www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.9.0/js
3922322
Para todos los públicos La aventura del saber - 22/02/17 - ver ahora
Transcripción completa

(Música cabecera)

Buenos días y bienvenidos a "La aventura del saber".

Hoy hablaremos con Marian García, la boticaria García,

de nutrición en la segunda parte del programa;

con Luis Alberto de Cuenca, de los poemas homéricos;

aparte de invitarles a conocer al sumiller Alberto Redrado,

Premio Nacional de Gastronomía en 2009;

aparte de recuperar nuestro trabajo sobre Dibujo Madrid,

una experiencia alentadora que quizá recuerden;

y de viajar, por sexta vez, a través del Túnel del Tiempo

para seguir recorriendo el camino de los primeros pastores del Pirineo

hace, ahora, 7300 años.

Empezamos hablando de vinos con Alberto Redrado.

Nos vamos a desplazar al Restaurante L'Escaleta

en el pueblo alicantino de Cocentaina.

El restaurante ha sido galardonado con tres soles Repsol

y dos estrellas Michelín. La visita se promete interesante.

(Música suave)

Tiene que haber una buena base académica sólida.

Después depende básicamente de él.

Sería una cuestión de intentar ser permeable, inquieto,

viajar lo que uno pueda, hablar con la máxima gente que uno pueda,

leer todo lo que uno pueda, intentar disfrutar del viaje

y, después, intentar aprender de los clientes.

(Música alegre)

Intentar entender qué quiere él o qué espera él de ti

cuando te pregunta sobre un vino, sobre un gusto;

o cuando te define su vino según un adjetivo que, para ti,

puede suponer otra cosa diferente.

Tienes que intentar entender eso de "quiero un vino afrutado",

que es algo genérico, terrible, personal;

qué quiere él o qué espera en el momento en que le sugieras

pensando, también, con el rabillo pequeño del ojo

qué van a comer y qué puede funcionar o funcionar peor.

(Música alegre)

Yo tengo un gusto clásico.

Me gustan los vinos elegantes, perfumados;

si puede ser, mejor con un poquito de edad.

Están pulidos por el tiempo, son más complejos,

tienen una pequeña pátina que hace que tengan más cosas.

A partir de ahí necesito poder ver la región que tenemos detrás.

(Música alegre)

A veces la gente se cree que saber de vinos es

"esta añada fue buena en Rioja o fue mala o fue no sé qué".

Eso es muy limitado. Es básicamente estadística.

El saber de vinos, para mí, es la gente que puede "conocer una zona

y algunas bodegas, saber qué estilo diferencia una de otra".

Ese cliente que va viajando y haciendo pequeños pasos,

de forma inconsciente hace un viaje enorme y se está empapando

de una cosa más rica: la cultura del vino.

(Música alegre)

Desde lo más ligero y lo más frutal y lo más hedonístico

a los vinos de reflexión de beber a sorbos.

Todo tiene su momento, su lugar y su compañía.

(Música alegre)

Quizá sería un sumiller que es un gestor de una bodega,

teniendo en cuenta que una bodega puede incluir más cosas.

Es necesario...

ampliar el concepto de bodega fuera del ámbito del vino.

Hay que enriquecerse del mundo del queso, de las cervezas,

de las sidras, de los destilados. Todo tiene su lugar en la mesa.

No tiene sentido vivir de espaldas a ello

y no aportárselo a los clientes.

(Música alegre)

Segundo capítulo del Taller de Literatura Universal

con la compañía del profesor de investigación

del Consejo Superior de Investigaciones Científicas

Luis Alberto de Cuenca, que hoy dedicamos a los poemas homéricos,

referencia del imaginario de nuestra civilización del alma,

de la civilización occidental.

Bienvenido, Luis Alberto. Bien hallado, querido Salva.

¿Quién fue Homero? Amigo, quién fue Homero.

Homero casi es una especie como de nombre mágico

para firmar al final de cualquier escrito

que pueda llevar a cabo la mente humana.

Decía Borges que todos deberíamos firmar al final "Homero"

porque es una especie de pseudónimo de cualquier escritor

en cualquier país del mundo y en cualquier momento.

¿A lo mejor ni siquiera existió o fue un aedo, o sea, un recitador

que iba recordando y, al mismo tiempo, recomponiendo?

Hubo un Homero inicial que recogió todos los cantos dispersos

que había sobre la Guerra de Troya y las Aventuras de Ulises

de regreso a su patria.

Eso es lo que podemos llamar Homero, que sería del siglo VIII a. C.,

aproximadamente, IX-VIII a. C. En época de Pisístrato

hubo una reordenación de todo ese material

y se le dio forma a los poemas llamados homéricos.

Lo de menos es quién es Homero. Es, como dijo Borges,

y de nuevo invoco al maestro argentino, "el hacedor,

el poeta". Poeta en griego, "poiētes", significa hacedor.

En ese sentido, hacedor también se habla del Dios que crea

en la Biblia. El hacedor supremo de la imaginación universal...

iba a decir occidental pero no, universal, es Homero.

(ASIENTE) Cuando los aedos recitaban veían la reacción...

Era como cuando hoy día se pone una película y se hace una emisión

anterior a la... Por supuesto.

Para ver la reacción en el público. Según eso iban adaptándolo.

El público era la aristocracia griega del momento;

una aristocracia que se remonta a Micenas, al siglo XIII-XIV a. C.,

y que en sus mégara, en sus palacios, reunían

en las fiestas y los festejos a aedos, rapsodos.

Rapsodo significa en griego el que cose, el que zurce.

Ese aedo, por el gusto de la gente que le escuchaba, iba cosiendo

los versos que veía que tenían más incidencia en su público.

Eso configuraba el material originario

de los Cantares de Gesta que luego iba a componer.

En realidad se cantaban, ¿no? Llevaba un instrumento musical.

Llevaban una especie de bastón que marcaba el ritmo.

(BALBUCEA) Música había poca. La música empieza con la lírica,

en el siglo VI a. C. con Safo, Anacreonte.

En principio eran como movimientos rítmicos.

(IMITA TAMBOR)

Ese tipo de rudimento rítmico

que servía para memorizar, porque el aedo tenía que memorizar.

Se memoriza más cuando hay una cláusula fija.

Aparte, el poema se leía por partes. No se leía todo el poema de golpe.

Era imposible. La lectura de un poema de 14 000...

16 000 me parece que en un caso. 693 versos la "Ilíada"

y 12 110, me parece, la "Odisea". Creo, pero me puedo equivocar.

En 24 cantos, eso sí lo recuerdo. 24 rapsodios o cantos,

que son de época de Pisistrato. Esa ordenación antes no existía.

Para llevar a cabo esa lectura se necesitan muchas horas

y no había tiempo suficiente. Eso se ve bien en la "Odisea",

en el momento en que el rey de los feacios

acoge en su corte a Ulises y le dice que cuente su historia.

Le dice "huésped, cuéntanos lo que te ha ocurrido,

cuéntanos tus hazañas, tus aventuras. La noche es larga,

no ha llegado la hora de dormir en palacio. Cuéntanos tus gestas".

Eso de la noche larga... Te introduce directamente.

La noche en la que acometemos la lectura de los poemas homéricos

ha de ser larga e interminable. Es uno de los actos de belleza

más supremos que podemos llevar a cabo:

sumergirnos en la lectura de los poemas homéricos.

Hablemos de la "Ilíada". La dificultad que podría ofrecer

a un lector actual es que hay una gran profusión de nombres,

todos conocidos por quienes lo escuchaban en su tiempo,

y hoy día conocidos por las personas cultas pero no por el común.

Si uno se embarca en la lectura de la "Ilíada"

acaba haciéndose amigo y convirtiéndose en algo familiar

para esos héroes y, a su vez, esos héroes para el lector.

Es el acto de voluntad de acercarse al poema

en el que pasan muchas cosas: hay peleas tremendas, combates,

crueldades inenarrables y actitudes éticas maravillosas.

Hay de todo: mujeres, hombres, amor, amistad, odio,

ferocidad. Hay de todo. Los grandes sentimientos

que puede albergar o contener el alma humana están en la "Ilíada".

Recordemos, "grosso modo", la historia que cuenta.

Está relacionada con el último año de la Guerra de Troya.

La historia es las bodas de Tetis y Peleo.

Hay una diosa, la de la discordia, Eris, que no es invitada.

Como en La Bella Durmiente, se enfada mucho Eris y da

una manzana de oro diciendo "va a ser la manzana de la discordia

puesto que va a ofrecerse a la diosa más hermosa".

Es algo que no pueden tolerar las diosas que se consideran guapas

como Hera, esposa de Zeus; Afrodita, diosa de la belleza;

y Atenea, diosa de la inteligencia y de la guerra.

Empiezan a disputar acerca de la manzana de oro.

Decide el padre de los dioses, Zeus, que un pastor

que está en el monte Ida... Un tal Paris, que es hijo de Príamo

y ha sido involucrado en una leyenda de que si nace ese niño

va a ser la causa del final de Troya

y, por tanto, Príamo lo relega a la condición de pastor

en un paraje selvático lejano a Troya

para que no interfiera en la marcha de la ciudad.

Ese pastor va a decidir cuál de las tres es más hermosa.

Va a decidir que es Afrodita y le va a dar la manzana de oro

de Eris, de la discordia. Le va a prometer Afrodita a Paris

que va a tener el amor de la mujer más hermosa de Grecia

que es Helena, conocida como Helena de Troya,

que está casada con el rey de Esparta: Menelao.

Menelao va a invitar a Paris por designio de los dioses.

En esa invitación Paris le va a birlar la mujer a Menelao

y se la va a llevar a Troya, con lo cual va a motivar

la contienda de Troya. La "Ilíada" cuenta

un episodio del décimo año de la guerra, décimo y último.

No cuenta toda la historia de la guerra sino un episodio,

que es la cólera de Aquiles, como dice el primer verso:

"Canta, oh dios, a la cólera de Aquiles, hijo de Peleo..."

Se han hecho versiones cinematográficas de la "Ilíada".

"Troya" quizá sea la última. "Helena de Troya"

era de las más famosas. No recuerdo el director; quizá italiano.

(HABLAN A LA VEZ)

"Troya", la de Petersen, es más reciente.

Brad Pitt haciendo de Aquiles. Disparatada, porque mueren en Troya

Agamenón y Menelao. Es absurdo porque Agamenón tiene que volver

a Argos, a Micenas, para que se lo carguen

su cuñado Egisto y su mujer Clitemnestra.

Están bien, en general, las versiones de textos clásicos,

tomándose algunas libertades, pero que no las subviertan.

Creo que "Troya" tenía momentos muy hermosos.

La infografía hoy hace milagros y maravillas.

En el ordenador se pueden hacer... Aquella llegada de las naves a Troya

era preciosa pero subvertía mucho... Pero la lucha...

La trama argumental original. La lucha con el gigante

es impresionante; cuando se eleva... Sí, eso es tremendo.

Hay un libro de Robert Graves que se llama "La hija de Homero".

Se sugiere que la "Odisea" y la "Ilíada" no fueron escritas

por el mismo aedo. Se ha dicho en el mundo filológico.

Son muy diferentes. Mientras la "Ilíada" nace

estéril, para no tener descendencia. Es como un gran momento perfecto

de la literatura pero sin descendencia.

La "Odisea" es el origen de la literatura posterior;

lo mismo que el Guilgamesco, hablábamos el otro día.

La "Odisea" tiene descendencia, es enormemente fértil.

Eso le lleva a Graves a imaginar que la autora de la "Odisea",

que es una obra más femenina que la "Ilíada".

La "Ilíada" es más masculina, feroz, violenta.

La "Odisea" es más de interiores. La vuelta al hogar.

Es como más femenina. Dice que es la hija del rey de los feacios,

de Alcínoo, ese señor que le dice que cuente su historia en su corte,

que se llama Nausícaa. Fue quien recogió a Ulises

desnudo y medio muerto cuando jugaba a la pelota con unas amigas

en la playa del país de los feacios. Es esa la que redactaría

la "Odisea". Creo que es muy bonito lo que inventa Graves,

absolutamente disparatado pero muy genial.

Como los mitos griegos, que son dos tomos maravillosos

que están llenos de inexactitudes mitológicas.

Adoro a Robert Graves y está bien hacer ese tipo de labor...

más creativa. Me dicen que tenemos que terminar.

Es una pena; apenas hemos comenzado a hablar de los poemas homéricos.

Me gustaría que nos recomendaras alguna edición hermosa.

He traído esta, muy antigua. Esa es muy buena;

es la de Fernando Gutiérrez, que suena muy bien en castellano.

Voy a recomendar dos. Para la "Ilíada"

voy a recomendar la de Emilio Crespo de la Biblioteca Clásica Gredos.

También en la Biblioteca de Literatura Universal, BLU,

que dirijo yo, está tomada esa edición. Es un libro bilingüe.

La "Ilíada", la de Emilio Crespo Güemes.

La "Odisea", la de Carlos García Gual

que ha aparecido en Alianza Editorial.

De la "Ilíada" también hay una versión de Óscar Martínez García

en Alianza muy meritoria.

Me quedaría con Emilio Crespo y Carlos García Gual.

Muy bien, perfecto. Nos vemos en 15 días

y hablamos, por ejemplo, de la "Eneida".

Tenemos que darle a Virgilio lo que es debido

porque es un monstruo de la literatura universal.

Decía Borges que no pasaba un día sin que no pensara en él.

Exactamente. Daba gracias a los dioses

por la existencia de Virgilio y de su poema: la "Eneida".

Muchas gracias. Un abrazo.

Seguimos. Vamos con el Reportaje en Red.

En esta ocasión podemos emitir completo: Dibujo Madrid.

(Música suave)

Dibujo Madrid surge hace cuatro años.

La idea era crear un espacio distinto a los espacios del arte,

que a veces son serios,

en el que la gente pueda venir, dibujar, sin distinción

de quiénes eran, si saben o no dibujar.

En el arte las cosas van creando sinergias y terminamos haciendo

sesiones en que viene un grupo de teatro gestual, lo dibujamos;

o sesiones en las que dibujamos un performance y la registramos.

Estamos creando ambientes artísticos multidisciplinares

en los que cualquier persona puede participar.

La idea es que no era solamente venir a dibujar

sino que cada cual, desde su sensibilidad,

pudiera aportar lo que tenga. Eso ha hecho que Dibujo Madrid crezca.

No se ha cerrado la puerta a nadie.

Es gratuito porque hay otras formas de intercambio.

No solamente todo lo podemos intercambiar por dinero.

También podemos intercambiar lo gratis.

Se intercambia muchísimo, se aprende muchísimo,

se conocen otros artistas, otras visiones del arte.

Dibujo Madrid es una cosa amorfa que se ha ido moldeando.

Eso ha hecho que otra gente diga "lo quiero imitar;

a mi manera, en mi contexto".

Ha crecido. El dibujo en grupo es una práctica artística,

una especie de taller al que es fácil acceder.

Solo se necesita un lápiz y una libreta. Nada más.

Una cosa es la competencia. Otra cosa es la comparación.

Si se evita esa comparación pública, porque las redes sociales

son algo público, anima a más gente a venir. Muchos de los que vienen,

sino la mayoría, son personas muy tímidas

pero que en dibujo han empezado a socializar de otra manera.

Algunos comparten sus dibujos; otros, no.

Es autogestión; una iniciativa donde se pierde dinero.

Ojalá se tuviera una financiación para hacer un banco de ilustradores,

de dibujantes, artistas. Con dinero, las cosas se podrían hacer

más interesantes. La cuestión es que, al ser autogestión,

el proyecto demuestra que las cosas se pueden hacer de otra manera.

Me gusta sentirme una persona que aporta a ese tejido cultural.

Es la mayor satisfacción que puedo tener como artista.

Como dibujante me ha enseñado muchísimas cosas.

Una persona que viene aprende

que hay gran cantidad de diferentes formas de hacer:

artistas que usan el dibujo como acto performático;

artistas a los que les gusta ilustrar lo que ven en la tele;

incluso he visto gente, que me parece maravilloso,

que ha venido como estudiante, por gusto, por su profesión

y ahora ilustran para marcas,

para grandes proyectos, para galerías.

-Cuando empecé a venir estaba dando los primeros pasos

en la vida cultural de Madrid y no tenía muy claro

por dónde quería tirar profesionalmente.

Cuando vine estaba haciendo Diseño Gráfico.

A raíz de conocer esta iniciativa

conocí a gente que se dedicaba a la ilustración, al dibujo.

Lo empecé a ver como una salida... y decidí tomar esos estudios

y ahora trabajo de ello. Es muy distendido.

Es una manera de relajarse, de disfrutar del dibujo

fuera de tenerlo como algo profesional. Por eso.

-Aquí me libero, hago lo que quiero. Si un día me apetecen acuarelas,

tiro de acuarelas. Si me apetecen rotuladores, tiro de rotuladores.

Es una pasada estar con tanta gente dibujando. Vas mirando

y dices "concho, este le ha metido una línea roja. Qué bien queda.

Lo voy a meter ahora yo". Vas aprendiendo.

Las sesiones son superdivertidas y superlocas.

(Música suave)

Fui un día donde estaban ellos, en la Tabacalera.

Me quedé impresionado porque era un grupo abierto, gratuito.

Se juntaba la gente ilustradora, los dibujos, en todos los niveles.

Me pareció muy interesante. Se juntaba teatro, danza, música.

Había un conjunto de muchas... artes, digamos.

-Hemos tenido sesiones distintas y muy buenas,

cada uno a su manera. Es una iniciativa muy abierta

que abarca muchos tipos de..., muchas formas artísticas:

música, teatro, baile. Todas funcionan dentro de esa fórmula.

-Me gusta ese rollo del movimiento y capturar lo que llama la atención

de lo que está pasando en ese momento.

En cada sitio adonde voy tengo que empezar de cero.

Busco a gente con la cual puedo establecer conexiones,

gente que hace lo mismo o algo parecido que yo.

Dibujo Madrid ha sido como una puerta de bienvenida

porque es gratis, cada uno puede venir con lo que quiera.

Es muy libre.

-Conocí Dibujo Madrid hace tres o cuatro años,

más o menos cuando empezó en las redes sociales.

Esos años estaba en Valencia. Les seguía, me llamaban la atención

a través de Facebook. Veía que era muy mágico

porque cada semana era un escenario nuevo

y no sabías bien lo que iba a ocurrir;

y esa posibilidad de ir a dibujar modelos, siendo gratis.

Pagar un modelo es algo a lo que no todo el mundo puede acceder.

Al igual que hay gente que se dedica a ello en cuerpo y alma,

hay gente que viene por el gusto de dibujar pero no tienen mano.

Ese ambiente relajado, que yo entiendo que es bastante horizontal,

hace a gente que tiene ganas de venir a dibujar

pero que tienen miedo, sus barreras o les da pudor

porque no están sueltos o lo que sea, venir.

-A veces la gente tiene una serie de estéticas en el dibujo.

Igual te viene una persona con un nivel de dibujo más bajo

pero se le ha ocurrido otra cosa y dices "qué fantástico, qué bien".

-Me resulta muy bonito sesiones en lugares públicos

como parques. En El Retiro se han hecho unas cuantas.

Entonces, la recepción que provocas en la gente es muy divertida,

porque nos juntamos un corro de repente de 30 personas

y estamos todos dibujando.

Y hay mucha gente curiosa que quiere venir a ver qué haces,

y mucha gente que pasea por ahí se ha ofrecido para posar.

-Esta residencia El Ranchito hemos estado trabajando un mes,

ocho artistas, dos de Chile, dos de Puerto Rico

y cuatro españoles.

Y sucedió una cosa importante.

Presenté el libro que tengo en las manos,

que es el "catálogo" de todos los dibujos que se hicieron.

Siempre me ha gustado trabajar en colaboración,

entonces, cuando recibí esta residencia,

pensé también que era importante que las cosas que pasaran

se hicieran en colaboración.

Propuse al grupo, a las otras siete personas,

a los artistas que están aquí conmigo o colectivos,

que por qué no uno de los días que estábamos aquí,

decidimos quedar el día del montaje de la exposición,

viniera Dibujo Madrid a "fotografiar"

a coger un registro de lo que había pasado aquel día.

-Somos la compañía de teatro gestual Sigilo Teatro.

Estamos ahora mostrando fragmentos que hemos adaptado

para esta sesión de dibujo de Dibujo Madrid de nuestra obra

que se llama "Desmontando Pinocho",

inspirada en la novela de Carlo Colodi,

y traducida al lenguaje del mimo.

-Lo que me enganchó fue el grupo,

la posibilidad de dibujar y pasarlo bien.

-Siempre es diferente.

Además, en el grupo somos gente de otras partes de España y del mundo

lo que también aporta bastante.

-Ahora estamos un poco temblando,

porque hemos estado 15 minutos posando

y el brazo empieza flojear.

Pero a ver...

Yo soy Gepeto, aquí tenemos a Pinocho.

Hola. (RÍE)

-El hada azul y la profesora,

la zorra y una marioneta, y el gato que es también marioneta.

Es esta versión transformada

de lo que es el cuento original de "Pinocho".

Es una transformación.

-Al inicio queríamos ser muy plásticos

en pro de tener una buena colaboración con ellos

y luego te das cuenta que tienes que estar cómodo.

Pero una vez que logras conseguir esa postura

es un ejercicio muy interesante para nosotros,

porque tienes que aprender a utilizar partes del cuerpo

para mantener la postura y sostener una emoción.

-Trabajamos con todo un movimiento interior

y eso es lo que también nos permite mantener la postura misma.

Aunque por dentro podamos estar estáticos,

también hay todo un movimiento interno que está constante,

tanto a nivel físico con micromovimientos,

como a nivel emocional.

-Llega un momento en el que la respiración de todos

se unifica, es como que recibes la energía y la resistencia

y lo que necesitas para aguantar la postura.

Aguantas no solo por ti, aguantas por los demás.

-En ocasiones en que hacemos nosotros las clases,

te das cuenta de lo difícil que es posar para la gente

y mantener la postura y todo lo que eso lleva.

-Las posibilidades de que ellos traduzcan

a otro lenguaje artístico,

lo que nosotros tratamos de expresar es como una oportunidad única,

una oportunidad de lujo.

-A mí me encanta, porque no son clases,

sino que tú dibujas libremente, haces lo que se te ocurre,

conoces un montón de gente,

compartes con un montón de dibujantes,

aprendes, ves... Me gusta un montón.

Ha sido una experiencia bastante buena,

ha sido una buena adquisición en mi vida.

(RÍE)

-Aquí me relajo un poco dibujando, nos entretenemos, nos conocemos,

nos relacionamos, sobre todo,

para seguir haciendo más actividad cultural.

Yo creo que esa es la parte más importante,

que esto siga adelante, tanto los que dibujan

como los que posan, que también hacen arte.

-Es un espacio donde poder hablar, donde poder ir conociéndonos

y eso también es una cosa que ayuda mucho a la actividad.

-A mí me ha impactado por la diversidad,

por toda la oferta que tiene,

todo el intercambio que se puede lograr

de ideas dentro del arte

y porque es un escenario muy particular.

Es un escenario que no encuentras en las galerías o museos.

Es un formato muy original, muy atractivo.

(Música)

(Música)

Taller de Nutrición en "La aventura del saber"

con la boticaria García.

Hoy hablamos del azúcar, de si es bueno o malo,

cuánta cantidad hay que tomar al día,

qué alimentos la contienen y en qué cantidades,

si son mejores o peores algunos sucedáneos.

Bienvenida, Marián. Buenos días, ¿qué tal?

¿Qué es el azúcar? ¿Es un producto artificial

o es un producto natural, que está en la naturaleza

y que todos debemos consumir?

El azúcar no se puede coger del campo como las flores. Hay que procesarlo.

Viene de la caña de azúcar o de la remolacha de azúcar,

que tienen sacarosa.

Lo que se hace es procesar estos vegetales

para extraer el azúcar, la sacarosa.

El azúcar blanco tiene un 99 % de sacarosa.

Es un producto industrial.

¿Y el azúcar blanco está más procesado?

Digamos, ¿es un poco más artificial que el azúcar moreno?

El azúcar blanco está más refinado.

Pero hay que entender este concepto de refinamiento.

Si tenemos, por ejemplo... Mira, aquí está.

El azúcar moreno y el azúcar blanco.

Este azúcar moreno lo que tiene es algo melaza de caña.

Aparte del azúcar blanco refinado.

Y el azúcar blanco refinado es solo.

¿Qué ocurre? No es lo mismo refinar un grano de arroz,

que cuando lo refinas le quitas la cáscara,

que ahí hay sustancia y fibra buena,

que cuando quitas lo que sobra de la caña de azúcar o remolacha,

que no tiene nutrientes tan interesantes.

No es tan malo refinar el azúcar.

Hablemos de las características nutricionales del azúcar.

¿Para qué nos sirve en el cuerpo?

Pues este 99 % de sacarosa, tradicionalmente se decía

que esto era el alimento del cerebro.

Pero estos son mitos que hay que ir derribando.

El cerebro se alimenta de azúcar

pero no hace falta tomar el azúcar libre

sino que los hidratos de carbono,

nuestro cuerpo sabe partirlos en cachitos,

transformarlos en azúcar y llevarlos al cerebro.

Pero yo conozco a muchas personas

que se dedican a los estudios, investigaciones...

que tienen que estar dándole vueltas muchas horas al cerebro,

y suelen ser aficionados a los dulces, a consumir azúcar.

Sí, todos tenemos una querencia natural

y cuanto más consumes más quieres, pero no es necesario.

Sí sería necesario en deportistas

o ante una bajada de azúcar, una persona diabética.

Sí que se necesita esa absorción rápida del azúcar.

Pero una persona normal, aunque investigue mucho,

no la necesita. (RÍE)

O sea, que es un rollo macabeo. Aunque le dé vueltas, le apetece.

Vale. Oye, vamos a ver...

¿Y cuánto debemos consumir al día de azúcar?

Aquí también han cambiado las recomendaciones.

La OMS decía que un 10 % de las kilocalorías totales

debían venir del azúcar.

Ahora dice que con un 5 % tendremos más beneficios.

Para hacernos una idea,

imagínate una persona que come 2000 kilocalorías.

Un 5 % son 100 kilocalorías.

Como los azúcares tienen cuatro kilocalorías por gramo,

esto nos da... 100 entre 4, 25 gramos de azúcar al día.

O sea, 25 gramos. 25 gramos de azúcar al día.

Y eso, a ver...

Para hacernos una idea. Una idea más clara.

Imagínate, una lata de un refresco con azúcar

tienen 35 gramos. O sea, que no podemos tomarnos...

Tendríamos que tomarnos la mitad de un refresco.

Claro, porque el resto de la comida también tiene azúcar.

Este tipo de productos que están azucarados

ojo con ellos porque te puedes pasar en un momento.

¿Y es mejor consumir el azúcar donde normalmente está?

Por ejemplo, en los frutos. Sí, vamos a ver.

La fruta, por ejemplo, la manzana, la pera, el plátano...

tienen azúcar, tienen fructosa.

Pero esa fructosa está atrapada o acompañada por la fibra.

La fibra hace que cuando se absorbe el azúcar

el pico es más lento.

Mientras que si tomas directamente esa fructosa de la miel,

el pico es mucho más alto.

Es mucho mejor tomar el azúcar en su forma natural

acompañado de las frutas o de algunos alimentos.

Entonces, ¿por qué refinamos tanto el azúcar?

Si realmente es mejor comérselo así al natural.

Claro, ¿a ti qué te gusta más?

¿Una piruleta o un trozo de manzana? A lo mejor a ti te gusta más.

Pero te aseguro que a mis hijos que entre una piruleta y una naranja

prefieren la piruleta.

O sea, que es solo una cuestión de gusto.

De gastronomía. Cultural.

Cultural también.

Tenemos una preferencia innata también por el sabor dulce.

Lo que pasa es que esto nos afecta también al cerebro,

a muchos mecanismos, y no es bueno abusar.

¿Y qué pasa con los azúcares esos que dicen que son sanos?

Que no tienen... "malo".

Es decir, que no tienen tantas calorías.

Estoy pensando, por ejemplo, en la stevia o en sacarosa.

Bueno, en... La sacarina.

Sí, perdón. Los edulcorantes acalóricos,

que no tienen calorías: la stevia, la sacarina.

Hasta ahora era como la panacea.

Descubrimos unas cosas que no "engordaban" y endulzaban.

Pues ahora se ha visto que no son inocuos,

y que la stevia, principalmente, la sacarina y estos edulcorantes

pueden alterar la microbiota.

Puede que las bacterias buenas del organismo se vean alteradas.

Y hay un efecto curioso.

La microbiota son los bichos que tenemos en los intestinos

que ayudan a... Sí, las bacterias buenas.

Las bifidobacterias, los lactobacilos,

todos estos que son buenos y que hacen funcionar muy bien...

La digestión. El sistema digestivo.

También el sistema inmunitario, tienen muchas funciones.

Por ejemplo, la sacarina podría alterar esta microbiota.

Y luego, tienen otro efecto a nivel cerebral.

Aunque no tengan calorías,

al cerebro le llega la señal de que estás comiendo algo dulce.

Y tu cerebro funciona como si hubieras tomado azúcar.

Los estudios están viendo

que se puede generar una respuesta de insulina.

Por tanto, tampoco habría que abusar de estos edulcorantes acalóricos.

No son la panacea. ¿Y qué hacemos entonces?

¿Qué debemos hacer? Bueno...

Lo que hay que hacer es ser sensato

y ver que todo esto del azúcar moreno, de la miel,

de los siropes de agave, la panela, tienen azúcar también.

Claro, pero la miel de abeja, por ejemplo, ¿también es...?

La OMS en su página web, lo puedes ver,

considera azúcares libres los azúcares de la miel también.

Si la sacarosa, el azúcar blanco, tiene un 99 % de sacarosa, azúcares,

la miel, los siropes de agave, la panela,

tienen entre un 80 % y un 90 %.

Es decir, al final... Viene a ser casi lo mismo.

Y la cantidad de micronutrientes que tiene...

"Es que tiene calcio y magnesio".

Es ridículo, y como solo puedes tomar esos 25 gramos,

la cantidad de nutrientes no merece la pena.

Entonces, da igual que sea azúcar moreno, miel...

Cada uno que tome el que quiera, pero poquito.

Estábamos viendo algunos yogures que ponen "0 % de grasa".

Sin embargo, al lado... Hay un montón de cubitos.

Claro, porque el 0 % es de grasa.

"0 % de materia grasa".

Sin embargo, si ves la etiqueta, ves que sí tiene azúcar.

El sabor hay que dárselo de alguna manera, la industria...

Entonces, les pone azúcar. ¿Qué ocurre?

Que ese azúcar en exceso, en el hígado se transforma en grasa.

Mira la paradoja, tomas un 0 % de grasa

pero en tu cuerpo ese azúcar se transforma en grasa si hay exceso.

Ojo con esto.

A lo mejor es mejor tomar algo con un poco de grasa

pero que no sea mucha. Eso es.

Así el pobre hígado trabaja un poco menos.

Exactamente, sí.

Vamos a resumir en general los criterios que debemos seguir

a la hora de endulzarnos un poco la vida.

Pues no obsesionarnos. Hay que intentar...

Una frase podría ser "los alimentos no tienen que estar tan buenos".

Si nos podemos acostumbrar al café un poquito más amargo,

no pasa nada.

Y a la hora de elegirlos, como decíamos.

¿Que me gusta el azúcar blanco? Pues azúcar blanco, pero poquito.

¿Azúcar moreno? Ya sabes que como endulza menos

no te pongas más. Siempre un poquito.

Y la gente que tenga problemas de sobrepeso, por ejemplo,

siempre puede que sea mejor opción los edulcorantes acalóricos,

la sacarina o la stevia,

en el sentido de que por lo menos no les van a aportar esas calorías.

Por ejemplo, ¿qué sería un desayuno ideal?

Vamos a ponernos a iniciar el día. Bueno, los desayunos...

Hay muchísimas formas. Siempre se ha dicho:

"Un lácteo, un hidrato de carbono, una fruta".

Un desayuno ideal puede ser también una tortilla de huevos

con una pieza de fruta.

El calcio de la leche se puede conseguir de otras formas.

Se puede tomar leche también.

No hay que quedarnos en una cosa clásica.

"Esto es así y otras cosas no valen". Lo que hay que hacer siempre...

Lo que no hay que hacer es introducir alimentos muy industrializados.

La bollería industrial, por ejemplo, estos zumos...

Los zumos tienen un montón de azúcar, aunque sean naturales.

Un zumo natural siempre tiene un montón de azúcar.

Porque le quitas la fibra, que era lo bueno,

la tiramos a la basura porque hace grumitos...

Mejor que zumo, la pieza. Siempre la pieza de fruta.

No vamos a demonizar los zumos, se pueden tomar de vez en cuando.

Pero siempre es mucho mejor tomar la pieza entera que el zumo,

aunque lo hayas exprimido tú en casa.

Y luego, supongo que una cosa muy indicada

es mirar de verdad lo que pone en los productos.

Más allá de lo que llama mucho la atención.

Hemos visto ahí "0 % no sé qué",

pero luego... Hay que mirar la lista.

La gente debe saber que el listado de ingredientes

se ordena de mayor a menor.

Lo que va primero, es la mayor cantidad en el producto.

Por ejemplo, con los zumos.

Si pone "zumo", y esto es de hace poquitos años,

que cambió la legislación.

Si en el envase pone "zumo", no lleva azúcar añadido.

Ya no se puede hacer la trampa.

Si pone "zumo" en un envase sabes que es fruta exprimida.

Ahora, sigue siendo mejor tomarla entera.

Pero por lo menos ya sabes que no pueden poner azúcar añadido

que no es poco. También en los zumos,

hay unos que no tienen pulpa y otros que tienen pulpa.

Mejor con pulpa. Mejor, claro.

Todo lo que vaya acompañado de algo de fibra siempre será mejor.

Y luego, en las galletas...

Cuando vas a coger una galleta, no dejarte llevar

porque tenga un nombre muy saludable,

sino mirar realmente...

Y porque tienen cosas pintadas en la caja, corazones...

Y dices: "Esto ya es mejor".

Las galletas, en general, hay una frase un poco lapidaria:

"Las galletas son bollería industrial también".

Porque muchas galletas, cuando miras el etiquetado...

Fíjate.

Es bollería industrial, da igual tomarte un bollo que esto.

Uno, dos, tres, cuatro, cinco, seis, siete, ocho, nueve.

Nueve terrones de azúcar en cuatro galletas.

Pero, además, la grasa con la que están hechos

tanto el chocolate como la grasa de las galletas

son grasas saturadas.

No son las mismas grasas que tú vas a encontrar

cuando tomas un pan integral, por ejemplo.

A lo mejor es muy drástico decir:

"Voy a coger y voy a cambiar esas galletas que me apetecen tanto

por un pan integral".

Pero, por ejemplo, ahí se ve que hay chocolate.

Habrá chocolates también que sean más saludables.

Si tomas un chocolate que no tiene azúcares

o que es más puro... Claro.

Cuéntanos. El chocolate tiene que tener,

para que pueda ser considerado más saludable, un 85 % de cacao.

El problema es que el chocolate que llevan las galletas

no lleva ese 85 % de cacao.

Es el que tú compras, esa tableta,

que además no suele ser la que está más a mano.

Pero bueno, una onza de chocolate de ese cacao 85 % puro,

tiene antioxidantes, puede ser saludable tomarlo.

Pero el chocolate y los bollos...

Lo siento, malas noticias, pero ese chocolate se queda fuera.

¿Y el aceite y la mantequilla engordan igual?

La cuestión es que el 99 % del aceite es grasas.

Un aceite de oliva, un aceite de girasol,

si el 99 % es grasa y son nueve kilocalorías por gramo...

Las calorías son iguales.

Otra cosa es cómo esos aceites se van a comportar en el organismo.

Por ejemplo, tenemos los aguacates, que tienen muy mala prensa.

O los frutos secos. "Es que tienen mucha grasa".

Pero es que esa grasa es cardiosaludable.

Como no se va a comportar igual dentro del organismo,

la puedes consumir con más alegría,

e incluso alegrarte una ensalada con unos frutos secos

en vez de con una mayonesa.

La grasa es distinta y les da sabor.

Son truquillos para poder comer un poquito mejor.

Muy bien, Marián.

Ha sido un placer, como siempre, estar contigo estos minutos.

Yo creo que la próxima vez seguiremos hablando de estos temas

que son muy interesantes. Perfecto.

A ver si podemos hacer un listado

de cosas que puedes o debes hacer

y cosas que no puedes hacer o, por lo menos, no debes hacer.

Perfecto, así lo haremos.

Seguimos, cambiamos de asunto.

En el sexto episodio que estamos dedicando

a conocer los orígenes de la trashumancia

hace más de 7000 años,

hoy acompañamos a pastores y arqueólogos

a través de una cabañera aragonesa.

Lo hacemos en su camino a los altos pastos de verano

del Pirineo Aragonés.

(Música)

(Cencerros)

(Música)

La xisqueta, ¿por qué esta raza de oveja?

¿Se adapta mejor aquí?

-La verdad es que no sé de dónde habrán salido.

Como todas las cosas, como todas las plantas.

-Pero ¿por qué las tenéis? -Ah, ¿por qué las tenemos?

Sí, para montaña, para ir al puerto, es buena raza, va mejor.

Lo primero, tienen más lana.

Al tener más lana, se guardan más del frío y de la lluvia.

(SILBA)

-Tú me has dicho que a veces subías con 6000 ovejas.

-Es decir, que juntabais varias. -Hombre, claro.

Siempre hasta ahora que he ido a Benasque,

siempre con otras.

-¿Y qué hacíais? ¿Los pastores ibais juntos?

¿Os llevabais bien? (RÍE)

-Sí, yo he tenido suerte con eso.

He tenido muy buenos compañeros toda la vida.

-Muchas veces, los arqueólogos tenemos el problema

de ver hechos realidad todos los datos que tenemos.

Ver que cuando decimos iban a Trox, solo en verano con las ovejas,

ver que es cierto, sentir que es verdad.

Este proyecto, en cierto sentido, es eso.

Hacer realidad una serie de datos arqueológicos

que nos vienen desde los propios materiales,

desde la ubicación de la cueva, de los restos de fauna,

de los restos paleobotánicos, hacer realidad y comprobar

si todas esa hipótesis arqueológicas que nosotros tenemos son ciertas.

Entonces, surgió este proyecto.

El proyecto de hacer, desde una zona baja,

la zona de Monzón, subir hasta Benasque

pasando, precisamente, por la cueva

y comprobar con los datos que hemos obtenido de la cueva

y los datos que vamos a obtener de este rebaño

y de las muestras que vamos cogiendo según subimos,

comprobar que los datos arqueológicos se corroboran

a la trashumancia actual.

Al mismo tiempo...

hemos vivido otro proyecto.

El proyecto de la vida de los pastores.

En este caso, de Ramón.

Todos hemos sentido,

y se puede comprobar en el blog de la página web,

cómo es una vida sacrificada,

una vida de muchos...

de mucha entrega, que se está acabando.

En cierto sentido, nos sentimos también orgullosos

de la parte arqueológica pero, sobre todo,

de esa parte más personal.

A mí, personalmente, lo que me ha motivado

más allá de la vertiente arqueológica de este proyecto

ha sido el poder vivir una experiencia distinta,

conocer otro mundo como es este del pastoreo.

He visto que es un mundo muy desconocido.

Sobre todo el pastoreo trashumante.

Es vivir para las ovejas, que ellas marquen el ritmo,

las que te lleven, las que te digan cuándo parar.

También personalmente me gusta mucho la montaña y la naturaleza

y por eso me apunté sin dudarlo en cuanto Manolo me lo dijo.

En mi caso, me gusta mucho también todo el tema de la naturaleza.

Y tengo que añadir que es un proyecto un poco diferente

porque fusiona la ciencia arqueológica

con el saber ciudadano,

que nos está transmitiendo Ramón, las ovejas y toda esta experiencia.

En mi caso, pues...

La verdad es que el poder comprobar, de alguna manera,

todos los hallazgos que tenemos en Trox

de una manera viva y personal,

y además, sobre todo, la vertiente de divulgación

y compartir directamente con la gente que nos encontramos

es para mí una oportunidad única.

Y el poder reflejar y atestiguar

un oficio que prácticamente se está perdiendo,

para mí es lo máximo.

(Música)

Es que las intolerancias...

El ser humano tuvo que tener una mutación

para poder asimilar... -Sí, una mutación genética.

Se ha documentado por primera vez esa mutación hace 4500 años.

-Cuando nieva de verdad no hace tanto frío.

Pero cuando viene, se mete a nevar,

al momento ya se serena...

Uf, ahí hace un frío que rabia.

-¿Y eso en septiembre? -Sí, a últimos de septiembre.

Yo he visto nevar en todos los meses del año.

-En julio, en agosto... -¿En agosto también?

Sí, y en junio también.

-El último trago y nos vamos.

-"Amb un pa, un vi...". ¿Cómo es? -Y con "pernil".

"Amb bon pernil, bon pa i bon vi, se'n fa molt de camí".

Ahí, ahí.

(Música)

Es un cuchillo prehistórico, mira.

Es una lámina de sílex que está trabajada.

-¿Ves todas las huellas? -Sois la hostia.

-Mira qué bien se ve. -Tienes ojos de lince, Ramón.

-Buenísimo, tío. -Muy buena.

Buenísimo. Dale un punto.

¿Has visto qué lámina de sílex más buena?

Hoy nosotros hemos querido seguir a Ramón con su rebaño

para aprender más de esta actividad

y para conocer un poco e intentar descubrir evidencias

de esa primera llegada de los pastores neolíticos

intentando prospectar,

intentando encontrar yacimientos arqueológicos

en este primer camino neolítico.

-No lo sé, pero podría ser. -Está rodeado por naranja.

Pues nada.

-A ver si hay suerte, que tiene buena pinta.

Menudo paisaje más alucinante.

Ya te digo. Amplio desde luego es.

Esto es un abrigo de pastores.

Aquí lo más fácil es que podamos encontrar alguna pintura

y lógicamente yacimientos prehistóricos.

Aunque es muy difícil, porque prácticamente la roca aflora

y el resto está lleno de vegetación, es la época.

Pero vamos a distribuirnos el trabajo.

Héctor, Íñigo y María os quedáis por aquí.

Buscáis por las paredes.

Y buscáis un poquito por el suelo.

Nosotros nos vamos a buscar el camino para las otras cuevas al sureste

que están mejor orientadas que esta y no sabemos por dónde se va.

Entonces, lo hacemos de esta manera.

Vosotros os quedáis y nosotros nos vamos.

¿De acuerdo? Venga, chicos.

Aquí puede haber perfectamente cerámica, seguro.

(Música)

Vámonos, porque aquí no hay más que rascar.

Bueno, pues esto es un gran abrigo.

Lo que han hecho es cerrarlo con unos muros

para hacer un redil para las ovejas y tener aquí encerrado al ganado.

Ahora lo que vamos a hacer, igual que en el otro abrigo,

es revisar las paredes y revisar el suelo

en busca de alguna evidencia arqueológica.

(Música)

-¿Encuentras algo, Íñigo? -Nada.

-Pues vámonos. -Sí.

-Vamos a revisar el otro. -Vamos.

Pues sí, ahora miraremos aquí, en los farallones estos.

Sí.

Mira, se ve la casa de Ramón.

Cuidado por aquí, que está bastante mal.

Mira, mira. ¿Puede ser?

Esto tiene buena pinta.

Además, parece que tiene como unas líneas.

-Vale.

-¿Tienes tu escala? Joder, tenemos de todo.

Sí, pero no la voy a poder...

Habrá que sujetarla, no se sujeta sola.

-Ya voy yo.

Compruebo la cubierta del objetivo.

(Cámara dispara)

-El resto de la pintura estará toda por aquí abajo.

-Pues a ver, porque habrán pasado miles de personas por aquí.

-Todo esto de aquí en color gris, es un desconchón enorme.

-Además, si no consolidan esto, se va a perder.

Lo único es sacarse el GPS, lo localizamos,

y lo apuntamos para el inventario.

Por el tema de superposición de estilos

y por el tema de figuras que también aparecen en cerámicas...

Cerámicas que aparecen en un contexto arqueológico cerrado,

se cree que son pinturas del neolítico,

hace unos 7300 o 7000 años. Pero no se sabe.

(Música)

-¿No habéis encontrado nada? -Nada, realmente no.

Pues nosotros hemos encontrado una pintura.

-¡Bueno, no me lo creo! -Es posible.

Hemos echado fotos y de todo a ver si la ve Nacho,

que es el que más entiende de nosotros.

-Pequeñita, la roca es malísima, se desconcha con la mirada.

Hay un trocín, puede ser...

No están en las propias cuevas sino que bajando hacia el valle

hay una pequeña oquedad con una pintura muy pequeña

que se nota que el rojo no es el que aflora en la piedra,

pero como es una roca tan mala...

Está todo descascarillado y no creo que dure mucho.

La editorial Gedisa acaba de publicar este nuevo libro

de la serie dedicada a la comunicación.

"Mediología: cultura, tecnología y comunicación".

Una obra colectiva dirigida por los profesores

Mario Pireddu y Marcelo Serra.

Se trata de una colección de artículos

dedicados a algunos de los libros fundamentales de esta materia

relativamente nueva, que cuenta con apenas un siglo.

Trataremos de invitar a Marcelo Serra al programa

para hablar con mayor detalle de él y así inauguramos un nuevo taller.

El Taller de Comunicación en "La aventura del saber".

Así acabamos hoy el programa, mañana volvemos

con más recomendaciones de lectura

y un poquito de música, como cada jueves.

Contaremos con los integrantes de La Guardia

para iniciar el fin de semana universitario.

Les tendremos en el estudio, hablaremos con ellos,

y disfrutaremos de una interpretación en directo.

Será, como siempre, en "La aventura del saber", en La 2,

alrededor de las diez de la mañana.

Feliz día a todos, les esperamos mañana jueves.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • La aventura del saber - 22/02/17

La aventura del saber - 22/02/17

22 feb 2017

Veremos los reportajes "Sumiller Alberto Redrado", "Dibujo Madrid " y "El túnel del tiempo: Memoria del camino: Trashumantes". Además entrevistaremos al filólogo Luis Alberto de Cuenca y a la farmacéutica y nutricionista Marián García.

ver más sobre "La aventura del saber - 22/02/17" ver menos sobre "La aventura del saber - 22/02/17"

Los últimos 3.931 programas de La aventura del Saber

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios