www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.12.2/js
4235218
Para todos los públicos La aventura del saber - 20/09/17 - ver ahora
Transcripción completa

Hola a todos, buenos días.

Saludos desde el puerto de Málaga, bastante cerca

de donde se encontraban las dependencias

de la Imprenta Sur en la que se publicaron

algunos de los primeros libros de la generación del 27.

Una generación que acabaría provocando una explosión

de creatividad tal que algunos han llegado a calificarla

como una verdadera edad de plata de la literatura española.

Hoy vamos a comprobarlo, vamos a recordarlo con la compañía

de Francisco Chica, poeta, profesor de literatura,

con el director de la generación, del Centro Cultural

de la Generación del 27, José Antonio Mesa Toré

y con el director de la revista Litoral Lorenzo Saval.

Serán recuerdos muy gratos que nos remitirán

a lo mejor de nosotros mismos.

También les ofreceremos una nueva armonía

en la que escucharemos con atención las razones del dicho:

"Uvas con queso, saben a besos".

Con la ayuda del presidente de la Real Academia de Gastronomía

de España y de la Academia de Europa Rafael Ansón.

Y un documento sobre la revolución de la energía solar en España

con la ayuda de los integrantes del Instituto de Energía Solar

que se enfrentan al desafío de convertirla en rentable

a corto plazo abriendo nuevos campos de investigación.

Nuestro primer encuentro de hoy es con el poeta catedrático

de literatura, profesor en la UNES y en la Universidad de Málaga.

Francisco Chica que ya vamos a saludar.

¿Cómo estás, Francisco? Hola, Salvador, ¿qué hay?

Muchísimas gracias por recibirnos en tu pueblo casi, ¿no?

En adopción, pero vamos. Sí, sí, así es.

Oye, ¿qué relación existe entre Málaga y la Generación del 27?

Bueno, pues indudablemente unos de los momentos más impactantes

culturales vividos por la ciudad.

Seguramente el máximo, ¿no?

De todas maneras yo creo que para no echar las campanas

al vuelo habría que recordar que Málaga es una ciudad

de altibajos.

Tiene momentos buenos y momentos malos y ahora mismo

estamos viviendo un momento alto, digamos.

Bueno, pero hay que recordar también los datos que aparecían estos días

en la prensa.

Uno de ellos de Málaga que decía así más o menos la noticia:

"Más de la mitad de los malagueños no llegan a la categoría

de mileurista".

Y otra noticia más o menos próxima en otra revista de esa día

donde hablaba que según la estadística europea

hecha recientemente España ocupa sobre la enseñanza

uno de los últimos puestos, después incluso

de Portugal y Grecia.

¿Desde el punto de vista de la inversión pública

o desde el punto de vista del resultado?

No, desde el punto de vista del resultado,

era una encuesta sobre los resultados.

Y entonces, claro, yo creo que los dos datos que he citado están

en relación.

Por un lado está el mileurismo, es decir, la gente que gana muy poco

porque no tiene formación suficiente como para trabajar en puestos

que le permitan ganar más.

La mayoría de la gente en la ciudad vive de la restauración,

eso dicho en términos directos son camareros y al tener poca formación

están ganando el sueldo mínimo.

¿Eso ocurría en tiempos de la Generación del 27?

¿Había también dos Málagas, una culta, ilustrada,

con posibilidades de desarrollo y otra que no lo era?

Sí, sin duda.

Málaga ha sido siempre y es una ciudad de bandazos, subidas

y bajadas, dicotomías, contradicciones, paradojas

y era así en ese momento, en los años 20.

La Generación del 27 es el resultado de un grupo muy informado,

de una minoría burguesa con formación europea.

Como sabes Emilio Prado había estado en Alemania

y todos ellos habían tenido una formación adecuada

y entonces logran transmitir, relacionarse y conectar directamente

con la vanguardia europea y convertir a Málaga en un centro fundamental

con la revista Litoral y la colección de libros

que sacaron, que publicaron todos ellos, Guillén, Alberti,

etcétera.

Y desde ahí pues a toda España.

Málaga se convierte en un núcleo curioso que emite

todas las señales de la Generación del 27

desde aquí y la misma ciudad convertida en símbolo,

el famoso paraíso de Alexandre que era Málaga o Guillén.

Toda la obra de Guillén o gran parte, sobre todo "Cantico"

que no es más que una creación.

Una visión concentrada de Málaga y de sus remedios terapéuticos.

De eso no hay causal que muriera, que viviera sus últimos años aquí.

Está enterrado aquí.

Digamos que hay una Málaga ideal dentro de la poesía del 27,

incluso también algo de la prosa, ¿no?

Sí.

¿Nos sentamos aquí? Sí, sí.

En efecto, sí.

Esa Málaga ideal, en efecto que fue la que refleja el resultado

de ese momento importante económico también.

En ese momento había una burguesía en la ciudad que tenía

incluso industrias y todo eso.

Entonces en efecto, pero sin olvidar lo que decíamos antes de que hay

como dos Málagas, que Málaga siempre ha tenido esa dualidad

y entonces la Málaga real del 27, o sea, la Málaga popular,

lo que estaba pasando en las calles y es una pregunta que me había hecho

y he tratado de contestar en el libro

"Arcadia en llamas; República y Guerra civil en Málaga".

Porque ese idealismo del 27 y ese esteticismo de la revista

y esa innovación acabó en un baño de sangre.

La Guerra Civil. La Guerra Civil.

Porque en Málaga fue especialmente dura porque digamos que los barrios

invadieron a la Málaga esa real del litoral y el azul litoral quedó

convertido en el rojo de...

En un baño de sangre de alguna manera.

Oye, ¿y qué tienen de común las diferentes visiones

de los grandes poetas del 27 sobre Málaga?

¿Qué dirías que tienen?

Sí, yo creo que todos ellos comparten

la idea de la ciudad como paraíso,

como lugar elegido, como lugar perfecto de equilibrio.

Es verdad que lo tiene, la ciudad lo sigue teniendo

como podemos ver aquí en el parque este, ¿no?

Estamos sentados de hecho en un banco que probablemente

existiría entonces, ¿no?

Sí, sí, estos bancos eran bancos que estaban ya en 1920 y donde venían

a sentarse porque el parque es un lugar emblemático de la ciudad,

muy fresco, muy agradable y venían a sentarse aquí a hablar.

Quedaban en el parque de Málaga con artistas.

¿Solían venir de vacaciones o...?

Bueno, Emilio Prado se quedó a vivir aquí.

Emilio Padro y Aitor Aguirre, Poncha Méndez, que también vivía

con Aitor Aguirre y José María Hinojosa

que fue precisamente víctima de la Guerra Civil de ese momento,

de revuelta que se dice.

Pues estos bancos sí que son muy históricos de alguna forma

Alberti en sus memorias habla del parque de Málaga y recuerda

los bancos estos y lo que pasaba por aquí tanto de noche,

a plena luz que era maravilloso

como por la noche donde, parece ser según cuenta él,

que había una cierta picaresca e n el parque y él lo recuerda eso

Oye, Francisco, pues muchísimas gracias

por estos minutos tan agradables.

Tenemos que marcharnos.

Pero vamos a seguir hablando de cuestiones relacionadas

con los sentidos.

Concretamente en este caso del paladar.

Vamos a hablar ahora de las uvas con queso.

Vamos a hacer una cosa muy especial porque hay una frase española

que a mí me gusta mucho que dice que uvas y queso saben a beso.

Entonces vamos a ver con qué quesos.

Pedro, ¿qué quesos has elegido? Que es lo importante.

Pues mira, tenemos cuatro quesos.

Un majorero de Canarias, un mahón de Baleares, tenemos un manchego

y terminamos con un pasiego.

O al revés porque yo creo que habría que empezar

por el pasiego posiblemente, ¿no?

Eso tiene que venir de que al final en las lomas, en Castilla,

el postre final o la traca final era sacar quesos y acompañaban con uvas.

Entonces al comérselas luego pues los novios se dan un beso

y la forma de promocionar el queso y las uvas es decir que sabían a beso

porque si no tiene poca explicación.

Pero bueno, vamos a ver un poco.

Vamos a empezar quizá por el pasiego.

Muy bien.

-Es más suave. -Es muy suavecito.

Pero tiene mucha pastosidad.

Tiene siete días de curación solamente.

Y ahora la uva.

Sigamos.

¿El majorero o el mahón?

Tenemos de Baleares, de Canarias, de Castilla y del norte.

Sí, del Líbano, es un queso del Líbano.

Esta uva tiene un poquito más de sabor.

La blanca.

Y después el majorero.

Que es un queso que no es muy conocido.

Bueno, sí, en tu caso sí.

Y cada vez se está extendiendo más, ¿eh?

Porque es muy bueno, dura mucho tiempo, está bien.

El otro es un manchego más curado.

Yo estoy convencido que me va a gustar más

Porque yo creo que el origen de la frase está en La Mancha.

Lo más probable...

Y en este caso, Santi, me has puesto un vino tinto.

Yo tengo manía con los manchegos, sin duda alguna,

es una mezcla de sabor fantástica.

Este manchego curado tiene personalidad.

-Incluso la textura. -Sí, también.

Y en el fondo va bien con todos, es verdad.

Lo que no sé si se habla de eso, pero bueno, sabe muy bien.

Y luego lo del vino...

Para acompañar a los quesos es mejor el vino blanco lo que pasa es

que en España se decía que el mejor blanco era un mal tinto,

por lo tanto la gente lo tomaba todo con tinto.

La cultura ha mejorado.

En todo caso este nos permite brindar.

Exacto.

Por lo tanto...

Vamos a procurar que la gente de verdad se preocupe de buscar

la armonía ideal.

A lo mejor en vez de a besos le sabe a León, pero que busque armonías

que cada vez le proporcionen más placer, más felicidad.

Brindemos por eso.

Brindemos por eso.

Nuestro segundo encuentro de hoy es con José Antonio Mesa Toré,

el poeta y director del centro Generación del 27 de Málaga.

Gracias por recibirnos en tu casa. Bienvenidos.

¿Y qué actividades son las que habitualmente

lleváis a cabo?

Bueno, el centro desde su fundación en 1985 por supuesto tiene

entre sus objetivos prioritarios la conservación y divulgación

del legado literario y artístico de la Generación del 27.

Pero al mismo tiempo es un centro de literatura contemporánea.

Es un centro vivo, ¿no?

Que organiza congresos, conferencias.

Pretendemos ser muy dinámicos y entonces siempre el eje

de nuestras actividades es la literatura, pero al mismo tiempo

queremos que las demás artes que también formaron parte

de la Generación del 27 estén presentes en nuestro programa.

De manera que entonces tenemos muchos ciclos en los que por ejemplo

se combina la música clásica con la poesía, la música de jazz

con la poesía o bien otros géneros

como el flamenco y también tenemos

cine, existe un cine club del 27 y luego también actividades

puramente literarias como pueden ser congresos, jornadas, mesas redondas,

conferencias, presentaciones de libros y revistas, lecturas...

También es un lugar bueno para que investigadores

puedan acercarse y que consulten obras que no pueden consultar.

El otro día presentábamos en el programa y recomendábamos

vivamente la lectura de la edición que vosotros hicisteis

con la institución libre de enseñanza

de "Donde habite el olvido", ¿no?

Que es una edición en la que aparece la copia manuscrita del libro

con los tachones de Cernuda y luego la mecanografiada, ¿no?

Cuéntanos un poco cómo funciona.

Sí, bueno, porque también el centro desde los inicios quiso formar

una biblioteca.

Actualmente después de más de 30 años

de existencia de centro pues contamos

con unos fondos de algo más de 47 000 volúmenes,

gran parte de ellos, la mayoría quizás, dedicados

a la Generación del 27 aunque también hay muchas obras

de literatura actual.

Esa biblioteca pues se ha ido creando

a través de todos estos años,

pero además también el centro es un centro editor.

Nosotros editamos publicaciones, a lo largo de este tiempo

hemos tenido muchas colecciones distintas.

Actualmente por ejemplo pues mantenemos abierta la colección

"Estudios del 27" como dice su propio nombre dedicado

a continuar escribiendo porque todavía hay cosas

que no se han dicho, ¿no?

Sobre los temas, los autores del 27.

Otra colección que es "Faccimiles" donde han aparecido

libros magníficos, por ejemplo de María Teresa León,

de Gerardo Diego, de Manuel Aitor Aguirre,

de Guillermo de Torre...

Y tenemos una colección de poetas malagueños

o vinculados con la ciudad de Málaga.

Una colección de libros raros, "La sirena inestable" que es

un título prestado de Cernuda

donde han aparecido pues inéditos

de una selección de poesía andaluza.

En fin, mantenemos una actividad editorial importante.

También en revistas, ¿no?

Porque yo antes de venirme aquí he pasado por tu despacho y he visto

unas revistas preciosas.

¿Quieres que las veamos? Te acompaño y las podemos ver.

Esta es la última de las tres revistas que ha editado

el Centro del 27 a lo largo de su historia.

"El maquinista de la generación".

Y esta que la fundamos en el año 2000 y es una revista

que nos ha permitido dar a conocer al público los grandes,

los valiosos tesoros que se custodian en nuestra biblioteca.

Que son frutos del legado de distintos críticos,

distintas personalidades relacionadas de alguna manera

Sí, son aproximadamente una quincena de legados bien de escritores

de la propia Generación del 27 o de otras generaciones posteriores.

En concreto el legado tan importante como el de Francisco Jiménez

de los Ríos, Jose Luis Cano, donde se conservan

unos mecanoescritos de Luis Cernuda.

Claro, que fueron los que se veían, ¿no?, en las dos ediciones estas.

Y Aitana Alberti con unos importantes

fondos de María Teresa León y de Rafael Alberti.

Leopoldo Panero, Rafael Porlán, José María Souviron

y así como digo hasta llegar hasta quince.

¿Y esta revista de alguna manera de vez en cuando va publicando

alguna de esas cosas a parte de artículos,

de crítica literaria nueva?

Sí, bueno, la revista desde que se creó tuvimos claro

que por una parte, al ser la revista de cultura

del Centro Cultural Generación del 27

tenía que continuar con los estudios sobre la generación,

pero también sacamos ensayos de arte y de literatura contemporánea,

se publica poesía, se publica narrativa, reseñas críticas...

En fin, una revista de un amplio abanico cultural.

Muy bien, pues yo antes de despedirme de ti me gustaría

que me hablaras de esa fotografía increíble que tenemos delante

y que vive por la alegría que transmite.

Sí, efectivamente, transmite la alegría de la juventud,

de aquella juventud de los años 20,

pero que la fotografía está tomada

en el año 1937, es decir, en plena Guerra Civil,

en la playa de la Malvarosa de Valencia mientras se celebra

el congreso de escritores antifascistas.

A ver, yo conozco de ahí a dos solamente, a Luis Cernuda

que es el segundo por la derecha, perdón, por la izquierda

y el segundo por la derecha que es Manuel Aitor Aguirre.

La otra persona no la conozco.

El otro chico es Vitín Cortezo que fue un escenógrafo

de la Generación del 27 también.

Y las chicas...

Ellas fueron actrices, luego ya se fueron de exilio a Méjico.

Ha sido un placer conocerte, Jose Antonio, muchísimas gracias.

Enhorabuena por este centro y que tenga todo el éxito de mundo.

Muchas gracias.

Hasta siempre.

Nosotros seguimos con el programa.

Vamos ahora a ofrecerles un reportaje que trata

sobre la necesaria revolución solar.

La Tierra es un gran almacén de energía.

El petróleo, el carbón, el gas, todos los recursos energéticos

que hemos utilizado son distintas formas de energía solar almacenada.

Estamos viviendo un momento histórico.

Abandonar estas formas de energía para usar directamente la energía

proveniente del sol.

La energía solar fotovoltaica es un desarrollo tecnológico que tiene

el potencial que puede cambiar sociedad porque puede cambiar

cómo generamos la electricidad que consumimos.

Entonces estamos hablando de un cambio de paradigma

en el modelo energético.

Nos parece que la energía solar crece despacio en el mundo,

pero la energía solar fotovoltaica está creciendo más rápido

que ninguna otra fuentes en la historia de la humanidad.

Poder salir a la calle y poner una cosa que puedes llevar

con tus manos y generar tu propia energía es algo

que realmente va a producir una revolución inmensa.

En el año 2009 se construyó este edificio de la izquierda.

Aquí se colocó una línea totalmente automática para fabricar

los paneles solares, los módulos.

Esta parte de la derecha es la parte del almacén, de aquí salían

y entraban las materias primas, los productos, los paneles solares.

En el año 2005, 2006 muchos de los paneles que salían de aquí

iban directos a Alemania.

A la izquierda estará la entrada con el logo de Isofotón y el edificio

de oficinas que es el de este lado de la izquierda que como se ve está

todo hecho con paneles solares en la fachada, una fachada

de paneles solares.

Isofotón empieza en el año 81, a partir del Instituto

La funda Antonio Luca aquí en Málaga y aquí en Málaga, aquí en el sur

de España, en el sur de Europa pues se consiguió que gente,

gente de aquí en su mayoría y gente del Instituto

de Energía Solar pues llegáramos a ser líderes en Europa,

la primera empresa fabricante en Europa, la quinta fabricante

El Instituto de Energía Solar es un centro de investigación

que pertenece a la Universidad Politécnica de Madrid

y aunque formalmente se construyó en 1979 las actividades empezaron

antes cuando un grupo de profesores liderados por Antonio Luque

decidieron dedicar sus esfuerzos de investigación

a la energía solar fotovoltaica.

Entender que era la respuesta a la crisis del petróleo del 72,

al nacimiento de una conciencia del impacto medioambiental

de nuestro modelo energético basado en combustibles fósiles.

Había mucha tradición en creer que en España no se podía desarrollar

nada y que nosotros éramos buenos para toreros,

pero no para ingenieros, si lo puedo decir así.

Y yo creo que en aquellos años el instituto tuvo un papel

muy grande, no solamente en la parte tecnológica dicha,

sino en esa parte más humana de decir: "Oye, si nos ponemos

a hacer las cosas pues igual que los demás igual llegamos un día

a hacer cosas interesantes".

La idea de trabajar en energía solar

me ocurrió porque alrededor del 72,

73 o algo por el estilo yo era joven catedrático

y entonces pues nos llevaron a visitar una serie de laboratorios

en Los Estados Unidos.

Había un cierto profesor que estaba empezando a hacer

células solares de silicio depositado sobre acero y tal y eran muy baratas

siempre y cuando no le pidieras que funcionaran porque claro,

me di cuenta que en Estados Unidos, después del primer choque petrolero

estaba todo el mundo detrás de la energía solar.

Y entonces dije: "Bueno, yo tengo un buen laboratorio y voy a hacer

mi propia visión de la energía solar".

Entonces me metí en esta aventura y dije:

"Aquí hemos llegado antes de que se pierda el tren".

Y los americanos han empezado a trabajarlo a la vez que nosotros,

en el 73 y yo en el 74.

Y hubo un hecho importante y es la transición política.

La transición política produjo un interés social por la renovación

de la sociedad española y general enorme y una de las bases

de este interés social fue el interés por la energía solar

que está reflejado como uno de los temas prioritarios

que se tomaron en los pactos de la Moncloa que creo que fue

un gran invento español.

En la energía solar me he encontrado con el gusto de que los españoles

les interesa el tema y por eso no pienso cambiar

hasta que a los españoles les deje de interesar el tema

y espero que nunca porque como creo que esto va a ir a más...

El Instituto de Energía Solar al principio era un sitio de gente

muy ignorante, todos sabíamos muy poquito.

No teníamos un ambiente científico en España tan bueno como podían tener

en Inglaterra o en Francia o en Los Estados Unidos

que era mucho mejor, ¿no?

Inventé lo que se llamaba la célula bifacial que me parece

que se patentó en el 76 y empecé a investigar en ese tema.

Es una célula que es capaz de recibir la energía del sol, la energía,

la luz que procede del sol por ambas caras a diferencia

de una célula convencional como las que hay

en el mercado internacional que solamente la cara de atrás

no es capaz de recibir la energía.

Estas células tenían una característica

o estos paneles tenían una aplicación muy clara.

Como todo el mundo sabe las casas en Andalucía en su mayoría

son blancas, entonces se aprovechaba el reflejo de esas paredes blancas

para que las células del panel pudieran recibir radiación

por la parte posterior y así aumentar la eficiencia.

De ahí surgió la idea de fundar Isofotón.

Se puso en marcha con unos 40 000 millones de pesetas,

era bastante dinero.

Es decir, estos 40 000 millones de pesetas los pusieron alrededor

de 40 accionistas y entonces en seis meses aproximadamente

la empresa estaba montada y en un año había módulos

en la calle.

Hasta el año 86 todo el mercado estaba cifrado en España.

Para aquellas zonas o aquellos lugares donde no llegaba

la electricidad poder poner instalaciones solares.

España fue pionera en la utilización de energía solar

para producir electricidad

para gente que no estaba conectada a la red eléctrica.

Fue casi el primer mercado mundial de electrificación rural.

A partir del año 86 empieza la internacionalización

de Isofotón.

Y comenzamos a trabajar en países de Sudamérica, países africanos.

Se hicieron instalaciones para la molienda del grano.

Proyectos para el tostado de café.

Se podían atender, asistir partos por la noche.

Y sobre todo, podían tener refrigeradores para guardar

las vacunas y las medicinas.

Se hacía una labor social muy importante.

O sea, la energía solar iba más allá del mero hecho de dar electricidad.

Antes no había agua, no había luz.

Cuando se presentaba un problema durante la noche había que buscar

una lámpara de petróleo.

Ahora con un pequeño gesto tendremos luz.

Con el pequeño esfuerzo de abrir un grifo tenemos agua.

Seguro que la vida será mejor que antes.

(Gritan)

En el año 98 cambia un poco el panorama.

Porque en los países desarrollados surge la posibilidad de instalar

paneles solares conectados a la red eléctrica.

No para sitios aislados, sino conectados a la red.

Esto cambio totalmente el panorama, la situación de la energía solar.

Y le dio la oportunidad, nuevas oportunidades a Isofotón.

La empresa nació hace 25 años.

Fruto de un proyecto de investigación universitario.

Málaga, Roberto Albacete.

Poco se podían imaginar los universitarios que a finales

de los 70 presentaron un proyecto de investigación

que su idea se iba a plasmar en una de las empresas mundiales

de referencia del sector de la energía solar.

En el año 2005 Isofotón se convierte

en la primera empresa europea fabricante de paneles solares,

en cuanto a capacidad.

Nuestro panel era el más instalado en Alemania.

Alemania líder en energía solar, etcétera, etcétera.

Pero eran paneles de isofotones en aquel entonces.

En 2005 surge el Real Decreto en España que permite,

o sea que crea la tarifa, la prima a la instalación

de paneles solares conectados a red.

Y entonces empezamos a mirar a España.

Y surge el boom.

España se convierte en el primer mercado mundial.

El 75% de las instalaciones del año 2008, se instalaron

en España.

Cambia el gobierno y entonces viene todo el mundo a hacer negocio

Lo cual demuestra que la tecnología estaba muy madura.

Se estaba discutiendo si la planta de energía nuclear, si Garoña había

que desmontarla o no había que desmontarla.

Y se estaba instalando la misma cantidad que lo que daba

Garoña, en fotovoltaico, pero se hizo en un año.

O sea Garoña se tardó, cualquier planta nuclear tardaba

decenas de años en hacerse.

Se pusieron las primas muy altas.

Entonces, ¿qué pasó?

Que se mantuvieron muy altas esas primas.

Mientras el coste de la tecnología iba bajando.

Pero se hizo de una manera que al no bajar las primas,

según iba bajando el precio de la fotovoltaica,

se creó una burbuja fotovoltaica muy rápido.

Vinieron inversores de fuera de España a instalar tecnología,

en muchos casos no española.

En España, pagada por españoles.

Eso quiere decir, fue algo que no se hizo bien.

Se tradujo en un elemento más de creación de déficit

en el sistema eléctrico.

Esto también era una tradición española

que había empezado con la construcción de más nucleares

de las que nos hacían falta.

Luego pusimos más centrales de árboles de las necesarias.

Y después también pusimos más paneles solares.

Por otro lado permitió, el desarrollo de la fotovoltaica, permitió que hoy

estemos donde estamos.

Es decir, en ese sentido, España fue el que propició ese desarrollo rápido

Generó un saber hacer en instalaciones fotovoltaicas

interesante.

Y ese saber hacer está haciendo que ahora

hay muchas empresas españolas que están trabajando por ahí fuera.

Esta parte pionera siempre está bien, porque cuando eres pionero haces

cosas sin tener mucho modelo a imitar, lo que te permite

aprender mucho.

El fotovoltaico estaba creciendo de una forma tan importante

que se preveía un problema de abastecimiento

Que es el silicio purificado.

Empezó a haber escasez de silicio.

El silicio es la base, es el elemento, la materia prima base

de las células solares.

Entonces, un material que estaba, normalmente, entre 30, 40, 50,

en el peor de los casos, dólares por kilo

de buenas a primeras, con el boom de fabricación,

pasó a costar 100,

200, 300 y hasta 400 dólares por kilo.

En Europa no éramos capaces de pagar esos precios

porque no hubiéramos sido capaces de vender esos paneles

al precio resultante.

Nuestra tecnología era la mejor que había en ese momento.

Pero surge una máquina que empieza

a funcionar desde el año 2005,

que es la industria fabricante china.

Las empresas chinas querían acaparar mercado, era la política.

Entonces no importaba si perdían dinero, si tenían pérdidas.

No podíamos seguir ese ritmo.

Entonces se aprovecharon de esa situación.

Bajaron los precios de forma artificial.

Y hundieron a empresas como Isofotón.

Prácticamente un 60 u 80%, de las empresas caen

entre el año 2007 y el 2010.

Es verdad que hemos perdido contra Asia, pero no solo España,

toda Europa.

Hemos perdido el pulso en la fabricación

de los módulos fotovoltaicos.

La hemos perdido totalmente, no hay ninguna empresa

ahora fabricando en España.

Y yo creo que es difícil imaginar que las vaya a haber en un futuro.

Mientras Europa subvencionaba y primaba las instalaciones,

o sea, la energía solar como tal

China subvencionaba y primaba la industria china.

¿Qué ha ocurrido?

Que China se aprovechó de esas ventajas

de la financiación europea para traer aquí sus productos.

Y ahora China se ha aprovechado de la bajada de los precios

para hacer las instalaciones en su país.

¿Va a ser esto bueno para el mundo?

Bueno, va a ser bueno para el mundo porque los chinos van a conseguir

hacer lo que nosotros no hacemos.

(RÍE)

Si miras fuera de España, ves que realmente la fotovoltaica

no para de crecer.

En China, en Japón, en la India ahora se está haciendo mucho.

Digamos que hay una tendencia global clarísima a que la fotovoltaica

está desplazando y va a desplazar las tecnologías convencionales.

Desde el año 2000 aproximadamente la mayor cantidad de inversiones

en nuevas plantas de energía son en energía solar y eólica.

O sea y eso, ¿por qué no lo percibimos aquí?

No lo percibimos porque se están instalando en esos dos billones,

en los países a los que pertenecen los dos mil millones de habitantes

que van a incorporarse al primer mundo.

Los países que están creciendo económicamente,

los países tipo latino americanos, países africanos, etcétera.

Ahí de alguna manera se puede poner mucha energía solar sin necesidad

de echar a nadie fuera porque los sistemas tienen

Y ahí no hay muchos conflictos y la energía solar está creciendo

de una manera rápida y casi natural.

Lo que ocurre es que los países que tienen que crecer,

su sistema energético, puedes poner solar sin tener que quitar a nadie.

Pero aquí es como el juego de las sillas,

cada vez que nos sentamos hay otro que se tiene que quedar fuera.

Y claro es más difícil.

Europa en su conjunto el año pasado debió instalar la mitad

de energía solar que instalaba hace cinco.

El país que más instaló el año pasado fue Inglaterra.

E Inglaterra tiene muy poco sol.

España en el año 2008 instaló el 40% de la potencia mundial.

Y el año pasado instalamos menos del 0,1%.

Todo eso son anomalías propias de países que tienen

sistemas energéticos ya muy grandes y donde meter uno más en un sitio

que ya está lleno es difícil.

Entonces ahora en España estamos un momento particularmente muy bajo,

pero yo personalmente creo que no durará.

Si la energía solar fotovoltaica ya es barata, ¿por qué en un país

como España donde tenemos tanto sol no tenemos todos ya un panel

en nuestro tejado?

Pues el obstáculo principal está en la legislación que existe.

En lugar de incentivar, de animar a la gente a instalar paneles

en su tejado lo que hace es frenar u obstaculizar el desarrollo

del auto consumo.

¿Cómo lo hace?

Pues una de las barreras principales para el autoconsumo es

lo que se llama el impuesto al sol.

El impuesto al sol es un gravamen que se establece sobre la energía

que generan los paneles, por ejemplo que yo tengo en mi tejado y consume,

por ejemplo la lavadora.

Pero nunca pasa por la red eléctrica.

Bueno pues la regulación actual dice que sobre esta energía yo tengo

que pagar un impuesto.

Este impuesto al sol es una de las principales barreras,

La otra barrera importante es que por la energía

que se vierte a la red,

es decir en una situación en la que mi panel está generando

electricidad, pero yo no quiero consumirla y me sobra.

Entonces yo lo que hago es que la vierto a red eléctrica.

Por esa energía en España no te pagan absolutamente nada.

Esta situación es muy diferente en otros países, en Alemania,

en Estados Unidos y en muchos países de Europa por la energía

que tú viertes a la red se considera que tienes que recibir un pago.

Y eso hace que a la larga los sistemas fotovoltaicos

de auto consumo sean más rentables

y más ciudadanos se decidan a convertirse en auto consumidores

y productores de electricidad.

Yo calculo que en cuatro años la gente se va a empezar

¿Por qué no se va a generar uno su propia energía, la va a almacenar

en las baterías, va a cargar su coche eléctrico?

Todos contentos, no contaminamos.

Y creamos un planeta mejor.

La energía solar fotovoltaica es una forma de producir electricidad

que tiene una peculiaridad grande.

Y es que da igual ser grande que pequeño.

Y entonces esto hace que de alguna manera

todos podamos ser en potencia una compañía eléctrica.

Como todo cambio tecnológico, pues claro impone también

unos cambios económicos.

Porque tenemos una nueva fuente capaz de generar electricidad diferente

de las que existían hasta el momento.

Y también cambio sociales, porque el hecho de que ahora mismo

una persona pueda generar la electricidad que consume

en su propia casa instalando unos paneles en el tejado

Es algo que hace cinco años o diez años era totalmente inimaginable.

Y como cualquier cambio pues supone empresas y personas que disfrutaban

de la situación anterior

y no quieren que las cosas cambien.

Y también como cualquier cambio pues la sociedad,

los ciudadanos en general, están un poco desinformados.

Tienen la información de hace diez años.

Piensan que la energía solar es algo, pues bonito, limpio, pero muy caro.

Tan caro que no se puede utilizar.

Hoy ya se puede generar electricidad con fotovoltaica a un precio

muy competitivo.

Es decir a un precio similar al que se obtiene con otras fuentes

de generación tradicionales, como el carbón o la nuclear.

Yo creo que llegará un momento en que no haga falta

el argumento ecológico.

Aunque sea muy importante.

Pero no hace falta decir, oye es que esto es necesario porque estamos

con el problema del cambio climático.

No, o sea, esto es mejor porque es más barato y ya está.

Bueno ahora en España toca empujar para que ese bloqueo desaparezca.

Pero a nivel mundial está creciendo muy rápido.

Y sería bueno no perder el tren.

¿Qué puede pasar de aquí al futuro?

Que sería la pregunta.

Las eficiencias han ido subiendo de forma importante.

Aquí en Isofotón cuando empezamos las eficiencias eran del 8, 9%.

Esto ha ido creciendo de forma muy rápida.

Y en la actualidad hay células ya, pero comerciales e industriales,

con eficiencias del 22,5, 23%.

Entonces ahora mismo los institutos, entre ellos el Instituto

de Energía Solar, ya están trabajando en ir más allá del 25%.

Ahora ya no podemos competir en precios.

O sea no podemos pretender fabricar módulos fotovoltaicos más baratos

Pero sí que podemos, por ejemplo, pretender aparecer con una tecnología

radicalmente nueva.

De la cual no baje precios en función de volumen de producción.

Que es como está bajando el precio.

Si no en base a conocimiento.

La batalla es en la investigación, en el conocimiento.

Entonces el caso está resuelto, no hay ningún problema,

está resuelto.

Pero si hay un problema, sí hay un problema técnico.

Y el problema técnico es la acumulación,

el almacenamiento de la energía.

No sabemos almacenar la energía.

Y si se pone en marcha una economía basada en el fotovoltaico

pues hay que inventar sistemas para almacenar energía.

Recuerdo que el momento, casi el punto de inflexión fue

una vez que había que escribir una propuesta científica

y tenía que firmar el director del grupo de investigación

que en aquel momento era Antonio Luque.

Entonces me reuní con él en su despacho

y fue la primera vez que vio la idea ¿no? Plasmada en dos folios.

Entonces, bueno era rápido, tenía que irme corriendo.

O sea llegaba tarde y le dije Antonio luego te lo explico.

Y cuando volví, en la cafetería estaba Antonio Luque

y me paró y me dice, oye esto que me has contado me ha encantado.

Esto del silicio fundido tal, no sé qué...

Y es cuando dijo, esto, patenta.

Cuando tú fundes el silicio,

ese silicio fundido tiene una energía que cuando la suelta es muy grande.

Eso es el calor latente de fusión.

Entonces bueno pues, ¿cómo almacenas energía en silicio?

Fundiéndolo.

Y la energía que empleas en fundirlo es aquella energía

que vas a almacenar.

Y entonces ese silicio que fundes, la gente decía, bueno ese tiene

mucho calor latente, sí.

Pero la temperatura de fusión del silicio es

1400 grados centígrados.

Eso es mucha temperatura, eso es incandescente.

Eso no se puede manejar.

Y ¿por qué no usamos fotovoltaico para convertir esa energía

en energía eléctrica?

Un contenedor con silícico fundido

es como tener un sol pequeñito, del cual puedes extraer energía.

Y la mejor forma de extraer energía de un sol es la fotovoltaica.

Es como hacer una pequeña central en la que tienes el sol

y la instalación fotovoltaica.

Todo eso en una caja.

No estamos aquí para cubrir expediente

o para tener una línea en el currículum.

Sino para que realmente lo que hagamos tenga impacto

Y tenga impacto en el modelo energético

y suponga un cambio.

Yo creo que en el Instituto de Energía Solar una de las cosas

que lo diferencian de muchos sitios y que le hace ser muy excelente

en la investigación es que se atreve.

Se atreve a hacer cosas que nadie ha hecho antes.

Y con confianza en el criterio propio de pensar que las cosas salen.

Si te lo propones.

En mi opinión es muy interesante, es apasionante realizar investigación

en energía solar fotovoltaica hoy porque estamos viviendo el cambio

de esta tecnología.

Esta tecnología ha pasado de ser una cosa rara que se estudiaba

a ser algo que de verdad empieza a ser una solución

y empieza a utilizarse para generar la electricidad que consumimos.

Si eso no lo ha hecho nadie es que no funciona, ¿no?

Negarte antes de empezar.

En plan de "Uf, eso si no lo han hecho los alemanes

o los americanos... No pierdas el tiempo".

Bueno, o sea habrá que ver si realmente tiene sentido o no.

No dependiendo de que lo hayan hecho otros.

Precisamente si hacemos lo que han hecho otros,

nunca vas a ser el primero en nada.

España tiene hoy unos científicos muy buenos.

Pero tiene una industria todavía muy poco científica.

Eso es un desbalance que tiene España.

Un desbalance que habría que resolver, pero lo tiene.

Si de algo estamos orgullosos es de los grandes conocimientos

que tenían los técnicos de Isofotón.

Tenía un activo en su fábrica, en su maquinaria.

Pero sobre todo en los conocimientos y la capacidad que tenía el personal

de Isofotón.

Era algo reconocido en todo el mundo.

Hemos propuesto ideas nuevas, ideas originales.

Que además han arrastrado a otros investigadores y centros

de todo el mundo, que se han sumado a las mismas.

Por todas partes del mundo hay investigadores españoles formados

en el instituto que están aportando su conocimiento desarrollado aquí.

La pregunta es: ¿Quieres ser el que inventa?

¿Quieres ser el que desarrolla estas tecnologías o el que las usa?

Si quieres ser el que lo desarrolla tienes que apostar de verdad.

Y apostar de verdad, no se hace repartiendo miseria entre muchos.

Se hace con apuestas valientes.

Y gastándose dinero.

Y arriesgándose.

Y sabiendo que te puedes equivocar.

La energía siempre ha sido un asunto muy politizado.

En el buen sentido del término.

Se contempla mucho en términos maniqueos.

Están los buenos, que son los que defienden

y los malos, que son los nucleares, los del carbón y todo esto ¿no?

Y esos análisis son siempre malos.

A mí me parece que los análisis maniqueos son

muy malos descriptores de la realidad.

Y en ese sentido creo que los institutos tenemos

una cierta capacidad de poner encima del mantel un análisis un poco

más frío de la situación.

Mas, más real y que por lo tanto es mejor para desarrollar estrategias

y entender lo que pasa.

Yo creo que el instituto ha sido una condición necesaria

para que la energía solar triunfe.

Y triunfe en España.

Ahora todo el mundo sabe que la energía solar es el futuro.

Ahora el baile es mucho más grande y los institutos, todos en general,

tenemos un papel más pequeño que eso.

Con lo cual hay que alegrarse.

Hay mucha más gente haciendo energía solar.

Me decía mucha gente: "Si tú estuvieras en Estados Unidos".

Yo decía: "Pues no sé lo que pasaría pero yo la suerte que he tenido

España de ser catedrático muy joven, de no sé qué..."

En Estados Unidos hubiera tenido que ser muy listo para llegar.

Más listo de lo que soy.

Entonces yo en España tenía la ventaja de que tenía

Pero ahora nadie se atreve a hacer nada y cualquier acción pasa

por seis auditorias.

Claro, y cualquier pregunta que hagas de si puedes hacer esto o lo otro,

Claro cuando existe este ambiente en una sociedad, esa sociedad deja

Y es una de las muestras de la decadencia de occidente.

En cuanto tú eres consciente de que con las tecnologías

que desarrollas eres capaz de propiciar revoluciones sociales.

Analizar eso y ser consciente de todo eso,

te convierte en un humanista.

Te importa el ser humano.

Y ahora mismo estamos viviendo otra de esas revoluciones

cuyas implicaciones a futuro en las revoluciones sociales

que están por venir somos incapaces de prever.

Pero desde luego que las va a haber.

Y esto no hay quien lo pare.

Es decir, la energía del siglo XXI es la energía solar.

Clarísimamente.

Que sí, que tenemos una tecnología que ha cambiado mucho

en estos últimos diez años

y que ya es capaz de generar electricidad de manera limpia,

sin emisiones de gases de efectos invernadero.

Y de manera relativamente asumible, en cuanto a su coste.

Y en el futuro, no hay más energía que la solar.

Eso hay que saberlo con claridad.

El buey que tenemos para dar es ese, nos guste o no nos guste.

Vamos a ver un experimento de ver cómo hay una buena cantidad

de energía que viene por detrás.

Y ahora el Doctor Sala viene, tapa por aquí detrás el panel,

pues se ve una reducción de...

Destapa por favor.

Se ve una reducción que no es muy notable en este caso.

Casi si te retiras un poco más y ahora tapas.

Bueno, se ve una reducción de energía que se observa viendo como la aguja

Quita de nuevo otra vez.

Entonces la realidad es que ahora mismo estos paneles son los que dan

mayor energía en el mundo.

Seguimos en las dependencias del Centro Generación del 27

y nos dirigimos a saludar a Lorenzo Saval.

Director de la revista Litoral y artífice de que la revista,

una revista que empieza con la Generación del 27,

siga publicándose hoy día.

Además detrás de eso hay una historia verdaderamente bonita.

Lorenzo que alegría verte. ¿cómo estás?

Que alegría ¿cómo estás? Muy bien.

Que bien. Aquí estamos.

Oye, ¿esto estaría alguna vez en las manos de tu tío abuelo

Emilio Prados?

Claro que sí, claro que sí, todos estos tipos de imprenta,

la misma máquina, la monopol, los muebles.

Incluso esta es una restauración de la imprenta original que había

en la calle San Lorenzo de Málaga.

Esa imprenta de la que hablaba Aitor Aguirre de que se oía el ruido

desde el puerto y que había estado al vilo de los naufragios y tal.

Bueno es una reconstrucción de la imprenta.

Se hizo en el año 2001. ¿Siendo tú subdirector del centro?

Subdirector del centro del 27.

Allí estaba con José Antonio Mesa Toré que me ayudaba.

Y bueno cuando yo dejé el 27, el siguiente director

Julio Neira la agrupó en este espacio,

que era una biblioteca, lo que había aquí.

Y se puso a funcionar de nuevo y han salido nuevamente

nuevas ediciones.

¿Nuevas ediciones? Nuevas ediciones.

Es una maravilla. Con este olor a tinta antigua.

Oye cuidado.

El olor es, claro eso en la tele es difícil de trasladar, ¿no?

Pero huele verdaderamente bien.

A madera, cera, a la tinta impresa de los libros, sí.

Oye, vamos a ver Lorenzo, yo antes he prometido que ibas a contar

la historia de cómo tú te unes al proyecto de Litoral.

Siendo un proyecto que inicia tu tío abuelo.

Que se interrumpe durante la guerra.

Que luego lo recupera la familia Amado.

Sí, sí, sí. Cuéntame.

Bueno yo te cuento un poco, ¿no?

La revista la fundó mi tío abuelo, Emilio Prados,

con Manuel Aitor Aguirre en los años 20, ¿no? en el 26.

Yo llegué, bueno yo era un aprendiz de poeta y de...

Tenía mi cuaderno de poemas.

Y llegué a Málaga en el año 74.

Bueno y aquí me recibieron todos los amigos de Emilio Prados,

viejos poetas y también José María Amado.

Y su hija que me casé con ella, claro.

José María dirigía la revista Litoral,

la había sacado en el año 68, la continuación de la revista.

La revista tuvo tres etapas.

La primera etapa, los años 20, con una parte surrealista.

Luego una época del exilio, donde estuvieron Moreno Villa,

Paco Giner De los Ríos, en la dirección, Juan Rejano,

Pedro Garfias.

Todo el grupo de los exiliados españoles.

Y luego en el 68 mi suegro la reditó y llegué yo allí...

Te enamoraste.

Me enamoré y empecé a trabajar, empezamos a trabajar en Litoral

y desde entonces, desde el año 68 no paramos.

No habéis parado nunca, ¿no?

Pero digamos que si habéis cambiado un poco cierta orientaciones, ¿no?

Porque cada vez la revista ha ido, si me permites decirlo, a más,

quiero decir, desde el punto de vista por lo menos de la edición,

cada vez más hermosa.

Sí, bueno, esta es una imprenta donde se hacían

las primeras ediciones, Litoral ya se hace con otra idea, ¿no?

Yo he pasado por todas, he pasado desde los tipos de caja

a la linotipia hasta el final meterte con los ordenadores.

Ahora es otro mundo, es otro mundo y es fascinante al mismo tiempo.

Pues llevamos muchísimo tiempo con Litoral, sacamos dos ejemplares

al año, semestral, con muchas dificultades, pero mira,

nos merece la pena.

Yo digo que nos morirnos de éxito porque verdaderamente estamos

en un espacio en que la poesía tiene que seguir y nosotros es

nuestro deber hacerlo.

Vamos a ver algunos de los últimos ejemplares

Yo creo que este es el último del todo,

nos lo contaba Francisco Chica.

¿Y podemos hablar un poco de él?

Pues mira, el último Litoral es "La locura", dedicado a la locura.

Hace mucho tiempo teníamos la idea e hicimos un número sobre la poesía,

la ciencia y el arte y ahí aparecía algo de la locura

y con la psicoanalista María Navarro, es una gran amiga y escritora:

"¿Por qué no sacamos un número sobre la locura?"

¿Y tú sabes lo que es Litoral?

Litoral es un compendio, es un escenario donde aparecen poetas,

donde aparecen novelistas, donde aparecen pensadores,

donde aparecen pintores...

La labor de Litoral es una búsqueda incesante de eso, ¿no?,

también con aportaciones de escritores de primera categoría,

en este caso está Trapiello, está José María Álvarez, Galeano,

bueno, hay gente importante.

Y bueno, mira, sacamos dos ejemplares al año y algunos tienen más éxito

Tenéis 3000 suscriptores, ¿no? No, tanto no, no, no, no.

No, tenemos menos.

Hemos tenido muchos suscriptores, pero luego ya han bajado.

Luego hay una venta online que se puede llamar que es ahora,

más que suscribirse se compra el ejemplar que le interesa.

Muy bien, pues nada, muchísimas gracias, amigo.

Un verdadero placer.

Ten plazo para que vengas a "La aventura del saber"

al estudio de Madrid.

Cada vez que vayas a sacar un número que vengas con gente,

que hablemos de ello.

Yo encantado, Salvador.

Muchas gracias. Hasta luego.

Seguimos, vamos a ofrecerles ahora un fragmento de un reportaje

que hicimos suya hace algún tiempo que se llamó "Sekmun".

Los modelos Sekmun son modelos de Naciones Unidas aplicados

a la enseñanza.

Comenzó en Harvard, fue Harvard pionera en esta iniciativa.

Consiste en utilizando la agenda internacional

y utilizando los diferentes comités de Naciones Unidas que los alumnos

traten toda una serie de temas a nivel internacional con el objetivo

de conseguir una resolución que es un consenso sobre ese tema

entre todos los países miembros que forman parte del comité concreto

que representan.

¿Qué soluciones daría Senegal para proteger el estrecho sin el uso

de la fuerza militar?

La nación de Senegal quiere dejar claro que la apariencia

de la fuerza militar no significa el uso militar.

Desde la céntrica y comercial calle Larios de Málaga

vamos a recomendar la lectura de un malagueño bastante renegado,

injustamente renegado.

Nos referimos a Jose Bergamín, un integrante

de la Generación del 27 aunque como en el caso

de Jorge Guillén algo mayor que los compañeros de generación.

Nos referimos como decimos a Jose Bergamín,

autor de una obra dramática, poética,

de pensamiento extraordinariamente interesante y muy original

por una parte y además muy basada en la tradición clásica española

por otra.

Queremos recomendar concretamente este libro "Al fin y al cabo",

una antología de prosas hechas por él mismo

y un modo extraordinario de introducirse en su pensamiento.

Así acabamos el programa de hoy, esperamos verles a todos mañana

desde un lugar que bien podría simbolizar el futuro de la ciudad,

el parque tecnológico de Andalucía.

Allí conoceremos algunas líneas de investigación

y su aplicación práctica a la empresa.

Hasta mañana, les esperamos como siempre a todos en la dos

a las diez de la mañana.

Pasen un buen día.

  • La aventura del saber - 20/09/17

La aventura del saber - 20/09/17

20 sep 2017

Veremos los reportajes "Armonías: Uvas con queso" y "Revolución solar".. Además, entrevistaremos al escritor y profesor Francisco Chica, a J. Antonio Mesa Toré, Dir. Centro Cultural Generación del 27, y a Lorenzo Saval, Dir. Revista Litoral.

ver más sobre "La aventura del saber - 20/09/17" ver menos sobre "La aventura del saber - 20/09/17"
Programas completos (1429)
Clips

Los últimos 4.289 programas de La aventura del Saber

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios