Ortega

se fijaron en esta cajita de plata.

En su inscripción, se menciona un califa de Egipto

contemporáneo del rey Fernando,

y esto les intrigó.

¿Quién era ese rey que en tiempos tan enquistados de enemistad

enviaba regalos al rey Fernando I?

Y desde Egipto, nada menos.

Era el califa Al-Mustansir,

que fue el más famoso de la dinastía musulmana de Egipto,

llamados "los Fatimí".

Para saber más, contactaron con el arabista

doctor Gustavo Turienzo Veiga,

quien localizó y tradujo unos documentos

en los que se hace referencia al cáliz de Jesús.

Mientras, volvamos al tiempo en que transcurrió la Última cena

para concretar más.

Los primeros cristianos eran judíos y celebraban la Pascua, el Pésaj,

que significa "el paso", y que conmemora la huida de Egipto

cuando se abren las aguas del mar Rojo, ¿recuerdan?

Pues de acuerdo con los evangelios, Jesús celebraba esta fiesta.

Para los hebreos,

la copa que se utiliza en esta celebración

se conserva con esmero en todas las familias.

En León, la cofradía de la Santa Cena nos abre sus puertas.

Ana Sánchez, su presidenta, nos recibe.

Atrezan la mesa para nosotros, con panes y platos,

como suelen hacer cada Semana Santa.

Pero ¿cómo fue la vajilla de aquel ágape?

-De la cena de Pascua,

la fecha más significada de la liturgia judía,

es una vajilla, per se, muy digna y muy relevante.

Por tanto, es como la vajilla buena, por entendernos todos.

-Podían ser de metales o gemas semipreciosas

entre las clases más altas.

Y entre las más humildes, de piedra.

¿Cómo sería la forma de la copa?

En el menaje del siglo I era habitual un tipo de cerámica romana

que se bautizó con el nombre de Ritterling Hofheim 8.

Este dato es importante,

porque el vaso hallado en León es de ónix, una piedra semipreciosa

y corresponde a este tipo de cerámica.

El aspecto del Grial ha sido siempre un misterio.

Los artistas lo han representado de mil maneras.

Indiana Jones lo buscó y eligió una copa de madera.

¿Fue un error?

-Sin duda alguna.

Porque las normas judías religiosas de aquella época

prohíben taxativamente que sean de material poroso las copas

es decir, de cerámica o de madera.

Así que lo siento por Steven Spielberg,

pero chico, te equivocaste.

-Pero tras la muerte de Jesús, ¿qué ocurrió con la copa?

La tradición cristiana cuenta que quedó en manos de los apóstoles.

-El pueblo judío trata de levantarse contra el yugo romano.

Jerusalén es, prácticamente,

arrasada en buena parte.

Y se les prohíbe a los judíos volver a pisar el suelo de Jerusalén.

-En el año 70, Roma destruye el Templo de Salomón,

y miles de judíos son apresados y vendidos como esclavos

por todo el Mediterráneo.

Pero los cristianos no participan en las revueltas,

se van de Jerusalén a una localidad cercana.

-En textos judíos, a los cristianos se les tilda de traidores.

No toman parte de la batalla. Es más, se desplazan de Jerusalén.

Con lo cual, la pervivencia del cáliz entra dentro de lo posible

a pesar la enorme situación de zozobra

que existe durante todas esas décadas.

-Durante los primeros cuatro siglos, su escondite fue un misterio.

Sin embargo, el primer texto hallado en El Cairo

parece desvelarlo.

-Dice Al-Qifti que la copa que dicen los cristianos

que es la copa del Mesías,

se encontraba en una de las iglesias pequeñas

que están en los alrededores de Jerusalén.

Esta iglesia es famosa por la presencia

de los restos del obispo Santiago.

Y allí estaba la copa,

bajo la protección de algunos rumíes valientes,

cristianos ortodoxos que habían juramentado su protección.

Oculta tras una doble cortinilla, en un nicho entre las paredes,

lejos del alcance de la vista.

-¿Es posible que el cáliz de Jesús permaneciera escondido

en la iglesia dedicada a Santiago el Justo,

el hermano del Señor, el primer obispo de Jerusalén?

Jerusalén ha sido arrasada,

y ahora se llama Aelia Capitolina.

Tras 300 años oculto,

Helena, madre del primer emperador cristiano, Constantino,

viaja a Palestina en el año 326

a buscar la cruz de Cristo y el cáliz.

Los romanos habían edificado encima de la tumba de Jesús

una estatua a Júpiter,

y sobre la roca del monte Calvario, un templo dedicado a Venus.

Los hizo demoler y mandó construir el Templo del Santo Sepulcro.

La madre del emperador se entrevistó con los más ancianos cristianos

y también con el entonces obispo de Jerusalén.

Y no sabemos de qué laberínticas maneras

consiguió que el cáliz llegara a exhibirse en el Santo Sepulcro.

Desde el año 400,

toda la cristiandad conocía que la copa de Jesús

se adoraba en Jerusalén.

Son numerosos los testimonios de los peregrinos

y las guías de viaje hacia los santos lugares.

-Nos aparece de forma constante una información:

El cáliz está en Jerusalén.

El cáliz está en la iglesia del Santo Sepulcro.

El cáliz tiene una capilla propia: "Exedra cum calice Domini".

No hay lugar a duda.

Está custodiado por una gente que está consagrada a él.

Se nos dice incluso su número. El cáliz es visitable

y, el dato más importante, es de ónice.

El mismo material que el cáliz que nos vamos a encontrar en León.

-Pero en el siglo XI se vuelve a liar.

En el año 1095, se organiza la Primera Cruzada.

Los ejércitos cristianos tardan tres años en llegar allí.

-Llegan un 15 de julio de 1099 a la ciudad de Jerusalén.

Entran y buscan un objeto.

¿Qué objeto es ese? El cáliz de Cristo.

La reliquia más preciada de la cristiandad.

Entraron en el Santo Sepulcro, pero ¿dónde estaba el cáliz?

El cáliz había desaparecido.

El cáliz no estaba en Jerusalén.

-Sin embargo, el primer texto hallado en Egipto

aclara esta incógnita.

27 años antes de perder Jerusalén,

los musulmanes trasladaron el Grial a El Cairo.

-En el año de la hambruna del 447

de los cristianos, el 1053,

Ali-ibn Muyahid al-Dawla, Ali, rey de Denia,

envió un barco con gran cantidad de víveres

hacia el país de Egipto.

Y como conocía el poder de la copa,

se la pidió al imán excelso, Al-Mustarshid,

a cambio de cuanto fuera menester darle por su entrega,

pues su intención era enviarla al rey de León,

Ferdinand al Kabir, rey de este país en el año 1051,

para fortalecer la amistad con él.

-Los historiadores sabíamos que en Egipto hubo una gran hambruna.

Una gran hambruna que exigió que el califa solicitara ayuda.

De todo el islam, acudieron algunos con envíos de barcos.

Y entre los más significativos, un español,

el emir de la taifa musulmana de Denia, en la costa española.

Este hombre fue extraordinariamente generoso

y envió muchos barcos cargados de víveres.

El rey de Denia pide una cosa, específicamente:

La madre del rey de Denia era cristiana,

y de él se sospechaba que era cristiano.

Le pide la copa con la que Cristo hizo la Última cena con sus apóstoles

que se conserva en Al-Quds,

que es el nombre que los árabes dan a Jerusalén.

Y cuando le pregunta el fatimí: "¿Para qué lo quieres?

Tú y yo somos musulmanes.

No tiene sentido, es un objeto cristiano".

Entonces, el de Denia le contesta:

"Quiero entregárselo a Ferdinand al Kabir,

emir de Liyyun".

La traducción del árabe está clara:

"Fernando el Magno, el Grande, rey de León".

"¿Para qué?", le pregunta de nuevo el fatimí.

"Porque me interesa llevarme bien con él".

Y esto es cierto, porque en el contexto de aquella época

sabemos perfectamente que Fernando I, rey de León,

es el árbitro de la política peninsular.

En ese momento, el texto continúa,

dándonos otra segunda y sorprendente noticia.

(LEE) -"Se la encomendaron a un obispo franco de Al-Yalaliqa

que estaba de peregrinación.

Acompañado de guardias de la copa y de sus propios hombres,

el obispo cogió lo necesario para el viaje

y, con prisas, se puso en camino.

Y es conocido que durante el viaje...".

-Y en este punto tan emocionante, se interrumpe el primer texto.

Pero aporta datos fundamentales.

-Y da la casualidad que un obispo...

Bueno, lo de obispo rebajémoslo, quizá un sacerdote.

Es decir, un hombre de la Iglesia.

Franco, entendamos "franco" como cristiano occidental.

Esto es fundamental.

A los cristianos de Bizancio se les llama "rumíes", "romanos".

A los cristianos de Alemania hasta España

se nos llama "francos".

Que un clérigo occidental cristiano, que era de Yalaliqa,

que es el nombre que los árabes dan solo a un territorio,

y ese territorio es el reino de León.

Pues un cristiano del reino de León, peregrino en Jerusalén,

es el encargado de llevar esa copa físicamente.

La copa, dice el pergamino, viaja a Occidente.

-Después de 1000 años, se comienza a vislumbrar

el periplo del Grial.

Un viaje que termina en el norte de la península.

Gracias al pacto de paz entre el rey de Denia

y el rey Fernando I.

(Música)

-Nos encontramos ante una reproducción en tapiz

de la figura central de las pinturas del Panteón Real de San Isidoro:

La Última cena.

Es una Última cena muy extraña,

ya que no tiene un cáliz encima de la mesa.

La figura central la ocupa un cuenco con un pez

que Judas está tratando de robar.

Por el contrario, varios de los apóstoles

tienen copas metálicas, blancas,

que se diferencian enormemente con lo que después podremos ver

cómo es el Santo Cáliz.

La figura del Santo Cáliz no se encuentra en esta escena.

¿Dónde está?

-Las mujeres que bordaron el tapiz el pasado siglo lo desconocían.

Pero 1000 años atrás,

cuando doña Urraca encargó estos maravillosos frescos

se lo mostró al artista.

Quien guardó el secreto y renunció a pintarlo en la mesa.

Pero lo conocía,

pues lo plasmó en el techo como una escudilla de ónix verde.

El historiador Gustavo Turienzo Veiga

encuentra y traduce un segundo manuscrito.

-El segundo documento es de tiempos de Saladino,

el gran líder del islam.

Saladino tiene una hija favorita.

Se le está muriendo de una enfermedad del riñón.

Es decir, está con hemorragias constantes.

Y Saladino ha recurrido a todos los medios,

pero es padre aparte de musulmán,

y su hija se le muere, se le escapa la vida.

Y Saladino ordena al gobernador de Egipto:

"Dame la esquirla que, indignamente,

tu antepasado, el primero de tu linaje,

hizo saltar de la copa con un puñal de doble filo

en su viaje a Occidente".

Pues este musulmán hizo saltar un fragmento

y se lo trajo.

Saladino conoce el poder curativo de la copa,

conoce la presencia de esta esquirla en las manos de Bani-I-Aswad

y exige su entrega.

Lo que ocurre a continuación es fascinante.

Su hija se cura.

Y la curación hace que Saladino se quede con la esquirla.

-Así finaliza el segundo pergamino,

que añade que la esquirla fue depositada

en la Casa del Tesoro de Saladino.

-Pero nos ratifica una serie de informaciones.

La primera: el cáliz de Jerusalén, que es el cáliz de Cristo,

en el siglo XI se fue.

La segunda: vino a España a través,

es un papel fundamental que hay que destacar, del emir de Denia.

La tercera: el destinatario es el rey de León, Fernando I,

que, además, es coetáneo a los hechos.

Y además de eso nos dice que a la copa le falta una esquirla.

Por lo tanto, en León debería haber una copa

arqueológicamente datable en los tiempos de Cristo,

que hubiera venido en un momento cercano a Fernando I,

y a la que le falte una esquirla.

Eso es lo que las fuentes cristianas y musulmanas

nos ofrecen en bandeja en este momento.

-Con estos datos, Margarita Torres y José Miguel Ortega

buscan entre las piezas del Museo de la Colegiata

de San Isidoro de León.

Nada ven. Tan solo hay una copa:

El cáliz de doña Urraca, la hija del rey Fernando,

la famosa reina de Zamora, la mujer más poderosa de su tiempo.

Y proceden a desmontarla.

Cuando retiraron la cubierta de oro,

apareció un cuenco de ónix del siglo I

al que le faltaba una esquirla.

-Podemos comprobar que, efectivamente,

era una copa romana rota a la que le faltaba una esquirla.

En ese momento, me pasaron esos 2000 años de historia.

Me pasó la presión de tener en las manos

algo que pudo sostener el Señor.

Me pasó por la cabeza el decir: "¡Guau! ¡Qué pequeño es!".

Me pasó la cabeza la parte arqueológica de:

"Bueno, sí, pero es una copa Ritterling Hofheim 8".

Por tanto, estilísticamente coincide.

Hasta te llegan a sudar las manos y sientes hasta miedo,

a pesar de hacer con todo el cuidado del mundo,

con todo el respeto del mundo, del peso de la historia

que estás sosteniendo en tus manos, aunque sea un peso tan liviano.

Es una sensación extraordinaria e irrepetible.

-Nos encontramos ante el cáliz de doña Urraca,

un extraordinario ejemplo de orfebrería medieval

que la profesora Margarita Torres y yo mismo

defendemos que la parte superior interna

sería la misma que desde al menos el año 400

se veneraba en la iglesia del Santo Sepulcro de Jerusalén.

-Si prescindiéramos de la diadema de oro

y extrajésemos ese magnífico cuenco romano, helenístico,

hecho en ágata,

veríamos que tipológicamente coincide con los años coetáneos a Jesús.

Pero, es más, no hay que olvidar que una vieja copa romana rota,

es decir, le falta una esquirla, fue objeto de veneración suficiente

para que la todopoderosa Urraca de Zamora

donara sus joyas para componer este espléndido cáliz.

-Cuando los cruzados llegan al Santo Sepulcro

y no encuentran el Grial,

¿por qué guarda silencio el rey Fernando I?

¿Teme que su ciudad pueda ser saqueada

en busca de tan preciada reliquia?

Sus hijos varones lucharon a muerte entre ellos.

Y será su hija Urraca, y luego su nieta del mismo nombre,

las guardianas del Grial.

Lo saben unos pocos, y comienzan las leyendas.

-¿Quién es la doncella del Grial en esas fuentes?

La doncella del Grial es una mujer de linaje real,

virgen, es decir, soltera, no desposada,

portando físicamente el cáliz.

Cáliz que se nos dice que es de piedra

y que está adornado con oro y con gemas.

Y cuando uno se sitúa ante el cáliz de doña Urraca,

si tuviéramos que describirlos,

el 99 % de todos nosotros diríamos que es un cáliz de piedra

adornado con oro y con gemas.

Es decir, la descripción que da el cortejo de la doncella del Grial.

-Wagner compuso su ópera "Parsifal",

nombre del caballero que buscó y encontró el Grial.

(Música)

Era una mujer muy hermosa, de elegante porte,

cabello castaño y ojos verdes, según algunos investigadores.

El nombre de Urraca tiene origen vasco-navarro

y su raíz "urre" significa "oro".

Luego "Urraca" significaba "dorada",

muy apropiado para las hijas del rey del Grial.

-Pues, realmente, si tuviéramos que definir el Grial,

que es el objeto que la literatura nos dice que se basa

en la copa de Cristo,

tendríamos que ver algo así.

Tendríamos que ver una copa sencilla, como esta,

tal como sabemos por las fuentes,

tal como sabemos por la arqueología.

Una copa que llega a manos de una gran reina, Urraca.

Reina que dona sus joyas personales para adornarlo.

Pero lo hace con una delicadeza y una inteligencia extraordinaria.

No solo quiere que su nombre aparezca en derredor

sino que lo que hace es, siguiendo, yo creo que con una lógica pasmosa,

lo siguiente:

Si un sacerdote tiene que oficiar con la copa de Cristo...

¿Existe sacerdote en el siglo XI, XII, XV, a día de hoy,

que sea tan atrevido como para poner sus labios

en el mismo lugar donde los puso Jesucristo?

Es decir, así.

Yo creo que no, y Urraca creyó que no.

Por eso donó sus joyas,

y por eso hizo algo mucho más importante.

Si viéramos el cáliz así,

observaríamos que aparte de la diadema que protege

hay una copa, llamémosla de oro.

Una copa de oro que está colocada de tal forma, con tal elegancia,

encima de la copa de Cristo,

que lo que hace es impedir que los bordes puedan ser tocados

por labio humano.

Pero, además, convierte a la copa de oro,

en el auténtico cáliz,

y a todo lo que es el Cáliz de doña Urraca,

es decir, esta maravillosa joya del Románico,

en un auténtico relicario precioso.

El relicario que con una elegancia fascinante,

protege la reliquia más sagrada de la cristiandad:

la copa del Señor.

(Música)

-Nos encontramos aquí, ante esta escena: la Última cena.

En la Última cena tenemos que destacar a un personaje.

Él es Marcial, el que está en ese ángulo.

Marcial es el que sirve el vino, el copero.

Un personaje que aquí era más bien desconocido,

porque aparece en los evangelios que no son los oficiales,

los evangelios apócrifos.

En Francia llegó a tener mucha tradición

y hoy, casualmente, Marcial es el patrón de los sumilleres,

los expertos en vino.

Marcial es el que va a dar la copa a Cristo.

Está mirando directamente para él.

Todos los apóstoles tienen ya su copa excepto Cristo.

¿Y qué hay que destacar?

Que la copa que tiene Marcial en la mano

es la copa que forma el Cáliz de doña Urraca,

prácticamente similar a esa copa de ágata,

el cáliz que se está vinculando al Santo Grial.

Cuando estas pinturas se realizaron,

algunos expertos las están datando en torno al año 1100, 1090,

supuestamente, el Cáliz de doña Urraca,

la copa de ágata, ya estaba aquí.

Por ello, quien pintó estas pinturas ya sabía que algo especial tenía,

que esa copa, repito, podría ser el Santo Grial.

-El Grial perdido siempre estuvo a la vista.

En los techos de San Isidoro hay un mensaje

que ha permanecido durante 1000 años invisible,

porque no sabíamos interpretarlo.

Un mensaje oculto, y sin embargo a la vista de todos.

La mejor manera de esconder un gran tesoro.

Quien tenga ojos, que mire.

(Música)

(Música)

Dentro de la campaña de fomento de la lectura este año

y para colaborar con ella,

hemos invitado hoy a Juancho Pons, responsable de CEGAL,

la Confederación Española del Gremio de Libreros,

para hablar, cómo no, de libros. ¿No, Juancho?

Buenos días. Buenos días. Vamos a ver...

Cuéntanos, ¿qué está pasando con el libro?

¿Es verdad que las nuevas tecnologías van a acabar con él?

Yo no creo que vayan a acabar con él,

ni las nuevas tecnologías, ni otras que surjan en unos años,

el libro va a seguir existiendo.

Se adaptará en sus formatos,

se adaptará en determinadas temáticas,

pero el libro va a seguir existiendo.

De hecho, el libro en papel sigue siendo mayoritario

en la venta en España.

Y crece más el libro en papel en ventas

de lo que está creciendo el libro electrónico

en otros países del entorno europeo

en los últimos años. El libro electrónico, entonces,

¿no va a sustituir a ningún tipo de libro?

Yo tengo la teoría, pero es puramente inventada, intuitiva,

de que lo que está ocurriendo es que el libro electrónico

está sustituyendo los usos del antiguo libro de bolsillo,

ese que llevabas encima.

¿Eso es así en las estadísticas?

El libro electrónico ha cambiado, en parte,

el libro de texto en los colegios y universidades.

El libro electrónico también en cuanto a diccionarios,

obras de referencia,

Lógicamente, es muchísimo mejor para un diccionario

consultar una obra electrónica.

Las novelas parecían que iban a cambiar muchísimo más,

pero uno va en el tren, va en un avión,

y sigue viendo mayoritariamente libros en papel.

Quizá en un país como España en el que poca gente lee,

y esa gente es muy militante,

ocurre distinto como en otros países como en el Reino Unido

donde el libro electrónico tiene un porcentaje mayor

de cifra de ventas, pero aun así, en todos esos países,

igual que en EE.UU.,

suben más las ventas del libro en papel

de lo que suben las ventas en libro electrónico.

Y en España, que siempre se ha dicho:

"Se publica muchísimo. Ahora se publica más que nunca".

¿Se sigue publicando mucho?

Se publica muchísimo, pero porque España, además,

tiene unos grupos editoriales muy potentes,

por suerte, eso es muy bueno para todos nosotros,

y publican mucho también para otros países de habla hispana.

Entonces, siempre ha afectado.

Yo me niego a aceptar

que una mayor diversidad y una gran oferta sea malo.

Si las empresas editoriales publican,

será porque verdaderamente les sale a cuenta y les parece bien.

Y como librero, yo quiero que haya una oferta enorme.

De hecho, me alegro mucho de que estas editoriales lo hagan.

¿Y se lee más o se lee menos ahora?

En España nunca se ha leído demasiado,

al menos en los últimos 20 o 30 años.

A mí me dan muchísima envidia las cifras de los países nórdicos,

donde hablamos de 70 u 80 %.

Allí hace mucho frío, allí está todo el mundo...

Yo no creo que sea eso,

porque entonces, en el Pirineo se leería muchísimo,

en algunas montañas en Cantabria se leería muchísimo,

y yo creo que no es así.

Yo creo que es porque tenemos un tipo de vida distinto,

y por un tema cultural.

Yo creo que la gente tiene que encontrar tiempo

en su vida diaria, aparte de para ver televisión,

para escuchar la radio, para ver series, para ver cine,

y también para leer.

Yo soy un convencido de que hay tiempo para todo.

El día es mucho más largo de lo que pensamos.

y si alguien no puede encontrar en un día tiempo para leer,

al día siguiente es fácil que lo consiga,

y lo que necesita es algo que le interese tanto

como para encontrar hueco.

Juancho, muchas veces se habla de las nuevas tecnologías

como competencia del libro tradicional.

Pero también son lo contrario.

Es decir, hoy día, si tú buscas un libro,

lo pones en Internet, lo tecleas en cualquier buscador,

en Google, por ejemplo,

y te salen las librerías donde hay existencias de ese libro,

te viene el teléfono de la librería, la dirección de la librería,

e incluso te viene un correo electrónico

para que tú preguntes si, efectivamente, está en "stock".

En "todostuslibros.com", CEGAL,

la Federación de Librerías de España,

tiene más de 600 librerías que actualizan cada día su "stock"

y te dice dónde puedes encontrar cerca de tu casa

el libro que estás buscando.

Puedes darte un paseo, puedes ir a buscarlo,

escribes un correo electrónico, o puedes comprarlo "online".

Si es un libro más difícil

y solo lo tienen en una librería de Las Palmas de Gran Canaria,

pues se compra allí, y es un sistema buenísimo también.

Por eso, las nuevas tecnologías son una herramienta muy buena

para las librerías.

Yo recuerdo, cuando era niño,

veía a mis padres cómo tenían que coger unos libros enormes

para buscar libros que sabían que estaban ordenados

por el código del ISBN,

y ahora, en segundos, tienes esa información.

Las librerías estamos llegando a los lectores en segundos también.

Los autores reciben las críticas

de que los lectores piensan de sus libros

en miles, en pocos segundos.

Yo creo que es muy positivo, solo tenemos que saber aprovecharlo.

Claro. Oye, y por ejemplo, el tema este de las librerías

en relación con Internet,

¿qué más desarrollos tenéis en CEGAL?

Lo que las librerías creemos que tenemos de valor más importante

frente a cualquier otro vendedor, tipo supermercado del libro,

es que nosotros somos prescriptores.

Aunque suene un poco pretencioso decirlo,

pero nosotros recomendamos cosas

que creemos que verdaderamente son útiles.

En la página... Tenemos una página web:

"Loslibrerosrecomiedan.com",

donde cada mes hay varias recomendaciones

de libreros que te dicen exactamente por qué es interesante leer el libro,

y la recomendación no es porque la editorial

te ha dado un precio mejor, porque te esté pagando esa campaña,

ni porque ese librero en concreto, que puede ser, por ejemplo, de Toledo

te vaya a vender ese libro. Ese librero lo dice es:

"He leído este libro, me parece buenísimo,

tienen que leerlo por esto.

Además, este autor tiene otros libros que son todos estos.

Vaya a su librería de confianza a comprarlo".

Y en "Los libreros recomiendan" queremos destacar

nuestro papel cultural y nuestro papel prescriptor.

Oye, de un tiempo a esta parte se han puesto... de moda no diré,

pero se ha abierto en las editoriales tradicionales

como un camino nuevo para la autoedición.

Y hay un montón de gente que escribe y se autoedita.

¿Los libreros tenéis ya en cuenta eso?

¿Tenéis sitio en las librerías?

¿O llega demasiada cantidad de libros?

Es demasiada cantidad de libros.

Es muy difícil o casi imposible que haya sitio para esos libros.

Es muy habitual que a las librerías llegue alguien diciendo:

"Mira, me he autoeditado este libro, te quiero dejar unos ejemplares.

Si se vende me los paga, si no me los devuelves".

Es muy habitual.

Por eso, desde CEGAL, a través de "Todos tus libros"

también hemos incluido un sistema,

una base de datos muy potente de una empresa llamada PodiPrint,

que tienes tus libros de autoedición,

que son libros de impresión bajo demanda

y que en dos o tres días, máximo, esos libros se pueden conseguir.

Pero es verdad que es muy difícil que esos libros tengan

un espacio real en las librerías

porque muchos de esos libros son los que las grandes editoriales

no han querido editar porque no le han visto

una visión comercial,

o no le han visto un interés cultural lo suficientemente fuerte.

Claro. ¿Y cómo ves el futuro del libro?

Tú que has nacido, que te has criado entre libros.

Me contabas poco antes de empezar la entrevista

que tus abuelos, tus padres, tú mismo,

sois libreros, lleváis el oficio en la sangre.

Yo estoy convencido que de las tres generaciones

de la librería de mi familia,

no es que mi generación lo tenga fácil,

pero mis abuelos, poco después de la Guerra Civil,

empiezan una librería con un niño que tiene cuatro años.

Eso era un tiempo complicado,

donde tenían problemas para salir adelante.

Mis padres, justo en la época de la gran crisis de los años 70,

lo pasaron muy mal para salir adelante.

No es que mi generación lo tenga fácil,

pero no conozco ninguna librería que haya tenido tiempos

de echarse a dormir y relajarse.

Eso también nos hace estar más prevenidos, más atentos,

y el futuro del libro lo veo bien,

porque la gente, más o menos, va a seguir queriendo leer siempre.

Va a haber unos autores maravillosos que van a escribir novelas,

ensayos o cualquier tipo de libro que va a interesar.

Las editoriales son unos grupos económicos potentes

y eso a mí también me da fe a que si siguen invirtiendo ahí

es porque hay interés.

Entonces, no sé en qué formatos, en qué formas,

pero estoy convencido de que se va a seguir leyendo

y va a tener un futuro muy positivo. Me dicen que hay que despedir.

Pero me gustaría que, para acabar, dieras una serie de consejos

a tus propios compañeros del gremio.

¿Qué le dirías a un librero para que mejorara la librería?

Así, en dos o tres pinceladas.

Pues tenemos que llegar más a los lectores.

Estos días, con el Día del Libro, salimos los libreros a la calle.

Dentro de muy poco habrá ferias del libro por casi toda España.

Es una maravilla. Salimos a la calle.

Viene la gente a vernos, conseguimos vender libros,

pero ¿cómo hacer que luego vengan a las librerías a devolver la visita?

Nos cuesta, tenemos que trabajar mucho eso.

Bien sea redes sociales,

bien sea yendo a teatros a hacer presentaciones,

bien sea en bares, invitando a una cerveza

mientras presentamos libros. Tenemos que hacer cosas que hagan

que los libros estén mucho más presentes.

Tenemos que conseguir, con las editoriales,

hacer actos mucho más entretenidos para que la gente, cada semana,

intente ver cuál es la agenda cultural de las librerías.

Yo creo que tenemos que ponernos un poco más las pilas las librerías,

pero soy bastante optimista y creo que lo vamos a conseguir.

Pues que así sea, Juancho. Muchísimas gracias por tu visita.

Mucha suerte. Un placer.

Seguimos.

Alcaudón Chico es el vertebrado más amenazado de España.

Recuperamos un fragmento del trabajo que hicimos

sobre un proyecto para recuperarlo, y que finalmente ha tenido éxito.

(Pájaros)

-El alcaudón chico es un pájaro pequeñito, de algo más de un palmo,

que asemejan a águilas pequeñitas: tienen el pico ganchudo,

son muy cazadores, de insectos, evidentemente, con su tamaño.

Este pájaro que aquí en Cataluña se denomina "trenca", popularmente,

es hasta hace poco, hasta los años 90 era relativamente frecuente.

Nunca ha sido abundante pero era relativamente frecuente.

En pocos años pasamos de tener controladas

78 u 80 parejas reproductoras, a bajar a 10 o 12.

Entonces, las alarmas empiezan a sonar.

A partir de ahí, empieza el proyecto imposible.

Así llamo yo al proyecto de la trenca o del alcaudón chico. ¿Por qué?

Porque nos encontramos que en un margen de tiempo cortísimo,

ya en los años 2000 y poco,

y nos quedamos ya casi sin las parejas.

Y hemos de empezar a hacer algo,

porque la cosa ya, prácticamente, está en los últimos coletazos.

(Música)

Sofía Fournier es especialista en obstetricia y ginecología

de la clínica Dexeus de Barcelona.

Hoy visita de nuevo "La aventura del saber"

para hablarnos de los cuidados de la mujer tras dar a luz.

¿A qué debe estar atenta?

¿Qué es normal y qué requiere el consejo del especialista

durante el posparto?

Hola, Sofía. ¿Qué tal? Hola, buenos días.

Una vez que nace el bebé, obviamente, el protagonista es él.

Totalmente. (RÍE)

¿En qué medida la madre debe estar también alerta?

Saber qué cosas tienen que llamar nuestra atención

y recurrir al médico.

Pues el posparto es una época importante.

Yo digo que es como el epílogo de un libro que nadie lee,

pero está ahí, ha venido para quedarse,

y hay que darle su cierta importancia.

Normalmente, un posparto de un parto que ha transcurrido sin incidencias

será más que llevable y no requerirá controles específicos.

Pero sí es cierto que hay diferentes factores

que deberían hacer acudir al servicio de urgencias.

Una fiebre en el primer mes posparto,

una hemorragia o un dolor que no le cuadra...

Básicamente, serían los tres motivos por los que la paciente

debería acudir antes de la visita de la cuarentena al centro médico.

Es verdad que ahí parece

que solo tienes ojos para el recién nacido.

Si te duele algo igual piensas: "estoy cansada".

Quizá, tendemos a quitarle hierro a como nos encontramos.

Sí, puede ser. Pero es lo que digo: hay que escucharse.

Es una época en la que mimar al bebé, pero hay que mimar mucho a la madre

y la gente, por ejemplo, las visitas a casa,

los primeros días, gente que te aporte,

que te sume, gente de confianza. Que puedas delegar en plan:

"Quédate un momentito al bebé, que me voy a duchar".

"Voy a intentar dormir media horita porque he tenido una noche horrible".

Hay que cuidarse, ser consciente.

Tienes que comer mejor que nunca, intentar descansar y dormir,

tienes que tomar un polivitamínico, sería ideal.

Y, sobre todo, intentar descansar al máximo.

Cuando se habla de depresión posparto,

que estas dos palabras sí nos son familiares a todos,

no sé si demasiado.

No sé si lo utilizamos demasiado alegremente.

¿Cómo diagnosticáis vosotros una depresión posparto

a una paciente?

De entrada está un paso previo a esa depresión posparto,

que se llama el "baby blues".

Es como una labilidad emocional muy frecuente

que ocurre hasta en el 60 u 80 % de las pacientes que han dado a luz.

Y ocurre, más o menos, en la primera semana o 15 días.

Es una labilidad emocional, es un no sabes cómo te sientes,

estás encantada de la vida pero lloras al ver a tu bebé.

Es como un revuelto de emociones que se tiene que ir normalizando.

Si pasadas dos o tres semanas ves que sigues

más triste y decaída de lo normal,

con lloros incontrolados a diferentes situaciones

que tú, a priori, no hacías.

Con una mala adaptación a la relación con el bebé, etcétera.

Entonces, habría que consultar.

Hay estudios que cifran que la depresión posparto

puede afectar hasta casi un 10 % de las pacientes que han dado a luz.

¿Y hablamos de algo solo emocional

o tiene también un reflejo en la parte física?

Lo que te va a dar a ti la alerta tiene que ver

con los lloros, con el carácter más inestable.

Sí, es algo que deberíamos derivar al psiquiatra.

Este manejo de un especialista en psiquiatría

o la primera vía, a veces, podría ser el psicólogo.

Pero sí que es cierto que es una patología más bien...

Que nosotros los ginecólogos podemos detectar y ponernos en alarma

porque somos los que vamos a ver esa paciente en el posparto,

pero que una vez tengamos una sospecha,

nuestra obligación es derivar a esta paciente a otro especialista.

¿Y cuándo es la primera visita, si todo va normal?

¿En qué momento cogéis a la mamá y le decís que tiene que venir?

Si todo va normal y ha sido un parto sin factores de riesgo,

ha sido un parto vaginal que ha transcurrido sin incidencias

y la madre se ha recuperado bien,

la primera visita se suele organizar a las cinco o seis semanas posparto.

Esa famosísima "cuarentena".

En esa primera visita es cuando ya el útero ha involucionado,

ha vuelto tamaño, prácticamente, previo a la gestación.

El suelo pélvico de la paciente ya ha empezado a recuperar.

Si ha habido que hacer alguna pequeña episiotomía

o algún desgarro, ya estará bien cicatrizado.

Y es a partir de ese momento en el que hay que sentar las bases

del cuidado en el posparto, ya no inmediato, sino en el tardío,

implicaría los primeros seis meses después de haber dado a luz.

Y hemos dado los titulares, digamos,

de lo que tenemos que estar más atentas,

pero ¿todo lo tiene que valorar el ginecólogo?

¿O habría que acudir al dentista, al endocrino...?

¿Necesitamos hacernos unos análisis?

¿O es una visita en la que debemos centrarnos solo en lo ginecológico?

Yo creo que analítica en el posparto en una paciente

con embarazo de bajo riesgo, que no ha habido complicaciones,

y que el parto ha transcurrido sin incidencias,

de protocolo, no es necesaria.

Sí es cierto que la primera visita sería al ginecólogo.

Si la paciente, por ejemplo, ha tenido diabetes en el embarazo,

ha tenido patología de tiroides,

sí será importante que hagamos una visita al endocrino

para constatar, por ejemplo, si esa diabetes de la gestación

ha desaparecido, que es lo más probable.

Para valorar si hay que reajustar el tratamiento

de la patología tiroidea,

es muy probable que indiquemos una visita al endocrino.

Pero sí es cierto que una embarazada con un embarazo sin incidencias,

una visita de posparto al ginecólogo para establecer las pautas

para recuperar su suelo pélvico, cómo está yendo la lactancia...

Van a ser más que suficientes.

Nos decías que es el epílogo que nadie se lee,

el capítulo dedicado al posparto.

Hasta el punto que no sepamos identificar

cuándo deja de ser normal la hemorragia que sufre toda mujer

después de dar a luz.

¿Cómo tenemos que saber si necesitamos acudir al médico

porque el sangrado es mayor de lo normal?

Normalmente, la hemorragia posparto grave y que preocupa

ocurre en las primeras horas posparto.

Con lo cual, ocurre con la paciente aún en el ambiente hospitalario,

y allí podríamos nosotros poner remedio.

Una vez la paciente está en su casa,

puede ocurrir una hemorragia posparto mayor de lo normal,

pero es muy poco frecuente.

Y sí es cierto que la mayoría de pacientes

van a tener herramientas para saber identificar qué es normal.

Nosotros decimos que es normal una pérdida como una menstruación,

un pelín más abundante quizás, pero no más.

Y si la paciente presenta una pérdida mucho más abundante,

acompañada de dolor, de coágulos,

o de cualquier factor que a ella le suponga una alerta,

tiene que ir a urgencias y que la valoren, obviamente.

El tema de la lactancia, que nos lo nombrabas antes.

¿Tienes la sensación de que la madre se siente juzgada con mucha dureza

si acude a tu consulta y tú le preguntas cómo va todo,

y ella te dice: "No estoy dando el pecho al niño"?

¿Tienes esa sensación de juez y parte ahí?

Es complicado hoy en día, sí.

Yo siempre que digo que ninguna de nosotras

podemos ponernos en la piel de otra mujer

y juzgar la decisión que ha tomado.

Entonces, obviamente, a nivel médico, lo ideal para el bebé y la madre

es la lactancia materna.

Pero si por diferentes factores ha optado por lactancia artificial,

no le hacemos ningún favor si vamos juzgando, opinando...

Yo creo que cada uno en esta vida busca su equilibrio,

intenta gestionar sus circunstancias personales,

y, desde luego, nadie puede sentirse mejor o peor madre

por optar por lactancia materna o lactancia artificial.

Por las circunstancias que sean. Así es.

¿Y solo tenemos que tomar un refuerzo, por ejemplo, de calcio

si optamos por la lactancia materna,

o toda mujer después de dar a luz necesita un polivitamínico

y un poco de ayuda para volver a poner su cuerpo a tono?

Normalmente, el primer mes posparto sí que estaría indicado

continuar con el polivitamínico como se tomaba durante la gestación.

No estaría de más tomar hierro durante ese primer mes posparto

en el que vamos a tener pérdidas.

Y si das lactancia materna y la mantienes

durante los seis primeros meses de vida del bebé,

durante esos seis primeros meses yo recomendaría un polivitamínico.

Y el peso: ¿cuándo vamos a volver a ser la de antes, o parecida?

A ver...

En el posparto inmediato vamos a perder

bastantes de los kilos que hemos cogido en el embarazo.

Con la placenta se van muchos, con el líquido amniótico, el bebé...

Y cuando el útero vuelve a su tamaño original

y pierdes mucho líquido que has retenido durante el embarazo.

Pero es cierto que para estar como si no hubieras parido,

cuenta un mínimo de unos nueve meses.

A los tres meses, la gente te verá muy mona y muy digna.

Pero tú verás que la barriga aún está un poco fláccida,

que aún te quedan un par de kilos...

Para estar prácticamente como si no hubiera pasado nada,

unos nueve meses, incluso un pelín más.

¿Y para estar como si no hubiera pasado nada

es imprescindible hacer deporte? ¿Durante y después?

Imprescindible cuidarse y mantener una vida activa.

Si no eras deportista antes del embarazo,

el embarazo igual es un momento para poder aprender

a cambiar tu estilo de vida.

Yo estoy un poco en contra de hacer una dieta para perder cinco kilos,

o hacer gimnasio tres meses para perder.

No, incorpóralo a tu día a día

y aprende a comer sano y tener una vida activa.

Entonces, para mí sí, imprescindible poner de tu parte

para recuperarte mejor en el posparto.

¿En qué momento puede una mujer que acabe de dar a luz

empezar a tener una vida totalmente activa?

Hablábamos de deporte, de una forma moderada.

No te hablo de subir montañas corriendo.

¿Qué plazo es el que sueles recomendar tú, Sofía?

Yo, deporte que no suponga un impacto para el suelo pélvico.

Por ejemplo, natación, bici, caminar, máquina elíptica...

Yo a partir del mes y medio de haber dado a luz,

en la visita de la cuarentena les doy autorización, sin problema.

Deportes de impacto para el suelo pélvico

como puede ser correr, "steps", aeróbic, tenis...

Igual sí que no estaría de más esperar a los seis meses.

¿Y faja sí o faja no?

Sobre esto también hay cierta polémica.

Muchas mujeres recurren a una faja

para ayudarse en la contención de las carnes

en las semanas posteriores al parto.

¿O tú crees que tiene que ser un proceso más natural

y menos doloroso? Es un poco molesto.

Yo soy "faja no". Pero sí que es verdad que eso...

Yo soy "faja no",

y cuando estás en tu casa, momento bebé,

dando pecho, biberón, lo que sea, faja no.

Deja trabajar a tu musculatura abdominal,

todo vuelve a su sitio con calma.

Ahora, si tienes organizada una salida familiar de todo un día,

y vas a ir con el cochecito del bebé,

y has tenido una cesárea, por ejemplo,

puede ser cierto que con una faja te sientas un poco más recogida.

Para momentos puntuales creo que la faja puede servir,

pero como norma de que te va ayudar a recuperarte antes, yo no lo creo.

Yo creo que nos has resuelto un montón de dudas.

Muchas gracias por visitarnos, aquí tomando nota de todo.

Muy bien, muchísimas gracias. Gracias.

(Música)

La colección Nova de Ediciones B acaba de publicar

el último libro de Carrie Fisher.

¿Recuerdan? La princesa Leia Organa de "La guerra de las galaxias",

que ya había publicado varias novelas,

generalmente bien recibidas por crítica y público.

La novedad es que, en este caso,

trata precisamente del rodaje de "La guerra de las galaxias",

lo que añade unas gotas de cotilleo a su indudable interés literario.

El libro es este: "El diario de la princesa".

Está compuesto a partir de su diario personal

durante el rodaje.

Tenía entonces 19 años

y se había enamorado de un compañero de trabajo,

un hombre casado llamado Harrison Ford.

Más allá de esta circunstancia, el libro puede leerse,

y quizá deba leerse,

como el testimonio sincero y conmovedor

de una persona atrapada en el castillo de la fama.

Una princesa de ficción

atrapada en una realidad también de ficción.

Nos vamos. Volvemos mañana con un nuevo Taller de convivencia

con Laura Rojas Marcos,

en el que trataremos sobre cómo cambiar

cuando necesitamos cambiar un comportamiento,

y un Taller de empresa en el que hablamos

con Arturo de las Heras, Carlos Mazo y Diego Mazo,

de Cooperación Universitaria Internacional.

Y presentaremos también al naturalista Johnny Rankin.

Lo dicho, volvemos mañana. Buen día a todos. Feliz lunes.

(Música)

  • La aventura del saber - 24/04/17

La aventura del saber - 24/04/17

24 abr 2017

Ofreceremos el documental "El grial y la ciencia". Además, entrevistaremos a Juancho Pons, Presidente de la CEGAL, y a la ginecóloga Sofía Fournier.

ver más sobre "La aventura del saber - 24/04/17" ver menos sobre "La aventura del saber - 24/04/17"
Programas completos (1429)
Clips

Los últimos 4.289 programas de La aventura del Saber

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios